LA ACCIÓN COMUNICATIVA E INTEGRACIÓN DE LA SOCIEDAD Jürgen Habermas. Jurgen Habermas nació en Dusseldorf, Alemania, en 1929.

Estudió en Gottinga y en Bonn, doctorándose con una tesis sobre Schelling y fue ayudante de Adorno desde 1956 a 1959 en el Instituto de Investigación Social de Francfort. Entre 1961 y 1964 ejerció como Profesor en Heidelberg, luego fue profesor titular de Sociología y de Filosofía en Francfort desde 1964 a 1971, y dirigió a partir de este último año el Instituto Max Planck de Starnberg. En 1983 regresa a Francfort. Realiza importantes trabajos empíricos sobre comunicación de masas y socialización política: considera al pragmatismo americano como una interesante propuesta para compensar las debilidades de la teoría marxista de la sociedad. Recientemente ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2003. En 1976 desarrolla la teoría de la acción comunicativa con la intención de lograr una reconstrucción del materialismo histórico. Critica fuertemente al marxismo por descuidar el aspecto superestructural y hacer fuerte hincapié en lo económicomaterial. En 1981 su interés se centra en la filosofía práctica: moral, ética, derecho y justicia. La noción clave es la idea de “comunidad ideal de comunicación”. Tomada en su conjunto, la obra de Jürgen Habermas resulta de difícil acceso. La variedad de los intereses y el rigor de sus planeamientos teóricos, junto con la continua referencia y aprovechamiento de investigaciones de áreas diversas, lo revelan como un pensador polémico. Su temática es tanto sociológica y filosófica como científica y política. Influido por Heidegger, Hegel y Lukács, se pone en contacto con los “temas de izquierda”. Lee a Marx, Benjamin, Marcuse, Horckheimer y Adorno. Espantado por el nazismo - quizá la expresión más dolorosa del proyecto moderno- se esfuerza desesperadamente por encontrar en el ámbito intersubjetivo de la comunicación la clave que permita reanudar ese proyecto, reinterpretarlo y realizarlo. Por sus estudios en sociología entra en contacto con trabajos empíricos de comunicación de masas y sociología política, y con la obra de Durkheim, Weber y Parsons. En esa época escribe “Historia y crítica de la opinión pública” y “Teoría y praxis”, en un intento de proseguir el marxismo hegeliano y weberiano de los años 20. De forma simultánea se dedica a la filosofía del lenguaje y a la teoría analítica de la ciencia. Considera al pragmatismo americano como una interesante propuesta para compensar las debilidades de la teoría marxista de la sociedad. Todo ello lo conducirá a la idea de una pragmática universal desarrollada ampliadamente en su Teoría de la acción comunicativa. En “Ciencia y técnica como Ideología” y en “Conocimiento de interés”, del mismo año, distingue la acción racional con orientación utilitaria de la acción comunicativa. Esta distinción apunta al desarrollo de una teoría de la comunicación. Deja en claro además que es tarea de una crítica de la ciencia que escape a los engaños del positivismo admitir el carácter “interesado” de aquella:

En 1976 recurre a la teoría de la comunicación para lograr una “reconstrucción” del materialismo histórico.no hay conocimiento neutral. la evolución y las patologías de la sociedad. sino el de una acción orientada al entendimiento en el cual los sujetos coordinan sus planes de acción sobre la base de acuerdos motivados racionalmente. no se puede concluir con certeza la autosupresión del principio capitalista de organización. apunta a la consideración de lo particular en detrimento de lo argumentativamente generalizable. orientador de la acción por su comprensión de sentidos. Sin embargo. Aceptada la diferencia entre trabajo e interacción simbólicamente mediada. otro. una teoría global de la sociedad: el origen. único horizonte desde el cual y sobre el cual puede producirse la reproducción simbólico-social en acciones lingüísticamente mediadas. Hay que tener en cuenta sobre todo las tendencias concretas a la crisis del capitalismo. como sistema por otro. Por otro lado. es una censura moral con la cual un Habermas no puede contentarse. Con estos elementos puede afrontar el carácter paradójico del proyecto ilustrado: la creciente racionalización del mundo de la vida corre paralela a la creciente . La pragmática universal intenta identificar y reconstruir las condiciones universales de todo entendimiento posible en el medio específico del habla. esto es. considera entre otras cosas que el modelo de acuerdo con el cual hay que pensar la acción social no es ya el de una acción subjetiva orientada por fines egoístas de sujetos individuales. Es una obra sociológica. La sociedad queda así enfocada como mundo de la vida por un lado. una teoría sociológica no puede reducirse a mera teoría de la comunicación sino que se requiere además de una teoría sistémica. descomposición y reconstrucción en forma nueva de una teoría con el fin de ver y alcanzar mejor su meta. ni tampoco predecir la necesidad de una crisis. hay diversos intereses científicos: uno es el técnico de las ciencias empíricas. En 1981 publica su monumental obra “Teoría de la acción comunicativa”. Habermas abandona el programa de la filosofía de la conciencia o del sujeto y se ubica en el de la intersubjetividad comunicativa o del entendimiento lingüístico. sino también en el sociocultural de las legitimaciones y motivaciones. Critica las contradicciones y tendencias de la crisis del capitalismo tardíoburocrático. Reconstrucción. el práctico. y el tercero. el emancipador de la teoría crítica de la sociedad. Sin embargo. Junto con el concepto de acción comunicativa. Más aún. las cuales derivan de la falta de consenso racional con respecto al principio de organización de la sociedad vigente. Habermas introduce una noción complementaria: el mundo de la vida. Desde este punto de vista. la crítica del marxismo se deduce fácilmente: tiene que ver con su énfasis en lo económico y su descuido de lo superestructural. las cuales se ubican no sólo en el plano económico administrativo. Es decir. a partir de la aceptación de pretensiones.

Pero hay otro tipo de universalidad: una comunidad en la que los participantes comparten un sentido de la vida. en este punto se corre un riesgo. esta necesidad de “moralizar” la política no supone confundir esferas diferentes: la pretensión de legitimación del derecho positivo no puede agotarse en la validez moral. de 1986. Comprometido con el objetivo de asegurar la validez y no sólo la vigencia de las normas éticas. Se garantiza así una formación de la voluntad común que da satisfacción a los intereses de cada individuo sin que se rompa el lazo social sustancial a cada uno con todos. Mientras que en el segundo texto nombrado señala la necesidad de tomar en serio el prefijo “pos” y de tener en cuenta los motivos del pensamiento actual. Se entiende así que también la ética sea para Habermas una ciencia reconstructiva que no deja a un lado elementos histórico-culturales. es decir que se extiende a la ya mencionada “comunidad ideal de comunicación”. En el primero califica la llamada “filosofía posmoderna” de neoconservadora. La noción clave es la idea regulativa de “comunidad ideal de comunicación”. y da lugar a otras formas de vida a los extraños. y aboga por una nueva apropiación crítica del proyecto moderno teniendo en cuenta problemas que la modernidad no resolvió. Digamos en primer término que el universalismo relativiza la propia forma de existencia y la tradición propia. ésta es la universalidad abstracta que. del derecho y a la constitución fáctica de los estados democráticos. ética. libre de coerciones de intereses particulares. lo que da lugar a la moral y la política en toda su concreción. que incluye a todos los sujetos capaces de lenguaje y acción. Concluye que lo agotado no es hoy la racionalidad moderna. en la actualidad como relámpago que alumbra difíciles encrucijadas y en el futuro como apremio de lo no resuelto. Esta última desborda su esfera propia y “coloniza” el mundo de la vida: de ahí la pérdida de sentido y libertad. En ”El discurso filosófico de la modernidad” y en “El pensamiento posmetafísico”. pues siempre está involucrada en la eticidad concreta de un concreto mundo de la vida. Una norma jurídica es tal en la medida en que se agrega un componente . Desde 1981 en adelante su interés se centra en la filosofía práctica: moral. ya que las democracias deben reconocer las comunidades sin permitir la caída en nacionalismos totalitarios-homogeneizantes. sino el paradigma del sujeto o de la conciencia. y que el “espíritu moderno” sigue aún vigente en el vivir la historia como proceso marcado por la crisis. como la demanda de libertad Ilustrada. Habermas confía en la estrategia de la “ética del discurso”: el discurso representa una forma de comunicación en la medida en que su fin es lograr el entendimiento entre los hombres. desemboca en terror. por lo cual apunta aún más allá de las formas de vidas singulares.complejidad sistémica. En “Conciencia moral y acción comunicativa” y en “Moralidad y ética”. Sin embargo. Habermas refleja el debate que se instaura en los ´80 en los medios académicos. En ese concepto está supuesto que la moral individual es una abstracción. intenta fundamentar una ética en un universalismo normativo y afrontar así el escepticismo de nuestro tiempo. derecho y justicia.

