You are on page 1of 14

LIBRO

PARA LOS POETAS QUE CORTAN VERSOS
COMO PORCIONES DE PIZZA

1
Un poeta, a menos de ser político (Hugo, Shelley, Byron), no debe contar más que con los lectores que
conocen su lengua, el espíritu de su lengua y el alma de su lengua.
Jean Cocteau

Poesía puede ser sinónimo de gasto: creación por medio de la pérdida. Su sentido es equivalente al
sacrificio. La función creativa compromete la vida misma del que la asume, puesto que lo expone a las
actividades más decepcionantes, a la miseria, a la desesperanza a la persecución de las sombras
fantasmales, que solo pueden dar vértigo o rabia. El poeta no puede disponer de las palabras más que
para su propia perdición, que se vea obligado a elegir entre un destino que convierte a un hombre en
réprobo, tan drásticamente aislado de la sociedad como lo están los excrementos de la vida apariencial,
y una renuncia cuyo precio es una actividad mediocre, subordinada a necesidades vulgares y
superficiales.
Goerge Bataille

Todo niño que juega se comporta como un poeta.
Sigmund Freud

Tenemos una literatura intrascendente, que no solamente se preocupa de no tener trascendencia, sino
que no repara esfuerzo alguno para neutralizar a sus lectores, representando todas las cosas y
situaciones sin ninguna transcendencia. Tenemos centros culturales intrascendentes, que se esfuerzan
angustiosamente por impartir una formación que carece de consecuencias y que es la consecuencia de
nada. Todas nuestras instituciones ideológicas ven su misión principal en mantener intrascendente el
papel de las ideologías, de
acuerdo, con un concepto de cultura según el cual la configuración de la cultura ya está terminada y la
cultura no tiene necesidad de ningún esfuerzo creador continuado No pertenece aquí analizar en interés
de quién repercuten estas instituciones intrascendentes, pero cuando se halla una invención técnica de
una utilidad tan natural para distintas funciones sociales con un esfuerzo tan angustioso por quedarse
intranscendentemente en pasatiempos cuanto más inofensivos mejor, entonces surge incontenible la
pregunta de si no existe ninguna posibilidad de evitar el poder de la desconexión mediante la
organización de los desconectados.
Bertolt Brecht

Podéis experimentar hasta la locura, a condición de ser una individualidad creadora y de producir en
público la prueba de esta singularidad (las “obras”). Podéis incluso saber lo que significa el
estremecimiento, pero a condición de experimentarlo solos y, a lo sumo, de transmitirlo indirectamente.
Seréis entonces reconocidos como artistas o pensadores y, por poco que estéis “comprometidos”,
podréis lanzar al mar todas las botellas que queráis, con la buena conciencia de quien ve más lejos y
puede prevenir a los demás.
Tiqqun

No se les ocurre pensar que en un recital poético es casi imposible asimilar un verso, que miles de libros
se compran para no ser leídos nunca, que los que escriben en los periódicos sobre poesía son poetas y
que los pueblos admiran sus poetas porque necesitan mitos (…) Asistimos a un recital poético del
mismo modo que a una misa –sin comprenderlo- y sólo cumpliendo un acto de presencia frente a un rito;
y porque nos interesa la carrera de los poetas hacía la gloria así como nos interesan las carreras de
caballos.
W. Gombrowicz

Asusta pensar en la cantidad de individuos que actualmente escriben en Buenos Aires, que publican
libros de versos peinaditos, ripiosos, libros de ensayos estériles como los mulos, libros de prosa pesada y
fangosa como los charcos de las esquinas suburbanas dejadas de la mano de la Municipalidad. Libros
tontos, rematadamente tontos, solemnemente tontos, tanto que no tienen la disculpa de ser malos
siquiera, porque ser tonto es peor que ser malo, indudablemente. Pero ¡bah! ellos morirán y ni sus
acreedores se acordarán del santo de su nombre, cuanto menos de sus libros. (...) Nosotros escribimos
iniciando la revuelta, el motín, el cuartelazo contra la guarnición vieja que se iba disecando dentro de su
uniforme de académicos ante las puertas de la Academia.
N. Olivari

Otro rasgo característico suyo es el deseo de que los publiquen, sin importarles el dónde y el cómo.
Están convencidos de que en cuanto los publiquen empezará una vida nueva. Pero no empezará nada.
Vosotras, muchachas y mujeres jóvenes, (...) Vuestro caso es más sencillo: escribís poesía para que os
amen. Para combatir esta tendencia, tramaremos una conspiración con toda la juventud rusa: No
miraremos a las jóvenes que escriban poesía.
¿Quién escribirá poesía? ¿Pero es preciso responder a esta pregunta? Todos llevamos zapatos, pero son
muy pocos los zapateros. ¿Hay muchas personas que sepan leer poesía? Y sin embargo, todos la
escriben.
Mandelstam

2
Pijema

Se me pudre la pija
Ungüento, pomada, crema,
tiene manchas y me da miedo
pica, duele, huele mal
hay que untarla periódicamente
el urólogo, osco, volvé la semana que viene
receta en mano, pomito, baño

será de tanto no usarla
o de usarla mucho y mal
o será que me enfermé de algo grave

un virus, me dijo la doctora de lentes
que chiquita que es, pensé con vergüenza
se me muere
se me muere y nadie nació de ella

Masculinidad

32 años
paraguaya
Ecuador
Abasto
gorda sin tetas
amable
que chica la tenes
los huevos también
algunas no me entran en la boca
estás en pedo
eso pasa
hoy se me rompió un forro
tengo pérdidas
¿aguantás otro más?

3
Laura

en la escalera de la iglesia
pudimos besarnos
y no lo hicimos

en la plaza
cinco de la mañana
cinco cervezas
pudimos no habernos besado
y lo hicimos

seis años
desde que nos descubrimos

un catálogo de poemas de patético ardor
contuvieron pobremente la frustración
desde el primer “No” al último beso

ese beso

de regalo
que fui a buscar
por burocracia de certificado

nuestro amor fue
un reproche cívico
un ademán entre dudas
una pendejada para la monogamia

nuestro amor fue
siempre lo no dicho
murió cuando lo forzamos
a la convención del contrabando

en una palabra
otra victoria del capitalismo

4
Daniela

en el mundo de Daniela
caben lugares pequeños
encierros amistosos

se juzga al árbol por sus frutos
mi causa es con la raíz

el árbol es tiempo
habilidades del silencio

espera

Daniela cabe en un árbol
su promesa un fruto podrido
y raicillas en expansión

Los niños

niñxs remolinos,
dibujadxs
con lápices de colores
sobre hojas reglamentadas

niñxs colgantes,
tienden como gotas de una teta

niñxs abrigadxs
dentro de la carne
de una hembra inflada

niñxs posibilidades,
fórmulas entre gametos
de padres potenciales

niñxs tardíxs,
planifican su fuga
cimentada en el silencio

La misma Laura, otro poema

Laura despierta
con miedo en la boca

en un aire sonambular
su mano izquierda alza vuelo pesado
hasta encontrar labios crispados

dedos de plastilina
palpan duro

escupe sangre

el miedo trepa a los ojos

5
Algún día existirá el Mc Donals para vegetarianos

tiene risa en la voz
una hoz en la garganta
ella es comunista
me encanta
la besé en Mc Donals
festejamos a Obama

Newton is dead

deja caer el peso
tela, sangre, carne, caliente
si viene de vos
lo soporto

El mercado de la carne

I

me llevo poemas
en un cajón de madera
en un viaje de gomas y cemento
feliz de los pozos
atento al campo
pienso en volver
con poco más que unos gramos
de poemas en el morral

II

fetiche de viajero
cajón valija corpiño
te veo
arremolinada
en pleno infanticidio

III

claustrofobia al revés
en cuarto de paredes rosadas
y posters de El Otro Yo
encierro con vos
a puertas abiertas

IV

la buceo
ingreso y me muestra su costado íntimo

6
vernácula lastimado
coqueteo con lo crítico
a veces lamo una herida
pero me esconde
su ángulo perfecto

V

ella vive una vida
y yo le hago vivir otra
en paralelo
un simulacro de relojería
donde me siento a esperar

no poder respirar muy bien
superpone otro olor

VI

ella chatea todo el día con su novia
que la espera en otra ciudad en otra provincia

yo la escolto
entrego mi cuello cordero
sin calcular peso
y a nadie le importa

VII

ella me manda mensajitos de texto
de noche cuando sale del trabajo

yo la escucho
él se la garcha

me parece un intercambio justo

Consideraciones acerca del aliño doméstico (digresiones de género)

más de una mujer se ha ofendido
por la precariedad de nuestra cocina
solo compensada
con nuestra solidaridad en el sentimiento

7
como buenos anfitriones que somos
pese a la carencia

alguna sintió espanto Psyco
al ver las costras de mugre
de la pileta y bañadera del toilette
comprendemos ahí
una buena razón para desesperarse
pero en este caso
no salimos a quemar libros
como patrullas de bomberos Bradburyanos
solo para complacer y redimir culpas inexistentes

Aforismo

la muerte de un idealista
se festeja
comprando dólares

I touch my serlf

una bombacha rosa
abierta en flor
corona una montaña
de ropa sucia

mi pecho trota
la mano obra

un cúmulo torpe de
procedimientos poéticos gastados
para significar
una parafilia ordinaria

Gane quien gane…

nos dirigimos a la mesa
donde comienza
la burocrática inhumación

allí nos entregan la mortaja
e ingresamos a la morgue

8
reconocemos nuestro cadáver
con un poco de esfuerzo
(todos son muy parecidos,
pálidos, grises, planos,
en hilera, acostados)

lo ensobramos
salimos a la luz
procedemos a confinarlo
en una urna de cartón

una hilera de mugidos
aguardan su turno

se reserva para ellos también
el oscuro frigorífico y acogedor
golpe de la elección

el rito es conocido
como fiesta de la democracia
pura muerte en sobre

“Los niños están muertos” (eso le dijimos en un sueño a mi madre)

nuestra infancia
es un diamante
enterrado en el lodo
aunque ninguna infancia
es tan brillante
y ningún lodo tan sucio

9
juegos en la plaza
de un barrio con calles pavimentadas

la piba lava ropa a mano
y nos manda a dormir la siesta
con chirlos de impulso

una mudanza otro barrio
calles de tierra y bomba de agua
la llegada de mi segunda hermana
los juegos en el patio del fondo
el pasto largo
los perritos que se mueren y suben mágicamente al techo
el tío que se hospeda un tiempo en casa

una vez les dije
lo que pasaba en su ausencia
con palabras de niño
que me avergonzaron
pero no.

desde entonces
el apoyo del mundo
conserva un trasfondo lodoso;
su rutina es un intento autista
por sacarle brillo a lo que se ha perdido

Conjunto de esclavos

mamá aún no conoce a mi novia,
mi novia aún no me conoce a mí
(puertas adentro todos somos desdichados)

Cyber eutanasia

estoy tildado, me ducho, F5
me agota, la cortamos, F4
me harté, no hay salida, Control Alt Suprimir (2 veces)

Hermanas

conversaciones / femeninas / que / no / quiero / escuchar

Gardel era puto (alias “llamando la atención desde el título”)

una Buenos Aires de zombies que van al chino
en subte y hablan otro idioma entre miradas de miedo
y sangre que chorrea

10
obelisco pija de una ciudad erecta muerta
pero con mucha vida púbica bacterial

Acepciones y apelaciones

hay un diente de esquimal con sus diferentes blancos
para cada NO de un cuerpo bioplíticamente asignado a la violencia de género del
Estado llamada Mujer

Caos y amor

“Lo más duro es lo más noble”
F. Nietzsche

“(…) tiro mis Veinte Poemas, como una piedra, sonriendo ante la inutilidad de mi
gesto”
O. Girondo

“(…) hay que acabar / con el miedo / a pegar el cascotazo / dijo pegando el. /
Lanzando un.”
El solicitante descolocado, Leónidas Lamborghini

11
no existe acto más amoroso que ser piedra

chocar romper destruir desmontar dudar

siempre dudo
creer todas creen, la fuerza está en dudar
la vida dura lo que dura dura
el resto es baba y epilepsia de mar

no hay futuro posible
en la piedra del amor
el presente es una brasa que no suelta

la urgencia es destruir
sin miramientos
con gesto fraterno
dejarle ruinas a la hipótesis
hacer el cambio
haciéndolo

el cuerpo manda, el cuerpo deviene piedra
se abre paso a golpe
al galope de la amorosa demolición
luddita
romper la maquinaria que domina
no dejar promesa en pie
eliminar el tiempo
que queme el presente
romper la maquina que oscurece
que entierra
que apreta
que moldea
iluminarla con llamas
verla ridícula desmembrada
desnuda oxidada sin uso

el fracaso del terror

fundar el nuevo mundo hoy
la piedra su única embajada

Piedras

“Suprime el YO y se harán accesibles una miríada de posibilidades”
Phil Hine

“Quien se exilia, exilia; el extranjero que parte se lleva consigo la ciudad habitable”
Tiqqun

“Las verdades son ilusiones de las que se ha olvidado que lo son”
F. Nietzsche

12
Piedra
me fui con el abrazo cruzado
a un pueblo que es oscuridad y silencio
atrás
la ciudad dispositivo, a punto, centrífuga
(dictadura del confort y la felicidad)
Dios, palabra policial custodiando los límites del saber
Amor, palabra trampa custodiada policialmente
Realidad como la forma firme de imponer una ficción

Piedra
La palabra proyecta su fantasmagoría y domina las áreas intangibles de la
impresión fisio-anímicas e intuiciones de los cuerpos tele-conectados. La ficción del
Yo, la palabra Institución. Parábola. Matriz de inteligibilidad. Matrix. ¿De quiénes son
mis deseos? Desprogramación, signos de pregunta. Puntos suspensivos. Dos
puntos. Devenir radical. No es que sea un monstruo, es que estoy un paso adelante.

Piedra
En Santiago de Chile hay terremotos y terroristas. Perros callejeros con la salud y
alegría de los tachos de basura llenos. La ciudad es limpia y segura, como un
Shopping. Subtes europeos, chicas con cuerpos carnosos. Plantación de
universidades. Estudiantes, curados hasta la raja.
Los gauchos de Ruiz disfrazados de gauchos apelan a la nostalgia escolar. Cruzan el
facón en la espalda clausurando la metáfora. Le entran a la vaca al caballo a la
china. Prestan sus servicios a la chacra nacional de la historia y el lagrimeo.
En Luján la virgen es Marilyn Monroe, hay garitas de monaguillos bendecidores,
juegos mecánicos que miedo que crujen, río pútrido, la virgencita de plástico chino
que da el pronóstico y titila en luces de colores y es de Boca o River.
Luján, Disney Land del cristianismo católico. “La capital de la fe”, anuncian, los
anfitriones del papá actor.

Piedra
¿sos vos? ¿la vida es un viaje? ¿estamos todos unidos? Silencio, sonrisa, besos,
viajando
hagamos piedra
hagamos, piedra mía, un pueblo sin gauchos ni ciudad
habitemos silencio, habitemos lo que duela
oscuridad, construyamos una casa para todas las que nos vamos, las que ya no
estamos

Piedra
No a Dios, no decir Dios, no decir Adiós, no enamorarme de las palabras, no
enamorarme. Más No.
Afectación de ustedes escribiendo mi cuerpo, forzando la lengua. Un graznido, una
grieta, escapar de la policía. No le regalemos nuestra inabarcable intangibilidad a
unas pocas palabras. Todo lo que siento, piedra del silencio, lo reparto en un
hervidero de metáforas nuevas, escurridizas. Ya no eres tú, ahora somos nosotras.

13
<>

Ediciones POP SATANICO
Buenos Aires, Noviembre 2010

<>

Popsatanico.blogspot.com

14

Related Interests