el Museo de la Universidad de Alicante © De los textos. Javier Hernando Carrasco. Vicerrector de Extensión Universitaria D. Roberto Castrillo Soto.MUA. GABINO PONCE HERRERO Director del Secretariado de Cultura VOCALES: Juan Manuel Bonet Planes Juan Ángel Blasco Carrascosa Arcadio Blasco Pastor Daniel Canogar Mckenzie Andrés Carretero Pérez Román de la Calle de la Calle José Díaz Azorín Emilio Feliu García Ángela García Blanco Claudia Giannetti José Ramón Giner Mallol Mauro Hernández Pérez Gaspar Jaén i Urban José Antonio Martínez Bernicola Carlos Mateo Martínez Miquel Molins i Nubiola Josep Vicent Monzó Huertas Alfredo Payá Benedito Kevin Clark Power Roberto Velázquez Martín . ISBN: XXXXXXX Depósito Legal: XXXXXXXXXXXXXX Imprime: INGRA © De la edición. JOSÉ CARLOS ROVIRA SOLER Excmo. SALVADOR ORDÓÑEZ DELGADO Rector Magnífico de la Universidad de Alicante VICEPRESIDENTES: D. MUSEO DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE EXPOSICIÓN COMISARIOS: Aramis Enrique López Juan José Luis Martínez Meseguer DISEÑO DEL MONTAJE: Bernabé Gómez Moreno José David Alpañez Serrano CATÁLOGO EDICIÓN Y COORDINACIÓN: José Luis Martínez Meseguer DISEÑO Y MAQUETACIÓN: Bernabé Gómez Moreno TRADUCCIÓN: Sociedad de Relaciones Internacionales de la UA Secretariat de Promoció del Valencià de la UA AGRADECIMIENTOS: El Museo de la Universidad de Alicante quiere expresar su agradecimiento a todas las personas y entidades que han colaborado en la realización de esta exposición. Fernando Fracés. Verdú (Yecla). Javier Lidó Rico. los autores PATRONATO PRESIDENTE: D. Record (Yecla) y Mara Mira. © De las imágenes. en especial a la Galería Fernando Latorre. ANTONIO RAMOS HIDALGO Director del Museo de la Universidad de Alicante SECRETARIO: D. los autores. Sr. Galeria Tráfico de Arte.

.

.

y dedicado a promover la Cultura.PRESENTACIÓN El Museo de la Universidad de Alicante (MUA) concebido con la premisa de promocionar el Arte Contemporáneo. la reflexión y la enseñanza del arte contemporáneo más actual. su apoyo al presente y al futuro de nuestro museo. con su capacidad creativa. intentando proporcionar una formación integral. sensibilidad y libertad. la exhibición. Espero que el MUA cumpla con sus objetivos de ser referente cultural y foro de encuentro entre la universidad y el resto de la sociedad. un espacio donde se respire inteligencia. dirigido especialmente a los jóvenes universitarios y a la comunidad en general. la meditación y el disfrute del arte contemporáneo. Quiero agradecer a Lidó Rico en particular y a todo el grupo de artistas que. han mostrado y mostrarán su arte en el MUA. tiene como principal preocupación la difusión. Solo me resta decir que deseo que todos aquellos que se acerquen a contemplar esta muestra disfruten de la misma y pasen unos intensos momentos en este espacio dedicado a la contemplación. Antonio Ramos Hidalgo Director Museo de la Universidad de Alicante MUA Vista General . Propuesta que reclama la participación y complicidad del espectador. Es su deseo ser un espacio abierto a la complejidad de la creación contemporánea.

12 14 18 24 28 110 Traducciones Catalán | inglés Exposición Sumergidos Agonía interior Javier Hernando Carrasco La perturbación como metáfora David Alpañez Serrano Fragmentos de la experiencia Roberto Castrillo Soto Abriendo las ventanas Fernando Francés García índice .

