rEVISIÓN

Potenciación a largo plazo en la corteza humana
Daniel A. Córdoba-Montoya, Jacobo Albert, Sara López-Martín

Introducción. La potenciación a largo plazo –long term potentiation (LTP)– se define como un aumento duradero en la comunicación sináptica entre dos neuronas como consecuencia de una estimulación eléctrica de alta frecuencia. Este ajuste en la eficacia sináptica es el proceso fisiológico que sustenta el aprendizaje y la memoria. Sin embargo, aunque este fenómeno se ha investigado durante más de 30 años en modelos animales, son pocos los estudios que han evaluado la existencia de este mismo fenómeno en la corteza humana. Desarrollo. La presente revisión pretende ilustrar el estado del fenómeno de la LTP recientemente descrito en humanos y la posibilidad de atribuir los mecanismos de la LTP descritos en modelos animales a la corteza humana. Conclusión. Un conocimiento detallado de la plasticidad sináptica facilitaría la traducción de una gran cantidad de información fisiológica y molecular y produciría un importante impacto en el diseño y el desarrollo de agentes farmacológicos planteados para mejorar distintos procesos cognitivos. Finalmente, se reconoce la necesidad de investigar en mayor profundidad esta área particularmente importante de la neuroplasticidad. Palabras clave. Corteza auditiva. Corteza visual. Memoria. Neuroplasticidad. Potenciación a largo plazo. LTP.

Fayetteville State University; Fayetteville, NC, Estados Unidos (D.A. Córdoba Montoya). Facultad de Psicología; Universidad Autónoma de Madrid; Madrid, España (J. Albert, S. López-Martín). Correspondencia: Daniel A. C. Montoya, Ph. D. Biopsychology Laboratory. Department of Psychology. Fayetteville State University. Fayetteville, NC 28301. USA Fax: 910-672-1043. E-mail: dmontoya@uncfsu.edu Financiación: Trabajo financiado por el Instituto Nacional de Salud (NCMHD) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (P20 MD001089). Agradecimientos: A la Sra. Alissa Baker-Oglesbee y al Dr. David Wallace, por su gran ayuda en la revisión del artículo. Aceptado tras revisión externa: 09.03.10. Cómo citar este artículo: Córdoba-Montoya DA, Albert J, López-Martín S. Potenciación a largo plazo en la corteza humana. Rev Neurol 2010; 51: 367-74. © 2010 revista de Neurología English version available in www.neurologia.com

Introducción
Donald Hebb [1] propuso que ciertos cambios en la conectividad sináptica proporcionan la base fisiológica para la memoria y el aprendizaje. Sugirió que la activación repetida de una neurona por parte de otra a través de la comunicación sináptica produciría, eventualmente, un aumento o facilitación de la comunicación entre ambas células. Este ajuste de la eficacia sináptica podría ser el proceso fisiológico que subyace al aprendizaje y la memoria. La teoría de Hebb no pudo probarse inmediatamente, porque en ese momento no era posible conocer los cambios fisiológicos que se producen en cortos períodos de tiempo e incluso en milisegundos. No fue hasta 1973 cuando Bliss y Lømo observaron cambios sinápticos duraderos [2,3]. Los experimentos de Bliss y Lømo describían cambios sinápticos en el hipocampo del conejo que persistían desde 30 minutos hasta varias horas, aunque en ese momento estos resultados no se asociaron directamente con la teoría hebbiana. Estos cambios se producían estimulando la vía perforante con una corta serie de estímulos eléctricos de alta frecuencia (tetanización). Finalmente, los cambios sinápticos resultantes, registrados en el giro dentado del hipocampo, fueron detectados como un aumento en el tamaño del potencial postsináptico excitatorio.

El estudio de la potenciación a largo plazo –long term potentiation (LTP)– se concibió entonces como un aumento duradero en la comunicación entre dos neuronas inmediatamente posterior a la aplicación de un tren de estimulación eléctrica de alta frecuencia [4]. El hipocampo de la rata se convirtió en el modelo elegido para estudiar la LTP in vivo e in vitro. Incluso en la década de los ochenta [5] todavía no existía una clara evidencia de la presencia de LTP en el cerebro humano, a excepción de un estudio realizado en el hipocampo humano [6]. En estos momentos, se puede afirmar que la LTP no se ha demostrado todavía en el cerebro humano de forma directa [7]. Sin embargo, los experimentos realizados en tejido obtenido de pacientes quirúrgicos demuestran que posee las mismas características exhibidas en los modelos animales (por ejemplo, la dependencia de receptores glutamatérgicos del tipo N-metil-D-aspartato (NMDA) y la despotenciación o reversión de la LTP [8,9]). Ciertas limitaciones tecnológicas han complicado la observación de la LTP en la corteza humana hasta hace muy poco tiempo. Únicamente se disponía de la información recogida mediante procedimientos quirúrgicos. Sin embargo, varios estudios han señalado la posibilidad de que en el cerebro humano se pueda observar de forma no invasiva un fenómeno similar a la LTP presentando de manera repetitiva

www.neurologia.com

Rev Neurol 2010; 51 (6): 367-374

367

la cual es necesaria para un mecanismo responsable de la codificación de la memoria [3]. es un evento multifacético que puede dividirse en las siguientes fases: LTP de corta duración –short-term potentiation (STP)–. Estas propiedades le dan valor como correlato neural de la memoria [13]. La LTP tardía es la forma más permanente de LTP. de acuerdo con su persistencia temporal [7]. La asociatividad. investigar sus propiedades en humanos. CREB) [25]. y se cree que es cualitativamente diferente a la depresión de larga duración [19]. Entre ellas. La LTP temprana persiste entre 2 y 3 horas y parece ser independiente de la síntesis de proteínas [24].neurologia. En la mayoría de las áreas cerebrales. Diferentes mecanismos sinápticos subyacen a cada una de estas fases. Algunos estudios han demostrado que la LTP puede revertirse por la activación de las mismas vías que fueron previamente tetanizadas [17]. Los mecanismos de este efecto fueron los primeros en ser estudiados experimentalmente utilizando un paradigma hebbiano de coactivación [28]. visual y auditiva del cerebro humano (Tabla).. A. utilizando para ello el mismo paradigma de estimulación [18]. Ya que la LTP se propone como un modelo electrofisiológico del aprendizaje y la memoria [27]. LTP2 y LTP3. la cual ejerce múltiples efectos intracelulares. Es lógico asumir que las mismas características estarían presentes en el cerebro humano. LTP en la corteza humana somatosensorial y motora La práctica motora produce un aumento de la discriminación táctil y la reorganización cortical. Córdoba-Montoya. El umbral de discriminación se redujo después de tres horas de estimulación. ej. Se ha propuesto un mecanismo de ‘marca sináptica’ para proporcionar una explicación de cómo algunas sinapsis sufren potenciación mientras otras sinapsis adyacentes no se ven afectadas [15]. 51 (6): 367-374 . presentados después de que la LTP se haya establecido. los cambios sinápticos de larga duración requieren la activación de una cascada de señales genómicas que produce nuevas transcripciones desde el núcleo celular para ser utilizadas como material sináptico. No obstante. ej. Existen otras formas de LTP (p. motora. por otro lado. La STP muestra un rápido decaimiento después de ser inducida por un patrón de estimulación débil y dura entre 1 y 2 horas. Finalmente.com Rev Neurol 2010. sin ninguna duda. la STP depende de la activación de receptores NMDA y de la liberación de calcio intracelular mediada por el receptor de rianodina [7]. ya sea como ARN mensajero o como nuevas proteínas [26]. et al estímulos sensoriales mientras se registran en el cuero cabelludo los potenciales relacionados con eventos o potenciales evocados [10-12]. El principal objetivo de la presente revisión es mostrar los hallazgos recientes relacionados con el fenómeno similar a la LTP descrito en humanos y explorar la posibilidad de que este fenómeno comparta los mecanismos y propiedades características de la LTP en modelos animales. es la propiedad que permite que un estímulo débil produzca LTP sólo si se asocia con una fuerte tetanización [16]. una modificación plástica que se revirtió antes de cumplirse las 24 horas. requiere fuertes paradigmas de estimulación y es dependiente de la síntesis de proteínas. lo cual significa que sólo las vías neurales tetanizadas muestran una mejora sináptica. la propiedad más importante es su permanencia en el tiempo. así como también de factores de trascripción genética (p. producen una depresión persistente de la respuesta [14]. LTP temprana y LTP tardía [23]. En efecto. la LTP inducida en las fibras musgosas del hipocampo) en las que no se requiere la activación del receptor NMDA [22]. Este fenómeno se conoce como ‘despotenciacion’. resulta de utilidad. Propiedades de la LTP La teoría actual de la LTP indica que este fenómeno está definido por una serie de propiedades específicas. pero su descripción va más allá de los límites de la presente revisión. Además. la LTP es un proceso específico de entrada. En las siguientes secciones describiremos brevemente los resultados de aplicar el marco experimental de la LTP a las cortezas somatosensorial. Todas estas características son importantes para entender y definir el proceso fisiológico conocido como LTP. Estas fases han sido redefinidas recientemente como LTP1. Por el contrario. involucra un aumento de la actividad de calmodulina cinasa II (CaMKII). Trenes de baja frecuencia. mientras que otras vías no estimuladas no demuestran dicha mejora [14]..D. la inducción de LTP requiere la activación del receptor glutamatérgico del tipo NMDA y su expresión está mediada por un aumento en la liberación de glutamato [20] y un aumento de la conductancia del calcio [21]. El umbral de discriminación táctil fue evaluado antes y después de la coactivación de una pequeña región de la punta del dedo índice. La LTP no es un fenómeno unitario. Estudios posteriores que combinaron potenciales evocados somato- 368 www. Estos experimentos abren nuevas posibilidades para el estudio de la neuroplasticidad en la corteza humana.

neurologia. placebo Línea base 1 Hz. P3. EMTr: estimulación magnética transcraneal repetitiva. IR: inducción rápida. Resumen de los hallazgos más importantes de la bibliografía sobre potenciación a largo plazo en humanos. P2 y P3 ND 9 6 6 [34] [35] [12] RMf Aumento de BOLD E 10 [11] EEG Tetanización fótica. La estimulación magnética transcraneal (EMT). EEG EMTr 200 pulsos EMT 1. por otro.Potenciación a largo plazo en la corteza humana Tabla. PEM: potenciales evocados motores.500 pulsos EMT (5 Hz) Aumento de la respuesta del EEG al EMT en la corteza motora Aumento del PEM Memantina bloqueó los cambios en el PEM Aumento del PEV IR P1 a. y el grado de reorganización cortical. 51 (6): 367-374 369 . www. La evaluación posterior del dedo índice derecho mostró un aumento de la discriminación táctil. EMT: estimulación magnética transcraneal. En otro estudio. mientras que la anfetamina mejoraba la discriminación táctil de forma considerable. P2. E Amplitud del PEM Amplitud del PEM N1b a. 9 Hz IR. se han observado diferentes formas de plasticidad en la corteza somatosensorial y motora del cerebro humano. Ragert et al [31] combinaron la estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr) a 5 Hz aplicada sobre la corteza somatosensorial izquierda con la coactivación táctil de la representación cortical del dedo índice. N1a. En línea con los mecanismos establecidos de la LTP. coactivación táctil Estímulo EMTr Control Línea base ref. P50. 9 Hz Tetanización fótica. 9 Hz Aumento de desincronización del ritmo alfa Aumento de PEA E.600 ms. PEM Corteza visual PEV Estimulación tetánica continua/intermitente Estimulación tetánica continua/intermitente Tablero de ajedrez en hemicampo izquierdo/derecho Tablero de ajedrez en hemicampo izquierdo/derecho Tablero de ajedrez con punto de fijación en pantalla Tono auditivo (1. después de una coactivación continua aplicada al dedo índice. mientras que la reorganización cortical correlacionaba intensamente con el grado de mejora perceptual [29]. P200 22 [10] BOLD: contraste dependiente de los niveles de oxigenación sanguínea. ha reemplazado a la tecnología utilizada en aquellos primeros estudios. esta correlación podía ser manipulada farmacológicamente [30].com Rev Neurol 2010. P5 7 [33] EMT. 50 ms duración LD: 1 h N1 a. LD: 1 h ND 8 [49] Corteza auditiva PEA Línea base Tren de 1. [31] EMT. Estos estudios demostraron claramente que existe una correlación entre la cantidad de mejoría perceptual inducida por coactivación. 33 ms duración. IR IR. PEA: potenciales evocados auditivos. EEG: electroencefalograma. RMf: resonancia magnética funcional. NMDA: activación del receptor del tipo N-metil-D-aspartato. impedía el aumento de la discriminación táctil inducida por coactivación en el dedo índice derecho. PEM EMT. Siguiendo esta línea de investigación.000 Hz) Línea base Doble ciego. LD: larga duración. P4. E: especificidad. Además. Ambas drogas no afectaron los umbrales de discriminación en los dedos no estimulados. LD NMDA. ND: no disponible. Parámetros EAF 50 pulsos EMT (50 Hz) resultado principal Mejora del umbral de discriminación Propiedad de la LTP LD Componente del PE evaluado ND Número de participantes 12 Área Cortezas somatosensorial y motora Técnica EMT. P100. LTP: potenciación a largo plazo. EAF: estimulación de alta frecuencia. sensoriales en la corteza somatosensorial primaria (S1) y la evaluación de umbrales de discriminación táctil mostraron que. un medicamento que bloquea los receptores NMDA.000 Hz. por un lado. 33 ms duración Línea base 1 Hz. una técnica no invasiva que genera breves pulsos magnéticos para estimular áreas corticales a través del cráneo. comparación entre grupos Línea base 1 Hz 3 pulsos EMT (50 Hz) 3 pulsos EMT (50 Hz) Tetanización fótica. a Componente del potencial evocado que muestra aumento.800-2. la discriminación espacial aumentaba. presentación tonos a 13 Hz aleatoria entre 1. la aplicación de memantina. PEV: potenciales evocados visuales.

Seiscientos pulsos de estimulación tetánica continua produjeron un efecto mayor comparado con 300 pulsos [36]. La administración de un antagonista de NMDA no producía efecto alguno en el umbral motor. aplicando estimulación tetánica intermitente (un protocolo de estimulación originalmente diseñado para simular los patrones de disparo de neuronas hipocampales) destinada al área S1. o desaferentación. En su conjunto. LTP en la corteza visual humana Varias formas de plasticidad se han descrito en la corteza visual humana. Además.com Rev Neurol 2010. En un estudio previo. Una demostración particularmente interesante de la LTP en el área somatosensorial puede encontrase en un estudio de Esser et al [34].41]. pero bloqueaba la supresión que comúnmente produce la estimulación tetánica continua y el efecto facilitador de la estimulación tetánica intermitente. estas observaciones subrayan el hecho de que cambios similares a la LTP pueden reproducirse en las cortezas somatosensorial y motora humana. los altos niveles de variabilidad individual y. el efecto podía ser aún detectado en los participantes. Estos cambios parecen acompañarse de una reorganización de la comunicación sináptica. Usando una combinación de EMTr (1. un efecto que aumenta todavía más cuando los participantes realizan una tarea de ecolocalización [40.neurologia. Huang et al [35] mostraron que el receptor de NMDA estaba involucrado en el efecto producido por estimulación tetánica. como la fortaleza del fenómeno descrito. otros estudios. mientras que la actividad de esta área se reduce en individuos que perdieron la vista después de esa edad. A.500 pulsos de EMT a 5 Hz) y electroencefalografía de alta densidad (60 canales). el mismo grupo mostró efectos de larga duración (60 minutos) sobre el potencial evocado motor con el uso de estimulación tetánica continua. Por ejemplo. Otros autores subrayan el hecho de que la región cortical elegida influye en la magnitud y la fiabilidad de la estimulación tetánica.43]. Sin embargo. su corta duración (no superior a 30 minutos [36]). se ha observado una activación de la corteza occipital en pacientes ciegos cuando realizan tareas auditivas o táctiles. y estos cambios llegaron a su máxima expresión a los 15 minutos posteriores a la estimulación [33]. Este resultado es similar a lo descrito en preparaciones animales. el área V1 de la corteza visual se activa durante tareas de discriminación táctil en participantes que desarrollaron su ceguera antes de los 16 años. Por otro lado. algunos autores cuestionan ciertos aspectos. mejoró la amplitud de varios componentes de los potenciales evocados (N20o-N20p. La misma estimulación producía una disminución de la amplitud del potencial evocado motor cuando la estimulación tetánica se aplicó 2 cm posteriormente. utilizando estimulación tetánica repetiti- va. produciendo una respuesta potenciada ante el pulso magnético en áreas corticales adyacentes al punto de estimulación. La relación entre esta 370 www. Después de dos semanas. lo que sugiere la presencia de un período crítico para la reorganización cortical [44]. Sin embargo. 51 (6): 367-374 . ya sea durante actividad o descanso. El aumento en la respuesta se distribuye bilateralmente en los electrodos posicionados sobre la corteza premotora. no han encontrado el mismo efecto cuando ésta se aplicó sobre el área M1 [33]. Incluso breves períodos de deprivación visual. en muchos casos. con un incremento de la plasticidad después de períodos de estimulación no aferente [40]. En un estudio similar. Aumentos análogos que duran al menos 53 minutos se han demostrado en la amplitud de los componentes P25-N33 después de la estimulación tetánica en el área motora izquierda [37]. Estos datos sugieren que la EMT puede mejorar la respuesta sináptica mediada por la corteza somatosensorial. lo que apunta a un proceso plástico generado por la deprivación visual [41. Una hipótesis general es que la desaferentación del lóbulo occipital podría influir en los niveles de plasticidad. cambian la actividad de los períodos de descanso en la corteza motora [45] y mejoran la localización auditiva [46]. señalando que un paradigma que involucra la estimulación de la mano puede no afectar de la misma manera a otras regiones de la corteza motora o a todo el cerebro [38]. Es importante señalar que escasos estudios en este campo han evaluado procesos de aprendizaje asociados con los cambios neuroplásticos descritos. Córdoba-Montoya. N20p-P25 y P25-N33). que se reflejaría en una disminución de la densidad de los receptores de la benzodiacepina en el cerebelo de pacientes ciegos [42]. los autores estimularon específicamente la corteza motora izquierda. particularmente modificaciones plásticas que ocurren en respuesta a cambios funcionales.D. Se ha acumulado evidencia de la presencia de ciertas propiedades y mecanismos de la LTP en el área motora. Utilizando memantina en seis voluntarios. et al la estimulación eléctrica del nervio medial emparejada con registros de potenciales evocados somatosensoriales mostró una supresión de la inhibición de pulsos emparejados en el componente N20 ipsilateral a la EMTr comparado con el área contralateral no estimulada [32]. se ha observado un aumento del metabolismo en la corteza occipital durante el descanso o la inactividad en pacientes que desarrollaron ceguera temprana [39].

. Para una revisión reciente y detallada de los mecanismos de plasticidad auditiva en la corteza en adultos y en desarrollo. Utilizando el mismo tipo de estimulación visual. se demostró que la tetanización visual podía producir un aumento en la actividad celular [49]. produciendo una distribución más anterior del componente N1 del potencial evocado auditivo en pacientes sordos [63]. proporcionan una interesante demostración de la utilidad de técnicas no invasivas aplicadas al estudio de la plasticidad cortical humana. al igual que en referencia al aprendizaje perceptual [50]: la adquisición de un nuevo lenguaje [51].com Rev Neurol 2010. claramente identificado como potenciación sináptica a largo plazo. así como su línea media. un proceso que parece suceder más rápidamente en los pacientes jóvenes [61] y ser dependiente de los receptores tipo NMDA [53].neurologia. Al año siguiente. Teyler et al [12] mostraron que una rápida estimulación visual podría inducir cambios similares a la LTP en la corteza visual humana. Se ha sugerido previamente que cambios plásticos de larga duración en la corteza auditiva forman la base de la adquisición de un nuevo lenguaje [69]. ya sea usando medidas electrofisiológicas o hemodinámicas de la actividad de la corteza visual. pero esta vez empleando también resonancia magnética. la regeneración de las células ciliadas después del daño [53]. en concreto. LTP y plasticidad en la corteza auditiva humana Varias formas de plasticidad se han descrito en el sistema auditivo humano.Potenciación a largo plazo en la corteza humana acomodación plástica descrita en la corteza visual y cambios similares a la LTP no se ha establecido definitivamente. 952. según los casos descritos por Sacks [65]. Existe también evidencia que sugiere al área V1 como la base del aprendizaje perceptual [48]. Recientemente. Estos autores registraron los potenciales evocados visuales en regiones occipitales del cuero cabelludo ante estímulos con patrones visuales blanco/negro (tablero de ajedrez) presentados en el hemicampo visual izquierdo o derecho. pero no en el procesamiento de color. Se han demostrado cambios dependientes de la experiencia en animales de todas las edades [55] y en el sistema auditivo humano [67]. la corteza primaria somatosensorial (S1)– también afecta el procesamiento auditivo cortical [62]. Aunque estos estudios se llevaron a cabo utilizando pocos participantes (no más de 10 sujetos experimentales en cada caso). notching o muescas de frecuencias (la eliminación de frecuencias musicales concretas) [52]. Demostraron que la presentación repetitiva de un estímulo visual complejo desencadena un aumento del potencial evocado visual y. Además. la corteza auditiva ha comenzado a ser considerada de interés para el estudio de la plasticidad y la codificación de la memoria asociativa [66]. las estrategias utilizadas para resolver problemas de aprendizaje [57]. además. consúltese [60]. N1a y N1b) utilizando resonancia magnética de baja resolución. la estimulación intermodal [58] y la experiencia previa con el ambiente auditivo [59]. Adicionalmente. del componente de los potenciales evocados denominado N1b. Recientemente. Los autores estimaron. pero la www. un índice de actividad cortical. ej. el origen neural de los componentes de los componentes del potencial evocado (P100. un estudio que empleó resonancia magnética funcional demostró reorganización plástica de la representación cortical auditiva después del entrenamiento con frecuencias sonoras altamente especificas (950. El aumento en la actividad cortical auditiva podría estar asociado con las alucinaciones auditivas en algunos pacientes que desarrollan sordera durante la vida adulta. se confirmó el papel del lóbulo occipital en este aumento a través de la desincronización relacionada con un evento del ritmo alfa. el mismo laboratorio [11] pudo demostrar que la activación dependiente del nivel de oxigenación sanguínea aumentaba bilateralmente en la corteza estriada (áreas de Brodmann 18 y 19) después de una estimulación visual de alta frecuencia (9 Hz). demuestran que las características descritas en los modelos animales pueden aplicarse para explorar los mecanismos fisiológicos de este fenómeno en humanos. produciendo efectos convergentes. pero todos los casos parecen apuntar a un aumento de los niveles de la respuesta neural [47]. Se ha observado también un aumento de los componentes N1 y P3 en los potenciales evocados durante la localización de sonidos en las personas que desarrollaron ceguera temprana [64]. los cambios neurales asociados con el aprendizaje han sido más difíciles de evaluar. Además. Así. Un daño temprano en áreas interconectadas de la corteza –p. Estos estudios muestran claras similitudes entre los resultados obtenidos en humanos y en ratas. Varios estudios han mostrado que la desaferentación produce reorganización cortical [59]. observándose la implicación de la corteza estriada ipsi y contralateral (área de Brodmann 17). Otros factores también influyen en la plasticidad cortical auditiva: la edad [56]. 954 y 958 Hz) [68]. la deprivación auditiva parece tener un impacto en el procesamiento del movimiento. 51 (6): 367-374 371 . La corteza auditiva presenta una marcada capacidad plástica en animales adultos [70]. En concreto. Ningún otro componente del potencial evocado visual se vio afectado por la estimulación repetitiva. tinnitus [54] y la plasticidad auditiva adaptativa (una forma de plasticidad inducida por la atención a estímulos particulares) [55].

la corteza cerebral humana muestra cambios plásticos que podrían interpretarse como potenciación a largo plazo.35. la evidencia acumulada utilizando técnicas no invasivas. la EMT y la resonancia magnética funcional. utilizando esencialmente métodos electrofisiológicos y moleculares. 372 www. Aunque en el presente estado de la investigación sobre este asunto es imposible realizar afirmaciones sobre las características moleculares de este fenómeno en la corteza humana. existe evidencia convincente de la activación del receptor NMDA [30. como subrayan Teyler et al [12] refiriéndose a los cambios observados en la corteza visual: ‘Aún no está claro que el fenómeno de LTP que observamos en la corteza humana sea el mismo fenómeno que se ha demostrado ampliamente en preparaciones celulares. Córdoba-Montoya. Esta evidencia apunta a que la plasticidad del sistema auditivo permanece en la adultez y que un fenómeno similar a la LTP aparece en estas estructuras. así como en la corteza visual y auditiva. existe la necesidad de llevar a cabo nuevos estudios paramétricos. et al presencia de plasticidad asociada con el aprendizaje todavía no es concluyente. Además. han aumentado nuestra comprensión sobre la plasticidad sináptica en las áreas somatosensoriales y motora. 51 (6): 367-374 . y se observó un aumento en la actividad cortical en torno al electrodo situado en FCz. En segundo lugar. tendría un impacto importante en el desarrollo de agentes farmacológicos que mejorarían procesos cognitivos. Utilizando la presentación rápida de tonos auditivos (simulando una estimulación tetánica). existen varias ventajas asociadas con la identificación de las propiedades fisiológicas y los mecanismos de la LTP observada en humanos a través de técnicas psicofisiológicas. No obstante. Este estudio demostró exitosamente la validez de utilizar tonos auditivos como si se tratara de pulsos eléctricos equivalentes a los utilizados en preparaciones celulares. La respuesta potenciada fue registrada durante una hora en el grupo que recibió la tetanización. se precisan nuevas investigaciones que combinen paradigmas psicofisiológicos y conductuales. Estas predicciones tienen valor heurístico e importantes implicaciones clínicas. Asimismo.neurologia. La característica que se observa con mayor facilidad es su rápida inducción. como los potenciales evocados. tonos acústicos. Se necesita obtener más evidencia en este sentido para evaluar la viabilidad de este fenómeno como mecanismo de aprendizaje auditivo. El fenómeno también muestra especificidad. que se manifiesta claramente en experimentos visuales donde sólo el hemicampo visual estimulado muestra un aumento en la respuesta [11]. En primer lugar. Por ello. Sin embargo. una importante cuestión queda sin resolver: ‘¿es la LTP necesaria y suficiente para que ocurra el aprendizaje conductual en humanos?’ [5]. que una forma de LTP se haya descrito en la corteza auditiva humana [10].53]. estudios en las cortezas visual [12] y auditiva [10] manifestaron cambios plásticos que duraban al menos una hora. los cambios descritos en estos experimentos parecen preservar algunas de las propiedades que definen a la LTP. Al mismo tiempo. A.D. así como la evaluación de agentes farmacológicos que puedan modular estos cambios plásticos. ayudaría a responder la pregunta de si ‘los mecanismos de aprendizaje y memoria son similares en especies filogenéticamente diversas’ [74]. facilitaría la traducción de una enorme cantidad de información fisiológica y molecular a la investigación en humanos y la practica clínica. Además. ya que los cambios en la corteza auditiva no son fáciles de correlacionar con el aprendizaje conductual o la memoria [71]. que se consigue a través de diferentes paradigmas de estimulación y con diferentes tipos de estímulos (por ejemplo. Estos resultados encajan perfectamente con estudios que muestran una alteración del componente N400 y LPC (late positive complex) de los potenciales evocados obtenidos con la repetición de palabras en pacientes que muestran signos tempranos de enfermedad de Alzheimer [73]. entonces. los estudios han demostrado que ciertos cambios funcionales en los circuitos auditivos pueden lograse con la simple exposición a un ambiente sonoro atípico [55].’ Como estos autores reconocen. patrones visuales complejos como el tablero de ajedrez o pulsos magnéticos). Conclusiones Según la evidencia científica actual. la EMT y la resonancia magnética funcional. con aquéllas observadas en modelos animales. No debería sorprender. En tercer lugar. Evidentemente. demostrando así un paralelismo importante de esta forma de LTP con la que se registra en los modelos animales. y en el caso del la corteza somatosensorial eran reversibles dentro de las 24 horas [28]. como los potenciales evocados. se demostró el aumento del componente N1 de los potenciales evocados auditivos.com Rev Neurol 2010. como la memoria [75]. En efecto. y que una corteza auditiva normal es esencial para inducir plasticidad dependiente del entrenamiento en la localización auditiva [72]. Uno de los objetivos principales de la investigación biomédica es la traducción de los hallazgos en modelos animales a la fisiología y el comportamiento humanos para entender y predecir eventos en el ámbito humano.

Decreased benzodiazepine receptor density in the cerebellum of early blind human subjects. Katayama T. Machado S. Medina JH. Moore S. 22. Long-term potentiation and memory. 33. Teyler TJ. 826: 128-34. Goddard GV. Sanabria-Bohórquez SM. www. Trends Pharmacol Sci 1985. 29: 496-505.and highintensity theta pattern stimulation. Ca2+ and synaptic plasticity. Bol A. 183: 143-6. Kujala T. The after-effect of human theta burst stimulation is NMDA receptor dependent. McNaughton BL. Neurosci Lett 2003. Frombach E. Short-term and long-term modifications of neurons and evoked potentials in the human hippocampal formation. Brain Res 1990. 14. Izquierdo I. LTP forms 1. 129: 1659-73. Sadato N. TINS 2006. 2006. Clin Neurophysiol 2007. Collingridge GL. In Morrell F. Silva JG. Rev Neurol 2008. Alku P. Rounis E. Long term potentiation in the hippocampus: mechanisms of initiation and modulation by neurotransmitters. Kujala T. 21. 16: 389-400. Cunha M. 8. Brain 2006. 379: 127-31. et al. Hippocampal long-term potentiation: mechanisms and implications for memory. Edwards MJ. 4. 1949. Effect of theta burst stimulation over the human sensorimotor cortex on motor and somatosensory evoked potentials. Chen WR. Raymond CR. 248: 1619-24. Ferrarelli F. Proc Natl Acad Sci U S A 1996. Schwenkreis P. La ‘marca sináptica’ y la huella de la memoria. Ragert P. 35. Velasques B. 20: 729-39. Bliss TV. 18. Schubert M. et al. De Volder AG. Wilimzig C. Chittajallu R. Different molecular cascades in different sites of the brain control memory consolidation. Honda M. Kato K. Glucose utilization in human visual cortex is. Lambert N. Sinkkonen J. Beck H. Tsuji S. Kawahira K. Salonen O. 20: 7080-6. Tegenthoff M. Zaehle T. Neurosci Res Prog Bull 1982. Neurosci Lett 1995. Clapp WC.com Rev Neurol 2010. 20. 32. Hamm JP. Collingridge GL. Clapp WC. Yonekura Y. et al. 27: 2385-91. Brain Res 1978. Rothwell JC. Brain Res Bull 2006. Bol A. Long-lasting potentiation of synaptic transmission in the dentate area of anaesthetized rabbit following stimulation of the perforant path. 37. The effects of repetitive low frequency stimulation on control and ‘potentiated’ synaptic responses in the hippocampus. Macromolecules and the maintenance of long-term potentiation. Huotilainen M. Barrionuevo G. 6: 399-416. Huang YZ. 6. De Volder AG. Rothwell JC. 15: 5402-10. Bliss TVP. 118: 1028-32. Kirk IJ. 3. Hamm J. Synaptic plasticity in the human dentate gyrus. Tononi G. Proc Natl Acad Sci U S A 2001. 27. Memories of NMDA receptors and LTP. Ahonen AI. Bonini JS. Coppens A. 36. Esser SK. Science 1990. Lømo T. The organization of behavior: a neuropsychological theory. 8: 281-5. Albrecht D. et al. Synaptic enhancement in fascia dentata: cooperativity among coactive afferents. Lie A. 26. 17. 30: 167-75. Zalutsky RA. 46: 543-9. 24. Babb TL. Wilson W. Lutz K. Nature 1993. Theta burst stimulation of the human motor cortex. Corballis M. Douglas RM. Brain Res 1999. Ragert P. 28. 157: 277-93. 301: 91-4. Sustained increase of somatosensory cortex excitability by 5 Hz repetitive transcranial magnetic stimulation studied by paired median nerve stimulation in humans. Almaguer-Melián W. Neuron 2005. 118: 2506-11. Induction and reversal of long-term potentiation by low. 31. 510: 115-21. Clin Neurophysiol 2006. Science 2003. 45: 201-6. Induction of LTP in the human auditory cortex by sensory stimulation. Michel C. 21: 2045-50. 85: 272-82. 38.Potenciación a largo plazo en la corteza humana una mayor comprensión de los mecanismos de plasticidad cerebral ayudaría a prevenir efectos secundarios no deseados de estos fármacos. Lee S. 9. 30: 176-84. Pleger B. Modulation of somatosensory evoked potentials using transcranial magnetic intermittent theta burst stimulation. Bevilaqua LRM. Long-term depression: multiple forms and implications for brain function. Collingridge GL. Jarvinen A. Okada T. Rossato JI. Learn Mem 1999. Otani S. Nakanishi R. Bastos VH. DiScenna P. 92-109. et al. Rothwell JC. Williamson A. Basel: Birkhauser. 18: 54-6. Abraham WC. Toward a molecular explanation for long-term potentiation. 29.neurologia. 16. Lynch G. TINS 1995. Chen RS. 42. Neurosci Lett 2005. et al. The legacy of Graham Goddard. Alho K. 24: 377-85. Palva MJ. 40. The role of blind humans’ visual cortex in auditory change detection. Kirk IJ. Neurobiol Learn Mem. Tegenthoff M. Alford S. Critical period for cross-modal plasticity in blind humans: a functional MRI study. Cooke SF. 84: 87-136. Visual cortex activation in blind humans during sound discrimination. Massey PV. Aprendizaje y memoria implícita: mecanismos y neuroplasticidad. New York: Lawrence Erlbaum. Matsunaga K. Schottler F. J Physiol 1973. Schwenkreis P. Comparison of two forms of longterm potentiation in single hippocampal neurons. et al. Elger C. Wen HY. Pharmacological modulation of perceptual learning and associated cortical reorganization. Huotilainen M. Plasticity in the human central nervous system. J Neurosci 1995. Martin PG. Physiol Rev 2004. Clin Neurophysiol 2007. Hamm JP. Annu Rev Neurosci 1987. 44. Kindling and synaptic plasticity. Long-term modifications of synaptic efficacy in the human inferior and middle temporal cortex. Arno P. 22: 1135-40. Gandevia SC. Labar D. 45: 607-14. Taylor JL. Dinse HR. 39. 30. Bergado-Rosado JA. 93: 8011-5. Pleger B. Clin Neurophysiol 2007. Schwenkreis P. Theta burst stimulation does not reliably depress all regions of the human motor cortex. Rev Neurol 2007. 348: 105-8. Bliss TVP. Becker M. Goffinet AM. Dinse HR. Godde B. 2. 15. 43. Dinse HR. 98: 12255-60. Murayama N. Collingridge GL. Peterson MJ. Huang YZ. Shifts in cortical representations predict human discrimination improvement. Effects of long-term potentiation in the human visual cortex: a functional magnetic resonance imaging study. Johnson B. A synaptic model of memory: long-term potentiation in the hippocampus. Input-specific longterm potentiation in the rat lateral amygdala of horizontal slices. Combination of 5 Hz repetitive transcranial magnetic stimulation (rTMS) and tactile coactivation boosts tactile discrimination in humans. Pleger B. ed. TINS 2007. 1991. Hebb DO. Life Sci 1980. 25. Kirk IJ. 41. 356: 91-4. Changes in occipital cortex activity in early blind humans using a sensory substitution device. Shepherd D. 13. Sweatt JD. 23. Ragert P. Neuroimage 2002. Huber R. Coppens A. TINS 2007. Massimini M. Teyler TJ. Bliss T. J Neurosci 2000. Malin JP. 118: 1033-43. Eur J Neurosci 2005. Sibomana M. 69: 86-94. Robert A. Nicoll RA. Drephal C. Long-term potentiation. De Volder AG. 117: 2684-90. Spencer DD. Clapp WC. Bashir ZI. Associative pairing of tactile stimulation induces somatosensory cortical reorganization in rats and humans. Bibliografía 1. 10: 131-61. Cammarota M. Helmstaedter C. Catalán-Ahumada M. Teyler TJ. 34. Michel C. Barr D. Brain Res 2001. respectively elevated and decreased in early versus late blindness. Bhatia KP. Veraart C. Portella CE. López-Rojas J. 2 and 3: different mechanisms for the ‘long’ in long-term potentiation. Dinse HR. Cell Calcium 1998. 12. A direct demonstration of cortical LTP in humans: a combined TMS/EEG study. Eur J Neurosci 2005. 7. 888: 203-11. Marcar VL. Hamalainen MS. Lynch MA. 51 (6): 367-374 373 . 10. Neuroreport 2005. Hoyt K. 6: 407-11. 232: 331-56. Spengler F. Goussakov I. Shepherd GM. 19. Pleger B. Ishikawa S. Neuroreport 1996. 11. Wanet-Defalque MC. 361: 313-39. Tegenthoff M. Neurosci Lett 2004. 5. 16: 1977-80. et al. Dinse HR. Long-term potentiation of human visual evoked responses. Ragert P. p.

but not color. Salmon DP. et al. 229: 106-15. 46. 89: 153-66. The present review illustrates the state of the LTP-like phenomenon recently described in humans. Prog Neurobiol 1998. Tales of music and the brain. Complex sound processing during human REM sleep by recovering information from longterm memory as revealed by the mismatch negativity (MMN). cerebro auditivo adulto y en desarrollo. McDermott HJ. 374 www. Gandour J. Izquierdo MA. Cook-Deegan R. Belliveau JW. Neurobiol Learn Mem 2008. Wassermann EM. 58. Nodal FR. Keuroghlian AS. Illes J. Neurosci Lett 2006. Bizley JK. Jancke L. Brain Res Cogn Brain Res 2002. More accurate sound localization induced by shortterm light deprivation. King AJ. 82: 109-21. 57. Key words. Friston KJ. Hear Res 2007. 229: 158-70. Desjardins J. Morphological processing in early bilinguals: an ERP study of regular and irregular verb processing. Roberts LE. 35: 567-74. Schwartz S. Memory. et al 45. Neville HJ. 68. 49. Atienza M. 2007. Curr Opin Neurobiol 2007. Bajo VM. Physiological and behavioral studies of spatial coding in the auditory cortex. Vision Res 2008. 59. Lutkenhoner B. Kirk IJ. Morris SK. Rauss KS. Xu Y. New York: Alfred A. Edeline JM. Vesson JF. Neuropsychologia 2007. 147: 188-99. 229: 54-68. Sams M. 70. Schulz AL. Engelien A.com Rev Neurol 2010. Leclerc C. Weinberger NM. Visual deprivation effects on human motor cortex excitability. Cochlear implants: cortical plasticity in congenital deprivation. RodríguezFornells A. Conclusions. et al. Weinberger NM. Galaburda AM. 60. Heinze HJ. Learning-induced physiological plasticity in the thalamo-cortical sensory systems: a critical evaluation of receptive field plasticity. Wollbrink A. 50. Higgins NC. Olichney JM. 65.D. Neurosci Lett 2005. Hamm JP. Díaz B. Long-term potentiation. Veuillet E. De Diego-Balaguer R. Krishnan A. Short-term functional plasticity in the human auditory cortex: an fMRI study. Escabi MA. EEG coherence in early-blind humans during sound localization. Injury-induced reorganization in adult auditory cortex and its perceptual consequences. Brain Res 2001. Rehabilitation plasticity: influence of hearing aid fitting on frequency discrimination performance near the hearing-loss cut-off. 47. Encoding of pitch in the human brainstem is sensitive to language experience. Early cortical damage in rat somatosensory cortex alters acoustic feature representation in primary auditory cortex. 56. Prog Brain Res 2006. Klinke R. et al. Musicophilia. Eggermont JJ. 376: 154-9. Long-term enhanced desynchronization of the alpha rhythm following tetanic stimulation of human visual cortex. 229: 69-80. Absent event-related potential (ERP) word repetition effects in mild Alzheimer’s disease. 48. Neuron 2002. 227: 19-27. Vuilleumier P. Raij T. Pantev C. Auditory cortical plasticity: does it provide evidence for cognitive processing in the auditory cortex? Hear Res 2007. 25: 312-27. Auditory deprivation affects processing of motion. Effects of perceptual learning on primary visual cortex activity in humans. Cantero JL. Physiology. 72. 51. Jaaskelainen IP. TINS 2007. Collet L. Brain Res Cogn Brain Res 2005. Segalowitz SJ. 117: 1319-30. Read HL. Gabriel D. 389: 17-20. Sebastián-Galles N. and the possibility of ascribing the known mechanisms of LTP to the human cortex. pharmacology and plasticity at the inner hair cell synaptic complex. Learning strategy determines auditory cortical plasticity. Hillyard SA. Bara-Jiménez W. Malmierca MS. Knudsen EI. 18: 527-30. Correlated neural activity as the driving force for functional changes in auditory cortex. We argue for the need of more focused experimental research on this particularly important area of neuroplasticity. 30: 653-61. This adjustment in synaptic efficacy is the physiological process that sustains learning and memory. Neuroplasticity. Gardner H. Hear Res 2007. Muthukumaraswamy SD. Long term potentiation (LTP) is defined as a long-lasting enhancement in communication between two neurons after the delivery of high frequency trains of electrical stimulation. 73. Dolan RJ. Clapp WC. Lassonde M. Wang J. Oliver DL. Irvine DRF. Kandel E. Hartmann R. Rosen GD. Pujol R. Kral A. Farah MJ. Auditory cortex. Curr Biol 2008. 51 (6): 367-374 . 842: 192-9. Neurocognitive enhancement: what can we do and what should we do? Nat Rev Neurosci 2004. Thiel CM. Hear Res 2007. 398: 220-3. 75. Brain Res 1999. 66. Eybalin M. 54. Hear Res 2007. However. Knopf. 901: 151-60. Sacks O. Rebillard G. Lewald J. 48: 421-9. 62. Cog Brain Res 2001. Octopus conditioning: a multi-armed approach to the LTP-learning question. Visual cortex. A. Teyler TJ. 74. few studies have addressed the existence of a similar phenomenon in the human cortex. Ruel J. Heid S. 52. Campbell RAA. 63. Hear Res 2006. King AJ. 12: 479-85. 57: 165-224. 150: 970-83. 48: 55-62. King P. Lloyd R. Iragui VJ. 157: 283-313. 67. Rajan R. Tillein J. León-Sarmiento FE.neurologia. Glanzman DL. 14: 422-34. Adaptive auditory plasticity in developing and adult animals. Aage RM. Ahveninen J. Development. Clin Neurophysiol 2006. Cogn Brain Res 2005. Riggins BR. Mitchell TV. Córdoba-Montoya. 71. 25: 161-8. 69. Irvine DRF. Lepore F. Short-term plasticity of the human auditory cortex. Rev Neurol 2009. Dahmen JC. Short-term plasticity in auditory cognition. Kutas M. Wustenberg T. A detailed knowledge of synaptic plasticity in the human cortex will facilitate a smooth translation of a wealth of physiological and molecular information and will have a major impact in the development and design of pharmacological agents intended as cognitive enhancers. 53. Neurosci Lett 2005. Armstrong BA. 17: 456-64. Hear Res 2000. 45: 1215-22. Auditory associative memory and representational plasticity in the primary auditory cortex. 64. Cholinergic modulation of experience-dependent plasticity in human auditory cortex. Learning to hear: plasticity of auditory cortical processing. Pourtois G. All together now: long term potentiation in the human cortex Introduction. 213: 49-57. 55. Gaab N. Cariani P. Scheich H. Mecanismos de plasticidad (funcional y dependiente de actividad) en el 61. Prog Neurobiol 2007. 5: 421-5. map changes and their potential mechanisms. even though it has been investigated for more than 30 years using animal models. Berlau KM. Neuroscience 2007.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful