“Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo…”
(Lc. 15, 31) Retiro Espiritual de sacerdotes, Caripe del Guácharo (15-19 de noviembre de 2010)

P. Daniel Albarrán (Facilitador y Director del Retiro)

Título: “Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo…” (Lc. 15, 31) Retiro Espiritual de sacerdotes de la Diócesis de Barcelona, Caripe del Guácharo (15-19 de noviembre de 2010) Autor: P. Daniel Albarrán Email: dalbarranu@hotmail.com Página web: daniel-albarran.blogspot.com

Eso por una parte. el hecho de no hacer una separación de nuestra realidad sacerdotal. Esa afirmación de Lucas implica la asistencia trinitaria. 1). vamos a precisar el camino que vamos a andar. en y con el Espíritu. el lugar del retiro espiritual de este año (Caripe del Guácharo). Eso nos asegura la “conducción del espíritu en el desierto”. en comunión con la Iglesia de todos los tiempos. como en el caso de Jesús (cfr. que es al fin y al cabo obra suya. Y tomemos como parecido a desierto. nos da la certeza de la sumisión. Lucas 4. Va al desierto. 4 . pero conducido. 1-14). que no es otra cosa que la misma de la Iglesia. y por el mandato de la Iglesia. También nosotros. que nos ha de conducir. Y ya eso. con la asistencia del Espíritu Santo. como lugar solitario y lejos de la civilización y de nuestros mundos cotidianos. Dice el evangelista que Jesús “era conducido por el Espíritu en el desierto” (cfr. Y como experiencia de “conducido”. de estar “lleno de Espíritu Santo”. Canon 276. en el caso de Jesús. también asistidos por el Espíritu. y más aún. para cumplir el mandato del Padre. Lc. # 4). Vamos al retiro con la certeza de estar conducidos. según se puede parafrasear del evangelio de San Lucas cuando dice que Jesús fue al desierto después del bautismo en el Jordan. 4.Precisión del método y del estilo de este retiro Para comenzar nuestros días de retiros. en el caso nuestro. al cumplir el mandato canónico de realizar retiro espiritual una vez al año (cfr. Eso nos evitará cualquier posibilidad de sucumbir ante las penurias que nos vengan en el desierto. y la experiencia de cumplir lo que nos corresponde. en total y absoluta obediencia.

desde el Bautismo a la Transfiguración. para volver a hacer contacto con la misión a la que hemos estado siempre vinculados. ni mucho menos. de quien es la iniciativa. Primera parte. 4. podamos recapacitar y comprender que el núcleo de toda tentación es apartar a Dios para que pase a ser secundario. o incluso superfluo y molesto. te 5 . poniendo orden en nuestro mundo por nosotros solos. sabe citar el Salmo con exactitud. 52). y nos hayamos aferrado a esa pretensión. en el caso de Jesús. “y poner las cosas en su santo lugar”. Bogotá. sin Dios (cfr. Ese es el objetivo de nuestro retiro espiritual. Es decir. En nuestro caso. la misión y tarea. como se decía cuando de niño se jugaba en nuestras canciones infantiles. Colocar en orden las cosas. p. Y si por debilidad nuestra hayamos invertido el orden. sino que es de otro. añade Joachim Gnilka. sino porque es preciso que según Tradición de la Iglesia. volvamos a tomar conciencia de que hemos sido llamados y enviados (cfr. y poner en claro otra vez. por lo menos en este año. como siempre ha de ser el objetivo de todos los retiros. vamos a precisar el objetivo de lo que vamos a hacer “en el desierto”.1). no tanto para semejante reto y compromiso. al colocar como nuestro lo que no es.El objetivo: Por la otra. Posible tentación: El diablo muestra ser un gran conocedor de las Escrituras. Editorial Planeta. todo el capítulo 15 del evangelio de San Juan). San Mateo precisa que “para ser tentado por el diablo” (Mt. todo el diálogo de la segunda tentación aparece formalmente como un debate entre dos expertos de las Escrituras: el diablo se presenta como teólogo. Y esto nos precisa el objetivo. La tentación podría presentarse en el caso de que se nos olvide que no es nuestra. Jesús de Nazaret. El diablo cita el Salmo 91: «Porque a sus ángeles ha dado órdenes para que te guarden en tus caminos. Joseph Ratzinger (Benedicto XVI). entonces. pero por muy ciertas para nuestra tarea de siempre. 2007.

Paso a paso en conexión relacional (dialéctica. el eterno. pero con un objetivo claro. 3) Esto requerirá mucha humildad de parte de todos. de menos a más). Para eso la humildad. Ya tenemos precisado el objetivo. para que tu pie no tropiece en la piedra» (Joseph Ratzinger (Benedicto XVI). porque todo le habla de algo más allá de lo que se ve a simple vista (cfr. Vaticano. Hermann Hesse. porque nos va a exigir el renunciar a lo que ya sabemos de antemano. porque se tratará de aplicar el método de la mayéutica (hacer parir la mente. Ese va a ser nuestro recorrido. Será el método de encontrar-encontrando (o de aprender-aprendiendo). luego existo”). pp. Aquí haremos uso del recurso intuitivo de la insinuación de poeta.llevarán en sus palmas. Esto nos llevará a aprender y a descubrir cosas nuevas. para lo que haremos y aplicaremos el método de la pregunta (cfr. entendimiento y comprensión: jojmá-dáat-biná). Jesús de Nazaret. 4 de abril de 1999. para disponernos a la apertura. El diario de Badem. hasta con su movimiento cadencioso con todo el cuerpo (Salm 35. Teología de la pregunta). Pascua de Resurrección). 59-60). por supuesto (la riqueza de la parábola del hijo pródigo en relación de sentido unitario de la Revelación). la aplicación de la sorpresa. que vibra y descubre que todo es un sacramento. Sobre todo. 10: “Todos mis huesos dirán: “Oh. El artista y el bien común. O sea. ¿quién como Tú…”). según Sócrates: “yo sólo sé. Hans Dieter Bastian. es decir. El método: 1) Aplicaremos el método de la relación. O lo que es lo mismo 6 . que no sé nada”). 2) Procuraremos partir de cero y en ascendente. Proponemos el método y la modalidad judía de oración y meditación: el dáat (sabiduría (o intuición). de un punto pasaremos al siguiente en la búsqueda y del encuentro. en Carta del santo padre Juan Pablo II a los artistas. y nos soportaremos en la duda metódica (Renato Descartes: “pienso. Ahora vamos a precisar el método.

donde Jesucristo. Israel: el Señor nuestro Dios es el único Señor” (Dt 6. El tema: “Hijo. 1-3. tú siempre estás conmigo. teniendo como única fuente las Sagradas Escrituras. la Revelación del Padre. no deja nunca de conmovernos. 3. y todo lo mío es tuyo…” (Lc. Optatam totius. hacer espiritualidad. Dei Verbum. pero con la especificidad de que tiene que ser bíblica. que es la base de todo (cfr. Cada vez que tratamos la parábola del hijo pródigo. 2) Hacer teología. Presbyterorum ordinis. la espiritualidad verdadera es pura teología. 22. 7 . Ángelus del Papa Benedicto XVI. y desde ahí. 11-32). De hecho. Lc. 37. IV domingo de Cuaresma). etc. Con toda su aplicación de sentido unitario de la Escritura. 16). Aplicaciones y enriquecimientos. es el centro. especialmente el evangelio de San Lucas. desde la Biblia y con sentido de fe.. domingo 14 de marzo de 2010. Estudio comparativo de los personajes de la parábola. y cada vez que la escuchamos o la leemos tiene la capacidad de sugerirnos significados siempre nuevos (cfr. Propósito: 1) Hacer “Teología Bíblica” (cfr. es decir. Plaza de San Pedro. 15. cfr. 10.de “Escucha. tomado de la parábola del hijo pródigo. si antes no se tiene y se hace una buena teología. Pasos: 1. y al que va todo el Antiguo y el Nuevo Testamentos. Mt. Ya que no se puede hacer auténtica espiritualidad. Sacrosanctum concilium. 4. véase la bibliografía). 31). 27). Una mirada a la parábola del hijo pródigo (San Lucas 15. 2.

además del material escrito que todos tendrán como apoyo. 8 . y una en la tarde.Metodología: A través de las ponencias: dos en las mañanas. Y con la ayuda de material audiovisual.

vino por aquella tierra un hambre terrible. y donde está como en resumen el mensaje de Jesús. el hijo menor. según la mentalidad de San Lucas. Le entraban ganas de llenarse el estómago de las algarrobas que comían los cerdos. en ese sentido. ciertamente. Me pondré en camino adonde está mi padre. por supuesto. es colocar el texto que vamos a estudiar. Recapacitando entonces. son la historia del buen samaritano. dame la parte que me toca de la fortuna. Dice: Jesús les dijo esta parábola: . Cuando lo había gastado todo. emigró a un país lejano. he pecado contra el cielo y contra ti. y le diré: Padre. y veamos por qué caminos nos puede llevar. Busquemos todos los recovecos que nos permita la osadía de estar inquietos. Dejémonos invadir de todas las sorpresas. El pasaje de la parábola del hijo pródigo es uno de ellos. juntando todo lo suyo. como de lecciones. Además.«Un hombre tenía dos hijos. el menor de ellos dijo a su padre: "Padre. y nadie le daba de comer. mientras yo aquí me muero de hambre." El padre les repartió los bienes.La parábola del hijo pródigo Existen pasajes de los Evangelios que nos sorprenden por su riqueza. Lo primero que tenemos que hacer. Vamos a intentar adentrarnos en la parábola del “hijo pródigo”. No muchos días después. Sin descartar. Fue entonces y tanto le insistió a un habitante de aquel país que lo mandó a sus campos a guardar cerdos. las otras dos parábolas de mayor peso. y el relato del rico epulón y el pobre Lázaro. y allí derrochó su fortuna viviendo perdidamente. se dijo: "Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan. es en la parábola del hijo pródigo en donde se manifiesta de manera más precisa y clara la misericordia. 9 . las Bienaventuranzas. ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros. tanto de imágenes." Se puso en camino adonde estaba su padre. y empezó él a pasar necesidad.

le matas el ternero cebado. porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido. el negrillas es mío). Cuando al volver se acercaba a la casa. Impresiones y notas de la parábola (todas las posibles en lluvia de ideas). y llamando a uno de los mozos. pero su padre salió e intentaba persuadirlo. Y él replicó a su padre: "Mira: en tantos años como te sirvo. conserva los dichos de los hombres famosos y penetra en las sutilezas de las parábolas. su padre lo vio y se conmovió." Él se indignó y se negaba a entrar. porque lo ha recobrado con salud. y tu padre ha matado el ternero cebado. 1-3. y lo hemos encontrado. Su hijo le dijo: "Padre. le preguntó qué pasaba. indaga el sentido oculto de los proverbios y estudia sin cesar las sentencias enigmáticas." El padre le dijo: "Hijo. tú siempre estás conmigo. Éste le contestó: "Ha vuelto tu hermano. y. he pecado contra el cielo y contra ti. Eso intentaremos: 10 . 11-32). ya no merezco llamarme hijo tuyo."»(San Lucas 15. porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido. Presta servicio entre los grandes y se lo ve en la presencia de los jefes. viaja por países extranjero." Y empezaron el banquete. estaba perdido. 1-4. echando a correr. estaba perdido. celebremos un banquete. y lo hemos encontrado. oyó la música y el baile. Su hijo mayor estaba en el campo. se le echó al cuello y se puso a besarlo.cuando todavía estaba lejos. y todo lo mío es tuyo: deberías alegrarte. a mi nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos. ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies. traed el ternero cebado y matadlo. y cuando ha venido ese hijo tuyo que se ha comido tus bienes con malas mujeres. sin desobedecer nunca una orden tuya."Pero el padre dijo a sus criados: "Sacad en seguida el mejor traje y vestidlo. Justificación de este intento: “El que consagra su vida a reflexionar sobre la Ley del Altísimo… busca la sabiduría de todos los antiguos y dedica su tiempo a estudiar las profecías. porque conoce por experiencia lo bueno y lo malo de los hombres” (Eclesiástico 39.

que es el sentido y el misterio de las parábolas según el mismo Jesús (cfr. 11 . Además. Ángelus del Papa Benedicto XVI. y de ver-no ver. INDAGAR el sentido oculto de los proverbios y ESTUDIAR sin cesar las sentencias enigmáticas”. no deja nunca de conmovernos. domingo 14 de marzo de 2010. Plaza de San Pedro.“PENETRAR en las sutilezas de las parábolas. 10). Repetimos lo que se dijo: Cada vez que tratamos la parábola del hijo pródigo. IV domingo de Cuaresma). San Lucas 8. y cada vez que la escuchamos o la leemos tiene la capacidad de sugerirnos significados siempre nuevos (cfr. se trata de oír-no oír.

tiene un comportamiento en esta parábola. 12 . Deberíamos contar también a los puercos. Existe otro personaje implícito. y el mozo. por supuesto. 15. por lo menos dos o tres grupos: los amigos con quienes el hijo menor despilfarró su herencia. ya sea de manera individual. y no nombrado para nada. La actitud del padre: El padre de los dos hijos. según lo dice el hijo mayor. Actitud de cada uno de los personajes de la parábola del hijo pródigo: Cada uno de los personajes. y la esposa del hombre que tenía los dos hijos. el hijo menor. en quienes gastó la herencia. Por otro. pero es de suponer que juega un papel. con herencia y todo. es la madre de los dos muchachos. “con prostitutas” (Lc. Por el contrario. el hijo mayor.Personajes de la parábola del hijo pródigo Son cuatro los personajes activos en la parábola: el padre de los dos muchachos. accede a su petición. También le respeta su decisión de irse. No contradice para nada la iniciativa del hijo menor. Hay otros personajes implícitos.30). Para nada se le nombra. Le respeta su decisión. por un lado. Hay que sumar también al dueño de los puercos. ya de manera grupal. cuando regresa del campo y oye la fiesta. a quien el hijo mayor le pregunta. donde fue a trabajar el hijo menor. tiene varias actitudes: la primera es la de ser sumiso y obediente a la voluntad y decisión del hijo menor. pero que se supone en la parábola. aunque sea sumiso. al repartir de hecho la herencia.

