You are on page 1of 8

RESPUESTA PÚBLICA A CARTA DEL PRESIDENTE JORGE HADDOCK

A PROFESORES DE LA UPR HUMACAO

Al HONORABLE PRESIDENTE DE LA UPR


A LA HONORABLE JUNTA DE GOBIERNO
A TODA LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

El presidente de la UPR, Dr. Jorge Haddock, ha vertido una amenaza velada y sin razón sobre
más de setenta (70) profesores adscritos a distintos departamentos de la UPR Humacao
(Química, Español, Matemáticas, Humanidades, Comunicación y Educación), en su respuesta
a una resolución suscrita por estos claustrales. La esencia del contenido de esta resolución
es una solicitud al presidente de la UPR para que deje sin efecto el nombramiento que ha
hecho de un empleado no docente como rector interino de la UPR Humacao, ya que la
naturaleza del puesto de rector es docente-administrativa.

La sabiduria está en la verdad, no en su apariencia.


No se puede recordar con memoria ajena.
(Espejos, Eduardo Galeano)

Doctor Haddock, hemos fundamentado nuestra solicitud en disposiciones de la ley y


la reglamentación universitaria. Sin embargo, usted centra su respuesta solo en la objeción
al nombramiento y desatiende los fundamentos estatutarios de esta objeción. Ha eludido
considerar en su fondo la controversia legítima, de derecho, que fue planteada en nuestra
resolución y, en su lugar, ha preferido desviar una respuesta en tono de advertencia a la
facultad o departamentos que hemos suscrito esa resolución. La controversia de referencia
se resume mediante el siguiente cuestionamiento: Los estatutos de la UPR, ¿facultan al
presidente de la UPR a nombrar a un empleado no docente como rector interino de un recinto
de la UPR, es este caso la UPR Humacao?

Su respuesta no ha sido asertiva; no obstante, podemos inferir de ella que su mirada


del adjetivo interino, que lo faculta a usted para llenar una vacante en el puesto de rector
hasta que se complete el proceso de consulta para el nombramiento de un rector − o rector
en propiedad, esto como antítesis de rector interino solo en lo que respecta al requerimiento
de la consulta previa al senado académico − conlleva un relajamiento de los méritos de este
puesto docente – administrativo por algún tiempo. De ser acertada nuestra inferencia, esta
comunicación nuestra es una solicitud de reconsideración a su decisión. De igual manera, es
una apelación de su decisión ante la Junta de Gobierno, máximo foro apelativo en procesos
administrativos de la UPR.
Respuesta Pública a Carta Presidente
27 de noviembre de 2019
Página 2

Nuestra posición en esta controversia es que la naturaleza del puesto de rector (“en
propiedad” o “interino”) es docente-administrativa. Sin embargo, los fundamentos que
hemos planteado han sido vistos por usted como “expresiones vertidas en la Resolución ”,
como si quisiera decir, “opiniones sin fundamentos”. ¿Qué tienen de expresiones o de
opiniones las citas de líneas precisas y exactas de artículos o secciones de la Ley de la UPR o
de su reglamento habilitador (Reglamento General (RG) de la UPR)? A manera de resumen,
en nuestra resolución hemos citado los siguientes: De la Ley de la UPR: a) Artículo 7- El
rector ejercerá la autoridad académica y administrativa; presidirá el Senado Académico y las
reuniones del Claustro; b) Artículo 9– Los senados (académicos) constituirán el foro oficial
de la comunidad académica; c) Artículo 8- El claustro está compuesto por el rector, quien lo
presidirá, los decanos y los miembros del personal docente y estará dividido en colegio o
facultades; d) El rector representará a la institución en actos, ceremonias, y funciones
académicas. Del RG de la UPR: a) Sección 66.2.1 -La función docente-administrativa- La
función docente-administrativa incluye supervisión, evaluación, coordinación o dirección de
programas de enseñanza; participación en forma directa y no incidental en la formulación
de política académica a nivel de facultad, unidad institucional y sistema. Las funciones
docentes-administrativas las desempeñarán personas con preparación y experiencia que lo
capaciten para la docencia, ya que requiere conocimiento y comprensión de los procesos
educativos y competencia en un área académica; b) Sección 66.2.1.1 - Posiciones docente-
administrativas- La función docente-administrativa incluye las posiciones de presidente,
rector, decano, decanos asociados y decanos auxiliares de Asuntos Académicos,
Vicepresidente para Asuntos Académicos en la Administración Central, decano y decanos
asociados de facultad, director de escuela o centro de investigación…”.

