You are on page 1of 5

Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia

de Cataluña

Indeterminadas 54/2019
320/2019 Actuaciones Penales TSJ - Registro y Reparto Sala Penal Barcelona
597/2019 Indeterminadas - Juzgado Instrucción 15 Barcelona

AUTO NÚM. 138

Presidente:
Excmo. Sr. Jesús María Barrientos Pacho

Magistrados:
Ilma. Sra. María Eugènia Alegret Burgués
Ilmo. Sr. Carlos Ramos Rubio

Barcelona, 27 de diciembre de 2019

HECHOS

PRIMERO.- Las presentes actuaciones se iniciaron en virtud de escrito de


querella presentado por el procurador Sr/a RICARDO BAYA PEJENAUTE en
nombre y representación de la ASOCIACION DE JURISTAS EUROPEOS PRO
LEGE (PROLEGE) contra el/a Presidente de la Generalitat, M.H. Joaquim
Torra i Plà por presuntos delitos cometidos en el ejercico de su cargo.

SEGUNDO.- Por diligencia de fecha 9 de octubre de 2019, se incoó el presente


procedimiento penal y se designó Ponente y pasaron las actuaciones para informe
del Ministerio Fiscal, que una vez emitido quedaron las actuaciones para resolver.

TERCERO.- Asimismo en fecha 20 de diciembre del año en curso se ha recibido


oficio remitido por la Fiscalia Superior al que se adjuntaban las Diligencias de
investigación núm.75/19, que fueron unidas a las presentes actuaciones.

Ha sido ponente la Magistrada Ilma. Doña María Eugènia Alegret Burgués.

RAZONAMIENTOS JURÍDICOS

PRIMERO.- Esta Sala se considera competente “ab initio” para el conocimiento de


la presente querella interpuesta por ASOCIACION DE JURISTAS EUROPEOS PRO
LEGE (PROLEGE) contra el Presidente de la Generalitat de Catalunya, M.H.
JOAQUIM TORRA PLA y de las diligencias de investigacion que remite el
Ministerio Fiscal, habida cuenta que lo es para la instrucción y enjuiciamiento de las
causas criminales contra los Parlamentarios y miembros del Gobierno de Cataluña,
tal y como se establece en el art. 73.3.a) de la LOPJ y art. 57.2 y 70.2 del EAC
actualmente vigente.
SEGUNDO.- Como en otras ocasiones hemos puntualizado, la presentación de una
querella o denuncia no conduce de manera forzosa o ineludible a la incoación de un
procedimiento penal. Para ello es necesario que el tribunal realice una inicial
valoración jurídica de la misma, estableciendo en tal sentido el art. 312 de la
LECriminal que la querella o la denuncia -a estos efectos resulta irrelevante la forma
con la que se traslade la noticia criminis- deberá admitirse si fuere procedente, y
disponiendo el art. 313 que habrá de desestimarse cuando los hechos en que se
funde no constituyan delito.
Según reiterada doctrina del TS, ha de considerarse que los hechos no son
constitutivos de delito cuando:
a) Los hechos contenidos en el relato fáctico de la querella, tal y como esta viene
redactada, no sean susceptibles de incardinarse en algun tipo penal, según el
criterio razonado del órgano jurisdiccional competente. En estos casos, carece de
justificación alguna la apertura de un proceso penal para comprobar unos hechos
que, de ser acreditados, en ningún modo serían constitutivos de delito.
b) Cuando, a pesar de la posible apariencia delictiva inicial de los hechos que se
imputan en la querella, no se ofrezca en ésta ningún elemento o principio de prueba
que avale razonablemente su realidad, limitándose el querellante a afirmar su
existencia, sin ningún apoyo objetivo atinente a los propios hechos. En este segundo
supuesto, una interpretación de la norma que no desconozca el sentido común
conduce a sostener que no se justifica la apertura de un proceso penal para la
investigación de unos hechos meramente sospechosos, por si los mismos pudiesen
ser constitutivos de delito, es decir, una investigación prospectiva, sin aportar un
indicio objetivo de su realidad de conocimiento propio del querellante.

