You are on page 1of 12

AÑO XI

TERCERA ÉPOCA — NÚMERO 123


ARÉVALO—AGOSTO DE 2019

Precio del ejemplar impreso:


0,50 euros. http://lallanura.es

¡Qué decepción! mejante brutalidad son: “la pérdida


de subvención para el asfaltado de la
zona”, “que estaban levantando el pa-
«A mí esas mutilaciones y amputaciones me han sido por regla general abusivas, vimento”, “que se situaban sobre una
recuerdan los Desastres de la Guerra, de generalizadas y desproporcionadas.
Goya. Nos están hurtando la belleza. Delante antigua carretera y las raíces no podían
de mi ventana tengo dos tilos que han ido En lugar de recurrir a la poda de forma crecer”...
creciendo solos sin que nadie los toque y tienen puntual, es decir, cuando algún árbol
una estructura perfecta, bellísima. Pero vendrá cause algún perjuicio, a casi todos los Peregrinas explicaciones. La carre-
alguien a podarlos y los estropeará para árboles urbanos se les ha aplicado esta tera siempre ha pasado por donde pasa
siempre. Temo ese momento». práctica de forma periódica, a muchos en la actualidad, y con la subvención
(Fernando Fueyo) de ellos anualmente, con el agravante se podría haber retirado el pavimento,
de que, sin justificación alguna, se les podar algunas raíces, facilitar su enrai-
Se podría afirmar que en algunas zado vertical y pavimentar de nuevo.
ciudades y en muchos pueblos el ár- sometía a dos de las prácticas más lesi-
bol no recibe el trato que merece por vas: el terciado y el desmochado, con- Se da la circunstancia de que un
el servicio que hace; es decir, por la sistentes en eliminar completamente ejemplar de álamo de hoja estrecha si-
“nimiedad” de producir oxígeno para las ramas principales dejándolas a un tuado junto al número 13 de esta vía ja-
respirar, purificar el aire que entra en tercio de su longitud en el caso del ter- más había sido podado, curiosamente,
nuestro pecho librándolo de impure- ciado o cortándolas a ras del tronco en había sido respetado por lo que tenía
zas, regular la temperatura bajándola el desmochado; dos prácticas brutales un porte magnífico propio de su espe-
ostensiblemente en verano y suavi- nada recomendables, según reputados cie y un aspecto saludable y robusto.
zándola en invierno, servir de barre- profesionales de la jardinería o del me-
dio ambiente. Como bien dice Fueyo, temíamos
ra a vientos… A cambio de ello se lo el momento en que alguien lo estro-
pagamos con podas abusivas o, senci- Pero he aquí que, precisamente, pease para siempre y, desgraciadamen-
llamente, le hacemos desaparecer con cuando se produce un cambio en el te, ha ocurrido. Ayer era majestuoso,
talas injustificadas. Ayuntamiento, después de 16 años, y hoy no es nada, mañana en las Eras es
Desde estas páginas, siempre nos podría pensarse que el equipo de go- posible que no exista.
hemos opuesto a este tipo de acciones bierno entrante pudiera hacerlo mejor,
dañinas e innecesarias contra nuestro nos han sorprendido al actuar mucho
arbolado que, recordemos, es patrimo- peor que el equipo saliente.
nio de todos los arevalenses. Llegan- ¡Qué decepción!
do, en algún caso, a denunciar las talas
ante el Procurador del Común de Cas- El día dos de agosto, en pleno ci-
tilla y León, como las de 27 pinos cen- clo vital del árbol y de la fauna aso-
tenarios en la avenida Severo Ochoa y ciada que lo utiliza para reproducirse,
Malvinas, el gran Ailanto de la plaza cinco álamos del paseo de la Alame-
de San Francisco o, nuevamente, dos da fueron brutalmente desmochados,
pinos situados entre el campo de fútbol para ser posteriormente arrancados sin
y el polideportivo. apenas cepellón para su trasplante en
el parque de las Eras. Cualquiera que
Durante muchos años, el Ayunta- entienda un poco de jardinería o de
miento de Arévalo no ha querido o no árboles llegará a la conclusión de que
ha sabido respetar a los mejores ejem- los trasplantes se hacen durante el paro
plares o conjuntos arbóreos de la ciu- vegetativo del árbol, es decir, durante
dad, talándolos sin contemplaciones otoño e invierno.
y sin buscar soluciones alternativas a
los hipotéticos problemas causados Los argumentos esgrimidos por
por el arbolado. Y, también, las podas el nuevo gobierno municipal para se- Luis J. Martín
pág. 2 la llanura número 123 - agosto de 2019

