You are on page 1of 22

FLETAMENTO A

TIEMPO
TIME CHARTER - TRABAJO MONOGRAFICO

DERECHO DE LA NAVEGACIÓN Y
ADUANERO
UNNE - FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y POLÍTICAS

ALUMNOS
 LEONARDO DANIEL ARRUDI
 NATASHA VANINA KRUPNIK
 MARIA EUGENIA DI PASQUA
 FÁTIMA CAROLINA SARTORIO
 MANUEL SCHVARTZ
PROFESORA
DRA. LILIANA E. MOIRAGHI DE PEREZ

AÑO 2010
INTRODUCCIÓN
La presente monografía, tiene por objeto realizar un estudio particularizado
sobre una de las modalidades del contrato de fletamento, este es el fletamento a
tiempo o Time Charter (en Ingles). Dada la globalización de la vida económica
contemporánea, junto con las grandes posibilidades que ofrecen las nuevas
tecnologías, las comunicaciones y los flujos financieros, ha generado que el comercio
internacional de importación y exportación se haya convertido en un fenómeno de
grandes proporciones, que caracteriza a nuestra época con el aumento de los
intercambios económicos, las nuevas formas comerciales que revisten y la creación
de grandes bloques comerciales regionales o supranacionales.
En este marco, el contrato de FLETAMENTO cumple una labor de facilitación
del comercio internacional, por lo que se debe tener un entendimiento integral
de todo este proceso. Bajo este último razonamiento, es que en el marco del
curso derecho de la navegación, dictado por la Dra. Liliana Moiraghi de Pérez, se nos
encarga a nuestro grupo la grata tarea de realizar este trabajo monográfico, el cual
es confeccionado no solo con el objeto inmediato de aprobar con ella el curso en
cuestión, sino también con el objetivo mediato de que el mismo sirva como
instrumento de apoyo a la construcción del conocimiento de los próximos estudiantes
del derecho de la navegación, y a todos aquellos que estén interesados en al tema
aquí tratado.
Por último deseamos, dejar en claro que en él trabajo que aquí se brinda al
lector, al ser un tanto complicada la temática, dada la naturaleza de la misma, el
tema es tratado de abordarlo de la manera más comprensiva, didáctica y amplia, a
tal fin escogimos los textos que nos parecieron más oportunos al caso.

EL CONTRATO DE FLETAMENTO

Antes de ir al tratamiento a nuestro tema, se nos hizo oportuno brindar al


lector una especie de introducción de lo que es el contrato de fletamento, ya que
como dijimos en la introducción el Fletamento a Tiempo es una modalidad del
contrato de Fletamento.
Dicho esto podemos decir que el estudio del Contrato de Fletamento es quizás
el tema más complejo dentro del campo del Derecho Marítimo. Ningún otro contrato
lo supera en trascendencia y su particularidad destaca especialmente en el extenso
campo del transporte. El fletamento es una de las instituciones jurídicas más
antiguas, se remonta al derecho de la navegación.
La finalidad primordial del buque es, evidentemente, el transporte de personas
y mercancías por vía marítima, ya se trate de mercancías del propio armador o
personas dependientes del mismo, o de otras personas a las que aquél presta dicho
servicio con su buque.
Lo más frecuente es que el armador explote el buque y lo dedique a la
realización de transportes ajenos, bien poniéndolo a disposición de los interesados
para que ellos lo utilicen en la realización de dichos transportes, o bien sin hacer
entrega de la nave, limitándose a recoger las mercancías entregadas por los
remitentes en el puerto de carga para transportarlas al puerto de destino y hacer
entrega de las mismas a sus respectivos consignatarios.
En la práctica, todo transporte marítimo de mercancías ajenas efectuado en
interés de terceros recibe el nombre genérico de fletamento, resultando por ello
un tanto difícil una definición de este contrato al no existir un concepto unívoco de
tal expresión que, en términos generales, equivale a transporte marítimo, por lo que
en principio puede definirse diciendo que es el contrato de transporte marítimo.
Pero, sin embargo, se hace necesario concretar más, y bajo este amplio
sentido hay que distinguir tres conceptos bien diferentes, a saber: el arrendamiento
o alquiler de buque; el fletamento propiamente dicho, y el transporte de mercancías
por mar.
En el primer caso, el propietario cede el uso y utilización del buque al
arrendatario, por precio y tiempo determinado, para que éste lo explote por su
cuenta. Es el conocido en la práctica de la expresión inglesa “time-charter” y tema
fundamental del este trabajo monográfico, aunque no es propiamente un caso de
fletamento, sin embargo, se le conoce con este nombre (Fletamento en “time
charter”).
El segundo supuesto es el de fletamento propiamente dicho, por el cual
el armador de un buque (que puede ser, bien el propietario, o bien un arrendatario
del mismo -armador fletador -), y que recibe el nombre de fletante, pone el buque a
disposición de la otra parte -fletador- por un tiempo o viaje determinado para
efectuar un transporte marítimo a cambio de un precio -flete. En este caso, y a
diferencia del anterior, el fletante continúa en la posesión y explotación del buque
fletado, y su finalidad concreta es la de efectuar el transporte marítimo convenido.
Por último el tercer supuesto es el de transporte de mercancías por
mar (“transporte de mercancías en régimen de reconocimiento”), y aunque bien
diferente del anterior, también se comprende bajo la denominación genérica de
fletamento y que propiamente sólo corresponde a la segunda de las formas
expuestas.
Esta modalidad se diferencia fundamentalmente de las anteriores en que el contrato
no recae sobre un determinado buque y sólo tiene por objeto el transporte de
mercancías.
Finalmente y después de todo lo dicho podemos definir al Contrato de
Fletamento como: "aquel contrato en virtud del cual, el propietario o quien
tiene la disponibilidad de un buque, llamado fletante (armador, armador
disponente o naviero), lo pone a disposición de otra persona nombrada
fletador, que lo destina para acarrear mercancías, mediante el pago de una
suma de dinero denominada flete".

