Prueban que los hombres se vuelven indecisos al mirar a una mujer sexy

Un alto nivel de testosterona arruinaría la capacidad masculina para tomar decisiones.

DESEO. LOS ENCANTOS DE LAS MUJERES HACEN PERDER LA CABEZA DE LOS HOMBRES.

Los numerosos encantos de una mujer dificultan la capacidad de los hombres para tomar decisiones. Esta es la conclusión de un estudio publicado ayer en Gran Bretaña, que afirma que los hombres con altos niveles de testosterona —la hormona que regula el deseo sexual masculino—, ven afectadas sus habilidades para tomar decisiones de mando. Es más: la investigación dice que cuanto mayor es la testosterona que circula por el organismo, peores se vuelven los problemas. El hallazgo, según los científicos que trabajaron en el tema, es una confirmación de que los hombres —generalmente con más probabilidades de estar en una posición de poder— son los más susceptibles a las influencias sutiles del sexo opuesto. La investigación, realizada por científicos de la Universidad de Leuven, en Bélgica, concluyó que sólo una imagen de una mujer bella y sensual es lo que se necesita para arruinar la habilidad de tomar decisiones de un hombre, ya que aumenta su nivel de testosterona. Bram van den Bergh y Siegfried Dewitte, que dirigieron el estudio, trabajaron con 44 voluntarios de edades comprendidas entre los 18 y los 28 años, y los sometieron a un juego financiero para determinar cómo reaccionaban al juego limpio. El juego requirió a los voluntarios separarse en pares y mostrarle a la otra persona una imagen de mujeres sexy o de ropa interior femenina. Los resultados mostraron que aquellos hombres expuestos al factor de "deseo sexual" aceptaron jugar sucio en mucha mayor medida que aquellos hombres que no vieron las imágenes. Los científicos luego "ranquearon" a los voluntarios de acuerdo a su nivel de testosterona y descubrieron que los que poseían mayores niveles de ese estrógeno tomaron las peores decisiones. El estudio, publicado en la revista especializada Proceedings of the Royal Society, indicó que los niveles de esa hormona "afectan notablemente la habilidad de tomar decisiones del hombre". "Todos pensamos que somos seres racionales, pero nuestra investigación sugiere que los hombres con altos niveles de testosterona son muy vulnerables al deseo sexual. Si no existen

estos factores (sexuales) alrededor, se comporta normalmente, pero en caso opuesto, la persona se transforma en impulsiva", explicó Dewitte. "Es una tendencia, pero esta gente tiene el poder para luchar contra estos impulsos. Los niveles hormonales son una cosa, pero también podemos aprender a controlarlos", destacó el especialista. Los investigadores de este estudio también condujeron tests similares, pero en mujeres, y hasta el momento dijeron que no han hallado un estímulo visual sexual que altere la habilidad y el poder de decisión de ellas.