You are on page 1of 4

Historia

Si bien algunos marcos magnéticos han sido conocidos desde la antigüedad,


como por ejemplo el poder de atracción que sobre el hierro ejerce la magnetita, no
fue sino hasta el siglo XIX cuando la relación entre la electricidad y el magnetismo
quedó plasmada, pasando ambos campos de ser diferenciados a formar el cuerpo
de lo que se conoce como electromagnetismo.

Antes de 1820, el único magnetismo conocido era el del hierro. Esto cambió con
un profesor de ciencias poco conocido de la Universidad de Copenhague,
Dinamarca, Hans Christian Oersted. En 1820 Oersted preparó en su casa una
demostración científica a sus amigos y estudiantes. Planeó demostrar el
calentamiento de un hilo por una corriente eléctrica y también llevar a cabo
demostraciones sobre el magnetismo, para lo cual dispuso de una aguja de brújula
montada sobre una peana de madera.

Mientras llevaba a cabo su demostración eléctrica, Oersted notó para su sorpresa


que cada vez que se conectaba la corriente eléctrica, se movía la aguja de la
brújula. Se calló y finalizó las demostraciones, pero en los meses siguientes
trabajó duro intentando explicarse el nuevo fenómeno.¡Pero no pudo! La aguja no
era ni atraída ni repelida por ella. En vez de eso tendía a quedarse en ángulo
recto. Hoy sabemos que esto es una prueba fehaciente de la relación intrínseca
entre el campo magnético y el campo eléctrico plasmada en las ecuaciones de
Maxwell.

Como ejemplo para ver la naturaleza un poco distinta del campo magnético basta
considerar el intento de separar el polo de un imán. Aunque rompamos un imán
por la mitad éste "reproduce" sus dos polos. Si ahora volvemos a partir otra vez en
dos, nuevamente tendremos cada trozo con dos polos norte y sur diferenciados.
En magnetismo no existen los monopolos magnéticos.

CAMPO MAGNETICO

El campo magnético es una región del espacio en la cual una carga eléctrica
puntual de valor q que se desplaza a una velocidad , sufre los efectos de una
fuerza que es perpendicular y proporcional tanto a la velocidad como al campo,
llamada inducción magnética o densidad de flujo magnético. Así, dicha carga
percibirá una fuerza descrita con la siguiente igualdad.

(Nótese que tanto F como v y B son magnitudes vectoriales y el producto cruz es


un producto vectorial que tiene como resultante un vector perpendicular tanto a v
como a B). El módulo de la fuerza resultante será
La existencia de un campo magnético se pone de relieve gracias a la propiedad
localizada en el espacio de orientar un magnetómetro (laminilla de acero imantado
que puede girar libremente). La aguja de una brújula, que evidencia la existencia
del campo magnético terrestre, puede ser considerada un magnetómetro.

Fuentes del campo magnético

Un campo magnético tiene dos fuentes que lo originan. Una de ellas es una
corriente eléctrica de convección, que da lugar a un campo magnético estático.
Por otro lado una corriente de desplazamiento origina un campo magnético
variante en el tiempo, incluso aunque aquella sea estacionaria.

La relación entre el campo magnético y una corriente eléctrica está dada por la ley
de Ampère.

3.-Trayectoria de una partícula en un campo magnético

La desviación de una aguja magnética bajo la acción de un campo originado por


una corriente, según el experimento de Oersted, pone de manifiesto la existencia
de una fuerza magnética que el campo aplica sobre la aguja.

Si existe una fuerza hacia alguna dirección, según la tercera ley de Newton, debe
existir una segunda fuerza equivalente y de sentido contrario, que actúe sobre el
conductor o sobre las cargas en movimiento. Esto se da realmente, ya que si
colocamos una barra conductora en un imán en forma de “u”, observaremos que
se mueve saliendo o entrando en el imán, hacia el lado de la corriente que este
dispuesto. Al experimentar en esta forma nos damos cuenta que el sentido de la
corriente, el campo y el movimiento son perpendiculares entre sí. Esto permite
señalar varias reglas para determinar con precisión uno de éstos sentidos cuando
se conocen los otros dos.

.-Intensidad del Campo Magnético

Si lanzamos diversas partículas cargadas a un campo magnético, este ejercerá


sobre ellas cierta fuerza magnética. Esta fuerza magnética es perpendicular al
plano que forman los vectores velocidad y campo magnético. De esto, podremos
comprobar que la fuerza magnética sobre una partícula es proporcional a su
carga, a su velocidad, y al seno del ángulo que forma el vector campo magnético
con la velocidad de la partícula, es decir que mientras más rápido se mueva una
partícula cargada, mayor será la fuerza magnética ejercida sobre ella.

Todos estos efectos se han podido comprobar con tubos de rayos catódicos,
parecidos a los que se usan en los televisores. En estos tubos, que son hechos al
vacío, los electrones son producidos mediante el efecto termoiónico en un
filamento caliente (cátodo) y aceleradas hacia una placa (ánodo) a potencial
eléctrico más elevado; los electrones pueden atravesar esta placa porque es
hueca en el medio. Pasado el ánodo, los electrones ya acelerados golpean a gran
velocidad contra una pantalla fluorescente, donde producen una mancha en el
punto de incidencia.

Si acercamos un imán al tubo, observamos una desviación de la mancha luminosa


en la pantalla. Esta desviación va a depender de la orientación del imán respecto a
la trayectoria inicial de los electrones, y también a la intensidad del campo.
Variando la distancia del imán al tubo, de modo que varíe la intensidad del campo
magnético, y modificando el voltaje aplicado entre el cátodo y el ánodo, de modo
que varíe la velocidad de la carga, se puede analizar como afectan estos dos
factores a la fuerza que actúa sobre la carga.

Luego, se designa como B la intensidad del campo magnético, y vemos que si


lanzamos una partícula en dirección perpendicular a un campo magnético,
podemos establecer la relación entre las magnitudes F, v y B:

Newton = Coulomb X m/s X tesla


Ahora, cuando un campo magnético es perpendicular al plano del papel y está
dirigido hacia fuera, se representa por puntos (figura a) y cuando está dirigido
hacia dentro se representa por cruces (figura b).

La relación anterior nos permite determinar el campo magnético si conocemos la


fuerza, la velocidad y la carga. La unidad de medida del campo magnético en el SI
es el Tesla (T). Deducimos entonces de las unidades de las otras magnitudes que
la intensidad de un campo magnético va a ser de 1 Tesla si una carga de 1
Coulomb que se mueve perpendicularmente al campo magnético con una
velocidad de 1 m/s experimenta una fuerza de 1 Newton.