DEFINICIÓN

"AQUEL CONTRATO EN VIRTUD DEL CUAL, EL PROPIETARIO O QUIEN TIENE LA


DISPONIBILIDAD DE UN BUQUE, LLAMADO FLETANTE (ARMADOR, ARMADOR
DISPONENTE O NAVIERO), LO PONE A DISPOSICIÓN DE OTRA PERSONA NOMBRADA
FLETADOR, QUE LO DESTINA PARA ACARREAR MERCANCÍAS, MEDIANTE EL PAGO DE
UNA SUMA DE DINERO DENOMINADA FLETE".

ELEMENTOS PERSONALES
Los elementos personales de este contrato son primordialmente el fletante y
el fletador. Ambos han de poseer la capacidad general para contratar y obligarse.
El fletante es el naviero que se obliga a realizar el transporte, sea o no el
propietario del buque.
El fletador es la persona física o jurídica que contrata con el naviero la
utilización del buque, o directamente el transporte de las mercancías si se trata de la
última de las tres modalidades indicadas al principio del tema. En este último caso se
llama cargador.
En el indicado transporte de mercancías, y cuando el cargador no las expide a sí
mismo, el receptor de la misma, al que se conoce con el nombre de consignatario.
El Capitán, que no sólo interviene en la ejecución del contrato, sino que
puede aparecer como contratante en representación del naviero en caso de ausencia
del mismo.

ELEMENTOS
PERSONALES

FLETANTE FLETADOR CAPITÁN

ELEMENTOS REALES

Carga: es el surtido de mercaderías que acarrea un buque. En la póliza de


fletamento no puede dejarse de convenir lo vinculado con el tipo de carga a
transportar y el total de la misma; hay que detallar sí es una carga a granel, por
bultos, etc. También se convendrá por las partes si se lleva sobre cubierta o no, si no
se conviniere en el Contrato no se podrán transportar cargas sobre cubierta bajo
ningún concepto.
Flete: es el importe del alquiler de un buque o de una parte de éste. Es el
deber de señalar el flete en la póliza de fletamento o en el conocimiento de
embarque se encuentra en los Códigos de Comercio, ( por ej. Ley 20094 art. 242 Ley
de la Navegación Argentina) aunque la doctrina acepta que en caso de no manifestar
tal detalle, a pesar de su trascendencia, no trae aparejado la rescisión del título.
Falso flete: constituye una indemnización por perjuicios que se paga al
armador cuando el fletador no proporciona la carga en la proporción prevista, lo que
obliga a éste ultimo al pago del flete por la cantidad no embarcada. Esa
indemnización la establece el Código de Comercio en la mitad del flete ajustado. (En
la práctica, según me comentan tomadores de flete, el flete se paga en su totalidad
no la mitad como dice el Código de Comercio Cubano).
Buque: Los criterios expresados para definir el buque han sido numerosos,
pese a lo enunciado podemos decir que el buque es una máquina flotante, estanco y
resistente, dotada de medios propios y adecuados para navegar con seguridad. Debe
tener ciertas particularidades que son: flotabilidad, estabilidad, movilidad, solidez,
velocidad y gobierno.
Mientras los círculos no especializados utilizan el vocablo "barco", los medios
marítimos especializados emplean el de "buque" y de forma general en Derecho, se
emplea esta última expresión.

ELEMENTOS
REALES

CARGA FLETE FALSO FLETE BUQUE

PARTICULARIDADES DEL CONTRATO DE FLETAMENTO


Es un contrato dominantemente consensual que se completa por el
consentimiento de las partes que se comprometen sobre las condiciones de éste e
indubitablemente es un evento mercantil por su vinculación al comercio
particularmente al marítimo.
Sí se basa en la mutua conformidad de dos partes llamadas fletante ( la
práctica usual prefiere la de armador o "shipowner" en vez del vocablo fletante) y
fletador, tiene la condición de bilateral, por ende también será sinalagmático,
donde existirá un presupuesto de prestaciones reciprocas que obligaran a ambas
partes por igual.
Es un contrato oneroso pues se ejecuta mediante un precio denominado
flete, en donde se acarrearan mercaderías mediante un buque y el pago de este
flete se constituirá en la obligación primordial que contrae la parte llamada fletador
en virtud del contrato de fletamento.

CLAUSULADO ESENCIAL DEL CONTRATO


La ley 20094 Ley de la Navegación Argentina en su artículo 242 dice:
El fletamento total o parcial se prueba mediante la póliza de fletamento, que
debe contener las siguientes menciones:
a) El nombre del armador;
b) Los nombres del fletante y fletador con los respectivos domicilios;
c) El nombre del buque, su puerto de matrícula, nacionalidad y tonelaje
de arqueo;
d) La designación del viaje o viajes a realizar;
e) Si el fletamento es total o parcial y, en este último caso, la
individualización de los espacios a disposición del fletador;
f) Si es un fletamento para el transporte de mercaderías, la clase y
cantidad de carga a transportar, los días convenidos para estadías y
sobreestadías, la forma de computarlas y el monto fijado para las
últimas;
g) Si es un fletamento con fines específicos o para el transporte de
personas, las modalidades del mismo;
h) El flete y su forma, tiempo y lugar de pago.

EXPOSICIÓN
Es requisito fundamental que se refleje en la Póliza de Fletamento la clase,
nombre, porte y pabellón del buque. La seguridad de estos detalles permite
reconocer al buque, pues el fletador tiene la prerrogativa de que se ejecute el
acarreo en el mismo buque que él ha contratado. Sí se confirma una omisión en
estos detalles podría implicar la anulación del Contrato.
Si se hace reflejar que el buque tiene una clasificación determinada en una
sociedad clasificadora, debe cumplir el buque ese requisito en el momento de
rubricarse la Póliza de Fletamento, pero no está obligado el fletante a seguir
conservando esa clasificación durante todo el tiempo de vigencia del contrato,
aunque es habitual en la práctica internacional que el fletante actúe de forma
prudente y mantenga la clase del buque a fin de evitar las adversas implicaciones
que conlleva la privación de la clase del buque.
El Código de Comercio tanto el español como el cubano, prescribe como una
obligación que se hagan consignar el nombre, apellidos y domicilio del fletante,
fletador y Capitán, aunque en la práctica esto no se hace de forma tan rígida; i.e. el
nombre del Capitán casi siempre se prescinde así como los domicilios antes
mencionados además en las modernas proformas se suprimen los anteriores datos.
Las pólizas establecen la obligación para el armador de dirigirse al puerto
donde el buque tomará la carga, el fletador tiene la obligación de suministrarla en
ese puerto.
Al mencionarse en la póliza un lugar definido para la carga, tendrá que
aguardar el buque el tiempo razonable sí este lugar está ocupado por otras
embarcaciones. Se considera tiempo razonable en puertos o rías donde son
apreciables las mareas, el tiempo que haya que aguardar hasta las mareas de
sizigías (Conjunción u oposición de la Luna con el Sol); en lugar en que el hielo es el
motivo de la detención hasta que éste se disuelva y en caso de que se origine de
congestión en el puerto debido a otras razones, tiene la obligación el buque de
aguardar el tiempo razonable comercialmente para las operaciones.
En el caso de establecerse en la póliza que el buque podrá cargar en uno de
varios puertos señalados, el derecho de elegir el puerto de carga incumbe al fletador,
exceptuando así los puertos que juzgue inapropiados.
El puerto o puertos de descarga se señalan también en la póliza. El buque se
exige a llevar el cargamento al punto designado y sólo le exceptuarán de esta
obligación situaciones de fuerza mayor, como puede ser bloqueo, epidemias,
huelgas, etcétera.
De acuerdo con el autor español Fariñas, en cuanto al puerto donde se han de
ejecutar las operaciones de descarga de un buque fletado, el armador debe acatar
las órdenes del fletador o de los receptores de la carga. Sin embargo, en la práctica,
lo que realmente decide esta situación son las costumbres del puerto a que llegue el
buque, las cuales tienen carácter obligatorio.
En caso de existir diversos fletadores, la preferencia en la elección del lugar
debe adjudicarse al fletador del cargamento más significativo.
Cuando en la póliza no se indique el puerto de carga, cosa esta poco usual, se
deducirá que es el mismo en que el contrato se celebre. En cuanto al puerto de
descarga es habitual ordenarlo también por radioteléfono, correo electrónico,
cablegrama o fax siempre durante el viaje y dentro de cierto tiempo.
Entre los requisitos necesarios que debe tener el buque figura el de su cabida
(capacidad de carga). Resulta obvio que el fletador debe enterarse primeramente si
puede embarcar el cargamento que pretende.
En el caso de un fletamento completo, refiriéndose la Póliza a un tonelaje
determinado del buque, el armador está comprometido a poner a disposición del
fletador un buque de ese tonelaje preestablecido. Es primordial la declaración exacta
en la Póliza de Fletamento del tonelaje del buque, pues de un error en este sentido
puede resultar la indemnización de daños y perjuicios.
Para prevenir posibles faltas y reclamaciones es normal estipular las cláusulas
de la cabida de la embarcación y del tonelaje a cargar, adoptando expresiones que
dejen suficiente margen tanto al armador como al fletador, i.e. la de
"aproximadamente" (about), o la de "tantas toneladas" como topes mínimo y
máximo de tolerancia, o bien la expresión "que no exceda de lo que razonablemente
puede cargarse".
Por ejemplo, si hay algún error en cuanto a la capacidad o cabida del buque
con relación a la carga contratada en el fletamento por equivocación del armador o
del Capitán, si éstos contrataren mayor carga que la que el buque pueda conducir
atendiendo a su arqueo, indemnizarán a los cargadores a quienes dejen de cumplir
su contrato, por los perjuicios que les hubiesen sobrevenido. Esto se dispone en los
Códigos de Comercio.
Sí han sido varios los Contratos de Fletamentos celebrados, y por falta de
cabida no pudiera embarcarse toda la carga contratada, y ninguno de los fletadores
optase por la rescisión, se dará la preferencia al que tenga ya introducida y colocada
la carga en el buque, y los demás obtendrán el lugar que les corresponda según el
orden de las fechas de sus contratos.
No apareciendo esta prioridad, podrán cargar, si les conviniere a prorrata de la
cantidades de pesos o extensión que cada uno haya contratado y quedará el
armador obligado al resarcimiento de daños y perjuicios.
FLETAMENTO A TIEMPO
CONTRATOS DE UTILIZACIÓN DE BUQUES. CLASES.
Siguiendo la doctrina moderna, se denomina contratos de utilización de
buques a aquellos que tienen como finalidad la explotación comercial de
un buque destinado a la navegación. En la medida en que el buque es utilizado
como medio de transporte de mercancías reconoce, principalmente, dos clases de
contratos: el contrato de fletamento y el contrato de transporte marítimo
de mercancías.

FLETAMENTO A TIEMPO.
En esta modalidad de fletamento el armador se compromete a situar el buque
a disposición del fletador por un espacio de tiempo precisado para ser empleado en
el acarreo de productos y durante el cual éste ostentará la explotación libre de buque
por su cuenta y únicamente sujetado a ciertas exclusiones que regularmente se
señalarán, entre los puertos que determine el fletador y dentro de los límites que se
hayan pactado y donde el armador proseguirá con sus deberes financieros y será
encargado de la navegación y administración técnica del buque.
Es aquel contrato por el cual una parte, denominada fletante (armador),
pone a disposición de la otra, llamada fletador, un buque determinado,
obligándose por cierto período de tiempo a realizar uno o más viajes,
mediante el pago de un precio denominado “flete”. Encierra una
obligación de resultado y es una locación de obra, constituyendo el opus
los viajes a cumplir.

DEFINICIÓN

"ES AQUEL CONTRATO POR EL CUAL UNA PARTE, DENOMINADA FLETANTE (ARMADOR),
PONE A DISPOSICIÓN DE LA OTRA, LLAMADA FLETADOR, UN BUQUE DETERMINADO,
OBLIGÁNDOSE POR CIERTO PERÍODO DE TIEMPO A REALIZAR UNO O MÁS VIAJES,
MEDIANTE EL PAGO DE UN PRECIO DENOMINADO “FLETE”. ENCIERRA UNA OBLIGACIÓN
DE RESULTADO Y ES UNA LOCACIÓN DE OBRA, CONSTITUYENDO EL OPUS LOS VIAJES A
CUMPLIR".

DISTINCIÓN CON OTROS CONTRATOS


a.-) FLETAMENTO A TIEMPO Y LOCACIÓN DE BUQUE: como ya lo hemos
dicho al ver el contrato de locación de buque la entrega de la cosa es un
elemento necesario en dicha figura jurídica, pero en el fletamento a tiempo el
fletante conserva la posesión del buque por intermedio del capitán.
El locador se obliga a conceder el uso del buque al locatario; el fletante por su
parte, es deudor de un “hacer” específico, que consiste en la navegación.
E la locación de buque nos hallamos frente a un arrendamiento o locación de
cosa, mientras que en el time-charter estamos frente a una locación de obra.

b.-) FLETAMENTO A TIEMPO Y CONTRATO DE TRANSPORTE MARÍTIMO:


en el time-charter se produce un desdoblamiento de la gestión total del buque, ya
que la gestión náutica (la que se refiere a la conducción y al manejo técnico del
vehículo) es asumida por el fletante, mientras que las gestión comercial (el
aprovechamiento económico del buque) es ejercida por el fletador, ya que éste
celera contratos de transportes con terceros. El fletante lleva a cabo la
navegación por cuenta propia, aunque a riesgo económico del fletador, quien
utiliza como medio técnico para realizar su objetivo la navegación del buque.
En el fletamento a tiempo de un buque que va a ser empleador por el fletador
en el transporte de cosas o de personas, el fletante permanece ajeno a los
contratos que celebre aquél, si bien provee los medios para que el fletador pueda
obtener el resultado del transporte.
EL objeto del time-charter es la navegación, mientras que en el contrato de
transporte de mercaderías es la entrega de la mercancía en destino.

PARTICULARIDADES DE ESTE FLETAMENTO


En la Póliza de Fletamento por Tiempo, el armador se compromete a situar el
buque a disposición del fletador durante cierto periodo de tiempo ( tres meses, 6
meses, etc.) con independencia de los viajes que se ejecuten.
El armador generalmente conserva la responsabilidad en cuanto a un seguro
transporte de las mercaderías, y se obliga a tener continuamente el buque en la
disposición de ofrecer al fletador los servicios que establezca la Póliza de
Fletamento.
En este Fletamento se faculta al fletador a utilizar libremente el buque por
cuenta propia (operación comercial) durante el tiempo estipulado, podrá efectuar
los viajes que desee y cargarlo con las mercancías (lícitas y no peligrosas) que él
quiera, con sujeción exclusivamente a los límites o exclusiones que lógicamente
se muestran en el contrato. El derecho a utilizar libremente el buque por cuenta
propia y que se precisa en una cláusula nombrada "cláusula de empleo"
En este Fletamento por Tiempo el fletador tiene una significativa intervención
en la explotación del buque, pues materialmente asume todo el desempeño
mercantil mientras que el armador atiende fundamentalmente el desempeño
náutico; por lo que en el armador recaerá la responsabilidad de la administración
técnica-náutica propiamente dicha, ya que está en la obligación de poner a
disposición del fletador un buque equipado, navegable, clasificado, asegurado con
tripulación completa y competente con todos sus certificados exigidos por las
regulaciones internacionales (IMO) y mantenerla en ese estado durante todo el
tiempo de duración del contrato, todo desembolso con relación a esta obligación
va por cuenta del armador.
Otra particularidad del Fletamento por Tiempo (Time Charter), es que aquí el
fletador es el responsable de costear los gastos que tienen correspondencia
directa con los viajes que se realicen saber, combustible, trincaje y destrincaje de
la carga, gravámenes portuarios, estiba y desestiba, los desembolsos de escala
en los puertos, la nominación de los agentes y su retribución, tramites para
conseguir mercancías, etcétera.
El fletador tiene como obligación fundamental sufragar regularmente el
alquiler que se establece con independencia del tipo y cantidad de cargas que
efectivamente se transporten y sí sobre la base de la permanencia del contrato.
Lo que se expone en la particularidad precedente, tiene considerable conexión
con la asignación del riesgo de pérdida de tiempo, que en esta modalidad de
fletamento, considerando lo planteado anteriormente, recae normalmente sobre
el fletador, si bien prevalecen excepciones de esta importante regla que llevan a
una redistribución de este riesgo entre las partes. Por ejemplo, en el Fletamento
por Tiempo, por razón de la cláusula de suspensión del pago del fletamento (off-
hire) parte del riesgo de pérdida de tiempo reincide sobre el armador, al instituir
la expresada cláusula, que el fletador no estará forzado a sufragar el importe del
fletamento, por el tiempo que haya perdido como resultado de acontecimientos
imputables al armador o al buque.

FORMA DEL CONTRATO TIME-CHARTER


El art. 228 establece que este contrato de un buque mayor, para que sea
válido respecto de terceros, debe ser inscrito en el R.N.B y dejarse constancia de
él en el certificado de matrícula.

OBLIGACIONES DEL FLETANTE


Poner el buque a disposición del fletador en el lugar y tiempo convenido;
Ejercer la debida diligencia para colocar el buque en estado de
navegabilidad y para mantenerlo durante la vigencia del contrato en las
mismas condiciones;
Hacer navegar al buque;
Recibir el buque.

OBLIGACIONES DEL FLETANTE

PONER EL BUQUE A DISPOSICIÓN DEL FLETADOR EN EL LUGAR Y TIEMPO CONVENIDO;

EJERCER LA DEBIDA DILIGENCIA PARA COLOCAR EL BUQUE EN ESTADO DE NAVEGABILIDAD Y PARA


MANTENERLO DURANTE LA VIGENCIA DEL CONTRATO EN LAS MISMAS CONDICIONES;

HACER NAVEGAR AL BUQUE;

RECIBIR EL BUQUE.

DERECHOS DEL FLETANTE

No hacer navegar el buque cuando quede expuesto a peligros no previstos


en el momento de la celebración del contrato;
No iniciar un viaje que no concluye, previsiblemente, alrededor, de la fecha
del vencimiento del contrato;
Exigir del fletador las indemnizaciones que correspondan a consecuencia
de los perjuicios por acciones iniciadas por terceros derivadas de la
explotación comercial;
Exigir del fletador el pago del flete, el que debe abonarse por períodos
mensuales y por anticipado, salvo pacto en contrario. La falta de pago, en
la forma convenida, origina la posibilidad que el fletante resuelva en
contrato.

DERECCHOS DEL FLETANTE

NO HACER NAVEGAR EL BUQUE CUANDO QUEDE EXPUESTO A PELIGROS NO PREVISTOS EN EL MOMENTO DE LA


CELEBRACIÓN DEL CONTRATO;

NO INICIAR UN VIAJE QUE NO CONCLUYE, PREVISIBLEMENTE, ALREDEDOR, DE LA FECHA DEL VENCIMIENTO DEL
CONTRATO;

EXIGIR DEL FLETADOR LAS INDEMNIZACIONES QUE CORRESPONDAN A CONSECUENCIA DE LOS PERJUICIOS POR
ACCIONES INICIADAS POR TERCEROS DERIVADAS DE LA EXPLOTACIÓN COMERCIAL;

,
EXIGIR DEL FLETADOR EL PAGO DEL FLETE EL QUE DEBE ABONARSE POR PERÍODOS MENSUALES Y POR
ANTICIPADO, SALVO PACTO EN CONTRARIO. LA FALTA DE PAGO, EN LA FORMA CONVENIDA, ORIGINA LA POSIBILIDAD QUE EL
FLETANTE RESUELVA EN CONTRATO.

OBLIGACIONES DEL FLETADOR

Recibir el buque en el lugar y fecha convenida;


Hacerse cargo de los gastos de combustible, agua y lubricantes necesarios
para el funcionamiento de maquinarias principales y auxiliares, los
derechos, tasas y salarios relacionados con la navegación;
Utilizar convenientemente el buque, de acuerdo con sus características;
Pagar el flete: es la obligación fundamental del fletador; el fletador puede
suspender el pago del flete, declarando al buque off hire, es decir, cuando
por causa que no le son imputable, no pueda usar el buque y
especialmente cuando éste deba inmovilizarse por más de 24 horas para
medidas relacionados con el mantenimiento de condiciones de
navegabilidad.
Reintegrar el buque al fletante en lugar y tiempo convenido;

OBLIGACIONES DEL FLETADOR

RECIBIR EL BUQUE EN EL LUGAR Y FECHA CONVENIDA;

HACERSE CARGO DE LOS GASTOS

UTILIZAR CONVENIENTEMENTE EL BUQUE, DE ACUERDO CON SUS CARACTERÍSTICAS;

PAGAR EL FLETE

REINTEGRAR EL BUQUE AL FLETANTE EN LUGAR Y TIEMPO CONVENIDO;

DERECHOS DEL FLETADOR

Dar ordenes al capitán, dentro de lo estipulado en el contrato;


Embarcar un sobrecargo, para que cuide de sus intereses a bordo del
buque e imparta las órdenes al capitán, en lo referente al empleo
comercial de la embarcación

DERECHOS DEL FLETADOR

DAR ORDENES AL CAPITÁN, DENTRO DE LO ESTIPULADO EN EL CONTRATO;

EMBARCAR UN SOBRECARGO, PARA QUE CUIDE DE SUS INTERESES A BORDO DEL BUQUE E IMPARTA
LAS ÓRDENES AL CAPITÁN, EN LO REFERENTE AL EMPLEO COMERCIAL DE LA EMBARCACIÓN

EL CONTRATO EN NUESTRA LEY DE NAVEGACIÓN (LEY 20094)

Nuestra normativa operativa en su capítulo II “DE LOS CONTRATOS DE


UTILIZACION DE LOS BUQUES”, sección 2° trata el contrato en cuestión, sus
normas establecen lo siguiente.
DEL FLETAMENTO A TIEMPO
Concepto
Art. 227. - Existe fletamento a tiempo cuando el armador de un buque
determinado, conservando su tenencia y mediante el pago de un flete, se
compromete a ponerlo a disposición de otra persona, y a realizar los viajes que
ésta disponga dentro del término y en las condiciones previstas en el contrato, o
en las que los usos establezcan. En este contrato el armador se denomina
fletante y la otra parte fletador.
Forma del contrato
Art. 228. - Para ser válido respecto de terceros el contrato de fletamento a
tiempo de un buque de diez (10) toneladas o más de arqueo total debe hacerse
por escrito, inscribirse en el Registro Nacional de Buques y dejarse constancia de
él en el certificado de matrícula del buque.
Obligaciones del fletante
Art. 229. - El fletante debe poner el buque a disposición del fletador ejerciendo
una diligencia razonable para que se encuentre en estado de navegabilidad,
armado y tripulado reglamentaria y convenientemente a fin de que pueda ser
empleado en el destino establecido, con su pertinente documentación, en la
época estipulada, y en el lugar del puerto convenido donde siempre pueda estar
a flote.
Durante todo el tiempo de vigencia del contrato debe emplear una diligencia
razonable para mantener al buque en las mismas condiciones y, en su defecto,
responde por las consecuencias dañosas que se originen, salvo que pruebe que el
defecto de navegabilidad se debe a un vicio oculto que no pudo ser descubierto
empleando una diligencia razonable.
Resolución
Art. 230. - El fletador tiene derecho a resolver el contrato, notificando por escrito
al fletante, cuando el buque no sea puesto a su disposición en la época y lugar
convenidos. El resarcimiento de los daños y perjuicios queda librado a las
circunstancias del caso.
Gastos a cargo del fletante y del fletador
Art. 231. - Son a cargo del fletante el pago de los salarios y los gastos de
manutención de la tripulación, seguro del buque y repuestos de artículos de
cubierta y de máquinas.
Corresponden al fletador todos los gastos de combustible, agua y lubricantes
necesarios para el funcionamiento de las máquinas principales y auxiliares, los
inherentes a la utilización comercial del buque, y los derechos, tasas y salarios
relacionados con la navegación en canales y con los puertos.
Navegación no prevista en el contrato
Art. 232. - El fletante no está obligado a hacer navegar el buque fuera de los
límites geográficos convenidos en el contrato o en condiciones o lugares que los
expusieren a peligros no previstos en el momento de su celebración. En estos
últimos casos, el contrato quedará resuelto si su ejecución resulta imposible por
causas no imputables al fletador.
Viaje que exceda el plazo del contrato
Art. 233. - Tampoco está obligado el fletante a iniciar con su buque un viaje que
no termine, previsiblemente, alrededor de la fecha del vencimiento del plazo del
contrato. Por los días que excedan de dicha fecha, el fletador debe pagar el flete
del mercado internacional para este tipo de fletamento, siempre que sea superior
al contractual.
Dependencia del capitán
Art. 234. - A los efectos de la gestión náutica del buque, el capitán depende del
fletante. También recibirá órdenes del fletador, dentro de lo estipulado en el
contrato respecto del uso que haga del buque, especialmente en todo lo
referente a la carga, transporte y entrega de efectos en destino, o al transporte
de personas, en su caso, y a la respectiva documentación.
Responsabilidad del fletante
Art. 235. - Salvo su responsabilidad en la gestión náutica del buque, el fletante no
responde frente al fletador por las obligaciones asumidas por el capitán en la
gestión del transporte, o en el uso que el fletador haga del buque, o por las
culpas en que puedan incurrir tanto el capitán como los tripulantes, en lo que
respecta al giro o negocio asumido por el fletador.
Salvo estipulación en contrario, el fletante no responde por incumplimiento de sus
obligaciones, cuando sean consecuencia de alguno de los hechos o supuestos de
exoneración previstos en el art. 275 y en la Sección 6ª de este Capítulo; si es
responsable no lo será más allá del límite fijado en el art. 277 y en la mencionada
sección.
En los mismos casos y frente a terceros, el fletante no responde cuando el
fletador use documentación propia, sin perjuicio de los privilegios sobre buque y
fletes previstos en el Capítulo IV, Sección 2ª de este Título.
El fletador debe indemnizar al fletante los daños que sufra con motivo de las
acciones originadas en dicha responsabilidad y que se hagan efectivas sobre el
buque.
Pago del flete
Art. 236. - Salvo estipulación o uso distinto, el flete debe pagarse por períodos
mensuales y por anticipado, a falta de lo cual el fletante, con notificación del
fletador puede resolver el contrato y retirar el buque de su disposición con una
simple orden al capitán. En ese caso, queda obligado a entregar en destino la
carga que tenga a bordo y puede retener el flete pagadero en dicho lugar.
No exigibilidad del flete
Art. 237. - El flete no es exigible cuando el fletador, por causas que no le sean
imputables, no pueda usar el buque y, especialmente, cuando éste tenga que
inmovilizarse por más de veinticuatro (24) horas, para que el fletante cumpla con
sus obligaciones relativas a la conservación de su navegabilidad.
Si la inmovilización es ocasionada por una arribada forzosa provocada por
peligros del mar, varaduras, averías sufridas por la carga o acto de autoridad
nacional o extranjera, el flete se debe durante todo el tiempo que dure la
inmovilización, descontando el que corresponda a reparaciones y con deducción
de los gastos que su inmovilización haya ahorrado al armador.
Pérdida del buque
Art. 238. - Si el buque se pierde, el flete se debe hasta el día de su pérdida. Si
esta fecha es desconocida, el flete debido se calculará hasta la mitad del plazo
transcurrido entre el día de la última noticia que se tuvo del buque y aquel en que
debió llegar a destino.
Salario de la asistencia o salvamento
Art. 239. - En el caso de asistencia o de salvamento prestado por el buque, el
salario correspondiente es adquirido por mitades entre el fletante y el fletador,
deducidos los gastos, indemnizaciones, participaciones del capitán y tripulantes, y
el importe del flete por los días que duró la operación.
Avería común
En caso de avería común contribuye el flete de la carga y no el del fletador.
Prescripción
Art. 240. - Las acciones derivadas del contrato de fletamento a tiempo prescriben
por el transcurso de un (1) año, contado desde la fecha de su vencimiento, o
desde la fecha de su rescisión o resolución si es anterior, o desde el día de la
terminación del último viaje si es posterior. En el caso de pérdida, desde la fecha
en que, presuntivamente, debió terminar el viaje que estaba en ejecución.

BREVE SINTESIS DE LO EXPUESTO EN REFERENCIA AL CONTRATO DE FLETAMENTO A


TIEMPO

CONTRATO DE FLETAMENTO A TIEMPO (O TIME-CHARTER)


Es aquel por el cual una parte denominada fletante (armador), pone a disposición de la otra
llamada fletador, un buque determinado, obligándose por cierto período de tiempo a realizar uno o
más viajes, mediante el pago de un precio denominado flete.
En el time-charter se produce un desdoblamiento de la gestión total del buque, ya que la
gestión náutica (o sea la que se refiere a la conducción y manejo técnico del vehículo) es asumida por
el fletante (armador); mientras que la gestión comercial (es decir la relativa al aprovechamiento
económico del buque) es ejercida por el fletador en cuanto este celebre contratos de transporte con
terceros, a menos que transporte mercaderías propias. El fletante lleva a cabo la navegación por
cuenta propia aunque a riesgo económico del fletador.

DIFERENCIAS CON LA LOCACIÓN DE BUQUES


En cuanto al objeto: en la locación de buques se da la transferencia de la posesión (la objeto
del contrato es transferir la tenencia); en el time charter no se transfiere la tenencia, sino que el
fletante pone a disposición del armador el buque, conservando la posesión del buque por intermedio
del capitán.
En cuanto a la naturaleza del contrato: la locación es un arrendamiento; el time-charter es
una locación de obra.
En cuanto a los sujetos: en la locación el locatario es el armador; y en el fletamento a tiempo lo es el
fletante.
OBLIGACIONES DEL FLETANTE (ARMADOR)
a) Poner el buque convenido a disposición del fletador: debe tratarse de un buque determinado,
puesto a disposición en el lugar, día y hora convenidos. Es importante que el buque se ajuste a
las descripciones hechas en el contrato sobre todo en lo relativo a la velocidad, capacidad y
consumo de combustible, ya que de otra manera el fletador sufrirá los daños por no poder cumplir
el número de viajes previstos durante el plazo de duración del time-charter, o por no poder cargar
la cantidad de mercadería calculada, o por verse obligado a pagar una suma mayor a la estimada
en concepto de combustible.
b) Pagar los gastos relacionados con la gestión náutica: son los gastos fijos del buque o sea aquellos
que existen independientemente del ejercicio comercial de éste. El fletante debe proveer
básicamente a:
a. El valor de todas las provisiones, pertrechos de cubierta y de la sala de máquinas
cocina y camarotes
b. Coberturas asegurativas del buque.
c. Los salarios del capitán, oficiales y tripulación.
d. Los costes de mantenimiento del buque.
e. Los costes de mantenimiento de la clase del buque.
f. Los honorarios de los agentes marítimos y los derechos consulares del buque,
capitán y tripulación.
g. El coste del agua potable utilizada para el consumo del buque.
h. Los gastos de fumigación y de exención de desratización.
i. Cobertura de responsabilidad financiera por contaminación del medio ambiente.
c) Llevar a cabo los viajes de que disponga el fletador dentro del plazo de duración del contrato: es
la obligación fundamental y típica del fletante que debe cumplir desde que el buque queda a
órdenes del fletador, siempre que los viajes se realicen en las zonas previstas en el contrato y
entre puertos seguros, y dentro del período pactado.

OBLIGACIONES DEL FLETADOR


a) Pagar los gastos inherentes a la gestión comercial: debe pagar todos los gastos relacionados con
el aprovechamiento económico del buque. Debe proveer básicamente:
a. El combustible y lubricantes (excepto los de la cocina y la tripulación).
b. El coste del agua para las calderas si el buque fuera a vapor.
c. Los gastos portuarios, los derechos de muellaje, los derechos de faro y balizas, los
derechos de paso de canales y demás vías navegables, el coste de practicaje, etc.
d. Los honorarios de los agentes marítimos en cuanto a sus actuaciones relativas al
cargamento y a las escalas comerciales del buque y los derechos consulares, salvo
los relativos al capitán y tripulación.
e. Los costos de los remolcadores.
f. Los gastos relacionados con las operaciones de carga y descarga de las
mercaderías.
b) Pagar el flete convenido: es su obligación principal; debe pagar en los períodos convenidos
generalmente por adelantado cada 30 días o cada mes calendario, calculado según diversas
formas (una cierta cantidad diaria, o una cantidad mensual por cada tonelada de peso muerto o
de verano). Si la fecha de pago coincide con un día festivo el fletador debe tomar las medidas
para que el pago sea efectuado un día antes. La falta de pago otorga al fletante el derecho de
retirar el buque del servicio debiendo comunicar previamente tal decisión en forma inequívoca al
fletador.
c) Reintegrar el buque al fletante: debe reintegrarlo en el lugar y fecha previstos ene. mismo estado
en que se hallaba al comienzo, salvo la depreciación por el uso normal.

FLETANTE

MANTIENE LA TENENCIA
GESTIÓN NÁUTICA DEL BUQUE Y DESIGNA
EL CAPITÁN

EMPRESA DE NAVEGACIÓN (ARMADOR)

FLETADOR

UTILIZA EL BUQUE POR UN


TIEMPO DETERMINADO PARA
HACERLO NAVEGAR CON FINES DE: GESTIÓN COMERCIAL
SPORT, CIENTÍFICO, PLACER, COLOCACIÓN
DE CABLES, ETC.
LA NOTA DISTINTIVA QUE SEPARA A LA LOCACIÓN
DE BUQUES DE LOS FLETAMENTOS ES QUE, NO
EXISTE EN ÉSTOS ÚLTIMOS TRANSFERENCIA DE LA
TENENCIA DEL BUQUE AL FLETADOR SINO
ÚNICAMENTE LA PUESTA A DISPOSICIÓN DE ÉSTE,
POR EL FLETANTE, DE SUS ESPACIOS ÚTILES PARA
LA NAVEGACIÓN DEL BUQUE.