You are on page 1of 56

VITORIA-GASTEIZ, 01002

zona de presunción arqueológica


nº 10 del municipio de peñacerrada
(álava)

“poblado y templo de san andrés de uribarri”


c/ Madrid, nº 34, Entreplanta D

-memoria de la intervención arqueológica-


C.I.F.: B01298850

arqueólogo:
F. Javier Ajamil Baños
ondare babesa s.l.
Vitoria-Gasteiz, 7 de noviembre de 2008

Tfno.: 945 124 921 FAX: 945 121 824 Correo electr.: info@ondarebabesa.com www.ondarebabesa.com
VITORIA-GASTEIZ, 01008
c/ Madre Teresa de Calcuta, 19, Bajo

Zona de Presunción Arqueológica nº 10 del Municipio de


Peñacerrada (Álava). "Poblado y Templo de San Andrés de
Uribarri". Memoria de la Intervención Arqueológica. by F.
Javier Ajamil Baños is licensed under a Creative Commons
Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported
License.
C.I.F.: B01298850

Tfno.: 945 124 921 FAX: 945 121 824 Correo electr.: info@ondarebabesa.com www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

1.- ANTECEDENTES

La existencia de un proyecto de la empresa Ofitas de San Felices S.A. para explotar


la denominada Cantera “Santutis”, en el Municipio de Peñacerrada, Álava, hacía necesaria
una valoración arqueológica de los terrenos afectados por los movimientos de tierras y/o
otros trabajos derivados de la explotación, como acopio, reforestaciones, etc,… La razón es
la inclusión de los citados terrenos en la Zona de Presunción Arqueológica nº 10 del
Municipio de Peñacerrada: “Poblado y templo de San Andrés de Uribarri”, con clave E, es
decir, delimitado por el Área que aparece en el plano de la ficha correspondiente a este
yacimiento en el Centro de Patrimonio Cultural del Gobierno Vasco (imagen 1).

Esta Actuación Arqueológica ha derivado de lo establecido en el artículo 49 de la


Ley 7/1990 de Patrimonio Cultural Vasco, que obliga al propietario o promotor de las obras
que se pretendan realizar en las citadas zonas a aportar un estudio referente al valor
arqueológico del solar o edificación y la incidencia que pueda tener en el proyecto de obras.

Es por ello que la empresa citada anteriormente se puso en contacto con Ondare
Babesa S.L. con el objeto de que redactara un Proyecto de Intervención Arqueológica1 en
orden a establecer las líneas a seguir para la preceptiva valoración arqueológica de la zona
afectada por la explotación de la cantera.

1
Proyecto entregado en el Museo de Arqueología de Álava el 2 de octubre de 2008.

1
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 1: Plano de la Zona de Presunción Arqueológica nº 10 del Municipo de Peñacerrada:


“Poblado y Templo de San Andrés de Uribarri”.

2
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

2.- ZONA DE EXPLOTACIÓN DE LA CANTERA. PERSPECTIVAS


ARQUEOLÓGICAS

La zona afectada por la explotación de la denominada cantera “Santutis” es una


superficie localizada a 1,5 km al Suroeste del núcleo urbano de Peñacerrada de 206.701 m2.
Está ocupada en su mayoría por fincas destinadas a cultivo de cereal, parcelas nº 278, 284,
286 y 287, hoy propiedad de la empresa Ofitas de San Felices S.A. Sin embargo, la zona
central es un cerro, parcelas 2041 y 2477, propiedad de la Junta Administrativa de
Peñacerrada, de forma más o menos ovalada orientada N.-S., de unos 400 m de largo por
200 m de anchura, y con una cota máxima 793,70 m s.n.m. Es precisamente este cerro el
que se pretende explotar directamente al tratarse de un afloramiento de ofita (imagen 2).

Respecto a la Zona de Presunción Arqueológica nº 10 de Peñacerrada, ésta hace


referencia al “Poblado y templo de San Andrés de Uribarri”, la cual aparece en la
declaración como “sin estructuras visibles”. Según la ficha del Centro de Patrimonio
Cultural del Gobierno Vasco este yacimiento ocuparía las parcelas 278 y 2041.

Siempre siguiendo los datos que aparecen en la citada ficha, según se desprende de
las investigaciones de Gerardo López de Guereñu y Micaela Portilla2, el poblado y ermita de
San Andrés de Uribarri se menciona ya en 1257, en la carta en la que D. Jerónimo Aznar
cita a "Pennacerrada" y aldeas de Capeneta y Uribarri. En 1570 la referencia más directa a la
ermita de San Andrés aparece en el "Libro de quentas de las hermitas de la madalena de Sta
Ma de urizarra, de sta ma de sagarduia, de sta lucia, de s Andrés, de s Min de santirs de la
villa de Peñacerrada". Cuatro años más tarde, en 1574 se le dota de mil reales para proceder
a obras de reconstrucción. Datos éstos que inducen a pensar que para estas fechas la aldea
de Uribarri se encontraría ya despoblada. Desde esta fecha hasta el año 1727 aparecen varias
menciones en los libros parroquiales, pero seis años después, en 1733, la ermita se encuentra
ya en ruinas.

2
López de Guereñu, G., Alava, solar de arte y de fé, Vitoria, 1962 y Portilla, M. J., Catálogo monumental
Diócesis de Vitoria, Tomo II. Vitoria, 1968.

3
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Continuando con la lectura de los datos que aparecen en la ficha del Centro de
Patrimonio Cultural del Gobierno Vasco respecto a esta ZPA nº 10 del Municipio de
Peñacerrada, durante los trabajos de control arqueológico del "Proyecto de construcción de
balsas y red de riego para 1.000 Ha. Termino municipal de Peñacerrada-Urizaharra"
llevados a cabo en el año 1997 por Lurmen S. L.3, se señalaron dos puntos de recogida de
material, donde se localizaron fragmentos cerámicos a torno en una capa de revuelto por el
arado a unos 40-50 cm de profundidad en la finca nº 278, que se encuentra en una suave
ladera al Oeste del cerro donde, según la autora, se asienta el poblado.

Al margen de todo ello, el cerro que ocupa la parcela 2041 y la parcela localizada
en su extremo Norte, la nº 2477, han sido explotados desde el año 1971. Como consecuencia,
parte del extremo Norte y de la cumbrera de este afloramiento ha desaparecido y toda la
ladera Oeste se encuentra sumamente alterada por extracciones de roca realizadas en los
años 2005 y 2006. La ladera Este está ocupada por arbolado y sus pendientes, tanto a un
lado como otro, son muy pronunciadas como para soportar estructuras de habitación.

Finalmente, con objeto de recopilar datos de primera mano sobre el potencial


arqueológico de la zona canterable y previamente a la redacción del Proyecto, arqueólogos
de Ondare Babesa S.L. realizamos una visita puntual a la zona. Se concluyó entonces que
las perspectivas arqueológicas eran muy diferentes según la parcela a la que nos
refiriéramos. Así, las expectativas de hallar restos de interés arqueológico en el cerro,
parcela 2041, eran muy escasas, por no decir nulas, al igual que en la parcela 2477. Las
perspectivas arqueológicas se nos antojaban, a priori, escasas en las parcelas 284, 286 y
2874.

En lo que a la parcela 278 se refiere, únicamente las menciones a ella en la ficha


del Centro de Patrimonio Cultural del Gobierno Vasco hacían albergar esperanzas de que
aparecieran restos del despoblado de Uribarri, porque durante esta visita previa la
3
Flloy, I., “Construcción de balsas y red de riego para 1.000 Ha Peñacerrada-Urizaharra”. Arkeoikuska 97,
Vitoria-Gasteiz, 1998.
4
Ha de aclararse que parte de la finca 284 y las fincas 286 y 287 no están incluidas en la Zona de Presunción
Arqueológica nº 10 del Municipio de Peñacerrada, pero a instancias del Museo de Arqueológica de Álava se
incorporaron al Proyecto Arqueológico al verse afectadas por la zona canterable y ante los límites tan
imprecisos que el plano de la Zona de Presunción ofrece.

4
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

vegetación existente impedía la visión de gran parte del terreno. Únicamente en el extremo
Sur de esta finca podía observarse una diferencia de coloración respecto al resto de la
parcela en la fotografía aérea facilitada por Ofitas de San Felices, y que se corresponde con
la del año 2002 de la web cartográfica del Departamento de Medio Ambiente y Ordenación
del Territorio del Gobierno Vasco. Es por tanto en esta finca donde se iba a concentrar el
mayor interés arqueológico.

5
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 2: Fotografía aérea de la zona canterable con los perímetros previstos para los
diferentes trabajos.

6
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.- DESARROLLO DE LOS TRABAJOS ARQUEOLÓGICOS

3.1.- Metodología y equipo de trabajo

Según las fases de trabajo establecidas en el Proyecto de Intervención


Arqueológica se comenzaría con una revisión de las fotografías aéreas de la zona existentes
en los distintos departamentos de las administraciones foral, autonómica y estatal. Junto con
la prospección intensiva del terreno, servirían para establecer el número y la situación de las
zanjas de valoración arqueológica en las diferentes fincas. No obstante, hemos añadido una
revisión bibliográfica de las referencias a esta zona con objeto, sobretodo, de aclarar las
delimitaciones de los diferentes topónimos, ya que existe una cierta variación de la
denominación de la zona según las fuentes que se consulten.

El siguiente paso consistía en la apertura por medios mecánicos de las zanjas


establecidas como resultado de la consecución de las fases anteriores, profundizando hasta
alcanzar, si fuera posible, el sustrato rocoso. Según se iba avanzando en este proceso,
mientras uno de los arqueólogos integrantes del equipo hacía un seguimiento de los trabajos
de la excavadora, el resto analizaba el subsuelo, documentando de forma gráfica y escrita
los perfiles resultantes y las características del terreno que afloraba tras la extracción de la
tierra (imagen 3), buscando evidencias de actividad antrópica que indicara la existencia del
Despoblado de Uribarri o del desaparecido Templo de San Andrés5.

El equipo de arqueólogos que ha llevado a cabo este trabajo ha estado compuesto


por:

- F. Javier Ajamil Baños, director de la Intervención, participante en los trabajos de


prospección y de valoración arqueológica. Encargado de elaborar la presente Memoria de
Resultados.

- Etor Tellería Sarriegui, participante en los trabajos de prospección y de valoración


arqueológica.
5
Hemos de agradecer la información facilitada por el Secretario del Ayuntamiento de Peñacerrada, D. Jesús
López de Ullíbarri, así como de otros vecinos de la localidad sobre la existencia de diferentes conducciones de
agua de riego y potable que atravesaban algunas de las fincas afectadas por la valoración arqueológica y que, a
la postre, ha supuesto la variación en la situación de varias zanjas.

7
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

- Sandra Maceiras López, participante en los trabajos de valoración arqueológica.

- F. Rafael Varón Hernández, participante en los trabajos prospección.

- Pedro Uribarrena Urionagüena, participante en los trabajos de revisión


bibliográfica y documental.

Imagen 3: Un instante del proceso de trabajo de campo. Los arqueólogos


estudian el terreno mientras la excavadora abre una de las zanjas.

3.2.- Revisión bibliográfica, documental y de fotografía aérea

3.2.1.- Fuentes escritas

El vaciado de las fuentes escritas que mencionan a la ermita de San Andrés, al


despoblado de Uribarri o a ambos no ha resultado complicado dada la escasez de
referencias a estos términos. No obstante, los datos que aportan generan una cierta
confusión en cuanto al emplazamiento del despoblado e, incluso, a su identificación.

8
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Estas son las publicaciones que, tras la revisión bibliográfica, han aportado datos al
respecto:

- LÓPEZ DE GUEREÑU, G., Alava. Solar de arte y de fe, Vitoria, 1962.

El autor incluye San Andrés entre las ermitas desaparecidas de Peñacerrada, pero
relaciona Uribarri con la ermita de Nuestra Señora de Sagarduia:

“En 1733, el libro de Fábrica señala el emplazamiento de “Nª Srª de


Sagarduya en Uribarri que fué pueblo...”, siguiendo otras anotaciones
hasta el 30 de abril de 1830, en que el vicario de Calahorra manda “que
inmediatamente se demuela la Hermita titulada de Nuestra Señora de
Sagarduya, sita en el término de este nombre a distancia de media legua de
dicha villa...”.

Aunque posteriormente cita textualmente San Andrés como parroquia de Uribarri


según se cita en un pergamino del siglo XVI y añade que en el mismo libro de fábrica de
1733 citado antes se pide que se erija una cruz en el sitio de la desaparecida ermita de San
Andrés.

- PORTILLA, M.J., Catálogo monumental de la diócesis de Vitoria, II.


Arciprestazgos de Treviño y Campezo, Vitoria, 1968.

La investigadora alavesa insiste en lo mencionado en la obra anterior, que en el


siglo XIII se cita a “Pennacerrada” con las aldeas de Capeneta y Uribarri en la Carta de
Don Jerónimo Aznar, obispo de Calahorra y el título de la Parroquia de Uribarri es San
Andrés y se sitúa en las proximidades de la ermita de Nuestra Señora de Sagarduia.

Añade que el licenciado Gil cita en 1556 la existencia de un hospital y dos ermitas
con renta entre las muchas que se levantaban en el término de Peñacerrada. Micaela Portilla
dice que serán San Andrés de Uribarri y Santa María de Urizarra.

- LÓPEZ DE GUEREÑU, G., “Toponimia alavesa seguido de Mortuorios o


despoblados y pueblos alaveses”, Onomasticon vasconiae, 5, Vitoria, 1989.

9
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

El autor cita textualmente:

“URIBARRI, en Peñacerrada.- Lugar yermo y solitario, según se dice en


los comentarios del obispo de Calahorra en el siglo XIII. El libro de
fábrica de Peñacerrada, en el año 1733, indica “Nuestra Señora de
Sagarduia en Uribarri que fue pueblo…”, sin que podamos ofrecer más
datos complementarios”.

- DÍAZ, P., Libro de visitas del Licenciado Martín Gil, Logroño, 1998.

La información reflejada en el libro son recogidos hacia 1551, fecha de la visita del
licenciado Martín Gil. Respecto al tema que nos ocupa la cita es la que repiten los diferentes
autores en sus publicaciones:

“La villa de Penaçerrada. La dicha vila con su tierra tiene dozientos


vezinos y es del conde de Salinas; la tierra y jurisdiçión son: Payueta,
Çuçumento, Baroxa, Loça y Montoria. La yglesia se llama Sancta María.
Tiene de primiçia y renta propia un año con otros quinientos reales. La
dicha yglesia es numerada de diez raçiones: ocho enteras y quatro medias
con todas las anexas que son los dichos çinco lugares. Dentro, en la dicha
villa, sirven çinco benefiçiados, que son: Pero Martínez de Onate y Joan,
abbad de Loça, y Sancho Rruiz del Portal y Martín Hurtiz y Joanes de la
Calçada. Vale la raçión entera veynte mill maravedís. Lleba su señoría de
la dicha yglesia y anexas çinquenta hanegas de pan menores. Los
canónigos de Victoria otras tantas. El arçidiano çinco hanegas menores.
No ay monasterio. Ay un hospital sin renta. Ay muchas hermitas; dos tiene
renta y es muy poca. Ay confradías sin renta”.

10
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

- GARCÍA, E., La villa de Peñacerrada y sus aldeas en la Edad Media, Vitoria,


1998.

El Profesor de la Universidad del País Vasco incluye en su investigación las citas


de los autores anteriores añadiendo que Uribarri, Urizarra y Capeneta fueron centros de
población que fueron absorbidos por la nueva villa, Peñacerrada, y sus iglesias quedaron
reducidas a simples ermitas que, con el transcurso del tiempo, desaparecieron.

Sobre la aldea Uribarri baraja que en sus términos pudiera existir más de una
iglesia ya que en algunas referencias documentales se indica que San Andrés de Uribarri se
hallaba cerca de Santa María de Sagarduia. Para él, la advocación de San Andrés acompaña
al topónimo de la vieja aldea de Uribarri, lo que parece convertirla en la iglesia parroquial
de dicha población, como sucedió con Santa María de Urizarra.

Ernesto García concluye en relación a Uribarri que siempre le ha llamado la


atención que existiera en los términos de Peñacerrada y sus aldeas un castillo de origen
medieval llamado “Villamonte”. El significado de este nombre le recuerda la existencia de
una villa, la villa del monte, donde como sucedió asimismo en Urizarra, hubo una fortaleza.
No sería improbable, por tanto, que la “villa del monte” a la que se refiere esta
denominación no fuera sino Uribarri. De hecho, Uribarri se ha podido localizar junto a
Santa María de Sagarduia, relativamente próxima a Villamonte. Respecto a su
emplazamiento, dice que en la documentación de época moderna se cita que en Santa María
de Sagarduia y en Santa María de Urizarra había habido pueblos, y hasta ahora no se ha
localizado el despoblado de Uribarri. Teniendo en cuenta que San Andrés de Uribarri
estaba cerca de Santa María de Sagarduia, según lo refiere la documentación conservada, no
queda otra alternativa que fijar la vieja aldea de Uribarri al lado de Santa María de
Sagarduia.

3.2.2.- Fotografía aérea

Respecto a la fotografía aérea, ha sido y es un recurso muy utilizado en


Arqueología para la identificación de yacimientos al apreciarse con claridad desde el aire la

11
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

diferencias de coloración de los cultivos o de la tierra de las fincas (imagen 4). En el caso que
nos ocupa se han consultado las siguientes webs cartográficas y otras fotografías aéreas que
pudieran, a priori, aportar datos referentes al emplazamiento real del despoblado de
Uribarri:

- Cartografía del Territorio Histórico de Álava de la Diputación Foral de Álava.

Lo único destacable, en la Ortofoto del año 2001, es que se puede apreciar


claramente una mancha de color rojizo al Sur de la finca 278 destacando sobre el color
amarillento pálido del resto. Rodea a una zona no cultivada y se amplía en la fina contigua.
Por el contrario, en la ortofoto del año 1998 no hay nada digno de mención (imagen 5).

- Archivo del Catastro de la Diputación Foral de Álava.

Se ha visionado la fotografía aérea del año 1932 por ser ésta la que, por su
antigüedad, podría dar más pistas respecto al emplazamiento del despoblado, si nos
atenemos a las antiguas delimitaciones de las parcelas de cultivo, no afectadas aún por la
concentración parcelaria iniciada en la década de los años 70 del siglo pasado. Sin embargo,
los resultados han sido del todo negativo en este aspecto (imagen 6).

- Web cartográfica del Departamento de Medio Ambiente y Ordenación del


Territorio del Gobierno Vasco.

Al igual que en el conjunto de las ortofotos de la Diputación Foral de Álava


consultadas, las del Gobierno Vasco han resultado también poco esclarecedoras.
Únicamente en las de los años 2001 y 2002 se puede apreciar la misma mancha de color en
el terreno al Sur de la finca 278. Las fotografías de los años 1991, 2004, 2005 y 2006 no han
servido para dar pistas de posibles zonas en las que situar las zanjas de valoración, objetivo
final de esta consulta.

12
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

- Sigpac, Sistema de información geográfica de parcelas agrícolas del Ministerio


de Medio Ambiente, y Medio rural y Marino del Gobierno de España.

Lo único destacable es la posibilidad de ver en la fotografía el mismo cambio en la


coloración de la tierra al Sur de la finca 278, y cómo se aprecia una pequeña zona sin
cultivar dentro de esa misma mancha.

- Google Earth, 2008.

Ya como último recuso se ha consultado la fotografía aérea perteneciente a esta


web. Aunque es claramente visible la mancha de color rojizo en la finca situada al Sur de la
278, en ésta ha desaparecido totalmente esta zona de distinta coloración en la tierra de
cultivo.

Imagen 4: Un ejemplo de la utilidad de la fotografía aérea en Arqueologia: Yacimiento


de Arce-Mirapérez en Miranda de Ebro (Burgos). (Ortofoto del año 2005 perteneciente
a la cartografia del Gobierno Vasco)

13
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 5: Fotografía aérea del año 2001 perteneciente a la Diputación Foral de Álava en la que
se aprecia una mancha de color y un área no cultivada al Sur de la finca 278.

Imagen 6: Reproducción de la fotografía del vuelo de 1932 con la Zona de Presunción


Arqueológica en el centro, antes de la concentración parcelaria. (Archivo del Catastro de la D.F.A.).

14
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.3.- Prospección intensiva de la Zona de Presunción Arqueológica afectada


por la cantera

Dejando al margen la finca 2477, parcela donde se situaban las edificaciones de la


antigua cantera y hoy totalmente arrasada, la prospección, realizada por un equipo de tres
arqueólogos, se inició con la revisión de la ladera Oeste de la finca 2041. Esta es la zona
central de la cantera al tratarse del afloramiento de ofitas. Toda esta ladera se encuentra ya
totalmente desbrozada hasta la propia roca, producto de los trabajos realizados en los años
2004 a 2006, y su topografía alterada por las extracciones y movimientos de tierra (imagen 7).
La imposibilidad de que se hallara algún indicio de la ermita de San Andrés o del
despoblado de Uribarri nos llevó a centrarnos en lo alto del cerro y en la ladera Este. Los
resultados, pese a encontrar un pequeña concentración de fragmentos de tejas de aparente
cronología moderna al Sur del cerro, fueron igualmente negativos. Incluso no había espacio
físico para situar una ermita. En la ladera Este, la prospección no tenía otro sentido que
encontrar zonas propicias para el asentamiento o claros afloramientos de estructuras, ya que
el manto de hojas que cubría el suelo impedía cualquier otra acción (imagen 8). Pase a que en
la zona baja de esta ladera la pendiente es menos pronunciada, no se pudo hallar ningún
elemento o indicio que nos hiciera pensar en que aquí pudiera haberse establecido el
despoblado.

Realizando pasadas en pasillos de unos 5 metros de anchura, se continuó con la


prospección de las fincas 287, 286, 284 y 278 respectivamente. Dado que no se cultivaban
desde hacía, al menos, dos años, estaban cubiertas de vegetación, en algunas ocasiones
espesa y con una altura que superaba el metro, por lo que era imposible tener una visión
clara del terreno. Únicamente en algunas pequeñas zonas despejadas, sobretodo en las fincas
286 y 284, era visible la tierra de cultivo (imagen 9). De todos modos, sólo en la primera de
estas dos parcelas se pudieron observar algunos pequeños fragmentos cerámicos a torno,
tanto vidriados como sin vidriar, dispersos y muy rodados, sin relación alguna con ningún
tipo de coloración diferente de la tierra.

En lo que se refiere al extremo Sur de la finca 278, en donde se puso un especial


interés al haberse apreciado una gran mancha de color en algunas fotografías aéreas, los

15
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

resultados fueron igualmente negativos en cuanto al hallazgo de material arqueológico o de


indicios de estructuras se refiere. Incluso no se apreciaba una clara diferencia en el color de
la tierra respecto al resto de la finca, allí donde esta era visible entre la vegetación (imagen 10).

Imagen 7: Ladera
Oeste del cerro.

Imagen 8: Un
momento de la
prospección de la
ladera Este del
cerro.

16
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 9: Prospectando una zona de la finca 286 en la que la ausencia de


vegetación permitía ver el terreno.

Imagen 10. Vista general de la finca 278, donde la vegetación


imposibilitaba una labor eficaz de prospección.

17
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.4.- Variación del plan de trabajo de campo original

En vista de los resultados obtenidos en las dos fases anteriores se colocaron las
estacas de los extremos de las zanjas tal y como previsto en el Proyecto de Intervención
Arqueológica en las fincas 286 y 287, y con variaciones en el resto. Así en la finca 284, las
dos zanjas proyectadas en la mitad Norte se dispusieron en sentido SW.-NE. en vez de en la
dirección contraria.

Respecto a la finca 278, en teoría la que mayores perspectivas arqueológicas poseía,


se rebajó el número de trincheras de cinco a tres, abarcando de este modo la totalidad de la
extensión de la mancha que aparecía en las fotografías aéreas y dos elevaciones en el terreno
que no se apreciaban en éstas. El sentido en el que se dispusieron fue además de SW-NE., al
contrario de lo establecido originalmente. Posteriormente, su longitud tuvo que ser reducida,
ya durante los trabajos de excavación, al ser avisados por un vecino de Peñacerrada de la
existencia de hasta cuatro tuberías de riego y agua potable que discurrían por la mitad Este
de la finca6 (imagen 11).

6
Consultado el plano de la Comunidad de Regantes “Mendilucía” en el Ayuntamiento de Peñacerrada se pudo
observar que, en efecto, una tubería de riego unía, por mitad de la finca, dos grandes arquetas situadas en los
extremos Norte y Sur de la parcela 278. Pese a no aparecer en el plano, el secretario del Ayuntamiento nos
alertó de la posibilidad de que la conducción de agua potable a la localidad de Payueta, al Norte de la Zona de
Presunción, discurriera junto a la anterior.

18
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 11: Localización definitiva de las zanjas de valoración arqueológica.

19
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.5.- Excavación y análisis de las zanjas de valoración arqueológica

3.5.1.- Zanja 1 (imagen 12)

Finca 287.

Longitud: 92 m.

Sentido SW.-NE.

Coordenadas UTM: x: 522317 / y: 4720591 a x: 522402 / y: 4720628

Hasta una profundidad media de 1 m, la tierra de cultivo, de color marrón muy vivo
y textura arcillosa, va adquiriendo una coloración más oscura y, a la vez, perdiendo
plasticidad. Apoya en un nivel de graveras que rezuma gran humedad hasta el punto de
encharcarse a los pocos minutos (imagen 13). Nivel de graveras que buza hasta los 1,40 m de
profundidad media y es cubierto, a 37 m del inicio de la zanja, por un depósito de cieno y
turbas muy poco compacto con restos de ramas de árboles, hasta alcanzar, a 44 m, un
afloramiento de piedras de ofita de unos 5 m de desarrollo (imagen 14). Ya desde mitad de la
zanja hasta el final, la capa superficial de tierra de cultivo de 1 m de profundidad vuelve a
cubrir al nivel de graveras amarillentas, que va adquiriendo paulatinamente una color
grisáceo a medida que se convierte en más arenoso (imagen 15).

En los 92 m de desarrollo de la zanja no se ha encontrado un solo fragmento


cerámico o de teja. De todos modos, la inestabilidad del estrato natural bajo la tierra de
cultivo lo hace totalmente inservible para el asiento de estructuras, lo que invalida esta zona
de la finca 287 para la habitabilidad.

20
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 12: A la
izquierda de la
fotografía, la
zanja 1, en la
finca 287

Imagen 13: Filtraciones de agua a


través de las graveras naturales en
la zanja 1.

21
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 14:
Afloramiento de ofitas
en la parte central de
la zanja 1.

Imagen 15: Ejemplo de la


estratigrafía general de la zanja 1.

22
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.5.2.- Zanja 2 (imagen 16)

Finca 287.

Longitud: 80 m.

Sentido SW.-NE.

Coordenadas UTM: x: 522417 / y: 4720548 a x: 522491 / y: 4720577

La característica principal de esta segunda zanja y, por tanto, de la mitad Este de la


finca 287, es la alteración que ha sufrido el subsuelo para la colocación de hasta tres tuberías
de riego a finales de los años 90 del siglo XX y de un caño de drenaje construido por el
antiguo propietario de la finca varios años antes. Estas conducciones de agua afectan a una
estratigrafía más uniforme que en la zanja anterior, en la que la tierra de cultivo, de color
marrón y textura arcillosa da paso a un nivel más plástico y de coloración grisácea que se
apoya en un horizonte de descomposición de la roca, a una media de 80 cm de profundidad
(imagen 17). Esta lastra blanquecina en algunos puntos aparece bajo un fino nivel más
arenoso y de tonalidades amarillentas.

Como ya hemos dicho, esta secuencia estratigráfica se ve alterada por una primera
tubería de riego, a 9,30 m del inicio de la zanja, cubierta de piedras irregulares de diferentes
tamaños y de finas arenas grises, todo ello, a su vez, tapado con plástico (imagen 18). A 30,80
m se da con una tubería de PVC que discurre casi longitudinalmente por un tramo de la
zanja (imagen 19) y a 42 m de su inicio aparece una tercera tubería cubierta con un relleno
similar al descrito para la primera. El caño de drenaje construido por el antiguo propietario
de la finca aparece a 64 m del inicio de la zanja y consiste en una zanja poco profunda
excavada tanto en la tierra de cultivo como en la capa arcillosa que precede a la lastra,
rellena por una gran cantidad de piedras irregulares de diferentes tamaños (imagen 20).

En esta zanja se han encontrado quince pequeños fragmentos de recipientes


cerámicos a torno de pastas anaranjadas, salvo uno, de pastas grises, muy rodados y
dispersos a lo largo de todo su desarrollo. También se ha hallado un pequeño clavo de hierro
y una pieza dentaria de équido.

23
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen16: A la
derecha de la
fotografía la zanja 2
en la finca 287.

Imagen 17: Ejemplo de la


estratigrafía general de la zanja 2.

24
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 18: Una de las


tuberías de riego que
atraviesan la finca 287.

Imagen 19: Tubería de PVC


hallada también en la zanja 2.

Imagen 20: Caño de drenaje


en la finca 287 construido por
el antiguo propietario.

25
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.5.3.- Zanja 3 (imagen 21)

Finca 286.

Longitud: 85 m.

Sentido SW.-NE.

Coordenadas UTM: x: 522470 / y: 4720489 a x: 522554 / y: 4720502

Bajo la tierra de cultivo, de color marrón oscuro y textura arenosa, con pequeñas
piedras irregulares, de 30 cm de potencia media, aparece un nivel de arcillas muy plásticas
de color marrón que va adquiriendo unos tonos más claros por la presencia de graveras
amarillentas, que afloran a unos 60 cm de profundidad al principio y a unos 80 cm más
adelante a partir de los 21 m de desarrollo de la zanja (imagen 22). Un caño de drenaje, a 8,15
m del punto inicial de ésta, es la única estructura que aparece en la trinchera de valoración.
Consiste en una estrecha zanja abierta en el estrato arcilloso y colmatada de pequeñas
piedras (imagen 23). A 68,50 m las graveras amarillentas desaparecen bajo una
compactadísima capa de arcillas de color negro, también bajo las arcillas marrones y la
tierra de cultivo (imagen 24). Este nuevo depósito, de carácter totalmente natural, queda
delimitado por una acumulación de pequeñas piedras irregulares típica de las riberas de las
zonas lacustres o vías de agua. Por tanto, estaríamos ante una antigua balsa desecada de
forma seguramente natural cuyas arcillas decantadas han adquirido gran compactación y esa
coloración negra característica de la descomposición de material orgánico.

Únicamente han sido once los fragmentos cerámicos, de pastas anaranjadas,


hallados en los 85 m de desarrollo longitudinal de la zanja. Todos ellos de pequeño tamaño,
muy rodados y dispersos, sin relación alguna con cambios de coloración del terreno o
estructuras.

26
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 21: Vista general de


la zanja 3, en la finca 286.

Imagen 22: Graveras naturales de color amarillento bajo el nivel de


arcillas, estratigrafía general de la zanja 3.

27
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 23: Caño de drenaje habilitado en la finca 286.

Imagen 24: Depósito de arcillas naturales de color negro muy


compactadas al Este de la finca 286.

28
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.5.4.- Zanja 4 (imagen 25)

Finca 286.

Longitud: 64m.

Sentido SW.-NE.

Coordenadas UTM: x: 522585 / y: 4720591 a x: 522637 / y: 4720446

La secuencia estratigráfica general de esta trinchera de valoración es más simple


que las anteriores. La tierra de cultivo, rojiza, arcillosa y muy compacta, de entre 50 y 60 cm
de potencia, se apoya directamente sobre lastra de color grisáceo (imagen 26). A medida que
se avanza hacia el Este la tierra de cultivo va adquiriendo un tono marrón, definitivo ya al
final de zanja, a la vez que la lastra lo hace con coloraciones verdosas como consecuencia
de que la roca madre está compuesta de ofitas.

Un moderno caño de drenaje a 22 m del inicio de la zanja es la única nota


discordante en esta estratigrafía. Se trata de una estrecha zanja colmatada de pequeñas
piedras irregulares y recubierta con plástico para evitar la filtración de tierra (imagen 27).
Como ocurría en la trinchera anterior, han aparecido seis pequeños fragmentos cerámicos de
pastas anaranjadas, muy rodados y dispersos, sin relación alguna con alteraciones en la
estratigrafía del terreno que, salvo el mencionado caño, no existen.

Imagen 25: Vista general de


la zanja 4, en la finca 286.

29
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 26: Ejemplo de la estratigrafía general de la zanja 4, con la


tierra de cultivo apoyándose directamente en la lastra de color grisáceo.

Imagen 27: otro de los caños de drenaje que atraviesan la finca 286,
excavado en el terreno arcilloso sobre la lastra.

30
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.5.5.- Zanja 5

Finca 284.

Longitud: 60 m.

Sentido E.-W.

Coordenadas UTM: x: 522448 / y: 4720090 a x: 522389 / y: 4720076

Desde el inicio de la zanja encontramos la tierra de cultivo directamente apoyada


en el sustrato geológico. Es una capa de tierra marrón oscura, arcillosa, que va haciéndose
más plástica y arcillosa a medida que se profundiza hasta alcanzar, a 80 cm de profundidad,
un nivel de cascajo con algunas piedras irregulares de mayor tamaño, de color blanquecino
con tonos amarillentos (imagen 28). Únicamente en el último tercio de la zanja se interpone
entre ellos un estrato arcilloso de textura plástica y de color marrón más intenso lo que hace
que el estrato natural aflore a 1 m de la superficie aproximadamente.

En esta zanja no ha aparecido un solo fragmento cerámico ni ningún otro indicio de


actividad antrópica al margen del propio cultivo del terreno.

Imagen 28: Imagen de la estratigrafía general de la zanja 5, en la


finca 284, donde la tierra de cultivo cubre a un nivel de cascajo de
tonos amarillentos y blanquecinos.

31
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.5.6.- Zanja 6 (imagen 29)

Finca 284.

Longitud: 98 m.

Sentido NE.-SW.

Coordenadas UTM: x: 522440 / y: 4720170 a x: 522514 / y: 4720234

A 5,50 m desde el inicio de la zanja, casi en superficie, aparece una acumulación de


piedras bajo la capa de tierra de cultivo, de color marrón claro y de escasa potencia, sobre
un nivel de tierra arcillosa de color marrón, coincidiendo con un buzamiento más brusco del
terreno (imagen 30). Se trata seguramente de un antiguo morcuero habilitado en el antiguo
linde de la finca y que ha quedado dentro de ella al ampliarse año tras año la superficie
cultivada ganando terreno al monte.

Ese nivel de arcillas en el que apoya en antiguo morcuero, también de color marrón
claro, va haciéndose más compacto y oscuro según gana en profundidad, aflorando a uno 60
ó 70 cm, en nivel calizo de color gris que desaparece a 20 m del inicio de la zanja para dejar
paso a graveras de tonos más amarillentos (imagen 31).

Es en ese nivel arcilloso donde se han excavado 2 caños de drenaje. Los restos del
primero de ellos, a 51,50 m del inicio de la zanja, consisten en varias lajas laterales sobre las
que apoyan piedras planas dispuestas sobre el canal que forma y que, en este caso, tenía
originalmente dos brazos, uno con dirección Oeste y otro en sentido Norte-Sur (imagen 32).
Este caño, destrozado por el paso continuado del arado, sí podría tener una antigüedad
mayor que los hallados anteriormente en las otras zanjas aunque no podemos precisar la
época de su construcción.

El segundo, a 64,50 m del inicio de esta trinchera de valoración, no es sino una


acumulación de piedras irregulares que colmatan dos zanjas, con dirección Norte-Sur y
Este-Oeste, bajo un plástico para evitar la filtración de tierra (imagen 33).

En los casi 100 m de desarrollo longitudinal de la zanja han aparecido 19


fragmentos cerámicos a torno de pastas anaranjadas, pequeños y muy rodados, así como

32
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

otro, también de pastas anaranjadas pero fabricado a mano. Ninguno de ellos se relaciona
con manchas de color diferenciadas del resto del terreno, que no las hay, ni con las
estructuras de drenaje descubiertas.

Imagen 29: Vista general de


la zanja 6, en la finca 284.

Imagen 30: Antiguo morcuero en la linde original de la finca 284,


antes de ganarle terreno para cultivo al área boscosa.

33
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 31: Estratigrafía general de la


zanja 6, con graveras naturales de color
amarillento bajo las arcillas marrones
cubiertas por la tierra de cultivo.

Imagen 32: Antiguo caño


de drenaje en la finca 284.

Imagen 33: Caño de


drenaje de construcción
reciente también
aparecido en la zanja 6.

34
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.5.7.- Zanja 7 (imagen 34)

Finca 284.

Longitud: 61 m.

Sentido NE.-SW.

Coordenadas UTM: x: 522481 / y: 4720281 a x: 522523 / y: 4720325

En este caso, la tierra de cultivo, de color marrón claro y de textura arenosa cubre a
tres niveles geológicos de muy diferentes características. Así, al comienzo de la zanja, a 30
cm de profundidad encontramos un afloramiento de ofitas desgajadas de la propia roca
madre (imagen 35) que desaparece, a 19,00 de ese punto inicial, bajo una capa de arcillas muy
uniformes de color rojizo de muy alta compactación, incluso para la excavadora. Estas
arcillas aparecen a 70 cm de profundidad media. Dan paso, a 42,50 m del inicio de la zanja,
a un nivel de graveras, cascajo y lastra de coloración amarillenta a 75 cm de profundidad
media, volviendo a aparecer 33 m después a 55 cm de profundidad media, pero con un tono
de color más claro (imagen 37).

No se ha encontrado material arqueológico de ningún tipo en esta zanja, como


tampoco restos de estructuras u otros elementos que indiquen una ocupación humana en el
terreno.

Imagen 34: Vista general de


la zanja 7, en la finca 284.

35
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 35:
Afloramiento de ofitas
en la zanja 5.

Imagen 36: Arcillas rojizas


muy compactadas bajo la
tierra de cultivo, en la zanja 6.

Imagen 37: Lastra


amarillenta bajo la tierra
de cultivo en otro punto de
la zanja 6.

36
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.5.8.- Zanja 8 (imagen 38)

Finca 278.

Longitud: 116 m.

Sentido SW.-NE.

Coordenadas UTM: x: 522145 / y: 4720433 a x: 522221 / y: 4720523

Salvo en los últimos 10 m, la secuencia estratigráfica de esta zanja y, por


consiguiente, de esta parte de la finca, es uniforme y sencilla. La tierra de cultivo, arcillosa y
de color marrón oscuro se apoya en un nivel de arcillas amarillentas muy compactadas que
van adquiriendo tonos grises, marrones o amarillos más claros, dependiendo de la humedad
del terreno. A una profundidad de 1,20 en lo alto de la finca (imagen 39) y después entre 1 m
y 80 cm, aparece un estrato compuesto por graveras amarillentas de grano muy fino.

Es a partir de los 106 m desde el inicio de la zanja cuando este registro cambia por
completo al aparecer un afloramiento de piedras calizas, algunas de gran tamaño sobre un
nivel de arcillas muy plásticas y maleables que sustituyen a las graveras amarillentas. Las
arcillas rezuman gran cantidad de agua y terminan por anegar esta parte final de la zanja en
pocos minutos. Todo ello coincide con la parte baja de la finca y supone a todas luces un
relleno intencionado de piedras para aislar de la humedad a la tierra de cultivo superficial7.
Las continuas inundaciones que suponían las filtraciones de aguas y la cercanía del Arroyo
del Molino fueron las que supusieron en su día la creación de hasta diez caños de drenaje en
el tercio Norte de la parcela y que han sido localizados durante la apertura de esta trinchera
de valoración, siendo éstos los únicos elementos de origen antrópico en la secuencia
estratigráfica descrita hasta la acumulación de piedras calizas sobre las arcillas de la parte
baja de la finca.

El primero de estos caños de drenaje, a 18 m del inicio de la zanja, como todos los
restantes, está excavado con máquina excavadora en las arcillas que cubren a las graveras

7
Por el testimonio de un vecino de Peñacerrada sabemos que la parte baja de esta finca se inundaba con mucha
facilidad al concentrarse el agua que discurre del Arroyo del Molino con la que filtra de la propia parcela
debido a la pendiente.

37
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

naturales desde la propia superficie del terreno (imagen 40). Posteriormente, el continuado
paso del arado ha disimulado esta zanja, la cual se ha rellenado con piedras irregulares de
diferentes tamaños. Como los demás, su dirección es Oeste-Este, dirigiéndose directamente
al Arroyo del Molino donde desemboca el agua canalizada a través de estas estructuras
evitando el desplazamiento de la tierra de cultivo hacia la parte baja de la parcela.

Los siguientes caños de drenaje, todo con las mismas características constructivas,
aparecen, el segundo, a los 30 m desde el inicio de las zanja; a los 58 m el tercero; a los
63,60 m el cuarto (imagen 41); a los 69 m el quinto; a los 76 m el sexto; a los 83 m el séptimo;
a los 89,50 m el octavo, éste recubierto con plástico; a los 96,70 m el noveno, también bajo
sacos de plástico; y a los 99,20 m el décimo y último (imagen 42). Éste está además cubierto
por arena de obra y entre sus piedras aún puede observarse un fino hilo de agua que discurre
hacia el arroyo.

Al margen de todo ello, decir que no se ha hallado ni un sólo fragmento de


cerámica u otro tipo de elemento como fragmentos de teja, o restos de fauna en todo el
desarrollo de la zanja.

Imagen 38: A la derecha de la fotografía, vista general de la zanja 8, en la


finca 278.

38
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 39: Inicio de la zanja 8, en cuyo perfil se observa la estratigrafía


general de la zanja 8.

Imagen 40: Caño de drenaje en la zanja 8 construido por el antiguo


propietario de la fina 278.

39
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 41: Cuarto de los


caños de drenaje hallados
en esta misma zanja.

Imagen 42: Décimo y último de los caños de drenaje aparecidos en la


zanja 8.

40
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.5.9.- Zanja 9 (imagen 43)

Finca 278.

Longitud: 56 m.

Sentido SW.-NE.

Coordenadas UTM: x: 522154 / y: 4720431 a x: 522219 / y: 4720431

Trinchera que tuvo que acortarse de los 100 m originalmente previstos a los 56 m
debido a la presencia de las tuberías de riego de la comunidad de regantes “Mendilucía” y
que discurren por la mitad Este de la finca.

El nivel superficial en el inicio de la zanja, coincidente con la parte alta de la finca,


es el mismo nivel de tierra que soporta la cobertura vegetal del sotobosque contiguo ya que
se le ha ido ganando terreno al monte con los años. Es de textura arenosa y color amarillento,
adquiriendo tonos blanquecinos según gana profundidad hasta que, a unos 80 cm, se saca a
la luz la cayuela, compacta y con la misma coloración blanquecina (imagen 44). Ésta
desaparece a los 7,50 m del inicio de la zanja al aparecer un afloramiento calizo que
coincide con una fuerte pendiente en la finca, sólo a 30 cm de profundidad. Consiste en una
gran acumulación de piedras desgajadas de la propia oca madre, la cual aflora en algunos
puntos hasta alcanzar los 33 m desde el punto inicial de la trinchera (imagen 45). Aparece
entonces la tierra de cultivo original sobre arcillas amarillentas que se van oscureciendo
según se profundiza hasta alcanzar un nivel de arcillas grises a 90 cm de profundidad media
y que preceden a la roca natural.

El único hallazgo de origen antrópico en esta zanja tuvo lugar en este último tercio
del desarrollo longitudinal de la zanja. Se trata de una punta de flecha de hierro de cabeza de
sección cuadrangular de 4,5 cm y pedúnculo de sección semicircular de 2,5 cm de largo. Se
encontró de forma aislada durante la limpieza manual de esta parte de la zanja, es decir, sin
relación con ningún tipo de estructura o diferencia puntual de coloración en el terreno.

41
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 43: Vista


general de la zanja 9 en
la zanja 278, a la
derecha de la fotografía.

Imagen 44: Aparición de


un nivel de cayuela bajo la
tierra de cultivo al inicio
de la zanja 9.

Imagen 45: Afloramiento


de la roca caliza en la
zanja 9.

42
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

3.5.10.- Zanja 10 (imagen 46)

Finca 278.

Longitud: 50 m.

Sentido SW.-NE.

Coordenadas UTM: x: 522189 y: 4720231 a x: 522199 / y: 4720345

Zanja que presenta, dentro de la diferencia de coloración y textura de los estratos


que componen su secuencia estratigráfica, una gran uniformidad en cuanto a su desarrollo.
Su longitud definitiva tuvo que reducirse de los 110 originalmente proyectados a 50 m para
evitar afectar a las conducciones de agua de riego y potable que discurren de Norte a Sur por
la mitad Este de la finca.

La parte más alta de la zanja, y por tanto de la parcela, presenta un único paquete
arcilloso de tierra de color morado con tonos marrones que, a 60 cm de profundidad se hace
tremendamente compacto, incluso para la excavadora. Es el propio sustrato geológico que
soportaba la cobertura vegetal del monte ganado para tierra de cultivo con los años. Salvo
por alguna intrusión caliza de color blanquecino, no cambia totalmente hasta los 20,70 m
desde el inicio de la zanja, en que las arcillas se vuelven rojizas (imagen 47). A los 25,50 m,
surge un afloramiento calizo similar al de la zanja 9, con menos piedras desgajadas de la
roca madre y más componente terroso pero, a la vez, con presencia de gran cantidad con
presencia de gran cantidad de raíces, lo que evidencia que es terreno ganado al monte como
tierra de cultivo (imagen 48).

El último tramo de la zanja, a una cota sensiblemente más baja, presenta unas
características ya más propias de una parcela agrícola, con una capa superficial de tierra de
cultivo, de textura arcillosa y color marrón con tonalidades moradas sobre un nivel de
arcillas compactas con similares coloraciones que, a 90 cm de profundidad media dan paso a
finas graveras de color más claro.

43
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 46: Vista general de la


zanja 10, en la finca 278, a la
izquierda de la fotografía.

Imagen 47: Un ejemplo de la


estratigrafía de la parte alta de
la finca 278.

Imagen 48: Raíces en el fondo


de la zanja 10, lo que
demuestra que se trata de un
terreno ganado al bosque.

44
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

4.- RESULTADOS DE LA INTERVENCIÓN ARQUEOLÓGICA.

Una vez finalizados los trabajos de campo consistentes en la excavación de las


zanjas de valoración y el análisis del subsuelo de las fincas pertenecientes a la zona
canterable, los resultados de esta fase han venido a confirmar lo que ya se presumía tras la
prospección visual del terreno y la consulta de las fuentes escritas y las fotografías aéreas
disponibles. Si hacemos un balance por fincas, los resultados son los siguientes:

Fincas 286 y 287

Situadas al Norte del cerro, se localizan fuera de la Zona de Presunción


Arqueológica nº 10 del Municipio de Peñacerrada. No obstante, se incluyeron en la
valoración a instancias del Museo de Arqueología de Álava al estar incluidas en la zona
canterable como terrenos destinados a acopios, reforestaciones, etc,… Sólo en la primera de
ellas se localizaron algunos fragmentos cerámicos a torno, tanto vidriados como sin vidriar,
dispersos por toda la finca, pero no se pudo observar sobre el terreno ni mediante la consulta
de las fotografías aéreas diferencias de color u otros indicios que nos hicieran suponer la
existencia de otra actividad antrópica diferente al cultivo de la parcela. Tras la apertura de
las zanjas sí se localizaron dos caños de drenaje, de cronología moderna, y se recogieron
algunos fragmentos cerámicos a torno sin vidriar, pero ninguno de estos elementos estaban
relacionados con posibles zonas de habitación.

En la finca 287 los resultados fueron aún más decepcionantes ya que, si en las fases
de prospección y consulta de fotografía aérea ya resultaron negativos, tras la apertura de las
zanjas sólo se localizaron un nuevo caño de drenaje, realizado por el antiguo propietario de
la finca, y hasta tres tuberías de riego colocadas a finales de la década de los años 90 del
siglo pasado. Los pocos fragmentos cerámicos recogidos, de similares características a los
recuperados en la finca 286, no evidencian una ocupación del terreno que, por otra parte, es
de gran inestabilidad por su fácil inundación, lo que le hace inservible para la sustentación
de estructuras de habitación.

45
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Finca 284

Situada al Sureste del cerro, la fotografía aérea no aportó nada destacable y durante
la prospección visual del terreno ni siquiera se localizaron fragmentos cerámicos en
superficie. Únicamente tras el análisis del subsuelo de la parcela se logró dar con dos caños
de drenaje para canalizar el agua que filtra desde la superficie y evitar el empantanamiento
de las zonas más bajas de la finca. Uno de ellos era similar al resto de los encontrados en las
otras fincas, es decir, consistente en una acumulación de piedras de formas irregulares y de
distintos tamaños colmatando una pequeña zanja excavada en las arcillas. El otro, quizás
más antiguo, contaba con pequeñas lajas laterales cubiertas por otras dispuestas
horizontalmente. Sin embargo, ningún elemento de origen antrópico estaba relacionado con
ellos por lo que no podemos conocer su antigüedad. Los escasos fragmentos cerámicos
recogidos, lo han sido mientras la excavadora procedía a la apertura de las zanjas y
aparecían de forma aislada sin relación alguna con manchas de diferente color en el terreno
o con estructuras.

Finca 278

Finca que, en teoría, poseía una perspectivas arqueológicas mayores, no sólo por el
hecho de que en la ficha de la Zona de Presunción Arqueológica del Gobierno Vasco se
apuntase como lugar más que probable para situar el despoblado de Uribarri, sino también
por la aparición en algunas de las fotografías aéreas consultadas de una mancha de color
rojizo en el extremo Sur de la finca. Además, dentro de esta zona, que contrastaba con el
color amarillo pálido del resto de la parcela, se apreciaba una pequeña zona no cultivada.
Durante los trabajos de prospección se vio que esta zona coincidía con una elevación del
terreno, similar a otra que se localizaba en la zona central de la finca, junto al bosque que la
delimita por el Oeste.

Las zanjas de valoración del subsuelo se colocaron de forma que ambas


elevaciones y la mancha de color fueran afectadas de lleno, pero aun así los resultados
fueron negativos, como lo fueron en la zanja situada más al Norte. El hecho de que las dos

46
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

últimas trincheras de valoración tuvieran que acortarse para salvar las conducciones de agua
de riego y de agua potable de Payueta, que discurren por la mitad Este de la parcela, no
influyó en los resultados, ya que es precisamente esta zona más baja de la finca un terreno
imposibilitado para la ubicación de estructuras por su tendencia anegarse hasta que no se
habilitaron los caños de drenaje construidos por el antiguo propietario.

Por último, hacer constar que es precisamente en esta finca donde se ha producido
el hallazgo más interesante de toda la intervención arqueológica. Se trata de una punta de
saeta de hierro de cabeza de sección cuadrangular y pedúnculo de sección circular,
posiblemente para lanzarse con ballesta. Esta punta de flecha se localizó al realizarse la
limpieza de la zanja 9 y no se produjo en relación con ningún tipo de elemento ajeno a la
estratigrafía general del subsuelo de la finca.

Fincas 2477 y 2041

La gran alteración de la finca 2477 por el arrasamiento del terreno para construir
las edificaciones auxiliares de la antigua cantera y las zonas de tránsito de estacionamiento
de vehículos la hicieron descartable desde un principio para cualquier tipo de actuación
arqueológica.

Respecto a la finca 2041, era probable que en lo alto del cerro pudiera estar situada
la ermita de San Andrés, según la ficha de la Zona de Presunción Arqueológica del
Gobierno Vasco. No obstante, si la fotografía aérea era en este caso muy poco aclaratoria al
respecto, la prospección visual del terreno nos hizo descartar la posibilidad si quiera de
realizar zanjas de valoración en ella. Su extremo Norte había desaparecido por los trabajos
de explotación del siglo pasado y toda la ladera Oeste se hallaba arrasada por los trabajos
realizados durante los años 2004 a 2006 (imagen 49). Únicamente quedaba intacta la ladera
Este, y el manto de hojas que cubría el suelo impedía la visión de cualquier evidencia que
pudiera dar pistar respecto a la existencia de estructuras ocultas. De todos modos se debe
decir que la acusada pendiente que tiene el cerro hace prácticamente imposible el
asentamiento humano estable, tanto a un lado como al otro del cerro.

47
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

No debemos pasar por alto la mención a una concentración de fragmentos de tejas


en la parte alta del extremo Sur del cerro, pero su extensión era muy pequeña y el número de
tejas totalmente insuficiente como para ser los restos de una cubierta, por muy pequeña que
esta fuera. Por si esto fuera poco, la consulta de las fuentes escritas ya nos hizo albergar
dudas desde un primer momento de la aparición de da ermita de San Andrés o del
despoblado de Uribarri en esta finca.

Imagen 49: Vista general del cerro que ocupa la finca 2041, donde se aprecian los
efectos de los trabajos de explotaciones anteriores de la cantera.

48
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

5.- CONCLUSIONES HISTORICAS

Los nulos resultados arqueológicos en cuanto a la aparición de estructuras


pertenecientes al templo de San Andrés y al despoblado de Uribarri o a cualquier otro no
sorprenden si, al margen de lo expuesto hasta ahora sobre los trabajos de campo realizados,
añadimos la consulta de las fuentes escritas.

Antes de hacer referencia a las publicaciones citadas en el capítulo referente a la


bibliografía consultada debemos hacer alusión a los topónimos de la zona. En primer lugar,
decir que no existe topónimo alguno que haga referencia a San Andrés, algo sorprendente si
tenemos en cuenta que por lo general, aun desapareciendo totalmente la estructura de una
iglesia o ermita, queda el nombre de su advocación aun habiendo pasado, como en este caso,
varios siglos desde su abandono y ruina. Los ejemplos más claros son los de Santutis, al
Norte de la zona canterable, que no es sino una variación de San Tirso, y Nuestra Señora de
Sagarduia, al Sur, ermitas desaparecidas y documentadas en los mismos años que la de San
Andrés. Lo mismo decir de Uribarri, cuyo nombre no aparece en ninguno de los topónimos
cercanos, como sí lo hace por ejemplo Urizarra, aldea despoblada en el siglo XIII tras la
fundación de la nueva villa de Peñacerrada. Es más la Zona de Presunción Arqueológica
afectada por las futuras obras de la cantera se incluyen en el término de Galarreta8 (imagen
50).

Tanto Gerardo López de Guereñu como Micaela Portilla citan en sus


correspondientes obras a San Andrés de Uribarri, dando por seguro que San Andrés sería la
iglesia parroquial de la aldea de Uribarri, despoblada con toda probabilidad tras la
concesión del Fuero a Peñacerrada en el siglo XIII, lo que haría convertirse al citado templo
en ermita hasta su desaparición en el siglo XVIII. Pero también alude López de Guereñu a la
ermita de Nuestra Señora de Sagarduia, situada al Sur de la Zona de Presunción
Arqueológica nº 10, como templo situado “…en Uribarri, que fue pueblo…”.

8
GONZÁLEZ DE SALAZAR, J.A., “Toponimia de la Montaña Alavesa”, Cuadernos de toponimia alavesa,
II, Vitoria, 1986, pág. 82.

49
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

No sabemos realmente los motivos por los que se sitúa al templo y despoblado de
San Andrés de Uribarri en las fincas 2041 y 278 de la zona canterable, pero ninguno de
estos autores localiza geográficamente el despoblado. Sí lo hace, sin embargo, el profesor de
la Universidad del País Vasco Ernesto García quien en su obra La villa de Peñacerrada y
sus aldeas en la Edad Media, publicada en el año 1998 dice textualmente en la página 68:

“A mi personalmente siempre me ha llamado la atención que existiera


en los términos de Peñacerrada y sus aldeas un castillo de origen
medieval llamado “Villamonte”. El significado de este nombre me
recuerda la existencia de una villa –la villa del monte-, donde como
sucedió asimismo en Urizarra hubo un castillo o una fortaleza. Como la
historia funciona metodológicamente con hipótesis de trabajo, yo me
atrevo a apuntar que no sería improbable que la “villa del monte” a la
que se refiere esta denominación no fuera otra sino de la de Uribarri,
posiblemente por la cercanía que tenía dicho castillo de la aldea de
Uribarri: el castillo de la villa del monte. De hecho, Uribarri se ha
podido localizar junto a Santa maría de Sagarduya, relativamente
próxima a Villamionte. Afortunadamente para nosotros en la
documentación de época moderna se dice que en Santa María de
Sagarduya y en Santa María de Urizarra había habido pueblos, si bien
hasta ahora no se había localizado el despoblado de Uribarri. Teniendo
en cuenta que San Andrés de Uribarri estaba cerca de Santa María de
Sagarduya, según lo refiere la documentación conservada, no queda
otra alternativa que fijar la vieja aldea de Uribarri al lado de Santa
María de Sagarduya.”

Esta afirmación nos parece a todas luces la más pausible dadas las circunstancias, y
más teniendo en cuenta la ausencia total de resultados arqueológicos salvo el hallazgo de
algunos fragmentos cerámicos y una punta de saeta de hierro. Material arqueológico que,
por otra parte, no ha aparecido asociado a ninguna zona con color diferenciado del resto, ni
concentrado en uno o varios puntos y, ni mucho menos, en relación con estructuras, que no

50
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

han aparecido, salvo caños de drenaje de cronología reciente en el mayor de los casos para
canalización del agua que filtra en las tierra de cultivo. Es más, el hallazgo de pequeños
fragmentos cerámicos rodados y muy dispersos, como es el caso, es una constante en las
prospecciones arqueológicas de fincas de cultivo (imagen 51) que, en muchos ocasiones, han
sido roturadas durante siglos y en si mismo no es indicativo de la existencia de un
yacimiento arqueológico.

Respecto a la punta de saeta de hierro (imagen 52), bien pudiera pertenecer a parte de
la munición de una ballesta lo cual también vendría explicado por el hecho de que los
Condes de Salinas crearon en la segunda mitad del siglo XV el “Cuerpo de ballesteros de la
villa de Peñacerrada”. Estaba formado por 30 miembros y eran los encargados de vigilar,
custodiar y guardar los montes del Conde de Salinas, entre los que se encuentran los de
Toloño9.

Imagen 50: En amarillo, San Tutis; en verde: Galarreta (Donde se ha situado la ZPA nº10 de
Peñacerrada); y en azul, el término de Peña del Castillo de Villamonte.

9
GARCÍA, E., La villa de Peñacerrada y sus aldeas en la Edad Media, Vitoria, 1998, pág. 104.

51
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 51: fragmentos cerámicos encontrados en la finca 286.

Imagen 52: Punta de saeta de hierro hallada en la finca 278.

52
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

6.- PROPOSICIÓN DE MEDIDAS A ADOPTAR

Según el Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental del Proyecto de Explotación


de la Cantera “Santutis” (Peñacerrada/Urizaharra), de mayo de 2008, redactado por
Carlos Fernández Albarrán, Ingeniero de Minas10, las remociones de tierra previstas en las
fincas que rodean el cerro se van a limitar a retirar la tierra de cultivo para extender grava,
por lo que su incidencia en el subsuelo va a ser escasa. Incluso la finca 278 va a quedar en
reserva y será utilizada sólo en caso necesario. Los trabajos de extracción de ofita se van a
centrar en el cerro que ocupa la finca 2041, donde la posibilidad de que albergue restos
arqueológicos es prácticamente nula. Esta circunstancia se une al hecho de que los
resultados arqueológicos han sido negativos en cuanto al hallazgo de restos pertenecientes al
Templo y poblado de San Andrés de Uribarri en toda la zona canterable.

En vista de lo expuesto, desde Ondare Babesa S.L. no consideramos necesario la


adopción de medidas arqueológicas de carácter preventivo respecto a las obras a
acometer en los terrenos de la futura cantera.

En cuanto a la Zona de Presunción Arqueológica nº 10 del Municipio de


Peñacerrada: “Poblado y templo de San Andrés de Uribarri”, pensamos que carece de
sentido mantener la medidas de protección arqueológica por situarse allí dicho
yacimiento, ya que existen muchas posibilidades de que éste se sitúe junto a la ermita
desaparecida de Nuestra Señora de Sagarduia, al Sur de la cantera, coincidiendo con el
despoblado de Villamonte, tal y como sugiere el profesor Ernesto García (imagen 53).

10
Una copia de este documento ha sido proporcionada por el propio Carlos Fernández a Ondare Babesa S.L.
para la recopilación de datos en orden a elaborar el Proyecto de Intervención Arqueológica y llevar a cabo los
trabajos previstos en éste, lo cual debemos agradecerle.

53
www.ondarebabesa.com
Zona de presunción arqueológica nº 10
Del municipio de peñacerrada (álava):
“poblado y templo de san andrés de Ulibarri”
-memoria de la intervención arqueológica-
ONDARE BABESA S.L.

Imagen 53: En rojo el término de Galarreta, donde está localizada la Zona de Presunción
Arqueológica nº 10 de Peñacrrada: Templo y poblado de San Andrés de Uribarri. Dentro del
recuadro azul, en la zona Norte se situarían los restos de la ermita desaparecida de Nuestra
Señora de Sagarduia y, al Sur, la zona donde podría ubicarse el despoblado de Uribarri, que
Ernesto García identifica con Villamonte, bajo la Peña del Castillo del mismo nombre..

54
www.ondarebabesa.com