Boletín 14

Í n d i c e
Editorial..............................................................................................................2 Apúntalo en la Agenda ..................................................................................3 Noticias Verdes ................................................................................................4 Noticias de andar por casa ..........................................................................6 Interesantes endemismos de Lithodora en la Península Ibérica Blanca Lasso de la Vega Westendorp ..............................................................7 La Hierba de las Siete Sangrías (Lithodora gr. fruticosa (L.) Griseb.) Emilio Blanco Castro ....................................................................................13 Toponimia del tejo en la Sierra de Gredos Guillermo García Pérez ................................................................................15 Hacia una Protección de los Árboles con Éxito Russell Ball ....................................................................................................17 El tablón de noticias ARBA ............................................................................................................22 En la sementera Simón Cortés..................................................................................................25 Pequeña plantación de Tejos Ignacio Pontón ..............................................................................................29 Familias Thymelaeaceae y Rhamnaceae Simón Cortés..................................................................................................31 La seguridad alimentaria, el consumo responsable y las grandes superficies Fernando Aparicio..........................................................................................36 Actuaciones en la Marañosa ......................................................................40 ¿Un árbol es sólo un árbol? Russell Ball ......................................................................................................41 Las lagunas de Villafranca de los Caballeros ......................................43 Presentación de cuatro eucaliptos corrientes Günter Kunkel ..............................................................................................44 Campaña mundial para la conservación de los árboles caducifolios más altos de la Tierra ..........................................................51 Algunas plantas en el cancionero tradicional Mª Isabel Cortés Escribano ............................................................................54 Hongos de los pinsapares Ángeles González ....................................................................................57

Boletín de ARBA

La encina de Alpedrete de la Sierra ......................................................63 Fototeca de salidas de ARBA ....................................................................64 PAPAYA, Carica papaya El olivo y la aceituna
Dr Miguel de Aguilar Merlo ..........................................................................65 Dr Miguel de Aguilar Merlo ..........................................................................69

Número 14, Junio 2004 Imprime: Gráficas Gil Sanz. ISSN 11338-0934 Depósito legal: M-29302-1997 Coordinación, maquetación y diseños: Carlos Fierro. Con la colaboración de Lola López y Mercedes Sacristán.

Foto portada: Morchella esculenta especie primaveral (Carlos Fierro) contraportada: Sierra Magina y Lithodora nitida (Blanca Lasso de la Vega Westendorp), y Gymnopus brassicolens y pinsapo con coscoja (Ángeles González )

Boletín 14

Editorial
¿Encuentr os For estales? Hablando entre nosotros sobre los Encuentros forestales de noviembre, aún nos quedan dudas de cómo enfocarlos. Pensando un poco en el tema, creemos que tal y como se han enfocado, y casi sin quererlo, dentro de nuestra desorganizada organización, hemos acertado. ¿Por qué creemos que hemos acertado?, pues sencillamente porque si logramos reunir a un buen puñado de grupos ecologistas o naturalistas, para contarnos las experiencias que en ese campo hemos desarrollado cada uno sería todo un éxito. ¿Realmente sabemos qué o cómo lo hacen los demás?, y ellos, ¿saben cómo lo hace el resto?, creemos que no. La realidad y bien mirado no tenemos mucha idea de cómo trabajan el tema forestal y de repoblaciones el resto de grupos, y eso que se supone que nosotros somos los “expertos”. Por nuestra parte creo que desde los comienzos hasta ahora se ha evolucionado, no está escrito pero se ha evolucionado, hay cosas que las hemos dejado en el camino por obsoletas, pero aún nos queda cosas por aprender, igual que al resto, y esta es una buena ocasión para sacarlas a la luz. Por el contrario, si nos planteamos los encuentros para tomar decisiones, planes comunes, actuaciones comunes... podría ser un caos, lo primero porque no sabemos como piensan los demás y lo segundo porque sería empezar la casa por el tejado, a si que, batacazo al canto. Lo que sí se puede es dejar todas las puertas abiertas, y si los grupos quieren despues más, pues adelante. Pero en estos 1º Encuentros Forestales de grupos con conseguir lo expuesto al principio sería todo un logro, seguro que después de estos encuentros habrá unos segundos, que los podría organizar otro de los grupos participantes y en ellos a lo mejor si se puede avanzar más, así como adquirir más compromisos.

2

Boletín 14

A p ú n t a l o

e n

l a

A g e n d a

Desde La Concepción (Jardín Botánico-Histórico) de Málaga, se van a realizar unas jornadas tituladas: "Jardines Botánicos Españoles: Naturaleza y Cultura", durante los días 6, 7 y 8 de octubre. Si queréis saber más (programa, conferencias, lugar, etc.) podéis ver www.jornadasbotanicomalaga.org. Valencia acoge un congreso sobre conservación de flora La cuarta edición del Congreso Europeo sobre Conservación de la Flora Silvestre, promovido cada tres años por la red de entidades especializadas “Planta Europa” se celebrará en Valencia del 17 al 20 del próximo septiembre. Los principales especialistas en la materia del continente asistirán al encuentro, en cuyo orden del día está prevista la aprobación de una estrategia europea de conservación vegetal. Más información disponible en la página web www.nerium.net/plantaeuropa Dirección de contacto: Nerium Poeta Monmeneu, 16 (1) -46009 Valencia • Tel 96 327 99 32 • E-mail: infoplantaeuropa@nerium.net O V E U N THE ECOTIMES - Único diario dedicado exclusivamente al medio ambiente y nuevas tecnologías - Noticias de todo el mundo actualizadas en tiempo real.

Libro, novedad de mayo 2004
Título: NUTRICION CIENTÍFICA Y PRACTICA Autor: Miguel de Aguilar Merlo ISBN: 84-7954-644-1 C.EAN: 8479546441 Formato: 15,5 x 21,5 págs: 1056 PVP: 27,00 € Ediciones Libertarias Prodhufi, S.A. (Colección Saber Vivir)

Libr

o de

un s o

cio

de A

El Dr. Miguel de Aguilar Merlo -especialista en Nutrición y Endocrinología- ha sido durante 15 años Profesor de Metabolismo en la Facultad de Medicina de Madrid y su Hospital Clínico, Jefe del Departamento de Metabolimetría de la V Asamblea de la Cruz Roja, Presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencia, Representante electoral de los Médicos de la Seguridad Social en el Colegio de Médicos de Madrid y en el Consejo General de Colegios Médicos de España. Actualmente es Compromisario del Colegio de Médicos de Madrid. Es miembro de la Sociedad Española de Historia de la Medicina y de ARBA (Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono). Fue Director de la Revista Urgencias y Revista Científico Literaria donde ha publicado numerosísimos artículos. Entre sus libros editados se encuentran El Factor Rh (Editorial Santillana), Semilla eterna (Ediciones Agem). En esta obra el autor hace hincapié en todos los nutrientes de los alimentos, en la interrelación entre los mismos y crea nuevas unidades y cocientes de medida para comprender mejor nuestros alimentos. En un enfoque muy original, el autor, nos da una información precisa y completa sobre todos los alimentos. Las tablas que se incluyen en el libro son las más extensas que se conocen en toda la bibliografía mundial, incluyendo entre éstas las japonesas de Fujinami e Ishiwatari. El libro es muy útil para quien quiera conseguir una vida más sana y conocer los alimentos que previenen el envejecimiento. Su sencillez hace que llegue a toda clase de publico, pero también es recomendable para el profesional en la materia, por la magnifica y rigurosa labor investigadora del autor. C/ Bravo Murillo, 37 - 1° D • 28015 MADRID • Tel.: 91 593 33 93 • Fax: 91 594 16 96 E-mail: libertcmas@libertctnas.com / www.libertarias.com

RBA

3

N o t i c i a s v e r d e s

Boletín 14

Recopilación y comentarios: Carlos Fierro

¿Aumenta la desertización en el sureste peninsular?
Según investigadores de la Estación Experimental de Zonas Áridas, el camachuelo trompetero, un ave originaria del norte de África, se ha establecido en las provincias de Almería, Granada, con una población de 500 ejemplares, si bien Murcia y Alicante tienen ejemplares. Esta especie de pájaro, suele habitar en zonas muy áridas. La pregunta es: ¿Por qué se ha establecido? La respuesta puede ser un aumento de su población, con la consiguiente saturación de sus feudos africanos. La otra, más preocupante para nosotros,un aumento de la Mapa de icnitas zona Tazones desertización en el sureste peninsular.

Museo del Jurásico y huellas de dinosaurios en Asturias
Decir que Asturias es un paraíso natural no es nada nuevo, más bien un plagio de un eslogan publicitario. Pero este paraíso natural no sólo es presente, sino con raíces en el pasado. Donde sus tesoros están compactados en las rocas sedimentarias, como el Jurásico brilla con luz propia para poder contemplar este brillo El Museo del Jurásico de Asturias abrió sus puertas el pasado 1 de abril 2004, ubicado entre Lastres y Colunga. La creación y puesta en marcha del Museo del Jurásico de Asturias ha sido a través de la Consejería de Cultura Comunicación Social y Turismo. La estrella del museo son los restos de dinosaurios y sus huellas o icnitas muy abundantes en Asturias. Si bien no son tan espectaculares como los yacimientos riojanos, como los de Enciso, sí que son de un alto interés como para proyectar un viaje para observarlos, con el aliciente añadido, ahora, del nuevo museo.

icnitas zona Tazones

4

Boletín 14

L a s d o s especies de Gorilas: dos destinos inquietantes
Si bien hasta hace poco, sólo había una especie que se dividía en tres subespecies, con la llegada del nuevo milenio, y en base al ADN, la UICN acepta la existencia de dos especies separadas: la oriental Gorilla gorilla y la occidental G. graueri. La primera con dos subespecies Gorilla gorilla gorilla y Gorilla gorilla diehli, y otras dos subespecies para el occidental G. graueri graueri y G. graueri beringei.

Muertes masivas de gorilas Gorilla gorilla gorilla por el Ébola De las tres subespecies, la que hasta ahora parecía escapar de los peligros de la extinción era el G. g. gorilla. Sin embargo, nos llegan noticias de que la sombra del Ébola1, uno de los virus más letales y virulentos, se cierne sobre esta subespecie. Como se publica en Nature, números 422, 611y 614, y Science, 11 de abril de 2003 y 13 de junio de 2003: miles de gorilas y chimpancés han muerto en los países del Golfo de Guinea, en Gabón se ha reducido a la mitad su población en 10 años. El gran reto es evitar, a toda costa, que el virus llegue al P. N. Odzala, en la República Democrática del Congo, verdadero santuario para los primates. Se sugiere hacer traslados masivos de poblaciones no afectadas o crear barreras de aislamiento de las poblaciones afectadas. Pero muy poco se sabe de sus vectores de transmisión, que de ser insectos o murciélagos harían inútiles muchas de las propuestas. El Ébola también se ha cobrado la vida de más de 150 personas. La coincidencia geográfica de dichas muertes con la epidemia letal de los primates hace pensar en que los humanos se han contagiado por el consumo de carne de primates infectados. El consumo de primates es una lacra muy arraigada en la cultura de los países del Golfo de Guinea. La revista española Quercus, nº 207, corrobora la información con investigadores españoles, Magdalena Bermejo y German Illera, primatólogos, que hablan de 140 animales muertos en sus zonas de estudio. Pero cuando todo parecía perdido salta la noticia de un rayo de esperanza: en Science, Vol. 302 del 14 noviembre 2003, nos cuenta que las investigaciones se centran en dos frentes: el primero, el uso de un anticoagulante llamado rNAPc2, en la infección por Ébola en los monos rhesus (casi letal al 100%), ha conseguido una reducción del 30% en la mortalidad; el segundo frente es el uso de vacunas que ya han conseguido la inmunidad de monos en sólo 28 días, con un solo pinchazo, algo fundamental en plena naturaleza. Recuperación de la subespecie G. graueri beringei Hasta hace poco, la subespecie G. graueri beringei, en medio de masacres étnicas y guerras civiles estaba en grave peligro de extinción. Es la subespecie inmortalizada por Diana Fossey sobre cuya lucha en pos de la supervivencia se basó la famosa película Gorilas en la niebla, basada en un libro suyo. Pues bien, según nos comenta Isaac Vega, Quercus, abril 2004, “en el último censo realizado en la cordillera de los Virunga han encontrado 380 gorilas de montaña, lo que eleva la población mundial de estos grandes primates a casi setecientos. La inestabilidad política en la región donde viven favorece a los furtivos y los últimos bosques que les cobijan se ven amenazados por los refugiados de guerra, la deforestación y el cambio climático, pero el gorila de montaña se empeña en mostramos una de las caras más amables de África: la de la esperanza por vivir”. 5

Macho de espalda plateada (G. graueri graueri), en la República Democrática del Congo

Ebola es una enfermedad vírica letal en los humanos, con aproximadamente 80% de mortalidad, con una muerte horrenda en la que los órganos internos se disuelven literalmente en una piscina de sangre, (ver wwww.cdc.gov/ncidod/dvrd/spb/mnpages/dispages/ebotabl.htm). Sin embargo, el Ebola es más virulento en los chimpancés y gorilas (95-99% mortalidad) y, durante la última década, ha matado quizás 50 veces más chimpancés y gorilas que a humanos (según fuentes AEC).

Foto: Carlos Fierro

Boletín 14

de andar por casa

N o t i c i a s

ARBA

Petición de información sobre el loro, Prunus lusitanica L. Nuestro compañero de ARBA Guillermo César, está realizando un trabajo sobre el loro en la Comunidad de Asturias por lo que nos solicita información sobre la posible localización de esta especie en Asturias, tanto en un pasado reciente, si se extinguió, como que aún exista constancia de él, aunque sea remota (bien por testimonios orales, escritos: fitotoponimia, etc.). Los datos e informaciones que poseáis las podéis hacer llegar a ARBA o al E- mail: bioguille@latinmail.com. Desde aquí le queremos felicitar por su ímpetu y perseverancia en recuperar el monte de Uviéu / Oviedo, el Naranco.

E aW n ági p tra s nue e isit V

B

Como ya lo saben los más informatizados, tenemos nuestra propia página web: w w w . a r b a - s . o r g . Evidentemente no sale por si sola, sino por el empeño y esfuerzo de Carlos Roldán, desde aquí nuestro agradecimiento y ánimos para seguir adelante. 6

Boletín 14

Interesantes endemismos de

Lithodora en la península Ibérica
Blanca Lasso de la Vega Westendorp Jardín Botánico-Histórico La Concepción, Málaga El género Lithodora pertenece a la familia Boragináceas, cuya principal característica es poseer tallos, hojas y flores normalmente cubiertas de pelos rígidos. El género incluye 9 especies que habitan exclusivamente en la región mediterránea, y dos de ellas son endemismos localizados en la Península Ibérica. En este artículo podremos conocer un poco más de las especies en general, de la dificultad para definir el género y, sobre todo, de los dos endemismos presentes en nuestro territorio y de su grado de conservación. Br eve historia taxonómica En 1753 Linneo en Genera Plantarum incluyó ciertas especies de plantas pertenecientes a la familia Boraginaceae en un género que denominó Lithospermum. Fue Grisebach quién en 1844 basándose en determinadas características morfológicas describió un nuevo género escindido del anterior llamado Lithodora. No obstante, este grupo de plantas siguió siendo objeto de estudio y modificaciones (De Candolle, 1846; Cosson, 1849 y Sampaio, 1913). El conocimiento más profundo del género lo aportó Johnston en 1924, quién dividió (atendiendo a caracteres morfológicos) la familia Boraginaceae en dos tribus: Lithospermeae (donde incluye Lithospermum) y Anchuseae (donde incluye Lithodora). Este autor consideró los caracteres propios de Lithodora más próximos a los géneros Pulmonaria y Nonea (ambos en Anchuseae) que a Lithospermum. Un posterior estudio también realizado por Johnston en 1953, dió una más completa descripción del género Lithodora basada en nuevos y extensos datos palinológicos y morfológicos. Así, incluyó el género Lithodora y Lithospermum en la tribu Lithospermeae y estableció que la diferencia más significativa de Lithodora con el resto de géneros de la tribu era por la morfología y ornamentación de su fruto. Johnston incluyó en el género 8 especies agrupadas en 3 secciones: Sección Lithodora: Lithodora fruticosa; Sección Allostema: Lithodora rosmarinifolia, L. moroccana, L. oleifolia, L. zahnii y L. hispidula,; Sección Lasioglotis: Lithodora diffusa y L. prostrata. Tras los trabajos de Ern (1963), que cita por vez primera la especie Lithodora nitida (aunque entonces la denominó Lithospermum oleifolium ssp. nitidum), Pinto da Silva & Rozeira (1964) y Valdés (1981) se reconocen en total nueve especies en el género Lithodora (ver el cuadro adjunto) y dos subespecies: Lithodora prostrata ssp. prostrata y Lithodora prostrata ssp. lusitanica.

- Especies del género Lithodora7

Boletín 14

Especies, distribución y curiosidades
Las especies de este género se distribuyen por la región mediterránea del siguiente modo: Lithodora fruticosa.- SO de Europa (Francia, España) y NO de África (Marruecos). Lithodora rosmarinifolia.- Sicilia y S. de Italia. Lithodora moroccana.- N de Marruecos. Lithodora zahnii.- Grecia. Lithodora hispidula.- Chipre, Siria y Turquía. Lithodora nítida.- Jaén y Córdoba. Lithodora oleifolia.- Pirineos Orientales, Gerona. Lithodora difusa.- Montes de León, Cordillera Cantábrica y zonas bajas de la provincia de Santander. Lithodora prostrata ssp. lusitanica.- S, O y SO de la Península Ibérica, NO de África –Marruecos, Argelia-. L. prostrata ssp. prostrata.- Región atlántica europea, desde Finisterre hasta la cuenca del Tajo. Algunas de estas especie presentan distilia, quiere decir que existen flores longistilas (estilo largo, estambres por encima de la mitad del tubo) y flores brevistilas (estilo corto, estambres en la base de la garganta del tubo). Se encuentran referencias al uso medicinal y ornamental de algunas de las especies. En el primer caso, cita Font Quer la especie L. fruticosa, su nombre popular es “hierba de las siete sangrías”, refiriéndose al uso que se le daba entonces: se tomaba en infusión, sobre todo en primavera, para limpiar y renovar la sangre y, también, para bajar la fiebre. En el caso de utilizarla como ornamental, comercializan en un vivero italiano L. diffusa y L. oleifolia, muy llamativas por el intenso azul de sus flores, lo que habría que comprobar es si realmente son estas especies.

Lithodora oleifolia (Lapeyr.) Griseb. Es un pequeño arbusto perenne de matas ascendentes y ramificadas. Sus flores son dimórficas, existen unas con estilo largo y filamentos de las anteras (estambre) cortos, y otras con estilo corto y filamentos largos. Esta especie tiene claras adaptaciones a la vida rupícola. Se localiza en los Pirineos orientales (provincia de Gerona) entre 600-900 m de altitud. Las dos poblaciones que existen tienen unos 100 individuos la de Sant Aniol, y unos 20 o 30 ejemplares la encontrada en Toll de Monars.

Lithodora oleifolia (Saint Aniol, Pirineos orientales ), en cuadro pequeño detalle. La población se sitúan en el paso a unas preciosas pozas y saltos de agua.

Los dos endemismos pr esentes en la Península Ibérica
El género Lithodora en la Península Ibérica contiene dos endemismos: Lithodora oleifolia y Lithodora nitida. La primera localizada en el norte de España en dos poblaciones, Sant Aniol y Toll de Monars (Gerona) y la segunda en el sur, en cuatro poblaciones: Carcabuey en Córdoba y “Mangas Verdes”, “Calera Pipa” y “los Villares” en Sierra Mágina en Jaén. 8

Boletín 14
Al situarse en roca caliza, en lugares escarpados y de difícil acceso, es difícil localizar y contar todos los individuos de cada población. Es curioso que ambas poblaciones están desprotegidas físicamente, o sea no están cercadas (al menos la última visita que les realicé hace un par de años) y en el caso de la población de Saint Aniol comparten espacio con los excursionistas de la zona (que cuando suben las temperaturas no son pocos), ya que se sitúan en el paso a unas preciosas pozas y saltos de agua propios para hacer rafting y para darse un baño. (Ver las fotografías adjuntas). Con esta especie hemos intentado el cultivo por esquejes en el Jardín Botánico de Marimurtra (Blanes, Gerona) y en el Jardín Botánico La Concepción en Málaga, de hecho hemos conseguido tener algunos ejemplares en maceta pero no es tarea fácil, necesita dedicación y un seguimiento constante para que no se pierdan. Al final no hemos conseguido que ninguno de ellos prospere un largo tiempo. Lithodora nitida (Ern) R. Fernandes. Al igual que la plantita anterior, se trata de un vegetal leñoso en la base, con tallos delgados de 10-15 cm de longitud. Llaman mucho la atención sus hojas plateadas debido a una gran cantidad de pelillos que la cubren y le dan esa tonalidad de color. Sus flores son muy vistosas, de un llamativo color azul y tienen un olor muy agradable. Se desarrolla entre 1.500 y 1.700 m sobre suelos calizos muy pedregosos. En la Sierra Mágina (Jaén) existen dos poblaciones cercadas y vigiladas por personal adscrito a la Consejería de Medioambiente de la Junta de Andalucía. Según nuestras últimas dataciones, una de ellas posee poco más de 20 individuos y la otra no llega a los 60. Son poblaciones pequeñas y de un grado de conservación aceptable aunque durante los años que las llevamos estudiando no hemos apreciado un crecimiento notable, quizás haya que esperar un poco más. La población que existe en

Lithodora nitida en la Sierra de Mágina (Jaén)

Córdoba es bastante mayor, de más de 150 individuos y se trata de una población vigorosa y con un excelente estado de conservación. 9

Boletín 14
¿Por qué estudiamos este género? Las continuas dificultades que se han sucedido para enclavar esta especie en su correcto lugar taxonómico y el querer conocer el estado de conservación de los dos endemismos propios de la Península Ibérica, Lithodora nitida (a partir de ahora lo llamaremos LN) y Lithodora oleifolia (LO), considerados en peligro de extinción, en el primer caso, y especie rara en el segundo, según Gómez Campo (1987), son las bases que hemos barajado para realizar un estudio completo de este género. Para ello, además del habitual trabajo de campo (ecología, fenología, demografía, etc.), realizamos análisis morfométricos (medidas de flores y hojas) y análisis moleculares (isoenzimas). Estos últimos para averiguar la cantidad y distribución de la variabilidad genética (estructura genética de las poblaciones) y las relaciones de identidad genética entre poblaciones de la misma especie y entre especies distintas. ¿Qué es la estructura genética de las poblaciones y cómo trabajamos? Para entender un poco mejor el trabajo que realizamos, hay que conocer que las plantas no se distribuyen al azar dentro de las comunidades naturales, sino que están agrupadas siguiendo patrones característicos. Normalmente, se creía que la influencia del ambiente era el factor decisivo de esta distribución heterogénea, pero existen otros componentes que también inciden. Mediante las técnicas moleculares se ha podido determinar que la variación genética, entre estas poblaciones e incluso entre los individuos de una misma población, depende de factores vitales como el sistema de reproducción, el tamaño de la población, la historia ambiental de la zona geográfica, etc. No hace mucho, estudiándose poblaciones vegetales, se ha descubierto que la variación genética, no está distribuida al azar, la distribución de la variación genética de las poblaciones es lo que se conoce como estructura genética. Los estudios con isoenzimas (proteínas) constituyen una herramienta muy útil en la actualidad para comprender mejor y más 10 fácilmente los aspectos evolutivos de las poblaciones. La metodología que utilizamos es mediante electroforesis, que no es más que la migración de proteínas bajo la influencia de un campo eléctrico. Con esta técnica se comprende la variabilidad genética en poblaciones naturales, la identificación de especies o variedades, la hibridación, el reconocimiento de las fronteras entre especies, las relaciones filogenéticas y, se intentan disminuir, las dificultades taxonómicas. Los enzimas son proteínas específicas de los tejidos, de los estados de desarrollo y de las especies; son moléculas catalíticas vitales para cualquier forma de vida. Existe una conexión directa entre los genes y las proteínas, por tanto entre los genes y los enzimas. Las diferentes formas moleculares de un enzima con la misma especificidad de substratos se denominan isoenzimas, otra definición más concreta es que son diferentes moléculas distinguibles encontradas en el mismo organismo y que catalizan la misma reacción. Resultados Hasta ahora los resultados que hemos obtenido nos dicen que: 1. A nivel morfológico: En LN la distribución de la variabilidad morfológica es mucho más acusada dentro de cada población. Quiere esto decir que la diferencia en cuanto a medidas de tamaño de hojas, flores, etc es menor (sólo del 2%) entre las cuatro poblaciones de L. nítida que entre los individuos de una misma población (que es del 98%). Igualmente pero a menor escala ocurre con LO, mayor variabilidad morfológica entre los individuos de cada una de las poblaciones que entre las dos poblaciones estudiadas. En resumen, la variabilidad morfológica se distribuye dentro de las poblaciones siendo más acusado en el caso de LN. 2. A nivel isoenzimático: LO es más polimórfica que LN, ósea hay más variabilidad enzimática (31 % entre poblaciones y 69% dentro de cada población) en cuanto a isoenzimas. LO posee más variabilidad genética y posee más diversidad genética entre sus poblaciones

Boletín 14
que LN. No obstante, como veremos más adelante puede tener su explicación por aislamiento geográfico o por la topografía terreno. Los valores de variabilidad morfológica y variabilidad isoenzimática son semejantes. En el caso de LN estamos ante poblaciones muy homogéneas, poco variables. Y LO tiene un poco más variabilidad morfológica y isoenzimática entre poblaciones. En esta especie la distribución de la variabilidad morfológica presenta un valor de 12,88 % y de genética de 30,8 %. En cambio, los valores de LN son muy inferiores en los dos casos, 1,68% y 1,3%. Según estos resultados la distribución de la variabilidad se comporta igual en morfología que en aloenzimas. Respecto a la distribución de la variabilidad morfológica existe una ligera tendencia que las longiestilas presenten un porcentaje de variabilidad morfológica más elevado entre poblaciones (46,12 en longiestilas de LO frente a 40,79 de breviestilas y 6,09 en longiestilas de LO frente a 3,80 de breviestilas). Para explicar estos últimos resultados se plantea un plan de experimentos de cruzamientos reproductivos, porque la compatibilidad o incompatibilidad entre diferentes tipos de individuos (brevi o longi) podría ser la causa de la existencia de más flujo o menos flujo entre estos individuos y por tanto, sería la causa de las diferencias entre niveles y distribución de la variabilidad morfológica y genética. En esa situación es muy posible que hayan existido cuellos de botellas recientes en LO y, por lo tanto, el nivel de diversidad genética ha disminuido. La migración o flujo genético constituye, junto con la deriva genética, los principales determinantes de la diferenciación genética entre las poblaciones. Cuando existe flujo genético considerable entre las poblaciones se tiende a homogeneizar los acervos genéticos de las mismas, eliminando las diferencias locales. Consecuentemente, el flujo genético es una fuerza constrictiva que retrasa, e incluso detiene, la diferenciación, y por extensión la especiación, entre aquellas poblaciones donde sucede. Por el contrario, un flujo genético escaso o inexistente posibilita la existencia de diferenciación local, produciendo poblaciones subestructuradas compuestas de agrupaciones de individuos genéticamente similares no uniformemente distribuidas. En el caso de LO puede ser debido a la deriva, pero también puede ser debido al sesgo muestral (sobre todo en el caso de Toll de Monars donde se analizan 7,5 veces menos individuos que en Saint Aniol), o a la biología reproductiva de la especie. Si no es el tamaño muestral el causante de esa fuerte diferenciación puede ser que la capacidad de migración de esta especie sea muy reducida (semillas con poca movilidad, especie que se autofecunda...) o que el cuello de botella acontecido probablemente en Toll de Monars (o en ambas poblaciones) haya hecho que las mismas se diferencien. Es importante también resaltar que las dos poblaciones de LO tienen barreras geográficas fuertes entre ellas y esto también podría explicar los resultados obtenidos hasta ahora. Sin embargo, los valores de LN parecen indicar que existe un considerable y muy elevado flujo genético entre sus poblaciones. Esto contrarrestaría los efectos de la deriva genética, haciendo que las poblaciones difieran muy poco. Nos surgen dudas como ¿permite la distancia geográfica entre las cuatro poblaciones de LN este flujo genético tan elevado?¿Cual es la biología reproductiva de nitida? ¿Es alógama? ¿Autoincompatible? ¿Dispersión de semillas a largas distancias por aves por ejemplo?. La homogeneidad entre las poblaciones estudiadas nos sugiere que debe existir un gran flujo entre ellas o un aislamiento muy reciente. Por último A la luz de estos datos y con la mirada puesta en la conservación de los dos endemismos se podría adelantar (siempre teniendo en cuenta que no hemos concluido nuestros estudios) que si se quisiera recolectar semillas para conservarlas en Bancos de Germoplasma con vistas a la conservación de material genético o se quisiese recolectar esquejes para su cultivo, para obtener la variabilidad necesaria que asegurara la pervivencia de las dos especies con su máxima dotación genética, habría que recolectar las dos poblaciones de LO y una 11

Boletín 14
sola de LN. Decantándonos en este último caso por la población de Carcabuey que es la más vigorosa y con un mayor potencial de crecimiento. Pero se aconseja que para realizar un tipo de conservación más preciso hay que muestrear individuos brevistilos y longistilos y según el caso de una población o de varias (LN, LO). La explicación de este caso quiere decir, y hablando ya en general, que por mucho que pongamos la mejor voluntad en potenciar especies amenazadas o en peligro recolectando semillas, recogiendo esquejes al azar, desarrollándolos en invernadero, mimándolos e introduciendo a posteriori los individuos conseguidos en su hábitat natural, mientras no se haya realizado con anterioridad unos estudios genéticos que aseguren la pervivencia de la mayor variabilidad posible, todo ese esfuerzo será casi inútil. Casi todo el trabajo que se está haciendo en muchos gobiernos autonómicos, por lo menos en el de Andalucía, en materia de conservación y potenciación de especies amenazadas o en peligro, van en la línea de reintroducir nuevos ejemplares que han sido obtenidos por cultivo in vitro o por técnicas de cultivo tradicional (esquejes o semillas). El material del que se parte proviene de la naturaleza, no de cultivos anteriores, pero se recolecta sin haber realizado previamente un estudio genético de las poblaciones que se están manejando, luego en realidad no se tiene ninguna seguridad de que aquello que se está potenciando sea lo más idóneo genéticamente para favorecer la supervivencia de las especies que se pretenden conservar. La solución está simplemente en aunar esfuerzos y coordinar la investigación en el campo de la biología molecular con la actuaciones que se realizan en las administraciones en materia de conservación. Blanca Lasso de la Vega Westendorp Jardín Botánico-Histórico La Concepción, Málaga C.N. 331 km 166 29014 Málaga botanic@microcad.es Agradecimientos: Este trabajo esta hecho gracias a la ayuda de: Trinidad Sánchez y Belén Verdú (Jardín Botánico-Histórico La Concepción, Málaga), Joan Pedrola y demás personal del Jardín Botánico de Marimurtra en Blanes (Gerona), Enrique Triano, Antonio Pulido y guardería forestal de la Sierra Tejeda y Sierra de Mágina.

Bibliografía: GÓMEZ CAMPO, C. 1987. Libro rojo de especies vegetales amenazadas. ICONA. Madrid. JOHNSTON, I.M. 1924. Studies in the Boraginaceae. III. 1. The Old World Genera of the Boraginoideae. Contr. Gray Herb. Harvard Univ., new ser. 73: 43-73. - 1953. Studies in the Boraginaceae.XXV. A revaluation of some genera of the Lithospermae. Journ. Arnold Arb. 34: 258-299. FONT QUER, P. 1991. Plantas Medicinales. Dioscórides renovado. Ed. Labor, S.A. Barcelona. TUTIN, T.G. y col. 1972. Flora Europaea. Vol. 3. Cambridge University Press. Gran Bretaña. VALDÉS, B. 1981. Notas sobre Boragináceas Españolas. 1. Lithodora prostrata (Loisel.) Griseb. y L. diffusa (Lag.) I.M. Johnston. Boletim da Sociedade Broteriana, 53 (2ª serie):1331-1340. y col. 1987. Flora Vascular de Andalucía Occidental. T. 2. Ed. Ketres, S.A.

12

Boletín 14

La Hierba de las Siete Sangrías
(Lithodora gr. fruticosa (L.) Griseb.)
Emilio Blanco Castro De la misma familia que la viborera (Boragináceas), es la hierba de las siete sangrías, cuyo nombre con sólo pronunciarlo nos deja casi sin aliento. Recibe otros nombres más normales como asperón, chupamieles o sanguinaria, que no hay que confundir con el de otra especie que llaman también sanguinaria y que es Paronichia argentea. Se trata de pequeños arbustos de tacto muy áspero, el que le comunican sus hojas, pequeñas y estrechas, pero recubiertas de pelos rígidos. Las flores salen en el extremo de los brotes, son de un intenso color morado o azul metálico, color que atrae a determinados insectos. Son tubulosas (en forma de tubo o embudo) y presentan la característica de ser capaces de cambiar de color, son purpúreas cuando nacen y luego se vuelven azul intenso. Presentan abundante néctar azucarado en la base del tubo, de modo que se pueden chupar y saben a miel, como ocurre con muchas otras borragináceas. El fruto es el típico de toda la familia, formado por cuatro granitos situados en el fondo del cáliz. Es especie común del matorral mediterráneo que prefiere vivir en los terrenos calcáreos secos y cálidos, acompañando a tomillares, salviares y esplegueras. Su nombre de hierba de las siete sangrías alude sin duda a la fama que tuvo en el pasado de “rebajar la sangre” o “bajar la tensión”, pero su composición química nos es muy desconocida. De esta hierba ya nos habla Font Quer refiriéndose a la especie Lithodora fruticosa, de la que dice gozaba de gran prestigio desde Cataluña hasta Andalucía y Portugal, donde la denominan erva das sete sangrias. Dos especies muy similares, Lithodora prostrata y Lithodora diffusa, reciben el mismo nombre y similar uso. Teniendo conocimiento de su uso todavía vigente en el sur de Salamanca -comarca de la Sierra de Gata salmantina, llamada también comarca de El Rebollar- allá nos dirigimos para obtener información directa de campo. Las personas mayores, sobre todo mujeres, aún la conocen y la nombran en la mayoría de los pueblos de esta sierra, siempre con la indicación de que era planta usada para bajar la tensión. En Navasfrías, fui a ver a la señora María Alfonso, una encantadora mujer que me contó muchas cosas de hierbas. Sobre la enigmática planta me dijo que “la iban a coger antiguamente las mujeres a la vertiente extremeña de la Sierra, pues en la parte de Salamanca no crece espontánea”. En este caso se trata de la especie Lithodora prostrata, cuya efectividad para purificar la sangre y “rebajarla” era segura siempre que se tomara durante siete días nones seguidos, en ayunas, de donde le viene lo del número siete, uno de los números mágicos en medicina popular. Actualmente en el pueblo citado se usa muy poco, sólo las señoras mayores la conocen y la nombran. Se da el curioso hecho de que esta especie no se usa ni se conoce en otras zonas de Salamanca ni Cáceres donde sin embargo crece la planta de forma natural. Su conocimiento y uso se está perdiendo aceleradamente. Existen en España en total 5 especies del género Lithodora, hemos hablado de tres de ellas, bastante parecidas y por tanto denominadas con el mismo nombre y usadas para los mismos fines. Además existen dos importantes endemismos de distribución muy local, que son Lithodora oleifolia, que se localiza sólo en dos zonas de Gerona y Lithodora nitida, que es un notable endemismo de algunas montañas de Jaén y Córdoba (Blanca Lasso comunicación personal). 13

Boletín 14
Éstas últimas no tienen nombre común ni uso, pero si una gran importancia científica. En catalán se denomina aspró o gasca a las litodoras. Muy cercanas a las litodoras por su parecido, se encuentran otras especies llamadas litospermos (Lithospermum), una de ellas, Lithospermum officinale, es planta anual que recibe también extraños nombres a lo largo de nuestra geografía, tales como mijo de sol, lágrimas de David, té de perlas o té de la Virgen. La mayoría de estos nombres aluden a sus semillas, que son muy curiosas, muy duras y blancas como perlas. Se usa en infusión como planta digestiva y también se ha usado para combatir las piedras de riñón y los cálculos, esto último hace alusión claramente a la llamada curación por similitud, una teoría muy antigua de la medicina popular, según la cual las plantas nos indican por alguna de sus características morfológicas o ecológicas para qué enfermedades son adecuadas de ser utilizadas. En este caso concreto las semillas duras como piedras se asocian a la curación de las piedras del riñón. Hay que recordar que Lithospermun viene del griego y significa semillas de piedra. El mijo de sol se cría en las riberas de los ríos y arroyos y en márgenes de huertas, su raíz también tiene una materia colorante roja y en Aragón todavía la usan como té en infusión digestiva, con los bellos nombres de té de perla o té de la Virgen. Referencias FONT QUER, P. 1961. Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor. Barcelona.

14

Foto: Carlos Fierro

Boletín 14

Toponimia del tejo en la Sierra de Gredos
Guillermo García Pérez (ARBA, UPM, gugarp@ingor.upm.es) La invencida montaña de las falsificaciones literarias a lo largo y ancho de los distintos tiempos y culturas (leyendas ‘sagradas’ incluidas), me llevó hace tiempo al convencimiento de que el venero más fértil de la Historia, tanto de la Historia Antigua como de la Medieval (en cuanto reconstrucción y comprensión de los hechos), está en la Arqueología. Interesado en consecuencia en la toponimia, en cuanto arqueología o parte más arcaica de las lenguas, hace ya media docena de años que empecé a adentrarme en las voces relacionadas con el tejo, siguiendo métodos empleados antes con éxito para rastrear castillos, vados, molinos, robledales o caminos medievales, que interesaban al estudio de Las rutas del Cid o al de Covadonga. Antes de que supiese que este árbol era una especie en peligro de extinción entre nosotros, había identificado y comprobado ya por mi cuenta y riesgo la existencia de tejos, a partir de la toponimia cartográfica, en media docena de lugares. Posteriormente leí el completísimo Libro del tejo (CORTÉS & al., 2000), cuya primera referencia vi por azar e una revista del ramo que me regalaron (FIDA) en los Cursos de Verano de El Escorial (2002). Más adelante, cuando tramitaba mi inscripción en ARBA, leí, a su vez, el cuidado artículo de J. M. APARICIO ROJO “Notas sobre la distribución del tejo en la provincia de Castellón” (ARBA, 12, 2002 pp. 11-19), que usé en seguida con provecho en mis trabajos sobre esta materia. Aquí, como indica el título elegido, me propongo únicamente dar algunas noticias toponímicas relacionadas con el tejo en la Sierra de Gredos. Mi propósito último es, naturalmente, que los aficionados que tengan más a mano los lugares mencionados puedan buscar y censar, si los hallasen, los ejemplares correspondientes: sea sobre el terreno sea en los archivos (catastros, deslindes, apeos, particiones, pleitos, etc.) o, mejor aún, en ambos lugares a la vez. La importancia de esta suerte de pesquisas para mejorar los catálogos o registros arbóreos existentes, sean actuales o pretéritos, y, en consecuencia, los conocimientos útiles sobre las especies en estudio, no precisa comentario, ni más justificaciones. Salvo alguna excepción puntual, cuando hice las fichas preceptivas anoté sólo aquellos casos en que, además del topónimo principal, había algún otro indicio, directo o indirecto –en particular el hábitat (Véase El libro del tejo) o la proximidad de topónimos afines– de que pudieran existir o haber existido tejos en el lugar indicado. En concreto, deseché Tejar (alfar), en especial cuando hay símbolo de edificio en el mapa. Pero no Tejera, ni Tejares o derivados, aunque entiendo que pudieran también aludir a cascotes de edificios derruidos, etc. Mis recorridos visuales por los mapas* fueron atentos y cuidadosos, pero no exhaustivos. Y se refieren sólo a los mapas 1:50.000 del IGN citados en nota a pie de página. En algunos casos, pero no en todos –ni mucho menos– se dispone ya de mapas 1:25.000 que, además de incluir más detalles topográficos, suelen contener algunos topónimos nuevos. El resultado de mis notas, puesto por orden alfabético, es el siguiente: Taja (1.200 m). Entre Dehesa de Revilla y Villanueva del Campillo. En Los Molinos. Sobre el río Revilla. En las cercanías se da Valhondo, Valhondillo y Vallejo del Tejo. Tajo. Garganta de Valtajo. En Piedralabes. Teja. Fuente de la Teja (930 m). En Valdefuentes, en el propio pueblo. Cerca se ve un Valhondo. Las Tejadas (1.200-1.300 m). En Cabezuela del Valle. Más abajo aparece una Barrera de 15

Boletín 14
la Teja. Sobre el arroyo de Fuente Zoon, que vierte al Jerte. Tejado (980 m), El. Me parece un topónimo un poco extraño. Está junto a un Arroyo de las Lagunillas. Tejares (1.000 m). Navatejares (pueblo). Aunque no es inverosímil, los alfares no suelen darse en grupo, en línea o en batería. Río Aravalle, en su junta con el Tormes. Tejea (1.400-1.500 m), Garganta de y Hermanitos de. En Candeleda. La Canal Morena y Muelas del Tejo están al mismo nivel a unos 8 km al este. Figura ya con este mismo nombre en El Libro de la Montería (s. XIII-XIV). Bajo ella aparece Vaera, por Vadera. Tejeas (1.200-1.400 m), Arroyo de las. En Becedas. ¿Tejeras Altas? Tejeda y Segoyuela (930 m). Pueblo. Arroyo de Marigallega. Mosquiles y Rodera de los Mosquitos a unos 5 km. Tejemorena (1.200-1.400 m). Sobre Garganta Lóbrega. En Proindiviso de Candeleda y Arenas de San Pedro. Al este figura Tejo de las Muelas. Tejera (1.660 m), La. En Barajas. Sobre el arroyo de Prado Negro. Tejera (1.450 m). Navalperal de Tormes. Entre los arroyos de la Paloma y de la Garganta de Gredos, en Candeleda. Tejera (1.000 m). En Barco de Ávila. Al N, Vallehondo; al S, Cuerda de Montenegro; y en sus cercanías, Peña Lóbrega. Tejera (1.050 m). En Bonilla de la Sierra. Sobre el Arroyo de Valdenegro. Tejera (1.000 m), Arroyo de la. En Guijo de Ávila. Junto a una Mata Malpaga. Tejera (1.000 m). Fuente de la. En Tormellas. Cerca de Navatejares. Tejo (800 m). Arrontejo. En GuisandoCandeleda. Tejo. Manantial del. En Serradilla del Llano. Tejo (1.200 m), Vallejo del. En Pascual Cobo. Junto a un Valhondo y un Valle Santo. Tejo. En Cuevas del Valle. Tejo de las Muelas (1.400-1.500 m). En Proindiviso de Candelada y Arenas de San Pedro. Sobre un regajo de Garganta Lóbrega (citado). Tejoneras (1.400 m), Arroyo de las. En Navacepeda de Tormes. Tejo y tejón proceden, 16 igualmente, del latín taxus. La confusión lingüística está, pues, servida. Hay otro Tejoneras en San Mamés (Madrid) y un Tajonera en Adanero (Ávila). Tijera (1.000-1.100 m), Arroyo de la. En Sorihuela. Tejerillas toma la forma Tijerillas en Navacerrada (Madrid), en Peñalba de la SierraMajalrayo (Gu.) y en otros varios lugares. Tijera Baja (1.050-1.100 m), en Becedas, parece contraponerse a las citadas Tejeas (1.200-1.400 m) [Altas]. Tijeras, Las (700 m). En Candeleda. Junto a un Vallejo. No me parece probable que se encuentren tejos. Podría referirse a la acepción común de este nombre (tijeras de esquilar, podar o cortar tela). En cuanto a Tejar, desechado de entrada por prudencia, sólo me atrevo a sugerir el Tejar (910 m) de la Cañada de la Mata. En Los Santos. Sobre el Arroyo del Peñascal, junto a un Matahombres y un Molino de la Yedra. Veo también un Collado Tejedor (1.818 m), en Navalperal, que desecho. El libro del tejo (pp. 181-182) registra ya la existencia de tejos en las Garganta/s Blanca y Tejea de Candeleda y ofrece, además, la siguiente lista de topónimos: Arroyo de los Tejos, en la Sierra de Villafranca (p. 181), “Chorrera del Tejo, Arroyo de los Tejos, Arroyo Tejea, Tejo de las Mulas (paraje), Garganta de Valdetejo y Puente de Valdetejo” (p. 182).

∗ IGN: MTNE, 1:50.000: Hoja 527, Sequeros (ed. 1950); Hoja 528, Guijuelo (ed., 1947); Hoja 529, Santa María de Berrocal (ed. 1951); Hoja 552, Miranda del Castañar (ed. 1935); Hoja 553, Béjar (ed. 2000); Hoja 554, Piedrahita (ed. 1951); Hoja 575, Hervás (ed. 2002); Hoja 576, Cabezuela del Valle (ed. 1963); Hoja 577, Bohoyo (ed. 1950). He completado la parte oriental con el mapa del Macizo Central de Gredos (IGN, 1995). No he usado los mapas 1.25.000 que, en algunos casos, están ya disponibles.

Hacia una Protección de los Árboles con Éxito
Russell Ball
Director Técnico Árbol EuroConsulting

Boletín 14

Trabajando por un futuro verde & sostenible

Llevar a cabo las medidas actuales de la protección
En la última encuesta de Árbol EuroConsulting (1, 2 y 3), vimos que los árboles maduros o semi-maduros no son elementos puramente visuales, sino que tienen un valor financiero real (aportan un aumento al valor de la tierra de 10-25%). Sobre todo, este dato es reforzado por una reciente encuesta nacional (4) que revela que para los propietarios de una vivienda, la escasez de zonas verdes es el problema número uno. Esta estadística –junto con la encuesta de Árbol EuroConsulting– es muy útil para apoyar nuestro deseo de proteger los árboles existentes en las nuevas urbanizaciones (residencial & comercial). Entonces tenemos, ahora mismo, una fuerte base financiera y documentada para convencer a los arquitectos, compañías proyectistas, constructores, paisajistas e ingenieros para implementar y mantener las medidas necesarias para proteger los árboles existentes antes y durante la construcción. Tenemos tales medidas en la norma “NYJ O3E Protección de los Elementos Vegetales en los Trabajos de Construcción” (5) y el manual práctico “La Protección de la Vegetación Durante las Obras” (6). Pero creo que podríamos mejorar estos documentos, al poner estas medidas en marcha, considerando lo siguiente: 1) ¿Cuál es el papel de los distintos profesionales implicados? 2) ¿Quién debe pagar por los planes y materiales de protección para las inspecciones y los informes técnicos y para los árboles nuevos (sustitutos)? 3) ¿Cuáles son las etapas claves en el proceso de la protección de los árboles? 1) ¿Cuál es el papel de los distintos profesionales implicados? Las autoridades locales: (a) Producir y adoptar una política (ejemplos en Apéndice 3) para proteger los árboles en los lugares en desarrollo, (b) Requerir un informe técnico para identificar la condición de todos los árboles de la finca y aquéllos que deben ser protegidos, (c) Requerir un Plan de Protección (6) para aquellos árboles que necesitan ser protegidos, (d) Estipular que los informes técnicos están producidos por un técnico cualificado en arboricultura y (e) Hacer cumplir –en conjunción con el arboricultor (ver abajo)- las medidas de protección y penalizar cuando sea necesario. El arquitecto/compañía proyectista/constructor/paisajista: Encargar al arboricultor (abajo) y presentar los planes/informes técnicos (mencionados en b & c arriba) para las autoridades locales. El arboricultor: (a) Producir –en una manera objetiva– los planes de protección para el arquitecto/compañía proyectista/constructor/paisajista y (b) Llevar a cabo inspeccio-

17

Boletín 14

nes - antes del comienzo de la demolición/construcción, durante y después del proceso de desarrollo – y asegurar el cumplimiento de las medidas de protección. La compañía constructora: (a) En conjunción con el arboricultor, informar a su plantilla de obreros todos los árboles que están protegidos y sus medidas de protección, (b) Cumplir con las medidas de protección y (c) Ayudar al arboricultor con su implementación del Plan de Protección para los árboles. De esta manera, tanto el papel como la responsabilidad para todos son muy claros. La protección de los árboles depende de una positiva colaboración de todos los profesionales. 2) ¿Quién debe pagar por los planes y materiales de protección para las inspecciones y los informes técnicos y para los árboles nuevos (sustitutos)? La fuente de los recursos necesarios es clave. Naturalmente, los dueños de las fincas y/o las empresas de desarrollo/construcción consiguen beneficios por la presencia de los árboles maduros o semi maduros en los lugares en desarrollo, ya que ellos pueden aumentar el valor de la tierra por 10-25% (1, 2 y 3). Entonces, lo correcto es que ellos deben pagar los gastos identificados arriba (N.B. materiales/métodos de protección como pueden ser un cercado*, una jardinera para respetar un árbol, un pozo seco, un túnel por debajo del árbol o incluso moviendo un árbol muy valioso**). Sin embargo, este sector no está sin recursos. Por ejemplo, en Madrid, el valor del terreno está entre 1.250-1.600 Euros m2 (8).
* Un gasto inicial pero con cuidado se pueden utilizar (o los materiales) en otro lugar en desarrollo. ** Con un programa de riego durante 1-3 años después replantado. Moviendo los árboles – especialmente los grandes/viejos especimenes– debe ser muy cuidadoso. Deben evitarse la primavera y el verano. Evidentemente, puede tener un efecto sobre la programación del desarrollo.

3) ¿Cuáles son las etapas claves en el proceso del plan de protección? 3.1 Paso 1 Antes de entregar el terreno al contratista (de demolición o construcción) y permitir el acceso a sus vehículos y máquinas. Consideración del desarrollo propuesto y el impacto sobre los árboles. Investigación y recomendaciones de protección y/o tala (ver 3.2.2) desde el arboricultor. Remitir un informe técnico a las autoridades locales para el proyecto de diseño preliminar. Modificación - en caso necesario - del proyecto de desarrollo al respecto a 3.1.2. (ver Apéndice 1) Especificación de los árboles para (a) conservación* y medidas de protección y (b) para ser talados (ver 3.2.2) y sus sustitutos (ver 3.4.2). Remitir un informe técnico – El Plan de Protección – a las autoridades locales. Diseño final y aprobación por las autoridades locales.
* Algun trabajo de poda puede ser necesario.

3.2 Paso 2 Anterior al comienzo de cualquier trabajo de demolición o construcción Asegurar que todas las medidas de protección –dentro del Plan de Protección- para los árboles valiosos están colocadas. (ver Apéndice 2).
18

Boletín 14
Consiguiendo la protección de los árboles con éxito……………..

Para los otros, talar los árboles que estén muertos, en mal estado o presenten peligro. Remitir un informe técnico a las autoridades locales.

3.4 Paso 4 Después del proceso de construcción Garantizar que todas las medidas de protección están en su lugar y que los árboles no han sufrido daños. Asegurar que los árboles nuevos (sustitutos) están plantados*. Remitir un informe técnico a las autoridades locales.
* Medidas de descompactación (inyección de aire o agua a presión) del suelo, antes plantando, pueden ser necesario.

3.5 Paso 5 La asistencia a los árboles nuevos (sustitutos) 3.5.1 Hacer inspecciones periódicas de los árboles nuevos para comprobar su estado. 3.5.2 Remitir un informe técnico a las autoridades locales. 3.5.3 Si aquellos árbol/árboles están muertos, en mal estado o enfermos, organizar un sustituto/unos sustitutos y repetir 3.4.2 y Paso 5. Esto es sólo un esquema. Pero la protección actual de los árboles y su implementación se centra alrededor del protocolo de las medidas de protección y un conocimiento extensivo de la biología y anatomía de los árboles, análisis de riesgos y técnicos de gestión.

3.3 Paso 3 Durante el proceso de construcción 3.3.1 Inspección periódica para comprobar que se cumplen las medidas de protección a los árboles. Especialmente durante cualquier autorizada obra especial que esté en proximidad o debajo de un árbol protegido (p.e. haciendo una zanja). 3.3.2 Remitir un informe técnico a las autoridades locales.

Conclusión
Primero, la protección de los árboles en los lugares de desarrollo no debería usarse para impedir el desarrollo sino como una manera para conseguir un equilibrio entre ‘lo verde y el desarrollo’. Frecuentemente, debe haber flexibilidad en ambos lados con los
19

Boletín 14

profesionales colaboradores. Entonces, la protección no está enfocada sobre la preservación de todos los árboles; sólo aquellos que están en buen estado y por tanto son valiosos. Sin embargo, con el proceso anterior se puede asegurar la sustitución(es) –quizá en otras posiciones- para aquellos árboles que están muertos, son peligrosos o enfermos. De esta forma la cubierta de los árboles se mantiene mientras que la construcción y el desarrollo se pueden llevar a cabo. Segundo, si vamos a proteger con eficacia los árboles valiosos en los lugares en desarrollo, necesitamos un eficaz Plan de Protección: protocolo de ejecución de medidas de protección. Como hemos visto, dentro de este plan, hay muchos pasos porque el proceso de construcción es muy complicado y dinámico, y hay un número de profesionales desde sectores diferentes involucrados. Por eso cualquier plan debe reflejar éste. Sobre todo, la cooperación entre todos es clave y en una etapa muy temprana en el proceso de construcción: porque una vez que un árbol es dañado es prácticamente imposible arreglar este daño (9). Las autoridades locales tienen un papel clave al asegurar esta cooperación con una política de protección. Un importante punto de partida desde cual el proceso de desarrollo referido a la protección de los árboles puede fluir. No es necesario algo muy complicado (ver Apéndice 3) pero una vez implementada puede ser muy eficaz. ¿Y en qué departamento de un ayuntamiento buscar ….. alguien dijo “El Departamento de Desarrollo Sostenible”? A todos nos gustan los árboles en nuestros barrios y lugares de trabajo y es nuestra responsabilidad –como profesionales en el proceso de desarrollo- proporcionarlo a todos (ver Apéndice 4). Por último, sí, podríamos talar todos los árboles maduros o semimaduros de los lugares en desarrollo y plantar árboles
20

nuevos después. Pero tardarán muchos años (frecuentemente décadas o más) en hacer un impacto en el paisaje. ¿Cómo podemos nosotros reemplazar en un instante el sentimiento que los árboles maduros o semimaduros nos aportan? La respuesta es: no podemos.
Podemos desarrollar la tierra y mantener los árboles maduros y semi maduros en buen estado …”Cambiemos el mundo sin cambiar el planeta” (10). © Russell Ball 2004 arboleuroconsulting@yahoo.es www.arboleuroconsulting.com

Referencias
(1) “El valor inmobiliario de un árbol” Metro2: Revista de Inmobiliaria y de la Construcción (Abril 2003, Numero 116). (2) “¡Sí Señor! En España los árboles en los lugares en desarrollo son valiosos” La Cultura del Arbol: Revista de la Asociación Español de Arboricultura (Octubre 2003 Núm. 36) (3) “¡Sí Señor! En España los árboles en los lugares en desarrollo son valiosos” PARJAP Boletín de la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos (Núm. 30 Primavera 2003). (4) “Pocas zonas verdes, calles sucias y ruido, lo peor de nuestras casas” 20 Minutos (Junio, 2003). Fuente : Instituto Nacional de Estadística: Censos de población y vivienda 2001. (5) “NTJ 03E: Protección de los Elementos Vegetales en los Trabajos de Construcción” Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas y Peritos Agrícolas de Cataluña (1993). (6) “La Protección de la Vegetación Durante las Obras u manual práctico para su correcta ejecución” Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Cataluña (2000). (7) Árbol EuroConsulting ha desarrollado Un Plan de Protección: un protocolo de ejecución de medidas de protección para los árboles - 59 pasos clave ©. (arboleuroconsulting@yahoo.es) (8) Informe de Suelo Madrid (2002). Aguirre Newman. (9) “¿Un Árbol solo es un Árbol?” PARJAP Boletín de la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos (Núm. pending ……. Verano 2004). (10) Ministerio de Medio Ambiente. 2002.

Boletín 14

Apéndices
Apéndice 1: Cualquier modificación al diseño constructivo para acomodar los árboles debe ser considerada en los pasos 3.1.2 y 3.1.3. Efectuar cambios efectivos en un paso posterior al diseño aprobado, para proteger los árboles valiosos pueden ser muy difícil y crear un gravamen para el desarrollo del proyecto y para la compañía constructora. Apéndice 2: Todas las medidas protectoras para los árboles deberían realizarse en el orden dado en el paso 2. La ejecución de medidas de protección en el paso 3 (p.e. después de que la demolición o la construcción ha comenzado) resultará como sigue:
Árboles dañados/destruidos……..que podría haberse evitado. Pérdida de un valioso medioambiente/ recurso económico......…que podría haberse evitado. Árboles que podrían presentar graves riesgos…………… que podría haberse evitado. Posible persecución legal……...…que podría haberse evitado. Posible mala imagen para la compañía de construcción … que podría haberse evitado.

especies y condición de los árboles deben ser anotados por el solicitante.”
Desde la Cuidad de San Mateo (USA)

“Todas las aplicaciones para los permisos de construcción tienen que ir acompañadas por un plan del sitio que indique la localización, tamaño y especie de los árboles significativos…. que puedan ser impactados por el permiso de construcción” (los árboles significativos son designados por la autoridad local)
* “Trees & Development - A technical guide to preservation of trees during land development” Nelda Matheny y James R. Clark. International Society of Arboriculture (1998)

Apéndice 4 Por favor, toma nota. Hemos enfocado sobre los árboles en los lugares privados en desarrollo y más o menos sobre las empresas privadas. Sin embargo, los principios son losmismos para los árboles afectados por las obras públicas. Entonces, los papeles cambian hacia los funcionarios (arquitectos, paisajistas e ingenieros) trabajando directamente con las autoridades locales.

Apéndice 3: Traducido desde “Árboles y Desarrollo”* Los dos ejemplos de abajo proporcionan un punto de partida desde cual el proceso de desarrollo referido a la protección de los árboles puede fluir. Estos pueden ser adoptados como ‘modelos’: extendidos, mejorados y/o unificado a las ordenanzas existentes.
Desde la ordenanza de la Cuidad de Vancouver (Canadá)

“Un solicitante para un permiso de desarrollo es requerido a remitir un plan del sitio que identifique todos los árboles existentes, con un diámetro del tronco superior a 75 mm a la altura del pecho, que puedan ser afectados por el desarrollo propuesto… las
21

Boletín 14

El tablón de naticias
En esta sección nos puedes mandar los recortes de noticias que tú consideres interesantes

S o c i o s

Paga 1200 euros para evitar una tala Ecología. Un vecino de San Agustín de Guadalix pagará unos 1.200 euros para salvar de ! la tala a una encina milenaria, que iba a desaparecer bajo las obras de ampliación de la N-I. Se trasplantará hoy y para ello será necesario la ayuda de una grúa de gran tonelaje que tirará de su tronco de cinco metros de diámetro. (Efe)

22

Boletín 14

Medio Ambiente rechaza la apertura de una cantera en Olmeda de las Fuentes
El proyecto prevé extraer caliza durante 60 años en una zona de 180 hectáreas La esperanza ha vuelto a cinco apacibles pueblos del sureste de la Comunidad de Madrid, Olmeda de las Fuentes y Ambite de Tajuña entre ellos, cuyos vecinos temían los efectos sobre su vida cotidiana de la instalación de tres canteras de extracción de caliza, de 180 hectáreas de extensión y 40 metros de profundidad, más una planta de tratamiento en predios de un propietario en sus demarcaciones municipales. Un dictamen oficial de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad califica de “crítico” el impacto ambiental sobre el área concernida, hecho que permite a los moradores de la zona acariciar la idea de la completa detención del proyecto, de extenderse la homologación del primer dictamen a las declaraciones de impacto de las otras minas proyectadas. La atmósfera que purifica los cinco pueblos y convierte su ámbito en uno de los rincones más sosegados y saludables del territorio madrileño seguirá siendo diáfana. Al menos así lo esperan alcaldes y vecinos de Nuevo Baztán, Pezuela de las Torres, Villar del Olmo, Ambite y Olmeda de las Fuentes, tras conocer que es contraria a la cantera la primera Declaración de Impacto Ambiental que ellos solicitaron a la Consejería de Medio Ambiente. El dictamen se refiere a la instalación en ocho cuadrículas mineras de los parajes de Las Cañadillas, Valdealcalá, Llano de Montenuevo y El Cascajar, entre Olmeda y Ambite, de un complejo de tres grandes canteras para la extracción de caliza, por cuenta de la empresa Calcen-Calizas del Centro. Desde octubre de 2001 en que anunció su propósito e inició los trámites para su autorización, esta compañía proyectaba asentar las minas allí, de haber obtenido una declaración ambiental favorable. Impacto “crítico”. Pero no ha sido así. De la primera de las tres minas previstas, llamada Blanca Rosa, concretamente de su fracción primera, el informe oficial establece: “El sumatorio de los impactos que la ejecución del proyecto produciría sobre el medio da lugar a la valoración global del proyecto como crítico”. Andrés Couso, alcalde de Olmeda de las Fuentes, se muestra alborozado: “El conjunto de motivos de esta declaración negativa -efectos indeseados sobre el paisaje, vegetación, fauna, acuíferos y manantiales, riqueza cinegética...- es perfectamente extensible a las otras canteras cuyos expedientes se encuentran ya iniciados”, dice. Por ello, desde los ediles de las cuatro localidades hasta miembros de Ecologistas en Acción y grupos locales de defensa medioambiental, más asociaciones locales de cazadores, agricultores y ganaderos, todos parecen respirar tranquilos. Couso ve en el desenlace de esta primera declaración el resultado del esfuerzo conjunto de vecinos y ediles, que protagonizaron numerosas movilizaciones ciudadanas -marchas, pancartas, gestiones de todo tipo- iniciadas en septiembre del año pasado para señalar su rechazo al proyecto de las canteras. Éste, considerado medioambientalmente inviable, fue ideado para horadar hasta 40 metros minas en predios de alta riqueza cinegética y vegetal -la zona alberga encinas centenarias- durante 60 años, para extraer hasta dos millones de toneladas anuales de calizas destinadas a la construcción. Los cálculos preveían un tráfico ininterrumpido de un camión por minuto, con prohibiciones de circular a vehículos de más de diez toneladas de carga. RAFAEL FRAGUAS EL PAÍS Madrid - 13-05-2004 23

Boletín 14

Plantas y mitología al calor de la noche
El Jardín Botánico de Gijón ha inaugurado el día 25 de junio visitas guiadas nocturnas que se mantendrán hasta setiembre. Un máximo de 150 personas por sesión tendrán el privilegio de visitar el Jardín Botánico Atlántico tras la caída del sol, a partir de las diez y media de la noche. Será un recorrido para la fantasía, para conocer y recordar aspectos de la cultura asturiana no sólo desde el punto de vista de la naturaleza, que no es poco, sino también de la mitología. ¿Cómo? Los responsables del Botánico han diseñado un recorrido muy especial, que llegará hasta los aledaños de la carbayera del Tragamón, en el que aparecerán personajes como el trasgu, el diañu burlón, el busgosu, la güestia, el nuberu, el pesadiellu y, por supuesto, la xana. Los visitantes, que deberán abonar un precio de entrada especial de 9 €, recorrerán los jardines por una zona iluminada, pero sin perder la belleza que la noche aporta a un entorno básicamente boscoso como es el del Botánico. En determinados momentos, personificados por un grupo de actores, aparecerán los personajes mencionados, a la vez que sonará una música obra de Ramón Prada, que ha adaptado para la ocasión parte de su composición titulada ‘La noche celta’. Una voz en ‘off ’ explicará al mismo tiempo a los visitantes quiénes son cada uno de los personajes y qué significan en la mitología asturiana. La voz la ponen los actores Manuel Pizarro y Martina Bueno. Para esas visitas nocturnas se aprovechará la nueva iluminación inagurada el 20 de junio, con motivo de la celebración de la fiesta del solsticio de verano..

Medio Ambiente denuncia a una finca por cortar una encina centenaria
Ecologistas en Acción ha sabido que el servicio de Guardería Forestal de la Consejería de Medio Ambiente ha denunciado a la finca Las Pachecas, en el término municipal de Argamasilla de Alba (Ciudad Real), por la tala de una encina centenaria. La denuncia fue formulada a finales del pasado mes de septiembre por el Servicio de Guardería Forestal de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Al parecer, la encina talada estaba situada en medio de un amplio claro, lo cual, posiblemente, motivó su corta al considerar el dueño que la misma estorbaba. En estos terrenos, los propietarios de la finca tienen previsto construir un complejo turístico compuesto por dos campos de golf y 300 viviendas, un hotel, un aeródromo, un hipódromo, un tentadero, un club social y una superficie comercial, entre otras infraestructuras e instalaciones, lo que supondrá la urbanización de unas 1.200 hectáreas de suelo forestal y rústico, así como la captación de los recurso hídrico necesarios directamente del parque natural de Las Lagunas de Ruidera. El proyecto, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba, pretende ser inocuo para el medio natural. Hace escaso tiempo, el alcalde de Argamasilla, afirmaba en un diario provincial que la naturaleza sería respetada al máximo, e incluso se mejoraría el entorno. Esta actuación, sin embargo, cuando aún no se han iniciado las obras, viene a contradecir sus palabras. Ecologistas en Acción ha dirigido un escrito a la Consejería de Medio Ambiente pidiéndole que a través de sus servicios de Guardería se muestre vigilante con las actuaciones que puedan llevarse a cabo en esta finca, de modo que se eviten intervenciones que puedan suponer, como ésta que nos ocupa, agresiones irreversibles al entorno natural, recordando que el proyecto citado se encuentra aún en fase de tramitación, y no dispone, por tanto, de ningún permiso administrativo para el inicio de las obras. 04/11/2003 24

Boletín 14

En la sementera
Simón Cortés

REPOBLACIÓN EN EL RÍO MANZANARES
El día 24 de Enero asistí a una repoblación en el río Manzanares, en Rivas Vaciamadrid, entre Casa Eulogio y la depuradora. El punto de encuentro fue la estación de metro Rivas-pueblo, a las 10,30 y estaba organizada juntamente por Arba y Amigos de la Tierra. En ella se plantaron 75 sauces blancos, un rosal, 30 negrillos y 17 fresnos. Participamos unas 30 personas. De h echo para mí la repoblación empezó el día anterior cuando fui con un compañero a colocar las plantas y herramientas en su coche que previamente habíamos seleccionado el miércoles. El sábado por la mañana se me pegaron un poco las sabanas y llegaba tarde al punto de encuentro, pero en el camino me encontré a otro mozo de arba y a un amigo suyo, el resto del trayecto fue agradable y eso que no sabíamos exactamente si los billetes que llevábamos eran validos o ya estaban caducados, cuando llegamos había en torno a unas quince personas, repartido en grupitos, después llegaron los jefes, y mas gente y por fin nos pusimos en marcha hacia el lugar de la repoblación. Era un meandro del río, antes nos habían repartido la planta y las herramientas, yo habitualmente intento no cavar, pero al final nunca consigo escaparme, intento ir de ayudante....así comenzó la repoblación, las personas se repartieron en grupos de dos o tres. A parte de plantar sauces en un lugar sucísimo, no sabéis lo sucio que esta el río por esa zona, también practicamos un poco de Indiana Jones.

Crónica de la repoblación realizada en el “Caserío de Henares”
Al final nos juntamos casi 40 personas en el momento que más gente acudió. Participaron miembros de las asociaciones “El Soto”, “Arba”, “Amigos de la Tierra”, “Ecologistas en Acción”, personas llegadas de los Huertos de Ocio, y participantes de algunos municipios de la CAM (Torrejón, San Fernando y Madrid). El acto comenzó alrededor de las 11 de la mañana con una presentación de los organizadores y colaboradores y después se pasó a hablar del motivo de realizar la reforestación en la Finca Caserío de Henares”, entre otras razones se expuso la importancia de ir recuperando la cubierta vegetal originaria de los ríos de la CAM (Jarama, Manzanares y Henares principalmente), parte de esta superficie arbolada se vio afectada por el incendio ocurrido el pasado año. También se habló de favorecer el crecimiento de las masas arbóreas de la finca de modo que puedan crearse corredores biológicos que unan la masas dispersas de olmos y chopos. Se plantaron cerca de 200 árboles (sauces, chopos, fresnos y rosales) y cada ejemplar fue acompañado de su correspondiente protector y alcorque. Pese a las inclemencias del tiempo, desde nuestro punto de vista, las expectativas se cumplieron con creces debido en gran parte al empuje de la gente participante que nos impulsó a no suspender la plantación. La reforestación tuvo el colofón final con un estupendo almuerzo que hizo olvidarnos por unos momentos del frío y la humedad del día. Asociación Ecologista “El Soto”

25

Boletín 14

Valsaín, 29 de mayo de 2004
23 personas acudimos a Valsaín, donde se visitó el Centro de Interpretación de la Naturaleza, se realizó la senda botánica y después de comer nos acercamos al río de la Acebeda o Riofrío. Hacia ya tiempo que no realizábamos esta excursión, lo que nos sirvió para comprobar la gran cantidad de acebos y tejos que han repoblado las laderas más húmedas que bajan hacia el río. Fue una grata sorpresa para nosotros comprobar que de los quince acebos que años ha plantamos, algunos de ellos ya tienen un porte considerable. Los reconocimos fácilmente porque aún conservan los pedruscos que pusimos para protegerlos. Decoramos un poco el pueblo de Valsaín con carteles reclamando “GUADARRAMA PARQUE NACIONAL ¡YA! “, antes de venirnos.

sió Excur

n

er ra d a la Si

e Gr e

dos,

5

juni y 6 de

o de 2

004

H o l a

s o y

D a n i

A lo largo de su historia ARBA ha realizado numerosas actividades que han dejado huella entre los participantes; es lo que conocemos entre nosotros como salidas históricas. Una de las que se puede meter en el libro de históricas es la excursión realizada los días 5 y 6 de junio de 2004 a la Sierra de Gredos, donde un cúmulo de despropósitos y circunstancias, la han hecho una de las más famosas. Basta leer lo contado por uno de los participantes y escuchar -ahora entre risas-, las versiones y experiencias del resto. Esta salida ya es histórica en los anales de la asociación, y durante mucho tiempo se contará como una gran aventura. Salimos el sábado a las 8 y media. Vamos para allá, bien, recogemos al amigo de Antonio en Ávila, desayunamos, tiquití. Cuando íbamos subiendo para llegar al principio de la excursión, el autobús se para en un aparcamiento. - ¡Que no pasa nada, que todavía no hemos llegado, pero que si podemos bajar un momentito, que el autobús se ha calentado!..... Y eso sólo en 8, ocho, 8 Km. de subida..... ja, ja, ja, ja, ja 26

Bueno, pues nada, seguimos y llegamos al sitio para empezar a subir el monte arriba. Y a la una, con la fresca, ¡Ole nuestros cojones!. Subiendo, subiendo, el grupo se va estirando... Llegamos a una piedra gorda, para esperar a los últimos. Me cagüen tooooo, si están a tomalpolculo........ Bueno, pues esperamos una hora. Venga, vamos, subimos un poquito más y comeeeemos.... Seguimos subiendo y por fin llegamos arriba, coño, que nos hemos subido 400 m del tirón. Yo iba viendo una parte muy bonita enfrente, y pensando, como molan esos peazo pedrolos debe de haber un cañón guay de esos que nos metemos el Simón y yo..... Pero claro con esta gente y tantos, no se puede........ ¡¡PUES ERA POR ALLÍ!! je, je, je, je, je, je, je, je, je, je Hala venga majos, pabajo. Y la gente iba más o menos como podían, ahí ya se produce un estiramiento bueno del grupo. El sitio era la ostia, guapo, con unos pedrolos de la leche, un circo glaciar de varios escalones.

Boletín 14
Con su consiguiente cascadita y salto, claro..... je, je Había al principio una zona de turberas, a tope de agua, véase charcos, je, je, je, je Vimos el citisus de Gredos -por supuesto-, orquídeas, las carnívoras esas de los pelitos pegajosos, algún narciso, una crucífera de nombre yo qué sé, y muchas florecitas en fin..... Cuando bajábamos cada escalón, cada cascada, cada resalte pues la gente ya iba dando lo que podía je, je. Y el amigo de Antonio: que no llegamos, que falta mucho, venga, vamos....... Pues no, primera lagunita, la gente se para a bañase. Segunda lagunita, la gente se para a bañarse. Tercera lagunita, la gente se para a bañarse. Y el amigo de Antonio: que no llegamos, venga, así no vamos a llegar a tiempo, que falta mucho, que no hay camino, que mecaguento, que no vamos a llegar de día. Pues eso, seguimos bajando el valle, vimos tejos de lejos, porque vamos, a este ritmo no llegamos. Ya son las siete y faltan tres horas de camino. Había gente que iba tirando la toalla, de piedra en piedra, de charco en charco, de tropezón en tropezón, la leche. Al final, nos quedamos Antonio, Andrés, Fernando Vasco, y alguno más haciendo de escoba, con una pobre que no podía con su alma. pobrecita ji, ji. Se nos hizo de noche pese a ir por un sitio más corto y más “fácil”. No había camino, claro, porque por allí no pasa nadie desde no sé cuando...... Y la gente que había abajo nos hacía señas con una linterna. Y Fernando Vasco y Andrés haciendo señales con la linterna de Fernando, y gritando “ que paréis ese coche que se le ven las luces, que se lleven a esta pobre mujeeeeeeeeeeeer”.Ya eran las diez y pico. Llegamos abajo, y nos encontramos con casi todo el grupo y Evaristo, que se había dormido y había ido a buscarnos con su coche.......... Bueno, pues muy bien nos queda buscar por donde coño se pasa el río que nos separa de la carretera........ Desde luego, no se ve ni un pijo y sólo tenemos tres linternas para ciento y la madre... ji, ji, ji, ja, ja, ji, ji Pues que venga alguno de la otra orilla, de los que pasaron mucho antes, con algo de luz, para marcarnos el paso. Yo me quedo haciendo de escoba y se monta la travesía del río de los búfalos, en etapas de tres pasos. O sea, con una linterna alumbrando cada sitio de trampa, piedra, agua o agujero. Como sólo hay tres linternas, pues eso. Al final, tras mucho sufrimiento, logramos pasar todo el mundo hasta la carretera, ¡Jesús!...... Por cierto, ahí le da a Marian un ataque de sofoco porque nadie sabe donde está Jesús. Y yo seguro de que detrás de mi no viene NADIE. Que no mujer, que Jesús está en el pueblo desde hace ni se sabe, que iba de los primeros, hay que susto..... Bueno, que hasta el pueblo hay 4 Km así que venga a ir tirando.... Evaristo, Angélica, Antonio y uno de Guatemala que pasaba por allí, se ponen a hacer viajes con los coches para llevar a la peña al pueblo, y los más enteros que vayan andandito hasta que los recojan.......... Total, los últimos llegamos al pueblo a las doce y media. Pero resulta que allí no está el bus para ir al albergue. Que está en el pueblo de más abajo. A 4 Km, porque en una calle hay un cable de la luz y no puede pasar. Y además, que esta tarde viniendo hacia aquí, en una curva muy cerrada, ha rozado con el suelo, y se le ha caído el parachoques de atrás, incluidas las luces.... JUA, JUA, JUA, JUA. Bueno, pues nos ponemos a andar por la carretera hacia el pueblo, con el Evaristo haciendo viajes con gente. Ya es el único coche que queda. Angélica se ha ido para Madrid, el de Guatemala a su casa y Antonio ha devuelto el coche a su padre. Se monta la gente en el bus, yo me quedo con Evaristo en su coche, siguiendo al bus para que el coche de Evaristo haga de luces de atrás del bus. Porque aparte de tener todo el parachoques en el maletero sólo le quedan las dos luces rojas pequeñitas de arriba, el gálibo, y la bombillita de la matrícula, pero sin matrícula claro. Nos ponemos en marcha por esas carreteruchas de Dios, hacia el albergue a unos veintitantos Km En un momento el bus para y se queda 27

Boletín 14
mirando un cartel que pone, así como con un triángulo de peligro: “Atención camiones y autobuses”. Pues es por ahí por donde hay que ir........ De repente, salta un chisporroteo de un cable que iba colgando.... y las pocas luces que le quedaban por detrás se funden. Menos mal que no se han fundido las luces de delante.... jo, jo, jo, jo, jo, jo, jo, Llegamos al pueblo, y delante del bar había una furgoneta, que el bus hace malabarismo para pasar y no llevarse la furgoneta o un farol de la casa de enfrente. Y los del bar salen por la puerta diciendo: “Mira, mira, ven, ven, mira que ostia lleva ese bus”. Seguimos palante y nos pasamos el pueblo, Evaristo y yo, en el coche pensando, ande coño vamos? No era este el pueblo? Bueno, llegamos a unas luces en medio del monte lleno de la oscuridad de la noche. Resulta que no es el albergue, es un merendero del río que está cerrando. Normal, es que ya son las dos de la mañana. Por cierto, a esta hora nos estarán esperando en el albergue?. Pues si por puta casualidad todavía no se habían acostado, pero el bus no puede pasar y hay que andar como un Km. más. Así que, entre unas y otras llegamos al albergue a las tres de la madrugada, noche cerrada..... La gente desparramada con unos caretos de muertos...... algunos comiendo, mal cenando, por las habitaciones, otros definitivamente desmayaos, y Evaristo y yo descojonándonos de las circunstancias y las aventuras........... Bueno, pues durmiendo a las cuatro. Alguien a las nueve de la mañana empezó a levantarse, y claro, revuelo general, venga en marcha, que luego se nos hace tarde..... Nos fuimos al merendero, la gente desayunó, algunos andaron hasta otro pueblo para desayunar, luego algunos se bañaron en el río, vamos pasamos la mañana. El chofer había hecho una medio chapuza. Y aunque no funcionaba ni una sola luz de atrás, pues tenía el parachoques medio puesto con alambritos y daba el pego, de lejos..... Nos fuimos al Barco de Ávila y nos tomamos unas cañas. Merce y Puri dijeron que ellas en 28 ese autobús sin ninguna luz de atrás que no iban y que se iban en el bus de línea. No hubo forma de convencerlas..... Bueno, pues buen viaje. Nos vamos tirando para un Castro que hay cerca de Ávila, ya de vuelta. Llegamos, comimos, subimos al Castro, rapidito, rapidito, que hay que llegar a Madrid de día. Bueno, pues nada, que bien que va todo. El parachoques no se ha caído, aguantan las ataduras, salimos a la hora, pin, pin, pan, pan, ........ De repente, el bus se para, veo por la ventanilla que el chofer sale corriendo por detrás, luego coge un extintor y abre las puertas, digo TOL MUNDO PA BAJO. Se estaba quemando el parachoques, que estaba medio colgando. JU, JUA, JUA, JUA, JUA, JUA, JUA, JUA, JUA, JUA, JUA, JI, JI, JI, JO, JO, JO, JO, JUA, JUA, JUA, JUA, JUA, JI, JI, JI Ahí estamos, en medio de la autopista, la peña en el arcén, el autobús, ya apagado, con un rastro de humo, yo un poco más atrás haciendo aspavientos, para que los que vienen no se empotren con el bus. La guardia civil apareció en seguida y nos dijo que andáramos un poco más adelante, que había un área de descanso y la grúa lleve al bus hasta allí. La peña por el arcén, escoltada por los picolos para que no nos atropellaran. Pues allí estuvimos un rato, los de cruz roja nos trajeron botellitas de agua, los picoletos se fueron, los de la cruz roja también, la gente ya descojonándose de la situación y el pobre conductor con un careto....... Era un chaval joven argentino, que sólo había conducido por la Pampa en autopistas....... pobre, meterle por esos sitios........ Casi cuando se hacía de noche apareció Marcos con su autobús de siempre y nos llevó sanos y salvos a casa... Te ha gustado? Esta es de esas excursiones que hacen historia con H MAYÚSCULA.

Boletín 14
E s t a c a r t a f u e e nv i a d a a u n c o m p a ñ e ro nu e s t ro, q u e p o r s u i n t e r é s h e m o s p e n s a d o q u e e s t a r í a b i e n q u e s e p u bl i c a s e e n e l b o l e t í n .

Pequeña plantación de Tejos
Tal y como quedamos paso a comentar mi experiencia, si así se puede denominar, sobre la obtención de plántulas de tejos a par tir de semillas. No sé como comenzó la cosa, aunque mis ya 20 años de afición a la or nitología han hecho que en múltiples ocasiones haya tropezado con tejos en mis paseos. La atracción por los bosques y mi naturaleza cántabra de nacimiento y vida hacen que en deter minadas circunstancias estos encuentros hag an que sientas enor me admiración, paz, respeto, asombro y veneración, diría yo casi, hacia ese pedazo de noble madera que se levanta en el espacio y sobre todo en el Tiempo. Una vez hecha esta pequeña introducción de mi g ran atracción por el tejo, te comento lo de mi pequeña plantación de tejos. Esto comenzó en Diciembre de 1999, el 7 para ser preciso, en el que me dio por empezar a recog er semillas de tejo en el paseo de la Isla en Burg os. Me cuidé de no cog er semillas de tejos or namentales si bien dados mis escasos conocimientos de botánica, me limité a recog er las de aquellos ejemplares con g ran por te y no de los que se desar rollaban como setos. Ni soy botánico, ni biólog o, ni teng o conocimientos técnicos. Recogí unas 100 semillas en un momento, lo cual me sor prendió a posteriori cuando me puse a contarlas puesto que en un principio no parecían tantas. Leyendo de varios libros procedí a seguir los pasos que suelen recomendar siempre, lo cual implica que no he inventado nada o eso creo. Limpié el arilo de las semillas con agua, tarea bastante eng or rosa, por cier to, las sequé y las metí en una fiambrera con arena de río húmeda. No me preguntes por el g rado de humedad en concreto porque de aquí en adelante no encontrarás ninguna metodología científica exhaustiva. Estuvieron en la nevera de casa, entre yogures y verduras durante casi 11 meses entre 5º y 8º creo yo. Pasado este tiempo, las metí en bandejas semilleros, de las de cubilete inde pendiente, al doble de su tamaño como aconsejan los libros, a razón de 4 por cubilete de 9cm 2 y unos 10 cm de profundidad, esto fue así porque desconociendo la tasa de éxito que tendría me dije que sería mejor meter varias, a par te de que no tenía muchas más bandejas ni espacio en casa para tanto tinglado. Puesto que iba a tenerlo todo en Madrid, suponiendo que la humedad sería muy baja para ellos, los tapé con una capa de 1cm de arena de río suponiendo que eso mantendría alg o más la humedad. Los mantuve en una ter raza interior pero fría durante el invier no siempre a la sombra. El rieg o solía ser ir regular en función de como venía el tiempo y asegurando que no se secaba la tier ra. Por cier to, ésta era una mezcla de turba y arena de río a un 60/40 más o menos. Mi sor presa vino cuando en la primavera del 2001 comenzaron, en espacio de 2 semanas, a salir todas o prácticamente todas. Durante ese año completo 2001 29

Boletín 14
hasta primavera de 2002 estuvieron en la misma bandeja, en el exterior y asegurando siempre la sombra y la humedad en la tier ra. No confiaba que pasaran los 40ºC de Madrid en verano pero me sor prendieron y pasaron sin problemas, no recuerdo si murió alguno o no. Respecto al porcentaje de los que salieron yo diría que en tor no al 95% y los que no salieron lo hicieron en la primavera del 2002. Este éxito me animó en Otoño del 2001 a recog er más semillas, en este caso en casa, en Liébana, Cantabria, y siguiendo un proceso similar, este año 2003 me salieron también a la vez otra buena cantidad de ellas. Incluso se me ha dado el caso de ver cómo me brotaban las semillas en la nevera a finales de Ag osto 2003, cuál fue mi sor presa cuando un día al abrir la nevera me fijo en la famosa fiambrera y veo como hay tallos dentro de ella entre la arena húmeda... habían brotado 4 semillas y se retorcían intentando salir de allí, las metí en tier ra y ahí están, como si nada ¡increíble!, es que no dejan de sorprender me. Antes de que comenzara la primavera del 2002 pasé las plántulas a botellas. Estas son botellas de plástico típicas de 1,5 litros cor tadas casi por la mitad y metida la par te superior de la misma inver tida sobre su par te inferior a la cual se le han hecho unos agujeros g enerosos para que circule el aire y las raíces al asomarse por la boca de la botella dejen de crecer, con la intención de que continúe su crecimiento el día que toquen buena y profunda tier ra. En estos momentos teng o unos 125 tejos, bromeando suelo decir que dada la situación actual del tejo casi teng o la mayor tejeda en 2 metros cuadrados, unos 65 son de tres primaveras viendo sol, como dig o yo, y otros 60 aún están en bandeja, metidos de cuatro en cuatro, salvo los que no han podido resistir el verano ter rible de Madrid de este año. Otros 6 de los primeros tampoco han resistido y este verano no lo han sopor tado, lo cual me hace pensar si la causa habrá sido el calor, la falta de agua, el exceso de la misma, enfer medad?, espero que no sea por algún hong o porque entonces los otros 125 van detrás. Pues eso es todo, ahora mismo me quedan todavía más semillas que llevan ya estratificadas unos 2 años y no sé si las plantaré en breve o las mantendré ahí. Respecto al futuro de los mismos teng o ya candidatos a plantar algunos de ellos en fincas par ticulares pero nada más, me da cier ta pena entreg arlos porque desconozco como acabarán después de tanto esfuerzo durante casi 5 años de estar encima de ellos, pero también sé que yo no dispong o de ter reno para poder asegurar que algún día toquen buena y profunda tier ra. También soy consciente de la problemática que podría implicar el plantar de mi mano mayor los tejos en el monte porque sé que no es leg al en muchos casos e implica problemas ecológicos y ante todo quiero ser respetuoso. Sé que ha sido un poco larg o pero quería escribirlo todo. Un saludo y espero que esta experiencia sir va de alg o. Ignacio Pontón

30

Boletín 14

Familias Thymelaeaceae y Rhamnaceae Simón Cortés
Publicamos otras dos familias que se dieron en el curso que organizó ARBA del 2 al 18 de octubre de 2002, siguiendo el compromiso que adquirimos en el boletín nº 12.

Familia Thymelaeacea
Esta familia está compuesta por unas 500 especies reunidas en 44 géneros. Gran parte de las especies se distribuyen por el sur de África y el continente australiano. En la Península Ibérica e Islas Baleares hay unas diez especies de porte arbustivo, incluidas en dos géneros: Daphne L. y Thymelaea Miller. Características: Las especies de frutos carnosos, desnudos en su madurez y con flores rosas o blancas pertenecen al género Daphne. Las especies de frutos secos, encerrados en perianto persistente y con flores de color verdosas o amarillentas son del género Thymelaea. Género Daphne Daphne gnidium L. El torvisco, también llamado matagallinas o matapollos en castellano y tell, herba de poll, bufalaga y astruc en catalán, es un arbusto que puede llegar a medir hasta el metro y medio de altura, siendo muy ramificado en la base. Las ramas son mimbreras y largas, algo arqueadas y cilíndricas, manteniendo durante largo tiempo la cicatriz que deja la hoja al caer. La corteza es de color pardo o pardo rojizo. Las hojas superiores son lanceoladas y estrechas, las de la base son más anchas y cortas, guardando una relación pareja en toda la planta, es decir comienzan todas en un mismo nivel. Las hojas carecen de estipulas; son algo coriáceas, enteras y lampiñas, con algunos puntos blancos en el envés. Las flores son tubulares, de color blanco cremoso. Se desarrollan en las terminaciones de las ramas en forma de panículas. La floración se produce durante los meses de verano y otoño. Los frutos son drupas de color anaranjado o rojizo, coexistiendo en la planta flores y frutos,

debido al largo periodo de floración que posee; son tóxicos, pero no para algunos animales que lo consumen rápidamente. Su corteza y frutos poseen ácido mecerínico, así como otros derivados cumarínicos, denominado daphnetina. Con sólo doce gramos de ingestión de frutos y corteza pueden provocar la muerte de un animal mediano y con unos treinta gramos la de un animal grande. Se ha usado para hacer cordones, mantener abierto los orificios de las orejas, para torviscar (pescar peces) y para cazar perdices. El torvisco es una especie típica de los bosques esclerófilos, así como de su etapa de sustitución. Acompaña a encinares y jarales, junto con enebros, olivillas, madreselvas, rubias, majuelos etc., no formando rodales, sino pies sueltos y aislados. Es indiferente a la edafología del suelo, pudiéndose encontrar tanto en suelo ácido como básico. 31

Boletín 14
Daphne laureola L. La laureola, lloriola o torvisco macho en castellano, serret de pasegos en catalán y ario en vascuence, es un arbusto perennifolio, lampiño y erecto, de hasta un metro de altura, con tallos nada o muy poco ramificados. La corteza es de color marrón claro algo verdosa. Al igual que el torvisco, esta especie mantiene las cicatrices foliares cuando las hojas caen, distinguiéndose por su forma de media luna. La corteza se desprende con gran facilidad del tallo, llevándonos con ella hasta las hojas. Las hojas son coriáceas, brillantes y lanceoladas, de color verde oscuro por el haz y algo más pálidas por el envés. Masticadas producen escozor de lengua y garganta. Las flores nacen en las axilas de las hojas, formando racimos, estas son de color verde amarillentas, el cáliz es tetralobulado y oloroso. Florece en pleno invierno, prolongándose hasta los meses de abril y mayo. Los frutos son ovoides, carnosos y de color negro. Daphne mezereum L. El mezereo o mezereón, también llamado leño gentil, loriguillo, olivaseba y olivareta, es una planta dicotiledónea y caducifolia que puede llegar a medir un metro de altura, aunque generalmente no sobrepase de los cuarenta centímetros. Sus ramas son erectas y flexibles, poco ramificadas y de color gris claro, pilosas cuando jóvenes, desprendiendo su corteza un olor desagradable, siendo, al igual que el resto de la planta tóxica. Las hojas son alternas, lanceoladas y enteras, de color verde vivo por el haz y más grisáceo en el envés. Estas se agrupan en los extremos de los tallos, formando ramilletes, saliendo una vez han caído las flores. Las flores son muy llamativas, de color púrpura de un agradable y fuerte olor, atrayendo hacia sí a numerosos insectos, facilitando con ello su polinización. El polen germina únicamente sobre flores de plantas distintas de la que proviene. La floración es muy temprana, entre los meses de febrero y abril, antes de que salgan las hojas nuevas, dando a la planta un aspecto extraño. El cáliz y corona son colorada, los sépalos están soldados a la base en forma de tubo. Las flores no poseen pedúnculo, rodeando los extremos de la rama como una espiga. Los frutos son drupas de color rojo fuerte, del tamaño de un guisante y de sabor amargo-picante, muy apretados debajo de los ramilletes foliares, madurando en el mes de julio. Estos constituyen el alimento de algunas aves, contribuyendo estas a su dispersión. El mezereón crece en bosques eurosibe-

Daphne laureola, matas y detale de hojas. La de arriba en Somiedo (Asturias) 32

Boletín 14
rianos, ricos en humus, sobre suelos calizos, entre los mil y dos mil metros de altitud. Sus cualidades han provocado que se recolectara en grandes cantidades, llevando a la especie casi a su desaparición. En la actualidad está protegida, tanto en la Península Ibérica como en el resto de los países europeos. Al igual que el torvisco, el mezereón contiene mezerina y daphnetina. Si mordisqueamos las ramas o frutos se produce hinchazón en los labios y lengua, con sensación de ardor, numerosas salivación y dificultades al tragar. El jugo del mezereón al contacto con la piel produce inflamación e incluso vesículas. Los frutos comidos, además de lo dicho, producen vómito, dolor de estómago, cólico, sed, debilidad, diarreas sanguinolentas, vértigo, fiebre y disnea. Si la cantidad consumida es de diez a doce bayas en niños, algo más en adultos, puede presentarse nefritis con orina sanguinolenta, coma y muerte. En caso de intoxicación con algunas de las especies descritas, lo primero que se ha de hacer es un lavado de estómago, o tomar tónicos cardiacos o emulgentes como leche, huevos, azúcar, etc. Otros Daphne son: Daphne rodriguezii. Arbusto muy intrincado, de hojas sésiles, coriáceas y revolutas. Las flores son rosas. Este pequeño arbusto suele vivir protegido en el interior de otros como el lentisco o la olivilla. Es un endemismo de Mallorca, asentándose en algunos puntos muy ventosos de la costa. Daphne cneorum. Fácil de distinguir por tener la floración en fascículos terminales y las hojas algo mucronadas. Vive en el Pirineo y montañas centro europeas. Daphne oleoides. Subarbusto muy ramificado, de aspecto almohadillado. Tallos con hojas sólo en los extremos apicales. Hojas obovadas o espatuladas, punteadas por el envés. Floración terminal. Frutos rojizos o anaranjados. Vive en las sierras levantinas y béticas. Género Thymelaea Thymelaea hirsuta (L.) Endl. La bufalaga es

un arbusto de 0,5 a 1 m de altura, aunque en condiciones favorables puede sobrepasarlo. El tronco es erguido, de corteza pardo oscura, muy ramificado. Las ramas se encorvan hasta hacerse péndulas. Hojas pequeñas casi imbricadas, ahuecadas, recubriendo el haz un espeso tomento blanquecino, mientras que el envés es lampiño, brillante y de color verde oscuro. Flores amarillentas, agrupadas en las terminaciones de las ramas. Frutos en aquenios desnudos. Se distribuye por las provincias mediterráneas, llegando hasta el sur de Portugal e Islas Baleares. Otras especies de este género son: T. lythoides. Cuya única población en la Península Ibérica se halla en la provincia de Sevilla. T. lanuginose. Especie que vive desde Sevilla a Granada, con algunas citas en las provincias de Cáceres y Badajoz. T. villosa. Fácilmente reconocible por poseer pilosidad en los tallos jóvenes.

33

Boletín 14

Familia Rhamnaceae
La familia Rhamnaceae está compuesta por unas 900 especies encuadradas en 50 géneros, entre árboles, arbustos y herbáceas. En la Península Ibérica y Baleares esta familia está representada por los géneros: Arbusto con estípulas caducas, yemas desnudas, hojas caducas y laminares de bordes enteros, flores hermafroditas, pentámeras, estilo único. Frangula Representado por una sola especie ......................................... F. alnus. Arbustos con estípulas caducas, yemas cubiertas por catáfilos, hojas laminares con bordes dentados o lineares, flores unisexuales, tetrámeras, 3 – 4 estilos...........................Rhamnus. Las principales especies: 1 Arbusto o mata con ramas espinosas........................................................................... 2 - Arbusto o mata sin ramas espinosas ................................................................................ 4 2 Hojas enteras, persistentes, lineares o estrechamente obovadas.......Rh. lycioides. - Hojas dentadas, caducas, ovadas o elípticas............................................................................3 3 Pecíolo de 1–5 cm, limbo foliar de 3–7 cm, hojas opuestas...............Rh. cthartica. - Pecíolo de 0–1 a 0–5 cm, limbo foliar de 1–3 cm.....................................Rh. saxatilis. 4 Hojas persistentes, coriáceas con 3-6 pares de nervios laterales irregulares ..........................................Rh.alaternus. - Hojas caducas, blandas de 6-20 pares de nervios laterales regulares ..................................... 5 5 Arbustillo rastrero con ramas tortuosas, hojas de 1-4 cm, flores amarillas, cáliz gamosépalo con lóbulos más largos que el tubo ........................................... Rh. pumila. - Arbusto erecto de 1 m o más de altura, hojas de 3-15 cm, cáliz gamosépalo de lóbulos igual de largos que el tubo ...........Rh. alpina. Arbustos con estípulas espinosas, de frutos carnosos, drupáceos y globulosos ...........................................Ziziphus. Representado por unas sola especie ......................................Ziziphus lotus. Frangula alnus Miller. Arbusto o pequeño arbolillo caduco que puede llegar a alcanzar los 4 o 5 m de altura. Las hojas son de un verde 34

lustroso, surcadas por 7-11 pares de nervios visiblemente marcados, el pecíolo es largo con dos estípulas que caen prontamente. Las flores son cimosas, pequeñas, con cinco pétalos y cinco sépalos en el cáliz. Los frutos son globosos, de color verde en un principio, pasando por el rojo, finalmente al negro, madurando a finales de agosto. Habita en suelos frescos y húmedos y aunque prefiere terrenos ácidos no desdeña tampoco los calizos. Es común verlo en arroyos o cerca de lugares encharcados. Rhamnus lycioides L. Llega a alcanzar el metro y medio de altura. Arbusto muy ramoso, provisto de fuertes espinas y corteza grisácea. Las hojas, de contorno lineal –lanceolado, son estrechas y alargadas, algo coriáceas y persistentes, alternas o agrupadas en pequeños fascículos de ramillas cortas. Flores verde–amarillentas, solitarias o en fascículos. Frutos globosos, drupáceos, de color negro cuando maduran. Habita en lugares de clima mediterráneo, enci-

nares, coscojares, quejigares, etc. Prefiere suelos calcáreos. Rh.lycioides ssp. borgiae. Especie dedicada a José Borja Carbonell, botánico valenciano. Vive en el levante, sus hojas son más cortas, ocupa fisura de rocas. Rh. catharticus L. Arbusto o arbolillo ramoso, algo espinoso y caducifolio, de hasta 8 m de altura. La corteza es pardo negruzca, agrietada y rugosa, con ramas opuestas y lisas. Ramillas jóvenes pardo–rojizas y en la mayoría de los casos terminadas en espinas. Hojas opuestas o subopuestas en las ramas jóvenes, creciendo en grupo en el resto de la planta, de forma ovadas, ovado– lanceoladas o obovadas, acabadas en puntas unas y otras achatadas. El margen está irregularmente

Boletín 14
crenado–dentado, con 2-3 pares de nervios. Haz de color verde intenso y glabro, algo más claro el envés. El pecíolo está bien desarrollado con estípulas caedizas. Floración axilar muy densa, ocultando las ramillas donde se desarrollan. Flores verde–amarillentas, pedunculadas, que se dejan ver durante los meses de abril–junio. Cáliz tubular campanulado, con cuatro sépalos lanceolados y cuatro pétalos pequeños. Fruto drupáceo de color verde al principio, tornándose según madura en rojo y finalmente negro. Estos salen entre los meses de agosto y septiembre. Rh. saxatilis Jacq. Raramente supera este arbusto el metro y medio de altura. Las ramas son espinosas, de color gris plomizo. Las hojas son caducas, de bordes festoneados, llevando entre los dientes unas características glándulas negras, el peciolo y las estípulas casi son del mismo tamaño. Los frutos al alcanzar la madurez son de color negro brillante, del tamaño de un guisante. teza es grisácea, las ramillas jóvenes tienen un tono rojizo. Las hojas son alternas, lustrosas, coriáceas, con margen dentado, aunque también pueden ser enteros. Especie dioica, flores parecidas al resto de sus congéneres, saliendo de las axilas en ramilletes y diferenciándose por tener cinco o más sépalos. Vive en el bosque mediterráneo, siendo indiferente al substrato del suelo. Rh. Alpina L. También llamado pudio. Este arbusto o pequeño arbolillo de 3 o 4 m de altura y sin espina, tiene las hojas caedizas, alternas, redondeadas o ovaladas, algo acorazonadas y lustrosas, con 7 a 15 pares de nervios paralelos y muy prominentes. La floración es dioica, saliendo en la

Habita en suelos calcáreos, sobre repisas rocosas o terrenos pedregosos, de aquí el nombre de saxatilis. Rh. alaternus L. Arbusto o pequeño arbolillo de 1 a 5 m de altura, verde todo el año. La cor-

axilas de la hojas. Flores pequeñas y de color verdoso–amarillento. Frutos globosos de color negro azulado al madurar. Vive en suelos calizos de los pisos supramediterráneo y oromediterráneo o montano y subalpino. Otros Rhamnus son: Rh. myrtifolius Will. Similar al aladierno, pero procumbente y con flores solitarias o en parejas. Hojas de menor tamaño, oblongo lanceoladas. Endemismo ibérico. Rh. oleoides L. Es una especie muy próxima a R. lycioides, diferenciándose de este en que los nervios laterales de las hojas están muy marcados en su cara inferior y también en que los frutos de este son de color amarillo. Rh. pumila. Planta decumbente, con ramas tortuosas. Cáliz gamosépalo. Vive en la fisura de las rocas. 35

Boletín 14

La seguridad alimentaria, el consumo responsable y las grandes superficies
Fernando Aparicio Socio de ARBA y de la Asociación de consumo ecológico “El Cantueso”. El consumo ecológico no es una simple cuestión de calidad y salud, aunque también lo es. Sin embargo, adquiere mayor relevancia, trascendiendo la dimensión individual, si se adopta como una opción a aplicar en nuestra vida cotidiana, congr uente con una responsabilidad más ambiciosa: el compromiso con unas for mas económicas, de relación social y de organización diferentes, basadas en la cooperación y en el respeto, no en la competitividad. Los distintos colectivos movilizados por este afán, son un medio que nos per mite satisfacer y relacionar tanto la dimensión individual (la de salud, calidad, precio) como la colectiva, diferenciándonos en la for ma y en el fondo, de las estr ucturas de comercialización convencionales en las que las personas consumidoras son individuos pasivos y receptores, en competencia con sus semejantes. En nuestra práctica podemos evidenciar los rasgos que atribuimos al consumo ecológico y responsable. No sólo es ecológico en su dimensión productiva en la finca, aunque exista una variabilidad importante, desde no usar productos químicos, hasta agroecología campesina de bajos insumos e integrada en el ciclo ecológico de recuperación natural. También lo es porque evitamos los transportes innecesarios reduciendo la distancia recorrida (dimensión ecológica de la distribución con ahorro de combustibles, envases, embalajes y la contaminación que conlleva), porque promocionamos las condiciones tradicionales de cultivo (evitando cultivos bajo plástico, consumos energéticos para simular temperatura y apoyando el consumo de variedades tradicionales en desuso, más aclimatadas y resistentes, etc.) y porque promovemos el consumo de productos de temporada (recuperando con ello una cultura que evite el consumo innecesario e irresponsable y no fomente la exportación desde otras latitudes, con climas diferentes). Otra dimensión que tenemos en cuenta es la social. Las compras conjuntas se hacen a productores directos o cooperativas de pequeño tamaño. Incluso los diversos grupos y en distinta forma, mantenemos acuerdos producción-consumo estables, en los que 36 incluimos más dimensiones sociales (condiciones laborales y salariales, estabilidad en el consumo para garantizar la renta del agricultor/a, apoyo económico, promoción de los excedentes a otros grupos de la coordinadora, como mínimo). En relación al reparto interno, hemos avanzado según han surgido las necesidades, revisando las condiciones de trabajo, gastos, y enfermedad. La organización interna de cada grupo es diversa, pero no carece de la dimensión de proyecto de economía social. Una tercera dimensión, que no agota las posibles, es la apuesta por una visión colectiva, limando los aspectos individualistas. Desde la concepción de la propia necesidad como algo social y no individual, (nuestros proyectos son un ejemplo, estimulando estrategias locales, participativas), desde la incorporación de la necesidad del otro (personas productor@s, repartidor@s) y desde la apuesta por la cooperación como potencia que nutre la actividad social (la propia coordinadora es ejemplo de ello). Sin embargo, una de las tareas pendientes es la de asumir la evidencia de nuestro papel como personas consumidor@s y como ciudadan@s, legitimando o deslegitimando el consumismo irracional de la sociedad actual, y los

Boletín 14
mecanismos que facilitan e impulsan la reproducción económica y social de este modelo de producción-distribución-consumo. En esta dimensión aparentemente más política que las anteriores, hemos avanzado menos. Pero como en el resto de las cosas que hemos emprendido, es ante los acontecimientos cuando sentimos la necesidad de reaccionar. Cuando uno de los proveedores que compartimos algunos grupos ha decidido aceptar, para acceder a un mercado mayor, las condiciones de producir como marca blanca para Carrefour 1 , nos hemos dado cuenta debque teníamos que mostrarle nuestra disconformidad y caso de no ser suficiente, renunciar al consumo de sus productos. Pero renunciar, sin explicar las razones, sólo ejerce la presión concreta de la caída de la venta que, en un contexto de expansión como el que se apunta queda difuminado, aunque sirva para indicar al productor/a, los métodos productivos y comerciales que aprobamos y los que condenamos. Las empresas multinacionales de la distribución comercial han crecido no sólo en tamaño sino también en influencia económica, social y política, y son uno de los promotores y máximos exponentes del proceso de globalización, basado en un modelo de producción económica y social en el que la creación y concentración de la riqueza se apoya en el hambre, la miseria y exclusión creciente de la mayoría, destruyendo las economías arraigadas localmente que podrían poner freno a tanta destrucción. Aunque hace casi 50 años que surgen en Europa para reducir los costes de intermediación en la búsqueda de precios más bajos para el consumo, su desarrollo ha promovido la concentración de las compras y su consiguiente oligopolio, la verticalización, centralización y extensión planetaria de la producción de alimentos a lo largo de toda la cadena alimentaria (desde la investigación y producción de semillas y productos químicos fitosanitarios, hasta la gran superficie de venta) y la utilización de cualquier método para proporcionar beneficios a la cadena de distribución. Su poder de compra (la central compra para todas sus superficies), pero también su control sobre toda la cadena alimentaria y la concentración en unas pocas empresas multinacionales (con el arrasamiento consiguiente del comercio local), les ha permitido desarrollar condiciones comerciales abusivas a los proveedores: fijan los precios de compra; exigen mercancías gratuitas en las primeras entregas y bonificaciones a final de año (una rebaja de facturación en proporción al volumen vendido); les cobran por ser catalogados, por exponer en lugar privilegiado, para financiar campañas de promoción, para figurar en los catálogos, para ayudar a sufragar nuevas superficies o remodelación de las antiguas y una comisión para que se les abonen las facturas 2. Además, las marcas blancas3 son una vuelta de tuerca más para l@s agricultor@s. Los productos de marcas blancas se venden como alimentos más baratos que las marcas industriales que también oferta el establecimiento, pero el ahorro se consigue abaratando aún más el precio y flexibilizando las condiciones de pago. Estas ofertas suelen usarse como gancho para fomentar la fidelidad al establecimiento y gastar más dinero en productos que no se iban a comprar. Si a esto le sumamos las condiciones de precariedad de l@s trabajador@s de los supermercados e hipermercados, se perfila el conjunto de consecuencias que tiene la compra en las grandes superficies y en el “super del barrio”4. Nuestra opción por promover un consumo responsable, ecológico en todas sus dimensiones, respetuoso con los derechos humanos y sociales y protector de las economías locales, rechaza la comercialización a gran escala y global, incluso aunque los productos que venda sean ecológicos según su etiqueta5. Además, en nuestras iniciativas desarrollamos un consumo de dimensión colectiva, autogestionado y organizado, que fomenta la cooperación y no la competencia, en diálogo con las necesidades de productor@s y repartidor@s y con diversas intensidades de apoyo mutuo y relaciones comunitarias no mercantiles. Tampoco aceptamos como proveedor a un productor ecológico, que en la búsqueda de su interés individual, considera sólo las ventajas que le ofrece la escala de la gran distribución y no tiene 37

Boletín 14
en cuenta la ruina que esta distribución ejerce sobre las pequeñas explotaciones, ecológicas y convencionales, del Norte y del Sur. Si no ejercemos de alguna manera presión sobre este modelo de distribución, pronto no quedarán otras formas de distribución, cada vez serán menos viables las explotaciones agrarias de menor tamaño, convencionales o ecológicas, en un ciclo siempre insuficiente por conseguir una mayor competitividad para producir a los precios exigidos por las grandes distribuidoras (los precios del mercado mundial) que les prometen alcanzar el mercado global. Coordinadora de Grupos de Madrid 6 1 Carrefour es el gigante europeo de la distribución y el segundo grupo mundial tras el estadounidense Wall-Mart. En España controla la primer empresa comercializadora y la tercera exportadora de productos hortofrutícolas. Un 40% de los españoles compran en Carrefour. Sus ventas mundiales ascendieron en 2003 a 79.000 millones de euros, cerca de 3.000 millones más que en año anterior. Controla el 14,7% del mercado alimentario por medio de 9.633 tiendas en todo el mundo. En España tiene 115 hipermercados, 1.692 tiendas Día, 176 supermercados Champion y 31 Punto Cash, con un total de 59.800 empleados. En 2003 Carrefour ingresó 7.394 millones de euros en España, la cadena Día registró unas ventas de 2.804 y Punto Cash 121millones de euros. Su estrategia para el año 2004 se centrará en reducción permanente de sus costes de distribución que pasa principalmente por reducir plantilla, y control de stocks. Fuente: Alimarket, Oct. 03 y Carrefour a través de noticia publicada en El País 26/01/2004. 2 Véase Cristian Jacquiau: “La extorsión en la gran distribución: el modelo francés. Productores estrangulados, consumidores engañados” Le Monde Diplomatique, dic. 2002 3 Marcas blancas: marca de la distribución que borra el rastro de quién, cómo y dónde se produce, quedando avaladas tan sólo por la marca comercial. Es el reclamo, en alimen38 tación sobre todo, para que se vaya a comprar a hipermercados y supermercados. 4 Como en el caso de Carrefour, casi todas las grandes cadenas simultanean superficies grandes y medianas o pequeñas que se despliegan mediante franquicias, desplazando a la tienda de barrio tradicional. Su penetración en el continente africano es reciente y está arruinando a los pequeños campesinos y a las tiendas locales. Se calcula que pueden desaparecer millones de campesinos por la presión que, sobre los mercados locales ejercen hipermercados y supermercados; importan alimentos a precio más bajo que el producido localmente, lo que se consigue por la concentración del poder de compra a nivel planetario de la misma empresa. (Preocupación expresada por Thomas Reardon, Univ. de Michigan y experto asistente a la reunión del Taller de Globalización, urbanización y sistemas de alimentación de la Organización Mundial para la Alimentación, FAO, 8-10 oct. 2003 Roma). En África se concentra la mayor parte de los 842 millones de personas hambrientas, la mayoría campesinas, que pueden ver aún más agredida su seguridad alimentaria al privarseles de poder cultivar alimentos para el mercado local, no teniendo otra posibilidad de ingresos. 5 El 70% de los productos procedentes de la AE se vende en la UE en establecimientos vinculados a las grandes cadenas de distribución. El exportador nº 68 6 La Coordinadora de Grupos de Madrid se constituyó en noviembre de 2001 como espacio de cooperación para la compra conjunta de diversos grupos de consumo agroecológico en Madrid.

Boletín 14

Actuaciones en La Marañosa
Este informe realizado por ARBA, como miembro de “Jarama Vivo” tiene por objetivo adelantarse a cualquier actuación que se pueda realizar en la zona quemada durante el año 2003 en La Marañosa, dentro del Parque Regional del Sureste. El informe será entregado al director del parque y a otras personas y organismos relacionados con él. En observaciones realizadas esta primavera en varias parcelas de La Marañosa; Casa de Eulogio y laderas del pico Coberteras, correspondiente a zonas de pinares quemadas durante el incendio que se produjo en el verano de 2003 en La Marañosa, se ha detectado la aparición en gran cantidad de plantas ruderales y nitrofiladas, así como un rebrote de otras típicas del paisaje del aljezar, principalmente caméfitos gypsófilos. La superficie observada ha sido algo superior al km2, teniéndose en cuenta varios factores, como es su orientación, desnivel, usos de la zona y la vegetación cercana. Atendiendo a estos parámetros se pueden distinguir dos desarrollos, por un lado la invasión de zonas quemadas por parte de plantas ruderales, provenientes en su mayoría de campos de labor colindantes y por el otro un rebrote de especies propias del yesar en zonas alejadas de estos. La profusión de especies ruderales en la primera zona, se debe en gran medida no sólo a la existencia de cultivos de secano en sus cercanías si no también a la inexistencia en el suelo cubierto por el pinar de un banco de semillas y yemas de especies típicas del aljezar. La falta de este banco de semillas es debido a que las especies gypsófilas durante años se han visto relegadas a la orla de este cultivo forestal, ya que su supervivencia en el interior del pinar, por lo cerrado de este y la presencia en el suelo de una importante capa de acículas han imposibilitado el desarrollo de cualquier tipo de semillas. A esto habría que unir la remoción del suelo, producida en la zona durante las labores de corta y saca de los pinos quemados con maquinaria pesada. Por el contrario, donde el pinar estaba más abierto y posibilitaba la presencia de algunas especies estepáricas, el rebrote es destacable, principalmente por parte de Stypa tenacisima (esparto) y Ephedra fragilis pudiéndose ver también numerosas plántulas nuevas. Junto a estas especies son comunes las pioneras, Diplotaxis virgata, Ferula communis y Thapsia villosa. No hemos detectado en ninguna parcela plántulas de pino, cuando éstas, después del incendio de un pinar son habituales, ya que estamos hablando de una especie pirófita, que necesita altas temperaturas para propagarse. La inexistencia de la regeneración natural del pino, antes y después del incendio, puede deberse a varias causas, que no están estudiadas, pero que con seguridad la causa está en un doble estrés: hídrico y térmico. Tampoco hemos detectado, pese a la desnudez del terreno y a la escasa cobertura del suelo por arte de la naciente vegetación, erosión del suelo, pese a que este invierno-primavera ha sido prolífico en lluvias. Queremos recordad que el desarrollo natural de esta zona correspondería a una vegetación estépica, propia del aljezar, dominada por caméfitos con escasa presencia de especies terófitas y arbóreas, más, teniendo en cuenta la xericidad de la zona, donde sólo pueden vivir especies adaptadas a medios áridos o semiáridos, con unas características ecológicas muy concretas, hábitat idóneo para una gran cantidad de especies animales adaptadas a este medio. 39

Boletín 14
No creemos necesario que se produzca en la zona afectada por el fuego actuación alguna sin observar durante algunos años el desarrollo natural de la vegetación, con el objetivo de analizar si es conveniente o no repoblarla de nuevo y con que especies. Sea como fuese, no es conveniente precipitarse y, antes de tomar una decisión de cara al futuro se debería de tener en cuenta que la selvicultura que se puede desarrollar en la zona no es rentable desde el punto de vista maderero, por el lento crecimiento y la escasez de m3 que se obtendrían, con respecto al tiempo que es necesario para que las especies maderables fuesen rentables, sin contar con el daño que se produciría a este frágil suelo en caso de emplearse maquinaria pesada. Si se optase por repoblar de nuevo la zona quemada, creemos que se deberían de adoptar unos mínimos criterios y tener en cuenta que un espacio natural, ya sea bosque o matorral es algo más complejo, rico y productivo que una plantación monoespecífica de especies alóctonas o antropófitas. También se debería tener en cuenta qué zonas se podrían repoblar y cuáles no. Por ello, desde Jarama Vivo, proponemos: 1) Esperar hasta ver la evolución natural que sigue la zona quemada de La Marañosa antes de realizar ninguna actuación sobre ella. 2) Que en caso de producirse alguna actuación sobre esa zona, esta tan sólo se realice en casos muy extremos, eminente denudación del suelo o falta de regeneración natural. 3) Que las actuaciones contemplen las siguientes pautas: - Descartar el empleo de retroexcavadoras, orugas o cualquier otra maquinaria pesada que afecte al suelo. - Que se planten especies arbustivas propias de la zona y en menor medida arbóreas. - Que no se introduzcan especies alóctonas o antropófitas. - Que se eliminen perturbaciones antrópicas, como el pastoreo, la caza y se restrinjan el paso de vehículos, motociclismo y cicloturismo de montaña fuera de caminos. 4) Que bajo ningún concepto se realice actuación alguna en las cuestas que caen hacia los cantiles, donde la regeneración es buena y por la importancia que tiene en esas zonas la vegetación estépica.

"La vida de un árbol merece nuestra devoción y nuestro mas grande regocijo; al amparo gozoso de su sombra, acariciados por la tibieza de la luz del sol y arrullados por el sonido mágico e irrepetible de su follaje, mecido por la mano invisible del viento, estaremos a salvo de la alienación y de la orfandad; siempre y cuando seamos capaces de apreciar esa gloria mientras nos sea posible de reconocer en ella nuestra mayor riqueza" Un saludo Marisa Ripollés

40

Boletín 14

¿Un árbol es sólo un árbol?
Russell Ball

Un mito muy común que impacta a la industria de la arboricultura en España y más allá
La gestión del arbolado es algo muy especializado. Todos sabemos que “poco conocimiento es algo peligroso” y cada año gran cantidad de árboles son destruidos por equivocación. A continuación se enumeran los mitos que causan daños y destrucción a los árboles. Mito #1: Los árboles son duraderos y permanentes En el paisaje urbano los árboles son con frecuencia las plantas más grandes y longevas. Parecen muy fuertes y resistentes, en especial los duros troncos leñosos y las ramas. Sin embargo, los árboles de todas las dimensiones y edades sufren daños y mueren con facilidad. Árbol dañado por encima del suelo. En los troncos y en las ramas leñosas el tejido vital (cámbium, xilema y floema) está justo debajo de la corteza. Si este tejido es dañado, por ejemplo, por cortacéspedes, segadoras, cavado descuidado (especialmente en el tronco ) o actos vandálicos, el árbol afectado no podrá transportar el alimento vital ni el agua. También estos daños exponen la madera a infecciones de hongos y bacterias patógenos. Si el daño es extensivo, en pocos años éste puede matar el árbol (ver la espiral de declive - mito # 3). Árbol con daño subterráneo. Las raíces de los árboles crecen en la superficie, ocupan unos 600mm de suelo (1) y se extienden hasta la línea de goteo delimitada por su copa y casi siempre más allá. Las raíces pivotantes que crecen en sentido vertical, desde justo debajo del tronco son raras y excepcionales. Las funciones de las raíces son anclaje, absorción de agua y elementos minerales esenciales y almacenaje de alimento. Por esto, cualquier excavación o compactación del suelo en este área dañará las raíces y afectará la salud y estabilidad del árbol. Por las mismas razones, algunas sustancias tóxicas, como petróleo o cemento que caen y se derraman en el suelo harán el mismo daño. También, los cambios en el nivel de tierra en torno a los árboles pueden dañarlos y destruirlos. Mito #2: Los árboles pueden reparar los daños A diferencia de los humanos, los árboles no pueden regenerar el tejido dañado, por ejemplo, el terciado de las podas abusivas es para toda la vida. Los árboles sólo pueden generar tejidos leñosos en torno al daño (compartimentación) así éste quedará oculto dentro del árbol. Pero, en el futuro, tal daño puede causar defectos estructurales en las ramas o el árbol entero. Esto puede tener consecuencias graves para la gente que vive alrededor de ellos. Mito #3: Se pueden ver las consecuencias del daño en el árbol inmediatamente En principio, un árbol dañado o mal plantado parece saludable. Los árboles crecen muy lentamente y por esto los daños no se manifiestan con rapidez. Sin embargo, después de dos o tres años el árbol mostrará síntomas de declive. Esta espiral de declive, cuando el estrés biológico pasa a fatiga, un punto sin retorno, se expresará con follaje escaso en la copa, hojas más pequeñas, brotes sobre el tronco y, más tarde, aparición de hongos y bacterias patógenos, y ramas secas o muertas (2). En lo esencial, si el árbol es alto, presentará un peligro importante. La espiral de declive continuará hasta que en unos tres o seis años, el árbol estará muerto. De la misma forma, el daño progresivo causado por el cortacésped, las azadas, las segadoras o los actos vandálicos, pueden –eventualmente- matar los árboles. Mito #4: La profundidad de plantación no es importante No…... plantar un árbol al nivel correcto es clave para su supervivencia a medio/largo plazo. La cepa/hoyo de plantación no debe tener más profundidad que el cepellón. Después de la plantación se debe ver el cuello del tronco. Plantar un árbol muy profundo puede causarle (a) estrés y 41

Boletín 14
ahogar o sofocar sus raíces y (b) causar así putrefacción en la base del tronco. También se debe evitar dejar el suelo suelto en el fondo, pues el cepellón y la base del tronco se asentarán y quedarán igualmente muy profundos. Mito #5: El hoyo de plantación debe ser estrecho y profundo. No…. a la inversa. Debe ser ancho y poco profundo (ver arriba Mito #4). El suelo en lugares urbanos es a menudo compacto. Para las raíces, esto supone una barrera física (dificultad para la penetración) y fisiológica (falta de oxígeno). Por esta razón, siempre que sea posible, el hoyo de plantación debe ser 2-3 veces mas ancho que el cepellón. Mito #6: El césped, los árboles y otras hierbas viven bien juntos Las raíces de las hierbas y los árboles ocupan el mismo lecho en el suelo. Además, las raíces de las hierbas pueden competir, de forma muy efectiva, contra las raíces de los árboles por el agua. En especial, si el césped es segado con regularidad pues las hierbas serán más activas. En los arbolitos, de esta manera, las hierbas pueden causar un 80% de mortandad. Mito #7: Como los humanos, los árboles se benefician de un corte de pelo No. Primero, la poda daña a los árboles (4). Los cortes de poda exponen la madera a infecciones de hongos y bacterias patógenos. Por lo tanto, los cortes abusivos de desmoche y terciado son los más dañinos (ver abajo). Segundo, los árboles requieren todas sus hojas para sintetizar alimento. Podar en este sentido afectará a la salud del árbol. Cuanto mayor es la cantidad (por ejemplo 33% o más de eliminación de la copa), mayor es el deterioro causado: el terciado puede hacer la copa de un árbol insegura y puede matar los árboles. Sí, los árboles terciados crecerán otra vez con mucho follaje, pero esto es una reacción de estrés y posiblemente el comienzo de la espiral de declive. Además las nuevas ramas se unirán al tronco de manera muy débil: ¡cuidado abajo! Mito #8: Los tratamientos de poda para árboles de todas las edades son los mismos La regla (5) de poda -como máximo- entresaca al 15% y reducción al 33% (15/33%) se 42 aplica a todos los árboles (puede ser más con los árboles inestables o con riesgos). Pero la proporción masa/energía es más favorable en árboles jóvenes que en los viejos. Así, con relación a su tamaño (o masa) los árboles jóvenes pueden producir la energía necesaria (vía fotosíntesis) para vivir. De esta manera, la reducción de hasta el 15/33% de la copa no es necesariamente un problema. Sin embargo, aproximadamente al máximo 15/33% de la copa en los árboles más viejos puede causar daños graves porque tienen una masa más grande que sostener vía fotosíntesis. De esta forma, una intensa poda en árboles viejos al 15/33% puede llevar a la espiral de declive. Sólo con experiencia se puede determinar qué tratamiento corresponde a qué árboles. Entonces, un árbol no es sólo un árbol. Es un triste hecho que las equivocaciones y malentendidos -explicados brevemente arriba- pueden causar muchos daños o muerte a los árboles. Un árbol majestuoso, que ha tardado años en crecer, puede ser destruido en minutos por una excavadora o por cortes de terciados. Sin duda, la espiral de declive solo habrá empezado de manera lenta pero en cierto tiempo la muerte llegará. Recuerde, la gestión del arbolado es algo muy especializado…....... nuestros árboles estarían agradecidos. Para mas información sobre arboricultura llame a la Asociación Española de Arboricultura, 96 315 6820; correo electrónico: aea@aearboricultura.com y http: // www.aearboricultura.com Para información en arboricultura mundial: http:// www.isahispana.com (1) En suelo arenoso las raíces descendentes pueden crecer a más profundidad. (2) La gente piensa que los hongos y bacterias patógenos han matado el árbol pero con frecuencia sólo son síntomas del daño previo. (3) Las razones para podar: (a) los árboles adultos: para reducir riesgos, seguridad, desmoche formal, y conflictos con el humano (usando las técnicas de reducción, entresaca y levantamiento de copa). (b) En los arbolitos, la poda formativa (solo produce heridas pequeñas). N.B. Podando hasta el máximo del 15/33% no suele ser un problema con Platanus, Quercus & Tilia ya que ellos tienen un buena sistema de defensa.

Boletín 14
(4) European Arboricultural Council “European Tree Pruning Guide” (1999). Una prueba (A) El tejido vital (cámbium, xilema y floema) está en el centro del árbol. Verdadero/ Falso (B) En general, las raíces de los árboles crecen en la superficie, ocupan unos 600mm de suelo. Verdadero/ Falso (C) Usando los cortacéspedes, segadoras o un cavado descuidado pueden dañar a los árboles. Verdadero/ Falso (D) Los árboles pueden reparar los tejidos dañados Verdadero/ Falso (E) En suelo urbano, la compactación no es un problema para las raíces. Verdadero/ Falso (F) El hoyo de plantación debe ser estrecho y profundo. Verdadero/ Falso (G) Cuando un árbol está plantado muy mal, SE puede ver las implicaciones inmediatamente. Verdadero/ Falso

Las lagunas de Villafranca de los Caballeros
Características de la zona Villafranca de los Caballeros se encuentra situada al sur de la provincia de Toledo, junto al límite con la provincia de Ciudad Real, en plena Mancha. El clima es continental, caracterizado por veranos secos y cálidos, inviernos fríos y pobres en precipitaciones, siendo estas más abundantes en los intermedios, otoño y primavera. La escasez de desniveles en el terreno, y la poca acción erosiva de los ríos que la cruzan, han posibilitado la formación de zonas de encharcamientos a partir de pequeñas depresiones interiores, sin posibilidad de desagüe, donde se acumula el agua procedente de las corrientes subterráneaS y de las escasas precipitaciones que caen. Su salinidad se debe a los materiales yesíferos–salinos del periodo Triásico, originados por las continuas transgresiones y regresiones del mar. Posteriormente en el Terciario, y por la acción evaporítica de la cuenca endorreica surgen nuevas formaciones yesíferas. Las lagunas Estas se hallan a 2 Km del pueblo y están consideradas como “Lugar de Interés Comunitario” (LIC). En total son tres lagunas: la laguna de la Sal, que en su día sirvió de vertedero y escombrera ( actualmente recuperada), que a causa de la contaminación de sus aguas perdió la interesante vegetación halófila que poseía, la laguna Chica, unida a la laguna Grande por un canal de unos 200 metros, abarcando entre las dos una longitud de 2 800 m y una anchura máxima de 750 m. En la laguna Grande, una de sus orillas está acondicionada para el baño y como lugar de ocio y esparcimiento, siendo por lo tanto la laguna Chica la que mejor se conserva. La flora Las formaciones más extendidas son las constituidas por el carrizo y las espadañas o aneas Phragmites australis, Typha angustiflia y T. latifolia, que ocupan los bordes de las lagunas con escaso contenido salino. Por detrás de estas se encuentran los juncales, formados principalmente por juncos y cerrajas, Juncus maritimus y Sonchus maritimus, acompañado de grama Cynodon dactylon y el cuernecillo Lotus corniculatus, además de la juncia morisca Schoenus nigricans, Linum maritimun y la mijediega Dorycnium pentaphyllum. Hemos de destacar la presencia en la laguna Chica de la juncia marina Scirpus littoralis, especie costera. Más alejadas de la lámina de agua se encuentran las formaciones arbustivas y arbóreas, formadas principalmente por tarayares de Tamarix spp. Especial mención merecen las especies netamente salinas, como la sapina Sarcocornia perennis, el sapillo Arthrocnemum macrostachyum, los limoniun y las suaedas.

43

Boletín 14

44

Boletín 14

O

P

I

N

I

Ó

N

“Si yo no hiciera al menos una locura por año, me volvería loco” Altazar. V. Huidobro.

Marzo, el viaje, 2004. -Pues empezamos bien-, se oía decir a algunos de los ocupantes del autobús, y mientras pasaban veloces las casas y los carteles indicadores, los viejos en los parques y las señoras que volvían del mercado, como una película muda se deslizaba Gastéis sobre los grandes cristales del autocar. Vueltas y más vueltas, calles y más calles, y nuestro autobús y nosotros en el interior de sus entrañas y en sus localidades mulliditas nos habíamos perdido. La culpa de todo como siempre la tiene Simón. - ¡ Simón, Simoooón !–estos gruñidos y alguna que otra cantinela con letra de Paco Ibáñez o, ¿por qué dejarlo en el olvido, o lo que es peor autocensurarme?, aquellas letras que recuerdan a Carmela, ¡Ay Carmela, cuántos años han de pasar para que cambien los hombres!. Todo esto me recordó donde me había vuelto a meter, y es que el hombre es el único bicho que tropieza más de tres veces en la misma piedra, no me lo podía creer, había vuelto a caer, estaba en una excursión con ARBA. ¡Qué situación ¡. Y claro, perdidos en Gastéiz, lo que nosotros los castellanos conocemos como Vitoria, no había marcha atrás. -Simón, Simoooón -. Nacedero del Urederra Me bajan del autobús, me plantan en un camino y–tira “pálante”–me dicen. Claro yo tiro para adelante el maldito caminito porque no tengo otra, eso o me quedo en medio de una carretera que no se donde va, y prefiero seguir a este singular rebaño que pasar un mal trago, si estos locos no vuelven al mismo punto donde nos hemos apeado, que tiene toda la pinta de ser así. Como me alegro de haberme decidido a caminar con todos, el paseo fue placentero entre aquellas hayas (perdonad los entendidos, creo recordar que eran hayas, si me equivoco corríjan45

me), la humedad del bosque, los chorros de agua que manaban de la roca viva y los buitres que nos vigilaban desde el cielo no eran lo mejor de aquel paraje. De pronto como de la nada surge un torrente de espumosa agua, expulsado de la roca nos dejó, o me dejó, “alelá”. Estella, campamento base Para no perder la costumbre, llegamos tarde al camping, cenamos (que no deberían habernos dado sustento alguno), ¿no vamos a la aventura?, pues a apechugar con las consecuencias. Esa noche un chico que se había currado mucho unas fotos de la Sierra de Urbasa nos deleitó con una preciosa exposición de diapositivas acompañadas con música. Pasaron ante nuestros ojos la primavera, el verano, el otoño y el invierno... Claro que todo no es tan bonito, recuerdo que estaba con ARBA. Corría el pacharán como el agua fresca de la fuente, de esto tiene la culpa los de Txirpial que seguro que trajeron el apreciado licor. Así pasa, estos tíos de ARBA como son de pura cepa, pues se dedican a catar los productos de la tierra y se cogen unas melopeas que más de uno volvía a clamar a ¡Simón, Simoooón! Esta vez con voz báquica, jodieron la función. Bueno no fue para tanto, total, entre ¡Simón y Pachi (el chico que se curró las diapositivas)! Se lo pasaron bomba. Eso es tener ganas de pasarlo bien, -¡que corra el pacharán!. Pero a muy pesar mío lo que mejor recuerdo es la pestilencia que envolvía el aire de la noche. ¡Que olor!, he de llevarlo con migo pegado a mi pituitaria. Puerto de Lizarraga, 1031m El camino era llano, el sol lo envolvía todo y un gran grupo ocupó el sendero, los árboles a un lado y los peñascos a otro acompañaron nuestros pasos largo rato. Después de caminar mucho (eso recuerdo) nos salimos del camino y en el momen-

Boletín 14
to más inesperado, al pie de una pequeña ermita se abría el abismo, genial visión digna de un Dios del Olimpo o de las aves que surcan los cielos, un hermoso y amplio valle se mostraba ante nuestros ojos. Esto es lo que más me impresionó ese día. Pero ahora viene lo bueno, porque si no es por lo que sigue esto sería una excursión de niñitas, y no, esto es ARBA y como no somos colegialas, claro que la edad delata a muchos, pues monte a través por zarzales, nieve y barro y no se que árboles que tenían muchas ramas y si te descuidas adiós ojos. Para colmo a saltar una alambrada de espinos. ¡Se ríe, la madre que lo parió!. ¡Tomad aventura, malandrines! Lo peor de todo es que llegamos a un montón de piedras y nos quiere hacer creer que eso es una tumba de los primitivos o no seque tíos de esos antiguos. ¡Nos toma por tontos, o qué! Eso seguro que está preparado por Simón y sus secuaces, panda de maleantes y bandoleros. Allí tirados como Curro Jiménez en una cueva con la navaja en una mano y el queso en otra, sólo faltaba la bota de vino. Y “pa” terminar el día que dicen que se quieren ir a gritar NO A LA GUERRA a no se qué manifestación en Estella, estos locos, pero no tienen ya bastante con la guerra que nos dieron todo el día que se tienen que ir a vocear... (Todo esto es broma, espero que nadie se sienta agredido, faltaría más mil disculpas). ¡No a la guerra! Parque Natural de Izkiz Aquí termina nuestra hazaña por un sendero claro y suave..., eso nos creímos, qué paliza, menuda cuesta, menudo camino, que dolor de rodillas y... pero en el fondo nos gusta el sadomasoquismo porque si no no hay quien lo entienda, tanto tío y tía juntos subiendo y bajando, monte arriba monte abajo, y esto no es lo peor, algunos se llevan a sus retoños para iniciarlos en esto que llaman senderismo, educación en la naturaleza. ¡Locos, locos!... Bendita locura, ójala que así cegaras a todos aquellos que pisan esta tierra; porque lo mejor que puede hacer un padre es llevar a sus hijos al campo y enseñarles a respetar y conocer el medio natural. De todas las locuras, la de enfrascarse mirando en arroyo, caminar por un bosque, tomar el sol en un prado..., perderse por senderos y subir a lo más alto de un pico, está en concreto la ARBAmanía, quizás porque forma parte de retazos de la vida de aquellos que nos dejamos engañar, esa la mejor locura. La locura de salir pitando de Madrid en una tartana de bus un 19 de marzo de 2004, cabrearme con las gilipolleces de los hippies desfasados que no me dejan dormir..., la de ver mundo y el mundo y la de tirar “palante”, porque siempre hay algo bueno al final de un duro esfuerzo y, aplicado a una excursión de ARBA, siempre queda algo bueno al final de tanto jaleo, porque organización, lo que se dice organización, pues no hay, porque aunque Simón y sus secuaces se lo curran, los demás también tenemos unos huevos que ole, “tos” a nuestra bola, luego nos perdemos. En este tinglado todos tenemos culpa..., si no quédate en casa viendo la TV. Aquí, en Izkiz y bajo un cielo plomizo que descargó todo el agua que quiso, ¡y más! Terminó nuestra locura de este encuentro de arberos y txirpialeros. Hasta otra. Mª Isabel Cortés. Dedicado: A todos los que ponéis vuestro trabajo y esfuerzo en la ardua tarea de sacar ARBA adelante, todo un reto. A los barrilas del autobús, que viajecito tíos con ¡Viva la Pepa!. A los que fueron a la excursión, nos vemos en otra. A mi tío José, siempre en la montaña.

46

Boletín 14

Presentación de cuatro eucaliptos corrientes
Günter Kunkel el texto y Mary Anne Kunkel dibujos (Velez-Rubio, Almería)

Los Eucaliptos per tenec a las mir táceas (Myrtaceae), familia caracterizada por el “Mir to” (o Ar rayán = Myr tus communis) y numerosas especies relacionadas. La mayoría de estas se hallan en los trópicos y en las zonas de un clima subt r o p i c a l h a s t a d e t i p o m e d i t e r r á n e o. Dicen que la familia consiste en 4 000 e s p e c i e s d i f e r e n t e s, c l a s i f i c a d a s p a r a for mar unos 120 géneros. Se reconoce dos subdivisiones principales: las mirtoideas (con fr utos indehiscentes, g eneralmente car nosos), y las le ptosper moideas (con fr utos secos, dehiscentes). A la primera subfamilia per tenecen especies de Psidium (los guayabos), Syzygium ( c l avo, y a m b o l a n a ) , Fe i j o a ( Fe i j o a ) , Eugenia (pintag a, etc.) y otras “deliciosidades”, mientras que la segunda subfamilia reúne géneros de plantas tan decorativas como Callistemon, Le ptosper mun, Melaleuca, Metr osider os etc., Incluyendo también Eucalyptus, género de nuestra consideración. ORIGEN: Género australiano, con algunas especies extendiéndose hacia Malasia, Papua–Nueva Guinea, y hasta las Filipinas; pocos taxones (incl. híbridos) descritos en cultivo extraustraliano. Chippendale, en la nueva “Flora” australiana reconoce unas 520 especies de Eucalyptus, más numerosas variedades. 47

NOMBRES VULGARES: Aunque en sus regiones de orig en la mayoría de las especies se distinguen por sus nombres locales, las introducidas (y cultivadas en nu e s t r a r e g i ó n ) q u e d a n s i m p l e m e n t e como “eucaliptos”. Algunos forestales y/o madereros diferencian el E. globulus como “Eucalipto azul” mientras que al E. camaldulensis se cita como “Eucalipto rojo”; en el primer caso se refiere al color del follaje juvenil, y en el segundo caso al color de la madera. USOS: Los “Eucaliptos” sir ven para la reforestación en zonas semi-áridas de clima subtropical hasta mediterráneo donde aprecian cier ta humedad aprovechable. Considerando otras finalidades: Debido a sus raíces “poderosas” hasta destr uctivas, E. camaldulensis y E. globul u s s i r ve n p a r a o r i l l a s d e c a r r e t e r a s, mientras que E. occidentales y E. gomphoce phala ya pueden ser plantados en calles y parques urbanos. La madera de las especies es aprovechable en constr ucciones pesadas. Las hojas de “glóbulo” o Eucalipto azul se aplican (infusión, inhalación) como anticatar rales y para perfumar el ambiente.

Boletín 14

F i g. 1 : Eucalipto camaldulensis Dehnhart (1932) (sin.: E. rostrata Schlechtend. , E. longir ostris F.v. Muell.) Árbol de 10 a 15 m (hasta 60 m); corteza pálida hasta de color canela, casi lisa y que desprende en placas. Hojas

juveniles alg o más anchas que las adultas. Flores pequeñas, de entre 5 a 10 formando pseudoumbelas pedunculadas. Bastante frecuente en la región, quedando delimitado a zonas bajas. Especie cor riente, poco apreciada. 48

Boletín 14

F i g. 2: Eucalyptus globulus de Labillardière (1800). (sin.: E.gigantea Desf.).–Especie de valor medicinal. Árbol de 15 a 25m (100m) ; cor teza pálida hasta amarillenta o grisácea, 49

áspera y que desprende en cintas o bandas larg as. Hojas juveniles azuladas y frag antes, más cor tas, anchas y blandas que las adultas. Flores g randes, axilares, sentadas. Solitarias o de entre 2 a 3.

Boletín 14

F i g. 3 : E u c a l y p t u s g o m p h o c e p h a l a d e Candolle (1828). ( sin.: desconocido) Árbol de 10 a 15 m (hasta 40m); corteza gris-oscura, fibrosa y asurcada, a d h e r e n t e, H o j a s j u ve n i l e s o b l o n g o -

triangulares, cor tas, y más anchas que las adultas. Flores medianas, de entre 5 a 7 sobre un pedúnculo notablemente ensanchado. 50

Boletín 14

F i g. 4: Eucalyptus occidentales Blbliografía recomendada: Endlicher (1837) (sin.: E.agnata Domin) BARNER, J.:Die Nutzhölzer del Welt. Vol-3. –Verlag Arbol de 8 a 12m (hasta 20m); cor te- J. Cramer. 2ª ed. 1962. za neg r uzca, fibrosa y escamosa, suadCHIPPENDALE, G. M.: Eucalyptus, Angophora herente. Hojas juveniles aovado-alarg a- (Myrtaceae). –Flora of Australia, vol.19: Camberra1988 das, más cor tas que las adultas. Flores CUNKEL, G.M.: Flowering Trees in Subtropial m e d i a n a s, d e e n t r e 4 a 7 s o b r e u n Gardens.–Dr. W. Junk, Publi., The Hague 1978. pedúnculo poco ensanchado. LÓPEZ, G.: La Guía de INCAFO de los Arboles y Arbustos de la Península Ibérica.–INCAFO, Madrid 1982. MOGGI, G.: Guiada al Riconoscimento degli Eucalitti Coltivati in Italia.–Pubbl. Centr. Sper. Agric. For., VII, 1964. RUIZ DE LA TORRE, J.: Arboles y Arbustos de la Escala Peninsular. –Inst.For.Invenst. y Exper. / E.T.S. Ing. de Montes, Madrid 1971. 51

Boletín 14

Campaña mundial para la conservación de los árboles caducifolios más altos de la tierra
“Pido al gobierno de Tasmania que haga un regalo para siempre a todos los niños del mundo parando la explotación forestal de estos maravillosos bosques y colocando a Tasmania y la totalidad del hemisferio sur en el camino de la sostenibilidad” “Los turistas vienen para ver cosas únicas. Los bosques de Eucalyptus regnans de Tasmania lo son”
David Bellamy, botánico de prestigio internacional.

El Valle de Styx: los árboles de hoja caduca más altos del mundo se encuentran en peligro inminente El Valle de Styx se encuentra en una zona virgen en el sudoeste de Tasmania, a menos de dos horas en coche de Hobart, la capital de Tasmania. Colinda con un área catalogada como Patrimonio Mundial, Tasmanian Wilderness World Heritage Area, y sus bosques son considerados bosques primarios, de gran interés para la conservación de la biodiversidad. El Valle de Styx alberga los árboles de hoja caduca más altos de la Tierra. Los Eucalyptus regnans (o gomeros gigantes), son los segundos árboles más altos después de las famosas secuoyas de Norteamérica. Muchos miden más de 80 metros de altura, equivalente a la altura de un edificio de 25 plantas. Tienen más de 400 años y pueden medir hasta 5 metros de ancho en su base. El bosque alberga animales en peligro de extinción tales como el águila audaz, el azor gris y otros como los betongs (rata canguro de nariz corta), murciélagos, wombats y zarigüeyas. Es un lugar de gran belleza natural, con cuevas de piedra caliza, altos acantilados de dolerita (Snowy Range), el río Styx y varias cascadas. El gobierno de Tasmania y la compañía maderera Gunns Ltd. planean destruir los bosques del Valle de Styx mediante explotación forestal a gran escala para, mayormente, la exportación de astillas de madera a Japón. Todo ello a pesar de que se ha declarado al Valle de Styx como candidato a la Lista del Patrimonio Mundial (Comité del

Patrimonio Mundial, 1994), que goza del mayor prestigio internacional para la protección del patrimonio natural. Las cortas a hecho (grandes superficies de tala) en el Valle de Styx ya se están produciendo a un ritmo alarmante. El tiempo corre y puede que sea sólo cuestión de unos meses antes de que las grandes cortas en zonas de bosque primario empiecen en el área donde Greenpeace y The Wilderness Society han situado su base de resistencia. Grandes corporaciones y empresas internacionales importan astillas procedentes del Valle de Styx Oji, Nippon y Mitsubishi en Japón son los tres principales compradores internacionales de la exportación de Tasmania de las astillas de madera de Gunns Ltd. El efecto devastador de las cortas a hecho La principal forma de tala es la conocida como corta a hecho, seguido de la quema. Las operaciones de explotación forestal comienzan con la tala de los árboles de mayor tamaño y la quema del resto. Se recoge la madera útil, principalmente aquella destinada a astillas, y después se bombardea desde el aire el resto del área con bombas incendiarias para asegurar la quema y total destrucción de toda el área. Se echa después veneno 1080 en el ennegrecido caos para asegurar que zarigüeyas y ualabíes mueran antes de que 52

Boletín 14
se alimenten de las plantas que están volviendo a crecer. Así, se matan inevitablemente otras especies “no objetivo” como los betongs, quolls y wombats. Se siembran después en la zona especies comercialmente rentables, perdiéndose así la diversidad del bosque. La mayoría de los bosques talados en Tasmania se convierten en plantaciones. ¿Qué cantidad del bosque se convierte en astillas de madera? Un 92% de la madera obtenida de los bosques estatales es destinada a la producción de astillas, mientras que un 3,5% se convierte en madera aserrada. Tasmania está produciendo cantidades récord de astillas para exportar. En vez de controlar este uso forestal de bajo valor, el Acuerdo Forestal Regional (un acuerdo entre el estado y el gobierno nacional) lo ha consolidado y acelerado. La cantidad total de madera astillada en el año 2000 alcanzó los 5,3 millones de toneladas. A partir de 2001 se prohibió la publicación futura de tales cifras. Aunque el gobierno y la industria declaran que las astillas son un producto sobrante de la tala para obtener madera para la construcción, el 84% de todas las cortas obtenidas de los bosques estatales acaba como astillas. Sólo el 16% va a aserraderos. Una gran producción (alrededor de dos terceras partes) de este 16% acaba como madera sobrante y se transforma también en astillas. Greenpeace y The Wilderness Society se unen para salvar el Styx Por primera vez, dos de las mayores organizaciones medioambientales australianas se han unido en lo que ambas consideran ser una de las principales emergencias ambientales de relevancia internacional. Exigimos el fin inmediato de las cortas a hecho en bosques primarios de Tasmania y la adopción de un plan Nacional de Parques que salve no sólo los gigantes del Valle de Styx sino también otros bosques primarios insustituibles de Tasmania. Si permitimos que los árboles de hoja caduca más altos del mundo sean destruidos, generaciones actuales y futuras de todo el mundo saldrán perdiendo. Sería una pérdida para toda la humanidad. 53 Lanzamiento de una Base de Resistencia Global Como parte de la campaña conjunta para salvar los bosques primarios del Styx, Greenpeace y The Wilderness Society han construido una Base de Resistencia dotada de alta tecnología en la copa de uno de los mayores árboles del bosque de Styx. Con una altura de 65 metros, es el lugar de manifestación situado a mayor altura en el mundo. La “sentada arbórea” está siendo realizada por un grupo de hasta 8 activistas que ocupan la Base de Resistencia para proteger estos magníficos árboles. Activistas de Australia, Japón, Canadá y Alemania forman parte del equipo. La base sirve para trasmitir al mundo, vía satélite y a través de un ordenador portátil, las últimas noticias, imágenes y mensajes de los activistas. Se invita a los excursionistas y medios de comunicación que suban a la base. El comienzo de la actividad en la Base de Resistencia se ha programado para que coincida con la reunión Técnica y Científica de la Convención de Diversidad Biológica en Montreal, Canadá (del 10 al 14 de noviembre). ¿Qué superficie forestal de Tasmania se encuentra amenazada por la explotación forestal? El gobierno de Tasmania asegura que el 95% del territorio sin explotar de Tasmania está protegido de la actividad forestal. Tal información es engañosa puesto que la mayor parte de la superficie catalogada como Patrimonio Mundial no está arbolada. De las partes cubiertas de bosque el 30% está amenazado por la explotación forestal. Este porcentaje incluye la mayoría de los bosques de árboles gigantes. Sólo se conserva el 25% de la extensión original de bosques primarios. Aun así, se continúan talando bosques primarios. ¿Qué queda de los altos árboles de hoja caduca de Tasmania? En 1996, sólo el 13% de la superficie originalmente cubierta de Eucalyptus regnans se conservaba como bosque primario en Tasmania. Menos de la mitad de ese 13% está protegida en parques nacionales u otras reservas. En los EEUU, las secuoyas (los árboles más altos del mundo) están

Boletín 14
protegidas y mitificadas. En Australia continuamos talando los árboles más altos que tenemos. Apoyo del mundo de las artes La comunidad artística de Australia ha respondido de forma enérgica al tema de la tala de los bosques primarios de Tasmania. Autores prominentes como Tim Winton, Richard Flanagan y Peter Carey se retiraron del Tasmania Pacific Fiction Prize 2003, premio literario otorgado por el gobierno de Tasmania, como protesta a la continua destrucción. Este año muchos artistas han boicoteado el Festival “10 días en la Isla” por estar patrocinado por la empresa estatal Forestry Tasmania. Alternativas: propuesta del Nacional “Valle de los Gigantes” Parque proteger sea de unas 200.000 hectáreas. La propuesta para el Styx cubre 15.000 hectáreas (150 kilómetros cuadrados). “En las agencias de viajes, la turística isla australiana se presenta a los turistas como ‘limpia y verde’, pero no queda nada de tal ambiente aquí, en la zona de tala 27, a una hora en coche al norte de la capital, Hobart, un machetazo crea una herida de 35 hectáreas en los bosques primitivos con métodos de tala que sólo se conocieron en el mundo occidental en un pasado oscuro y que hoy en día se ponen en práctica en países como Malasia, Indonesia y Brasil.” Urs Walterlin, Suddeutsche Zeitung, 26 abril 2003 Para más información http://weblog.greenpeace.org/tasmania/. Para ayudar a la protección de los bosques primarios de Tasmania, enviando una carta alusiva a las empresas japonesas: http://www.greenpeace.or.jp/cyberaction/tasmania/form_en_html

De los 10 destinos turísticos más populares de Tasmania, seis son excursiones de un día desde Hobart. El Valle de Styx, próximo a Hobart, es de gran valor turístico. Si se promociona de forma adecuada, el valle podría convertirse en el equivalente australiano a lo que es el parque nacional de secuoyas de California, el Redwoods National Park. Las actividades recreativas que pueden llevarse a cabo en el valle incluyen marchas por el “bush” (término con el que los australianos denominan a sus espacios no explotados), rafting y piragüismo, fotografía y pesca de trucha. El 70% de todos los visitantes de Tasmania hacen marchas por el “bush”. También se podría promocionar el turismo en otros bosques primarios de Tasmania. Para proteger y promocionar de forma adecuada este patrimonio, The Wilderness Society (con el apoyo de Greenpeace) propone que el gobierno de Tasmania proteja de la tala a todos los bosques primarios y no explotados declarándolos Parques Nacionales. Con ello se reduciría el área expuesta a la explotación forestal en menos de una cuarta parte. La propuesta de Parques Nacionales incluye el Parque Nacional “Valle de los Gigantes” en Styx, y la sugerencia de que el gobierno australiano declare el valle y otros bosques candidatos a forma parte del Patrimonio Mundial como una extensión del Área del Patrimonio Mundial del Tasmanian Wilderness World Heritage Area. Se propone que el área total a

54

Boletín 14

Algunas plantas en el cancionero tradicional
Son muchos los romances, coplas y canciones que nombran en sus letras una gran variedad de plantas. El análisis de todas ellas nos llevaría un duro y largo trabajo de años de investigación. Lo que líneas más abajo podemos leer, es tan solo una pequeña y humilde muestra de algunas de las plantas que aparecen en el cancionero tradicional. Nos centraremos en el romero, el hinojo, la retama, el trébol, el espino blanco, el rosal y el limonero. EL ROMERO. Rosmarinus officinalis. Familia de las labiadas. 783 Las flores del romero niña Isabel, Hoy son flores azules, mañana serán miel. (Góngora) Cancioncilla sevillana Amanecía en el naranjel. Abejitas de oro buscaban la miel. ¿Dónde estará la miel? Está en la flor azul, Isabel. En la flor del romero aquel. (Sillita de oro para el moro. Silla de oropel para su mujer.) Amanecía en el naranjal. F. García Lorca. Canciones 1924. 55

Con el viento murmuran, Madre, las hojas, Y al sonido me duermo Bajo su sombra.

(Romancero general.)

Mª Isabel Cortés Escribano Carlomagno ordenaba a los campesinos cultivar obligatoriamente este arbusto. La reina Isabel de Hungría –inspirada por un ángel, según decían– tenía costumbre de preparar una destilación efectuada con flores de romero maceradas en alcohol. Cuentan que esta reina a sus sesenta y dos años, gotosa, reumática y enferma (vamos que estaba hecha un cuadro), recupero la lozanía juvenil de los veintes años y el rey de Polonia (habría que verlo a él), perdidamente enamorado, le pidió matrimonio. No sabemos por qué causas misteriosas, el romero, en infusión o en decoción entusiasmó a muchas mujeres hasta el punto de el caso de la marquesa de Sèvigné que escribía “Me tiene loca”. Era el romero una panacea para pueblos como el egipcio, el romano y el árabe. Era utilizado como tisana antiespasmódica contra los dolores de vientre causados por la inflamación de la mucosa intestinal y contra los dolores menstruales. Tiene esta planta de tallos leñosos muchas propiedades terapéuticas y culinarias, ¿Quién no ha comido pollo con romero? Y la miel de romero ¡Qué rica! Ahora el romero decora balcones y avenidas, jardines y huertos. EL HINOJO. Foeniculum vulgare dulce. Familia de las umbelíferas. El hinojo es elegante, flexible y porque no decirlo, atractivo. El hinojo brota espontáneamente en los yermos y ribazos de la Península Ibérica y florece, tiñendo de amarillo el paisaje, en los meses de mayo y junio. Fijaos, cuando en vuestras vacaciones paseéis a la orilla del mar, en esa planta de penachos tupidos que brota alrededor de las rocas, ese es el hinojo marino. Antaño se decía que la siembra de esta planta en primavera se había de hacer “con la luna nueva”. 692 Manojitos de hinojo

Boletín 14
Coge la niña, Y sus ojos manojos De flechas tiran (Ms. 3913) En el Tesoro de Covarrubias se explica que “la raiz, la yerva y el çumo dél es bueno para males de ojo”. LA RETAMA. (Retama sp.). Familia de las papilionáceas. 4 (…) Haremos la cama Junto al retamal, Haremos un hijo, Llamarse ha Pascual, (…) R Menéndez Pidal. Poesía árabe y poesía europea. 6 (…) No eres palma, eres retama, Eres ciprés de triste rama, Eres desdicha, desdicha mala. (…) J. Pérez Vidal. Endechas populares Las ovejas de los pastores de Auvernia, después de ramonear la retama, se inmunizaban contra la picadura de víbora. Esto es por el sulfato de esparteina que posee cierto poder antivenenoso. También sirve como analéptico cardiaco y ocitócico; la gota, los reumatismos, la hidropesía y la albumia y además activa los movimientos de la respiración. De la retama se obtiene fibra textil para ropa de trabajo; papel y en númerosas regiones servía para hacer escobas. TREBOL DE AGUA. Menyanthes trifoliata. Hace aún poco tiempo que se pensaba que el uso continuado de la infusión de trébol de agua prolongaba la vida. Lo que es cierto es que actúa sobre el hígado, el mayor laboratorio químico del cuerpo humano. El trébol es un símbolo mágico, porque está sometido a la irradiación solar. Por esta razón aparece en las canciones de la fiesta de San Juan, 24 de junio, cuando se celebra el solsticio de verano. Dicen que proporciona poder, amor y sabiduría. 668 Trébol, florido trébol, Trébol florido. (Rouanet, Autos del siglo XVI) 642 ¡Trébole, ay Jesús, cómo huele! ¡Trébole, ay Jesús, que olor! Trébole de la niña dalgo, Que amaba amor tan lozano, Tan escondido y celado, Sin gozar de su sabor. ¡Trébole, ay Jesús, cómo huele! ¡Trébole, ay Jesús, que olor! 759 A coger el trébol, damas, La mañana de San Juan; A coger el trébol, damas, Que después no habrá lugar. (Castañas) MAJUELO (ESPINO BLANCO).(Crataegus laevigata). Familia de las rosáceas. Blanco en primavera, por sus flores y completamente rojo en otoño por sus frutos. Esta planta forma parte de las hierbas llamadas “tranquilas”, en el sentido de que aplaca las tensiones e invita al sueño, de aquí su apodo “el gorro de dormir”. Sirve para tratar la neurosis cardiaca debida a la menopausia. ROSA ROJA. Rosa gallica. Familia de las rosáceas Esta es la rosa de los cuentos populares. Hay quien afirma que fue traída al Antiguo Continente por los cruzados Teobaldos de Champagne. Un viejo herbolario del s XVIII recomendaba recoger estas rosas “antes de que el sol las hubiese besado”, porque las sustancias esenciales se concentran por el frescor de la noche. ROMANCE DEL CONDE NIÑO (…) 56

Boletín 14
De él nació un espino blanco De ella un hermoso rosal. Crece el uno, crece el otro, Los dos se van a juntar. (…) LIMONERO. (Citrus limon). Familia de las rutáceas. El limonero es autóctono de la India. Desde allí fue llevado a Sicilia por los árabes en el siglo XI. Actualmente existe en todas las zonas templadas del planeta. Con el zumo del limón, azúcar y agua haréis una bebida para combatir la fiebre y frenar las diarreas. EL LIMÓN Mirando por mi ventana Ví un amor por el aire. Si quieres vivir tranquilo, No te enamores de nadie. Tiré un limón por el aire Por ver si coloreaba. Subió verde y bajó verde Y mi amor nunca se acaba. Una estrella se ha perdido Y en el cielo no aparece. En tu cuarto se ha metido Y en tu rostro resplandece. JOTA: COMO VOLCAN ENCENDIDO “La jota es uno de los géneros que más han pervivido en la tradición etnomusical española, esta variante adaptada al gusto, sobre una línea de bajo constante, una voz transportada a otra tonalidad y alguna percusión cercana al flamenco, nació en la sierra de Nervio y vino a adaptarse al mundo urbano para ser cantada y bailada en las nuevas fiestas de cada día.” Este texto pertenece al disco de Manuel Luna de donde he sacado la siguiente jota en la que aparecen algunas plantas. Son tus ojos dos cortinas Bordadas de carmesí 57 Entre cortina y cortina Estoy aguardando un sí, De tu boca peregrina. Estribillo: ¡Ay!, ¡ay!, ¡ay! Es tu cara la luna de enero. ¡Ay!, ¡ay!, ¡ay! Es tu cara la flor del romero. El tallito de azahar Me diste ayer tarde, Dentro de mi pecho está Toma tú la llave y abre Y allí dentro lo verás. Bis Como volcán encendido Que ruge al atardecer, No pude y te quise ver, A la vera del camino No te volveré a querer. (…)

Bibliografía: MAUNTA, D. & D. SEMOLLI. “Nuestras amigas las plantas”.Vols 1, 2, 3. Editions Feni. Genève 1978. Circulo de amigos de la historia, S.A Editores, Madrid 1978. ALIN, J. Mª. (1991) “Cancionero tradicional”. Editorial Castalia S.A. Madrid. CD: Jaraiz. (1999). “En estas cosas estamos”. Serveral records S.L. Madrid. Manuel Luna y la cuadrilla maquilera. (2001) “Romper el baile”. Resistencia. Madrid.

Boletín 14

Hongos de los pinsapares
Ángeles González Me permito hablar sobre los hongos que fructifican en este hábitat excepcional en base a mi experiencia durante casi año y medio trabajando en el Inventario Micológico de los Parques Naturales de Andalucía. Participé en el estudio de los P. N. de Alcornocales, Grazalema y Sierra de las Nieves (éstos dos últimos con bosques de pinsapo). Los resultados de este trabajo en todos los Parques Naturales andaluces serán publicados próximamente por la Junta de Andalucía. Asimismo, aproveché para conocer Sierra Bermeja, del que también comentaré algunos hongos.

Ángeles González

Ésta es una “continuación micológica” del artículo sobre el pinsapo que publicó Mercedes Sacristán en el Boletín nº 13, por lo que no haré ninguna introducción sobre el hábitat. (Para saber más sobre esta joya botánica, os remito a dicho artículo)
Bosque de pinsapos, Sierra del Pinar, Grazalema (Cádiz).

Foto:

Os invito a un pequeño recorrido por los tres pinsapares comentando algunos de los hongos interesantes que hemos recolectado en cada uno de ellos.

Coscoja creciendo junto a un pinsapo. Sierra Bermeja, Genalguacil (Málaga).

58

Foto:

Ángeles González

Las zonas de muestreo que elegimos, siempre presentaban mezcla de pinsapo con otros árboles y arbustos: quejigo, sabinas negra y rastrera, diversas especies de jaras, incluso asociaciones tan sorprendentes como el alcornoque y la coscoja. Esta mezcla confería un especial interés micológico, tanto por los hongos asociados a estos árboles, como los propios del pinsapo y los cosmopolitas.

Boletín 14
La Sierra del Pinar en Grazalema (Cádiz) es el pinsapar con mayor protección (Área de Reserva dentro del Parque Natural, declarado en 1.984) y el mejor conservado, con mayor grado de regeneración natural. Ocupa unas 400 Ha Ciboria rufofusca (O. Weberb.) Sacc. Pequeño Ascomycete de hasta 10 mm, saprófito de escamas semidescompuestas de estróbilos (piñas) de abeto blanco y de pinsapo. Es cupuliforme, de color anaranjado a pardo y con pie largo (sobre todo cuando las escamas están muy enterradas). Dado su pequeño tamaño, su color y su hábitat, suele pasar desapercibida, sin embargo, es bastante abundante en los tres pinsapares, en el mes de marzo. Morchella conica Krombh. En Grazalema las llaman “cagarrias”. Es el único hongo comestible que se recolecta tradicionalmente en los pinsapares. Como no es posible acceder con vehículo privado al Área de Reserva, los vecinos que cuentan con permiso para la recolección tienen que superar un gran desnivel para llegar andando al pinsapar desde el pueblo más cercano (Benamahoma). Esto nos da idea de que es un hongo verdaderamente apreciado gastronómicamente en la zona. globosas, anaranjadas, de aspecto gelatinoso. Se diferencia de otras especies del género (Dacrymyces stillatus, por ejemplo) por su microscopía, especialmente por la presencia de fíbulas (protuberancias semicirculares que se forman en la unión de las células en algunos Basidiomycetes). Fructifica sobre madera muerta de coníferas. En Grazalema la hemos recolectado sobre ramas muertas de Pinus pinaster (pino resinero) y pinsapo. Ceriporiopsis mucida (Pers.) Gilbn. & Ryv. Polyporáceo que crece sobre madera descompuesta de coníferas y caducifolios, en Grazalema lo encontramos sobre madera quemada de pinsapo. Tiene el himenio o parte fértil de color crema, blanquecino, con poros irregulares, de 3 a 6 por mm. La microscopía es imprescindible para determinar los polyporáceos en general, pues con el mismo aspecto externo que Ceriporiopsis mucida hay especies, al menos, de los géneros Ceriporia, Antrodia y Antrodiella. En este caso tiene hifas fibuladas y con pequeños cristales incrustados. Hyphodontia alutaria (Burt) J. Erikss. Corticiáceo que vive sobre madera podrida, sobre todo de coníferas. La fructificación es resupinada (fijada al substrato en toda su superficie), de color crema amarillento, con consistencia cérea en tiempo húmedo. Tiene fíbulas, esporas ovales, lisas, cistidios (células estériles) de dos tipos, unos con cristales en el ápice y otros moniliformes (con ensachamientos y estrechamientos). Clitocybe augeana (Mont.) Sacc.Vive sobre estiércol. Fue descrita como Clitocybe dealbata var fimicola. Es poco frecuente en Europa. No todos los autores la reconocen como especie, pues no hay diferencia microscópicas con Clitocybe dealbata, las únicas diferencias son el menor tamaño y el hábitat fimícola. Gymnopus brassicolens (antes encuadrado en los géneros Micromphale y Collybia). Crece sobre cualquier madera en descomposición. El pie es oscuro y tiene un fuerte olor a col podrida. Se diferencia de especies próximas por sus láminas blanquecinas. Es abundante en los tres Parques Naturales en los que he muestreado, sobre cualquier tipo de madera descompuesta. Psilocybe inquilina (Fr.) Bres. Crece en praderas sobre restos vegetales o suelo desnudo, según la

Foto: R. Galán.

Pseudopithyella minuscula vista a la lupa binocular. Obsérvese la acícula de pinsapo de la parte media superior de la foto, para hacerse una idea del tamaño.

Pseudopithyella minuscula. Minúsculo (como indica su epíteto) Ascomycete que vive sobre acículas de pinsapo. De color rojizo y pedicelada, se puede comparar con una Sarcoscypha coccinea diminuta. Se diferencia de Pithya cupresina, muy parecida, por sus esporas elipsoidales frente a las globosas de ésta última especie. Dacrymyces variisporus Mc Nabb. Heterobasidiomycete con fructificaciones 59

Boletín 14
literatura consultada. En nuestro caso, la hemos recolectado siempre sobre restos de herbáceas semidescompuestos. La cutícula del sombrero es ligeramente viscosa en tiempo húmedo, brillante, estriada, elástica y separable. Tubaria autochthona (Berk. & Broome) Sacc. Es la única especie de este género con láminas amarillas. Se asocia a rosáceas, en los pinsapares se puede encontrar en humus de Crataegus monogyna (majuelo o espino albar). Xerula melanotricha Dörfelt. Es una rara especie, antes encuadrada en el género Oudemansiella. Abundante a finales del otoño y principios de invierno en los pinsapares, se ha citado también en humus de Abies alba, en Pirineos. Tiene el sombrero y el pie estrigosos (cubiertos de pelos rígidos), de color pardo. Las láminas son anchas y blanquecinas.

Tubaria autochthona en humus de majuelo, en Grazalema.

Los Reales de Sierra Bermeja: Declarada en 1.989 Paraje Natural, una figura de protección superior a la de Parque Natural. Es el pinsapar más meridional, se encuentra en la provincia de Málaga, en los términos municipales de Estepona y Genalguacil, principalmente. Ocupa unas 150 Ha y su regeneración es muy escasa. Es uno de los mayores afloramientos mundiales de peridotitas y serpentinitas, rocas ultrabásicas, profundas, magmáticas. Las peridotitas contienen óxidos de hierro, que dan el característico color rojo que da nombre a la Sierra. Las serpentinitas proceden de Xerula melanotricha en el Puerto del Pinar, Grazalema. la alteración de las anteriores, por transformación hidrotermal. Son de color verde.
Fotos::

F. Prieto

Fotos::

F. Prieto
Ángeles González
Gymnopus brassicolens fructifica sobre cualquier madera en descomposición.
Foto:

Helvella lacunosa Azf. Ascomycete cosmopolita y frecuente, que se puede encontrar en cualquier tipo de hábitat, en primavera. El sombrero tiene forma de “silla de montar”, con tonos negruzcos y el pie es más claro y con surcos o costillas marcados. Es comestible después de cocerlo y tirar el agua, como otras especies de este género. Lachnellula subtilissima (Cke.) Dennis. Pequeño Ascomycete de hasta 5 mm, que crece en ramitas de coníferas (Abies, Pinus, Picea). Es de color amarillo anaranjado con pelos blancos en la parte externa. En los pinsapares hay citadas, al menos, tres especies del género Lachnellula, siendo ésta la más común y abundante. 60

Boletín 14
Sierra de las Nieves: Pertenece a la provincia de Málaga, encuadrada en varios términos municipales. Los municipios que cuentan con mayor número de pinsapos son Yunquera, Tolox y Parauta. Se declaró Parque Natural en 1989 y Reserva de la Biosfera en 1995. Es el pinsapar más extenso pero, según mi experiencia, está muy mal conservado, sobre todo en las zonas de propiedad privada. Otidea leporina (Batsch) Fuckel. Las especies de este género son Ascomycetes de comportamiento saprófito (se alimentan de materia vegetal muerta) y tienen forma de oreja. Se distinguen del género más próximo macroscópicamente, Peziza, por su microscopía, el ápice de sus ascos (células donde se forman las esporas) no es amiloide (no reacciona con los compuestos yodados, como el Reactivo de Melzer, tomando coloración azul) en Otidea y sí lo es en Peziza. Otidea leporina vive en humus de coníferas de montaña, es de color pardo, algo rojizo, sin tonos amarillos. Su carne es elástica. Es una especie muy poco frecuente.

Lachnellula subtilissima en ramitas de pinsapo. Parauta (Málaga) Sierra de las Nieves.

Fotos:

F. Prieto
Lophium mythilinum P. Karst, “Hongo mejillón”. Es un curioso Pyrenomycete de menos de 1 mm, que nunca se aprecia en campo, sino al mirar a la lupa otras muestras. Crece en madera de coníferas. Tiene unas esporas inconfundibles, con aspecto de lombrices, muy largas y estrechas, de hasta 180 x 2,5 micras, con 20 septos o tabiques transversales. Exidia pithya Fr. Tremellácea (Heterobasidiomycete) que crece sobre ramas muertas de Picea y Abies, abundante en los pinsapares. Es de color negruzco y tiene aspecto gelatinoso que, en tiempo seco recuerda una capa de brea o de pintura negra sobre las ramas muertas. 61

Heterobasidium annosum (Fr.) Bref. Es un polyporáceo con fructificaciones pileadas (forman sombrero) o, más frecuentemente resupinadas (fijadas al substrato), de hasta 30 cm. Es muy polimorfo, tiene el himenio o parte fértil de color blanco. Parásito y saprófito de coníferas principalmente, también ataca a algunos Angiospermas, como Alnus o Calluna. Origina podredumbre blanca de la raíz y la parte basal del tronco, proLophium mythilinum Hongo mejillón, sólo reconoci- vocando la muerte del árbol. Es un temible agenble a la lupa. Sierra Bermeja, Genalguacil (Málaga).

Heterobasidium annosum uno de los problemas para la conservación de los pinsapares.

Foto: F. Prieto

Boletín 14
te patógeno que se transmite de raíz a raíz. En los pinsapares, es la auténtica “bestia negra”, uno de los grandes enemigos de la conservación de estos bosques y motivo de preocupación para los habitantes de la zona y para la propia Administración. Ramaria stricta (Pers.) Quél. Crece en bosques de coníferas y caducifolios, sobre madera muerta. Tiene numerosos rizomorfos, es de color carne, con un tronco común del que emergen ramas de color crema-carnoso, que se van bifurcando y toman coloración amarillo azufre en el ápice. No es comestible. Galerina marginata (Batsch) Kühner. Pequeña seta que crece sobre madera de coníferas. La hemos recolectado en pinsapo y en pino resinero. El sombrero es de tonos pardos claros, ocre o miel. El pie es de color ocre, pardeando en la base y presenta anillo. Es una especie tóxica. Inocybe geophylla var lutescens. Son abundantes y bien conocidas la especie tipo y la variedad lilacina, pero es mucho más rara esta variedad caracterizada por el color amarillento de las fructificaciones. Lepista nuda (Bull.) Cooke. Es un hongo comestible y muy conocido, con fructificaciones carnosas, de buen porte y colores azulados morados. Puede desarrollarse en cualquier tipo de bosque: encinares, pinares, sabinares y (como en los ejemplares de la foto) pinsapares.

Foto:

Ángeles González
Otidea leporina en el pinsapar del Puerto del Saucillo, Yunquera (Málaga) Sierra de las Nieves.

Hyphoderma malençonii. Especie dedicada a Malençon, micólogo francés que la estudió por primera vez, pero que no la describió como especie nueva por tener sólo una recolección. Malençon estudió la micoflora del bosque mediterráneo en el Norte de África y en la Península Ibérica y para mí es un auténtico referente no sólo por su área de estudio, sino por la seriedad y prudencia que caracterizaron sus publicaciones. Hyphoderma malençonii es saprófita y sus fructifica- Lepista nuda en humus de pinsapo. Puerto del saucillo, ciones forman una película blanquecina sobre Yunquera (Málaga) Sierra de las Nieves. ramas muertas de pinsapo aún en el árbol. Phellinus hartigii (Allesch. & Schnabl) Pat. Polyporáceo que actúa como parásito y saprófito del género Abies. Yo lo he recolectado sobre abeto blanco, en Irati, Navarra y sobre pinsapo. Es una especie con fructificaciones polimorfas (pileadas, pulvinadas, etc) Mycena pura Pers. Hongo cosmopolita, que fructifica tanto en humus de coníferas como de caducifolios. Es poco carnoso, aunque muy variable en sus coloraciones, predomina la forma con tonos violeta lilacinos en el sombrero, láminas y pie. 62

Fotos:

Foto: F. Prieto

Boletín 14
Despide un fuerte olor a rábanos. Es una especie tóxica, que contiene una toxina denominada muscarina, como Amanita muscaria y las especies tóxicas del género Clitocybe. Suillus bellinii (Inz.) Watling Hongo con poros en el himenio o parte fértil, en lugar de láminas. La cutícula es viscosa, blanquecina y se separa con facilidad de la carne. Los poros son blanquecino amarillentos, y, en ejemplares jóvenes, exudan pequeñas gotas en tiempo húmedo. El pie presenta granulaciones pardo rojizas. Es una especie mediterránea que establece micorrizas con varias especies del género Pinus. La hemos recolectado en humus de Pinus pinaster en bosque mixto con pinsapo. Vascellum pratense (Pers.) Kreisel. Los Gasteromycetes se caracterizan porque sus fructificaciones permanecen cerradas hasta que las esporas maduran, con el himenio o parte fértil situada en el interior de los carpóforos, protegido por el exoperidio. Los estudios de Biología Molecular (para pesadilla de taxónomos y aficionados) han dinamitado este grupo, repartiendo a sus representantes en diversos Órdenes y Clases, pero aún sigue siendo útil hablar de Gasteromycetes como forma de clasificación. El más abundante, por diferencia, en los pinsapares es Vascellum pratense, que se caracteriza por la presencia de diafragma, una membrana papirácea que separa la gleba de la subgleba. Como todos los conocidos popularmente como “pedos de lobo”, es comestible en la juventud, pero de poca calidad. Existen estudios sobre la micoflora de los pinsapares realizados por Gabriel Moreno, Ricardo Galán y Fernando Esteve (de la Universidad de Alcalá de Henares) y Antonio Ortega (de la Universidad de Granada). Sin embargo, aún queda mucho por trabajar para acercarnos al conocimiento de los hongos que fructifican en este tipo de bosques. ¿Cómo podemos proteger una micoflora que aún no conocemos en su mayor parte? Para mí, sin duda, la solución es la protección de los hábitats. En el caso del pinsapo, una especie catalogada en peligro de extinción, es evidente la necesidad de protección, pero pienso que también debería incluirse todo el bosque mediterráneo de su área de influencia que 63 conforma, junto a los pinsapares, unos hábitats tan excepcionales como frágiles. Actualmente la Junta de Andalucía ha puesto en marcha un Plan cuatrienal para la protección de los pinsapares, que incluye el estudio y control de plagas (hay hasta 40 focos de pinsapos afectados por Heterobasidium annosum sólo en Sierra de las Nieves), el control del efecto adverso del ganado, la prevención de incendios y las campañas de concienciación. Esperemos que las medidas por parte de la Administración (que, a fin de cuentas, es quien cuenta con los medios necesarios) y el respeto basado en el conocimiento por parte de todos, consigan que dentro de cien años los pinsapares no sean sólo un bello recuerdo, sino una realidad en expansión. Para que, a estas alturas, pueda estar hablando de hongos de pinsapares, han colaborado muchas personas, cada uno a su manera: Gabriel Moreno, el responsable del catálogo en los tres Parques Naturales en los que he trabajado, los responsables del proyecto en Córdoba, los profesores de la Universidad de Alcalá, Ricardo Galán (al que también agradezco el regalo de la foto de Pseudopithyella minuscula), Fernando Esteve y Julia Checa, nuestros amigos de Cádiz y Málaga, sobre todo de las Asociaciones “Chantarella” y Mandrágora, Mercedes Sacristán (que incluso se vino a Cádiz) y, muy especialmente, Guillermo Sastre por su paciencia y apoyo logístico y Paco Prieto, que compartió estos meses de duro trabajo en todas sus facetas: desplazamientos, recolección, determinación en laboratorio (microscopía, búsqueda de bibliografía, etc) y el trabajo burocrático posterior, (y que amablemente me ha prestado algunas de sus fotos realizadas en los pinsapares). A todos ellos muchas gracias.

Boletín 14

La encina de Alpedrete de la Sierra

Un domingo hice un periplo familiar que "casualmente" pasó por Alpedrete de la Sierra, y con una cinta métrica tomé las siguientes medidas: Perímetro del tronco: a 0,5 m del suelo: 3.30 m. a 1,5 m del suelo: 2,82 m. Ancho de la copa: Según se vé en la foto: En sentido perpendicular al anterior: 21,20 m. 18,30 m. 1,4 m.

Distancia de la copa al suelo en el lugar mas cercano.

Altura de la copa: Esta medida se la dejo a los expertos medidores sobre las fotografías; yo, solo la hice "a ojo", pues unos 16,5 m. Los arbolitos que en la foto se ve que lo acompañan, son: el de la derecha crataegus monog yna el de la izquierda, que apenas se vé almendro en el centro, hay dos rosa canina. José Antonio Rodríguez Crespo (Pepito).

64

Boletín 14

Fototeca de salidas de ARBA
Estamos en Urbasa, ¿qué pasa?

ez Lop ola s: L afia ogr Fot

en oricola Un arb

toledo

Primera reunión de Arba toledo

65

Boletín 14

PAPAYA, Carica papaya
Dr Miguel de Aguilar Merlo. Ex-Profesor de la Facultad de Medicina de Madrid. El Reino vegetal es un multiforme vivero de alimentos y medicinas. Tanto plantas como árboles contienen múltiples elementos químicos vitales para el género humano. Hace bien ARBA con sus campañas de enseñanza y repoblación, porque la pérdida de los bosques, a veces la extinción de una especie, acarrea infinitas incógnitas de sustancias todavía no descubiertas que podría contener dicha especie y sólo hallarse en ella. Medicinas desde la aspirina hasta los antibióticos son productos originarios de vegetales. Modernamente la fórmula de muchos anticancerígenos nos han venido también de plantas y árboles o de sus copias modificadas en laboratorios. Sin más preámbulos exponemos una breve síntesis de una planta cuyo fruta la papaya además de deliciosa contiene muchos antioxidantes rejuvenecedores y anticancerígenos. Entre las muchas plantas, árboles, frutas, etc. que los españoles difundieron por todo el mundo tras el descubrimiento de América se encuentra la papaya. El papayo o papayero se cree es originario del suroeste de México y de las zonas vecinas de América Central. Los colonizadores españoles del siglo XVI transportaron sus semillas desde Panamá a la República Dominicana ya antes de 1525, luego difundiéndose a las Antillas, toda Hispanoamérica y Florida: a Filipinas, alrededor de 1555 que de allí saltó a Malasia y la India. Ahora está presente en todos los países tropicales y subtropicales. El Papayo es una hierba tropical, a pesar de su altura de nueve metros y su longevidad de veinte años. A su vez la papaya verdaderamente fruto de una hortaliza similar a como es el tomate o el pepino. Hierba sin ramas, nace la hoja y el fruto directamente del tronco. Su nombre viene de una palabra de una tribu caribeña y los colonizadores españoles primero la llamaron melón de árbol. Su denominación científica Carica papaya L. (Linneo), de la familia Caricaceae. Otros nombres en español con los que también se la conoce en Hispanoamérica son melón zapote, payaya, lechosa, fruta bomba, mamona. En ingles o bien papaya o papaw, paw paw y tree melon. Para mejorar la producción los cultivadores cuando la hierba ha dado muchas papayas y está demasiado alta suelen cortar el tronco a un metro de altura a partir del suelo o bien cuando llevan tres años dando buenas cosechas. Así consiguen que una hectárea con mil plantas produzcan alrededor de 30 toneladas. Los papayos producen unos solamente flores femeninas y otros únicamente flores masculinas que se polinizan por el viento y los insectos. Sin embargo, sexualmente es planta muy curiosa. Otras dan simultáneamente flores masculinas y femeninas (bisexuales o hermafroditas). Además cuando se les corta el tronco a las masculinas y bisexuales pueden cambiar y transformarse en plantas femeninas. Otras al cambio de estación o por diferencias notables de temperatura pueden diferenciarse y cambiar de sexo. Entre las muchas variedades se distinguen la mexicana, que produce melones de alrededor de un kilogramo pero que puede alcanzar hasta los 10 kilogramos y la hawaiana de promedio medio kilogramo. Los frutos son amelonados, oval, redondo o alargado dependiendo muchas veces de su sexo. La fruta de las plantas bisexuales son usualmente cilíndricas con pequeña cavidad interior para las semillas. Las frutas de flores femeninas suelen ser ovales o redondas, con cavidad de sus semillas más grandes. Las semillas son comestibles con sabor a pimienta. .............. El fruto, rico en antioxidantes tipo vitamina A, carotenos, E, C, Se, Mg, etc. Se utiliza, como fruta, vegetal tipo ensalada, en pasteles, helados, zumos, industria química, etc. A continuación transcribimos una relación de sus muchos elementos químicos que posee. UNIDAD PONDERAL DE PAPAYA (100 gramos de alimento comestible) Agua por % 87.4 g. Energía en Kcal 42. Energía Kj 174. -----------------66

Boletín 14
PROTEÍNAS en peso................0.60 g GLÚCIDOS en peso ................9.50 g LÍPIDOS en peso ......................0.14 g Minerales ....................................0.56 g Fibra ..............................................1.80 g Agua ............................................87.40 g ———— Peso total..................................100.00 g % ------------UNIDAD ALIMENTARIA = 240 g = 100 Kcal UNIDAD GLUCÉMICA: 100 Kcal = 248 g del alimento que contiene: GLÚCIDOS: 23.51 g. PROTEÍNAS: 1.49 g CARGA GLUCÉMICA=U.G.x3=720g CALIDAD HIPERGLUCÉMICA =100/C.G.=0.14 ———Vitaminas(mg)————Liposolubles: A (Retinol equiv.) ......................0.16 A (Caroteno) .............................. 0.81 D (Calciferol) ..............................0.000 E (Tocoferol) ............................ 0.112 K (Filoquinona) Hidrosolubles: B1 (Tiamina) .............................. 0.03 B2 (Riboflavina) ..........................0.04 B3 (Nicotamida/PP) ..................0.338 B3 (potencial Tri/60)..................0.13 B5 (A. Pantoténico) ..................0.22 B6 (Piridoxina) ..........................0.02 B8 (Biotina) B9 (Ac. fólico)..............................0.00 B9 (potencial) ............................0.038 B12(Cianocobalamina) ..............0.00 C (Ac. ascórbico) ..................65.00 ———-Minerales (mg)————Azufre (S) ................................13.00 Calcio (Ca) ..............................20.70 Cloro (Cl)................................ 11.00 Cobalto (Co) Cobre (Cu) ................................0.0322 Cromo (Cr) Flúor (F) Fósforo (P) ..............................16.40 Hierro (Fe) ................................0.42 Iodo (I) Magnesio (Mg) ..................11.00 Manganeso (Mn) ..........0.011 67 Molibdeno (Mo)........................0.025 Potasio (K) ............................211.00 Selenio (Se) ..............................0.0006 Silicio (Si) Sodio (Na)..................................3.40 Zinc (Zn)....................................0.155
El signo (-) indica que se desconoce la cantidad.

————————————————— Relación Vitamina E /Poliinsaturados = 3.61 Cocientes Calcio/Fósforo 1.26 Sodio/Potasio 0.02 ————————————————— PROTEÍNAS..........................0.6 g Nitrógeno ............................0.096 g Aminoácidos esenciales(mg) Treonina (C4) ................11 (1) Valina (C5) ................10 (2) Leucina (C6) ..................16.1 (3) Isoleucina (C6) ..................8 (4) Lisina (C6) ..................25.2 (5) Arginina (C6) ................* 10 Aminoácidos azufrados 33% Cistina ..................* 3 Metionina ..................2 (6) Aminoácidos aromáticos 49% Fenilalanina ..................9 (7) Tirosina .................... * 5.1 Histidina (C6) .................. * 5 Triptófano (C11) ................8 (8) Calidad /huevo 35 /FAO 53 (1) 39% (2) 24% (3) 32 % (4) 22% Limitante (5)65% (6) 11% **(7)29%(8) 88 % Otros aminoácidos(mg)--Glicina (C2) ......................18.3 Alanina (C3) ......................14.3 Serina (C3) ........................15.3 Ac. Aspártico(C4) .................. 49.7 Ac. Glutámico(C5) 33.3 Prolina (C5) 10 A. No Esenciales 61.55 % AA. Esenciales 38.45 % LÍPIDOS 0.14 g RELACIÓN A. G. Insaturado/Saturado 1.64 Ac. grasos: 80 % = 0.112 g = 2.42 % de las Kcal totales

Boletín 14
——————-Clases de lípidos (g)———— 1.- Ácidos grasos: - Ac. grasos saturados: 0.0425 g 0.92% de las Kcal. Láurico C12:0 0.001 Mirístico C14:0 0.007 Palmítico, C16:0 0.032 Esteárico, C18:0 0.002 Araquídico C20:0 0.0005 - Ac. monoinsaturados: 0.0385 g 0.83% de las Kcal. Palmitoleico, C16:1 0.020 Oléico, C18:1 0.0185 - Ac. poliinsaturados: 0.0310 g 0.67% de las Kcal. Linoléico, C18:2 ù-6 0.006 Linolénico, C18:3 ù-3 0.025 Cociente Omega 6 / Omega 3 = 0.24 Relación Poliinsaturados/ Saturados = 0.73 2.- Colesterol, C27: 0.00 g ————————————————— * AA. semiesenciales: Arginina e Histidina esenciales sólo para los niños, en hombres indispensables en espermatogénesis (arginina) y para hemoglobina (histidina). Cistina complementa a metionina para suministrar azufre y la tirosina a la fenilalanina para sintetizar grupos bencénicos. ** Metionina no es limitante porque la complementa cistina hasta alcanzar el 33% Aminoácidos totales .................. 0.2533 g Aminoácidos esenciales (con Cis y Tir) .......... ........................................................0.0974 g que representan el 16.23 % de todas las proteínas. 120 ———————————————— GLÚCIDOS 9.5 g ———Composición de glúcidos—en gramos: Almidón .................................. 0.00 Azúcares ....................................9.50 Fructosa 3.10 Glucosa 3.20 Maltosa 0.00 Sacarosa 3.20 Calidad hiperglucémica 95 OTROS COMPUESTOS IMPORTANTES Boro(B)................................................0.16mg Ácidoalfa-linoléico ........................124.00mg (entre25y223mg) Ácidobutanoico..................................0.12mg Ácidocetoglutámico ..........................0.30mg Ácidocítrico ......................................54.00mg Ácidomálico......................................29.00mg ÁcidoparacumáricoÁcidooxálico ......................................5.00mg Ácidosalicílico ....................................0.08mg Ácidosuccínico....................................Alfa-felandreno ..................................Alfa-terpineno ....................................Amilasa ................................................Fibra ....................................................1.80g Fitosteroles-Linalool ....................81% de los compuestos volátiles. Metil-butanoato ............................18% de los compuestos volátiles. Óxidodecis-linalool ............................Óxidodetrans-linalool ........................Papaína ............................................5.30g en el látex de la fruta. Quimopapaína ..................................Serotonina1 ...........................................50mg 4-Terpineo ..........................................lTerpinoleno ........................................———————————————— NOTAS: Nosotros denominamos UNIDAD PONDERAL a 100 gramos de alimento, comestible, sin desperdicios. Esta UNIDAD PONDERAL debe desterrar otras unidades como onzas, cucharadas, tazas, rebanadas, etc. muy frecuentes en las bases de datos anglosajonas y en la cuantificación de las vitaminas usamos, los miligramos y microgramos en sustitución definitiva de las antiguas unidades internacionales. Las unidades de energía son la Kilocaloría (vulgarmente referida como caloría) y el Kilojulio: 1 gramo de glúcidos contiene 4 Kcal. de energía. 1 gramo de proteína 4 Kcal. de energía. 1 gramo de grasa 9 Kcal. de energía. 4.18 Kcal. equivalen a 1 Kj. En la calidad de proteínas usamos dos mediciones, la antigua patrón huevo, y la moderna patrón FAO. Aminoácidos esenciales son los que no puede sintetizar el organismo. Ácidos grasos esenciales los omega-6, linoléico y omega-3 linolénico. El aminoácido limitante es el esencial en menor cantidad que limita a los otros. A estas unidades y cocientes añadimos otros nuevos, como propios: UNIDAD ALIMENTARIA: peso de un ali68

Boletín 14
mento que desarrolle la energía de 100 Kcal., o energía sumada de glúcidos, grasas y proteínas de dicho alimento que generen dichas cien Kcal. UNIDAD DIETÉTICA: el múltiplo decimal de 10 unidades alimentarias o 1000 Kcal., peso de varios alimentos que contengan diez unidades alimentarias de esa energía (la mínima que debe administrarse a una persona, desde los nueve meses de edad) y que no se puede bajar de ella para supuestas curas de adelgazamiento, rápidas o espectaculares, etc. excepto en tratamientos intrahospitalarios o sanatoriales. UNIDAD GLUCÉMICA: la cantidad de alimento que contengan 25 gramos de la suma de azúcares y proteínas con el interés para calcular las posibles curvas de glucemia y los índices glucémicos de un alimento determinado. Es decir la tercera parte de los socorridos 75 g de glucosa de las curvas de glucemia que equivaldrían a 3 unidades glucémicas.
Nosotros emplearemos las medidas internacionales del sistema métrico decimal como: Kilogramo ............... Kg, 103 g, 1000 g. Gramo ..................... g. Decigramo ............. dg, 10-1 g, 0,1 g. Centigramo ................ cg, 10-2 g, 0,01 g. Miligramo ................ mg, 10-3 g, 0,001 g. 0.1 mg% ................. 1 ppm (una parte por millón: 0.1 mg por 100 gramos). Microgramo ........... mcg, 10-6 g, 0,000001 g. [= 10-3 mg, 0,001 mg = µg = gamma ( )] Nanogramo .............. ng, 10-9 g 0.000000001 g [= 10-3 mcg, 0,001 mcg = 10-3 µg = 10-3 ]

El olivo y la aceituna
Dr Miguel de Aguilar Merlo. Ex-Profesor de la Facultad de Medicina de Madrid. El olivo es uno de los árboles cultivados más antiguos del mundo. Se han encontrado huesos de aceitunas en España en restos de la Edad de Piedra en los yacimientos de El Garcel (Almería), pero se cree no pertenecieron verdaderamente al olivo sino a su antecesor salvaje el acebuche. Por tanto el olivo silvestre es milenario en España. Persisten magníficos acebuches centenarios, entre otros lugares, en la reserva de Doñana. Su nombre viene de la dominación musulmana, del árabe hispano az-zabbuy, que los primeros escritores designan como az-zembucha (Geografía de El Idrisi) y pasaría al castellano antiguo como azebuche. De él usaban su madera los moros granadinos para fabricar arcos y garrochas. Su fruto, acebuchina, más pequeño y más negro que la aceituna. Muy extendido en épocas remotas cedió su lugar industrial al olivo por la introducción del mismo en España por los diferentes colonizadores sobre todo romanos y árabes. La domesticación y explotación del olivo, para conseguir frutos de mayor calidad, se produjo a partir de su antecesor allá en la antigua Mesopotamia (actual Irak) hace unos 6.000 años. Desde allí se extendió hacia occidente, Fenicia y Egipto. Ya se utilizaba el aceite de oliva en Egipto hace 5.000 años para iluminar los templos y para cosmética femenina. Todos los pueblos antiguos lo consideraron árbol sagrado y representante de la paz, de cuya madera se fabricaban estatuas y cetros de reyes. Los fenicios propagaron su cultivo por las islas griegas, la península helénica y algo por la península ibérica. La mitología griega lo muestra como un regalo de la diosa Atenea a la naciente Atenas que en reconocimiento de la riqueza y prosperidad que representaba el árbol dieron el nombre de la diosa a la ciudad. Los antiguos griegos lo consideraron siempre como símbolo de heroicidad y honor, tanto militar como deportivo. Por ello en los Juegos Olímpicos se les ofrendaban a los vencedores coronas de olivo y se les compensaba con toneles de aceite de oliva. El astuto Ulises dejó ciego al cíclope con una 69

Boletín 14
estaca de olivo y la cama de bodas con Penélope la obtuvo de un enorme tronco de olivo milenario. Otras referencias literarias del olivo son numerosas desde la misma paloma de Noé que regresó con el ramo de olivo después del diluvio. Los griegos propagaron el cultivo a Italia y los romanos extendieron el olivo por todo el entorno mediterráneo enseñando en sus colonias la extracción del aceite. En España tuvo buen arraigo aumentada su explotación con la presencia árabe. Ya en tiempos de los Reyes Católicos era popular el gazpacho, similar al actual, con aceite de oliva y vinagre. Los colonizadores españoles introdujeron el cultivo del olivo en Hispanoamérica (primero a México) y a California en los EE.UU. La palabra olivo deriva del latín olivum, oliva o aceituna, el fruto del árbol. A su vez aceituna proviene del árabe hispano az-zaytúna, la oliva, transformación del árabe clásico az-zaytúnah, emanada del arameo zaytúna. El olivo pertenece a la familia de las oleáceas de tronco rectilíneo, elevado y elegante, esbelto y bello, que se vuelve con la edad y con las podas para incrementar su producción en uno de los troncos más raros, achaparrado, retorcido e insinuante de cualquier árbol conocido. Con las ramas de mil formas encantadas en campos, por ejemplo los andaluces, llenan todo el entorno en horizontes infinitos como un mar que sobrecoge por su vastedad y majestuosidad. Típico árbol del bosque mediterráneo, con hoja perenne, como el algarrobo, alcornoque, madroño, pistacho, etc. Sus frutos, ricas aceitunas, verdes o negras, en salmuera o bien productoras de uno de los mejores aceites utilizados. La calidad de los ácidos grasos monoinsaturados del aceite de oliva -mucho más difíciles de oxidar que los poliinsaturados de otros aceites- añadido a los antioxidantes inhibidores de radicales libres, contenidos en él, como tocoferoles, clorofila, fitosteroles, polifenoles (oleuropeína, tirosol, hidroxitirosol), etc., hace del aceite de oliva el representante típico de la cocina mediterránea que combate el colesterol en sangre, previene numerosas enfermedades entre ellas algunos tumores malignos, disminuye la viscosidad de la sangre y es en definitiva un rejuvenecedor de todas las estructuras. CALIDAD CARDIOVASCULAR DE LOS ÁCIDOS GRASOS DE ALGUNOS ACEITES Y GRASAS. Índice aterogénico Índice trombogénico Riesgo C-V total (1) Aceite de coco .... ............................12.43 Aceite de palmiste..............................5.70 Aceite de onagra .............................. 7.29 Aceite de germen de trigo .... 4.75 0.24 Aceite de girasol ...... .................. 3.64 Aceite de soja ..............................3.11 Aceite de borraja ....................2.79 Aceite de palma . .................... 1.55 Aceite de maíz . ........................2.17 Yema de huevo ........................1.00 Aceite de sésamo . ..................1.36 Aceite de cacahuete . .............. 1.04 Aceite hígado de bacalao . ........ 0.52 Trucha .. ......................................0.45 Aceitunas en salmuera . ..............0.31 Aceite de oliva . ........................0.27 9.53 21.96 5.50 0.09 ....... 4.99 0.13 .. 3.77 0.18 . ....... 0.26 1.00 .. . 0.17 0.64 . 0.15 . 0.19 .. 0.45 ... . 0.44 .. . 0.17 0.15 ... 11.20 7.38 3.29 . 2.55 .. ... 0.97 0.89 ... 0.42 0.48 2.34 1.64 1.51 1.23 3.05

(1) Riesgo cardio-vascular total: Suma aterogénico + trombogénico. A continuación transcribimos una relación de muchos de los elementos químicos contenidos en las aceitunas en salmuera. 70

Boletín 14
NUTRIENTES EN UNA UNIDAD PONDERAL DE ACEITUNA EN SALMUERA. (100 gramos de alimento comestible). Energía en Kcal. 129. Energía en Kj. 539. ----------------PROTEÍNAS . ................................ 1.00 GLÚCIDOS .. ................................2.00 LÍPIDOS ... ....................................13.00 Minerales.. ........................................6.20 Fibra.. ................................................3.00 Agua... ..............................................74.80 ———— Peso total ............................100.00 -----------g g g g g g g%

UNIDAD ALIMENTARIA = 78 g = 100 Kcal. UNIDAD GLUCÉMICA: 100 Kcal. = 833 g del alimento que contiene GLÚCIDOS: 16.67 g. PROTEÍNAS: 8.33 g CARGA GLUCÉMICA: U. G. x 3 = 2499 g ———-Minerales (mg)————CALIDAD HIPERGLUCÉMICA (100/C. G.) = 0.04 ———Vitaminas(mg)————Liposolubles: A (Retinol equivalente) ..................0.048 A (Caroteno) .................... 0.299 D (Calciferol) ......................0.00 E (Tocoferol) ...................... 1.99 K (Filoquinona) ....................0.002 Hidrosolubles: B1 (Tiamina) ....................0.03 B2 (Riboflavina) .................... 0.08 B3 (Nicotamida/PP) ..............0.50 B3 (potencial Tri/60) .................. 0.17 B5 (A. Pantoténico) .................. 0.56 B6 (Piridoxina) ....................0.023 B8 (Biotina) B9 (Ac. fólico) ......................0.00 B9 (potencial) ......................0.00 B12 (Cianocobalamina) ..............0.00 C (Ac. ascórbico) .................... 0.50 Antimonio (Sn) .................. 0.00 Azufre (S) ......................36.00 Boro (B) ........................ 0.19 Bromo (Br) ....................0.00 Calcio (Ca) ...................... 96.00 Cloro (Cl) ......................3750.00 Cobalto (Co) Cobre (Cu) ...................... 0.27 Cromo (Cr) Flúor (F) Fósforo (P) ......................17.00 Hierro (Fe) ......................1.80 Iodo (I) Magnesio (Mg) ..................19.00 Manganeso (Mn) ................ 0.058 Molibdeno (Mo) Níquel (Ni) Potasio (K) ......................43.00 Selenio (Se) Silicio (Si) Sodio (Na) ..................2100.00 Vanadio (V) Zinc (Zn) ......................0.30

71

Boletín 14
.......................................................... Vitamina E —————-Cocientes———— Relación ——————— = 1.59 ............ Poliinsaturados Calcio/Fósforo 5.65 Sodio/Potasio 48.84 ——————————————El signo (-) indica que se desconoce la cantidad. PROTEÍNAS 1 g Nitrógeno 0.1555 g —Otros aminoácidos(mg)———-Aminoácidos esenciales(mg)Glicina (C2) 29.5 Treonina (C4) ........................32.9 (1) Alanina (C3) 44.7 Valina (C5) ............................ 45.2 (2) Serina (C3) 40.7 Leucina (C6) ..........................73.8 (3) Ac. Aspártico (C4) 08 Isoleucina (C6) ..........................37.2 (4) Ac. Glutámico (C5) 145 Lisina (C6) ............................49.1 (5) Prolina (C5) 57.3 Arginina (C6)* ..........................43.1 —————————————— Aminoácidos azufrados 114% (1) 72% (2) 68% (3) 91% Cistina * 12 ................ (4) 64% Limitante (5) 79% Metionina 17.8 (6) .......... (6) 60% ** (7) 77% (8) 70% Aminoácidos aromáticos 157% ——————————————Fenilalanina 40.5 (7) Tirosina * 30.7 .............. A. A. Esenciales 41.56% Histidina (C6) * 23.2 .......... A. A. No Esenciales 58.44$ Triptófano (C11) 10.4 (8) ——————————————— ——————————————Calidad proteica comparada a la del huevo (o 100) ... 71 Ídem calidad comparada al patrón FAO (o 100) ... 96 —————— * AA. semiesenciales: Arginina e Histidina esenciales sólo para los niños, en hombres indispensables en espermatogénesis (arginina) y para hemoglobina (histidina). Cistina complementa a metionina para suministrar azufre y la tirosina a la fenilalanina para sintetizar grupos bencénicos. ** Metionina no es limitante porque la complementa cistina hasta alcanzar el 114% Aminoácidos totales 0.8411 g Aminoácidos esenciales (con Cis y Tir) 0.3496 g que representan el 34.96 % de todas las proteínas. —————————————————————————————— LÍPIDOS 13 g RELACIÓN A. G. Insaturados/Saturados 5.71 Ac. grasos: 96 % = 12.48 g = 87.07% de las Kcal. totales ——————-Clases de lípidos (g)————————————— 1.- Ácidos grasos: - Ac. grasos saturados: 1.86 g: 12.98 % de las Kcal. Palmítico, C16:0 1.50

72

Boletín 14
Esteárico, C18:0 0.33 Araquídico C20:0 0.03 - Ac. monoinsaturados: 9.37 g: 65.37 % de las Kcal. Palmitoleico, C16:1 0.21 Oleico, C18:1 9.16 - Ac. poliinsaturados: 1.25 g: 8.72 % de las Kcal. Linoléico, C18:2 n-6 1.12 Linolénico, C18:3 n-3 0.13 Cociente Omega 6 / Omega 3 = 8.62 Relación Poliinsaturados/ Saturados = 0.67 Índice trombogénico ...... 0.17 Índice aterogénico .......... 0.31 2.- Colesterol, C27: ............0.00 g Fibra Fitosteroles Flavonoides Glutatión Gluten Lactosa Polifenoles Purinas NOTAS: Unidad Alimentaria: Peso de un alimento con 100 Kcal. Unidad glucémica: Peso de un alimento con 25 g de la suma de hidratos de carbonos y proteínas. Carga glucémica: Triple de unidad glucémica, corresponde a los 75 g de la prueba de sobrecarga glucémica. Calidad hiperglucémica: El cociente de dividir 100 por la anterior. BIBLIOGRAFIA: Aguilar, M. “Nutrición científica y práctica”, Abril 2004. Ediciones Libertarias, Bravo Murillo 37. Madrid-28015. Berdonces. J. L.. “Gran Enciclopedia de las plantas medicinales”. Tikal Ediciones. Campezo 13. Madrid28022. 3.00 g -Fosfolípidos 0.00 0.00 29.00 mg

-

GLÚCIDOS 2 g ———Composición de glúcidos—en gramos: Almidón .................................. 0.00 Azúcares ....................................2.00 Fructosa Glucosa Maltosa ................................0.00 Sacarosa ————————————————

OTROS COMPUESTOS IMPORTANTES Ácido cítrico Ácido málico 0.00 Ácido paracumárico 0.00 Ácido oxálico 11.04 mg Ácido salicílico 0.34 mg Ácido succínico Ácido tartárico 4.20 mg Amilasa 0.00 Clorofila Escualeno 73

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful