RESILIENCIA

Originalmente, el término resiliencia pertenecía sólo a la física, y expresaba la capacidad de algunos materiales para recobrar su forma original después de ser sometidos a una presión deformadora. El concepto está tomado de la mecánica y de la física: la resiliencia era originalmente entendida como la capacidad de los cuerpos u objetos de reaccionar frente a fuerzas externas que tienden a distorsionar su forma, y para tender un regreso a la forma inicial pero mejorada debido a su elasticidad o flexibilidad para recuperarla. En este sentido, se dice que el metal que pasa por el calor hasta deformarse y luego tiende a enfriarse para hacerse más fuerte es resiliente. La resiliencia posee dos elementos importantes: la resistencia o capacidad de proteger su propia integridad frente a los efectos de estrés o tensión negativos y la elasticidad o flexibilidad para proseguir el desarrollo de los procesos constructivos. La resiliencia, es decir la capacidad humana de superar las adversidades y construir sobre ellas. La resiliencia es la capacidad de una persona o grupo social, no sólo de soportar crisis y adversidades, sino de poder recobrarse y salir fortalecido de ellas. "capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas e inclusive, ser transformado positivamente por ellas". ¿Y cómo lo entiende específicamente la educación? ¿Qué importancia tiene este concepto en el aula?

Resiliencia En y Desde la Escuela El fenómeno de la resiliencia cobra importancia en el proceso educativo porque está demostrado que, después de la familia, la escuela es un ambiente clave, fundamental para que los niños adquirieran las competencias necesarias para salir adelante gracias su capacidad para sobreponerse a la adversidad. ¿Por qué es necesario potenciar y descubrir la resiliencia de los educandos en la escuela? La resiliencia es un concepto que puede resultar clave para que la educación cumpla sus objetivos fundamentales: formar personas libres y responsables. El fomento de la resiliencia en el ámbito escolar y comunitario es importante para establecer vínculos prosociales, actitudes y comportamientos positivos, reafirmar los valores y evitar el aislamiento social que conduce a otros problemas graves, como la violencia y la discriminación. La prosocialidad es una actitud individual que se inserta en la búsqueda del bien común sobre el bien personal o de un grupo de la colectividad. Va más allá de lo que la regla o la norma marca como obligatorio, como cumplir con un

hay muchas cosas que pueden ponerse en práctica con el fin de asegurar que ello ocurra para beneficio de los alumnos y también de la educación. Las aulas no sólo son espacios del proceso de enseñanza-aprendizaje. Pongamos un ejemplo de cómo fomentar la resiliencia desde la escuela: a Pedrito —que no ha comprendido el tema— no debemos obligarlo a que lo exponga. La prosocialidad es germen de la solidaridad y la correspondencia social. para crecer necesitan creer en ellos mismos y confiar en alguien más y frecuentemente esa persona es usted: su profesor. porque en realidad el único expuesto será él (no el tema). Las escuelas como organizaciones y la educación en general son poderosas constructoras y fomentadoras de la resiliencia en los educandos. Los docentes que trabajan en las escuelas deben buscar las fortalezas de cada alumno con la misma minuciosidad que suelen emplear para detectar sus problemas. Pongamos otros ejemplos: es prosocial el médico que no sólo cura al enfermo. La resiliencia en la escuela promueve la estimulación de conductas prosociales y cooperativas indispensables para el óptimo rendimiento de la comunidad. y seamos positivos y propositivos. o incluso vital. y hacérselas ver para hacer de éstas una herramienta de la enseñanza. esto es que trasciende el aula y se inserta en el ámbito familiar o comunitario. Evitemos esto a toda costa. las personas deben tener un sentido de su propia eficacia. pues las fortalezas de un alumno lo harán pasar de un estado de riesgo escolar. fomentar algún estigma o hacer escarnio de los alumnos es un elemento inhibidor de la resiliencia. Etiquetar de flojo. por decirlo de una manera forzada. sino constructores y facilitadores de resiliencia. de trabajo o con el contenido de una materia o asignatura. Dado que la institución escolar tiene la capacidad de construir y fomentar la resiliencia. La actitud más antirresiliente. . cuando el maestro se compromete con sus alumnos más allá de su mera labor docente. Las relaciones constructoras de resiliencia en la escuela se caracterizan por centrarse en los puntos fuertes de los alumnos. sería decir: "este chico está condenado al fracaso". Lo mejor será hablar con él al final de la clase y explicarle que si no estudia y no se pone al corriente podrá reprobar. de la misma manera que lo es el docente que no sólo enseña lo que marca el plan o programa de estudios sino que se convierte en guía y asesor de una educación para la vida en los ámbitos de la cotidianidad. Para cambiar. Deben creer y confiar en que tienen la fortaleza y la capacidad de hacer cambios positivos.horario de clases. sino que lo consuela. de manera que cuenta con el apoyo del maestro para ponerse al corriente. sobre la base de una educación para la vida. a la superación de ese estado de riesgo y el ingreso en otro donde estará ileso y saldrá fortalecido.

así como investigar . Otra posible medida es aplicar un método de enseñanza basado en el aprendizaje cooperativo. promulgados por la UNICEF. A través del desarrollo de habilidades para la vida. es decir deben tener un fin constructivo antes que de castigo. felicitarlos por sus actitudes positivas y no encasillarlos. antes que punitiva. La resiliencia de los educandos también se construye creando ambientes escolares caracterizados por factores constructores de resiliencia. tú eres”. expresar opiniones propias. tareas de servicio comunitario y clubes de diversas clases (podrá recurrirse a los padres para que ayuden a proponer estas actividades extra clase). los comportamientos violentos y la proclividad al delito. estar libre de las drogas. ser tratado con afecto. todo tipo de deportes. los educandos identifican las habilidades que pueden servirles para evitarse problemas en el futuro y luego las aprenden. ésta se construye mediante interacciones personales con el alumno que le transmitan optimismo y se centren en sus fortalezas. teatro. como el uso del alcohol u otras drogas. etcétera). estimular a los reticentes. Los límites deben basarse en una actitud afectuosa. es una relación de confianza —aunque sea con un solo adulto. sobre la base de los Derechos del Niño. ya sea dentro o fuera de la familia— que le transmita: "tú me importas. En suma. y podrían hacer referencias concretas a ciertas conductas de riesgo. construyendo una fuerte participación de la familia en la actividad escolar. música. ofreciéndoles una variedad de formas de participación y hablando con ellos periódicamente para hacerlos partícipes del proceso de formación de sus hijos. saber sus nombres. sentirse seguro. trabajar en grupo. sin que ello aumente su estrés o sature su tiempo libre. que incorpore naturalmente las habilidades para relacionarse con los demás. como tomar en cuenta a todos los educandos. pero también debe expresarse en conductas concretas. fijar metas y tomar decisiones. a manera de una buena noticia: en pocas palabras. Pero también los educandos necesitan establecer fuertes vínculos entre ellos y su escuela: es fundamental que se les ofrezca arte. No olvidemos poner el énfasis en nuestro afecto y apoyo. Otra manera de fomentar y construir resiliencia desde el aula es mediante el reforzamiento de los vínculos entre las familias de los alumnos y la escuela. También podrían los alumnos participar en la determinación de los límites expresados en las normas de conducta. al priorizar la participación de la familia en la vida escolar: convocando a los padres. tú puedes.El principal elemento constructor de resiliencia para cada alumno. otorgándoles papeles significativos en la institución. La autoestima y la confianza son los componentes básicos de las actitudes que construyen resiliencia. así como los procedimientos para hacerlas cumplir (incluyendo las posibles sanciones por incumplirlas). Un enfoque positivo y reforzador puede ser expresado a través de la redacción de políticas escolares en términos de una lista de derechos de los educandos (el alumno debe ser respetado.

adquiere todo su valor y revela su complejidad. tus maestros te apoyamos” También podemos abrir nuevos espacios a la participación escolar con sentido. Esto podría implicar la inclusión de alumnos en comisiones de gobierno escolar. que permita a la escuela fortalecer su labor para beneficio no sólo de los educandos sino del país. . Los programas entre compañeros. Algunos proyectos funcionan mejor en manos de los educandos. la trabajadora social. etcétera. Esta labor no sólo recae en el docente sino en todo el personal escolar. y “ya sabes que no estás solo. En todo caso. con el fin de implementar la construcción de resiliencia en cada aula y en toda la escuela. Es aquí donde el papel de la escuela y en particular de los docentes. como la psicóloga. al estimular aquellos factores —tanto internos como ambientales— que mitiguen el impacto de las situaciones negativas o estresantes y provean un modelo basado en la resiliencia. “cuenta conmigo”. "sabía que podías enfrentar y superar esa situación”. Los estudios en resiliencia indican que aquellos alumnos que han generado un comportamiento resiliente. las numerosas actividades antes. quienes deben ayudar a los alumnos a encontrar y desarrollar sus capacidades resilientes. incluyendo el de servicio comunitario. Frente a problemas sociales crecientes resulta imprescindible que la escuela despliegue todo su potencial y los recursos a su alcance para lograr una comunidad educativa inclusiva. la comunidad y otras organizaciones. han contado con alguna persona: ya sea de la familia extensa. con quien lograron establecer un vínculo positivo. que han podido sobreponerse a esas experiencias negativas fortaleciéndose en el proceso.e intervenir cuando alguno de ellos enfrenta circunstancias difíciles. También implica construir un modelo de intervención eficaz para los educandos que tienen problemas. durante y después del horario escolar. el director. aun en los niveles primarios. así como detectar y aprovechar sus fortalezas. es importante contar con el respaldo de los padres. Esto requiere conceder tiempo en clase para la construcción de relaciones. y la aplicación de estrategias de enseñanza participativas. como revistas escolares. los centros ambientales y programas de alfabetización. la enfermera. son formas de brindar a los alumnos diferentes oportunidades de actuar significativamente en este sentido. de la comunidad o de la escuela. diciéndoles frases como: "tu capacidad de encontrarle el lado bueno a la situación familiar que te afecta es increíble y te permite superar lo que te pasa".

lo cual les permite resolver creativamente los problemas. Capacidad de enfrentar activamente los problemas cotidianos. Según Loesel (1992) los niños resilientes suelen vivir en un clima educacional abierto y con límites claros. y le ofrezcan oportunidades de desarrollo. por lo general se evidencia en situaciones adversas o de riesgo. cuentan con modelos sociales que motivan el enfrentamiento constructivo. Mayor capacidad de enfrentar constructivamente la competencia y aprender de los propios errores. entre otras características comunes : Adecuado control de emociones en situaciones difíciles o de riesgo. de desarrollar habilidades sociales y comunicativas. varía a lo largo del tiempo de acuerdo con las circunstancias. Características de los niños Resilientes: Estos niños suelen responder adecuadamente frente a los problemas cotidianos. Algunos autores definen a la Resiliencia como la capacidad de respuesta inherente al ser humano. no han sufrido separaciones o pérdidas tempranas y han vivido en condiciones económicas y familiares relativamente estables presentando con frecuencia características de personalidad o habilidades entre las que se puede mencionar: Adecuada autoestima y autoeficacia. En cuanto a lo familiar. predominancia de lo racional. Gran confianza en una vida futura significativa y positiva. Actitud orientada al futuro. suicidio. estableciendo amistades duraderas basadas en el cuidado y apoyo mutuo. Accesibilidad y buen sentido del humor. además del desarrollo el potencial de ajuste individual o del sistema. abuelos. Los jóvenes resilientes presentan. con claridad y firmeza. maestros u otras personas que muestren empatía. embarazo temprano. comparten responsabilidades sociales y se ven estimulados por la existencia de expectativas de logros realistas por parte de los adultos. la frustración y otros aspectos perturbadores. Si bien la resiliencia comprende una serie de características y habilidades de ajuste propias del individuo o sistema. fugas de hogar. Es dinámica. Además es importante que expresen su apoyo de manera que favorezca en los niños y jóvenes un sentimiento de seguridad y confianza en sí mismos . Mayor autonomía y capacidad de auto observación. Estos rasgos y habilidades pueden verse reforzados por la influencia positiva del medio familiar y el apoyo de otros adultos significativos en la vida del niño. Mejores y más eficaces estilos de afrontamiento . son más flexibles y sociables. Para nutrirse y fortalecerse requiere del apoyo social y de la disponibilidad de recursos. escolar y cognitiva. capacidad de escucha y actitud cálida. Capacidad para obtener la atención positiva y el apoyo de los demás. Optimismo y mayor tendencia a manifestar sentimientos de esperanza. c) La apertura de oportunidades de participación: los adultos protectores son modelo de competencia social en la solución de problemas. El desarrollo y el reforzamiento de la misma requiere de la estimulación contextual. b) La existencia de expectativas altas y apropiadas a su edad. a través del cual se generan respuestas adaptativas frente a situaciones de crisis o de riesgo. etc. Características de los Jóvenes Resilientes: Muestran también una serie de características que se asocian directamente con la capacidad de afrontar adecuadamente los problemas cotidianos. Habilidad para manejar de manera constructiva el dolor. responsables y atentos a las necesidades de niños y jóvenes. Características de los Niños y Jóvenes Resilientes Los seres humanos nacen con la capacidad de hacer frente a las demandas del ajuste de su medio. una conciencia crítica. que le proporcionan metas significativas. De este modo la resiliencia refuerza los factores protectores y reduce la vulnerabilidad frente a las situaciones riesgosas (abuso de drogas. lo fortalezcan y promueven su autonomía. las cuales se relacionan con el propio desarrollo personal. Esta capacidad deriva de la existencia de una reserva de recursos internos de ajuste y afrontamiento.) Algunas características de la Resiliencia: Habilidad para enfrentar eficaz y adecuadamente situaciones adversas y eventos traumáticos. oportunidades y alternativas de ajuste como factores protectores. Pueden ser padres. comunicadas de manera consistente. Con el desarrollo del individuo o del sistema y con la calidad de estímulos a los que están expuestos. familiar y de los pares. el enojo. buena capacidad de auto-control y autonomía. autonomía y propósitos para el futuro. con capacidad de resistir y liberarse de estigmas negativos. Ambientes que Favorecen la Resiliencia: a) La presencia de adultos accesibles. Mayor coeficiente intelectual. como factores estresantes y situaciones riesgosas.RESILIENCIA La resiliencia es un conjunto de atributos y habilidades innatas para afrontar adecuadamente situaciones adversas. Sentido del humor flexibilidad y tolerancia. tíos. Competencia en el área social. demostrando optimismo y persistencia ante el fracaso. Capacidad de recurrir al apoyo de los adultos cuando sea necesario. pudiendo proporcionar oportunidades para que los niños y adolescentes participen y . Capacidad empática. ya sean innatos o adquiridos.

aprendan de los errores y contribuyan al bienestar de los otros. Greenspan (1996) enumera una serie de condiciones familiares que favorecen el desarrollo de la resiliencia en niños y jóvenes: Dentro del sistema familiar: normas y reglas claras y respeto a las jerarquías.). Apoyo entre los miembros de la familia como costumbre Estrategias familiares de afrontamiento y eficacia. . Expectativas positivas de los padres sobre el futuro de los hijos. Oportunidades de desarrollo y responsabilidades extrafamiliares (voluntariado. trabajo. etc. Apoyo de los padres en las actividades escolares de los hijos. al amor y el respeto enmarcan el estilo de vida de los hijos.en conjunto. como parte de un equipo solidario y participativo. la internalización de valores. Responsabilidades compartidas en el hogar. donde el adecuado uso del tiempo libre. estudio. Práctica de un estilo de crianza.