Cuando la querella o denuncia penal se basa unicamente en noticias periodisticas


tiene establecido el TS, Sala 2 en el Auto de 21 de Enero de 2015, con cita de otros
anteriores lo siguiente:

“En relación con las querellas sustentadas exclusivamente sobre el contenido de


artículos periodísticos, el auto de esta Sala de 9 de mayo de 2000 ya estableció que
puede y debe el Juez decretar la inadmisión de la querella cuando no se ofrecen
datos o elementos fácticos que indiciariamente pudieran aparecer como constitutivos
de los delitos que se imputan en el escrito de querella, no sirviendo a este efecto la
mera aportación de recortes de prensa o similares, sin más constatación o
acreditación. Además, se señalaba que la querella se interpone en el ejercicio de la
acción popular prevista en el art. 270 LECrim ., dado que el querellante no tiene la
condición de ofendido por el delito. Así pues, los hechos objeto de la querella se
sustentan únicamente en la información aparecida en la prensa, careciendo del
mínimo apoyo probatorio.

Esta misma posición se mantuvo en el auto de fecha 7 de junio de 2010, en el que


indicábamos: "En el caso, el querellante se limita a narrar unos hechos sustentados
únicamente en la información periodística aparecida en el semanario "Interviú"
careciendo del mínimo apoyo probatorio que, desde su perspectiva, considera
ocurridos, pero sin que acompañe a su denuncia con datos objetivos y accesibles de
la realidad de lo sucedido en cuanto a la intervención de la persona aforada, por lo
que procede acordar la inadmisión de la querella en aplicación del art. 313 LECRIM ,
y de conformidad con lo peticionado por el Ministerio Fiscal".

En igual sentido, esta Sala en autos de fecha 20 de octubre de 2014 y 18 de junio de


2012 , ha indicado que no se justifica la apertura de un procedimiento penal cuando
el querellante se limita a afirmar la existencia de un delito sobre la base de una
información periodística publicada por un medio de comunicación, sin aportar ningún
otro dato objetivo adicional del que haya podido tener conocimiento y que permita su
encaje en algún tipo penal. En esas condiciones, no cabe hablar de un verdadero
ejercicio de la acción penal, sino de mera remisión al Tribunal de una información,
difundida públicamente a través de un medio de comunicación.
La misma decisión se adopta en autos de 31 de mayo de 2011 y de 19 de diciembre
de 2013, ya que al tratarse de la imputación de un delito partiendo exclusivamente
de noticias periodísticas, sin aportar elemento alguno indiciario de la realidad de los
hechos, que les otorgue sustento mínimamente objetivo, la mera remisión al
contenido de las informaciones supone que quien interpone la querella no asume
como propia la imputación de tales hechos ni, por ello, las responsabilidades que
podrían derivarse de una eventual falsedad.”
También cabe recordar que la vía penal es la última ratio a través de la cual realizar
determinadas reclamaciones consecuencia del principio de intervención mínima que
conforma la jurisdicción penal, pues sólo aquellos hechos que lesionan de manera
significativa los intereses sociales más básicos merecen ser considerados
constitutivos de ilícito penal.

TERCERO.- Ello expuesto, no procede admitir a trámite la querella presentada por la


representación procesal de la ASOCIACION DE JURISTAS EUROPEOS PRO
LEGE (PROLEGE) ni la denuncia aportada por el MInisterio Fiscal y unida a las
presentes diligencias indeterminadas ya que en ninguna de ellas se revelan indicios
consistentes de la presunta comisión de los delitos que se imputan al querellado,
basándose únicamente en informaciones periodísticas.
Asi: a) En orden al presunto delito de colaboración con banda armada, tenencia
ilícita de explosivos y estragos terroristas en grado de conspiración, objeto de la
querella presentada por Prolege, y que situarían al MH President de la Generalitat
como colaborador de las personas detenidas y puestas a disposicion judicial en el
Juzgado Central de Instrucción nº 6, Diligencias Previas 98/2018 PS2, la querella no
hace sino relatar las informaciones periodisticas surgidas -al parecer- de filtraciones
ilícitas de dicha causa que se halla bajo secreto de sumario, sin que el querellante
aporte ningún otro principio de prueba, u elemento objetivo que permita valorar la
existencia de los delitos de los que se acusa al querellado ni el Magistrado que
investiga la causa penal objeto de la querella haya considerado la existencia de
indicios delictivos y elevada la correspondiente Exposición razonada a este Tribunal;

b) En relación con la denuncia interpuesta por D. Jorge González Lage en


representación de Lex Castellana Gabinete Jurídico SLP contra el MH President de
la Generalitat de Catalunya ante la Fiscalía, tampoco concurren en los hechos que
se exponen, ni siquiera indiciariamente, el delito de desórdenes públicos previsto
en el art. 559 del CP que sanciona la distribución o difusión pública, a través de
cualquier medio, de mensajes o consignas que inciten a la comisión de alguno de los
delitos de alteración del orden público del artículo 557 bis del Código Penal, o que
sirvan para reforzar la decisión de llevarlos a cabo.

En efecto, no se que se describe o aporta ningún principio de prueba sobre que el


Sr. Torra se halle detrás de la marca Tsunami Democratic (tampoco consta que la
Policia haya presentado atestado ninguno al respecto) ni de las protestas violentas
que tuvieron lugar en Barcelona en el mes de octubre de 2019, atribuidas a los
llamados CDR, y a las que se refieren las informaciones periodísticas que se
acompañan. Tampoco se relatan en la denuncia los concretos mensajes o consignas
que el Sr. Torra habría realizado incitando o dando soporte a la comisión de alguna
de las conductas que se describen en el art. 557 bis del CP por más que tardase
en condenar los hechos violentos que tuvieron lugar. Evidentemente el silencio no
tiene que ver con la conducta proactiva a la que se refiere el art. 559 del CP.

Reiterar lo antes expuesto y reiterado por el TS, Auto de 8 de julio de 2016 en el


sentido de que la mera publicación de informaciones en los medios de comunicación
no puede justificar la apertura de un procedimiento penal para su investigación si la
denuncia que los incorpora, como es el caso, no aporta u ofrece algún indicio de su
comisión que pueda ser calificado como accesible y racional.
Todo ello sin perjuicio, claro está, de lo que resulte de las investigaciones judiciales
que sobre los desórdenes y actos violentos producidos en Barcelona en el mes de
octubre pasado, se están llevando a cabo en la actualidad, si en el transcurso de
las mismas se advirtiera la participación del aforado en aquellas y se elevase por los
Jueces instructores la correspondiente Exposición razonada.

Así lo entiende el TS, Sala 2ª que en Auto de 1 de abril de 2019, saliendo al paso del
argumento de que no es posible que órganos judiciales no competentes investiguen
hechos atribuidos a un aforado en otra clase de tribunal, afirma:

“Cuando un órgano jurisdiccional conoce de unos hechos de los que se pudiera


derivar responsabilidad penal para varias personas y, entre ellas, figura una persona
aforada, no debe abstenerse sin más de realizar cualquier investigación con
respecto a esta última. Al contrario, de conformidad con una jurisprudencia reiterada
de esta Sala (ATS de 6 de julio de 2015 -c. especial núm. 20137/2015, con cita de
otros muchos), el Juez Instructor deberá practicar aquellas diligencias que le
permitan individualizar de forma precisa la acción concreta que respecto de ese
aforado pudiera ser constitutiva de delito, expresando los indicios incriminatorios que
pudiera servir de apoyo a tal imputación y que serán los que se reflejarán en la
exposición razonada que dirija a esta Sala.”

Procede, por lo expuesto, acordar la inadmisión de la querella y denuncias


presentadas al no existir indicios que permitan atribuir al querellado y denunciado los
hechos que se le imputan.

PARTE DISPOSITIVA

LA SALA CIVIL Y PENAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTÍCIA DE


CATALUNYA, ACUERDA:

A) DECLARAR "ab initio" la competencia de esta Sala para conocer de


la querella presentada por la representación procesal de la ASOCIACION DE
JURISTAS EUROPEOS PRO LEGE (PROLEGE) y de la denuncia presentada por
Lex Castellana Gabinete Jurídico SLP, contra el M. H. JOAQUIM TORRA i PLA,
Presidente de la Generalitat de Catalunya.
B) INADMITIR las mismas a trámite, con el consiguiente archivo de las actuaciones.

Notifiquese la presente resolución a la querellante y al Ministerio Fiscal, con la


advertencia de que contra la misma cabe interponer recurso de súplica dentro de los
tres días siguientes a su notificación.

Así lo acordó la Sala y firman el Excmo. Sr. Presidente e Ilmos. Sres. Magistrados
citados al margen. Doy fe.