Con su afirmación. Para ello. Es así. Con todo esto. lo valida. viendo así que la susceptibilidad de fundamentación depende de cuanto el sujeto ha de ser capaz de dar razones cuando lo exija el caso. Este Enjuiciamiento Objetivo es la suma de la verdad y la eficacia. Esto visto en el plano Metateórico. mediante hechos y resultando accesible a un Enjuiciamiento Objetivo que es válido sólo si tiene el mismo significado tanto para el destinatario como para el sujeto agente. Este bosquejo argumentativo tiene la finalidad de que si se quiere abordar hoy de forma adecuada la problemática de la Racionalización Social. esto es. para explicar sobre ella las condiciones del comportamiento racional. pero existiendo consideraciones que tienen por objeto someter la racionalidad de estas manifestaciones a la fundamentación que le beneficie. tenemos dos ejemplos representativos: la Acción Comunicativa. la Racionalidad está siempre relacionada con el saber. que estos. que encarnan un saber. por ende. la primera posición parte del supuesto ontológico del mundo como suma de todo aquello que es el caso. mientras más verídicas o eficaces las pretensiones de validez. que representa una afirmación u opinión y la Acción teleológica. Primero. Cómo respuesta ambas tratarán de que sus enunciados sean verdaderos y para ello buscan justificarlos. la Acción Comunicativa se refiere a algo que como cuestión de hecho tiene lugar en el mundo objetivo. que pueden fundamentarse. se vuelve una Racionalidad Comunicativa. pero debemos tener cuidado de que ello pueda fallar y para esto debemos observar la utilización del saber proposicional. más Racional es la emisión. que para la racionalidad de la manifestación es esencial que el hablante plantee en relación con su enunciado una pretensión de validez susceptible de crítica que pueda ser aceptada o rechazada por el oyente y así poder realizar el fin deseado en las circunstancias dadas. Se dará a continuación. Las acciones lingüísticas o no lingüísticas. Con ello. Ahora bien. Queda justificado así el poder político y sus instituciones. la estrecha relación entre Racionalidad y Saber presenta la incógnita de si la racionalidad de una emisión debe fundamentarse.empírico. mostrando así. Entonces. Remite a diversas formas de argumentación como a otras tantas formas de proseguir la acción comunicativa con medios reflexivos. así como la verdad se refiere a la existencia de estados de cosas en el mundo. TEORIA DE LA ACCIÓN COMUNICATIVA “Cómo entender la acción comunicativa mediante su transformación social” Debemos partir diciendo que toda Teoría Social se plantea el problema de la Racionalidad y esto tanto en el plano Meta teórico. la segunda acción se refiere a algo que ha de tener lugar en el mundo objetivo. ambas plantean con sus manifestaciones simbólicas pretensiones de validez que pueden ser criticadas o defendidas. las personas racionales son las que en situaciones difíciles hablan con verdad y eficacia.Es así que. como en el plano Metodológico en cuanto a la comprensión objetiva de la sociología. después pasa a la convicción objetiva racional. vemos que lo que en un principio era subjetivo por las partes. en cuanto a la manipulación instrumental. ya que extrae muchas cualidades de la Racionalidad de manera estricta. la respuesta a la discriminación de ella hecha por Weber en la discusión sociológica especializada. con esta vemos que el concepto abstracto de . son racionales las mujeres. el sometimiento de la Racionalidad de la emisión a su fundamento tiene debilidades. para luego observar cómo Habermas trata de conectar la Teoría de la Racionalidad y la de la Sociedad. más o menos racionales pueden serlo las personas que disponen de saber y las manifestaciones simbólicas. claro que generando nuevos conflictos derivados del contraste entre una idealidad deseada y una pragmática factibles. ya que ella tiene que ver con la forma en que los sujetos capaces de lenguaje y acción hacen uso del conocimiento. como es irracional aquello que puede prevenirse como las disculpas y no lo es el mal tiempo. una afirmación es racional sólo si cumple con las condiciones para intervenir eficazmente en el mundo. pero no los autos. a los que llamaremos “sujetos gramaticales” necesitan de la Racionalidad para poder ser. Es por ello. Es así. luego Habermas se referirá a la Teoría Argumentativa. Entonces. llamada “realista” y al entendimiento comunicativo. Ahora bien. Con su actividad teleológica. que para hablar de la Teoría de la Acción Comunicativa debemos comenzar analizando el concepto de Racionalidad mediante una evolutiva comprensión moderna del mundo. que representa la acción ejecutada. llamado “fenomenológico”. metodológico y empírico. necesitamos de la Teoría de la Acción Comunicativa. por ende. La segunda posición da al planteamiento un giro trascendental y se pregunta reflexivamente por la circunstancia de que aquellos que se comportan racionalmente tengan que presuponer un mundo objetivo. Una manifestación cumple las suposiciones de Racionalidad solamente si encarna un saber susceptible de fallo guardando así una relación con el mundo objetivo. Y es que el sujeto al justificar lo que dijo. Sin embargo. un análisis preliminar del concepto de Racionalidad. Ambas manifestaciones son susceptibles de crítica. que la primera sea verdadera o que la segunda vaya a tener éxito. Comunicativas o no. Y por ello. lo que es malo porque la racionalidad que es inseparable a la práctica comunicativa abarca un espectro más amplio. al ver cuan racionales son los conceptos de acción que tiene hoy la sociología. el de su imposición a todas las personas por igual. Por ejemplo. la eficacia se refiere a intervenciones en el mundo con ayuda de las cuales pueden producirse los estados de cosas deseados.

Los juicios estéticos tratan de guiar. asegurando así también el contexto común de sus vidas. Es más. sus argumentaciones no cumplen las condiciones del discurso y. que son considerados menos obligatorios que los empleados en discursos prácticos y teóricos. osea. poniéndose de manifiesto en si la argumentación convence a los participantes en un discurso. el actuar humano configura una práctica comunicativa que se va renovando. sino esforzándose por juzgar imparcialmente la cuestión desde un punto de vista moral y a resolver consensualmente. quien conecta ambas posiciones mediante un modelo que representa la cooperación social. sin dejarse llevar por sus pasiones o a sus intereses inmediatos. en este ámbito una persona racional tiene también un comportamiento de estar dispuesto y es capaz de liberarse de sus ilusiones que no son más que un autoengaño. acorde a las pretensiones de validez susceptibles de crítica. Visto de este punto. pueden llegar a describir el interés común y ser intersubjetivos. siendo así que en este aspecto se habla de racional a quien en un conflicto normativo actúa con lucidez. Con ello se describe que cualquiera que participe en una argumentación demuestra su racionalidad o su carencia de ella por la forma en que actúa y responde a las razones que se le ofrecen en pro o en contra de lo que está en litigio. el concepto de fundamentación va profundamente unido al de aprendizaje puesto que también en este juega un papel importante la Argumentación. en caso necesario. o como se hace una pregunta para recordar a alguien alguna cosa. . hasta hoy todavía no aclarada. las manifestaciones racionales son también susceptibles de corrección. reconocerá la fuerza de la manifestación o tratará de replicarla racionalmente. Esto significa que como no pueden ser vistos universalmente. es el discurso práctico. Pero cuidado que quien en sus actitudes y valoraciones se comporta en términos privatistas. Ahora bien. Es por ello. Ahora bien. exactamente lo mismo que se puede hacer un enunciado para poner en conocimiento a alguien del correspondiente hecho. también existe un medio reflexivo. las condiciones de validez de las expresiones simbólicas remiten a un saber de fondo. los valores culturales no alcanzan a tener una aceptación culturalmente general. Es aquí donde se construye el Discurso Teórico. es decir. corregir los ensayos fallidos