22 :ev

19 al 25 de diciembre de 2010

por las diócesis

CAGUAS

Desde enero habían partido a la Casa Provincial de las enero, Hermanas de María de Schoenstatt en Wisconsin. Las novicias reciben toda su formación en Estados Unidos y, hasta el presente, esta ceremonia se llevaba a cabo allá. Con mucha alegría nos dimos cita para ser testigos de este acto eclesial que – por primera vez – celebramos aquí en Puerto Rico. Al sonido de campanas, las novicias salieron del Santuario hacia el Centro de Peregrinos vestidas en traje blanco de novia, para expresar su vocación de ser esposas de Cristo. Escoltadas por las Hermanas de María radicadas en Puerto Rico, las dos novicias hicieron su entrada. Les siguieron los Caballeros de Colón, los acólitos portando la cruz procesional y ciriales, seguidos por los sacerdotes que acompañarían al Obispo de Mayagüez, Monseñor Ulises Casiano, y al Obispo de Caguas, Monseñor Rubén González, en la concelebración de la Santa Misa. El Padre Obispo Rubén González Medina dirigió su homilía a quienes ahora son: Hermana M. Samaria y Hermana M. Providencia. Luego, ellas recibieron el vestido de María

María como lo llama la comunidad de las Hermanas de María. Haciendo referencia al Documento de Aparecida y al llamado que tienen las Hermanas de Schoenstatt, de ser, como María discípulas y misioneras, Monseñor González Medina magistralmente relató parte de la historia de la comunidad de las Hermanas de María y cómo el Padre José Kentenich se dejó conducir por la Divina Providencia para fundar una comunidad que hoy se dedica al servicio de la Iglesia desde diversos apostolados y tareas. Habiendo rezado el rito de recepción a la comunidad de las Hermanas de Schoenstatt, las novicias subieron al altar e individualmente recibieron de manos de Monseñor González Medina el vestido, el velo, el cinturón, la medalla y el cirio encendido, símbolos de su consagración y de su entrega. Ellas partieron de allí para regresar vestidas en el traje de las Hermanas de María de Schoenstatt, demostrando así su deseo de ser transformadas en otras Marías y en imágenes de Cristo. (Editado por la Redacción).

HNA. M. Isabel
Para El Visitante El Santuario de Schoenstatt en Cabo Rojo y el Centro de Peregrinos lucieron de gala para la solemne ceremonia de vestición y recepción de dos jovencitas puertorriqueñas al Instituto Secular de Hermanas de María de Schoenstatt. Siguiendo Su llamada, Samari Liz Rosario Serrano de Aguas Buenas y Fabiola Torres Rivera de Mayagüez dieron su “sí” a la voluntad de Dios.

Oración por las comunidades Diócesis de Caguas – Proyecto Jubileo
Señor, Padre bueno, que nos llamas a ser una sola familia en el amor, llénanos de tu Espíritu Santo, para que, guiados por la Palabra de Vida, renovemos nuestras vidas, nuestras familias, nuestras comunidades y todo nuestro pueblo puertorriqueño. Ayúdanos a caminar y crecer en unidad, compartiendo lo que somos y tenemos en solidaridad, sin excluir a nadie, para que la vida y el proyecto de Jesús, el Buen Pastor, se haga realidad entre nosotros y nosotras, y así se extienda tu Reino de vida, justicia, verdad y amor. Que todos conozcan tu gran bondad y se construya nuestra comunidad con la alegría que haces brotar de los corazones sencillos. A ti la gloria, por los siglos de los siglos. Amén.