EL MITO DE LA EDAD DE ORO EN LAS LETRAS HISPANOAMERICANAS DEL SIGLO XVI

*
A mi mujer

Al revisar las diversas actitudes que ante el hombre primitivo adoptó el del Renacimiento —sobre todo frente al indígena americano, por parte de los escritores de Indias—, hay que delimitar el concepto psicológico-moral de "Edad de Oro"; aludir al sustrato mitológico-legendario de las culturas prehispánicas, que influyó a su vez en misioneros y cronistas: la universal afirmación de un estado primigenio de bondad y justicia, in tilo tempore, se manifiesta vigorosa en sus versiones occidentales y amerindias; referirse, aunque sea fugazmente, a los orígenes y variantes clásicos del mito, así como al de Adán, en orden al humanismo cristiano; por último, subrayar la persistencia y coetaneidad de las representaciones
* Los temas aquí esbozados fueron expuestos y discutidos, el 27 de febrero, por invitación del Department of Hispanic and hallan Studics de Brown University, Providence, R. I., en la serie de sus H. E. Kenyon Lccturcs; y el 10 de abril, en otra conferencia, auspiciada por el Ibcro-American Language and Área Center, de New York University. Agradezco a los Profesores: José Amor y Vázquez, Juan Eugenio Corradi, Frank Durand y Nicolás Sánchez-Albornoz, la oportunidad de intervenir en tan interesantes coloquios; Irving A. Leonard, maestro en historia y literatura hispanoamericanas del período colonial, sus gentiles y estimulantes observaciones; José Barba Martín, Richard Boulind. Abraham C. Kcller y Antonio Pace, más de una erudita sugerencia, así como su eficaz ayuda en la consulta de los ricos fondos de Widener Library (Harvard University), John Cárter Brown Library (Brown University) y Suzzallo Library (University of Washington, Seattle, Wa.), donde hallé siempre un ambiente propicio, tanto para la investigación como para la amistosa cooperación intelectual.

THESAURUS. Tomo XXX. Núm. 1 (1975). Antonio ANTELO. El mito de la Edad de Oro ...

82

ANTONIO ANTELO

BICC, XXX, 1975

primitivista y evolutivo-progresista del hombre en estado de naturaleza, que informan tanto la sensibilidad como el pensamiento de algunos escritores, indios, mestizos y españoles. Comentaré los textos básicos dentro de una perspectiva suficientemente amplia, determinada por la historia de las ideas y la literaria. 1. "ILLA AETAS, CUI FECIMUS ÁUREA NOMEN..."

"El mito de la Edad de Oro —señala Harry Levin en un bello y erudito libro — es nostálgica expresión de la orientación humana en el tiempo, un intento de trascender los límites de la historia" \ Sus conexiones profundas con la utopía como sueño de felicidad permanente, las destaca Ruyer, quien apunta al carácter religioso de las que él denomina "utopías de la edad de Oro" 2 . Es, también, la visión paradisíaca en el aion inmóvil de los mitos y cuentos tradicionales:
1 The Myth of the Golden Age in the Rcnaissance, New York, 1972, pág. xv. El capítulo I muestra, sugestivamente, la trayectoria del mito en la literatura, desde la Antigüedad clásica hasta el siglo xvi. — Todavía es valiosa la monografía de A. GRAF, Ad aureae aetatis jabulam symbola, en Leipziger Studien z. Class. Philol., VIH (1885), 1-85. Precisa y abundante información se hallará también en la Encyclopaedia of Religión and Ethics, ed. by J. Hastings (New York, 1951, repr.), vol. I, s. v. "Ages of the World", págs. 183-210 (vid. especialmente las págs. 104-200, sobre el mito en Grecia y Roma, por K. FLOWER SMITH), y vol. V, /. v. "Fall", págs. 701-715, a cargo de notables colaboradores. — G. WALTER, Les origines du communisme. Judaiqties-Chrétiennes-Grecques-Latines, Paris, 1931, remite a las fuentes, que utiliza con profusión; vid., para las leyendas del Siglo de Oro y Saturno, págs. 373-381 y 453-165. — Se tendrán en cuenta, asimismo, varios trabajos de M. ELUDE: Traite d'histoire des religions, Paris, 1949, cap. XI, para el tiempo sagrado y el mito del eterno retorno; Le mythe de l'éternel retour. Archétypes et répétion, Paris, 1949, págs. 167-194, sobre los ciclos cósmicos y la historia; Mito y realidad, trad. espñ., Madrid, 1968, págs. 35-52, en torno al prestigio mágico de los orígenes; y The Two and the One, Engl. transí., New York, 1969, págs. 133 y sigs., con datos etnográficos sobre la edad de oro entre los primitivos actuales.

* R. RUYER, L'utopie et les utopies, Paris, 1950, págs. 4-5. — B. SNELL ha señalado, por su parte, la ambivalencia temporal del mito: "El sueño acerca de la edad de oro — advierte — es tan antiguo como la reflexión del hombre sobre el curso de los acontecimientos mundanos; puede proceder de un sentirse perdido en el presente, en cuyo caso la edad de oro adquiere la forma de una época primitiva de esplendor o un paraíso original, o bien de la conciencia del esfuerzo humano

THESAURUS. Tomo XXX. Núm. 1 (1975). Antonio ANTELO. El mito de la Edad de Oro ...

B1CC, XXX, 1975

EL MITO DE LA EDAD DE ORO

83

unánime añoranza de un Edén que han rastreado, en múltiples culturas, M. Eliade, J. Armstrong, A. B. Giamatti, S. Buarque de Holanda y otros 3 . En lenguaje simbólico, la Edad de Oro marca el radiante comienzo de un proceso degenerativo a partir del metal más puro, cuando, según la fábula hesiódica, los hombres "vivían igual que los dioses, libre su corazón de inquietudes"; esa progresiva caída lleva a la Edad de Hierro, durante la cual "aun los mismos bienes irán siempre entremezclados con los males" 4 . Apológicamente, dicho proceso entraña una degradación moral por la apetencia, cada vez mayor, de riqueza y poder materiales, que atentan contra la justicia y, debido a ello, alteran la paz. En cuanto idea, la Edad de Oro hace
en su tendencia hacia un fin que se proyecta como real al fin de la Historia" (vid. Arcadia: el descubrimiento de un nuevo paisaje espiritual, en Las ¡tientes del pensamiento europeo, trad. espñ., Madrid, 1965, psg. 4 1 1 ) . — Sobre la utopía y sus

formas, cj. K. MANNHEIM, Ideology and Utopia. An Introductior. to the Sociology oj Knowledge, Engl. transí., New York, 1936, págs. 192 y sigs. Últimamente, vid. M. BALDINI, L'utopia e gli utopisú, Roma, 1974, y A. NEUSÜS, Utopía, trad. espñ., Barcelona, 1971. * Uno de los más antiguos testimonios literarios, en el Oriente Próximo, es ct mito de Enki y Ninhursag, considerado por S. N. Kramcr como un mito del Paraíso: cj. J. B. PRITCHARD, ed., Ancient Near Eastern Texis re.'ating to the Oíd Testament, 2nd cd., Princeton, N. J., 1955, págs. 37-38. Es el país de Dilmun, "puro", "limpio", "brillante", "tierra de los vivos". — Sobre la nostalgia del Paraíso en las tradiciones primitivas, vid. M. ELIADE, Mythcs, revés et mystires, Paris, 1957, págs. 80-98, y, en general, J. ARMSTRONG, The Paradise Myth, London, 1969. — Para la Edad Media es fundamental aún A. GRAF, // mito del Paradiso terrestre, en Miti, leggende e superstizioni del Medio Evo, Torino, 1925; también G. BOAS, cd., Essays on Primitivism and rclated ideas in the Middlc Ages, repr., New York, 1966, págs. 154-174. —• En relación con los descubrimientos marítimos, c). L. OLSCHKI, Storia letteraria delle scoperte geograjiche, Fircnze, 1937, y S. BUARQUE DE HOLANDA, Visáo do Paraíso. Os motivos edénicos no descobrimentó e colonizacao do Brasil, Río de Janeiro, 1959, págs. 3-18 y 167-201. — Más recientemente, B. GIAMATTI, The Earthly Paradise and the Remaissance Epic, Princeton, N. J., 1966, ha llevado su indagación del topos del jardín de las delicias, desde los orígenes hasta Milton. HF.SÍODO, LOS Trabajos y los Días, 1)2-113 y 176-177. — Sobre el simbolismo de los metales, vid.: C. G. JUNG, Psychology and Alchemy, New York, 1953 (C.ollected Worl{s, 12), y G. TKSTI, Dizionario di Alchimia e di Chimica Antiquaria, Roma, 1950. — En la tradición judeo-cristiana son importantes DANIEL, II, 31-45, y DANTE, /«/., XIV, 94-120, sobre el Anciano de Creta.
1

THESAURUS. Tomo XXX. Núm. 1 (1975). Antonio ANTELO. El mito de la Edad de Oro ...

como escritos representativos. 150-154 y 252-256. transí.. Gods and Men. 101. J. Buenos Aires. JUNG. d. * C. en su Historia de la Etnología. la de Hierro. 55. London. trajo el Progreso. son los de 'salvajes apacibles' " (cf. sin embargo. cf. LOWIE. 1945.. Antonio ANTELO. 90-106. a medida que se imponen el deber. advienen otras edades6. que William Blake estimaba como el castigo de Dios 5 . "Los caracteres —dice ELLIOT SMITH— que presentan todos los pueblos cuando se hallan desprovistos de los artificios de la civilización. n. s. se va disipando la niebla áurea que lo envuelve. 1928. Una excelente selección es The Portable Blal^e. págs. etc. espñ. Symbols of Transjormation. In the Beginning: the Origin o] Civilizaúon. La Edad de Oro: Historia de la naturaleza humana. Kazin (New York. han pretendido vislumbrar en fases pre y protohistóricas estadios sociales de paz. Engl. 197-208. New York. Las analogías psicológicas entre mundo saturnal y mundo infantil. 89).. espñ. MASSINCHAM— que sus libros proféticos constituían un intento de 'restaurar lo que los antiguos llamaban Edad de Oro" " (vid.. 1946. aunque también la muerte espiritual cuando produce atrofia —si es que no obnubilación— de la conciencia moral y embotamiento de la sensibilidad. en Mito y realidad (supra. 1). recibe de la Naturaleza sus dones. general. pág. MASSINGHAM (supra.84 ANTONIO ANTELO BICC. P. trad. Madrid. — M. El mito de la Edad de Oro . con introducción de A. G. Tomo XXX. espñ. trad. págs. ELUOT SMITH... 5). — Los antropólogos no difusionistas han formulado severos juicios acerca de esa escuela: as!. págs. es decir. XXX. 1927. por una parte. En el comienzo de la civilización. G. R. que aparentemente confirman las viejas intuiciones mitopoéticas7. en un estado —mítico— de irracionalidad emocional. 1 Vid. PERRY. Tal pérdida de la inocencia merced al conocimiento significa. ELIADE se ocupa también del inconsciente y la infancia. El estudio paletnológico y etnográfico del hombre primitivo revela su creencia. en cambio. págs. el principio del padre y la razón. como Elliot Smith y W. ej. . 1971). sin esfuerzo. 1956 (Collected Wor\s. en una Edad de Oro. 1 9 7 5 referencia a los más altos valores humanos.. 39). C. 1 (1975). como instrumento para dominar la Naturaleza. Perry. en efecto. Ciertos antropólogos difusionistas. THESAURUS. ajeno a los problemas de la existencia y de la muerte. p. Núm. n. "Es un hecho interesan' Se recordarán sus Proverbios del Infierno y los Augurios de la Inocencia. México. pero. J. New York. pág. a la luz del psicoanálisis. la trad. 37-38. madurez. vid. "Él mismo proclamaba —dice H. y W. 5). Jung las ha puesto de relieve sagazmente: el niño..