Actualidad cultural vandálico que atente contra el patrimo-


nio. Como, también, recalcar la necesi-
En el pasado pleno ordinario del dad del correcto mantenimiento de las
Juan C. López instalaciones, la vigilancia y la sanción
Excmo. Ayuntamiento de Arévalo.
Se celebró el pasado 26 de julio ple- sobre todos aquellos que destruyan un
no ordinario del Excmo. Ayuntamiento patrimonio que es de todos y que entre
de Arévalo. En el punto número 4 se todos pagamos.
dio resolución de las alegaciones a la Bruno Coca
modificación puntual número 22 del
Plan General de Ordenación Urbana
de Arévalo, en lo que afecta a la Orde-
nanza y Casco Antiguo, incluyendo el
Plan Especial del Conjunto Histórico. Homenaje a Julio Escobar. El pasa-
Expediente 71/2019. Las alegaciones do martes, 30 de julio de 2019, y co-
presentadas por nuestra Asociación incidiendo con el 25 aniversario de
Cultural y por el Grupo “Duero Mudé- la muerte del ilustre arevalense Julio
jar” y que proponían la incorporación Escobar, tuvo lugar un recital literario
de diversos elementos que conforman dedicado al escritor nacido en 1901. A
el Patrimonio Monumental de nuestra lo largo de una hora se dio lectura a al- Acto fundacional del Centro de
Ciudad, incluidos algunos de especial gunos de sus más significativos textos, Estudios Bercialeños “El Calva-
importancia que se encuentran en el incluidos en novelas, libros de viajes, che”. El pasado día 10 de agosto
barrio de la Morería de Arévalo, fue- artículos e incluso algunos poemas pu- se presentó el Centro de Estudios
ron admitidas e incorporadas al expe- blicados en diversos medios escritos Locales de Bercial de Zapardiel,
diente. De esta forma, este sigue su locales y nacionales. El poeta Segundo una entidad que pretende aglutinar es-
andadura administrativa. Bragado puso a disposición de los asis- fuerzos para poner en valor la riqueza
Juan C. López tentes el perfil literario que en su mo- artística y cultural que conserva la lo-
mento le dedicó a Escobar haciendo calidad.
especial reseña de las más importantes Sumario:
obras escritas por el autor añadiendo
una detallada sinopsis de las mismas. 1. Editorial: ¡Qué decepción!
Un bello acto, en fin, en recuerdo de
2 y 3. Noticias de Cultura y Patrimo-
uno de los más representativos auto- nio.
res literarios de Arévalo al que, junto
a otros muchos, no podemos dejar que 4. De libro: Viaje al pasado de Stefan
Zweig. Jorge García Vela.
Campaña en las redes sociales a fa- caiga en el olvido.
vor de “La Pesquera” y de “La Isla”. 5. Mirar una obra de arte: El rapto de
Luis J. Martín las Sabinas de Gianbologna.
Coincidiendo con los meses de verano,
julio y agosto, y en atención a que es 6. El hogar cinético del abuelo Mar-
en estas fechas en las que el espacio tín. Ricardo J. Gómez Tovar.
conocido como “La Pesquera” o “La 7. «El chocolate del loro». Juan C.
Isla” es habitualmente utilizado como López
zona de ocio y baño por muchos are-
8. La Aldeaseca húmeda. Luis J. Mar-
valenses, desde nuestra Asociación Cartel del Paseo Fluvial. Hace unos tín García-Sancho.
hemos lanzado a través de las redes so- días, uno de los paneles anunciadores
ciales una campaña de concienciación 9. Causa sin rebeldes. Javier S. Sán-
del Paseo Fluvial apareció arrancado y chez.
que propicie el respeto a este excepcio- en el suelo, concretamente en el acceso
nal espacio medioambiental de nuestra del puente de los Barros. 10. Nuestros poetas: Julio Escobar,
Ciudad. De igual forma, es nuestra Luis Arranz Boal y Elena Clavo Martín.
Estos indeseables actos vandálicos se
intención promover, junto a otros co- vienen produciendo de forma conti- 11 y 12. Clásicos arevalenses: “Per-
lectivos arevalenses, una campaña de nuada, tanto sobre el mobiliario urba- files literarios. Julio Escobar Cubo”.
limpieza de ese entorno antes de que Segundo Bragado.
no como sobre este espacio natural: ro-
termine el verano. En ello estamos tra- tura de árboles recién plantados, arran-
bajando. que de líneas de riego o ensuciando el LA LLANURA de Arévalo.
suelo con desperdicios que degradan y Publicación editada por:
afean el entorno. “La Alhóndiga” de Arévalo,
Asociación de Cultura y Patrimonio.
Recordar también que desde el ayunta- Avda. Emilio Romero, 14-B - 05200 Arévalo
miento se deben controlar estos actos lallanuradearevalo@gmail.com
vandálicos e incívicos y ejercer correc- Número 123 - Agosto de 2019
tamente el mantenimiento de todas las Depósito legal: AV-85-09
instalaciones y arbolado. Diseño y maquetación: “La Alhóndiga”,
Desde estas páginas queremos conde- Asociación de Cultura y Patrimonio.
Asoc. “La Alhóndiga” nar una vez más cualquier tipo de acto Imprime: Imprenta Cid.
la llanura número 123 - agosto de 2019 pág. 3

Javier S. Sánchez su nombre y este nicho cedido por una “Don Álvaro de Luna”.
vecina a cuyo pie pueden leerse sus En breve presentará a los responsables
versos: de la CHD una amplia y variada pro-
Y cuando llegue el día del último puesta de actividades a desarrollar en
viaje, el espacio comprendido entre los ríos
y esté al partir la nave que nunca Voltoya y Trabancos y que encajan
ha de tornar, perfectamente con la esencia de LIFE.
me encontraréis a bordo, ligero Entre ellas: salidas al campo, actuacio-
de equipaje, nes concretas en el espacio de La Isla
casi desnudo, como los hijos de y La Pesquera, conferencias y charlas,
la mar. mesas redondas, exposiciones, pro-
Un sencillo y emotivo recital en puestas de recuperación patrimonial
compañía de visitantes de diversos dentro del entorno natural, actividades
países cerró este hondo y respetuoso con centros educativos, publicaciones
“La Alhóndiga” y “Musas”,
acto en homenaje al poeta del 98. relacionadas, recuperación de las cues-
homenaje en Colliure (Francia).
tas, cinturón verde de Arévalo, estu-
Cuando se cumplen 80 años de Juan C. López dios y trabajos de campo, recuperación
la muerte en el exilio de Antonio
de zonas húmedas…
Machado, “La Alhóndiga”, Asociación
En próximos números daremos cuen-
de Cultura y Patrimonio, junto con
ta detallada del proyecto de actuación
Proyecto “Musas” de Salamanca, ha
y de su encaje o desarrollo dentro del
rendido su particular homenaje al
programa LIFE.
poeta sevillano.
Sobre la tumba del poeta y de su madre, Luis J. Martín
Ana Ruiz, una sencilla nota muestra el
afecto que ambos colectivos profesan
Madrigal reedita su Mercado Me-
al autor de “Campos de Castilla”.
dieval. Los días 3 y 4 de agosto ha
Dice así: “La Alhóndiga de Arévalo y
tenido lugar en la vecina localidad de
Proyecto Musas en el 80 aniversario,
Madrigal de las Altas Torres la XII
1939-2919. Estos días azules y este sol Presentaciones de libros. En estas
edición de Madrigal Medieval. Pues-
de la infancia”. fechas del mes de agosto proliferan
tos de venta, desfiles, recreaciones y
Durante ocho décadas nunca han las actividades en todos los pueblos
otras actividades se dieron cita en este
faltado flores en el humilde túmulo, de nuestras comarcas. Celebramos
ya clásico de los Mercados Medievales
además de numerosos mensajes que, dentro de la programación de
que se cerró el domingo día 4 con la re-
llegados desde todos los puntos de actividades, se incluyan presentaciones
presentación de una simpática escena
nuestro país, sobre todo de colegios de libros.
en la que Isabel de Trastámara impartía
e institutos que hacen su particular El Claustro del Real Hospital de
justicia a algunos vecinos castellanos
peregrinaje a tan simbólico lugar para Madrigal de las Altas Torres acogió
que así se lo demandaban.
la literatura y la historia de España. el pasado viernes, 9 de agosto, la
Todo ello encabezado por la imagen Propuesta “Entre Ríos”. La Asocia- presentación de la novela “El último
en relieve de D. Antonio y abrazado ción “La Alhóndiga” está preparando cacique” de nuestro buen amigo
por la bandera tricolor, aquella que él un proyecto para realizar actividades Francisco Bellver Pavía.
mismo izara el 14 de abril de 1931 en relacionadas con el medio ambiente Por su parte, el domingo 11 de agosto,
el balcón del Ayuntamiento de Segovia y el patrimonio histórico e industrial la localidad de Sinlabajos acogió
con motivo de la proclamación de la asociado a ríos y zonas húmedas, den- la nueva novela de nuestro también
Segunda República Española. tro del Proyecto Integrado del Plan buen amigo Moisés González Muñoz,
Colliure, ciudad de costa en los Hidrológico de la Cuenca del Duero titulada “El joyero de Carla”, novela
Pirineos Orientales, conserva el hotel “LIFE IP RBMP-DUERO”, que ten- que esperamos pueda ser presentada
Bougnol-Quintana donde el poeta se drá su sede en el molino de las Cla- por el autor en la Biblioteca Municipal
alojó en sus últimos días, una calle con risas, popularmente conocido como de Arévalo.
pág. 4 la llanura número 123 - agosto de 2019

De libro lo… Zweig escribe como los ángeles.


