You are on page 1of 2

Manifiesto Tutores Virtuales Curso Básico Conectar Igualdad

En tiempos de individualismo, la creación de un nuevo equipo de trabajo es


especialmente un desafío, y más si se trata de un equipo integrado por un gran
número de personas de todos los puntos del país; y el espacio para conformarlo,
alimentarlo y hacerlo crecer es un entorno virtual.

Sin embargo, -tal vez por eso-, la tarea de asumirlo resulte más trascendente y
enriquecedora. Quienes formamos parte de esta cruzada somos educadores,
formadores de educadores, y como tales, optimistas, utópicos…creemos
fervientemente que la educación pública es el lugar donde la calidad y la equidad
pueden formar una buena pareja.

Como educadores, la realidad y las demandas de la época nos interpelan de


una manera muy particular, movilizando nuestro ser, saber y hacer hacia respuestas
concretas, hacia el compromiso y la acción, superando la pasividad y la crítica sin
fundamentos, sólo basadas en el desconocimiento y el prejuicio.

Para nosotros, ser tutores virtuales de este curso es una oportunidad laboral
que nos jerarquiza y posiciona profesionalmente, pero al mismo tiempo es una
oportunidad para actuar decididamente sobre la realidad de la educación argentina,
realizando un aporte sustantivo y vital al formar parte de uno de los componentes
claves de Conectar Igualdad: la capacitación de los docentes, con un enfoque crítico
ante las exigencias de una docencia para el siglo XXI.

Nos interesa participar del diálogo que optimiza los caminos iniciados por los
decisores políticos que han tomado la importante medida de dotar a cada joven con
una computadora portátil en el mágico número que nos quita el sueño: tres millones…

Nos interesa aportar las miradas institucionales, locales, regionales, de los


docentes que formamos y con quienes establecemos lazos sólidos de confianza y
colaboración. Para muchos de ellos, nosotros somos el vínculo directo que los pone en
contacto con este mega proyecto. Para muchos de ellos, esta formación es el primer
paso hacia el uso de redes de pares enlazadas por medios digitales, hacia nuevas
formas de asumir la docencia y la profesionalización.

Nos interesa consolidarnos como equipo de trabajo experimentado y


consecuente, capaz de potenciar las fortalezas y corregir las debilidades en un trabajo
compartido, donde los ámbitos de seguridad de algunos se complementan de manera
fluida y potente con los de otros.

No se trata solamente de transitar, es nuestro compromiso dejar huellas que


guíen a los que vienen después, para la continuidad de este Proyecto.

Y por eso no nos interesan las miradas distraídas ante las dificultades, ni las
repeticiones transplantadas de modelos externos, ni los lugares comunes, ni las
actitudes extremas. No nos plegamos dócilmente a los discursos demasiado
triunfalistas ni demasiado negativos.
Estamos, también nosotros, aprendiendo nuevas formas de escuchar, de
comprender, de responder.

Nos resulta difícil –aunque hoy lo intentaremos- transmitir con palabras lo que
ya está aconteciendo en nuestras aulas virtuales, son vivencias fundacionales, de una
mística que quizás pueda ser explicada dentro de un tiempo y con cierta distancia.

Hoy somos protagonistas, sumergidos en cuerpo, mente, alma y corazón en la


experiencia de ser tutores, nos sentimos unidos en la distancia, en un espíritu común
que nos mantiene activos y expectantes.

Conectar Igualdad y todo lo que implica, en poco tiempo estará no sólo en las
aulas, sino también en las calles, en los barrios, en las plazas, en la vida cotidiana de
las familias argentinas.

¿Cómo no sentirnos orgullosos de compartir este espacio de capacitación?

¿Cómo no sentir que colaboramos en hacer realidad la idea de una educación


de calidad como un derecho para todos y todas?

Somos puentes y manos tendidas. Queremos decirle que aquí estamos y aquí
seguiremos, convencidos de lo que hacemos.

Cuenten con nosotros, los tutores virtuales de Conectar Igualdad