si se consigue identificar los errores cometidos. pudiendo así. si bien. que la racionalidad inseparable a esta práctica se manifiesta por su capacidad de fundamentar sus manifestaciones o emisiones en las circunstancias apropiadas. osea. un razonamiento para demostrar una proposición. Habermas en esta cuestión básica de teoría ética. por ende. en el contexto de una comunicación endehesada al entendimiento. según la cual las cuestiones prácticas pueden en inicio decidirse argumentativamente y viendo que esto podrá ser defendido con alguna perspectiva de éxito si no se asimila precipitadamente los discursos prácticos. según la cual varios sujetos coordinan sus intervenciones en el mundo por medio de la acción comunicativa. que quien es capaz de saber criticado por su irracionalidad se vuelve racional con los cambios morales y estéticos necesarios y de ser reflexivo frente a su propia subjetividad. ignorará las razones en contra o las responderá con ideas indiscutibles. que se transforma aquí a un ángulo de Argumentación Moral. siendo así que racional es quien en el ámbito cognitivo-instrumental expresa sus opiniones fundadas y actúa con eficiencia siempre que esa racionalidad vaya conectada con el aprendizaje de las equivocaciones. tomando una actitud reflexiva frente a ellos. si es racional. Habermas hace referencia de Piaget. que las manifestaciones expresivas sólo pueden enjuiciarse por su veracidad. se adecuan sus estándares de valor de manera que sean considerados auténticos y así su argumentación se podrá ver bajo una percepción estética. Sin embargo. del mundo de la vida que intersubjetivamente comparten. de pretensiones universales de validez y tiene que ser adecuadamente desarrollada por medio de una Teoría de la Argumentación. Esto ocurre porque. En justicia de esta susceptibilidad de crítica. que contiene razones que están conectadas de forma sistemática con la pretensión de validez de la manifestación problematizada. la forma de argumentación en que se cambian en tema las pretensiones de integridad procedimental. Quienes se comportan racionalmente se disponen a la crítica y. la manera en que se convierten en tema las pretensiones de verdad que se han vuelto problemáticas. de introducir y es por ello. entonces. no se presentan con pretensión de universalidad. a los discursos teóricos. es llamado racional quien interpreta sus necesidades a la luz de los estándares de valor aprendidos en su cultura. referido a que en la vida diaria hay un sentido “intuitivo” del bien común. no se puede argumentar y es por ello.. Es por ello. a lo más. no podrá explicar sus reacciones ni hacerlas admirables llamando a estándares de valor y. el medio en que pude examinarse hipotéticamente si una norma de acción puede justificarse imparcialmente. refutación de hipótesis y del fracaso de las intervenciones en el mundo. que se caracterizan por su referencia a las necesidades interpretadas de los afectados en cada caso. Viendo con esto. es decir. compartido intersubjetivamente por la comunidad de comunicación. si se habla en el plano ético. La fuerza de una argumentación se mide por la pertinencia de las razones. Esto se fundamenta en lo siguiente: hago un enunciado y dirijo con ello a alguien en su Percepción estética.mundo es condición necesaria para que los sujetos que actúan comunicativamente puedan entenderse entre sí sobre lo que sucede en el mundo o lo que hay que producir en este. a participar formalmente en argumentaciones. Es por ello. si los motiva a aceptar las pretensiones de validez. referidos a las experiencias interpretadas de un observador. que a diferencia de las normas de acción. Es así que. La Racionalidad Comunicativa hace referencia a una conexión sistemática. osea. en un supuesto tienen la forma de crítica estética (belleza y fundamentación del arte). se inclina a una posición cognotivista. no se comportará racionalmente. Ahora hablamos de una crítica Terapéutica. quien no lo es. En recapitulación. que es cuando ambos agentes de dejan criticar. para las manifestaciones de valor aprendidas en su cultura.

no deja de ser interesante que cuando tratamos de analizar los correspondientes conceptos básicos de Teoría de la Argumentación. volviendo su comportamiento a un modo más comprensible. pues se habla de una situación hipotética. se comporta irracionalmente quien hace uso dogmático (proposición que se toma como principio indiscutible) de sus propios medios simbólicos de expresión. en aquel momento. por otro lado. cabe señalar que Habermas hace señal de Toulmin para hablar de la estructura general de Argumentos. si no entendemos el sentido de la asociación a cuyo servicio está en cada tema la Argumentación. Toulmin distingue. ya que pone en tela de juicio la posibilidad de que no se pueda hacer directamente con un marco fundamental e inmutable de la Racionalidad. derecho. los cuales son: el derecho. Señala así. Por ello. Esto significa que las emisiones racionales son accesibles a un enjuiciamiento objetivo. Eso sí. por ejemplo. vayan vinculadas a pretensiones de validez susceptibles de crítica. siendo esto válido para todas aquellas manifestaciones simbólicas que a lo menos implícitamente. que este concepto sólo puede ser accesible por la vía de un análisis empírico de orientación histórica del cambio de las empresas racionales. por lo mejor que podría caracterizarse la intuición fundamental que vinculamos a las argumentaciones sería por la intención de convencer a un auditorio universal y de alcanzar para la emisión de que se trate un asentimiento general. En esta crítica encontramos que se llama Racional a una persona que se muestra dispuesta al entendimiento y que ante las perturbaciones de la comunicación reacciona reflexionando sobre las reglas lingüísticas. Sintetizando. Cabe señalar. se trata de ver si las expresiones simbólicas son correctas y. por ello se presenta una pretensión de validez (que se reduce) y una razón por la que se debe optar por esa pretensión (a través de una ley común que es apoyada por evidencias) y estas dos presentan que la Argumentación signifique un empeño por fundamentar para hacerlo racional. de la acción orientada al entendimiento. que la diversidad de los contextos en que pueden presentarse Argumentaciones puede ser sometida a un análisis funcional y reducida a unos cuantos “campos sociales”. Habermas manifiesta que no se pude calcular la fuerza de los argumentos ni entender la categoría de las pretensiones de validez a cuyo desempeño han de contribuir. entonces. siendo así que todo examen explicito de pretensiones de validez controvertidas requiere una forma más exigente de comunicación. se adopta una situación hipotética y esta se examina con razones acerca de la pretensión defendida por el oponente. Con lo anterior podemos observar que la lógica de la lectura habría de tratar ante todo aquellas concepciones sustanciales que en el curso de la historia fueron las que empezaron definiendo y constituyendo la racionalidad propia de empresas tales como la ciencia. Habermas dice que bajo el aspecto de PROCESO. Por un lado. y bajo el aspecto de producto. la moral. Eso sí. Siendo así que primero existe una emisión problemática. 5 campos de argumentación representativos. Finalmente. no es posible mantener la separación de estos tres planos analíticos. siendo con esto que los argumentos médicos (por ejemplo) son mejor entendidos en la medida que comprendamos la medicina. el discurso explicativo significa que las expresiones simbólicas se ven como una pretensión de validez discutida. donde los participantes presuponen que la estructura de comunicación no acepta otras imposiciones que no sean las del mejor argumento. tratándose de que la situación se regula de forma especial. Y las pretensiones varían según los contextos de acción. dice que estos campos de Argumentación han de estudiarse inductivamente. etc. siendo este de tipo reflexivo. las Argumentaciones se distinguen según el tipo de pretensión (aspiración de conseguir algo) que el proponente trata de defender. Es más. Sin embargo. y las reglas especiales de argumentación dependientes del campo. se trata de explicar el significado de las emisiones. Se tematiza una pretensión de validez. por la intención de desempeñar o fundamentar una