Informe Verano 2010

Presentación. La situación del proceso hacia la paz. Algunas ideas aportadas. El análisis de situación del proceso hacia la paz. Recomendaciones y compromisos de Lokarri para impulsar un nuevo proceso de paz.

2 4 9 10 12

Presentación

Con éste son ya seis los Informes del Observatorio Social del proceso de paz presentados por Lokarri. El Observatorio Social, cuyo Informe de verano de 2010 presentamos, pretende una vez más ser un espacio donde todas las personas interesadas puedan exponer sus aportaciones y opiniones sobre la paz y la convivencia, así como generar entre todas y todos nuevas ideas y propuestas constructivas que nos permitan aprovechar las oportunidades y vencer los obstáculos . Este informe, que analiza la situación en verano de 2010, ha sido elaborado en un contexto marcado por los acontecimientos relacionados con el nuevo escenario de oportunidades. Alguno de los acontecimientos ocurridos en estos meses y comentados en este informe han sido los dos comunicados difundidos por ETA. En los mismos, ETA daba a conocer su decisión de cesar las acciones armadas ofensivas y mostraba su disposición a estudiar nuevos pasos con los firmantes de la Declaración de Bruselas. Otros acontecimientos, como por ejemplo, la Declaración de Gernika del 25 de septiembre o la entrevista a dos miembros de ETA publicada en el diario Gara el 26 de septiembre, han tenido lugar una vez finalizado el plazo de respuesta al cuestionario que ha servido para la elaboración de este Informe.

A la hora de realizar este informe, Lokarri ha analizado las respuestas recibidas al cuestionario difundido. Finalmente, 984 personas han contestado al cuestionario compuesto por diez preguntas. La última fue añadida tras darse a conocer el segundo comunicado de ETA. El cuestionario se divide en dos tipos de preguntas: unas preguntas fijas, que se vienen repitiendo desde el primer Informe del Observatorio publicado en julio de 2009 y otras preguntas más específicas y relativas a acontecimientos ocurridos en el periodo que recoge el Informe y relacionados con la consecución de la paz y la mejora de la

2

convivencia. Ese primer grupo nos permite analizar la evolución de la percepción que las personas que contestan al cuestionario tienen respecto a la situación del proceso hacia la paz y las oportunidades y obstáculos que se dan. El segundo grupo nos permite recoger las aportaciones y reacciones ciudadanas frente a los últimos acontecimientos. Por cuestiones logísticas, en este período no se han celebrado Observatorios Locales, pero se volverán a retomar de cara al próximo informe. Este Informe correspondiente a verano de 2010 tiene tres grandes apartados:

1.La situación del proceso hacia la paz. Análisis de los resultados ofrecidos por el cuestionario 2. El análisis de situación del proceso hacia la paz 3. Recomendaciones y compromisos de Lokarri para impulsar un nuevo proceso de paz
Los contenidos de este Informe de verano de 2010 se van a hacer públicos y el mismo será remitido a partidos políticos, instituciones y agentes sociales, para que conozcan la valoraciones y aportaciones realizadas sobre la situación actual del proceso de paz, y las acciones propuestas para aprovechar este tiempo de oportunidades.

3

La situación del proceso hacia la paz.

Análisis de los resultados ofrecidos por el cuestionario.
1. ¿Cuál es tu opinión sobre la situación del proceso hacia la paz?
La percepción de la situación del proceso de paz es cada vez más positiva. Si en primavera por primera vez la nota media se situaba por encima del 5, en esta ocasión asciende hasta el 6,1. Este hecho toma mayor relevancia si se compara con los resultados obtenidos en verano de 2009, cuando la nota media se situaba en un 2,8. A partir de esa fecha esta tendencia ha ido aumentando progresivamente. Desglosando los datos cabe resaltar que la mitad de las personas que han contestado esta pregunta han calificado la situación del proceso hacia la paz con un 6 o un 7. Por otra parte sólo un 15% valora negativamente (puntuación de 1 a 4) la situación. Este porcentaje era del 37% en el Informe de primavera de 2010, 43% en invierno y ascendía al 88% en verano de 2009. El dato que ha experimentado una mayor subida vuelve a ser el referido a la valoración de buena/muy buena (puntuación de 7 a 10), doblando en esta ocasión a los resultados obtenidos en primavera: del 22% al 44% actual. En primavera de 2009 este porcentaje era del 4%. De las personas que consideran que se están dando algunos pasos hacia la paz o que piensan que existen motivos para la esperanza, un 85%, destacan sobre todo como avance la estrategia de Ezker Abertzalea y su apuesta por las

