Punk: la última vanguardia.

Introducción. Este trabajo tratará al punk como vanguardia y se buscará justificar porque se puede denominar a este movimiento como tal. Se pondrá especial énfasis en la estética y la letra de dos canciones compuestas por el conjunto musical “Sex Pistols” (“Anarchy in the U.K. y God Save the Queen”). Se dividirá en tres partes que no estarán explícitamente detalladas. En la primera se tratará el nacimiento del punk como vanguardia, en la segunda su existencia como vanguardia y en la tercera su desaparición. Se agrega una cuarta parte, donde expondré mi idea sobre si es posible la existencia de una nueva vanguardia.

Definición y características de vanguardia. Para poder realizar un análisis certero y preciso sobre el punk como vanguardia vamos a tener que definir a esta última. Vanguardia según la RAE es: “Avanzada de un grupo o movimiento ideológico, político, literario, artístico, etc.”1 Si bien es correcta esta definición, es realmente acotada. Para poder ampliar tomaremos la palabra “crítica” como una de las principales funciones que cumple la vanguardia. Lo que se critica es el mundo burgués y dentro del mismo: sus creencias, valores, sentidos y morales, es decir “a las consagradas representaciones del mundo, de la realidad, de la sociedad”2. Cuando decimos “consagradas representaciones”, nos referimos a las representaciones artísticas hegemónicas y consensuadas del mundo capitalista. Son las formas de mostrar una realidad que no corresponde con la “realidad cotidiana” de la sociedad moderna. Peter Bürger va a decir: “La vanguardia se dirige contra ambos momentos: contra el aparato de distribución a la que está sometida la obra de arte, y contra el status del arte en la sociedad burguesa descripto por el concepto de autonomía”.3
1

Vanguardia. En el Diccionario de la Real Academia española. http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta? TIPO_BUS=3&LEMA=vanguardia. Madrid, España: Real Academia Española. 2 Nicolás Casullo, Ricardo Forster y Alejandro Kaufman. Intinerarios de la modernidad. Buenos Aires, Argentina: Eudeba, 1999 3 Peter Bürger. Theorie der Avantgarde, Suhrkamp Verlag, 1974.

1

No es casual, que las vanguardias tengan su desarrollo en el seno de la sociedad capitalista, en la metrópoli, en la “gran ciudad”, donde se encuentran concentradas las paradojas del mundo moderno. La vanguardia busca volver el arte a la vida. Mezclar el arte en la vida cotidiana, en el “día a día”, en el presente, en el ahora. Busca romper con las formulas institucionalizadas de artes, con la representación en los museos, en las galerías de arte, con la mercantilización de la obra artística y rellenar ese abismo que se encontraba entre arte y sociedad, permitiendo que ambos coexistan. Ese es el objetivo de de las vanguardias.

Los Sex Pistols y la década del 70. Se forman en el año 1975 en Londres, Inglaterra. Componian la banda: el vocalista John Lydon (Johnny Rotten), el guitarrista Steve Jones, el batería Paul Cook y el bajista Glen Matlock, que luego será reemplazado por Simon Ritchie (Sid Vicious). Su manager fue Malcolm Robert Andrew Edwards (Malcom McLaren). Los integrantes provienen de la clase obrera inglesa. En la década de 1970 había mucha agitación política y obrera. El desempleo iba en aumento y las huelgas eran constantes. Como consecuencia los robos y actos de violencia iban aumentando. El gobierno era criticado de “demasiado conservador”. Por otro lado el racismo también iba en aumento.

Porque el punk debía salir de la juventud. Debía salir de la juventud porque, la misma, era “una actitud, no una edad”4, y como tal tomaba al rock´n´roll como la base para crear su propia cultura. Greil Marcus va a decir: “Para los jóvenes todo procedía del rock´n´roll (la moda, la jerga, los estilos sexuales, las drogas más en boga, las poses); el rock lo organizaba y lo sancionaba todo”. Es algo simple y a la vez notable esta definición del rock. Toda la juventud está esperando el
4

Greil Marcus. Rastros de carmín. Buenos Aires, Argentina: Anagrama, 2005.

2

nuevo movimiento de la estrella de rock de turno para inmediatamente imitarlo, comprar sus discos, su ropa e ir a sus conciertos. Por supuesto que el rock´n´roll, al que hace referencia, está imbuido y dominado por el capitalismo, por el llamado “Estado de Bienestar”, que practicaba el gobierno. Y es desde ahí que nace el punk. Marcus continúa diciendo: “Si uno era capaz de demostrar que el rock´n´roll, ideológicamente autorizado a mediados de los sesenta como la excepción que confirma la regla de la monótona conducta que impregna la vida social, se había convertido en el engranaje mas lustroso del orden establecido, entonces una desmitificación del rock´n´roll podía conducir a una desmitificación de la vida social”. Es decir, el punk debía salir de los jóvenes, y como medio debían utilizar el rock, ya que mostrando como este último era una forma más de dominación capitalista, se podía mostrar lo mismo pero en la “vida social”. No es una mera herramienta, sino una crítica que hace el movimiento surgido a mediados de la década del 70, a esa música totalmente sistematizada y consumible para los jóvenes, hecha por las grandes empresas discográficas. No existía un espacio independiente, autónomo, y surgido de la juventud como terminó siendo el punk. Claro que una vez constituido el movimiento terminó como se suponía que iba a terminar, “vendiéndose al sistema”. Y es ahí donde, entre otros factores, vemos el final de la vanguardia.

Estética de la vanguardia punk. La vestimenta formaba parte, por decirlo de alguna manera, del uniforme (palabra que, luego del “éxito” obtenido, los Sex Pistols van a aborrecer, ya que iba en contra del “se vos mismo”) del punk. Formar parte del movimiento era vestirse como uno quisiera, la cual era una crítica a la moda de ese momento. El cuero era una de las principales telas usadas. Campera, pantalón y borceguíes. El color era negro. La moda en ese momento (en la juventud) era muy colorida, y holgada, vestimenta clásica de los hippies. Por lo tanto la ropa punk va en contra a lo que era ya la moda hippie constituida. Los accesorios como las tachas y los ganchos de alfiler también aparecen como parte de la vestimenta y representan la violencia y la fealdad en su máxima expresión. Los tatuajes, los cortes en la piel inducidos adrede y la aparición del pelo corto o rapado 3

(como oposición al pelo largo de los hippies), o bien, peinado hacia arriba eran, para ese momento, “estéticamente horribles” (para el resto de la sociedad). Era la antítesis de cómo se debían vestir en aquella época. Lo más importante de la estética del punk es que surge desde los mismos jóvenes. No encontramos alguien que este confeccionando ropa punk para el punk, ni tampoco un libro de reglas de cómo debía ser. Lo que si había en los inicios era la tienda “Let it Rock”, del “fundador” o artífice de lo que será estéticamente el punk, Malcom McLaren, más conocido por ser el manager de los Sex Pistols. La ropa que se podía adquirir ahí era nueva, distinta y provocadora. Johnny Rotten va a decir en el documental “The Filth and the Fury5”: “Siempre terminábamos en lo de McLaren y ahí podíamos quedarnos. Me gustaba la ropa, era diferente. No eran pantalones acampanados y fulares, era ropa teddy boy. Era mucho más rebelde y eso me atraía”. Más adelante va a decir sobre la gente que veía en las calles: “La gente era absurda, seguían llevando pantalones acampanados y plataformas, y el pelo largo y bien peinado, haciendo como si el mundo no existiera”. Es ahí mismo donde los Sex Pistols, antes de ser conocidos como tales, van a encontrarse. Es la tienda de McLaren la que va a imponer la imagen del grupo y luego la imagen del punk. Pero lo que es importante destacar es el “hazlo tu mismo”. Es ahí, en la individualidad, donde se podía ser verdaderamente original y no estar subsumido a la estética “bella” de los modernos. Johnny Rotten va a hablar sobre la vestimenta de lo punks y va a decir, que ellos mismo lo arruinaron todo: “Los punks lo estropearon, adoptando una imagen, una actitud de uniforme. Cuando en realidad todo se trataba de ser uno mismo

Análisis de las letras de “Anarchy in the U.K.” y “God Save the Queen”. 1. Anarchy in the U.K.

5

Julien Temple, “The Filth and the Fury”, (2000)

4

Right! Now! Ha Ha Ha Ha Ha I am an antichrist I am an anarchist Don't know what I want but I know how to get it I wanna destroy the passer by cos I I wanna be anarchy! Anarchy for the U.K it's coming sometime and maybe I give a wrong time, stop a traffic line your future dream is a shopping scheme cos I I wanna be anarchy! In the city! How many ways to get what you want I use the best I use the rest I use the N.M.E I use anarchy cos I I wanna be anarchy! The Only Way To Be! Follow me! Is this the M.P.L.A Or is this the U.D.A Or is this the I.R.A I thought it was the U.K or just another country another council tenancy I wanna be an anarchist Know what I mean And I wanna be anarchist! Get Pissed, destroy!

La primer canción que es creada y mostrada por los Sex Pistols es “Anarchy in the U.K” (“Anarquía en el Reino Unido”). Quizá esta canción sea el manifiesto a través del cual dan inicio a la vanguardia punk. Más aún, la primera estrofa retrata la idea general del movimiento. “I am an antichrist, I ama n anarchist, Don´t know what I want but I know how to get it, I wanna destroy the passer by cos I wanna be anarchy” (“Soy un anticristo, Soy un anarquista, No sé lo que quiero pero sé como 5

tenerlo, Quiero destruir los transeúntes porque quiero ser un anarquista”). La frase clave es “No sé lo que quiero pero sé como tenerlo”. Claramente hay una declaración de principios. Una duda, el no saber que quiere, pero un propósito. Una búsqueda de algo distinto, diferente de la realidad en la que estaban viviendo en el ´77 en Inglaterra. También, en esa misma estrofa se plantea el objetivo, a quien destruir, a quien va dirigida la crítica social: “I wanna destroy the passer by…” (“Quiero destruir al transeúnte”). El transeúnte en este caso es el que está inserto en la sociedad capitalista, al cual el punk aborrece. En la segunda estrofa dice la letra: “Anarchy for the U.K. It´s coming sometime and maybe I give a wrong time, stop a traffic line, your future dream is a Shopping scheme...” (La anarquía para el U.K. está llegando en el algún momento, quizá provoco el momento equivocado, detener el tráfico, tu sueño de futuro es una conspiración comercial…”). Aquí nos encontramos con la crítica a la sociedad moderna. Si en la primera estrofa decían lo que querían, es decir, su propósito, en la que estamos analizando justifican porque lo quieren, a través de su lectura de la sociedad inglesa. Resulta interesante resaltar la frase “detener el tráfico” y más abajo van a decir “I wanna be anarchy, in the city!” (“Quiero ser anarquista en la ciudad”), ya que están dejando en claro que saben muy bien donde se concentra lo que para ellos es lo malo de la sociedad, lo que para ellos hay que destruir. En la tercer estrofa dicen: “How many ways to get what you want, I use the best, I use the rest, I use the N.M.E, I use anarchy cos I…” (“Cuantas formas distintas de obtener lo que querés, yo uso la mejor, uso el resto, uso el N.M.E. (En esta última palabra hay que aclarar que en ingles esas siglas corresponden un semanario semanal sobre música y a su vez fonéticamente suena en inglés como “Enemy” (Enemigo)), uso la anarquía”). En esta estrofa aparece otra frase clave del movimiento punk: “Cuantas formas distintas de obtener lo que querés, yo uso la mejor, uso el resto, uso el N.M.E (enemigo)”. Con “cuantas formas distintas de obtener lo que queres”, lo que quieren decir es “cuantas formas de destruir lo establecido y crear algo nuevo de esa destrucción”. Siguiendo la frase van a decir “uso lo mejor, uso el resto”, es decir que lo mejor va a ser lo que la sociedad inglesa capitalista no quería ver y ocultaba. Un ejemplo de esto serían ellos mismos. Cuando empezaron a aparecer fuertemente en la escena cultural, comenzaron a ser censurados, a tal punto que debieron cambiar su nombre para tocar secretamente. Y 6

cuando dicen “uso el N.M.E (enemigo)”, no solo se refieren al semanario como algo establecido, sino que también se refieren al enemigo, la sociedad burguesa. En la cuarta estrofa dicen: “Is this the M.P.L.A., or is this the U.D.A., or is this the I.R.A., I thought it was the U.K. or just another country, another council tenancy” (Es esto la M.P.L.A, o es la U.D.A, o es la I.R.A., pensé que esto era U.K., o simplemente otro país, otro arrendamiento del parlamento”). En esta parte muestran la situación política del momento y como el gobierno maneja el país como si fuese un negocio.

2. God save the Queen God save the queen A fascist regime They made you a moron A potential H bomb God save the queen She ain't no human being There is no future In England's dreaming Don't be told what you want Don't be told what you need There's no future No future no future for you God save the queen We mean it man We love our queen God saves God save the queen 'cos tourists are money And our figurehead Is not what she seems Oh God save history God save your mad parade Oh lord God have mercy All crimes are paid When there's no future How can there be sin 7

We're the flowers In the dustbin We're the poison In your human machine We're the future Your future God save the queen We mean it man We love our queen God saves God save the queen We mean it man There is no future In England's dreaming No future, no future No future for you No future, no future No future for me No future, no future No future for you No future, no future for you

Este va a ser el segundo sencillo de la banda, luego de “Anarchy in the U.K.. En el vamos a encontrar la crítica directa a la sociedad inglesa. “God save the queen, a fascista regime, they made you a moron, a potencial H bomb” (“Dios salve a la reina, un régimen fascista, te convirtieron en un idiota, una potencial bomba de hidrogeno”). Una mirada sobre la historia de Inglaterra, una historia bélica y de dominación social para la misma. En la segunda estrofa ya se va a referir a la reina de Inglaterra en ese momento (Elizabeth II). “She ain´t no human being” (“ella no es un ser humano”), haciendo clara alusión a la falta de humanismo en el trato social (desempleo, corrupción, violencia callejera) que era provocada de cierta manera por el Gobierno. “There is no future in England´s dreaming” (“No hay futuro en el sueño Ingles) es la continuación de lo que decían en su primer sencillo: “your future dream is a shopping scheme…” (“tu sueño de futuro es una conspiración comercial…”). Es decir, no hay futuro en el sueño ingles, porque tu sueño de futuro es una conspiración comercial. Luego van a decir “God save the queen, ´cos tourist are Money, and our figurehead, is not what she seems” (Dios salve a la reina, porque los turistas son plata, y nuestra 8

figura principal, no es lo que parece). En esa frase vuelven a criticar a la reina y la imagen que esta representa, junto con el negocio de los turistas. La estrofa que le sigue dice: “oh God save history, God save your mad parade, oh lord God have mercy, all crimes are paid” (“Dios salva la historia, que Dios salve tu loco desfile, Dios ten piedad, todos los crímenes son pagados”). Vuelven a retomar la crítica al gobierno ingles, a las ideas conservadoras y a poner el grito en el cielo nuevamente por una anarquía en el Reino Unido (“todos los crímenes son pagados”). Sin embargo la estrofa que resulta de mayor interés es: “When there´s no future, how can there be sin, we´re the flowers in the dustbin, we´re the poison in your human machine, we´re the future, your future” (“Cuando no hay futuro cómo puede haber pecado, somos las flores en el basurero, somos el veneno de la maquinaria humana, somos el futuro, tu futuro”). Aquí se ubican dentro de lo que ellos quieren destruir. Nos están diciendo que ellos son producto de esta sociedad, que esa sociedad no tiene futuro, y que ellos son el futuro. Esto es lo más vanguardista que vamos a encontrar en los Sex Pistols en lo que respecta a sus letras. En esas pocas palabras definen su objetivo, se identifican como movimiento, tienen una utopía.

El fin de los Sex Pistols como vanguardia. El final de una vanguardia es claro. La vanguardia muere (o debe morir) en el mismo momento que se transforma en algo aceptado socialmente y pierde su capacidad crítica, en el momento que el punk pasa a ser aceptado como parte de la sociedad, y aceptado tal cual es. No importa si se viste, camina o hace gestos distintos que el resto, pasan a ser parte de la sociedad, de algo aceptado y vacíos de ideología. Se ha transformado en moda, es decir, en parte del sistema capitalista. Es mercancía. Se vende y hay gente que lo compra. Esa gente que la compra no busca cambiar el mundo, ni le interesa el mensaje que conlleva, ni la crítica social que tiene adosada (o mejor dicho que tuvo) consigo. Simplemente lo adquiere por el afán de consumir algo que está de moda. Sin duda esto es fácil de ver en nuestros días y no lo fue así cuando el punk como vanguardia estaba perdiendo su norte, cuando empezaban a aparecer tiendas donde se 9

vendían discos de bandas que usaban las mismas melodías, los mismo instrumentos, pero letras que no eran ya una crítica a lo establecido, sino que se encontraban dentro del sistema y creaban musicaba “vendible”, música para el consumo. Lo mismo ocurre con la vestimenta, la cual pasa a ser confeccionada para ser vendida. No es la juventud la que crea su propia vestimenta como fue en los comienzos. Lo “horrible” para a ser “lindo”.

La dificultad del surgimiento de una nueva vanguardia A mi parecer, la aparición de una nueva vanguardia resulta cada vez más difícil. El sistema capitalista se adapta y aprende de cada movimiento que intenta demostrar su carácter falso y dominador. Si los jóvenes no consumiesen lo que produce la industria cultural, la industria que los mantiene alienados, comenzarán a ver las realidades concretas del mundo y alzarán sus voces en contra de todo lo inhumano. Pero el velo que cubre la realidad va aumentando su grosor a medida que el sistema se vuelve más inteligente. Y su inteligencia reside en sus batallas ganadas y el punk es una de ellas. Ahora bien, creo que existe una paradoja en todo esto que venimos analizando. La paradoja de que el sistema capitalista a través del arte instituido resulta cada vez más falso y cuanto más falso es, más fácil resulta demostrar esta falsedad. Volviendo al punk esta analogía puede llegar a explicar a lo que me refiero: en Hollywood los reflectores iluminan al cielo y los espectadores miran maravillados como la luz les muestra el cielo infinito (la nada misma) y si intentan posar los ojos de donde sale la luz se ciegan por el destello y nunca más vuelven a mirar ahí. Lo que hicieron los jóvenes ingleses que iniciaron el punk fue crear nuevos reflectores, más potentes, que permitieron iluminar por unos instantes aquellos que dominaban la cultura y todo lo malo que generaba. Pero los reflectores del punk de apoco fueron perdiendo su fuerza y necesitaron de la energía del sistema capitalista para seguir funcionando. Pero claro está que no iban a poder seguir manejando ellos los reflectores, ahora es la industria la que ilumina disfrazada de punk.

El espectáculo se presenta como una enorme positividad indiscutible e inaccesible. No dice más que "lo que aparece es bueno, lo que es bueno
10

aparece". La actitud que exige por principio es esta aceptación pasiva que ya ha obtenido de hecho por su forma de aparecer sin réplica, por su monopolio de la apariencia. Guy Debord, La Sociedad del Espectáculo (1967)

11

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful