Gregorio Salcedo Díaz García-Vázquez, F. A.; Matás, C.

Bovino

Perfil de ácidos grasos de forrajes de praderas y cultivos forrajeros en la zona costera de Cantabria (II)
Gregorio Salcedo Díaz Dpto. De Tecnología Agraria del I.E.S. “La Granja” 39792 Heras, Cantabria gregoriosalce@ono.com

Resumen
Se analizan los efectos de dos regímenes de aprovechamiento en praderas a siega o pastoreo, fertilizada o no ésta última con N, y cultivos forrajeros de L. Multiflorum, asociado o no con leguminosas, del estado de madurez, número de aprovechamientos y tipo de fertilizante, sobre la composición química y perfil de ácidos grasos.

Cultivos forrajeros anuales (L. multiflorum o asociado con Trifolium)
Experimento 2.1.: Estado de madurez del primer crecimiento. La composición química y el perfil en AGs de los diferentes forrajes de Lolium multiflorum (Agraco 812 y Salam); asociaciones de L. multifloruum y Trifolium (Oro Verde, Oro Verde plus y D1) vienen señaladas en la Tabla 8 y en la Tabla 9, las siembras puras de gramíneas y asociaciones.

A nivel de forraje, no se observaron diferencias de materia seca, N, total de AGs y P<0,001, en las concentraciones de C16:0, C18:0, C18:1, C18:2 y C18:3 (Tabla 8). En todos los casos, diferencias significativas son observadas en el tiempo para los parámetros analizados. En siembras puras de gramíneas, la materia seca, el N y la grasa bruta disminuyen linealmente (P<0,001) y, cuadráticamente la materia orgánica digestible conforme avanza la madurez (P<0,001), con valores medios de 11,1±1,7%; 3,82±0,69%; 2,71±0,33% y 59,9±3,2% respectivamente. En las asociaciones se observan efectos lineales y cuadráticos, con máximos de 4,4% y 59,3% para el N y la materia orgánica digestible en las fases vegetativas (hasta el 25-1-09) y 3,32% y 62,5% las reproductivas. La concentración total de AGs en los diferentes forrajes fueron 25,6; 24,6; 25,3; 26,0 y 25,5 g kg-1 MS para Agraco 812, Salam, Oro Verde, Oro Verde plus y D1 respecti-

vamente. En cualquier caso, descensos lineales (P<0,001) tanto en las siembras puras de gramíneas como las asociadas a leguminosas conforme avanza el estado de madurez, sin diferencias entre ellas y entre forrajes, con valores medios de 25,1±2,6 y 25,6±2,4 g respectivamente. Las mayores contenidos se localizan en las fases vegetativas (27,2 g en las siembras puras y 27,3 g en las asociaciones) y 24,1 y 24 g las reproductivas. Al relacionar el número de días de cultivo con el total de AGs en las gramíneas y asociaciones, las pendientes obtenidas son similares (0,043 y 0,046 g d-1); similar tendencia en el ácido linolénico, (Figura 3). El que las pendientes de los AGs y el C18:3 resulten similares, cabe imputarlo a que este ácido representa el 63,2% del total de los AGs analizados. Las concentraciones de C18:2 fueron 3,14; 3,09; 3,35; 3,20 y 3,29 g kg-1 MS y para Agraco 812, Salam, Oro Verde, Oro

46

Perfil de ácidos grasos de forrajes de praderas y cultivos forrajeros en la zona costera de Cantabria (II)

nº 34

Figura 3.- Relación entre los días de cultivo (D) total de AGs y C18:3 en gramíneas (G) o asociadas con leguminosas (G+L).

La producción final de materia seca difiere entre el número de aprovechamientos (P<0,05), con rendimientos medios de 5419±126 kg ha-1 para uno y 5787±413 kg ha-1 dos y (P<0,001) entre éstos últimos (Tabla 11). Según el tipo de forraje, la menor producción se registró en la asociación D1 (5290±133 kg ha-1) y la mayor (P<0,05), en Oro Verde y Oro Verde plus (5802±467 y 5854±485 kg ha-1 respectivamente) e intermedias las gramíneas, 5479±153 en Agraco 812 y 5589±56 kg ha-1 Salam (Tabla 11). La concentración total de ácidos grasos del primer ciclo de crecimiento (un aprovechamiento) no difiere de las del segundo en el segundo ciclo de crecimiento (Tabla 11), y mayor para el primero (P<0.05) en el sistema de dos aprovechamientos. Para este último régimen, las concentraciones de C16:0, C18:1, C18:2 y C18:3 son mayores en el primero que en el segundo (P<0,05), atribuido a la inmadurez del forraje, discutido anteriormente en el experimento 1. Un descenso significativo de los ácidos C16:0 y C18:2 se produce entre el segundo crecimiento para el sistema de dos aprovechamientos (P<0,05) respecto al régimen de uno.

G, g kg-1 MS AGs = 31,2 – 0,043 D; ±2,5 r2=0,46 G+L, g kg-1 MS AGs = 31,6 – 0,046 D; ±2,2 r2=0,54

C18:3, g kg-1 MS = 23,3 – 0,045 D; ±2,3 r2=0,516 C18:3, g kg-1 MS = 23,3 – 0,048 D; ±1,8 r2=0,67

Verde plus y D1 y 17,4; 17,4; 17,1; 17,2 y 17,1 g kg-1 MS el C18:3 respectivamente. El porcentaje de trébol presente en las asociaciones redujo el total de AGs y C18:3 (Figura 4) en 0,29 y 0,27 g kg-1 MS por unidad porcentual de leguminosa, ligeramente superior para los primeros a 0,20 y 0,16 obtenido por Steinshamn et al. (2006) en praderas de L. perenne asociadas con Trifolium repens o T. pratense respectivamente. Concentraciones menores de C18:3 son señaladas por Wyss et al. (2006) al incrementar la proporción de leguminosa asociada a la gramínea. Steinhshamn et al. (2006) también indican descensos en el total de AGs al aumentar el porcentaje de trébol en mezclas de gramíneas formadas por Phleum pratense L.; Festuca pratensis y Lolium perenne asociadas a Trifolium repens L. o T. pratense L. Por el contrario, Dewhurst et al. (2001), señalan mayores contenidos en C18:3 en la leche de vacas alimentadas con ensilado de trébol que con ensilados de gramíneas, sugiriendo mayor contenido de linolénico en el trébol. Otros, como Walker et al. (2004) establecen proporciones superiores de AGs en Trifolium resupinantum y subterraneum que en L. perenne. Por el contrario, Boufaïed et al. (2003) subrayan contenidos menores de C18:3 en leguminosas que en gramíneas. En los forrajes de gramíneas el C18:1 incrementa linealmente (P<0,005) y desciende el C18:3 (P<0,001); mientras, en las asociaciones, aumenta el C18:2 (P<0,05) y disminuye (P<0,001) el C18:3 (Tabla 9). Tanto el total de AGs como el del ácido linolénico se observaron relaciones inversas con el porcentaje de trébol presente en la asociación gramínea-leguminosa (Figura 4); sin embargo, las mejores relaciones se obtienen con los kilogramos de materia seca por hectárea de leguminosas (Figura 5). Por su parte Lee et al. (2009), señalan menor contenido de AGs (24,1 vs 25,1 g kg-1 MS) y en C18:3 (13,3 vs 16,5 g) en Trifolium pratense que en gramíneas.

Respecto al porcentaje de trébol incluido en la siembra de cada asociación (Tabla 1), no se observan diferencias para cada uno de los parámetros analizados de composición química y ácidos grasos (Tabla 10), posiblemente la escasa diferencia en la proporción de trébol incluido en las asociaciones fuese la causa de no apreciarse efectos lineales o cuadráticos. Experimento 2.2.: Régimen de aprovechamiento (uno o dos para ensilado sin fertilizante nitrogenado).

Figura 4.- Relación entre el % de trébol y las concentraciones de AGs y C18:3 (g kg-1 MS).

AGs, g kg-1 MS = 28,0 – 0,29 % trébol; ±2,7 r2=0,33 C18:3, g kg-1 MS = 19,34 – 0,27 % trébol; ±2,6 r2=0,32

Figura 5.- Relación entre el trébol presente en las asociaciones (kg MS ha-1) y las concentraciones de AGs y C18:3 (g kg-1 MS).

AGs, g kg-1 MS = 30,9 – 0,017 kg MS ha-1 trébol; ±2,1 r2=0,59 C18:3, g kg-1 MS = 22,4 – 0,017 kg MS ha-1 trébol; ±1,8 r2=0,67

47

Gregorio Salcedo Díaz

Bovino

Tabla 8.- Composición química y perfil de ácidos de los cultivos forrajeros (Experimento 2.1).

1: 17-11-09; 2: 25-11-09; 3: 9-12-09; 4: 25-1-10; 5: 17-2-10; 6: 10-3-10; 7: 25-3-10; 8: 13-4-10; Et: error típico de la diferencia de medias; L: efecto lineal; C: efecto cuadrático; * P<0,05; ** P<0,01; *** P<0,001; NS: no significativo
Continuación Tabla 8.

1: 17-11-09; 2: 25-11-09; 3: 9-12-09; 4: 25-1-10; 5: 17-2-10; 6: 10-3-10; 7: 25-3-10; 8: 13-4-10; Et: error típico de la diferencia de medias; L: efecto lineal; C: efecto cuadrático Continuación Tabla 8. 1: 17-11-09; 2: 25-11-09; 3: 9-12-09; 4: 25-1-10; 5: 17-2-10; 6: 10-3-10; 7: 25-3-10; 8: 13-4-10; MS: materia seca, %; N: nitrógeno; FND: fibra neutro detergente; MOD: materia orgánica digestible; C16:0, Palmítico; C18:0, Esteárico; C18:1, Oleico; C18:2, Linoléico 6; C18:3 Linolénico 3; 1: % sobre materia seca; 2: g kg MS; AGs: total ácidos grasos (C16:1; C18:0; C18:1; C18:2; C18:3), g kg-1 MS; Et: error típico de la diferencia de medias; L: efecto lineal; C: efecto cuadrático

Al ponderar la producción de materia seca con la concentración de cada uno de los ácidos grasos de la Tabla 11, diferencias significativas entre aprovechamientos para el conjunto de forrajes son observadas. Así, por ejemplo, C16:0 y C18:2 son mayores en el primer aprovechamiento (P<0,001) y C18:0, C18:1 y C18:3 en el segundo (P<0,001), Figura 6. Entre forrajes y número de aprovechamientos, el perfil de ácidos grados difiere significativamente (Tabla 12 y Figura 7). Experimento 2.3.: Efectos del tipo de fertilizante nitrogenado del 2º crecimiento. El contenido de N del forraje incrementó un 19,6% con la fertilización respecto al testigo (P<0,001) y P<0,001 entre abonos, con valores medios de 32,3±1,2 g en NAC 27%; 31,2±0,8 en Bólido; 29,7±0,7 en NAC 15% y 28,6±0,9 para Delagro, sin diferencias entre los fertili-

zantes nitrogenados de acción lenta (31,2±0,8 g kg-1 MS) o rápida, 30,2±1,8 g (Tabla 13). El total de ácidos grasos y el C16:0 (g kg-1 MS) no difiere entre forrajes; P<0,001 el C18:0 y C18:1 y P<0,05 el C18:2 y C18:3, con valores medios de 23,8±1,3; 3,36±0,4; 0,65±0,03; 2,85±0,24 y 16,47±0,68 g kg-1 MS respectivamente. El total de ácidos grasos, C16:0, C18:1, C18:2 y C18:3 incrementaron respecto al testigo sin fertilizante nitrogenado (P<0,001), sin diferencias para C18:0 (Tabla 13), coincidente en éste último con Boufaïed et al., (2003). Para el conjunto de forrajes el C18:3 aumenta 8,9±2,6%, 8,6±3,3%, 10,1±3,6%, 11,9±2,4%, 7,3±2,5% en relación a los no fertilizados (P<0,001) para Agraco 812, Salam, Oro verde, Oro verde plus y D1 respectivamente. Interacciones significativas son observadas entre las siembras puras de Lolium multiflorum o asociadas con Trifolium respecto al tipo de abono para AGs (P<0,001), sin diferencias para C16,

C18:0, C18:1, C18:2 y C18:3 (Tabla 13). La Figura 8 representa la concentración de AGs para el conjunto de forrajes que reciben o no fertilizante, con diferencias significativas la interacción tipo de fertilizante x forraje para los AGs, C18:0, C18:2 y C18:3. El tipo de fertilizante de acción lenta o rápida no afectó a la totalidad de AGs o de forma individual (Tabla 13). Dado el alto grado de correlación observado para los AGs totales, C18:3 (g kg-1 MS) y C18:3 (g 100 g de grasa) entre el aporte de N y el contenido de N del forraje (Tabla 14), un análisis de regresión fue realizado para estimar las diferencias entre siembras puras de L. multiflorum o asociadas con Trifolium (Tabla 15). Al considerar como variable independiente el fertilizante nitrogenado en el total de AGs y C18:3 (g kg-1 MS o g 100 g-1 grasa), las

48

Gregorio Salcedo Díaz

Bovino

Tabla 9.- Composición química y perfil de ácidos grasos de L. Multiflorum o asociado con Trifolium (Experimento 2.1).

1: 17-11-09; 2: 25-11-09; 3: 9-12-09; 4: 25-1-10; 5: 17-2-10; 6: 10-3-10; 7: 25-3-10; 8: 13-4-10; Et: error típico de la diferencia de medias; L: efecto lineal; C: efecto cuadrático; F: Familia; A: Aprovechamiento Tabla 10.- Diferencias en la composición química y perfil de ácidos grasos en función del porcentaje de trébol incluido en la asociación (Experimento 3). Figura 6.- Diferencias de los AGs entre número de aprovechamientos. 18 16 14 12 10 8 6 4 2 0 C16:0 Tabla 11.- Composición química y perfil de ácidos grasos en cultivos forrajeros para los sistemas de uno o dos aprovechamientos.

1 Aprovechamiento 2 Aprovechamiento

gkg-1MS

C18:0

C18:1 C18:2 Ácido Graso

C18:3

Figura 8.- Diferencias de concentración de los AGs en el forraje fertilizado y no fertilizado. 30 25 Sin fertilizante 20 gkg-1MS 15 10 5 0 AGs C16:0 C18:0 C18:1 C18:2 C18:3 Con fertilizante

Tabla 12.- Composición química y perfil de ácidos grasos en cultivos forrajeros de uno o dos aprovechamientos.

50

Perfil de ácidos grasos de forrajes de praderas y cultivos forrajeros en la zona costera de Cantabria (II)

nº 34 nº 13

Figura 7.- Concentración de AGs entre forrajes y régimen de aprovechamiento.

pendientes no difieren entre siembras puras de L. multiflorum o asociado con Trifolium (Tabla 15). De igual forma, el contenido de N del forraje puede ser utilizado para estimar la concentración total de ácidos grasos y ácido linolénico en este tipo de forrajes anuales. No obstante, las pendientes obtenidas para los AGs respecto al contenido de N (g kg-1 MS) en el conjunto de forrajes de segundo crecimiento y fertilizados con N (Tabla 13) son superiores a los del experimento 2.1: 0,21; r2=0,31 e inferiores el ácido linolénico 0,32; r2=0,44.

Conclusiones
El C18:3, C16:0 y C18:2 son los ácidos grasos más abundantes en todos los forrajes estudiados, con porcentajes medios de 67,2, 14,3 y 13,6% respectivamente. La variable más relacionada con el total de ácidos grasos para el conjunto de forrajes es el contenido de N; mientras para C18:3 es el N y la grasa bruta. En los cultivos forrajeros el C18:3 disminuye el 16,3% de los estados hojosos al inicio del espigado y aumenta 2,52 y 2,39% el C18:2 y C16:0;

mientras en las praderas a siega C18:3 y C16:0 disminuye 9,4; 12,4% el C18:3 y C16, e incrementa 16,4% el C18:2. La menor concentración de ácidos grasos en praderas a pastoreo se registra en los meses de Julio y Agosto; las mayores en primavera y otoño; incrementando 15,1; 12,1; 15,7; 12,8 y 23,3% el C16:0; C18:0, C18:1; C18:2 y C18:3 con aplicaciones de 168 kg N ha-1 respecto a la no aplicación. El porcentaje de trébol en las asociaciones de gramíneas y leguminosas reduce la concentración de los ácidos grasos y el C18:3 0,29 y 0,27% por unidad porcentual de incremento de trébol.

51

Gregorio Salcedo Díaz

Bovino

Tabla 13.- Composición química y perfil de ácidos grasos en cultivos forrajeros del 2º aprovechamiento fertilizados o no (Experimento 2.3.).

Agradecimientos
El autor desea expresar su agradecimiento a Marceliano y Carmela del Laboratorio Agroalimentario de Santander por su colaboración en este trabajo.

DEWHURST, J.; SCOLLAN, D.; YOUELL, J.; TWEED, K.; HUMPHREYS, O. 2001. INFLUENCE OF SPECIES, CUTTING DATE AND CUTTING INTERVAL ON THE FATTY ACID COMPOSITION OF GRASSES. GRASS FORAGE SCI. 56, 68–74. DEWHURST, R..; SCOLLAN, N.; LEE, M.; OUGHAM, H.; M. HUMPHREYS. 2003. FORAGE BREEDING AND MANAGEMENT TO INCREASE THE BENEFICIAL FATTY ACID CONTENT OF RUMINANT PRODUCTS. PROC. NUTR. SOC. 62, 329-331.

RONMENT 5, KLUVER ACADEMIC PUBLISHERS, HEIDELBER. GERMANY, PP. 281-304. GERVAIS, P.; ST-PIERRE, J. C. 1979. INFLUENCE DU STADE DE CROISSANCE À LA PREMIÈRE RÉCOLTE SUR LE RENDEMENT, LA COMPOSITION CHIMIQUE ET LES RÉSERVES NUTRITIVES DE LA FLÉOLE DES PRÉS. CAN. J. PLANT SCI. 59, 177-183. GOERING, H.; VAN SOEST. 1970. FORAGE FIBER ANALYSIS. AG. HANDB., Nº 379, 1-12. WASHINGTON D.D. AR.S. U.S.D.A. HARFOOT, C. 1981. LIPID METABOLISM IN THE RUMEN. PAGES 21–55 IN W. W. CHRISTIE, ED. LIPID METABOLISM IN RUMINANT ANIMALS. PERGAMON PRESS, OXFORD, UK. HAWKE, J. 1973. LIPIDS. IN: BUTLER G.W., BAILEY R.W. (EDS) CHEMISTRY AND BIOCHEMISTRY OF HERBAGE. LONDON: ACADEMIC PRESS, PP. 213-263. JARRIGE, R., GRENET, E., DEMARQUILLY, C. AND BESLE, J. M. 1995. LES CONSTITUANTS DE L’APPAREIL VÉGÉTATIF DES PLANTES FOURRAGÈRES. PAGES 25–81 IN R. JARRIGE, Y. RUCKEBUSCH, C. DEMARQUILLY, M. H. FARCEN, AND M. JOURNET, EDS. NUTRITION DES RUMINANTS DOMESTIQUES. INGESTION ET DIGESTION. INRA ÉDITION, PARIS, FRANCE.

Bibliografía
BARTA, A. 1975. HIGHER FATTY ACID CONTENT OF PERENNIAL GRASSES AS AFFECTED BY SPECIES AND BY NITROGEN AND POTASSIUM FERTILIZATION. CROP SCIENCE SOCIETY OF AMERICA, 15, 169-171. BAUCHART, D.; VÉRITÉ, R.; RÉMOND, B. 1984. LONG-CHAIN FATTY ACIDS DIGESTION IN LACTATING COWS FED FRESH GRASS FORM SPRING TO AUTUMN. CAN. J. ANIM. NUTRI. SUPPL. 330-331. BOHMAN, V.; MAYLAND, H.; GRUNES, D. 1985. COMPOSITION OF LIPIDS OF CEREAL FORAGES AS RELATED TETANY IN CATTLE. PROCEEDINGS, WESTERN SECTION, AMERICAN SOCIETY OF ANIMAL SCIENCE, VOL. 36. BOUFAÏED, H.; CHOUINARD, P.; TREMBALY, G.; PETIT, H.; MICHAUD, R.; BÉLANGER, G. 2003. FATTY ACIDS IN FORAGES. I. FACTORS AFFECTING CONCENTRATIONS. CAN. J. ANIM. SCI. 83, 501-511. BROUWER, E. 1944. SURE LES MODIFICATIONS DE LA COMPOSITION DES ACIDES GRAS DE L’HERBE PENDANT LA MATURATION ET LA CONSERVATION. RECUEIL DES TRAVAUX CHIMIQUES 63, 35-38. CABIDDU, A.; DECANDIA, M.; SALIS, L.; SCANU, G.; FIORI, M.; ADDIS, M.; SITZIA, M.; MOLLE, G. 2009. EFFECT OF SPECIES, CULTIVAR AND PHENOLOGICAL STAGE OF DIFFERENT FORAGE LEGUMES ON HERBAGE FATTY ACID COMPOSITION. ITAL. J. ANIM. SCI. VOL. 8 (SUPPL. 2) 277-279.

ELGERSMA, A.; ELLEN, G.; VAN DER HORST, H.; MUUSE, BG.; BOER, H. 2003. INFLUENCE OF CULTIVAR AND CUTTING DATE ON THE FATTY ACID COMPOSITION OF PERENNIAL RYEGRASS. GRASS FORAGE SCI. 58, 323-331. ELGESRSNA, A.; MAUDET, P.; WITKOWSKA, I.M.; WEVER, A. 2005. EFFECTS OF NITROGEN FERTILIZATION AND REGROWTH PERIOD ON FATTY ACIDS CONCENTRATIONS IN PERENNIAL RYEGRASS (LOLIUM PERENNE L.). ANNALS OF APPLIED BIOLOGY, VOL. 147 ISSUE 2, 145-152. EVANS, J. 1996. DEVELOPMENTAL CONSTRAINS ON PHOTOSYNTHESIS: EFFECTS OF LIGHT AND NUTRITION. IN: BAKER N.R. (EDITOR) ADVANCES IN PHOTOSYNTHESIS AND THE ENVI-

Tabla 14.- Coeficientes de correlación de los AGs totales y del C18:3 en g kg-1 MS o en % sobre la grasa a partir del aporte de N (kg-1 ha) o la concentración.

52

Perfil de ácidos grasos de forrajes de praderas y cultivos forrajeros en la zona costera de Cantabria (II)

nº 34 nº 13

Tabla 15.- Predicción de los AGs totales y del C18:3 en g kg-1 MS o en % sobre la grasa a partir del aporte de N (kg-1 ha) o la concentración de N del forraje (g kg-1 MS).

26–41 IN ANIMAL NUTRITION. 4TH ED. LONGMAN SCIENTIFIC AND TECHNICAL, NEW YORK, NY. MAYLAND, H.F.; MOLLOY, L.F.; T. W. COLLIE. 1976. HIGHER FATTY ACID COMPOSITION OF IMMATURE FORAGES AS AFFECTED BY N FERTILIZATION. AGRON J. 68, 979-982. MAYLAND, H.; GREENE, L.; ROBINSON, D.; WILKINSON, S. 1990. GRASS TETANY: A REVIEW OF MG IN THE SOIL-PLANTANIMAL CONTINUUM. PROCEEDINGS OF THE 25TH ANUAL PACIFICO NORTHWEST ANIMAL NUTRITION CONFERENCE, NOVEMBER 6-8, 1990 PP.29-41. VANCUVER, BRITISH COLUMBIA. RIVEROS, E.; ARGAMENTERÍA, A., 1987. MÉTODOS ENZIMÁTICOS DE PREDICCIÓN DE LA DIGESTIBILIDAD IN VIVO DE LA MATERIA ORGÁNICA DE FORRAJES. 1. FORRAJES VERDES. 2. ENSILADOS Y PAJAS. AVANCES EN PRODUCCIÓN ANIMAL 12-49.SSPS 11. 2002. GUÍA PARA ANÁLISIS DE DATOS. ED. MCGRAW-HILL STEINSHAMN, H.; BLEKEN, M.A.; LANGELAND, A.; THUEN, E. 2006. INFLUENCE OF CLOVER SPECIES IN MIXTURES WITH GRASSES ON FATTY ACID COMPOSITION OF MIXTURES. GRASSLAND SCIENCE IN EUROPE, VOL. 11:353-353. WALKER, G.P.; DOYLE, P.T.; HEARD, J.W.; FRANCIS, S.A. 2004. FATTY ACID COMPOSITION OF PASTURES. ANIMAL PRODUCTION IN AUSTRALIA 25:192-195. WITKOWSKA, I.M.; WEVER, C. G. GORT; A. ELGERSNA. 2008. EFFECTS

KEMP, A.; DEIJS, W.B.; KLUVERS, E. 1965. INFLUENCE OF HIGHER FATTY ACIDS ON THE AVAILABILITY OF MAGNESIUM IN MILKING COWS. NETH. J. AGRIC. SCI. 14, 290-294. KÖPPEN, W. 1948. CLIMATOLOGÍA. FONDO DE CULTURA ECONÓMICA, MÉXICO. 477 PP. KUIPER, P. 1970. LIPIDS IN ALFALFA LEAVES IN RELATION TO COLD HARDINESS. PLANT PHYSIOLOGY 45, 684-686. LEE, M.; THEOBALD, V.; TWEED, J.; WINTERS, A.; SCOLLAN, N. 2009. EFFECT OF FEEDING FRESH OR CONDITIONED RED CLOVER

ON MILK FATTY ACIDS AND NITROGEN UTILIZATION IN LACTATING DAIRY COWS. J. DAIRY SCI. 92,1136–1147. LEFEBVRE, J. M.; JAILLET, C.; DI COSTANZO, G.; MÉRIAUX, S. 1967. SUR LES LIPIDES DES FEUILLES DE DACTYLIS GLOMERATA L. INCIDENCES DE LA FERTILIZATION AZOTÉE. C. R. ACAD. SC. PARIS. 265, 459-461. LOUGH, A.; ANDERSON, L. 1973. EFFECT OF ENSILAGE ON THE LIPIDS OF PASTURE GRASSES. PROC. NUTR. SOC. 32: 61A. MCDONALD, P.; EDWARDS, R.; GREENHALGH, J. 1988. LIPIDS. PAGES

OF NITROGEN RATE AND REGROWTH INTERVALO IN PERENNIAL RYEGRASS FATTY ACID CONTENT DURING THE GROWING SEASON. AGRONOMY JOURNAL, VOL 100, ISSUE 5, 1371-1379. WYSS, U.; MOREL, I.; COLLOMB, M. 2006. FATTY ACID CONTENT OF THREE GRASS/CLOVER MIXTURES. GRASSLAND SCIENCE IN EUROPE VOL 11, 348-350. YANG, U.; FUJITA, H. 1997. CHANGES IN GRASS LIPID FRACTIONS AND FATTY ACID COMPOSITION ATTRIBUTED TO HAY MAKING. GRASSL. SCI. 42, 289-293.

53