You are on page 1of 36

Este material pertenece exclusivamente a la

MISION BIBLICA BAUTISTA DOULOS,


por lo cual su distribución es de potestad única
de dicha misión. Si desea una copia del material
contactarse a: ltello@mbbdoulos.org

Conoce más de nosotros en:


https://mbbdoulos.org/
¿Cómo Uso este Devocional? relacionados con el verso de hoy” te ayudará a escribir esos
textos que te hacen profundizar en ese estudio, por ejemplo:

¡Es muy fácil! Te daremos algunos ejemplos para que sepas


como usarlo sin problemas:
Filipenses 2:3 – 8; Tito 2:14
Primero, Cada vez que veas este cuadro al pie de página te
dirá la cita que debes leer por día, si lo cumples al pie de la
letra estarás leyendo toda la biblia en un año.
Este pasaje de Mateo te puede llevar a pensar en el sacrificio
Éxodo cap. 25 al 26; Mateo 20:17 – 34 de Cristo y como Él se despojó haciéndose siervo en Filipenses
y como su entrega hizo posible que Él tuviese para sí, un
Segundo, Aunque el devocional hace una reflexión aleatoria pueblo “celosos de buenas obras”.
de un texto en específico dentro de cada lectura asignada,
“Mi lectura bíblica de hoy”, puede tratarse de otro pasaje en Cuarto, Toda la Escritura es Útil, así que no puedes leer la
el que Dios te haya hablado y el cual deberás apuntar aquí, Palabra del Señor sin que ella te rete a cambiar, así que en
si deseas la cita o el texto completo. este tercer cuadro has de colocar lo que el Espíritu Santo
está hablando a tu vida sobre qué cosas debes de dejar de
hacer y qué cosas debes de comenzar a hacer.
Más entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse
grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el
primero entre vosotros será vuestro siervo.
Mateo 20:26 – 27 Si Cristo dio su vida en rescate y se hizo siervo
obediente a su Padre yo también debo de servir a los
Tercero, Cuando leemos la Palabra del Señor hay ocasiones demás.
en que un pasaje guarda íntima relación con otro, y eso
enriquece nuestro estudio personal, por lo cual, “Textos
Quinto, Leer sin orar es como remar con un solo remo,
daremos vueltas y vueltas sin avanzar, necesitamos de
ambas disciplinas espirituales para llegar a la meta. Así que
en la sección “Mi oración es”, colocarás la petición que
orarás que puede nacer de tu devocional, o talvez
simplemente algún motivo de oración que quieras llevar a los
pies de nuestro Señor.

Señor ayúdame a servirte mejor y cada día más,


ayuda y permite que pueda tener oportunidades para
servirte con mis dones.

¡Espero que te ayude mucho este devocional!

La oración del cuerpo pastoral y del liderazgo es que


crezcas cada día más en semejanza de nuestro Señor y
pongas en práctica todo lo aprendido. ¡Te bendecimos en el
nombre de nuestro Señor Jesucristo!
¿Has Orado hoy? Te ayudamos en tu Devocional

Te ayudamos en tu vida de Oración, te mostramos un Aquí te damos una breve reseña de los libros que vamos a
calendario donde puedes marcar que días estas orando para ir leyendo a lo largo de este mes para que así tengas una
que tú mismo puedas ver cómo estás en tu disciplina de idea del mensaje en la narrativa de cada libro:
oración, recordando este mandato tan sencillo, “Orad sin
cesar” – 1 Tesalonicenses 5:17. Génesis
Calendario de Oración - Enero Génesis significa “comienzos”. Este libro contiene los
Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo registros de la creación, el jardín del Edén, las personas que
1 2 3 4 5
vivieron antes del diluvio, el diluvio, la torre de Babel, la
Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo
6 7 8 9 10 11 12 dispersión de los hombres por idiomas, y las vidas de los
Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo patriarcas Abraham, Isaac, Jacob y José. El sistema
13 14 15 16 17 18 19 patriarcal es el gobierno por el cual el varón era la cabeza
Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo
del clan. Génesis has sido llamado “el libro de los orígenes”,
20 21 22 23 24 25 26
Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo pues todos los otros libros de la Biblia surgen de él.
27 28 29 30 31
Éxodo
Puedes marcar también los días en que te propones ayunar
Éxodo significa “salida”, y la referencia es a la salida de
o vigilar, así también vas fortaleciendo tu vida espiritual.
los hijos de Israel de Egipto por mano de Moisés. Este libro
consiste de un relato del nacimiento y los primeros años de
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31
la vida de Moisés, las diez plagas, el viaje desde Egipto
hasta el Sinaí, la entrega de la Ley y una descripción del
tabernáculo. La peregrinación de los hijos de Israel desde
Egipto hasta la tierra prometida (Canaán) ha sido a
menudo comparada a la peregrinación del creyente durante
toda su vida. Los primeros 17 versículos del capítulo 20 del
libro de Éxodo contienen los Diez Mandamientos, los cual
son la base del código moral de la civilización.