pretensión de validez por medio de Argumentos. Bajo el aspecto de procedimiento. Como procedimiento.puesto que con ello encuentran razones en común. como productor de Argumentos que convenzan si aceptar o rechazar la pretensión de validez hipotética y que con ella puede transformarse en saber. • • Ahora bien. El objetivo de . pudiendo ser accesibles a un análisis que proceda por vía de generalizaciones empíricas. técnica. Habermas dice que la Racionalidad puede entenderse como una disposición de los sujetos capaces de lenguaje y de acción. la ciencia. E incluso asevera el Argumento es válido sólo si es aceptable en su objetivo más racional. por la intención de cerrar la disputa en torno a las pretensiones de validez hipotéticas con un acuerdo racionalmente motivado. Es así. cuando se vuelven entendidas. Osea. en otros contextos. que son esenciales para los juegos de lenguaje o esferas de la vida que representa la medicina. Estos 5 campos pueden entenderse como diferenciaciones colectivas de un cuadro conceptual general válido para todas las argumentaciones en común. la dirección de empresas y la crítica de arte. que satisfaga los presupuestos propios de la Argumentación Ahora bien. en el Habla Argumentativa pueden distinguirse tres aspectos: • Considerada como proceso (Argumentos que se dan en una situación ideal). Se manifiesta en formas de comportamiento para las que existen en cada caso buenas razones. entre el esquema general que recoge aquellas estructuras de los argumentos que son inmutables respecto al campo. Toulmin se vuelve contra la manifestación anterior. Toulmin diferencia esos campos de Argumentación según criterios institucionales y con ello.

Toulmin es una crítica de la razón colectiva que evite. sino que sólo se puede aclarar recurriendo a las condiciones de fundamentación compleja de pretensión de validez. Habermas señala. finalmente. la rectitud de las normas morales y la correcta formación de las expresiones simbólicas son pretensiones universales de validez que pueden evaluarse en los discursos. Más bien. Sin embargo. Toulmin se resiste a pagar esta evitación de criterios apriorísticos de Racionalidad al precio de relativismo. Aún así. Cabe destacar aquí. según las concepciones sicoanalíticas. la fuerza del diálogo sicoanalítico radica también en la fuerza de la convicción de los argumentos que se emplean en él. Para dar recuento de estas circunstancias Habermas se refiere a la crítica en lugar de la discusión siempre que se empleen argumentos sin que los participantes tengan que suponer cumplidas las condiciones de una situación de habla libre de imposiciones internas y externas. el derecho o el arte. Habermas expresa que el error radica en que Toulmin no distingue claramente entre pretensiones convencionales dependientes de los contextos de acción y pretensiones universales de validez. Algo distinto es lo que acaece en la discusión de estándares de valor. Pero es en esta división de campos de Argumentación donde se hace más manifiesto que Toulmin no distingue con claridad entre la diferenciación. de diversas formas de Argumentación y la diferenciación institucional de distintas empresas racionales. . se observa que a los Argumentos les conviene el papel de conducir a los participantes a una percepción estética que se convierta ella misma en garantía del estándar de valor en discusión. al igual que la demarcación apriorística de las Argumentaciones que las definiciones abstractas de la ciencia. Además. internamente motivada. que se referirá a los discursos cuando el sentido mismo de la pretensión de validez que se ha tornado problemática fuerce conceptualmente a los participantes a suponer que en principio podría alcanzarse un acuerdo racionalmente motivado en que la argumentación fuera adecuadamente abierta y durara el tiempo suficiente. que sólo la verdad de las proposiciones. paradigma de la cual es la crítica estética. ve que la anterior idea no puede estudiarse a partir de la estructura de los argumentos utilizados. Aquí se hace énfasis en que los valores culturales no son válidos universalmente y que no se extienden tanto los límites como las pretensiones de verdad y justicia. De acuerdo a ello.