Sentimientos y pasiones que se dis-
“Pero el amor sólo se confirma de
verdad como tal cuando deja de re-
volverse dolorosamente en el interior
Viaje al pasado. paran para servir de vehículo de auto- de uno, oscuro como un embrión, y es
descubrimiento, para despojarnos de nombrado en los labios y el aliento,
Stefan Zweig es el autor de la eva-
capas que nos impedían conocernos, al cuando se atreve a confesar su existen-
nescencia, de aquello que nunca se
abrigo de las convenciones aceptadas cia”.
puede tener, que nunca se llega a po-
por mero prejuicio, pereza o manse-
seer del todo, lo inaprensible… pero
dumbre. Capaz de reproducir poderosas
que al menos se siente, con toda su
imágenes que encierran universos de
fuerza. Eso que se nos va entre los de- Porque es una auténtica delicia ideas, como ese enamoramiento de una
dos, incapaces de capturarlo, el tiem- cómo escribe Zweig, esa prosa tan rica imagen, idealizado, como esas som-
po, un amor imposible… Por ello nos y lírica, sacando partido en un léxico bras de los personajes que los antece-
anclamos al pasado, nos cuesta des- magnífico a cualquier idea, girando den en su paseo al final de la novela, y
hacernos de él, por ello intentamos poéticamente en las sensaciones y los que tanto sentido tienen en el contexto
recrearlo, aunque ya nada sea igual… sentimientos como en un delicado sus- de la misma y los conceptos que ex-
Y aquí, en “Viaje al pasado”, la guerra piro y una tenue caricia, una sutileza plora. De todo esto habla esta cortita
(La Gran Guerra) y el tiempo actúan emocional que exprime y destila cada novela que se lee en un tirón, en unas
como motores de cambio irremedia- detalle, cada matiz, para sublimarlo. pocas horas robadas a lo efímero.
bles.
El mágico talento de elevar a la ca- Stefan Zweig (1861-1942) escribió
En Zweig solo parece tener sentido tegoría de arte una mirada, una sonri- novelas, relatos, ensayos, biografías…
el amor romántico, idealizado incluso, sa, un gesto. Las miradas en Zweig ha- y todo ello con talento y brillantez,
la pasión en potencia, donde la consu- blan, en depurada sutileza, miradas y pero en estos textos de ficción pare-
mación es algo casi sórdido, vulgar. silencios que dicen mucho más que los cía desnudarse, insinuar esa pulsión
“Viaje al pasado” es magistral ejemplo diálogos o las conversaciones llenas de los clásicos románticos, presos de
de esto. de convenciones, presas de condicio- sus pasiones, de una sensibilidad a flor
namientos sociales… en los detalles, de piel… No deja de ser irónico que
El amor idealizado, la decepción
en esa destilación de la que el autor es sus días terminaran con un suicidio,
subyacente, la embriaguez y el incon-
maestro, encuentra nuestra verdadera muerte predilecta de los autores del
tenible deseo de la expectativa sucum-
esencia. romanticismo, abrazado a su esposa,
biendo ante el paso del tiempo, ante el
cumplimiento… Amores y pasiones que viven ence- a su amor, para que no se escapara
rradas en la intimidad de uno, presas como ocurría en muchas de sus nove-
El romanticismo que se desarrolla-
por todo tipo de cadenas circunstan- las, prendida en la cama, el lugar más
ra hasta la primera mitad del XIX re-
ciales, sociales, autoimpuestas… que íntimo… huyendo de la guerra y del
suena como un eco en Zweig con este
necesitan rebelarse y revelarse para nazismo, para no tener que vivir con lo
tipo de novelas de amor imposible,
desembarazarse del sufrimiento que, que más odiaba.
roto o no consumado. Hay en él como
como un tumor, se extiende en esos in-
un renacimiento romántico, si bien, Jorge García Vela
teriores perturbados y agitados.
como ocurre con los grandes autores,
es un universo en sí mismo.
Zweig es uno de los grandes ento-
mólogos de las emociones, destilador
de sentimientos, excavando en múlti-
ples sutilezas, desarrollando, indagan-
do, cazando cada detalle para hacérse-
lo sentir con toda la fuerza, pasión y
belleza al lector.
Me gusta definirlo como uno de los
grandes maestros del suspense román-
tico, el suspense íntimo. La posibilidad
de un encuentro, de una mirada furtiva
o beso robado… Hay que tener mucho
talento para hacer de una mirada o un
posible beso algo tan atractivo, tan
vivo, en una incertidumbre que capta
su inmediatez y su eternidad a la vez.
Un maestro de la intimidad, a me-
nudo angustiosa y bulliciosa, de senti-
mientos arrebatados. Sus retratos psi-
cológicos, profundos y detallados, tan
vaporosos y sutiles, relucen intensos
gracias a su brillante y virtuoso esti- http://www.acantilado.es
la llanura número 123 - agosto de 2019 pág. 5

