You are on page 1of 4

Gustavo Montalvo

Declaración de Promulgación de la Ley 13-20 de Seguridad Social


7 Febrero 2020

Hoy hemos recibido la gran noticia de que el Presidente Danilo Medina


promulgó mediante la ley 13-20 la reforma a la seguridad social.

Esta ley abrirá las puertas formales del Sistema Dominicano de Seguridad
Social para más de 400,000 dominicanos, hoy excluidos, quienes podrán
ahora contar con seguro de salud y cotización para su retiro.

Como ustedes saben, el gobierno ha estado trabajando en un conjunto de


reformas legales y normativas para mejorar la seguridad social. Iniciamos
el año pasado con el cierre del Instituto Dominicano de Seguros Sociales
(IDSS), a fin de completar la arquitectura organizacional prevista en la
Ley 87-01.

Posteriormente, se envió al Congreso la ley que hoy está siendo


promulgada, la cual busca ampliar la cobertura para incluir a más de 150
mil trabajadores y sus dependientes, los cuales estaban fuera del sistema
hasta este momento porque sus empleadores tenían una deuda superior a
504 mil millones de pesos, por retrasos en pagos al sistema.

Con la nueva ley, más de 150 mil trabajadores tendrán a partir de hoy la
oportunidad de obtener un seguro de riesgos laborales y cotizar para sus
pensiones.

Pero además, ellos y sus familiares podrán disponer de seguro familiar de


salud contributivo, lo cual se calcula que podría beneficiar a un número
mayor de 400 mil dominicanos y dominicanas.

Asimismo, los más de 34 mil empleadores del sector privado, en su


mayoría pequeñas y medianas empresas, podrán regularizar su situación
con la seguridad social.
Esta es por tanto una gran noticia para las mipymes dominicanas, las
cuales al regularizar su situación ante la seguridad social cual podrán ser
proveedores del Estado y suplidores de grandes empresas formales.

De igual forma, unos 154 ayuntamientos y juntas municipales podrán


afiliar a la seguridad social a cerca de 18 mil trabajadores que hoy en día
están fuera del sistema.

Y, por supuesto, la ley contempla también mecanismos para evitar que en


el futuro se genere este tipo de situación.

El primer mecanismo es fortalecer la Tesorería de la Seguridad Social y


la Dirección de Información y Defensa del Afiliado.

Ambos tendrán ahora personalidad jurídica, y en el caso de la Tesorería,


tendrá también facultad para el cobro compulsivo y para iniciar acciones
penales ante empleadores que no afilien a sus trabajadores.

La tesorería también podrá ahora solicitar a la Dirección General de


Impuestos Internos el bloqueo de los números de comprobante fiscal de
empresas que evadan los pagos a la seguridad social.

Otro aspecto muy importante es que se mejoran los ingresos, tanto de la


TSS como de la DIDA, recursos contemplados en las disminuciones de
las comisiones de las Administradoras de Fondos de Pensiones y de las
empresas de seguro.

Y aquí debo anunciarles también otra gran transformación.

El régimen de comisiones de las AFPs, contemplado en la ley 87-01 tenía


dos fuentes: una comisión administrativa de 0.5% del salario de cada
cotizante, y una comisión complementaria de hasta 30% del rendimiento
de los fondos de pensiones, una vez se descuenta la tasa de interés
pasiva.
Con esta ley, en primer lugar, se elimina la comisión administrativa y, de
ese 0.5%, un 0.1% pasa a los ingresos de la TSS y el otro 0.4% pasa a la
cuenta de los trabajadores.

Es decir, esta comisión deja de llegarle a las AFPs y ahora va directamente


a los ahorros de los trabajadores y a la Tesorería de la Seguridad Social.

En segundo lugar, la comisión complementaria cambia de una comisión


de 30% del rendimiento, a un porcentaje de los fondos administrados. Ese
porcentaje inicia en un 1.2% en el primer año y va disminuyendo cada año
hasta llegar a un 0.75% en 10 años.

Para darles un ejemplo del efecto de esta disminución, veamos el año


2019. El año pasado las AFPs tuvieron ingresos por comisiones de
aproximadamente 9,780 millones de pesos, bajo el esquema de la Ley 87-
01 que se aplica desde el año 2003, cuando se implementó el sistema.

Si, por el contrario, se hubiese aplicado el esquema de comisiones que


hoy está promulgado el Señor Presidente, las AFPs hubiesen tenido
ingresos de 6,222 millones de pesos. Es decir, que este nuevo esquema,
solo en 2019, hubiese disminuido los ingresos de las AFPs en 3,558
millones de pesos.

Y eso es solo un año. Cuando se hacen las proyecciones con los modelos
financieros para los próximos 10 años, al comparar el esquema de
comisiones de la ley 87-01 y el que hoy se está promulgando, se estima
que el nuevo esquema de una única comisión implicará que las AFPs
dejen de cobrar unos 53 mil millones de pesos en un período de 10 años.
53,000 millones que antes quedaban en manos de uno pocos y que ahora
serán ahorro para las familias trabajadoras y aportes para la Seguridad
Social del país!
Señores y señoras,

Sabemos que todavía estamos lejos de un sistema de seguridad social


perfecto.

En el gobierno compartimos la preocupación de legisladores y actores de


la sociedad de que se necesita una reforma integral de todo el sistema.

Por eso, tenemos ya equipos técnicos de varias instituciones trabajando


en este tipo de reforma de largo alcance.

Pero recordemos que esta ley que hoy se promulga busca mejorar la
cobertura del sistema.

Cientos de miles de dominicanos que ayer no tenían derecho a la


seguridad social hoy sí lo tienen. Y eso es una gran noticia para todos.

De la misma forma que es una gran noticia saber que los resultados del
trabajo de los trabajadores se repartirán con más justicia, priorizando a las
familias trabajadoras.

Poco a poco, estamos construyendo ese Estado de Bienestar dominicano


que siempre fue una de las metas principales de este gobierno.

Para los siguientes pasos, invitamos a todos los sectores sociales a


acompañar el proceso de reforma integral del sistema de seguridad social,
que sigue en marcha.

Juntos podremos así consolidar el sistema moderno, ágil y a la vez


solidario que nuestro país necesita.

Muchas gracias