Mateo

Escrito principalmente para los judíos, Mateo presenta a


Jesús como el Mesías prometido en el Antiguo Testamento.
Llamado a menudo “El evangelio del Reino”, Mateo
comienza con la genealogía de Jesús, “El Hijo de David” y
cita frecuentemente del Antiguo Testamento las profecías que
se van cumpliendo en su vida. Este evangelio ha sido
atribuido a Mateo, un recaudador de impuestos que fue
llamado por Jesús para formar parte de los 12 discípulos.
Las mejores evidencias lo identifican como la segunda
biografía más antigua de Cristo. Fue escrito probablemente
antes de la destrucción de Jerusalén ocurrida en el año 70
d.C.

¿Ya estás listo?


¡Ahora a leer, orar y vivir el Evangelio!
01 “Mi Poderoso Dios”

“Entonces dijo Dios: Sea la luz. Y hubo luz”


Génesis 1:3

Un buen inicio de año merece poner bases firmes para no


repetir los errores del año que se fue. Y nuestro primer
pensamiento tiene que ser ¡Nuestro Dios es poderoso! Tan
poderoso que solo dijo ¡Luz existe! y la luz existió, cabe
resaltar que esto es una gran verdad revelada en el nuevo
testamento, solo ojea por un momento Hebreos 1:3 y veras
que la Escritura dice “que el sustenta todas las cosas con la
palabra de su poder” ¿Asombroso verdad? Pues piensa por
un momento que si solamente hablando el Señor puede hacer
un despliegue de su gran poder, crear todo lo que ahora existe
y aún darle sustento por muchos años ¿Qué cosas no podrá
lograr en nuestras vidas? Todo cuanto pongas a sus pies en
ello Él obrará ¡Confía! Él es tu Poderoso Dios.

Génesis cap. 1 al 3; Mateo cap. 1


02 “Una Buena Ofrenda”

“Si haces bien, ¿no serás aceptado?”


Génesis 4:7

Algo que diferencio el corazón de Caín con el de Abel fue


la actitud que tenían hacia las cosas de Dios. Caín tenía un
mal corazón, y su ofrenda fue la evidencia de ese mal
corazón, observa con detenimiento el verso 3 y 4 de este
capítulo y piensa en las diferencias Caín trajo “una ofrenda
a Jehová” mientras que Abel “trajo… de lo más gordo”, Dios
se agradó de este último y Caín lleno su corazón de envidia
y de maldad tanto fue así que le dio muerte a su hermano y
termino siendo errante delante de Dios. Ahora pregúntate
¿Cómo te presentas ante Dios? ¿Cómo te estas preparando
este año tu corazón para Él? Piensa en eso, recuerda que
somos ofrendas para Él en las palabras que Pablo nos
enseña en Romanos 12:1 – 2, ¡Se Una Buena Ofrenda!

Génesis cap. 4 al 6; Mateo cap. 2


03 “Una Obediencia Perfecta”

“Y respondiendo Jesús, le dijo: Permítelo ahora; porque es


conveniente que cumplamos así toda justicia”
Mateo 3:15

El bautismo de Juan era de arrepentimiento, como heraldo


del Señor tenía como labor preparar un pueblo dispuesto para
la llegada del Mesías y por ello en su mensaje llamo a todos
a que se arrepintieran de sus pecados para poder volverse a
Dios y cuentan los evangelios que todo el pueblo fue a su
encuentro y entre ellos el Señor, ¿De qué tenía que
arrepentirse el Señor si Él no tenía pecados? Esto sorprendió
a Juan como te sorprende a ti, la razón no fue por pecados,
la razón fue por obediencia, ¡Cumplir lo que es justo ante
Dios! El Hijo siempre se sujetó a la obediencia, Pablo nos lo
dice en el Filipenses 2:8 ¡Su obediencia fue perfecta! ¿Qué
tan obediente crees que eres? ¿Estas sujeto a tu Padre
Celestial?

Génesis cap. 7 al 9; Mateo cap. 3


04 “El Mejor Alimento”

“Escrito está: No solo de pan vivirá el hombre, sino de


toda palabra que sale de la boca de Dios”
Mateo 4:4

El diablo sabía que el Señor estaba ayunando, también


sabía que tenía hambre, y también sabía que Jesús tenía el
poder de hacer de piedras panes, lo que no sabía era la
respuesta que recibiría de su aparente “víctima”. Nuestro
Señor siempre priorizo el poder y la suficiencia de las
Escrituras y la catalogo como “Palabra de Dios”, y Él no
necesitaba comer para sentirse bien su satisfacción era traer
cumplimiento a la Escritura. Una vez una mujer le dijo que
su madre debió haber sido muy dichosa al traerlo al mundo,
Él respondió: “dichosos los que oyen la palabra de Dios y
la guardan” Lucas 11:28. ¿Es la Palabra de Dios tu pan
diario? o ¿Tu fijación está en las cosas de este mundo?
¡Piensa en eso!

Génesis cap. 10 al 12; Mateo cap. 4


05 “Creyéndole a Dios”

“Y Abram creyó en el Señor, y Él se lo reconoció por


justicia”
Génesis 15:6

La salvación viene por la fe en Cristo Jesús, esa es la


justicia que le fue puesta a la cuenta de Abram. Pero la fe
de este gran hombre de Dios no solo fue por un momento,
como cuando salió de Ur, sino fue una fe que se sostuvo
aun en los momentos de crisis más fuertes. Abram tenía una
mujer estéril y él ya era de edad muy avanzada, y lo único
más cercano a un hijo era un siervo llamado Eliezer, todo le
jugaba en contra, Dios habla a su corazón y le dice “cuenta
las estrellas… así será tu descendencia”, sabemos que al final
Abram tiene a Isaac, y todos los que creen al Señor llegan
a ser hijos de Abram por la fe. ¿Puedes creerle al Señor en
cosas donde tu mente te dice es imposible? Él hace fructífera
la esterilidad.

Génesis cap. 13 al 15; Mateo 5:1 – 26


06 “A la Manera de Dios”

“Oísteis que fue dicho…”


Mateo 5:27

Casi en seis oportunidades en este capítulo Jesús dice esta


frase para contrastar las tradiciones con la Ley y su
verdadera interpretación. Antiguamente se decía ¡No mates!
pero si podías odiar con todo tu ser, ¡No codicies! pero si
podías desear ardientemente a alguien en tu corazón, se decía
también ¡Véngate! ¡Odia a tu enemigo! pero eso no quería
decir la Ley. ¿Cuánta distancia hay entre odiar y matar,
entre codiciar y tener? Solo un pasó. Oíste que fue dicho
véngate, pero el Señor dice ¡Bendice!, oíste que podías odiar
a los que te odian pero el Señor te dice ¡Ámalos y ora por
ellos! Obedecer al Señor en sus términos es lo que nos define
como cristianos. Optemos por dejar el “oíste que fue dicho”
y obedecer el “pero Yo os digo…” de Jesús. ¡Sí Señor, lo que
tú digas!

Génesis cap. 16 al 17; Mateo 5:27 – 48


07 “Orando por Otros”

“Entonces dijo Abraham: No se enoje ahora el Señor, y


hablaré solo esta vez; tal vez se hallen allí diez…”
Génesis 18:32

Abraham sabiendo que el Señor iba hacia Sodoma y


Gomorra para emitir su juicio contra aquellas ciudades por
sus innumerables pecados decidió interceder por tales
ciudades porque sabía que su sobrino Lot estaba allí.
Abraham paso de “regatear” desde 50 a 45, 40, 30, 20
hasta llegar a 10 justos, si hubiesen aunque sea diez que no
las destruya pues para él era claro que “El Juez de toda la
tierra, ¿No ha de hacer lo que es justo?”. El relato culmina
con la misericordia de Dios librando a Lot y a sus hijas pero
también se ve moviendo a un hombre a orar por él mientras
que él no lo sabía. Tal vez tú eres fruto de la oración de
alguien pero ¿Por quién o quienes estas orando tú?

Génesis cap. 18 al 19; Mateo 6:1 – 18


08 “Un Solo Señor”

“Ninguno puede servir a dos señores…”


Mateo 6:24

Imagine por un instante que su esposa o esposo le diga que


quiere añadir a su matrimonio otra persona y así ser felices
los tres ¿Cuál sería su reacción? ¿Aceptaría? ¿Por qué no
sería una buena idea? Tal vez hasta este punto usted
lógicamente respondería que es insano ya que nadie puede
amar a dos personas a la vez, ¡Exacto! Jesús también cree
lo mismo, el verso continua diciendo “porque o aborrecerá al
uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al
otro”. Así como nuestra devoción debiera de ser solo a
nuestra esposa o esposo, de la misma forma nuestra
fidelidad debiera de ser solo a nuestro Señor, un corazón
que compite por dos amores a la larga solo optara por uno
¡Que nuestro corazón tenga un solo Señor! ¡Jesucristo
Nuestro Señor!

Génesis cap. 20 al 22; Mateo 6:19 – 34


09 “Un Dios de Respuestas”

“Y sucedió que antes de haber terminado de hablar, he


aquí que Rebeca... salió con el cántaro sobre su hombro”
Génesis 24:15

Abraham tenía un siervo al que le dio el encargo de buscarle


esposa a su hijo Isaac, el único requisito fue que sea de su
parentela, habiéndolo hecho jurar el siervo partió hacia
Mesopotamia estando allí oro al Señor cerca de un pozo
pidiendo una señal, la señal consistía en que la mujer que
fuese para Isaac le daría de beber a él y a sus camellos con
agua de su cántaro, ni había terminado de orar y paso tal
como pidió al Señor, al final esta mujer llamada Rebeca fue
esposa de Isaac. Cuando pones todas tus necesidades a los
pies del Señor, él responde conforme a su voluntad, lee 1
Juan 5:14, Pablo también nos exhorta a no estar afanosos
Filipenses 4:6, tu Dios es ¡Un Dios de Respuestas!
Recuerda eso.

Génesis cap. 23 al 24; Mateo 7


10 “Sí, Quiero”

“Señor, si quieres, puedes limpiarme...”


Mateo 8:2

Hubo un leproso que llevaba años con esa enfermedad,


siendo repudiado tanto por la sociedad como por la “elite
religiosa” de su tiempo, aun con todo esto decidió presentarse
ante Jesús, arrodillado ante él y dudoso de que fuese a
recibir atención o tan si quiera misericordia le dijo al Maestro
“Señor, si quieres, puedes limpiarme”, Jesús no objeto, ni vio
su necesidad con indiferencia más al contrario remarco con
su respuesta su misericordia diciendo ¡Quiero, sé limpió! Y
tal hombre fue sanado en aquel día. A veces pensamos que
nuestro Señor no querrá obrar a nuestro favor, o no querrá
bendecirnos, bien sea por dificultad, no merecimiento, o
desinterés de su parte. Ante todo recuerda que en momentos
en que necesitas que Dios intervenga Él te dice ¡Si, Quiero!
¡Ven porque sí quiero!

Génesis cap. 25 al 26; Mateo 8:1 – 17


11 “Un Mal Intercambio”

“¿No tienes más que una bendición, padre mío? Bendíceme,


bendíceme también a mí, padre mío. Y Esaú alzó su voz y
lloró”
Génesis 27:38

Esaú cambio su derecho a la primogenitura por un plato de


lentejas que tomo de su hermano Jacob despreciando así la
bendición que esto implicaba, valiéndose de ese grave error Jacob
se presentó suplantándolo ante su padre y fue bendecido en lugar
de su hermano. Como Esaú desconocía las implicancias de su
desprecio se presentó ante su padre para ser bendecido a causa
de su primogenitura pero se llevó la gran sorpresa de que para
él ya no había la bendición esperada. Podemos perder grandes
bendiciones cuando despreciamos las cosas del Señor y las
intercambiamos por cosas vanas. ¿Cuántas veces has cambiado
las eternas bendiciones de Dios por las miserias temporales del
pecado? ¡Ten cuidado!

Génesis cap. 27 al 28; Mateo 8:18 – 34


12 “La Verdadera Religión”

“Más id, y aprended lo que significa: Misericordia quiero y


no sacrificio”
Mateo 9:13

Mateo cobraba impuestos de su propio pueblo para Roma,


por tal motivo era considerado un traidor ante los ojos de su
pueblo, y un pecador para los religiosos. Para el asombro de
muchos Jesús lo llamo y Mateo le siguió e hizo un banquete
para festejar esta nueva oportunidad, inmediatamente esto
atrajo críticas, murmuraciones de “los religiosos” que se
escandalizaron al saber que Jesús estaba en medio de
“pecadores”. La verdadera religión es amar al prójimo, tener
misericordia y no hacer acepción de personas como si
fuésemos impecables. Cumplir exigencias religiosas sin amor
ni misericordia no nos hace mejor que cualquier pecador. Lea
Mateo 22:39; Miqueas 6:8.

Génesis cap. 29 al 30; Mateo 9:1 – 17


13 “Peleando por una Bendición”

“Pero Jacob respondió: No te soltaré si no me bendices”


Génesis 32:26

La historia cuenta que Jacob lucho toda la noche contra un


varón que era el Ángel de Jehová, como Jacob persistió en
no dejarse vencer el ángel le disloco el hueso de la cadera,
aun así persistía, el ángel le dijo déjame, pero Jacob dijo:
“No te soltaré si no me bendices”, al final el ángel le dio la
bendición que tanto esperaba, de ser el tramposo Jacob, fue
llamado Israel “el que lucho con Dios”. ¿Qué tanto estas
dispuesto a luchar por recibir esa bendición que esperas?
¿Cuán insatisfecho estas para desear no soltar a Dios hasta
que te bendiga? Muchas veces no recibimos lo que deseamos
porque no insistimos. ¿Estas insistiendo lo suficiente? Lucas
18:7 dice: ¿Y no hará Dios justicia a sus escogidos, que
claman a Él día y noche? ¿Se tardará mucho en
responderles?

Génesis cap. 31 al 32; Mateo 9:18 – 38


14 “Siguiendo sus Pisadas”

“Si al padre de familia llamaron Beelzebú, ¿Cuánto más a


los de su casa?”
Mateo 10:25

El costo del discipulado será alto quiso decir Jesús con estas
palabras. El discípulo no sería mayor que su maestro, y en
el caso de Jesús no creo que nadie quisiera ser mayor que
Él, ya que nuestro Señor sufrió afrentas, humillaciones,
traición, muchas aflicciones, penurias sin igual, cuando
Isaías 53:3 dice “varón de dolores, experimentado en
quebranto”, habla que las pisadas hacia a la cruz fueron
sin lugar a dudas un escalón más cercano hacia el dolor. Su
vida de obediencia estuvo por encima de los deleites
pasajeros. Cuando tú y yo seguimos sus pisadas,
padeceremos como Cristo padeció, así que no debe
sorprendernos, si ofendieron a tu Señor ¿Qué les esperará a
los que lo siguen?

Génesis cap. 33 al 35; Mateo 10:1 – 25


15 “Él Cuidará de Ti”

“Y hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos


contados”
Mateo 10:30

El Señor envía a sus discípulos a hacer su obra, diciéndoles


que si a Él le criticaron, lo juzgaron y lo persiguieron que
más a ellos, pero habla a su ansiedad diciéndoles ¡No les
teman! No hay nada que escape de mi soberanía, ni de mi
poder, pueden caer los pajarillos y ser atrapados por los
hombres pero eso pasa siempre y cuando yo lo permita dice
Jesús. El Señor muestra su delicado cuidado, diciéndoles “Y
hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados”.
¿Eres consciente de su divina protección para tu vida? Ante
el temor del mañana o de lo que puedan hacernos los
hombres, recuerda que el Señor tiene cuidado de ti. “Porque
Él mismo ha dicho: Nunca te dejare ni te desamparare…”
Hebreos 13:5.

Génesis cap. 36 al 38; Mateo 10:26 – 42


16 “Huye”

“Entonces él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y


salió”
Génesis 39:12

Alguien por ahí dijo “Una retirada a tiempo es una victoria”,


¿Qué es lo que estaba pasando con José? Estaba siendo
seducido por la mujer de su patrón durante un buen tiempo,
ella deseaba acostarse con él, un día tramo no tener a nadie
en casa para poder cristalizar sus deseos cuando tuvo frente
a frente a José lo tomo por la ropa insistiéndole lo mismo,
fue tanto el deseo de la mujer que José tuvo que dejar su
ropa en las manos de ella y salir huyendo. ¿Tienes la
determinación de José? Fuese que seas varón o mujer,
independientemente de eso, la pregunta que deseo hacerte es
¿Tienes ese dominio propio para salir huyendo de las trampas
del pecado? Si no lo has hecho, ahora es cuando tienes que
huir ¡Huye!

Génesis cap. 39 al 40; Mateo 11


17 “¿Cuan valioso es?”

“¿Cuánto más vale un hombre que una oveja?”


Mateo 12:12

En el pasaje de nuestro devocional los fariseos buscan lugar


para acusar a Jesús y consideran el rompimiento de una regla
ceremonial instituida por ellos como una falta grave a la
Ley, ¿Cuál era esa falta gravísima? Sanar a un hombre en
día de reposo, nuestro Señor les preguntó: ¿Si una oveja cae
en un pozo no la salvarías? La pregunta llevaría a dos
respuestas incriminatorias decir no, es no amar a los
animales y eso condena la Ley, decir si era no tener sustento
para incriminar a Jesús, ya sabemos la historia ellos
callaron y confabularon contra Él. Una pregunta: ¿Cuan
valiosos son las personas para ti? ¿Los programas, las
citas, los eventos, las reuniones, tu protocolo es más
importante o sus vidas? Para el Señor siempre fuimos
valiosos (Mateo 6:26) ¿Y para ti?

Génesis cap. 41 al 42; Mateo 12:1 – 21


18 “Era por el Propósito”

“Ahora, pues, no os entristezcáis, ni os pese de haberme


vendido acá; porque para preservación de vida me envió Dios
delante de vosotros”
Génesis 45:5

Después de tanto pesar y de tanto pasar, José entendió que


desde el sueño, a ser vendido, a estar preso y ser segundo
después del Faraón todo cuanto pasó tuvo un propósito santo
y más alto de lo que en su momento José entendía. Al final
el plan de Dios estaba detrás de sus aparentes tragedias.
¿Has vivido algún episodio trágico en tu vida? ¿Estas ahora
mismo pasando por un momento nefasto en tu vida? Primero
recuerda preguntarte siempre ¿Para qué viene a mí? y no
¿Por qué me pasa a mí? y segundo recuerda “que a los que
aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a
los que conforme a su propósito son llamados”. ¡Era por el
propósito no lo olvides! Ora y sonríe…

Génesis cap. 43 al 45; Mateo 12:22 – 50


19 “Ahogados por los Afanes”

“Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la


ahogaron”
Mateo 13:7

Jesús menciona en esta parábola del sembrador hasta 4


lugares donde cae la semilla, al lado del camino, en piedras,
entres espinos y en una buena tierra, nuestro Señor explica
en el verso 22 que los espinos simbolizan a esas espinudas
enredaderas del afán por el dinero, que retienen hasta el más
piadoso, como el joven rico (Mateo 19:16 – 30), Pablo
dice que el amor desvivido hacia el dinero nos lleva a la
destrucción (1 Timoteo 6:6 – 10). ¿Estas afanado o vives
en el contentamiento? ¿Te ejercitas en la piedad o creces en
el materialismo? Recordamos que no podemos servir a dos
señores porque amaremos a uno y al otro menospreciaremos,
¿A quien ama todo tu corazón, todo tu ser, toda tu fuerza?

Génesis cap. 46 al 48; Mateo 13:1 – 30


20 “¿Qué harás Tú?”

“Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a


bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a
mucho pueblo”
Génesis 50:20

En Argentina una mujer perdono al asesino de su hijo, en un


fuerte abrazo durante el juicio le dijo: “Yo te perdono como
mamá de mi hijo, solo vos y mi hijo saben lo que pasó”, en
respuesta a la criticas que recibió por su accionar confeso a los
medios: “Dios nos enseñó el perdón y guardar rencor, no me
traerá de vuelta a mi hijo”. José tenía todas las razones y los
medios aparentes para poder orquestar una venganza contra sus
hermanos, bajo este mismo pensamiento mintieron sus hermanos
diciendo que su padre había pedido que no se ensañara con ellos.
José no tuvo ese corazón, entendió que detrás de todo estaba
Dios así que decidió perdonar y tener una óptica bíblica del
sufrimiento ¿Qué harás tú?

Génesis cap. 49 al 50; Mateo 13:31 – 58


21 “Desobediencia Civil”

“Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les


mandó el rey de Egipto”
Éxodo 1:17

Aunque Moisés es el foco central de esta historia no podría


pasar desapercibido estas valientes parteras que aunque
recibiendo una orden directa del Faraón decidieron
desobedecer a un mandato directo porque este violaba
abiertamente la Ley de Dios, vemos que esta insurrección
tuvo su motor en el “temer a Dios”, su temor fue premiado,
“haciéndoles bien” y “prosperando a sus familias”. Estamos
sujetos a nuestros autoridades y eso la Palabra nos enseña
(Romanos 13) ¿Pero que hago cuando lo impuesto nos hace
violar la voluntad de Dios? Respondamos como Pedro “Es
necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hechos
5:29). ¿Eres capaz de obedecer a expensas de ti mismo?

Éxodo cap. 1 al 3; Mateo 14:1 – 21


22 “Mirando al Señor”

“¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?”


Mateo 14:31

La barca en la que estaban los discípulos en el mar de


Galilea estaba siendo azotada por fuertes vientos, de pronto
aparece el Señor caminando sobre las aguas, Pedro para
asegurar que fuese el Señor pidió caminar sobre las aguas,
contra todo pronóstico lo logró pero a medio camino se
hundió. Jesús va a estirar tu fe, Jesús te va a probar, van a
ver momentos de turbación donde vas a tener que dar saltos
al vacío pero por nada del mundo camines dejando de mirar
al Señor. Jesús le dijo ¿Pedro porque dudaste? ¡Fácilmente
llegabas hasta mí, y no te hubieses hundido! La incredulidad
nos hunde, cuando tenemos temor a la turbulencia y no nos
concentramos en mirar a Cristo, si el Señor te llama a
caminar sobre las aguas no dudes Él no tengas poca fe, ten
mucha fe.

Éxodo cap. 4 al 6; Mateo 14:22 – 36


23 “Un Corazón Obstinado”

“Más Faraón endureció aun esta vez su corazón, y no dejó


ir al pueblo”
Éxodo 8:32

Estamos en la cuarta plaga de diez que vendría sobre Egipto


a razón de que el Faraón no quería libertar al pueblo de Dios
de la esclavitud durante 400 años (Génesis 15:13 – 14).
Moisés libertaria el pueblo pero Dios endurecería a Faraón y
Faraón se endurecería a sí mismo ¿Cómo es esto? Un
hombre cuando se entrega al pecado activamente Dios obra
pasivamente al no querer estorbarlo en su maldad y lo
entrega a la misma, eso pasó con Faraón, Dios lo entrego a
su necedad para castigarle justamente y así demostrar su
justicia y su poder. Las plagas una tras otra fueron
advertencias de un juicio más severo por un corazón
obstinado. Si amas el pecado la ruina es lo que cosecharás.
¡No endurezcamos el corazón!

Éxodo cap. 7 al 8; Mateo 15:1 – 20


24 “Aunque sea Migajas”

“Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que
caen de la mesa de sus amos”
Mateo 15:27

El aparente rechazo del Señor fue para probar su fe, si bien


es cierto, el Señor estaba enviado a ganar a los judíos
primero y después a los gentiles pero esto no significaba que
la bendición de Dios no iría a extenderse a todas las naciones
de la tierra. Esta mujer no era del pueblo de Israel, por tanto
era gentil, Jesús le dijo que su predilección era en primera
instancia para Israel, ella no lucho contra esa verdad, sabía
que Israel tenía la primacía, no quería el pan, quería lo que
caía de la mesa, suplico para sí misma una cuota de gracia,
el favor no merecido. ¿Luchas porque el Señor te bendiga?
¿Cuándo fue la última vez que pasaste largas horas delante
del Rey insistiendo? La mujer llamo y se la abrió ¿Tú?
(Mateo 7:7)

Éxodo cap. 9 al 11; Mateo 15:21 – 39


25 “Sangre que Libra”

“Y cuando vea la sangre en el dintel y en los dos postes,


pasará Jehová aquella puerta...”
Éxodo 12:23

Con la muerte de los primogénitos se cumplen las diez


plagas que el Señor había determinado sobre Egipto, esta
consistía en permitir que mueran todos los primeros hijos de
cada familia en Egipto pero como el pueblo de Dios también
vivía allí Dios les hizo manchar de la sangre del sacrificio
de la Pascua los marcos de las puertas. Cuando Dios emitió
su juicio al ver la sangre en la entrada de cada casa de cada
israelita pasó de largo por que la sangre los libró del juicio.
Esto me hace pensar esto en nuestro Señor Jesucristo, nuestro
Cordero pascual que nos ha librado del juicio por su sangre
“estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos
de la ira” (Romanos 5:9) ¡Bendito sea el Señor y su Hijo
Jesús que nos libró del juicio!

Éxodo cap. 12 al 13; Mateo 16


26 “¿Por qué no pudimos?”

“¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera? Jesús les


dijo: Por vuestra poca fe”
Mateo 17:19 – 20

Los discípulos se encontraban delante de una posesión


demoniaca muy fuerte pero no tan fuerte como la
incredulidad de esta “generación” (v. 21), el padre del chico
endemoniado había caído en la incredulidad (Marcos
9:24), los mismos discípulos fueron reprendidos por el
Señor (v. 17), ante la frustración de no poder liberarle, el
Señor liberta al muchacho y este queda sano. Los problemas
en la gran mayoría de los casos no son tan grandes como lo
puede ser nuestra falta de fe y aunque suene como un “cliché
cristiano” tendemos a engrandecerlos en vez de engrandecer
el poder de Dios. ¿Por qué muchas veces no podemos ver el
poder de Dios reflejado en nuestras vidas? Por nuestra poca
fe.

Éxodo cap. 14 al 15; Mateo 17


27 “Agua de Vida”

“Y golpearás la peña, y saldrán de ella aguas, y beberá el


pueblo…”
Éxodo 17:6

El pueblo de Israel murmuraba en contra de Moisés


reclamándole el hecho de “hacerlos vagar en el desierto” para
al final morir de sed, Moisés recurrió al Señor en oración
presentando este situación y el Señor respondió diciéndole que
Él estaría con él, que golpeará la peña y que esta daría agua
de forma milagrosa, muy al margen de lo sobrenatural del
hecho y de que nos muestra un Dios proveedor, me da a
pensar de como esto refleja a Cristo perfectamente, y de que
tan inconcebible como que una piedra dé agua, es el hecho
de que Dios se humille haciéndose hombre y nos de salvación
a cambio de nuestro vituperio, porque molido fue por
nosotros (Isaías 53:5), y su agua sacia nuestra sed (Juan
4:14).

Éxodo cap. 16 al 18; Mateo 18:1 – 20


28 “¿No debías tú también?”

“¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo,


como yo tuve misericordia de ti?”
Mateo 18:33

Jesús nos cuenta una parábola interesante a raíz de la


pregunta que Pedro hace de cuantas veces sería necesario
perdonar a quien te ofenda (v. 21), y esta nos lleva a un
rey a quien su primer siervo le debía una suma exagerada, a
este le fue perdonado lo que debía, luego, se encuentra al
salir a un colega suyo que curiosamente también le debía
pero una suma irrisoria y para con él no mostró la
misericordia que recibió, al saber esto el rey se enojó mucho
y el perdón le fue retirado. Mi amigo, cuantas veces no
tenemos compasión de lo demás sin entender que nuestros
pecados y los pecados de los demás hacia nosotros son
igualmente detestables a los ojos de Dios. El Rey te perdonó
¿Por qué no perdonas entonces?

Éxodo cap. 19 al 20; Mateo 18:21 – 35


29 “Palabras de Dios”

“Estas son las leyes que les propondrás”


Éxodo 21:1

Estas leyes o regulaciones que comienzan en el cap. 21 al


23 contienen una amplia variedad de temas. “Su gran
tendencia es el mostrar el valor de la vida humana y la
necesidad de tener paz y un buen entendimiento en cada
vecindario; y estas poseen esa calidad, la cual todas las
leyes buenas y sanas debieran de tener como propósito – el
evitar los crímenes”. (Adam Clarke). Esta cita nos hace
ver como la Escritura siendo Palabra de Dios es sumamente
valiosa para orientarnos en una recta convivencia en la
sociedad y no solo eso, sino que tiene poder para instruirnos
en todo para vivir en una recta relación con Dios. Toda la
Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para
redargüir, para corregir, para instruir en justicia... (2
Timoteo 3:16) ¿Estas obedeciéndola?

Éxodo cap. 21 al 22; Mateo 19


30 “Un Amo que brinda gracia”

“¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo mío?”


Mateo 20:15

Pareciera injusto esta parábola cuando la leemos, pero no


es así trata de un hacendado que contrata a obreros para un
trabajo en su viña acordando pagarles el sueldo de un día,
luego llamo obreros a las 9am, mediodía, media tarde y a
las 5pm y comenzando desde los últimos les pago lo mismo
que a los primeros, estos, sintieron envidia por la aparente
injusticia, y es ahí donde la parábola nos enseña que muchos
que han dado sus vidas por el Evangelio recibirán las
mismas bendiciones que aquellos que se volvieron de sus
malos caminos en los últimos segundos de sus vidas. Usted
mismo tal vez no morirá por Cristo como los misioneros en
la ventana 10/40 pero Dios tiene gracia y sus bendiciones
sobre usted, porque para Dios no hay favoritos.

Éxodo cap. 23 al 24; Mateo 20:1 – 16


31 “Cruz antes de gloria”

“Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino


para servir...”
Mateo 20:28

Esta enseñanza tiene lugar a un conflicto muy peculiar, la


madre de Juan y Jacobo al acercase al Señor les pide que
ambos se sienten uno a cada lado del trono del Señor cuando
se establezca su reino, el Señor les dice que eso no es posible
y los discípulos se molestan por aquella propuesta, es ahí
donde el Señor nos deja una gran enseñanza, ¿Acaso no son
los grandes y los gobernantes los que ejercen autoridad sobre
los demás? Bueno si, entonces Jesús nos dice ¡Así no será
entre nosotros! ¿Quieres ser el más grande o el primero?
Bueno, en el paradigma del reino de los cielos, los grandes
y los primeros son los que más sirven. “No hay gloria sino
hay cruz” ¡Entiéndelo! (Filipenses 2:3 – 11).

Éxodo cap. 25 al 26; Mateo 20:17 – 34