Mirar una obra de arte romanos ellas perdían a sus padres y hermanos y si gana-
ban los sabinos perdían a sus maridos e hijos. Finalmente
Luis J. Martín lograron convencer a ambos contendientes y se celebró un
banquete de reconciliación, donde se pactó que Tito Tacio,
rey de los sabinos, formara una diarquía con Rómulo, y que
Hersilia, hija de Tacio, se casara con Rómulo.
La diarquía solo duró cinco años hasta que Tito Tacio
fue asesinado por los laurentinos, uno de los pueblos fun-
dadores de la roma antigua enclavados en la región que
actualmente se conoce como Lacio, por el mal trato que
había recibido su embajador por parte de varios parientes
de Tacio.
El realismo de la escultura realizada en mármol, repre-
senta de forma magistral la escena del rapto. En ella están
esculpidas tres personas: un romano sujeta con fuerza a una
sabina por encima de su cabeza, mientras un anciano se
muestra abatido e impotente a sus pies. La expresión de sus
caras la tensión de sus cuerpos, de sus brazos, reproducen
de forma real y convincente el dolor y la fuerza del momen-
to, representando, incluso, como los dedos del romano se
incrustan en el cuerpo de la sabina al sujetarla.
La colosal obra mide 4,10 metros de alto, está esculpida
en un solo bloque de mármol blanco y tiene la peculiaridad
de poder ser observada desde cualquier ángulo, incluso, se
podría decir que está hecha para recrearse girando en torno
a ella pues, de esta manera, se aprecia mejor la escultura,
la tensión del momento y el dinamismo de la escena repre-
sentada. Ciertamente, en cada vuelta descubres un detalle
diferente de la obra.
Esta extraordinaria escultura fue realizada entre 1581
y 1582 por Juan de Bolonia (Jean Boulogne) más conoci-
do como Gianbologna, un gran escultor perteneciente a la
etapa final del renacimiento italiano. Nacido en 1521 en
Douai, siuado en un antiguo condado flamenco que actual-
El Rapto de las Sabinas mente pertenece a Francia.
Bajo los amplios soportales de la Logia de la preciosa plaza flo- En 1550 se trasladó a Roma donde estudió y admiró la
rentina de la Signoria se puede contemplar una de las escul- obra de Miguel Ángel, entre otros, consiguiendo imitar e
turas más bellas y logradas del renacimiento y, por lo tanto, igualar su perfeccionismo y realismo creativos. En 1553
de todos los tiempos: “El rapto de las Sabinas”, que recrea se asentó definitivamente en Florencia que era el referente
una escena de la mitología romana. artístico y cultural del Renacimiento, donde finalmente se
En los primeros años de Roma, al parecer, había muy convirtió en el escultor oficial de la corte de los Médici, po-
pocas mujeres, por lo que Rómulo, primer rey romano, derosa familia que ejerció el mecenazgo con varios artistas
decidió organizar unos juegos deportivos a los que invitó de la época.
a los pueblos vecinos, con la oculta intención de raptar a Gianbologna realizó muchas esculturas a lo largo de su
las mujeres que acudieran. A las pruebas acudieron todos, vida. Una de ellas es la estatua ecuestre de Felipe III, que
mayormente hombres, pero los de Sabinia fueron con sus se puede contemplar en la plaza mayor de Madrid, si bien,
mujeres y sus hijos. En un momento determinado de los fue terminada por su discípulo Pietro Tacca. Esta escultura
juegos, cada romano raptó a una mujer y después expulsa- ecuestre ha sido declarada recientemente Bien de Interés
ron a todos los hombres a la fuerza. Cultural.
Después, convencieron a las sabinas para que fueran sus Luis J. Martín.
esposas haciéndolas creer que era un privilegio pertenecer
a un pueblo escogido por los dioses para liderar el mundo.
Estas, finalmente accedieron con la condición de que gober-
narían la casa y elegirían a la gente adecuada para realizar
las tareas domésticas de las que ellas quedaban exentas.
Años después los Sabinos se organizaron para recuperar
a sus mujeres y atacaron Roma acorralando a los romanos
en el Capitolio. Cuando se iba a producir el fatal enfrenta-
miento, las sabinas se pusieron entre ambos para evitar la https://rincondelpasado.files.wordpress.com
lucha, haciendo ver a los contendientes que si ganaban los
pág. 6 la llanura número 123 - agosto de 2019

El hogar cinético del abuelo Martín


Mi abuelo Martín nunca aprendió a leen el mundo a través de los ojos y la un semáforo cualquiera, vimos desfilar
conducir. Bueno, a decir verdad, tam- voz de otros. Yo me sentía una espe- ante nosotros un modelo de Renault 12
poco sabía nadar, pero él siempre afir- cie de “lector” de aquel Renault 12 de desconocido para los dos, una variante
maba lamentar mucho más lo primero. color botella exclusivamente para mi deportiva del que yo conducía, aunque
“De niño, era muy pequeño; de joven, abuelo, quien, incapaz de asir el sig- bañada en un azul cielo atravesado
muy pobre; y, de mayor, ya muy tor- nificado de un alfabeto de conducción de franjas blancas. Todavía afloran a
pe”. Estas eran las razones que aducía que le resultaba incomprensible, podía mi mente las palabras que pronunció
cada vez que yo trataba de averiguar verlo reflejado en mis manos, las de un cuando contempló la silueta de aquel
la causa de que no hubiese aprendido nieto que manejaba el volante-timón Renault 12 Gordini:
a manejar una de aquellas mercúricas de sus travesías automovilísticas. Si, -¿Sabes lo que te digo, chaval? Si
máquinas de cuatro ruedas que tanto por ejemplo, yo tomaba una curva con volviera a nacer, ese es el coche que
le fascinaban. Entiendo que la prácti- excesiva velocidad o realizaba adelan- me gustaría conducir siempre. No me
ca de la natación no figurase entre sus tamientos cuando no debía, temerida- lo pensaría dos veces.
necesidades más primordiales, siendo des ambas atribuibles a mi excesiva
un hombre de secano nacido en 1895 juventud, él sudaba tanto como yo al Desde aquel día, cada vez que un
y acostumbrado a mojarse solamente salir ambos indemnes de las garras de Gordini acierta a cruzarse en mi cami-
hasta los tobillos en las frescas y atá- la sinuosidad o del poderoso embrujo no, me encuentre paseando o condu-
vicas aguas del río de su pueblo natal. de la osadía vial. Otras veces, podía ciendo, no puedo evitar sentir un esca-
Sin embargo, a aquel anciano hipnóti- mantenerse durante horas en una espe- lofrío de emoción recorriéndome todo
camente obsesionado por el movimien- cie de estado de hibernación mientras el cuerpo. Tal vez sea porque, más ní-
to de los automóviles, especialmente en su rostro se proyectaba una pelícu- tidamente que sus llamativos adornos
cuando estos atravesaban carreteras la confeccionada a partir de imágenes de competición, sus franjas marcada-
que surcaban los áureos campos de movidas de alpacas, aves con las alas mente deportivas o aquellos relojes
Castilla cual cabalgaduras de inusitada extendidas, tractores, postes de luz, tri- añadidos mediante los que se regulaba
potencia, le había quedado la espinita llas y campanarios que ondeaban como la temperatura del agua y del aceite, lo
visible de no poder participar también estandartes sobre retazos de casas que que veo en el interior de estos moder-
él en el apasionante juego de la con- parecían aisladas perennemente del nos carros alados no es otra cosa que la
ducción. Sólo había que tener dos ojos hacinamiento mundano. Aquel inolvi- figura de mi abuelo Martín conducién-
para constatarlo. Cada vez que veía dable modelo de Renault 12, surgido dolos en su próxima encarnación, libre
pasar un coche cerca de él, su rostro se de la hornada del 76 para recorrer el de enfermedades y vacunado contra la
contraía en una especie de mueca que mundo, con su evocadora tapicería de vejez, un auriga resplandeciente de vi-
oscilaba entre un ochenta por ciento de paño y escay, fue el auténtico hogar de gor que me saluda con una mano nada
admiración y un veinte por ciento de mi abuelo Martín durante los tres últi- apergaminada antes de hacer avanzar
envidia. Y si, lo que por desgracia no mos años de su vida. De hecho, cuando el cuentakilómetros hasta el número
ocurría tan a menudo como él hubiera abandonó sus mullidos asientos para que, en su vida anterior, jamás llegó a
deseado, alguien le invitaba a subirse enfrentarse a una implacable enferme- ver cumplido.
a su utilitario, mi abuelo Martín per- dad, apenas pudo caminar unos pasos Ricardo J. Gómez Tovar
manecía durante todo el trayecto en- bajo la luz del sol antes de caer muerto
mudecido como un busto de mármol, al suelo sobre el que tanto había roda-
Wikipedia
plácidamente absorto en la silenciosa do conducido por su nieto.
degustación de una de las sensaciones
terrestres que más grandeza conferían Aún conservo en el garaje el R-12
a su alma inmortal. Por supuesto, todo que habitó mi abuelo como una casa
esto ocurrió antes de que yo reuniera el más. La lona que lo cubre lleva cum-
dinero suficiente, gracias a mi primer pliendo varias décadas su misión de
sueldo, para comprar el Renault 12 protegerlo de cualquier elemento que
de color verde en el que tantos viajes pueda desgastar su brillo. Cuando se
compartiríamos el abuelo y yo. encienden sus faros y se ilumina la
cochera, hasta entonces sumida en la
En el mundo suceden muchas cosas penumbra de la memoria suspendida,
que, aunque en apariencia, no guardan puedo distinguir en el destello que es-
relación entre sí, acaban por adquirir tos emiten una parte infinitesimal del
un parecido razonable, ráfagas mo- gozo que experimentaba aquel anciano
mentáneas que disfrazan de analogía al escuchar cómo la llave de contacto
relativa conceptos a duras penas liga- abría su vida a un inmenso carrusel de
dos entre sí. Hay quien contrata a per- vivencias concatenadas sobre la carre-
sonas para que éstas les lean libros que, tera. Y es que el abuelo Martín no sa-
debido a circunstancias como fatiga bía conducir, pero sabía perfectamente
visual, ceguera, enfermedades vario- lo que quería. Así me lo confesó una
pintas o simple comodidad, no pueden tarde de otoño en que, detenidos ante
leer por sí solos. Dicho de otro modo,
la llanura número 123 - agosto de 2019 pág. 7

«El chocolate del loro» espacio de la Morería.


Además de estos reseñados hay
otros elementos monumentales que se
están referenciando para poder ser in-
cluidos en futuras revisiones.
Si algo nos sorprendió en el pleno
del 26 de julio respecto de este asunto
fue que se afirmara, por parte del por-
tavoz del Grupo Municipal Popular,
que estas alegaciones eran el “choco-
late del loro”.
Curiosa afirmación.
Como todos sabéis la frase en cues-
tión tiene que ver con aquella anécdota
en la que una familia de las llamadas
de clase media, por culpa de una pro-
longada crisis económica que afectó
seriamente su acomodada economía,
Luis J. Martín
se vio obligada a buscar la forma de
Como ya sabéis, el pasado 26 de - Los puentes mudéjares de carác- ahorrar para poder llegar con buen
julio tuvo lugar un pleno ordinario del ter histórico existentes en el territorio pie a fin de mes. Reunidos todos los
Excmo. Ayuntamiento de Arévalo. En municipal de la ciudad de Arévalo. To- miembros del clan en resolutivo cón-
el punto número 4 se dio resolución dos ellos deben disponer de un nivel clave deciden por unanimidad dejar
de las alegaciones a la modificación de protección suficiente que evite su de darle al loro, al que mantenían en
puntual número 22 del Plan General deterioro, abandono y posible desapa- calidad de mascota, el pedacito de cho-
de Ordenación Urbana de Arévalo, en rición. colate de no más de tres gramos que el
lo que afecta a la Ordenanza y Casco animalillo tenía asignado como premio
- El pontón existente a la salida del o golosina semanal.
Antiguo, incluyendo el Plan Especial
antiguo puente de San Julián y el que
del Conjunto Histórico. Expedien- Sin entrar en valoraciones, sí con-
hay frente al cementerio municipal y
te 71/2019. Solamente dos entidades sideramos desde nuestra Asociación
que salvaba el arroyo de la Mora.
presentaron alegaciones: por un lado la importancia de que todos los ele-
el grupo “Duero Mudéjar” al que re- - En cuanto a las zonas arqueoló- mentos que conforman el Patrimonio
presenta el profesor Serafín de Tapia, gicas, entendemos como de especial Monumental de Arévalo deban estar
y por otro nuestra Asociación Cultural importancia tres: las villas romanas contenidos en un catálogo que indique
“La Alhóndiga”. del Lugarejo y la Dehesa y el Baluarte el grado de importancia de cada uno
Entre nuestras alegaciones, ade- artillero del castillo de Arévalo. de ellos así como su estado y la pro-
más de la propuesta de revisión de la tección que todos deben tener a fin de
- Los molinos harineros y/o los evitar que ninguno más de ellos pueda
alineación del trazado de la Muralla restos de ellos existentes en el término
medieval de Arévalo en algunos pun- perderse.
municipal y las bodegas, como parte
tos concretos que, a nuestro entender, imprescindible del Patrimonio Histó- ¿Recordáis la torre que aparece en
ofrecen dudas razonables y que noso- rico Industrial. la fotografía que acompaña a este artí-
tros sustentamos con documentos grá- culo? ¿Pensáis que si, en su momento,
ficos muy clarificadores, se incorporan - Por supuesto, las ermitas de La esa torre hubiera estado dentro del ca-
los siguientes elementos que deben Lugareja y La Caminanta, además de tálogo de un Plan Especial de Protec-
estar contenidos y referenciados al co- aquellas piezas arquitectónicas de es- ción hubiera desaparecido?
rrespondiente Catálogo. pecial importancia situadas dentro del Juan C. López
pág. 8 la llanura número 123 - agosto de 2019

La Aldeaseca húmeda las últimas veces que se inundó antes


de su desecación, y su estado actual en
julio de 2019.
En el número 103 de nuestra “Lla- secado para convertir una buena parte
nura”, suya y mía amigo lector, corres- del prado, situado junto al camino de Decir también que una antigua
pondiente a diciembre de 2017, y en Magazos, en una planta fotovoltaica, gravera situada entre los pinares isla
el artículo titulado “El Oso, todo un también llamadas huertas solares. de las Huelgas y del Nigal es utiliza-
ejemplo”, se explicaba cómo un pe- da actualmente como zona de des-
Pero el mayor humedal con que agüe de algunas líneas del riego “Río
queño municipio de La Moraña ha sa-
contaba el municipio de Aldeaseca Adaja”, por lo que esta zanja triangu-
bido aprovechar el potencial del medio
era la Laguna del Lavajuelo, ubicada lar de unos cuatro metros de profundi-
ambiente para darse a conocer, estar en
justo al norte del camino del Lavajuelo dad, 120 metros de larga y 30 metros
el mapa y llevar a cabo proyectos im-
que desde Arévalo llega hasta Langa, en su parte más ancha se ha convertido
portantes de cara al turismo ornitológi-
conocido también como Parada de las en una improvisada charca, con muy
co, que es boyante y creciente.
Mulas o camino de las Monjas. Era poco valor ecológico por su ubicación
Como todos ustedes saben, El Oso una laguna endorreica, situada en una y configuración nada favorable para la
es un municipio pequeño con una su- de las zonas más bajas del término y vida silvestre.
perficie destinada mayoritariamente a que recibía las aguas de lluvia a través
los cereales de secano y que, a pesar del caz de Valdedomínguez en el que Además, por esta improvisada
de haber quedado fuera del área de re- drenan una buena parte de las parce- charca pasa el caz de Valdedomínguez,
gadío de la Cogotas, ha sabido encon- las situadas en la parte sur del término el pequeño colector de aguas pluviales
trar y encaminar su futuro ligado a la municipal. que une el Mullidar y los Egidos con
conservación de espacios y especies la Laguna del Lavajuelo y que recoge
Era una laguna con una superfi- también las aguas de una parte de las
naturales, ha sabido poner en valor sus
cie inundable en torno a las 18 hec- tierras de Palacios Rubios. Por lo que,
lagunas y las especies que las habitan
táreas y que acogía a un buen número con la construcción de esta gravera, se
con un éxito rotundo.
de especies acuáticas tanto de flora ha roto la conectividad entre los hume-
Si El Oso está al sur de la comarca, como de fauna, en especial aves du- dales.
veintitrés kilómetros al norte se en- rante sus desplazamientos migratorios.
cuentra Aldeaseca, con una población Desgraciadamente, fue totalmente dre- Sencillamente, redirigiendo el agua
de 233 habitantes y una superficie de nada durante la última concentración que se acumula de forma permanente
24,5 kilómetros cuadrados. Su térmi- parcelaria llevada a cabo hace unos 12 en la gravera hacia los Ejidos/Mulli-
no municipal está incluido en el plan años para poner en funcionamiento el dar y hacia la Laguna del Lavajuelo,
de regadío de Las Cogotas y, por lo regadío “Río Adaja”, también conoci- el municipio de Aldeaseca recuperaría
tanto, dispone de agua canalizada del do como de las Cogotas ya que obtiene importantes zonas húmedas y ganaría,
río Adaja para regar algunas parcelas el agua de este embalse, canalizándola sin lugar a dudas, en la calidad de sus
agrarias. hasta tres grandes charcas artificiales espacios naturales y en la cantidad de
ubicadas en Gutierre Muñoz, Nava de sus especies silvestres, en biodiversi-
También se encuentra situado den- dad. Se convertiría en el otro “Oso”,
Arévalo y Magazos, desde donde es
tro del área de actuación del LIFE IP con sus observatorios para aves, su tu-
distribuida a las parcelas de los regan-
RBMP-DUERO, es decir el Proyecto rismo ornitológico. Sería protagonista
tes. Por lo tanto, ahora la gran Laguna
Integrado del Plan Hidrológico de la de publicaciones relacionadas con el
del Lavajuelo se ha convertido en cua-
Cuenca del Duero que abarca las co- medio ambiente y la naturaleza, visi-
tro parcelas agrarias cuyo uso, según la
marcas de La Moraña y Tierra de Me- tas organizadas para turistas, colegios,
información catastral del SIGPAC, es
dina. Por lo tanto, tiene agua para re- asociaciones…
el de tierras arables.
gadío y la posibilidad de acceder a las
subvenciones del programa LIFE. En las imágenes que acompañan Se ganaría un lugar en el mapa y
al texto se puede comparar la Laguna eso, créanme, es importante.
Aunque el nombre de Aldease-
del Lavajuelo en el año 1998, una de Luis José Martín García-Sancho.
ca denota falta de agua, el caso es
que su término se encuentra salpica- Luis J. Martín
do por bastantes zonas húmedas que
se encharcan únicamente en periodos
lluviosos y por un corto espacio de
tiempo. Buen ejemplo de este tipo de
humedales estacionales son los ocho
lavajos que se encuentran en los Eji-
dos y el Mullidar, situados todos ellos
en una zona de prados que se extiende
entre los caminos de Palacios Rubios
y Magazos, dedicados casi exclusiva-
mente para el pasto a diente de ganado
ovino.
Había un noveno lavajo que se en-
contraba en el Mullidar y que fue de-
la llanura número 123 - agosto de 2019 pág. 9

Causa sin rebeldes http://www.thethreef.com

A la bautizada “Generación NI-NI”


le sucederá sin duda la “Generación
NA-NA”. Se tratará de seres sin obli-
gación alguna, con todos los derechos
adquiridos y a quienes habrá que cantar
una nana mientras, aun con la mayoría
de edad, se les cambie el pañal. Seres
inertes, manos ocupadas en un teclado
virtual, ojos fijos en una pantalla des-
de la que gestionarán su supuesta vida.
Vivirán en cubículos oscuros, - a la té-
trica luz de la pantalla -, y disfrutarán puesto de trabajo y por la indisposición todavía se atreven a darnos consejos:
de innumerables hipotéticas fiestas. ¡Y a tragar el caciquismo imperante, cole- “Te vas a estrellar”. Porque seguimos
serán felices! Felices desde el concep- tazos del antiguo régimen prorrogados intentando recomponer este confuso
to de felicidad acuñado a partir de que durante la transición. La confianza en puzle aunque nos llamen ilusos; por-
el conformismo y el capitalismo habi- nuestras capacidades lo permitía: sa- que, como apuntó Badem Powell, que-
taran entre nosotros. bíamos que más pronto que tarde la remos “dejar el mundo un poco mejor
Los nacidos en los años ´80 con- vida nos guardaba un sitio, el nuestro. de como lo encontramos”; queremos
forman la denominada “Generación Y negábamos, por ello, todo lo que no pasar por la vida y no que la vida pase
Y”; no merece muchas líneas pues se acomodase a los valores que había- por nosotros.
componen un “sí-es, no-es” indefi- mos aprendido.
Nuestros alumnos absorben algo
nible. Habrá de pasar tiempo para Nos llamaron de todo —algunos de esta quintaesencia que les transmi-
conocer el alcance de su presen- aún no han caído del caballo—, quie- timos. Los menos, pues el influjo me-
cia, si es que la tuvieron alguna vez. nes preferían guardar sus talentos en diático y la impunidad les protegen. En
Antes, los nacidos en la década de los lugar de luchar, invertirlos en su fu- medio de una crisis galopante, con un
60, “Generación X”, soportamos esa turo. “Te vas a estrellar”, nos decían. futuro más que incierto, echo de menos
incógnita que define perfectamente Daba miedo escuchar eso. Pero se nos esa rebeldía de la que aún guardamos
nuestra esencia y niega nuestra exis- pasó el día en que un camión realizó rescoldos y que ni siquiera ha prendi-
tencia. Sobrevivimos por el duro tra- un inoportuno adelantamiento y nos do en esta nueva generación apática,
bajo de nuestros padres y sufrimos y dejó su remolque apenas a un palmo abúlica y triste. Y es que, puestos a
resistimos la “auctoritas” de nuestros de nuestro parabrisas. Descubrimos de elegir, prefieren heredar la indolencia
superiores. Lloramos mucho para su- repente que era más fácil “estrellarse”, de los conformistas, permaneciendo
perar sus miedos de posguerra. No es- literalmente, contra un tráiler alemán, callados, resignados e impasibles.
tábamos preparados para asimilar sus a pesar de respetar las señales, que re-
carencias y tampoco para innovar sin Mientras, nuestra “Generación X”,
belándonos contra lo establecido.
que nos defenestrasen. Sencillamente plagada de incorregibles, acabará es-
se nos ignoraba. Hoy somos – el verbo “ser” siem- trellándose por culpa y gracia de nues-
pre estuvo peleado con el “tener”- lo tros referentes. Y algún día, algún atre-
Nos codeamos con los mejores, de que quisimos ser. Disfrutamos de lo vido alumno se estrellará por intentar
Gandhi a Che Guevara, de Jesucristo a que siempre quisimos hacer. Conoce- imitarnos. Eso sí, antes tiene muchas
Bob Dylan, Los Beatles, la Madre Te- mos el significado de la palabra tra- oportunidades de hacerlo, sin eufemis-
resa o la quinta del Buitre. Algunos, bajo, y justicia, y solidaridad. Y los mos, contra un camión alemán cuyo
además, y por necesidades del guión, profetas apocalípticos,- quienes jamás conductor olvide mirar por el retrovi-
conocimos a Hesse, a Molière e inclu- arriesgaron nada y, con el ánimo de sor. Podemos elegir, todavía, nuestro
so a Hans Küng. Aprendimos a decir vegetar eternamente buscaron el lado proyecto de vida.
no, a costa incluso de perder nuestro cómodo del sillón-, a estas alturas, Javier S. Sánchez
pág. 10 la llanura número 123 - agosto de 2019

Nuestros poetas Requiebro


En elegancia, y beldad,
a una diosa te asemejas
y en tu mirada reflejas
aquella felicidad
El ajero que necesito en mi vida;
y que la doy por perdida
Hoy, autos. Antaño, carros, tartanas... conforme avanza mi edad.
Bajo Alcocer vende ajos el ajero. Si tú quisieras, podrías
No quiere pregonar su origen, con tu cariño ayudarme.
pero ajos y el hombre son de Las Berlanas. Tu amor a mí me darías
Pausado y sobrio, todas las mañanas y tú ibas a recibir
del martes es el vendedor primero, del mío hasta vaciarme.
del Real al Arrabal, que en su rimero ¿Para qué quiero vivir
ajoba bulbos sin las barbas canas. tan tristemente olvidado?
Mi vida ya es un sufrir…
¡Y cómo ofrece esta mercancía Sólo soy feliz pensando
el buen hombre de tierra morañega! que te tengo aquí, a mi lado.
Por su actual precio, piensa es un tesoro. Me quedo, a veces, mirando
Al alargar las ristras, yo diría: tu gracia, tu movimiento
“Más que ajos, parece que entrega, y, en ese mismo momento,
con un gesto imperial, Toisones de Oro”. mi vida se ha transformado.
Paso, de estar pesaroso
Julio Escobar por mi continuo tormento,
a sonreír y -gozoso-
añoro el divertimento
que el entorno me ha brindado.
Mas no consigo llenar
un vacío que provoca
el no sentir de tu boca
que a mi alma quieres llegar.
Sé consecuente aceptando
los amores que te ofrezco,
pues creo que ya merezco
el “Sí” que me está matando.
Luis Arranz Boal

Oda a la música Tan fiel, tan pura y humana... Será ropa que te viste,
Mis lágrimas no resisten. Tú me ves siendo poca cosa.
Fuiste tú quien me dio fuerzas La paz helada de un copo Cuando es amor, alguien dijo
Cuando mi rostro sangraba De nieve sobre mi cuerpo, Que se sabe en un segundo,
Por las palabras hirientes Brisa y promesa en tus ojos, Y tras el primer suspiro
Que clavé en mí como garras. Revive mi prado reseco. Se convertirá en tu mundo.
Te amo, y necesito tanto Solo a ti te he permitido Pensé que eran ñoñerías 
Tu voz... Cuesta respirar Tocar con tus manos suaves Hasta que oí respirar
Si no estás aquí a mi lado, Mi corazón escondido, Tu preciosa melodía;
Sin tu abrazo que da paz. Solo tú me ves y sabes. Me enamoré en un compás.
Fue por ti que aprecio todo, Abrázame; el violín Pide que venza mis miedos
Que me valoro a mí misma, Afina puestas de sol Y saltaré al acantilado.
Y sé que de ningún modo Que algún ángel con el fin Pídeme un acto sincero,
Sin ti sobreviviría. De deleitarte creó. Te desnudaré mi llanto.
Eres tú estrella de noche, Sé mi musa; está en tu nombre. Mas si quieres que no quiera
Haces mis días más cálidos Sé mi diosa y te daré Con tus latidos seguir,
Del tiempo no hay derroche Lo que posee el hombre: No esperes que no muera:
Si me susurran tus labios. Amor y un poco de fe. Muerta tú muere el vivir.
No te vayas, no me dejes. Sé mi faro en la tormenta, Te quiero porque eres única,
Cuando no estás el silencio Donde el camino se escarpe. La única que necesito.
Grita y tortura mi mente, Que tu  mano me sostenga, Te adoro porque eres música,
Por ti pago cualquier precio. Yo me encargaré de amarte. La música en mis latidos.
Tan hermosa que palabras Te acogeré aunque esté triste,
Elena Clavo Martín
Para honrarte no existen, Mi sonrisa más valiosa
la llanura número 123 - agosto de 2019 pág. 11

Clásicos Arevalenses Contraportada de su novela “El viento no envejece”.

Julio Escobar Cubo


Los pueblos no se jalonan de his-
toria por sí solos. Es la creatividad y
el tesón de sus moradores quien hace
que esto sea posible. Pero la historia,
como tantas otras cosas, hay que cui-
darla y abonarla si fuere preciso con
ingredientes nuevos insuflándole nue-
va savia. Jamás pueblo alguno debiera
dormirse en los laureles o viejas glo-
rias, por muy bondadosas que estas
sean, que el tiempo se encarga de di-
fuminar. Hay en este país, y concreta-
mente en Arévalo, un afán de ahondar
en raíces y personajes muy lejanos ya
en el tiempo, mientras se permite que
brotes nuevos se agosten en el olvido
y, lo que es peor, en la ignorancia pre-
meditada.
Es este motivo, y no otro, el que
me ha llevado a estos perfiles literarios
arevalenses, perfiles que durante siete
meses han desfilado por las páginas de
este periódico1 y que hoy termino, y
creo poner broche de oro con el que
me ocupa. Vaya pues mi agradeci-
miento a todos ellos porque ellos han
sido mis verdaderos mecenas; un ca-
pital que para mí cotiza en bolsa. Mi
agradecimiento personal a este medio
informativo que es “El Diario de Ávi- los albores del año 1901 y en Aréva- la revista madrileña “Atlántico”, para
la”, ya que sin su colaboración y la ilu- lo permanecerá hasta 1923. En estos posteriormente entrar en el prestigioso
sión que en la elaboración ha puesto primeros años viviría, como él mismo diario “El Imparcial” como redactor
mi humilde pluma, ellos no hubiesen confiesa, a saltos de estudiantes, mez- encargado, actividad esta que com-
visto la luz. clado como pino en pinar. Es también pagina con la de empleado bancario
Hecha esta declaración de inten- en aquel mismo tiempo, cuando el jo- además de con sus estudios de Perito
ciones, ya felizmente realizada y que ven Julio dirige “La Llanura”, una de Mercantil.
creía oportuno apuntar, paso al perfil las publicaciones más populares, tal
La actividad literaria de Julio va
de Julio Escobar Cubo. vez la que más, en el Arévalo de aquel
pues desde los 17 años, aún no cumpli-
entonces. Consigue asimismo la cele-
Nace Julio Escobar en Arévalo en dos, hasta los 80, con tan solo un parón
bración de brillantísimos “Juegos Flo-
de tres años, los que duró la contienda
rales”. Funda y dirige el cuadro artís-
1. Los Perfiles Literarios de nuestro escritor civil española en la que, según decía
tico “Voluntad”. Colabora en distintas
y poeta Segundo Bragado fueron publicados él mismo, se plantó. Fue, asimismo,
revistas como “Castilla”.
a lo largo de siete meses en “El Diario de director de la Mutualidad de Papel,
Ávila” entre los meses de marzo a septiembre Ya en Madrid, fue redactor jefe de
del año 1990. Continúa en página 12

AGENDA DE ACTIVIDADES: horas habrá una “Paella Popular” a orillas del río. Para poder
comer la paella, previamente, se debe comprar el ticket en
- Fiesta campestre en Espinosa de los Caballeros El sá-
Espinosa. Después de comer se podrá pasar una agradable
bado 17 de agosto tendrá lugar en el vecino municipio de
tarde campestre a orillas del Adaja y en buena compañía.
Espinosa de los Caballeros una fiesta campestre a orillas
del río Adaja. A las diez de la mañana habrá una quedada de
- El próximo sábado 31 de agosto a las 21:00 horas tendrá
bicis de montaña al oeste del río durante la cual se enseña-
lugar en el Claustro del Real Hospital de Madrigal de las
rá el espacio recuperado por el Ayuntamiento de Espinosa
Altas Torres, el VII Recital Poético a Fray Luis de León or-
en el paraje popularmente conocido como “El Soto”. A las
ganizado por las asociaciones “Amigos de Madrigal” y “La
doce de la mañana se enseñará a todos los que acudan desde
Alhóndiga de Arévalo”.
Arévalo el espacio de “El Soto” y a continuación habrá un
aperitivo amenizado por la charanga “El Meneíto”. A las 14 Más información en : http://la-llanura.blogspot.com.es/
pág. 12 la llanura número 123 - agosto de 2019

...Viene de página 11
Prensa y Artes Gráficas, cargo este en
el que cesaría por jubilación.
Es poseedor de una biblioteca de
5.000 volúmenes que van desde el si-
glo XVI a nuestros días. En su residen-
cia actual, “Los Molinos” en Madrid,
tiene dedicada una sala exclusivamen-
te a Arévalo.
Sus obras, junto a nuestro pueblo,
figuran con honor en la “Enciclopedia
Universal”. Se confiesa Julio Escobar
predilecto de los grandes maestros es-
pañoles y extranjeros, especialmente
de los de la “Generación del 98”. Ha
recibido ocho homenajes y se ha rela-
cionado con importantes hombres de
su época, como son El Marqués de Lo-
zoya o Gregorio Marañón. Es miembro a dormir”. Catorce novelas, dos libros “Vengadores de cenizas”, una de las
del “Instituto de Cultura Hispánica”. de andanzas, uno de gastronomía y vi- novelas más certeras sobre la Guerra
nícola, crónicas, artículos periodísticos Civil, “La sombra de Caín” que fue
GRANDES TEXTOS y cinco libros sin publicar. Todo ello a acompañada de críticas muy elogiosas.
pesar de los olvidadizos de siempre y “Andar y ver”, de la que el diario ABC
La obra literaria de Julio Escobar que en su día se conocerán. Quizá ocu- dijo ser esta la novela del año. “El no-
es fecundísima, estando principalmen- rra cuando se cierre la elíptica de su villo del Alba”, de tema arevalense,
te ambientada en esta estepa morañega vida y regrese a ese pedazo de tierra hasta el tuétano según el propio autor.
donde el alcaraván al atardecer corre donde día y noche los cipreses, frailes La propia Real Academia Española la
un velo sobre el día con su “a dormir, mudos y permanentes en los que los consideró como la mejor obra escrita
pájaros rezan y cantan. en castellano durante un bienio. “Azu-
lejos Españoles” a la que nuestro que-
Sus novelas más conocidas son:
rido Hernández Luquero compararía
“El hidalgo de Madrigal”, por la que
con las obras de los mejores prosistas
fue nombrado hijo de la noble villa
castellanos.
imperial y coronada. “La viuda y el
alfarero”, bellísima novela ambientada De toda esta su obra, que yo he leí-
toda ella en La Moraña. “Teresa y el do con verdadera fruición, el lector o
Cuervo”, de tema arevalense, magnífi- los lectores de Julio estarán conmigo
ca, premiada por la Sociedad Cervan- en que no solamente es un gran nove-
tina. “Cinco mecanógrafas y un millo- lista sino que es uno de los más finos
nario”, traducida al francés. “Una cruz narradores, un narrador impecable que
en la tierra”, elogiada por Azorín o Pe- nos lleva de la mano por los más diver-
mán, entre otros. sos recovecos, problemas y actitudes
de sus novelas. Y si alguien ya dijo que
“Se vende el campo”, juzgada leerlo era como mirar el propio paisaje,
como muy positiva en “La Hoja del yo añadiría que leerlo es fundirse con
Lunes de Madrid”. “El viento no en- el paisaje, e iría aún más lejos, leerlo
vejece”, con temática ambientada en es sentirse protagonista directo de sus
su Arévalo natal entre principios de novelas.
siglo y las fechas de su publicación. Segundo Bragado