Buena/Muybuena Regular Mala Muy mala

¿Cuál es tu opinión sobre la situación del proceso hacia la paz?
4

vías exclusivamente políticas y democráticas. Respecto a los comunicados de ETA de septiembre son valorados en general como positivos pero insuficientes, siendo destacables también los comentarios que apuntan a estos comunicados como pasos cortos pero importantes. Otro motivo destacado es el referido a la implicación de agentes internacionales en el proceso hacia la paz. La principal razón por la que el 15% de las personas justifican su valoración negativa (puntuación de 1 a 4) es la falta de confianza y de credibilidad que otorgan a los comunicados de ETA y a los movimientos de Ezker Abertzalea. Otro de los motivos apunta a la reacción negativa del Gobierno y a las reticencias de los partidos estatales.

2. ¿Hay más posibilidades ahora que hace un año para conseguir la paz?
Frente al 84% de personas que en el informe de verano de 2009 opinaban que había menos posibilidades para conseguir la paz, ahora es sólo un 2% el que sustenta esta opinión. Por el contrario, según los datos de este informe de verano de 2010, un 78% considera que sí hay más posibilidades ahora que hace un año para conseguir la paz, percepción que ha ido aumentando significativamente desde los anteriores informes: 8% verano de 2009, 33% otoño de 2009, 50% invierno de 2009 y 66% primavera de 2010. Un 16% ha elegido la opción “igual”, considerando que hoy las posibilidades son las mismas que hace un año. Finalmente, el porcentaje de personas que no saben/no contestan ha descendido hasta un 4% (13% invierno 2009, 10% primavera 2010) Cuatro son las razones que más se repiten entre las personas que opinan que sí hay más posibilidades ahora que hace un año: la implicación internacional que supone la Declaración de Bruselas; la apuesta de Ezker Abertzalea por las vías exclusivamente políticas, pacíficas y democráticas, que consideran es la consecuencia de una reflexión interna; los pasos dados por ETA y la esperanza de que los tres elementos anteriores puedan ayudar a generar algún gesto en favor del diálogo por parte del Gobierno. En general, aunque estos pasos se consideran positivos, se expresa el deseo de que se vuelvan definitivos. Significativas son las reflexiones sobre los motivos que han empujado a ETA: mientras que para algunas personas los pasos dados responden a su debilidad y la falta de apoyo social interno, para otros estos pasos suponen la asunción de la apuesta de Ezker Abertzalea y la dificultad que supone hoy justificar la violencia. Hay coincidencia al afirmar que la ausencia de atentados alivia la tensión generada por la violencia. Las personas que consideran que hay menos posibilidades, opinan que ni ETA ni el Gobierno están dispuestos a dialogar y la experiencia de treguas anteriores les hace ver la situación con desconfianza. Las personas que creen que las posibilidades hoy son las mismas que hace un año, sólo destacan como positivo el hecho de que no haya atentados. Por lo demás, expresan una gran desconfianza respecto a los pasos dados por ETA y por Ezker abertzalea, y destacan la falta de voluntad de diálogo por parte de todos los agentes implicados.