No conforme con cualificar estas disposiciones estatutarias como simples


“expresiones vertidas”, usted señala que “Las expresiones contenidas en la Resolución se
alejan de la verdad y podrían ocasionar desosiego y desestabilizar las operaciones en la
UPRH.” ¿Cómo entender que disposiciones estatutarias se “alejan de la verdad”? Por otro
lado, ¿acaso el velar y hacer que se cumpla estrictamente con disposiciones de la Ley y el RG
puede ocasionar desosiego? ¿En quiénes? Si el exigir que un rector de la UPR Humacao se
nombre conforme a disposiciones de ley, de la reglamentación y de los buenos usos y
costumbres universitarios podría “desestabilizar las operaciones en la UPRH”, ¿qué usted
espera que hagamos nosotros? ¿Qué en aras de una supuesta estabilidad operacional nos
hagamos los desentendidos? Lo que es más lamentable, inclusive para la buena marcha de la
Universidad, es su invitación a “reconsiderar y desistir de las expresiones ” vertidas en la
resolución.

En un intento por justificar ese nombramiento, usted señala que el análisis que hemos
hecho de las disposiciones reglamentarias que le permiten nombrar, en este caso, a un
empleado no docente como rector interino de la UPR Humacao, distan de la realidad. Para
Respuesta Pública a Carta Presidente
27 de noviembre de 2019
Página 3

apoyar su argumento, señala que “el Artículo 19.11 del Reglamento claramente permite al
suscribiente nombrar en forma interina como rector de un recinto, por al menos treinta (30)
días, a un miembro de la junta administrativa de la UPRH .” Como el RG no contiene ningún
Artículo 19.11, entendemos que la referencia que usted hace es a la Sección 19.11, del
Artículo 19. El título y texto exacto de esta sección del RG es: Sección 19.11 -Sustitución
temporera de los rectores- En caso de ausencia de un rector, que no exceda de treinta (30)
días, este deberá nombrar un rector interino de entre los miembros de la Junta
Administrativa, cuyo nombramiento haya sido aprobado por la Junta de Síndicos. Cuando el
periodo de ausencia haya de exceder treinta (30) días, la Junta nombrará un rector interino
a propuesta del presidente.”

Ni siquiera intentamos dar una interpretación de esa Sección 19.11, que no incluimos
en nuestra resolución, pues de su contenido se desprende que no es aplicable al caso que nos
ocupa. Por consiguiente, la aplicación que usted ha hecho sobre esta sección es improcedente.
Como puede ver, esta sección faculta al rector en funciones para que en caso de ausencia
temporera en su cargo - que no exceda de los treinta (30) días- pueda nombrar un sustituto
(rector interino) entre los miembros de la Junta Administrativa, cuyo nombramiento haya
sido aprobado por la Junta de Gobierno. (En el caso de la UPR Humacao, estos miembros son
los tres decanos (asuntos académicos, asuntos administrativos y asuntos estudiantiles).
Quizás sea necesario apuntar los siguientes hechos:

1) Los términos ausencia (temporera) y vacante no son sinónimos. Una vacante en el


puesto del rector significa que no hay ningún rector en funciones. Mientras que la
sustitución temporera de un rector ocurre cuando hay un rector en funciones, pero
que está ausente, presumiblemente por alguna razón justificada.
2) De los tres (3) puestos de decanos que tiene la UPR Humacao, solo el puesto de
decano de asuntos académicos tiene una naturaleza docente -administrativa tal y
como queda establecido en la Sección 66.2.1.1 del RG.
3) Al momento de la vacante del puesto de rector por renuncia, quedaron en funciones
el decano de asuntos académicos (puesto ocupado por un empleado docente),
decano de asuntos administrativos (puesto ocupado por un empleado no docente)
y decano de asuntos estudiantiles (puesto ocupado por un empleado docente).
Usted nombró al decano de asuntos administrativos, único decano en funciones que
no era docente, y luego, como respuesta a nuestra resolución, defiende su supuesta
facultad de nombrar a un rector interino para la UPR Humacao aun cuando ese
nombramiento se aparte de la disposición estatutaria de que dicho puesto es
docente- administrativo.
4) Ninguno de los nombramientos de estos tres (3) decanos ha sido aprobado por la
Junta de Gobierno. Como cuestión de hecho, los últimos nombramientos de
decanos de la UPR Humacao aprobados por la Junta de Gobierno datan del 22 de
Respuesta Pública a Carta Presidente
27 de noviembre de 2019
Página 4

enero de 2015. De igual manera, el periodo de interinato en la UPR Humacao,


comenzado el 1ro de agosto de 2016 con la renuncia del último rector en propiedad,
tiene cumplido 3 años y tres meses.

En el penúltimo párrafo de su carta, usted aparenta sugerir que la facultad o el


departamento no tiene ningún derecho o legitimación activa (“standing”) para cuestionar su
nombramiento o cualquier otra decisión que tome y afecte directamente a los profesores y
empleados adscritos a ese departamento. En su carta, señala que “el Departamento (...) no
es una entidad gremial, sindical, foro, ni organización bona fide autorizada ni facultada por la
Universidad de Puerto Rico para representar los intereses particulares de los profesores y
empleados de dicho departamento.” Termina su carta, informando que “este asunto y
conducta se atenderá con la seriedad que amerita, reservándose expresamente el derecho a
tomar las acciones que correspondan conforme a nuestra reglamentación .” En primer lugar,
reconocemos que el presidente, como principal autoridad ejecutiva del sistema universitario,
tiene facultad para emitir las directrices que sean necesarias y convenientes para cumplir
con sus responsabilidades; pero siempre que estas estén en armonía con ley la de la UPR, con
el RG, con certificaciones de la Junta de Gobierno, y con toda otra ley aplicable a la UPR.
Además, en esta controversia legítima, ¿bajo qué causa se podría procesar a un profesor cuya
única “falta” es solicitar el cumplimiento estricto de la reglamentación en torno al puesto de
rector? ¿Es suficiente causa el desacuerdo en esta controversia para iniciar un proceso
administrativo contra uno de nosotros? El solo pensarlo resulta incomprensible, por lo
absurdo.

En segundo lugar, dado que las decisiones del presidente de la UPR son apelables ante
la Junta de Gobierno, ¿debemos entender que usted ya ha adjudicado la legitimación activa
de un eventual apelante? ¿Acaso esto no le corresponde al foro apelativo? Por otro lado,
entendiendo que un docente, como empleado de la UPR y como ciudadano del país tiene el
derecho constitucional a la libertad de expresión, ¿son sus expresiones una censura previa y
amenazante a cualquier reclamo justo y fundado de cualquier miembro de la facultad en su
carácter individual o como miembro de un colectivo (departamento o senado académico)?
Como cuestión de hecho, en su reunión ordinaria del pasado 21 de noviembre el Senado
Académico de la UPR Humacao acordó, por clara mayoría, no reconocer al rector interino y
la reunión fue presidida por el decano de asuntos académicos.

En tercer lugar, en la UPR Humacao la participación directa del claustro en los procesos
universitarios se da a nivel de departamento. La Sección 23.2 - Organismos de participación
claustral – del RG establece que “Los senados académicos, las facultades y los departamentos
serán los organismos de participación claustral en los procesos académicos de la institución.”
Por su parte la Sección 23.3 - Participación directa- establece que “La participación directa
del claustro en los procesos universitarios se dará a nivel de las facultades, entre las cuales
Respuesta Pública a Carta Presidente
27 de noviembre de 2019
Página 5

se divide por disposición de ley, o a nivel de departamento en las unidades donde no haya
facultades. La UPR Humacao no está dividida en facultades. Además, por disposición
reglamentaria, el Claustro de la UPR Humacao se considera como equivalente al de una
facultad. Los miembros del departamento tienen atribuciones colectivas; además, cada
miembro, individualmente, tiene también deberes, derechos y atribuciones. Todo docente
tiene el derecho y el deber de presentar y discutir planteamientos y recomendaciones ante el
funcionario u organismo correspondiente, en relación con cualquier asunto que afecte la
orientación y el desarrollo de su departamento, facultad y unidad institucional. En el ejercicio
de sus derechos y en el cumplimiento de sus deberes, la facultad adscrita a los departamentos
debe con sus acciones propiciar un ambiente para el aprovechamiento académico y la buena
marcha de la institución. ¿Acaso esto se puede lograr en un ambiente donde no se respeten
los estatutos universitarios?

Presidente Jorge Haddock, basado en todo lo antes expuesto, volvemos a solicitarle que,
sobre cualquier otra consideración, se apegue estrictamente al cumplimiento de la ley y la
reglamentación de la UPR relativa al cargo de rector y proceda a dejar sin efecto el
nombramiento de un empleado no docente como rector interino de la UPR Humacao. Según
disposición de ley, es deber del presidente de la UPR el hacer cumplir la ley, reglamentos,
normas y políticas de la Universidad. Incluso, el propio presidente no está exento de este
cumplimiento, ya que bajo ningún concepto se debe considerar que la facultad del presidente
como máxima autoridad ejecutiva del sistema UPR es ilimitada o absoluta. La autoridad del
presidente no puede exceder los límites establecidos en los estatutos universitarios.

Universitariamente,

Wilson Ruiz Torres Carmelo García Ruiz


Deborah Parrilla Hernández Ramonita Reyes Rodríguez
Antonio E Alegría Gandía Ileana Rodríguez Vélez
Juan Suárez Rodríguez Margarita Ortiz Marciales
Yaixa G Lozada De Jesús Rolando J Tremont
Julia R Vergara Gómez Rolando Oyola Martínez
Dalma G. González Rodríguez Ricardo Rohena Pagán
José M Encarnación González Rubén A Moreira Vidal
Luis P Sánchezlongo De León Daniel Lind Ramos
Luis López Rojas Edwar Rosa Colón
José E Hernández Acosta Amilcar Cintrón Aguilú
Linda Ramos Cádiz Bianca M Medina Báez
José A Calderón Rivera José M López Cruz
Respuesta Pública a Carta Presidente
27 de noviembre de 2019
Página 6

