You are on page 1of 3

JURISPRUDENCIA

Roj: ATS 13890/2019 - ECLI: ES:TS:2019:13890A


Id Cendoj: 28079140012019203588
Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
Sede: Madrid
Sección: 1
Fecha: 18/12/2019
Nº de Recurso: 808/2019
Nº de Resolución:
Procedimiento: Recurso de casación para la unificación de doctrina
Ponente: MARIA LUISA SEGOVIANO ASTABURUAGA
Tipo de Resolución: Auto

TRIBUNALSUPREMO
Sala de lo Social
Auto núm. /
Fecha del auto: 18/12/2019
Tipo de procedimiento: UNIFICACIÓN DOCTRINA
Número del procedimiento: 808/2019
Fallo/Acuerdo:
Ponente: Excma. Sra. D.ª María Luisa Segoviano Astaburuaga
Procedencia: T.S.J. ANDALUCÍA SOCIAL
Letrada de la Administración de Justicia: Ilma. Sra. Dña. Margarita Torres Ruiz
Transcrito por: CMG/R
Nota:
UNIFICACIÓN DOCTRINA núm.: 808/2019
Ponente: Excma. Sra. D.ª María Luisa Segoviano Astaburuaga
Letrada de la Administración de Justicia: Ilma. Sra. Dña. Margarita Torres Ruiz
TRIBUNAL SUPREMO
Sala de lo Social
Auto núm. /
Excmas. Sras. y Excmo. Sr.
Dª. María Luisa Segoviano Astaburuaga
D. Antonio V. Sempere Navarro
Dª. Concepción Rosario Ureste García
En Madrid, a 18 de diciembre de 2019.
Ha sido ponente la Excma. Sra. D.ª María Luisa Segoviano Astaburuaga.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado de lo Social N.º 1 de los de Sevilla se dictó sentencia en fecha 27 de junio de 2017,
en el procedimiento n.º 103/2017 seguido a instancia de la Secretaría Provincial del Sindicato de Enfermería

1
JURISPRUDENCIA

de Sevilla contra la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Bajo Guadalquivir, sobre conflicto colectivo, que
estimaba la pretensión formulada.
SEGUNDO.- Dicha resolución fue recurrida en suplicación por la parte demandada, siendo dictada sentencia
por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía con sede en Sevilla, en fecha 20
de diciembre de 2018, que desestimaba el recurso interpuesto y, en consecuencia, confirmaba la sentencia
impugnada.
TERCERO.- Por escrito de fecha 20 de febrero de 2019 se formalizó por el letrado D. Luis Carlos Leal Membrive
en nombre y representación de la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Bajo Guadalquivir, recurso de casación
para la unificación de doctrina contra la sentencia de la Sala de lo Social antes citada.
CUARTO.- Esta Sala, por providencia de 17 de octubre de 2019, acordó abrir el trámite de inadmisión, por falta
de contradicción. A tal fin se requirió a la parte recurrente para que en plazo de cinco días hiciera alegaciones, lo
que efectuó. El Ministerio Fiscal emitió el preceptivo informe en el sentido de estimar procedente la inadmisión
del recurso.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- El artículo 219 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social exige para la viabilidad del recurso
de casación para la unificación de doctrina que exista contradicción entre la sentencia impugnada y otra
resolución judicial que ha de ser -a salvo del supuesto contemplado en el número 2 de dicho artículo- una
sentencia de una Sala de lo Social de un Tribunal Superior de Justicia o de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo.
Dicha contradicción requiere que las resoluciones que se comparan contengan pronunciamientos distintos
sobre el mismo objeto, es decir, que se produzca una diversidad de respuestas judiciales ante controversias
esencialmente iguales y, aunque no se exige una identidad absoluta, sí es preciso, como señala el precepto
citado, que respecto a los mismos litigantes u otros en la misma situación, se haya llegado a esa diversidad de
las decisiones pese a tratarse de "hechos, fundamentos y pretensiones sustancialmente iguales" [ sentencias,
entre otras muchas, de 21 de noviembre de 2018 (rcud 2191/2017) y las que en ella se citan de 19 de diciembre
de 2017 (rcud 1245/2016, 1 de marzo de 2018 (rcud 595/2017, 13 y 14 de marzo de 2018 ( rcud 1520/2017
y 3959/2016)].
El Sindicato de Enfermería de Sevilla formuló demanda de conflicto colectivo contra la Agencia Pública
Empresarial Sanitaria Bajo Guadalquivir (hospitales de Écija, Morón, Utrera y Constantina, todos de Sevilla)
en la que solicitaba la declaración de que el tiempo invertido en su caso por el personal de enfermería en
la continuidad asistencial se considerase tiempo efectivo de trabajo. Dicho personal lleva a cabo la tarea de
transmitirse información sobre los pacientes para garantizar la continuidad asistencial entre un turno y otro,
sin que ese tiempo se compute en la jornada realizada (hecho probado primero). La sentencia de instancia
estimó la demanda declarando que "el tiempo invertido por los enfermeros en la continuidad asistencial de
los enfermos ha de considerarse tiempo efectivo de trabajo". La empresa demandada recurrió en suplicación
interesando en primer lugar que se declarase la nulidad de la sentencia por incongruencia por exceso sobre
la base de que debía considerarse tiempo de trabajo efectivo el de transmisión verbal de la información sobre
los enfermos y que la sentencia de instancia se había excedido sobre el petitum de la demanda ya que ese
reconocimiento se extendería a todo el personal de enfermería de la Agencia Bajo Guadalquivir a pesar de que
la información verbal sería la excepción. La sala de suplicación desestima el motivo considerando congruente
el fallo con lo solicitado en la demanda. También se desestima el motivo por el que la empresa denuncia
la infracción del art. 97 LRJS respecto a la prueba de que todo el personal de enfermería esté afectado por
el conflicto, pues la sala entiende que la valoración de la prueba efectuada por el juzgado no es irrazonable
o errónea y asume la conclusión alcanzada en la instancia, al margen de cuál sea el tiempo invertido en la
información que en su caso deberá ser objeto de negociación o de un posterior procedimiento. La empresa
demandada no articula motivo alguno de infracción jurídica.
El letrado de la empresa demandada interpone el presente recurso para reiterar que la información sobre los
enfermos se transmite por escrito y solo excepcionalmente de forma verbal, lo que enlaza con la denuncia de
incongruencia. La sentencia de contraste es de esta Sala nº 902/2018, de 10 de octubre (r. 145/2017), dictada
en el procedimiento de conflicto instado por los sindicatos Satse Córdoba y Satse Jaén contra la Agencia
Pública Empresarial Sanitaria Bajo Guadalquivir [(hospitales de Andújar (Jaén), CHARE de Alcaudete (Jaén),
CHARE de Alcalá la Real (Jaén), CHARE Sierra de Segura (Jaén), Hospital de Montilla (Córdoba), CHARE de
Puente Genil (Córdoba) y CHARE de Peñarroya (Córdoba)]. En los hechos probado consta que el "personal
laboral que viene prestando sus servicios de enfermería para la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Alto
Guadalquivir, dedica unos 15 minutos aproximadamente en cada cambio de turno a transmitirse información
verbal sobre los pacientes a fin de garantizar la continuidad asistencial de los mismos entre un turno y otro, sin

2
JURISPRUDENCIA

que este tiempo sea objeto de cómputo en la jornada realizada". La sala de suplicación estimó parcialmente
la demanda y declaró "que el tiempo invertido en su caso por el personal de enfermería en la continuidad
asistencial de los pacientes, ha de considerarse tiempo efectivo de trabajo y computarse dentro de su jornada
ordinaria de trabajo, condenado a la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Alto Guadalquivir, a estar y pasar
por esta declaración". La Sala Cuarta estima el motivo de nulidad de actuaciones formulado por la empresa con
fundamento en la incongruencia causante de indefensión, porque la oposición a la demanda se había fundado
en negar el presupuesto fáctico del empleo de quince minutos en la transmisión de la información al existir un
protocolo de actuación para hacerlo por escrito y solo en situaciones excepcionales, de forma oral. Al haber
resuelto la sentencia impugnada sin tener en cuenta esa causa de oposición había vulnerado el derecho a la
tutela judicial efectiva pues no podía partir de un hecho indiscutido como era el empleo de quince minutos.
La circunstancia de que en el supuesto de la sentencia de contraste se hubiera resuelto partiendo de un
tiempo de quince minutos para el cambio de turno, siendo este dato el fundamento de la oposición de la
parte demandada, no se acredita en la sentencia recurrida cuyo hecho probado primero no contiene esa
especificación temporal. Las alegaciones formuladas no pueden compartirse pues aunque las pretensiones
ejercitadas en los supuestos comparados son las mismas, hay diferencia en los hechos probados respecto
a la concreción del tiempo que emplean los enfermeros en transmitir la información sobre los enfermos. Esa
diferencia determina que en la sentencia de contraste se plantee el debate en términos distintos porque la
sentencia de suplicación había resuelto partiendo de un hecho supuestamente indiscutido como era que los
trabajadores dedicaban aproximadamente quince minutos en cada cambio de turno, lo cual fundamentaba
precisamente la oposición de la parte demandada en el acto de juicio. Ese es el motivo por el cual la Sala
Cuarta entiende que se ha privado a dicha parte del derecho de defensa y decreta la nulidad de la sentencia
impugnada. Por el contrario, el hecho probado primero de la sentencia ahora recurrida se refiere únicamente al
tiempo necesario para transmitir información entre un turno y otro, y se decide sobre la incongruencia alegada
por la empresa comparando el suplico de la demanda y el fallo de la instancia.
SEGUNDO.- De conformidad con el informe del Ministerio Fiscal procede inadmitir el presente recurso de
casación para la unificación de doctrina, sin imposición de costas al tratarse de un proceso sobre conflicto
colectivo en el que cada parte se hará cargo de las costas causadas a su instancia.

PARTE DISPOSITIVA
LA SALA ACUERDA: Declarar la inadmisión del recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto
por el letrado D. Luis Carlos Leal Membrive, en nombre y representación de la Agencia Pública Empresarial
Sanitaria Bajo Guadalquivir contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia
de Andalucía con sede en Sevilla de fecha 20 de diciembre de 2018, en el recurso de suplicación número
981/2018, interpuesto por la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Bajo Guadalquivir, frente a la sentencia
dictada por el Juzgado de lo Social n.º 1 de los de Sevilla de fecha 27 de junio de 2017, en el procedimiento
n.º 103/2017 seguido a instancia de la Secretaría Provincial del Sindicato de Enfermería de Sevilla contra la
Agencia Pública Empresarial Sanitaria Bajo Guadalquivir, sobre conflicto colectivo.
Se declara la firmeza de la sentencia recurrida sin imposición de costas a la parte recurrente.
Contra este auto no cabe recurso alguno.
Devuélvanse los autos de instancia y el rollo de suplicación a la Sala de lo Social del Tribunal Superior de
Justicia de procedencia con certificación de esta resolución y comunicación.
Así lo acuerdan, mandan y firman los Excmos. Sres. Magistrados indicados al margen.