You are on page 1of 3

es t il o de vida

L

eleducador mayo 2008

estrés laboral
Sobreviviendo a los días de clases

Armas contra

AS NECESIDADES DETECTADAS dentro de los centros educativos son de diversa índole y en general se les presta atención dependiendo de cómo afecten al grueso de la comunidad educativa. Las cuestiones financieras y administrativas ocupan el primer renglón dentro de los asuntos por solucionar, seguidas de otros aspectos como las oportunidades de desarrollo profesional, facilidades y recursos para realizar los planes curriculares, entre otros. Sin embargo, y a pesar de que es un elemento decisivo para el alcance de una enseñanza de calidad, la salud emocional y mental de los docentes aún es un tema que se considera “personal”. Hoy en día el contexto general y el clima emocional del trabajo docente ha mejorado —o al menos se intenta apropiar estrategias para mejorarlo—, buscando el desarrollo de más saberes y formas de ser docente; esto exige del profesor una nueva forma de enfrentar a sus educandos, desarrollando un sentido autocrítico, resultado de la buena salud física y mental, para concentrarse en proporcionar un ambiente positivo de aprendizaje. Testimonios de educadores alrededor del mundo concuerdan al revelar que problemas psicológicos como el estrés, la depresión y el síndrome Burnout1, entre otros, son las principales enfermedades que afectan a su colectivo, llegando a un nivel tal de aceptación que algunos expresan que son “propios de su actividad”. Entendiendo la buena salud mental de los profesores como necesaria para el logro de los objetivos trazados por las instituciones, es indispensable ubicar los principales factores de estrés en esta profesión y tratar de dibujar un panorama alentador, en el que tanto el compromiso del maestro para afrontar activamente las situaciones de estrés, así como el apoyo de las instituciones para informar y motivar a su profesorado, culminen

20

Muchas veces las personas se hacen amigas de sus dolencias. para iniciar cualquier ejercicio con el que se pretenda afrontarlo. caracterizado por tres dimensiones de síntomas: 1) Agotamiento emocional.“” en una mejoría de la calidad de vida del educador y en un aumento de la calidad de la educación impartida. Muchos condiciones de la actividad educativa en Colombia. neurosis. por ser los docentes quienes están a cargo de educar las generaciones futuras. sin embargo. Se manifiesta como evasión del trabajo y baja autoestima. definido como cansancio y fatiga que puede manifestarse física y/o psíquicamente.Tango Inc. en Anales de Psicología.D. especialmente hacia los beneficiarios del propio trabajo. en Anales de Psicología. ¿Qué nos estresa? El estrés no es un síntoma exclusivo del cuerpo docente. Traducción por: Dr. Asumir que este tipo de enfermedades se pueden revertir a través de una actitud positiva -en la que el individuo se reconozca como gestor de su Los profesores tienen la creencia de que el estrés es constitutivo de su profesión. reflejado en actitudes de apatía dentro y fuera de la escuela. “Análisis pormenorizado de los grados de Burnout y afrontamiento del estrés docente”. Bibliografía Eloísa Guerrero Barona. actitudes y respuestas negativas. PA. entre otros. tales como bajos sueldos.es responsabilidad del maestro. 19. 1. 2) Despersonalización.healthbasis. Universidad de Extremadura). llevan a que los maestros desarrollen dolencias como estrés. presión por el alcance de logros. M. eleducador mayo 2008 21 . asumiendo una posición desesperanzada. se resignan al dolor de espalda y asumen el cansancio crónico como condición de vida. ¿Qué es normal y qué no es normal en una situación de estrés? Es necesario un cambio de mentalidad respecto al estrés. Universidad de Extremadura www. Es la sensación de no poder dar más de sí mismo a los demás. Toda la fuerza laboral actual vive en condiciones de estrés en mayor o menor grado. entre otros. es necesario reconocer el peligro y aceptar que no es algo natural. 19. Pittsburgh. propio estado de salud. distantes y frías hacia otras personas. 3) Bajo logro o realización profesional y/o personal. surge cuando se verifica que las demandas exceden la capacidad para atenderlas de forma competente. junio.. vol. ayudado de programas de información y prevención de este tipo de problemas. Department of Psychiatry. Una vez se ubican las fuentes primarias del estrés y se decide tomar control frente a ellas. pérdida de motivación dando prioridad al deber antes que al ser. tamaño excesivo de los cursos. material de internet. Western Psychiatric Institute and Clinic of the University of Pittsburgh Medical Center. De allí se deriva el agotamiento emocional. se adoptan costumbres de cuidado personal constantes. es posible establecer límites ante las situaciones y personas que nos estresan. de víctima. alienación frente al trabajo donde el cumplimiento de tareas se realiza de forma mecánica. si bien el ritmo de vida actual nos lleva a sentirnos al borde. Francisco Pablo Saitta.comRam Chandran Kalyanam. “Análisis pormenorizado de los grados de Burnout y afrontamiento del estrés docente”. “Manejo de estrés laboral”. vol. n° 1. Síndrome que se desarrolla en aquellos profesionales cuyo objeto de trabajo son personas. depresión. n° 1. Allí entran en acción los mecanismos de protección. problemas de actitud de los estudiantes. conviven con sus dolores de cabeza. y pasiva. asumiendo una posición desesperanzada. Los profesores tienen la creencia de que el estrés es constitutivo de su profesión. de víctima. También puede aparecer encubierto y manifestarse con una sensación paradójica de omnipotencia. este es un tema que debe tomarse con seriedad. Se acompaña de un incremento en la irritabilidad y una pérdida de motivación hacia el trabajo. disminución de actividades de esparcimiento. (Eloísa Guerrero Barona. irritabilidad y hasta insomnio. y pasiva frente al problema. junio. se entiende como el desarrollo de sentimientos. Es necesario reconocer que el individuo es la fuente de su propio estrés.

1 Respire. Si cuando un estudiante no hace la tarea o no lee el material asignado usted siente como si le dieran una patada en el hígado. por ejemplo: forme grupos de apoyo y trabajo para que sean ellos mismos quienes se tomen la lección o revisen las tareas. ingrese a un club de lectura. finalmente lleve el aire de vuelta a la garganta y exhale con fuerza. Venza la pereza o escepticismo inicial y “oblíguese” a salir de la rutina. entre otros. Es a través de los objetivos específicos que se llega a cumplir el general. No vea su carga laboral como un gran todo.Escudos contra el estrés Como primera medida identifique las situaciones que más lo estresan y evítelas. Cinco minutos antes de entrar a una nueva clase siéntese cómodamente y respire profundo. es un hecho que el tener sentido del humor y reír a diario mejora el estado de ánimo en general. identifique las pequeñas acciones diarias que lo llevarán a cumplir su labor con éxito y concéntrese en realizarlas. siempre reflexione en busca de soluciones a su alcance. Tenga humor. Aunque no a todos nos hacen reír las mimas cosas. No se resigne a aceptar las situaciones que le disgustan. cierre los ojos y visualícese en su lugar preferido. sienta la calma y la alegría que le produce estar acompañado de sus seres queridos. luego lleve el aire a los pulmones -crece el pecho-. Aprender a respirar es vital para tranquilizar el cuerpo y despejar la mente. Así evitará pre-ocuparse y en cambio estará ocupado. Asista al gimnasio. cree un sistema que le permita evitar esta situación. Inhale suavemente y lleve el aire hacia el estómago -se infla su abdomen-. realizando las actividades que más le gustan. cualquier actividad que lo saque de la rutina y haga que su cabeza deje de pensar en el salón de clase por algunas horas. Si usted tiene tendencia a tomarse las cosas muy en serio trate de pensar en las cosas que realmente le importan y cómo muchas otras que le molestan no son relevantes. Al terminar el día de clase o cuantas veces lo necesite vaya a un sitio privado. Ríase de usted mismo. Divida el trabajo. eleducador mayo 2008 2 3 4 5 18 . inscríbase en clases de manualidades. Una vez haya creado mecanismos para poner límites a las situaciones estresantes ocúpese de usted.