3. En tu opinión, ¿se dan las condiciones para un nuevo proceso de paz?
Si en el anterior informe se reflejaba la progresiva valoración positiva de las respuestas, en esta ocasión esta progresión se acelera: en seis meses casi se ha doblado la cifra de las personas que ven que hay condiciones para un nuevo proceso de paz. El 62% opinan opinan de esta manera, cuando en el anterior informe era un 50% y en los anteriores nunca había superado el 35%. Del mismo modo, las personas que han respondido con un “no” suman el 16% (26% en el anterior) y responden con “otros” y “no sabe/no contesta” un 14% y 8% respectivamente. Las personas que creen que se dan las condiciones para un nuevo proceso de paz apuntan como razones los pasos anunciados por ETA, los dados por Ezker Abertzalea en los últimos meses y el interés y apoyo por parte de la comunidad internacional. Algunos dicen que esto puede obligar al Gobierno y a las partes implicadas a

5

empezar a dar pasos constructivos. También se argumenta que siempre se dan las condiciones para un proceso de paz, sea cual sea la situación. A todo lo dicho se añade también una perspectiva de mucha cautela en la mayoría de respuestas, por considerar que todavía quedan muchos pasos por dar. Las personas que creen que no se dan las condiciones para un nuevo proceso de paz señalan que ETA no ha abandonado su actividad definitivamente y/o que el Gobierno y algunos partidos mantienen una actitud inmovilista. Algunos, aunque reconocen que hay nuevos pasos para abrir una nueva oportunidad, creen que todavía es necesario que todos los agentes contribuyan. Se mencionan también la desconfianza y el peso de los fracasos anteriores. Por último, las personas que han respondido “no sabe/no contesta” u ‘otros’, señalan la confusión, las dudas y la falta de confianza en la actitud de ETA, el Gobierno y los partidos políticos o la sensación de falta de información para poder contestar a esta pregunta.

4. Consideras que estamos ante una oportunidad para la paz?
El 69% de las personas responde afirmativamente a esta pregunta, argumentando que se ha abierto una nueva etapa que es necesario aprovechar. El 19% considera que aun no teniéndolo claro, sí considera que hacen falta más avances y el 5% de las respuestas obtenidas creen que nada cambiará hasta que ETA decida el final definitivo. Las razones aportadas en la opción “Otros” (el 7% restante) apuntan mayoritariamente a la falta de voluntad política como elemento que cierra las posibilidades de un nuevo proceso de paz.

No, no hay cambio si ETA no decide su final Sí, hay que aprovechar esta nueva etapa Hacen falta más avances

Otros

¿Consideras que estamos ante una oportunidad para la paz?

6

5. ¿Qué opinión te merece el comunicado de ETA de cese de acciones armadas ofensivas dado a conocer el 5 de septiembre?
Tres de cada cuatro personas opinan que el comunicado del 5 de septiembre es un paso positivo. Desmenuzando los datos, el 39% cree que refuerza la estrategia de Ezker Abertzalea y su apuesta por las vías exclusivamente pacíficas y democrática, el 26% opina que el comunicado es un avance ya que ETA elimina momentáneamente el obstáculo de la violencia, y el 11% de las respuestas obtenidas indican que es un paso positivo porque ETA se implica en la búsqueda de una solución. Las opiniones negativas se argumentan en dos bloques: el 12% de las personas cree que el comunicado es insuficiente porque no anuncia el final de la violencia, y el 3% opina que el comunicado no supone ningún avance porque ETA ya no tiene credibilidad. La opción “otros” ha sido elegida por el 9% de las personas, donde se resalta la importancia de este comunicado aunque es considerado como insuficiente

6. ¿Cómo te sientes después de conocer el comunicado?
Los sentimientos positivos suman el 52% de las respuestas obtenidas: las personas que dicen sentirse esperanzadas ascienden al 41% y las ilusionadas son el 11%. Tres de cada diez personas se consideran prudentes ante el comunicado de ETA, mientras que el 10% se muestra escéptico, el 4% aburrido, el 2% decepcionado y otro 2% indiferente.

7. ¿Qué crees que tiene que hacer el Gobierno ante este comunicado?
Dos ideas quedan a la par en las respuestas obtenidas. El 41% de las personas opina que el Gobierno debe actuar con cautela e iniciar un diálogo con todas las fuerzas políticas para valorar un nuevo escenario, mientras que el 39% cree que debe responder con la legalización de Ezker Abertzalea y el acercamiento de presos. Por su parte, el 7% considera que el Gobierno no tiene que hacer nada hasta que se verifique la irreversibilidad del cese de la violencia de ETA. Entre las argumentaciones realizadas en la opción «Otros» (el 13%), se repiten varias ideas: crear una comisión de trabajo multipartita, solicitar ayuda internacional o legalizar Ezker Abertzalea y acercar a los presos no como respuesta a los comunicados, sino como condición básica de respeto a los derechos humanos y políticos.

8. Ante el escenario actual, ¿estás dispuesto/a a implicarte?
El porcentaje de personas que afirman estar dispuestas a movilizarse para que el escenario actual no se frustre como en anteriores ocasiones ha descendido ligeramente respecto al Informe de primavera: del 53% al 48% actual. Sucede lo mismo con las personas que al menos quieren estar informadas de todo lo que ocurra: el porcentaje se sitúa en el 29%, dos puntos menos que en primavera. Un 10% opina que quizá se implicaría, pero tienen claro que la responsabilidad de que salga bien no es de la sociedad vasca, sino de ETA, el Gobierno y los partidos. Por último, un 3% de las personas han respondido que no están dispuestas a implicarse porque ya han sufrido demasiadas decepciones.

7

9. ¿Qué tendría que hacer un movimiento social como Lokarri en el momento actual?
Ante esta pregunta, gran parte de las aportaciones recibidas destacan que la labor de Lokarri hasta el momento ha sido acertada y que por ello, debe seguir trabajando en la misma línea insistiendo en sus reivindicaciones e intentando ampliar su ámbito de actuación. Muchos participantes animan a Lokarri a seguir generando esperanza e ilusión, a mantener una actitud positiva y abierta y un “clima de paz y realismo”, a apoyar los pasos positivos que se vayan produciendo y a “ser el aceite que suavice las posiciones enfrentadas”. Las propuestas inciden básicamente en los siguientes puntos: 1) Informar Según las respuestas de los participantes, Lokarri debe seguir realizando y difundiendo análisis de situación y propuestas en positivo. Se destaca en muchas de las aportaciones la importancia de realizar este trabajo de manera más intensa en el Estado y a nivel internacional. 2) Instar a los agentes directamente implicados a) denunciar las vulneraciones de derechos Las aportaciones inciden en mantener e insistir en la exigencia de cese de la violencia de ETA y de las concul caciones de derechos por parte del Gobierno. b) fomentar el diálogo Los participantes piden a Lokarri un esfuerzo en su apuesta por el diálogo, intentando implicar a todas las fuer zas políticas sin exclusión y buscando herramientas para facilitarlo. Algunas propuestas solicitan de Lokarri una labor de puente, motor, o de conciliación y mediación. También se pide que Lokarri trabaje involucrando a los agentes internacionales para reforzar el proceso. 3) Movilizar a la sociedad Muchas respuestas insisten en el carácter de red social de Lokarri y por tanto, destacan el papel que debe desempeñar en la movilización social, ofreciendo cauces de participación y de reivindicación (encuestas, mani festaciones, espacios de encuentro, etc...) Se valora también la necesidad de aunar esfuerzos con otras organizaciones y de recabar apoyos plurales para trabajar conjuntamente.

10. ¿Consideras que el comunicado de ETA en el que muestra su disposición a estudiar nuevos pasos con los firmantes de la Declaración de Bruselas aporta alguna novedad? *
Nueve de cada diez respuestas son afirmativas. De estas, el 60% de las personas opinan que el comunicado es un paso en el camino hacia un proceso de paz, aunque ETA debe declarar un alto el fuego permanente y completamente verificable, tal y como lo reclama la Declaración de Bruselas. El 30 % de las respuestas obtenidas apuntan que se abre una importante oportunidad para lograr la irreversibilidad de un alto el fuego, condición necesaria para que un proceso de paz sea viable. Por contra, el 8% de las personas piensa que tanto el comunicado anterior como éste son insuficientes y que ETA tiene que dejar la violencia. El 2% restante no sabe o no contesta. * Esta pregunta fue incluida después del segundo comunicado de ETA, fechado el 19 de septiembre 8

Algunas ideas aportadas

Algo se ha movido y la marcha atrás tiene cada vez más coste La Izquierda Abertzale ha tomado la iniciativa Mientras andamos avanzamos Han cambiado los papeles y los esquemas, merece la pena proseguir La paz no es una idea política, es una necesidad social El cerebro me dice que desconfíe pero el corazón me hace creer que esta vez puede ser la definitiva Se ha dado un paso, aunque para algunos sea pequeño. ¡Es más que nada! Al margen de la coyuntura política, es necesario que seamos optimistas Hay una oportunidad histórica, con varias novedades significativas
9

El análisis de situación del proceso hacia la paz.

Del análisis de las respuestas recibidas al cuestionario difundido para elaborar este Informe del Observatorio Social del Proceso de Paz, correspondiente al verano de 2010, se desprende una sensación mayoritaria de esperanza cargada de grandes dosis de prudencia y, aunque en menor medida, algunas desconfianzas que no terminan de despejarse. Una vez analizadas las respuestas recibidas, comprobamos que la progresión positiva de anteriores informes respecto a la posibilidad de lograr la paz y mejorar la convivencia ha seguido en aumento. Si comparamos los datos de este informe con los de hace un año, cuando la coyuntura era muy difícil, la percepción ha dado un giro de 180 grados. Esta percepción se asienta en las siguientes ideas; 1- Tras los acontecimientos de este verano, la situación del proceso hacia la paz es valorada como buena con una nota media de 6.1. 2- Se va consolidando la opinión de que se ha abierto una nueva etapa que hay que aprovechar y en la que empiezan a darse las condiciones para un nuevo proceso de paz. Los sucesivos pasos de Ezker abertzalea en la consolidación de su apuesta por las vías exclusivamente políticas y democráticas, la ausencia de atentados, el soporte internacional que supone la Declaración de Bruselas y la consolidación de nuevos espacios de colaboración entre diferentes son los principales elementos que sostienen esta impresión. 3- Además, el comunicado de ETA del pasado 5 de septiembre, en el que expresaba su decisión de no cometer acciones armadas ofensivas, ha sido valorado como positivo por tres de cada cuatro personas que han respondido al cuestionario, porque este hecho refuerza la estrategia de Ezker Abertzalea y porque elimina momentáneamente el obstáculo de la violencia. 4- Respecto a los pasos que el Gobierno debería dar ante el comunicado del 5 de septiembre, la opinión mayoritaria solicita que, aunque con cautela, debe iniciar un diálogo con todas las fuerzas políticas para valorar un nuevo escenario, así como realizar algunos gestos tales como la legalización de Ezker abertzalea y el acercamiento de presos. 5- Pese a que la percepción mayoritaria es de consolidación de un tiempo de oportunidades que nos acerca más a la paz y al logro de una mejor convivencia, también se desprende bastante prudencia y un poco de desconfianza, que se irá despejando en la medida en que los pasos dados se vayan haciendo definitivos y a medida que el Gobierno y los partidos políticos más cerrados al diálogo vayan abriendo cauces al mismo. Así pues, para avanzar en la creación de las condiciones que hagan viable un nuevo proceso de paz, dos son los llamamientos más repetidos: - Un comunicado en el que ETA declare un alto el fuego unilateral, permanente y completamente verificable, tal y como se pide en la Declaración de Bruselas. - Que el Gobierno abra algún tipo de diálogo entre los partidos políticos y que los partidos políticos cerrados al diálogo cambien de actitud. Por último y como dato positivo, pese a la prudencia, la mayoría de las personas encuestadas han expresado su voluntad de seguir aportando en la consecución de una convivencia pacífica.

10

Recomendaciones y compromisos de Lokarri para impulsar un nuevo proceso de paz.
Tal y como se desprende del análisis de las respuestas recabadas al cuestionario, se consolida la opinión de que hay más posibilidades para alcanzar la paz que hace un año y se empiezan a dar los pasos en la consecución de las condiciones para abrir un nuevo proceso de paz. De las recomendaciones recogidas en el Informe del Observatorio Social presentado el 21 de julio, correspondiente a la primavera de 2010, una de ellas ha sido respondida en parte. Concretamente, el llamamiento dirigido a ETA para que respondiera de forma positiva a la petición de alto el fuego permanente y verificable recogida en la Declaración de Bruselas. Atendiendo tanto a las respuestas recibidas al cuestionario y una vez analizada la situación hacia la paz, Lokarri quiere recomendar las siguientes actuaciones que hagan posible generar las condiciones para avanzar hacia la paz y abrir un proceso de mejora de la convivencia.

1- Declaración de alto el fuego de ETA unilateral, permanente y verificable
En el anterior informe, Lokarri subrayaba la importancia de que la Declaración de alto el fuego se realizara cuanto antes, incluso se aventuró a fijar una fecha, antes del 30 de septiembre. Entonces Lokarri consideró que una demora podría poner en riesgo tanto la confianza como las ilusiones generadas por el nuevo momento de oportunidades, así como dificultar la estrategia de Ezker Abertzalea. Dos han sido los comunicados que durante el mes de septiembre ha realizado ETA. Lokarri ha valorado ambos comunicados como un nuevo paso, importante y con potencialidad y un avance de cara a contribuir en el camino hacia una paz irreversible. Sin embargo y en aras a superar las desconfianzas y reticencias que aún se mantienen en parte de los partidos políticos y de la ciudadanía, tres son los elementos que deberían ser aclarados: ¿renuncia ETA a utilizar la fuerza o amenazar con utilizarla, adhiriéndose a lo que establecen los principios Mitchell? ¿Asume que la garantía del proceso reside en la sociedad vasca? ¿Esta decisión es unilateral o está sujeta a contraprestaciones por parte del Gobierno? Objetivamente y a pesar de la esperanza que se ha generado en parte de nuestra sociedad y de algunos agentes políticos, ETA sólo ha respondido parcialmente a la petición recogida en la Declaración de Bruselas, por lo que la demanda sigue estando vigente. Así pues, Lokarri mantendrá la reivindicación social que pide a ETA una declaración de alto el fuego de forma unilateral, permanente y absolutamente verificable. Sólo así se podrá comprobar si el alto el fuego es irreversible, condición necesaria para iniciar un nuevo proceso de paz viable.

2. Actitud facilitadora y de liderazgo de los Gobiernos
Nos encontramos ante un escenario de nuevas oportunidades frente al cual los Gobiernos no deben mantenerse ajenos. Las nuevas oportunidades exigen cambiar viejas estrategias, facilitar y no obstaculizar, siendo su responsabilidad aprovecharlas, mirar al futuro y pensar en cómo contribuir para construir una convivencia en la que nadie se sienta amenazado o excluido.

11

Dos son las aportaciones que Lokarri considera que pueden hacer los Gobiernos en este momento de oportunidades: - dar los pasos necesarios para facilitar la legalización de Batasuna. Ello contribuiría a que todas las fuerzas políticas pudieran participar en igualdad de condiciones, de forma transparente y pública en un proceso de soluciones. - asumir la iniciativa e iniciar diálogos con todas las formaciones políticas, sin exclusiones, para definir las condiciones, principios, contenidos y agenda de un proceso de acuerdo entre los partidos políticos.

3. Compromiso de Lokarri
Lokarri, en la medida en que es una Red ciudadana, quiere recordar que el objetivo que impulsa su trabajo es contribuir en la consecución de una convivencia en paz y sin exclusiones, donde haya cabida para todas las personas que integramos esta sociedad. Por ello reivindica el pluralismo y el respeto mutuo como base de nuestra convivencia. En esta línea Lokarri se compromete a lo siguiente: - Seguir reivindicando la necesidad de que todos los derechos fundamentales y libertades democráticas sean adecuadamente garantizados. - Contribuir en la creación y construcción de confianzas que puedan generar espacios de diálogo plural entre diferentes posiciones. - Movilizar a la sociedad en la reivindicación de la irreversibilidad de la violencia y de la legalización de Bastasuna, como elementos o condiciones necesarias para la apertura de un proceso de paz viable.

Un reto
Ante el escenario de oportunidades que se empieza a abrir, Lokarri quiere reiterar la necesidad de aprender de los errores del pasado y la importancia de sentar unas bases sólidas para la consecución de la paz. El reto ahora es articular una red de seguridad ciudadana que contribuya a que un nuevo proceso de paz sea irreversible.

12

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful