c o n t r a p o r t a d a v o c e c i t a s . j p g p o r t a d a v o c e c i t a s 2 0 1 0 - 2 0 1 1 .

j p g
p a g i n a u n o p o r t a d a i n t e r i o r . j p g
Certamen de Uteratura
Infantil--Juve:nn 20'###BOT_TEXT###/2011
Vocecitas de México
1
N
p
a
g

2

y

p
r
o
l
o
g
o
2
.
j
p
g
Título original de la obra:
VOCECITAS DE MÉXICO
Certamen de Literatura Infantil-Juvenil 2010/2011
© 2010 Editorial Emán, S.A. de c.Y.
Av. Parque Lira 30,
Col. Ampliación Daniel Garza
México, D.E
Queda prohibida la reproducción o transmisión total o parcial del
contenido de la persente obra, en cualquier forma. sea electrónica o
mecánica, sin el consentimiento previo y por escrito del editor.
Las ideas o conceptos expresados en el contenido del libro son
responsabilidad de los autores.
Ejemplar de cortesía.
Impreso en México.
PRÓLOGO
Esta obra reúne cuentos, narraciones e historias realizadas
por niños y jóvenes de México, y responde a la inquietud permanen-
te de Editorial Emán, preocupada por incentivar en los niños el pla-
cer de la lectura e introducirlos a modo de juego en el fascinante
mundo de los libros. Estas creaciones realizadas en el transcurso de
la clase permiten que por primera vez los jóvenes incursionen en el
universo de la literatura y disfruten doblemente del placer de escribir
yel de leer su obra, así como la de sus compañeros y amigos.
Los textos aquí presentados son tanto un ejercicio para desa-
rrollar la destreza en el manejo de la lengua española entre los estu-
diantes de nivel básico, como el motivador del pensamiento y una
muestra de la creatividad, el ingenio, la perspicacia y la intuición de
nuestros jóvenes.
La lectura de estos cuentos e historias nos abre una ventana
a las diferentes facetas en que podemos contemplar el mundo de los
niños, permitiéndonos además asomarnos a su interior y disfrutar la
belleza que emana de nuestros pequeños grandes escritores.
Carlos Ramón Arroyo
Coordinador de Eventos Especiales
186 voceci/as de MSXICO
..
PRÓLOGO
Un muy querido y entraftable maestro mi universidad, nos
platicaba emocionado que cuando era pequeño, tuvo que vivir en casa de
un Tío que contaba con una impresionable biblioteca, que a él a su corta
edad le resultaba imponente, contaba que durante los primeros días de su
estancia en esa casa, no se atrevía a tocar ninguno de los miles de libros
colocados en altos e interminables libreros, pues a él le parecían objetos
valiosos e inaccesibles, pero que un día al regresar del colegio, su Tío le
llamo a la biblioteca y señalándole los libreros, le dijo, «Ignacio, ves estos
libros, pues no puedes tocarlos, y mucho menos los que están colocados
en la parte de debajo de los libreros, esos están prohibidos para ti , sí te
sorprendo leyéndolos, tendrás un castigo muy severo»; casi está de sobra
decir, que lo que él hizo en cuanto tuvo oportw1Ídad, fue tomar precisa-
mente Wl0 de esos libros, después otro y otro, los leía por las noches a
escondidas de su tío, con velas o lámparas, bajo la cama o debajo de una
mesa, aprovechaba cualquier oportunidad a su alcance para leer, pues ya
había caído en las dulces redes de la lectura, «casualmente» los libros
colocados a su alcance, estaban llenos de aventuras increíbles, viajes, per-
sonajes sorprendentes, seres mágicos que despertaban su imaginación.
Claro que con el tiempo, adivino las ocultas intenciones de su tío y siem-
le guardo un gran cariño y agradecimiento pues aseguraba que esa
simple artimaña llenó su vida de emociones que nunca hubiera obtenido
otra manera. Todos los niños son lectores en potencia, sus mentes
están ávidas de estas letras que les llevaran a vivir aventuras, a conocer
otros mundos, a sentir, a oler, a través de su imaginación lo que los libros
les ofrecen, para cada uno de ellos hay una historia dispuesta a atraparlos
para no dejarlos ir. Tiremos el anzuelo, padres, maestros o tíos, seamos
estos estrategas creativos que brinden los ambientes propicios, que pon-
gan esos libros especiales a su alcance. despertemos su curiosidad to-
das formas posibles, seamos narradores creativos. debemos esforzarnos
sin claudicar en conmover y emocionar al leerles un cuanto, pues si les
regalamos el placer de a lectura, les reglamos el poder de transformar su
mundo en un mundo mejor, les regalamos mil colores, millones de imáge-
nes, la posibilidad de aprender lo que ellos quieran, les regalamos emo-
ciones, amigos, estrellas, paisajes, flores, les regalamos el universo con
todas sus posibilidades.
Tanya Vidales Alcántarll
Colegio El Huerto Mont8l1Orl 187
10 • Profesor Víctor
EL ÁRBOL QUE NO DABA FRUTOS. En un bosque, muy bonito, se encontraban
dos árboles, uno era muy frondoso y el otro árbol era seco, los dos tenían dueños
diferentes, uno era un señor alegre y amoroso, y el otro era un joven, triste y
siempre andaba molesto, allJegar la primavera, el árbol del señor alegre dio frutos,
el joven enojado le gritó al árbol cosas muy feas, pero el señor de el árbol de los
frutos lo escuchó y le preguntó qué era lo que ocurría, que su árbol no dio frutos, y
no sabía lo que pasaba, entonces el señor le dijo: Si cambias tu enojo con, alegría, y
de dices cosas bonitas a tu árbol, verás cómo te dará ricos frutos, entonces el joven
lo hiso y vio en la siguiente primavera que su árbol fue el que mejor frutos dio,
desde entonces el joven siempre está alegre.
LA MARIPOSA Y SUS AMIGOS. En una fiesta del campo se encontraban unas
mariposas alegres, que siempre se preguntaban porque Alitas estaba sola, Alitas
era una mariposa, egoísta, enojona y nada le gustaba, un día decide irse de su casa,
ya estando sola en el bosque, se encontró con un gusanito solitario, el también era
enojón y egoísta, Alitas le preguntó que porque estaba solo y elle dijo que no sabía,
pero que nadie quería jugar con el Alitas se hiso amiga del gusanito y se sentaron a
platicar, horas y horas, y descubrieron los dos que el enojo y el egoísmo siempre
separan a los amigos así que ellos, cambiaron esa actitud, ahora son, alegre, amiga-
bles y compartidos. Fin.
Paola Segovia Alcacer
EL TIGRE QUE NO PODIA RUGIR. Había una vez un tigre que vivía en el
bosque con su mamá, la mamá si sabía cazar pero no r ugir, pasaron los años y
el tigre era fuerte, su mamá lo dejo y el ya se sabía cuidar y vio un tigre que
quería comer a los tigres bebés y el tigre rugió al tigre grande, miau, miau, yel
tigre grande rugió y se pelearon y gano el tigre chico y sus hijos se salvaron yel
tigre se durmió y al día siguiente se despertó y se fue a dar un paseo en el bosque
y vio a sus hijos y se quedó pensando: «mmmm se fueron a jugar « y el tigre
chico empezó a jugar como que si se pelearan y uno se lastimo y empezó a llorar
porque no sabía rugir y el hijo rugió y el tigre chico se puso feliz de que pudiera
rugir y tuvo una idea y se puso más feliz y su hijo dijo en su idioma, es una gran
idea y el tigre dijo gracias, de nada, y su otro hijo se unió con ellos y se pusieron
a jugar. Los años después sus hijos ya habían crecido y les enseño a rugir al tigre
chico, cada día iba mejorando y hasta que aprendió a rugir y fue con sus hijos a
cazar búfalos y capturaron a seis búfalos y empezaron a comer los búfalos y se
pusieron muy felices y fueron felices para siempre.
Jorge Mergelle Vera
190 vocee/las de
dijo Marco, supongo que no me harla mal leer un poco. Le gustó tanto el libro q1IIII
lo terminó en menos de u día y desde ese momento Marco comenzó a pedirle libr_
a sus padres y a leer. Y colorin colorado, este cuento se ha acabado. Y si tratan ..
a este libro, ya saben lo que sucederá.
