You are on page 1of 7

LA BASURA ESCOLAR EN LA PREPARATORIA EMILIANO ZAPATA.

Jesús Isabel Ortiz Robles, Gloria Maribel Zavala Bejarano, Altagracia Cabrera Bernal, Juana Edelia
Godínez Martínez y Reyna Barraza Osuna.1

“Cuando el último árbol haya sido abatido, cuando el último río haya sido envenenado,
cuando el último pez haya sido pescado, sólo entonces nos daremos cuenta de que no
se puede comer el dinero”. Jefe Seattle, 1854.

“Educar es preparar al hombre para la vida”.


José Martí.
INTRODUCCIÓN
La biósfera es la parte de la tierra donde se desarrolla la vida. En el ecosistema se forman las
cadenas alimenticias en un permanente ciclo biológico. La cadena de vida genera consumo y por
consiguiente desechos.
Desde que el hombre apareció sobre el planeta tierra, se convirtió en el más grande depredador
de ella, pues al contaminar el ambiente, rompe el equilibrio ecológico y pone en peligro su propia
existencia.
Con la urbanización y el desarrollo de las ciudades, se ha hecho más grande la contaminación
de los desperdicios por la alta densidad de población, y por arrojar basura a la calle. La basura es un
factor contaminante del ambiente.
Se entiende por contaminación a la presencia en el ambiente de uno o más contaminantes o de
cualquier combinación de ellos, que excediendo los límites tolerables, cause daño a la vida o impacto
en el medio ambiente.2
Un contaminante es toda forma de materia o energía capaz de alterar , interferir o modificar en
forma negativa a los elementos del ambiente, siendo en consecuencia un posible factor de riesgo para
el hombre y otros seres vivos.3
Los desperdicios o basura se producen en todos los lugares donde el hombre vive o realiza sus
actividades: en la casa, el trabajo, la escuela, la industria o en los lugares públicos; pues desecha toda
clase de materiales como papel, cartón, vidrios, latas y plásticos, entre otros. La generación de
desechos sólidos es una actividad propia del hombre.
Resultan de interés las reflexiones de Félix Castro4 acerca del concepto y significado de la
basura, y afirma que es cualquier tipo de objeto que carece de valor alguno, es decir un objeto
despojado de lo que algún día fue su valor; algo que no sirve para nada; que no puede ser canjeable, ni
transferible, ni negociable.
La significación del concepto de basura adquiere resonancia con el industrialismo. Las
sociedades precapitalistas y preindustriales no podían tener un significado similar del concepto de
basura como el de hoy. Mucho menos en las sociedades aborígenes donde la relación ser humano-
medio ambiente era de integración. Un contundente y hermoso ejemplo de ello lo constituye la famosa
carta del Jefe Seattle dirigida al presidente Franklin Pierce en 1854. La basura alcanza su estatus
cuando la contaminación que provoca es motivo de preocupación. El sistema de mercado produce para
generar desechos, y luego entabla negocio para recolectarlos, ubicarlos en algún sitio y darles
tratamiento. Cuando esos desechos son negociables, dejan de ser basura y se convierten en mercancía.5

EDUCACIÓN AMBIENTAL
Todos los desechos contaminan la atmósfera, las aguas y los suelos. La basura y otros
desperdicios mal depositados y no recolectados oportunamente, se han constituido en un severo

1
Profesoras de Química de la escuela preparatoria Emiliano Zapata de la Universidad Autónoma de Sinaloa.
2
Glosario ambiental de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable.
3
Ibidem.
4
Félix Castro, J. Basura, industrialismo y subjetividad.
5
Ibidem.