Pero. pero. pero por iniciativa suya. al mismo tiempo. sin forzarlas. y que le obligaba al padre para acceder a la petición del hijo? ¿El padre no podía negarse a la solicitud del hijo? En el caso del hijo menor. pero. pero subyacente en la historia del pueblo de Israel. Pareciera que su amor de padre así lo hace sufrir y respetar. independientemente de lo que le hubiese gustado. su padre lo vio y se conmovió” (Lc. antes de avanzar en la actitud del padre. ¿podría vérsele como un hijo rebelde. después. por un lado. estaba pendiente del regreso de su hijo. Deja hacer. en esa primera parte. en el padre del hijo menor. así. Porque al estar pendiente. Bonito ese detalle de los opuestos. al exigirle al padre la parte de la herencia. Quiere una cosa. 15. por lo menos. Tal vez. Actitud activa y pasiva al mismo tiempo. como se fue. de regresar la tomara el mismo hijo. ¿Por qué esa exigencia del hijo. ya que. por otro. pasiva.La otra actitud del padre es activa. igualmente. Y aquí. y. Lo dice el texto: “cuando todavía estaba lejos. y que se comprende desde esa visión de su historia. quedémonos un tiempo en esta parte de la parábola. que. para actuar así. Y esa actitud pasivamente-activa del padre hace que la parábola sea muy enternecedora. según se desprende de la parábola. y de por qué le pide a su padre lo que le corresponde de la herencia. lo hacía estar activo y ansioso. en ambos casos. Lo que podría pensarse que el padre estaba pendiente todos los días esperando si veía venir al hijo de regreso. Preguntemos a la misma Biblia y a la costumbre del pueblo de Israel para descubrir qué elementos habrían de ser de utilidad para comprender estos elementos evidentes en la parábola. pero respeta. y por qué esa sumisión del padre? ¿Qué le favorecía al hijo. lo que respetaba. preguntémonos la edad del hijo menor. regrese. pero ocultos de manera inmediata para nuestros ojos. primero. por el hecho de marcharse? Si se le consideraría un hijo 13 . Así. 20). Pero espera que las cosas se den por si solas. se podría encontrar un opuesto: lo que quería el padre. porque esperaba que la iniciativa. No impone. así.

su padre y su madre lo presentarán ante los ancianos del lugar. 22. 1 2 Véase también Proverbios 23. es decir. con el hijo menor de la parábola? ¿Sería por eso que el papá prefirió quedarse callado. Tal vez. a cada grito se le conmoverán sus entrañas. en la puerta de la ciudad. el hijo podría haber salido indócil y rebelde (cfr. 7-13): El que mima a su hijo. según lo que determinaba el libro de Deuteronomio. La ley. 14 . el hijo menor entraba en la clasificación de los denunciables. Deuteronomio 21. cuando se entere. según la ley. de la que estamos tomando el texto de la parábola. que era “un libertino y un borracho”. vendará sus heridas. tendría que denunciarlo? Y denunciarlo. significaría la muerte de su hijo. y es un libertino y un borracho". y todo Israel. 15. Caballo no domado. no quiere obedecernos. porque de lo contrario. Así harás desaparecer el mal de entre ustedes. era mejor para el padre que se fuera. Depende del año de la edición de la Biblia de Jerusalén. que desobedece a su padre y a su madre. según la parábola. ya que según la edición del año 1975 dice que “malgastó su hacienda viviendo como un libertino”. sentirá temor. Entonces todos los habitantes de su ciudad lo matarán a pedradas. Por lo que se desprende de la parábola. 18-21)1. sale indócil. como consecuencia de no haber aplicado las máximas en la educación. y no les hace caso cuando ellos lo reprenden. el padre podría apelar a la ley que le permitía hacerse respetar. que: Si un hombre tiene un hijo indócil y rebelde. ¿Sería este el caso. y dirán a los ancianos: "Este hijo nuestro es indócil y rebelde. 18). ya que según el libro del Eclesiástico (30. 13). respecto a un hijo rebelde: Dice e libro de Deuteronomio (21.rebelde. Por otro lado. porque dice que “derrochó su fortuna viviendo perdidamente2” (Lc.

por sobre todo. ¡Maravilloso! ¡Sorprendente! Prevalece el amor de padre. por lo menos pareciera darnos un elemento para ilustrarnos mejor todo el contenido y su gran implicación de la parábola en cuestión. entonces. podría decirse. no sería una evidencia de la mala crianza del padre? Esto es novedoso. al que podría verse como mal-criado. Porque prefiere verlo irse. no tanto de amor. Sobre todo. Era mejor verlo partir. la actitud del padre era doblemente activa. el resultado final tendría que ser la muerte del hijo. por un lado. No le des libertad en su juventud. sino de flaqueza moral hacia el hijo. y eso incumbe una responsabilidad. Eso también explica el silencio del hermano mayor. no era por falta de amor. sale libertino. para que no tropieces por su desvergüenza. si estaba mal criado. Enseña a tu hijo y trabaja en él. Si es así. era preferible que el hijo se fuera. ¿No sería. Halaga a tu hijo. al tener que ceder inevitablemente a la voluntad del hijo. la salida del hijo. y la rebeldía del hijo. Doblega su cerviz mientras es joven. por otro. un reproche para el padre. por el silencio y la sumisión del padre. que verlo muerto. porque si no. y sufras por él amargura de alma. juega con él. No rías con él. más bien. Pero pareciera que el padre tiene una cierta debilidad. Este elemento implícito en la parábola es realmente interesante. Ahí podría estar el lado débil del papá. volviéndose indócil. y no pases por alto sus errores. y te dará sorpresas. y te traerá pesares. tunde sus costillas cuando es niño. podría verse como terriblemente activa. Pero. y de pasiva no tiene nada. Eso explica la actitud aparentemente pasiva del padre. Entonces. no sea que. la actitud rebelde del hijo? ¿No estaría recogiendo la cosecha de la crianza de su hijo. Porque podría ser un reconocimiento implícito del comportamiento del hermano 15 . y. para no llorar y acabar rechinando de dientes. te desobedezca.hijo consentido. que se confirma en el hecho de que deja que su hijo se vaya. respecto a la solicitud del hijo. Podría verse como pasiva porque se somete a la petición del hijo. pero.

16 . como dice el libro de Deuteronomio. podría ser. una desvergüenza para el padre. que a todas estas.menor.

Se reconfirma lo que ya es su 17 . ni de que otro haga lo que él tiene que hacer. lo hizo él mismo. no dice que había puesto un vigía o a un empleado para que estuviera pendiente de avisarle o que le trajera noticias de alguna posibilidad de regreso del hijo que se había marchado. Pero. La asume como suya. corrió. conmovido. Lc. Pero. Podía haberlo hecho. le vió su padre y. ¿Por qué no delegó funciones en otro. Ya en ese detalle hay una característica importante del padre: él mismo realiza la acción de la petición del hijo menor. aun pudiendo crear esas estructuras de mando y de administración de su finca. por lo que se desprende. Porque esa misma característica se mantiene en todo el resto de la parábola. Era su tarea. que el padre. 15. apunta desde un comienzo en ese recurso literario. no era el dueño y el jefe? Ese elemento es necesario resaltarlo. en el mismo comienzo de la parábola. Pudo haber encargado a un criado o a un empleado. Eso en el caso de estar mirando por si regresaba. Pero no delegó esa tarea. Eso en el primer caso. 12). se echó a su cuello y le besó efusivamente” (Lc. ni de crear embajadas. una vez que el hijo menor le pidió la parte de la herencia que le correspondía. Así. 15. cuando el evangelista dice que “estando él todavía lejos. En ese gesto. De ahí se puede desprender que estaba atento y que estaba vigilante. total. ya está la misma característica del viejo: de no delegar. pudiendo hacerlo. No dice que el padre mandó que les repartiera la herencia. el padre “les repartió la herencia” (cfr.Algunos otros rasgos de personalidad del padre Señalemos algunas otras características del padre de la parábola del hijo pródigo: No delega responsabilidades: El evangelio de San Lucas. Era su hijo. 20). Fue el propio padre quien vio al hijo.

15. se trata de ir a conversar y a dialogar con el hijo mayor. 3 Es importante ver el gran aporte de la psicología con el gran descubrimiento fisiológico en el cerebro de la “amígdala cerebral”. al decir que “se echó a su cuello y le besó efusivamente”. Pero ya es un añadido que parte de su experiencia afectiva y de emociones. hubiesen dilatado las cosas. Y manda a hacer fiesta. No es necesario un formulismo ante la experiencia de la alegría del hijo que regresa. y el padre quiere que. Eso no cuenta. además de crear distanciamientos. 20). Las comisiones. ahora. como el archivo de todas las emociones. Eso hubiera entorpecido las relaciones. Ese objetivo es recibirlo como a su hijo. Dice el evangelista que “conmovido. en expresión de padre desesperado y gozoso de su regreso. Y no era necesario. y él mismo es el jefe de protocolo. Somos instintivamente “emocionales” (sistema límbico). Somos. Ya en esa parte sí delega. Y vuelve a resaltarse la misma característica. (cfr. Inteligencia emocional). como en el primer caso. Vuelve a repetirse el sello de su personalidad en el resto de la parábola. Por eso. Sólo. Lc. e. Y. ni crea una comisión de bienvenida ni de recibimiento. sin más. Él mismo recibe. y podía hacerlo. sale a su encuentro. lleno de emociones3. y que no se disimula que se estaba deseando que así fuese.característica. Aquí tampoco crea comisiones. porque podría alegarse que él estaba muy contento y muy ocupado en lo del recibimiento del hijo que había regresado. 18 . a llevar razón de parte del hijo mayor. después de la experiencia emocional. No crea intermediarios. el mismo padre sale a conversar de tú a tú. o quiere que se haga de esta o de aquella forma. y el posible debilitamiento de la autoridad del padre. Pero sale con un objetivo claro. se hubiesen creado más heridas. es que somos racionales (inteligencia racional. en contra de toda frialdad racional y del deber ser ante la ofensa del hijo. Tampoco delega. igualmente. a través de la neocorteza). Lo que cuenta es el afecto. Daniel Goleman. Va directamente él mismo. Entonces. como jefe de familia. ni más. corrió” hacia donde estaba y venía el hijo que se había ido. que dice y dijo que. primero emociones. y ahora que regresa. y de quien estaba pendiente por si regresaba (cfr. y todo él. Eso daría ocasión a llevar razón de que el padre dijo que.

Y. Así en el hijo menor. 25. 42-50. más que las que da la 19 . No crea delegaciones para protestar a través de intermediarios. que en ambos casos se da de manera directa. Eran frontales. ni de paz. después que se le acaba toda la fortuna (cfr. Gn. 15. 27-32). Lc. 28). 8. a imagen de Dios le creó. Dios al ser humano a imagen suya. Da la cara (cfr. ¿No será ese el diálogo teológico que ilumina cada paso del proceso del hombre con Dios? Si es así. 13 . es una maravillosa experiencia de diálogo implícita en la parábola del hijo pródigo. Además. cuando en ese libro se afirma. en afirmación de fe. ni conveniencias. Protesta él mismo. En una perfecta comunicación frontal. 12). 15. no manda delegaciones. como semejanza nuestra. macho y hembra los creó” (Gn. cuando regresa a la casa. es lo contrario (la expulsión del Jardín (cfr. 30. sucede con el hijo mayor. Mt. ni de negociaciones. Va él mismo. y en las bestias y en todas las alimañas terrestres. de sobreentenderse el hecho de la experiencia del diálogo que se vivía en ella. Sin interferencias. Creó. Lc. Hay aquí una reminiscencia teológica referida al libro del Génesis. con su respectivo “rechinar de dientes” (cfr. El hijo menor es el hijo menor. 17-21). dando la cara.No son necesarios los intermediarios. que esa misma característica del viejo. 15). Va él mismo y pide. y manden en los peces del mar y en las aves de los cielos. la heredan los dos hijos. Cada uno conserva su rol. de manera directa (cfr. También cuando va a trabajar para no morirse de hambre. pues. 51. clara (diáfana) y transparente. cuando pide la parte de la hacienda que le corresponde (cfr. 22. entonces. 12. 24. y en todas las sierpes que serpean por la tierra. Lo contrario. que dijo Dios: “Hagamos al ser humano a nuestra imagen. Y el padre es el padre. 15. La llevan en los genes. Y el hijo mayor es el hijo mayor. Lc. Por eso se da la experiencia del Jardín del Edén. el muchacho tampoco manda delegaciones. 13. 1. Eso lleva a pensar muy bien de esa familia. Otro tanto. 2). Es de notar. 26-27). 1. 13. Daban la cara. 15.

según las Encíclicas Redemptor homins. en el caso del libro de Job (cfr. otro sería que el padre siempre anda solo. Todos los hombres somos hermanos. aunque nos tienta a buscar elementos en la misma Biblia. Así. Andaban solos. y de existencia de segundas intenciones. y que Dios no los había colocado para que lo defendieran. Podría. por parte del padre con sus dos hijos. y hacer la diferencia de una acción en grupo.experiencia filial y de familia4. Es necesario. Igual los dos hijos. Daniel Albarrán. sin duda. No dice que andaban en grupos. 4 En este sentido. muy mal parados (cfr. Los zapatos de Job). en momentos y circunstancias distintas. como se dijo. como la responsabilidad de una influencia de grupo en relación a una decisión despersonalizada por ser la del grupo. La religión sería una invención. que sería como anónima. ya que Dios no busca abogados. y no acompañado. como la institución intermediaria de esa relación natural. quedando. Mahamma Ghandi. A este punto y alturas de la parábola. quedémonos con la inquietud. 20 . en cierta manera). Lo demás no se da en la lección de la parábola. Daniel Albarrán. por ahora. 7-9). en el caso de Urías el Hitita. podríamos pensar. Son muchos los elementos que van surgiendo. Ese elemento parece útil de señalarlo. de una acción individual (de la personalidad del grupo. para comprender más ese detalle. habría que colocar muchos intentos de hacer la separación de religión y fe. que en el caso de la parábola no se dan. por eso se dan los diálogos en toda ella. como referencia de posible contenido teológico (y antropológico. Respuesta a Job. pues no hay separación. las excusas y artimañas del Rey David. que ya se da en el hombre por el solo de hecho de ser criatura (cfr. también colocarse como intermediarios los defensores de Dios. y Dominun et vivificantem). 42. Carl Jung. y de la personalidad del individuo responsable de sus actos. Jb. pero. como referencia de acción contraria y de intermediarios. Dives in misericordia. Preguntas y respuestas de toda persona inquieta sobre la oración). en relación con toda la historia de huida y de no enfrentamiento y de no dar la cara (2 Samuel 11-12). por el contrario. o de la mayoría.

Para el día siguiente. en un posible distanciamiento en la relación paterno-filial.No dilata en la espera: Se desprende. que no deja para después lo que tiene hacer ya. podría traer graves consecuencias. igualmente de la misma parábola. o para otro momento. 21 .

que quería ser independiente. ¿entonces. a pesar de todo? En este punto de las preguntas. En su caso. ¿se trataría de una liberación. podría relacionarse el deseo de ser independiente del hijo menor. incluyendo la expulsión. sin duda. dónde estaba lo malo. Es decidido en lo que hace. tendría mucho de rebeldía. sumisión-independencia. se trataba de seguir un patrón de conducta vivida y experimentada por todo el pueblo. Aquí surgen muchas preguntas y cuestionamientos: ¿Dónde estaba lo malo en quererse independizar de la familia? ¿No podría verse esa manera del muchacho menor. como el hecho de salir? Se descubren de inmediato los opuestos. 22 . Quiere la herencia que le corresponde y habla sobre ella. obedienciadesobediencia. Si es así. con la experiencia del éxodo. Muchacho decidido: Llama la atención el carácter decidido del hijo menor. como un comportamiento de madurez. pide adelanto de lo que le toca para irse de la casa. Y si se aplica lo de la experiencia del éxodo. Tal vez. Esto nos lleva a descubrir algunas características de su personalidad.El hijo menor La actitud del hijo es siempre la misma. si. El solo hecho de pedir la herencia y de marcharse indican. como realidad necesaria. cosa que implicaba una salida de la casa del padre? ¿No sería eso mismo la experiencia del jardín del Edén. entonces estaría el siguiente opuesto: esclavitud-liberación. Además. más bien. en esta parte de la parábola. porque es su derecho. que es la clave misma del éxodo. por parte del hijo menor: quedarse-salir.

