You are on page 1of 3

Centro de Documentación Judicial

Id Cendoj: Órgano: Sede: Sección: Nº de Recurso: Nº de Resolución: Procedimiento: Ponente: Tipo de Resolución: Resumen: MATERIAS NO ESPECIFICADAS 30030370042010100478 Audiencia Provincial Murcia 4 522/2010 501/2010 CIVIL CARLOS MORENO MILLAN Sentencia

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 4 MURCIA SENTENCIA: 00501/2010 Rollo Apelación Civil nº: 522/10 Ilmos. Sres. Don Carlos Moreno Millán. Presidente Don Francisco José Carrillo Vinader Don Juan Antonio Jover Coy Magistrados En la ciudad de Murcia, a cuatro de octubre de dos mil diez. Esta Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Murcia ha visto en grado de apelación los presentes autos de Juicio Ordinario que con el número 656/08 se han tramitado en el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Murcia entre las partes, como actora y ahora apelante la sociedad "SISTEMAS TÉCNICOS DE ENCOFRADOS" S.A., representada por el Procurador Sr. Aledo Martínez y dirigida por el Letrado Sr. Zaragoza García; y como parte demandada y ahora apelada, la sociedad "CONSTRUCCIONES Y FERRALLAS AGUILOR" S.L., y D. Florencio , D. Leoncio y D. Romulo y D. Luis Antonio , representados por el Procurador Sr. Arjona Ramírez y dirigidos por el Letrado Sr. Campoy Molina. Es Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado Don Carlos Moreno Millán que expresa la convicción del Tribunal.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Juzgado de lo Mercantil citado dictó sentencia en estos autos con fecha 16 de Febrero de 2010 cuyo Fallo es del siguiente tenor literal: FALLO: "Que estimo la demanda promovida por la representación procesal de SISTEMAS TÉCNICOS DE ENCOFRADOS, S.A., contra CONSTRUCCIONES Y FERRALLAS AGUILAR, S.L., contra Don Leoncio y contra Don Florencio codemandados a abonar a la actora la suma de 59.477 #, con sus intereses y costas. Que absuelvo a los otros dos codemandados Don Romulo y Don Luis Antonio de las pretensiones que se deducen en su contra, si bien sin hacer expresa imposición a la actora de las costas causadas a su instancia por el razonamiento contenido en el fundamento último de la presente resolución".

1

Centro de Documentación Judicial
SEGUNDO.- Contra dicha sentencia interpuso recurso de apelación la parte actora que basó en error en la valoración de la prueba solicitando la condena de los codemandados D. Romulo y D. Luis Antonio . Se dio traslado a dicha parte demandada que se opuso al mismo. La parte recurrente solicitó el recibimiento a prueba. TERCERO.- Previo emplazamiento de las partes, se remitieron los autos a esta Audiencia Provincial, en cuya Sección Cuarta se registraron con el número de Rollo 552/10 . Por auto de 1 de Septiembre de 2010 se admitió parcialmente la prueba propuesta, y se señaló para votación y fallo el día 29 de Septiembre de 2010. CUARTO.- En la tramitación de este recurso se han observado las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- La sentencia dictada en la instancia estima parcialmente la acción ejercitada por la mercantil actora "Sistemas Técnicos de Encofrados" S.A., contra la sociedad "Construcciones y Ferrallas Aguilar" S.L., y condena a los administradores sociales de dicha demandada, D. Leoncio y D. Florencio , al amparo de lo dispuesto en el artº. 105.5 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada , a que abonen a la actora la cantidad de 59.477 #, absolviendo a los también administradores sociales, D. Romulo y D. Luis Antonio de las acciones de responsabilidad ejercitadas conjuntamente. La citada mercantil demandante muestra su disconformidad parcial con dicha sentencia e interesa su revocación en el sentido de solicitar también un pronunciamiento condenatorio contra los dos administradores sociales absueltos, por entender que la Juzgadora de instancia ha incurrido en error en la valoración de la prueba. SEGUNDO.- Y es lo cierto que la prueba practicada, en los términos que se mencionan por la Juzgadora "a quo" también permite sustentar con éxito dicha pretensión revocatoria. Como ya hemos reiterado en precedentes resoluciones judiciales, la acción para reclamar la responsabilidad solidaria de los administradores por incumplimiento de la obligación de instar la disolución de la sociedad es, según la calificación jurisprudencial más reciente, una acción de responsabilidad (Sentencias del Tribunal Supremo de 4 de Abril y 24 de Abril de 2006 ) dotada de singularidad en cuanto al requisito general de la relación de causalidad (Sentencia del Tribunal Supremo de 27 de Octubre de 2006 ), pues la jurisprudencia ha venido declarando que esta responsabilidad no depende de la existencia de un nexo causal con el daño originado a los acreedores reclamantes, ni siquiera de la existencia del daño mismo, pues constituye una responsabilidad formal de carácter solidario respecto de las deudas sociales, que ha sido frecuentemente descrita como objetiva o cuasi objetiva, pues nace de la omisión del deber de promover la disolución en los supuestos legalmente previstos (Sentencias del Tribunal Supremo de 3 de Abril de 1998, 20 de Abril y 22 de Diciembre de 1999, 20 de Diciembre de 2000, 20 de Julio de 2001 y 25 de Abril y 14 de Noviembre de 2002 , entre otras) y responde a que el orden público societario exige eliminar del tráfico aquellas sociedades en las que concurre alguna de causa de disolución con el fin de garantizar la seguridad del mercado y los intereses de los accionistas y terceros acreedores. TERCERO.- La sentencia de instancia fundamenta su decisión desestimatoria de la condena de los administradores Sres. Martínez Carrillo en el marco de esta acción social, por entender que la parte actora no ha justificado que la causa de disolución aconteciera antes del cese en el cargo de los mismos producido en la Junta General de 3 de Enero de 2008 y de su posterior inscripción registral llevada a cabo con fecha 15 de Febrero de 2008. Pero es lo cierto que tal argumentación no es acogida por este Tribunal, ya que conforme a lo dispuesto en el último inciso del artº. 262.5º de la Ley de Sociedades Anónimas , ..."en estos casos las obligaciones sociales reclamadas se presumirán de fecha posterior al acaecimiento de la causa legal de disolución de la sociedad, salvo que los administradores acrediten que son de fecha posterior", por lo que sin perjuicio de prueba en contrario, se presume que en el momento de nacer la obligación cuyo cumplimiento se reclama, la sociedad ya estaba incursa en causa de disolución (Sentencia del Tribunal Supremo de 30 de Junio de 2010 ). Esta misma sentencia, trayendo a colación otras de 25 de Marzo de 2008 afirma que ello ..."responde a la "ratio" de proporcionar confianza al tráfico mercantil y robustecer la seguridad de las transacciones comerciales cuando intervienen personas jurídicas mercantiles sin responsabilidad personal de los socios, evitando la perdurabilidad en el tiempo de situaciones de crisis o graves disfunciones sociales con perturbación para otros agentes ajenos y la economía en general".

2

Centro de Documentación Judicial
En consecuencia, por tanto, se presume que la sociedad demandada, en los meses de junio y julio de 2007 en que nació la obligación objeto de reclamación, ya se encontraba incursa en causa de disolución, y por tanto la cuestionada responsabilidad social resultaría atribuible también a los administradores, Sres. Romulo , cuyos cargos se hallaban vigentes en esa época en la que se generó la deuda social de referencia. Téngase en cuenta que conforme a dicho criterio jurisprudencial corresponde a los administradores sociales la carga probatoria de acreditar que en el momento de nacer la obligación (junio y julio de 2007) "Construcciones y Ferrallas Aguilar" S.L., no se hallaba incursa en la causa de disolución que acoge la sentencia de instancia, consistente en la carencia de bienes y patrimonio conforme al informe y documentación obrante en los autos que le imposibilita el cumplimiento y logro del fin social. En este caso ninguna actividad probatoria ha desplegado la parte demandada encaminada a destruir la citada presunción, por lo que se impone la declaración de responsabilidad de los citados administradores sociales, sin que el hecho del cese en el cargo despliegue la efectividad pretendida por la recurrida, aceptada en la instancia. Procede la acogida del recurso. CUARTO.- La estimación del recurso conlleva que no se efectúe declaración sobre las costas de esta alzada (artº. 398 de la LEC ), al tiempo que procede la imposición a la parte demandada de las costas de la instancia, ya que la acogida de este recurso ha conllevado la estimación íntegra de la demanda (artº. 394 ). Vistas las normas citadas y demás de general y pertinente aplicación.

FALLAMOS
Que ESTIMANDO el recurso de apelación formulado por el Procurador Sr. Aledo Martínez en representación de la sociedad "Sistemas Técnicos de Encofrados" S.A., contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Murcia en el Juicio Ordinario nº 656/08 , debemos REVOCAR la misma y en su virtud debemos condenar también a los co-demandados D. Luis Antonio y D. Romulo a abonar solidariamente a la actora la cantidad de 59.477 # e intereses y costas de la instancia sin efectuar declaración sobre las costas de esta alzada. Devuélvase la causa al Juzgado de procedencia con certificación de la presente resolución. Así por esta nuestra sentencia, de la que se llevará testimonio al Rollo de Sala, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

3