You are on page 1of 12

portada

La pobreza y la exclusión en Medellín

Está claro que vivimos en una ciudad con altos índices de violencia, pobreza y exclusión social además que para poder llevar a cabo una disminución de estos índices es sumamente importante y necesario adquirir una mayor articulación del aparato de seguridad en el sistema judicial, el sistema judicial es débil en Colombia, la impunidad muy alta, cosa que evita que haya un aparato de seguridad eficiente y tenemos todos como ciudadanos un llamado de atención urgente relacionado con la transformación dinámica de la violencia en las ciudades colombianas, debemos evaluar mejor su proceso desarrollo efectividad y proponer nuevas políticas para general un mayor impacto que se oponga a este problema que nos agobia desde la conquista.

Actualmente en Medellín se han desarrollado muchísimos programas y objetivos alrededor de este fenómeno para poder terminar con esta realidad tan preocupante, uno de los más conocidos es: Medellín solidaria, un programa que busca reducir la pobreza externa de la cuidad enfocándose en los estratos 1, 2, del Sisben en la zona urbana de Medellín y a hogares del área urbana vinculadas a Familias en acción y la población despasada con mayores dificultades. ³Este programa tiene como objetivo contribuir para que los hogares más vulnerables de Medellín mejoren sus condiciones de vida, por medio del acceso preferente a los programas de salud, educación, bienestar, desarrollo promocionando la autonomía y contribuyendo a mejores formas de convivencia familiar y social´.

Medellín solidario tiene nueve ejes básicos para atacar el problema que son: identificación, ingresos y trabajo, educación y capacitación, salud, nutrición, habitabilidad, dinámica familiar, bancarización y

ahorro y acceso a la justicia, con base a estos parámetros se ha hecho un seguimiento a la pobreza se ha tratado de incentivar la contratación social de empresa privada, e implementar un sistema de monitoreo, información y evaluación que permita hacer seguimiento a la evolución de la pobreza en la ciudad y también satisfacción de los hogares con el Programa, aunque tiene buenas ideas y es muy amplio a la hora de abordar el fenómeno de violencia a la hora de reunirse y evaluar los objetivos cumplidos se encontraron con : ³a) Resultados precarios dos años después de haber iniciado. Se resalto la necesidad de una evaluación de impacto social para conocer realmente los resultados en términos de reducción de pobreza extrema, b) En términos de evaluación: ¿cómo separar el impacto de Medellín solidaria del impacto de Familias en acción? Dado que son programas de diferentes ordenes gubernamentales estrechamente ligados, c) Un programa que otorga susidios a hogares en diferentes frentes puede generar incentivos perversos para que las personas no busquen su independencia económica, lo cual puede afectar el componente de ingresos en los hogares y una mayor autonomía de las familias vinculadas a Medellín solidaria, d) Los recursos y la capacidad institucional para atender dentro del programa la constate llegada de población desplazada y altamente vulnerable que llega a la ciudad y que serian objeto del programa, e) La intención del programa aún no muestra indicadores respecto a la población en pobre en las zonas rurales de Medellín, puesto que es objeto del programa . Se resalto la brecha existente entre Medellín urbana y rural y necesidad de prestarle a esto mayor importancia desde las políticas públicas.

Entre otras entidades y programes con objetivos claros que son la reducción de violencia, grupos delictivos y desigualdad social:

Atreves de una investigación y reunión de mesa de trabajo sobre seguridad llegaron a la conclusión de que hay un cambio en la naturaleza de los responsables del homicidio porque se paso de una

situación en 2003-2004 llamada conflicto urbano armado a una situación con un fenómeno que prevalece en el crimen organizado teniendo en cuenta que las desmovilización también influye en este fenómeno.

Otra conclusión fue el asunto de la violencia y todo lo que hemos hablando hasta ahora se ha convertido en algo numérico, está bien a la hora de construcción de políticas públicas y arrojar estadísticas de desarrollo o mejor pero se está olvidando la contextualización de las cosas y los números que están dando falsos positivos en ocasiones sobre la totalidad del asunto, por eso los números están diciendo más de lo que dicen las palabras descontextualizando el problema su naturaleza pública y las futuras políticas que se implementaran para resolver este asunto ( la violencia, la segregación y los homicidios). Por ese el doctor Juan Diego Vélez, Secretario de gobierno de Medellín dice: ³Esta pasando algo con los números que a mí me parece muy grave´. También dice: Hoy en Medellín tenemos una gran dificultad para saber cuáles son las cifras de homicidios por que no es fácil conciliando en la medida de que los organismos conglomeren la información y trabajen unidos, es por eso que presentan cifras completamente diferentes.

El otro factor que nos tiene en esta situación de pobreza y discriminación social es el narcotráfico, un flagelo fuerte y muy importante a la hora de hablar de la violencia como fenómeno, este es un tema que no se debe demeritar ni poner en cola de espera para ser tratado, por el contrario, se debe atacar con más fuerza y dedicación además de someter a discusión para encontrar la mejor manera de abordarlo.

³El narcotráfico es un tema que está latente´ dice el documento y lo reitera suministrando los datos sobre Antioquia y departamentos aledaños, aclara que Antioquia está en una producción creciente de drogas, habla de un micronarcotráfico y el incremento de consumo con una droga más barata, además todo esta interrelacionado, tarde o temprano ese micronarcotráfico hace parte de redes internacionales de los de la pesada: narcotraficantes reconocidos y de mucho respeto para los de sus barrios y su sociedad.

El segundo fenómeno más influyente en la violencia son las guerrillas urbanas, esto de da gracias a la existencia de muchos milicianos con distintas tendencias políticas, permitiendo dejar una estructura base para la logística de la guerrilla, crecimiento del paramilitarismo y capacidad de de acción al igual que cobertura mucho mayor, hay quienes la desestiman pero allí hay muchísimas organizaciones perjudiciales que más adelante se unen a los narcotráfico o bandas de organizaciones de mayor fuerza, es por eso que el gobierno la policía e incluso todos nosotros no encontramos en una pérdida constante de legitimidad con respecto a las normas y leyes básicas que se deben cumplir como civiles de Colombia, por eso los espacios se van llenando de frontera invisibles que son nada mas ni nada menos que grupos armados y delincuentes que están dominando un terreno y generando inmovilidad social.

La movilidad de los ciudadanos esta intrínsecamente relacionada con la seguridad social, la cual es un problema que a todos y cada uno nos concierne nos toca y por ende nos importa, este asunto nos e debe medir con índices numéricos, lo ideal es tratarlo como un

asunto colectivo y un poco mas relativo donde cada uno debe aportar su granito de arena haciendo de la política pública algo propio que debemos instalar en nuestro bien común y forma de obrar para legitimizar nuestra seguridad ciudadana y darnos el puesto que merecemos, una ciudad tranquila y segura, este es un claro llamado a que los ciudadanos construyan la ciudad que quieren.

Según Marcel Barón Soto los incrementos de violencia y homicidio no son un fenómeno coyuntural, no responden a una situación ajena o algo que se ha venido desarrollando atreves de los años y que por tanto, tampoco puede ser enfrentado como tal. No se ha podido romper un ciclo de problemas estructurales en la cuidad y malas maneras de atacar el problema de la violencia y la pobreza.

Se generan geoestrategias para atender este problema de la seguridad ciudadana, el incremento de las capacidades y crecimiento de oportunidades para la ciudadanía, buscando adquirir resultadas a mediano y a largo plazo que serán ideales para el seguimiento y la coordinación de la fuerza pública. Al crear una unión potenciamos los recursos que tiene la ciudad para el seguimiento de la seguridad social, para llegar a una Medellín más segura no solo se necesita la reducción de homicidios, sino que significa mejoramiento de bienestar ciudadano en todos los ámbitos y muchísimas más cosas adicionales. Un parámetro básico que deja claro el documento es que las partes más seguras de la ciudad son los conglomerados comerciales, las industrias, los restaurantes, hoteles, zonas turísticas y que las zonas

más inseguras son el cinturón de pobreza que rodea la ciudad (Estos son puntos críticos). Los puntos sensibles son aquellas zonas que en el municipio quedan en el medio de comunidades seguras y puntos críticos. La intervención de la alcaldía creando lugares ideales para el estudio de carreras profesionales y técnicas permiten que los jóvenes que se encuentran en puntos sensibles y críticos no caigan en el ciclo de la violencia, por el contrario de un empuje al progreso y a largo plazo es una excelente inversión en capital humano para la ciudad, el departamento y en última instancia el país.

Las transformaciones de la violencia: La interpretación de lo que esta ocurriendo en la sociedad y en el campo delictivo es clara si se detalla minuciosamente, esta violencia que es el principal factor de inseguridad tiene diferentes dinámicas, patrones y causas las preguntas base que se hicieron los investigadores para arrojar datos confiables fueron varias pero las mas relevantes en mi opinión fueron: ¿Qué está pasando con las ciudades Colombianas en material de seguridad?, la respuesta es que se da una trasformación de violencia por devolución del conflicto armado, el fenómeno de marginalización la confrontación entre grupos guerrilleros y su situación socioeconómica geográfica y de posturas intelectuales, el neo paramilitarismo, la para política, entre otras.

La explicación más a fondo que podemos emplear para este suceso es por la herencia de viejos grupos paramilitares que lavan el cerebro de los pobres campesinos sin educación instaurando partidos de izquierda e invitando a la anarquía o abolición del poder de Estado, la segunda razón que explica lo que ocurre con la transformación de la violencia es el conflicto armado, es decir los aprendizajes de la guerra o lo que también es llamado ³tecnologías de violencia´ donde operan de tal manera que puedan maximizar su capacidad de acumulación de bienes o lo que necesiten y poderío.

Ahora el principal reto de la seguridad son los grupos armados de cualquier índole, ya sean paramilitares, neo paramilitares, pandillas guerrillas, ladrones; además cohesionar todas las fuerzas y metas de diferentes entidades para generar una simbiosis de mutua cooperación y tener resultados de gran eficiencia.

Me parece que la policía debe ser flexible y menos especializada asi como dice el documento, porque a veces se presentan casos donde un tránsito no hace nada si esta presenciando un robo pero si cuando alguien está pasando una señal de transito, por eso el documento dice ³ la inercia de la política de la seguridad ha enfocado muchos recursos y la innovación organizacional del ejercito«. El proceso de especialización la hace ineficiente´

La policía debe ser acéquiale afable y no debe instaurar terror o tener abuso de poder, por el contrario deben ser casi un amigo general del barrio alguien a quien se debe recurrir en caso de peligro o situaciones de pánico, es decir una autoridad cercana

America latina un ejemplo macro de problemas en seguridad cuidadana. La droga y el narcotráfico son los hilos que tejen la red de las estructuras criminales que en época de dictadura estaban subyugadas a las decisiones del gobierno pero una vez acabada la época de dictadura se salieron de control generando una oleada gigantesca de consume elaboración venta de droga que se traduce en violencia y un dolor de cabeza para cualquier estado, sea Chile ecuador, mejico, Guatemala o Colombia. Es contradictorio que el país potencia con el que compartimos continentes diga que invierte tanto tiempo dinero y esfuerzo en la erradicación de la droga y el narcotráfico mientras es el primer consumidor de ella, antes eran solamente los carteles Colombianos ahora este fenómeno se expandió por todo latino América, siempre y cuando la droga se consuma siempre será un buen negocio para el narcotraficante de cualquier nacionalidad. Las organizaciones criminales son manejadas por jóvenes y adultos con un poder de violencia y fuerza grande frente a esto, las nuevas leyes de responsabilidad penal de adolescentes, la Ley de infancia y adolescencia es bastante pobre y las edades de profesionales son increíbles por que llegan de 14 años o incluso menores.

La reestructuración al gasto para invertir donde hay que invertir en seguridad social es necesaria y urgente por eso se debe retomar reuniones conversatorios y foros para saber dónde invertirlo y fortalecer a las instituciones en estos campos, además no está de más un fortalecimiento a organismos de seguridad y justicia social.

La corrupción: Debemos tener políticas preventivas y penales para los organismos y entidades que incumplan con las normas que deben seguir y castiguen a los corruptos por mas fuero que tengan, en conjunto con el Gobierno Nacional la responsabilidad es compartida tanto por parte de las instituciones que deben hacer cumplir la ley como la deel Gobierno nacional, esa corrupción desemboca en algo aún mas grave que mencionare a continuación.

La falta de credibilidad: La única menara de conseguirla es trabajando y entregando resultados positivos o realistas, evitemos las campanas para mejorar la imagen lo que se necesita es un trabajo en equipo, no en grupo que tenga intervención social que sea efectivo y también incluya la policía.

La forma tradicional es que se viene trabajando todo este embrollo es desde la institucionalidad, llamo la atención a otros países como por ejemplo a Guatemala.

Para concluir debo decir que el narcotráfico es el lado amable de la violencia solo se intensifica con la competencia y que los otros son muchos más fuertes y difíciles de combatir.

Bibliografía: Proantioquia: Cámara de comercio de Medellín, Eafit, El colombiano, casa editorial el tiempo. Documento de Medellín como vamos.