You are on page 1of 12

AÑO XII

TERCERA ÉPOCA — NÚMERO 130


ARÉVALO—MARZO DE 2020

Precio del ejemplar impreso:


0,50 euros. http://lallanura.es

Arévalo en el recuerdo del Real. De ahí debe venir su nom-


bre”.
En las últimas semanas estamos villos, de los Carnavales, de asocia- Juan José de Montalvo describe en
asistiendo, en las redes sociales rela- ciones y grupos de teatro, de Ferias y su libro “De la Historia de Arévalo”
cionadas con nuestra ciudad, a una Fiestas. Todo ello compaginado con este rincón de la plaza del Real tal y
especie de juego promovido por una las habituales entradas que venimos como debió ser hacia el año 1920: «En
persona que nos es muy querida, y realizando en nuestra página de esa el ángulo Sudeste desemboca por es-
que consiste en hablar de alguna ca- misma red social, en la que mostramos trecha puerta la calle o ronda de la Mu-
lle o plaza, de alguna vivencia, o de muchas de las que tenemos. ralla, en la que se encerraban los novi-
algún recuerdo vivido por ella. Con llos cuando se corrían en esta plaza...»
Reproducimos esta entrada que da
ello nos propone añadir nuestros Sorprende en la fotografía el a
pie a entender un poco lo que quere-
recuerdos o vivencias de forma que modo de casetón que corona el edifi-
mos decir.
así podamos reconstruir cómo éra- cio que hoy es parte de la “Casa del
mos, cómo vivíamos, qué hacíamos Comenta Elisa: “No eres de Aréva- Concejo”. Nadie recuerda que ahí ha-
antaño. lo si no... sabes por qué “El Callejón bía un reloj. La fotografía da lugar a
La propuesta nos ha dado pie a de los Novillos” tiene ese nombre y confusiones.
reproducir en el muro de Facebook cuál es ese callejón”.
Insistimos en alabar la excepcional
“No eres de Arévalo si no...” algunas Le siguen varios comentarios labor que supone aportar estos recuer-
de las fotografías más preciadas que de otros participantes rememoran- dos personales de tiempos pasados. Y
conforman la “Memoria Fotográfica do sus vivencias de niños en esas asimismo nos sorprende comprobar
de Arévalo”, fotografías que, por otra calles. Nosotros incorporamos una que a lo largo de estos años hemos re-
parte y a lo largo de todos estos años fotografía hermana de la que re- cogido fotografías que encajan, como
de existencia de nuestra Asociación, producimos en esta misma página. anillo al dedo, en esos recuerdos, en
hemos ido recogiendo de manos de Aportamos el siguiente comentario: esas pequeñas historias que son, sin
aquellos arevalenses que las han con- “En la fotografía, hacia la parte de- duda, nuestra verdadera historia. La
servado para que hoy, todos, podamos recha, se encuentra el acceso, bajo historia de nuestros padres, de nues-
disfrutarlas. soportal, del callejón de los Novillos. tros abuelos, también la nuestra. Las
Todo comenzó así: “Los recuerdos Ahí se encerraban los cornúpetas historias de gentes sencillas que son,
nos unen, es bonito recordar, nuestro cuando se hacían capeas en la plaza sin duda, las realmente importantes.
pueblo ha cambiado como cambian
todos los pueblos vivos. Para bien,
aunque por el camino se queden mu-
chas cosas, como la fábrica de hari-
nas, la fábrica de fideos o la fábrica
de hielo.
Hoy no serían sostenibles, ¿quién
iba a ir a comprar hielo?”.
En esta entrada alguien pregunta
por una serrería que se incendió en
los primeros años 70 del pasado siglo.
Ello nos permite aportar una fotogra-
fía del incendio y que conservamos en
nuestro archivo fotográfico.
Colección: familia García Vara
Recuerdos del callejón de los No-
pág. 2 la llanura número 130 - marzo de 2020

Actualidad cultural Juan C. López

Acto homenaje al profesor José Luis pertenecientes a la llamada “carpinte-


Gutiérrez Robledo. Fundación “Ávi- ría de lo blanco”.
la” y la Asociación “Ávila Abierta” Disfrutaron sobremanera de la ex-
rindieron, el pasado 11 de febrero, un cepcional maqueta donada por David
sentido homenaje al profesor José Luis Gómez al municipio y que luce en la
Gutiérrez Robledo. En el acto, que fue planta superior del centro.
presentado por María Dolores Ruiz Terminaron la visita en el patio del “Lakmé” de Leo Delibes. El pasado
Ayúcar, intervinieron Eusebio Herre- palacio del General Río en el que se sábado, 7 de marzo, asistimos, en el Au-
ra, sobrino del homenajeado, Sonsoles encuentra la famosa pieza de posible ditorio ”Feria de Valladolid” de la capital
Guillén, archivera municipal de Ávila origen vacceo conocida como la “Ma- del Pisuerga, a una de las funciones de la
y alumna, Miguel Ángel Espí, pintor rrana Cárdena”. ópera “Lakmé” de Leo Delibes. La obra,
y amigo desde la infancia, Raimundo que forma parte del proyecto “Ópera
Moreno, profesor de la USAL al que 2020 - Delibes, Uva”, está dirigida por
José Luis dirigió la tesis doctoral, Se- Juan C. López Francisco Lara y cuenta con un amplísi-
rafín de Tapia, historiador y compañero mo plantel de actores entre los que des-
de José Luis en diversas asociaciones, tacaron Rita Marques, soprano, Carlos
y Pedro Navascués, de la Real Acade- Monteiro, tenor, Romanas Kudriašovas,
mia de Bellas Artes de San Fernando, barítono y Oscar Dom Victor Casetelli-
participante en numerosas actividades no, también barítono. La Joven Orquesta
organizadas por el profesor Gutiérrez “Universidad de Valladolid” de la que
Robledo. Francisco es Director, fue la encargada
Finalmente, en su memoria, se descu- de poner la música. El ballet UVA, Vo-
brió una placa en el aula 4, aula en la ces Blancas de Valladolid y Joven Peque
que impartió durante trece años mu- Coro, completaron el imponente acto.
chas de sus magistrales clases de his- Nuestra queja al Procurador del Co-
toria. mún sobre las granjas porcinas. La
Sumario:
denuncia presentada por la Asociación
Juan C. López “La Alhóndiga de Arévalo” el pasado 1. Editorial: Arévalo en el recuerdo.
mes de febrero al Procurador del Co-
2 y 3. Noticias de Cultura y Patrimo-
mún de Castilla y León sobre la am- nio.
pliación de una macrogranja porcina
4. De cine. José Luis Cuerda. Juan C.
extremadamente cerca de la captación López.
de agua potable, ha sido registrada con
el número 215/2020. 5. Tu Librería de Siempre o el valor
En un escrito dirigido a la asociación, de las cosas. Roxana Sánchez Seijas
la oficina del Procurador del Común 6 y 7. Centenario del nacimiento de
solicita información sobre las ale- Miguel Delibes Setién. Luis J. Mar-
gaciones presentadas, respecto a la tín García-Sancho..
Visita Arévalo un grupo de antiguos fecha y la administración a la que se
han dirigido. Así como cualquier otra 8. De la paleta al lienzo. Segundo Bra-
empleados de Caja de Ávila. El pasa- gado
do 28 de febrero pudimos acompañar información o documentación al res-
en su visita al Patrimonio Monumental pecto, como, por ejemplo, la denuncia 8 y 9. Mis coetáneos. “Cartagena”.
presentada por “La Alhóndiga” a la Carmelo Izquierdo García.
arevalense a un nutrido grupo de an-
tiguos empleados de “Caja de Ávila”. Confederación Hidrográfica del Duero 10. Nuestros escritores y poetas: Se-
Nos acercamos por la mañana a visi- por los vertidos que se han producido gundo Bragado, Manuel Osorio y Ber-
nard, Nuria Calabrés, Luis Arranz Boal
tar la ermita de Santa María de Gómez en algunas de las macrogranjas que la y Rafael Alberti.
y Román y más tarde, ya de regreso a empresa peticionaria de la ampliación
Arévalo, les mostramos la bodega de tiene en Espinosa de los Caballeros. 11. Ha muerto don José. Fabio López.
Marolo Perotas, conocida como “Bo- La Asociación “La Alhóndiga” remi- 12. Clásicos arevalenses: Por Arévalo
dega del Arriero”. tirá la documentación requerida, antes y sus hijos. Ángel Macías.
Luego de una apetitosa comida en la de un mes, para que la denuncia siga
que disfrutaron de nuestro tradicional su curso. LA LLANURA de Arévalo.
“Tostón asado”, visitamos con ellos el Publicación editada por:
Centro del Mudéjar, en el que se les “La Alhóndiga” de Arévalo,
Asociación de Cultura y Patrimonio.
ofrecieron cumplidas explicaciones re- Avda. Emilio Romero, 14-B - 05200 Arévalo
lacionadas con todo lo que tiene que lallanuradearevalo@gmail.com
ver con el Arte Morisco y los ejemplos Número 130 - Marzo de 2020
magníficos que conservamos tanto en Depósito legal: AV-85-09
Arévalo como en todo el norte de la Diseño y maquetación: “La Alhóndiga”,
provincia de Ávila: construcciones ci- Asociación de Cultura y Patrimonio.
viles y religiosas así como elementos Juan C. López Imprime: Imprenta Cid.
la llanura número 130 - marzo de 2020 pág. 3
excepcional maqueta que representa a Concejalía de Igualdad
la antigua villa murada de Arévalo.
En ella podemos contemplar cómo
pudo haber sido ese Arévalo medie-
val, dónde pudieron estar situadas sus
iglesias, sus palacios, el trazado de sus
calles, las puertas de la muralla, En
definitiva, puede llegar a ser un intere- Actos en torno al día 8 de marzo.
santísimo recurso que sirva para cono- Desde el Ayuntamiento de Arévalo y
www.tribunasalamanca.com/ cer mejor nuestra historia a través de la Concejalía de Cultura e
Libro recordando a Emilio Rodrí- www.arevalo.es/
Igualdad se han realizado diversas ac-
guez Almeida. Coincidiendo con el tividades en torno al 8 de marzo, Día
cuarto aniversario de la muerte del ar- Internacional de las Mujeres.
queólogo e historiador abulense Emilio Se iniciaron las mismas el 5 de marzo
Rodríguez Almeida, Ávila ha acogido con un documental con perspectiva de
la presentación de un libro que recupe- género y una posterior charla-coloquio
ra en facsímil su diario de excavación en referencia a las situaciones de des-
en Gabii. igualdad que viven las mujeres.
El acto, celebrado en el Colegio Oficial El viernes, día 6, se llevó a cabo una
de Arquitectos de Ávila, ha contado proyección fotográfica titulada “El pa-
con la asistencia de su viuda, Juliana pel de las mujeres en las fiestas tradi-
Wilhelmsen, quien ha estado acom- cionales populares” así como un colo-
pañada por compañeros y amigos del quio moderado por Marisa León.
“mejor experto en el mapa de Roma”, El sábado, día 7, se proyectaron cinco
según ha señalado el director de la Es- cortos, dirigidos por mujeres, premia-
cuela Española de Historia y Arqueo- dos todos ellos con diferentes galardo-
logía (EEHAR) de la capital italiana, nes, entre ellos un premio Goya.
José Ramón Urquijo. Entre los días 6 y 8 el Museo de His-
Este trabajo reproduce aquel diario que toria de Arévalo ha acogido una expo-
Conferencia del profesor Serafín de sición de mujeres pintoras en Arévalo,
Rodríguez Almeida fue escribiendo y
Tapia. El pasado viernes, 6 de marzo, agrupadas bajo el título “Grupo blanco
dibujando durante los ocho meses en
en el contexto de las celebraciones en y negro”.
los que dirigió las excavaciones del
torno al 8 de marzo, Día Internacional Por fin, el día 8 se llevó a cabo una
templo italiano de Gabii.
de la Mujer, la Biblioteca Pública de serie de talleres reivindicativos en los
Además de este acto por la mañana en
Ávila acogió una conferencia del pro- que participaron además del Ayunta-
el Colegio de Arquitectos, el Episcopio
fesor de Historia Serafín de Tapia con miento, asociaciones de jóvenes de
ha acogido por la tarde otro homena-
el título de “Ávila en el Renacimiento. Arévalo, Cruz Roja y otros colectivos,
je, similar al que se celebra cada año
Una perspectiva feminista”. todos ellos precedidos de una batucada
desde su fallecimiento, dando voz a
amigos y personas relacionadas con el que recorrió varias calles de la Ciudad
historiador. En este caso, quienes han terminando en la plaza del Real.
rememorado vivencias con él han sido
el naturalista Vicente García y el arqui-
tecto Arturo Blanco.
La maqueta de Arévalo realizada
por David Gómez. Como ya hemos
comentado anteriormente, el Centro
de Actividades del Mudéjar o Centro
Mudéjar, acoge, en su planta alta una Concejalía de Igualdad
pág. 4 la llanura número 130 - marzo de 2020

De cine www.elespañol.com
Siempre recordaremos al bandido
Fendetestas, a Pilara, a Geralo o a Fiz
de Cotobelo, todos ellos habitantes de
la fraga de Cecebre y protagonistas del
largometraje “El bosque animado”.
Nunca olvidaremos a Teodoro, el
joven ingeniero que trabaja en Oklaho-
ma y que ha venido a España a disfrutar
de un año sabático. Ni a Jimmy, padre
de Teodoro. Como saben en Madrid,
Jimmy ha matado a su mujer porque
era muy mala, y para expiar, de algún
modo, su pecado le ha comprado a su
hijo una moto con sidecar.
Y qué decir de Gutiérrez, un tanto
contrariado debido a que dentro de la
Guardia Civil a la que él mismo perte-
nece, no puede usarse, prácticamente,
el libre albedrío. Ya sabéis, las orde-
nanzas son las ordenanzas.
José Luis Cuerda En 1993, “Tocando fondo”. En 1995,
“Así en el cielo como en la tierra”. En Bueno, y el alcalde por antonoma-
Amanece, que no es poco, en el 1999, “La lengua de las mariposas”. sia; y Pascual y Fermín, los dos guar-
pueblecito de la sierra de Albacete, un En el año 2000, “Primer amor”. En dias civiles a las órdenes de Gutiérrez,
pueblo en el que es verdadera devo- 2006, “La educación de las hadas”. En el cabo. Y Paquito; y Aurora; y Adelai-
ción la que hay por Faulkner. 2008 “Los girasoles ciegos”. En 2012, da; y Carmelo. Y Ngé Ndomo, catecú-
Si, por casualidad, llegáis allí, en “Todo es silencio” y en 2018, “Tiempo meno y socialmente minoritario. Ngé
una moto con sidecar, acompañados después”. tiene una enorme afición por hacer
de vuestro padre, y el pueblecito está estampas vivas con las cabras. Y don
Con este bagaje solo podemos afir- Roberto, el maestro; y la Padington;
vacío, no os asustéis, todos los vecinos mar que aunque otros fueron contin-
están en la iglesia. En este pueblo la y Susán, la muchacha turgente que le
gentes, José Luis, era necesario. gusta al Alcalde. Y Bruno, el exiliado
misa, de la mano de don Andrés, el pá-
rroco, y de su padre, a la sazón sacris- Se nos marchó el pasado 4 de fe- argentino que, en vez de ir unos días
tán y a veces levitador, es un auténtico brero a los 72 años de edad. Es posible en bici y otros oler bien, parece que
espectáculo. ¡Qué manera de levantar que los médicos que le atendieron “no le gustan las extravagancias. Hasta tal
la sagrada forma! ¡Qué maravilloso hubieran visto nunca a nadie morirse punto es así que solo se le ha ocurrido
tintineo de la campanilla llamando a tan bien como murió José Luis. Qué escribir la novela “Luz de agosto” de
los feligreses al recogimiento! irse, qué apagarse, con qué parsimo- Willian Faulkner. Fijaos si no podía
nia...” haber plagiado a cualquier otro... habi-
A veces, el sacristán, en sus ratos da cuenta que en este pueblo es verda-
libres, pregona lo que le dice don An- Nos dejó personajes, escenas y ex- dera devoción la que hay por Faulkner.
drés... eso de “Dios es uno y trino”, presiones que quedarán para siempre
pero, al parecer, no se ha enterao nadie en el imaginario colectivo. Juan C. López
de lo que quiere decir. Para eso, sen-
www.hola.com
tencia el párroco, está la fe.
De muy cerca de este puebleci-
to era José Luis Cuerda. Ya sabéis, el
director de cine por antonomasia. Fue
director, guionista y productor, según
relata la Wikipedia. Ganador de dos
Goya e impulsor de la llamada come-
dia surrealista, aunque a él le gustaba
más decir surruralista.
Dirigió, entre otras, las siguientes
películas: En 1977, “El túnel” y “Mala
racha”. En 1982, “Pares y nones”. En
1983, “Total”. En 1987, “El bosque
animado”, una adaptación de la nove-
la homónima de Wenceslao Fernández
Flórez. En 1988, “Amanece, que no es
poco”. En 1991, “La viuda del capi-
tán Estrada”. En 1992, “La marrana”.
la llanura número 130 - marzo de 2020 pág. 5

Tu Librería de Siempre o el valor de las cosas

Roxana Sánchez Seijas

Existe en Mogarraz, un lugar para va de la Serena el origen de la tortilla se organizó en la sierra.


la magia. Un pequeño recodo reple- de patata.
Si posamos la mirada en cada es-
to de tesoros y de anhelos, donde los
Situada en la antigua casa de la tante, podemos presentir el eco de otra
libros velan el sueño de un librero,
panadería, de la que se conserva su edad, de vetusta saudade.
Venancio Sánchez, artífice de “Tu Li-
antiguo horno para cocer el pan, en
brería de Siempre” desde hace ya siete Atesoras el alma
su interior aun bullen las historias de
años. de las pequeñas cosas,
otras épocas entre las estanterías que
soñador, buhonero,
Fue un abate ilustrado- Don Juan custodia este guardián de lo viejo.
guardián de los recuerdos
Antonio Melón- el que le trajo has- Gusta además la librería de poder que aún duermen en vasares,
ta aquí, con un “Semanario de Agri- ofrecer actividades culturales en la en cajones
cultura y Arte para párrocos” del que zona como presentaciones de libros, a la espera de que alguien
este erudito mogarreño- vinculado a la exposiciones, talleres infantiles, y has- haga latir su corazón
secretaría de estado- fuera su primer ta un curioso concurso de marcapági- de nuevo
director. Publicación que supuso el co- nas que lleva ya en activo desde hace y se fascine
mienzo de la modernización de la agri- unos años. como en el primer instante
cultura moderna en España. en que nacieron a la vida.
Militante de la poesía, Venancio
Recoge tú,
A través de las páginas de este pe- considera que esta “antes que ser, ha
Su estela enamorada.
riódico se intercambiaban experiencias de sentirse”... Por eso, al releer los ver-
sobre técnicas agrarias, —como expli- sos de su admirado José Ángel Valente, Guardián: Roxana Sánchez Seijas
ca Venancio— mientras nos conduce decidió un día hacerle un homenaje en
hasta una pequeña exposición que está el 2016 bajo el sugerente título “Poesía “Tu librería de Siempre” está si-
preparando sobre ella con grabados y en las farolas”, colgando banderolas tuada en la calle Miguel Ángel Maí-
volúmenes de la época, destacando por las calles de La Alberca y Moga- llo, nº 16 en Mogarraz, Salamanca.
como curiosidad un artículo del 27 de rraz con los poemas de Valente, en el También podéis contactar con ella
febrero de 1798 que sitúa en Villanue- marco de la primera feria del libro que en www.sagabe.es
pág. 6 la llanura número 130 - marzo de 2020

Centenario del nacimiento de Miguel Delibes Setién


www.exploralibros.com en el rebaño de la gran ciudad, cuando
en realidad a lo que se negaba el en-
trañable protagonista de “El camino”,
“era a convertirse en cómplice de un
progreso de dorada apariencia pero
absolutamente irracional.” Muchos
de sus personajes son seres humillados
y ofendidos “que inútilmente esperan,
aquí en la Tierra, algo de un Dios
eternamente mudo y de un prójimo
cada día más remoto.”
“El hombre, nos guste o no, tiene
sus raíces en la Naturaleza y al des-
arraigarlo con el señuelo de la técni-
ca lo hemos despojado de su esencia.
(…) En rigor, en mis libros hay un
rechazo de un progreso que envene-
na la corte e incita a abandonar la
aldea.”
El mundo en la agonía (1975) en otras y valorar en qué medida lo
que se avanza justifica lo que se sa- “Hemos matado la cultura campe-
Se trata del texto del discurso de sina pero no la hemos sustituido por
crifica.”
ingreso de Miguel Delibes en la Real nada, al menos, por nada noble. (…)
Academia Española en 1975 con el tí- “Toda pretensión de mudar la Na- Al hombre, ciertamente, se le arreba-
tulo de “El sentido del progreso des- turaleza es asentar en ella el artificio, ta la pureza del aire y del agua, pero
de mi obra” y editado en 1976 como y por tanto, desnaturalizarla, hacerla también se le amputa el lenguaje y el
“S.O.S.”. Publicado posteriormente regresar.” paisaje en que trascurre su vida.”
por Plaza & Janes con el título de “El En cuanto a las relaciones humanas
mundo en la agonía” en 1979, reor- Y hace referencia a aquellos voca-
a raíz de la implantación de la tecnolo- blos relacionados con la naturaleza o
ganizado en diez capítulos e ilustrado gía, para Delibes se trata más bien del
por José Ramón Sánchez. Publicado tareas campesinas que van cayendo en
afán de dominación del hombre por desuso y que dentro de pocos años no
nuevamente en 1988 por Círculo de el hombre:
Lectores con ilustraciones del Celesti- significarán nada para nadie: “aricar,
no Piatti. “La aspiración de todo hombre agostero, escardar, celemín, soldada,
es elevar su rango, anteponerse, no helada negra, alcor.” Como pueden
“¿Por qué no aprovechar este ac- tanto acrecentando su cultura y sus comprobar, tachar a Delibes de reac-
ceso a tan alto auditorio para unir facultades como amedrentando a su cionario es errar pues no hay nada me-
mi voz a la protesta contra la brutal adversario o debilitándolo.”
agresión a la Naturaleza que las so-
ciedades llamadas civilizadas vienen “La cuestión de supremacía no se
perpetrando mediante una tecnología establece ya en términos de prevalen-
desbridada?” cia sino de aniquilamiento (…) A ni-
vel internacional, procurando la he-
Con lenguaje claro, conciso, preci- gemonía a costa de convertir el noble
so y efectivo nos relata todo lo que he- deseo de la paz, basado en la justicia
mos ganado con la tecnología y todo lo y la libertad, en un equilibrio de te-
que hemos y estamos perdiendo a tra- rror.”
vés de un progreso que intenta someter
a la naturaleza a costa de deshumani- Para ello pone el ejemplo de la ca-
zar, vaciar y contaminar el medio en rrera armamentista de los países más
que habitamos, a través de las siguien- poderosos con sus arsenales nucleares
tes reflexiones magistrales: formados por miles de bombas atómi-
cas capaces de destruir varias veces el
“Todo cuanto sea conservar el me- mundo.
dio es progresar; todo lo que signifi-
que alterarlo esencialmente, es retro- Por otro lado afirma que algunas
ceder.” personas le han tachado de reacciona-
rio por los sentimientos que describe a
“Si progresar, de acuerdo con el través de los personajes de sus novelas,
diccionario, es hacer adelantamien- que como Daniel, el Mochuelo, se re-
to en una materia, lo procedente es sisten a abandonar la vida comunitaria
analizar si esos adelantamientos en de un pequeño pueblo para integrarse Celestino Piatti
una materia implican un retroceso
la llanura número 130 - marzo de 2020 pág. 7

nos reaccionario que quien, a través de Ante esto, Delibes reflexiona que contaminación, sobre la destrucción a
su literatura, se enfrenta a aquello que el desarrollo humano se ha decanta- la que sometemos a natura de forma
destruye la esencia de la naturaleza y do hacia el materialismo en todas las sistemática, sobre la era atómica y la
la cultura que de ella emana empapan- sociedades modernas tanto socialistas sensación de vivir sobre un volcán, so-
do al hombre sencillo, campesino, ín- como capitalistas, así del teocentris- bre el campo que “ha seguido siendo
tegro. Quien va contra el progreso por mo medieval y del antropocentrismo campo pero ha dejado de ser natura-
sistema sí es reaccionario, pero aquel renacentista hemos pasado al “objeto- leza”, sobre su pesimismo ante la so-
que se opone a la técnica por todo lo centrismo”, haciendo caer al hombre ciedad actual, sobre la moral, sobre el
que destruye y lo argumenta una y otra en la abyección y la egolatría. Con este éxodo rural, sobre la prostitución de la
vez a través de su obra, hoy por hoy panorama: “Nada puede sorprender- naturaleza y la explotación del hombre
y tal y como va la vida de deprisa, es nos que la corrupción se enseñoree por el hombre.
más bien un revolucionario porque se de las sociedades modernas. El viejo
En las últimas décadas, los con-
opone a un sistema que prostituye la y deplorable aforismo de que cada
tinuadores o perpetuadores del más
naturaleza y supone la explotación del hombre tiene su precio, alcanza así
salvaje capitalismo, materialismo,
hombre por el hombre. Por otra parte, su sentido literal, de plena y absoluta
consumismo, o como queramos de-
deben pensar ustedes que esta obra fue vigencia en la sociedad de nuestros
nominarlo, pero ahora teñidos con el
escrita durante la dictadura franquista. días.”
refinado eufemismo de neoliberalismo
En otra de sus reflexiones de esta Argumenta que en la actual socie- económico, nos dicen que el ecologis-
obra magistral hace que nos pregun- dad materialista y consumista, una de mo no está de moda, que ahora tiene
temos sobre el actual significado de las mayores preocupaciones del poder mala reputación eso de ser o sentirse
bienestar: es que todos estemos tranquilos, como ecologista, que es algo trasnochado y
niños pequeños con un juguete, que radical. Cuando no hay nada más ra-
“¿En qué consiste el bienestar?
no demos guerra, que no alborotemos. dical que nutrirse de la naturaleza y, al
¿Qué entiende el hombre contempo-
De esta manera, partiendo del “pan y mismo tiempo, envenenarla, destruirla,
ráneo por “estar bien”? (…) Lo que
circo” romano que entretenía y acalla- porque eso ya no tiene marcha atrás,
no presta discusión es que el “estar
ba al pueblo, tras el motín de Esqui- tal y como nos recuerda este castellano
bien” para los actuales rectores del
lache producido por la subida del pan maestro de la literatura universal.
mundo y para la mayor parte de los
y la prohibición de algunas prendas de
humanos, consiste, tanto a nivel co- Y si en alguno de ustedes, amigos
vestir, nuestro tercer Carlos descubrió
munitario como a niveles individua- lectores, he despertado la curiosidad
que los adultos eran como niños que
les, en disponer dinero para cosas. por leer esta obra del universal Delibes
lloran y protestan cuando se les lim-
Sin dinero no hay cosas y sin cosas o cualquiera otra, me doy por satisfe-
pia o asea. “Desde entonces, mayor
no es posible “estar bien” en nues- cho. Porque como nos recuerda este
preocupación que hacer justicia ha
tros días. (…) el dinero se antepone vallisoletano, maestro de las letras,
sido para los gobernantes buscar la
a todo, llegado el caso, incluso al pro- que tanto y tan bien ha escrito sobre
manera de entretener al pueblo para
pio hombre.” Castilla, lo castellano y los castellanos:
que no pida, esto es, para que no al-
“Un pueblo sin literatura es un pue-
Sobre el dinero y las sociedades borote, para que “no dé guerra”. El
blo mudo”.
avanzadas, mete el dedo en la llaga del “pan y toros” ha tenido a lo largo de
consumismo exacerbado al que nos las edades de la Historia múltiples Luis José Martín García-Sancho.
hemos acostumbrado sin ninguna ne- versiones.” Sencillamente, tan genial
cesidad, afirmando de forma magistral: como real.
“Con dinero se montan grandes Leí “El mundo en la agonía” de don
factorías que producen cosas y con Miguel Delibes Setién hace muchos
dinero se adquieren las cosas que años. Pero al volverle a leer para de-
producen esas grandes factorías. El sarrollar esta crónica he disfrutado de
hecho de que esas cosas sean necesa- cada párrafo, de cada frase. Pretendía
rias o superfluas es accesorio. El jue- subrayar algunas reflexiones, algunas
go consiste en producir y consumir, ideas concisas y concretas, pero al aca-
de tal modo que en la moderna civi- bar su lectura me he dado cuenta de la
lización, no solo se considera honesto cantidad de texto seleccionado. Porque
sino inteligente, gastar uno en pro- es muy difícil seleccionar sobre la sen-
ducir objetos superfluos y gastar no- cillez, sobre la concisión y exactitud
venta y nueve en persuadirnos de que con que se expresa el maestro Delibes
son necesarios. Ante la oportunidad en toda su obra, pero de manera espe-
de multiplicar el dinero, los valores cial en esta que les traigo hoy a “La
que algunos seres aún respetamos, Llanura”. Como él mismo afirmaba:
son sacrificados sin vacilación. Entre “En literatura nada hay más difícil que
la supervivencia de un bosque o una la sencillez”.
laguna y la erección de una industria
Todo lo que he seleccionado para
poderosa, el hombre contemporáneo
esta crónica literaria, es solo una ínfi-
no se plantea problemas: optará por
ma muestra de lo que podéis encontrar Celestino Piatti
la segunda.”
en su obra, pero hay mucho más sobre
pág. 8 la llanura número 130 - marzo de 2020

De la paleta al lienzo Resumiendo, Antonio, “Antogon-


za” es un pintor-poeta con ojos de
halcón y alas de ángel. Conoce los
junto a otros vecinos del barrio que ya materiales que usa a la perfección así
nos dejaron. como las degradaciones que funde en
A través de su hermana Rosa nunca su paleta, sabedor de que la grandeza
perdí la estela del ya conocido “Anto- de un cuadro no reside en su mejor rea-
gonza”, un artista hecho a sí mismo, lización sino en aquello que el artista
creador de escuela propia, con más de quiere expresar.
setenta importantes premios naciona- “Antogonza”, además de poseer
les e internacionales y una bienal que estas cualidades, es un magnífico con-
lleva su nombre. tertulio y una excelente persona huma-
na de quien siempre se aprende.
Recientemente este ilustre paisano
nos ha remitido una importante anto- Es, en definitiva, un arevalense de
logía de sus obras que va desde 1962 a pro con el que Arévalo tiene una cuen-
2020, así como un listado de sus inter- ta pendiente. Gracias Antonio y bien-
venciones como ponente en distintos venido a nuestra Asociación.
eventos y conferencias, que han pasado
a formar parte del archivo documental Poema dedicado a “Antogonza”
“Antogonza”, el pintor arevalense de la Asociación “La Alhóndiga”. Del dibujo a la paleta
afincado en Alicante, ya es miembro y de la paleta al lienzo
de la Asociación de Cultura y Patrimo- Muchos han sido los pintores, poe- pasaste sin dilación,
nio “La Alhóndiga”, pertenencia de la tas y periodistas que han escrito y co- eres Antonio pintor de pro.
que nos gozamos. mentado la pintura “antogonciana”,
llegando a afirmar alguno de ellos que Dominaste los pinceles,
Antonio González Rodríguez, que “Antogonza” pinta con el Alma. Parti- los colores, la espátula y el carbón;
ese es su nombre de pila, aunque nació cularmente, yo tengo otra opinión de de la Escuela de Médicis,
en Villamayor (Salamanca), se traslada este arevalense que estudió con don matrícula de honor.
muy pronto con sus padres a Arévalo Manuel Sotillo y con don Luis López Febrero de 2020
donde pasó los primeros 17 años de su Prieto: Antonio González, como artis- Segundo Bragado
vida para después marchar a Alicante, ta que lo es, yo digo que pinta con la
lugar en el que actualmente reside. mirada, una mirada a la que nada le es
ajeno, ya que antes de dar su primera
Conocer a Antonio González y pincelada, recia y vigorosa, de alguna
compartir con él los años de adoles- manera ya ha asediado el paisaje dulce
cencia, como vecino y como amigo, es y áspero si es de Castilla, donde nada
algo que me supuso un regalo, un rega- estorba al espíritu, descansando en el
lo con el que compartí escuela, juegos, relieve de cada cosa en su afán de apre-
vivencias… sar lo huidizo, lo fugitivo, allá donde
Con Antonio aprendí a dibujar en monta su caballete.
los veranos de los años 1949 y 1950

Mis coetáneos. “Cartagena” abajo para arriba para mejor comparar.


Calzaba este señor albarcas que él mis-
mo se había fabricado con una vieja
En aquellos años en que transcurría del tractor porque olían a petróleo, el rueda de auto, caminaba arrastrando
mi infancia, en los pueblos casi todo otro era un olor distinto. los pies y muy juntos, como queriendo
el mundo tenía su mote, de ponérselo cerrar un arco que formaban las piernas
No sé si sabré explicaros las simili-
se encargaban varias personas con in- hasta ensamblar con un estrecho cuer-
tudes, lo intentaré: el tractor, un “John
genio y conocedoras de las personas y po, que cubría con una chaqueta verde
Deere” verde, las ruedas delanteras
sus aficiones; con “Cartagena” con- de cuadros, siempre la misma; (prenda
juntas a la parte de abajo, se separaban
sideraron que ya le llevaba incorpo- que utilizó don Remigio durante toda
a la parte de arriba formando una V, el
rado pues ese era su nombre de pila; su carrera y cuando le destinaron a este
motor funcionaba con petróleo, con un
nombre que utilizaron para ponérselo pueblo, regaló a “Cartagena”).
solo cilindro, colocado en forma longi-
de mote al tractor de don “Boni”, por
tudinal por lo que el cuerpo del motor
el parecido que tenía con el “marra- Aquellas chaquetas duraban y dura-
era muy estrecho, en el frontal una re-
nero”; os parecerá exagerado parecer- ban; esta tenía leyenda, cuando alguien
jilla verde con unos cuadros de distin-
se un hombre y un tractor, pero si los no aprovechaba los estudios, le decía-
to color(1); en la parte delantera sobre
veías venir hacia ti eran “clavados”, y mos te va a pasar como a la chaqueta
el capó, el tubo de admisión, que en
si ya habían pasado, las marcas que de- de don Remigio, toda la juventud en la
la parte más alta llevaba una cazoleta
jaban era difícil distinguir de quien de Facultad y a ejercer de “marranera”.
obscura con una tapa negra.
los dos eran; bueno, el señor Vicente De la parte de arriba de la chaqueta
que era hombre observador conocía las El “marranero”: Empezaré de emergía un largo cuello que soportaba
la llanura número 130 - marzo de 2020 pág. 9

la surcada y atezada cara, con matices daba unos acelerones profundos, cor- ñor Teodosio y que venga con el otro
verdeoliva, coronada por una boina. tos y frecuentes. tractor”.
En los años cincuenta se iba supe- Ya he dicho anteriormente que las Llega el amo y dice: —“Pero cómo
rando la hambruna, en estos pueblos ruedas delanteras estaban juntas, pero, no va a poder si otras veces habéis
castellanos la mayoría de las familias al contrario, las traseras con un ancho cargado más y podía, estará averiado,
cebaban un cerdo para la matanza de vía variable le sobresalían a cada posiblemente no le entra bien el petró-
domiciliaria. Como la economía era lado unos cincuenta centímetros de eje. leo, dale para atrás a ver si va”. Le
precaria, se le alimentaba de pastos, da para atrás. —“¿Ves? para atrás sí
El asiento del conductor era una só-
se juntaban los de todos los vecinos puede, acelera bien y dale para ade-
lida y rígida chapa que Demetrio había
y “Cartagena”, por una cuota, se en- lante”. Con la mano izquierda al vo-
tapizado con un saco de yute de Nitra-
cargaba de llevarlos a pastar al campo, lante, la derecha presionando el acele-
to de Chile (el del caballo) acolchado
siempre acompañado por su esposa, de rador a su gusto(2), suelta el embrague
con un puñado de pajas de centeno;
la que él decía que no la cambiaba ni bruscamente, el “Cartagena” levanta
unas raquíticas aletas protegían de un
por una reina, nadie la llamaba por su ligeramente las ruedas delanteras, con
posible y eventual roce con las ruedas:
nombre, para referirse a ella se decía la parte del eje que sobresalía de la
lo demás, todo a la intemperie.
“la del Cartagena”. rueda trasera, embiste contra el pilar
Los crudos inviernos insoportables y en una fracción de segundo estaban
El camino por el que llevaban el
para muchos, no eran problema para sepultados bajo el tejado, tractor, re-
ganado a la rastrojera cruzaba el ferro-
Demetrio, que en un viaje a Medina se molque, tractoristas y el amo, que mi-
carril, en aquel tiempo con vía única.
encontró un guante de la mano izquier- lagrosamente salen ilesos.
La frecuencia del paso de trenes era de
da; con la protección que le propor-
treinta minutos como mínimo; espera- Ya fuera de los escombros, desem-
cionaban el guante, una pelliza vieja
ban que pasara un tren y después tenían polvándose y viendo que ninguno es-
que le dio don Boni y la mano derecha
tiempo de cruzar tranquilamente. “La taba herido, acompañando a un suspiro
entre la nalga y el tapizado de yute,
del Cartagena” que caminaba delante de alivio, dice Demetrio: —“Gracias a
afrontaba los inviernos.
de la piara y en un estado de embarazo Dios que no ha pasado nada”.
ya muy avanzado, al aproximarse a la Una mañana de fuerte helada, De-
Contesta el señor Teodosio: —“Jo-
vía ve venir el humeante tren y a voces metrio con su «jondine verde» con re-
der que no ha pasado nada, te has car-
le dice a “Cartagena”: —¿dónde paro, molque y la mano izquierda enguanta-
gado el tejado y el filtro del aire”.
aquí o más adelante? Y a voces le con- da al volante, entra en los corrales del
testa: —“Ni te se ocurra, si ves que te sindicato acompañado por “Cachorro” ...ooOoo...
pones mala tira pa casa”. y “Pascual” en el pescante, a cargar el
Mis coetáneos está basado en per-
remolque de basura de oveja; la cija
La piara se componía de anima- sonajes y situaciones reales, están es-
del sindicato (que así se llamaba el co-
les de las variadas razas existentes en critos sin ánimo de ridiculizar a nadie,
rral), tenía una viga de pino en el cen-
aquellos momentos; la negra muy rús- eran otros tiempos, otras mentalidades,
tro que en vertical soportaba el peso
tica pero de poco aprecio culinario; la otras costumbres, ojalá valgan estos
del tejado; no se dieron cuenta al parar
colorada también rústica y muy peluda recuerdos, (no para conformarse) para
que el eje que sobresalía de la rueda
y la blanca más apreciada porque tenía valorar el avance conseguido.
trasera apoyaba en el pilar; cargado el
el tocino más alto. (Los buenos más de
remolque al arrancar no podía avanzar. Carmelo Izquierdo García
dos dedos).
—“Jorobar, hay que descargar un
Para la continuidad de la piara, dis- (1) Quinidio dice que grises, yo que
poco que es mucho peso”.
ponía “Cartagena”, también por una tirando a amarillo
cuota, de un verraco negro. —“Ni hablar vamos a llamar al se- (2) A tope
Don Julio, el señor Cura, no era
partidario de la hibridación de las es-
pecies y propone al “marranero” la cría
de un semental blanco para las marra-
nas blancas; como en aquellos tiempos,
los deseos de la autoridad eclesiástica
eran órdenes, “Cartagena” obediente
la acata diciendo: —“No se preocupe
señor Cura que criaré uno colorao y
uno blanco, así tengo pa cubrir a todo
el pueblo”.
Ahora me referiré al “Sosias”. Este
también tenía pareja, se llamaba De-
metrio alias “Panchúteles”. Habían
creado tal simbiosis que Demetrio de-
cía: — “Yo al tractor gris no le entien-
do, pero al «jondine verde», es que le www. agroterra.com
hago hablar, mira como canta”, y le
pág. 10 la llanura número 130 - marzo de 2020

Nuestros poetas El amor ha sido siempre fuente inagotable


para los poetas. Su máximo representante, sin
lugar a dudas, ha sido Bécquer , con sus versos
Reflexionar leves etéreos. Por algo se le llamó el poeta del
amor y del dolor. Y es verdad que el amor paga
Reflexionar y solo después un alto canon, pero merece la pena ya que
mirar y mirar... la vida vegetativa, si no está presidida por el
mirar y reflexionar amor, es algo insoportable.
del río con su rumor Silencios
a los árboles con su color... que amarrados al viento
Descifrar el mensaje del aire se van haciendo viejos.
y de los pajarillos su cantar. Ilusiones
Reflexionar y, después... que quiebran sus alas
humildemente dejar a la Poesía por guardar silencio.
hablar y al poeta escuchar. Deseos
¡Escuchar y reflexionar! que escuecen por las noches
Segundo Bragado cuando pasa el tiempo.
Amaneceres
que prometieron hablar
y no son más que silencios.
La paja en el ojo ajeno Si me veis llorar y es por la tarde,
Aunque hace dos horas dejadme suspirar a solas.
o tres que es de día Que un silencio que mata y enamora
ha almorzado Juana me tiene aprisionado cada noche
huevos en tortilla, entre su sombra.
jamón con tomate,
cinco o seis torrijas, Segundo Bragado
dos melocotones
y cuatro rosquillas.
Luego a sus palomas
les echa unas migas El cochecito
y dice al mirarlas El cochecito de los niños,
comiendo la niña: gran amigo es.
-¡Cuidado si tragan Hay cochecitos grandes
estas palomitas! y cochecitos pequeñitos,
Manuel Osorio y Bernard cochecitos de carreras,
limusinas alargadas,
carros colombianos...
Más tú, cochecito
Soneto al maestro con cuatro ruedas,
nos llevas y nos traes.
La semilla va esparciendo un labrador ¡Oh cochecito pequeñito
cual presente con que obsequia a sus polluelos. que paseaste mi niñez!
Es motivo de sus luchas y desvelos.
Nuria Calabrés
Es tarea que realiza con primor.
Ve llegar un porvenir prometedor
con el fruto de su arrojo y sus anhelos.
Los retoños van creciendo, alzan sus vuelos ¿Por qué me miras tan serio?
y abandonan el nidal de su hacedor. ¿Por qué me miras tan serio,
Sabia causa rinde el fruto deseado. carretero?
Ese niño, que empezó titubeando, Tienes cuatro mulas tordas,
ha crecido y ahora es ya un hombre formado. un caballo delantero,
un carro de ruedas verdes,
El autor -atentamente- va observando, y la carretera toda
satisfecho, aquellas almas que ha forjado. para ti,
Y, ya viejo, a sus polluelos va añorando. carretero.
Luis Arranz Boal ¿Qué más quieres?
Rafael Alberti
la llanura número 130 - marzo de 2020 pág. 11

Ha muerto don José


¿Y qué hay por Arévalo? Era su pri-
mera pregunta siempre que nos reen-
contrábamos desde aquella, ya lejana,
tarde de otoño en la que le visitamos
en Alcazarén por vez primera, cuando
fuimos a pedirle que viniera a Arévalo
a darnos una conferencia. Una única
condición nos puso: “antes de que en-
tre el frío”.
“Demasiado tradicional para unos
y demasiado librepensador para otros”,
decían de don José. Para nosotros,
siempre cercano, paciente, culto y muy
generoso con su saber y con su tiempo.
Ávido lector, nos recomendaba a otros
escritores, siempre de forma sutil, pero Archivo de “La Alhóndiga”
como siempre su lectura nos enrique-
cía. nos atrevemos a decir, pues después ha contagiado, su firme rechazo a cual-
Desde aquella primera tarde, don- de aquella primera tarde, vinieron quier forma de violencia, su conoci-
de le asaltamos con todas las obras es- otros muchos momentos, unas veces miento del ser humano. Es mucho lo
critas por él que teníamos en nuestro en su propia casa, que nos abría con que nos deja.
poder, y que pacientemente nos fue humildad, con el café y las pastas que
Ayer despedimos al hombre. En Al-
firmando una a una, y comentando sus tomábamos mientras bebíamos sus pa-
cazarén estaban a despedir a su crea-
impresiones sobre la Vida y el Mundo. labras, tratando de aprehender todo lo
dor: El Mudejarillo, Rabí Isaac Ben
Contestando a las preguntas que so- que derramaba sobre nosotros; en otras
Yehuda, Clemencia y Constancia, Sara
bre sus obras le hacíamos. Entrevera- eran encuentros al socaire de actos pú-
de Ur, Ángela, Maestro Huidobro,
ba opiniones y consejos, anécdotas y blicos en los que nos hacía confiden-
Tesa, el cardenal Noailles, Jonás, el
recuerdos. Contaba historias sencillas cias que para nosotros quedan. Con ese
Cordelero de Arévalo, el último Cruza-
para que comprendiéramos lo comple- ácido humor, con esa inteligencia para
do, el pastor Martensen, los Cuquillos,
ja que es la vida humana. captar la esencia de personajes que pu-
los ojos del gorrión, la cigüeña, el alca-
lulan por estos mundos actuales.
Miguel Delibes le calificó de “es- raván, pastores y gañanes, las gallinas
cueto y austero”. Dicen que don José Quedan sus obras, más de 70 títu- del licenciado, el cogedor de acianos y
se definió como “cartesiano y jansenis- los: ensayos, novelas, poesías, cuentos, el azul sobrante, la piel de los tomates,
ta”. Pero lo cierto es que no le gustaba diarios y centenares de artículos perio- las hermanas de Port-Royal, un pintor
hablar de él. Siempre dijo que quería dísticos. Premios y reconocimientos, de Alejandría, el agua de una noria y
que al menos un lector recordara su todos ellos merecidísimos. Nos quedan fray Luis; santa Teresa y san Juan tam-
obra, sin importar el autor. Era inmen- sus historias sencillas, escritas como poco faltaron.
so en su menuda figura. se habla, porque hay que hacerlo así.
Hoy sí podemos confesar que la
Nos deja su sacristán, su alpargata, su
Se nos ha ido el hombre, el amigo fuerza, para continuar con asociación y
inmensa curiosidad, que creemos nos
revista, nos viene de sus palabras: “si-
gan, sigan; no dejen lo que están ha-
www.elcultural.com
ciendo”. Y cuando una persona como
él te dice algo así, tú sigues hasta don-
de sea menester.
Nos quedó pendiente, como a todos
los amigos les sucede ante el inexora-
ble paso del tiempo, visitar junto a él el
castillo de Arévalo que tanto le apete-
cía. Quién sabe si un día, no sabemos
dónde ni cuándo, podamos hacerlo y
luego asar patatas a la lumbre o tomar
un café con pastas y charlar sobre Aré-
valo, la Vida, el Hombre, las lecturas, y
nos enseñe ese libro que ha descubier-
to y que comparte con nosotros.
Don José, sit tibi terra levis.
Fabio López
pág. 12 la llanura número 130 - marzo de 2020

Clásicos Arevalenses
Por Arévalo y sus hijos
Tenía hace días el propósito de co-
mentar desde estas columnas, el acto
heroico realizado por mi excelente
amigo el capitán de infantería Luís
Vara López de la Llave, el acto hermo-
so revelador de su valor y su pericia
pero a decir verdad no me cogió de
sorpresa porque conozco muy bien a
Luís y sé de lo que es capaz. con la Cruz Laureada de San Fernan- Pérez Serrano? ¿Y otros cuantos que se
do, recompensa merecida que creemos me han escapado a la memoria? ¿Para
Los rotativos han relatado su haza- también han solicitado sus compañe- cuándo se deja el honrarlos como su
ña, han presentado al militar español ros de armas. memoria se merece?
impertérrito en su puesto, aguardando
a pie firme la lluvia de balas, con el Mil plácemes merece por esta peti- Nunca mejor que ahora, nuestro
sable desnudo, arengando a sus solda- ción, que dicho sea de paso, yo no hu- ilustre Ayuntamiento que como se
dos, que nadie con más motivo puede biera hecho tan humilde pues cuando ve ya ha dado el primer paso, debie-
llamar hermanos, pues como a tales como ahora se demanda con justicia, ra tomar la iniciativa y en una velada
les trata en la paz y en la guerra. Todo no se hace con la rodilla en tierra, sino magna para la cual debiera invitar a
esto nos lo han dicho los periódicos de con la cabeza erguida y el continente algunos castellanos ilustres, abrir una
la corte porque esto vieron sus corres- digno, mas este es un pequeño lunar suscripción popular para costear una
ponsales en el militar, mas no pudie- que debe perdonársele a D. Manuel lápida con los nombres de todos los
ron juzgar de toda la grandeza del acto Martín Sanz, en gracia a su bonísima arevalenses notables que sería coloca-
sin conocer a fondo al hombre, este intención. Y puesto a aplaudirle diga- da en el salón de sesiones del ilustre
hombre que momentos antes vio caer mos también que muy pronto algunos Ayuntamiento.
exánime a su pariente querido Euse- hijos ilustres de Arévalo, tendrán una
Creo que esta fiesta de justicia se
bio Revilla, que murió combatiendo calle, entre ellos el ya referido capitán
debiera celebrar en amplio salón, el
como un león, y que yo lo sé porque Vara.
mismo día que se descubrieran las lá-
le conozco, mientras su acero despedía Al Sr. Martín Sanz y a los señores pidas encargadas ya con el objeto antes
rayos y sus labios soltaban enérgicas concejales que tomaron tales acuerdos, mencionado.
palabras de mando, allá en su corazón envío en estas líneas mi sincera felici-
delicadamente tierno caían lágrimas Quiero hoy exponer esta idea al
tación.
silenciosas, lágrimas ardientes que le Municipio en primer lugar, al elemento
quemaban, que el militar se veía preci- Hora era, que reparáramos siquie- culto de Arévalo y muy especialmente
sado a ocultar y que el hombre bueno y ra sea en parte el olvido en que hemos a los queridos amigos antiguos compa-
noble dedicaba como póstuma y senti- tenido a nuestros ilustres paisanos para ñeros en “El Despertar” que ya sobre
da ofrenda a la memoria de su querido los cuales hace ya mucho pidieron esto algo dijeron, Nicasio Hernández
deudo, del amado soldado. homenaje debido en distintas ocasio- Luquero, Manuel Jiménez Muñío y
nes, algunos jóvenes entusiastas en las Félix Pérez Serrano, que creo de todo
El suceso tiene la poesía que tiene glorias de Arévalo, muchos de ellos corazón se asociarán a la idea y a su
todo lo grande y el eco recogió pron- glorias nacionales, Eulogio Florentino realización consagrarían su actividad y
to la fragancia de esta poesía que lle- Sanz, García Fanjul y Díaz Vara, van su talento.
gó hasta su pueblo natal, el que por a ver inscritos sus nombres en impe- Ángel Macías
boca de su representante más genuino recedero mármol, Juan de Sedeño ya Heraldo Mercantil
el Alcalde presidente, pide hoy que se hace mucho disfruta ese honor, pero ¿y 30 de octubre de 1909
condecore el pecho del bizarro capitán Alonso Díaz de Montalvo y Mamerto

Related Interests