You are on page 1of 6

www.monografias.

com

Análisis de "La República" de Platón


Indice
1. Introducción
2. Las virtudes
3. Las partes del alma de un hombre
4. La Educación
5. Vida y obra de Platón
6. La vida de los prisioneros dentro de la caverna
7. La alegoría de la línea

1. Introducción
Primera parte:
1. Según Platón que condiciones debe reunir una unidad para ser perfecta.
2. Cómo caracteriza el autor a cada una de las virtudes. Con qué parte de la cuidad puede relacionarse
cada virtud.
3. Cuáles son las partes del alma del hombre.
4. Cómo se relacionan las partes con las virtudes.
5. Cuál es el concepto de educación que puede interpretarse a partir del texto.
Segunda parte:
1. Buscar información sobre vida y obra de Platón.
2. En la república Platón relata la alegoría de la caverna, en base a eso responder:
a. Cómo describe la vida de los prisioneros dentro de la Caverna.
b. A quiénes representan esos prisioneros.
c. Explicar el proceso de liberación.
d. A quién representa el prisionero liberado, y por qué.
3. Caracteriza el mundo sensible y el inteligible, cómo se relacionan ambos mundos.
4. Qué tipos de conocimientos distingue. Por qué Platón afirma que conocer es recordar.
5. Comparar la alegoría de la Caverna con la de la Línea.
6. Se puede establecer alguna similitud entre este relato alegórico y la situación del hombre actual.
Fundamentar.

Condiciones que debe cumplir una unidad para ser perfecta

♦ No debe haber mucha diferencia entre las distintas clases sociales.


“... - el alfarero, si se hace rico, ¿se ocupará mucho de su oficio?
(...) – Se hará, por lo tanto, cada día más holgazán y más negligente.
(...) – Por otra parte, si la pobre le quita los medios de proporcionarse instrumentos y todo lo necesario
para su arte, se resentirá su trabajo, y sus hijos y los demás obreros a quienes él enseñe serán menos
hábiles.
(...) – Y así, las riquezas y la pobreza dañan igualmente a las artes y a los que las ejercen.”

♦ La educación :
“- En un Estado todo depende de los principios. Si ha comenzado bien, va siempre agrandando como el
círculo.”
En la educación decía Platón que habia tres cosas que eran las mas importantes. Y eran: el juego, la
gimnasia y la música.
“... los que hayan de estar a la cabeza de nuestro Estado vigilaran especialmente para que la educación
se mantenga pura; y sobre todo, para que no se haga ninguna innovación ni en la gimnasia ni el la
música; (...) En materia de música han de estar muy prevenidos para no admitir nada, porque corren el
riesgo de perderlo todo, o como dice Damón, (...) no se puede tocar a las reglas de la música sin
conmover las leyes fundamentales del gobierno.”
“(...) esa será una razón más para someter muy en tiempo los juegos de los niños a la más severa
disciplina, porque por poco que ésta llegue a relajarse y que nuestros niños se extravíen en este punto,
es imposible que en la edad madura sean virtuosos y sumisos a las leyes.”
“Mientras que si los juegos de los niños se someten a regla desde el principio; si el amor l orden entra en
su corazón con la música, sucederá, por un efecto contrario, que todo irá de mejor, de suerte que si la
disciplina se relajase en algún punto, la repararían en un día.”
♦ El Estado no debe ser ni muy grande ni muy chico.
“Y así ordenaremos a nuestros magistrados que obren de tal manera que el Estado no parezca grande
ni pequeño, sino que deba permanecer en un justo medio y siempre uno.”
“Quisimos por este medio hacerles entender que cada ciudadano sólo debe aplicarse a una cosa,
aquella para la que ha nacido, a fin de que cada particular, ajustándose a la profesión que le conviene,
sea una; para que el Estado sea también uno, y no haya ni muchos ciudadanos en solo ciudadano, ni
muchos Estados en un solo Estado.”

2. Las virtudes

Según Platón hay tres virtudes, que son la prudencia, la templanza, la valentía y la justicia.
“-(..) Si las leyes que hemos establecido son buenas, nuestro Estado debe ser perfecto.
-Sin duda.
-Por lo tanto, es claro que nuestro Estado es prudente, fuerte, templado y justo.”

La Prudencia
Ciencia, ser acertado en las deliberaciones, ser prudente es decir que nuestras decisiones son
acertadas, en base a la ciencia, a nuestros pensamientos. Esta virtud reside en el Estado.
“-La prudencia reina en nuestro Estado, porque el buen consejo reina en él; ¿no es así?
-Sí.
-No es menos claro que la ciencia preside a este buen consejo, puesto que no es la ignorancia sino la
ciencia la que enseña a dictar medidas justas.”
“ -¿Qué ciencia es ésta y en quién reside?
-Es la que tiene por objeto la conservación del Estado, y reside en aquellos magistrados que están
encargados de su guarda.”

El valor
Es defender a la ciudad. Saber distinguir entre a lo que hay que temerle y lo que no. Esta virtud recae
sobre los guardianes de la polis.
“Esta idea justa y legítima de lo que es de temer y de lo que no lo es; esta idea, nada puede borrar, es a
lo que yo llamo valor.”
“-¿Hay otro medio de asegurarse de si un Estado es cobarde o animoso que examinar el carácter de los
que están encargados de su defensa?
-No.
-Porque de que los demás ciudadanos sean cobardes o valientes, nada se puede deducir con relación al
Estado.
-No.
-El Estado es valiente mediante aquella parte de él mismo en la que reside cierta virtud que conserva en
todo tiempo, respecto de las cosas temibles, la idea que ha recibido del legislador en su educación. ¿No
es ésta, en efecto, la definición del valor?.”

La Templanza
‘ Ser dueño de uno mismo’, poner un cierto orden en uno mismo, la mejor parte tiene que mejorar la no
tan buena. Recae sobre toda la polis.
“La templanza no es otra cosa que un cierto orden, un freno que el hombre pone a sus placeres y a sus
pasiones.”
“Echa ahora una mirada sobre nuestro nuevo Estado, y verás que puede decirse con razón de él que es
dueño de sí mismo, si es si es cierto que debe llamarse templado y dueño de sí propio a todo hombre, a
todo Estado, en el que la parte más estimable manda a la que lo es menos.”
“-Y si hay alguna sociedad en la que los magistrados y los súbditos tengan la misma opinión acerca de
los que deben mandar, es seguramente la nuestra. ¿Qué te parece?.
-No dudo de eso.
-Cuando los miembros de la sociedad están así de acuerdo, ¿en quiénes dirás que reside la templanza,
en los que mandan o en los obedecen?
-En unos y en otros.”
“... la templanza está derramada por todos los miembros del Estado, desde los de más baja condición
hasta los de la más alta, entre los cuales establece la templanza un acuerdo perfecto desde el punto de
vista de la prudencia, de la fortaleza, del número, de las riquezas de los ciudadanos o de cualquier otra
cosa. De manera que puede decirse con razón que la templanza consiste en este buen acuerdo, y que
es una armonía establecida por la naturaleza entre la parte superior y la parte inferior de una sociedad o
de un particular, para dicidir cuál es la parte que debe mandar a la otra.”

La Justicia
Es que cada uno haga realmente lo que tiene que hacer. Recae en toda la polis.
“... la justicia consiste en ocuparse únicamente en sus negocios sin mezclarse para nada en los de otro.”
“Me parece que después de la templanza, de la fortaleza y de la prudencia, lo que nos falta examinar en
nuestra república debe ser el principio mismo de estas tres virtudes, lo que produce y, después de
producidas, las conserva mientras subsiste en ellas. Ya dijimos que si encontrábamos estas tres
virtudes, lo que quedara, puestas éstas aparte, sería la justicia.”

3. Las partes del alma de un hombre

El alma de un hombre se compone de tres partes, una parte racional, una del apetito sensitivo privado
de razón y la última que es la parte de la ira de la cólera.
“Tenemos, pues, derecho para decir que son estos principios distintos, y para llamar razón a esta parte
de nuestra alma, que es el principio del razonamiento, y apetito sensitivo privado de razón, amigo de los
goces y de los placeres, a esta otra parte del alma, que es el principio del amor, del hambre, de la sed y
de los demás deseos.”
“Sentemos como cierto que estos dos principios se encuentran en nuestra alma. Pero lo que causa en
nosotros la cólera y el valores, ¿es un tercer principio?, ¿o será de la misma naturaleza que los otros
dos? (...) la cólera se opone algunas veces en nosotros al deseo, y por consiguiente que es una cosa
distinta.”
“En fin, hemos llegado, aunque con gran dificultad, a mostrar claramente que hay en el alma del hombre
tres principios, que responden a los tres órdenes del Estado.”

Cómo se relacionan las partes del alma con las virtudes

Se relacionan de manera de que si para que el estado sea justo cada ciudadano tenía que hacer sólo su
trabajo, para que un individuo sea justo cada parte del alma tiene que realizar solamente su tarea.
“Acordemos de que cada uno de nosotros será justo y cumplirá su deber cuando cada una de las partes
de sí mismo realice su tarea.”
“¿No pertenece a la razón mandar, puesto que en ella es dónde reside la prudencia, y que a ella toca
también la inspección sobre toda el alma? ¿Y no toca a la cólera obedecerla y secundarla?
“-El hombre merece el nombre de valiente, cuando esta parte de su alma, donde reside la cólera, sigue
constantemente en medio de los placeres y de las penas las órdenes de la razón sobre lo que es no es
de temer.”
-Es prudente mediante esta pequeña parte de su alma, que manda y da órdenes, y que es la única que
sabe lo que es útil a cada una de las otras tres partes y a todas juntas.
-Es cierto.
-¿Y no es también templada mediante la amistad y la armonía que reinan entre la parte que manda y las
que obedecen, cuando estas dos últimas están de acuerdo en que a la razón corresponde mandar y que
no debe disputársele la autoridad?.”

4. La Educación

Podemos decir después de leer el texto, la educación es algo esencial, que es la encargada de iniciar a
los hombres, de formarlos. Para la civilización griega, la educación tanto intelectual como física era muy
impórtate. Cada persona debe recibir una educación de acorde a la posición social a la que pertenece.
Por ejemplo, un hijo de zapatero debe ser educado para seguir con el trabajo de su padre. Y solo los
que completan todo el proceso educacional, estos cuyas mentes se han desarrollado tanto que son
capees de entender las ideas, y por lo tanto, tomar las decisiones más sabias. Estos se convierten en
filósofos-reyes.
Una buena educación, debe realizarse desde que la persona es bien chica, y con distintos métodos, ya
explicado anteriormente. Tanto el estudio como la gimnasia son muy importantes, o para preparar
guerreros o filósofos.

5. Vida y obra de Platón


(Atenas, c. 427-id., 347 a.de C.) Filósofo griego. De familia noble, frecuentó los círculos militares y
poéticos, pero ante su falta de éxito siguió la enseñanza de Sócrates, a cuya muerte (399) viajó a Egipto
y al sur de Italia, conociendo el pitagorismo y entablando amistad, en Sicilia, con Dión, sobrino del tirano
de Siracusa Dionisio. A su regreso a Atenas fundó la Academia (387). Volvió (367) a Siracusa,
intentando en vano que el nuevo tirano aplicara en la ciudad su modelo político. Al morir, fue sustituido
en la Academia por su sobrino Espeusipo.
Es el primer pensador griego cuya obra se ha conservado íntegramente, y Aristóteles ha transmitido
incluso fragmentos de su enseñanza oral en la Academia, al parecer discordante con sus escritos. Sus
«Diálogos» (nombre que alude al género literario prácticamente exclusivo de sus escritos) suelen ser
ordenados cronológicamente en tres grandes grupos. El primero, el de los diálogos socráticos, se centra
en el proceso y la muerte del maestro («Apología de
Sócrates y Critón») y en el método mayéutico («Hipias menor», «Cármides», «Laques», «Lisis»,
«Eutifrón», «Gorgias», «Menón», «Cratilo», «Eutidemo» y «Menexeno»). En el segundo grupo, el de los
diálogos de madurez (literariamente, los más conseguidos), se tratan los grandes temas platónicos: la
teoría de las ideas, la inmortalidad del alma, el amor ideal, la ciudad perfecta («El banquete», «Fedón»,
«La república» y «Fedro»). El tercer grupo es el de la vejez, o de los diálogos dialécticos, en los que el
autor expone su cosmología («Timeo») o somete a revisión su teoría de las ideas («Teeteto»,
«Parménides», «El sofista», «El político» y «Filebo») o su doctrina política («Las leyes», obra
inacabada); también inacabado es el «Critias». Trece «Cartas» (alguna de dudosa autenticidad) cierran
el conjunto, aportando datos (sobre todo la «Carta VII») de gran interés biográfico.
El pensamiento de Platón surge en un época de crisis política de Atenas (tras la guerra del Peloponeso
y la derrota frente a Esparta), y es la democracia que sigue a los treinta tiranos la que condena a
Sócrates, el justo; además, la caída de los tradicionales valores religiosos y morales da paso al
relativismo ético de los sofistas y al debate sobre la base convencional o natural de la ley. Platón busca
una respuesta a tales problemas. Sale en defensa de la memoria de Sócrates, elabora la teoría de las
ideas (hay, pues, valores y virtudes en sí, más allá de toda convencionalidad), establece la justicia «en
sí» como fundamento del orden socio-político, eleva el eros a categoría ideal, presenta la figura del
filósofo (crítico para con la realidad, situado por encima de intereses mezquinos y preparado para la
muerte) como modelo del ser humano y el único capaz de regir la polis, y se afana por hallar un
prototipo de la misma.

6. La vida de los prisioneros dentro de la caverna

Platón propone que imaginemos una caverna en la cual hay unos prisioneros encadenados desde su
infancia, de tal manera que estan obligados a mirar permanentemente hacia el fonde de la misma.
Detrás de los prisioneros hay un fuego y entre el fuego y los prisioneros se encuentra un camino por el
que pasan personas llevando sobre sus cabezas figuras de animales u otros objetos. El resplandor del
fuego hace que se van sombras de estos objetos en el fondo de la caverna y una pared que llega hasta
la altura de las cabezas de los hombres que los llevan impide que también se vea la sombre de ellos.
Como eso es lo único que pueden ver los prisioneros, también son los ecos de las voces lo único que
pueden oír. De esta manera la única realidad que tienen los prisioneros son esas sombras que parecen
hablar.

¿A quiénes representan los prisioneros dentro de la caverna?


Se ha dicho que la situación de los prisioneros en la caverna es similar a la del espectador en un cine:
atrapado por la proyección puede emocionarse, reír o llorar, olvidando que se trata de un mundo de
ficción.
Los prisioneros simbolizan o representan al hombre no educado, no formado, que toma por verdadero lo
que ve y oye y es prisionero de la ignorancia y las apariencias, como el interrogado por Sócrates que no
sabe, pero cree saber. Ya que ellos no saben más de lo que las sombras o el eco le pueden decir, pero
como
esta es su única realidad, lo toman como que eso es todo lo que hay.

Proceso de liberación de los prisioneros, ¿A quién representa el prisionero liberado?


Al encontrarse libre de sus cadenas querría erguirse, volver la cabeza, pero todos estos movimientos le
causarían dolor y molestias pues su cuerpo no estaba acostumbrado a los mismos. Si se lo obligara a
mirar en dirección del fuego, sus ojos habituados a percibir sombras se deslumbrarían y nada verían. Su
tendencia sería volver a sus cadenas. Esto simboliza las dificultades con que tropieza el crecimiento y la
IDEASGRADO
MORALES Y METAFISICAS
DE REALIDAD GRADO DE CONOCIMIENTO
E
INTELIGENCIA
educación de una personaDporque al educarse se abandona una situación anterior en la cual se hallaba
cómodo o al menos acostumbrado.
ENTENDIMIENTO
IDEASPlatón imagina que el prisionero es conducido hasta el exterior de la caverna. Allí, la visión de los
MATEM?TICAS
objetos reales y la luz del Sol cegaría inicialmente al prisioneros y tendría el impulso de retornar a la
C dicha tendencia, pronto comprendería que esos objetos constituyen una
caverna, pero , si logra vencer
realidad mucho más auténtica que la que percibía en la caverna.
CASOS SENSIBLES CREENCIA
7. La alegoría de la línea B
El mundo sensible y el mundo inteligible.
IM?GENES IMAGINACI?N

A
NO ENTE IGNORACIA

Episteme o ciencia / Mundo inteligible

Doxa u opinión / Mundo sensible

Hay un mundo llamado mundo de las ideas que existe con independencia de nuestro mundo de todos
los días o mundo sensible. En ese mundo inteligible, que también se lo denomina así porque es
conocido por la inteligencia, cada idea es única. Sólo hay una idea de esfera, mientras en el mundee
sensible hay muchas cosas que se acercan, más o menos, pero ninguna alcanza a la idea de esfera;
cada idea es eterna, mientras en el mundo sensible las cosas más o menos esféricas tienen una
duración limitada; cada idea es inmutable, es decir, no cambia, mientras las cosas sensibles se
modifican más o menos continuamente.
Platón piensa que el mundo sensible es una copia imperfecta del mundo inteligible, este es el que nos
permite comprender al sensible, sabiendo que es una figura esférica, podemos saber que una naranja,
que es más o menos esférica, se acerca a ese concepto. Sólo hay un auténtico conocimiento, episteme,
que pertenece a un mundo inteligible, este conocimiento es invariable, forma parte de la razón; mientras
que el mundo sensible se forma por la opinión o doxa, que es un conocimiento variable, y sólo se
aproxima a las ideas de manera imperfecta.

¿Por qué Platón dice que conocer es recordar?


La episteme es el conocimiento al que llega nuestra razón que, aunque en forma potencial, posee las
ideas, porque, según Platón, en una existencia anterior, nuestra alma ha estado en contacto con las
mismas y aunque en estas existencia encarnada las ha olvidado, puede llegar a recordarlas. El
conocimiento es entonces un re-conocimiento, una reminiscencia que puede producirse en ocasión de la
percepción sensible pero que no se fundamenta en ella. No es que a partir de ver una pelota, una
naranja, etc..., el sujeto construye el concepto de esfera, sino que en presencia de una pelota el sujeto
recuerda o actualiza el concepto de esfera que ya poseía en estado potencial.

El mundo sensible, es un mundo similar al que había descripto Heráclito, en el hay múltiples cosas, todo
cambia, nada es eterno. Pero en el mundo inteligible, hay mucho de Parménides: las ideas, como el
auténtico ser, son únicas, eternas e inmutables. De esta manera Platón plantea una conexión entre
Parménides y Heráclito.

Resumen:
Este es un analisis sobre dos partes de el libro "La República" de Platón. SE analizan puntos
como,según Platón que condiciones debe reunir una unidad para ser perfecta,cómo caracteriza el autor
a cada una de las virtudes, con qué parte de la cuidad puede relacionarse cada virtud, cuáles son las
partes del alma del hombre, cómo se relacionan las partes con las virtudes, cuál es el concepto de
educación que puede interpretarse a partir del texto. y un análisis de la alegoria de la caberna que hace
el autor en el libro.

Sección: Filosofía

Trabajo enviado por:


Greta Ure
Escuela Cangallo
gretunis@hotmail.com