ya por la gracia divina o el carisma regio. trad. no se debieron. 10 GORDON. e. págs. pág. sino al total dominio del pensamiento humano sobre las sensaciones y al reducido número de las necesidades"9. a su vez. fr. teocrático e iniciático: "En el seno de esta civilización — afirma — reinó la Edad de Oro. Tomo XXX. Los versículos del Génesis (VI. pues. . . Introduction a l'histoire universelle. * L'image du monde dans l'Antiquité. Sobre la civilización agrícola y las más antiguas "democracias rurales". 6. XXX. 1949.. características de tan lejanos tiempos.. a las facilidades externas de la existencia.BICC. tanto por lo que se refiere a sus asuntos interiores. Núm. un período de indolencia y voluptuosidad. e.. Yahveh: 'Mi espíritu no responderá del hombre por siempre. 2... THESAURUS. que presenciaron un régimen patriarcal de pastores nómadas. Pierre Gordon al paleolítico y temprano neolítico. en absoluto. " 1 0 . 1949.. La beatitud y extrema longevidad. 169-200 y 428-445. 5. pues es pura carne' . sino una era de incomparable ascetismo y renuncia al universo fenoménico. 61. }. que no fue. basada en la superioridad jerárquica del espíritu y en el avasallamiento de la carne. . del neolítico (/'. pág. LAS TRADICIONES PREHISPÁNICAS Y LOS CRONISTAS Los mitos y leyendas precolombinos sobre una Humanidad bienaventurada. El mito de la Edad de Oro . Esa Edad de Oro la remonta. "los hijos de Dios") por su encuentro con la sociedad matriarcal. Añade Gordon que se trata de una concepción teocrática. como a sus procedimientos de colonización"8. vid. pág. agrícola. 1975 EL MITO DE LA EDAD DE ORO 85 tísimo —según H. durante la cual se debilitó la teocracia paleolítica (i. París. Les origines el ¡a diffusion de la civilisation. "las hijas del hombre"): "Dijo. París.. 1 (1975).. Massingham— que las civilizaciones más antiguas del mundo hayan sido relativamente pacíficas. Antonio ANTELO. 1-3) nos trasmiten un eco sacral de aquella oscura y revolucionaria transición. la magistral síntesis de PÍA LAVIOSA ZAMBOTTI. tienen su expresión en la literatura oral y en los relatos de algunos cro' La Edad de Oro. ya por iniciativa de ciertos héroes civilizadores.

Brillant et R. 81. Quetzalcóatl existió. como éste: Les religions du Mexique. and an Introduction by S. . Kramer. los bárbaros ritos abolidos. y volverá a r e i n a r . 5. d. 458-459.). 6. — Una esquemática introducción a la Edad de Oro en los escritores de Indias — fundamentalmente los cronistas—.. I. León-Portilla. los asombrados indios le identificaron con el venerable héroe tolteca13. no murió aún. N. pág. por W. 59-61. . PRESCOTT (Philadelphia. a quien se atribuían la escritura. vol. págs. la ofrece S. la clásica History of the Conques! of México. Aigrain. McKay. . El mito de la Edad de Oro . d. la orfebrería y demás artes. omnisciente y supremo. n. Núm. 1956. " 1 2 Cuando Hernán Cortés invadió la meseta del Anáhuac. etc. en Mythologies o¡ the Ancient World. capital del imperio tolteca. acaso en el siglo ix.86 ANTONIO ANTELO BICC. LOS momentos históricos de América. Quetzalcóatl vive todavía. XXX. "Los propios españoles — dice J. págs. 11 u THESAURUS.. según la historiografía hispanoamericana del periodo colonial. págs. con él retornaría. y 289-291. págs. en Histoire des religions publice sous la direcrion de M. deseosos de restaurar en Tula. s. LEÓN-PORTILLA.. El recuerdo de aquella era se ha perpetuado en cantos náhuatl. el maíz. 19. ARNOLDSSON. 13 Vid. ed. 1961. 1 (1975). Soustelle — comprendieron que estaban ante una divinidad nada común. Mythology o¡ Ancient México. Pero la Edad de Oro que encarnaba. la prohibición de los sacrificios humanos. tomando su nombre ("Serpiente Emplumada") de un dios dual. Según el filósofo y mitólogo M. como un texto náhuatl así lo aseguraba: De este modo habló el anciano de los tiempos idos: "En verdad. y el rigor de sus condenas se modera un tanto cuando evocan al que el P. vol. Madrid. D. emprendió su mágico vuelo hacia las regiones de la luz. M. s. 1975 nistas. París. Fugitivo al verse amenazado por los brujos. New York. Antonio ANTELO. 720 y notas. Tomo XXX. Uno es la versión tolteca acerca del blanco y barbudo Quetzalcóatl. Sahagún llamaba 'varón de santa vida'" n .

nuestro sustento. Dicen que las calabazas eran graneles y gruesas. verde claro. o tristeza. amarillo rojizo. que las mazorcas de maíz eran tan grandes y gruesas como la mano de un metate.BICC. Tomo XXX. El mito de la Edad de Oro . rosado. 1966. azul. 1'61. págs. etc. nunca tenían pobreza Nada faltaba en sus nunca había hambre muy ricos.. LEÓN-PORTILLA. gemas. bajo Quetzalcóatl. digna de atención crítica. casas. aquí — como en otros casos—. moreno y aleonado. México. México. Y estos toltecas eran eran muy felices. 1 (1975). cuyos afortunados vasallos "estaban mui ricos y no les faltaba cosa alguna. y La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes. México. verde. Todos estos colores los tenía ya de por sí. m. no tenían precio los víveres. Núm. 14 THESAURUS.. 1975 EL MITO DE LA EDAD DE ORO 87 Los toltecas eran muy ricos. 301-309. metales. 1 4 Fray Bernardino de Sahagún.." 15 La exacta correspondencia entre la tradición oral y la escrita es. * * * Tampoco en el Incario escasean las representaciones de ese pasado mítico-legendario. 1946. sino con ellas callentaban los baños como con leña. .. " Libro III. que se relaciona.. Antonio ANTELO. amarillo. Las literaturas precolombinas de México.. 3* cd. ed. Acosta Saignes. . También se producía el algodón de muchos colores: rojo. ni había hambre ni falta de maíz ni comían las maxorcas de maíz pequeñas. verde azulado. morado. . XXX. 3 vols. así nacía de la tierra.. nadie lo pintaba... en su monumental Historia de las cosas de la Nueva España.. ya con la Edad M.. cap. entre e l l o s . acogió también la versión tolteca sobre la abundancia extraordinaria de frutos.

Baudin propuso una explicación de la "identidad" entre ambos sistemas. Millares Cario. Núm. ed. ya con las instituciones económicas y sociales del antiguo Perú. y Les Incas du Perón: essais sur le socialisme. en virtud. 11 Historia natural y moral de las Indias. naturalmente. pero sobre la base de una aristocracia que gobierna y de subditos cuya división. en su manera guardaban aquella alta perfección de no tener cosa propia y proveer a todos lo necesario y sustentar tan copiosamente las cosas de la religión y las de su rey y señor"16. teórica. José de Acosta alaba la equidad con que era administrado aquel Imperio: "Ningún hombre de consideración — escribe — habrá que no se admire de tan notable y próvido gobierno. pues sin ser religiosos. THESAURUS. Es obvio que el gran humanista inglés no pudo tener conocimiento de la organización incaica. tanto del pensamiento como de la evolución social y económica. asegura la armonía del conjunto. cap. París. vi. según él. XXX. a tono con sus funciones laborales. 1954. 1 (1975). ya con el salvajismo prehistórico en una imagen antiprimitivista de los orígenes. 1947. ya que su ficción data de 1516 y el descubrimiento del Imperio andino se realizó quince años después. su igualitarismo apunta al orden ideal de los tiempos áureos17. París. A. El mito de la Edad de Oro . Louis Baudin comparó ese "socialismo de Estado" con la utopía de Thomas More y.88 ANTONIO ANTELO BICC. México. aplicada. de la unidad de la lógica humana. págs. y en el de More. Así el ilustrado P. 163-169 y 173-177. Respecto a Platón.. la semejanza estriba en la existencia de una jerarquía políticosocial: tanto La República como el Imperio de los Incas son transpersonalistas. " L.. Tomo XXX. con la Ciudad platónica. . libr. que instituye aquí el mismo orden económico. 1975 de Oro. xv. ni cristianos los indios. Antonio ANTELO. por tratarse de igual concepción: en el caso americano. 1928. L'Empire socialistc des In/(a. BAUDIN. Es interesante consignar la posición de algunos cronistas frente a ese pasado. Aunque dichas utopías y el Imperio incaico responden a una fase avanzada. se deben al bien común.

28 (1953). A. 1963. xv. 1975 EL MITO DE LA EDAD DE ORO 89 Influidos por el utopismo renacentista. 26-29. Antonio ANTELO. — Vid. LOS factores de la idea del progreso en el Renacimiento español. 19 Comentarios. sin pueblo ni casa. 3 vols.. págs. 393-437. Italia y el Inca Garcilaso. cf. 1949. De rer. — A. AVALLE-ARCE. y aun en las mujeres se habían como brutos. Madrid. 1-24. El Inca Garcilaso y el humanismo renacentista. El Inca Garcilaso en sus "Comentarios" (Antología vivida).B1CC. SÁNCHEZ. Tal descripción recuerda el famoso pasaje de Lucrecio sobre la infancia de la Humanidad. 1963. el cronista peruano la idealización implícita en la Edad de Oro. AROCENA. — En orden a las teorías "ascensionales" o antiprimitivistas de la cultura. Bibliografía del Inca Garcilaso de la Vega. sin vestir ni cubrir sus carnes. vol. que sin duda Garcilaso 20 tuvo muy presente . Madrid. 18 J. IV (1965). cierta fe en un vago progreso: a juicio de ]. su pensamiento se acerca al de Jean Bodin 18. 925-987. 22-38.. Cubrían sus carnes con hojas y cortezas de árboles. en Documenta (Lima). en Mar del Sur (Lima). y su visión es antiprimitivista cuando se refiere a los orígenes: "Sabrás —instruye el Inca a su sobrino Garcilaso— que en los siglos antiguos toda esta región de la tierra que ves. THESAURUS. y de tres en tres. PORRAS BARRENECHEA. 1 (1975). ed. V. I. Tomo XXX. págs. 1964. ). MARAVALL. — A. Durand. Núm. En suma. . y carne humana. I. Buenos Aires.. lib. B. Madrid. " LUCR.. El mito de la Edad de Oro . MIRÓ QUESADA. 2* ed. como acertaban a juntarse en las cuevas y resquicios de peñas y cavernas de la tierra. — R. XXX. págs. otros andaban en cueros. sin cultivar ni sembrar la tierra. 1946. núm. y la fruta inculta que ellos daban de suyo. Vivían de dos en dos. eran unos grandes montes y breñales. Lima. porque no supieron tenerlas propias y conocidas" 19. TAURO.. con el orgullo genealógico de su autor. nal. 1959. vivían como venados y salvajinas. y las gentes en aquellos tiempos vivían como fieras y animales brutos. también: L. los Comentarios reales del Inca Garcilaso de la Vega — buen ejemplo de mestizaje biológico y cultural — expresan.. y pieles de animales. Lima. pues. El Inca Garcilaso de la Vega. A. comían como bestias yerbas del campo y raíces de árboles. — L. porque no sabían labrar algodón ni lana para hacer de vestir. cap. Avalle-Arce. No admite. J. B. Escritores representativos de América.

jirst elassie writter o¡ America. en Diógenes. confesando que ningún hombre humano pudiera haber hecho por ellos lo que él. merece subrayarse *4. 85-103. dispensó a manos llenas. lib. Dávila informa sobre las mismas y. pág. Primer Visitador de Idolatrías y canónigo del Capítulo de Lima. Por lo demás. sobre el antiguo orden '^ Comentarios. A. cap. 22. . cd. Tomo XXX. Madrid. se observa en él la vigencia de los esquemas utópicos propios de la ideología renacentista. en Filología y crítica hispánica (Homenaje al Profesor F. 18) así lo considera.. I. su imagen del Perú se aproxima a la idílica que nos ofrecen otros escritores cuando hablan del Imperio incaico.90 ANTONIO ANTELO BICC. el cronista nos lo muestra rodeado de afecto: sus agradecidos subditos "le adoraron por hijo del sol. lo corrobora. quechua-español. Sánchez-Escribano). La posición de Garcilaso es. 1969. xxi. J. 1 (1975). publicado en 1646 por el P. pág.. sermón de Francisco Dávila a los indios del Perú (1646). núm. como lo anota el Profesor Irving A. cd. Al atacar las creencias y prácticas supersticiosas del nativo. Manco Capac. " J. y que así creían que era hombre divino venido del cielo"21. Núm. " The Inca Garcilaso de la Vega. " G. Rojas. AVALLE-ARCE (vid. la del evhemerismo clásico 2 \ Pero. Porqueras y C. THESAURUS. historiador de las religiones comparadas y folclorista. también. al respecto. si no aceptaba una Edad de Oro primigenia. 1975 En el capítulo acerca de los beneficios que el antepasado común y primero de los Incas. 60. Antonio ANTELO. Durand. and in his portrayal of the benevolent paternalism of the Incan rulers toward their subjects and the conquered tribes incorporated into their commonwealth" 2i . Francisco Dávila. DUMÉZIL. entre fuentes diversas. Leonard en su afortunada semblanza de Garcilaso: los Comentarios Reales presentan de la organización política y socioeconómica un cuadro optimista. "El Buen Pastor". Que a principios del siglo xvn aún sentían los indios peruanos gran nostalgia de la seguridad y paz incaicas — su edad dorada—. B. 20 (Dic. XXX. n. Georges Dumézil. El mito de la Edad de Oro . 1957). "which suggests a highly efficient agradan collectivism. un importante sermonario bilingüe. Su comentario por el reputado lingüista.

TELLO. El mito de la Edad de Oro .. occas. 1948. Primera parte: época prehispánica. 1 (1975). PORRAS BARRENECHEA. era sin número y medida. Lima. 77 El cronista indio... Pues las comidas como son el mayz. y C. en lo templado. Y demás desto. Dávila refuta la previsible argumentación indígena. pág. antes que aportassen acá los Españoles. y en la costa del Mar.. El cronista indio Felipe Huaman Poma de Ayala. 99-100. facsímil de la Nueva Coronica y Buen Gobierno (Codex péntvicn ¿Ilustré).. a la predicación evangélica: "Quizá alguno de vosotros dirá aora. Tomo XXX. y rrompen las cerraduras para hurtar. pero el texto conserva su valor documental como testimonio de un laudator temporis acti peruano. 1939. porque arrimada a la puerta vna barbacoa. el indio don Felipe Huaman Poma de Ayala. — Sobre este escritor son interesantes: R. nosotros tenemos diferente origen y otro aspecto.""'. París. finge una réplica de ese indio. por L. 1936.. siendo la primera {yariviracocharuna) de orden social. papas. 38. elocuente suspirar transido de andina melancolía por una fenecida y justa paz. Ciertamente. "* Vid.. auía muchos de nosotros. páceos. Las primeras edades del Peni. Padre mío.. XXX.: La nueva Crónica y el buen Gobierno. Según Porras Barrenechea. Otro cronista. el P. y nos aumentáuamos sin número en la sierra. participa de la concepción primitivista en su Nueva coronica y buen gobierno"°. carneros. estauan los graneros del Inga embutidos desto. págs. a THESAURUS.. sin que la tocassen. Pero después que vinieron los Españoles.. Y entonces no auía ladrones. los indios no somos como los Españoles. por Huaman Poma. 1975 IX MITO DE LA EDAD DE ORO 9! social. todos los indios se an hecho ladrones. rebelde. Ensayo de interpretación. Lima. . Núm.. que debía pronunciarse el segundo domingo después de Pascua. y la versión modernizada.. todo era adorar y seruir a Dios con sus muDUMÍZIL. quinua. estaua segura. Institut d'Ethnologie. y lo mismo era en las troxas de los particulares. la ed. 1956). Divide la era preincaica en tres fases. y vna piedra. Antonio ANTELO.BICC. en su fuero interno. En el sermón acerca del Buen Pastor. en las punas.. con transcripción literal del ms. y las cassas de los Indios sin llaues.. en la yunga. BUSTIOS GÁLVEZ (Lima. debió de conocer el mito clásico de la Edad de Oro" 7 . pues los nativos "ueuían cin pleyto y cin pendencia.

. * Vid. N . A Documentary History of Primitivista and Related Ideas in Classical Antiquity. Sociétés. Arthur O. los antecedentes clásicos del mito de la Edad de Oro que influyeron más en el Renacimiento español y.. de paso. han sido recientemente investigados por lo que al Inca Garcilaso y a Huaman Poma de Ayala se refiere"°. desde Hornero hasta Colón: esos dos volúmenes enjundiosos contienen. Antonio ANTELO. eds. ANTIGÜEDAD CLASICA Y HUMANISMO CRISTIANO Examinemos ahora. New York. Essays on Primitivista and Related Ideas in the Middle Ages. Prólogo del Duque de Wellington y Ciudad Rodrigo e Introducción y notas de M. 1975 geres".). Pensée sauvage et accttlturation: l'espace et le temps chez Felipe Guarnan Poma de Ayala et Vinca Garcilaso de la Vega. a través de sus figuras..G... en las Indias.92 ANTONIO ANTELO BICC. en la segunda (variruna). en quien se nota asimismo la huella de Lucrecio: su Historia general del Perú suministra noticias interesantes sobre esas tradiciones culturales30. al Imperio incaico—. la representación de una edad áurea. en Annales: Economies. 30 Historia general del Perú. "comensaron a guardar y rrespetaron a sus padres y madres y señores y a unos y con otros se obedecieron. Mai-AoQt 1971.. Cabe mencionar también. muy útiles comentarios para una aproximación al tema 31 .. origen y decadencia de los Incas.. Civilisations. Tanto la mentalidad primitiva en orden al espacio y al tiempo. 1966 (repr. LOVEJOY . a fray Martín de Murúa. Núm. no tenían oficios ni artificios ni beneficios ni guerra ni casa ni ninguna cosa. El mito de la Edad de Oro . XXX. 1 (1975). THESAURUS. como los problemas de aculturación. (ed. 1962. Madrid. O. La bibliografía sobre períodos ulteriores se ha enriquecido notablemente. entre los autores que transfieren a épocas civilizadas —es decir. ci no entendían rromper tierra uirgen" 28 . 31 A. BOAS.. 3. Ballesteros Gaibrois. . y G. WACHTEL. New York. 1965 (repr. ed. Lovejoy y George Boas han recopilado los pasajes claves sobre el primitivismo y sus diversas valoraciones. fojas 51 y 54-55. junto con los textos.). en particular acerca " Nueva coronica. facsímil). Tomo XXX. BOAS.

fue seguido en la época helenístico-romana de otras interpretaciones — que han llegado a nosotros fragmentariamente —. CHINARD. Milano-Napoli. 1 9 7 5 EL MITO DE LA EDAD DE ORO 93 del bon sauvage. LUCIANO (Saturnales. También aporta noticias y comentarios críticos A. XXX. ante todo. A Documenlary History . 1935. Pero la idealización de los saturnia regna corría parejas con una imagen antiprimitivista de los comienzos humanos. 93-96). Paris. no sólo en su arcaica formulación griega —Los Trabajos y los Días. DEMÓCRITO (págs.. los estudios fundamentales son los de Gilbert Chinard. LUCRECIO (págs. # * * El mito de la Edad de Oro se conocía.. las de Dicearco y Posidonio. 208-211). Milano-Napoli. Le mythc du Bon Sauvage ou les prestiges de ¡'origine. n. supra. Ovidio. II mito del Buon Sehaggio: lntroduzione alia storia delle teorie etnologiche. sobre los orígenes de la cultura. — R. OVIDIO (págs. con traducción y comentarios: HESÍODO (págs. a Los textos griegos y latine» figuran en LOVEJOY-HOAS. 43-49 y 63) y MACROBIO (pág. " G. en las variantes que del mismo ofrecen los autores romanos: Virgilio. 1916. Paris. Tomo XXX. 2431).BICC. — R. supra. Les non vean x horizons de la Renaissance ¡ranease. 263-275). ATKINSON. Núm. 20. 31). 1 (1975). M. 1954. 37-59. VIRGILIO (págs. ROMEO. La disputa del Nuovo Mondo: Storia di una polémica. El mito de la Edad de Oro . 1750-1900. Antonio ANTELO. aunque su influencia real — desde el punto de vista filosófico — se haría sentir en el xvn 33 .. revés el mysteres (át. PROTÁGORAS (págs. Geoffrey Atkinson y Rosario Romeo. pero. 1911. (cit. 57-58 y 85-89). POSIDONIO (a propósito ele Séneca. El poema de Lucrecio debe considerarse. — Sobre el "huen salvaje". en Mytlies. 67). gr. 1948. específicamente. Paris. que tiene representantes muy destacados a partir de Demócrito. ELIADF. 1955. Horacio. a su vez. págs.. GONNABD... — G. en relación con el siglo xvi. v. 3). . THESAURUS. L'exotisme américain dans la littcrature jran(aiie au XVle siecle. Le seoperte americane nella coscienza italiana del Cinquecento. de Hesíodo—. Séneca y Macrobio. Messina. 64-65). 402 y sigs. GERBI. 207-208). El mito de Protágoras en el diálogo platónico así titulado (320 c-323 a). como una de las lecturas más generalizadas entre los escritores del siglo xvi. sino. n. COCCHIARA. I. págs. págs. 225-242). DICEARCO (págs. — G. cj. La légende du bon sauvage: Contribution a l'etude des origines du socialisme. quienes se han ocupado magistralmente del exotismo americano en los relatos geográficos y en las bellas letras del Renacimiento francés e italiano 32 .

para ser leídas. — E. fresas silvestres. Se ignoraban el castigo y el miedo. sin ley. manaban. 1926. págs. 89-150 (Trad. V humanisme medieval dans les lillératures romanes du Xlie au XIV& siecle. ni cascos. en Nueva Revista de Filología Hispánica. BOLCAR. y los apacibles céfiros acariciaban con sus tibios soplos a las flores nacidas sin semilla. las naciones pasaban seguras sus ocios agradables. RAND. Trad. ** Met.. 1958. . y no se veían grabadas en público. 1 (1975). Núm. R. págs. que no había sido labrada. para OVIDIO. producía mieses. PANSA. Todavía no circundaban las ciudades los profundos fosos. — Es útil asimismo la consulta de L.. sino que estaban seguros sin defensor. The Classical Heritage and its Benejiciaries: jrom the Carolingian Age to the End oj the Renaissance. y el campo.. la cual sin coacción. sin duda alguna las Metamorfosis de Ovidio —que gozaron ya de tanto favor en la Edad Media — constituyen la base de esta fábula. entre los siglos XIV y XVI. Antonio ANTELO.: G. — M* R. K. La misma tierra. New York. ni espadas. al menos entre los poetas y humanistas. V (1951). no hendida por el azadón ni herida por el arado. ya ríos de leche. México. 3 5 31 Para Ovidio y su fortuna en las letras medievales. vol. La tradición clásica: influencias griegas y romanas en la literatura occidental. 530-532. Barcelona. . 1964. se cubría de grávidas espigas. Ovid and the Renascence in Spain. . y de la verde encina iba destilándose la dorada m i e l . 26-27). Ovidio nel Medioevo e nella tradizione popolare. Paris. vid. XXX. Tomo XXX. sin ser cultivado. Bibliografía Ovidiana. y los mortales no habían conocido otros litorales que los de su país. Sulmona. 183-223. — R. 1924. y la multitud suplicante no temblaba ante la presencia de su juez. frutos del cornejo. Sulmona. Ovidio: Las Metamorfosis. moras que adherían a las zarzas espinosas y bellotas que habían caído del copudo árbol de Júpiter. 2 vols. 1913. 1. ni cuernos de bronce curvado. El mito de la Edad de Oro . La tradición clásica en España. se hallará en R. PARATORE. HIGHET.. 99-108 y 187). págs. MONFRIN. 1 9 7 5 Respecto a España y las Indias. libre de toda carga.. — J. daba por sí misma de todo. 1972. 1954 (vid. as! como en el Renacimiento.. SCHEVILL. Era eterna la primavera. ya ríos de néctar. recensión crítica de G. y contentos de los manjares que producía sin que nada la obligara. espñ. LÓPEZ SOTO. sin necesidad de soldados. También la tierra. Berkeley. practicaba por sí misma la fe y la justicia. los hombres recogían los madroños. sin excluir a los historiadores 3 \ Se recordaban con delectación los versos 89-150: La Edad de Oro fue la primogénita.94 ANTONIO ANTELO BICC. no había largas trompetas. LIDA DE MALKIEL. THESAURUS. palabras amenazadoras. London. — Una relación de las principales traducciones de OVIDIO. N o había sido aún cortado el pino en sus montañas y no había descendido a la líquida llanura para visitar un mundo extranjero. I. 1964. O vid and /lis Injluence. de V.

3 vols. pasaban las noches sin congoja. todavía el avaro. 1968). Gozaban en común de los bienes de la Naturaleza. — Add. XXX.. págs. SOLANA.. Spain and the Western Tradilion. Philosophes espagnols d'hier et d'aujourd'hui. MENÉNDEZ PELAYO.: A.. M. vol.. Toulouse. Madrid. hasta la fecha. 1925. # # # Esta Edad de Oro pagana se concilla con el mito de Adán.. 280-336 y 373-388. — A.. 3-23. en que no pudieras hallar a un pobre?. 1 (1975). Tomo XXX. como quien dice. al alcance de la mano. Estos contenían la violencia y defendían al débil del más fuerte. págs. argu- * Vid. Aquellos que contra la sevicia del invierno o de la ventisca vivían seguros bajo un techado de hojas en una cabana vil. El humanismo cristiano que distingue a los pensadores y letrados españoles del siglo xvi. Guv. págs... Fray Luis de León. BELL. THESAURUS. opina Posidonio que el poder estaba en manos de los sabios. BONILLA Y SAN MARTÍN. C. .O SÉNECA. Núm. 175-249. la mejor visión de conjunto sobre las acritudes hispánicas hacia el mundo y el hombre en la Edad de Oro. En aquella edad que dicen fue de oro.. Wisc... F. excelente iniciación al humanismo español. apaciblemente 36. 1903. H. (Santander. mentos y notas de L. igual era el cuidado propio y el ajeno. escondiendo lo que le sobraba. con referencias a los textos claves y a los estudios más autorizados. El mito de la Edad de Oro .. Antonio ANTELO. Htimanislas españoles del siglo XVI. Estaban en paz las armas. — M. — O. Todavía el más poderoso no había echado mano del más débil. traducción. Historia de la filosofía española: Época del Renacimiento (siglo XVI).. Madrid. 645-52. Aquella edad afortunada en que los beneficios de la Naturaleza yacían en medio. Oxford. 1961. vol. 1956. Riber. A Study of the Spavish Renaissance. " Lucio ANNF. y quienes de ellos nacieron. no había privado a los otros de lo que habían menester.. persuadían o disuadían y mostraban lo que era útil y lo que era inútil. vol..BICC. I. III (Madison. Discurso previo. II de las O. hecha a Su imagen y semejanza37. exaltando al hombre y lo humano como criatura de Dios. seguían la Naturaleza sin corrupción. Luis Vives y la ¡ilosofía del Renacimiento. 1975 LL MITO DE LA EDAD DE ORO 95 Otro texto capital es la epístola XC de Séneca a Lucilio: Los primeros mortales. ¿Por qué no he de llamar yo humanidad más rica la de aquel tiempo. antes que la avaricia y el lujo disociasen a los mortales y los asociasen para abalanzarse a la rapiña. en Esludios y discursos de crítica histórica y literaria. G. .. combina por su ambivalencia espiritual (Antigüedad clásica y Sagrada Escritura) dos tradiciones filosófico-morales. Obras completas. — A. 1941). CREEN.

aquí tienen su origen" 39 . Rico. 133 y sigs. 140. D. y 190. KORS. "El nuevo concepto de la personalidad y el nuevo concepto de la naturaleza que aporta el Renacimiento. 1953. C. 1 (1975). De creatione universali''. en VIVES.. dio gran impulso a la antropología filosófica del Renacimiento en su primera fase. Les caracteres de I'humanisme authentique.. 1969.. CERVANTES DE SALAZAR. etc. es notable P. GROETHUVSEN. Stimma Theol. 35 THESAURUS. trans. 94. — E. la libertad.. Rinascimento. Tomo XXX. RICOEUR. Buenos Aires. págs. The Symbolism of Evil. musicales. 255-267. — Por su interés filosófico deben recordarse: B. GARIN. d. 1960. — S. 7-49. Fircnzc. trad. Durante aquel jubiloso período. Firenze. riv. con su profundo carácter religioso: la vuelta al hombre primordial.. — Además de los trabajos mencionados en las notas 37-38. según lo puso de manifiesto Konrad Burdach: la esencia del humanismo —afirma— "está en el retorno al principio humano. La justice primitive et le peché originel d'apres Sí. 1941. Núm. págs. PÁRENTE. — Para la Nueva Granada.. poéticas. Pico della Mirándola. 1970. a. 94-132. El mito de la Edad de Oro . y P. en Humanisme et Renaissance. 1. a la poesía. París. . 135 y sigs. p. 1975 El tema de Adán cobró de este modo importancia suma. la regalitas y un poder espiritual sublime. trad. Jiménez de Quesada y el humanismo contrarrejormista. unida a las meditaciones platónico-agustinianas y herméticas. B. fray Luis DE LEÓN y otros autores. el arte y la ética antiguos. Bogotá. 1965. (1935). qq. espñ. ya desde el siglo xiv. Buenos Aires.. Historia del Humanismo. la antropología filosófica: A. págs. I. cj. — F. págs. 125-142. BURDACH. Instituto Caro y Cuervo. TOFFANIN. RENAUDET. Umanesimo. p. presentaba como rasgos de su condición. 2* cd. 1. ALCORTA. 1951. 232305. — Sobre el mito adánico y la visión escatológica de la Historia. — N. M Rijorma.96 ANTONIO ANTELO BICC. Adán. VALDERRAMA ANDRADE. Engl. PAPARELLI. Boston. sino en una transformación concreta de la vida interior" 38 . VI (1945). Para el estado de inocencia. Le componenti dell'umanesimo. — G. — J. trad. Ella fue posible gracias a la idea de homo spiritucdis. págs. pasa revista a sus expresiones filosófico-morales. IX (1954).. y no en el pensamiento. 1930. págs. 1949. El pequeño mundo del hombre: Varia jortuna de una idea en las letras españolas. concretamente. í. ad 1. 95 (a. PÉREZ DE OLIVA. 282-308. y bibliografía. Milano. Barí. Atilour d'une définition de ¡'humanisme. 1940. que lo divinizaba. 97. — G. 1965. 32. la imagen de Adán. desde el siglo XIII hasta nuestros días. esp. son importantes para las concepciones humanísticas del Renacimiento y.. 117-189. Tilomas. creado in statu innocenúae. I). en Giornale di Metafísica. In II Sent. págs. la doctrina tomista constituye la base del pensamiento escolástico: cf. Antonio ANTELO. Roma.. Madrid. Umanesimo. Madrid. FESTA. ital. L'umanesimo italiano.. intrínsecos. feritas-Humanitas-Divinitas. XXX. Antropología filosófica. I. 118 y sigs.

P. Randall.. Opera omnia. 309484. Hildesheim. y su introducción al discurso de Pico sobre la dignidad del hombre. cit. su interlocutor Antonio estima al hombre como "la más admirable obra de cuantas Dios ha hecho. 1586. 117-128. Cassirer. y los altos secretos de su Trinidad" . " Luis VIVES. cuya deliciosa Fábula de homine popularizó la idea de que nihil esse homine admirabilius. 1 (1975).. ed. 3-8. Firenze. 1937. y J. mas veo también. págs. se imprimió en Alcalá de Henares (1546). " JOANNIS et J. Renaissance Thought II. F. ni en la fuerza de los elementos. por G. E. GARIN.. transí. Chicago. 19-55. Papers on Humanism and the Arts. desde Petrarca hasta Montaigne). 2 vols. — E. and J. Mayans. 165-372 (admirable introducción al pensamiento renacentista.. — Para estados de las cuestiones vid. Umanesimo e Rinasiimento. tan copiosas. 37). n. consagraría tal glorificación 40 . Rico. ATKINSON. "Tiene ánima a Dios semejante. (supra. LXXI (1927). Kristeller. VI (1914). P. y con su mando la gobierna. Fircnzc. 1557-1573. págs. dignitate. Hernán Pérez de Oliva: a biographical and critical sttidy. que en la gran fábrica del cielo. 1963. . Núm. 1942. . VASOLI. Además de Luis Vives. G. Garin. 1965. . —• W . Palermo. Rico (supra. y E. New York. 8 vols.BICC. — P. Antonio ANTELO. así el ánima del hombre tiene el cuerpo subjecto" . O. el mismo ser de Dios. en Cuba contemporánea. El humanista Fernán Pérez de Oliva. . THESAURUS. A. que da F. siendo su continuador FRANXISCO CERVANTES DE SALAZAR. Córdoba. en The Renaissance Philosophy oj Man. como en espejo claro. vid. donde veo no solamente la excelencia de su saber más representada. págs. by E. cd. y las referencias. d. — F. tan ensalzado por el Diálogo de la dignidad del hombre41. and Humanistic Strains. el siglo xvi español e indiano dio al humanismo la noble figura del cordobés Hernán Pérez de Oliva. nota 37). C. 215-222. Debe consignarse tam- bién la edición de las Obras del Maestro Fernán Pérez de Oliva. M. embelleciendo con una veste mitológica el pasaje bíblico (Gn. Valencia. 1975 EL MITO DE LA EDAD DE ORO 97 con su Oratio de hominis dignitate. CASSIRER. hace un erudito comentario. . 1948. 1782-1790. XXX. reimpresa. Heptaplus. Vid. I... PICI. 26). Renaissance Thought. Tomo XXX. Opera omnia. The Classic. op. The Individual and the Cosmos in Renaissance Philosophy. New York. Jr. en Revue Hispanique. De ente et uno. — Sobre este autor. Basilea. De hominis Vita e dottrina. e scritli vari. Scholastic. ed. para la Fábula de homine. HENRÍQUEZ URUÑA. — El mismo. IV. págs. también: GIOVANNI PICO DELLA MIRÁNDOLA. vid. ni en todo el orden que tiene el universo. 129-132. KRISTELLER.: P. ¡unto con sus otras obras. 1965. Frente al escéptico y pesimista Aurelio. C. — El Diálogo de PÉREZ DE OLIVA. Eng!. 1969. El mito de la Edad de Oro . 1961. O. y cuerpo semepágs. "Que así como Dios tiene en su poderío la fábrica del mundo. New York.

y entiende como ángel. como ambiciosa y ganosa de mostrar su obra tan excelente sin ninguna cobertura"43. además. Antonio ANTELO.. 19 v°. y G. divulgó tan influyentes escritos. Por lo cual los pintores sabios en ninguna manera se confían de pintar al hombre más hermoso que desnudo. El cristianismo se concierta así con la reverencia por la naturaleza humana: ella. de las genuinas tendencias de nuestro humanismo— lo continuó el latinista Francisco Cervantes de Salazar.. 1959. " Diálogo. siente como bruto. 37-91. 1.. al que inicialmente vio como un ser bueno. como profesor de la recién fundada Universidad de México. I (1945).. en estado de inocencia. 242-272.. Este Diálogo —revelador. Córdoba. H r°-16 v°. Diálogo. 14). págs." "Y en su mano tiene hacerse tan excelente. Por lo cual bien dijeron los antiguos. de hacerlos convenientes para el uso o para la hermosura. y también naturaleza lo saca desnudo del vientre.. en Temas y problemas de literatura española. en T/iesaurus.. Cervantes de Salazar como humanista... Madrid. GAOS. LOS fundadores del humanismo mexicano. pá«s. 4. después de la Caída. cuál cuidado tuvo más su artífice... por su tono. como Dios en sí tiene perfección universal. y habitó entre nosotros (Jn. que el arte del Renacimiento dignificó y que los ojos europeos contemplaban en la naturaleza virgen de América: "Veréis —dice— al hombre compuesto de nobles miembros y excelentes. V. XXX. que es el hombre menor mundo cumplido de la perfección de todas las cosas. habitante. de tierras " PÍREZ DE OLIVA. mereció los dones de la Redención: "Y el Verbo se hizo carne. THESAURUS. do nadie puede juzgar. fol. (ed. " Vid. 1 (1975). Tomo XXX. 1586). PREFIGURACIÓN DEL "BON SAUVAGE" El Descubrimiento del Nuevo Mundo enfrentó al europeo con la realidad social del hombre primitivo. . fo!s. El mito de la Edad de Oro . que sea contado entre aquellos a quienes dijo Dios: Dioses sois vosotros. conforme al arquetipo de la Edad de Oro. 1975 jante al mundo: vive como planta.. MÉNDEZ PLANCARTE. así como los de su modelo Vives44."*2 Pérez de Oliva elogia también la nuditas. Núm.98 ANTONIO ANTELO BICC.

n. es decir.. Antonio ANTELO.. especialmente el vol. y Cristóbal Colón y el Descubrimiento de América. .. — G. es decir. Historia de la geografía del Nuevo Continente y de los progresos de la astronomía náutica en los siglos XV y XVI. proclamando el sentido utópico de aquella revelación: "A partir de este instante. también. Justamente ponderados como verdaderos cuadros de la naturaleza. Alfonso Reyes lo puso de relieve sugestivamente. La découvcrte dtt Noiweau Monde donne un nouvcl essor a la littérature descriptive. págs. VON HUMBOLDT. México. 3). 1975 EL MITO DE LA EDAD DE ORO 99 privilegiadas —por lo común islas— que diversos mitos geográficos. Gilbert Chinard y Leo Olschki han escrito páginas clásicas sobre la fascinación causada por América desde el primer encuentro 43 . entusiasmado. 1 (1975). Los dogmatismos se quiebran ante el espectáculo de las nuevas costumbres. con el espectáculo de América. 11 y sigs. idílicos al par que objetivos. vid. este exotismo americano lleva una intención política y moral.. que fue puramente pintoresco o estético. Alexander von Humboldt. Vid. págs. págs. — L. antiguos y medievales. XI. Con un estudio preliminar de E. XXX. II. 32). " El destino de América. Utopías del Renacimiento. OLSCHKI (supra. n. 1892. que la literatura quiere comprobar. 156 y 163. con el Edén. una imagen propuesta a priori: la Edad de Oro de los antiguos.. 2 vols. THESAURUS. espñ. "Lo que queda del Diario 48 A. V (1846). 5-15. vol. una soñada república. aún conmueven al lector. asociaban con el locus amoenus por excelencia. ¡Qué primavera de sueños!... sus frescas impresiones ante el paisaje y los nativos. en Bultclin de la Société de Géographie (París). México. 1941. trad. A diferencia del exotismo oriental. Madrid. Tomo XXX..BICC. 1960. 209-225.. 5758. A su vez. 7 y sigs.. IMAZ." 4 8 # * El Diario y las cartas de Colón encabezan tales escritos: el Almirante consigna. El mito de la Edad de Oro . en Obras completas. págs. el destino de América — cualesquiera sean las contingencias y los errores de la historia— comienza a definirse a los ojos de la humanidad como posible campo donde realizar una felicidad más completa y mejor repartida entre los hombres.. CHINARD (stipra. págs.. una Utopía. América se anuncia con toques de clarín a la mente de los más altos europeos. Núm.

5 vols. 1945. Balaguer y A. " M. domingo. J. I. I. sin ninguna montaña. que ninguno vide de edad de más de treinta años: muy bien hechos. Celebérrimo es el pasaje relativo al desembarco en Guanahaní: "Me pareció que era gente muy pobre de todo. vol. estudios de humanismo atlántico. Tomo XXX. FERNÁNDEZ DE NAVARRETE. situándolo en el marco de su tiempo 48 . Madrid. de J. s. Antonio ANTELO. Madrid. I. vol. — F. Cioranescu han analizado también estas calidades estilísticas de Colón. Buenos Aires. ques placer de mirarla. vol. Colón. BALAGUER. 1 (1975). uno de los más bellos trozos de prosa que sea dable leer.100 ANTONIO ANTELO BICC." "Ellos —añade— no traen armas ni las cognocen. Colección de los viajes y descubrimientos que hicieron por mar los españoles desde jines del siglo XV.anista.. Esteve Barba — es. y toda ella verde. y una laguna en medio muy grande.. cit. págs. y sus gentes "non tienen otras armas salvo las armas " Historiografía indiana. Colón. pág. del 4 de marzo de 1493.. de muy fermosos cuerpos. 1975 del primer viaje — dice F. admirable relato de una maravilla no imaginada. El mito de la Edad de Oro . prefigura los retratos del hombre primitivo que cautivarían a los humanistas y pensadores europeos: "La Española (Santo Domingo) es maravillosa".. THESAURUS. pág. Valladolid. desde un punto de vista literario. sencilla expresión de una incomensurable aventura. V (1949). aunque no vide más de una farto moza y todos los que yo vi eran todos mancebos. Ellos andan todos desnudos como su madre los parió. 372-385. y también las mugeres. Madrid. 48 J. La carta a Santángel y Sánchez. d.. en Boletín del Instituto Caro y Cuervo. y muy buenas caras. y se cortaban con ignorancia"49. El primer contacto de blancos y gentes de color en América: estudio sobre el 'Diario' del primer viaje de Cristóbal Colón. cit. cd. hurr. 22. CIORANESCU. XXX. 185. MALDONADO DE GUEVARA. 18251837. avistaba la sin par Cuba.. la ed. 169. Al día siguiente describe la isla. 1924. — A. M 51 NAVARRETE. "que nunca tan hermosa cosa vido" 51 .. porque les amostré espadas y las tomaban por el filo. "bien grande y muy llana y de árboles muy verdes." 5 0 El 28 de octubre. .. NATALICIO GONZÁLEZ. sino vivida y real" 47 . 165.. y muchas aguas. pág. pág. anunciando el Descubrimiento. NAVARRETE. 1964. precursor literario. ed. Núm. Cj.

. M Una excelente edición facsímil de las obras de PEDRO MÁRTIR. Sin embargo.. desnudos." 5 " Colón anota. sin jueces calumniosos. como estaba.. pág. matiza. viviendo en la edad de oro. también les atormenta la ambición del mando y se arruinan mutuamente con guerras. E. C. que no lo creerá sino el que lo viese. Antonio ANTELO. u M THESAURUS. I.. junto a los pacíficos y blandos tainos. . pág.. los relatos aurórales con prudentes observaciones sobre la índole.. . viven sin solicitud acerca del porvenir. I. sin pesos ni medidas. Seco Serrano. a los feroces caníbales. Naturalmente. empero. de la cual peste no creo que se viera inmune de modo alguno la edad de oro. Y esto no procede porque sean ignorantes. sin libros. Akademischc Druck-u. Opus epistolarum. "después que se aseguran y pierden este miedo. sobre aquella economía natural: "Ni he podido entender si tienen bienes propios. De Orbe Not/o decades ocio. 168. en especial de las cosas comederas"53. NAVARRETE. pero el Almirante no lo hace.. El mito de la Edad de Oro . Tomo XXX." "Y no conocían ninguna seta ni idolatría.. y creían muy firme que yo con estos navios y gente venía del cielo. Seco Serrano... ed. de realzar positivamente su hazaña con miras al favor de la Corte. ellos son tanto sin engaño y tan liberales de lo que tienen. y en tal acatamiento me reciben . cabía mencionar.. ed. 169. 1 (1975). y no osan usar de aquéllas. NAVARRETE. contentándose con la naturaleza. WOLDAN.BICC. según las de Alcalá (1516 y 1530). Madrid. . menos humana. que me pareció ver que aquello que uno tenía todos hacían parte. 1975 EL MITO DE LA EDAD DE ORO 101 de las cañas cuando están con la simiente. vol. vol. Graz. salvo que todos creen que las fuerzas y el bien es en el cielo. Núm. Introducción Dr. salvo de muy sotil ingenio. preocupado.. Pedro Mártir de Anghiera o Anglería. sin leyes. el odio y el aparato represivo de las altas culturas no han corrompido aún.. XXX.". sin que en aquel tiempo anduvieran los mortales con el dame y el no te doy.."5*. sin el mortífero dinero.. de otros aborígenes: "Me parece — comenta — que nuestros isleños de la Española. 1954. seducido por un Nuevo Mundo en el que moran dichosas gentes a quienes la codicia. es: Opera: Légano Babylonica.

lib. ROMEO. Paris. V. TORRE REVELLO. De MONTAIGNE es importante su ensayo sobre Les Cannibales. Paris. 53. MARIÉJOL. págs. en relación con los grandes imperios azteca e inca. 25. ROMEO. (supra. en Thesaurus. l'ierre Martyr d'Anghiera: sa vie et ses oeuvres. vol. La influencia de Montaigne en Shakespeare (La Tempestad) se ha señalado igualmente: vid. 1944. insiste acerca de las cualidades positivas. entre otros.. No cierran sus heredades ni con fosos. reiteró." "6 Sabido es cómo el más acérrimo defensor de esta imagen primitivista. át. LEVIN (supra. de TORRES ASENSIO. xxxi." 55 . 1631). Magistratus eligunt. III. op. I. iv (pá«. 1966. 1887. cd. ni con setos. cum vero ipsi capiantur ¡ida omni tempore obsequia praestant. pues se contentaban con tan poco que en aquel vasto territorio más sobran campos que no le falta a nadie nada. cf.. y que no debe haber entre ellos mío ni tuyo.. cit. — J. ed. Para ellos es la edad de oro. n.. *° Cit. cap. También se ocupó de América. págs. Un lettré italien a la Cour d'Espagne (1488-1526). Antonio ANTELO. vid. H. facsímil. lib. n. por R. H. ARMAINGAUD. Le scoperte americane. Historiografía oficial de Colón. vi. sin libros. II. glosó y Verlagsanstalt. tienen por malo y perverso al que se complace en hacer injuria a cualquiera. 56-62 y 86-102. en Les Coches. texte du Ms. THESAURUS. 125-129. cap. XXX. viven en huertos abiertos. y es la que utilizo aquí (pág. sin jueces. y tr. . de Pedro Mártir a Oviedo y Gomara.102 ANTONIO ANTELO BICC.. qui omnem a tota patria litem e vestigio tollunt. en Oeuvres completes. Étude. de los caribes adquirió carta de naturaleza en el humanismo francés e italiano: vid. Alessandro Geraldini. lib. vm. 350-357. TORRES ASESSW se reimprimió con el título Décadas del Nuevo Mundo. en ¡mago Mundi (Buenos Aires). sin leyes. París. vol. — La traducción española de J. I (1954). 1924. ed. III. XII (1957). — Esta imagen. de su natural veneran al que es recto. I. cit. El mito de la Edad de Oro . 1927. pág. tan execrados pero tan unidos. de Bordeaux. pág. pues "cum admirabili inter se concordia vivunt. commemairc et notes par le Dr.. es común. — J. 41-42. Hacia 1520..id. Núm. 1975 Vuelve a loar las virtudes tópicas. ni con paredes. tan halagüeña.. como el sol y el agua. ATKINSON (supra. 1 (1975). BATAILLON. 46). 1). págs. n. Pedro Mártir de Anglería y su obra 'De Orbe Novo'. Dec. 32). G. cap. y R. Buenos Aires. semillas de todos los males.. en los nativos de Cuba: "Tienen ellos por cierto — dice — que la tierra. Les Essais. el obispo de Santo Domingo. que él señala incluso entre los caníbales. págs. I. Tomo XXX. lib. 32).: M. compartía esos juicios sobre los isleños: en su Itinerarium ai regiones sub aequinoctiali plaga constituías (Roma. fray Bartolomé de las Casas.. 133-153.. n. M Dec. págs. cap. 21). 23-29. — Entre los estudios sobre este humanista..

la cd.. 1174-1566. GIMÉNEZ FERNÁNDEZ. constituido por siete islas " Un objetivo enfoque de la controversia es el de J. especialmente los caps. por otra parte. La posición apologética del ardoroso dominico se exacerba en su Brevísima relación de la destruición de las Indias. 245-261 y passim. — L. aunque incurriendo en graves exageraciones: "Todas estas universas e infinitas gentes a toto genere crio Dios las más simples. ed. el Prólogo. 249-396 (con numerosas referencias). . así como la de la "guerra justa" contra los indios 57 . HÓFFNER. también R.. XL. págs. Madrid. 1963.Z PIDAL. trad.. 1951. a los españoles hidrópicos. Bibliograjía critica.. cap. Antonio ANTELO. con introducción de L. 1949. A. trad. THESAURUS. Bartolomé de Las Casas. México. . espñ." "Son también gentes paupérrimas. Madrid.. Jtiv. 1879. MILLARES CARLO. por ejemplo. 88 Cf. Núm. que parecía no haberse perdido o haberse restituido el estado de la inocencia. espñ. como yo los vide. 3 vols. cuyo prólogo sintetiza su pensamiento y fines humanitarios. HANKE. — L. Es.. El Padre Las Casas: su doble personalidad.. . 1954. Santiago d« Chile. El mito de la Edad de Oro . sin maldades ni dobleces. obedientísimas y fidelísimas a. 1975 EL MITO DE LA EDAD DE ORO 103 esgrimió la doctrina del estado de inocencia. y desde a poco tiempo. que se dice no haber pasado de seis horas.. HANKE. Madrid. sus señores naturales y a los cristianos a quienes sirven.BICC. págs. en que un poquito de tiempo. En la Historia general de las Indias reafirma el testimonio de Colón sobre los lucayos. I. " Cf. como si fueran padres y hijos. Las Casas aventura un paralelo con el Estado solar de Iambulo. según Diodoro de Sicilia. FABIÍ. y que menos poseen ni quieren poseer de bienes temporales. — Vid. volvían sanos"58. págs. "cómo andaban entre ellos y a ellos se allegaban con tanta familiaridad y tan sin temor y sospecha. 1 (1975).. vol. MENÉNDF. donde la salud y longevidad extremas aprovechaban. HANKE y M. II.. Tomo XXX. quienes "se iban a alguna de aquellas islas. lib. La etica colonial española del Siglo de Oro. el mismo escenario paradisíaco. vivió nuestro padre Adán" . para combatir — frente a Sepúlveda y otros— la tesis aristotélica en orden a la servidumbre de los bárbaros. La lucha por la justicia en ¡a Conquista de América.. XXX. Vida y escritos de Las Casas. Cristianismo y dignidad humana." 59 . 211-291. 1957. "cuánta fuese su mansedumbre"..

págs. (ibid. c. págs. D. 1955. Transí. según él. es decir. XXX. en Cumaná. BARKER. Vid. 57). El mito de la Edad de Oro . DIOD. La paz. supra. of S. con la tradición platónica. El escrito de Ortiz se titula. S I C . físicamente. bífida. 1 (1975). aunque muy breve. acerca de los vicios y defectos innumerables que. opuesta a los tópicos morales y poéticos81. sin éxito. 61-64. n. Fray Bartolomé se halla.104 ANTONIO ANTELO BICC. que les permitía imitar ventajosamente a las aves y sostener dos conversaciones simultáneas. Ancient Utopias. pues. 1956. Respecto a Iambulo. Antonio ANTELO. y R. en particular a los de Tierra Firme. . — G. 1975 circulares. and Essays b y . THESAURUS. eran sobrehumanos debido a su gran estatura y a una peculiarisima configuración de la lengua. sus habitantes vivían bajo un régimen igualitario y. asegurada por la comunidad de bienes. Hanke. An Inaugural Lecture delivered at the University of Southampton. las evocaciones míticas de la edad sa00 Vid. fray Tomás Ortiz. A. 95-98... es H. Claro está que el reverso de la medalla. The U.). c¡. Tomo XXX. 336 B. Es una visión pesimista del indígena. n. on 28 Nov. WALTER (supra. págs.. (supra. a la vez que representa el tomismo y la doctrina del status wnocentiae60. with Introductions. ha lucha por la justicia. 47-50... la hallamos por doquiera entonces: baste recordar que Pedro Mártir aduce también en sus Décadas (VII. págs. v) una carta de otro dominico. El Padre Las Casas. MENÉNDEZ PIDAU. . Oxford. 55-60. 1). expresivamente: Estas son las propriedades de los indios por donde no merescen libertades. 366-372. 337. con perpetuo clima otoñal y feraz suelo. 38. .. Notes. caracterizaban a los aborígenes. n. por igual. reinaba en aquellas luminosas islas de los mares australes. cuya evangelización intentó Las Casas. dirigida en 1524 al Consejo de Indias. — Interesante. BALDRY. C. Núm. Passages and Documents ¡llustrating the History of Soda! and Política! Ideas. en la línea del pensamiento utópico. C. 5. 1959. EDAD DE ORO Y UTOPIA EN LA NUEVA ESPAÑA Otras formas de la utopía que entroncan. II. . — E. 19-21.. From Alexander lo Constantine. la concepción antiprimitivista. págs. L.

B1CC. sea porque no veo en esta vida nada tan magnífico o tan agradable que compense el perseguirlo. págs. para el "clima espiritual" de la Nueva España. The Miltennial Kingdom o¡ the Franciscans in the New World. que el Enchiridion o la Paraclesis reavivaron. 2nd ed. México. n. J. Almoina.. Esperanza que se manifiesta asimismo en otra epístola. Miranda y otros. en Filosofía y Letras (México). trac!. 22-47. Se le oye por última vez en 1519. 1950. Alien. depurada de ritualismo. op. — La nueva era que Erasmo vislumbraba. 1970. cd. 141). del 26 de febrero de 1517: "No soy. me placería a la sazón volverme un poco más joven. — J. en Historia mexicana. supra. 1946. Bataillon. rev. Núm. 1966). cit. — Últimamente... M Cj. Cal. que traería la paz al Estado y la sociedad63: este irenismo —en definitiva la societas generis humani de los estoicos y Cicerón. 435454 (de esta obra se ha hecho una 2* ed. . RICARD. verdaderamente — dice —. Renovación cristiana y erasmismo en México. Alburquerquc. — J. cede el lugar a la sólita queja acerca de lo malos que están los tiempos. Rumbos heterodoxos en México. — M. santificada por el retorno a las fuentes evangélicas— aparece como rasgo dominante de algunos conspicuos eclesiásticos y letrados de Indias. espñ. y que puede oírse por todas partes" (cf. trad. "Pero Erasmo —advierte J.. Erasmus and the Spanish Inqtiisition. Longhurst. E. c¡. después. 1975 EL MITO DE LA EDAD DE ORO 105 turnal y la escatología cristiana del Bajo Medioevo. N. 131-132 y 448-451. 541). M. no es tampoco ajeno. — M. como de paz universal. M J. de litterae humaniores y cíe riqueza artística. y El erasmismo de Zumárraga. a un anhelo reformador sobre la base del cristianismo evangélico. M£NDEZ PLANCARTE. V. vol. BATAILLON. 1 (1975). págs. R. París. L. G. II. I (1951). en la medida de sus fuerzas. en el porvenir inmediato" (cj. El erasmismo y sus brotes en el Nuevo Mundo. vol. XXX. Erasmo y España. el sueño de la felicidad universal que está a punto de alborear. II. E. M. tan apasionado de la vida. 1937. BATAILLON. Antonio ANTELO. se armonizaba con el ideal de un orden político-social basado en la justicia y la paz.. Tomo XXX. XV (1948). se presenta así como una germina edad de oro: vid. en su irenismo religioso. ALMOINA. por decirlo as!. vol. Méndez Planearte... 93-126. J. 1947. Ep. son las que ofrece la conquista espiritual de México62. S. II. pero sólo porque veo llegar una edad de oro.. La piedad interior. págs. — G. Con todo. Ciudad Trujillo. 1950. del crítico año. Berkeley-Los Angeles. como tendencia religioso-moral. su carta a Wolfgang Fabricius Capito. Erasmo. Opus epistolarum. PHELAN. Huizinga— no habla mucho tiempo en ese tono. El mito de la Edad de Oro . Erasmo y España: estudios sobre la historia espiritual del siglo XVI. pág. finamente indagados por J. LONCHURST. les espera una vida mucho más feliz. Apéndice: Erasmo y el Nuevo Mundo. J. Barcelona. para aquel a quien la fe cristiana ha enseñado a creer verdaderamente que a aquellos que han practicado aquí la piedad. MIRANDA. sea porque ya he vivido bastante para mi gusto — he entrado ya en los cincuenta y un años —. 44. espñ. La "Conquéte spirituelle" du Mexique.. dirigida a León X. THESAURUS.

37). sobre todo. El pensamiento mexicano de los siglos XVI y XVII. México. "Del erasmismo español — afirma Bataillon — se derivó hacia América una corriente animada por la esperanza de fundar con gente nueva de tierras nuevamente descubiertas una renovada cristiandad. págs. Fray Toribio de Benavente. cd. GARCÍA ICAZBALCETA.. págs. MARAVALL. cuyas Doctrina breve (1544). XXX. págs 197-227. Nicolau d'Olwer. L. La llamada "utopía franciscana". El Padre Las Casas (supra. " M.. BATAILLON. que figuraba en la biblioteca del eminente prelado. págs. pág. Tomo XXX. — El trabajo biográfico más notable sigue siendo el de ). a las "reducciones" jesuíticas del Paraguay. MENÉNDEZ PIDAL. contribuyó a la saludable transformación 65. — J. n. The Millennial Kingdom. págs. 2 vols. V-LIII. en efecto. Núm..\iéRico CASTRO ha subrayado las actitudes expectantes que los españoles de la segunda mitad del siglo xv y durante el reinado carolino. (supra. PHELAN. Introducción y selección de L. 448-451. expone con erudición y finura la religiosidad "renacentista" de Zumárraga. para sacerdotes. Aunque rival de Las Casas. n.106 ANTONIO ANTELO BICC. vol. teocrática como la de Savonarola. verdadera república indo-cristiana que se mantendría a salvo de los excesos cometidos en las Antillas (sustrayéndola al control de los conquistadores y pobladores). 21-54 y 125-149. 64 THESAURUS. Inseparable de tal influjo es.. . Aspectos del vivir hispánico: esplritualismo. 1949. CREEN (supra. en Estudios Americanos. 249-269. 1 (1975). M ? GALLEGOS ROCAFULL. . — A. se asemeja en la Nueva España. propagaron esa fecunda actitud como instrumentos catequísticos. 2* ed. mesianismo. 1951. R. y Doctrina cristiana (1545-46). También. "humildes. México.. III. Castro Leal. n. para los fieles. primer obispo de México. I (1949). además. Relaciones de la Nueva España. era su promotor más abnegado 60 . 63).. ALMOINA (supra. TORIBIO DE BENAVENTE ("Motolinía"). 62). II. México. Sir Thomas More a través de fray Juan de Zumárraga. O. El mito de la Edad de Oro . por sus fines y métodos. y J. creía asimismo en las virtudes indias. extremaron política y espiritualmcnte: vid. págs. Antonio ANTELO. la Utopía. n. — J.. 202 y sigs. actitud personal en los siglos XIV al XVI. La utopia político-religiosa de los franciscanos en Nueva España. °° Fr. Don fray Juan de Zumárraga. 1975 enlazándose de este modo Edad de Oro y Utopía. 57). ob y vol. págs. 443. — R. — Por su parte. vol. cits. "Motolinía". a todos obeErasmo y España. A. 1964. 1947. Santiago de Chile. Corriente cuya existencia no llegó a imaginar Erasmo" 64 . J. los nativos son. 82-114 y 141-172. Aguayo Spencer y A.

cit. cuando surgía la devotio moderna. Phelan. Sánchez.BICC.XXX. el tono humanístico de su utopía. sin embargo. ya de voluntad. El mito de la Edad de Oro . resucitando las concepciones clásicas. el insigne obispo trató de poner en práctica ideales que se remontan a la Iglesia apostólica y que hallamos también en los místicos de la Baja Edad Media. con la Edad de Oro. también su carta al Emperador. 1965. Tomo XXX. Quiroga se entregó a una misión per se cristiana.. pero admite. Por otra parte. por lo menos a la de México: el martirio de Tomás More (1535) suscitó allí gran interés por su obra. Antonio ANTELO. Sus costumbres. no saben sino servir y trabajar"67. . F. # * * Según J. Hermanadas. su modo de ser. ya de necesidad. correspondiendo a don Vasco de Quiroga intentar. THESAURUS. la grey a su cuidado necesitaba un tipo de organziación social " Historia de los Indios de la Nueva España. L. págs. coincidían con los proyectos que alimentaban acerca de ellas los misioneros. Evidentemente. había vuelto a la superficie de la Historia el viejo mito de la Edad de Oro. "Es natural — advierte — que quienes así pensaban vieran o creyeran ver un campo excelente para la instauración efectiva de sus puntos de vista en un mundo de gentes a las que sus evangelizadores insistían continuamente en calificar de ingenuas y primitivas. Vid. pág. 14°. w Cultura virreinal. Núm. 1 (1975).. Barcelona. 354. y los frailes y prelados veían a veces en el Nuevo Mundo algo así como una realización de la leyenda"G8. Madrid. si no a escala continental. también. fray D. predispuestos a observar la santa pobreza que invocaban los frailes "espirituales" y los "iluminados" —ya en la Castilla cisneriana —. 1914. su aplicación. 258-260 y 275-277. la utopía franciscana y la literaria o humanística dieron frutos.. ed. ed. con éxito. al mismo tiempo. Esteve Barba relaciona certeramente dicha utopía franciscana con la representación adánica del indio y. 1975 EL MITO DE LA EDAD DE ORO 107 dientes. pero sin heterodoxia. I. el Renacimiento.

. 1 9 4 1 .. 1975 y económica cuyos moldes encontraba en la Utopía. GALLEGOS ROCAKULL. 198. 65). a cuyas ideas y creencias sigue vitalmente unido. sus maestros. a propósito de El villano del Danubio.. sino dos mundos. de manera accidental. . 7. de " The Millennial Kingdom. no se dejó arrastrar por ensueños quiméricos.108 ANTONIO ANTELO BICC. 150151. "Quiroga tiene no uno. a su mentalidad jurídica. pág. pero el famoso prelado. THESAURUS. Para J. firmemente persuadido de que la gente del Nuevo Mundo vivía como en la Edad de Oro. n. pág. (supra. pág. De ahí que Phelan reconozca: "It is this dual inspiration —both medieval and Renaissance— that makes Quiroga a significant figure"89. en el que vive y obra. México. ~* El pensamiento mexicano. M^ Gallegos Rocafull. el viejo de Europa. sus lecturas. sin coacción externa y sin flaquezas internas. y al que sueña hacer con su tesón humano y la gracia divina mejor que el de Europa" 71 . Por el contrario. n. en cuyo proyecto influye decisivamente la fe y. y este otro de las Indias. de Utopía. n. 71 GALLEGOS ROCAFULL. y págs. sino que. XXX. se muestra original en su aplicación a la Nueva España: "Don Vasco —afirma— es un hombre profundamente creyente. . debido a su realismo. trató de superar las instituciones y formas de vida trasplantadas. No conocemos suficientemente la educación de este prelado-jurista: sus estudios superiores. (supra. 198-199. págs. Antonio ANTELO. 72 73 Don Vasco de Quiroga. 62).. n. Américo Castro.. "elevando a los indios desde su simplicidad natural a las cumbres de una convivencia paradisíaca"73. Núm. el canciller inglés. . Benjamín Jarnés llamó a don Vasco "obispo de Utopía"7". El mito de la Edad de Oro . aunque también fervoroso cristiano. 10. no se siente inspirado por la fe cuando escribe la Utopía: "da por existente una sociedad en la que los hombres. como si no hubiera pecado ni demonio. Obispo 199. 143. si bien denota la influencia evidente de More. 1 (1975). el pensamiento de Quiroga. adoptan unánimemente una manera de vivir racional y perfecta" .. la rica tradición de los municipios españoles"70. Tomo XXX.

Antonio de Guevara. pero no en Teología.. los miembros de la Audiencia informaban a la Emperatriz que habían hecho la descripción y relación de la tierra. México. pág. 1941. Vid. J. Su plan consistía en un pueblo por comarca. así como de los conquistadores y pobladores. donde se reunían para sus coloquios hombres como fray Juan de Zumarraga y Francisco Cervantes de Salazar. Núm.. a juicio de Castro. SPIZER. Instituto Caro y Cuervo. hasta que por tiempo hagan hábito en la virtud y se les convierta en naturaleza"75. "El Villano del Danubio" y oíros fragmentos. xvi. Bogotá. . as examples of the Golden Age.. de su trabajo se mantengan y estén ordenados en toda buena orden de policía y con santas y buenas y católicas ordenanzas. with an introductory cssay by A. pág. una velada censura del imperialismo español en Indias: "Guevara. 1945. THESAURUS. Al año siguiente (5 de julio). ibid. Según parece. Princeton. ZAVALA. Antonio ANTELO. Desde 1531. " ZAVALA. Castro a propósito de "El Villano del Danubio". el Consejo recibió tal do74 Fr. que no alcen la mano dellos. sostiene que don Vasco leyó el discurso — como fragmento del Libro de Marco Aurelio— probablemente a comienzos de 1528. sobre las ideas de A. relaciónalo con la polémica Sepúlveda-Las Casas. Quiroga and many others —expone— wished protect the Indians. humildes. fecha de su llegada a la capital. es. " Cit. Las Casas. Tomo XXX. "donde trabajando e rompiendo la tierra. against the corrupting oppression of those Christians of the Iron Age"7 \ Sabemos era licenciado en Cánones. también págs. El alegato que Guevara puso en boca de un rústico bárbaro. entre esos papeles iban las opiniones personales de los oidores y religiosos. en México. xv-xxiv. 1 (1975). Alcalá de Henares o. 45. habitado por gentes sencillas. El mito de la Edad de Oro . por S.BICC. N. "a la manera que andaban los apóstoles"76. Sus primeros contactos con el mundo del humanismo —concretamente el erasmiano— tendrían lugar en Salamanca. vid. sugiriendo la repartición de los nativos en poblaciones. 1975 EL MITO DE LA EDAD DE ORO 109 fray Antonio de Guevara. más tarde. de Antonio de Guevara. XXX. Ideario de Vasco de Quiroga. 1950. CASTRO. también L. donde haya e se haga una casa de frailes. el nuevo magistrado de la segunda Audiencia se dirige al Consejo de Indias.

110 ANTONIO ANTELO BICC. cd. Documentos. que perteneció a Zumárraga y que se conserva en la biblioteca de la Universidad de Texas 70 . 361-365. S. a fin de que proveyese los medios necesarios para gobernar rectamente a los indios: las metas.. La "Utopía" de Tomás Moro en ¡a Nueva España y otros ensayos. pero el escrito de Quiroga. a título de hipótesis. de su Información en Derecho (1535). XXX. pero se desconoce la identidad de su autor. México. R. 1518). 1937. etc.. ** ZAVALA. la coincidencia que se descubre entre las notas puestas al ejemplar de Utopía y los rasgos de la república que propuso para gobernar a los indios". según Silvio Zavala. Vid. sin embargo. autor favorito de Erasmo y More. los dos años de faenas rurales. Aguayo Spencer: Don Vasco de Quiroga. pág. sobre el particular. . 1 (1975). págs. el bienestar económico y un orden racional político78. "carecemos de una carta autógrafa de Quiroga que nos permita verificar las comprobaciones caligráficas indispensables para atribuirle la paternidad de las notas mencionadas"80. 49. Ideario de Vasco de Quiroga. el número de miembros que integraban las familias.. 48. Probablemente Quiroga leyó a More en México: un ejemplar de la Utopía (Basilea.. Juan Frobenius. 1975 cumentación. — Para un conocimiento más detallado de este programa y su aplicación. el menosprecio del oro y la falta de moneda. Tomo XXX.. conociendo el pensamiento de Quiroga. En todo caso. 53-54. Disponemos.. basada en la Utopía de More. 357 y sigs. "Bien notable es — observa Zavala—. Antonio ANTELO. su amistad con Zumárraga hace pensar. ™ ZAVALA. págs. ZAVALA. es el de la Información en Derecho sobre las Epístolas Saturnales de Luciano. 374. que el ilustre oidor tuvo a la vista esa edición de More. pá«. El mito de la Edad de Oro . la lucha contra la ociosidad. México. la Información en Derecho. Núm. ZAVALA. eran la evangelización. Un pasaje capital acerca de la Edad de Oro. etc. una súplica a la Corona. quienes lo tradu77 ZAVALA. presenta acotaciones marginales sobre la jornada laboral de seis horas. 53. cj. pues Doña Isabel contestó el 20 de abril de 1533.. 73 THESAURUS. 1940. ello no obstante. se extravió 77. pág.

.. Antonio ANTELO. que parece que con verdad por esto se pueda decir redeunt saturnia regna. según propuso al Consejo. pues que en la nuestra de hierro lo repugna tanto nuestra y casi natural soberbia. cit. Ahora bien.. Quiroga sufragó la construcción acudiendo a sus propios y magros recursos. Posteriormente. éste se llama Nuevo Mundo. al no prestársele oídos en España.. aunque no entre nosotros. 1975 EL MITO DE LA EDAD DE ORO 111 jeron en parte. no sin mucha causa. aún se están a todo lo que en ellos parece en la edad dorada de él.. ed. ambición y malicia desenfrenadas.. Tomo XXX. THESAURUS. en total. regidos por funcionarios intachables que se elegirían conforme a los patrones de More.. sin soberbia. en una ciudad habitada por seis mil familias. sino entre estos naturales que tienen y gozan de la simplicidad. si posible fuese. y hechos como de cera para cuanto de ellos se quiera hacer". Núm. y al no contar con el apoyo oficial. la doctrina y vida cristiana.. Quiroga cita la versión latina de 1506. .. bien mirado y no de otro modo se hallará que son o quieren ser estos naturales de este Nuevo Mundo en todo y por todo y casi sin faltar punto. mansedumbre y humildad y libertad de ánimo de aquéllos. en nuestros tiempos. Dando orden y manera como. n. ni ambición alguna. 78). siendo como son [los indios] por otra parte de tan ricos ingenios y pronta voluntad y dócilísimos y muy blandos. las reglas del n Cj. ni codicia. págs.. porque así como estos naturales de él.BICC. La utopía indiana de Quiroga se intentaría. 1 (1975)..000 vecinos. cada una compuesta de diez hasta dieciséis casados." 81. el buen obispo trató de llevar a cabo su plan fundando. maneras y condición que dice este original de Luciano que eran los hombres de aquella dorada edad. aunque también obtuvo auxilios de los indios.. "Y por esto —añade—... en las cercanías de la ciudad de México y en Michoacán. por el infortunado Canciller. 384-391. unos 60. dos "hospitales-pueblos". El mito de la Edad de Oro .. codicia. XXX. en tanta manera. en esta renaciente Iglesia en esta edad dorada entre estos naturales. (supra. He aquí sus palabras: "Así que de esta suerte. se pudiese reformar y restaurar y legitimar. así ya nosotros habernos venido decayendo de ella y de su simplicidad y buena voluntad.

págs. había ya matizado la sensibilidad y el pensamiento de los autores más representativos. págs. . Vasco de Quiroga. tanto como religioso. Vid. pág. "incompleto por principio y fin" (op. Tomo XXX. México. 1 (1975). la ed. WARREN. Washington. Núm. Antonio ANTELO. pues. prelados y juristas. 1903. de aquella fábula — íntimamente vinculada al tema de Adán por el humanismo cristiano—. 62-63). primer logro del género bucólico que ofrece América.. durante casi treinta años.. págs. B.. la jornada de seis horas. 100-101 (cit.. texto. 60-61. misioneros. # Vemos.. los turnos entre la población urbana y la rural. 1940.112 ANTONIO ANTELO BICC.59). Vid. cit. Ideario. también F. cumpliendo —espera— las ordenanzas a fin de que "no se ceda en cosa alguna" 83 . la distribución liberal de los frutos del esfuerzo común conforme a las necesidades de los vecinos. México. según ZAVALA.. XXX. la integración de las familias por grupos de varios casados. Cuando Bernardo de Balbuena dio forma a El Siglo de Oro en las selvas de Erífile. el trasfondo poético y filosóficomoral. inspiradas en la Utopía de More. el trabajo de las mujeres. LEÓN. Ideario. y la magistratura familiar y electiva"82.. 1963. Vasco de Quiroga and /lis Pueblo-Hospitals o¡ Santa Fe.. "Quiroga — dice Zavala— estableció en sus pueblos de Santa Fe la comunidad de los bienes. las transformó en Ordenanzas para sus hospitales-pueblos. al menos por parte de los historiadores o cronistas. D. 83 THESAURUS. En el testamento de 1565 insiste sobre la prosecución de tan noble empresa. por ZAVALA. el abandono del lujo y de los oficios que no fueran útiles.. 83 N. El experimento consumió prácticamente su tiempo hábil. 1 9 7 5 parecer de 1532. Mass. que durante el siglo xvi indiano se concedió gran atención al mito clásico de la Edad de Oro. ANTONIO ANTELO University of Massachusetts Boston. facsímil He las Reglas y Ordenamos para el gobierno de los hospitales de Santa Fe y Michoacán. El mito de la Edad de Oro .