1
problema de salud pública, ya que facilitan el desarrollo de moscas y otros agentes transportadores de
enfermedades. Los basureros son refugio y sitio de procreación de roedores, cucarachas y diversos
insectos; deterioran la calidad del aire, del suelo y del agua, y afean el ambiente en donde se
encuentran.
Uno de los desafíos que enfrenta la humanidad es la prevención y tratamiento de la
contaminación. En la sociedad hace falta la educación ambiental, ya que el desconocimiento de las
reglas mínimas de convivencia, la casi inexistente cultura ambiental, la carencia de una planeación
coherente y eficaz sobre el manejo de la basura y la falta de programas para la difusión y promoción
del cuidado del medio ambiente, limitan al individuo en el reconocimiento de su responsabilidad con el
planeta.
Es posible que con el conocimiento de los riesgos que representa la contaminación y el mal
manejo y disposición final de los desechos sólidos, podrán las comunidades participar con mayor
interés en conservar un entorno limpio, así como proteger el valor de sus bienes, su salud y su
seguridad.
Los problemas ambientales no son nuevos, desde siempre la especie humana ha interaccionado
con el medio y lo ha modificado, lo preocupante de la situación actual es la aceleración de tales
modificaciones, su carácter masivo y la universalidad de sus consecuencias. Para enfrentar esta
problemática la educación ambiental guarda un papel relevante.
Un propósito fundamental de la educación ambiental es lograr que tanto los individuos como
las colectividades comprendan la naturaleza compleja del medio ambiente y adquieran los
conocimientos, los valores y las habilidades prácticas para participar responsable y eficazmente en la
prevención y solución de los problemas ambientales y en la gestión de la calidad del medio ambiente.
La educación ambiental resulta clave para comprender las relaciones existentes entre los
sistemas naturales y sociales, y permite una mejor comprensión de los factores socioculturales que dan
origen a los problemas ambientales. La educación ambiental no se debe limitar a un aspecto concreto
del proceso educativo, sino debe constituirse en una base para elaborar un nuevo estilo de vida, para
mejorar las relaciones entre la humanidad y su medio.
La escuela resulta un vehículo muy eficaz para educar a los jóvenes y a la comunidad de los
problemas y soluciones del manejo de los desechos sólidos.
El propósito del presente trabajo es compartir con el profesorado algunas experiencias y la
manera en cómo varias maestras de Química intentamos encontrar soluciones para el problema de la
basura en la preparatoria Emiliano Zapata de la Universidad Autónoma de Sinaloa.
La naturaleza del trabajo, relacionado a la educación ambiental, hizo necesaria una perspectiva
holística, la cual se basa en un conjunto de principios acerca de la naturaleza del mundo, de la
naturaleza humana, y acerca de la inteligencia, el pensamiento y el aprendizaje. La educación holista
percibe al mundo en términos de relación e integración, reconoce que toda la vida en la tierra está
organizada en una vasta red de interrelaciones.6
Cuando los principios holísticos son aplicados a la educación, la escuela empieza a funcionar
como un sistema vivo, como una comunidad de aprendizaje. La educación holista constituye una
propuesta integral y estratégica para educar a los seres humanos en un nuevo sentido, y señala cuatro
tipos de aprendizaje que son necesarios de desarrollar en las comunidades educativas del siglo XXI:
aprender a aprender; aprender a hacer; aprender a vivir juntos y aprender a ser. Estos cuatro
aprendizajes orientan las cuatro dimensiones de la educación holista: ciencia, sociedad, ecología y
espiritualidad.7

Desarrollo
Se inició con un trabajo previo de diagnóstico, efectuado sobre la base de un modesto
protocolo de investigación, el cual comprendió los supuestos teóricos de la investigación, los

6
Gallegos Nava, R. Educación Holista. El Nuevo Paradigma Educativo del Siglo XXI.
7
Ibidem.

2
propósitos generales y específicos, además del cronograma de actividades (Anexo). Mediante el
diagnóstico se trató de detectar los principales problemas asociados a la limpieza de la escuela, a fin de
diseñar estrategias para superarlos.
El proyecto se tituló: “El problema de la basura en la preparatoria Emiliano Zapata. En la
búsqueda de alternativas y construcción de una cultura ambiental”.
Se buscó y solicitó la asesoría de profesionales expertos en problemáticas ambientales,
agradeciendo todo el esfuerzo y talento desinteresado que prestaron con su orientación, sugerencias y
como conferencistas, a los siguientes académicos: MC. María del Carmen Torres Eceberre, al MC.
Eladio Gaxiola Camacho y al Dr Reynold Díaz Coutiño.
Fundamentalmente se utilizó una metodología cualitativa, con técnicas de observación
participante y no participante, con apoyo en entrevistas, registrando la información en bitácoras.
Asimismo, se llevó una historia fotográfica del proceso.
Otros recursos humanos que colaboraron en esta investigación fueron 30 alumnos prestadores
de servicio social, 5 profesoras de Química y algunos maestros de Ciencias Sociales, Taller de lectura y
Metodología.
En este trabajo se reportan sólo algunos resultados parciales de la investigación, obtenidos del
monitoreo de la basura desarrollado durante 15 días en un módulo de seis aulas de la escuela, donde se
imparten clases a 10 grupos académicos y aproximadamente a 350 alumnos, durante los tres turnos.

Supuestos teóricos
1. El problema de la basura en la escuela preparatoria Emiliano Zapata es de tipo cultural, en
donde está involucrada toda la comunidad escolar: maestros, alumnos, personal de intendencia
y autoridades.
2. Para solucionar el problema de la basura en la escuela preparatoria Emiliano Zapata, la
educación a través de la instrucción posibilita generar en la comunidad una conciencia
ambientalista.
3. El trabajo conjunto de la comunidad de la preparatoria en torno a la problemática de la basura,
permitirá tener una escuela limpia y un ambiente de estudio más sano y agradable.

Propósitos generales
1. Mediante la información científica y tecnológica lograr la creación y el desarrollo de valores
en la comunidad de la escuela, de acuerdo con una cultura ambientalista.
2. Integrar a profesores, alumnos, padres de familia y trabajadores en la consecución de un mejor
ambiente escolar.

Propósitos particulares
1. Elaborar un estudio diagnóstico que permita una mejor evaluación del problema acerca de:
a. Hábitos y actitudes de los integrantes de la comunidad escolar, que permitan establecer
el perfil cultural con respecto a la basura.
b. Conocer la calidad y cantidad de los desechos producidos.
2.Elaborar una planificación coherente y eficaz para resolver el problema de la basura en la
preparatoria.
3. Diseñar, aplicar y evaluar diferentes estrategias para la solución del problema.
4. Formar grupos colegiados de profesores para abordar el problema de la basura en la escuela de
manera conjunta, multidisciplinaria y coordinada; promoviendo y vinculando los procesos de
comunicación con las acciones didácticas y fomentando una educación ambiental.
5. Capacitación de recursos humanos, tanto de alumnos, de maestros como de trabajadores, en
torno a la educación ambiental y el reciclaje de basura.
6. Promover las acciones coordinadas con las autoridades escolares, para impulsar y lograr los
objetivos del proyecto.
7. Solicitar la asesoría y apoyo de profesionales expertos que sustenten una cultura ambientalista.

3
8. Establecer comunicación con las autoridades municipales para integrar a nuestra comunidad
escolar a algún programa gubernamental para la difusión y promoción del reciclaje.

Propósitos específicos
Maestros:
1. Lograr la acción conjunta de los maestros, para que desde sus aulas, aprovechando los
programas de estudio, se inculquen a los alumnos los conocimientos científicos básicos y los
valores fundamentales para comprender su entorno social y natural, y para preservar la salud y
el ambiente.
2. Asignar y responsabilizar a los maestros la asesoría de un grupo académico por docente,
haciéndose cargo de la difusión y coordinación de las tareas de limpieza y educación
ambiental.
3. Integrar equipos colegiados de docentes para la coordinación y desarrollo de las actividades.
4. Plantear esta propuesta en academias estatales de química y biología para sensibilizar al
profesorado de otros centros escolares, en torno a la educación ambientalista a partir de la
solución de la problemática de sus propias escuelas.
5. Promover cursos y conferencias para la capacitación en la cultura ecológica y en el manejo de
residuos sólidos.
6. Difusión de la cultura ambiental mediante carteles, volantes, periódicos murales; exposiciones
de las semanas nacionales de la ciencia; programas de radio y otros medios de comunicación.
7. Desarrollar concursos o cualquier otra actividad que sirva de motivación para la creación y
utilización de Logotipo y Lemas, tales como:
a. Ponga la basura en su lugar.
b. Es más fácil no ensuciar que limpiar.
c. Una escuela limpia no es la que más se barre, sino la que menos se ensucia.
d. Si tu y yo somos limpios, habrá dos sucios menos.
e. Que no se nos salga la basura de control.
f. ¡Atínale al bote!
8. Diseñar, aplicar y evaluar prácticas de laboratorio para el alumnado, asociadas a los programas
de estudio, como:
a. Clasificación de la basura
b. Reciclado de basura
c. Elaboración de composta
9. Impulsar concursos entre el alumnado y entre los grupos académicos tales como :
a. El aula más limpia del mes.
b. El mejor cartel ecológico.
c. Proyecto de reciclado de la basura de la EPEZ.
10. Difundir en las asambleas de padres de familia los objetivos de este proyecto, solicitando el
apoyo o integración al mismo.
11. Promover modificaciones pertinentes en los planes y programas de estudio, acordes con la
cultura ambiental.

Autoridades escolares:
1. Trabajar conjuntamente con el departamento de Servicio Social, para asignar tareas de
limpieza y mantenimiento de las instalaciones, cuidado y reforestación de las áreas verdes,
clasificación y reciclaje de la basura, entre los brigadistas que prestan este servicio.
2. Impulsar cursos de capacitación a maestros, alumnos y personal de intendencia sobre:
a. Higiene y seguridad
b. Reciclaje de basura
c. Lombricultura
3. Facilitar y apoyar las actividades que se desarrollen relacionadas con este proyecto.

4
4. Dotar de los materiales necesarios para que el personal de intendencia cumpla de manera más
eficiente con sus funciones.
5. Desarrollar una manera más eficiente de la organización del personal de intendencia para
optimizar el trabajo de limpieza de la escuela, que asegure el cumplimiento de sus deberes, de
acuerdo a sus derechos contractuales y que corresponda a un trato digno.
6. Dotar a las aulas de contenedores de basura apropiados. De momento al menos un contenedor.
7. Elaborar un nuevo reglamento, donde se establezcan las normas para el cuidado de la
limpieza de las instalaciones y asegurar el cumplimiento de la normatividad. Como ejemplo:
“No consumir alimentos en el aula”.

Alumnos:
1. Participar en las actividades que se deriven de este proyecto, tales como campañas de limpieza,
aplicación de encuestas, desarrollo de etnografías, participación en concursos, etcétera.
2. Integrarse a los cursos de capacitación y conferencias que se impartan sobre educación
ambiental.
3. Formar parte de brigadas constituidas por alumnos, maestros y trabajadores, que ayuden en la
supervisión, desarrollo y difusión de la información.
4. Ser promotores y supervisores en sus aulas de todas aquellas acciones que permitan lograr un
ambiente sano.

Trabajadores:
1. Cumplir con sus responsabilidades de manera eficiente, sin menoscabo de sus derechos
contractuales.
2. Participar en las actividades del presente proyecto.
3. Integrarse a los cursos de capacitación que se deriven de este trabajo.

Algunos resultados.
Para colectar la basura se contó con el apoyo de personal de intendencia, siempre bajo
supervisión de las docentes de Química. Se concentraba, en bolsas de plástico previamente taradas, la
basura colectada por cada grupo, por turno y por día. En el laboratorio de Química se separaba la
basura en las categorías de papel, plástico, metal, biomasa y otros.
En la Tabla 1 se observa que durante los quince días de monitoreo se desecharon casi 34 Kg de
basura total, correspondiendo el mayor porcentaje a papel (11.887 Kg) , luego al plástico (10.7 Kg) y
casi el 25% de la basura correspondió a biomasa (8.38 Kg), la cual básicamente comprendía restos de
alimentos.

Tabla 1. Datos de recolección de la basura durante el período del 15 de abril al 2 de mayo del
2002.
FECHA PAPEL PLÁSTICO METAL BIOMASA OTROS PESO TOTAL
15 –19 abril 5592.43 4475.92 293.71 4020.92 1290.32 15673.30
22-26 abril 4570.74 3906.00 255.16 3091.08 702.29 12525.27
29 abr-2 may 1714.00 2325.30 114.40 1271.80 263.90 5689.40
TOTAL 11877.17 10707.22 663.30 8383.80 2256.50 33887.97
% 35.04 31.60 1.96 24.74 6.66 100.00

Estos datos brindan alguna orientación sobre el tipo y cantidad de basura desechada por la
comunidad escolar y permite tal vez diseñar algunas opciones de reciclado, o de elaboración de

5
composta, principalmente con fines educativos más que económicos; o bien pueden servir de
referencia para el diseño de contenedores para la basura.
Asimismo, a partir de este monitoreo surgió la idea de ensayar con varios grupos académicos
una práctica que se denominó “Clasificación de la basura”, que tuvo bastante éxito.
La recolección y separación de la basura permitió tener una orientación acerca de la cultura
alimenticia de los alumnos, y de la cultura de despilfarro; pues se recolectaron 1500 envolturas de
dulces y 1200 hojas de papel bond tamaño carta (equivalentes a 12 cuadernos profesional), entre otros
desechos.

BIBLIOGRAFÍA
Álvarez de Zayas, C. Pedagogía como Ciencia o Epistemología de la educación. Editorial Felix
Varela. La Habana, Cuba. 1998.

Chamizo, J.A. La enseñanza de las ciencias en México. El paradójico papel central del profesor.
Educación Química, segunda época, 11(1). Enero de 2000.
http://www.fquim.unam.mx/eq/111/111-anil.pdf

Chamizo, J.A. y Garritz, A. La Naturaleza y su Evolución Química. En: Antología. Universidad


Nacional Autónoma de México. Septiembre de 1989.

Deffis Caso, A. La basura es la solución.

Gallegos Nava, R. Educación Holista. El Nuevo Paradigma Educativo del Siglo XXI.

Martínez Huerta J.F. Fundamentos de la Educación Ambiental.

Sagan, C. Miles de Millones. Pensamientos de vida y muerte en la antesala del milenio. Ediciones
Sine Qua Non. Grupo Zeta. Barcelona , España. 1998.

Secretaría de Educación Pública. ¿Cómo conocer mejor nuestra escuela?. Elementos para el
diagnóstico. Fondo Mixto de Cooperación Técnica y Científica México-España. 1a. Reimpresión.
México. 2000

Secretaría de Educación Pública. El Proyecto Escolar. Una estrategia para transformar nuestra
escuela. 2a. Edición. México. 1999.

Páginas de internet
http://www.nnc.cubaweb.cu/especial/especial8.htm#secciones

http://hometown.aol.com/cubasi2000/CUBASI2000/educacionencuba1.htm

http://www.geocities.com/sanabio2001/educaciontecnologia.html

http://www.medioambiente.gov.ar/areas/subordamb/glosario/txt-termino.asp

http://www.una.ac.cr/amb1/revista/75/Castro.html Félix Castro, J. Basura, industrialismo y


subjetividad.

http://www.edukt.com/ayuda/basura.htm

www.ecoportal.net El problema con la basura.

6
Anexo

CRONOGRAMA
Sep. 2001- Ene-may Abril Mayo Junio Julio Ago-sep Oct.
ACTIVIDAD mayo 2002 2002 2002 2002 2002 2002 2002
2002
Observación * * * *
Acopio de literatura * * * * * * * *
Elaboración de protocolo * * * * *
Registro fotográfico * * * * * * * *
Diagnóstico * * * *
Búsqueda de Asesoría * * * *
Recolección y * *
clasificación de basura
Entrevistas * * * * *
Etnografías * * * * *
Cuestionarios aplicados a * * *
alumnos colaboradores
Procesamiento datos * * *
Del diagnóstico.
Análisis de los datos * * * *
diagnóstico
Divulgación * * * * * *
Reunión con director * * * * * *
Reunión con asesores * * * * * *
Asambleas de maestros * * *
Asambleas de academia * * * * *
Impartir Conferencias *
Participación en Semana * *
de CONACYT
Participación en altares de *
Día de Muertos
Reunión con Padres de * *
Familia
Nombramiento de *
asesores maestros
Nombramiento de *
alumnos supervisores
Gestión de diseño de * * * *
contenedores