obsesiones y objetivos que separan Occidente. El papel del artista como hacedor de nuevas situaciones y realidades no ha cambiado desde Confucio. réplica o crítica social. Pero aun tales situaciones están lejos de conseguir que un junco nazca en un lienzo. una visión única e irrepetible del mundo. Unos y otros posiblemente consiguen a lo largo del maratón con obstáculos que suele ser la vida de un artista. no repite romances o ayes. sus dedos y manos. Él no describe situaciones. sus personajes ingrávidos en escenas oníricas. Las vivencias son materias primas desde las que el artista construye una copia. en cada objeto y en cada obra. Su mirada me recuerda a la de un maestro pintor oriental que enseñaba a su discípulo a sembrar juncos. sino que en el lienzo naciera un junco. Sus objetos encontrados. conseguir una adecuada representación de éste. pongamos Tao Lin. aún sin éxito. buscar en la órbita lingüística o en la semiótica respuestas racionales y empíricas a hechos que sólo se pueden explicar desde el interior de cada cual. esa visión global del mundo entre los artistas contemporáneos occidentales. Aún más. El autor de aquel cuento es un artista contemporáneo verdaderamente conocido que se ocultaba tras un pseudónimo de propio irreproducible. Lidó Rico es uno de ellos. 13 12 . Que la visión de un artista debe perder cualquier prejuicio colateral. los tallos. Su intención pretendía hacer comprender al discípulo que el auténtico arte no era pintar un junco. alcanzar ciertas cotas de satisfacción espiritual. representar la realidad a través de múltiples filtros que ocultan ingenuamente el conjunto de saberse no-creador. Resulta difícil hallar un principio que invite al creador a olvidarse del entorno como referencia y que éste se oculte en su interior. o en su memoria. sus fotos. son semillas.Dos mil quinientos años sólo han servido para que intentemos. la imaginación. Este misterio sólo está reservado a ciertos visionarios. la globalización está consiguiendo que una negativa contaminación estética llegue allí donde durante siglos. con torpeza anacrónica. La misión del artista no era la de copiar la naturaleza. el creador gastaba su vida criando un bonsai. y el paciente trabajo de un jardinero. los juncos. sus bombillas. Hay quien busca. sino la de crearla. sino plausible y paciente. comprender que la naturaleza no es imitable. reinventar la naturaleza. acaso abre la ventana para inventar. el agua. representado por El nacimiento de Venus. Indudablemente es verdaderamente complicado encontrar ese nivel de pureza. Su visión no es distante sino poética. no relata historias. Sumergidos | Lidó Rico Uno de los cuentos cuya lectura más me ha impresionado y conmovido hacía referencia a un maestro pintor oriental que paseando por un jardín hacía comprender a su discípulo dónde y cómo se identificaba la belleza en la naturaleza. Algunos llegan a conseguir retos concretos como el aprendiz a Mesías de Ilusiones cuando logró que una pluma no se plegase a las leyes de la gravedad. Él reflexionaba sobre las preocupaciones. no es excéntrica ni rebelde. a veces inconfesable.

una aproximación a lo real desde lo conceptual sino a partir de lo real mismo. lo tensan violentamente sacándolo de toda neutralidad. En otras palabras. de la pasividad de la rutina conectada con lo cotidiano. iniciada por las vanguardias históricas. las situaciones que tienen lugar en la vida cotidiana son presentadas de un modo tal que se transmutan en hechos inquietantes. pero desde su reverso. No es. El artista abandona el ámbito de la representación de lo externo convirtiendo su trabajo en una prolongación de su existencia. Muy al contrario. en un sentir el mundo constantemente. por tanto. su presencia en las obras no siempre se ha manifestado explícitamente. Lo habitual adquiere un rostro siniestro. Un sentimiento del mundo en el que no hay lugar para sentimentalismos o nostalgias. se han establecido diferentes relaciones tanto entre el artista y su obra como entre ésta y el público. el despliegue de unas posibilidades perceptivas que superasen la mera contemplación pasiva. La resina de poliéster confiere a las piezas una apariencia fósil. A todas ellas las ha unido un deseo de abrir un nuevo espacio de comunicación para el arte. la expresión de la subjetividad del 15 14 La concepción del arte como vivencia fundamenta todo el trabajo de Lidó Rico. no sólo porque en sus obras se manifiesten las huellas de su existencia. en cada situación. en todo caso. sino además por tratarse de un trabajo forjado en las experiencias del existir cotidiano. ha modificado profundamente no sólo la naturaleza material de los objetos artísticos. pero tras las que subyace un deseo de tamizar las obras de un carácter subjetivo. La extensión de los límites tradicionales del arte desarrollada por los artistas plásticos contemporáneos. Es decir. Sin embargo. sino que los cambios han alcanzado a toda la secuencia del hecho artístico. Actitudes diferentes ante la vida y el arte. sus obras. haciendo que la presencia de ésta imprima sus huellas sobre lo empírico.propio artista. vinculando dialécticamente la realidad observada con la vivida pero. vital y profesional. desde su génesis conceptual hasta su recepción e interpretación. ante la que puede reaccionar con un talante tanto distanciado o irónico como apasionado y vehemente. lejos de acomodarse a su entorno. Unas transformaciones que han transitado desde experimentaciones más o menos formalistas hasta posiciones estrictamente conceptuales y que. recurso mediante el . Una proyección del universo personal que en los últimos años ha derivado en la multiplicación de poéticas individuales en las que los artistas muestran sus posturas ante su entorno psíquico y social. han derivado en una hibridación de géneros artísticos. a partir de los años setenta del siglo XX. extraño de sí mismo. a cada instante. una identidad casi irreconocible pero en la que aún permanecen sus restos fragmentados. proponiendo como complemento necesario a la apertura formal de las obras.

despedazado por los efectos de esa realidad inevitable. La negatividad es reclamada por lo artístico como respuesta al simulacro de lo real. Pero el cuerpo resultante es un cuerpo fragmentado. Una relación en permanente conflicto. El artista contemporáneo renuncia a las pretensiones de fundar nuevos absolutos. Es el lugar en el que brota lo reprimido. 17 . La distancia entre la obra y el autor se anula totalmente. Si las categorías estéticas clásicas. incluso en lo sublime. dos ámbitos ante los cuales las obras actúan como signos de la relación que el artista establece con cada una de ellos. en el marco de la relación íntima que establecen el artista y su obra. era porque desde éstas se establecía una relación de armonía con el mundo. de su desgarrada mirada del mundo. que son continuidad de su cuerpo y sus pasiones. Con una obra autobiográfica sin complacencias. En el caso de Lidó Rico perfilan un recorrido sin solución de continuidad. un desasosiego vital en el que todas las vivencias se van acumulando no sólo en su mente. El taller. lo oculto en el cerco cotidiano del hábitat. pues la distancia requerida siempre ponía al espectador en una posición de seguridad. En lo físico no hay representaciones ideales. No hay modelos ni montajes. Pero ahora la distancia se ha suprimido completamente. Cada acto creativo adquiere un cierto tono ritual. Las obras se proyectan así en dos direcciones: el proceso creativo y la realidad exterior. No hay escapatoria. es él quien físicamente se plasma en la obra pero no mediante el modelado del cuerpo con las manos. El artista es su propio modelo. esto es la belleza. Todo es desnudez. Un rastreo hacia el desarrollo del proceso creativo que ha dado forma a esa cotidianeidad extrañada. El resultado son las huellas de este diálogo. A partir de estos fragmentos de la experiencia va configurando espacios depositarios de los restos de su trabajo creativo. a indagar en la pulsión de su génesis. sino introduciéndose físicamente en el molde de la escultura. Actos que permanecen en el ámbito de lo privado. En este microcosmos existencial no tiene cabida el simulacro de lo real que se expande por sus márgenes. como un bautismo por inmersión. siempre aludían a una relación positiva con la obra. testimonio directo de un proceso creativo emanado de la angustia. El artista no trabaja frente 16 a la obra sino que se mete plenamente en ella. cánones o medidas. lo físico actúa sin mediaciones desarmando al espectador de refugios contemplativos.Sumergidos | Lidó Rico que el artista obliga al espectador a excavar en el interior de lo allí acaecido. sino también sobre su entorno. el cerco donde se libran los combates de las contradicciones. el artista manifiesta mediante sus esculturas. El vocabulario de la vista y las manos deja paso al lenguaje total y directo de lo corpóreo donde lo físico habla por sí mismo sin ningún intermediario. pero también lo sublime o lo pintoresco. el molde son para Lidó Rico un metafórico campo de batalla en el que se imprimen las huellas del desasosiego de la existencia cotidiana. Si en la realidad es la ficción la que anula la comunicación y la experiencia de lo real. Esto nos conduce a ese segundo nivel de proyección de las obras: su relación con el entorno. Lidó Rico acude a la realidad descarnada para incitar a esa vivencia desaparecida en la sociedad del espectáculo. El proceso de concepción y ejecución de las piezas no es para Lidó Rico una fase que antecede a la pieza final sino que en su trabajo ambos momentos se identifican. El placer es un placer positivo.

donde el gesto de pintar se considera parte integrante y fundamental de la obra. Sumergidos supone un paso más en el análisis de los comportamientos humanos. este proceso permite definir los detalles de la escultura y obtener una textura fina. Se trata del gorro que utiliza Lidó para protegerse el pelo cuando se sumerge. Normalmente apenas queda definido pero. Cuando el material fragua se rescata la pieza de la escayola. reflexiones y obsesiones. aprovecha estos desmanes manteniéndolos en el resultado final de la obra. 1999) los personajes se infringían daños en escenas teatrales donde el dolor y la muerte se mostraban de forma explícita a través del sentimiento de culpabilidad de los torturadores. Sumergidos es el título de la exposición propuesta para el Museo de la Universidad de Alicante (MUA) por el doble motivo de ser obras realizadas gracias a moldes obtenidos al introducir partes de su cuerpo en escayola y porque los personajes están inmersos en sus miedos. el dramatismo y la ironía. El efecto es casual. Esta acción le permite formar un molde que posteriormente se rellena con resina de poliéster. Una vez que se obtienen la esculturas en bruto llega el momento de lijarlas. las máscaras. muerte y desasosiego son alegorías de una sociedad agónica. Las piezas son fruto de inmersiones de partes de su cuerpo en recipientes llenos de escayola fresca. Pero estos aspectos tan solo son el medio para trascender hacia una lectura superior. El trabajo de lija suele atenuar los desmanes del molde y de la resina. En La Biblioteca de la Felicidad. El último paso consiste en untar con aceite las piezas. el proceso creativo y los materiales utilizados tienden a expresarse por sí mismos. lo que permite que el espectador reflexione sobre la existencia humana. ya que es la única que tiene los ojos abiertos. uno de los personajes lleva un gorro de baño. la complejidad de la mente y la falta de personalidad. desesperación. en esta ocasión. lo que les otorga un aspecto brillante. Pese al control técnico que demuestra Lidó Rico en su obra. crueldad. Al igual que en el Action Painting. En todo esto la ironía ocupa un papel fundamental ya que atenúa la agresividad. Las esculturas de resina se transforman en iconos de los comportamientos humanos. en esta muestra los gestos de terror y desesperación vienen motivados por la angustia existencial y las obsesiones que corroen sus almas. Su obra tiene un compromiso con la universalidad a través de la metáfora. la multiplicidad de rostros o los personajes sin cara son símbolos de la hipocresía. En estos casos el azar es fundamental para la sensación de desasosiego. en ocasiones. asesinatos y suplicios. expresividad y emoción. La creación artística de los últimos años de Lidó Rico se define por la sorpresa. Para obtener piezas de diferentes colores añade tintes a la resina antes de verterla. Además de limar impurezas y disimular pequeñas grietas y poros. Ocasionalmente el molde puede ser de cera o silicona.La expresividad de la materia y del proceso técnico En el estudio del trabajo de Lidó Rico no se debe obviar el proceso técnico. Pero. Si en exposiciones como The Sowerfighters (Murcia. ya que dos poros horadan el material dibujando perfectamente las pupilas. 19 18 . La heterodoxia tanto de los materiales como de la realización refuerzan la intensidad dramática de la obra. la inmersión de Lidó Rico en escayola es una pieza artística por ser un acto cargado de esfuerzo. aparece nítido en la escultura. Las escenas de tortura. El caso de la figura de La Señorita de las Cuentas es más sorprendente.

El telescopio de Eclipse o la caja fuerte de La Señorita de las Cuentas son elementos exentos del muro. Proceso A finales de los años noventa se produce en la carrera de Lidó Rico un cambio sustancial al pasar de obras desbordantes de lirismo y delicadeza a piezas cargadas de agresividad y dolor. Si en la obra de Lidó Rico delimitamos los ámbitos de escultura y espectador. La aglomeración de cabezas que se dirigen hacia la televisión en Los Voyeurs o las cuatro filas de máscaras de La Biblioteca de la Felicidad sólo son el preámbulo de la multitud de esculturas que habitan en The Factory. Lidó Rico no es ajeno a la utilización del objeto como puente entre arte y espectador. las deformaciones del rostro a causa de la velocidad. Por lo general. En la escultura barroca era habitual vestir a las imágenes. las piezas son monocromas y predominan las blancas y grises oscuras (color fillite). En la segunda. Pese a todo. y los colores quedan perfectamente fundidos gracias al trabajo de lija. La mesa del televisor de Los Voyeurs y los pupitres del escalón inferior de The Factory están. el muro es el espacio para el arte mientras que el resto de la sala queda reservada al visitante. las máscaras amarillas se superponen al fillite. Los Voyeurs y Autorretratos con Caja Roja Lidó Rico ha resuelto la composición en diagonal. aunque también las realiza en colores vivos como amarillos. En la primera. donde una figura se levanta la tapa de los sesos y la masa encefálica sale despedida. por lo que funcionan como nexo. en La Biblioteca de la Felicidad. las obras de estos últimos años tienen un acabado brillante y preciosista. la captación de objetos en plena precipitación o las fuertes contorsiones motivadas por la agitación mental y física a la que se ven sometidos los personajes. Todos estos recursos pueden constatarse en las obras de Lidó Rico. contemplados o utilizados por las figuras. Las máscaras de transparencia rosada que el personaje fabrica como si de vidrio se tratara producen el efecto de ser aromáticas e incluso comestibles. al mismo tiempo. romper los límites entre el espacio del arte y el del espectador o captar el momento más dramático de la acción. recargar la obra hasta cotas insospechadas. en cualquier caso. Gloria Moure en el catálogo de la exposición The Sowerfighter refiriéndose a esta evolución comenta: “He de confesarles. La magia de Lidó Rico consiste en congelar el instante para transformarlo en eterno. En Imposición y El Gran Banquete combina con sumo equilibrio el amarillo y el fillite. Si bien es cierto que el recurso del recargamiento no es el más utilizado en la creación de Lidó Rico. naranjas o rosas. no es difícil observar cómo el artista crea lazos de unión entre ambos mundos. sobre el gris Sumergidos | Lidó Rico 21 20 . añadirle postizos como ojos de cristal o pelo natural e incorporar objetos reales a las obras.¿La agresividad como anuladora de la belleza? Recursos barrocos al servicio de la creación contemporánea Pese a que la obra de Lidó Rico está dentro de los parámetros del arte más actual. la gran mayoría de las figuras han sido captadas en plena acción aunque algunas destacan por encima de las demás: En The Factory un personaje está manipulando esferas y una de ellas queda congelada en mitad de la caída. La acumulación de piezas consigue la conmoción deseada. En líneas generales. lo que intensifica el dinamismo de las escenas. el barreño ubicado en el suelo del que emerge una cabeza provoca la interferencia del arte en la esfera del visitante. Tinta las resinas en diferentes colores. que me ha chocado y mucho el giro antropomórfico y violento que Lidó Rico configura en su obra más reciente”. Setenta y dos figuras con sus respectivas mesas se aglutinan en un espacio en “U” escalonado a tres alturas. Asimismo. anclados en el muro y apoyados en el suelo. La estrategia tiene una doble naturaleza: situar piezas de resina que se integren en el territorio del espectador e incorporar objetos reales en la escultura. En Los Voyeurs la atracción hacia la televisión de los personajes provoca la deformación del rostro acentuando la ilusión de movimiento. Para conseguir la ilusión de dinamismo utiliza diferentes estrategias como la composición en diagonal. Sin embargo. El pequeño matraz recuerda las obras de principios de los noventa donde Lidó Rico introducía dedos de resina en frágiles recipientes de cristal. también es cierto que comparte propósitos y recursos con el Barroco. la pieza más contundente en este sentido es L`Homme Oiseaux. The Factory sorprende al espectador al convertirse en gran retablo del desasosiego. la escultura barroca busca impactar y conmover a través de diversos procedimientos: crear la sensación de movimiento. En Muchacho con Martillo y El Gran Banquete. se pueden señalar algunos ejemplos. verdes. Partiendo de esta premisa. En este camino la obra más llamativa es Frutas del Bosque. Por ejemplo. Pero la televisión de Los Voyeurs y la caja fuerte de Autorretratos con Caja Roja al quedar empotrados en el muro consiguen una relación más poderosa entre el espacio de la escultura y el del espectador.

En L`Homme Oiseaux y Muchacho con Martillo -las escenas más crueles de la muestra-. Generalmente aparece incrustado en la cabeza de las esculturas como en varias figuras de The Factory y en Los Amigos de la Luna. dos máscaras en las manos y una mueca socarrona profundamente perturbadora. sobre algunas mesas hay esferas. pero al mirarla con detenimiento nos damos cuenta que la belleza no ha desaparecido bajo el manto del desasosiego y que el cuidado estético se mantiene latente pese al dramatismo de la temática.En la obra de Lidó Rico hay algo inaprensible. Sumergidos | Lidó Rico Proceso 23 22 . Los visitantes navegan en el laberinto de la exposición hipnotizados por los cantos de sirena. Entre las concesiones estéticas que surgen de la violencia se encuentra la utilización de formas geométricas contrapuestas a las antropomórficas. La atracción de la obra de Lidó Rico arrastra a los nuevos Ulises hacia las rocas de la perturbación. una de las figuras maneja piezas prismáticas de un juego de construcción. De igual manera. La ironía de la crueldad La creación de Lidó Rico siempre ha estado imbuida por un halo de causticidad. En las piezas de esta exposición la ironía posee diversas naturalezas. a otra se le ha caído una multitud de pequeñas semiesferas que han quedado desparramadas en el pupitre y en cuatro esculturas un volumen elíptico marcadamente estilizado se superpone al rostro. rectángulos concéntricos de ángulos romos y elipses. La agresividad. algo que se impone al espíritu sin pasar por el filtro de la razón. rompecabezas o bloques de resina de poliéster tienen inscritos círculos. sin llegar a definir si es felicidad o extremado dramatismo. Hay piezas desconcertantes que pueden llegar a obsesionar. En Frutas del Bosque y La Biblioteca de la Felicidad el gesto de las máscaras es ambiguo. a pesar de la potente dosis de sarcasmo. el divertimento consigue desplazar la agresividad de la escena. pero en estos últimos años el sarcasmo unido a la violencia de las propuestas ha formado un cóctel corrosivo de crítica social. Uno de ellos recibe al espectador con unas gafas de buzo. más profundo e intenso. El cubo es el más repetido en la exposición. oscuro resalta el amarillo de la cabeza que está siendo devorada y del líquido que contiene el barreño. los objetos que provocan la muerte han sido creados gracias a moldes de juguetes. En The Factory las geometrías salpican la obra: puzzles. los rostros de algunos personajes de The Factory no denotan su contento o desesperación. Es incuestionable que la obra de Lidó Rico de estos últimos años es eminentemente violenta. En Purple Rain y El Ponedor. espirales. el desasosiego y la angustia se trasladan inapreciablemente hasta el espectador: al llegar a este estado siente realmente la fuerza de sus esculturas.

podría conducirnos a pensar que se trata de un ejercicio personal. por ejemplo en Orlan. en un tejido de transformación. Sin embargo. Por eso el cuerpo se ha convertido para muchos artistas en algo más que un soporte sobre el que desarrollar su discurso. o sea. Porque Lidó Rico se sirve de su cuerpo para expresar estados de dolor. los debates sobre la identidad sexual o étnica.A lo largo de los años sesenta y setenta dos de los máximos representantes del arte comprometido en España: Rafael Canogar y Juan Genovés. por tanto. que en su anticipación al soporte pictórico. un compromiso como el que adquirieran los artistas del franquismo. el pavor y la ira desatada en aquellas situaciones. una complicidad con el entorno. por citar sólo algunos de los problemas que nos acosan en este tiempo. En efecto. como icono pero también como soporte. casi narcisista. El cuerpo humano exteriorizaba por tanto el sentimiento de temor. Sin embargo. su acción creadora. y en función de la posición habida en el instante de la detención de su avance. su trabajo. realizaron numerosísimas obras a medio camino entre la pintura y la escultura —de hecho la crítica de la época acuñó la expresión escultopintura para definirlas—. se ha convertido. Lo sería en razón del nuevo orden político. la ambigüedad del cybor. Consistían en figuras tridimensionales que salían literalmente de un lienzo. que avanzaban hacia adelante hasta que en un momento determinado quedaban congeladas. Las nuevas enfermedades. sino a un sujeto genérico: el hombre de nuestros días. un artista que también centra en el cuerpo. Hay. Así. Desde este punto de vista. sentenció Barbara Kruger en una de sus obras. como las Magdalenas de los pintores del Trecento italiano. El cuerpo artístico invade y suplanta al cuerpo real. simbolizaban el pavor generado por la represión franquista. Formas invariablemente negras. sin apenas definición de sus rostros. expresaban con absoluta evidencia. que además no se refieren a sí mismo. al convertirse en una permanente reproducción de sus formas corporales. Ya no se trata de evidenciar las conductas abiertamente represivas del poder sino el estado de desintegración que acoge al individuo en esta sociedad 25 Siguiente >> . el cuerpo recuperará su protagonismo en las últimas décadas del siglo al convertirse en el lugar donde se dirimen algunas de las principales amenazas que acosan al hombre de nuestros días. en su huída de aquél —otro espacio de profunda oscuridad—. si bien las circunstancias de esta época. medios o altorrelieves. su propio cuerpo constituye la materia icónica de sus creaciones al utilizarlo como molde de las mismas. en especial de los brazos que. “Tu cuerpo es un campo de batalla”. imponen discursos distintos. lanzados hacia adelante. los resultados de aquél los aleja inequívocamente de tal posición. de angustia. tan diferentes. El final de la dictadura parecía propiciar el final del cuerpo torturado. Valga este prólogo para situar el trabajo de Lidó Rico. Casi siempre los sentimientos de desesperación se evidenciaban a través de la gestualidad corporal. se convertían en bajos. se dirimen en efecto sobre el cuerpo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful