You are on page 1of 3

DECLARACIÓN DEL GRUPO DE LIMA

BRASÍLIA, 8 DE NOVIEMBRE DE 2019

Los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala,
Honduras, Paraguay, Perú y Venezuela, miembros del Grupo de Lima, reunidos en
Brasilia, expresan lo siguiente:

1. Reiteran y refuerzan su apoyo al Presidente Encargado Juan Guaidó, a la Asamblea


Nacional, como autoridades legítimas y democráticamente electas, y al pueblo
venezolano que expresa su repudio a la dictadura a través de manifestaciones
pacíficas como la convocada para el próximo 16 de noviembre.

2. Apoyan, ante la ausencia de condiciones adecuadas para la realización de elecciones


libres, el acuerdo aprobado por la Asamblea Nacional el 17 de septiembre, el cual
ratifica la ruta política propuesta como salida para la crisis, y establece la
permanencia del presidente Guaidó en la presidencia encargada del país, más allá del
5 de enero de 2020 y hasta el fin de la usurpación y la realización de elecciones
presidenciales libres, justas, transparentes y con observación internacional.

3. Reiteran su apoyo a una solución política, pacífica, democrática, y liderada por los
propios venezolanos como forma de resolver la grave y compleja crisis que atraviesa
Venezuela. Reiteran la convicción de que solamente el pleno restablecimiento de la
democracia permitirá superar la crisis política, económica, humanitaria y de derechos
humanos. Rechazan la pretensión del régimen ilegítimo de convocar a elecciones
parlamentarias anticipadas cuyo único fin es disolver la Asamblea Nacional legitima
y democráticamente electa.

4. Advierten que la autodenominada “Mesa Nacional” del régimen ilegítimo no ofrece


las garantías para el proceso creíble de diálogo y negociación que se requiere con la
participación de la Asamblea Nacional con miras a resolver la crisis a través de la
realización de elecciones presidenciales libres, justas y transparentes en Venezuela.

5. Deciden renovar y ampliar los esfuerzos conjuntos de los países del Grupo de Lima
para exponer y denunciar, en todos los foros multilaterales y regionales, la situación
producida por el régimen ilegítimo de Maduro.

6. Acuerdan realizar un esfuerzo concentrado y coordenado junto a países de otras


regiones para exponer y denunciar la situación producida por el régimen ilegitimo de
Maduro con miras a obtener su cooperación para una transición democrática en
Venezuela.

7. Resuelven cooperar para presentar a la comunidad internacional la gravedad de la


situación económica, política y humanitaria en Venezuela, como, por ejemplo,
recogiendo testimonios de migrantes y refugiados venezolanos sobre violaciones de
sus derechos humanos en aquel país.
8. Condenan los vínculos explícitos del régimen Maduro con grupos armados al margen
de la ley y con organizaciones terroristas, y el amparo que otorga a la presencia de
miembros del ELN y otros grupos armados ilegales, los cuales han encontrado en el
territorio venezolano un santuario para la realización de sus actividades terroristas y
criminales, lo que representa una clara amenaza a la paz, la estabilidad y la seguridad
de la región.

9. Repudian las declaraciones de voceros del régimen ilegítimo que hacen apología de
la violencia y la incitan en diferentes países de la región. Particularmente, rechazan
en los términos más enérgicos las amenazas directas de la dictadura venezolana que
han incluido el uso de misiles contra población civil en territorio colombiano.

10. Exhortan a los gobiernos que apoyan al régimen ilegítimo de Venezuela a


favorecer la transición democrática. En especial, hacen un llamado a Cuba a ser parte
de la solución a la crisis. Reiteran el llamado a que las alianzas por la paz y la
prosperidad de los pueblos deben ir de la mano con el respeto al estado de derecho y
al ejercicio de la democracia.

11. Notan que, una y otra vez, iniciativas de diálogo propiciadas por diversos actores son
manipuladas por el régimen de Maduro, transformándolas en maniobras dilatorias
para perpetuarse en el poder, que frustran la voluntad democrática de los venezolanos
y, por lo tanto, deben ser evaluadas con cautela por parte de la comunidad
internacional.

12. Condenan de la manera más enérgica la alarmante situación de los derechos humanos
en Venezuela y reafirman su apoyo categórico a la resolución 42/25 del Consejo de
Derechos Humanos que crea una misión internacional independiente de
determinación de los hechos con mandato amplio y robusto, encargada de investigar
las graves y sistemáticas violaciones de derechos humanos cometidas en Venezuela
desde 2014, con miras a asegurar la rendición de cuentas de los violadores, la justicia
para las víctimas y la garantía de no repetición.

13. Condenan el brutal asesinato de Edmundo Rada, dirigente del partido Voluntad
Popular, instan a la inmediata liberación de todos los presos políticos en Venezuela y
urgen a la comunidad internacional, en particular a la Alta Comisionada de las
Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a actuar sin dilación para que los
derechos de los venezolanos sean restablecidos y su integridad protegida.

14. Deploran profundamente que el régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro


haya sido elegido al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Esta
elección, hecho lamentable que no debe repetirse, significa un atropello más a los
derechos humanos de todos los venezolanos y un socavamiento al sistema
internacional de derechos humanos de las Naciones Unidas.

15. Comparten las preocupaciones de la Comisión de Encuesta de la Organización


Internacional del Trabajo sobre las violaciones recurrentes de derechos laborales y
empresariales practicadas en Venezuela y lamentan la falta de cooperación del
régimen ilegítimo con aquel órgano.
16. Reafirman su plena disposición de continuar realizando esfuerzos en otros Foros –
como la Organización de los Estados Americanos (OEA) y al amparo del Tratado
Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) – para intensificar la cooperación
jurídica, judicial y policial, con el objetivo de adoptar medidas concretas contra
personas y entidades asociadas al régimen ilegítimo involucradas en actos de
corrupción, actividades ilícitas de lavado de dinero, narcotráfico, terrorismo y su
financiamiento.

17. Se comprometen a adoptar otras medidas adicionales de presión – excluyendo el uso


de la fuerza – sobre el régimen de Maduro, con sanciones específicas que permitan
avances en la transición democrática, de acuerdo con los respectivos ordenamientos
jurídicos nacionales.

18. Reiteran que el mantenimiento del “status quo” en Venezuela no es una opción,
como también ha sido reconocido por el Grupo Internacional de Contacto (GIC).
Destacan la reunión sostenida por el Grupo de Lima con el GIC en Nueva York, el
25 de septiembre pasado y la decisión de trabajar de manera coordinada y
complementaria, promoviendo también el acercamiento con otros actores de la
comunidad internacional, con la finalidad de apoyar una solución política, pacífica y
democrática a la crisis en Venezuela.

19. Anuncian su disposición de convocar una conferencia internacional con el


acompañamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, en los márgenes de su
Asamblea General que se celebrará en marzo de 2020 en Barranquilla, Colombia,
para apoyar los esfuerzos del legítimo Gobierno de Juan Guaidó para la
implementación del “Plan País”, concebido para rescatar a Venezuela de la grave
crisis económica y del colapso social.

20. Reconocen la importancia de los aportes financieros ya realizados y reiteran la


necesidad de reforzar la asistencia financiera para los países de acogida de los
migrantes venezolanos y, en ese sentido, saludan el llamado hecho por la
"Conferencia Internacional de Solidaridad sobre la Crisis de Refugiados y Migrantes
de Venezuela", celebrada en Bruselas, en los días 28 y 29 de octubre, para lograr
movilizar fondos sustanciales adicionales, así como la realización de una conferencia
que logre nuevas contribuciones.

21. Dan la bienvenida a la decisión de realizar la I Reunión del Grupo de Amigos del
Proceso de Quito, mecanismo de articulación y cooperación regional para dar
respuesta a los desafíos que implica la masiva movilidad de nacionales venezolanos
en los países de América Latina y el Caribe.

22. Destacan la participación en esta reunión de representantes de Ecuador, El Salvador,


Estados Unidos, Unión Europea y el secretariado de la OEA, con quienes analizaron
puntos de convergencia y su disposición para continuar apoyando los esfuerzos
regionales que conduzcan a la celebración de elecciones presidenciales libres, justas,
transparentes y con observación internacional en beneficio del pueblo venezolano.

23. Deciden continuar en sesión permanente.

Brasilia, 8 de noviembre de 2019.