Algo más estaría pasando en la casa.por eso el éxodo. padre-hijo. No quería estar sometido: No solamente se trataría de la libertad. Tal vez. es ya un hecho natural de independencia en el ser humano. Erich Fromm. como experiencia de liberación y de independencia? Ya existen otros opuestos. Tal vez. sino que fue de su iniciativa el partir. y además eso le gusta a Dios (cfr. pedir (en el caso del hijo menor)-no pedir (en el caso del hijo mayor). Freud. la eterna y constante comparación con el hijo mayor. además. y se vería obligado consigo mismo a no soportar más y a liberarse. en donde Abel era el modelo. un paralelismo y parecido con la historia y cuento teológico de Caín y Abel. 4. que un extremo genera el otro extremo? Algo no debería andar bien en la casa. en algo le traía problemas. 4-8). Yahvé. ¿Por qué tendría que irse. a pesar de que Caín era el mayor? (cfr. todo estaba bien? ¿No se dice. ancianomuchacho. En el caso de encontrar parentesco con la experiencia del Jardín del Edén. que era el modelo a seguir. no prefería las ofrendas y sacrificios de Abel. desde un comienzo de la misma parábola: hijo menor-hijo mayor. con la idea del complejo de Edipo. Algo le estaría molestando al hijo menor. como en el caso del Adán y Eva en el Jardín del Edén? Entonces tienen razón los judíos de los últimos tiempos al considerar que a Dios hay que superarlo. en un supuesto afirmativo. ¿por qué esa rebeldía? ¿O. acaso. es que el hecho de salir y de separarse de la casa del Padre. y es que el hijo menor no fue expulsado. Porque si estaba bien en la casa. entre otros). ¿No habrá ahí. aun teológico. en su libro El humanismo judío. estaría aplicándose la libertad. en este caso como consecuencia de la rebeldía. esa comparación lo tendría al borde. Pero con una diferencia en la parábola. y Federico Nietzsche con su libro Así habló Zaratustra. El ser el hijo menor. si todo. Gn. querido por Dios. 23 .

gastador. Aquí hay que anotar que “pródigo” significa una persona que es generosa y dadivosa. referido a Dios. Desclee de Brouwer. con toda seguridad. en el capítulo 15. que el hijo menor. están los siguientes planteamientos: en el caso de que sea viable el relacionar esa salida del muchacho con la experiencia del éxodo. a la de ahora como extranjero y empleado ajeno. 1975).13). pródigo en fuerza y en heroísmo). después. que desperdicia su hacienda en gastos inútiles (es fácil ser pródigo con la fortuna ajena). pudo comparar y comprender la diferencia de vida. pródigo en ira. el titulado aparece como “el hijo perdido y el hijo fiel”. 23. No invirtió materialmente hablando. 20 y 1 Cron. como es lógico. 24 . 11. para surgir. Joseph Ratzinger (Benedicto XVI). proponen que a esta parábola se le llame la “parábola de los dos hermanos” (cfr. Bien dicen que solemos llamar “experiencia” no a otra cosa que a nuestros propios errores (cfr. por otro. se atreve a contrariar a su padre. Jesús 5 En todo el Antiguo Testamento aparecen solo tres veces la palabra “pródigo” (2 Sam. Rebelde: Por los elementos de la propia parábola. como dice la parábola. sin duda. referidos a Benaías. 22. aparece definido en la Enciclopedia Espasa-Calpe5. siempre y cuando el muchacho hubiese invertido lo que le había dado el padre como herencia. Por un lado. que es disipador. 15. y ser totalmente independiente. cuando habla de la parábola. Lc. derrochó todo. habría de ser una experiencia grandísima.Sabía lo que quería y por eso pidió su herencia: Por otro lado. que a nivel de experiencia personal. era mala conducta. de la de antes. No se niega. Y en el Evangelio de San Lucas. Así. Bilbao. Por lo menos. 11. Ya que lo gastó todo y “derrochó su fortuna viviendo perdidamente” (o. sería posible y exacta la relación diferencial. por lo menos. y el subitulado dice “el hijo pródigo” (véase Biblia de Jerusalén. (cfr. “viviendo como un libertino”. La tercera aparece en Eclsiástico 16. pero no fue así. Joachim Jeremías (biblista) y otros autores llaman a esta parábola la “parábola del padre bueno”. que gasta sin moderación. Pierre Grelot y Joseph Ratzinger (Papa Benedicto XVI). se va de la casa. En uno de los capítulos de la serie de los Simpsons).

p. Y ahí nos quedamos estancados. 243). el “generoso”. animal que no comía. entre otras cosas. Echado pa’lante (decidido): Finalmente. contrariando aún más el orgullo de la familia y del padre. completa su rebeldía en contra de la familia. aun los preceptos religiosos. criar cochinos. Pero si nos dedicamos con mucha atención al estudio de la misma parábola. siempre le hemos dado mucha importancia al hijo menor. Es el grupo de los amigos con quienes gastó su fortuna el hijo menor. no es más que el hijo mayor. con quien sale a conversar el Padre.de Nazaret. según la edición de 1975 de la Biblia de Jerusalén). termina cuidando cerdos. ya que el que es verdaderamente dadivoso y generoso. sino al padre. el rebelde. cosa abominable para un judío. Contraría así a la familia haciendo todo lo contrario del orgullo de su comunidad. 25 . en todo el sentido de su significado. que era. El hijo al trabajar en tierra extranjera y criando cerdos. Y cuando pensamos en el significado de la palabra “pródigo”. pensamos de inmediato en el hijo que regresa arrepentido. Trabajaba en lo que era abominable para un judío. es decir. el “pródigo”. generoso. página 51 y siguientes). pero que no le había costado. Pero si nos mantenemos fieles al evangelio de Lucas. incluyendo las “malas mujeres” (o. Lamentablemente. Es con este grupo que el hijo menor se ha mostrado pródigo. como veremos más adelante (Momento culmen de la parábola. prostitutas. como dijera el hijo mayor. Esto aumenta y completa la total rebeldía del muchacho hacia su familia y su padre. gastando lo que era suyo porque era la parte de la herencia. creo que el título que ostenta esta parábola es el correcto. es el hermano mayor. Dadivoso (pródigo): Aquí es donde aparece el otro grupo de los personajes de la parábola. dadivoso.

Busca trabajo y trabaja. que era criar cerdos.Pero es de notar que el muchacho no se cruza de brazos. aun cuando sea en contra de lo que aprendió en su familia. 26 .

Y podría decirse que se pudo haber aplicado la norma de Deuteronomio 23. que le decía que: “No llevarás a la casa de Yahvé tu Dios don de prostituta ni salario de perro. 3. Se podría estar aplicando a sí mismo el cruel descubrimiento de la verdad expresada en la experiencia sabia de sus mayores y contenida en la catequesis familiar de lo aprendido. le hacen pensar en sus orígenes. Pero es el hambre lo que le hace recapacitar sobre sus principios y que por conveniencia. del hogar. 6 “A prostitutas no te entregues. vuelve el recuerdo de sus orígenes: de la familia. Tal vez.Quinta conferencia Práctico y leal consigo mismo: Es sobre este punto que el muchacho menor recapacita. Comienza a sentir la añoranza de la casa del padre. al recordar tal vez. o el libro de los Proverbios 29. donde se aconsejaba. sea cual fuere el voto que hayas hecho: porque ambos son abominación para Yahvé tu Dios ”. entonces. Dives in misericordia. 5e-f).66. El volverse sobre sí mismo. por ejemplo en el libro de Eclesiástico 9. En ese momento estaría comenzando en el muchacho el autoencuentro. es por causa del hambre. Ciertamente. de las tradiciones. que “el que ama la sabiduría. de su religión. del templo. Punto crucial en su orgullo y dignidad (cfr. para no perder tu herencia” 27 . Ronda la idea y la decisión del retorno. 18-19. a planificar su regreso. Su experiencia de ser hijo: Un elemento tenía el muchacho a su favor. el que anda con prostitutas. da alegría a su padre. Calculador: Comienza. en esa experiencia del hambre y de necesidad. disipa su fortuna”.

el pródigo. que manipularía al papá. Volvía a aparecer su astucia. El caso es que el muchacho se dice a sí mismo lo que le va a decir al papá cuando regrese: “Padre…”. ya no merezco llamarme hijo tuyo”. de denunciarlo. Con la primera confesión y reconocimiento lo ablandaría. Se valía de esa realidad. el punto fuerte del hijo. estaba seguro que todo le era favorable. tal vez. y. que sería infalible: “trátame como a uno de tus jornaleros”. Y podría decirse. el muchacho volvería a ponerse al viejo en la palma de la mano. por eso mismo. El viejo no aguantaría tantas emociones juntas. Todo lo calculaba. Y enseguida la segunda parte del chantaje “ya no merezco llamarme hijo tuyo”. Quizás. igualmente. por si la segunda no hiciera el efecto esperado. este sería el punto débil del padre. Le diré “Padre”. en un mismo momento.Ese elemento era la certeza del cariño que le tenía el padre. con la consiguiente parte del discursito que iba a decir para terminar de ablandar el corazón del viejo: “he pecado contra el cielo y contra ti. Por eso el muchacho pide la parte de la herencia. Por eso piensa en el regreso y lo planifica todo. lo chantajearía. como se dice. por supuesto. Y remataría. dice el texto que se dijo que iba a decir. Experiencia de exitoso: Todo parece indicar que así era. Sabía que el padre tenía su debilidad frente a él: lo amaba. Y. el muchacho tomó la determinación. con la tercera. era el consentido. Quizás. Nada lo dejaba al azar. Estaba seguro. a la vez. Y con la segunda parte. Se podría decir que el hijo menor. la pensaba muy bien. por e so era que actuaba como estaba actuando desde un principio. Porque sabía que su padre lo 28 . quizás. Pero. Se las sabía todas. Tal vez. Sabía que se la iban a dar. en caso de que hubiese algún distanciamiento. estaba muy seguro de que el padre no iba a ser capaz de aplicar lo que mandaba la norma del libro de Deuteronomio. por ser el menor. muy a la ligera. Diplomático y buen político: El muchacho menor. lo quería. de regresarse a la casa. Con todos estos tres pases y elementos.

Por ahí iría poco a poco ganándose a los que trabajarían en la casa. que es una de las claves del arrepentimiento. Recapacitando entonces. con el pretexto de que lo recibiera como un empleado más. El muchacho menor. tal vez. se dijo: "Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan. Me pondré en camino adonde está mi padre. Porque lo que determina la decisión de regresarse a la casa. Podría pensarse también. y con posible seguridad. y en la de regresarse. volvería a ganarse al padre… Y ya en esta expresión hay otro opuesto. mientras yo aquí me muero de hambre. ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros”. y nadie le daba de comer. sino en nuestra manera de presentar lo que se está presentando… posible-seguridad. 29 . sin duda. por otra parte. ya no en la parábola. sabía esa verdad. si no.iba a recibir. he pecado contra el cielo y contra ti. y le diré: Padre. de las muchas partes que ya tiene en nuestro análisis. Se podría decir. en ambos casos: en la de irse. Así lo dice la parábola: “Le entraban ganas de llenarse el estómago de las algarrobas que comían los cerdos. Y se iba a valer de eso para entrar por lo bajito a la casa del padre. en que la salida y la partida del muchacho no fue de mala manera. El arrepentimiento es consecuencia del hambre. ¿cómo se explicaría que él pensase mínimamente en regresar y en esperar que lo recibieran? Esta sería una carta bajo la manga que el muchacho tenía. Inteligente. como diciendo tal vez-pero seguro… La realidad… la circunstancia: el hambre: Queda como en tela de juicio el verdadero arrepentimiento del muchacho. Por eso actuaba como actuaba. que es más conveniencia y necesidad que dolor de conciencia. es el hecho de que está pasando hambre.

que. como dice el texto. los israelitas protestan contra Moisés. sea el hambre. cuando lo del éxodo (Ex. sino que. Esto es una gran sorpresa. Los israelitas les decían: «¡Ojalá hubiéramos muerto a manos de Yahvé en la tierra de Egipto cuando nos sentábamos junto a las ollas de carne. Dice el libro del Éxodo. En el caso del éxodo. y 30 . cobran sentido y razón. 2-4). cuando comíamos pan hasta hartarnos! Vosotros nos habéis traído a este desierto para matar de hambre a toda esta asamblea. del que comieron Adán y Eva.La experiencia del Éxodo (Antropología teológica) A este punto de nuestro camino. Entonces. fuera el dolor producido por el hambre. pareciera que es la excusa y el pretexto justificado para fundamentar el regreso. sino también con la experiencia del árbol del bien y del mal. 16. “toda la comunidad de los israelitas empezó a murmurar contra Moisés y Aarón en el desierto. con el hambre del pueblo de Israel. Lo de la ofensa al padre. a él “le entraban ganas de llenarse el estómago de las algarrobas que comían los cerdos. primero y principalmente el hambre. Parece sarcástico e irónico que hayamos descubierto que lo que origina las ganas de regresar del hijo menor de la parábola del hijo pródigo. Porque se ve la relación que existe. No pareciera que fuera un dolor de corazón. o un cargo de conciencia respecto a la ofensa realizada al padre. Y no solamente con el caso de la protesta del pueblo en contra de Moisés. fue. de hecho. Porque tenemos que relacionar el hambre que tenía el muchacho de la parábola. llegamos a una relación interesante. más bien. porque. al respecto. Ya que si del muchacho dependiera. y la experiencia del árbol prohibido. 2-4). entre la parábola del hijo pródigo con el Éxodo.» (Ex. 16. las preguntas que nos hacíamos anteriormente.

es el hijo menor. Al principio quería la herencia para irse a gastarla. Lo dice la parábola: “Se puso en camino adonde estaba su padre”. ¿Estas dos características del hijo pródigo. No es justo. La cosa estaba bien fea para el muchacho. Otra.nadie le daba de comer”. Antes estaba mejor. mientras yo aquí me muero de hambre”. que se lleva a comparar que antes se estaba mejor. No había que esperar. Todo se daba para poder regresar. no estarán relacionadas con la experiencia de algunas de las curaciones por parte de Jesús. Ahora no se está mejor. es que sabe lo que quiere. que nos cuenta el evangelista San Mateo (20. se dijo: "Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan. la necesidad y la urgencia. Y se encuentra una conexión con la experiencia del Éxodo. Una de las características de su personalidad. El padre no lo botó. si se sabe que el cariño es seguro por parte del padre. Además. En la casa de su padre hay comida de sobra. No hay otra que regresar. Estaba pasando hambre. no hay necesidad. se siente la pobreza. es decir. Se estaba pasando trabajo y hambre. Todo a favor del regreso. 2934). Viene. que se abran nuestros ojos”? 31 . la comparación. Mejor se regresa. entonces. es que es decidido. Y. que sea el hambre lo que origina y conlleva la toma de decisión de regresar? Si se está cómodo y bien. No de otra cosa. quiere es tener el estómago lleno y no pasar hambre. Así lo dice el texto: “Recapacitando entonces. en donde Jesús pregunta a los ciegos de Jericó: “¿Qué queréis que os haga?… Dícenle: Señor. Y se regresa. Y todo respecto a la comida. Sobre todo. No lo corrieron de la casa. Ahora. he pecado contra el cielo y contra ti. Se fue porque quiso. Y también la excusa se prestaba para que el regreso fuese un éxito: “Padre. por iniciativa propia. Ahora bien: ¿dónde está lo malo que así sea. Mientras que si se carece. ¿por qué no regresar? Mas. ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros”. definitivamente. Con toda seguridad el consentido.

Saber lo que se quiere es muy importante. El hijo menor estaba muy claro en lo que quería. 32 .

había un reconocimiento de haberse equivocado: “Padre. ya no le era atractivo. he pecado contra el cielo y contra ti. pone distancia. o una especie de castigo: “ya no merezco llamarme hijo tuyo”. fue: “Padre. lo único que le dijo al papa. que era mejor omitir esa otra parte del discurso que se había preparado.El regreso Lo demás se da por sí sólo: “cuando todavía estaba lejos. y le da el abrazo y los besos. las cosas salieron mejor de lo que se esperaba. Por un lado. él mismo se imponía una condición. echando a correr. en ese momento. y no hacía falta. y. Y. Esa condición de distancia estaba de más. Volvía a estar seguro de su punto 33 . en el momento en que se preparó el discurso: “trátame como a uno de tus jornaleros”. como que se dio cuenta. Pero cuando el papá sale. al regreso. Un último detalle del regreso a la casa. ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros”. Se dan tres elementos interesantes en esa reconsideración de la idea del regreso. o quiere ponerla. su padre lo vio y se conmovió. Lo de ir a ocupar el puesto como un empleado o jornalero. porque esa fue la comparación… el muchacho se hizo esta reflexión para decírsela al papa: “Padre. entonces. se le echó al cuello y se puso a besarlo”. y que era el hambre. he pecado contra el cielo y contra ti. ya no merezco llamarme hijo tuyo”. Fiesta y todo por el regreso. Y por último. La parábola dice que el muchacho cuando recapacitó y se dio cuenta de la diferencia suya con la de los empleados de su casa. Por otra parte. Por lo visto. he pecado contra el cielo y contra ti”. es que el muchacho no hizo completa la confesión de “arrepentimiento” al papá.

a diferencia con el hijo mayor. Joseph Ratzinger (Benedicto XVI).fuerte. Pontificia Comisión Bíblica. Todo le salía bien al hijo menor. y lo reconoce. 1979. y Eva. sino que. 15. que el abrazo y los besos lo dicen todo. Roma. Muy distinto hubiera sido si el hijo menor comienza a defenderse. en el libro del Génesis. Adán y Eva lo evaden y echan culpas a otros (cfr. también el libro La culpa es de la vaca). por el contrario le echa la culpa a Eva. en donde Adán no reconoce nada. pues no debemos olvidar que toda la Biblia hay que leerla en sentido de Escritura. no habrá implícitamente una relación con el dato teológico de Adán y Eva. Por supuesto. La Interpretación de la Biblia en la Iglesia. Otro detalle útil de resaltar es. Y aquí podría estar un elemento subyacente en toda la parábola. pp. era el punto débil del papá: estaba seguro de que lo amaba. a la serpiente… y en donde. Pero. Jesús de Nazaret. es decir. ni en reproche. pues dijimos que el muchacho era echao pa’lante y decidido. 15 de abril de 1993). que creó todo? Sin duda que hay alguna relación y referencia a esos datos teológicos. que el padre no le dice nada al muchacho. Juan Pablo II. y no como palabra. realmente. Discurso de su santidad el papa Juan Pablo II sobre la interpretación de la Biblia en la Iglesia. 243-252. en un sentido global y de unidad (cfr. Y hasta se podría decir que volvía a aprovecharse. y que. a su vez. he pecado contra el cielo y contra ti”. a su vez. Estos datos son. ¿En cuanto a lo del reconocimiento del hijo de haberse equivocado en “Padre. San Agustín. en definitiva la culpa es de Dios. 34 . en todo caso. ni en recibimiento. Roma. La ciudad de Dios. solo hay ese detalle como gesto. El hijo menor asume su error. interesantes. Pero en los rasgos de su personalidad no cabe esa característica. 23 de abril de 1993. Acta Apostolicae Sedis LXXI. Sin duda. Roma.

las siguientes citas 1 Crónicas 12. a los doce años. 2). y por eso el evangelista San Lucas 2. Génesis 14. 40. que ya tendría los trece.3. A los veinte años era apto para ir a la guerra. 1. Aunque pareciera que la referencia a doce años. 2 Reyes 21. y habrá alguna diferencia con el hijo menor de la parábola del hijo pródigo. 1 Samuel 30. 1-13. llamado popularmente el hijo pródigo. 42. 20-24. el varón. 17. 1 Reyes 16. en caso del Niño Jesús. 2 Crónicas 3. ¿Sería menor de edad? ¿A qué edad se sería mayor? ¿A qué edad se fue?: A los trece años. y que el padre no pudo someter. y vivía sujeto a ellos”? ¿Habrá alguna referencia implícita en que todavía no era adulto. Éxodo 5. ¿En cuanto a los doce años del Niño Jesús cuando se perdió en el Templo. 23. 26. en el caso del Evangelista San Lucas. habrá alguna referencia a que todavía no tenía los trece. 1-5. 14. a una referencia de nuevo poderío e imperio (cfr. ¿Cuánto tiempo le duraría la fortuna?: 35 . Primer libro de los Macabeos 1. Y la mujer. Números 1. 1-6). 2 Reyes 3. 51 dice que “bajó con ellos y vino a Nazaret. como en el caso del niño en el templo? El caso es que los dos relatos los cuenta el mismo evangelista. 1-17. como de pagar los impuestos o la contribución para el templo. y contado entre los levitas o sacerdotes (cfr. siendo de su exclusividad. 25:5. Nehemías 5. 39-41. 7. 1-6. Éxodo 10. Y son responsables de sus actos y decisiones. Esto podría ser de mucha importancia. Génesis 14. 1. sea. 7-12. por el contrario.La edad del hijo menor Nos preguntábamos sobre la edad del hijo menor.

Si es así. 2. ¿Cuánta sería la parte de la herencia que le correspondió y se llevó.13) pudo vivir? ¿Qué edad tendría cuando se regresó?: Con toda seguridad ya no tenía la misma edad de cuando salió de la casa de su padre. ¿Cuánto tiempo duraría trabajando?: Otro detalle es el tiempo que duraría trabajando en la crianza de los cochinos. y en cuánto tiempo lo gastaría todo? ¿Cuánto tiempo de farra y de vida “libertina” (cfr. y a qué 36 . Hilel. Armand Puig. ya tendría 14 años cuando regresó. Gn. presentó la posibilidad de no perdonar la deuda. Calculemos un año más. además de las que ya se han apuntado. El año séptimo se tenía que dejar descansar la tierra. por ejemplo. y cuánto tiempo tardaría en buscar trabajo. por un año. parece un tema subyacente pero de mucha importancia. 1-3). Lc. sino de no cobrar intereses por ese año. (cfr. y el dato de la edad del muchacho. y cuánto tiempo duraría trabajando? Entonces. tenemos que en 7 días Dios creó el mundo. y al año siguiente volver a contraer la deuda habida. entonces. El día séptimo era el día de precepto y descanso según la Ley. por medida pequeña. y vio que todo estaba bien (cfr. ¿En cuánto tiempo gastaría su fortuna. 14 es múltiplo de 7. una biografía). Y 7 es un número de mucha importancia para la cultura judía. y qué tan grande sería ese dinero. Jesús. 15. Y si se fue a los trece.Otro detalle sería preguntarnos sobre la fortuna misma y su grosor. El día séptimo descansó de todo cuanto había hecho. Esto nos lleva a preguntar algunas cosas elementales. Al séptimo año un judío estaba en la obligación de perdonar la deuda a su vecino judío (aunque después el maestro de la Ley. Así es válido cuestionar sobre a qué edad se toma conciencia de sus propios actos. el dato del tiempo. Así.

así. viejo-nuevo.6.51). sólo con el libro del Génesis. y. seguimos encontrando los opuestos: Tierra-mares (seco-agua.. etc. señor-esclavo. cruz-vida.. día-noche. árbol de la ciencia del bien y del mal (Gn. macho-hembra (cfr. Pareciera que esa referencia del tiempo es importante. queda todo aclarado: Eclesiastés 3 (sin obviar todo el capítulo 2 del mismo libro del Eclesiastés. subir-bajar (Jn.47. entender-no entender.edad tomó conciencia el hijo menor.. por supuesto). todos los Evangelios). Adán-Eva. tiempo para recoger. oír-guardar. 2.). ¿Habrá alguna relación con el tiempo-destiempo del libro del Eclesiastés7. luz (vida)-tiniebla (muerte). verdad-mentira. vid-sarmiento. 1. 37 . En los mismos Evangelios: luz-tinieblas (cfr. vida-muerte. y otros muchos). Padre-Hijo (cfr. ver-no ver. 8. así. tiempo para tirar piedras. judío-pagano. 1. con el famoso de tiempo-tiempo (tiempo-destiempo). a qué edad relacionó su experiencia actual con la anterior. Y. asalariado-dueño. Gn. en donde hay un gran resumen de los opuestos. carne-espíritu (Jn. oír-no oír. Abel-Caín. 44. 1.. uno-legión. por lo menos comía bueno y barato… Por otro lado. es decir en lo de hay tiempo para sembrar.9). Para no seguir detallando los opuestos. Si seguimos. 3. Gn. en toda la Biblia. luz-oscuridad. Edén-desierto.10). prólogo de San Juan). poblado-desierto. sobre todo. y las condiciones físicas del viejo. 1.? 7 Ya. nacimiento-muerte. en ese solo extracto del libro del Génesis hay varios opuestos: cielos-tierra. cruz-resurrección. tiempo para recogerlas. citemos el libro del Eclesiastés.27). verdad-engaño (Jn. siervoamigo. en donde. tendríamos que preguntarnos la edad del padre. siervo-amo.

se toma partido desde un comienzo. El no haber querido entrar. y por la actitud que asumió cuando regreso el hermano menor. Ser el hijo menor tenía sus ventajas. de buenas a primeras a la casa. Desde nuestro análisis. Por lo general. No sucedía lo mismo con el hijo mayor. Casi siempre se piensa que era un egoísta. le crean una mala impresión. astuto y decidido que era el hijo menor. Tremenda responsabilidad. por lo visto. ¿Qué ventajas tenía ser el primogénito en una familia judía? ¿Qué obligaciones. es que tenía que ser el modelo de la familia. Al igual que se hizo con el hijo menor. Sobre todo. al buscar algunas características de su personalidad. Este muchacho pareciera tener todas las de perder. si tenía o no razón para asumir la posición que tomó cuando lo del regreso del hermano. entre otras cosas. no se deja uno de sorprender al ver lo inteligente. 38 . Es el primogénito: Comencemos del comienzo. veamos qué hay de sorprendente y novedoso en el comportamiento del hijo mayor. Las cosas parecen no favorecerle. Y ver. deberes y derechos tenía ser el hijo mayor? Para empezar. Pero. Tenía que ser el ejemplo a seguir. Y todo porque es el hijo mayor.El hijo mayor Ahora veamos al hijo mayor. Se engrandece el amor del padre y su preferencia desmedida por el hijo menor. Y todo le salía de maravilla. Sorprendentemente calculador. inicialmente. tras la música y la fiesta. Y más en aquella familia. cuando se trata del regreso del “pequeño de la casa”. hagamos igual con el hermano mayor. Le crean mala fama.

Porque hasta en ese relato es clara la preferencia por uno de los dos por parte de Dios. según el libro de Deuteronomio 21. cuando sus beneficios y sus conveniencias se ven perjudicadas. Y vuelve a repetirse en la parábola del hijo pródigo la preferencia por el 39 . Él deberá reconocer como primogénito al hijo de la mujer que no ama. aun cuando fuera hijo de una mujer que no amara. Aquí cabría inmediatamente una pregunta: ¿sería esa realidad la que no le daba seguridad al hijo mayor. desde un comienzo. si la pudiese haber tenido el hijo menor. Porque ese detalle no lo especifica la parábola. el primogénito tenía derecho a la herencia. en cambio. ya le correspondía detentar el derecho de la progenitura. no podrá considerar como primogénito al hijo de la mujer que ama. 16). y. ¿No tendría ya el hijo mayor una desventaja respecto al hermano menor. y por eso le corresponde el derecho de primogenitura. como en el caso de Abraham-Sara y Agar-Ismael? (cfr.En cuanto a los derechos. Decía la norma: Si un hombre que tiene dos mujeres. que gozaba de la predilección del papá? Persona pasiva. en caso de que el hijo mayor de la parábola del hijo pródigo haya sido hijo de una mujer no amada. Y es aquí cuando se descubre una natural rivalidad. Tal vez. y las dos le dan hijos. ama a una y a la otra no. Tal vez. cuando reparta la herencia entre sus hijos. Era simplemente el hijo mayor. Sólo se le ve activo al final. que era evidente. que podría estar plasmada en la experiencia bíblica de Caín y Abel. porque este hijo es el primer fruto de su vigor. tal vez esclava: Eso. Pero si fuera el primogénito. por el solo hecho de serlo. tal vez persona modelo de hijo: No se puede negar que hay en el hermano mayor una cierta pasividad. pero el primogénito es hijo de la mujer que no ama. Hijo de madre desconocida. 15-17. en perjuicio del verdadero primogénito. aparentemente según la parábola. Gn. en relación al padre. dándole dos partes de todo lo que posee.

reclamando que no había sido valorado por su ejemplo? ¿Va a tener preferencias y va a ser injusto. 4. y por méritos ya tiene más que suficientes para merecer todo el respeto y consideración? ¿Estaba.hijo menor. él. y de la evidente preferencia por uno de ellos? En la parábola el hijo mayor sale favorecido. acaso. y cuando ha venido ese hijo tuyo que se ha comido tus bienes con malas mujeres. le matas el ternero cebado”. simplemente. era el ejemplo y el modelo de la familia? 40 . Hace valer sus derechos: La postura del hijo mayor es de admirar. ¿Dónde está lo malo que el muchacho mayor manifestara su malestar? ¿No estaría resaltándole al padre el hecho de su fidelidad y sumisión. el mayor. que podrían verse como bondad de hijo? ¿No sería. el contenido de la revelación del libro del Génesis? ¿Habrá conexión con el contenido de la parábola. a mi nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos. No más. el hijo modelo? ¿No estaría. y los lugares eran que. el hijo bueno. desde este nuevo enfoque. si de comportamiento se trata. específicamente en el caso de los dos hijos. teológicamente. por lo menos. el muchacho se negó a entrar a la fiesta. Ya que el hijo mayor muestra su inconformidad con la realidad que estaba pasando en su casa. al matar al hermano. 1-2) y el preferido Abel. Gen. siendo el mayor Caín (cfr. en cambio. y con su papá. o no estaba en su derecho de decir lo que dijo al buscar poner las cosas en sus respectivos lugares. Mientras que en la parábola del hijo pródigo. el hermano menor era un despilfarrador y mal hijo. al decirle. porque en el libro de Génesis. que: “Mira: en tantos años como te sirvo. ¿No se estará repitiendo. sin desobedecer nunca una orden tuya. Caín se toma las cosas más en serio. en este momento. como en el caso de Caín y Abel.

Victima de una injusticia Se complica la parábola. Pero nos abre nuevos horizontes. Pareciera que prevalecieran las contradicciones, tanto en el caso de Caín y Abel, como en el caso del hijo mayor y el hermano menor, en relación a la preferencia del padre. Es evidente que no encuadran con lo debe ser lógico en el orden de las cosas. Esta puede ser la gran sorpresa del contenido de la parábola del hijo pródigo, sobre todo, teniendo en cuenta que el único evangelista que cuenta esta parábola es San Lucas. Y conociendo la temática de este autor no es de extrañar su rica y entrelazada relación compendiada con todo el Antiguo Testamento. De hecho, es propio del evangelio de San Lucas encontrar compendios comprensivos del Antiguo Testamento colocados como continuación en su temática cristológica. Así, encontramos en el evangelio de San Lucas, en el caso de la Virgen María, por citar uno, una estrecha conexión con los textos del Antiguo Testamento (cfr. 1 Sam. 2, 1-10), que en la temática de San Lucas es continuación y prolongación8. La justicia-injusticia: mayor complicación: Es, en todo caso, desconcertante el rompimiento de toda lógica humana el procedimiento de Dios, en el caso de sus preferencias. Ya queda pautado así desde un comienzo con la historia (o cuento teológico) de Caín y Abel, y la preferencia de Dios. Pareciera que se confirmara con la aplicación profunda de la parábola del hijo pródigo. Y hasta se pudiera encontrar alguna conexión con el libro de Job, al relacionar a Job con el hermano mayor, en una injusticia a todas vista más que clara, por lo menos considerada por el propio hermano mayor. Si es así, es, entonces, una sorpresa maravillosa lo que contiene esta parábola. Entonces,
8

Véase, por ejemplo la continuidad de Salmos 2, 18; Isaías 61, 10; Levítico 18, 3; Salmos 18, 3;; Isaías 40, 29; Salmos 113, 9; Isaías 54, 1; 2 Reyes 5, 7; Deuteronomio 32, 39; Sabiduría 16, 13; Tobías 131, 2; Job 9, 6; 38, 6; Salmos 98, 9

41

el tema principal de la parábola del hijo pródigo es la contradicción de Dios, según los parámetros humanos. Porque se rompe toda lógica. El hermano mayor, como victima y afectado en sus patrones de comportamiento, no es otra cosa que el mismo Job, a quien le cometen una gran injusticia. Y esto es un misterio que no tiene respuesta ni explicación. De allí, que como recurso literario, se busque personificar en forma de cuento en el caso de Job, y en forma de parábola en el hermano mayor de la parábola del hijo pródigo, para buscar explicación a lo que como injusticia no tiene sentido desde cualquier explicación humana, sino como “MISTERIO”. Sorpresa de sorpresas. Ahora se podría entender lo que dice el libro del Eclesiástico 39, 1-4, cuando dice que las parábolas son enigmas9, y que hay que intentar penetrar en ellos. Y esta parábola es más que un enigma. Es un hechizo que envuelve y subyuga al comprender (el primer elemento de la aplicación del método judío de oración: Jojmá: intuición, o sabiduría) lo que se está comprendiendo (el segundo paso del método judío: Biná: entendimiento), para quedarnos cada vez más sorprendidos (el tercer paso del método judío del dáat: dáat, propiamente)10. Desde nuestro análisis, ciertamente, esto es un descubrimiento y una maravillosa sorpresa. Además, se trata de oír y no oír, de ver y no ver, por eso el significado profundo de las parábolas, como responde Jesús a sus apóstoles de por qué hablaba en parábolas, según el mismo San Lucas 8, 10 y sus paralelos, aplicándose una vez más un opuesto, como patrón de interpretación (oír-no oír; ver-no ver). Pero, volvamos en lo que íbamos.

9

“el que consagra su vida a reflexionar sobre la Ley del Altísimo… busca la sabiduría de todos los antiguos y dedica su tiempo a estudiar las profecías; conserva los dichos de los hombres famosos y penetra en las sutilezas de las parábolas; indaga el sentido oculto de los proverbios y estudia sin cesar las sentencias enigmáticas. Presta servicio entre los grandes y se lo ve en la presencia de los jefes; viaja por países extranjero, porque conoce por experiencia lo bueno y lo malo de los hombres” (Eclesiástico 39, 1-4; las negrillas son mías). Véase también Salm. 78, 2. 10 O sería lo mismo que “escucha Israel, amarás al Señor tu Dios…”

42

Víctima de intereses de familia: Por otra parte, por ser el hijo mayor gozaba de la progenitura. Pero no por eso era una garantía, porque la podía perder, como en el caso de Jacob y Esaú (cfr. Gen. 27). Y este nuevo elemento vuelve a colocarnos en un hallazgo que nos hace ver la parábola del hijo pródigo con más respeto y admiración. Precisamente, porque hay muchos elementos implícitos y fascinantes. Es, entonces, cuando comienza a aparecer un personaje no nombrado para nada en la parábola, y que es posible su existencia, desde estas nuevas perspectivas. Es el puesto de la mujer o de las mujeres del padre de los dos hijos de la parábola del hijo pródigo. Porque, no es de descartarse la posibilidad de que hayan sido hijos en diferentes madres, como en el caso de Abraham-Agar-Sara, e Ismael-Isaac (cfr. Gn. 16). Eso es posible. Pero en el caso de que no haya sido así, sino que ambos hayan sido de una misma madre, no podemos pasar por alto la experiencia de la usurpación de la progenitura en el caso de Esaú, a quien le fue robada por parte de Jacob, con total y absoluta complicidad y obra de la madre, Rebeca. ¿Y, si en el caso de la parábola del hijo pródigo, la madre se confabularía a favor del hijo menor, en desventaja hacia el hijo mayor? Esa posibilidad abre mucho camino. Y ayuda a comprender un poco al hermano mayor. No tanto porque el hijo menor le hubiese usurpado la progenitura al hermano mayor, sino porque el menor se hubiese adelantado para sacar ventaja, como ventaja había sacado Jacob en la historia de la bendición de Isaac a Esaú, como iniciativa y obra de Rebeca (cfr. Gn. 16:1-4, 15). La injusticia, tema recurrente en la Biblia: Se complican las cosas. Pero abren horizontes para comprender, tal vez, un poco al hermano mayor. Tal vez, el hijo mayor debería pasar de ser juzgado como egoísta, a ser visto, más bien, como victima de las circunstancias. Y ¿qué relación habrá de fondo con el libro de Job, en donde el personaje también es victima de una injusticia?
43

15. como en el caso de Caín y Abel. Un detalle que hace la diferencia con el recibimiento del hijo menor. en donde ninguno de los apostadores reconoce. 22-23). 1-6). También lo hace el hijo mayor de la parábola. Como con el hijo mayor. Y el gesto. que no conocía a Dios. Sólo el gesto de amor. Daniel Albarrán. 6ss). como: ¿Será lo de que la misericordia de Dios. es que cuando comienza la parábola a hablar propiamente de él. Allá se da el recibimiento. que sucede un diálogo entre el hijo mayor y el padre. 6ss. ni haber perdido. Las cosas no estaban claras. Mientras que con el hijo mayor hay un diálogo y un gesto (cfr. al mismo tiempo. en la apuesta de Dios con el Satán (cfr. Y eso que ambos eran modelos y ejemplos. 15. Dios apabulla a Job con la muestra de su poderío (cfr. igualmente. en el diálogo. y no lo han visto sus ojos. y no hay palabras para el hijo menor. 44 . 15. 42. Jb. a pesar de que Job no es reconocido en la injusticia que se le estaba cometiendo por parte de Dios. es la espera por la respuesta. y en la que Job reclama.Job reclama su derecho. ¿No estará latente la misma idea en ambos casos? Pareciera que si. 25). Los zapatos de Job). sino la orden para que le pongan el anillo y lo vistan bien (cfr. esas son las palabras. por parte del padre en relación al hijo mayor es. Jb 1. dice que “estaba en el campo” (cfr. sin palabras. No sucede igual con el hijo menor. 1. fruto de una apuesta. Jb. Lc. ni haber ganado. Tampoco para el hijo mayor. Otro detalle en cuanto al hijo mayor. surgen muchas preguntas y cuestionamientos. El diálogo es para que el hijo mayor reconsidere su postura. Job reconoce y descubre. 31). Ante esa realidad. según Job. En el caso de Esaú y de Jacob. su derecho. A este punto de nuestro avance. sino de oídas. Cosa que no se da con el hijo menor. Lc. Lc. igual sucede con Job: hay un diálogo y una espera. con la ayuda de Rebeca. y por el contrario. ni siquiera de tener otra reunión para deshacer o por dar por terminada la apuesta (cfr. es un misterio? ¿Será que se sigue la idea en la parábola de la aparente injusticia de Dios. como para comprender que Dios nunca va a reconocer que se está cometiendo con su situación una gran injusticia. en cuanto a lo de la preferencia del sacrificio que estos hacían? Una cosa queda clara: la astucia. en el caso del padre de los dos muchachos.

en donde pareciera que hay conexión del hijo mayor con la experiencia de la cruz de Jesús? 45 . que supera toda dimensión de comprensión humana. Además. respecto a la manipulación del padre. el mismo Jesús en algunas de las parábolas exalta la astucia y la viveza. en ambos casos hay una objeción. justamente. y en uno se es benevolente. También queda claro la astucia del hijo menor. la venta de la progenitura de Esaú por un guiso (cfr. 24-28). 16:1-4. 27). en relación a la objeción en la comparación con el padre de Juan el Bautista. ¿Habrá alguna relación con la exclusión del hijo mayor de Abraham en la esclava. 25. en donde la injusticia de Dios es. o en la parábola del administrador astuto (cfr. para sacar ventajas. su propia justicia. la historia de Abraham que hace pasar a su mujer como su hermana ante el Faraón (cfr. el tema de la astucia es un tema presente en toda la Biblia. pareciera ser la misma experiencia de Job. 12. Gn. que a su vez.la madre. 5-38). 10-20). en donde la madre de Isaac expulsa a la madre de Ismael? (cfr. Gn. en el que Jacob agarraba el talón de Esaú (cfr. en el caso del grito en la cruz? ¿No será la misma experiencia del hermano-hijo mayor de la parábola del hijo pródigo. Gn. y sobre esa astucia se basa toda la historia del pueblo de Israel. con la de Jesús en la cruz. Lc. 29-34). 15). Lc. por ejemplo. 1. en el caso de Ismael e Isaac. al quedarse mudo (cfr. Por otro lado. 25. y todo ello oculto y dicho en esa maravillosa parábola. Gn. 16. Gn. 1-13). ¿No se dará esa misma experiencia en Jesús. la usurpación de la progenitura por parte de Jacob (cfr. Además. que es “misericordia”. Véase. como en el caso de la misma parábola del hijo pródigo. hay otra gran injusticia en el caso de María la Virgen en la anunciación. y en el otro se recibe un castigo. etc. el caso del nacimiento de Esaú y de Jacob.

Yo no cuento para ti. La experiencia bíblica del guardar distancia para hacer la diferencia también se da en el caso de Adán y Eva. se veía una injusticia.” (Gen. entonces. se lanzó Caín contra su hermano Abel y lo mató. y que es mala conducta. la preferencia determinaba la progenitura. Podría verse también como si le estuviera diciendo: ese hijo tuyo. poniendo las cosas en su justo lugar. no en sentido literal. en forma de reproche “ese hijo tuyo”. según Génesis 4. Tal vez. Se marca la distancia en ambos casos. “ese es tu consentido”. que es muy distinto a mí. de progenitura. igualmente. que podría ser la máxima del 46 . sino como ofensa o reclamo al propio padre. Y en ambos casos. le habla al padre en forma de reproche al marcar distancia. No quiere sumarse en la celebración. El reclamo del hijo mayor: El reproche del hijo mayor puede verse también como una bofetada. Adán se desmarca de Eva y le dice a Dios: “La mujer que me diste por compañera me dio del árbol y comí.» Y cuando estaban en el campo. Por eso es así. Porque en ambos casos se trata. y no quiere entrar a la fiesta. porque tú lo malcriaste. es así. cuando después de haber comido del árbol del bien y del mal. Y podría verse un reclamo y un recordatorio. Y aquí. ¿Soy yo acaso el guarda de mi hermano?”. dijo a su hermano Abel: «Vamos fuera. aparece en otra forma la misma expresión que Caín usa cuando Dios le pregunta por Abel. Le dice. 8-9: “Caín. en relación al hijo menor. yo no”. Ese distanciamiento se repite en la parábola del hijo pródigo. Como diciendo: “ese si es hijo tuyo. 3. como de preferencias.El alegato del hijo mayor El caso es que el hijo mayor manifiesta su inconformidad con el comportamiento de su padre. Tú eres el culpable.9). Suena a reproche. según se dijo. por supuesto. Yahvé dijo a Caín: «¿Dónde está tu hermano Abel? Contestó: «No sé. Por eso actúa así. Y.

Restauración de las cosas: Un nuevo elemento aparece en el final de la parábola. a pesar de toda las contrariedades para el hermano mayor. Si el padre no lo recibía tenía que denunciarlo. hijo consentido. o lo recibía. Con esa 47 . al decirle: “Hijo. Era mejor recibirlo. Y lo coronan con anillo y sandalias nuevas. y te dará sorpresas. era su hijo. para colmos de la contradicción. tenía que denunciarlo. Y lo amaba. en la ironía que ya contiene la viveza y la astucia del hijo menor. Recibe al hijo y queda bien con la sociedad. de lo que es muy común en las Sagradas Escrituras. Y volvía a perder-ganando el padre. en detrimento del derecho burlado del hermano mayor. Un doble dolor. vuelve un opuesto. Triste y cruel para el hermano mayor. Inteligente y astuto. entre ellos el fracaso como padre. el menor. juega con él. Es el hecho de la afirmación y confirmación del papá hacia el hijo mayor. Volvía a ganar el hijo menor.libro del Eclesiástico (30. para remates de males. No rías con él. tú siempre estás conmigo. Vuelve el hijo menor a sacar ventaja y vuelve a salir airoso y con las suyas. O sea. sale indócil. de lo contrario tiene que reconocer que su hijo menor es mala conducta y mala cabeza. que es muy bonito y útil de resaltar. sin duda. Mucho. para no llorar y acabar rechinando de dientes”. Halaga a tu hijo. Como para sacarle en cara al hermano mayor que era clara la burla. Consentido o no. y te traerá pesares. Porque. Una doble afrenta para el padre. Como diciendo. Esa posibilidad comprometía más al padre. 7-13). y todo lo mío es tuyo”. Y descarada. Y con ello. y hacer fiesta porque había regresado. Era mejor recibirlo. porque. según la ley. Si no lo recibía. era mejor hacer como si el hijo se había ido de viaje sin haber dado problemas en la casa. o no lo recibía. al recordarle la sentencia: “Caballo no domado. Eso significaría la muerte del hijo y el reconocimiento por parte del padre de haberlo mal criado. sale libertino. Así todo quedaba arreglado. por sobre todo. Era mejor hacer una fiesta por su regreso. el muchacho menor.

y lo hemos encontrado”. el hermano mayor. que al final es restituido en todo. porque la herencia había sido repartida cuando el menor había hecho la petición. ya el hijo menor se llevó lo suyo. En esa afirmación del papá. pues no podría denunciar a su hijo menor. Muy bonita confirmación que debería darle mucha seguridad al hijo mayor. Y lo que quedaba era del hijo mayor. tiene estrecha relación esta parábola con el libro de Job. Para alegría en este estudio y análisis. Por eso le dice: “porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido. No se puede negar. estaba perdido.afirmación podría considerarse dos cosas: por un lado. Entre “ese hijo tuyo” y él. muchacho…. podría estar diciéndole esas cosas al papá? Como diciéndole: “No seas tontito. El hermano mayor coloca las cosas en el orden que tenían que estar. entonces. él la tiene segura por ser el hijo mayor. Bonito. Es decir. sería una petición por parte del padre al hijo mayor de que comprendiera el aprieto en que se hallaba él como padre. Por eso marca la distancia. Hermoso ese descubrimiento implícito de la parábola del hijo pródigo. Quédate tranquilo. La hay. Entonces. Había repartido la herencia. si es por la progenitura. que el hijo mayor no haga problemas. que todo lo tuyo está seguro”. que seda. aparece el padre. porque. porque se estaba presentando esa relación con mucha timidez y temor. El recordatorio del Padre: Viene la parte final de la parábola. y lo que queda es todo del hijo mayor. Además. que acepte al hermano. Y aquí vuelve a aparecer el personaje de Job. que ya le ha pedido que “por favor. Esta confirmación de esa conexión entre Job y el hijo mayor nos entusiasma. hay una gran diferencia. ¿Dónde estaba el problema que el hermano mayor estaba haciendo. que entienda que la cosa es muy complicada”. Pero no se puede negar que están en la misma conexión. Esa parte de la parábola es muy tierna y consoladora para el muchacho mayor. podría considerarse la idea de que ya la herencia está repartida. Entonces. hay 48 . A cada uno le había dado lo que correspondía. Por otra parte.

es en todo el sentido de la palabra. hay que explicar que no se fue de viaje de buena manera. El padre depende de la decisión del hijo mayor: Ahora. y 49 . por consecuencia legal. en su no explicación de por qué lo había puesto en la situación que lo tenía. lo era? ¿Dónde está el mal de ser bueno. Ahora bien. con todo y todo? Igual que en el caso de Job… ¿Dónde está su mal. y no era fiel. Porque si no lo acepta. Es el bueno. en algo tiene el padre las de perder en esa situación. también el padre va a tener que dar cuentas a la justicia de los ancianos del pueblo. es el hermano mayor el bueno. a convencerlo de qué. Esto hace ver al padre doblemente comprometido. “Si lo aceptas y lo recibes como tu hermano. a hablar de qué. Y al decir el bueno. era en todo un hombre ejemplar. Siempre hemos mirado como egoísta al hermano mayor. y el hijo mayor era bueno y fiel. si Job. como se hallaba Dios frente a Job. como fiel el hijo mayor de la parábola? ¿Dónde está el mal que se le atribuye al hijo mayor? El jardín del Edén: En esta última parte de la parábola del hijo pródigo hay una reminiscencia bíblico-teológica que es necesario resaltar. que siempre ha tenido las de perder. respecto al hijo mayor. acaso. sino que era mala conducta. ¿En verdad. me haces un favor a mí”. y. acaso. ¿A persuadirlo de qué. entonces. la fidelidad referida a la relación pueblo escogido-Yahvé. aun cuando la primera idea que nos hacemos del hermano mayor es que es egoísta. frente a la astucia y viveza del hijo menor. Además de todo lo que se la ha hecho en su perjuicio… Pero. Al padre decirle al hijo mayor “Hijo. No está malo ser bueno. Ahora. Por eso “su padre salió e intentaba persuadirlo”. las cosas cambian de perspectiva y de enfoque. Pero no. Aquí hay que reconsiderar la postura que asumimos frente al hijo mayor. Todo dependía del hermano mayor. a pactar qué? Es el colmo.ya una petición doble. tú siempre estás conmigo. Job en su situación. casi pareciera que le estuviera diciendo. dice la parábola. en la fidelidad? ¿No es.

es decir. pero donde existía el recordatorio del árbol prohibido. no pases el límite. la sonata in fuga de Joan Sebastian Bach. para enmudecer. porque hemos llegado a lo máximo. Por eso dice la parábola que “su padre salió e intentaba persuadirlo”. del que no deberían comer. Por eso. Porque es un patrimonio cultural también la parábola del hijo pródigo. Eres el dueño.todo lo mío es tuyo”. Cuidado hijo. nada más. como si fuese una pieza musical de esos clásicos que posee la humanidad como patrimonio cultural. Todo te está permitido. Génesis 2. A este punto. o el aleluya de Händel (en el caso de dárnosla de finos y cultos. pero tipo fanfarria repetitivamente. Frénate. le corresponde a todas las culturas y civilizaciones de todos los tiempos. 50 . porque podría un redoblar de tambores y de maracas). que es teológico: Cuidado. es sublime el momento del encuentro del padre con el hijo mayor. entre el recordatorio del árbol prohibido y su libertad de escoger. Y es para llorar. sin embargo. Momento sublime es este el de la parábola. en donde a Adán y a Eva les estaba permitido todo (cfr. “su padre salió e intentaba persuadirlo”. 7-10. En este punto de la parábola el padre está haciéndole al hijo un recordatorio. cuando en este momento de la parábola debe irrumpir. Ahora le correspondía al hijo mayor decidir. 15-17). porque es el momento culmen y de éxtasis de la parábola del hijo pródigo. el hijo mayor estaba en toda la frontera. hay implícitamente una conexión con la experiencia del Jardín del Edén. Por eso es patrimonio. Eres libre. pero párate. Y se está repitiendo teológicamente la experiencia bíblica del Jardín del Edén y la experiencia del pecado. Si es bonito y enternecedor el recibimiento y el abrazo del padre y del hijo menor en el regreso. Es entonces.

habría que levantarse y aplaudir a rabiar. y desde ahí retornar suavemente y con dulzura a la cotidianidad de la vida diaria. con los pies y con las manos. con el recordatorio del Jardín del Edén. en manos de una mente prodigiosa que las enlaza para llevarnos al éxtasis. a pesar de lo enternecedor que pueda resultar el abrazo entre el padre y el hijo menor. Todo bien calculado. y en lo mucho que se ha insistido en ese detalle. de donde se había sido expulsado. Era yo el que empañaba el Consejo con razones sin sentido. frente al apabullamiento de Dios por el misterio de lo creado y con su reconocimiento humilde y realista. en el momento del diálogo entre el padre y el hijo mayor. Y mejor de lo que se esperaba. Sí. En ese momento del abrazo habría que aplaudir por la jugada perfecta del hijo menor. para redimir la historia de Adán y Eva. porque es el diálogo y el encuentro entre el bien y el bien y el uso de la libertad. pero transformados interiormente por el influjo penetrante de la gloria experimentada en la experiencia recién vivida de amor eterno… Maravillosa la parábola del hijo pródigo. al mismo tiempo. Y maravilloso este autoencuentro en ese encuentro maravilloso… Justo aquí debería sonar la fanfarria musical para resaltar la parte más importante de la parábola. Y todo en clave de misterio para quedar enmudecido como lo quedara Job (42. Aquí está lo máximo y la plenitud de la parábola. con chiflido y griterío alborozado. Una jugada perfecta de astucia y de inteligencia.Momento culmen de la parábola A partir de ahí comienza el silencio descendente del espíritu que ha disfrutado toda la secuencia de las notas musicales entretejidas sabiamente. Le había salido todo muy bien. para ser dueños otra vez del Jardín. al decir: Sé que eres todopoderoso: ningún proyecto te es irrealizable. en donde vuelven a encontrarse el Creador y la criatura. 2-6). Pero. 51 .

porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido. Y. tanto el abrazo del padre y el hijo menor que regresa. mas ahora te han visto mis ojos. estaba perdido. Con ello está colocando en su lugar a su hijo como hijo. en el primer caso. para colocar en igualdad de condiciones a los dos hijos. el padre recupera su autoridad y respeto. 6a). “cuando todavía estaba lejos. su padre lo vio y se conmovió. Dives in misericordia. Y dignificándolos en sus puestos como hijos. tú siempre estás conmigo. y en el segundo. su realidad de padre reafirmada en su relación con sus dos hijos. dice la parábola que. y todo lo mío es tuyo”. traed el ternero cebado y matadlo”. el padre reitera su condición de padre. Dives in misericordia. Así lo dice maravillosamente la parábola: “Pero el padre dijo a sus criados: "Sacad en seguida el mejor traje y vestidlo. ni en su preferencia. los dos momentos son muy importantes en la parábola. Ambos son de igual importancia. Por eso. Simultáneamente. porque ambos son hijos del mismo padre. y 52 . es fiel a su paternidad (cfr. que el padre dijo: “deberías alegrarte. sin hacer diferencia mantiene la misma línea de acción del padre. dice: “El padre le dijo: "Hijo. y. pero. el padre reafirma lo que pudiese haberse desviado en su sentido e importancia. y a ambos les reitera su dignidad de hijos. Por eso me retracto y me arrepiento en el polvo y la ceniza. echando a correr. Yo te conocía sólo de oídas. en el caso del hijo mayor. en donde el segundo momento es la parte comprensiva en su totalidad. al decir de la misma parábola. Como se mantiene la misma acción y se reitera en ambos casos la misma realidad. sin ninguna diferencia de uno y otro (cfr. Así. y así. 6ª)). de maravillas que me superan y que ignoro. Los dos en igual intensidad.he hablado de grandezas que no entiendo. así. ni en su predilección. sin perder en nada. siendo fiel a su amor. sin perder en nada. (que nunca había perdido). como el encuentro en el diálogo del padre con el hijo mayor. ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies. se le echó al cuello y se puso a besarlo”(al hijo menor). la misma parábola. la misma parábola dice que “su padre salió e intentaba persuadirlo” (al hijo mayor). No uno más que el otro.

El hijo menor regresa y le hacen un banquete: matan para él “el ternero cebado”. Y no sólo de la parábola. al reconocerles su dignidad y filiación y paternidad. Queda. sino todo el compendio comprensivo de la revelación. el padre da el mismo trato a los dos hijos. ¡Bella la parábola del hijo pródigo! ¡Exquisita…. En la parábola del hijo pródigo en la invitación del padre a ambos hijos para comer. que es el centro de todo el encuentro y desencuentro de la parábola. 16-17). para quien habían matado “el ternero cebado”. porque el día que comieres de él. los hijos (que son hermanos) y el padre. sin discontinuidad ni ruptura. Interesante esa conexión. Llama la atención la referencia constante a la misma idea: la comida. todo en su lugar: el padre y los hijos. así. sino estrechamente unido. mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás.! Un detalle que no se puede omitir en este final del análisis. pero. Está clarita la misma idea de la comida. no. En la parábola hay una insistencia. Y cuando el hijo mayor regresa el alegato es. y. fue por una comida: “De cualquier árbol del jardín puedes comer. su puesto en la familia. dice la parábola. el dadivoso. Y no quería entrar a la fiesta que le daban a su hermano. morirás sin remedio”. así. mientras yo aquí me muero de hambre”. y es el hecho de la comida. en el caso del hijo mayor. igualmente. En Génesis se puede comer de todo. Quedando así la conexión del evangelista San Lucas con la parábola del hijo pródigo en unidad de revelación con el libro del Génesis. En el caso de la parábola del hijo pródigo (el despilfarrador. se repite la idea de la comida: “Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan. el desprendido). el recordatorio de no pasar las fronteras. Pero más interesante cuando inmediatamente se piensa en la 53 .lo hemos encontrado”. Y. en este caso. en que todo era suyo por ser siempre fiel. y en el otro. al mismo tiempo. En el caso del Génesis (2. reconocido en uno con el anillo y las sandalias nuevas. En el libro del Génesis y en el evangelio de San Lucas. igualmente la comida: “a mi nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos”. En Génesis con la prohibición de no comer. pero hay una prohibición que del árbol prohibido.

sino como hijo obediente. en donde vuelve a realizarse el escenario justo en una comida. el cuadro de Rembrandt. El regreso del hijo pródigo. son unas reflexiones que el autor hace frente a la experiencia subjetiva y personal ante el cuadro de Rembrandt. No se puede negar. se marchó a un país lejano dejó todo lo que tenía y volvió con su cruz a casa del Padre. como dice el mismo Nouwen. y que por otra parte. Nouwen. M. 1992). Editorial y Distribuidora. por supuesto. Nouwen: “Me estoy acercando ya al misterio de que el propio Jesús se convirtiera en hijo pródigo para nuestra salvación. sirvió para llevar de nuevo a casa a todos los hijos perdidos de Dios. Henri Nouwen. no deja de ser una visión muy espiritualista. En este sentido. PPC. sin olvidar que. no deja de ser una experiencia subjetiva y muy enriquecedora respecto al cuadro. 27ª edición.última cena de Jesús con sus discípulos. al fin y al cabo. Abandonó la casa de su Padre celestial. Es sólo una manera de ver. hace la relación de Jesús como el hijo pródigo. vivió el largo y doloroso camino que describe”… “ Considerar a Jesús como el hijo pródigo va más allá de la interpretación tradicional de la parábola. no como hijo rebelde. Habría que hacer un estudio detallado de ese triángulo: Génesis-parábola del hijo pródigo-última Cena (Eucaristía). Sin embargo. tan solo que cite a Nouwen. Es de hacer notar que en ninguna otra parte y ningún otro autor. que es muy enriquecedor el aporte que hace Nouwen en su libro al detallar. meditaciones ante un cuadro de Rembrandt. algunos autores/pensadores hacen la relación del hijo pródigo con Jesús. Dice. esconde un gran secreto. en su visión y experiencia frente al cuadro de Rembrandt. Madrid. a pesar de la gran popularidad que ha tenido ese libro (Henri J. que contó la historia a los que le criticaban por tratar con pecadores. Todo lo que hizo. con todo su recorrido biográfico. SA. En ningún documento oficial del Magisterio de la Iglesia aparece esa relación Jesús-Hijo pródigo. sin embargo. El mismo Jesús. como lo hace. Pero esa relación parece muy forzada. como por ejemplo. Poco a poco voy 54 . y si seguimos lo que hemos descubierto en este estudio y análisis.

titulado. descubre cosas que ayudan a comprender algunas cosas útiles de considerar respecto a sus ideas. tanto la de Rembrandt. Queda en el supuesto. Wounded Prophet. que mi casa y la casa de Jesús son una.1-14). que mi regreso y el regreso de Jesús son uno. al permitirnos un mayor acercamiento a las dos obras de arte. el manto del hijo mayor…etc. el de los dos pies. el descalzo y el con calzado roto. por un lado. no deja de ser muy valioso lo que Nouwen hace para ver y descubrir en la pintura de Rembrandt. ante un hecho palpable de injusticia… repitiéndose la fuerza del opuesto de 55 . la frente iluminada del padre. como misterio es todo el misterio de la vida… como es un misterio el éxito de la astucia e inteligencia del hijo menor de la parábola del hijo pródigo y del sufrimiento del hermano mayor. Y todo queda bajo el suspenso del misterio. El Código Da Vinci. todo termina en suspenso. no por ello. en el caso del cuadro de “La última cena. como la de Da Vinci. de pie y con su bastón hasta el suelo. Pero volviendo a la parábola. como Michael Forden. y nosotros vimos su gloria” (Jn 1. No dice la parábola que el hijo mayor hubiese aceptado entrar a la fiesta. como el detalle de las manos del padre (lo femenino-masculino). el del hijo mayor (representando a los fariseos). Pero. con el libro de la biografía de Nouwen. Algunos que han estudiado a Henri Nouwen. y habitó entre nosotros. la cabeza rapada del hijo prodigo. No hay otro camino hacia Dios que no sea el camino que Jesús recorrió.descubriendo lo que significa decir que mi condición de hijo y la condición de hijo de Jesús son uno. titulada "El regreso del hijo pródigo". el manto del padre. Tal vez ese libro de Henri Nouwen podría equipararse al libro de Dan Brow. que con su ayuda nos permite descubrir detalles muy interesantes del cuadro. como tal. Y todo termina en suspenso. por otro. No dice la parábola que el hijo mayor hubiese aceptado entrar a la fiesta. Pero es un aporte para ver e interpretar el cuadro. Queda en el supuesto. Aquél que contó la parábola del hijo pródigo es la Palabra de Dios que “se hizo carne.

como manifestación y revelación del mismo Dios (cfr. Rm. Verbum Domini. Col. tampoco se daña a sí mismo. Y todo ello se da. 15-16. el éxito ha sido del hijo menor. porque no daña a ninguno de los hijos. de la parábola. Además. como un elemento más de la rica experiencia de “la sinfonía de la Palabra”. 8 y siguientes). como experiencia de la inclinación natural al pecado. Y con ello. la participación a la vida divina y la capacidad de superar el egoísmo. y el fracaso del hermano mayor de la parábola… Y donde pareciera que se resaltara la celebración del exitoso. todo queda en su justo lugar. no” (cfr. 3).18. justo en ese momento podría pensarse en la experiencia límite de fronteras del propio apóstol San Pablo. quienes le criticaban a Jesús. definitivamente. del astuto… en donde. al ser escogidos como pueblo predilecto de Dios. en la respuesta como la expectativa que queda abierta en la parte final de la misma parábola… Maravilloso ese momento. Heb. tienen en su mano decidir (referencia bíblica y teológica con el libro del Génesis). según el prólogo del Evangelio de San Juan (cfr. pero el hacerlo. sino que los enaltece. justo con ambos hijos. No. y da a los hombres. En busca de una ética universal: nueva mirada sobre la ley natural. Comisión Teológica Internacional. del Santo Padre Benedicto XVI.éxito-fracaso… En donde. que ya se había dado en la historia. mediante la gracia. que es el mismo Cristo. y por la experiencia del diálogo. 11. del año 2010. justamente en la maravillosa idea del diálogo entre el padre y el hijo mayor. memoria de san Jerónimo. y que como conocedores y sabedores de esa misma experiencia. Jn. como padre. no es más que el mismo padre. que se podría 56 . cfr. 1. 1. y que se está dando en ese momento maravilloso de la parábola. igualmente. en aquello de “el querer lo bueno lo tengo a mano. septiembre. La Palabra de Dios en la vida y en la Misión de la Iglesia. sino que quedan enaltecidos y reconocidos en el hermano mayor. justamente. con lo que se hizo todo. 7. el exitoso en todo su sentido.3. y con ello. ya que no quedan mal parados los judíos. Dimensión cósmica de la palabra. Maravilloso encuentro y re-encuentro. quedando a la expectativa esa misma experiencia-respuesta. por el diálogo (el Logos. 2009). De manera. entonces.

un momento cristológico. Es el momento del redimir o de repetir la historia del pecado. En Jesús. pero depende de la respuesta del hijo mayor. que si tiene un final feliz. Jesús se abandona al decir y completar lo que queda en expectativa y en veremos en la parábola. Mt 57 . queda abierto. Es. que queda en suspenso. Lc. en el grito de Jesús: “¡Dios mío. 27. en la espera de la decisión y de la respuesta del hijo mayor. como queda el resultado de todo lo que queda abierto en ese final no concluso ni cerrado. y. 23. en ese momento del diálogo entre el padre y el hijo mayor. porque no se sabe la respuesta del hijo mayor. según San Lucas. el momento cristológico por excelencia. “Mira: en tantos años como te sirvo. Y sea ahí. 15. tal vez el más importante de todos (pero ignorado y no descubierto). Con la diferencia en que Jesús. Señor. Por eso sea el momento culmen de toda la parábola. entonces. 2931). hay un abandono en:“Padre. Dios mío! ¿por qué me has abandonado?”(Mt. el momento teológico y bíblico de la experiencia de la libertad del Jardín del Edén. como es característica del recurso literario de una parábola. donde la respuesta del hermano mayor. y pueda que se suceda su lucha interna al recordar justamente que “tu palabra. mientras que en la parábola. y la fidelidad del Señor dura “de generación en generación” (Sal 119. queda en suspenso.pensar que en ese momento tan importante de la parábola. el suspenso de la respuesta del hijo mayor de la parábola del hijo pródigo. mientras que en la parábola. a diferencia de un cuento. sea el momento más importante de toda ella. es eterna. 46). en el momento de la cruz. en el momento culmen de la Redención. en. se está dando. porque se completa en la cruz y en el grito de abandono de Jesús. en tus manos pongo mi espíritu” y dicho esto expiró” (Lc. 46). en la inconformidad del hijo mayor. Tal vez en ese momento esté por darse la experiencia perfecta de la confianza ciega en el Padre por parte del hijo mayor.89-90). sin desobedecer nunca una orden tuya… (cfr. Por eso queda en suspenso. más estable que el cielo”. En ese momento pueda que se esté repitiendo la misma experiencia de Jesús en la cruz. o está por darse. quien construye sobre esta palabra edifica la casa de la propia vida sobre roca (cfr.

menos. en estatura y en gracia ante Dios y los hombres” (cfr. Quedando sobreentendido que si el padre le está pidiendo eso.50.52). pero que ya está resuelta en el propio alegato del hijo mayor. y con ello ratificar la misma afirmación del evangelista San Lucas de que “iba creciendo en sabiduría. quien en su perfecta humanidad. esté por darse la experiencia de la confianza. al decir que “en tantos años como te sirvo. en donde está su solución.8). echaré las redes” (cfr. porque no le va a desobedecer. 17. sin desobedecer nunca una orden tuya” (Lc. y justo ahora. y resuene en su memoria11 de que “Tú eres mi refugio y mi escudo. el hombre verdadero. por sobre todo. Sobre todo porque la misma objeción del hijo mayor es ese mismo recordatorio. 22). y a pesar de todo. para marcar una vez más la diferencia con el hijo menor. existiendo entre esos elementos bíblicos una gran conexión en la permanencia de la misma idea teológica. Y pueda que se esté dando la agonía y el sufrimiento. la instrucción de tu padre y no desprecies la lección de tu madre: corona graciosa son para tu cabeza y un collar para tu cuello” (Proverbios 1. en: “Por tu palabra. en donde la edad y el sometimiento como obediencia.7. Sal 119. eso mismo hará. como apunta la parábola. hijo mío. Diálogo que se da.5). precisamente en lo que él siempre ha sido fiel. 29)… No va a ser ahora que le vaya a desobedecer. Gn. Maravillosa esa parte de la parábola que queda en suspenso. Quizás. Lc. 8-9). 5. porque se trata de “nunca haberle desobedecido”. como san Pedro. Lc. realiza la voluntad del Padre en cada momento. O que sería lo mismo de la experiencia de fe de Abraham en la historia del sacrificio de Isaac (cfr. y que vuelve a colocar como su fundamento en “sin desobedecer nunca una orden tuya”.24). a pesar de los pesares. Solo como posibilidad. 15. Tal vez. 58 . y en donde pareciera haber una referencia al propio Jesús.114) y. porque conoce al Padre y cumple su palabra (cfr. 12. Jn 8.55. siendo así. yo espero en tu palabra” (cfr. que cumple en cada momento no su propia voluntad sino la del Padre. hacían la 11 “Escucha. ya que queda implícita la respuesta. Lc 2. al regreso del campo (cfr. 15. en el opuesto de obedecer-desobedecer de la fe y de la confianza. 25). escucha su voz y la obedece con todo su ser.

Es maravilloso este encuentro y hallazgo. para convertirse esa parte de la parábola. Revelador. nada más y nada menos.diferencia y la clave de la interpretación. precisamente en esa parte de la parábola en cuestión. que un momento netamente trinitario. 59 . Pero. Lc 5. en donde ese silencio ante la respuesta no sea. y en la cruz. pueda ser el mismo silencio de la “Cristología de la Palabra” en su plenitud en el designio del Padre (cfr. Por eso la importancia del diálogo. quedando implícito el planteamiento cristológico del evangelista. a esas alturas de la misma parábola del hijo pródigo. simultáneamente. por supuesto). Así pareciera en nuestros hallazgos y especulación bíblico-teológica. como cabía la posibilidad de crecimiento en ese momento del diálogo. en su total manifestación y revelación (cfr.1). esto continúa. el Huerto de los Olivos. en una unidad teológica. en un momento culmen de la Revelación. Reafirmándose siempre que crecía. Tiene que continuar porque no hay de otra. en donde el silencio ante la respuesta sea la misma presencia del Espíritu Santo. para convertirse en su constante en todo el evangelio (cfr. números 10 y siguientes. Verbum Domini. y en donde el silencio y la espera de la respuesta del hijo mayor. especialmente los números 13 y 14). del Santo Padre Benedicto XVI.

Según Génesis 2. Y la comunión no se puede dar si el hombre como huésped trata de convertirse en dueño del jardín. como también lo es el Getsemaní. Se trata de respetar las normas de la hospitalidad. como también el lugar del sepulcro donde Jesús resucitado se encuentra con María Magdalena (cfr. G. 2. Al detalle del campo. por eso el hombre puede vivir en el jardín como un huésped. los árboles son hermosos de ver y buenos de comer. del libro del Génesis (cfr.11? El jardín es el lugar del diálogo y del encuentro. Por eso el recordatorio en el árbol prohibido. 3. al hermano mayor. Jn. 1. en este caso de la parábola? ¿Habrá alguna relación con la idea del Jardín del Edén. 15)? ¿Será la experiencia permanente de jardín en la Biblia. para sorprendernos todavía más. La tentación va precisamente sobre esa misma idea. Esto nos obliga a echar un vistazo a ese detalle. 41. El hombre fue colocado en el jardín del Edén como huésped de Dios (cfr. 15. Este descubrimiento nos permite ubicar mejor. 8). ¿Qué representa el campo. 8-10. 9. como en los casos del libro Cantar de los Cantares 5. precisamente. al volver… (Lc. es necesario resaltar lo que la misma parábola apunta. 25) A estas alturas de la parábola y de nuestro análisis. pero que es de importancia gravitacional sobre la que gira todo el sentido subliminal y escondido de la parábola. sino que es la revelación de una condición indispensable para la comunión entre el hombre y Dios. casi de manera superficial. del amor. Es la referencia y el dato de que el hijo mayor estaba en el campo y volvía de él (cfr. era una 60 . 15. y no dueño. 19. 20.Estaba en el campo y. Gn. pues la mujer se dio cuenta de que el árbol tentaba el apetito. 15). Lc. Es el respeto de esa condición. y el recordatorio del árbol prohibido no es una limitación para la libertad humana. como el jardín de la agonía. 25). 6. Recordatorio de que el hombre es “huésped”. 2.

con la afirmación y detalle de que el hijo mayor estaba en el campo y. y miedo de ser engañados. Gn. porque el hijo mayor estaba en condición de diálogo. en medio del jardín. pero no sentían vergüenza. Y. Franceso Rossi de Gasperis. como el huésped? ¿No estará implícita la idea del libro del Génesis. en lugar de revelar al Señor (cfr. el lugar del diálogo se transforma en lugar de huida. precisamente. ¿Tiene algo que ver todo esto con la idea. el jardín. 41. así. apenas sugerida. el recordatorio. y qué relación tendrá con el hecho de estar en el jardín del Edén? ¿Será esa la clave de toda la parábola. es que sale el padre a su encuentro. 1). Mientras que después. Antes. de mandar en los peces del mar y en las aves de los cielos y en todo animal que serpea sobre la tierra (cfr. 3.delicia de ver y deseable para obtener la sabiduría (cfr. al volver…(cfr. y a esperar que el hijo mayor decidiera? La encíclica Verbo Domini 61 . igualmente. en ese regreso. pp. Entonces. Y aquí está la diferencia. sirven para esconderse de él. Dice en el caso del libro del Génesis que ante el paseo de Dios por el jardín. Gn. 27-28)? ¿Y. Génesis 1. ni se asustaba del padre. Lc. Los árboles del jardín. estaban desnudos (cfr. se convierte en lugar de ocultamiento. 10). que es el lugar de la revelación de la amistad. dice que Adán tuvo miedo y se escondió (cfr. (cfr. precisamente. hay inseguridad y desconfianza. Sal 19. 2. precisamente para darse la experiencia del diálogo.6). 25). de que el hijo mayor regresaba del campo? ¿De qué campo estaría hablando el evangelista San Lucas. ni vergüenza. porque estaban seguros y confiados. la violación de esa norma. estará diciendo que estaba en lo que correspondía la voluntad de Dios. y no tenía ni miedo. de después de la creación del ser humano. en el lugar del diálogo. Gn. 15.56). como se asustara Adán cuando Dios paseara por el jardín? ¿Será por eso que el padre sale a su encuentro a dialogar y a pactar con el hijo mayor. en que siendo huéspedes en el jardín. 25). El pecado es. que era. pretenden disponer de la creación contrariando la norma de no comer del árbol. del mandato de Dios de ser fecundos y multiplicarse y henchir la tierra y someterla. La roca que nos ha engendrado. 3.

Estaba en el jardín. y el campo y el regreso de él (cfr. 29). o querer. 29). Lc. en recíproco y mutuo conocimiento. precisamente. mediante este don de su amor. Lc. Lc. sin haber desobedecido jamás ni una sola de tus órdenes (cfr. 15. y por eso el hijo mayor sin temor del padre mantuvo con él la conversación. no querer estar más en el jardín. Pareciera repetirse la misma idea. b) “Hijo mío. donde se supera toda distancia. 28). por eso. haciendo al hombre capaz de escuchar y de responder. 15. en el número 22. Y todo como que llevara a pensar que en esa experiencia de relación y de diálogo. 15. Lc. Pero podría no estarlo. en esa parte de la parábola: 1) el hijo mayor estaba en el campo (cfr. tú estás siempre conmigo. dice que en esa relación de diálogo. y por eso mismo. y todo lo mío es tuyo” (cfr. iría a realizar la petición del padre. Porque no sería ahora que iría a desobedecerlo. por su respuesta. Por eso el diálogo padre-hijo mayor. 15. en donde de a tú a tú se da una relación franca. Pareciera. porque el hijo mayor estaba en el campo y regresaba de él (cfr. como la clave de la interpretación. el padre salió a su encuentro a conversar con él (cfr. de varias maneras. 25). Pareciera que se repitiera la misma idea. cosa que es impensable por su propia respuesta. 15. 25). que dice la parábola que tuvieron? Todo pareciera indicar que este momento es muy importante en toda la parábola. “sin haber desobedecido jamás ni una sola de tus órdenes” (cfr. Lc. directa y sincera.(noviembre de 2010). de padre a hijo. Aquí estaba la 62 . 2) su padre salió e intentaba persuadirlo (cfr. 28). 15. 15. Entonces. ya que él mismo pone la clave de esa misma experiencia en. 15. 31). sino que era costumbre entre ellos. 3) MOMENTO DEL DIÁLOGO: a) tantos años que te sirvo. el hijo mayor. y ahora no era la excepción. ¿Será que es en eso en lo que quiere insistir el evangelista? ¿Será esa la parte central de la parábola? ¿Será ese el momento del recordatorio del diálogo del jardín del Edén. nos convierte en sus “partners”. 25). de cara a cara? ¿Será. que el padre salió a conversar con su hijo. estaba en ese preciso momento en un momento límite de fronteras.

Aún cuando se haya irritado. 61-73). 15. al volver…(cfr. indican que el hijo mayor toma conciencia de sus límites. 28). vestido en sayal y cenizas hizo penitencia y se convirtió. 25). ¿Por qué tenía que irritarse. de que el hijo mayor estaba en el campo y. le ayudan a colocar cada cosa en su lugar. y sobre todo la fiesta que le hacen. Y todo por culpa del hermano menor (o gracias a él). Y para que no se pasara realmente. 15. pero si el desierto. como tiene que ser. ya que no está en nuestras manos el crear el jardín. aún cuando fuera el hijo mayor? Tal vez. en medio de lo malo. como dice la parábola. pp. porque le permiten al hermano mayor ubicarse en el jardín. y Jonás le sacara en cara a Dios eso mismo. Por de más de interesante ese nuevo elemento. 26-27). y después de preguntar del por qué de la música y de la fiesta (cfr. aunque podemos con el arrepentimiento y la penitencia querer volver al jardín (cfr. 15. 28b). El hecho del diálogo que se da con el padre. Lc. porque en la experiencia de la 63 . Entonces. es muy bueno el regreso del hermano menor. Lc. y es que el hijo mayor “se irritó y no quería entrar” (Lc. el capítulo “La alianza en el desierto”. Lc. y que era lo que Dios había querido. y que en la dimensión de la fe. su padre salió a suplicarle (cfr. fue que. En ese irritarse (cfr. y el padre con la salida a su encuentro y la conversación. La roca que nos ha engendrado. 15.diferencia con el hermano menor. porque se repite la experiencia de que “Dios escribe recto con líneas torcidas”. hay un indicativo de que el hijo mayor estaba en todas las fronteras de dejar de ser huésped para convertirse en dueño. sino un hijo más. como pareciera que fue lo que hizo el hermano menor. a pesar de todo. aún lo malo es bueno. el capítulo 4 del libro del profeta Jonás). en ese hecho de irritarse ya había un traspasar justamente las fronteras. se apunta otro elemento útil. 15. En ese mismo detalle que apunta la parábola. 28). Franceso Rossi de Gasperis. Aquí podría encontrarse un paralelo con la irritación de Jonás frente a la conversión de Nínive (cfr. Es un huésped. Lc. si no era. o a punto de pasarla. en donde Jonás se disgusta porque el pueblo de Nínive. No es el dueño. y por eso lo había mandado a Nínive. en ese diálogo y discusión entre Jonás y Dios.

todo se redimensiona y cobra sentido. 64 . por lo menos a esa altura de la parábola del hijo pródigo.resurrección. Todo parece indicar que es así. a pesar de los pesares.

3. Y lo era. que es justamente “Padre rico en misericordia” (Ef. Así tenemos. El hijo menor siempre sabía lo que quería y quiso. o “parábola de los dos hermanos” (cfr. 2. como. Joseph Ratzinger (Benedicto XVI). y que se nos estaba permitido. Es evidente la viveza y la astucia del hijo menor. Hace él mismo. No delega. No tiene nada que perder. No quiere recibir al hermano menor. 4). 5. que: En cuanto al hijo menor: 1. 3. igualmente ya se dicho. 2. como se dijo. 2.Datos a resaltar: De todo lo que se ha visto y descubierto de la parábola del hijo pródigo (“parábola del padre bueno”. 1-4. y si mucho que ganar con el regreso. Jesús de Nazaret. 65 . p. se desprenden algunas ideas. desde la experiencia relacional y comprensiva de la parábola del hijo pródigo. 4. Es el primogénito. En cuanto al hijo mayor: 1. con ello. y se citó la sentencia del libro del Eclesiástico 39. Se niega a entrar a la fiesta. El hijo menor tenía muy marcada la experiencia de la filiación y de la fidelidad por parte del Padre. Tenía una obligación moral de ser el modelo de la familia y el apoyo del padre. 4. Muy decidido. y que es necesario resaltar justo ahora para. 243). Por eso regresa. para ahondar su comprensión… de todo eso. llegar a la parte central de nuestro retiro espiritual.

7. Hace él mismo). Pareciera haber de fondo la idea del siervo sufriente de Isaías. Angustiado por el regreso del hijo. teniendo en cuenta el criterio de unidad de toda la Biblia. Los fariseos y los escribas murmuraban. Hace él mismo). Conciliador. 10.5. Jesús les dijo entonces 66 . (No delega. Expone. Diferencia a un hijo de otro: al menor lo abraza y besa. Reclama sus derechos. 11. Respetuoso de la decisión del hijo menor. No se impone. 5. diciendo: "Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos". No recrimina. Esto es lo novedoso. 6. como recibimiento. Hace él mismo. Sale a negociar con el hijo mayor. y algo del sufrimiento de Job. Amoroso y espontáneo. (No delega. 8. la parte más importante de la parábola. y toda ella en perfecta y maravillosa unidad). 14. 9. 15. Hace él mismo. Generoso. a pesar de ser ejemplar. sobre todo a la circunstancia. que es Revelación. Pareciera que se siente atropellado en sus derechos. Escucha y respeta. No presiona y deja que el hijo mayor escoja según su criterio. Justo. Todo esto nos tiene que llevar al inicio de la parábola. 4. 13. 3. Y espera (tal vez. sin palabra. Y la circunstancia era que “todos los publicanos y pecadores se acercaban a Jesús para escucharlo. 6. a pesar de pensar distinto en cuanto al hijo mayor (disiente del hijo mayor). No guarda rencor. No delega. Con el hijo mayor entra en un diálogo: palabra y gesto (¿por qué esa diferencia?). 2. 12. y muy poco aprovechada. pero no le dice ninguna palabra: sólo gesto. No discrimina. En cuanto al Padre: 1. No delega. Expansivo en su afecto. Da su apreciación con respeto.

esta parábola…” (Lc. la del hijo pródigo. La circunstancia es que acoge a los pecadores y come con ellos. y la del administrador infiel. 15. la de la dracma perdida. la de la oveja perdida. y por eso es criticado. 1 y siguientes). 67 .

sino. Dives in misericordia. por ser la meta de llegada) «Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace. Siempre en clave de fidelidad y de lo que no somos dueños. Sólo así podremos salir ilesos. Jn. que se da plenamente en Cristo.). 28). que todo la comprensión teológica es en clave antropocéntrica (cfr. que es la Revelación. 1). y sabiendo que estamos llegando a donde íbamos (estamos llegando a Pénjamo. sin ningún daño. Hch 2. O sea. que no se puede leer la Biblia si no se tiene claro el sentido de la globalidad de toda la Escritura. Jn. Lc. Mt. 8. todo lo de Dios en función del hombre. sino porque había sido enviado (cfr. apenas unos enviados. porque el que manda es otro. en cuanto a su mensaje y obra. Ni siquiera Jesús hacía nada por su cuenta. mucho menos nosotros (cfr. porque íbamos conducidos por el Espíritu (cfr. que fuimos porque nos mandaron. es decir. 1-4. ha visto al Padre (cfr. Y si nos mandaron es porque es de otro el encargo. 23. y se nos permite 68 . Desde esos dos datos fundamentales. pero haciendo la acotación de que no íbamos a buscar ser tentados. 20. se puede hacer cualquier intento de comprensión. porque quien lo ha visto a Él.1). como ya se ha dicho. En ese sentido.» (Lucas 2. a diferencia de Jesús (cfr. 4. sino a volver a confirmar una vez más nuestra dependencia y a ratificar el misterio de nuestro llamado. es que.Última conferencia (La más importante de todas. En ese sentido. 8-16) Ya para terminar. Jn. 14. Redemptor hominis. del desierto en el que estuvimos y vinimos. según el lineamiento de la Iglesia. 9-11). y Dominum et vivificantem). etc. entonces. diría la canción mexicana). en cuanto a caídas. Además. es necesario aplicar todo lo que se tiene que aplicar. 4.

cuando se le soltó la lengua. cuando la presentación del niño (Lc. en el Templo. la alabanza como actitud o respuesta constante de actitud religiosa? De hecho. Y preguntar… (cfr. la resurrección del hijo de la viuda de Naím (Lc. todos los otros casos del mismo Evangelio (Lc. La gloria a Dios: ¿En qué consiste la gloria de Dios y la gloria a Dios? En que el hombre tenga paz. en que cantemos himnos y recitemos los cánticos de la alabanza en donde aparezca a cada instante la palabra Dios o su paralelo. a pesar de que sea una constante en el evangelio de San Lucas? ¿Será que se debe despertar en el ser humano. también presente en el caso del anuncio a los pastores.15. y digamos alabado sea su nombre. Ese dato constante en el Evangelio de San Lucas. 19. ¿Pero. 5. ahora y por siempre. ¿Cuál es la alabanza a Dios. como tema recurrente en todo el Evangelio? ¿Pero en eso consiste la gloria a Dios. 1. como sorpresa después de algunas acciones concretas de Jesús. ¿no obedecerá a un tema preferido en San Lucas? ¿No tendrá un propósito específico. en varios apartados del mismo evangelio de San Lucas. 18. o frases parecidas? La alabanza es la constante de todo el evangelio de San Lucas.28. aparece la alabanza. la admiración y la alabanza? E el evangelista encontramos de inmediato la razón de la gloria a Dios: que el hombre tenga paz. sin duda. Hans Dieter Bastian. como el de resaltar la admiración y la alabanza a Dios.13.16).25-26). 13. 53). Por citar algunos. 7. Simeón y la profetisa Ana. Ya lo dice el evangelista: «Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace.» 69 .43. el paralítico de la camilla (Lc. en el nacimiento de Juan el Bautista (Lc.37. Y. en clave relacional. así. 17.intentar ahondar. Ya lo condiciona el propio evangelista. por ejemplo: Zacarías. 38). Teología de la pregunta). 24.64). 2.

Ahora se realiza la gloria de Dios. a través del nacimiento del niño en Belén? Sabemos que la paz está en el niño que nace en Belén. Esa es una espiritualización del texto. No para Dios. El contenido teológico está en que si el hombre tiene paz. Ahora bien: ¿de qué paz en el hombre es la gloria de Dios? ¿Qué paz ha perdido el hombre. como el Hijo se hace carne. porque van unidas en la misma idea). se realiza la paz del hombre y la gloria de Dios. especialmente (sin perder la conexión con la Dives in misericordia. y eso es la gloria de Dios. Dominum et vivificantem. que el hombre requiere. En el Hijo se plenifica el hombre: porque le va a traer la paz. en el Espíritu). ahora. sino que el hombre tenga paz. ya se realiza el plan de Dios. 70 . Nos lo anuncia así el evangelista San Lucas a través del recurso literario del anuncio de los ángeles a los pastores. que no es otra cosa que para el hombre. Pero. a través del Hijo. sino para el hombre. Fruto de la inspiración divina y de la Revelación de los que el autor lucano es objeto e instrumento. Y esa paz se realiza en el niño que acaba de nacer y que es el objetivo de la noticia de los ángeles a los pastores. Y. todo. Independientemente que los pastores sean los humildes o los pobres. donde se completa de manera definitiva la misericordia del Padre. esa es la gloria de Dios. en el niño de Belén. La gloria de Dios se hace carne: toma la condición humana. que ahora la vuelve a recuperar. Pero. De allí se desprende que si el hombre no tiene paz. Maravilloso intercambio: Dios es glorificado en el Hijo. desde el niño de Belén: la Encarnación. Dios no va a ser glorificado. porque el Hijo es la paz del hombre (y en clave de la cruz. se va a realizar la gloria. En el niño de Belén.En la tierra paz a los hombres: No es otra la gloria de Dios. porque es en clave antropológica como insiste la encíclica Redemptor hominis. que acaba de nacer (según la noticia de los ángeles).

No uno más que el otro. en el primer caso. como del diálogo del padre con el hijo mayor. sin perder en nada. Como se mantiene la misma acción y se 71 . y en el segundo. para encontrar la relación de la parábola del hijo pródigo (o con el título con el que se le pueda llamar. su padre lo vio y se conmovió. de la importancia y maravilla de la parábola del hijo pródigo. la misma parábola.La conexión con la parábola del hijo pródigo: Ya se dijo en el apartado titulado como Momento culmen de la parábola. pero. porque ambos son hijos del mismo padre. por otra. en la página 51 y siguientes. con el himno de los ángeles ante la noticia a los pastores (cfr. tanto el abrazo del padre y el hijo menor que regresa. la misma parábola dice que “su padre salió e intentaba persuadirlo” (al hijo mayor). el padre recupera su autoridad y respeto. el padre reitera su condición de padre. como el encuentro en el diálogo del padre con el hijo mayor. Con ello está colocando en su lugar a su hijo como hijo. y todo lo mío es tuyo”. porque los dos momentos son muy importantes en la parábola. Ambos son de igual importancia. “cuando todavía estaba lejos. Y dignificándolos en sus puestos como hijos. Pero volvamos y digamos lo que ya se dijo. respecto al abrazo del padre al hijo menor. 8-16). Así. Simultáneamente. ni en su preferencia. (que nunca había perdido). traed el ternero cebado y matadlo”. dice la parábola que. Por eso. por una parte. y a ambos les reitera su dignidad de hijos. en donde el segundo momento es la parte comprensiva en su totalidad. sin hacer diferencia mantiene la misma línea de acción del padre. ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies. después de su estudio y comprensión). echando a correr. Los dos en igual intensidad. se le echó al cuello y se puso a besarlo”(al hijo menor). ni en su predilección. sin ninguna diferencia de uno y otro. Lc 2. tú siempre estás conmigo. y. para colocar en igualdad de condiciones a los dos hijos. Así lo dice maravillosamente la parábola: “Pero el padre dijo a sus criados: "Sacad en seguida el mejor traje y vestidlo. su realidad de padre reafirmada en su relación con sus dos hijos. dice: “El padre le dijo: "Hijo. en el caso del hijo mayor. sin perder en nada.

quien nos comunica que el Padre es “rico en misericordia”. Enseñaba en sus sinagogas y todos lo alababan” (cfr. 12-17. la misma persona de Jesús-Cristo. es que esos dos pasajes son de exclusividad del evangelista San Lucas. porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido. Nota final: Estuvimos en el desierto. 13. al decir de la misma parábola. que el padre dijo: “deberías alegrarte. el padre reafirma lo que pudiese haberse desviado en su sentido e importancia. aun para aquellos que se las daban como se la daban. que más bien. así. el padre da el mismo trato a los dos hijos. terminemos como lo hace el evangelista San Lucas (4. 72 . y lo hemos encontrado”. su puesto en la familia. Marcos 1. al fin y al cabo. 14-15). y en el otro. y que es. que. Joseph Ratzinger (Benedicto XVI). reconocido en uno con el anillo y las sandalias nuevas. los hijos (que son hermanos) y el padre. Queda. en que todo era suyo por ser siempre fiel. estaba perdido. y. el demonio se alejó de él.reitera en ambos casos la misma realidad. “Jesús volvió a Galilea con el poder del Espíritu y su fama se extendió en toda la región. Una pregunta para terminar: ¿No será esa la exultación del gozo del himno de los ángeles en la «Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace. 14-15). todo en su lugar: el padre y los hijos. 8-16). en ese sentido es muy importante el aporte que hace Mel Gibson en su película La Pasión. Y. Ahora. Sabíamos a lo que íbamos (o veníamos). 4. Jesús de Nazaret). al mismo tiempo. después de las tentaciones. que es clave en toda su comprensión teológica al decir que “Una vez agotadas todas las formas de tentación. y que. bien llamado y considerado el evangelio de la misericordia (cfr. Pero. según dijimos que eran las circunstancias de la parábola del hijo pródigo? Lo curioso de lo curioso. así.» (Lucas 2. igualmente. Mateo 4. sin ocultar ni omitir la afirmación anterior del mismo evangelista. al reconocerles su dignidad y filiación y paternidad. es un misterio. hasta el momento oportuno” (Lc.

fue: “¡Dios mío. el amor no es envidioso. que es donde se resuelve todo el misterio del Dioshombre (Emmanuel). todo lo espera. El amor todo lo disculpa. “el amor es paciente. enlazamos todo con la cruz de Cristo. nos hizo revivir con Cristo —¡ustedes han sido salvados gratuitamente!— y con Cristo Jesús nos resucitó y nos hizo reinar con él en el cielo. no hace alarde. que es rico en misericordia. Dios mío! ¿por qué me has abandonado?”(Mt. 27. precisamente cuando estábamos muertos a causa de nuestros pecados. como referencia del misterio de la fe (cfr. no se alegra de la injusticia. 46).debería llamarse el diablo o la tentación en toda la pasión de Cristo). 4-7). y todo lo mío es tuyo…” (Lc. Todo ello. pero si implícitamente. o en palabras de San Pablo respecto. y todo esto. tanto en justicia como en misericordia. Así. por el gran amor con que nos amó. y sobre el Espíritu Santo (Dominun et vivificantem). bien clasificadas como las encíclicas sobre la Trinidad. según Lucas. Dios ha querido demostrar a los tiempos futuros la inmensa riqueza de su gracia por el amor que nos tiene en Cristo Jesús” (Ef. Y con este final. “Padre. no procede con bajeza. todo lo cree. y. sino que se regocija con la verdad. a que. ya que todo lo de Dios es en clave antropocéntrica. sobre el Hijo (Redemptor hominis). 23. Dives in misericordia. El amor no pasará jamás. tú siempre estás conmigo. Las profecías acabarán. 2. con la dulce y reconfortante afirmación del padre que le recuerda al hijo mayor de “Hijo. el don de lenguas terminará. Con ello queda todo abierto para reflexionar y ahondar sobre el hecho de la pasión de Cristo en la cruz. no tiene en cuenta el mal recibido. Poniendo con ello todo en su santo lugar. en tus manos pongo mi espíritu” y dicho esto expiró” (Lc. sobre todo desde el grito que según Mateo. no busca su propio interés. 31). 6 completo). el pensamiento paulino). no se irrita. no se envanece. en la parábola del hijo pródigo (cfr. la ciencia 73 . según las encíclicas sobre el Padre (Dives in misericordia). 15. Y donde todo se resume como “Dios. todo lo soporta. es servicial. 46). a pesar de que no aparecen esas dos palabras de manera expresa.

como con los ángeles: “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace” (Lucas 2. 4-8). Amén. 13. 8-16). Todo como para llorar de gozo profundo e intuitivo. y exultar.desaparecerá. limitadas” (1 Cor. porque nuestra ciencia es imperfecta y nuestras profecías. 74 . Amén. igualmente.

32. 2. . La roca que nos ha engendrado (Dt. septiembre 2010. Buenos Aires. Ejercicios en Tierra Santa. Material para retiros espirituales. Francesco Rossi De Gasperis. Primera parte. 2009 (todos estos libros se pueden leer en Internet. no publicado todavía).000. Joseph Ratzinger (Benedicto XVI). Así en la tierra como en el cielo (reflexiones de poeta sobre el Padrenuestro). Jesús de Nazaret. Spiritualitá e teologia. La Palabra de Dios en la vida y en la Misión de la Iglesia. Santander. impreso en los talleres de Impre Pres. Giordano Frosini.. Edizione Dehoniame. Hans Dieter Bastian. Debajo de la matica. Editorial Planeta. Traducción de David Salas Mezquita. S/F. Desclée de Brouwer. Y comieron del árbol. 2010. El Cristo que he buscado (a propósito de las Bodas Sacerdotales. en scribd. memoria de San Jerónimo. del Santo Padre Benedicto XVI. Bogotá. Barcelona. Barcelona. impreso en los talleres Litho. 1996. La Crisis del Rey David.Bibliografía Armand Puig. La Cruz. desde el Bautismo a la Transfiguración. Encíclicas: Dives in misericordia. Revisada y aumentada. Teología de la pregunta. A. Javier Vergara Editor. 2006. Editorial Sal terrae.. Navarra. Exhortación apostólica postsinodal Verbum Domini. 2007. Barcelona. Bologna. Edhasa. Los zapatos de Job. Biblia de Jerusalén. La inteligencia emocional. Jesús. SJ. Lo que aparece en los evangelios (pero que no se dice) Tomo I y II. Pto. 2001. 1975. Daniel Albarrán. 1990. Pto. C. una biografía. Editorial Verbo Divino. La Cruz.com (Daniel Albarrán). 1975. Dominun et vivificantem. ¡Milagro! ¡Milagro!. 2005. Daniel Goleman. Bilbao.18). Redemptor hominis.

Pontificia Comisión Bíblica. 15 de abril de 1993. 23 de abril de 1993. Roma. Discurso de su santidad el papa Juan Pablo II sobre la interpretación de la Biblia en la Iglesia. Juan Pablo II. Roma.Bogotá. Roma. 76 . Acta Apostolicae Sedis LXXI. 1979. 2007. La Interpretación de la Biblia en la Iglesia.

................. 31).................. tú siempre estás conmigo............................................................... 6 El tema:......................................... 41 El alegato del hijo mayor ...................... 12 La actitud del padre: .................................................... 7 Metodología: ............................................................................................................... 68 Bibliografía ......... 51 Estaba en el campo y.... 9 Personajes de la parábola del hijo pródigo.......... 15........................... 7 Propósito: ................................................................................................... respecto a un hijo rebelde:................................................... 14 Algunos otros rasgos de personalidad del padre ............... 38 Victima de una injusticia..................................................................... 7 “Hijo............................... 60 «Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace............................................................... 8 La parábola del hijo pródigo . 30 El regreso .................... 17 El hijo menor ................................ 75 Índice .................................................................. 4 El objetivo:............................... 46 Momento culmen de la parábola ...................... al volver… ...............................................Índice Precisión del método y del estilo de este retiro .................... 12 Actitud de cada uno de los personajes de la parábola del hijo pródigo:..........................................................................................................»................... 22 La experiencia del Éxodo...................... y todo lo mío es tuyo…” (Lc....................................................................................................................................................................................................................................... 35 El hijo mayor............................................................................................................... 33 La edad del hijo menor .................. 77 77 ................. 12 La ley..... 7 Pasos:.............................................. tomado de la parábola del hijo pródigo....................................................................... 5 Posible tentación: ........ 5 El método:.... 17 No delega responsabilidades:..............................................................................................................................

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful