ROBERTO ARLT: LECTURAS CRÍTICAS

El siguiente trabajo efectúa un recorrido a través de un grupo de lecturas críticas sobre Roberto Arlt, a lo largo de una tradición que comienza en 1950 y llega hasta la actualidad, realizando un relevamiento de las diferentes corrientes de pensamiento crítico que subyacen en cada texto, como así también de las divergencias y contigüidades de las lecturas entre sí. La selección de trabajos no responde a un recorte cronológico particular ni pretende lograr una síntesis totalitaria del tema; por el contrario, se trata de un trayecto posible entre otros, que obedece exclusivamente a las articulaciones que los textos proponen, en relación con una cadena de interpretaciones. Como criterio de selección basta mencionar que cada lectura tratada se caracteriza por un anhelo de singularización de la obra de Roberto Arlt, de donde se desprenden, al menos, dos rasgos excluyentes: por un lado sólo serán considerados textos críticos que trabajen con un concepto de obra medianamente abarcativo, es decir cuyo objeto trascienda el estudio de un texto en particular para dedicarse a aspectos generales de la producción del autor. Por otra parte, es distintivo de las lecturas analizadas una tendencia al estudio inmanentemente estético de la obra literaria, que si bien se encuentra, en todos los casos, atravesado por aspectos que desbordan la inmanencia del campo, permanece sin embargo en el centro de cada enfoque. Se pretende mantener una mirada dirigida hacia el problema de la representación en Roberto Arlt, y con más precisión sobre la adscripción de su obra a diferentes variantes del género realismo. La narrativa de este autor significó un momento clave en la literatura argentina, específicamente en lo referido al proceso de modernización literaria; en los cinco trabajos analizados subyacen planteos y propuestas en torno al realismo, aunque como se verá, en cada caso la definición de este concepto adquiere dimensiones particulares. Básicamente el trayecto comienza, con el trabajo de Raúl Larra, ligado a la noción de realismo socialista, con una marcada dependencia de factores pertenecientes a la lucha de clases;

posteriormente

irá

evolucionando

en

la

adquisición

progresiva

de

autonomía, destacando al proceso literario independientemente del campo social; por último se observará, en la lectura de César Aira, un retorno al realismo clásico a partir de una estética posmoderna que reingresa en el problema desde sus inicios, en una versión modificada y plena de complejidad.

I. LOS INICIOS

La tradición crítica sobre la obra de Roberto Arlt comienza casi diez años después de su muerte, con la publicación de Roberto Arlt, el torturado, de Raúl Larra. Si bien existen numerosos artículos anteriores a esta fecha, no es significativo el aporte que realizan sobre la línea de lecturas que inaugura Larra, tras un largo período de silencio académico; se trata en su mayoría de notas periodísticas o breves reseñas que no destacan aspectos generales de la producción de Arlt, sino, en el mejor de los casos, una situación propia del campo cultural argentino en la década del treinta. 1 El mérito principal de Larra radica en haber “redescubierto” a Arlt, un autor casi desconocido en aquel tiempo y cuyas obras estaban agotadas; con la fundación de la editorial Futuro se dedica a editar y difundir la obra completa del escritor. Con respecto al propio trabajo de Larra, podría interpretarse de acuerdo con el propósito del autor al momento de escribirlo: “Hubiera querido componer estrictamente una vida novelada” dice en el prólogo a la primera edición; es decir que la escritura tomaría la forma de una segunda literatura, a modo de homenaje, guiada por la “secreta admiración” del autor, que no necesariamente cumple con todas las premisas de una investigación académica. Diversas objeciones a este trabajo fueron ya realizadas por gran parte de la crítica posterior. Al margen de los debates políticos e ideológicos dentro del campo cultural,2 la más significativa es sin dudas que Larra confunde las ideas y opiniones de los personajes con las del propio Arlt, o dicho de otra manera, está convencido de que “Todas sus experiencias, por lo demás, están volcadas en sus obras. Casi todo lo suyo tiene sabor

3 Confusión sin duda inaceptable desde el marco teórico actual. debido a su interés desmedido por hacer de Arlt un escritor comunista. Hasta aquí el alcance de Larra. donde la figura del autor gozaba de una hegemonía sobredimensionada que eclipsaba la naturaleza autónoma de la obra. Por otra parte es importante tener en cuenta la doctrina oficial del arte del PC. Larra se hace cargo de las objeciones recibidas desde las páginas de Contorno. es necesario hablar de ciertos aciertos (voluntarios o no) del trabajo. pero no así el político. que aunque atenten en contra de su propia tesis (el sentido progresista de la obra de Arlt y su militancia . sino que se dirige siempre hacia la más completa soledad. la tesis sigue apegada a una teoría de la representación que no logra aprehender la obra literaria de Arlt sin dejar de lado sus contradicciones internas: el contenido social de los libros resulta a simple vista valedero. sin tener en cuenta al proletariado y a la (LARRA. En el prólogo a la segunda edición de Roberto Arlt. es el punto de partida que lo lleva a afirmar que La misma idea central de la novela [Los siete locos] —preparar la revolución mediante la preparación escolástica de terroristas. de carácter periodístico y marcada tendencia al biografismo. de 1956. hasta el punto de corregir algunos enunciados de su libro donde era evidente el reduccionismo inicial que le habían imputado. desde cuyo marco filosófico mantiene Larra la tesis de su libro: el realismo socialista. el torturado. que revela un síntoma de lectura de la época. acción de masas— denuncia su debilidad ideológica Esta debilidad ideológica que Larra señala es el plus de significación que una teoría estética simplista y orientada meramente al compromiso social de la literatura y a la pintura costumbrista de la clase trabajadora deja escapar. en su versión más dogmática. 133). como un hito en la tradición crítica sobre Roberto Arlt: por un lado recopila y sistematiza las lecturas anteriores a 1950. De esta manera.4 Correcciones incluidas. porque este hombre busca desesperadamente su individualidad. dado que “el hombre de Arlt” es el hombre de las masas. y esa búsqueda nada tiene que ver con el cambio social. por otra parte inaugura el debate académico y deja abierta la problemática de la representación para la próxima generación. impidiendo cualquier tipo de interpretación que no gravitara en torno al “yo” autoral.autobiográfico”.

6 Pese a todo. creación propia de Masotta. el trabajo presenta un conjunto coherente. la economía. una noción abstracta que significa tanto “hombre de las masas” como su trascendencia individual.5 Los ensayos que componen el libro están orientados hacia una lectura de clase de la obra de Arlt. tan popular en la década del sesenta. y las conclusiones que elabora funcionan dentro de un sistema teórico original. El punto de partida de este trabajo es “El Hombre de Arlt”. un destino fijo e inamovible que revela la falsedad de los personajes: . negativos. La operación de lectura de Masotta significó un rescate de la literatura arltiana con todas sus contradicciones y complejidad. No es difícil percibir las “malas” interpretaciones del marco teórico de Masotta (es decir lo valedero de las impugnaciones realizadas por la crítica posterior) como también la tendencia predominante a lograr una síntesis entre marxismo y psicoanálisis. marcada principalmente por la filosofía de Sartre y algunos aspectos del psicoanálisis freudiano. Precisamente el hombre de Arlt es para Masotta la afirmación del carácter subhumano de las masas por su imposibilidad de cobrar una conciencia de clase plena. pero también por tempranas lecturas de Georges Bataille. en Arlt. el anhelo de trascendencia de estos personajes y su naturaleza limítrofe. este destino es. el carácter cosmopolita y emergente de Arlt. FILOSOFÍA DE LA EXISTENCIA A fines de la década del cincuenta Oscar Masotta escribe una serie de artículos sobre Roberto Arlt que clausuran definitivamente las polémicas en torno al “compromiso social” del autor. II. desarticulando la doctrina del realismo socialista desde la filosofía de la existencia. de su obra. el elemento predictivo y los aspectos críticos. Entre los más destacables: la idea de personajes que escapan al dominio del autor y cobran una suerte de voluntad propia. la individualidad es una “tensión vuelta hacia su propio destino” que lleva a una superación de clase. Siempre desde Sartre.ideológica en el partido comunista) están presentes y ofrecen el material para diferentes desarrollos posteriores. afirmación que está íntimamente emparentada con el concepto marxista de alienación.

desde una perspectiva marxista. sostiene Masotta. recurra a lo fantástico o no. por ejemplo. al alcanzar la fusión entre libertad y determinismo la obra de Arlt revela una serie de experiencias metafísicas (en tanto propias de la profundidad interior) que sostienen y alimentan experiencias sociales. que no son sino los cuestionamientos esenciales del hombre en el mundo. la esencia del hombre: producto de las condiciones económicas de su época y al mismo tiempo superación de ellas. vuelta hacia un destino individual. Es el objeto de estudio de Sexo y traición: la obra como una tensión que. Masotta interpela a la obra como una dialéctica entre profundidad y mundo. que se traduce en la antinomia entre ser y querer ser. Esta naturaleza ambivalente de la representación en el aparato narrativo arltiano es la que lleva a Masotta a hablar del realismo metafísico de Roberto Arlt. un número limitado de experiencias fundamentales. La consiguiente falta de una perspectiva política coherente. que llevó a Larra a gran desorientación. de la fusión entre libertad y determinismo. que se opone a la síntesis de sentido. se limita a expresar. es para Masotta un instrumento que logra dar cuenta. mediante la representación de personajes viviendo en el destino fijo de sus vidas (por oposición. En tanto la individualidad separada de su clase es una “conciencia vuelta hacia el mundo”.Fascinando de absoluto a sus personajes. al artilugio borgeano del instante infinitesimal de elección.7 Si todo escritor. El autor parte de una concepción del texto como estructura significante. con su necesario grado de artificio y “falsedad”. los hace tender hacia la certidumbre de la derrota para rechazar de plano la incertidumbre de la posibilidad de la victoria. que colma de sentido a una historia individual). Bajo este marco teórico se establece una . el contenido político legítimo no se busca ya en la reproducción mimética de las fuerzas de producción. realiza una transformación estética del contenido político inmediato. que es. Estos artificios nos recuerdan que esos derrotados desde el nacimiento son en verdad los forjadores de la propia derrota (MASOTTA. sino que se alcanza precisamente desde y gracias al objeto estético autónomo que es la obra literaria. Desde una visión de la vida. Manteniendo la lectura de clase. los ensayos retoman la categoría marxista de fusión entre libertad y determinación como el eje estructurador. la política y el arte como totalidad. 10) . El avance de este enfoque con respecto al de Larra es notable.

Es la teoría del espejo: llevando al límite el conflicto entre lo visible y lo interior. malandrines. impide cualquier identificación. las individualidades de Arlt se reconocen diferentes de los humillados por su . La negatividad cobra forma en la traición.9 Así. convertida en orgullo mediante la exageración. Frente a la determinación total que existe en cada personaje. Frente a la identificación imposible los personajes desclasados necesitan ejecutar su acto de trascendencia: la traición (de sujetos inferiores y socialmente censurables) funciona como el grado más alto de determinación. “naturalezas muertas” por lo sólido de sus destinos. lucidez en cuanto a su situación social. pero en este extremismo se encuentra ya la liberación. en comunidades. Esta doble evasión lleva a las individualidades a una zona indeterminada. mediante los cuales se comprueba esa hipótesis. si es que tal cosa es posible. Los humillados arltianos responden a dos categorías diferentes: por un lado se encuentran aquellos que poseen conciencia de su pertenencia a la clase media. Pero este movimiento constituye una experiencia límite porque la dependencia a una posición individual. es la pureza el único acto de trascendencia posible para los humillados. el lumpen proletariado. la hipocresía en que vive la clase media obliga a estos humillados a sumirse en el silencio. La delación en El juguete rabioso es una de las formas más puras del mal por su componente poético de gratuidad. la revelación se da al ser tratado como igual por otro humillado. prostitutas. La humillación por su condición social da lugar a la vergüenza. criminales. antesala de la pureza. la espiritualización. y se alcanza a través del mal. Siguiendo la lógica del sistema de Sexo y traición. La traición y el sexo son los dos aspectos textuales que forman estructuras significantes en la obra de Arlt. de personajes socialmente avergonzados. y la adopción del mal se hace motor de la trama. que continúa vigente. desde donde podrán alcanzar la autonomía a través de la negatividad. el desapego total de los valores a través de su reflejo mecánico y extremo. de acatamiento de las reglas de la moral burguesa.estructura recurrente en toda la obra de Arlt:8 los personajes son estáticos. y deciden por la angustia y el cinismo que esta pertenencia provoca salirse de su determinación para buscarse en la clase inmediatamente inferior. la traición se da entre humillados. las individualidades sobresalientes descienden un escalón en la jerarquía social para formar sociedades con los otros humillados.

correlato de la espiritualización de la clase media. la teoría del espejo. y ejecutan en la delación un acto de extremismo moral que revela la hipocresía de clase en toda su desnudez. La angustia actúa como un puente de sentido entre las series económica y sexual. de la sociedad de su época. porque solamente la clase alta puede ejercer legítimamente estas prácticas según el ideal de pureza aristocrática que el sistema moral hegemónico preconiza. Por diferente camino se alcanzan las mismas conclusiones: la sinceridad absoluta que las individualidades adoptan siguiendo su orgullo es. nuevamente. y a una contradicción entre la moral cristiana de castidad y la práctica mundana. La negación de la carne por parte de los personajes implica una tendencia hacia el pensamiento puro. El cuerpo está representado en la narrativa de Arlt como una tensión entre la propia reflexión y la imagen social (parte de la dialéctica mayor entre profundidad y mundo). y también reflejo del fondo oculto y oscuro del hombre de clase media. Juzgar (percibir) al otro como bosquejo de uno mismo. que Masotta lee metafóricamente en imágenes de superficies bruñidas que proliferan en la obra. la humillación se convierte por una reacción extremista en orgullo. La sexualidad vivida como culpable responde a: un conflicto de clases. y realismo. sus miedos y repugnancias latentes que la obra literaria manifiesta. es al mismo tiempo protección de la individualidad independientemente de la clase social (la pura contingencia de Arlt). . como una voluntad de metalizar el cuerpo. producto de una contradicción entre sistemas simbólicos (los valores de la familia y la iglesia frente al sistema económico capitalista) que desemboca en un moralismo abstracto. es decir representación como compenetración de forma y materia expresiva. el eje sexo-economía. que el autor resuelve a través de la burla estoica.apariencia. Es justamente el sentido del realismo metafísico de Roberto Arlt: metafísica de la profundidad interior del individuo pequeñoburgués de clase media. Esta teoría. Las mismas conclusiones se alcanzan desde el segundo planteo del trabajo. Al igual que en el esquema de la traición. delirio identificatorio que tiende al suicidio (Astier) o asesinato (Erdosain).

con la publicación de El juguete rabioso. . inspirada en su totalidad por el Saint Genet de Sartre. Este libro es a simple vista un gesto anacrónico.I I I . sintetizando estas estructuras en una “unidad orgánica” que las trasciende. económico y psicológico del hombre de Arlt. Ahora bien. Este artículo realiza una apreciación sumaria de la problemática existencial en la obra de Arlt (los complejos de culpabilidad del artista y su relación con el mal). por su santidad. cuyas influencias desbordan al estudio de este autor en particular y se aplican a todo el campo de la crítica argentina en general. para convertirse en un tratado sobre la clase media. en agosto de 1953. y por otro lado sufre una diversificación en distintas corrientes de la crítica literaria que. social. de Carlos Correas.10 La distancia del trabajo de Oscar Masotta respecto de este artículo reside en el relevamiento de la problemática social: los ensayos de Sexo y traición superan el planteamiento del tema de la autoridad en relación con una figura paterna. escrito entre 1977 y 1984 y editado en 1996. El trabajo de Masotta tiene un antecedente: Inocencia y culpabilidad de Roberto Arlt. Casi quince años después de su publicación. que se convierte. directo. en “drama nacional” para los argentinos. no es tan evidente que la crítica moderna argentina. la literatura de Arlt sería un acto de sacrificio. E SA P A R Á S I T A S E M P I T E R NA D E L A M A T E R I A L I D A D Es un lugar común sostener que la literatura moderna argentina comienza en 1926. aparecido en la revista Sur número 223. marcando un estilo de lectura que será recurrente durante la década del sesenta. en el mismo año en que Guiraldes clausura con su Don Segundo Sombra la literatura gauchesca para siempre. si bien no es inaugurada. el trabajo de Masotta recibe una respuesta: Arlt literato. que es la tercera lectura existencialista de Arlt. al menos recibe un gran impulso gracias a la obra de Arlt. Sebreli pretende reconstruir el contexto ontológico. La continuidad de ésta línea toma al menos dos caminos: uno. aunque con un desfasaje de unos treinta años. Por este motivo es posible considerar al libro de Masotta como indicador de un segundo momento significativo en la tradición crítica sobre Roberto Arlt. de Juan José Sebreli. llevada a cabo por Carlos Correas. están genealógicamente emparentadas con este primer rescate íntegro del texto que significó Sexo y traición. si bien de manera indirecta. específicamente entre los escritores agrupados por la revista Contorno.

incluyendo también en el trayecto la parte inédita de su producción. es la aventura metafísica de Arlt. Erdosain-usted. como unidad centrífuga que corroe al bien en busca de una nueva afirmación que no sea recibida. 11 Esto constituye precisamente la ambicoón metodológica y el objeto de Correas: la propuesta del trabajo consiste en la reconstrucción del proyecto artístico arltiano comprendido como totalidad. Se trata. la del hombre de Arlt. la elección original de una existencia que se realiza como ser frente al “Otro absoluto”. a grandes rasgos. de doblar sus personajes con él mismo – Astier-Arlt. donde. culmina con la creación de una moralidad propia y original. Afirmación de . Balder-Arlt…– Y que finalmente se extiende hasta el otro lado del papel y ha de ser complementada con la intervención de los lectores: tenemos que hablar también de Erdosain-Correas.retoma la problemática existencial en Arlt desde una renovada y compleja lectura de Sartre que. en su singularidad irreductible. o simplemente trascendencia. el mal. Erdosain-Arlt. de un rastreo analítico de “El hombre de Arlt” a lo largo de toda su obra. Este recorrido que lleva a cabo el libro bien podría expresarse como una pesquisa. Arlt literato es un denso ensayo filosófico articulado como reflexión marxista totalitaria sobre Roberto Arlt. invención del mal o de la literatura: La exégesis cierta. pura invención. en el contexto político reinante al momento de su escritura. (…) Por esto lo leemos y debemos leerlo: para saber quiénes somos. que llevan a cabo los personajes como individualidades libres en la aventura de lograr desprenderse de toda imposición. 348). al mismo tiempo es la búsqueda del propio Arlt. y para saber por qué no podemos saber quiénes somos. para conocer incluso nuestra voluntad de ignorarnos (CORREAS. lector. junto con la vida del escritor. la del hombre. al igual que con los personajes. es una explícita provocación. pero común. lo deseado se alcanza mediante la invención. dado que “Arlt mismo –su obra– exige esta totalización de su obra y de su vida”. en tanto interrogación ontológica por el ser. El deseo de “ser un otro inmutable”. que es múltiple desde su concepción: en el plano más textual del análisis existe una primera búsqueda. en un recorrido cronológico desde El juguete Rabioso hasta el teatro de Arlt.

El valor ausente en el hombre de Arlt. dado que Arlt se inventa escritor. señala la importancia del proceso del texto. noción adorniana que Correas llama densidad. La carencia de una virtud laboral desaparece con el trabajo literario. en constante proceso de hacerse a sí mismo y a sus lectores. sostiene Correas.la negatividad. y al mismo tiempo se alimenta del exterior y de los otros. y es el valor que evita su disolución en la Cultura. se mueven y florecen” haciendo de la literatura una necesaria operación de salud mental. es la falta de una virtud laboral. participando siempre del “arte por nacer”. precisamente porque el discurso. en el seno de la imaginación. Este es finalmente el carácter singular e irreductible de la obra de Arlt. Correas da un paso más y coloca a la imaginación en el centro mismo de la teoría literaria. y la afirmación reside en la revelación de la universalidad de la no-libertad. que la invención suple. sólo que en ese caso se trata de una “voluntad de valor”. que al mismo tiempo inventa al lector desde la imaginación como facultad de la pura ficción. en el seno de la economía literaria. en su duplicidad: trabajo de la obra y también de sí mismo. Es la “comprensión afectiva” que Correas considera necesaria . esta participación. Oscar Masotta ya había advertido el arraigo en lo real de la facultad imaginativa del hombre: “La imagen siempre denuncia una determinada carencia de la realidad presente”. su naturaleza productiva que lleva a Correas a afirmar que. y su mérito radica en asignar al elemento productivo el centro de la teoría estética elaborada desde los textos de Roberto Arlt. La densidad de una obra es lo opuesto a su adocenamiento. exige.12 separándola de la evasión para aproximarla a una forma de comprensión. la Tradición o en las Bellas Artes. la imagen. exceptuando a Roberto Arlt (y quizás también a Borges).14 El alcance de estas conclusiones es amplio. como en la teoría del espejo. “jamás ningún otro escritor argentino ha creado en medida tan extrema la actividad del lector en la literatura”. El inventarse constante de la escritura. 13 El escritor es. el mayor inventor. libertad absoluta. y gracias a ello logra “desaburguesarse”. desde el estilo. bajo este punto de vista. “locura y escritura brotan. desde el plano de la imaginación. el hombre que inventa al hombre. Esta invención implica un todo material incluido y al mismo tiempo negado en la obra. en su máximo potencial. es un recurso del hombre para vencer la angustia. son nociones que revelan el fondo nietzscheano de esta articulación Arlt-Correas. en tanto la renuncia al mundo produce deshumanización.

Arlt invierte la dialéctica entre bien y mal del folletín y la literatura bandoleresca. IV. No sucede lo mismo en las aguafuertes. al auténtico hombre de época: el burgués destinado a autodestruirse o fracasar. falsificación) y la ilusión del enriquecimiento (ensueños). en las concepciones o teorías de la literatura que fundamentan cada lectura. mediante la creación de “hombres íntegros”.15 Cronológicamente. como invención de la pura ficción. que lo pondría directamente en contacto con la sustancialidad del lenguaje.para la lectura de Arlt. situando la trascendencia del lado de la riqueza. El dinero mal habido. El dinero desde este enfoque es una “máquina de producir ficciones”: la ficción necesaria para obtenerlo (engaño. lo real sufre una cosificación y el notero se convierte en un personaje más del Buenos Aires del treinta (o de la literatura de Arlt). y no tanto al desarrollo crítico posterior. porque desde el momento en que se construyen alrededor de una entidad abstracta que es el valor compartido de ser en la ciudad (porteñidad). Causa y efecto de la ficción. De todos modos existen proximidades en un plano más general del análisis del texto. en este punto se encuentra el riguroso realismo de esta literatura: son las ficciones de Arlt las que alcanzan a representar. toda riqueza debe tener grabada una historia de transgresión. ESTADO ACTUAL DE LA CUESTIÓN En un trabajo aparecido en 1974 en la revista Hispamérica Ricardo Piglia esboza las líneas de una aproximación a la literatura de Arlt desde la economía literaria. por caminos diferentes. inventado. sin embargo el mencionado anacronismo de Arlt literato lo acerca directamente a Oscar Masotta. Piglia descubre al dinero como componente central de este núcleo productivo en las ficciones de Arlt. . en destacar el carácter productivo del discurso literario. presente en cada uno de los personajes. situación que impide la representación de la totalidad social. el dinero se hace signo. tanto Piglia como Correas coinciden. una participación por proximidad del lector en el estilo. En este caso. el artículo merece un lugar anterior al libro de Correas.

pasando por el autor. el ahorro y el encierro. no sólo de capital monetario sino también cultural y lingüístico. traición. sólo el delito oculto tras una nube de misterio es garantía de fortuna y poder. que frente al vacío generado por la ausencia de una tradición sólida crea un valor de prestigio desde la nada. y también metáfora final de la escritura. la miseria cotidiana de quien debe ganarse el pan. Ricardo Piglia focaliza su lectura en el proceso del texto. ni el trabajo ni los juegos de azar aparecen como alternativas. es el libre flujo de capital. el dinero es el soporte de la ficción. Robo.16 . identificado en el deseo. Como maquinaria de transformaciones mágicas. acto compensatorio de la carencia económica. como máquina de ficción. no en sus límites o umbrales. que en el plano artístico corresponde con la operatoria de Arlt frente al campo cultural. deberá suplir desde la potencia de la imaginación y el simulacro de las falsificaciones. que vuelve activa la operación del imaginario. La distancia principal de este abordaje frente a las aproximaciones existencialistas radica en la concepción del conjunto de la producción literaria: en este caso no se trata de una totalidad dialéctica de momentos que comunican entre sí y conducen. la única salvación posible reside en hacer dinero. la máquina polifacética de Roberto Arlt o meta-máquina donde se conectan las demás. Piglia destaca el hecho de que ningún personaje busque su salvación por esta vía. en un lugar límite. y no ganarlo. alquimia capitalista o creación de valor desde el vacio. está regulada por el deseo. Así. como máquina de carencias. Este es el objetivo común de los personajes en las ficciones arltianas.forma sistema con el derroche y la visibilidad. opuesto al trabajo. Es el escritor pobre. doble falta que el dinero. que es al mismo tiempo apropiación y legitimación de sí misma. es decir el dinero. La concepción maquínica del texto no pretende la centralización o integridad al final del recorrido sino la conectividad de lo heterogéneo múltiple: en los textos de Arlt la pobreza. la pobreza es una carencia que se superpone al vacío de castración. lo pertinente a este enfoque son aquellos mecanismos que garantizan la continuidad del proceso. estafa y falsificación son algunos de los procedimientos puestos en marcha por el aparato literario. En la rosa de cobre de Los 7 locos se encuentra la “piedra filosofal moderna”. producción imaginaria de dinero. el acto delictivo como motor de la escritura. existe finalmente producción literaria. la invención de la ficción. hacia el hombre íntegro detrás de los personajes.

que alcanza un alto grado de desarrollo teórico en el pensamiento de Sartre. sean en relación con la trascendencia individual del sujeto burgués o con la reproducción no mimética de la lógica interna y mágica de circulación del dinero en las sociedades industriales. en el hecho de que este proceso encuentra su espacio por excelencia en lo imaginario. dando a todo el aparato teórico aplicado a la literatura de Arlt una configuración original. la elección entre este modelo u otro depende del alcance que pueda esperarse de cada lectura. si estos rasgos no son establecidos exclusivamente sobre la figura del escritor como mito literario. A grandes rasgos coinciden: en la concepción del objeto literario como un proceso internamente establecido y regulado. donde los grandes logros estéticos. 18 El movimiento pictórico . y también que los rasgos principales que definen al escritor maldito concuerdan en muchos puntos con la figura de Arlt y con su estética. En 1993 César Aira publica en la revista Paradoxa un artículo titulado Arlt. La cuestión reside en determinar. Existe una gran tradición de malditismo literario (francesa. En resumen: el mal tiene sin dudas un papel importante en la literatura de este escritor. desde una mirada a la distancia se tiene la sensación de estar leyendo una crítica sobre Roberto Arlt cuyas conclusiones bien podrían aplicarse a Jean Genet. En cuanto a la lectura de Ricardo Piglia. en una versión similar pero no idéntica. y por otra parte debería plantearse la problemática de la sobredeterminación del objeto metodológico de un estudio crítico. siendo sus máximos exponentes los poetas románticos de fines del siglo diecinueve. y también en cierta naturaleza maldita del texto arltiano. Baudelarie o William Blake.17 Podría pensarse que esta línea de lectura ya estaba implícita en el adjetivo que Raúl Larra aplicó a Arlt desde el título de su libro. pero lo maldito de ella es necesariamente una creación a posteriori que surge del análisis. por un lado.Puede apreciarse la distancia. se logran solamente mediante el mal. pero también en Georges Bataille. donde ensaya una nueva interpretación de la obra de este escritor desde su relación con el expresionismo. En el caso de las lecturas existenciales de la línea Sebreli-Masotta-Correas. inglesa y norteamericana. la diferencia se encuentra precisamente en la articulación económica del modelo del mal. independientemente del aspecto material de su producción. si bien fueron ya mencionados los logros originales de cada interpretación. principalmente). pero también las convergencias entre Piglia y Correas.

donde . como una forma de rechazar al impresionismo. En este punto el autor señala su distancia con respecto a la crítica anterior: la opción formal al comienzo del proyecto crea un mundo interior completamente cerrado y regido por su propia legalidad.expresionista apareció entre 1907 y 1910 en Europa. La representación se hace imposible porque el mundo se ha vuelto táctil. es un acto de frivolidad. sin puertas ni ventanas. Es el momento mítico al comienzo de todo arte. Un interior completamente hermético. en el caso de Arlt la traición no resultaría tan grave. Para lograrlo. destinada al fracaso o “vida puerca”. es una elección formal del expresionista. el salto del escritor al mundo. en el que los colores y las formas son un reflejo de la nostalgia de los artistas ante la crueldad e inhumanidad de la guerra. Aira establece la siguiente ecuación entre ambos movimientos y la teoría psicológica: impresionismo es introyección del artista en un mundo imaginario donde encuentra felicidad. operación que siempre resulta desdichada. toda explicación es necesariamente accesoria y posterior. específicamente en Alemania y Austria. los temas se exageran y se distorsionan con el fin de intensificar la comunicación artística. sin preocuparse de la realidad externa sino de su naturaleza interna y de las emociones que despierta en el observador. por ejemplo. de manera similar al principio de incertidumbre enunciado por Heisenberg. y una vez tomada no hay vuelta atrás. miseria y fealdad triunfos estéticos. y se opone al expresionismo como proyección del artista en el mundo mediante lo simbólico (el lenguaje). La proyección simbólica en el mundo. En este contexto. o la traición. y al mismo tiempo modificado por esta nueva presencia incrustada en él. Dentro del mundo interior el artista opera por transformaciones: la desdicha de vivir se hace alegría artística. En un gesto doble. serían producto de una concepción orgánica de la sociedad donde es inadmisible que un órgano se revele en contra de otro. el mal. obsceno. la comparación de la traición formalmente determinada en Arlt con la de cualquier otro escritor simplemente por ser también traición. sino “un avatar más de lo malo y bueno“19. Aira se desprende tanto de la idea de un espacio imaginario como de la interpretación del texto arltiano en clave del mal. que Aira llama “salto” (del artista al mundo montado en las palabras). El pintor expresionista trata de representar la experiencia emocional en su forma más completa. El salto coloca al escritor en tal proximidad con lo real que todo aparece deformado.

un hueco. el escritor elige salirse del círculo de percepciones que forman la vida cotidiana. En una hipótesis sobre el surgimiento de la literatura moderna. Las mónadas son los elementos primeros de todas las cosas compuestas. el lenguaje pierde paulatinamente su relación con el pasado y abandona la función clásica de ser soporte del tiempo y registro de la memoria. como un asunto de perspectiva. Por oposición a la literatura del fluir de la conciencia. anhela constituirse como individuo absoluto. “y en ese rizo se hace autoconciencia”. Aira literalmente salta de pliegue en pliegue en un movimiento elíptico en torno al vacio que constituye el nacimiento del artista: Ahí queda un resto oscuro. una acumulación de monstruos. por diferentes motivos. pierde una parte. creando ese pequeño espacio a partir del cual será posible toda futura intervención. en una torsión sobre sí. Quizás no sea casual que una figura propiamente leibnizniana funcione como pilar central en este ensayo de César Aira: es el pliegue. el pensamiento quiere pensarse. pero nunca lo conseguimos. Lo interesante de esta torsión consiste en que al doblarse sobre sí. Michel Foucault sostiene que dicho fenómeno se origina en el siglo diecinueve cuando. De manera similar a lo que sucede en la ostranenie formalista. fija. y lo único que logra percibir es una multiplicidad amorfa. Tratamos de reconstruirlo. es la conciencia estancada. inamovible a lo largo del relato. que en un primer momento envuelve a la conciencia. 20 En el origen siempre está el lenguaje. para aplicarse hacia su propio objeto. ¿Qué pasó? ¿Qué había antes? (AIRA. la conciencia no puede contemplarse con integridad. que genera un nuevo interior. el . como acción de doblado sobre sí de una superficie plana en un punto de inflexión. 59) Es el momento de la tentación. y mutilada “la conciencia se presenta como un monstruo. así como el hombre al hacerse artista se dobla sobre sí mismo. esa fuerza irreductible que da a los cuerpos sus características de inercia e impenetrabilidad y que contiene en sí misma la fuente de todas sus acciones. y dicho camino lo lleva hacia su interior. La cuestión se mantiene entonces en los mismos términos que al comienzo. cuando el hombre. un olvido. El Monstruo se define como ausencia de perspectiva. en un acto de percepción. es el Monstruo”. en Arlt ésta es siempre un mismo punto. la expresión expresarse a sí misma y la voluntad moverse.el artista crea su propia espacialidad. recuerda un poco a la mónada de Leibniz (“el filósofo de los filósofos” según Aira).

como arte de la pegajosa cercanía. El discurso quiere salir de ella. al plegarse sobre sí. Resulta que. el libro. mutilada y deforme como una paradoja infernal… (AIRA. El expresionismo. modalidad de existencia. es decir precisamente aquello que la explicación persigue. la explicación progresa junto con el Monstruo hasta el infinito. la paradoja vacilante toma cuerpo en los rengos. el análisis tendría dos posibles direcciones: el de los sedimentos semiológicos o sustratos subyacentes en el discurso literario y. De pronto. Volviendo a los términos iniciales del planteo (la proximidad asfixiante del artista con lo real y la conciencia estancada). bizcos. Dice Aira. organizado en el terreno literario moderno por excelencia. de la espacialidad interna de la obra. y deja sin explicar su miembro activo. exactamente en el punto en que el relato debería avanzar. jorobados y en fin. el suceso inesperado. y no lo consigue. Este espacio no sería una configuración cultural de la extensión. la contigüidad cede a la creación de un espacio y en él se hace efectiva la literatura. relativamente nueva. 61) Entre paréntesis. la acción va a desarrollarse al margen de la cadena estímulo-reacción. siguiendo la analogía con la física relativista que caracteriza el ensayo y que recuerda nuevamente a la mónada de Leibniz: “La persecución crea la velocidad. todos los “señalados de dios” que pueblan la literatura de Arlt. todo se hace explicación. por otra parte. la Historia del Monstruo. es lo que logra el cine expresionista. alcanza su punto culminante en la creación de una propia espacialidad. y como un comentario al pasar. por inamovible. es intemporal. pero no puede explicar. asociado a lo no inefable y a la transgresión. finalmente. en una búsqueda inútil por aquello que. Mientras esa pieza falte. con lo que vacila. la conciencia ya no podrá mirar. De manera que propone un tipo de análisis de la obra literaria que corresponda con esta. La explicación se tuerce para explicarse a sí misma.ser lenguaje. y la velocidad crea la distancia”. Explicación y Monstruo. pero a fuerza de rodear con algo ese vacío central de pensamiento y de discurso. La trama definitivamente avanza. proliferan juntos. entonces. sino el del lenguaje mismo.21 Esta última modalidad es la que parece seguir César Aira en su ensayo sobre Arlt. con abuso de . sufre de una imposibilidad de principio: cómo historiar aquello que. porque el Monstruo es lo novelesco puro. que el autor considera como único tema en Arlt.

donde se destaca la atmósfera generada por decorados alterados en una geometría cubista. como si fueran una maqueta o cartones pintados superpuestos para sugerir ilusiones. un buen ejemplo podría ser El gabinete del Dr. al crear ese espacio psicológico y proyectivo que se llama “paisaje con alma”. para funcionar. que en lo global de sus postulados trasciende a la obra de Roberto Arlt para hacerse.escaleras que desafían la tridimensionalidad. o lo único que tenemos derecho a llamar Misterio en nuestra profesión: la calidad. exitosa o no. Aira menciona a obras derivadas del teatro de Max Reinhardt. “una postulación de la realidad como efecto del rigor de la imaginación”. el salto. que surge en el mismo momento que la espacialidad. problema menor de la verosimilitud. todo aquello ajeno al núcleo productivo principal. que suspende la pregunta clásica sobre la representación entendida como forma. lo que hace grande una obra o a un escritor(…) (AIRA. es la culminación del arte. de aprehensión de lo real. una película muda de 1920 dirigida por Robert Wiene y considerada como el primer film expresionista de la historia. Aira propone una definición paradojal del realismo. al mismo tiempo que los contrastes de luz y sombra participan también para formar el “Llandschft mit Seelt” donde se desarrolla la esencialmente simple trama del film. una suerte de manifiesto poético del propio Aira. El impulso hacia la realidad es la consecuencia estricta de una invención pautada en términos de una máxima exigencia artística. como un dispositivo orientado a la producción de un efecto de realidad. Quedan por señalar finalmente las proximidades de esta lectura. Caligari. en cambio. empezando por lo más misterioso. etc. realismo literario a mayor al realismo. el mito personal del escritor.70) Después de ese instante viene lo novelesco trascendental. y define a su vez una ajena particular representación. . por momentos. sus aporías sobre la sinceridad. un instante donde todo se hace real de pronto. La literatura tiende a lo real como hacia un punto de fuga. Parece apropiada en este punto la fórmula que Sandra Contreras aplica a la producción de Aira: mayor realismo es mayor expresión versión de 22 la forma del (expresionismo). Esta ecuación resume todo el planteo. el lenguaje. que tiene en Arlt a su fundador.

donde se encuentra un tratamiento disruptivo de los diferentes discursos sociales siguiendo una lógica del delirio. implantar la duda ante la lector. La autora menciona otra fractura en la figuración descriptiva de los espacios. por último. que atentan en contra del ilusionismo del realismo. por el contrario. como una voluntad fracasada de disolver los “posibles narrativos” que genera el efecto opuesto. Capdevila concluye que la operación de Arlt significó una modernización y ampliación del género realista. de marcado corte expresionista. no propician sin embargo una desidentificación. y finalmente desde la asimilación de discursos sociales gravitantes en la época. al menos desde tres lugares distintos: desde el aspecto temático. ya lo había notado Carlos Correas.23 Dentro de las fracturas y distanciamientos del verosímil pueden mencionarse: aquellos que surgen desde la voz narrativa. y. que sería la representación en sí. la explicación. a partir también de los procedimientos que esta literatura desarrolla. pero también de sus funciones.con la línea de trabajo que mantiene Analía Capdevila en sus estudios sobre Arlt. puesto que Arlt logra hacer crítica . y al mismo tiempo una superación del realismo tradicional identificada con procedimientos cuya función es producir fracturas y distanciamientos del canon realista. crean determinados efectos de verdad que dan a la novela una sensación de vida “propia de los grandes universos ficcionales del realismo clásico”. cuyo resultado es. como un antecedente concreto de algunos recursos de la literatura de Aira. tomando por caso paradigmático al del Astrólogo. radicalmente modificados por la inclusión de experiencias de la vida interior. Capdevila analiza la naturaleza ambivalente de la representación en la narrativa arltiana: esta se caracteriza por una voluntad de realismo. En un trabajo publicado en la historia crítica dirigida por Noe Jitrik. siendo esta última voz una instancia mediadora entre crónica y ficción. Esta revalorización estética tiene como consecuencia la redefinición de los límites de la literatura. debido a la inclusión de sectores bajos y hasta entonces marginados de las bellas letras. Tras el rastreo de los diferentes elementos de fisura del verosímil realista a lo largo de las tres novelas de Roberto Arlt. específicamente en la alternancia entre personajes y la figura del comentador. que Arlt supo utilizar sin ninguna restricción. sino que. esto es. otro distanciamiento surge desde la construcción de los personajes. Estos procedimientos. indeterminación o producción de lo novelesco. marcada por una fuerte adscripción al verosímil.

el elemento fantástico o lo novelesco. habitual. manteniendo presentes las contigüidades y divergencias de los textos entre sí. se vería favorecida por esta redefinición. y no en la obra ni en su verosimilitud. centradas en un caso a la producción de Aira y en el otro en Roberto Arlt. El caso de Arlt no es el menos destacable. a lo largo del trayecto. CONCLUSIONES Se ha efectuado un recorrido por determinada línea de lecturas de la obra de Roberto Arlt desde sus inicios hasta la actualidad. Es el salto o la opción formal al comienzo de todo proyecto artístico. existen grandes grupos de escritores y obras cuya taxonomía. respectivamente. Cuanto más cercano pretenda encontrarse de la realidad objetiva. que hacen a las articulaciones y coyunturas de una cadena de interpretaciones y que es donde se revela la mayor información. variantes y modificaciones que le dan en cada caso una configuración particular. En una vuelta al realismo. por ejemplo. cotidiana. Es de especial importancia la concepción teórica sobre el realismo que surge del ensayo de Cesar Aira. Los alcances de esta redefinición de fronteras del término realismo aparecen como vastas posibilidades por explorar. el momento determinante de un escritor. que encabezaría Arlt pero que tiene continuación. El problema de la representación se encuentra centralmente ubicado en los distintos enfoques y. tanto más se aleja de la descripción directa. tal ansia de verdad puede cobrar nueva significación (o. esencialmente la misma): en la afirmación de Lukács. esto también lo advirtió Lukács en Balzac. en el índice onomástico del tomo sexto de la . la noción del realismo ligada a este planteo sufre.social sin devenir en una literatura panfletaria o costumbrista como la de Boedo. al menos. pero que también encuentra expresión en las propuestas de trabajo desarrolladas por Sandra Contreras y Analía Capdevilla. el énfasis se encuentra puesto de manera rotunda en el escritor. es cuando Balzac penetra hasta el fondo de la realidad social que se manifiesta. como se ha visto. En el prólogo a sus Ensayos de 1845 Lukács decía que el verdadero realismo significa sed de verdad. V. En el campo de la crítica argentina específicamente. donde el verosímil se encuentra laboriosamente socavado. turbio. fanatismo de realidad del gran escritor.

CEAL. Raúl. Analía Capdevila efectúa una reseña de los textos de Carlos Correas. Hasta 1998 el libro sufrió seis reediciones con agregados y modificaciones de la versión del cincuenta. Cf. op. “Arlt. Para un recorrido por tres textos críticos que abordan la literatura de Arlt desde el existencialismo sartreano Cf. 5 La lectura de Masotta reproduce otra de Sartre en su Saint Genet. el torturado. MASOTTA. particularmente en la polarización Florida-Boedo. Oscar Masotta y Juan José Sebreli en 6 . invierno de 2005. Omar. Que Roberto Arlt no haya tenido grandes filiaciones con sus contemporáneos. Sexo y traición en Roberto Arlt. pp. 1996. revista La Biblioteca. Acerca del buen uso del Saint Genet”. que se declara en gran medida sucesor de Arlt.historia crítica de la literatura argentina dirigida por Noe Jitrik. por Manuel Gálvez. 1. que adecuadamente comprendida puede ofrecer nuevas claves para interrogar las relaciones entre un escritor y la realidad. sumado al hecho de que su obra necesitó más de tres décadas para comenzar a ser realmente leída en profundidad. cit. Oscar. América Libre. Roberto Arlt. CAPDEVILA. su nombre se destaca por la cantidad de menciones. BORRÉ. Analía. Los ensayos que publicó Masotta a fines de la década del cincuenta aparecieron recopilados en el libro Sexo y traición en Roberto Arlt en 1965 por la editorial Jorge Álvarez con algunas modificaciones. a simple vista. BORRÉ. 1982. Cap. dedicado al realismo. Ameghino. existencialista. explican en cierta forma su posición a la vanguardia de una modalidad específica y hasta entonces inédita de hacer literatura. un libro publicado en Francia 1952 donde desarrolla la aplicación del psicoanálisis existencial. 1998. Nº 2-3 "¿Existe la filosofía argentina?". p. pp. Arlt y la crítica (1926-1990). Cuadernos de Cultura. superado solamente. de 1952.42. Buenos Aires. NOTAS Para un panorama completo sobre la crítica anterior a 1942 Cf. 73-77. que tuvo lugar en la revista del partido comunista. Buenos Aires. Buenos Aires. Entre las pugnas por la apropiación y fijación de un sentido político en Arlt es posible destacar: la polémica Larra-Salama. y los ataques a Larra dirigidos desde varios artículos del segundo número de la revista Contorno dedicado a Roberto Arlt. Omar. 404-417. de mayo de 1954. 2 3 4 LARRA. Cf.1 “Las primeras críticas”. Tampoco es casual que quien primeramente llamó la atención sobre esta modalidad de escritura haya sido otro escritor.

1996. Catálogos Editora. p. Una comparación con otro estudio crítico resulta útil para destacar el alcance de esta línea de lectura esbozada por Masotta y desarrollada por Carlos Correas: el trabajo que publica Diana Guerrero en 1986 retoma gran parte de las categorías de Masotta y construye su objeto a partir de El juguete rabioso como una novela que describe una experiencia fundamental (la de la humillación y caída fuera de lo humano). tanto el acceso al “mundo de los ricos” como la realización de un proyecto revolucionario efectivo son imposibles. op. La oposición entre Larra y Masotta recuerda. 88. La autora destaca la proximidad de la conclusión de Sebreli (Arlt como mártir nacional) con la tesis desarrollada por Héctor Murena en su nota “Rostro de Roberto Arlt”. Puede apreciarse en esta conclusión un significado diferente de la salvación que poco se aproxima a la trascendencia aquí tratada. la literatura como iniciativa de salud. de una salud pequeña. Buenos Aires. DELEUZE. Guerrero determina que el problema central de este universo es la inadecuación entre realidad e ideología. 1996. doctrina o tendencia histórica?. Lo inmutable de la sociedad y la persona obligan al individuo a asumir su cuerpo y su relación con los otros cuerpos. 8 En este punto cabe una aclaración sobre la determinación de clase de los personajes: este desplazamiento es unilateral sólo en el interior de una contradicción propia de la clase burguesa. N° 7. Cf. donde el personaje tiene vedados otros modos de movilidad social. 10 11 12 CORREAS. de marzo-abril de 1973. Masotta trabaja solamente con un corpus acotado a la narrativa de Arlt. sobre la relación concreta entre pobreza y saber y para un análisis detenido de la función de saberes desprestigiados en la obra de Arlt. 1986. Roberto Arlt. cit. Gilles. GUERRERO. el habitante solitario. cf. Buenos Aires. Cf. con todas las salvedades y ajustes locales que la comparación requiere. Ricardo. Cabe destacar que esta noción de Masotta es prelacaniana. Barcelona. op. AAVV. publicado en la revista Los Libros N°29. 14 PIGLIA.relación con la recepción de la filosofía de la existencia en Argentina. 15 En este caso la apropiación es considerada como un mecanismo general cuya función es generar valor. 7 Si bien desde el aparato teórico utilizado la noción de obra consiste en una sucesión inseparable de momentos dialécticos que recorre toda la producción de un autor. el debate filosófico que tuvo lugar entre György Lukács y Theodor Adorno en torno al realismo. Atuel. producto de las cosas demasiado grandes que el escritor ha visto y oído. p. Editorial Quadrata. Crítica y clínica. “Roberto Arlt: La ficción del dinero”. Oscar. especialmente las dos primeras novelas. La conclusión sostiene que la propuesta ideológica de Arlt consiste en la elaboración de un “mundo mágico” como única alternativa de encuentro del individuo con su “singularidad espiritual”. El texto es parte de otro más amplio: Roberto Arlt: una crítica de la economía literaria. publicado en París en 1993: el escritor médico de sí mismo y del mundo. Analía. Año III (1974). 9 Cf. 2004. que fija la acción de todos los personajes de la narrativa de Arlt y ofrece las claves para la interpretación de su significado ideológico. Editorial Anagrama. frente a la imposibilidad de una integración activa lo imaginario conforma la única vía de salvación. p. CAPDEVILA. Hispamérica. 14. 337 MASOTTA. con excepción del cronista que escapa a la autodestrucción y alcanza su contenido objetivo mediante la traición. cit. Buenos Aires. Carlos. desde el juego imaginativo. Arlt literato. Mediante el ensayo de los diferentes “oficios del vivir” representados en el universo arltiano. aparecida en 1951 en el diario La Nación y publicada posteriormente en El pecado original de América. Realismo ¿Mito. Diana. 13 Es notable la proximidad de estas conclusiones de Correas con las premisas elaboradas por Gilles Deleuze en su libro Crítica y clínica. 16 . cada personaje encuentra un modo diferente de solucionar el conflicto y en cada caso se llega al fracaso.

Barcelona. 1992. “Arlt” en Paradoxa. “Lenguaje y literatura” en De lenguaje y literatura. 2004. En su libro Saint Genet anteriormente mencionado y también en Baudelaire. Sandra “En torno al realismo”. sino de la lectura que realiza Gilles Deleuze sobre este filósofo. producto de la figuración de una conexión inmediata con la realidad. 1996. sostiene Sarlo. o tendencia AIRA. 21 Sandra Contreras mantiene. Analía. Buenos Aires. CONTRERAS. 226. forma literaria de transgresión mediante la cual el pensamiento intenta desbordar los límites del lenguaje. Leibniz y el barroco. Taurus. 23 BIBLIOGRAFÍA AAVV. Emecé. los intelectuales. Un realismo para la modernidad”. Para una versión sintética de esta hipótesis Cf. “Saint Genet. 1998. Cf. Básicamente la autora sostiene que la vuelta al realismo de Aira se caracteriza por generar un efecto de real. es un escritor emergente y marginal que frente a los centros culturales tradicionales construye una nueva hipótesis de modernidad: su dimensión tecnológica. Rosario. editorial Altamira. (1993). 19-31. Cf . Beatriz Viterbo (1993). N° 17. diciembre de 2005. “Las novelas de Arlt. 58 No se trata. La literatura y el mal. en una tradición que tendría a Arlt por origen. un libro compuesto por ocho ensayos sobre escritores malditos donde se describe una suerte de lógica del mal. César. Gilles. César.SARLO. organizando su análisis desde la física y arquitectura barrocas. Pensamiento de los confines. DELEUZE. Realismo ¿Mito. Rosario. SONTAG. “Arlt: la técnica en la ciudad” en La imaginación técnica. Beatriz. Buenos Aires. El pliegue. 1984 y BATAILLE. p. 1959. Susan. Paidós. los presupuestos de una estética del mal se encuentran principalmente en La literatura y el mal. en realidad. Barcelona. Buenos Aires. forzados en el interior de los relatos. sueños modernos de la cultura argentina. N° 7. La autora toma como punto de partida la naturaleza del saber en la obra de Arlt para abordar cuestiones específicas de la relación entre la sociedad. Madrid. en Historia crítica de la literatura argentina: el imperio realista (tomo vi). la técnica y las configuraciones simbólicas de una cultura: la técnica funciona como instrumento en el proceso de modernización económica argentina a la vez que interviene en la adquisición de saberes y en las construcciones imaginarias. GRAMUGLIO María Teresa (dir). En cuanto a Georges Bataille. en diferentes trabajos. “Arlt” en Paradoxa. 17 18 19 20 AIRA. La Plata. Paidós. directamente de Leibniz. Editorial Quadrata. Seix Barral. Sartre desarrolla la idea del mal como trascendencia o acción del escritor que logra abrirse camino entre el sistema social para descubrir su propia moralidad. Nueva Visión. p. 1996. al mismo tiempo que su literatura postula un método que aspira a la incorporación de fragmentos de realidad en estado puro. FOUCAULT. N° 7. Beatriz Viterbo . Cf. doctrina histórica?. Barcelona. 2002. Michel. la hipótesis sobre una vuelta al realismo en la literatura de Cesar Aira. 22 CAPDEVILA. pp. Ibid. de Sartre” en Contra la interpretación y otros ensayos. Georges. y también “La vida de los hombres infames” en La vida de los hombres infames. Roberto Arlt.

“Roberto Arlt: La ficción del dinero”. Catálogos Editora. --------------------------. 1982. Atuel. SARLO. Paidós. ---------------------------. el habitante solitario. 1959. Oscar. “En torno al realismo”. Paidós. El erotismo. Barcelona. 1996. p. N° 17. Seix Barral. Susan. PIGLIA. Editorial Anagrama. Tusquets Editores. “Las novelas de Arlt. Michel. BORRÉ. Barcelona. Ricardo. Madrid. Buenos Aires.BATAILLE. Buenos Aires. GUERRERO. 1986. La Plata. 1992. 1998. Buenos Aires. Raúl. Taurus. Año III (1974). Omar. Acerca del buen uso del Saint Genet”. Crítica y clínica. 1996. Buenos Aires. “Saint Genet. Buenos Aires. Hispamérica. Arlt literato. ---------------------------. 1996. Leibniz y el barroco. “Arlt. Ameghino. N° 7. 1984. Sandra.pp. revista La Biblioteca. “La vida de los hombres infames” en La vida de los hombres infames. “Arlt: la técnica en la ciudad” en La imaginación técnica. FOUCAULT. 19-31. Diana. en Historia crítica de la literatura argentina: el imperio realista (tomo vi). Carlos. Arlt y la crítica (1926-1990). 1988. 226. . CAPDEVILA. el torturado. El pliegue. Beatriz. La literatura y el mal. 1996. 2002. CEAL. editorial Altamira. DELEUZE. de Sartre” en Contra la interpretación y otros ensayos. Pensamiento de los confines. CONTRERAS. Nº 2-3 "¿Existe la filosofía argentina?". Barcelona. Roberto Arlt. 1996. Roberto Arlt. invierno de 2005. América Libre. GRAMUGLIO María Teresa (dir). Emecé. Nueva Visión. ---------------------. “Lenguaje y literatura” en De lenguaje y literatura. sueños modernos de la cultura argentina. Analía. Georges. Barcelona. SONTAG. pp. Barcelona. 1998. Sexo y traición en Roberto Arlt. existencialista. MASOTTA. Un realismo para la modernidad”. 404-417. LARRA. CORREAS. Gilles. Buenos Aires. Buenos Aires. diciembre de 2005.

.

op. 73-77. Cf. 8 Si bien desde el aparato teórico utilizado la noción de obra consiste en una sucesión inseparable de momentos dialécticos que recorre toda la producción de un autor. Buenos Aires. Nº 2-3 "¿Existe la filosofía argentina?". BORRÉ. especialmente a las dos primeras novelas. revista La Biblioteca. 1996. Atuel. 1998. Cf. 404-417. de 1952. CEAL. CAPDEVILA. cit. 337 12 MASOTTA. La autora destaca la proximidad de la conclusión de Sebreli (Arlt como mártir nacional) con la tesis desarrollada por Héctor Murena en su nota “Rostro de Roberto Arlt”. CAPDEVILA. 5 Los ensayos que publicó Masotta a fines de la década del cincuenta aparecieron recopilados en el libro Sexo y traición en Roberto Arlt en 1965 por la editorial Jorge Álvarez con algunas modificaciones. 88. Buenos Aires. Mediante el ensayo de los diferentes “oficios del vivir” representados en el universo arltiano Guerrero determina que el problema central de este universo es la inadecuación entre realidad e ideología. 1982. 4 Hasta 1998 el libro sufrió seis reediciones con agregados y modificaciones de la versión del cincuenta. 7 La oposición entre Larra y Masotta recuerda. Oscar Masotta y Juan José Sebreli en relación a la recepción de la filosofía de la existencia en Argentina. Realismo ¿Mito. Cf. que fija la acción de todos los personajes de la narrativa de Arlt y ofrece las claves para la interpretación de su significado ideológico. 2004. 13 Una comparación con otro estudio crítico resulta útil para destacar el alcance de esta línea de lectura esbozada por Masotta y desarrollada por Carlos Correas: el trabajo que publica Diana Guerrero en 1986 retoma gran parte de las categorías de Masotta y construye su objeto a partir de El juguete rabioso como una novela que describe una experiencia fundamental (la de la humillación y caída fuera de lo humano). Omar. América Libre. el debate filosófico que tuvo lugar entre György Lukács y Theodor Adorno en torno al realismo. invierno de 2005. pp. Roberto Arlt. p. aparecida en 1951 en el diario La Nación y publicada posteriormente en El pecado original de América. Cabe destacar que esta noción de Masotta es pre-lacaniana. Arlt y la crítica (1926-1990). cit. Analía. tanto el acceso al “mundo de los ricos” como la realización de un proyecto revolucionario efectivo son imposibles. existencialista. op. Buenos Aires. Buenos Aires. Carlos. MASOTTA. Para un recorrido por tres textos críticos que abordan la literatura de Arlt desde el existencialismo sartreano Cf. doctrina o tendencia histórica?. el torturado. Editorial Quadrata. 3 LARRA. 1996. un libro publicado en Francia 1952 donde desarrolla la aplicación del psicoanálisis existencial. 11 CORREAS. BORRÉ. 1. Ameghino. p.1 Para un panorama completo sobre la crítica anterior a 1942 Cf.1 “Las primeras críticas”. Buenos Aires. Cuadernos de Cultura. 2 Entre las pugnas por la apropiación y fijación de un sentido político en Arlt es posible destacar: la polémica Larra-Salama. Oscar. “Arlt. y los ataques a Larra dirigidos desde varios artículos del segundo número de la revista Contorno dedicado a Roberto Arlt. 6 La lectura de Masotta reproduce otra de Sartre en su Saint Genet. Cap. que tuvo lugar en la revista del partido comunista. pp. AAVV. con todas las salvedades y ajustes locales que la comparación requiere. op. Analía Capdevila efectúa una reseña de los textos de Carlos Correas. Acerca del buen uso del Saint Genet”. p. donde el personaje tiene vedados otros modos de movilidad social. Oscar. 10 Cf. cada personaje encuentra un modo diferente de solucionar este conflicto . Raúl. cit. 9 En este punto cabe una aclaración sobre la determinación de clase de los personajes: este desplazamiento es unilateral solo en el interior de una contradicción propia de la clase burguesa. Arlt literato. de mayo de 1954. Sexo y traición en Roberto Arlt. Masotta trabaja solamente con un corpus acotado a la narrativa de Arlt. Analía. Omar.42.

Barcelona. CONTRERAS. organizando su análisis desde la figura barroca del pliegue. Editorial Anagrama. desde el juego imaginativo. sobre la relación concreta entre pobreza y saber y para un análisis detenido de la función de saberes desprestigiados en la obra de Arlt. forzados en el interior de los relatos. “Arlt: la técnica en la ciudad” en La imaginación técnica. Beatriz Viterbo (1993). La Plata. Básicamente la autora sostiene que la vuelta al realismo de Aira se caracteriza por generar un efecto de real. publicado en París en 1993: el escritor médico de sí mismo y del mundo. cf. un libro compuesto por ocho ensayos sobre escritores malditos donde se describe una suerte de lógica del mal. la hipótesis sobre una vuelta al realismo en la literatura de Cesar Aira. Roberto Arlt. Lo inmutable de la sociedad y la persona obligan al individuo a asumir su cuerpo y su relación con los otros cuerpos. 1996. Michel. Sartre desarrolla la idea del mal como trascendencia o acción del escritor que logra abrirse camino entre el sistema social para descubrir su propia moralidad. Hispamérica. Georges. Puede apreciarse en esta conclusión un significado diferente de la salvación que poco se aproxima a la trascendencia aquí tratada. SONTAG. Leibniz y el barroco. 17 En su libro Saint Genet anteriormente mencionado y también en Baudelaire. DELEUZE. N° 7. Cf . los intelectuales. Crítica y clínica. producto de la figuración de una conexión inmediata con la realidad. p. 22 Sandra Contreras mantiene. sueños modernos de la cultura argentina. 1986. 21 Cf. César. editorial Altamira. forma literaria de transgresión mediante la cual el pensamiento intenta desbordar los límites del lenguaje. Rosario. Año III (1974). y también “La vida de los hombres infames” en La vida de los hombres infames. 58 20 Se trata. frente a la imposibilidad de una integración activa lo imaginario conforma la única vía de salvación. publicado en la revista Los Libros N°29. 1984 y BATAILLE. Barcelona. de marzo-abril de 1973. DELEUZE. 1998. La autora toma como punto de partida la naturaleza del saber en la obra de Arlt para abordar cuestiones específicas de la relación entre la sociedad. Taurus. El pliegue. “Lenguaje y literatura” en De lenguaje y literatura. 1992. con excepción del cronista que escapa a la autodestrucción y alcanza su contenido objetivo mediante la traición. es un escritor emergente y marginal que frente a los centros culturales tradicionales construye una nueva hipótesis de modernidad: su dimensión tecnológica. N° 7. diciembre . Beatriz. 16 En este caso la apropiación es considerada como un mecanismo general cuya función es generar valor. p. “Sain Genet. Gilles. en una tradición que tendría a Arlt por origen. 19 Ibid. GUERRERO. de una salud pequeña. en diferentes trabajos. Gilles. de Sartre” en Contra la interpretación y otros ensayos. La literatura y el mal. “Arlt” en Paradoxa. Barcelona. al mismo tiempo que su literatura postula un método que aspira a la incorporación de fragmentos de realidad en estado puro. Diana. Roberto Arlt. Para una versión sintética de esta hipótesis Cf. “Roberto Arlt: La ficción del dinero”. 1996. el habitante solitario. la técnica y las configuraciones simbólicas de una cultura: la técnica funciona como instrumento en el proceso de modernización económica argentina a la vez que interviene en la adquisición de saberes y en las construcciones imaginarias. de la lectura que realiza Gilles Deleuze sobre este filósofo. sostiene Sarlo. Seix Barral. Buenos Aires. Ricardo. FOUCAULT. Susan. Nueva Visión. 1959. Madrid. Paidos. La conclusión sostiene que la propuesta ideológica de Arlt consiste en la elaboración de un “mundo mágico” como única alternativa de encuentro del individuo con su “singularidad espiritual”. Catálogos Editora. Cf. los presupuestos de una estética del mal se encuentran principalmente en La literatura y el mal. 18 AIRA. 1996. la literatura como iniciativa de salud. 14. Barcelona. Buenos Aires. N° 17.y en cada caso se llega al fracaso. Paidos. 15 PIGLIA. Sandra “En torno al realismo” en Pensamiento de los confines. en realidad. El texto es parte de otro más amplio: Roberto Arlt: una crítica de la economía literaria. SARLO. Cf. producto de las cosas demasiado grandes que el escritor ha visto y oído. 14 Es notable la proximidad de estas conclusiones de Correas con las premisas elaboradas por Gilles Deleuze en su libro Crítica y clínica. En cuanto a Georges Bataille.

226. 19-31. 2002. pp. Buenos Aires. Emecé. 23 CAPDEVILA. GRAMUGLIO María Teresa (dir). . “Las novelas de Arlt. Un realismo para la modernidad”.de 2005. Analía. en Historia crítica de la literatura argentina: el imperio realista (tomo vi). p.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful