You are on page 1of 10

MITOS Y REALIDADES DEL TLC

ECUADOR: ES HORA DE ABRIR LOS OJOS AL MUNDO

UN MITO ES CREER QUE SE PUEDE CAMINAR Y CRECER SOLO...


…Una realidad es que juntos podemos conseguir más de lo que tenemos hoy
en día.

UN MITO ES PENSAR QUE SE PUEDE ALCANZAR EL DESARROLLO SIN


ESFUERZO.
…Una realidad es que es más rentable exportar chocolates que cacao, y que
necesitamos incrementar el valor agregado de nuestras exportaciones a fin de
no depender excesivamente del petróleo que, tarde o temprano, se acabará.

UN MITO ES CREER QUE SE PUEDE AVANZAR DESCONOCIENDO LOS


ADELANTOS CIENTIFICOS Y TECNOLOGICOS.
…La realidad es que el conocimiento y la tecnología permiten comunicarse
desde el páramo andino con Nueva York, Madrid, y el mundo entero, pero
sobre todo aprovechar mejor los recursos.

Con el objetivo de facilitar el acceso a la información oficial y real del proceso de


negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) e incluir la participación de todos
los ecuatorianos en la discusión de los temas, la Unidad de información y
Divulgación del TLC y el Ministerio de Comercio Exterior han preparado este folleto
informativo básico sobre los mitos y realidades relacionados con el acuerdo que
Ecuador empezó a negociar con Estados Unidos en mayo del 2004.
Se debe privilegiar la integración latinoamericana antes de negociar con
EE.UU.

El Gobierno Nacional ha negociado un acuerdo comercial con los países del


Mercado Común del Sur (MERCOSUR), ha profundizado una zona de libre comercio
con los países andinos (Colombia, Perú, Venezuela y Bolivia) y ha suscrito
Acuerdos de Complementación Económica con Argentina, Chile, Paraguay, y
Uruguay.

Por otra parte el Gobierno ha iniciado un diálogo político y de cooperación con la


Unión Europea.

Sin embargo, es particularmente importante la firma de un TLC con Estados Unidos


porque además de ser el principal mercado comprador de la producción
ecuatoriana (más del 40% de las exportaciones nacionales), es la principal
economía mundial netamente consumidora de bienes y servicios.

No es necesario negociar un TLC porque gozamos de la Ley de Preferencias


Arancelarias Andinas (ATPDEA)

Ecuador goza ya de acceso preferencial a Estados Unidos en una lista muy amplia
de productos que no pagan impuestos a las importaciones (aranceles), pero que
excluye a otros importantes sectores que generan mucho trabajo en nuestro país.
Este acceso preferencial se fundamenta en la Ley de Preferencias Arancelarias
Andinas y Erradicación de la Droga (ATPDEA), que EEUU puede modificar,
suspender o eliminar en cualquier momento, sin que los países beneficiarios
(Ecuador, Colombia, Perú y Bolivia) puedan reclamar debido a que no se trata de un
derecho, sino de una concesión por parte de los Estados Unidos.

Cabe recordar que estas preferencias expiran en el 2006. Por ello, con la firma de un
TLC, lo que se logra es eliminar la incertidumbre del Atpdea por un tratado
permanente que permitirá atraer inversión, producir con una planificación de largo
plazo y proporcionar mayor estabilidad a los trabajadores que desempeñarán su
labor bajo reglas claras.

La empresa ecuatoriana no será capaz de competir con sus poderosos rivales


estadounidenses.

Los empresarios nacionales han aprendido mucho después de la dura experiencia


de la apertura y recesión de décadas pasadas. Han hecho ajustes, modernizando
sus plantas y sus estilos gerenciales; producto de ello, hoy en día se exportan más
de 900 productos hechos en Ecuador a Estados Unidos e incluso varias empresas
ecuatorianas compiten con grandes transnacionales en el país con resultados
positivos.
Los mayores beneficiarios de la firma de un TLC serán los consumidores, es decir
todos los ecuatorianos, ya que podrán acceder a productos de excelente calidad a
precios más baratos.

Esto no quiere decir que nuestras empresas van a cerrar, por el contrario muchas
reducirán sus costos de producción debido a que conseguirán insumos y materias
primas más baratas, lo que les dará mayores márgenes de ganancia. El consumidor
nacional no debe seguir comprando bienes de consumo a precios que en muchos
casos son el doble de los que se paga en otros países.

A las empresas vulnerables a la competencia internacional se les dará una


protección adecuada durante un período de tiempo prudente para que puedan
mejorar su productividad y el Estado también brindará las condiciones para ello, por
medio de mecanismos como salvaguardias. Una salvaguardia es un mecanismo de
protección a la producción nacional que implica la aplicación de un arancel, cuota o
gravamen a los productos importados de otro país que compiten con los producidos
en Ecuador.

Productos usados de mala calidad inundarán el mercado ecuatoriano

Ecuador compra o importa actualmente muchas maquinarias usadas para los


campos ya que son más baratas que las nuevas y tienen los mismos períodos de
vida útil de una nueva; además, se compran aviones, imprentas, que sirven en
muchos casos para que pequeños productores creativos tengan herramientas de
trabajo.

A pesar de ello en el Ecuador existen normas que controlan el ingreso de productos


usados que no desaparecerán con la firma del TLC.

Ojala que los ecuatorianos que viven en los Estados Unidos se conviertan en
importadores de productos ecuatorianos y no en exportadores de basura.
Actualmente muchos de ellos envían a través de empresas de correo paralelo ropa
usada o aparatos eléctricos prácticamente recogidos de la calle, sin ningún control
sanitario o de calidad.

Uno de los propósitos del TLC es que estos ecuatorianos que viven en Estados
Unidos importen más productos hechos en Ecuador con las facilidades derivadas del
Tratado, los vendan en EEUU y generen más ingresos para enviar dinero a sus
familiares, así como accedan a ropa y electrodomésticos nuevos.
Las multinacionales se apropiarán de los conocimientos ancestrales

Los conocimientos ancestrales actualmente no gozan de protección intelectual de


ninguna clase. El pedido de Ecuador y de los países andinos en las negociaciones
del TLC con Estados Unidos, es precisamente que se reconozca algún tipo de
protección en beneficio de las comunidades indígenas, avance que sería
fundamental para preservar y proteger esos conocimientos.

El TLC por si mismo no tiene como fin la explotación o no de conocimientos


ancestrales, pero servirá como una ratificación de los derechos universales de
protección de la propiedad intelectual.

Los ecuatorianos perderán el acceso a la salud para los pobres.

Las negociaciones del TLC buscan mejorar la calidad de vida de la gente mas no
retroceder del estado actual en que vivimos. Entre los temas de negociación se
garantiza que los servicios de salud, educación, telecomunicaciones, entre otros,
sean de acceso para todos.

En ningún capítulo del TLC se compromete el acceso a servicios básicos de salud


para las personas, ni la prestación de servicios a través del Instituto Ecuatoriano de
Seguridad Social (IESS).

Desaparecerán los medicamentos genéricos

Ecuador propugna el objetivo universal de acceso a la salud. Esto implica procurar


que el costo para el Estado, que es el mayor comprador de medicinas a través del
Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y el consumidor, en la adquisición
de medicinas, no se incremente, sino que los precios tiendan a reducirse debido a la
competencia y la promoción de medicamentos genéricos. En ningún caso se
retirarán del mercado los medicamentos genéricos actualmente existentes.

Muchos expertos contrarios a las tesis proteccionistas de las empresas


multinacionales, afirman que la única forma de bajar los precios de las medicinas es
por medio de la competencia y el libre mercado de medicinas.

Las multinacionales podrán patentar plantas medicinales y animales

Los animales no son patentables y las especies vegetales en estado natural


tampoco los son; sin embargo, si alguien puede obtener una nueva variedad
mediante el uso de la genética, por ejemplo lograr que una planta sea mas resistente
al frío o a un tipo de plaga, entonces podrá obtener una protección para esa nueva
invención que no se encontraba en estado natural y que es el resultado de la
investigación.
Otro ejemplo pueden ser también las variedades de flores, algunas de las cuales ya
se han desarrollado en Ecuador y sus creadores desean que se protejan sus
derechos también en otros países.

La educación será privatizada

Estados Unidos garantiza como una de sus prioridades nacionales la educación de


los niños, incluso retira la custodia de los hijos a los padres que no cumplen con este
derecho universal. Por tanto, no sólo que no ha propuesto sino que no aceptaría un
planteamiento que implique eliminar la educación pública o restringir su acceso.

En Ecuador hay muchas deficiencias tanto en el acceso a la educación como en los


contenidos de la misma. Con la firma de un TLC se pretende mejorar las condiciones
de vida de las familias con la finalidad de que los niños en lugar de trabajar se
dediquen a estudiar; con el TLC se busca una mejor normativa para reducir las
empresas que contratan a menores en condiciones de explotación.

En el TLC no hay una mesa de negociación específica para educación, sin embargo
es compromiso del Estado garantizar la educación de sus niños.

El TLC provocará un alto índice de desempleo en el país

El principal objetivo de este tipo de acuerdos internacionales es lograr impulsar el


crecimiento económico y por ende incrementar las opciones de empleo a través de
las oportunidades que éstos generan.

En consecuencia, es previsible que con la celebración de acuerdos comerciales


tienda a aumentar el empleo en el país, por el mayor dinamismo de la economía.

Un ejemplo de ello es que si se logra el acceso sin aranceles para el atún en lata, el
sector aumentará sus exportaciones y dará más trabajo a los pobladores de las
provincias pesqueras; así, los 20.000 empleos que actualmente genera este sector,
podrían aumentar en un porcentaje considerable en beneficio del país. Este caso
podría aplicarse a otros productos que actualmente no gozan de preferencias
arancelarias de acceso a EEUU, que como se sabe es un mercado consumidor del
mayor porcentaje de la producción ecuatoriana.

Lo ideal seria que los ecuatorianos trabajemos pensando en que podemos proveer
ocupación a otro... es lo que se llama invertir con sentido comunitario. Un TLC
genera esas oportunidades tanto en el campo como en la ciudad.
Si firmamos el TLC con Estados Unidos, las importaciones desde ese país
inundarían nuestro mercado

En primer lugar hay que aclarar que Estados Unidos y Ecuador son mercados
complementarios y no competitivos entre sí. Es decir, nosotros importamos
productos de Estados Unidos que no se producen en el país como los teléfonos
móviles (celulares), mientras que nuestros principales productos de exportación son
petróleo, banano, camarón, rosas, atunes, cacao, flores, entre otros.

Asimismo, hay que tomar en cuenta que no todos los productos que se
comercializan en Estados Unidos se pueden exportar al Ecuador, ya que no son
productos elaborados en ese país y en el marco de la negociación del TLC, existen
normas de origen que verifican la procedencia y elaboración de los productos.

La mayor cantidad de productos que vemos en Estados Unidos son de origen chino,
coreano, taiwanes o japonés, por lo que el riesgo actual en nuestro mercado
representan estos productos y no los que se hacen en Estados Unidos.

Adicionalmente, el Tratado contempla un instrumento de defensa comercial frente a


un aumento masivo de las importaciones que causen daño a la producción nacional,
denominado salvaguardia. A través de este mecanismo el país puede elevar, para el
producto objeto del daño, por un período determinado, su arancel hasta un máximo
definido.

La negociación del TLC con los Estados Unidos no es transparente porque es


confidencial

No existe cláusula de confidencialidad en la negociación del Tratado de Libre


Comercio con Estados Unidos. Esta, como cualquier otra negociación que se realice
entre gobiernos, debe buscar un equilibrio razonable entre transparencia y defensa
de los intereses nacionales.

Además, es importante destacar que el proceso de negociación se desenvuelve en


un marco de información, consulta y participación de los diferentes sectores de la
sociedad, con el objetivo de que el acuerdo represente de mejor manera los
intereses nacionales.

La negociación del TLC es una imposición de los Estados Unidos a los países
andinos, incluyendo el Ecuador

La negociación del Tratado de Libre Comercio es una alternativa que escogió


Ecuador como política del actual Gobierno y el pedido de innumerables sectores de
la sociedad, y en la que participan también países andinos como Colombia y Perú.
Si el TLC fuera una imposición, Bolivia estaría en el proceso; sin embargo, a pesar
de sus pedidos constantes, no lo ha logrado y participa sólo como observador.

El Ecuador solicitó oficialmente el 2 de octubre del 2003 iniciar la negociación con


Estados Unidos con miras a suscribir un Tratado de Libre Comercio, con el afán de
mejorar la situación económica y no perder oportunidades de desarrollo frente a
nuestros países vecinos interesados en firmar este tipo de acuerdos no solo con
Estados Unidos, sino con otros países y bloques económicos.

El TLC sólo beneficiará a los grandes productores y exportadores


ecuatorianos y perjudicará a los microempresarios y pequeños agricultores

No es verdad. La experiencia de países del sudeste asiático demuestra que como


resultado de una mayor liberalización comercial, las pequeñas y medianas empresas
(PYMES) encontraron oportunidades muy importantes en el sector exportador.
Adicionalmente, se han beneficiado del incremento de las exportaciones, incluso si
no exportan directamente, a través del aprovisionamiento de insumos a otras
empresas.

En las negociaciones se busca además mejorar las condiciones para la exportación


de artesanías, lo que potenciaría las ventas que realizan hoy los indígenas de
Otavalo en mercados norteamericanos y europeos. Estos beneficios podrían
extenderse a otros cantones y provincias cuya producción se basa en las artesanías.

De igual manera los pequeños agricultores, podrán vender más a las industrias que
tradicionalmente procesan su producción para exportar. Adicionalmente se busca
que por medio del cooperativismo y la asociatividad los pequeños productores
comiencen a dar valor agregado a sus productos para que los vendan al exterior.

Con el TLC se privatizaran todos los servicios públicos

La privatización de los servicios públicos, no forma parte de la agenda de


negociación.

Muchas personas asociaron la dolarización de la economía con las privatizaciones,


hecho que no se ha dado ya que la administración de empresas es independiente de
la moneda como de una negociación comercial.

Con el TLC vendrán al país empresas privadas a competir con las estatales siempre
y cuando exista seguridad jurídica, reglas del juego claras y un mercado que
responda a las expectativas de la empresa, eso generaría un beneficio al
consumidor ya que . Las empresas estatales se verán obligadas a mejorar su
servicio y bajar los precios, es decir, se les exigirá ser más competitivas.
El TLC es un proceso de negociación similar al del ALCA

El Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) busca establecer el comercio


libre entre 34 países del continente excepto Cuba, mientras que en el TLC sólo
intervienen cuatro países: Ecuador, Colombia, Perú y Estados Unidos. Sin embargo,
las negociaciones comerciales se pueden dar de manera simultánea en varios
escenarios e integrando países o grupos de países en una o varias negociaciones.

El TLC es una estrategia de Estados Unidos para impulsar la globalización


económica

La tendencia mundial actual es firmar Tratados y Acuerdos comerciales. Por


ejemplo, Perú negoció con el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) y también lo
hace con Singapur. Chile ha firmado con México, Canadá, Corea del Sur, Estados
Unidos, la Unión Europea, Japón y está negociando un acuerdo con China. La Unión
Europea ha firmado con el MERCOSUR, México, Chile y Japón. México lleva 11
acuerdos firmados y acaba de finalizar un último con Japón. Estados Unidos ha
firmado acuerdos con Chile, Singapur, Centro América, Australia, República
Dominicana, Israel, Jordania y está negociando con Marruecos, Vietnam, Australia y
cinco países miembros de la Unión Aduanera de África del Sur.

La globalización por tanto es un hecho histórico que no depende de la política de los


Estados Unidos. Para Ecuador la inserción en el mercado internacional es de mucha
importancia para no quedar fuera del nuevo orden económico global que permite
tomar una de las tantas oportunidades de crecimiento.

Recientemente se incorporaron 10 países al bloque de la Unión Europea (que


integra por tanto a un total de 25 Estados), y en ese proceso de integración lo que se
busca es sumar y multiplicar, mas no restar y dividir, situación que se busca para
nuestra región.

La suscripción del TLC con los Estados Unidos solucionará todos los
problemas económicos del país

Este acuerdo comercial le servirá a Ecuador para generar crecimiento económico,


pero su alcance es limitado. Es una buena opción, que sumada a acciones
complementarias que se van a emprender, servirán para avanzar en la lucha contra
la pobreza.

Por sí solo, el Tratado de Libre Comercio no es suficiente para generar un desarrollo


auto sostenido; se requiere implementar políticas que permitan dar seguridad y
estabilidad a la economía y reducir las diferencias económicas y sociales internas.
Es por lo tanto necesario trabajar para modernizar las instituciones públicas,
disminuir la inseguridad, mejorar las vías, los puertos, los servicios públicos, las
telecomunicaciones, y enfrentar problemas como la corrupción y las fallas en la
justicia, entre otros factores.

El Ecuador está obligado a firmar el TLC con los Estados Unidos y no tendrá la
facultad se sugerir textos o cambios en la negociación

Si al final de la negociación se considera que los resultados no son beneficiosos


para el país, el Ecuador no está obligado a firmar un acuerdo comercial con los
Estados Unidos.

El Gobierno Nacional tiene la opción de retirarse de las negociaciones si las


amenazas superan a las oportunidades. Sin duda habrá costos e impactos
negativos, pero el objetivo es obtener resultados que mejoren el sistema actual de
preferencias.

Uno de los grandes malentendidos que rodean la negociación con los EEUU, es que
Ecuador se verá obligado a firmar un texto que le sea impuesto. Esto no es verdad,
dado que las partes negocian, buscando un beneficio mutuo. Cabe recordar que
Ecuador no es el primer país en desarrollo que firma un tratado de esta índole con
los EEUU, y se tiene experiencias exitosas como las de Chile y Centro América.

En la negociación del TLC Estados Unidos tendrá ventajas sobre Ecuador

Al contrario, Ecuador aprovechará el hecho de que su volumen de comercio con


Estados Unidos es muy reducido (las importaciones norteamericanas desde el
Ecuador representan apenas el 0.21% del total de los Estados Unidos), lo cual
quiere decir que cualquier concesión que nos hagan tendrá un impacto mínimo en su
economía. En cambio, para Ecuador esas concesiones significarán una gran
diferencia en materia de beneficios.

El hecho de ser una economía pequeña respecto de la estadounidense, significa que


podemos obtener beneficios que Estados Unidos no otorgará nunca a países como
Japón, China o a países europeos, ya que ellos además de ser competidores
también subsidian a sus productores y exportadores.
El Ministerio de Comercio Exterior, Industrialización, Pesca y Competitividad ha
venido haciendo un esfuerzo por crear diversos mecanismos de información y
espacios de consulta y participación dentro de la negociación del TLC con Estados
Unidos. Su propósito es mantener informada a la ciudadanía sobre los avances de
económicos y sociales.

Esperamos que este esfuerzo tenga como contrapartida una participación cada vez
más activa y constructiva de los sectores académicos, artesanales, fundaciones,
empresas, indígenas, y en general de toda la sociedad civil, con la finalidad de
generar un diálogo nacional.

En este sentido, le invitamos a que se acerque al Ministerio de Comercio Exterior


con sus consultas, comentarios y observaciones.

En especial, si usted tiene preguntas en relación con este acuerdo comercial,


diríjase a las oficinas del MICIP ubicadas en las Avenidas Amazonas y Eloy Alfaro
Edifico MAG – MICIP en Quito o a los teléfonos 02 250 5072 / 02 252 9076 o haga
sus consultas en la página Web www.tlc.gov.ec y participe en el foro del TLC.

El desarrollo de un pueblo no se da de un día para otro. La firma del TLC nos


servirá como una herramienta de trabajo para lograr un objetivo: “tener una
mejor calidad de vida de la población”, con la visión de “legar a nuestras
próximas generaciones un país con capacidades exportadoras al mundo”.

Octubre – 2004
Unidad de información y divulgación del TLC