LUISA FERNANDA BOHÓRQUEZ GUERRERO

LA INVESTIGACIÓN ACCIÓN PARTICIPATIVA. ``la investigación participativa en pocos años ha ganado cierto prestigio en el mundo de las ciencias sociales, debido a valiosas experiencias concretas especialmente en el campo de la educación, obteniendo a su vez un mayor reconocimiento oficial en el mundo científico´´ CANO FLORES, Milagros. Investigación Participativa: Inicios y Desarrollos. http://www.uv.mx/iiesca/revista2/mili2.html En este movimiento cabe destacar a Orlando Fals Borda, quien ``es el gestor de la sociología académica en Colombia. Funda con Camilo Torres Restrepo la facultad de sociología de la Universidad Nacional de Colombia (1959), estimula la investigación con la serie Monografías Sociológicas, constituye la Asociación Colombiana de Sociología (1962) y la escuela de graduados Programa Latinoamericano para el Desarrollo (Pledes) (1964-1969), para activar especialistas en la `sociología comprometida´ con las transformaciones socioculturales de América Latina´´ (CATAÑO, Gonzalo y otros Ciencia y compromiso. 1987). La indagación sociológica no puede estar separada del compromiso político en beneficio de los sectores populares (campesinos y proletariado agrícola en lo fundamental), en cuya `praxis´ postula la Investigación Acción Participativa. Este método surge como una respuesta a la imposibilidad de cambio social que generaban las principales corrientes sociológicas y a la dogmatización del pensamiento marxista-leninista del momento. ``La I.A.P. define el saber popular como ciencia, el cual tiene su propia racionalidad basada en la experiencia. `Todo el saber práctico surge de la comunidad, donde puede participar toda persona que la conforma, independiente de su nivel educativo y status ocupacional´. Murcia Florián (1992. 24). Fals Borda la llama `ciencia del pueblo´, puesto que el conocimiento generado para la supervivencia y el bienestar mutuo, es validado por la comunidad. Lo anterior significa, que los grupos que conforman una comunidad deben ser capaces de generar su propio conocimiento por medio de la sistematización de su propia experiencia; por tal motivo Fals Borda concibe el desarrollo humano como una tarea práctica y no pragmática. El papel de la I.A.P. es ayudar a sistematizar esa ciencia ya existente y los nuevos conocimientos que se vayan produciendo en orden de la organización del saber popular, con la participación activa de los actores sociales que conforman esa comunidad: `No se trata de investigar con participación, sino que se investiga en la acción como elemento esencial; es decir, con Acción Participación (I.A.P.), la cual colabora en la construcción del saber popular´.´´

LUISA FERNANDA BOHÓRQUEZ GUERRERO

``la investigación participativa es un enfoque de la investigación social mediante el cual se busca la plena participación de la comunidad en el análisis de su propia realidad, con el objeto de promover la participación social para el beneficio de los participantes de la investigación. Estos participantes son los oprimidos, marginados, explotados. La actividad es por lo tanto, Una actividad educativa, de investigación y de acción social. De Witt y Giaanotten, 1988:240.

De esta manera, este enfoque busca generar la participación de las comunidades en su auto-conocimiento y auto-gestión en función de la transformación de la realidad social. Por esto la I.A.P. es también un proceso de educación popular con una decidida intencionalidad política. ``Su metodología, básicamente está compuesta por tres momentos: En el primero se exige un alto contenido de práctica mediante el intercambio de relaciones comunitarias; en el segundo momento se genera un proceso de reflexión en la identificación y priorización de problemas; y por último, se llega a una práctica enriquecida que en su proceso se autotransforma por medio de la puesta en marcha del proyecto comunitario por parte de todos los sujetos de la comunidad´´. Hoy en día, la I.A.P. tiene múltiples desarrollos, aplicaciones e impulsores, como claras implicaciones en la investigación y acción educativas en América Latina y en el Tercer Mundo. ``Todo este proceso de investigación participativa es esencialmente un proceso educativo y de auto-formación, en donde los participantes (los grupos de base y los investigadores) descubren su propia realidad, la naturaleza y características de sus problemas inmediatos y proponen medidas alternativas para su solución´´. De aquí que la I.A.P. esté íntimamente ligada a la educación popular y al desarrollo regional y rural alternativo. Para Martinic ``La Educación Popular y la Investigación Acción Participativa son guías y herramientas que orientan y facilitan los elementos para que los pobres rurales asuman ese protagonismo y poder social. En la medida que dichos sectores vayan construyendo en la praxis de su rol actoral (sic) desde el ámbito local, podrán concertar con mayor éxito en otros ámbitos regionales y nacionales, canalizando su proyecto en forma más adecuada y realista´´. (MARTINIC, Mauricio Marino. Educación popular e investigación acción participativa para un desarrollo rural desde la praxis. TRELEW, Julio de 2000. http://www.naya.org.ar/congreso2000/ponencias/Mauricio_Marino_Martinic.htm) También la I.A.P. ha ido tomando fuerza en la educación formal. ``La InvestigaciónAcción en el Aula considera que todo docente, si se dan ciertas condiciones, es capaz de analizar y superar sus dificultades, limitaciones y problemas; es más, afirma que los buenos docentes hacen esto en forma normal, como una actividad rutinaria y cotidiana. Lo que la metodología de la I.A.P. en el aula trata de ofrecer es una serie de estrategias, técnicas y procedimientos para que este proceso sea riguroso, sistemático y

LUISA FERNANDA BOHÓRQUEZ GUERRERO

crítico, es decir que reúna los requisitos de una `investigación científica´… La investigación-acción realiza simultáneamente la expansión del conocimiento científico y la solución de un problema, mientras aumenta, igualmente, la competencia de sus respectivos participantes (sujetos coinvestigadores) al ser llevada a cabo en colaboración, en una situación concreta y usando la realimentación de la información en un proceso cíclico´´ La I.A.P. aplicada a la investigación educativa aporta una manera efectiva de realizar una pedagogía científica comprometida con la suerte de los empobrecidos de la tierra. La I.A.P. hace que los sujetos investigados sean coinvestigadores y protagonistas de su proceso de formación y desarrollo, como tiene que ser en todo aprendizaje significativo y emancipador.

TOMADO DE HISTORIA CRÍTICA DE LA PEDAGOGÍA EN COLOMBIA, AUTOR EDGAR A. RAMIREZ, EDITORIAL EL BUHÓ, PÁGINAS 63, 64 Y 65, AÑO DE PUBLICACIÓN 2008 (Primera Edición).