You are on page 1of 2

Cuando se conoce la verdad

MARTES, 30 DE NOVIEMBRE DE 2010

La filtración de documentos secretos de los Estados Unidos hecha por Wikileaks revela toda una serie de cuestiones bien conocidas entre los expertos pero ignoradas por la opinión pública mundial Todo lo malo tiene una cara buena. Este debe ser el único consuelo que les queda a los dirigentes políticos y militares de los Estados Unidos, y es que de todo se puede sacar provecho. Ciertamente, que documentos secretos sean hechos públicos, previa invasión del sistema informático que los guardaba, es un golpe muy duro para cualquier estado, y especialmente para la primera potencia mundial. Pero también pone al descubierto cuestiones que la gente, y los periodistas en especial, deberían conocer. De entre estos hay dos que, por una cuestión de máxima actualidad, nos parecen de especial importancia, y un tercero que, por proximidad, es un gran ejemplo de lo que decimos.

Para empezar, la problemática de Corea del Norte, un juguete que sirve a los intereses chinos en la zona, y que estos están dispuestos a desmantelar de forma inmediata si se les permite seguir teniendo el predominio sobre la península coreana de forma política, económica y militar. Para ellos es cuestión de guardar su flanco sur, nada nuevo en la geopolítica. El otro hecho que "revelan" los documentos filtrados es el miedo que los países árabes, y especialmente las monarquías del golfo Pérsico, tienen a un Irán nuclearizado, y especialmente a que éste disponga de armamento nuclear. Y para resolver el problema, lo que hacen es presionar a los Estados Unidos para que ataquen Irán. Otro de golpe, nada nuevo en la historia. Fueron estas mismas monarquías las que prestaron los fondos para que Irak se enfrentara a Irán en una guerra que fue de una crueldad pocas veces superada. SANTIAGO SILLAS BLANCO PÁGINA 1

Y con ese dinero, Irak compraba armamento en Estados Unidos. Una de las consecuencias de aquella guerra fue que Irak se encontró con que sus socios no le condonan las deuda, e incluso algunos exigían un pago inmediato con unos intereses fortísimos. Lo más beligerante en este sentido fue, curiosamente, Kuwait.

Los medios de comunicación ya se han encargado de reproducir las demandas de los países árabes en pidiendo acabar con el potencial nuclear de Irán, uno de ellos especialmente expresivo: "hay que cortar la cabeza a la serpiente". Este es un claro ejemplo de cómo funciona la geopolítica a un nivel real, y de cómo se exhibe y es percibida por la opinión pública. Si mañana los Estados Unidos, o Israel, atacan Irán y en destruyen las plantas nucleares, las masas árabes y musulmanas saldrán a las calles, con la aquiescencia de sus gobiernos, para protestar por "la agresión". Pero tanto en Oriente como en Occidente, la gente debe saber la verdad. Y esta es la que demuestra esta filtración.

Y para utilizar un ejemplo muy cercano, se acusa a los Estados Unidos de haber presionado la Audiencia Nacional española para que parara la investigación de la muerte del periodista José Couso, unos hechos ciertos, pero perfectamente imaginables y lógicos. En paralelo, quizá algún día sabremos cuáles fueron las presiones, renuncias, "compra-ventas" entre los estados españoles y francés en el tema de ETA y los GAL. Por ejemplo, en la liberación de unos miembros del GEO detenidos mientras intentaban secuestrar un militante de ETA, o porque no detuvieron ningún GAL de nacionalidad española, o porque Francia cambió su actitud hacia ETA.

Todas estas cuestiones son en la mente de cualquiera que haya seguido las historias, y especialmente de los expertos en las diversas temáticas. Pero también debería estar en la mente de la ciudadanía, pero sobre todo de los periodistas, y de entre estos, los que se proclaman "expertos", para que la realidad sea vista en toda su extensión, y no bajo prismas reducidos y, a menudo, interesados.

SANTIAGO SILLAS BLANCO

PÁGINA 2