Hermann Andrés Beatelspaclter
KARLA Y EL PLANETA. Había una vez una niña que no le gustaban los animales ni
la naturaleza, ensuciaba las calles, tiraba botellas en el césped y arrancaba las
tas, era una niña sucia y no le gustaba estudias pero un día estaba viendo la tele yv16
un documental de el planeta con basura mientras Karla estaba viendo ese doc\t-·
mental a unas calles de su casa habia un hotel, en ese hotel vivía un científico 10dQ
que quería ir al futuro pero en vez de ir él fue Karla absorbida por el oyó, ella muf:
asustada intentó calmarse pero no funciono, luego se culpó por lo que pasó, luego',
dijo -todo esto es mi culpa- el científico loco dejo cargando la máquina pero se"
cargó demasiado y explotó, Karla se quedó ¡encerrada! Pero el científico no lo sabía ::
así que no se preocupo y se fue a dormir. Al día siguiente Karla se despertó y pensó
que todo era un sueño y se frotó los ojos, Wla y otra vez, pero no funcionó y se
asustó mucho, el científico tenía un nombre era Doctor Momia. El Doctor Momia
hizo otra pócima y se la tomó pero no se esperaba que se convirtiera en un zombi,
empezó a destruir la ciudad y couiC'.ZÓ por la casa de Karla, su mamá se asustó '
mucho y salió corriendo como rayo, el w mbi corrió para atraparla pero por suerte
no la atrapó, la mamá se preocupó por Karla y le estuvo llamando a su celular una
y otra vez, pero no contestaba, Karla habia llegado al futuro y lo vio muy horrible y
se asustó y dijo Karla -no puede ser este mundo tan horrible, ¿Cómo voy a salir de
aquí? No será tan fácil. El científico momia la vio en el futuro y dijo -¡con razón no
funcionaba la máquina! cuando el científico era zombi tenía una pócima y la tiró, así
que no podrá regresar al menos que haga otra, vio que no tenía la receta pero
recordaba algunas cosas, fue a buscarlas en el súper y encontró todo lo que necesi-
taba, después volvió para hacer la pócima, necesitaba manzana podrida, ojos de
pez, tentáculos de calamar y lo más importante, patas de reta, lo juntó todo y logró
hacer la pócima, la puso en la pilas y funciono, solo tenía que ver en que canal estaba
Karla, busco y busco y por fin la encontró en el canal 265, estaba cansado pero la
encontró, Karla se puso muy feliz pero al mismo tiempo estaba molesta porque el
científico tenía la culpa, ya que la sacó prometió no volver a ensuciar la ciudad y
prometió no matar a los animales. FIN.
Gabriela Mengelle Vera
LA CARRERA EN TRINEO. Hace mucho tiempo había dos hermanitos llamados
Luis y Mónica que vivían en Alaska y allá hacían una carrera en trineo. Ellos querían
participar en la carrera pero sus padres no los dejaban porque era peligroso además
no tienen edad para eso y no tienen suficientes perros, necesitan al menos seis
perros pero solo tienen uno, les faltan cinco. El niño siempre deseaba cinco perros
más, pero de repente el día siguiente se cumplió su deseo y fue a inscribirse para la
Colegio El Huerto Montll.url 191
l:arrera y ya que se inscribió fue a la carrera pero en la carrera había un humbre tan
tramposo que se llamaba Feliz, una señora llamada Sonia, un hombre llamado Yac
hasta que la carrera comenzó, Yac, Sonia, Feliz, Luis y Mónica comenzaron, una
hora Félix les hizo trampa a Yac, Sonia, Luis y Mónica, Luis y Mónica esquivaron las
trampas y solo quedaron Luis, Félix y Mónica de repente Feliz se tropezó y perdió
Luis y Mónica ganaron. FIN.
Alma Tamara Hermosillo Castro
186 voceci/as de MSXICO
..
PRÓLOGO
Un muy querido y entraftable maestro mi universidad, nos
platicaba emocionado que cuando era pequeño, tuvo que vivir en casa de
un Tío que contaba con una impresionable biblioteca, que a él a su corta
edad le resultaba imponente, contaba que durante los primeros días de su
estancia en esa casa, no se atrevía a tocar ninguno de los miles de libros
colocados en altos e interminables libreros, pues a él le parecían objetos
valiosos e inaccesibles, pero que un día al regresar del colegio, su Tío le
llamo a la biblioteca y señalándole los libreros, le dijo, «Ignacio, ves estos
libros, pues no puedes tocarlos, y mucho menos los que están colocados
en la parte de debajo de los libreros, esos están prohibidos para ti , sí te
sorprendo leyéndolos, tendrás un castigo muy severo»; casi está de sobra
decir, que lo que él hizo en cuanto tuvo oportw1Ídad, fue tomar precisa-
mente Wl0 de esos libros, después otro y otro, los leía por las noches a
escondidas de su tío, con velas o lámparas, bajo la cama o debajo de una
mesa, aprovechaba cualquier oportunidad a su alcance para leer, pues ya
había caído en las dulces redes de la lectura, «casualmente» los libros
colocados a su alcance, estaban llenos de aventuras increíbles, viajes, per-
sonajes sorprendentes, seres mágicos que despertaban su imaginación.
Claro que con el tiempo, adivino las ocultas intenciones de su tío y siem-
le guardo un gran cariño y agradecimiento pues aseguraba que esa
simple artimaña llenó su vida de emociones que nunca hubiera obtenido
otra manera. Todos los niños son lectores en potencia, sus mentes
están ávidas de estas letras que les llevaran a vivir aventuras, a conocer
otros mundos, a sentir, a oler, a través de su imaginación lo que los libros
les ofrecen, para cada uno de ellos hay una historia dispuesta a atraparlos
para no dejarlos ir. Tiremos el anzuelo, padres, maestros o tíos, seamos
estos estrategas creativos que brinden los ambientes propicios, que pon-
gan esos libros especiales a su alcance. despertemos su curiosidad to-
das formas posibles, seamos narradores creativos. debemos esforzarnos
sin claudicar en conmover y emocionar al leerles un cuanto, pues si les
regalamos el placer de a lectura, les reglamos el poder de transformar su
mundo en un mundo mejor, les regalamos mil colores, millones de imáge-
nes, la posibilidad de aprender lo que ellos quieran, les regalamos emo-
ciones, amigos, estrellas, paisajes, flores, les regalamos el universo con
todas sus posibilidades.
Tanya Vidales Alcántarll
Colegio El Huerto Mont8l1Orl 187
10 • Profesor Víctor
EL ÁRBOL QUE NO DABA FRUTOS. En un bosque, muy bonito, se encontraban
dos árboles, uno era muy frondoso y el otro árbol era seco, los dos tenían dueños
diferentes, uno era un señor alegre y amoroso, y el otro era un joven, triste y
siempre andaba molesto, allJegar la primavera, el árbol del señor alegre dio frutos,
el joven enojado le gritó al árbol cosas muy feas, pero el señor de el árbol de los
frutos lo escuchó y le preguntó qué era lo que ocurría, que su árbol no dio frutos, y
no sabía lo que pasaba, entonces el señor le dijo: Si cambias tu enojo con, alegría, y
de dices cosas bonitas a tu árbol, verás cómo te dará ricos frutos, entonces el joven
lo hiso y vio en la siguiente primavera que su árbol fue el que mejor frutos dio,
desde entonces el joven siempre está alegre.
LA MARIPOSA Y SUS AMIGOS. En una fiesta del campo se encontraban unas
mariposas alegres, que siempre se preguntaban porque Alitas estaba sola, Alitas
era una mariposa, egoísta, enojona y nada le gustaba, un día decide irse de su casa,
ya estando sola en el bosque, se encontró con un gusanito solitario, el también era
enojón y egoísta, Alitas le preguntó que porque estaba solo y elle dijo que no sabía,
pero que nadie quería jugar con el Alitas se hiso amiga del gusanito y se sentaron a
platicar, horas y horas, y descubrieron los dos que el enojo y el egoísmo siempre
separan a los amigos así que ellos, cambiaron esa actitud, ahora son, alegre, amiga-
bles y compartidos. Fin.
Paola Segovia Alcacer
EL TIGRE QUE NO PODIA RUGIR. Había una vez un tigre que vivía en el
bosque con su mamá, la mamá si sabía cazar pero no r ugir, pasaron los años y
el tigre era fuerte, su mamá lo dejo y el ya se sabía cuidar y vio un tigre que
quería comer a los tigres bebés y el tigre rugió al tigre grande, miau, miau, yel
tigre grande rugió y se pelearon y gano el tigre chico y sus hijos se salvaron yel
tigre se durmió y al día siguiente se despertó y se fue a dar un paseo en el bosque
y vio a sus hijos y se quedó pensando: «mmmm se fueron a jugar « y el tigre
chico empezó a jugar como que si se pelearan y uno se lastimo y empezó a llorar
porque no sabía rugir y el hijo rugió y el tigre chico se puso feliz de que pudiera
rugir y tuvo una idea y se puso más feliz y su hijo dijo en su idioma, es una gran
idea y el tigre dijo gracias, de nada, y su otro hijo se unió con ellos y se pusieron
a jugar. Los años después sus hijos ya habían crecido y les enseño a rugir al tigre
chico, cada día iba mejorando y hasta que aprendió a rugir y fue con sus hijos a
cazar búfalos y capturaron a seis búfalos y empezaron a comer los búfalos y se
pusieron muy felices y fueron felices para siempre.
Jorge Mergelle Vera
229
*Recuerdo de mis maestros*
imprimir en México,
de 2010.
Cargraphics, S.A. de c.v.
Juárez 2004,
Fracc, Industrial Puente de Vigas,
Tlalnepantla, c.p. 54090, Edo, México.

Certamen de Uteratura Infantil--Juve:nn 20'###BOT_TEXT###/2011 Vocecitas de México 1 pagina uno portadainterior.jpg N .

permitiéndonos además asomarnos a su interior y disfrutar la belleza que emana de nuestros pequeños grandes escritores. Parque Lira 30. y responde a la inquietud permanente de Editorial Emán. Carlos Ramón Arroyo Coordinador de Eventos Especiales pag 2 y prologo2. el ingenio. de c. narraciones e historias realizadas por niños y jóvenes de México. en cualquier forma.A. así como la de sus compañeros y amigos. la perspicacia y la intuición de nuestros jóvenes. Los textos aquí presentados son tanto un ejercicio para desarrollar la destreza en el manejo de la lengua española entre los estudiantes de nivel básico. Ejemplar de cortesía. Las ideas o conceptos expresados en el contenido del libro son responsabilidad de los autores.jpg Queda prohibida la reproducción o transmisión total o parcial del contenido de la persente obra. D. como el motivador del pensamiento y una muestra de la creatividad. S. sin el consentimiento previo y por escrito del editor. Col. La lectura de estos cuentos e historias nos abre una ventana a las diferentes facetas en que podemos contemplar el mundo de los niños. Estas creaciones realizadas en el transcurso de la clase permiten que por primera vez los jóvenes incursionen en el universo de la literatura y disfruten doblemente del placer de escribir yel de leer su obra. Impreso en México. preocupada por incentivar en los niños el placer de la lectura e introducirlos a modo de juego en el fascinante mundo de los libros.Y. Ampliación Daniel Garza México. . Av. sea electrónica o mecánica.E Esta obra reúne cuentos.PRÓLOGO Título original de la obra: VOCECITAS DE MÉXICO Certamen de Literatura Infantil-Juvenil 2010/2011 © 2010 Editorial Emán.

Había u na vez un tigre que vivía en el bosque con su mamá. ya estando sola en el bosque. maestros o tíos. millones de imágenes. pasaron los años y el tigre era fuerte. la mamá si sabía cazar p ero no r ugir. después otro y otro. les regalamos mil colores. seres mágicos que despertaban su imaginación. no se atrevía a tocar ninguno de los miles de libros colocados en altos e interminables libreros. bajo la cama o debajo de una mesa. Fin. Colegio El Huerto Mont8l1Orl 187 PRÓLOGO Un muy querido y entraftable maestro mi universidad. padres. se encontró con un gusanito solitario. a través de su imaginación lo que los libros les ofrecen. adivino las ocultas intenciones de su tío y siemle guardo un gran cariño y agradecimiento pues aseguraba que esa simple artimaña llenó su vida de emociones que nunca hubiera obtenido otra manera. casi está de sobra decir. allJegar la primavera. pues ya había caído en las dulces redes de la lectura. les regalamos emociones. un día decide irse de su casa. pues si les regalamos el placer de a lectura. yel tigre grande rugió y se pelearon y gano el tigre chico y sus hijos se salvaron yel tigre se durmió y al día siguiente se despertó y se fue a dar un paseo en el bosque y vio a sus hijos y se quedó pensando: «mmmm se fueron a jugar « y el tigre chico empezó a jugar como que si se pelearan y uno se lastimo y empezó a llorar porque no sabía rugir y el hijo rugió y el tigre chico se puso feliz de que pudiera rugir y tuvo una idea y se puso más feliz y su hijo dijo en su idioma. egoísta. debemos esforzarnos sin claudicar en conmover y emocionar al leerles un cuanto. pues a él le parecían objetos valiosos e inaccesibles. triste y siempre andaba molesto. Claro que con el tiempo. viajes. y el otro era un joven. y de dices cosas bonitas a tu árbol. aprovechaba cualquier oportunidad a su alcance para leer. el también era enojón y egoísta. le dijo. entonces el joven lo hiso y vio en la siguiente primavera que su árbol fue el que mejor frutos dio. Todos los niños son lectores en potencia. les regalamos el universo con todas sus posibilidades. ves estos libros. el joven enojado le gritó al árbol cosas muy feas. sí te sorprendo leyéndolos. En una fiesta del campo se encontraban unas mariposas alegres. la posibilidad de aprender lo que ellos quieran. que lo que él hizo en cuanto tuvo oportw1Ídad. horas y horas. alegre. los leía por las noches a escondidas de su tío. con velas o lámparas. estrellas. amigos. En un bosque. y no sabía lo que pasaba. miau. el árbol del señor alegre dio frutos. pero que nadie quería jugar con el Alitas se hiso amiga del gusanito y se sentaron a platicar. su Tío le llamo a la biblioteca y señalándole los libreros. uno era un señor alegre y amoroso. es una gran idea y el tigre dijo gracias. muy bonito. Los años después sus hijos ya habían crecido y les enseño a rugir al tigre chico. a conocer otros mu ndos. Tiremos el anzuelo. fue tomar precisamente Wl0 de esos libros. ahora son. pero el señor de el árbol de los frutos lo escuchó y le preguntó qué era lo que ocurría. que su árbol no dio frutos. pues no puedes tocarlos.186 voceci/as de MSXICO . flores . sus mentes están ávidas de estas letras que les llevaran a vivir aventuras. uno era muy frondoso y el otro árbol era seco. desde entonces el joven siempre está alegre. se encontraban dos árboles. a sentir. y descubrieron los dos que el enojo y el egoísmo siempre separan a los amigos así que ellos. miau. contaba que durante los primeros días de su estancia en esa casa. verás cómo te dará ricos frutos. y su otro hijo se unió con ellos y se pusieron a jugar. tuvo que vivir en casa de un Tío que contaba con una impresionable biblioteca. Jorge Mergelle Vera . tendrás un castigo muy severo». Paola Segovia Alcacer EL TIGRE QUE NO PODIA RUGIR. los dos tenían dueños diferentes. su mamá lo dejo y el ya se sabía cuidar y vio un tigre que quería comer a los tigres bebés y el tigre rugió al tigre grande. LA MARIPOSA Y SUS AMIGOS. y mucho menos los que están colocados en la parte de debajo de los libreros. seamos narradores creativos. personajes sorprendentes. que siempre se preguntaban porque Alitas estaba sola. para cada uno de ellos hay una historia dispuesta a atraparlos para no dejarlos ir. enojona y nada le gustaba. cambiaron esa actitud. que a él a su corta edad le resultaba imponente. Alitas le preguntó que porque estaba solo y elle dijo que no sabía. «Ignacio. cada día iba mejorando y hasta que aprendió a rugir y fue con sus hijos a cazar búfalos y capturaron a seis búfalos y empezaron a comer los búfalos y se pusiero n muy felices y fueron felices para siempre. alegría. Alitas era una mariposa. estaban llenos de aventuras increíbles. amigables y compartidos. seamos estos estrategas creativos que brinden los ambientes propicios. pero que un día al regresar del colegio. despertemos su curiosidad todas formas posibles. de nada. a oler. «casualmente» los libros colocados a su alcance. esos están prohibidos para ti. Tanya Vidales Alcántarll 10 • Profesor Víctor EL ÁRBOL QUE NO DABA FRUTOS. nos platicaba emocionado que cuando era pequeño. que pon gan esos libros especiales a su alcance. entonces el señor le dijo: Si cambias tu enojo con. paisajes. les reglamos el poder de transformar su mundo en un mundo mejor.

Ellos querían participar en la carrera pero sus padres no los dejaban porque era peligroso además no tienen edad para eso y no tienen suficientes perros.el científico loco dejo cargando la máquina pero se " cargó demasiado y explotó. supongo que no me harla mal leer un poco. patas de reta. Hace mucho tiempo había dos hermanitos llamados Luis y Mónica que vivían en Alaska y allá hacían una carrera en trineo. pero de repente el día siguiente se cumplió su deseo y fue a inscribirse para la . necesitaba manzana podrida. la puso en la pilas y funciono. vio que no tenía la receta pero recordaba algunas cosas. estaba cansado pero la encontró. Y si tratan . ella muf: asustada intentó calmarse pero no funciono. Félix y Mónica de repente Feliz se tropezó y perdió Luis y Mónica ganaron.url 191 dijo Marco. Yac. ojos de pez. ya saben lo que sucederá. . Karla habia llegado al futu ro y lo vio muy horrible y se asustó y dijo Karla -no puede ser este mundo tan horrible. tas. FIN. Le gustó tanto el libro q1IIII lo terminó en menos de u día y desde ese momento Marco comenzó a pedirle libr_ a sus padres y a leer.ZÓ por la casa de Karla. busco y busco y por fin la encontró en el canal 265. a este libro. Y colorin colorado. en ese hotel vivía un científico 10dQ que quería ir al futuro pero en vez de ir él fue Karla absorbida por el oyó. su mamá se asustó ' m ucho y salió corriendo como rayo. fue a buscarlas en el súper y encontró todo lo que necesitaba. así que no podrá regresar al menos que haga otra. Sonia. Feliz. luego se culpó por lo que pasó. empezó a destruir la ciudad y couiC'. les faltan cinco. Luis y Mónica. luego'. tentáculos de calamar y lo más importante. el w mbi corrió para atraparla pero por suerte no la atrapó. necesitan al menos seis perros pero solo tienen uno. Luis y Mónica comenzaron. l:arrera y ya que se inscribió fue a la carrera pero en la carrera había un humbre tan tramposo que se llamaba Feliz. este cuento se ha acabado. Wla y otra vez. FIN. pero no contestaba. tiraba botellas en el césped y arrancaba las pl~". un hombre llamado Yac hasta que la carrera comenzó. era una niña sucia y no le gustaba estudias pero un día estaba viendo la tele yv16 un documental de el planeta con basura mientras Karla estaba viendo ese doc\t-· mental a unas calles de su casa habia un hotel. Alma Tamara Hermosillo Castro Gabriela Mengelle Vera LA CARRERA EN TRINEO. ¿Cómo voy a salir de aquí? No será tan fácil. Hermann Andrés Beatelspaclter KARLA Y EL PLANETA. Sonia. Karla se quedó ¡encerrada! Pero el científico no lo sabía : así que no se preocupo y se fue a dormir. ensuciaba las calles. Al día siguiente Karla se despertó y pensó que todo era un sueño y se frotó los ojos. el científico tenía un nombre era Doctor Momia. una señora llamada Sonia. El científico momia la vio en el futuro y dijo -¡con razón no funcionaba la máquina! cuando el científico era zombi tenía una pócima y la tiró. Luis y Mónica esquivaron las trampas y solo quedaron Luis. una hora Félix les hizo trampa a Yac. después volvió para hacer la pócima. pero no funcionó y se asustó mucho. la mamá se preocupó por Karla y le estuvo llamando a su celular una y otra vez. Karla se puso muy feliz pero al mismo tiempo estaba molesta porque el científico tenía la culpa.190 vocee/las de M~XICO Colegio El Huerto Montll. ya que la sacó prometió no volver a ensuciar la ciudad y prometió no matar a los animales. El niño siempre deseaba cinco perros más. lo juntó todo y logró hacer la pócima. El Doctor Momia hizo otra pócima y se la tomó pero no se esperaba que se convirtiera en un zombi. solo tenía que ver en que canal estaba Karla. dijo -todo esto es mi culpa. Había una vez una niña que no le gustaban los animales ni la naturaleza.

viajes. maestros o tíos. nos platicaba emocionado que cuando era pequeño. seres mágicos que despertaban su imaginación. la posibilidad de aprender lo que ellos quieran. Paola Segovia Alcacer EL TIGRE QUE NO PODIA RUGIR. aprovechaba cualquier oportunidad a su alcance para leer. Tanya Vidales Alcántarll 10 • Profesor Víctor EL ÁRBOL QUE NO DABA FRUTOS. que pon gan esos libros especiales a su alcance. amigables y compartidos. adivino las ocultas intenciones de su tío y siemle guardo un gran cariño y agradecimiento pues aseguraba que esa simple artimaña llenó su vida de emociones que nunca hubiera obtenido otra manera. pero que un día al regresar del colegio. su mamá lo dejo y el ya se sabía cuidar y vio un tigre que quería comer a los tigres bebés y el tigre rugió al tigre grande. enojona y nada le gustaba. padres. allJegar la primavera. bajo la cama o debajo de una mesa. esos están prohibidos para ti. con velas o lámparas. «casualmente» los libros colocados a su alcance. pasaron los años y el tigre era fuerte. a conocer otros mu ndos. pues ya había caído en las dulces redes de la lectura. flores . para cada uno de ellos hay una historia dispuesta a atraparlos para no dejarlos ir. les regalamos el universo con todas sus posibilidades. sí te sorprendo leyéndolos. a través de su imaginación lo que los libros les ofrecen. entonces el joven lo hiso y vio en la siguiente primavera que su árbol fue el que mejor frutos dio. Todos los niños son lectores en potencia. les regalamos emociones. estrellas. y descubrieron los dos que el enojo y el egoísmo siempre separan a los amigos así que ellos. y mucho menos los que están colocados en la parte de debajo de los libreros. «Ignacio. Tiremos el anzuelo. les reglamos el poder de transformar su mundo en un mundo mejor. personajes sorprendentes. que siempre se preguntaban porque Alitas estaba sola. sus mentes están ávidas de estas letras que les llevaran a vivir aventuras. verás cómo te dará ricos frutos. horas y horas. contaba que durante los primeros días de su estancia en esa casa. entonces el señor le dijo: Si cambias tu enojo con. estaban llenos de aventuras increíbles. el árbol del señor alegre dio frutos. yel tigre grande rugió y se pelearon y gano el tigre chico y sus hijos se salvaron yel tigre se durmió y al día siguiente se despertó y se fue a dar un paseo en el bosque y vio a sus hijos y se quedó pensando: «mmmm se fueron a jugar « y el tigre chico empezó a jugar como que si se pelearan y uno se lastimo y empezó a llorar porque no sabía rugir y el hijo rugió y el tigre chico se puso feliz de que pudiera rugir y tuvo una idea y se puso más feliz y su hijo dijo en su idioma. la mamá si sabía cazar p ero no r ugir. pues a él le parecían objetos valiosos e inaccesibles. uno era un señor alegre y amoroso. pero que nadie quería jugar con el Alitas se hiso amiga del gusanito y se sentaron a platicar. paisajes. En una fiesta del campo se encontraban unas mariposas alegres. desde entonces el joven siempre está alegre. miau. muy bonito. y su otro hijo se unió con ellos y se pusieron a jugar. millones de imágenes. alegre. Jorge Mergelle Vera . ahora son. a oler. tendrás un castigo muy severo». el joven enojado le gritó al árbol cosas muy feas. les regalamos mil colores.186 voceci/as de MSXICO . ves estos libros. pero el señor de el árbol de los frutos lo escuchó y le preguntó qué era lo que ocurría. Los años después sus hijos ya habían crecido y les enseño a rugir al tigre chico. LA MARIPOSA Y SUS AMIGOS. alegría. En un bosque. se encontraban dos árboles. cambiaron esa actitud. el también era enojón y egoísta. seamos estos estrategas creativos que brinden los ambientes propicios. Fin. triste y siempre andaba molesto. es una gran idea y el tigre dijo gracias. miau. un día decide irse de su casa. seamos narradores creativos. que lo que él hizo en cuanto tuvo oportw1Ídad. despertemos su curiosidad todas formas posibles. pues no puedes tocarlos. ya estando sola en el bosque. a sentir. Alitas le preguntó que porque estaba solo y elle dijo que no sabía. y de dices cosas bonitas a tu árbol. Alitas era una mariposa. se encontró con un gusanito solitario. Había u na vez un tigre que vivía en el bosque con su mamá. no se atrevía a tocar ninguno de los miles de libros colocados en altos e interminables libreros. y el otro era un joven. egoísta. de nada. pues si les regalamos el placer de a lectura. Colegio El Huerto Mont8l1Orl 187 PRÓLOGO Un muy querido y entraftable maestro mi universidad. su Tío le llamo a la biblioteca y señalándole los libreros. amigos. los leía por las noches a escondidas de su tío. cada día iba mejorando y hasta que aprendió a rugir y fue con sus hijos a cazar búfalos y capturaron a seis búfalos y empezaron a comer los búfalos y se pusiero n muy felices y fueron felices para siempre. uno era muy frondoso y el otro árbol era seco. Claro que con el tiempo. que su árbol no dio frutos. casi está de sobra decir. tuvo que vivir en casa de un Tío que contaba con una impresionable biblioteca. los dos tenían dueños diferentes. fue tomar precisamente Wl0 de esos libros. después otro y otro. debemos esforzarnos sin claudicar en conmover y emocionar al leerles un cuanto. que a él a su corta edad le resultaba imponente. y no sabía lo que pasaba. le dijo.

Cargraphics. Fracc. . México. Pr~sidente Juárez 2004. 54090. Industrial Puente de Vigas.229 *Recuerdo de mis maestros* imprimir en México. c.v.A. S. de 2010. de c.p. Edo. Tlalnepantla.