You are on page 1of 1

MOVIMIENTO ALLENDISTA

POR LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE


PARA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN

La gran demanda de los trabajadores y los pueblos de Chile en las jornadas de


protesta de esta última semana expresa la necesidad de una Asamblea Constituyente para
una nueva Constitución. El pueblo chileno deja en claro que una salida verdaderamente
democrática no puede ser la repetición del acuerdo de la “llamada transición” que los dejó
fuera y les quitó el protagonismo que tuvo durante la lucha antidictatorial. Habrá una nueva
sociedad en Chile sólo con el protagonismo de los trabajadores.

Al término del gobierno de la Nueva Mayoría se hizo un remedo de participación


ciudadana que más bien fue un saludo a la bandera, sin embargo, ahora se exige con justa
razón una participación real, no es posible que quienes ven afectadas sus condiciones de
vida y las de sus familias con las medidas que toman los gobiernos no tengan participación
directa en las decisiones.

Es necesario terminar con la Constitución dictatorial de una vez por todas. El camino
de la sola reforma ha terminado finalmente con hacerles precisiones que mantienen la
esencia de la supremacía del capital por sobre el trabajo, la vida y la dignidad de las
personas.

Todos los caminos llevan a la necesidad de una Asamblea Constituyente.


Efectivamente, sea cual sea el problema planteado termina finalmente en la camisa de
fuerza de la Constitución que le da legalidad o constitucionalidad a la desigualdad y a la
injusticia.

Para tener una Constitución democrática se requiere de conciencia sobre su


necesidad, de organización y movilización. Los partidos que abajo firman han decidido
tomar de manera conjunta el camino en el que cada uno siempre, pero por separado, ha
levantado la necesidad de la Asamblea Constituyente. Hemos decidido denominar a nuestro
esfuerzo “Movimiento Allendista por una Nueva Constitución”, reivindicando al Presidente
que llevó los intereses populares hasta el gobierno y los proyectó hacia el futuro. Para
nosotros es muy claro, se requiere que la fuerza aumente para hacer de esta demanda una
exigencia nacional imposible de desconocer por parte del capital y sus empleados.

Desde ahora estamos comprometidos a impulsar la campaña, incorporando los


sectores políticos y sociales comprometidos verdaderamente con las causas de los
trabajadores y pueblos de Chile, para construir a lo largo y ancho del país el “Movimiento
Allendista por una Nueva Constitución”, profundamente democrática que debe surgir sólo
a partir de una Asamblea Constituyente.

Santiago, octubre de 2019.-