You are on page 1of 3

LA PROMOCIÓN DE NUEVOS LECTORES

Miguel Ángel Fornerín fornerin.blogspot.com

M

e parece de importancia cardinal la promoción de la lectura, la creación de una comunidad letrada, frente al avance de de los medios audiovisuales y la comunidad del ciberespacio. Creo que hoy leemos más que ayer, que tenemos a una juventud motivada y que vive más que ninguna obra generación en un mundo que depende cada día más de la información. Pero no confundo la proliferación de medios con el desarrollo de las capacidades cognitivas, ni ir al cine con la aptitud de leer profundamente. En los tiempos que corren, el libro tradicional pierde terreno frente a la televisión. Esa es una verdad de Perogrullo y la referimos constantemente, padres y educadores. También es evidente que los niños y jóvenes están más interesados en los medios audiovisuales que en el libro mismo. La prueba la encontramos en las breves encuestas que hacemos al iniciar un curso de lengua: ¿A quién le gusta leer? De unos veinte, apenas tres jóvenes; y a lo máximo, cinco. Pero la pregunta se refiere a leer libros. No es del agrado de los jóvenes hoy día leer libros. Y el periódico mucho
[1]

menos. En el mundo universitario cada día vemos menos estudiantes ojear el periódico. En una comunidad de tres mil, sólo se vende un centenar de periódicos. Entonces ¿es necesario crear una comunidad de lectores? No solamente por eso. Pero definamos ¿qué es leer? ¿Los jóvenes leen de otra manera? No lo creo. Pienso que leen en otro soporte. Y que llenan constantemente en comunidades virtuales. El asunto es si las comunidades del ciberespacio, pueden sustituir las comunidades letradas, que se formaron con la invención del alfabeto en Grecia hace siglos y las que tuvieron un empuje extraordinario con la invención de la imprenta y la reforma protestante en la modernidad. Estos acontecimientos están intrínsecamente ligados al desarrollo de la comunicación, el pensamiento abstracto, la formulación de paradigmas científicos y el nacimiento de los saberes letrados que dejaron atrás la visión mítica de la realidad y fueron desarrollando el pensamiento lógico y el racionalismo en los que se basan las ciencias actuales. Leer con gráficas o con música, desde los multimedios, entonces no ha cambiado la lectura, ni el pensamiento. Por lo tanto, tenemos que las comunidades de lectores virtuales no podrá reemplazara a los lectores letrados.

[2]

Más bien creo que uno es el sustentáculo del otro. Aprender a leer está íntimamente ligado a aprender a pensar. Y es un proceso que se inicia en la infancia y no termina nunca. De ahí que sea importante todo proyecto que promueva la creación de nuevos lectores en la edad temprana, la lectura en la casa y la planificación escolar de la lectura en la curricula educativa. Por eso, repito, que el tema de la lectura es trascendental para la sociedad y su puesta al día es un asunto que inicia por los padres y profesores. [Vea los libros de Miguel Ángel Fornerín en Amazon.com]

[3]