José D Lee Borges Emanuel E Piñero Cruz


Carlos R. Carrasquillo Ríos Lilliam Casillas Martínez
Anamín Y. Santiago Flores José Dávila Marichal
Yiselle Suárez Ortiz Sonia Guadalupe
Ivelisse Jiménez Dávila Elizabeth M Robles López
Abraham Ruiz García Bárbara L. Santiago Figueroa
Elio Ramos Colón Idalyn Ríos Díaz
Joaquín Rivera Cruz Neftalí Ríos López
Pablo Negrón Marrero Tania M Malavé Sanabria
Rubén López Pérez Joaquín M Jiménez Ferrer
Gerardo M. Piñero Cádiz Zoé Jiménez Corretjer
José O. Sotero Esteva Ramón D Garcia Barrios
Anibal Muñoz Claudio Edwin Mojica Rodríguez
Héctor R Pinero Cadiz Gloria J Yukavetsky Colón
Aida Rodríguez Roig Carlos R Gómez Beras
Alinaluz Santiago Torres Ángel N. Vega Ortiz
Ruth Vargas Scoutri Maximiliano Dueñas Guzmán
Rolando Castro Amoro Marcia Pacheco García
Raúl Rivera Cruz Joaquín Rivera Cruz
Rebeca Miranda Serrano Edwin Traverso Avilés
Giovanna Balaguer Domínguez Madeline Ortiz Concepción
José Luis Ortiz Lugo Laury Santiago
María Colón Scarano María del Pilar Flores
Mario G. Ortiz Martínez Patricia Monserrate
Pedro X. Rosario Nieves Rosaluz Molina
Solangel Miranda Rosario Glorimar Velázquez
Ruth E Rosa Berberena Ramón Martínez Otero
Lizamarie Pacheco Ana Ortiz
Julia Alicea Juan Carrión
Joel Meléndez Elwood Ruiz
David González Melissa Colón Cesario
Zaira Luna Wanda Aguilar
Jesús Iglesias García Laury Delgado
Iris Morales Patrick Reyes
Roberto Albandoz Juan Fuentes
Camille García Magaly Mojica
Sheyla Vicente Samariz Laboy
Jonathan Martínez Yaniz Rodríguez
Grekchy Meléndez Carlos Vázquez Rivera
Hilda Muñoz Mildred Díaz
Respuesta Pública a Carta Presidente
27 de noviembre de 2019
Página 7

Pablo Santos Harry Bonkosky Medina


Maritza Hernández Hernández Marta Bermúdez,
Olga I Rivera Romero Paula Loran Butrón
Rosisela Cruz Xiomara Ramos Sepúlveda
Yisaira Díaz Espinosa Luz M Cordero Vega
Lizmarie Rivera Millán Irene Lebrón Lebrón
Adelaida D Pérez Montánez Erika Carrasquillo
Gabriela Resto Juan E Marcano Medina
Iván Dávila Marcano Eneida Silva Collazo
Mariangie D Garay Tricoche Elizabeth Borges Ocasio
Irma de Jesús Ivelisse Rivera Bonilla
Pedro Sánchez Anabeth Camps
Eric Ortiz Héctor Santiago
Carmen J López Cardona Nicholas J Pinto
Ernesto P Esteban Avila Enrique López Cotto
Gladys De Jesús Nazario Ivelisse Blasini Torres
Luis R Rodríguez Rodríguez Luz N Martínez Torres
Rolando Pérez Colón Magaly Rodríguez
Maritza Peña Cástula Santiago Medina
Leida Sierra Ortiz María del Pilar Rodríguez Vélez
Evelyn Milagros Rodríguez Carlos A Galiano Quiñones
Idalia Ramos Colon Efraín Vázquez Vera
María D Mulero Díaz Ángel Rodríguez Negrón
Luz I. Rivera Cintrón Gabriel L. Barletta Bonanno
Wanda Ortiz Elizabeth Hodges
Maritza Reyes Laborde Carmen E Cotto Rivera
Wanda L. Rodríguez Toro Enrique N. Hernández Prieto
Isabel G. Cintrón García Esther Z. Vega Bermúdez
Raymond Tremblay Déborah Nieves Méndez
Jorge I Zayas Cruz Gelitza Falero Rijos
Victor A Mojica Rivera Aida Enid Carrasquillo
Samuel Rodríguez Ponce Raúl Aponte Rivera
Milagros Marrero Díaz Mayra E Lebron Rivera
Ariel Díaz Pérez Sylvia M. Vélez Villamil
Denny S. Fernández del Viso Esmeralda Rosado Dávila
Alba Pérez Olga L. Berrios Villegas
Miriam Ramírez Muñoz Iris M. Velázquez
Jesús López Rodríguez Roberto Román Rodríguez
Jeandelize González Alejandro Torres Abreu
Yahaira Santiago Sandra Rodríguez
Respuesta Pública a Carta Presidente
27 de noviembre de 2019
Página 8

Maritere Cardona Moisés Cartagena Aponte


Vilma Rodríguez Alejandro Borrero Oropeza
Luz M Cordero Vega Viviana Cruz-McDougall