presentacion

título del artículo de presentación

lluvia de ideas
Unos cuantos debates para los próximos meses Hasta ahora, esta columna había servido para presentar el número, como su título indica. A partir de ahora, vamos a tratar de hacer de ella algo un poco más útil y a intentar que sirva para proponer una serie de debates que más tarde se desarrollen bien en nuestro foro, bien en cualquiera de los foros de nuestros amigos (Gran Capitán, Escuadrón 69, PTMyA, Foro de las FAS, Guerra Civil 1936...). Quiero dejar claro, antes de nada, que entiendo perfectamente que, desde el punto de vista tradicional, anunciar a la “competencia” es un error. Por fortuna, en esta suerte de guerra asimétrica que llevamos a cabo contra la estupidez de algunos de quienes dirigen las Fuerzas Armadas, contar con aliados, dividir a lo largo de la red los “depósitos de suministros” -léase los archivos y los usuarios-, contar con lugares en los que realizar anuncios, el boca a boca y el click a click se demuestran como las tácticas más acertadas, dentro de una estrategia que tiene como principales objetivos, por una parte, seguir creciendo y por la otra, impedir que nos silencien. Así pues, espero que los debates que aquí propongo, lleguen no solo a nuestro foro, sino también a todos los que he citado y, si cabe, a muchos más. Lo espero, porque solo en la medida en que nuestros lectores, además de leer, aporten ideas, debatan y propongan soluciones, generaremos conocimiento que es, en el fondo, la única razón de ser de nuestra revista. Espero, por tanto, que los temas tratados en cada número, que ahora enumeraré, den paso a vivos intercambios de argumentos de tal forma que, en el futuro, podamos retomarlos y si es necesario, volver a tratar dichos temas desde ángulos completamente diferentes. El primero de estos debates, gira en torno a la caballería. Antonio J. Candil Muñóz, coronel (r) del arma, que lógicamente pasó largos años en unidades de este tipo -cuando no estuvo enredado en tareas bastante más sutiles-, nos aporta su visión de la situación actual de la caballería española y ante todo, nos propone su idea de lo que debería ser, tomando ejemplos de lo que hacen algunos de nuestros principales aliados. Cabe debatir por tanto, lo siguiente: ¿Debe mantenerse la caballería en nuestras FAS?¿Cuál es el ejemplo más adecuado?¿Podemos integrar los Tigre en las unidades de caballería?.
2

El segundo tema gira en torno a nuestra propia memoria y a la utilización partidista -aquí nadie puede lanzar la primera piedra- que siempre se hace de ella. Incluímos un artículo sobre la toma de Badajoz, un episodio dramático en el que se mezclan por igual hechos de armas heroicos, una defensa a ultranza por parte de unos milicianos abandonados a su suerte y una leyenda nada clara sobre la posterior represión. Parece mentira que décadas después no seamos capaces de hablar sobre ello sin apelar a estupideces varias como la ideología. Otra propuesta hace referencia a nuestros F-5, esos prejubilados del aire a los que las necesidades de esta particular empresa obliga a hacer incluso horas extras. ¿Necesitan un sustituto?. Son aparatos magníficos y la cuestión no es tan sencilla... Merece un debate, sin duda. Una última propuesta de debate, para los próximos dos meses, tiene que ver, y mucho, con el artículo de Rafael López Mercado -para quien no lo sepa, Coronel Kurtz en el mundo virtual- sobre la Operación Phantom Fury o lo que es lo mismo: La segunda batalla de falluyah. Tiene que ver, porque aunque España no ha luchado -más que algunas escaramuzas en los Balcanes, Iraq y Afganistán- en combate urbano, desde la Guerra Civil (1936 1939), lo cierto es que cualquier problema en el Norte de África terminaría, muy probablemente, en una batalla de este tipo. Debemos preguntarnos si hemos asimilado las lecciones tan duramente extraídas por Estados Unidos, el Reino Unido, la Federación Rusa o Israel en lo últimos años. En ello nos va la vida. No quiero terminar sin hacer referencia a un suceso que no puede sino llenarnos de rabia, indignación e impotencia: La orden, por parte de la “superioridad”, de retirar las placas que recordaban los lugares en los que cayeron con honor esos 22 militares y 1 civil del contingente español que a lo largo de los últimos años dejaron su vida en Bosnia Herzegovina. Se han esgrimido argumentos peregrinos como el de evitar actos vandálicos o el de ahorrar gastos de mantenimiento, pero ninguna de ellas convence. Esto si que nos debería invitar a todos a la reflexión, no ya acerca de los medios o doctrinas, sino del propio estado moral de nuestras Fuerzas Armadas. christian d. villanueva lopez

equipo
Dirección Christian D. Villanueva López Subdirección Román Mariette Ruíz de Erenchun Administración Gurutze Ruíz Colina Redactores y colaboradores Antonio J. Candil Muñóz, Román Mariette Ruíz de Erenchun, Roberto Martín Jiménez, Rafael López Mercado, Alberto Velasco Gil, José Luís García Benavides, Antonio Valencia Caballero.

Contacto Revista Ejércitos C/ Rentería 2 - 5 - 11 20110 Pasaia Guipúzcoa (España) Tfno.: (+34) 687-46-62-30 Email: direccion@revistaejercitos.com Advertencia legal Esta es una publicación gratuita. Por voluntad del titular de la marca, esta publicación se acoge a una licencia Creative Commons 3.0 del tipo BY-NC-SA. Por tanto, queda prohibido cualquier uso directo o derivado del contenido de esta publicación con fines comerciales. Agradecimientos El equipo de esta publicación quiere agradecer a los usuarios de www.revistaejercitos.com, del resto de foros y grupos en los que participamos, como el Gran Capitán o Escuadrón 69 y, sobre todo, a nuestras familias, el inmenso apoyo prestado, sin el cual no sería posible seguir adelante con este proyecto. A todos ellos, gracias.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

contenido
► Volver al contenido

número 8 - año II

10

LA cAbALLERíA EN EL SigLo XXi Antonio J. Candil Muñóz El arma de caballería en España no está viviendo sus mejores momentos, pese a lo cual, en muchos de los ejércitos de nuestro entorno, se demuestra con cada conflicto como un arma irrenunciable. ¿Necesitamos adaptar la caballería a los nuevos tiempos?¿Qué cambios son imprescindibles para que su labor pueda llevarse a cabo? El coronel Antonio J. Candil nos plantea estas y otras cuestiones, dando paso a un interesantísimo debate que esperamos, tenga la continuidad que se merece tanto en los foros de internet, como en las estancias oficiales.

navegacion
presentación Número 8 - Año II (pág. 2) contenidos Número 8 - Año II (pág. 3) carta del Director Una pequeña aclaración (pág. 4) Editorial Bien, mal y a la manera del Ejército (pág. 6) Artículo La Caballería en el S. XXI (pág. 10)

tA

F-5 EN EL EjéRcito DEL AiRE

EV

30

Después de décadas de servicio, hacemos un pequeño homenaje a este aparato que, por lo que sabemos, aun ve lejana la fecha de su jubilación. Nos adentramos para ello en la Base de Talavera la Real...

iS

Alberto Velasco Gil

opinión José Luís García Benavides (pág. 26) Artículo Northrop F-5 en el Ejército del Aire (pág. 30) Entrevista Capitán Alfredo Lago Llinás (pág. 39) Lámina La última esperanza de la Royal Navy (pág. 44)

opERAcióN phANtom FuRy

EN

tR

45

Rafael López Mercado La segunda batalla de Faluya costó la vida a docenas de marines y miembros del USArmy en un entorno urbano infernal que ha servidor para depurar procedimientos y revalorizar el carros de combate... cApitáN RAFAEL LAgo LLiNáS Alberto Velasco Gil Una entrevista a fondo en la que tocamos todos los palos; desde el día a día de LA tomA DE bADAjoz un profesor de la Base de Talavera la Real a la situación actual del Ejército del Aire, el panorama para los próximos años, las posibilidades que Marruecos tiene de hacernos frente y muchos temas más. ¡No nos dejamos nada de nada en el tintero!

Artículo Operación Phantom Fury (pág. 45) opinión Christian D. Villanueva López (pág. 59) Artículo 14 de Agosto de 1936 (pág. 60) Artículo La guerra de los Seis Días (pág. 77) Lectura destacada Las reglas del viento (pág. 92) Lecturas Recomendadas Selección Novilis (pág. 93) carta de ajuste Al César lo que es del César... (pág. 94) calendario Noviembre - Diciembre de 2010 (pág. 96)

60

Francisco Pilo Ortiz Es mucho lo que se ha escrito, casi siempre con intenciones poco claras, sobre la Toma de Badajoz por el bando nacional en 1936. Tratamos de exponer los hechos de la forma más imparcial posible...

3

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

carta del director
► Volver al contenido

una pequeña aclaracIón

de que, en febrero de 2009, mí antiguo general Exmo. Sr. D. Gumersindo Veiga, aun hoy jefe de la JTM -del que por otra parte no guardo mal recuerdo- me acusase de poner en riesgo la misión española en Afganistán -si, yo solito- y a mís propios compañeros al denunciar el lamentable entrenamiento al que nos vimos sometidos, tiendo a relativizar cualquier insulto, advertencia o acusación. Si contesto es, por una parte, porque hay comentarios que encuentro súmamente cómicos -aunque me viene a la cabeza eso de reir por no llorar- y por otra, porque estoy convencido, pese a que esta sea una revista gratuita, de que tengo una responsabilidad y un compromiso inquebrantable para con los lectores que merecen siempre una explicación. El asunto es más o menos el siguiente: Desde que el día 1 de Octubre publicásemos en rigurosa exclusiva la noticia de las negociaciones en torno a una posible venta de Leopard 2 a Arabia Saudita, han sucedido muchas cosas; Amenazas más o menos veladas, llamadas misteriosas a algunos miembros del equipo, cese de relaciones por parte de la mayoría de empresas de defensa con las que estábamos tratando de establecer contacto... Nada, en cualquier caso, que no esperásemos o que nos preocupe lo más mínimo. Nuestra continuidad está garantizada en la medida en que los cobardes siempre se han refugiado en las palabras escritas por plumas de alquiler difícilmente pasan de ahí. Palabras escritas por otros, como sucede en el caso de cierto artículo de “opinión” colgado en Infodefensa. No creo necesario explicar a qué tipo de intereses responde esta gente; solo hay que leerles para entender que todo lo que hace el poder, sea quien sea el que lo ocupe, está bien, pese a “pequeños” errores que siempre se podrán arreglar... No obstante y pese a no compar4

A

ntes entrar en materia, he de decir que todas estas cosas, por lo general, me suelen importar muy poco. Des-

carta del director
Una pequeña aclaración
tir puntos de vista sobre casi ningún tema, un servidor lee puntualmente todo lo que publican que, en muchos casos, es de una grandísima utilidad. La cosa cambia, en cualquier caso, cuando publican escritos en los que se exponen joyas como las que siguen:
“Quien siembra rumores mediante la inveterada costumbre de mandar sobres con el motorista oficial, recoge tempestades. Lo del motorista es un decir en estos tiempos de mails y mobiles. Pero lo de las tempestades, y gordas, no. Igual que paso con lo de la potencial venta de un submarino serie 70 a Tailandia en apoyo a una operación de Navantia, estos últimos días el follón ha venido de la filtración de la potencial venta de Leopardo 2E a Arabia Saudí y el hipotético empleo de carros del Ejército español para apoyar la operación de la industria. [..] Pero lo importante ahora es decir que, aunque este tema de la venta de carros a Arabia se viene rumoreando desde hace bastante tiempo, no resulta ni prudente ni oportuno hablar de él por el momento. Y esto deberían haberlo meditado más quienes han sembrado “alegremente” la filtración.”

derar que lo que otros hacemos es pseudoperiodismo -como si en algún momento hubiésemos pretendido ser periodistas, de lejos la profesión más prostituida de este país- elegir a qué dedica su tiempo y sus esfuerzos. Si que nos molesta,

te es cotejarlas y eso es lo que hicimos. No escuchamos un rumor y lo vertimos, sino que varias personas de distintos ámbitos del MinDef, el ET y la Industria de Defensa nos hicieron llegar datos al respecto. El cabreo de quienes alquilan plumas no viene a cuenta ni de que nos adelantásemos, ni de que publicásemos algo sobre lo que no se debe hablar por constituir un riesgo para la nación ni cosas por el estilo. Viene simple y llanamente de que nuestra palabras pudieran haberles fastidiado el negocio... Si esa hubiese sido nuestra intención, o si no nos hubiésemos tomado el asunto con la seriedad que se merece, nos hubiésemos dedicado a advertir a la embajada saudí de la costumbre -loable por otra parte- de nuestros carristas, de almorzar bocadillos de chorizo o jamón -en cualquier caso, cerdo- dentro de los propios carros. Costumbre que se extiende seguramente -extremo este que no podemos confirmar- a algunos de los operarios de GD-SBS, SAPA o Navantia. Pero queda claro que el de los Leopard no era un asunto como para bromear... Señores miembros -y miembras, que de todo hay- del Ministerio de Defensa, del Gobierno y la industria de defensa, -que son los que, el el fondo, han redactado y puesto en boca de Infodefensa ese mensaje-, crezcan de una vez. No nos importa que los autoproclamados periodistas que, en lugar de exponer hechos y dejar que los demás los interpreten o de interpretarlos advirtiendo de que lo están haciendo para que los demás puedan opinar a su vez por su cuenta, se dediquen a hacer de voceros del Gobierno y de sus particulares benefactores alegando que ellos no cometen la irresponsabilidad de sembrar rumores. Es problema de cada cual, como lo es consi-

profundamente, que alguien nos diga como es el caso, de que sí y de que no podemos hablar:
“Pero lo importante ahora es decir que, aunque este tema de la venta de carros a Arabia se viene rumoreando desde hace bastante tiempo, no resulta ni prudente ni oportuno hablar de él por el momento. Y esto deberían haberlo meditado más quienes han sembrado “alegremente” la filtración.”

Por otra parte, siempre será mejor tener una opinión equivocada y asumir que puede ser así, que tener que defender la opinión de otros, aunque se sepa, efectivamente, que conduce al abismo. Más vale honra sin barcos y todo eso... que nos comentaba Méndez Núñez. En nuestro caso, hemos elegido un camino que consideramos correcto, precisamente, porque admitimos de partida nuestros posibles errores: Por una parte, hacemos artículos acerca de sistemas, conflictos o historia bélica, de la forma más aséptica posible -pese a que en números anteriores hayamos cometido, como digo, errores lamentables-. Por otra, tenemos artículos de opinión que aunque trasladen al lector información, como su propio nombre indica, expresan la opinión exclusiva de su autor. En cualquier caso, siempre dejamos claro que hay otros puntos de vista perfectamente válidos para que quien está al otro lado de la pantalla -o de la impresora- pueda hacer lo más valioso que puede hacer una persona en esta vida: seguir pensando con libertad. También -cambiando de tercio, pero no demasiado-, he de aclarar que nos importa un comino si se venden 50, 70, 140 o los 219 Leopard 2E a Arabia o incluso a Marruecos. Lo que no es de
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Me veo aquí obligado a recoger el guante, toda vez que fue EjéRcitoS el primer medio en publicar la noticia de las negociaciones en torno a la venta de Leopard 2 del propio Ejército de Tierra a Arabia Saudita y he de decir lo que sigue: En primer lugar, en torno a las fuentes, como cualquier periodista debería saber, han de mantenerse en secreto, cuando esto supone un riesgo para las mismas. En cualquier caso, lo importan-

carta del director
► Volver al contenido

una pequeña aclaracIón

recibo es que a los españoles, que somos los que estamos pagando esos carros, no se nos informe de dichas negociaciones -de las que nada se pensaba decir hasta que no destapamos el asunto-, hasta que el “negocio” se haya liquidado. Sabemos, señores, que en las empresas de defensa esta revista jamás encontrará financiación puesto que solo contratan con quienes consienten en no salirse del guión más que el medio palmo que, por guardar las apariencias, la propia industria permite. Respecto al Gobierno, sabemos también que a través de su influencia en la industria reparte sus dádivas a quien -por las razones que sean- le sigue el juego y no esperamos, ni pedimos, regalos. En cualquier caso, no nos supone un problema ni que nos hayan vetado -como nos confirma uno de esos buenos amigos que según algunos nos envía sobres en motorista- y estemos en una de esas listas negras que todos sabemos que “no existen”. Tampoco nos supone problema alguno enfrentarnos a Gobierno e Industria si con ello decimos alto y claro lo que pensamos. Como tampoco, -que lo tengan claro los fanáticos-, se nos caen los anillos al reconocer los aciertos de ese mismo Gobierno cuando los hay, ni alabar los productos y procedimientos correctos por parte de las empresas que lo merecen. Lo que nos preocupa es por una parte, nuestro derecho a la información: a saber cuanto se cuece en lo que concierne a nuestra defensa, al gasto en la propia defensa, a la situación de las FAS, a su futuro, a las inquietudes y situación de nuestros militares... y por otra nuestro derecho a opinar cuando creemos que algo no sigue la dirección correcta. Ese es el caso de lo sucedido con los Leopard; Se están llevando a cabo unas negociaciones que implican a Indra, a SBS, a KMW, probablemente Navantia, Sener y SAPA y a la Casa Real, así como al propio Ministerio de Defensa de España y su homólogo saudí. Como resultado, es muy
5

probable que un buen pellizco de los carros que deberían a estas alturas formar parte del inventario del Ejército de Tierra, terminen hoyando el desierto árabe. Es posible que con ello parte de la deuda que el Ministerio de Defensa tiene contraida con el de Industria pueda o bien cancelarse o bien canjearse por deuda fresca para otros programas, si es que se quiere llegar a ese resultado. ¿Qué más da?. ¿Necesitamos 300 leopard?. No -o probablemente no, hay quien sabe más que un servidor de todo esto-. ¿Está mal vender 50, 100 o 200 de ellos a un país que financia organizaciones que fomentan el terrorismo?. No me concierne decidirlo. ¿Cambiaría 100 Leopard por el inicio del programa 8x8?. Probablemente. Pero vuelvo a lo mismo... ¿qué más da?. Aquí no reclamamos eso. Reclamamos nuestro derecho a conocer el proceso y cada uno de los argumentos a favor y en contra del mismo antes de que nos lo vendan como un hecho consumado. Reclamamos nuestro derecho a disentir -o asentir si las razones nos convencen- sin que por ello se nos tache de cualquier tontería que al cabestro de turno se le ocurra. Eso es lo que el Gobierno no concede y la Industria de defensa aborrece, porque eso es lo que Gobierno e Industria temen: que alguien tenga otra opinión, que alguien pueda estropearles el negocio y que además, alquien tenga el arrojo de decirlo alto y claro. Hemos hecho numerosas elucubraciones -basándonos en pruebas más o menos firmes- acerca de quien sería el máximo beneficiado de todo este embolado. En el fondo no son más que conjeturas más o menos bien fundadas, pero de escasa importancia. Hemos preguntado a algunas empresas y su silencio nos ha confirmado algunas sospechas, pero no nos preocupa demasiado. Lo realmente tenebroso de todo esto es que lo que ha molestado a los de siempre, es el simple hecho de haber descubierto el pastel. Sobre esto, solo puedo decir una cosa: Vamos a seguir

haciéndolo. Siempre, por mucho que vigilen teléfonos y correos -ahora entiendo qué razones llevaron a nuestro Presidente a lanzar a los cuatro vientos su amistad con Sarkozy-, por mucho que utilicen canales supuestamente privados como Infodefensa, el País y algún otro de los que le sigue el juego para lanzarnos mensajes, vamos a estar ahí para decir lo que pensamos, coincida o no con lo que haga este Gobierno o los siguientes. Hay quien piensa que esta revista obedece a intereses del PP. Se equivoca. El PP ha sido probablemente mucho más pernicioso para nuestras FAS que el propio PSOE. Hay quien piensa que tenemos una línea editorial de signo concreto. Se equivoca. Lo único en lo que coincidimos los miembros de este equipo es en nuestro amor por la libertad y nuestro compromiso absoluto con el derecho de que cualquiera defienda sus ideas sin miedo. El resto del tiempo lo pasamos dándonos tortas sobre diversos temas... De ahí que siempre deje, pues es mí máxima responsabilidad como Director, la puerta abierta a cualquiera que esté dispuesto a publicar un artículo con ideas completamente opuestas a las que por aquí hayan aparecido. Cuando uno ama la libertad y se regocija ejerciéndola, no tiene miedo de las ideas de los demás, a no ser que estas atenten contra esa misma libertad. Más bien es al contrario: Si tanto esfuerzo dedican a combatirnos, es que nos temen y con ello temen la libertad. Ellos sabrán la razón. Dicho queda. Y una última cosa que sorprenderá a muchos, aunque a estas alturas no debería: Nos retiramos del mercado. Como sabéis, en número anteriores anunciamos que la inversión en la nueva Web, el nuevo formato y demás se dirigían a buscar un hueco en el mundo empresarial. Ahora, reconociendo que era un error, hemos decidido, antes de finalizarlas, cancelar cualquier gestión para convertirnos en empresa. No queremos terminar como otros. Nuestra idea era insertar anuncios

de automóviles, agencias de viajes, relojes... cualquier cosa que nos permitiese mantener la independencia. Esto no va a ser posible. Todas piden un precio y, por mínimo que sea, no estamos dispuestos a pagarlo. Símplemente no estamos en venta, por lo que, en su lugar, vamos a seguir como hasta ahora, sin pedir y sin cobrar. Nuestro único objetivo será la promoción de la Cultura de Defensa en España, en sentido amplio. Como ya he dicho anteriormente, nos desmarcaremos de cualquier tipo de ideología, porque estamos convencidos de que la única “ideología” que conduce a algo, es la razón y la confrontación de diferentes argumentos hasta llegar a conclusiones firmes que por fortuna, pueden ser muy diferentes de las premisas iniciales; un privilegio que la ideología nos suele arrebatar. Como siempre, os mantendremos informados. Gracias a todos.

▲ Méndez Núñez, a quien se atribuye la expresión “preferimos honra sin barcos que barcos sin honra”, Deberían desempolvar su retrato en algunas instancias del Ministerio, antes de enviar mensajes a la prensa. Original, aquí.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

editorial
► Volver al contenido

bien, mal y a la manera del ejército

siego entre los profesionales -militares o no- de la Defensa. Estas declaraciones han salido, en su mayor parte, de boca tanto del Secretario de Estado de Defensa, como el Director de la DGAM y el JEME y pueden calificarse, como mínimo, de sorprendentes. En la entrevista realizada por el diario ABC al Jefe del Estado Mayor del Ejercito (JEME), Tte. General Fulgencio Coll, además de unas respuestas un tanto freudianas como “Nos apretaremos en función de los presupuestos y si hay que poner más agujeros, los pondremos. Procuraremos que sea lo menos doloroso posible”, tuvo a bien en ponernos al día de su particular manera de gestionar el Ejército de Tierra (ET). Esta forma de manejar el Ejército puede resumirse en una frase alarmante por sus implicaciones: “Si hay más recortes habrá que parar la mitad de los vehículos”. Su sinceridad es loable, sin duda, pero la frase aterra. No creemos que sea consciente de las docenas y docenas de millones de euros que irán directamente al sumidero, si una orden como esa llega a materializarse. Precisamente, lo malo de todo este asunto es que ha sido pronunciada, exactamente por la persona que la puede emitir... Luego, cuando uno lee el documento titulado Visión del JEME 2025, publicado hace menos de un año, no puede dejar de preguntarse si era consciente de la realidad, o si ha pasado los últimos meses en algún lugar en la órbita de Ganímedes. Si se nos permite la comparación, por poner un referente histórico, recuerda a ese Hitler magníficamente retratado en “El Hundimiento” que en fecha tan tardía como la primavera de 1945, intentaba frenar a los rusos maniobrando lo que sobre el papel eran divisiones acorazadas pese a que cada una de estas unidades apenas contaba con media docena de panzers.
6

E

n un corto intervalo de tiempo, una serie de hechos y comentarios han conseguido sembrar el más absoluto desaso-

ción -legítima por otra parte- de impedir que se

bien, mal y a la manera del ejercito
Así es como estamos haciendo las cosas
Por su parte, las declaraciones del Director General de Armamento y Material (DIGAM), hacen hincapié en la “importancia prioritaria” del sostenimiento, algo que, aunque cierto, debería haberse planificado desde hace muchísimo tiempo, en vez de hacer oídos sordos a las voces que avisaban de lo que se venía encima. Ha sucedido -tendencia que se agravará en los próximos años- lo que ya alguno de nuestros colaboradores advirtió y ha venido advirtiendo desde entonces: Una vez finaliza el periodo de garantía del nuevo material que el ET ha ido incorporando, no existe dinero para mantenerlo en funcionamiento. ¿Tan difícil era darse cuenta?. Una vez más, los hechos permiten afirmar que no existe una planificación racional dentro del Estado Mayor, los distintos mandos logísticos y de ISDEFE, empresa cuya función es, precisamente, el asesoramiento al Ministerio de Defensa en temas como el que tratamos. Resulta cuando menos curioso que las palabras mágicas que podemos escuchar o leer en torno a esta cuestión siempre sean las mismas. De esta forma, “partenariado”, “externalización” y “logística basada en las prestaciones” se convierten en expresiones comunes que de tanto usarlas, pierden su significado. No es que no sean correctas, pero resulta que a todos se les olvida lo más importante; Esos nuevos conceptos funcionan cuando la cadena logística está medianamente desarrollada y adecuada a su nueva función, no cuando hace aguas por todos lados. Intentar que funcionen aplicándolos sobre una estructura caduca nos lleva irremediablemente al fracaso. Así, cuando tal o cual empresa quiere vender su blindado -o casi cualquier otra cosa- al Ejército de Tierra aprestándose a asegurar que lo mantendrá operativo por cierta cantidad, debería explicar también como pretende hacerlo. Decimos esto porque no hay dinero para que funcionen los distintos escalones actualmente responsables del mantenimiento y por supuesto, tampoco lo hay dinero para que la empresa X tenga a sus técnicos ocupados en tener a punto ese mismo material, algo en lo que profundizaremos en el Nº 9. Se está llegando a una situación en la que las compañías sustituyen con sus propios técnicos el trabajo de los especialistas de los terceros escalones, algo que como es obvio, jamás harán mejor y a menor precio, entre otras cosas porque en muchos casos se trata de las mismas personas... Cosa diferente es el hecho de que ya tendríamos que tener una logística más evolucionada, basada únicamente en la combinación de unos segundos escalones (en las unidades) y cuartos escalones (grandes revisiones) mucho más potenciados que simplifiquen la logística y funcionen, especialmente en el primer caso, en base a lo que se llama “mantenimiento predictivo”. En EEUU es lo que se denomina “Two Level Maintenance”, pero algo tan obvio aquí se ve impedido por la burocracia. En este sentido, lo bueno que tienen las entrevistas del Secretario de Estado para la Defensa, es que de vez en cuando dice verdades, sea de manera intencionada o no. Es totalmente cierto que la Empresa General Dynamics no ha actuado de una manera correcta al hacerse cargo de Santa Bárbara Sistemas. Vale que los estadounidenses la comprasen, sobre todo, con la inten-

formase una gran empresa europea de defensa que compitiese con las norteamericanas. no obstante, ya que está en su poder, podían tratar, siquiera mínimamente, de hacerla competitiva y viable dado que no han incorporado practicas y procedimientos empresariales modernos como con los que utiliza en su día a día la empresa matriz. Parece, más bien, que utilizan el chantaje de los puestos de trabajo para adjudicarse contratos inmerecidos. Si de verdad quiere hacer algo D. Constantino Méndez, podría empezar por presionar de verdad a los responsables de la empresa para que actúen. O quizás sea mejor dejarla caer,

▲ Félix Sanz Roldán, aun con uniforme. Solo olvidó pasar de las palabras a los hechos y llevar las Fuerzas Armadas como una empresa, atendiendo a los criterios de rentabilidad, eficiencia o transparencia. Fuente: MinDef.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

editorial
► Volver al contenido

bien, mal y a la manera del ejército

para luego volver a comprarla por un simbólico euro. La verdad es que, pese a que lo denunciemos número a número, todo esto viene de largo y no tiene visos de cambiar a corto plazo. Un personaje cuya labor dentro de las Fuerzas Armadas españolas merece ser analizado con lupa, es el antiguo Jefe de Estado Mayor de la Defensa, el Tte. General Félix Sanz Roldan, más conocido como “el héroe de Tarlan”. Dicha persona (actual Director del CNI), se vanagloriaba incansablemente de ser el gestor de una empresa con decenas de miles de empleados repartidos por todo el planeta, con flotas de centenares de aviones, buques y vehículos de todo tipo. Desde luego, madera política no le falta, ya que esas afirmaciones, dichas con total desparpajo, son falsas de toda falsedad, y motivo de disgusto para todos los militares, que vistiendo con dignidad el uniforme, intentar realizar su trabajo lo mejor posible. Si de verdad hubiera sido el gestor de una empresa, en

menos de dos de semanas hubiera sido despedido, algo que por desgracia no puede suceder entre el funcionariado. No existe ninguna empresa que, dedicándose por ejemplo al transporte, se pudiera permitir el lujo de tener medio parque de vehículos averiados todos los días, ni de paralizar toda su flota de 4x4 ligeros por no ser capaz de obligar a la empresa que los suministra a fabricar el vehículo con los mismos estándares de calidad que se aplicaron a utilizado en el concurso inicial. Una gotita más en el mar infinito de lo que llamaremos, en tono irónico, la Gran Mentira. ¿En qué consiste esa Gran Mentira y cómo actúan los que participan de ella?. Desde luego es una cuestión a la que se podía dedicar el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) en vez de perder el tiempo con alianzas de civilizaciones y Fuerzas Armadas para la Paz... Mientras tanto, para explicarlo no hay nada como acudir a un símil que desgraciadamente también padece la sociedad española: el estado de la Jus-

ticia. Si alguno de nuestro lectores -esto es algo que a algún miembro del equipo le toca muy de cerca- logra aprobar oposiciones para juez y empieza su labor en un juzgado de cualquiera de nuestras ciudades, enseguida se sentirá abrumado por el descontrol reinante: Legajos repartido incluso por los pasillos, documentos perdidos, ordenadores antediluvianos, falta de interoperabilidad, sindicalistas que entorpecen el trabajo, absentismo laboral, etc. Si este mismo lector pretende ser un juez íntegro, responsable, profesional y al que le gusta que las cosas se hagan debidamente, terminará por padecer una depresión de caballo, al comprobar que una maquinaria burocrática demoledora es la principal responsable de que no pueda hacer aquello para lo que se supone el resto de españoles le pagan. Naturalmente, para salir de esa situación de hastío la solución está ahí, muy cerca, al alcance de la mano. Basta con que venda su alma al diablo. No tiene nada más que empezar a rondar la órbita de alguno de los partidos políticos de forma que empiecen a aparecer suculentos puestos caracterizados por sus altos ingresos y ausencia de independencia: Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo, Audiencia Nacional, cualquiera de los tribunales superiores de los numerosos reinos de taifas, incluidas delegaciones en cada provincia... Siempre hay un lugar. Al final, una enorme cantidad del dinero de los contribuyentes se gasta alegremente, sin planificación ni sentido común, siendo el resultado desastroso y no por la incapacidad de un personal con una preparación magnífica, sino porque los órganos de gestión están copados -o más bien mediatizados- por docenas de inútiles que me◄ No basta con dejar el material a la intemperie para que este se “congele en el tiempo”. Lo único que hacemos con eso es permitir que se deteriore y seguir perdiendo unos recursos valiosísimos. Imagen original, aquí.

dran al amparo de los políticos. En el Ejército de Tierra -mucho más que en la Armada y en el Ejército del Aire aunque tampoco allí la situación sea idílica- se ha llegado a una situación similar: El estado de las unidades no es bueno casi en ningún sentido -salvo por el excepcional el espíritu que demuestran los verdaderos profesionales dentro de las Fuerzas Armadas-. El material no es debidamente cuidado ni se renueva en las cantidades necesarias. No se atiende a los propios militares fomentando el desarrollo profesional de su carrera o preparando, en el caso de los que no vayan a ascender a los puestos más altos, desde el principio, una salida que evite su estancamiento. Algo que no solo sucede entre los oficiales, sino muy especialmente entre la tropa -que si está en destinos operativos jamás podrá prepararse para el día en que deba abandonar las FAS- y sobre todo entre los suboficiales. Una de las frases más antiguas y demoledoras que se pueden escuchar a nuestros militares, con carga peyorativa y gran resignación, es la de que “las cosas se pueden hacerse bien, mal y a la manera del Ejercito”. Claro está, tal y como ocurre con la Justicia, basta que empieces a mirar para otro lado para que todo sea mucho más sencillo, en todos los sentidos pero muy especialmente en el día a día Que a nadie, preocupado por su unidad o incluso por la seguridad, se le ocurra incordiar a los superiores con los problemas cotidianos: Lo importante es dorarles la píldora de forma que, llegado el momento, puedas ascender a general. ¿Qué ocurre entonces con los subordinados?: Que se fastidien si padecen los inconvenientes de la realidad. Es lo que hay y mientras más rápidamente lo asuman, antes dejarán de molestar con que tal o cual aparato ha pasado a mejor vida. Sí la mitad de los vehículos están averiados, basta unirte a la gran mentira, por ejemplo cambiando conceptos de operatividad y listo. ¡Voilá! Puede que no haya piezas de repuesto y que
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

los

7

editorial
► Volver al contenido

bien, mal y a la manera del ejército

no exista ninguna partida para comprarlas en varios meses. Puede que por diseño vengan mal de fábrica y se rompan cada dos por tres… ¡Pufff!, ¡que cosa más molesta! ¿no? No hay problema, lo mejor para que nada interrumpa la felicidad del mando es deshacerse de los medios de combate. Como bien dice nuestro refranero; “Muerto el perro, se acabo la rabia”. Es así como se puede alcanzar alguno de los destinos dorados que abundan dentro del MinDef: Mandos, observatorios, parques, áreas, direcciones, centros, institutos… La lista es interminable, y si aun así no encuentras ubicación porque no existe lo que quieres, no hay problema, se crea -anunciándolo a bombo y platillo-, para que parezca que sirve para algo. Desde luego, la retórica justificativa es fácil de hallar. Es evidente, antes de que salgan los exaltados de siempre diciendo que hablamos de algún tipo de “conspiración” que esta Gran Mentira no es algo premeditado, sino sufrido. Es una consecuencia de una serie de cosas que se han hecho mal desde hace muchos años y que el propio sistema impide solucionar porque precisamente, cualquier arreglo implica el cambio del sistema mismo... Sucede que tenemos exactamente ni más ni menos de lo que nos merecemos. Es una manía muy española negar la realidad, mirar para otro lado, hacerse “el sueco”, en definitiva -deberíamos revisar esta expresión- como si no pasara nada, evitando vernos reflejados en el espejo. Padecemos un síndrome de Dorian Gray innato y nuestra única reacción al problema es acusar de aguafiestas o conspiradores a quienes avisan del feo panorama que se precipita sobre nuestro sueño feliz y placentero. El caso del soste► Mapa de universidades en España. De hecho, este mapa solo señala las diversas instituciones y no los centros con los que cuenta cada una. Así es muy dificil alumbrar verdaderos centros de investigación. Origina, aquí.

nimiento en Defensa es similar al de las cajas de ahorros despilfarradoras. Se tenía que haber actuado en la época de vacas gordas, no cuando ni siquiera existen fondos para hacer los cambios necesarios. Por fortuna, todo tiene solución. Como el lógico, esta escapa a lo que se puede plantear en unas pocas líneas, pero no está de más considerar unas breves directrices: marcar unas líneas de actuación que son imprescindibles de cara al futuro y que aunque en algunos casos se hayan

reflejado incluso en documentos oficiales, nunca se han llevado en el caso español a la práctica. Antes de esto y para que se entienda mejor a donde queremos llegar, debemos emplear otro símil que exigirá de la imaginación de nuestros lectores: Uno de los grandes programadores de todos los tiempos, en el mundo de los videojuegos, se llama Sid Meier, cuyo juego de mayor éxito se llama “Civilization” -ahora de presentación, por cierto-. En cada partida, el jugador ha de hacerse

cargo de una civilización, compitiendo con otras, desde la edad de piedra hasta una futura era de colonización espacial. Conforme uno avanza en el tiempo ha de fundar ciudades, crear un ejército y expandir su imperio, a la vez que desarrolla su sociedad mediante todo tipo de descubrimientos científicos y políticos. De hecho, una de las primeras lecciones que aprende todo jugador novel y que más asemeja el juego a la realidad es que a cada cambio político -y están representadas casi todas las formas que la humanidad ha padecido: absolutismo, monarquía constitucional, republica, comunismo, teocracia, democracia...- nos beneficiamos o sufrimos unas ventajas e inconvenientes. En cualquier caso, el jugador que más ventajas extraerá es aquel que logre adecuar el avance político y organizativo de su imperio al ritmo del cambio tecnológico. Es decir, aquel que desde el principio del juego tenga claro que ha de buscar siempre la mejor sociedad posible; la más equilibrada y avanzada. El hecho aquí es que, igual que sucede con muchos aspectos de la sociedad española, en el Ministerio de Defensa no hemos cambiando a la mejor sociedad posible. Para tener un ejército profesional, en una sociedad democrática del siglo XXI, no basta con comprar el último tipo de blindado, ni los mejores buques, ni los aviones de combate más modernos. Adquirirlos es la parte más sencilla: lo único necesario es soltar cantidades enormes de dinero a un pozo sin fondo aunque solo sea para emplearlos en un par de desfiles al año. El problema es que de nada sirve adquirirlos si no tenemos dinero y capacidad humana para operarlos, mantenerlos y asegurar su rentabilidad. La única forma posible de dotar de sostenibilidad a los sistemas armas dotándonos de los medios económicos y humanos necesarios es mediante la acción conjunta de Defensa, empresas y centros de investigación científica en un grado mucho mayor al que hoy conocemos. Es
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

8

editorial
► Volver al contenido

bien, mal y a la manera del ejército

aquí en donde hacemos aguas de una manera espectacular. En el Ministerio de Defensa, pese a que algunos lo han intuido, como se desprende de muchos documentos e intenciones, no han entendido de manera plena que hemos pasado de manejar carros M48 a Leopardo 2E, de vehículos TOA M113 a VCI Pizarro, de navíos con una ingeniería de los años 70 a buques modernos altamente sofisticados, o que tenemos aviones de última generación como el EF2000. De cara a la defensa de la nación, son unos activos sensacionales que nos permiten una disuasión creíble incluso en números menores a los actuales, pero por la sofisticación que incorporan, son muy extremadamente caros de mantener, algo que está depreciando su valor disuasivo real. Y es, como decimos, no es algo que vaya a suceder en los próximos años, sino que vivimos desde hace varios. Simplemente, no nos hemos puesto a la altura de los sistemas de los que depende nuestra propia defensa. Realizar únicamente mantenimiento correctivo (reparaciones) y preventivo (revisiones periódicas fijas) es de todo punto inaceptable por inefectivo. Se realiza porque no hay dinero, medios y formación para otra cosa, siendo el resultado que un buen número de costosísimos equipos quedan averiados en los lugares de estacionamiento. Para empeorar la situación, incluso los que todavía se encuentran en condiciones, se ven perjudicados ya que deben sobreexplotarse para cumplir las misiones normales. Como puntilla a una situación dantesca, las cabezas pensantes del ministerio decidieron fijar un ridículo máximo de horas anuales de funcionamiento, como si tenerlos aparcados significase que quedan congelados en el tiempo y no se siguen deteriorando. A nadie se le ocurre dejar su coche en la cochera durante varios meses e intentar luego que arranque a la primera. Durante el tiempo transcurrido, aunque haya estado inmóvil, es seguro que cualquier sistema habrá acumulado nuevas averías
9

que harán que sea muy costoso subsanar. Entre otras cosas porque almacenar cualquiera de estos sistemas correctamente -como podemos ver en algunos depósitos aéreos de EEUU implica desmontar las partes sensibles que se almacenarán aparte y varios procedimientos más que nada tienen que ver con, como decimos, dejar un carro “a la buena de Dios”. Hay que cambiar los métodos de mantenimiento que se emplean, pasando a efectuar en su justa medida el mantenimiento correctivo y el preventivo, pero sobre todo, pasando a implantar en los distintos sistemas de armas el llamado mantenimiento basado en la condición. De esta manera será más económica la tenencia de esos sistemas de armas, ayudando a realizar una muy beneficiosa planificación a largo plazo. Claro está que para ello habrá que hacer cambios en el sector industrial de la defensa que ya desde la fase de diseño deberán implementar estos procedimientos. Esto es algo que no va a suceder mientras muchos de los errores que son cometidos por estas y gran parte de sus carencias se tapen alegremente de tal forma que los organismos militares que deberían hacerles cumplir punto por punto los contratos sean una y otra vez “puenteados” por las autoridades políticas del ministerio, o lo que es más grave, por sus propios superiores militares. No hay apenas ninguna empresa de defensa en España que funcione como sus equivalentes extranjeros. La inmensa mayoría ni siquiera tienen un departamento de I+D merecedor de ese nombre. La que lo tiene, no lo emplea de manera racional... Decimos esto porque no es necesario que para ser productivo, sea enorme. Por poner un ejemplo que conocemos, lo que suelen hacer las empresas norteamericanas es buscar el conocimiento en el lugar en el que se encuentra: en los centros de investigación de gran prestigio que posee el país, casi siempre en la órbita de tal o

cual institución universitaria. Una vez localizada la tecnología que necesitan, acuerdan la compra de esta para fabricar un equipo concreto. De esta forma, se hace innecesario que una empresa tenga en nómina un gran número de expertos en tecnología para el diagnostico de baterías o en unidades auxiliares de potencia -algo inasumible para nuestras empresas-. Lo normal es que acudan a alguna universidad y contraten la ayuda de los expertos en la materia concreta no solo ahorrándose un capital crucial, sino aportando a la propia universidad unos ingresos que le permiten continuar con su labor. Y aquí es donde volvemos a tropezar. Salvo muy escasas excepciones, que no mencionaré para no perjudicar, tampoco tenemos grandes universidades con personal especialista en temas de tecnología punta. El esfuerzo de investigación nacional se ve difuminado por la presencia de un número excesivo de pequeñas facultades que se han convertido en el reino de taifas del catedrático de turno, por lo que acabamos gastando una cantidad ingente de recursos en la mera enseñanza teórica docente, sin hacer una ingeniería que domine la teoría y la práctica. Así es muy difícil que se den las condiciones necesarias para poder dotarnos del necesario “Know-How”. En resumen, debemos seguir una línea de actuación sobre tres ejes: Universidad-IndustriaMinisterio de Defensa de tal forma que las empresas -el eje de cualquier sistema de mercado como el nuestro- obtengan lo mejor de las universidades y esto termine por revertir en el material, preparación y procedimientos empleados por nuestros ejércitos. Por desgracia, tras asistir a las recientes reuniones, seminarios, jornadas, charlas y encuentros... dedicados al sostenimiento, tenemos la triste impresión de que nada se va a conseguir. Lo mismo se convierte la cuestión en el nuevo tema de moda, en el que filosofar mirando a la luna o hablar de lo bien que se hacían antes las

▼ Hemos pasado de medios en algunos casos de los años 50 y 60 a sistemas modernísimos que requieren una gestión muy diferente. Lo contrario, conducirá al fracaso. Imagen obtenida de Internet. Original, aquí.

cosas, sin aportar de verdad una solución, -esto es, evolucionar- sea el hobbie favorito de nuestros políticos y militares. No en vano, el acto realizado a finales de octubre, auspiciado por la Fundación Círculo para las Tecnologías de la Defensa y la Seguridad, finalizó con la afirmación, por parte del Segundo Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (SEJEME) de que estamos “mejor que nunca” algo que constituye un insulto a la inteligencia incluso aunque sea cierto, pues estar mejor que nunca en ningún caso significa estar bien. Como suele ser habitual, el ET parece vivir en otro mundo. Por lo menos el que fuera hasta el pasado agosto Segundo Jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire (SEJEMA) ha tenido la honradez de exponer claramente el alcance de los hechos actuales y un escenario no muy favorable para el futuro. Algo es algo, y hay que constatar que en este tipo de reuniones, la Armada y el Ejército del Aire muestran una voluntad de mejorar. En cualquier caso, en próximos números explicaremos punto por punto algunas de nuestras propuestas.
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

► Volver al contenido
“No cabe duda que las operaciones y procedimientos propios de la Caballería son cada vez más difíciles; el conocimiento perfecto del terreno es absolutamente necesario, y la capacidad para comprender y evaluar la situación rápidamente, junto con un espíritu audaz e iniciativa en todo momento, representan la esencia de la Caballería “ mauricio de Sajonia (“ mES RÊVERiES “, 1732)

La caballería en el S. XXI

¿Todavía necesaria?

Texto por Antonio J. Candil Muñóz Con plena actualidad, las palabras de Mauricio de Sajonia son perfectamente aplicables a la realidad del momento que vivimos. Precisamente cuando casi hemos convertido a las Armas en meras especialidades de un Cuerpo General aun no muy bien definido ni comprendido que, en realidad, no responde nada bien ni a las tradiciones ni al espíritu mismo del Ejercito español, el hablar del papel y misiones de la Caballería en el siglo XXI, puede parecer un contrasentido totalmente carente de objetividad.

moderno, eficaz, pequeño pero profesional, que debería ser, la Caballería está llamada a jugar un papel esencial y determinante, si se pretende que el Ejercito sea un instrumento eficaz y funcional. Otra cosa es la realidad, y lo que verdaderamente pretenden quienes gobiernan y rigen la defensa nacional en España. Para el Arma de Caballería, en general, el siglo XX ha sido una etapa muy compleja en la que, a causa de los avances de la técnica, ha pasado del caballo al carro de combate y al helicóptero, todo ello en muy pocos años. La Caballería que, pese a su nombre, no nació con el caballo sino con la rueda, una vez más tiene que elegir hoy aquellos medios que mejor garanticen el cumplimiento de sus misiones. Por encima de la natural añoranza de los viejos jinetes –entre los que me considero-, subsiste la realidad comentada por el general británico “Boney” Fuller de que “Nunca estuvo la esencia de la Caballería en luchar a caballo”. Esta evolución no ha sido por doquier simultánea ni homogénea, y se puede constatar, por ejemplo, un creciente desfase entre los cambios efectuados en la Caballería española respecto a las de otras naciones europeas. Quizás no sea del todo

S

in embargo, nada más lejos de la verdad, ya que de manera cada vez más exigente, en el marco de ese Ejército

ajena a este fenómeno la neutralidad de España en ambos conflictos mundiales, de cuya experiencia se ha aprovechado siempre tarde y mal. Durante la Primera Guerra Mundial, la enorme potencia de fuego de las armas, reforzadas por los obstáculos naturales, condujo a la estabilización de los frentes y, consecuentemente, a modificar de modo radical el uso de la Caballería. Con todo, y lamentablemente, la Caballería española se quedó cada vez más retrasada. La testarudez de algunos de nuestros jinetes, que sobrevaloraron al caballo en detrimento de los demás medios, la mala interpretación de las experiencias de la Primera Guerra Mundial por el Estado Mayor y la cúpula militar, así como la acción destructora de algunos gobiernos de la Segunda República, que emprendieron importantes reformas orgánicas del Cuerpo de Oficiales pero que nunca pretendieron potenciar las posibilidades del Arma, fueron las principales causas de este atraso. Nada que no sea ajeno a la realidad actual. Si bien fue Francia, durante la Primera Gue◄ Leopard 2A6M en Afganistán. Sobredimensionado por las defensas anti-RPG, polvoriento, inmenso... pero aun así contundente, rápido y capaz de llegar donde no llegan los medios de ruedas, el carro sigue siendo un elemento esencial en la caballería. Enlace al archivo original, pinchando aquí.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

ciones, a cuatro automóviles de combate..”. Cuatro años después se publicó en España el “Reglamento de Organización y Preparación del Terreno para el Combate” donde, todavía sin concretarse nada en la realidad, se descendía más al detalle y se proponía ya la constitución de un Grupo a base de cuatro escuadrones, con cuatro secciones y cuatro vehículos por sección. Nada mal para la época. Mediante una orden circular posterior, de fecha 16 de septiembre de 1932, se concretaba ya la dotación completa de vehículos, incluyendo tanto los de combate como los de apoyo. De este modo se llegó a 1936, momento en el que, si todo el Ejército era una especie de esque▲ Una imagen que algunos miran con nostalgia: Carga de caballería en Cuba (1898). Obra de José Cusachs i Cusachs.

contienda, tanto en la infraestructura civil como en la social y a pesar de la militarización en vigor, no había muchos recursos para acometer grandes programas ni grandes transformaciones en el Ejército; lo que es más, se había organizado un Servicio de Recuperación de Material y en lugar de adquirir medios y equipos más modernos se trataba de incorporar al Ejército todo aquel material abandonado y capturado al bando derrotado que fuera susceptible de ser reutilizado. El resultado era un pandemonium logístico incalculable que restaba prácticamente toda operatividad y que, de hecho, convertía a las unidades del Ejército en poco más que unidades de guarnición, de limitada eficacia, que llegaba poco más allá de servir para garantizar el orden interno y dar imagen de presencia. Naturalmente muy pocos mandos se atrevían a plantear la realidad, el Ejército, a pesar de la situación, gozaba de una moral muy alta, vivía las mieles de la victoria obtenida sobre el Ejército republicano y no se tomaba muy

en serio el asimilar las enseñanzas obtenidas en la reciente campaña sobre Polonia –que había abierto la Segunda Guerra Mundial-, ni en la fulgurante victoria alemana en el frente occidental. Es bien cierto que los ejércitos solamente aprenden con las derrotas y que la victoria enseña más bien poco y así para un amplio sector de mandos de la Caballería española –y en general del Estado Mayor y de todo el Ejército-, en la gran contienda en curso en Europa, y que pronto se iba a extender globalmente, había poco o nada que aprender. Prácticamente la Caballería siguió toda a caballo, sin más modificaciones que la dotación de los Regimientos de Dragones, a lo largo de 1940, con material italiano, los carros ligeros Fiat L3 utilizados durante la Guerra Civil, y ruso –las autoametralladoras BA-3/6 y algunos carros T-26, que realmente no eran dignos, en ningún caso, del nombre de carros, aunque pueda considerarse este hecho, sin embargo, como el principio de

leto, mucho más lo eran las Unidades de Caballería que, en realidad, no existían. Las dificultades para su organización fueron grandes e insalvables, pues se decía que era un Arma cara y se carecía de dinero. ¿Alguien ha oído ya esto? Así, mientras todos los países van desmontando sus escuadrones para convertirlos en unidades acorazadas, la única División de Caballería española existente mantuvo una organización similar a la de 1928. En lo referente al material, al iniciarse la Guerra Civil, el 18 de julio de 1936, solo se disponía de doce vehículos blindados de ruedas, cantidad con la que apenas se completaba un escuadrón. A lo largo de la contienda la unidad no llegó a actuar como tal, y durante la Guerra Civil no fueron constituidas unidades acorazadas de Caballería, aunque algunos vehículos blindados desempeñaran misiones propias del Arma. Hubo que esperar al periodo de postguerra para ver la creación de esta nueva clase de unidades. En 1940, recientemente finalizada la Guerra Civil, la situación general en España no era precisamente de bonanza. Se estaba en vías de reconstruir una nación devastada por la reciente
► El automóvil blindado británico Lanchester de 1914 no era sino un Rolls Soyce modificado. Enlace al archivo original, pinchando aquí.

rra Mundial, la primera nación que formularía el concepto de autoametralladora (un vehículo ligero, dotado o no de blindaje y cuyo armamento es, por lo menos, una ametralladora), el Ejército español ya había considerado desde 1909 el empleo de vehículos similares. Aunque las primeras orientaciones sobre el empleo táctico de estos vehículos se redactaron en Francia en septiembre de 1916, no será hasta 1921 cuando el Ejército francés dispondrá de unas Instrucciones provisionales sobre el Empleo y la Maniobra de las Unidades de Autoametralladoras de Caballería. Fue la orgánica reflejada en las citadas instrucciones la que copiaría el Ejército español cuando se decidió dotar al Arma de Caballería de una unidad de este tipo. Y en 1924 comenzó a fraguarse en España la idea de disponer de unidades de esta clase y en la Doctrina para el Empleo de las Armas y los Servicios publicada ese mismo año, se determinaba la constitución de las mismas como “...elementos pertenecientes a agrupaciones de orden superior a las de regimiento, organizadas en escuadrones sueltos compuestos de P.M. (Plana Mayor) y cuatro sec11

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

la Caballería Acorazada en España. Finalizada la Guerra Civil el grueso del Arma de Caballería se reorganizó en dos grandes bloques. Por un lado se constituyó una División de Caballería y, por otro, un conjunto de unidades de exploración y explotación del éxito para las grandes unidades tipo Cuerpo de Ejército en las que se había organizado el Ejército de la posguerra. Hasta finales de la década de los 40 las unidades fueron modificándose, cambiando su denominación, su entidad y su orgánica, si bien no se produjeron modificaciones sustanciales en su equipamiento, tal y como veremos a continuación. Quizás el único cambio relevante en lo referente a unidades acorazadas se produjo en 1943 cuando, como consecuencia de la visita de una comisión del Ejército a Alemania, se decidió crear una gran unidad totalmente blindada, la División Acorazada n º1. Encuadrada dentro de la Reserva General, esta unidad –sin embargo de Infantería-, contaba con un grupo de exploración entre sus unidades subordinadas. El modelo alemán de organización de unidades acorazadas era, posiblemente, uno de los menos adecuados para el Arma de Caballería por el papel marginal que se le asignaba, y por la concentración de los medios acorazados en las unidades de Infantería, pero fue el que se siguió en España, de alguna manera. Hasta 1953-54, y gracias a los Acuerdos hispano-norteamericanos, no vio la Caballería española el inicio de su mecanización. El caballo fue sustituido definitivamente por el carro de combate y los elementos mecanizados. No obstante, se fue haciendo de un modo progresivo y no llegó a ser una realidad total hasta 1965 y ya, de algún modo, casi con la organización actual. Al principio, la idea no fue compartida en las altas esferas del Ejército, e incluso del Arma, donde existía la opinión de que la Caballería debía estar ligada al caballo de una manera indisoluble y debía desaparecer con él para dar paso a una nueva Arma
12

Acorazada. Sin embargo, las dificultades fueron tan grandes -el Arma Acorazada probablemente habría absorbido al Arma de Caballería o se habría constituido independientemente de ésta en el peor de los casos- que se optó por organizar, dentro de Infantería y Caballería, unidades acorazadas de forma parecida a lo ocurrido también, por poner un ejemplo, en el Ejército italiano. El fin del aislamiento diplomático de España en 1953 estuvo motivado en gran parte por la reciente Guerra de Corea y por la constatación clara y sin equívocos de los Estados Unidos de que, al final, y después de todo, la Unión Soviética era su adversario y una grave amenaza para sus intereses, ante lo cual no podía prescindir de ninguno de sus potenciales aliados y menos de un país como España que ocupaba un lugar geoestratégico tan relevante ya fuera de cara al Océano Atlántico como al Mediterráneo Occidental. Washington aceptó, como concesión a otros aliados europeos, que no se aprobase el ingreso de España en la OTAN –al menos mientras perdurase el régimen del General Franco-, pero compensó esta contrariedad con unos acuerdos militares bilaterales que, en el fondo, le resultaban mucho más productivos mientras que para España suponían volver a ser aceptada en la comunidad internacional y, de alguna forma, significaban un reconocimiento de su régimen político. Para el Ejército español los acuerdos supusieron un gran paso adelante y aún cuando mucho equipo y material que se recibió no era el último grito, una parte importante era material moderno que venía utilizando el propio Ejército norteamericano, y otros ejércitos europeos, como fueron los carros M-47 que, contrariamente a como se ha escrito muchas veces, no habían participado en combate en Corea, y en 1953 eran el carro más
► Caballería legionaria durante la Guerra Civil. Obra de Ferrer Dalmau. Poco después se abandonarían los caballos definitivamente.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

moderno en toda la OTAN, o los aviones de caza F-86 Sabre que eran el primer avión de reacción con que contaba por primera vez el Ejército del Aire. Los acuerdos defensivos con los Estados Unidos han venido prorrogándose sucesivamente en el tiempo hasta nuestros días, incluso tomando ya forma de Tratado, aunque en la actualidad han perdido mucho de su sentido al estar ya España firmemente imbricada en las estructuras defensivas y políticas del mundo occidental. En septiembre de 1953 se firmaron los Acuerdos bilaterales defensivos con los Estados Unidos que permitieron la modernización de las Fuerzas Armadas españolas y la renovación de su material acorazado, entre otros aspectos, y se equipó con carros ligeros M-24 Chaffee a los Regimientos de Dragones de Caballería, retirándose definitivamente del servicio los más que obsoletos Fiat L3. Esta fecha puede considerarse como el verdadero comienzo de la mecanización y la coraza para el Arma de Caballería española. En 1957 se creó la División Experimental de Infantería, siguiendo el modelo americano, que contaba con un Batallón de Carros Medios de Infantería y una Agrupación Blindada de Caballería dotada con carros ligeros M-24 y carros medios M-47 Patton. En 1958 se habían equipado ya tres de estas Divisiones Experimentales, lo que significaba un considerable esfuerzo en la modernización del Ejército de Tierra. En África, en algún momento inmediato a la Campaña de Ifni, pero posteriormente al conflicto, ya en 1958, se llegó a disponer también de carros ligeros norteamericanos M-24 y M-41 Walker Bulldog , pero éstos pertenecían a unidades de Caballería destacadas en la zona –dos Grupos de Exploración expedicionarios pertenecientes a los Regimientos Santiago 1 y Pavía 4-, y su permanencia fue solamente temporal, al igual que la de los otros medios acorazados destacados –carriers semiorugas M-3 y otros-, que finalmente regresaron a la Península.
13

Aparte de estas unidades y de la División Acorazada ya existente, se constituyeron también una División de Caballería con cuatro Regimientos Mecanizados y una Brigada de Caballería independiente y en en agosto de 1958, con base en la compra en Francia de autoametralladorascañón norteamericanas M-8 Greyhound, de ruedas, de segunda mano, se constituyeron en el Sáhara, los Grupos Ligeros Blindados de Caballería I y II, que pasan a sustituir a las unidades de Caballería expedicionarias, integrándose en la Legión, y que pasaron a denominarse Grupos Ligeros Saharianos en 1966, desplegando en El Aaiún –el GLS I-, en el seno del Tercio III Juan de Austria, y en Villa Cisneros –el GLS II, encuadrado en el Tercio IV Alejandro Farnesio. En ese mismo año 1966 se recibieron las autoametralladoras Panhard AML (Auto Mitrailleuse Légère) 245, vehículo también en servicio entonces en el Ejército francés, y que gozaba de excelente reputación, aunque nos parezcan un juguete. Los vehículos recibidos eran de 2 tipos: AML H 90 y AML H 60. La primera disponía de una torre considerablemente más amplia que la segunda e iba armada con un cañón de 90/33 mm. de baja presión –dotado de freno de boca-, con municiones perforantes contracarro de carga hueca y de alto explosivo rompedor, mientras que la segunda contaba con un armamento principal a base de un mortero ligero, de retrocarga, de 60 mms., que al contrario de lo que sucedía con el cañón nunca resultó de gran utilidad, sobre todo dado su reducido alcance. Ambos vehículos contaban con sendas ametralladoras coaxiales de 7,62 mm. F1, francesas, como armamento secundario, y disponían de un pequeño proyector de luz blanca para señalamiento de objetivos en combate nocturno. En cualquier caso desarrollaron un excelente papel como medios de patrulla, en misiones de exploración y reconocimiento. Hasta 1970, fueron el único medio acorazado moderno desplegado en el Sáhara. Posteriormente se adquirieron más vehículos de este tipo que equiparían a otras unidades del Arma en la Península y archipiélagos. En total, con los acuerdos bilaterales con los Estados Unidos, se recibirían a partir de 1953, y hasta principios de los años 70, más de 400 carros M-47, del orden de 120 carros ligeros M-24 y M-41, unos 110 M-48 –éstos ya a mediados de los 60-, y unos 30 carros de recuperación M-74. Posteriormente, hacia 1970, se recibirían más carros ligeros M-41. Cuando comienza la década de los 70, la Caballería española ya está totalmente mecanizada, cuando no acorazada por completo si se quiere ser totalmente estricto, pero ya no hay dudas de cómo debe ser la moderna Caballería. Se había tardado 30 años en llevarlo a la práctica en relación con lo aplicado en otros ejércitos occidentales y la culpa no ha sido entera del Arma, las circunstancias que ha vivido España han sido ciertamente peculiares y el Ejército de Tierra ha pagado también su precio, la Caballería simplemente ha sido sacrificada y ha hecho honor, eso sí, sin necesidad, a su nombre: el Arma del sacrificio. La Infantería, en cambio, sí ha mecanizado un buen número de unidades y los mejores batallones y regimientos de carros son regimientos de Infantería. No importa, lo que cuenta es el resultado y que la mecanización y la coraza se hayan introducido por fin en el Ejército. No obstante, en 1970 el material empieza a presentar ya signos de obsolescencia, prácticamente nada se ha hecho desde 1953 y los carros y vehículos recibidos entonces, acumulan ya casi 20 años de servicio ininterrumpido con un sistema de mantenimiento del que ciertamente no se puede estar orgulloso aunque se haya hecho lo que se haya podido y
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 | ▲ Los carros ligeros italianos Fiat L3, apodados “latas de sardinas”, fueron los primeros vehículos acorazados de cadenas de la Caballería española. En la foto, participando en un desfile de la Victoria en Madrid allá por los años 40.

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

las carencias se hayan suplido con el celo. Esta deficiencia pronto se hará patente cuando se introduzca un nuevo material, que en aquellas fechas pasaba por ser de lo mejor en el mercado y que ciertamente representaba un notable avance con relación al material norteamericano recibido en 1953: el carro de combate francés AMX-30. Los años 70 no fueron, en ningún caso, años fáciles y a la desaparición del General Franco, se unieron el abandono del Sáhara –en forma no muy honrosa para el Ejército-, y los comienzos de un nuevo orden social que, afortunadamente, se produjo en forma bastante moderada y con una transición que iba a ser el comienzo del desmantelamiento del Ejército. Los años ’80 fueron años complicados para el Ejército, y la Caballería no iba a ser una excepción. A los primeros balbuceos de la recientemente introducida democracia se añadieron los coletazos provocados por el intento de golpe de Estado del 23-F, el ingreso en la OTAN y el referéndum consiguiente, y también el ingreso en la Comunidad Europea. Todo ello provocaba no poca desorientación y el Ejército trataba de man-

tenerse a flote en un mar agitado, sin saber muy bien cuál era su rumbo. En 1982 subió al poder el primer gobierno socialista que volvía a gobernar España desde los tiempos de la República, la tensión entre el Gobierno y el Ejército era palpable y la desconfianza era mutua. El Ministro de Defensa, encargado de aplicar un enorme número de reformas, y de reducciones drásticas, fue Narcis Serra sorprendentemente, y no Javier Solana, quien desde los bancos de la oposición en el Congreso, se había ocupado preferentemente de los temas de defensa a diferencia del Sr. Serra. Por otra parte, un ministro catalán también sobresaltó al ala más tradicional del Ejército. Ya, a partir de los años 90, las operaciones de ayuda humanitaria, mantenimiento e imposición de paz han venido siendo uno de los tópicos de discusión más importantes en cualquier debate de seguridad. Constituyen, sin embargo, un tema cuyos planteamientos cambian continuamente, presentándose cada vez problemas más difíciles de resolver. El final de la guerra fría obligó a las Naciones Unidas a desempeñar un papel de primer orden en la resolución de conflictos de índole regional, y España ha venido participando en las misiones acordadas con una presencia relativamente importante. Sólo en los últimos cuatro años los cascos azules de la ONU han intervenido en más de una docena de operaciones militares, una cifra que supera el total de las acaecidas en los últimos cuarenta años. Sin embargo muchas de las operaciones que hoy tienen lugar, tienen mucho mayor alcance y son mucho más complejas que las realizadas en el pasado, habiendo incluso cambiado su naturaleza, que en algunas casos, ha llegado a ser más de imposición de paz, y de combate, que de mantenimiento de paz, basta considerar en primer lugar el caso de Kosovo, por no citar ya la realidad aplastante hoy de Afganistán. La misión genérica de toda fuerza de Cascos Azules en misiones de paz ha estado siempre claramente definida: “supervisar las líneas de demarcación o acuerdos de alto el fuego, separar las fuerzas militares oponentes de acuerdo con las partes en litigio, y (en casos limitados) preparar el necesario ambiente político-social para
▲ El M-24 Chaffee –con cañón de 75 mm.-, fue el primer carro moderno norteamericano que entró en servicio en la Caballería española. ◄ Casi hasta los años 90 el exponente más característico de la Caballería española fue el carro ligero norteamericano M-41 Walker Bulldog con cañón de 76 mm.

que la población desplazada pueda retornar a sus quehaceres habituales”, y de los participantes en estas misiones siempre se ha esperado una estricta imparcialidad, una limitación en el uso de su armamento y de sus medios defensivos, así como recurrir al uso de la fuerza lo menos posible y sólo ante situaciones extremas. En resumen, los Cascos Azules son considerados más como un instrumento de la diplomacia de las Naciones Unidas, y deben ser militarmente no provocadores ni agresivos, y siempre deben estar dispuestos a retirarse, si la nación anfitriona, o afectada, así lo exige o la situación política aconseja tomar una decisión en tal sentido. En resumen, una misión difícil a la que la Caballería española ha tenido que adecuarse y adaptarse, una vez más.

14

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

LA cAbALLERíA hoy Ruedas, cadenas y alas. Un Arma necesaria en los nuevos tipos de conflicto. La importancia y eficacia de la Caballería de cara a los planteamientos que se hacen en torno al posible empleo de la fuerza militar en el siglo XXI, se han incrementado efectivamente de forma importante. La misión tradicional de la Caballería no es otra que proporcionar seguridad y obtener información, aspectos éstos que -para los tipos de misiones que con más probabilidad estarán llamadas a desempeñar las fuerzas terrestres en el marco de hipotéticos conflictos de baja intensidad-, son esenciales y de gran relevancia, como se ha puesto de manifiesto en todos los casos con reciente participación de fuerzas multinacionales (Kurdistán, Bosnia, Kosovo, Irak y Afganistán, e incluso Líbano). Con carácter general, la Caballería se adapta muy bien al nuevo panorama del campo de batalla y al entorno asimétrico ya que, por su flexibilidad, es capaz de acomodarse a constantes cambios de situación, así como a modificar las prioridades a alcanzar y, a la vez, es capaz de proporcionar información y seguridad en tiempo real al Mando y al grueso de las tropas. Lo que es más, podemos decir que la moderna Caballería se configura como un elemento independiente de reconocimiento, con capacidades orgánicas propias para facilitar la toma de decisiones que refuerzan la capacidad del Mando y de la Autoridad, al transformar la información obtenida en el conocimiento preciso y detallado de la situación en el campo de batalla, algo que no siempre van a poder proporcionar con igual grado de fiabilidad los otros sistemas de información y reconocimiento de que se disponga. Naturalmente, para llevar a buen puerto esta misión, tiene que estar dotada con los medios necesarios. La Caballería, bien equipada, representa además un elemento esencial que refuerza la capa15

cidad de maniobra, permitiendo la ejecución de acciones ofensivas sucesivas en profundidad, reiterando las acciones y haciendo posible el insistir y aplicar el esfuerzo de la acción en el combate en aquellos puntos en donde se haya detectado una menor resistencia del adversario, o una mayor necesidad de información. La Caballería protege al núcleo principal de las tropas, o proporciona escolta a los convoyes, mediante la realización de misiones de patrullas de reconocimiento y seguridad a distancia, proporcionando información oportuna sobre el despliegue y las intenciones del hipotético adversario o fuerzas hostiles, al tiempo que impide a éstas llegar al contacto y aproximarse a las fuerzas propias. Esta capacidad se ha revelado muy útil en las diversas operaciones y misiones de paz o de interposición de fuerzas que han venido teniendo lugar en las dos últimas décadas.

Ahora bien, el combate terrestre en el presente y en el futuro escenario asimétrico presenta diversas exigencias elementales de cara a las cuales será preciso contar con unas capacidades que la caballería apenas puede reunir hoy: Los sistemas digitalizados de mando, control, comunicaciones e inteligencia -C4I (Communications, Command, Control, Computering and Intelligence)-, actuales y futuros que las nuevas tecnologías ponen a nuestro alcance. Así equipada, la caballería estará en condiciones de informar con oportunidad, precisión y claridad, con un rendimiento nunca antes visto. Sus posibilidades para realizar misiones de reconocimiento y poder confirmar la información obtenida por otros medios, así como para proporcionar seguridad y protección, permitirán a la Caballería cumplir con las misiones tradicionales del Arma, incrementando la capacidad de ma-

niobra y oportunidad de reacción de las fuerzas propias al conocer mejor cual es la realidad de la situación, permitiendo una mayor economía de medios al facilitar el acudir o actuar solamente dónde y cuando sea necesario. Esto mismo permitirá aumentar la fluidez de los propios movimientos tanto fuera de caminos como sobre la red vial existente, empleando los obstáculos activos disponibles para canalizar y limitar la posible progresión del adversario, dando seguridad al despliegue logístico y a la estructura civil propia y contribuyendo a mantener la oportunidad y continuidad de la información que necesitan las Autoridades en el transcurso de las operaciones. Todo esto, naturalmente, es la teoría.
▼ Caballería chilena avanzando en el marco de unas maniobras. En la foto podemos ver que se trata de carros Leopard 1 A5. Imagen cortesía del Ejército de Chile.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

LAS miSioNES DE LA cAbALLERíA Las exigencias elementales del combate convencional en el futuro La presencia de la Caballería en el campo de batalla puede llegar a forzar y a adelantar, la reacción del enemigo, lo que, en última instancia permitirá al Mando ocultar sus verdaderas intenciones hasta el momento decisivo. Como último recurso, la principal tarea de la Caballería será la de facilitar la ejecución de la decisión del Mando, lo que llevará a cabo marcando el ritmo de la operación, destruyendo o neutralizando las fuerzas enemigas que intenten obtener información sobre el despliegue propio y permitiendo al grueso de las fuerzas propias ejecutar el ataque y su maniobra sin ser hostigado.

La Caballería no es sino un Arma especializada en el reconocimiento y la seguridad que, además, aumenta, complementa y verifica la información táctica obtenida por otros medios y a su vez, proporciona un tipo de inteligencia que solo es posible obtener manteniendo un estrecho contacto con el enemigo, permitiendo la confirmación de los análisis sobre posibilidades del adversario que se hayan efectuado. Los resultados de la actividad de reconocimiento permitirán buscar y mantener el contacto con el enemigo, al objeto de lograr las condiciones óptimas que permitan llevar a cabo el ataque sobre el despliegue adversario. En situaciones especiales, como pueden ser misiones de mantenimiento de paz, o de interposición de fuerzas, ayuda humanitaria u otros tipos de conflictos de baja intensidad o asimé-

tricos, la Caballería está especialmente dotada para proteger líneas de comunicaciones, escoltar convoyes o dar seguridad a centros logísticos o áreas protegidas. Tras el cese de hostilidades, la Caballería resulta de especial utilidad a la hora de comprobar y asegurar el respeto de las partes a la tregua o términos del armisticio. La Caballería está capacitada, en particular, para valorar, con oportunidad y en tiempo real, el grado de desgaste infligido al adversario, lo que facilitará la decisión del Mando en cuanto a proceder a explotar el éxito obtenido o iniciar la persecución del enemigo en retirada. En situaciones de desventaja y en defensiva, la Caballería permitirá: • Ganar tiempo. • Retardar la progresión y avance del enemigo. • Facilitar la retirada, llegado el caso, permitiendo al grueso de las fuerzas propias romper el contacto, sin ser hostigado por el adversario. El empleo de obstáculos activos por parte de la Caballería actuando como fuerza de cobertura, o en general proporcionando seguridad, permite asegurar la protección de la fuerza de maniobra y alcanzar las condiciones más favorables para la ejecución de la maniobra y del ataque. En particular, la utilización de las llamadas Municiones de Amplia Dispersión (Wide Area Munitions/WAM), o misiles guiados, como parte de un plan de destrucciones para retardar la progresión enemiga, ofrece unas posibilidades insospechadas para completar el cierre de las avenidas de aproximación del adversario, claro que, una vez más, hay que disponer de los medios adecuados.
◄ Alas y cadenas, con la combinación adecuada de ruedas, es la composición perfecta de la moderna Caballería. Archivo original, pinchando aquí.

LA cAbALLERíA EN otRoS EjéRcitoS Inglaterra, Estados Unidos, alemania y francia Allende nuestras fronteras la situación ha sido muy diferente, y ya desde fecha muy temprana, entre los principales ejércitos europeos los vientos de la mecanización soplaron fuerte aunque, a decir verdad, el Arma de Caballería se mostraba reacia a los cambios casi con carácter general en todos los países. Sin embargo, la fuerza de los hechos y el progreso tecnológico eran imparables, por lo que el resultado final no era difícil de prever. En el Reino Unido, por comenzar por la nación que puede atribuirse la invención del moderno carro de combate, ya en mayo de 1920, al ya mencionado General “Boney” Fuller, que luego sería 2º Jefe del Estado Mayor Imperial, en un trabajo que obtuvo la primera Medalla de Oro del Concurso de Ensayos Militares del Royal United Services Institute, exponía y postulaba la gradual sustitución de la Caballería por los carros y la organización de un nuevo tipo de división de infantería, concluyendo categóricamente que “el carro de combate puede reemplazar a la infantería y a la caballería”, a la vez que señalaba la posibilidad de lograr una reducción considerable en el número de efectivos merced a la mecanización. Del intercambio epistolar surgido entre Liddell-Hart y Fuller, a partir de 1920, es interesante destacar los siguientes comentarios: “Necesitamos una infantería móvil y motorizada para cooperar con los carros de combate y formar parte de una fuerza blindada (...) la Caballería ha quedado anticuada para el combate e incluso para efectuar reconocimientos; los carros de combate y la aviación serán las armas que dominarán en la próxima guerra, debiendo coordinarse su acción”. Curioso el planteamiento, y aplastante. Claro está que se referían a la Caballería a caballo. No obstante, la conversión fue lenta y prolija
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

16

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

a lo largo de veinte años, acarreando el retraso de la modernización del Ejército británico a tiempo para la próxima guerra. Fue solo en 1928, cuando se dio el primer paso en la transformación de la Caballería británica mediante la conversión de dos de los 22 regimientos existentes en regimientos acorazados, aunque no comenzó su transformación total hasta 1937, de modo independiente y aisladamente de las vicisitudes propias del Real Cuerpo de Tanques (Royal Tank Corps), que, como ya es sabido, no tenía nada que ver ni con la infantería ni con la caballería. El proceso de mecanización prosiguió lentamente hasta que, por fin, en 1939 las dos divisiones móviles de infantería que hasta la fecha se habían creado, se convirtieron en divisiones acorazadas, fusionándose la Caballería y el Real Cuerpo de Tanques en lo que se conoce en nuestros días con el nombre de Real Cuerpo Acorazado (Royal Armoured Corps-RAC) y dando así origen al Arma Acorazada británica actual. En el moderno Ejército británico –fuera de la Caballería de la Guardia Real (Household Cavalry), que mantiene los caballos-, ni siquiera existe la denominación de Caballería como Arma, aunque se mantengan las tradiciones y la historia de las unidades. En la actualidad el RAC británico mantiene una fuerza de 335 carros Challenger y 320 Scimitar, de cadenas, para reconocimiento. Salvo en misiones internacionales, el Ejército británico no utiliza vehículos de ruedas. Los IFV Warrior, también de cadenas, son vehículos de infantería mecanizada. La experiencia norteamericana en el campo de las fuerzas acorazadas siguió en un principio
▲ El VRC Scimitar continúa siendo hoy por hoy el vehículo de caballería más representativo del Arma Acorazada británica. Enlace al archivo original, pinchando aquí. ◄ Pesado o no, el carro M1 A2 Abrams constituye el elemento ofensivo por excelencia del Arma Acorazada norteamericana, y por tanto de la Caballería de los Estados Unidos. Foto cortesía del US Army.

muy de cerca las enseñanzas británicas y posteriormente las alemanas , una vez comenzada la Segunda Guerra Mundial, de modo que se puede afirmar, sin incurrir en un error, que el éxito de la Blitzkrieg en Polonia y Francia tuvo una influencia decisiva en la creación del Arma Acorazada norteamericana actual. Al acabar la Gran Guerra y ante el desconcierto que reinaba en torno al empleo del carro, éste acaba definiéndose como un medio más de apoyo para la Infantería, y de hecho el Acta de Defensa Nacional de 1920 asignaba el Cuerpo de Carros al Arma de Infantería. Sin embargo, en 1930, tomando como guía la experiencia británica de 1929 de crear una fuerza móvil, el Ejército norteamericano inició en Fort Eustis, Virginia, el camino hacia la creación de una fuerza mecanizada permanente. Éste es el punto de partida para la modernización de la Caballería norteamericana, que se produce con mucho menos rechazo que en otros países, quizás debido al propio carácter e idiosincrasia de los norteamericanos, que admiten con más entusiasmo y menos recelo todo lo que significa modernización y avance, sea cual sea el orden de la vida en que ello se produzca. Dos oficiales de Caballería destacaron en este esfuerzo: el coronel Daniel Van Voorhis, considerado por muchos autores como el verdadero impulsor de la fuerza acorazada norteamericana, y el teniente coronel Adna Chaffee, que dará nombre a uno de los primeros carros ligeros utilizados posteriormente por la Caballería española, el M-24 Chaffee. Sin embargo, la mecanización de la Caballería se realizó siguiendo una trayectoria independiente de la Infantería, decidiéndose, en una fecha que ha sido difícil de conocer con exactitud, pero que podemos situar entre 1937 y 1938, que tanto la Infantería como la Caballería dispusieran de carros de combate, ya que son las Armas que más provecho pueden sacar de las cualidades del nuevo medio de combate, como Armas de la Maniobra y Movimiento. (Or| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

17

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

den del Ministerio de la Guerra, War Department de los Estados Unidos, de fecha no determinada). En aquél momento la Caballería norteamericana disponía de la 7ª Brigada Mecanizada ubicada en Fort Knox, Kentucky, y se puede decir que es también el nacimiento del actual concepto de Arma Acorazada (Armor), en palabras de Chaffee, que contempla una fuerza compuesta por “Carros, Infantería, Artillería, Aviación, Zapadores, Transmisiones y aquellos servicios que sean necesarios”. Quizá las palabras de Chaffee iban demasiado lejos, pero los acontecimientos que se iniciaron en Europa aceleraron la puesta en práctica de sus ideas. En junio de 1940, Chaffee, ya General de

División, escribía “...la consecuencia más importante a deducir de la conquista de Francia por parte de las tropas alemanas es la del éxito obtenido por una fuerza blindada que ha sido empleada como un Ejército, como un Arma independiente...”. Así, por Orden del Ministerio de la Guerra del 10 de julio de 1940 se creó la Fuerza Acorazada norteamericana, constituida en aquel momento por la 1ª y 2ª Divisiones Acorazadas, que agrupaban los elementos blindados de Infantería y Caballería, así como por el 70º Batallón de Carros Independiente, procedente del Arma de Infantería. La Caballería norteamericana desapareció como tal Arma y se integró en la nueva Arma (Armor), subsistiendo su denominación tan sólo

para las misiones características del Arma, el reconocimiento y la exploración fundamentalmente. Es curioso, no obstante, que las tradiciones han perdurado hasta tal punto que en la actualidad la denominación de batallones (Battalions) y compañías (Companies) se aplica a las unidades de carros, procedentes del Arma de Infantería, y las de regimientos (Regiments), grupos de escuadrones (Squadrons) y escuadrones (Troops) se conserva en las formaciones procedentes de los antiguos regimientos de Caballería. El emblema actual del Armor, un carro visto de frente sobre los dos sables cruzados de la Caballería, resume así los dos componentes fundamentales de la nueva Arma: el Cuerpo de Carros, Arma

independiente desde su creación, y la Caballería de modo similar al actual RAC británico. Hoy día, sin embargo, tanto las Escuelas del Arma Acorazada como la de Infantería, se han fusionado en un único centro de pensamiento y enseñanza –Centro del Arma de Maniobra (Warfighting Manoeuver Center) en Fort Benning, Georgia, desapareciendo la anterior Escuela del Arma Acorazada, de Fort Knox, Kentucky, y las denominaciones del pasado –unidades acorazadas, mecanizadas,…etc…-, son ya historia, existiendo un conjunto de unidades de maniobra, pesadas o ligeras, con diferentes cometidos, entre los que permanecen los que daban nombre a la antigua Caballería. Hoy, los Estados Unidos mantienen, no obstante, una flota de 7.620 carros M1 A1/A2 Abrams, 6.719 IFV M2/M3 Bradley, todos de cadenas, y 2.131 Strykers 8x8, de ruedas. No existe comparación posible con ningún otro ejército. En Francia el Arma Acorazada ha sido siempre sinónimo de Caballería, coexistiendo las dos denominaciones de forma conjunta, l’Arme Blindée-Cavalerie o l’A.B.C., como es más conocido. Es curioso, sin embargo, que en el país vecino las primeras unidades de carros que actuaron en el frente occidental en 1917 eran conocidas como unidades de Artillería de Asalto (Artillerie d’Assaut). Finalizada la Guerra, sin embargo se decidió transferir la responsabilidad sobre los nuevos ingenios blindados al Arma de Infantería, por decisión del Ministerio de la Guerra refrendada por el propio mariscal Pétain, a pesar de la oposición del General Estienne que pretendía la creación de una fuerza acorazada independiente. La situación continuaría sin cambios hasta 1934, año en el que la publicación del libro Vers l’Armée
◄ El Puma, con un peso del orden de las 50 ton, y un cañón de 30 mm, representa la configuración óptima del moderno vehículo acorazado de diseño modular para una fuerza terrestre de maniobra. Enlace al archivo original, pinchando aquí.

18

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

de Métier, escrito por un infante, sin embargo, el coronel De Gaulle, volvería a encender la llama de las aspiraciones de las fuerzas acorazadas. Ya hemos visto los orígenes de las autoametralladoras en el país vecino. Con todo la Caballería francesa comenzó realmente su mecanización hacia 1931, recurriendo para ello a un artificio semántico, dado que la normativa existente en el momento impedía que los carros de combate estuviesen asignados a otra Arma diferente de la Infantería. Así fue como se consolidó la palabra “autoametralladora”, pasando a denominarse “autoametralladoras de descubierta” (automitrailleuses de découverte-AMD) los vehículos blindados de reconocimiento, y “autoametralladoras de reconocimiento” (auto-mitrailleuses de combatAMC) los carros medios. El año 1934 vio el nacimiento de la primera gran unidad acorazada de la Caballería francesa, la División Ligera Mecanizada (División Lègére Mécanique-DLM), si bien las misiones que se daban a esta gran unidad eran tan sólo de reconocimiento y seguridad, a diferencia de lo que se estaba haciendo en Alemania. Una segunda DLM sería creada en 1938 y una tercera, la última, en agosto de 1939. Los fundamentos del Arma Acorazada actual aparecen, sin embargo, sólo con las Fuerzas Francesas Libres, que se organizaron por los aliados hacia la mitad de la Segunda Guerra Mundial y cuyo mejor exponente fue la 2ª División Acorazada (2ª DB) que bajo el mando del General de Caballería Philippe Leclerc, liberó París en agosto de 1944. En la actualidad el Arma Acorazada francesa es la única entre los Ejércitos occidentales, que está constituida exclusivamente por la Caballería, que no ha perdido ni su nombre ni sus tradiciones, si bien ha pasado a llamarse Arma BlindadaCaballería (Arme-Blindée-Cavalerie o A.B.C.), hoy sujeta a una profunda transformación también, a resultas de la cual se prevé una reducción importante del parque de carros de combate y la
19

desaparición de algunas unidades. Sin embargo, Francia considera que debe conservar una componente pesada a la altura de las demás naciones aliadas, y por ello, el peso de la reducción va a afectar, esencialmente, al componente ligero del Arma. Alemania ha sido sin duda la nación que mejor y más provecho ha sacado de la aplicación del concepto esbozado en los años ’30 por los británicos en torno a las fuerzas acorazadas, y como señala Liddell-Hart en su libro The Other Side of the Hill, fue el desarrollo de las fuerzas acorazadas en el Ejército alemán lo que permitió a Adolf Hitler llevar a cabo sus conquistas. Los comienzos de una fuerza acorazada en Alemania hay que atribuírselos al General Hans Von Seeckt, que consideraba que el ejército de tierra debía de ser una fuerza sumamente móvil. Von Seeckt expresó un gran interés por la mecanización del Ejército alemán, especialmente por los carros de combate, y fue, sin duda, el impulsor de una cierta inquietud que se manifestaba en un suplemento mensual de la revista profesional Militär Wochenblatt, titulado Der Kampfwagen (El Carro de Combate), que comenzó a aparecer hacia mediados de los años veinte. Hasta el advenimiento de Hitler, en 1933, los primeros pasos de creación de una fuerza acorazada alemana estuvieron marcados por la dura lucha que se mantenía con el Arma de Caballería, celosa de sus misiones y desconfiada con relación al nuevo medio de combate, y con el Arma de Infantería, que consideraba a los carros solamente como un elemento auxiliar y que no estaba predispuesta a considerarlos como el Arma principal. 1931 fue el año que marcó el establecimiento de los cimientos de las tropas acorazadas alemanas.
► Disponer de helicópteros es esencial para una moderna fuerza de Caballería. Estos tienen que se tanto de asalto -transportando fusileros-, como de reconocimiento armado y de ataque. Imagen cortesía de ISAF.

Ya en febrero de 1933, en una visita realizada por Hitler a la Dirección General de Armamentos en Kummersdorf, éste mostró su interés por la nueva Arma, organizándose la Inspección de las Tropas Acorazadas, dentro de la Inspección General de las Tropas Motorizadas, y trazándose los fundamentos de la constitución de la División Acorazada (Panzer Division) a lo largo del mismo año. La consolidación definitiva de las tropas acorazadas no se haría efectiva sino en 1935, organizándose tres divisiones acorazadas el 15 de octubre y dándose ya a las unidades de carros la consideración de Arma independiente, ostentando sobre el cuello del uniforme el color rosa, que hasta nuestros días es el símbolo del Arma acorazada alemana, integrándose, no obstante, también en la nueva Arma tanto la Caballería

(color amarillo) como la Infantería (color verde). La Caballería, perdió su nombre, aunque no sus tradiciones, siguiendo con el color amarillo en los rombos del uniforme, pasando a llamarse Arma de Reconocimiento Blindada (Panzeraufklärung), lo que perdura en la actual Bundeswehr. Las reducciones operadas en las fuerzas armadas alemanas han sido dramáticas, resultando su componente acorazado uno de los más afectados, hasta el punto de que –con un horizonte en 2015-, las unidades combinadas de Panzer y Panzeraufklärung contarán solo con 300 carros Leopard 2 A6, 350 IFV Puma, y 300 Wiesel ligeros de reconocimiento, todos de cadenas. Los Boxer, 8x8 de ruedas -272 en vías de adquisición-, son vehículos exclusivamente para misiones de infantería.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

¿Qué hAcER EN ESpAñA? En torno a una posible estructura orgánica futura de la Caballería La Caballería debe ser orgánica a todos los niveles y escalones, siendo deseable su presencia incluso a nivel de Grupos Tácticos -de hecho incluso las unidades tipo batallón de infantería siempre han contado en su plantilla con una Sección de Reconocimiento (SERECO) que venía de alguna forma a ser su Caballería, y hoy estas secciones deberían ser de Caballería-. Esta se hace ya del todo imprescindible en el escalón Brigada y así se ha venido poniendo de manifiesto en las diversas misiones realizadas por las diferentes Agrupaciones Tácticas que han venido actuando ya sea en los Balcanes, Afganistán o Irak, las cuales siempre han contado con un Escuadrón ligero que se ha convertido invariablemente en la unidad más apreciada de la agrupación. ¿Por qué pues esta necesidad constatada no se ha convertido definitivamente en una plantilla orgánica permanente, y solo se ha hecho en algunos casos? Solamente podemos considerar que es debida a la ceguera habitual del Estado Mayor de Tierra y del EMAD, y a la incapacidad del órgano central del Ministerio de Defensa. Tras los cambios realizados en la orgánica que han venido, de hecho, a materializar la desaparición o desuso de la Gran Unidad tipo Cuerpo de Ejército –algo que ha ocurrido con carácter general en la mayoría de los ejércitos europeos-, al tiempo que cobraba mayor importancia la G.U. División, y consecuentemente al mismo tiempo la G.U. Brigada en idéntica forma, poco se ha hecho en España para adecuar la organización y estructura de la Caballería a las nuevas exigencias del actual panorama estratégico. Ello a pesar de que el solo hecho de contar con una dotación orgánica de Caballería actúa en forma exponencial, incrementando el valor y posibilidades de la Unidad superior en la que la Caba20

llería esté encuadrada, algo que frecuentemente se olvida por los tácticos y estrategas de despacho; baste tan solo recordar cuantas veces y en cuantas ocasiones, la antigua unidad División ha hecho uso de su Regimiento orgánico de Caballería –el RCLAC (Regimiento de Caballería Ligero Acorazado)-, como si de otra Brigada, aunque disponga de menos medios, se tratase. En efecto el Regimiento de Caballería divisionario, permitía utilizar a las Brigadas orgánicas en otras zonas y para otras misiones, liberando medios y recursos sin duda muy necesarios. Hoy, contar en cada brigada con una unidad tipo batallón o grupo de Caballería, resulta esencial. Dotar a las unidades tipo Brigada con Caballería propia no es ninguna novedad tampoco, y ya las desaparecidas Brigadas de Infantería de Defensa Operativa del Territorio (BRIDOT,s) de los años 60 y 70, contaban con un Grupo Ligero

de Caballería (GLC) orgánico, casi siempre mejor organizado y más potente que los batallones de infantería que constituían el grueso de la Brigada, que solían ser motorizables –esto es a pié- y rara vez estaban al completo de efectivos. El GLC proporcionaba al Mando de la Brigada los medios necesarios para obtener información, garantizar la seguridad, asegurar el control de su zona de acción y ejecutar acciones decisivas en profundidad, operaciones todas ellas esenciales, especialmente en las condiciones de independencia y aislamiento en que las Brigadas tenían que operar teóricamente, y que no serán muy diferentes de las que se den en el posible futuro teatro de operaciones. En cualquier caso, la Caballería, cualquiera que sea el nivel orgánico en el que esté encuadrada, debe estar organizada como una fuerza resistente, potente y autónoma, características

que deben guiar los procedimientos de su organización en el futuro y que debe responder a que posea las siguientes cualidades, que, en suma, dictan el equipamiento con que debe contar: • Resistencia: entendida como capacidad de la Caballería para cumplir su misión, aún tras sufrir bajas y desgaste apreciable en combate • Potencia: para conservar su capacidad operativa y recuperar sus funciones y posibilidades afectadas en el curso de las operaciones • Autonomía: que le permita actuar independientemente y reiterar los esfuerzos, así como reponer sus capacidades Por otra parte, las modernas unidades de Caballería deben articularse, equiparse e instruirse de forma acorde con las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías y por lo tanto ser parte integrante del conjunto global de medios de reconocimiento, inteligencia, vigilancia e identificación de objetivos (Reconocimiento, Inteligencia, Vigilancia e Identificación de Objetivos/ RIVIO) a disposición del Mando. Establecer los procedimientos técnicos necesarios para garantizar la coordinación y cooperación de todos los recursos y medios dedicados a la actividad RIVIO resultará esencial para garantizar el éxito de cualquier operación que se deba ejecutar. No es posible respetar las líneas generales de la organización actualmente vigente –carente de toda lógica y solamente heredera de lo que ha habido-, por lo que un esquema de organización idóneo para la Caballería, de cara a las misiones que el panorama estratégico actual y la conflic◄ Vehículos 4x4 protegidos con un perfil extremadamente bajo, como el Fennek alemán, pueden ser una buena solución para la caballería, especialmente si valoramos la existencia de variantes de reconocimiento. Original, aquí.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

tividad que el siglo XXI presenta, requiere un grado mayor de flexibilidad y polivalencia. Es por ello que la división tradicional según la preponderancia de medios de diferentes tipos debe pasar a ser ya histórica. Se requiere, no ya una reorganización, sino una total transformación, que debe ser la propia transformación de todo el ET, cada vez más inaplazable. No hay razones ya que justifican que exista una Gran Unidad tipo Brigada de Caballería independiente como la Brigada de Caballería Castillejos II, cuando no existe –ni se va a poder constituir-, un Cuerpo de Ejército en el que se integre la citada Brigada, y la Brigada en sí, y por sí sola, carece de toda objetividad. El ET actual es el que es y sin duda, no el que debería ser. Una cosa es que se puedan articular varios regimientos en una entidad administrativa de rango Brigada para así poder justificar una vacante de General de Brigada, pero eso no convierte a esta unidad en algo útil, ya que como tal ni es operativa, ni funciona, ni se va a emplear en su conjunto, ni tiene ningún sentido. Tampoco es coherente el seguir denominando a los regimientos según la tipología histórica y tradicional reciente de Regimiento de Caballería Acorazado (RCAC), antes orgánico únicamente de la Brigada, y por lo tanto carente igualmente de sentido, o Regimiento de Caballería Ligero Acorazado (RCLAC), orgánico tanto de la desaparecida G.U. tipo División, como de la misma Brigada de Caballería, más el Regimiento de Caballería Ligero, orgánico de la Fuerza de Acción Rápida (FAR) –igualmente solo hay un regimiento de este tipo-. Tampoco, por último, el Regimiento de Caballería Acorazado de las Fuerzas de Defensa de Área, de los que existen solamente dos, desplegados en las ciudades de Ceuta y Melilla, en unas misiones absolutamente carentes de sentido para las capacidades de la Caballería moderna, y nada coherentes con la propia razón de ser de la Caballería y sus procedimientos de
21

empleo tiene sentido. En total, manejamos tres o cuatro tipos de regimientos diferentes para una organización que demuestra hoy ser incapaz de dotar de Caballería a todas las agrupaciones tácticas, batallones o incluso brigadas de maniobra, que son quienes la necesitan verdaderamente. La escasez de presupuestos, la propia dimensión actual del Ejército de Tierra y la naturaleza de las misiones que está llamada a cumplir la Caballería moderna imponen como paso previo, quizás, la existencia de un único tipo de unidad, de entidad regimiento: el Regimiento Acorazado de Caballería (RAC), en el que se dé la apropiada combinación de medios acorazados de ruedas, de cadenas y de helicópteros de reconocimiento y ataque, como elemento complementario y de apoyo, del todo necesarios a cualquier organización que pretenda ser y llamarse Caballería. El número de Regimientos a constituir no tiene necesariamente que variar, es más, como mínimo, deben mantenerse los existentes en la actualidad, e integrarlos en las brigadas existentes. Sobran otras unidades como montaña o paracaidistas, que como mucho, deben de quedar como meras especialidades. El cambio por el que se aboga , es urgente y del todo procedente, con objeto de dotar con Caballería orgánica a todas las Brigadas, ya sean mecanizadas, acorazadas, o ligeras. Esa Caballería debería estructurarse en torno a una unidad tipo Regimiento Acorazado de Caballeria (RAC), sobre la base de dos grupos a dos/tres escuadrones ligeros acorazados más una unidad de plana mayor y mando. Los Regimientos deberán organizarse como parte de las Brigadas corres▲► No es necesario recurrir a modelos foráneos. Con aprovechar las líneas de producción ya establecidas, como en el caso del NH90 TTH, es más que suficiente -y recomendable desde el punto de vista logístico-. En cualquier caso, cada RAC necesitará una escuadrilla de helicópteros de transporte y asalto. Fotografías cortesía del USArmy y del Heer.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

pondientes y supondrán los ojos y oídos de las mismas, incrementando considerablemente sus posibilidades. Su equipo fundamental serán vehículos ligeros acorazados de ruedas 8x8, vehículos VRC Centauro, y carros de combate, como medio con mayor potencia de fuego, orgánicos todos ellos de los escuadrones, que tendrán la misma composición orgánica, sea cual sea el tipo de brigada en la que estén integrados. La cuestión de dotar con helicópteros orgánicos al Arma de Caballería es una cuestión harto debatida sin que hasta ahora haya resultado en una decisión positiva. Razones de orden logístico, de política de personal, de concentración de medios y hasta de centralización de empleo lo han impedido pero sobre todo hay dos motivos principales causantes de ello :en primer lugar, el hecho de que la doctrina de empleo táctico de

las Armas vigente, siga considerando al helicóptero como un apoyo de combate, sin hacer distinción entre helicópteros de ataque, de asalto o de transporte, copiando en alguna medida, la doctrina francesa sin más –seguramente porque entre los inspiradores de la misma había mayoría de oficiales diplomados en l’École Militaire-, y sin ni siquiera considerar lo que se hace en los Estados Unidos, o en Italia, por poner un ejemplo muy cercano a nuestra idiosincrasia, y en segundo lugar, y con toda crudeza, porque la cúpula militar - ¿desde cuándo no hay un Jefe de Estado Mayor del Ejército procedente de Caballería?-, y los generales del Arma de Caballería no han defendido adecuadamente algo que es tan de sentido común, y que supone la razón de ser del Arma en el presente siglo XXI y en el futuro. Así de sencillo y así de claro. Y lo mismo sucede

con los UAV, que, por razones misteriosas, se han asignado a la Artillería. El despliegue de los helicópteros en tiempo de paz, su dependencia técnica y hasta administrativa de las FAMET, e incluso la formación de pilotos está bien que estén centralizadas, pero los Regimientos de Caballería del siglo XXI, si se pretende que sean eficaces y puedan desarrollar sus misiones, deberán contar con medios aeromóviles orgánicos en sus plantillas. La Caballería siempre ha anhelado disponer de helicópteros y la falta de visión del Estado Mayor del Ejército lo ha impedido; en 2010 ésta es una exigencia que ya no puede retrasarse más. La Caballería moderna debe realizarse en la Tercera Dimensión, helicópteros y UAV,s, de lo contrario no hay Caballería. Para las FAMET también, aunque no se re-

conozca, es importante alcanzar un grado de descentralización suficiente, referente tanto a doctrina como a procedimientos, precisamente en nombre de esa flexibilidad que requiere el empleo del Arma Aérea. Cuando desde algunos sectores del Ejército, en el seno de la propia Arma de Caballería, se llegó a plantear ya el no contar con carros de combate en el futuro sino sólo con vehículos de ruedas, dejando los carros solamente en los batallones de infantería -opinión totalmente discutible, por no decir equivo◄▼ Porque una imagen vale más que mil palabras... Esto es lo que debe ser la caballería; Una perfecta combinación de cadenas, ruedas y alas que permita la máxima movilidad y potencia de fuego. Si tenemos, como es el caso, carencia de recursos y no podemos adquirir los sistemas más punteros, al menos la buena organización puede permitirnos aliviar estos males.

22

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

cada -, el dotar orgánicamente con helicópteros a los Regimientos Acorazados de Caballería sería la solución perfecta para esa Aviación del Ejército de Tierra del siglo XXI –a imagen y semejanza de lo que ocurre en Italia con la Cavalleria del’Aria-, aunque por razones administrativas y logísticas se siguiera manteniendo la dependencia de las actuales FAMET. Una escuadrilla mixta –o escuadrón- de helicópteros, de reconocimiento, de asalto táctico y de ataque, por unidad tipo Regimiento, con una sección de UAV,s, sería la solución más operativa y práctica a aplicar, e incrementaría enormemente las posibilidades, no ya del Regimiento, sino de la Brigada entera. Ese escuadrón de helicópteros por Regimiento Acorazado, con una combinación de aeronaves ligeras para reconocimiento como puede ser el denominado helicóptero de reconocimiento armado (Armed Reconnaissance Helicopter-ARH)-, o similar, helicópteros NH-90 TTH, y helicópteros de ataque Tigre supondría una fuerza altamente móvil, potente y protegida, que sería un complemento muy importante para las brigadas o agrupaciones tácticas. A través de los casi 50 años ya de existencia del helicóptero, éste ha evolucionado en una forma en la que para ciertas misiones ha llegado a desplazar y sustituir por completo al avión de ala fija, encontrándose a punto de iniciar un nuevo periodo de crecimiento y desarrollo tecnológico. El empleo audaz e imaginativo del helicóptero en el campo de batalla puede devolver a las fuerzas terrestres las ventajas de que gozaban en el pasado con el empleo de las unidades acorazadas, -es el elemento de la Blitzkrieg del siglo XXI-, en esencia el elemento que puede proporcionar el factor sorpresa y a su vez, el efecto de choque necesario con su potencia de fuego, factores esenciales de la moderna Caballería. Por otra parte, todos los indicios hacen suponer que los helicópteros están llamados a desempeñar un papel cada vez más importante en todos los posibles
23

tipos de conflictos, de cualquier intensidad, hasta las llamadas situaciones de crisis o catástrofe, en las que tan solo se requiera ayuda humanitaria, operaciones en las que el contar con Caballería propia ha sido muy agradecido siempre por todas las fuerzas y las diversas agrupaciones que se han destacado. El escuadrón de helicópteros podría adelantarse siempre en el despliegue, como parte de las brigadas, o de la agrupación táctica expedicionaria, y ser transportado por vía marítima, o incluso aérea en el futuro cuando se disponga, -si sucede alguna vez-, de los nuevos aviones de transporte A400M, anticipándose al resto de la fuerza. Una unidad como el RAC n° 12 Alejandro Farnesio-, dotado con carros de combate Leopardo 2E, nuevos 8x8, VRC Centauro, e incluso vehículos ligeros 4x4 tipo Hummer o nuevos MRAP ligeros armados con potentes medios contracarro (misiles SPIKE de largo alcance) y su escuadrón de helicópteros, sería una fuerza altamente móvil, potente y protegida, que supondría un complemento muy importante para las brigadas mecanizadas o acorazada. De hecho casi una brigada más, como sucede en los Estados Unidos con el Armored Cavalry Regiment (ACR). El RAC asignado a la Fuerza de Acción Rápida (FAR) de la OTAN –hoy es el RAC n° 8 Lusitania-, estaría equipado igualmente con VRC Centauro, vehiculos ligeros 4x4 tipo Hummer o MRAP, e igualmente helicópteros ligeros de ataque y de reconocimiento e incluso carros de combate, sin menoscabo de las razones de proyectabilidad y transporte estratégico, y estaría capacitado así para operar en cualquier tipo de ambiente y conflicto, siendo susceptible de trasladarse a su zona de operaciones por vía marítima o incluso aérea si fuera necesario. Con la configuración expuesta sería además la unidad orgánica de Caballería de
► Vehículos 4x4 como los nuevos MRAP son también una opción a tener en cuenta.Original, pinchando aquí.

una de las brigadas, doble cometido al que todo el ET está ya muy habituado. Los grupos orgánicos de cada Regimiento, podrán actuar en beneficio de las agrupaciones tácticas que las brigadas puedan llegar a constituir, y supondrán sus ojos y oídos, incrementando considerablemente sus posibilidades. Su equipo fundamental deberían ser carros, nuevos 8x8 y VRC Centauro, y Hummer o Rebeco, homogéneos e interoperables entre sí, independientemente del tipo de brigada en la que estén encuadrados, al margen de que entendemos que las brigadas en el nuevo ET que deba resultar de la transformación deben ser únicas. Igualmente será necesario, en ocasiones, que cuenten con helicópteros, agregados temporalmente por el Regimiento. La Caballería, en los ejércitos, continuará siendo un Arma esencial en el Siglo XXI. Las nuevas condiciones operativas creadas por la forma

y evolución de los conflictos previsibles, los nuevos procedimientos de combate, los desarrollos tecnológicos que tienen lugar y aún pueden esperarse, así como la naturaleza de las amenazas más probables, realzan el valor y necesidad de la Caballería. El espíritu jinete seguirá siendo ingrediente vital en las cualidades de los integrantes del Arma para poder llevar a cabo las misiones que se espera sean cumplimentadas por la Caballería. Equipada con el armamento y material necesario, instruida para vencer y dirigida por un cuadro de Mandos, de todos los escalones, competente, dinámico y audaz, la Caballería española debería seguir siendo la punta de lanza del Ejército de Tierra en el nuevo siglo. Otra cosa, nos tememos, es lo que los gobernantes tengan en mente, y que, a tenor de lo que se lleva décadas haciendo, no ofrece desgraciadamente muchas esperanzas.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Sistemas Terrestres
► Volver al contenido

la caballería en el siglo xxi

ApuNtES pARA EL FutuRo Breve reflexión sobre el futuro del ET
“Un ejército superior en Caballería gozará siempre de la ventaja de poder proteger sus movimientos, de poder conocer con anticipación los movimientos del enemigo, y podrá, en consecuencia, empeñarse cuando lo considere más conveniente. Sus reveses, si es que suceden, tendrán escasas consecuencias, pero sus esfuerzos resultarán decisivos” Napoleon bonaparte

fiando en que pase el bache actual, si se pretende seguir contando con un componente militar terrestre de alguna validez, ese Arma de Maniobra y Movimiento –llámese Caballería-, que definirá la entidad y solidez del componente Tierra debería estar integrada por: • Un elemento acorazado pesado, pero ágil, de superioridad y disuasión, con el volumen suficiente para ejercer el esfuerzo principal en una operación, multinacional o no. • Un elemento combinado blindado de ruedas y con potencia de fuego suficiente, complementario del anterior, que presente una relación coste/eficacia razonable, e igualmente en un volumen suficiente para asegurar el control y la vigilancia de una zona de operaciones determinada. • Un componente aeromóvil y terrestre ligero, que permita dar seguridad y apoyos de combate a los dos anteriores, y permita una razonable economía de esfuerzos, sin menoscabo de su participación en el control del espacio operativo. • Un elemento, finalmente, de investigación y detección del adversario, que proporcione información y permita mantener la iniciativa en todo momento (claramente UAV,s). Por ello, una propuesta para revitalizar el Arma de Caballería española, y asegurar su supervivencia sería la de constituir, en el sentido de lo expuesto anteriormente, tantos Regimientos Acorazados como Brigadas de Maniobra existan, en principio cinco, no considerándose aquí ni la brigada paracaidista –que no tiene razón de existir como tal-, ni las tropas de montaña, ni las de defensa de área ni las desplegadas en Baleares y Canarias. Ello conllevaría, claro está, la desaparición de la actual Brigada Castillejos II, y la de uno de los actuales Regimientos desplegados en Ceuta o Melilla, sin entrar en detalles de cuál.

Los nuevos regimientos, sobre la base y respetando los nombres de los existentes, tendrían la siguiente composición: • Mando y PLMM • 2 Grupos Acorazados de Exploración y Reconocimiento, cada uno con: • Escuadrón Mixto de Exploración, con 4 Secciones de nuevos 4x4 protegidos, dotados con misiles Spike (total: 20 vehículos 4x4) • Escuadrón Acorazado de Reconocimiento, con 2 Secciones de 8x8, y 2 Secciones de VRC Centauro (total: 9 nuevos 8x8, y 9 VRC Centauro) • Escuadrón de Carros de Combate, con 4 Secciones de Carros Leopardo 2E (total: 18 carros) • Escuadrón Mixto de Helicópteros: con una Sección de Helicópteros de Reconocimiento (4), una Sección de Helicópteros de Asalto (4 NH-90 TTH), y una Sección de Helicópteros de Ataque (4 HAD Tigre) • Sección de UAV,s (4 sistemas) Naturalmente, llegados a este punto, se requiere una profunda transformación del ET, esa transformación que nunca llega, y en la que se juega su supervivencia y futuro. No podemos augurar un porvenir esperanzador, ya que, por el

contrario, todos los indicios apuntan lo contrario. Por otra parte, en 2010-2011, con los cambios que se están produciendo a nuestro alrededor, seguir hablando de brigadas, de regimientos e incluso de Armas básicas –Infantería y Caballería-, de fuerzas medias o ligeras... ¡y de ruedas o cadenas!, es no darse cuenta de la evolución de los procedimientos y no tener conciencia del actual entorno operativo. Sobre todo cuando se cuenta con una fuerza de combate terrestre no muy superior a los 20.000 efectivos. Por ello, ahora que ya el ET solo cuenta con un Cuerpo General de las Armas, quizás sea el momento de comenzar a pensar en olvidar el concepto de Armas que se tenía hasta ahora, para ir a algo más pragmático, funcional y acorde con la realidad de los tiempos. Sin duda, sería un paso más. No estoy seguro de que ni el ET, en su conjunto, ni las propias Armas estén preparadas para ello, pero quizás sea necesario. Precisamente, hace apenas unos días, un flamante general en la reserva, actualmente en un destino “dorado” relacionado con “la seguridad hemisférica” –sin comentarios-, me comentaba: “...pero tú ¿qué te crees? Esto es España,..” Quizás ahí radique el problema. ¡Santiago y cierra España!■
▼ Desde sus primeros usos, la caballería ha cambiado mucho. Es hora de un paso más. Original, aquí.

Cuando han transcurrido ya más de 200 años de la batalla de Austerlitz, su ejecución y preparación siguen siendo un modelo y ejemplo de cómo se debe emplear la Caballería, y ponen de manifiesto las aptitudes especiales del Arma en cuanto a la movilidad y a lograr la aplicación del esfuerzo decisivo en el momento oportuno. La Caballería, como Arma de la decisión en el combate, pero también como herramienta esencial de disuasión y de control del teatro de operaciones, es especialmente idónea para las circunstancias actuales y los escenarios de guerra asimétrica que afectan al entorno geopolítico presente. Con un horizonte fijado en 2020, la credibilidad de una fuerza terrestre dependerá en gran manera de la superioridad del Arma de Maniobra y Combate en Movimiento de que se disponga, de su agresividad y capacidad ofensiva y de sus posibilidades de supervivencia en el campo de batalla, es decir de su protección. No hay duda, lo quieran reconocer o no quienes toman las decisiones sobre la defensa nacional, que el nivel de una nación viene dado por su capacidad para desplegar y proyectar un instrumento militar en un momento dado, con entidad y capacidades suficiente para obtener o forzar la decisión que convenga a los intereses nacionales. Así ha sido siempre y así será, la historia nos lo enseña y no perdona a los que lo olvidan. De cara a ese horizonte en el tiempo, y con24

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

► Volver al contenido

opinion
► Volver al contenido

josé luis garcía benavides

Mayor del Ejército –teniente general Ignacio Martin Villalaín- que asegura que el ET se encuentra en “un momento magnífico”, y aunque junto con los demás segundos jefes, del Aire y de la Armada, y el Jefe del Estado Mayor Conjunto –teniente general López Rose-, los cuatro altos mandos de las Fuerzas Armadas coincidan en señalar que los ejércitos se encuentran hoy “mejor que nunca” a todos los niveles, la realidad es que no convencen a casi nadie, y resulta penoso ver tal ejercicio de servilismo y obediencia al poder político –en claro agradecimiento por ocupar los puestos que detentan-, por parte de unos excelentes profesionales como son los citados militares, o por lo menos eran hasta alcanzar el generalato. Sea como sea, cuando se analizan los presupuestos de defensa de 2011, es una realidad constatada que son unos presupuestos para una época compleja e incierta en el presente momento politico, en el que nunca hasta ahora había tenido lugar un deterioro de las cuentas públicas y de la actividad económica tan grave como el que existe en la hacienda pública española. Otra cosa es que se podrían haber tomado las medidas adecuadas antes y paliar los problemas actuales, en alguna medida. Y ciertamente, no son unos presupuestos que permitan hacer esas declaraciones de excelencia aludidas antes. No es un momento magnífico, es un momento pésimo. En alguna manera se ha entrado en una auténtica carrera de desarme, sin coordinación y sin más criterio que luchar contra el déficit económico. No es la primera vez. Cuando llegó el PSOE al poder en 1982, se recortaron sustancialmente los ejércitos (Plan META, Plan NORTE,..). Pero aquello podía responder, si se quiere, a una “lógica” tras la desaparición de la dictadura, el ingreso en la OTAN, y por supuesto, el 23-F, pero ahora no hay ya más lógica estratégica ni política al26

A

pesar de las recientes declaraciones de excelencia efectuadas recientemente por el Segundo Jefe del Estado

Por otra parte, dado que es posible planificar

Un momento magnifico
Y más que lo va a ser...
guna, habida cuenta de que se están realizando más operaciones que nunca en la historia de las fuerzas armadas españolas, se libra una guerra real en Afganistán –le guste o no al ex – ministro Alonso-, y la amenaza del terrorismo radical islámico sigue presente. Con todo, la tijera de los recortes se aplica implacablemente por Carme Chacón. Pero no lo hace, como se ha hecho en el Reino Unido, tras definir una nueva estrategia de seguridad nacional, junto con una nueva revisión estratégica de la defensa. Y es que si se trabaja con seriedad, primero hay que definir las amenazas, luego analizar los medios para luchar contra ellas y, finalmente, elegir entre las diversas alternativas disponibles. Esto es; si se realiza un recorte, se debe hacer pensando estratégicamente, y con la finalidad de no poner en peligro la seguridad nacional. Aquí sigue sin definirse ninguna estrategia, y además, el flamante profesor universitario que la ministra Chacón nombró como director de estrategia en el Ministerio, ha desaparecido ya del escenario. Claro que siempre nos queda Javier Solana, aunque no dé señales de vida.

sin amenazas y sin revisiones estratégicas, la incertidumbre permite no solo recortar programas por capricho o por intereses corporativos o espúreos y sin sentido, sino que además se prescinde de material y equipo, como si sobrase, y se vende o transfiere a terceros. Estas ventas o transferencias de armamento son, en realidad, nuevos recortes añadidos encubiertos, ya que, al final, es menos material con el que se va a contar –y menos personal necesario para su manejo-, y probablemente lleve inexorablemente a una nueva reducción de unidades, algo que sí ocurre debería tener lugar en el marco de una revision estratégica global, y no para hacer que cuadre el balance a fin de año. No hay otro calificativo que el de incompetencia manifiesta, y desinterés patente. Resulta imposible de entender esa profesión de fe de que “los ejércitos se encuentran hoy mejor que nunca” expuesta por los segundos jefes de Estado Mayor, cuando, sin ir más lejos el propio Segundo Jefe del Aire –teniente general Abad Cellini-, dice que el Ejército del Aire lleva el camino de perder el 80% de sus plataformas aéreas y, por tanto, de sus capacidades por la obsolescencia del material hacia 2025, en el contexto de las restricciones presupuestarias actuales, y añade que si la situación económica perdura, de las 470 aeronaves de las que dispone la Fuerza Aérea española hoy correspondientes a 27 clases diferentes, ¡nada menos! - y en algún caso con una edad en torno a los 40 años, como son los Mirage F1-, se reducirían en los próximos 15 años a tan sólo seis clases más dos nuevas: el avión de transporte militar A400M y el helicóptero polivalente NH-90, sin duda dos aeronaves
◄ Los NH-90, aunque muy necesarios -prioritarios, de hecho-, son un magro consuelo junto con el A400M, si terminamos perdiendo, como parece, otras capacidades. Imagen obtenida de internet. Enlace al archivo original, aquí. | Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

opinion
► Volver al contenido

josé luis garcía benavides

que definen la capacidad real de un poder aéreo. Menudo panorama. En el mismo escenario de crisis económica y fuertes recortes presupuestarios que viven Tierra y Aire, la Armada “no puede tener todas sus unidades preparadas para todo, sino para lo que se va a hacer a corto plazo”, según el vicealmirante Fernando García Sánchez, segundo jefe del Estado Mayor de la Armada, sabia decision equivalente a “hacemos lo que podemos”, pero eso sí,”nos encontramos mejor que nunca”. Y con estos mimbres surge una vez más el Secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, diciendo que “la capacidad tecnológica de España no ha tenido reflejo en la gestión de programas”, criticando las deficiencias de gestión –que entiende existen-, a lo largo del ciclo de grandes adquisiciones para la modernización y profesionalización de las Fuerzas Armadas.

A pesar de que quien garantizaba la adecuada transferencia de tecnología –en el caso de los grandes programas-, era la famosa Gerencia de Cooperación Industrial, de ISDEFE. Nada más ni nada menos. ¿No estábamos en “un momento magnífico”? Constantino dice además que en España se carece de medios para lograr obtener la “máxima eficiencia de los recursos”, y “[…] del personal necesario para aplicarlo”, por lo que “se hace necesario un estudio integral de sistemas y servicios”. ¿A estas alturas? Francamente increíble, ya que –entre otras cosas-, por eso se ha sacado adelante una controvertida Ley de la Carrera Militar, para proveer a la defensa del personal necesario… ¿O no es así? Constantino Méndez clausuraba recientemente las XIV Jornadas de la Fundación Círculo de Tecnologías para la Defensa y la Seguridad, con

un discurso sobre la adecuación de las grandes adquisiciones con respecto a los recursos financieros disponibles. “No deberíamos haber adquirido sistemas para escenarios que no existen y con un dinero que no teníamos”, declaró este gran “genio” de la administración, olvidando que la mayoria de esos programas los propugnó un gobierno también socialista. Por eso, tanto él como su ministra insisten en sacar adelante el proyecto del avión de transporte A400M, un proyecto heredado de la época del PP del que podríamos habernos salido ya hace tiempo, buscando cualquier otra alternativa de las existentes en el mercado, por un precio razonablemente inferior. Constantino no dice que la razón esencial de todos esos programas ha sido la de mantener unos puestos de trabajo –y no las necesidades reales militares-, y asegurar el rédito electoral que proporcionan. Y por eso su gobierno hace lo mismo. Los intereses de la defensa vienen después, o ni siquiera vienen. La deuda de 26.000 millones de euros –que se dice-, contraída por el Ministerio de Defensa no es tal, ya que se trata de dinero proporcionado por el Ministerio de Industria para apoyar precisamente a las industrias. Industrias que, en casos sonados, como son los de la antigua CASA, o la Empresa Nacional Santa Bárbara, ahora no son solo privadas por completo sino que además ni siquiera son ya españolas. Por otra parte, la afirmación gratuita de que condicionan el Presupuesto de Defensa en los próximos 15 años, es no solo poco objetiva sino que, en realidad, es un simple truco de ingeniería financiera aplicado por el propio Estado dentro de sus propios departamentos y con sus propios
◄ Sin duda, cuando las cosas van mal, alguien tiene que dar la cara para salvar la de quien está por encima. En este caso, el fiel escudero de nuestra Ministra es quien se está llevando los palos. Algo a lo que no ayudan sus declaraciones. Imagen obtenida de internet. Archivo original, pinchando aquí.

presupuestos, por lo que ¿Dónde está el problema? Hacer críticas además sobre la imprevisión de los gastos de sostenimiento y ciclo de vida en el proceso de compra de los equipos, recordando que pueden alcanzar del 60 al 80% del valor de adquisición, es maniqueismo puro, una vez más, ya que el problema no radica sino en la gran desatención a la logística que tiene lugar desde el Ministerio de Defensa. No vamos a entrar en la polémica del mantenimiento de los sistemas de armas y de los ejércitos, algo que también parecen haber descubierto ahora en el Ministerio de Defensa, pero si viene al caso recordar que el propio DIGAM actual –teniente general García Sieiro-, declaró una vez, desde el EMACON, que el mantenimiento era cuestión del MALE y que en el Estado Mayor no se ocupaban de esos temas. Los ejércitos han venido avisando de las necesidades, pero han sido ignorados una vez tras otra, mientras el Gobierno potenciaba otras áreas como la UME... No es ahora el momento de lamentarse. Lo que Constantino califica como “singular sistema de adquisiciones”, haciendo referencia al adelanto de los créditos blandos del Ministerio de Industria, fue un invento de su propio partido en el gobierno, en la época de Felipe González, y su ejecutor principal preside hoy la principal asociación de industrias de defensa españolas. Industrias que se han beneficiado extraordinariamente de la llamada “ilusión financiera” que ha contaminado a todas las instancias del Ministerio de Defensa y del propio Ministerio de Industria, como demuestra la reciente negociación entre los titulares de esos departamentos –Chacón y Sebastian-, cuyo resultado es el de que el Ministerio de Industria inyectará al Ministerio de Defensa 1.250 millones de euros en los próximos tres años, según el director general de Asuntos Económicos del Ministerio de Defensa (DIGENECO), Mariano Rojo. O sea, Constantino, que seguimos aumentando la deuda. ¿Se puede ser más inco| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

27

opinion
► Volver al contenido

josé luís garcía benavides

herente? Ser incoherente es, por lo visto, ya una característica inherente del Sr. Méndez ya que cuando afirma, demagógicamente, que “no se debían haber adquirido sistemas para escenarios que no existen” no podemos hacer otra cosa que preguntarle si él se hubiera atrevido a vaticinar los escenarios que iban a surgir. Es muy fácil afirmar cosas banales en coloquios multitudinarios con auditorios entregados, pero llama la atención que nadie le recordara que tanto el programa Eurofighter, como la fragata F100, como el carro Leopard son programas heredados de una administración socialista, en especial el Eurofighter que data incluso de la época de Narcis Serra. Posteriormente, el programa de la segunda fase del vehículo de combate acorazado Pizarro, el helicóptero NH-90 y el submarino S-80, son todos programas lanzados ya bajo la presidencia del Sr. Zapatero, y su ministro José Bono, de modo que podía haberse dirigido directamente al “demiurgo” de La Moncloa en representación directa de su agravio, en lugar de lanzar balones fuera en un coloquio industrial. Lo más lamentable es, sin embargo, la falta de preparación y seriedad que todo esto revela. El estado de situación de la defensa nacional no es bueno –lo hemos dicho muchas veces-, y si hubiera una oposición política en España como es debido, se estaría pidiendo con urgencia un debate parlamentario y una revisión estratégica generalizada. Cuando asociaciones o centros de estudios tan eclécticos o moderados como Atenea, advierten de que la defensa está bajo mínimos, es que algo ocurre, sin duda. Las repercusiones en los ejércitos de tres años consecutivos de reducciones en los Presupuestos de Defensa, hasta dejar su porcentaje sobre el PIB en menos de la mitad de los de la media de los aliados europeos con los que queremos compararnos es motivo serio y suficiente como para llevar a a cabo a un debate de altura en el Congreso, y en el Senado.
28

► ¿Qué sistema obedece a un escenario que no existe?. ¿El Eurofighter?¿El Leopard 2?¿El pizarro?¿Las F-100?. ¿O quizá es la posesión de esos sistemas lo que hace innecesario llegar a utilizarlos?. Imagen obtenida de Internet. Archivo original, pinchando aquí.

Y no solo nos preocupa la faceta económica de la defensa, sino que resulta más lamentable aún la penuria de personal real en que se vive, ya que se limita el número de personal de tropa y marinería a 83.000 efectivos en 2011, y muy posiblemente a 80.000 en 2013, lo que en términos reales supone una efectividad práctica de fuerza terrestre de combate de 20.000 efectivos como máximo, aunque hay que dar por seguro que para 2013 ya no habrá contingente en Afganistán, y quizás tampoco en Líbano. Aún así, son efectivos humanos escasos que limitan seriamente la capacidad de proyección e imagen de un país que aspiraba a ingresar en el G-8, y estar en el G-20. Los recortes, es obvio que no influyen solamente en el número de efectivos, sino que afectan seriamente a los planes de instrucción y entrenamiento de las unidades terrestres, navales y aéreas, con graves limitaciones a los mismos en forma de inmovilizaciones de materiales, disminución de vuelos o salidas a la mar, y reducción de los ejercicios y maniobras, tal y como han confesado los jefes de los ejércitos, y muy en particular el JEME –general Fulgencio Coll-, con lo que se disminuye peligrosamente la capacidad operativa de las fuerzas armadas, ya de por sí no muy alta. Naturalmente, los recortes en inversiones obligan a nuevos aplazamientos en los programas de modernización, entre los que el relevo de los BMR por un hipotético nuevo 8x8 no va a ser pronto más que un recuerdo. Lo de menos aquí es el perjuicio que se supone pueda causar a la industria de defensa, ya que, contrariamente a lo que piensan algunos inocentes, cualquier programa a quien beneficia realmente es a la industria extranjera, ya que la nacional solo puede aspirer a llenar huecos de subcontratistas o a hacer trabajos de integración, y todo al precio de encarecer el producto en forma abusiva e inaceptable, como ha sido el caso de los grandes programas anteriores, dadas sus carencias en el nivel tecnológico, como el propio secretario de estado, Constantino Méndez ha reconocido a los cuatro vientos. Las Fuerzas Armadas no deberían servir al sostenimiento de una mal llamada “industria militar española” carente de empuje y de competencia en los mercados exteriores –especialmente la terrestre-, ni servir de sostén a dudosas prácticas políticas aplicadas desgraciadamente desde hace ya mucho tiempo. Obviamente, la carencia de inversiones ahonda aún más el desequilibrio entre lo que se dedica a gastos de personal y material, un índice realmente improcedente para un país cuyos gobernantes se jactan de haber estado a punto de incluir en el G-8. Por supuesto se oculta que el aparato militar actual sostiene numerosas capacidades inútiles, gastos redundantes, mantenimiento de sistemas ya desfasados, y, sobre todo, una creciente burocratización de la función militar en paridad con el conjunto de la sociedad española. Si es cierto que el Ministerio de Defensa continúa negociando con Arabia Saudí la venta de 200 carros Leopard 2E –como citan los “órganos semioficiales de comunicación”- se plantean muchas preguntas sobre el asunto, ninguna de ellas aclarada suficientemente, y queda en entredicho el modelo de fuerza terrestre vigente, incluso sin haber hecho ninguna revisión estratégica, como ya hemos advertido. Naturalmente nada se explica, y se pide la maxima discreción ya que peligra
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

opinion
► Volver al contenido

josé luís garcía benavides

la vida de los artistas. También resulta obvio que la Armada, y su Objetivo de Fuerza, están en peligro. Cuando se analiza el coste de mantenimiento de las 5 fragatas F-100 disponibles respecto del conjunto del presupuesto de la Armada, entran muchas dudas sobre la operatividad de la Flota. El Ejército del Aire tiene ante sí el reto de la obsolescencia de sus aviones -y helicópterostripulados, y el desafío de entrar en la era de los UAV,s. Ya lo ha dicho el teniente general Abad, y tras el Eurofighter no se sabe que habrá, algo resuelto en la mayoría de países con los que nos queremos comparar. Los posibles 27 A-400M comprometidos ya veremos cuando llegan, mientras que el resto de la flota de transporte languidecerá por vetustez. Lo más grave de todo, sin embargo, es el adelanto que ha hecho el Ministerio de Defensa en su proyección plurianual de continuidad en las reducciones hasta el año 2014. Se esperan por tanto años de mayores restricciones y sacrificios que, sin duda, van a mermar muy significativamente las capacidades militares y por tanto de la seguridad nacional. Curiosamente, el secretario de Estado, Constantino Méndez, como si no hubiera pasado nada, y los mismos presupuestos expuestos por él mismo ahora, por arte de magia, no tuvieran nada que ver ya, enumeró en su última comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados el estado de cada programa de inversiones, así como los pagos que deberá afrontar la Administración, a pesar de los recortes presupuestarios, sabiendo que no se va a cumplir nada de lo que dice. No sabemos si es caradura, mentiras compulsivas ya, o un esfuerzo en engañar y ocultar la realidad ante el parlamento, pero afirmar –por poner un ejemplo-, que en 2011 se van a recibir 43 vehículos acorazados de combate de infantería Pizarro, es insultar al auditorio, aunque éste no lo sepa o no le preocupe.
29

Constantino Méndez también mintió al parlamento, cuando le recordó que la primera entrega del hipotético avión A400M tendría lugar en 2016 y que el contrato final estaría firmado según lo previsto, a finales de 2010, o sea ya, porque estamos en noviembre, aunque Constantino a lo mejor no se haya enterado. Pero, ¿a quién le importa? Sin embargo, y con respecto al material para el Ejército de Tierra, una segunda comparecencia del jefe del Estado Mayor de la Defensa -el general del Aire José Julio Rodríguez- recordó que en 2011 deberá aprobarse el programa especial de servicio limitado implantado ya en 2009 que se traduce en “la inmovilización transitoria de una parte de los materiales principales del Ejército de Tierra con mayor antigüedad, con la finalidad de garantizar que los materiales restantes mantienen un adecuado nivel de operatividad”, o sea casi todo, y no obstante, aunque esta medida debe ser “limitada”, apuntó el JEMAD, “la falta de los créditos de mantenimiento suficientes obliga a estudiar la adopción de nuevas medidas que garanticen su sostenimiento, entre las que se incluyen adelantar la baja de determinados sistemas de armas”. Sin duda, un “momento magnífico”, y por eso, quizás, se venden los carros más modernos del ET. En resumen, tal como se ha puesto de relieve en un reciente encuentro de analistas, periodistas y expertos en cuestiones de seguridad y defensa, que ha tenido lugar en Madrid. España carece de un debate serio y profundo sobre la política de seguridad y defensa, y como han expuesto en sus conclusiones, para que “[…] España tenga una adecuada política, haría falta un debate serio
► En una cosa lleva razón Constantino... Hay sistemas que de verdad no se necesitaban y aun así, se adquirieron. Eso si, en este caso la culpa es del propio ET. que los propios militares no sepan lo que se necesita es muestra más de lo bien que están las cosas. Imagen obtenida de Internet. Original, pinchando aquí.

y profundo, y una necesidad de consenso, y si esta inquietud no se comparte por los dirigentes políticos no será posible generar una cultura de defensa en la sociedad. Para ello, el principal reto será convencer a la opinión pública, pero no será posible si no hay auténticos liderazgos, tanto en el Gobierno como en la oposición…”, en suma que la batalla está perdida de antemano, porque es obvio que esos parámetros no se dan en la clase política española actual. Una de las cuestiones fundamentales que deberá de abordar el gobierno además, es la de cómo se deberá recortar el gasto público, para alcanzar el objetivo de reducción del déficit público hasta el 3% del PIB en el año 2013, dentro de la compleja y delicada actual situación económica y financiera. En este contexto, una vez más, se reducirá el gasto relacionado con la defensa nacional, y en particular el relativo a la moderniza-

ción del material, y a la investigación, desarrollo e innovación. Máxime cuando la percepción de amenazas a la paz y la seguridad por parte de la sociedad es casi nula, estando por detrás de otros asuntos que se perciben como más preocupantes e inmediatos como son el paro y la propia situación económica. Por eso, es imprescindible un debate a fondo sobre el estado de situación de la seguridad nacional, y deben cesar todas esas continuas apariciones de comediantes -que dicen ser autoridades-, mintiendo descarada e insistentemente a la nación sobre programas, proyectos e hipótesis que, es sabido, que no se van a materializar nunca. Sin duda, “un momento magnífico”.■

José Luis García Benavides

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Northrop F-5B en el ejército del aire
Texto y fotografía por Alberto Velasco Gil Casi con total seguridad, si al entonces Teniente General Lacalle, en aquel lejano 11 de enero de 1965, mientras anunciaba el contrato de compra de 70 Northrop F-5, se le hubiera dicho que casi 46 años después, 20 unidades iban a seguir volando en el Ejército del Aire, y sin perspectivas de sustitución, hubiera tomado por loco a quien se lo dijera...

y F-86, que en gran número poblaban las bases españolas. Después de un no muy prometedor comienzo, en el que el ejemplar desplazado a España para ser probado se estrellaba en Torrejón, perdiendo la vida en el accidente tanto el piloto de pruebas de Northrop, Don Papis, como el Comandante español Joaquín Perez en Torrejón, y venciendo la oposición de cierto sector del Ejército del Aire, mas partidario de adquirir aviones más prestacionales como el F-104, se decidió finalmente la construcción en España de 70 unidades (34 biplazas y 36 monoplazas), del caza ligero Northrop F-5, convirtiéndose así en el primer país europeo en adquirirlo. No fue un proceso sencillo; los primeros movimientos los hicieron Northrop y CASA, estableciendo contactos y desarrollando una estrategia que les beneficiara a ambos. La primera vendía 70 aviones, introduciéndose de paso en Europa, mientras que CASA adquiría la experiencia indispensable para fabricar reactores. Para que la aventura llegase a buen puerto, Northrop adquirió el 24% de las acciones de CASA y se llegó a una serie de acuerdos preliminares que permitían al personal de ambas empresas visitar instalaciones de la otra.
30

S

u llegada se produjo solo tras duro y problemático proceso de selección, en el que se buscaba sustituto a los T-33

Ya solo quedaba que el EA se decantase por el F-5, para lo que se organizaron una serie de exhibiciones en Estados Unidos y España, que incluían despegues con armamento desde pistas de tierra, cuestión que era importante para el EA. Fue durante una de estas exhibiciones que, debido a un exceso de fogosidad del piloto -en cualquier caso, nada achacable al propio aparato- se produjo el fatal accidente de Torrejón. El EA, interesado como decimos en sustituir a los T-33 en labores de enseñanza y a los Sabre en tareas de caza , veía cada vez con mejores ojos ese menudo aparato supersónico que podía cumplir ambas funciones y que, además, se podría fabricar en España. También, por que no decirlo, su bajo precio, cifrado en 38 millones de pesetas para los monoplazas y 44 millones en el caso de los biplazas, permitirían adquirir un número mucho mayor de aparatos de los que sería posible comprar en el caso de que se fallase a favor de los bisónicos Starfighters, de la Lockhed, que lógicamente tenían un precio muy superior. Finalmente se decantó el EA por el F-5, con la condición de ser fabricado en España, concediendo el Consejo de Ministros en Diciembre de 1965, los primeros 330 millones de las antiguas pesetas -del total de 3.877 millones previstos-, para la compra de los primeros utillajes y herramientas necesarias para el proceso de fabricación.

sistemas aereos
► Volver al contenido

northrop F-5 en el ejércIto del aIre

FAbRicAcióN Desde ese momento, comenzaron tanto en la factoría de CASA en Getafe, como en la de Sevilla, intensos trabajos para adecuar las instalaciones a la nueva fabricación de los pequeños F-5, así como orientados a formar al personal que iba a realizar los trabajos. Cabe decir, como curiosidad, que se adquirieron los patrones originales de Nortrhop, que garantizaban la total compatibilidad de las piezas fabricadas en España con las fabricadas en USA, en tanto existía entonces la posibilidad de que se llegasen a fabricar en España aviones destinados a terceros países, cosa que al final no sucedió. Así pues comenzaron a instalarse prensas hidráulicas, fresadoras, hornos, comprobadores, grúas, fresadoras químicas, baños de anodizado, así como uno de los primeros ordenadores instalados en España, un IBM de cinta perforada que sería el encargado de controlar la producción. Ni que decir tiene que este fue un paso de suma importancia dadas las transferencias de tecnología que tanto beneficiaron a CASA permitiéndole entrar en la era del reactor, por la puerta grande, con todo lo que ello conlleva en cuanto a experiencia y aprendizaje y de cara a la imagen de la propia empresa, que tan bien ha sabido amortizar. La producción se repartió entre Sevilla, que fabricaría de la parte anterior y central del fuselaje y Getafe, instalaciones en las que se fabricarían el resto de componentes y daría el montaje
▲ En la imagen superior podemos ver, en la Base Aérea de Talavera la Real, una formación de Northrop F-5B del Ejército del aire, ya ataviados con sus diversas fundas y bloqueos. ◄ Un F-5A utilizado como monumento a la entrada de la Base Aérea de Talavera la Real. No es el único aparato que ha sido reutilizado para tal fin. De hecho, según nuestras cuentas, hay al menos otros 13 que sirven de decoración en otras instalaciones militares -y civiles- a lo largo y ancho de toda la península Ibérica.

final de cada uno de los 70 ejemplares. Para facilitar a CASA el proceso de montaje de los aviones, los dos primeros llegarían desde las propias instalaciones de Northrop completamente desmontados, de forma que los técnicos se habituasen al proceso de ensamblaje. De los tres siguientes, Northrop suministraría solo las estructuras para ser integradas aquí, mientras que los tres siguientes se fabricarían ya utilizando solo piezas sueltas suministradas desde Estados Unidos. A partir del noveno avión, todos serían íntegramente fabricados en nuestro país, algo como poco curioso, ya que CASA logró un porcentaje de fabricación mayor que el de la propia Nortrhop, que subcontrataba numerosos componentes, como la cola o el tren de aterrizaje a empresas como Canadair. Por fin, un 22 de mayo de 1968, despegaba en su vuelo inaugural el primer F-5 “montado” en España desde Getafe, pilotado por un piloto de pruebas de Nortrhop en un vuelo perfecto y sin ninguna complicación, que demostró que podíamos y sabíamos construir aviones de combate. La producción comenzó a acelerarse, cumpliendo escrupulosamente los plazos de entrega e incluso adelantándose en ocasiones a la previsión. Se alcanzaron así hitos dentro del programa como la entrega oficial al Ejército del Aire, el 19 de junio de 1969 de los dos primeros F-5B, designados oficialmente como CE.9, que pasaron a formar parte del 202º escuadrón basado en Morón, en fecha tan temprana como enero de 1970. En febrero, una cumplidora CASA entregaba una decena de nuevos F-5B, recepcionándose otra antes de agosto y completándose en noviembre la entrega del trigesimocuarto y último biplaza de los contratados. Además, antes de finales de ese año se entregaban los dos primeros F-5A monplazas de los 36 contratados. Decir aquí, que unos meses antes, el EA tomó la decisión de que 18 de los monoplazas F-5A fueran de la versión de reconocimiento F-5RF,
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

31

sistemas aereos
► Volver al contenido

northrop F-5 en el ejércIto del aIre

que conserva intactas sus capacidades de ataque, pero incluye un morro rediseñado que integra cuatro cámaras fotográficas. Esta operación se realizó sin excesivos problemas, salvo por el detalle de que algunos de estos ejemplares tuvieron que ser entregados con el mismo morro utilizado en los F-5A, hasta que se pudieron fabricar los frontales específicos, sustituyéndose estos en unas pocas horas de maestranza a posterioridad. Como decíamos, la fabricación continuó a buen ritmo, entregándose en 1971 una treintena de aviones y, lo más importante, saliendo de Getafe el 11 de abril de 1972, el 70º y último de los F-5 contratados, en lo que podemos considerar como un éxito rotundo de CASA, que logró entregar el total comprometido de aviones en apenas cuatro años. Todo ello, partiendo de cero, es decir, sin experiencia ni maquinaria, apenas un lustro antes.

EL AVióN Podemos decir sin temor a equivocarnos, que el F-5 en su momento, fue un aparato transgresor. Rompía con la política -extraoficial- estadounidense del cada vez mas grande, mas lejos y mas rápido, en una época en la que el Mach 2 parecía irrenunciable, en la que los F-100, F-102 y F-104, rompían día si, día también, records de velocidad y altura y en la que los todopoderosos F-4 Phamtom, ocupaban ya las mesas de diseño, dispuestos a escribir su página en la historia. Northrop no obstante, navegó contracorriente, presentando el proyecto de un menudo y ligero aparato que, pese a su tamaño, era capaz de volar a velocidad supersónica y cargar hasta 2.000 kg de armamento a un precio netamente inferior al de cualquiera de sus coetáneos. Diseñado a mediados de la década de los 50 por un equipo liderado por Lee Beguin, tuvo que

evolucionar rápidamente ante el inicial desinterés de la USAF -quien paradójicamente, 60 años después ha recomprado ejemplares de segunda mano a diversos países para utilizarlos en sus escuadrones Agressor-. Este proyecto dio origen a un entrenador avanzado del que derivaría el T-38 Talon, aparato del que aun vuelan convenientemente modernizados cientos de ejemplares en Estados Unidos. Es a partir de este que se llegaría a desarrollar el F-5 en sus diversas variantes: Reconocimiento, series A y B, y los más modernos E y F, así como el malogrado proyecto F-20 Tigershack. El inicial desinterés de la USAF se transformó en repentino interés al percatarse que el menudo y económico caza de Nortrohp podía ser un magnífico avión para países aliados sin posibilidades económicas. Es así como, a lo largo de varias décadas, países como España, Portugal, Turquía,

Brasil, Canadá, Noruega, Holanda, Suiza, Filipinas, Grecia, Taiwán, Bahrein, Bostwana, Etiopía, Honduras, Irán, Kenia, Venezuela, Yemen, Jordania, Corea del Sur, Chile, Singapur Indonesia, Sudán, Arabia Saudita, Marruecos, Túnez, México, República de Macedonia, Vietnam, Malasia, y los propios Estados Unidos, vieron como un total de 1.189 T-38 y 2.610 F-5 en sus diversas variantes, volaban en sus respectivas Fuerza Aéreas. En ellas han desempeñado y desempeñan multitud de funciones, desde la caza hasta el entrenamiento, pasando por el ataque o el reconocimiento y habiendo entrado numerosas veces en combate con varios países como Vietnam, Arabia Saudita, Irán, Marruecos o incluso España. De esta forma, aunque la línea de producción se cerró en 1986, aun hoy, cuando ya han transcurrido 24 años, siguen siendo cientos los aviones que continúan volando a la perfección en numerosos países. Con un peso en vacío de 3.667 kilos, una autonomía máxima de 2.600 km, una velocidad punta de 1.487 km/h, y un techo de servicio de 45.000 pies, el menudo caza, porta en su versión monoplaza dos cañones de 20 mm. Estos desaparecen en la versión biplaza mientras que la F mantiene uno de ellos, mas unos 2.000 kg de cargas externas, que se incrementan en versiones posteriores hasta algo más de 3.000 kg. Propulsado por dos motores General Electric J-85-GE 13, originalmente pensados para misiles que entregan una potencia de 1.850 kg. en seco y 2.470 kg. en post-combustión, (datos de la serie A/B utilizada por el EA), el F-5 dispone de una mas que aceptable maniobrabilidad, con unos límites de 7,33 G para los monoplazas y de 6,5 G en el caso de los
◄ Con las cúpulas abiertas, en fila india tras aterrizar. Pilotos e instructores a bordo de sus Northrop/ CASA F-5B Terminan un nuevo turno de entrenamiento. Llevan así 46 años y todo a apunta a que aun veremos esta imagen durante un tiempo.

32

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

sistemas aereos
► Volver al contenido

northrop F-5 en el ejércIto del aIre

◄ Todavía con los protectores, pero ya con el depósito adicional instalado, el C.9 23-05 luce un magnífico aspecto que apenas deja entrever su casi medio siglo de vida. ▼ Ya en el aire, por parejas llevan a cabo todo tipo de simulaciones de combate, ataque a tierra.

guridad de los pilotos, pese a que los originales consiguieron salvar la vida de bastantes de estos en los casos en los que tuvieron la necesidad de eyectarse del avión. El panel de mandos y la aviónica son, sin ningún género de dudas, los componentes en los que más ha cambiado el avión desde que entró en servicio. La modernización a la versión M, autorizada en el año 2000 y realizada por la empresa israelí IAI, subcontratando a CASA los trabajos, ha logrado que las decenas de relojes analógicos hayan dado paso a 2 grandes pantallas digitales y a un HUD de gran tamaño, cara visible de un ordenador de misión, un sistema de navegación inercial láser con GPS, un teclado de control, una nueva emisora VHF, mandos HOTAS, un radar virtual, nuevos equipos de radio y un sistema de grabación de vídeo, que se unen a los IFF, VOR/ILS y el altímetro codificador que se habían instalado en la modernización de 1987, haciendo que cualquier parecido de la versión y capacidades de los F-5M con los F-5B, sea mera ilusión, debida al parecido externo.

biplazas. De esta forma, pese a las limitaciones que sufría en cuanto a aviónica o carencias como la ausencia de alertadores o radar podía dar mucho juego en su faceta de cazabombardeo ligero. Dispone de un tren triciclo retráctil, utilizable por debajo de 240 nudos, aerofreno ventral, un diseño aerodinámico extraordinario siguiendo la regla del área, un -para la época- modernísimo sistema de repostaje a presión en un solo punto, 7 puntos de anclaje de cargas (uno ventral y tres en cada ala), en los que se podía instalar armamento de diversos tipo, desde bombas tontas y guiadas por láser, hasta misiles Sidewinder y Maverick, pasando por cohetes, NAPALM, o depósitos auxiliares de combustible, lanzables todos ellos a la vez en caso de emergencia. Como detalle curioso, es obligado comentar que el F-5 vuela mejor con depósitos o misiles en las puntas de las alas, razón por la cual no se le suele ver sin
33

ellos adornando sus líneas. Los 2 cañones de 20mm de los que disponen los monoplazas, cuentan con 280 proyectiles para cada uno, lo que les permite hacer fuego durante 11,2 segundos de fuego, pese a lo cual, debido al excesivo calentamiento no se suele presionar el disparador durante más de 3 segundos seguidos. Además, para evitar la ingestión de gases de los cañones por parte de las toberas de los motores, que pueden llegar a causar su apagado, al disparar se activan unos pequeños deflectores con la misión de desviar dichos gases de las toberas de admisión, paliando el problema, mientras que las vainas eran expulsadas fuera del avión por unas aberturas, no así las grapas, que permanecían en las tolvas. El avión cuenta también con un paracaídas de frenado de 4,5 m. de diámetro, que ayuda a disminuir la velocidad del avión en caso de ne-

cesidad y que únicamente se puede desplegar al bajar de 165 nudos, y siempre que la rueda de proa esté ya en contacto con la pista. Los flaps del F-5, principal diferencia de este con su hermano T-38 son tanto delanteros o de borde de ataque, (el T-38 carece de ellos) como traseros o de borde de fuga, accionados eléctricamente, y desplegables por debajo de 300 nudos, permitiendo unas velocidades de aproximación mas bajas y aumentando así la seguridad durante las maniobras de aterrizaje. Los asientos eyectables han sido uno de los sistemas recientemente sustituidos en la última modernización realizada, una vieja aspiración de los pilotos. Originalmente se trataba de un diseño de Nortrhop, con tecnología de los años 60. La sustitución de estos por unos novísimos Martin Baker MK-16L 0-0 -semejantes a los del Eurofighter-, ha mejorado exponencialmente la se-

Del radar virtual hay que hablar un poco mas, ya que es una ingeniosa solución al problema o necesidad de dar instrucción sobre interceptaciones radar a los alumnos en unos aviones que carecen de el. Está compuesto por un emisor que va en todo momento “cantando” la posición, altura y velocidad del aparato, una antena que recoge las señales de los demás aviones y la pantalla en la que se vuelcan esos datos. Inútil en combate, pero sumamente eficiente a la hora de la instrucción, disponemos de un sistema que muestra en todo momento en la pantalla la situación de los otros aviones, (que como ya hemos dicho, ellos mismos emiten) simulando de esta manera que es un radar el que los está localizando, mejorando aun mas si cabe la preparación con la que los futuros pilotos de F-18 o EF-2000 llegan a sus unidades No solo la aviónica se ha modernizado. A los
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

sistemas aereos
► Volver al contenido

northrop F-5 en el ejércIto del aIre

20 aparatos supervivientes se les ha realizado una completa revisión y modernización estructural que garantiza a cada aparato 2.700 horas mas de vuelo con total seguridad. A lo largo de esta revisión se han sustituido varias cuadernas y largueros del fuselaje, así como varias sujeciones de las alas y revestimientos internos de las tomas de aire. Estos y otros trabajos van a permitir que este menudo luchador de la libertad siga volando por los cielos hispanos al menos hasta el año 2025, que es lo que planea el EA, esto es; 55 años después de su entrega. Como anécdota curiosa, decir que a día de hoy no menos de 14 F-5 “sobreviven” como monumentos en distintas bases y ciudades, rescatándose de ser destruidos como blancos en el Polígono de las Bardenas al quejarse los pilotos atacantes de que no “veían” al menudo caza. Estos, procedentes de Morón, venían camuflados en tres tonos marrones, por lo que eran casi invisibles a ojos de los pilotos atacantes, por lo que fueron rescatados para este noble fin.

EL F-5 EN SERVicio En muchas ocasiones quedamos “cegados” por las capacidades sobre el papel de tal o cual aparato, o bien por sus líneas, mas vistosas. Dejando esto de lado, es bien cierto que hay aviones que dejan huella y que no solo la dejan si no que siguen la dejando tal vez por que todos los pilotos de combate del EA desde 1971 hasta hoy, o porque gran número de los destinados en los 70 y 80 en Gando y Morón han pasado por el F-5. Es un avión al que se le tiene gran cariño en el EA; es y sigue siendo un avión noble, de prestaciones supersónicas, leal pero exigente con sus alumnos, que ha sabido adaptarse como nadie a los tiempos modernos. De hecho, si ya hace cuatro décadas hacía formaciones en vuelo con los Saeta, Sabre o T-33 a día de hoy lo hace junto a los F-18 y Eurofighters demostrando que con este aparato se dio en la tecla, adquiriendo uno de esos pájaros míticos que, al igual que los DC-3 o el Hércules solo encuentran un buen sustituto en un aparato igual. En el

caso del F-5B, se puede llegar a decir sin temor a equivocarnos que su mejor sustituto ha sido precisamente él mismo, pero modernizado a la versión M, con sus cabinas digitales, y asientos eyectables Martin-Baker 0-0. Tres han sido las bases españolas que han acogido con este aparato: Gando, Morón y Talavera la Real. Los primeros en recibir los aviones, fueron los pilotos del escuadrón 202 de Morón, quienes, en enero de 1970, recibían los 4 primeros F-5B llegados desde Getafe, pilotados por profesores de la Escuela de Reactores, en lo que sería un “préstamo” de estos aviones, que se marcharían a Talavera en 1992, es decir, 22 años después, convirtiéndose así esta en la única base en operar los F-5, tras ceder Gando los suyos en 1982 a Morón, de donde salieron como destacamento en 1974 en un curioso periplo, en especial de algunos aparatos, que estuvieron oficialmente asignados a lo largo de su vida a las tres bases, con tres indicativos distintos. Tal y como comenzaban a llegar aviones, se

iniciaban los programas de instrucción pertinentes al objeto de habilitar al mayor número posible de pilotos en el avión, de manera que se pudiera habilitar el 204 escuadrón cuanto antes, en tanto sería la unidad encargada de recepcionar los aparatos de reconocimiento, que comenzarían a llegar a finales de 1971. Pero estas denominaciones fueron provisionales ya que, en 1971, nace el Ala 21, desapareciendo así los escuadrones 202 y 204, formándose los escuadrones 211 Gallos, y el 212 Sisones, incorporando los RF-5 al 212, mientras que los A de ataque se englobarían en el 211. Las misiones que desde Morón comienzan a realizar estos aviones son innumerables. Equipa◄ Todavía con los protectores, pero ya con el depósito adicional instalado, el C.9 23-16 luce un magnífico aspecto -pese a necesitar una mano de pinturaque apenas deja entrever su casi medio siglo de vida. ▼ Es quizá en el cockpit, en donde, pese a las modernizaciones, más se note el paso de los años.

34

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

sistemas aereos
► Volver al contenido

northrop F-5 en el ejércIto del aIre

tivándose así el 212º escuadrón y basándose en las instalaciones canarias 2 biplazas y todos los monoplazas con matrícula par. Morón sigue con una flota reducida, realizando numerosas misiones e intercambios, con frecuentes visitas al polígono de tiro de las Bardenas. Por desgracia, se van cobrando su tributo en accidentes, como un choque en vuelo en maniobras de combate aéreo, en el que se estrellan dos aviones, aunque afortunadamente sus pilotos, uno de ellos norteamericano, salen indemnes, al eyectarse de los aparatos tras la colisión, u otro choque en el que uno de ellos se estrella también sin consecuencias para el piloto, o el sufrido en Zaragoza por un fallo de motor en el despegue. En el año 1981, tras ser reemplazados por los Mirage F1, los últimos F-5 canarios son devueltos a Morón una vez revisados y subsanadas las “secuelas” de su paso por el intenso ambiente salino de Gando. Se reactiva de esta forma una vez mas el 212º escuadrón, alcanzándose en junio de 1981 un notable hito: 50.000 horas de vuelo por parte de los F-5 de Morón. dos con lanzacohetes, ametralladoras y bombas “tontas” realizan misiones de entrenamiento en el polígono del Caudé, en Teruel, sufriendo por desgracia el primer accidente grave, en julio del 72 cuando un F-5B que ensayaba un ataque a baja cota a un nudo ferroviario en Badajoz se fue al suelo, falleciendo sus dos pilotos en el mismo. Comienzan a hacerse maniobras con otros países como Francia y sobre todo con la todopoderosa USNavy, con la que se hacían numerosas salidas de ataque simulado, en las que unos practicaban su defensa, y otros su ataque y todos salían beneficiados. Es en este punto donde los F-5 comienzan a escribir algunas misiones en verde. En verde de combate, pues dada la situación que se vive en el Sahara español, se comienzan a realizar salidas desde Gando para dar apoyo y reconocimiento al territorio africano.
35

◄ En esta imgen podemos apreciar perfectamente el detalle de la cola de un F-5M, con el distintivo de la unidad y el numeral del aparato.

Misión tras misión, se alcanzan las 75.000 horas en enero del 85, año en el que hay que anotar dos nuevos accidentes; uno sobre el mar cerca de Cádiz y otro al engancharse la red de frenado con el tren de aterrizaje tras un fallo de motor en una desgraciada concatenación de hechos que se saldó con la muerte de ambos pilotos. La actividad incesante lleva a alcanzar las 100.000 horas de vuelo en fecha tan temprana como octubre del 88, año que ve como se reemplazan las cámaras originales de los RF-5, unas ya anticuadas Fairchild , por unas Vinten británicas mas eficientes. En este año también se anotó, en la cuenta del debe, un aparato caido sobre el pantano de Orellana, en Badajoz, accidente que se cobró la vida de su piloto. En 1989, se vive un acontecimiento fundamental en la historia del F-5 en España, que marcó un antes y un después. Un secreto a voces se hizo por desgracia realidad en forma de accidente al desprendérsele un ala en pleno vuelo a un F-5B de los “colegas” de Talavera. Era evidente que la célula del F-5 estaba llegando al límite y se imponían actuaciones urgentes para garantizar la seguridad de los aparatos (incluso hubo rumores de cierta “huelga” de los pilotos si no se garantizaba la seguridad). No se estaba hablando de una modernización, si no de algo tan básico como que no se salga un ala en pleno vuelo o que se fracture una costilla maestra por fatiga. La consecuencia fue la paralización de la flota y el comienzo del calvario para Morón en tanto que, pese a que algunos aviones revisados vuelven a volar, la operatividad cae en picado, con solo un puñado de aviones capaces de alzar el vuelo al coste de muchas decenas de horas de mantenimiento en tierra por cada hora de vuelo. Finalmente dada la precaria situación de los
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Es en uno de estos traslados desde la península a Canarias, donde en medio de pésimas condiciones climáticas se pierde un nuevo aparato cerca de Córdoba, aunque afortunadamente el piloto pudo eyectarse. Dado que la situación en el Sáhara cada vez es peor, se decide que los destacamentos, que hasta la fecha eran temporales y rotatorios, se hagan permanentes, basando en Lanzarote 18 aviones, entre F-5A y RF-5. Finalmente se decide que en 1974 se trasladan a Gando, dado que Lanzarote no reunía las condiciones para un despliegue tan numeroso. Desde esta base se realizan numerosas misiones con armamento real sobre el Sáhara, en su mayoría de escolta y reconocimiento fotográfico, regresando en 1975 tras mas de 500 misiones a plena satisfacción. Satisfacción que lleva a que, en 1976, se decida crear una base permanente en Gando, dotada con F-5, desac-

Se suceden las misiones y los accidentes, como el sufrido en 1982 en Bardenas por un monoplaza en el que perdió la vida su piloto, o el de diciembre del 83, en el que se estrella al intentar tomar tierra en Torrejón otro aparato, sin consecuencias para el único ocupante. En febrero de 1984 la suerte no corre del lado de nuestros pilotos y uno de ellos fallece en accidente al estrellarse su aparato en Ciudad Real en una misión a baja cota. Se comienzan a realizar misiones de lanzamiento de misiles Sidewinder, así como cohetes blanco para otros aviones y el remolque de dardos-blanco para el ensayo de tiro de cañón de otros aparatos. Misión compleja y peligrosa al llevar anclado mediante un largo cable de acero un blanco aéreo de considerables proporciones al que disparan otros aviones desde la distancia. Solo de pensarlo se ponen los pelos de punta.

sistemas aereos
► Volver al contenido

northrop F-5 en el ejércIto del aIre

aviones se decide sustituir los F-5 de Morón, por C-101 Aviojet cogidos de diversas bases, a la espera de la que sería su nueva montura: el F-18 que no obstantem aun tardarían unos años en llegar. Así las cosas, en 1992 se trasladan los ya escasos aparatos en condiciones de volar a Talavera, que a partir de entonces se convertía en el hogar de todos los F-5 supervivientes. Tras la llegada por carretera de los que por su estado no permitían su traslado en vuelo -y que pasarían a engrosar el stock de piezas de repuesto para sus hermanos- se decidió, quizás con sensatez, no modernizar los monoplazas que terminarían sus días en Talavera según iban cumpliendo sus horas, momento en el que se retiraban del servicio, rescatándose piezas y siendo llevados como blanco a las Bardenas... 22 años, 11 accidentes y 7 vidas perdidas en más de 100.000 horas de

vuelo, son el resumen de la actividad de este avión a su paso por Morón. Su historia en Gando es si cabe aun mas intensa, aunque breve, pues solo estuvieron en tierras canarias desde el año 74 en el que comenzaron los despliegues desde Morón, hasta el año 82, en el que fueron reemplazados por los mas potentes y modernos Mirage F1. Como dijimos, desde allí se realizaron misiones reales de combate con armamento real sobre el Sáhara, en momentos muy convulsos de la historia de este país. Realizando misiones tan variadas como reconocimiento, escolta de autoridades y vigilancia, en perfiles high-low-high, partiendo desde Gando a gran altura para ahorrar combustible, llevando a cabo reconocimientos a baja cota, (testigos presenciales confirman que estos se realizaban que a MUY baja cota), y regresando nuevamente en altura para economizar el vital combustible, puesto que

a diferencia de otros países nunca dotamos a los nuestros de ningún sistema de reabastecimiento en vuelo. Eso sí, como buenas misiones reales que eran, volaban siempre en parejas para darse apoyo y protección uno al otro en caso de necesidad y estando siempre en alerta a la mas mínima necesidad de las unidades del Ejército de Tierra desplegado allí para que, simplemente con su presencia disuadiera de cualquier posible acción hostil al Frente Polisario. Eso por no hablar de las valiosas tareas de reconocimiento fotográfico, que eran los “ojos” del Estado Mayor en aquel escenario. Una vez abandonado el Sáhara, los 18 aparatos del 464º escuadrón continúan sus misiones de entrenamiento incansablemente, con la particularidad que la mayoría de estas misiones se realizaban sobre el mar, elemento que supone un peligroso y tenue contraste con el cielo por el que se mueven, asumiendo también el papel de defensa y alerta aérea aunque, eso si, dependiendo debido a la ausencia de radar, de las informaciones que le suministran los EVAS o radares fijos destacados en Canarias y otros lugares y que servían de única guía hasta el punto de interceptación. Otro papel que desempeñaron con profesionalidad y eficacia es el de “sparring” de otras unidades de caza, donde su ausencia de radar, era paliada en parte por su pequeño tamaño, una buena velocidad y el buen hacer de sus pilotos, que en mas de una ocasión sacaron los colores a los por entonces todopoderosos Mirage, o los Harrier de la Armada, que también han sufrido en sus carnes la fogosidad de los pilotos canarios. La frecuencia con la que pesqueros españoles eran hostigados, atacados y apresados por el
◄▲ Dos detalles poco conocidos. Por una parte, la sala en la que reposan los trajes de vuelo de los pilotos de la unidad. Por otra, el detalle de uno de los cascos que, como casi todos los de los profesores, está personalizado.

Frente POLISARIO hace necesaria la incorporación de una nueva misión para estos menudos aparatos, la del reconocimiento marítimo, en la que se intenta dar protección a la flota pesquera española, con la precaución debida, dado que el Frente POLISARIO dispone de misiles SA-7 de guía infrarroja, que pueden dar un susto si no un disgusto a la mas mínima oportunidad. Las horas de vuelo se suceden hasta que un día de enero de 1980, un F-5 destinado en Gando que realizaba misiones de ataque sobre el polígono de las Bardenas, se estrella falleciendo su piloto en el que fue el único accidente grave de los F-5 canarios. Ya en el 82, la operatividad del escuadrón baja considerablemente, al estar buena parte de los pilotos en Albacete haciendo la transición a su nueva montura, los Mirage F-1, situación que los llevaría durante 4 años a tener los cazas mas modernos del EA en dotación, hasta la llegada de los primeros F-18 a Zaragoza en el 86. Finalmente, tras seis años en dotación, 12.500 horas de vuelo -muchas de ellas de combate- y un accidente con un fallecido se cierra la página
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

36

sistemas aereos
► Volver al contenido

northrop F-5 en el ejércIto del aIre

los primeros F-5 en Talavera acudieron en los vehículos más modernos de la época; Seat 600 y 1500, Renaults Dauphine, Citroen 2Cv. Todo, para un avión en el que se han titulado padres e hijos y para el que, algunos de los mecánicos que lo conocieron como aprendices llevan años jubilados... Qué no veremos de aquí a 2025, cuando con 56 años en sus cuadernas, sea, como se espera, retirado del servicio. Separar Talavera de los F-5 parece imposible por tanto y es que, podría decirse que llevan allí toda la vida lo que, teniendo en cuenta que sus pilotos son, en su mayoría, más jóvenes que los propios aparatos, no es solo una forma de hablar. Sea como sea, la relación entre los F-5 y Talavera la Real se remonta a un frío 12 de noviembre de 1970, cuando llegan a la base los 3 primeros F-5B, tras una modernización de las instalaciones de la base que supuso la construcción de un nuevo polvorín y una planta de oxígeno líquido. Tras el homenaje inicial, comenzaron a entrenarse los instructores frenéticamente, alcanzando en enero de 1972 la operatividad plena al
▲ En una pared de la Base Aérea de Talavera se encuentra este precioso mosaico con el escudo del Ala 23 de Instrucción de Caza y Ataque sobre un F-5 como los utilizados en la unidad.

de La Albuera. En 1976 la lista de bajas se amplió con otro piloto, fallecido al intentar tomar tierra en Talavera. Si las bajas son numerosas, los hitos se suceden sin descanso. También en 1976 se cumple el primero de los importantes, al alcanzar las 25.000 horas de vuelo cuando apenas habían transcurrido 6 años de su llegada, lo que da idea del intenso trabajo y ritmo de vuelos impuesto a la unidad, que alcanzaría las 50.000 horas en 1982, apenas unos meses después de perder a otros dos pilotos y un avión en un nuevo accidente. Al intenso trabajo de instrucción se le une un peculiar trabajo “real”: Los F-5 participan en misiones de iluminación láser para otros aviones del EA además de llevar a cabo el lanzamiento de misiles aire-aire Sidewinder, con el que se pueden armar sin problemas estos aviones, siendo un aparato de Talavera el primer F-5 en disparar uno en España. El año 1986 viene con cambios, aunque solo sean de denominación, al ser testigo de como la Escuela de reactores y sus escuadrones pasan a ser el Ala 23 de instrucción de Caza y Ataque, y convertirse los escuadrones 731º en 231º en 732º en 232º respectivamente. Con esta nueva denominación se realizan despliegues en el extranjero y nuevas y numerosas misiones de iluminación láser a otros aviones del EA, gracias al designador que se instala en el asiento trasero del avión. La frenética actividad lleva a que se cumplan las 75.000 horas en mayo del 88 y a que se instalen instrumentos de navegación y comunicaciones mejorados, así como equipos ILS, durante las pruebas del cual se estrella por un fallo motor un aparato en Jerez, eyectándose su piloto. Es en 1989 cuando, al igual que pasó en Morón, hay un antes y un después. Y es que al accidente en el que fallecieron ambos pilotos en Torrejón, en abril, vino a unirse pocos días después, el ya comentado en el que un F-5 pierde un ala

en pleno vuelo, queriendo la Virgen de Loreto, que la eyección fuese exitosa y que el piloto sobreviviese, aun magullado. Con el accidente llega la paralización de todos los aviones y el comienzo de una revisión destinada a descubrir el estado de fatiga estructural que tiene cada aparato. Esto motiva que, durante este periodo, deban desplazarse algunos alumnos a Estados Unidos para poder hacer el curso, dada la nula disponibilidad de aviones en Talavera. Finalmente se envían los aviones a CASA, donde se inicia un programa de modernización estructural de los biplazas en vuelo, con el objeto de prolongar su vida útil 15 años más, hasta el 2005, recuperándose poco a poco la operatividad y la normalidad, que se vería interrumpida en octubre del 91, al estrellarse un nuevo aparato mientras realizaban un entrenamiento de motor parado simulado en las proximidades de la propia base, falleciendo ambos pilotos. La llegada de los ejemplares de Morón hizo que se incrementara ligeramente la línea de vuelo, manteniendo durante unos años 4 monoplazas que se empleaban en diversas misiones, hasta que su límite de horas hizo obligado el retiro de todos los monoplazas. Estos finalizaron sus días en Talavera después de un inoportuno y desgraciado accidente que, en 2003, le costó la vida a su piloto, mientras ensayaba en un aparato especialmente decorado, de cara a los actos del 50º aniversario de la Base Aérea. En 1996 se alcanzan las 100.000 horas de vuelo y se añade a los aviones nuevos parabrisas mas resistentes contra el impacto de aves, como el que se produjo en 1994 y que le costo un ojo a un piloto al chocar con un buitre. En 1998, uno de los monoplazas que se mantienen en vuelo le cuesta la vida a su piloto, al estrellarse con él en Toledo. El año 2000 ve como se integra por parte del CLAEX un nuevo dardo remolcado mucho mas efectivo para el tiro de cañón aire-aire, misión
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

dotar a los dos escuadrones de la escuela de caza -el 731º y el 732º- con los 27 biplazas previstos, a razón de 14 para el primero y 13 para el segundo y comenzando su andadura en lo que sería el 50º Curso de reactores. Fruto de la intensidad del trabajo y de las especiales misiones de instrucción se dan los primeros incidentes. En diciembre de 1972 se pierde el primer aparato cerca de Mirandilla, por una barrena incontrolada (que fue investigada por la propia Northrop). Solo la fortuna permitió que sus pilotos se pudieran eyectar. En julio de 1974 se pierde otro aparato sobre Alcazaba, en Badajoz, al perder los pilotos el control del mismo, también sin consecuencias para su tripulación, algo que no se repetiría apenas un año después, cuando dos pilotos fallecieron durante la maniobra de aproximación a Talavera tras una parada de motor que les hizo caer en las proximidades

de la historia de los F-5 en Canarias tras el traslado, gracias a un intenso trabajo de los mecánicos de Gando, de todos los aparatos en dotación, en vuelo a Morón, llegando todos ellos por sus propios medios, lo que da fe de sus habilidades en el mantenimiento del aparato. Y la tercera pata del trípode, la mas longeva y probablemente la más importante de la historia del F-5 en España, está en Talavera la Real, en Badajoz, donde en noviembre de este 2010 se cumplen 40 años de la presencia de este menudo reactor en sus instalaciones, que se dice pronto. Solo decir, para que los más jóvenes se hagan rápidamente una idea de la antigüedad de este aparato, que los asistentes al acto de entrega de
37

sistemas aereos
► Volver al contenido

northrop F-5 en el ejércIto del aIre

que siguen realizando incansablemente, así como la instrucción diaria de las nuevas promociones de alumnos que van llegando a Talavera, lo que supone un desgaste considerable en una flota ya de por sí menguada, al ser cientos las tomas y despegues, los tráficos, los virajes y las maniobras de combate que se realizan casi a diario. Puntuales, en 2002, cumplen 125.000 horas de vuelo, que celebran de la mejor manera posible, recepcionando el primero de los F-5 modernizados al nivel M, lo que garantiza la seguridad de los vuelos por muchos años. Pese a esto, en 2003, coincidiendo con el 50º aniversario de la Base Aérea de Talavera, se pierden dos pilotos y dos aviones, uno de ellos el único monoplaza en servicio y que había sido decorado bellamente para dicha conmemoración, coincidiendo precisamente con el entrenamiento de cara a la exhibición aérea, lo que supone un duro palo para todos los integrantes de la Base así como la sus-

pensión de la mayoría de los actos de celebración del 50º aniversario que con tanta ilusión habían preparado. Aun con contratiempos como los citados, la actividad continúa y -también en 2003- una nueva herramienta se une al material de trabajo de la Base; un moderno simulador fabricado por Indra, tomando la cabina de un monoplaza como base, en el que se pueden realizar números vuelos, con emergencias simuladas, como paradas de motor, pérdidas hidráulicas, mal tiempo, vientos cruzados, y todo tipo de condiciones adversas para pulir aun mas si cabe a los alumnos, sin ningún tipo de riesgo. En 2005, los aviones van dejando por turnos Talavera para dirigirse a la Maestranza de Albacete, instalaciones en las que se les aplica una nueva modernización estructural, en la que se sustituyen numerosos componentes con la intención de “regalar” a cada aparato un excedente de

2.700 horas de vuelo, lo que redundará en la seguridad y en la operatividad de la flota, que pese a ello no puede evitar tener que enviar a algunos alumnos nuevamente a los EEUU para hacer el curso, dada la escasez de aviones. En la misma operación se sustituye el esquema de pintura anterior por un nuevo esquema en gris uniforme. En 2008 se ve satisfecha una vueja aspiración de los pilotos con la instalación de los novísimos asientos eyectables Martin-Baker MK-16L 0-0 que aportan un incremento sustancial de la seguridad. Además, los nuevos asientos obligan a hacer cambios en los trajes de vuelo, ya que no hay necesidad de llevar el paracaídas a la espalda, lo que redunda también en la comodidad de los pilotos en especial en misiones largas o con altos G’s. El proceso concluye en 2009, año que ve como los 20 biplazas supervivientes son ya todos de la variante F-5M y caminan con paso seguro hacía las ya muy próximas 150.000 ho-

ras, que probablemente hayan alcanzado tres días antes de la publicación de este artículo, el 12 de Noviembre de 2010, coincidiendo con la celebración del 40º aniversario de la llegada del F-5 a Talavera la Real. Todo, mientras operarios de la factoría de EADS-CASA en Getafe, ultiman la fabricación de un nuevo juego de alas para cada avión, cuya instalación permitirá a sus tripulantes ser mas generosos con las G’s que aplican al avión en las maniobras de combate que realizan y contribuirá a mantenerlos al día hasta su lejano reemplazo. Tendremos por tanto aun el honor y el gusto -aunque un tanto agridulce- de ver al menudo pájaro de Nortrhop sobrevolar los cielos españoles durante muchos años mas...■
▼ Una imagen que aun podremos ver durante al menos, década y media; Los F-5M de Talavera en perfecto orden sobre la pista.

entrevista
► Volver al contenido

capitán alfredo lago llinás

Por fin, tras muchas vicisitudes y abusando de la paciencia y de la amabilidad del Capitán Alfredo Lago Llinás, instructor de vuelo del Ala 23, nos encontramos con él en una fría mañana de Octubre en la Base Aérea de Talavera la Real, un centro de trabajo que es el sueño de muchos y en el que nos hicieron sentir como en casa. Queremos pues, antes de nada, dar las gracias, por su amabilidad y paciencia al propio Capitán Lago, así como al Coronel jefe del Ala 23 por autorizar la entrevista y a Marcos, sin el cual esta entrevista no se hubiera realizado. Gracias a todos ellos hemos tenido la oportunidad de sentirnos en la Base de Talavera como en nuestra propia casa, dicho lo cual, os dejamos con lo que estáis esperando. Autor: Alberto Velasco gil

RE - háganos una pequeña biografía de su carrera. cL -Lo mío fue una vocación temprana. Desde muy pequeño tuve claro mi objetivo de ser piloto, así que ingresé en la Academia General del Aire en el año 95, en la 51º Promoción, saliendo de ella para ingresar en la Escuela de Caza y Ataque de Talavera, en el 5º curso que terminé en el año 2000. Después fui destinado al Ala 14, en el 142 escuadrón, volando los Mirage F-1 durante 6 años, participando incluso en los ejercicios Cope Thunder en Alaska, hasta el año 2006, en el que recalé en el Ala 23 como instructor, en donde me encuentro en la actualidad volando el F-5. También soy probador en vuelo de aviones. RE - ¿podría describirnos un día normal en la base Aérea de talavera? cL - Hay que decir que durante 9 meses al
39

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

entrevista
► Volver al contenido

capitán alfredo lago llinás

ciado líquido de unos a otros, saliendo del apuro. Aunque he de reconocer, que la posibilidad de una eyección pasó por mi cabeza... Pero desde luego el momento más peliagudo lo viví cuando perdí la cúpula en un vuelo nocturno: Era el primer vuelo nocturno del alumno que estaba preparando en ese momento, en marzo del 2007. Hicimos el briefing, nos montamos en el avión y despegamos sin la mas mínima novedad… Y ahí terminó la tranquilidad. Justo al llegar a los 300 nudos, se oyó un fuerte golpe en el avión, por lo que inmediatamente cogí los mandos que hasta ese momento llevaba el alumno y quité la postcombustión, al tiempo que vi que faltaba la cúpula trasera, la mía. Comencé sin saber muy bien por qué había pasado, lo mas rápido posible, un tráfico de viento en cola para realizar una aproximación por larga final lo más breve que pudiera, para aterrizar lo antes posible. Declaramos emergencia a la torre, que activó de año tenemos alumnos a los que dar clases, dedicando el resto del año a cursos de refresco y a dar habilitaciones de F-5, así como a preparar a nuevos instructores. En un día normal, a primera hora de la mañana tenemos briefing con los alumnos y profesores, en el que se estudia la meteorología, los NOTAM(1) las emergencias simuladas previstas, etc, que viene durando unos 25 minutos. Después realizamos uno más concreto entre instructor y alumno, en el que se detalla la misión a realizar, y de ahí se pasa al primer turno de los tres diarios de vuelos que se realizan, en torno a las 9, las 11, y las 13 horas, salvo cuando no hay alumnos, momento en el que solo hay dos turnos. Un instructor puede hacer hasta dos turnos diarios de vuelos, generalmente el primero y el último, para que le de tiempo al debriefing posterior al vuelo, todo ello organizado previamente por el Jefe de vuelos, para que no haya problemas. Una vez terminado el vuelo se pasa al debrifing, en el que el instructor y el alumno
40

se encontró tras una breve búsqueda por parte de personal de la Base, en una zanja cercana a la cabecera de la pista de Talavera, mientras que el avión no sufrió ningún otro daño. Hay que decir que tuve especial suerte, por ser el primer vuelo del alumno, en nocturno y por ello llevar mis manos en las palancas de mando y gases respectivamente, de forma preventiva, ya que de haberlas llevado como acostumbramos apoyadas en la parte inferior de la cúpula, al salir esta despedida, me hubiera como poco dislocado ambos hombros, como le sucedió a un piloto de la USAF al que le sorprendió el mismo incidente. De hecho, son los dos únicos casos registrados de pérdida de una cúpula en vuelo un F-5/T-38. RE - ¿permiten las modernizaciones realizadas al F5 seguir siendo un avión adecuado a la misión encomendada al Ala 23, pese a sus casi 40 años de servicio? cL - Rotundamente si, y no solo eso sino que cada vez mejor gracias a las modernizaciones que ha sufrido el aparato. Por poner un ejemplo, la enseñanza que tuve yo cuando hice el curso, sin decir que era mala ni mucho menos, no tiene nada que ver con la que se da ahora, mucho más completa y real, gracias al radar virtual y a los nuevos instrumentos que lleva el avión. Es mas, en misiones aire-aire, entre F-5, la simulación es tal y como sería en un F-18, ya que la aviónica es muy similar, salvando las diferencias en prestaciones. En cualquier caso, la aviónica te permite hacer misiones aire-aire y aire-suelo completas, con lanzamientos reales o simulados con distintos perfiles y el avión es muy noble.
1 - NOTAM or NoTAM: Acrónimo inglés de Notice To Airmen / Información para Aviadores.

intercambian pareceres sobre la misión, y el instructor corrige cualquier fallo del alumno para su correcto aprendizaje. También puede ocurrir que, en lugar del vuelo real, sea un “vuelo” en el simulador, pero no varía nada el resto de funciones, salvo el hecho de hacer la misión en el simulador. Además cada instructor, forma parte de una sección concreta, como Táctica, Seguridad en Vuelo o Normalización, en el que emplean el resto del tiempo que no están volando. RE - Seguramente, en sus muchas horas de vuelo, habrán surgido anécdotas y algún susto. ¿Nos puede contar alguna? Bueno, pues si, algún sustillo he tenido... Cuando aún era novato en el F-1, sufrí un problema de transferencia de combustible interno en vuelo, teniendo alarma por bajo nivel de combustible, pese a que había depósitos internos que aun tenían. Al final, por gravedad, pasó el pre-

inmediato el protocolo establecido, avisando a los bomberos y al personal de guardia. Aproveché el breve tiempo del que disponía para efectuar unas pruebas de control del aparato, ya que desconocía si la cúpula al salir despedida había golpeado el timón de cola dañándolo, aunque a Dios gracias el avión respondía bien. Ya situado en final, a unas millas de la cabecera, le dije al alumno que se bajara el asiento lo más posible, puesto que la visibilidad desde el asiento trasero del instructor hacía delante no es muy buena. Curiosamente, pese al ruido, nos pudimos entender el alumno y yo sin problemas. A lo mejor era por la adrenalina generada por la situación, pero no sentíamos ni frío, pese a ir al aire como en una Bucker... Afortunadamente, la preparación para estas situaciones nos permitió tomar en la pista sin mas novedad que dar parte al Coronel y al personal de seguridad en vuelo. Entonces, una vez cumplido el deber, hicimos lo que hay que hacer en estos casos, que es irnos a tomar unas cervezas el alumno y yo. La cúpula
▲ Gracias al personal de la base, pudimos sentirnos como en casa... ¡y no éramos los únicos!.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

entrevista
► Volver al contenido

capitán alfredo lago llinás

2 - CR: Acrónimo inglés de Combat Ready / Listo para el Combate. 3 - VOR: VHF Omnidirectional Range / Radiofaro Omni Direccional de VHF. 5 - TACAN: Acrónimo inglés de Tactical Air Navigation System / Sistema Táctico de Navegación Aérea. 6 - ILS: Acrónimo inglés de Instrument Landing System / Sistema de Aterrizaje Instrumental. 7 - HOTAS: Acrónimo inglés de Hands On Throttle-AndStick / Manos en Mando de Gases y Palanca de Control. 8 - HUD: Acrónimo inglés de Head-Up Display / Pantalla de Visualización Frontal. 9 - UFCP: Acrónimo inglés de Up Front Control Panels / Paneles de Control Frontal.

para aire-suelo de última generación y del mismo nivel si no mejor del que dota a los F-18 modernizados, con capacidad de lanzamiento automático, VOR (3), TACAN (4), ILS (5), mandos HOTAS (6), pantallas digitales multifunción, un moderno HUD (7), un UFCP (8), que es donde se maneja todo el ordenador, el radar sintético virtual, así como los asientos Martin-Baker 0-0, que redundan en una mayor seguridad, a lo que se suma la modernización estructural realizada, llegándonos los aviones de la Maestranza de Albacete, a cero horas y con un potencial de vuelo de 2400 horas. RE - ¿No se echa de menos en los aviones alertadores radar y mas habiendo excedentes de los ALR-300, instalados en los mirage que se van dando de baja? cL - El F-5 dispone de alertadores virtuales o sintéticos, que para instrucción están muy

bien, pero claro, en misiones reales no valdrían de nada. Sin radar se podría hacer algo, actuando bajo cobertura e información central, pero sin alertador vas vendido completamente. Lamentablemente no está previsto incluirle nada mas a la aviónica del avión. RE - ¿cuánto tiempo de vida le resta a nuestros queridos F-5?

que no deja de ser un avión de combate biplaza, mientras que el Talon es uno de entrenamiento puro y duro. RE - ¿Qué avión consideraría como el más adecuado para sustituir a los F5?¿cree que sería posible unificar San Javier, Talavera y matacán con un solo modelo? cL - Para empezar no creo que se pueda uni-

cL - Pues tengo entendido que hasta el 2020 como mínimo... y entonces veremos. Gracias a la modernización estructural que se está realizando actualmente y que como ya he dicho nos dan los aviones puestos a cero horas y con mucho potencial por delante, hay que tener en cuenta que para mi es el mejor entrenador disponible, utilizando incluso los EEUU en la versión mas antigua T-38 para entrenar a sus pilotos, avión que no dispone de las capacidades de nuestros F-5,

ficar esas misiones, pues son muy distintas. En San Javier se enseña a volar con un avión básico, mientras que el Ala 23 necesita aviones con un cierto nivel de prestaciones. Lo que si va a ser una gran pérdida será la baja del C-101, pues es un magnífico avión, muy fácil de volar, y que supone un magnífico filtro para discernir con un profesorado adecuado, que alumnos son mas válidos para ser pilotos de caza y cuáles no. Además, me parece que los C-101 de Matacán que se emplean para hacer horas los pilotos en tierra se van a quitar. RE - ¿Qué ha quedado de la Euroescuela de caza?¿Sigue adelante? cL - Pues está todo en el aire. No se sabe en qué quedará. Talavera es candidata y ofrece una extraordinaria meteorología, amplio espacio aéreo casi sin tráfico y espacio en la base en abundancia, aunque habría que modernizar las infraestructuras de la base. Pero nos falta la fuerza que si tiene Francia a la hora de presionar para conseguirla. Es más, ni siquiera se sabe si llegará a fructificar una Euroescuela. RE - ¿cree que tienen futuro los pilotos de caza con la introducción, cada vez mayor de uAVs? cL - Yo creo que si. Los UAVS/UCAVS no dejan de ser máquinas operadas desde tierra. yo
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Vuela fenomenal y permite hacer una instrucción severa a los alumnos, todo ello con terminología y procedimientos OTAN, iguales a los que se van a encontrar en sus bases de destino, Ello permite que tengan un nivel muchísimo más elevado del que tenían al salir de aquí hace tan solo unos años, en especial en misiones aire-suelo, ya que en misiones aire-aire, aunque es un avión muy divertido de volar, no tiene las prestaciones de los últimos cazas a la hora de maniobrar. El caso es que cuando el alumno llega a las UCOs de sus unidades, lo hacen con un nivel altísimo, que redunda en ahorro de tiempo y dinero, al ser menor el periodo de aprendizaje en la unidad que necesitan para estar CR(2). RE - ¿podía describir en que han consistido dichas modificaciones? cL - Pues han sido muy completas y podemos decir que es un avión nuevo, por las prestaciones de enseñanza que ofrece. Se le ha instalado un sistema de navegación muy bueno, similar al del F-18, con Inercial con GPS, una computadora
► Orgulloso de su casco, el Capitán Lago posa en el “vestuario”, con los trajes de vuelo al fondo.

41

entrevista
► Volver al contenido

capitán alfredo lago llinás

◄ Siempre es conveniente hacer un repaso al equipo básico antes de despegar...

oficiales dominan en francés, el árabe y el inglés, además del español bastantes de ellos. No hay que despreciarles en ningún caso, pero tienen material antiguo y mal conservado. RE - ¿crea preocupación la adquisición por parte de marruecos de los F-16 block 52, así como de misiles AmRAAm c7? cL - Hombre, siempre te gusta que el de enfrente tenga peor material que tu, eso está claro... Pero bueno, supongo que los Eurofighters, cuando estén operativos al 100%, puedan darle la vuelta a esa balanza. No es solo tener mejores misiles, si no saber utilizarlos. Si me das a mí un Ferrari y a Fernando Alonso mí coche en un circuito, probablemente gane él. Yo no digo que no sepan utilizarlos, pero llevan mucho tiempo con material obsoleto como para que la integración de esos sistemas sea fácil y breve. Eso si, preocupación no mucha. Es difícil que haya un conflicto con ellos, pero claro, siempre te gusta que tu oponente tenga peor material. Además, el F-18 con la MLU está actualmente a pleno rendimiento; su operatividad después de tantos años es altísima y es un magnífico avión. Lo se por comentarios de numerosos compañeros, pese a que se le está quedando algo anticuado el radar. Y como digo, el Eurofighter, va a ser extraordinario. RE Recientemente hemos sabido que

trenamiento, mas nivel. Si los pilotos de caza en España volaran las 220 horas que estipulan los manuales de la OTAN, en lugar de las 160 que vienen haciendo, obviamente estaríamos mejor preparados. Ese es el gran problema de España; se vuelan pocas horas, aunque sinceramente creo que para lo que volamos estamos a un nivel alto, como así demostramos en maniobras e intercambios. Hay muchos pilotos con el TLP hecho por ejemplo. Comparando con otras naciones pues depende, yo con los que más he trabajado son con los americanos y con los franceses, estos me parecen extraordinarios pilotos, vuelan muy bien y tienen material muy bueno y son muy profesionales, en mi opinión son los mejores de Europa. En cuanto a los americanos, también son muy buenos. Hay que tener en cuenta que vuelan muchísimas horas, no se, 300 o mas, y encima la mayoría en misiones reales, en conflictos. He conocido Coroneles de la USAF, que han participado en tres guerras, con miles de salidas de combate. Eso evidentemente los sitúa en otro nivel. Para mi con diferencia son los mas preparados. Además son ellos los que dictan las doctrinas en las que nos basamos todos. Es como la fama que tenían los pilotos israelíes de ser muy buenos, ¡lógico!. Se pasaban el día combatiendo alcanzando en poco tiempo una experiencia impagable, de ahí la importancia de participar en nuestro caso en la mayor cantidad de maniobras realistas posibles, como los TLP, los COPE Thunder, o los Red Flag. La experiencia que se adquiere es importantísima, dado su nivel de realismo. Por ejemplo, en los COPE Thunder en los que yo participé te dejan volar sin restricciones en un inmenso campo de maniobras. Se realizan lanzamientos de misiles, se simulan ataques a tierra, combates aire-aire, todo ello controlado desde tierra de tal manera que después en los debriefing, se analiza en vídeo cada parte de la misión y se aprende mucho. El Ala 14 ad| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

cL - Depende del conflicto. Para que te hagas una idea, en el incidente de Perejil, aunque yo entonces estaba en Albacete con los Mirages, se que el Ala 23 estuvo en alerta por si era necesaria su intervención. No deja de ser un avión de caza que tira bombas. Recordemos que un F-5 tiene hoy por hoy la misma precisión en ataque que un F-18, si no más y superior a la del F-1. Eso si, con menor capacidad de carga y siempre que hablemos de bombas tontas, o guiadas por laser. Aunque en este caso necesitarían iluminación externa de equipos en tierra o de otros aviones, ya que la capacidad de guiado que tenían, con la que se iluminaba a los F-4, ya no la poseen. Pero no tengo duda de que en caso de necesidad el Mando cuenta con ellos para lo que haga falta, sean escoltados por otros cazas o de la manera que se determine. RE - con frecuencia se realizan las maniobras Atlas con los pilotos marroquíes: ¿Qué nivel tienen?, ¿Sigue siendo cierta la aseveración de su buen nivel en vuelo a baja cota? CL - Si, correcto. La última fue en el 2007 he trabajado con ellos en Afganistán, y por muy buenos sistemas de detección que tengan, no creo que puedan llegar a la precisión y la vista de conjunto que tiene un piloto desde su avión. De hecho, los tres aviones mas modernos, de 5ª generación, algunos de los cuales ni han entrado aun en servicio, como el F-22, el F-35 o el PAKFA llevan a su piloto y es en torno a este que se construye el avión RE - ¿Participaría, en caso de conflicto, en algún tipo de misión el Ala 23?¿Siguen realizando misiones de iluminación láser?
42

creo. El año pasado se hizo, pero por falta de presupuesto participó el Ala 14. Lo de la fama de buen vuelo a baja cota, hoy al menos, no es cierto. Tienen un nivel de vuelo aceptable, pero tienen un nivel de material bajo. Sus F-5 no están bien conservados y sus F-1 tampoco. Hay que tener en cuenta que en estos ejercicios, como en todos, siempre se guardan ases en la manga y no se ofrecen el 100% las capacidades reales, por ninguna de las partes, por lo que es difícil hacer precisiones en este aspecto. Lo que si son es gente muy preparada y con un magnífico nivel de idiomas. Casi todos los

una pareja de tifones de morón, en unas maniobras realizadas en canarias, las DAct 2010, con F-15 americanos, “derribaron” a varios de ellos sin sufrir pérdidas. Ello parece indicar que los pilotos españoles están al nivel de sus homólogos de la otAN. ¿Qué opina de ello? cL - Todo va por horas de vuelo, no hay recetas mágicas. A mas horas de vuelo y mas en-

entrevista
► Volver al contenido

capitán alfredo lago llinás

quirió una experiencia única y hay que destacar que el despliegue de los 10 aviones se hizo sin ningún incidente en los 40 días que duró en total desde que salimos de Albacete hasta el regreso, demostrando en el ejercicio un alto nivel de preparación. Hay que decir que era la primera vez que el F-1 cruzaba el Atlántico. RE - ¿Qué opinión le merece el tifón? cL - Pues conozco a varios pilotos, compañeros de promoción, que están destinados en el Ala 11, y solo te diré una cosa; si yo pudiera pedir destino allí, sería el tren que no debería dejar pasar. Es un avión en continuo desarrollo, con un problema grave que es la falta de presupuesto y otro que es que su tecnología es compartida por cuatro naciones a las que a veces es difícil poner de acuerdo. Por otro lado es evidente que el programa va mucho mas lento de lo que se preveía y eso que es mucho menos ambicioso de lo que se planificó inicialmente. Es un avión que

está teniendo problemas, pero que finalmente saldrá adelante y será un gran avión. Cuándo, ya no lo se. Aun hay en Morón aviones con solo la capacidad aire-aire, aun no se le ha integrado el armamento aire- suelo previsto, su software está en continuo proceso de mejora... Lo que si tiene es un motor maravilloso y muy bello, solo que claro, de eso no se vive. Pero bueno, hay que tener paciencia, ya que es un avión en desarrollo que tarde o temprano será extraordinario, aunque para eso aun falta tiempo. RE - ¿Qué sustituto cree que sería el idóneo para los F-18? ¿tiene perspectivas de llegar el F-35 al Ejército del Aire? cL - Bueno, aquí en España tenemos la costumbre, forzada por la perenne falta de presupuesto, de apurar la vida operativa de los aviones hasta el final. ¡Que mejor prueba que el F-5!, Por lo que -y mas con la modernización hecha-, aun hay F-18 para rato. No se si ni siquiera en

el Estado Mayor se han planteado seriamente su sustitución, supongo que si. El F-35 aun está en pruebas y por lo que se, será una maravilla -si no les ya-, solo que es muy caro y ahora con la crisis cada euro debe valer el doble, por lo que me imagino que al final los tiros irán por versiones mas avanzadas o evolucionadas del Tifón. Solo que aquí siempre nos hemos caracterizado por no depender de un solo proveedor o fabricante y siempre nos ha gustado tener aviones de al menos dos fuentes distintas por si falla una disponer de la otra, pero claro el Tifón es parte de la Industria española... La verdad es que no se que rumbo tomaremos, es pronto aun ni para escuchar rumores. RE - y por último: ¿han afectado los recientes recortes de presupuesto a la operatividad del Ala 23? cL - Nos afecta a la operatividad del Ala 23 en la medida en que nosotros tenemos que for-

mar a un número determinado de alumnos, en un numero de horas establecido, y eso no se puede tocar, al menos de momento... Si se ha recortado en el entrenamiento de los instructores, que se ha reducido cuando no eliminado. Al asignarnos menos horas de vuelo -y la de los alumnos ser intocables-, quienes nos perjudicamos somos los instructores, aunque hay que decir que han bajado el Nº de horas disponibles en todos los escuadrones de combate del EA, y no solo aquí. En cuanto a las de transporte, desconozco si les han recortado también o no. Lo que es evidente es que estos recortes han disminuido la actividad y la operatividad del Ala 23. Se participa en menos ejercicios fuera y se hacen menos misiones complementarias. Ahora mismo estamos casi en exclusiva con la enseñanza de los alumnos y casi nada más. ■
▼ Uno de los pocos modelos -menos de una decena en cualquier caso- que han cumplido los 50 años en servicio activo...

► Volver al contenido

Operación Phantom Fury

Faluya 2004

Texto: Rafael López Mercado

Después de la exitosa, aunque no fácil, invasión de Irak durante la primavera del año 2003, la llegada de las tropas estadounidenses a la capital iraquí provoco la caída del régimen de Saddam Hussein. Los gobernantes civiles y los mandos militares fueron expulsados de sus cargos, tal y como sesenta años antes hicieron las tropas aliadas al conquistar Alemania en la Segunda Guerra Mundial...

no militar aliado a un gobierno plenamente democrático, el vacío de autoridad en el país, hizo que en la mayoría de las ciudades estallase una violentísima lucha por el poder, favorecida por la composición étnica, religiosa y cultural de la población, la influencia de los países fronterizos como Irán y Siria, el lanzamiento de una Jihad internacional decretada por Al Quaeda contra las tropas de la coalición internacional presentes en el país. Faluya es quizás el caso más extremo, en el que una situación descontrolada hasta el límite, obligó a intervenir a las tropas estadounidenses con una respuesta militar convencional, para así acabar con la revuelta y devolver a la ciudad a una situación mínimamente estable.

A

diferencia de la nación europea, en la que poca resistencia se planteo y en un breve plazo se paso, de un gobier-

dania. Es una de las varias poblaciones que han crecido favorecida por la existencia de esa ruta de comunicacion, siendo frecuentemente un lugar de alto en el viaje, antes de llegar a la capital iraquí. Administrativamente pertenece a la región de Al–Anbar, cuya capital es Ramadi, siendo la segunda ciudad en importancia de la zona. Situada junto al río Eufrates, tiene 4 Km. de ancho y unos 4.5 Km. de norte a sur, estando formada por más de 50.000 edificios. Pertenece al llamado “Triangulo Sunni”, donde se concentra la mayor proporción de población que practica la variante del Islam Sunnita (80% en Faluya) aunque también existe una destacable presencia de la más extremista variante wahaabita. Es en esta zona de Irak donde Saddam Hussein tenía el máximo de apoyo popular, favoreciéndoles ampliamente para, a cambio, conseguir la fuerza que le permitiese tener controlados a los Shiitas del sur, que aun siendo la mayoría en el país, eran duramente oprimidos por el régimen. Varias tribus y subtribus residen en el área, siendo

introducción La ciudad de Faluya es una población de más de 250.000 habitantes. Se encuentra situada en a unos 70 kilómetros al oeste de Bagdad, estando ambas unidas por la autopista 10, de seis carriles, que se dirige a la frontera con Siria y Jor-

la mayoría, por no decir la totalidad, anti-estadounidense. Es comúnmente denominada la ciudad de las mezquitas, dado que en su interior y en las proximidades están ubicadas cerca de doscientas. La autopista 10, llamada por los estadouni| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

denses MSR Michigan, corta la ciudad por la mitad, mientras la atraviesa de este a oeste. Aunque dentro de cada barrio pueden encontrase varias fabricas y empresas, en términos generales, en la parte situada al norte de la autopista 10 predominan las áreas residenciales, mientras que la zona sureste, concentra la mayoría de las fabricas, formando un distrito industrial. Siendo una ciudad antigua y con un obvio carácter musulmán, salvo algunos barrios concretos como el de Jolan, no presenta la clásica distribución de calles estrechas, caóticas y laberínticas. La estructura residencial típica es la de casa de dos plantas rodeada por una tapia alta, con un pequeño patio delantero y otro trasero. Las casas pueden ser colindantes lateralmente con las adyacentes, formando de este modo unas manzanas de casas adosadas. Las calles no son ni anchas ni muy estrechas, delimitado las tapias una especie de muro, que dificultaba a las tropas maniobrar adecuadamente cuando se establecía algún contacto. Por su situación, alejada de los ejes principales de avance, no sufrió daños durante la invasión
▲ Mapa de la ciudad de Faluyah, con algunas de sus zonas vitales como el distrito industrial y buena parte de las infraestructuras básicas de servicios y de comunicaciones (puentes, estaciones de tren, hospitales...) señaladas. Origen: Internet. ◄ Imagen en la que se puede apreciar la distribución urbana típica de las calles de Faluyah, basadas en avenidas perpendiculares pobladas de viviendas con salidas al menos a dos calles, detalle que sirvió para facilitar a la insurgencia tender emboscadas y escapar por las calles contiguas. Fuente: Internet.

poca presencia dentro de la ciudad, limitándose principalmente a proteger ciertas instalaciones, como los servicios de agua y electricidad. Mientras tanto, espoleados por Al-Quaeda y por la propaganda anti-estadounidense (ya sean canales de TV árabes o buen número de los medios comunicación occidentales) una corriente de individuos abandonaban sus países para llegar a Irak, con la finalidad de combatir a las tropas de la coalición multinacional (incluidos los militares españoles). En vez de tener que llegar al remoto Afganistán, Irak, por su afinidad y proximidad, era el campo de batalla ideal para miles de radicales ansiosos de matar y morir. Y precisamente, la autopista 10 era la ruta perfecta elegida para infiltrarse en el país, teniendo a Faluya como lugar de parada idóneo antes de intentar entrar en Bagdad o como lugar donde refugiarse de las operaciones contraterroristas. En ese contexto, la ciudad fue convirtiéndose en un lugar altamente inestable, hasta llegar a degenerar en un santuario y un símbolo para los grupos terroristas que actuaban en Irak. Los primeros incidentes no tardaron en llegar. Empleando una táctica similar a la usada, por ejemplo, en Gaza contra Israel, o en Afganistán contra las tropas españolas (el reciente ataque a la base española), de una manera deliberada, se buscaba provocar la chispa que iniciase el incendio. El 28 de abril de 2003, una multitud protestaba por la presencia de los soldados de la 82nd Airborne Division acantonados en una escuela. Empleando como parapeto a dichas personas, un grupo de individuos armados hicieron fuego contra los militares que protegían la entrada a las instalaciones. En el tiroteo que siguió, varias personas murieron, siendo en su inmensa mayoría los que disparaban contra las tropas, pero para los insurgentes el objetivo ya estaba conseguido. A partir de ese instante, la población de Faluya estaba ganada para la causa de la insurgencia. Posteriormente llegaron mas ataques. En el
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

de Irak en la primavera del año 2003. Al ser derrotados, la guarnición situada en las proximidades, se limito a abandonar las instalaciones (posteriormente ocupada por los estadounidenses y bautizadas Camp Fallujah) dejando que fueran saqueadas por los habitantes de la ciudad. Quizás, uno de los factores que impidió asentar, de manera rápida y efectiva, una situación de estabilidad, fue el hecho de que en varios meses, una sucesión de unidades militares americanas fueran haciéndose cargo de la zona. El motivo fueron las rotaciones establecidas para sacar a las cansadas unidades participantes en la Operation Iraqui Freedom, que estaban deseando abandonar el país y regresar a los Estados Unidos, después de más de un año de presencia en la región. En los primeros momentos, las tropas destacadas pertenecían a la 82nd Airborne Division, haciendo

46

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

mes de noviembre de 2003, dieciséis soldados murieron cuando un misil tierra-aire derribo un helicóptero Chinook en las afueras de Faluya. Cuando el 1/505 Parachute Infantry Regiment (Primer Batallon del 505 Regimiento Paracaidista) transfirió el 24 de marzo de 2004 el mando a la Primera Fuerza Expedicionaria del US Marine Corps - I Marine Expedicionary Force (I MEF)- en la 82nd Airborne Division habían tenido en siete meses gran número de fallecidos. Cada día que pasaba la situación se volvía en más incontrolada, hasta llegar al momento decisivo, con la emboscada y muerte de los cuatro miembros de la compañía Blackwater. El día 31 marzo de 2004, dos Mitsubishi Pajero (en España Montero por motivos comerciales obvios) ocupados por cuatro estadounidenses empleados de la compañía Blackwater Security Consulting, viajaban por la autopista 10. Al parecer, estaban inspeccionando una ruta que, posteriormente, tendría que transitar un convoy al que el día siguiente debían escoltar. La cuestión fue que eran relativamente nuevos en la zona, no estaban plenamente al tanto de los hechos que en los últimos días estaban aconteciendo dentro de la ciudad, con varios intentos de emboscadas realizadas a las patrullas de los marines. Pasaron los puestos de control de los militares, adentrándose en la ciudad, sin percatarse de la emboscada que estaban a punto de tenderles. Al llegar al centro, un numeroso grupo de insurgentes abrió fuego contra ellos matándoles. Posteriormente sacaron los cuerpos de los vehículos y los mutilaron, mientras una multitud cantaba y bailaba jubilosa. Para finalizar, arrastraron los cadáveres, los colgaron de un puente de entrada a la ciudad y acabaron quemándolos. La difusión de las imágenes por televisión conmociono al mundo, unos horrorizados y otros no tanto. En Washington vinieron a la memoria los hechos acontecidos en Mogadiscio en el año 1993, que también fueron televisados por todo el
47

planeta (reflejados más tarde en la película Black Hawk Down). Desde el gobierno, la reacción inmediata a la emisión de las imágenes fue clara y directa. La mutilación festiva de los cadáveres de los estadounidenses, no resultaría esta vez impune como en Somalia. Hay que tener en cuenta - y en muy pocos escritos es reflejado – que

por aquellas fechas, en Estados Unidos estaban en plena precampaña electoral, prevista para noviembre de ese mismo año, no queriendo George Bush aparecer ante la opinión publica como un político débil, que es algo que ya le sucedió a Bill Clinton, al ordenar retirar las tropas de Somalia después del incidente.

▲ Se hizo necesario poner toda la carne en el asador, en algunos momentos, con el empleo de artillería como apoyo al avance de la infantería. Sin duda, por motivos obvios, la baja intensidad quedó para días más favorables. Archivo original, pinchando aquí.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

opERAcióN VigiLANt RESoLVE Primera batalla de Fallujah Aunque también enfadados por la matanza de sus compatriotas, en el I MEF pensaron realizar, mediante detenciones selectivas, una muy controlada y meditada respuesta. Pero la presión política fue muy fuerte, ordenándoles de una manera directa, una acción dura, inmediata y castigadora, que sirviese de ejemplo para el resto de ciudades de Irak. Faluya había llegado a convertirse en un símbolo de resistencia al gobierno provisional iraquí y a la coalición multinacional, y eso era algo que no se debía consentir. El 2 de abril se recibieron órdenes de iniciar las operaciones, sellando la ciudad y comenzándo el día 4 la operación Vigilant Resolve. Constaba de tres fases: bloqueo, combate y manejo postcombate. En la fase de bloqueo, el Regimental Combat Team-1 (RCT-1) (una agrupación de combate de los Marines en torno a un regimiento) establecería un cordón alrededor de la ciudad, con controles de tráfico en las principales carreteras, con el fin de aislar la ciudad, impedir que entrasen más insurgentes y evitar que los existentes dentro pudieran escapar. En el resto de poblaciones de la zona, otras unidades del MEF actuarían realizando agresivas operaciones contraterroristas, para evitar la interferencia de los insurgentes en ayuda de los defensores. En Faluya, se les aviso a los habitantes civiles de la ciudad para que abandonaran la población. Para la fase de combate, dos batallones asaltaron Faluya, con aproximadamente unos 2.000 hombres, principalmente infantería, apoyados por 10 carros de combate M1A1 del 1st Tank Battalion, 24 AAVP-7 (vehículos de desembarco blindados de la Infantería de Marina) y una Batería de obuses M198 de 155mm. El 2nd Battalion, 1st Marine Regiment (2/1) (Segundo Batallón del Primer Regimiento de Infantería de Marina) ataco
48

desde el noroeste, hacia el distrito Jolan, mientras que el 1st Battalion, 5th Marine Regiment (1/5) (Primer Batallón del Quinto Regimiento de Infantería de Marina) ataco desde el sureste, hacia el distrito industrial de Shuhidah. El plan era atrapar a los insurgentes entre las dos pinzas del movimiento, mientras que el 2nd Battalion, 2nd Marine Regiment (2/2) (Segundo Batallón del Segundo Regimiento de Infantería de Marina) actuaba desde el sur como fuerza de bloqueo a todos los defensores que intentasen escapar. Posteriormente, el 13 de abril se unió a la lucha el 3rd Battalion, 4th Marine Regiment (3/4) (Tercer Batallón del Cuarto Regimiento de Infantería de Marina) entrando desde el noreste de la ciudad (Ver mapa adjunto). Para asaltar la ciudad, los marines tenían por delante una dura tarea. Debían aislar cada manzana, despejando los edificios uno a uno, mientras que eran continuamente atacados por pequeños grupos de individuos que se asomaban por una esquina, disparaban con todo lo que tenían y salían corriendo. Y todo ello, rodeados por infinidad de trampas explosivas. En total, se estimaba que tendrían que enfrentarse a más de 2.000 combatientes. Para colaborar en la ofensiva, se pensó actuar con unidades del Nuevo Ejercito Iraquí. El recientemente entrenado Segundo Batallón, recibió órdenes de unirse al combate, pero para sorpresa de los estadounidenses, se negaron a combatir, desertando gran número de sus soldados. Dada la premura de tiempo con la que se organizo la operación, no se había reunido la suficiente cantidad de abastecimientos para el combate. Al recrudecerse los atentados mediante artefactos explosivos improvisados (siglas IED en ingles) realizados a los convoyes logísticos, los marines en la ciudad tuvieron una situación precaria en ciertos suministros. La región entera se había convertido en una zona de guerra, llegando a ser los combates en Ramadi incluso más duros que en Fayula. Las unidades del 2nd Battalion del 4th Marine Regiment, tuvieron 16 muertos y 100 heridos en cinco días. La defensa de Faluya fue dispersa, no linear y en profundidad, con pequeñas células muy móviles que usaban tácticas de golpear y correr, emboscadas y ataques a distancia con morteros. Lo que buscaban era permitir a las unidades de los Marines penetrar en profundidad en su territorio, para poder realizarles ataques sorpresa y emboscadas. También fue muy abundante el empleo de trampas explosivas. Un objetivo perseguido era conseguir aislar pequeñas unidades de marines, para concentrarse sobre ellos desde múltiples direcciones. No existía un mando centralizado, aunque si que había lideres de las pequeñas células que les permitían una mínima colaboración. El más prominente caudillo de los insurgentes era Abdullah Al Janabi. Deliberadamente lucharon desde zonas sensibles como hospitales, escuelas y mezquitas, empleándolos también para almacenar todo tipo de armamento y munición, además de usar los minaretes como puntos de observación y para si| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 | ▲ Esquema de la evolución de las operaciones en lo que hoy se conoce como la primera batalla de Faluya, durante la invasión de Iraq en 2003. En rojo la posición de las unidades de la coalición. Imagen obtenida de Internet.

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

tuar a los francotiradores. Como hecho adicional, empleaban las ambulancias del Creciente Rojo para transportar a los combatientes armados de un lugar a otro de la ciudad. Estratégicamente, los defensores buscaban conseguir dos objetivos: ganar la atención de los medios de comunicación y causar el mayor número de bajas a los atacantes, buscando un combate a corta distancia, donde no pudieran intervenir los abundantes medios disponibles por los estadounidenses (artillería, morteros aviación y helicópteros). Un error que cometieron los asaltantes, a la hora de la planificación del ataque, fue el no darse cuenta de la importancia de la toma del hospital principal de la ciudad, que está situado al oeste de la urbe, sobre un meandro que forma el río Eufrates. Astutamente, los insurgentes permitieron a gran número de periodistas que se colocaran en la entrada, para retratar o filmar a los heridos que llegaban al hospital. La visión de las imágenes en los medios crearon gran malestar en los países musulmanes, incluido el gobierno iraquí, que presionaron muy fuertemente a la Casa Blanca para que parase la ofensiva. De esta manera, el día 9 de abril, cuando quedaban prácticamente 48-72 horas para finalizar el ataque y derrotar a los defensores, se decreto un alto el fuego unilateral, con gran enfado del Marine Maj. Gen. Mattis, a cargo del I MEF, al ser consciente de que 39 militares estadounidenses habían fallecido sin que se consiguiese el objetivo final de derrotar a los insurgentes. Durante dos semanas se mantuvieron las posiciones, hasta que una serie de reuniones llevaron a la creación de una unidad militar iraquí para que se hiciera cargo de la ciudad. Era la denominada Brigada Faluya, a cuyo mando se coloco a un antiguo militar de Saddam Husein, el MajGen Muhammad Latif y su segundo MajGen Jasim Salif. La ceremonia de transferencia se realizo a finales de abril.
49

FALuyA, ciuDAD DEL tERRoR Un santuario insurgente Para los marines y soldados, el fin de la primera batalla de Faluya fue un duro golpe a su moral. La presión política les había llevado a realizar una operación militar con gran precipitación, cometiéndose algunos fallos que podían haberse evitado fácilmente. Tras unas jornadas de duro

combate, la misma presión política les había quitado la victoria cuando estaba prácticamente al alcance de la mano. Ninguno de los objetivos se había logrado. La orden de ataque establecía textualmente como misión “…capturar o matar a los asesinos de los contratistas, mientras se realizan operaciones ofensivas destinadas a restablecer la ley y el orden, consiguiendo una estabilidad a largo plazo”. Obviamente, no se consiguió. El

Maj Gen Mattis (I MEF) fue apartado mediante el típico método del ascenso, y junto con el Lt Gen Conway (1st Marine Division) salieron de Irak. Los insurgentes si entendieron perfectamen▼ Por momentos, el “fantasma de Mogadiscio” pareció abatirse sobre los militares estadounidenses. El error fue considerar que tras la invasión, la guerra había concluído y que la seguridad en el país se restablecería sin pagar un alto precio... Original, pinchando aquí.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

te que se había conseguido ganar una batalla al todopoderoso ejército estadounidense. Como es fácil de imaginar, inmediatamente se pusieron a festejar la retirada de las tropas americanas. La Brigada Faluya era una farsa, pasándose inmediatamente a celebrar la victoria con los guerrilleros que habían combatido en la ciudad. Incluso el Maj Gen Jasim Salif tuvo que ser quitado de su cargo, tras conocerse que en 1993 había sido responsable de la matanza de miles de chiitas en Karbala. Poco después, el Maj Gen Muhammad Latif tuvo que huir de la ciudad. Cuando se les quiso desarmar, lo único que consiguieron fue que entregasen todas sus armas y municiones a los defensores. Para empeorarlo todo, los hechos acontecidos en la ciudad de Faluya la convirtieron en un lugar seguro para toda clase de combatientes antiamericanos, como por ejemplo la “franquicia” de Al Qaeda en Irak, al mando del jordano Abu Musab

al-Zarqawi. Terroristas de todas las nacionalidades se establecieron en la ciudad, convirtiéndola en el lugar más peligroso de todo el país, con todo tipo de fabricas dedicadas a la preparación de explosivos, coches bomba o planificación de atentados. El foco de inestabilidad era tan extremo, que era imposible que el gobierno iraquí y las autoridades de la coalición internacional quedasen de brazos cruzados, sobre todo, teniendo en cuenta que en enero de 2005 tendrían lugar unas elecciones en todo el país. Se estableció un cordón defensivo alrededor de la ciudad, pero los soldados eran blanco continuo de los ataques. Como ejemplos, el 7 de septiembre, 7 marines del 2nd Battalion, 1st Marine Regiment, fueron asesinados mediante un ataque con coche bomba a un convoy, parecido a lo que ocurrió a finales de octubre, cuando explosivos. 9 marines murieron por el ataque de un suicida con

pLANiFicAcióN En busca del segundo round Ambos bandos fueron conscientes de inmediato que la batalla había sido un primer asalto, iniciando medidas para prepararse adecuadamente para una segunda intervención. En el campo de la política, varios cambios acertados permitieron una mejor actuación. El Lt. Gen. George Casey reemplazo al Lt. Gen. Ricardo Sánchez, mientras que el diplomático John Negroponte, sustituyó a Paul Bremer como jefe de la Coalition Provisional Authority (CPA). En el plano militar, la planificación de la nueva acción ofensiva se realizo con todo detalle. Uno de los grandes defectos de la primera batalla había sido la escasa presencia de medios acorazados, que podían haber evitado gran número de bajas en combate. En todo Irak, el Marine Corps sólo contaba con 16 carros M1A1 Abrams, una cifra muy baja para la tarea que tenia por delante. Cuando en el mes de agosto se sublevaron las milicias del clérigo Muqtada al Sadr en las zonas de mayoría Shiita, la 11th Marine Expeditionary Unit se vio obligada a entrar en acción en la ciudad de Najaf. Junto a ellos, participaron varias unidades del US Army, que aportaron sus medios blindados al combate, convenciendo a los marines de la eficacia en combate urbano del binomio Carro de Combate – Vehiculo de Combate de Infantería. Con vista a su participación en la futura Operation Phantom Fury, se realizo una petición al Lt Gen George Casey, para que asignase varias unidades del US Army a la operación. Las elegidas fueron el 2nd Battalion, 7th Cavalry Regiment (TF 2-7), el 2nd Battalion, 2nd Infantry Regiment (TF 2-2), además de la 2nd Brigada
◄ Si la primera batalla apenas implicó a elementos insurgentes, con el desarme del extinto ejército iraquí y en general y de la Brigada Faluya en particular y el reparto de estas mismas armas entre diversas facciones, todo iba a ser diferente. Original, pinchando aquí.

Combat Team, 1st Cavalry Division (2BCT/1CD) “Blackjack Brigade”. El TF 2-2 contaba con 16 M1A1 Abrams, 16 M2/A2 Bradley, 2 M109A6 Paladin, 1 vehiculo MCLIC para abrir brechas en campos de minas, 4 M1064 con morteros de 120mm, 2 morteros de 81mm, 38 M1114, 16 M998AOA, 2 D9 Caterpillar, además de francotiradores, ingenieros y un batallón del Nuevo Ejercito Iraqui. El plan de ataque difería del empleado en la primera batalla de Faluya (Operation Vigilant Resolve). El enemigo estaba perfectamente al tanto de lo que se le venia encima, pero lo que desconocía completamente era el lugar por donde entrarían en la ciudad y el momento en el que lo harían. Imaginando que actuarían de una manera similar a la usada en abril, pensaron que el esfuerzo principal sería por la zona sureste de la ciudad, el distrito industrial. Por ese motivo, concentraron allí gran parte de sus fuerzas, construyeron todo tipo de defensas y situaron a varios de los mejores combatientes, sobre todo los extranjeros. Pero en esta ocasión estaban completamente equivocados, las tropas americanas e iraquíes entrarían por la zona norte de la ciudad, que es la zona residencial. En el sur, únicamente estarían distintas unidades dispuestas para sellar la población y no permitir la huida de los terroristas atrapados en Faluya. El despliegue de las tropas asaltantes que irrumpirían en la ciudad, era adecuado a los objetivos marcados en la Orden de Operaciones. El ataque estaba organizado en torno a la acción de dos Marine Regiment Combat Team (RCT). El RCT-1 se ocuparía de la parte más occidental, mientras que el RCT-7 actuaría en la región centro y oriental del avance. En total participarían 15.000 militares, de los cuales 10.000 entraron en la ciudad en algún momento de los combates. Los 5.000 restantes, pertenecían a las unidades de apoyo o encargadas del bloqueo.
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

50

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

▲► En las siguientes imágenes podemos observar, tanto la disposición inicial de cada unidad (Fase III-A), como la composición de las unidades que participaron en la operación Phantom Fury. Imágenes obtenidas de Internet. Enlace no disponible.

US Army TF 2-2, una batería dotada de obuses M198, dos batallones del Nuevo Ejército Iraquí, además de otras unidades. Aunque la composición es en ambos casos parecida, el concepto y método de intervención fue bien distinto. Así, el RCT-1 dispuso a la TF 2-7 como punta de lanza del resto de unidades. La idea era emplear la coraza y el poder de fuego de las unidades mecanizadas, para abrir brecha en las defensas, poner en fuga al enemigo y despejar los puntos fuertes de resistencia. Los blindados avanzarían por varias calles paralelas de manera coordinada, actuando los batallones de Marines y del Nuevo Ejército Iraquí, para ir despejando la población, casa a casa y manzana a manzana. El primer objetivo seria el parque

Jolan, situado en el barrio del mismo nombre. La inteligencia lo había identificado como un lugar clave de concentración de los insurgentes, por lo que los blindados se dirigirían al enclave, lo tomarían al asalto y se colocarían en posición defensiva, pasando a rechazar los ataques que les lanzasen. Entre el blindaje y la potencia de fuego, la TF 2-7 daría buena cuenta de gran número de adversarios. Mientras, el RCT-7 coloco a sus distintas unidades de manera diferente. Dispuso a sus principales batallones para que avanzasen de manera paralela. Por el centro de la ciudad, colindante con la zona de operaciones del RCT-1, actuaría el 1/8. A su lado lo haría el 1/3, dejando a la TF 2-2 la tarea de utilizar su blindaje, para avanzar

por el límite oriental de la ciudad, directamente encaminados a la Autopista 10 (MSR Michigan, o también denominada PL Fran). De esta manera, pretendían abrir rápidamente la principal arteria de comunicación de la ciudad. A cada uno de los batallones, le seguirían las unidades iraquíes para controlar el terreno. Para evitar uno de los errores cometidos en abril - aunque aquí sorprenda, para eso sirven los Lessons Learned - en las dos bases militares cercanas a la ciudad, Camp Fallujah y Camp Baharia, un gran número de convoyes de suministros llevaron una inmensa cantidad de recursos, evitando de esta manera la falta de abastecimientos a los soldados y a los civiles. Días antes del ataque, se aviso a la población
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

El RCT-1 disponía, principalmente, de dos batallones de Marines, el 3rd Battalion, 1st Marine Regiment (3/1) y el 3rd Batallion 5th Marine Battalion (3/5). A ellos se les unía la TF 2-7 del US Army, unidades de ingenieros, una batería con obuses M198, unidades SEAL, dos batallones del Nuevo Ejército Iraquí, el 36th Commando y algunas otras unidades. El RCT-7 estaba constituido principalmente por el 1st Battalion, 8th Marine Regiment (1/8), el 1st Battalion, 3rd Marine Regiment (1/3), la
51

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

de la ciudad para que abandonasen la ciudad (cosa que en su inmensa mayoría hicieron), procediéndose al corte del suministro eléctrico. La realización de varios amagos sirvió para confundir a los defensores, convenciéndoles para concentrar sus defensas en la parte sur. Después de despejar todas las dudas políticas en EEUU, tras las elecciones presidenciales en las que repetiría mandato George W. Bush, el Primer Ministro Iraquí, Ayad Allawi, autorizo la nueva intervención militar en Faluya, cambiándose la denominación de Phantom Fury, por la de Al Fajr (Nuevo Amanecer). Todo estaba preparado para el asalto a la ciudad.
▼► Una emboscada de libro. Un grupo prepara el lanzamiento de una granada propulsada por cohete, al amparo de unas construcciones semiruinosas y con múltiples escapatorias posibles. Contra eso, lo mejor es contar con buenos apoyos de fuego capaces de golpear más allá de los muros... Imágenes procedente de internet. Enlace no disponible.

phANtom FuRy (AL FAjR) Segunda Batalla de Faluya Con seis meses por delante desde los sucesos del mes de abril, los insurgentes habían tenido mucho tiempo para preparar sus defensas. Conforme las distintas unidades militares entraron en la ciudad, se encontraron centenares de bombas trampa dispuestas – incluido edificios repletos de explosivos - gran cantidad de coches bomba preparados, minas, todo tipo de posiciones de tiro camufladas, etc. El hecho de que sean terroristas no significa que sean tontos, y habían dedicado toda su mente a convertir las calles de la ciudad en una pesadilla para los asaltantes. En esta ocasión, cerca de 4.500 combatientes se habían concentrado para hacer frente a las tropas norteamericanas e iraquíes. Gracias a la planificación previa, la coordinación del fuego de apoyo de los asaltantes (mor-

teros, artillería, aviación y helicópteros) funciono perfectamente, ya que se había establecido una retícula detallada de toda la ciudad, para que las tropas sobre el terreno pudieran explicar con total claridad los puntos concretos que deseaban que fuesen atacados. Con la visión proporcionada por los satélites, los aviones y los UAV (aviones no tripulados), comenzaron a atacar objetivos concretos que habían sido identificados como zonas minadas o con trampas explosivas preparadas. Como primer golpe de efecto, al anochecer del día 7 de noviembre, tropas iraquíes del 36th Commando y la Task Force Wolfpack, del 3rd Light Armored Reconnaissance Battalion, se hicieron con el principal hospital, situado al oeste de la ciudad, sobre un meandro del río Eufrates. Aquello dejo sin una gran baza propagandística a los defensores, ya que les privaba del poder mediático de los heridos llegando al hospital. Tras la toma de los dos puentes que cruzan el río (en

uno de los cuales se habían colgado en marzo los cadáveres de los empleados de Blackwater) la ciudad se hallaba completamente aislada. Como premio añadido, dentro de la ciudad comenzaron a moverse hacia el oeste varios grupos de defensores, permitiendo su localización, identificación y ataque. El asalto, propiamente dicho, comenzó el día 8 de noviembre. Las distintas unidades participantes se trasladaron a sus posiciones iniciales de ataque, al norte de la ciudad. Como primer paso, varias bombas de 1.000kg fueron lanzadas sobre la vía de ferrocarril. Conforme empezaba a anochecer, con la finalidad de gozar, en las primeras fases del combate, de la superioridad que les daban los dispositivos de visión nocturna, las unidades de ingenieros se adelantaron para abrir una brecha en la línea férrea que circula paralela al norte de la ciudad, realizandose un alto volumen de fuego de supresión sobre las posiciones

52

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

defensivas identificadas. Con el paso a través de las vías despejado, se adelantaron los vehículos de ingenieros MCLIC, que mediante explosivos que al detonar generaban una onda expansiva de alta presión, provocaron la activación de los artefactos trampa dispuestos en una franja de terreno. A continuación, el resto de las unidades se precipitaron para entrar en la ciudad por los boquetes creados. Como contrapunto negativo, varios UAV Raven, utilizados para ver en tiempo real las acciones propias y del enemigo, cayeron del cielo. Al parecer, varios equipos de guerra electrónica, que se usaban en ese momento para desbaratar los equipos de comunicaciones de los terroristas, causaron una pantalla de interferencias que bloqueaba varios sistemas de control del Raven. Analicemos primeramente el papel del RCT-7, en la parte oriental de la ciudad. Los batallones de maniobra eran el 1/8, 1l 1/3 y la TF 2-2, estando dispuestos en paralelo. La unidad del US tenía asignado el extremo oriental de la ciudad, siendo su misión realizar un rápido avance hacia la Autopista 10. Para ello, tras penetrar en la ciudad, las distintas compañías de la TF 2-2 (A/2-2, A/2-63 y F/4) se dirigieron hacia sus primeros objetivos (OBJ Coyote, OBJ Wolf y OBJ Cougar). Todo de fuego de los blindados les permitía abrirse paso mientras avanzaban. Con los cañones de 120mm despejaban de obstáculos las calles, los cañones de 25mm suprimían cualquier fuego de respuesta y hacían detonar los coches bomba, empleando el fuego de precisión de dos piezas de artillería autopropulsada M109 Paladin y los morteros, para disparar contra las concentraciones de insurgentes que se les oponían. Para quitarse de la línea de avance de la TF 2-2, los defensores se dirigieron hacia el oeste, zona de penetración del 1/3 de los Marines. El problema que existió, fue la dificultad del batallón 1/3 para realizar la penetración en la ciu53

dad, ya que no habían podido abrir ningún paso por el talud de la vía del ferrocarril. La maquinaria se había atascado, descontrolando el horario previsto de avance. Para evitar mayor desbarajuste, las unidades del 1/3 emplearon las brechas realizadas por la TF 2-2 para entrar en Faluya. Al amanecer del día 9 de noviembre, la TF 2-2 alcanzo la zona de la Autopista 10 (PL FRAN) – carretera que corta en dos mitades - norte y sur - la ciudad. A partir de las 14:10, se le ordeno a la unidad que parasen su avance y condujeran misiones tipo búsqueda-y-ataque hacia el norte, es decir, toda la zona por la que habían avanzado. El retraso de los marines del 1/3, significó que las velocidades de avance fuesen muy dispares, permitiendo que distintos grupos de rebeldes volvieran a infiltrarse nuevamente por el terreno previamente despejado por la TF 2-2. El día 10 de noviembre, las unidades de la TF 2-2 siguieron limpiando su zona de enemigos, consiguiendo que al día siguiente, toda su zona de operaciones, comprendida entre el extremo norte de la ciudad y la autopista 10, pasase a ser responsabilidad del 1/3. De este modo, la TF 2-2 se concentró en la zona de la autopista, para realizar un nuevo impulso en su avance hacia el extremo sur de la ciudad, que comenzó a las 16:00 del 11 de noviembre. En los dos días siguientes, la TF 2-2 continuó su avance imparable, limpiando de enemigos la mitad de la parte sur de la ciudad. Tal y como sucedió en los días anteriores, varios grupos de enemigos se habían escondido o se habían reintroducido a su paso, teniendo de nuevo que retroceder para encontrarlos y acabar con su resistencia. A medio día del 13 de noviembre, la situación en el área de operaciones del RCT-7 era la siguiente. De los tres batallones norteamerica► Primeros avances, sector de la TF 2-2. Imagen procedente de internet. Enlace no disponible.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

◄ Despliegue de las unidades a fecha de 11 de noviembre. En la imagen, las flechas representan la dirección de los futuros avances (Fase III-B). Imagen procedente de Internet. Enlace no disponible.

zona del RCT-1, indirectamente había conseguido que los defensores de la parte norte de ciudad se dirigiesen hacia el este, la zona del RCT-7, donde habían percibido el ruido de los combates. Conforme los Abrams y los Bradley de la compañía A/2-7 se acercaban al Jolan Park, el fuego enemigo aumentaba, respondiendo los asaltantes con apoyo aéreo, artillería y morteros. Al amanecer, los blindados penetraron en el parque y lo ocuparon, desmontando a continuación la infantería para despejarlo de insurgentes. Mientras esperaban que llegase el batallón 3/1

químicas y coches bomba. Atrapados sin poder salir, muchos de los terroristas extranjeros murieron en este sector. Finalmente, el 20 de noviembre, los blindados de la TF 2-2 abandonaron Faluya.

Zona occidental de la ciudad: RCT 1 Tras el lanzamiento de las bombas de 1.000kg, los bulldozers D9 de los marines intentaron despejar las brechas originadas en los taludes del ferrocarril, para evitar problemas con las suspensiones de los vehículos al atravesarlas, pero las vías ferroviarias resistieron, teniendo que ser eliminadas mediante explosivos. El batallón 3/1 de los Marines se hizo con el control de la estación, permitiendo realizar fuego de apoyo a la labor de los ingenieros. A continuación, los MCLIC avanzaron para despejar varias franjas de terreno de todo tipo de artefactos o minas. Mientras, el tiempo pasaba, teniendo que esnos, el 1/3 se encontraba, con dos batallones del Nuevo Ejercito Iraquí, despejando de enemigos la mitad norte de la ciudad. En la mitad sur, avanzaban, teóricamente en paralelo, el 1/8 y la TF 2-2. Como ocurrió en días anteriores, la fuerte presencia de blindados en la unidad del US Army, motivó que su avance fuera más veloz que el del batallón de los marines, que se había encontrado, en ciertos puntos, con unas posiciones defensivas muy resistentes. Adaptándose a las circunstancias, los blindados de la TF 2-2 retrocedieron para reabastecerse, dirigiéndose a continuación a las zonas del frente que ocupaba el 1/8. A las 17:20, volvieron a ponerse en marcha hacia el sur, aplastando en su camino todo tipo de obstáculo que se le inter54

de los Marines, continuaron recibiendo fuego de armas automáticas, morteros, RPG y cohetes. Al llegar los marines al parque, realizaron la maniobra de pasar a los soldados en la línea del frente. También en este caso, al hacerlo con la luz del día, se realizo sin grandes complicaciones. En vez de las 24 horas previstas, la TF 2-7 había empleado 12 horas en asegurar el Jolan Park. Mientras los marines terminaban de limpiar el parque, al llegar la noche del 9 de noviembre, los Abrams de la compañía C/3-8 se lanzaron al ataque, con la misión de alcanzar la Autopista 10 (PL FRAN), para a continuación tomar el OBJ Virginia, una zona despejada situada al sur del Jolan Park. La otra unidad de la TF 2-7, la compañía C/2-7, se encargaría de asegurar las líneas de comunicación. Al llegar los carros al OBJ Virginia, los dos batallones de Marines del RCT-1 estaban todavía enzarzados en duros combates. El 3/5 lo hacía en la esquina noroeste de la ciudad, mientras que el 3/1 despejaba la zona del distrito Jolan. En vez de esperar, se le concedió autorización a los blindados de la TF 2-7 para continuar la ofensiva, siendo en esta ocasión sus objetivos, el enlazar con las tropas aliadas que mantenían bloqueados dos puentes que cruzan el río Eufrates. Se pusieron en marcha a las 09:00 del 10 de noviembre, alcanzando los puentes, facilitando de paso que el batallón 3/1 llegase hasta la PL
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

pusiese, empleando la artillería para eliminar las posiciones enemigas más duras y volcando una avalancha de fuego con las armas de los vehículos. El enemigo, viendo que eran imparables, comenzó a retroceder hacia el sur. Tras alcanzar la línea límite de avance, los blindados de la TF 2-2 giraron hacia el este, dirigiéndose a su zona asignada. Los marines del 1/8, tras ver pulverizadas las defensas de los insurgentes, pudieron retomar su avance. Entre los días 14 y 19, los dos batallones continuaron avanzando hasta el límite sur de la ciudad, arrasando cualquier oposición y limpiando la zona del distrito industrial. Se localizaron gran número de depósitos de armas, así como fábricas donde construir artefactos explosivos, armas

perar las unidades varias horas hasta ponerse en movimiento. Finalmente, a las 01:30 del 9 de noviembre – casi seis horas después de que los blindados de la TF 2-2 iniciasen sus ataques – los vehículos de la TF 2-7 se dispusieron a entrar en Faluya. Para su sorpresa, no se había despejado para ellos ningún área de aproximación, por lo que optaron por abrirse ellos mismos un camino mediante un dispositivo barreminas acoplado a un Abrams. Las tres compañías de la TF 2-7 (A/2-7, C/2-7 y C/3-8) entraron en la ciudad, identificaron las calles por donde estaba planificado que avanzasen hacia el sur, y se pusieron en marcha. Inicialmente se encontraron con una resistencia pequeña, ya que el retraso al crear las brechas en la

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

FRAN (Autopista 10). Las bajas que había tenido dicha unidad eran altas, con más de dos docenas de fallecidos en apenas 48 horas y gran número de heridos. Del 11 al 13 de noviembre, la TF 2-7 continuó su ataque hacia el sur, combatiendo muy duramente contra una defensa muy determinada. Varios impactos afortunados consiguieron penetrar en algunos blindados, como en el caso de un RPG disparado verticalmente desde uno de los pocos edificios altos, que consiguió atravesar la escotilla del cargador de un Abrams, o un disparo antitanque que hirió a varios soldados en el interior de un Bradley. En los siguientes días, la TF 2-7 se dedico a realizar ataques puntuales en apoyo del 3/1 de los Marines, aunque la mayor parte del tiempo estaban a la escucha esperando recibir instrucciones. En cierta manera, tenían la impresión de que se estaba desaprovechando el blindaje de los vehículos para realizar un apoyo directo en el

asalto de los marines a las posiciones defensivas de los insurgentes. Para evitar ese sinsentido, antes de realizar un ataque en una determinada posición, y sin que existiese ninguna orden expresa, varios blindados de la TF 2-7 pasaban por la zona, tanteaban cualquier punto de defensa del enemigo, y lo machacaba antes de que los marines procediesen a limpiarlo. De esta manera se evitaron muchas bajas. Durante las semanas siguientes, los marines continuaron limpiando los últimos rescoldos de resistencia por toda la ciudad. Desde que empezaron el 8 de noviembre, hasta que eliminaron a todos los enemigos, los batallones del US Marine Corps habían soportado una lucha muy intensa, a corta distancia, contra un enemigo determinado que les estaba esperando en posiciones previamente preparadas, en el interior de la ciudad. Cada manzana de casas tenía que ser aislada, preferiblemente con la ayuda de blindados, aunque en la mayoría de los casos los marines no

dispusieran de ellos y tuviesen que hacerlo con tropas a pie. Luego, tenían que entrar en cada construcción, explorando habitación a habitación, con la aprehensión de no saber lo que le podía estar esperándole en el cuarto contiguo. Sobre la marcha se fueron aprendiendo nuevas lecciones. Cada habitación tenía que ser fragmentada individualmente (arrojando una granada de mano) o despejar la casa empleando el lanzacohetes portable de los Marines AT-4, que posee una carga de efecto termobárico, denominada PBXIH-135, diseñada para el combate urbano. Al estallar se consigue en el interior del recinto unas muy altas temperaturas, consumiendo el oxigeno y sofocando a los combatientes. Para destruir algunos puntos defensivos clave, se utilizaron cargas explosivas, torpedos Bangalore, o se improviso con una solución muy efectiva, la colocación de explosivo plástico junto a varias bombonas de propano. El efecto destructivo de la explosión era devastador, consiguiendo destruir

completamente el objetivo. Otro de los medios de combate más exitosos fue el empleo de los francotiradores (snipers). Desde posiciones alrededor de la ciudad, la acción de los francotiradores mantuvo en jaque a los insurgentes, convirtiéndose en su mayor enemigo. Al poder actuar tanto de día como de noche, los movimientos de los defensores se vieron muy dificultados, obligándoles a utilizar túneles, barricadas y trincheras, para pasar de edificio a edificio. Varios grupos de francotiradores de unidades de operaciones especiales se internaron en la
◄ Despliegue de las unidades en el sector del RCT-1 el día 10 de noviembre. Imagen procedente de Internet. Enlace no disponible. ▼ Según avanzanban en su conquista calle por calle, las unidades norteamericanas iban encontrando numerosos arsenales como el de la imagen, suficientes para causar un buen número de problemas a los Marines.. Enlace no disponible.

◄ Sector del RCT-1. Despliegue el 10 de noviembre. Imagen procedente de Internet. Enlace no disponible.


55

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

ciudad, eliminando objetivos selectivos y dando información de los movimientos que observaban. Actuando conjuntamente con ellos, participaron varios tiradores de elite polacos, con reglas de enfrentamiento mucho menos restrictivas, que les permitían disparar a combatientes desarmados pero que estuviesen realizando alguna actividad hostil, como por ejemplo dirigiendo la defensa o actuando como observadores. En las zonas residenciales, para pasar a despejar la casa contigua, en la mayoría de los casos se podía hacer a través de los tejados, aunque era preferible hacerlo desde el nivel del suelo. La limpieza de la vivienda era mucho más fácil, tácticamente, si se pasaba del nivel inferior al superior, que si lo que se hacía era descender por la escalera. Para lo que si se emplearon mucho las azoteas y tejados, fue para controlar los movimientos del enemigo por la zona, detectar las posiciones defensivas clave del enemigo, así como hacer fuego de apoyo, de cobertura o de supresión. Gracias a los morteros de 60mm y 81mm, podían eliminar a los insurgentes que les disparaban desde terrazas cercanas. Gran número de los videos o fotos de la batalla son de marines combatiendo en estas ubicaciones. A muchos oficiales del Marine Corps, enfrentamientos tan duros les hizo venir a la memoria los combates que en 1968 tuvieron lugar en la ciudad vietnamita de Hue. Igual que en aquella ocasión, o en la batalla de Faluya de abril de 2003, el enemigo no tenía ningún sitio al que ir o algún lugar donde esconderse. El empuje de la vanguardia, junto con la metódica limpieza casa a casa, arrinconaba cada vez más a los defensores, volviendo a contemplarse escenas de insurgentes decididos a morir llevándose por delante las vidas del mayor número de americanos. Después de todo, para muchos de los terroristas extranjeros que entraron en Faluya, ese era el motivo por el que habían iniciado su viaje meses atrás. Un incidente al que se le dio mucho bombo,
56

fue filmado el 13 noviembre por Kevin Sites, de la NBC News. Un grupo de marines del 3/1 entraban en un edificio y localizaban a varios insurgentes apoyados en un muro, algunos muertos y otros heridos. Uno de los marines sospecha que uno de los terroristas se estaba haciendo el muerto, por lo que le dispara y acaba con su vida. Más tarde se sabría que habían recibido un informe, comunicándoles la infiltración en el lugar de varios insurgentes, que habrían disparado contra algunos compañeros. Tras haber localizado en los días previos alijos de armamentos, en los que se incluía algunos chalecos cargados de explosivos para realizar “martirios” suicidas, es lógico que los soldados – marines en este caso – adoptaran unas actitudes precavidas ante cualquier actitud sospechosa. Otro de los casos más famosos en los medios sensacionalistas mal informados, es el empleo de las granadas de fósforo blanco en los combates. Es algo que se ha hecho, se hace y se hará, ya que es un medio ideal para tender pantallas de humo que impidan al contrario ver los movimientos propios, ya sean de grandes unidades (como se hizo para ocultar la apertura de las brechas que facilitaron la entrada en la ciudad por el norte) o en pequeños grupos tácticos (para cegar las posiciones defensivas desde las que se hace fuego). Lo que si que resulta paradójico, es que nadie levantase la voz para denunciar el uso comprobado por los insurgentes de munición de mortero con fósforo blanco. Combinadas con las cifras de la Primera Batalla de Faluya, el resultado final es relativamente
▲ Una sección de Marines se agolpa en una azotea en mitad de un laberinto de edificios de barro cocido con la esperanza de lograr un control más exhaustivo del campo de batalla. Imagen procedente de Internet. Enlace no disponible. ► En la segunda imagen, unidades norteamericanas se hacen con el control de las calles a pie. Imagen procedente de Internet. Enlace no disponible.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

alto, siendo un fiel reflejo de la dura lucha que tuvo lugar dentro de la ciudad. Por mucha superioridad numérica y técnica desplegada por los asaltantes, la capacidad de combate de los iraquíes antiestadounidenses fue bastante remarcable. Ayudados por el consumo de drogas, la imposibilidad de huir a cualquier otro lugar, hizo que muchos luchasen hasta la muerte, sobre todo el elevado número de terroristas extranjeros, haciéndolo con un fatalismo parecido al de los soldados japoneses que lucharon, durante la segunda Guerra Mundial, en cualquiera de las islas en las que desembarcaron los americanos. Sin escape posible, el último objetivo que tenían era matar al mayor número posible de enemigos antes de ser abatidos. En el periodo entre el 7 de noviembre y el 31 de diciembre de 2004, cuando finalmente ceso la esporádica resistencia, 83 militares estadounidenses habían perdido la vida luchando en Faluya, con otros 600 más heridos. La mayoría de los fallecidos eran marines – 76 en total - que se enfrentaron a la dura tarea de luchar casa por casa en las operaciones de limpieza. Las dos Task Force del US Army tuvieron 7 muertos en combate, siendo heridos otros 72 soldados. Por su parte, las bajas en las unidades iraquíes participantes en los combates fueron 6 muertos y 55 heridos. De los aproximadamente 4.500 insurgentes en Faluya, murieron 2.000, siendo capturados 1200. Nada más acabar los combates, las unidades Seabees (US Navy Construccion Battalions) entraron en la ciudad, comenzando a retirar los

escombros generados en los combates. Los ingenieros se pusieron manos a la obra, con la tarea de reparar daños en instalaciones importantes, restableciendo el suministro de agua y electricidad y permitiendo que poco a poco la ciudad volviera a tener el aspecto original. Gran número de artefactos explosivos fueron detectados, así como infinidad de depósitos de armas y municiones repartidos por toda la ciudad (una de las tácticas favoritas de los insurgentes era la de disparar, abandonar las armas y alejarse inocentemente, sabiendo que las Reglas de Enfrentamiento (ROE) ofrecían protección a los desarmados, no teniendo nada más que volver a entrar en otra casa, coger otras armas y volver a disparar). Aparecieron las “casas del terror”, repletas en sus sótanos con manchas de sangre, banderas, cámaras y demás dispositivos, de los empleados para grabar las torturas, degollaciones y decapitaciones que realizaban contra cualquier desdichado que cayera en sus manos. En las semanas siguientes, se permitió la entrada de la población en la ciudad, barriada a barriada, previa identificación biométrica. Se les entrego suministros que previamente habían sido almacenados en Camp Fallujah, se les acompaño a sus residencias y se les damnifico por los daños que las viviendas hubieran sufrido durante los combates.

coNcLuSioNES
▲ IED’s, trampas de todo tipo, francotiradores...Todo contribuyó para hacer pagar -especialmente a los Marines-, un alto precio por dominar Faluya. En total, 76 muertos propios que se suman a los 7 del USArmy y los 6 soldados iraquíes fallecidos. Imagen procedente de Internet. ◄ Despliegue de las unidades a fecha de 11 de noviembre. En la imagen, las flechas representan la dirección de los futuros avances (Fase III-B). Imagen procedente de Internet. Enlace no disponible.

Cadenas o cadenas... Tal y como aconteció en la invasión de Irak en la primavera del 2003, si algún método de combate destaco como decisivo, fue el binomio formado por el Carro de Combate M1 Abrams y el Vehiculo de Combate de Infantería M 2/3 Bradley. En los meses anteriores a noviembre de 2004,
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

57

conflictos
► Volver al contenido

operación phantom fury

varias unidades del I MEF habían colaborado en algunas operaciones junto al US Army - por ejemplo Najaf y Ramadi - siendo testigos de la incapacidad de los insurgentes para parar a los blindados. Los marines tenían en Iraq desplegados 16 de los 403 M1 Abrams de los que disponían, mientras que de los 1.057 vehículos blindados de desembarco, en Irak estaban desplegados 39. Esto hacía que la cantidad asignada a cada batallón de Marines fuese muy pequeña. Limitándose a actuar, cuando se podía contar con ellos, sobre todo como cañón de asalto, apoyando el ataque a cada posición defensiva de los marines a pie. Al contrario de los Marines, el US Army empleaba sus medios acorazados tanto en funciones de apoyo directo, como de elemento de choque y destruc▼ Los medios de cadenas se mostraron determinantes. Esa fue la gran conclusión de los Marines. Imagen obtenida de Internet.

ción. Cualquier tipo de defensa organizada que se montase, era fácilmente derribada por el empuje de los blindados, poniéndoles en fuga. Una única compañía de Abrams empleó en combate 1.600 disparos de 120mm, 121.000 del calibre 7,62 y 49.000 disparos de ametralladora del 12,7mm. Quizás como reconocimiento a los hechos, el US Marine Corps hizo una petición de adquisición de carros M1 Abrams, aumentando en un 10 % su dotación. Mientras se toma nota de las lecciones tan costosamente aprendidas por nuestros aliados en los campos de batalla, es curioso contemplar como en países como Bélgica -o la misma España- se deshacen de sus carros de combate. De hecho, Bélgica ha renunciado expresamente a todos sus medios de cadenas, que está dando de baja. La realidad de los conflictos, con el empleo de carros en escenarios diversos como Afganistán, pone de relieve la necesidad de estos medios que muchos llevan años dando por muertos. ■

58

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

opinion
► Volver al contenido

christian d. villanueva lópez

Aprender de las derrotas
Un par de recetas para salir adelante

las derrotas no tienen porqué producirse en el campo de batalla. Un ejército puede salir perfectamente derrotado de los despachos, como es nuestro caso. Derrotado no ya por una reducción presupuestaria sin parangón en nuestra historia reciente, sino más bien por no saber explicar correctamente la importancia de mantener unas FAS aceptables y de no saber hacer ver el estado desesperado en el que en muchos aspectos se encuentran. Nuestro problema es más o menos este. En esta misma publicación, en otras columnas, se ha hablado ya de los recortes e incluso se han hecho comparaciones con el caso inglés. Mucho me temo que no podemos compararnos a los siervos de Su Majestad ni aun en sus horas más bajas, pero no ya por la forma en la que están gestionando sus FAS el tema de la crisis, sino por una simple cuestión de apoyo social y de voluntad. En el Reino Unido las FAS son una institución respetada y el elector sabe perfectamente que son una herramienta política imprescindible para mantener su peso internacional. Para ser sinceros, quien les escribe no tiene muy claro cual es el límite aceptable en lo relativo al gasto en defensa. Si por una parte los poco más de 7.100 millones de euros con los que contará el Ministerio de Defensa en 2011 se me antojan escasos para un estado que presume de estar entre las diez primeras potencias económicas, que está integrado en las principales organizaciones defensivas occidentales y que está poblado por 45 millones de almas, esto solo es una verdad a medias. Como decía, aun pese a que las cifras del recorte británico sean escandalosas; renuncian por propia voluntad a mantener aparatos de ala fija embarcados (Sea Harrier), a los sistemas de recolección de inteligencia aérea táctica (Sentinel) y estratégica (Nimrod Mr4), se quedan con apenas un puñado de carros de combate y además, ven como las cifras de personal también se reducen, al menos, nuestros aliados –que no amigos-, tienen claras sus prioridades y se han marcado una serie de cifras de las que no están dispuestos a apearse. De esta manera, tienen la intención de mantener la capacidad de desplegar hasta 30.000 hombres en cualquier escenario, en oposición a los 7.000 que podemos desplegar -solo sobre
59

S

iempre se dice que los ejércitos solo aprenden con las derrotas. Puede ser una gran verdad o, quizá, una frase hecha con poco o ningún sentido. En cualquier caso,

el papel- los españoles. Además, tienen la sana intención de beneficiarse notablemente de la retirada de Irak y lo que, previsiblemente, será una nueva retirada de Afganistán, para sanear sus cuentas, revisar su doctrina y reformar sus Fuerzas Armadas incidiendo no solo en su capacidad de proyección, sino también de hacer frente a los nuevos tipos de enemigos, tan diferentes de los soviéticos y que necesitan de nuevos medios y procedimientos. Tampoco se cuenta que, con el mismo dinero, el rendimiento de sus FAS continuaría siendo notablemente mayor, dados los avances que se han venido produciendo en los últimos años en cuanto a externalización de servicios y colaboración con la industria de defensa, el atento examen de las posibles duplicidades y la práctica ausencia –aunque en todos lados cuecen habas- de un tipo de corrupción -el “esto lo hacen todos”- que aquí nos es endémica. España, para ser algo, tiene que seguir tres líneas de actuación, en orden decreciente de importancia: La línea central nos impone la obligación urgente de aclararnos de una vez por todas. Tenemos que elegir ya si queremos unas fuerzas armadas expedicionarias y una estrategia basada en luchar mano a mano en los mismos conflictos que nuestros aliados, aunque esto suponga enviar tropas a miles de kilómetros o si nuestra única preocupación es el Norte de África y la defensa de nuestros archipiélagos y líneas de comunicación navales. Hagamos lo que hagamos, estará bien. El peligro es no hacerlo. La primera línea lateral nos impone una serie de medidas drásticas: Hemos de acometer las reformas que –valga la redundancia- en la última reforma se dejaron de lado. Hemos de eliminar cuarteles, racionalizar el organigrama y suprimir una buena cantidad de vacantes. Hemos de concentrarnos en los medios y sobre todo, en la preparación. Tenemos que marcar una línea clara sin miedo a enterrar algunos programas que, de hecho, hace tiempo que duermen el sueño de los justos. Sobre todo, nuestro objetivo debe ser la operatividad, esto es, conseguir que el material y el personal puedan llevar a cabo todas las maniobras, ejercicios, salidas, prácticas y en resumen, cualquier cosa que sea necesaria para estar a un nivel óptimo. A partir de ahí ya iremos pensando en aumentar cifras… Quizá el compañero de Rambo en su aventura “afgana” tuviese razón. Es mejor enviar unos pocos leones, sobre

todo cuanto estos cuentan con los apoyos y el material necesarios que no a un enorme rebaño delatado por el sonido de sus cencerros… La última línea es probable que sea la más importante de todas y en cualquier caso, es la única que debe acometerse con prontitud, pero cuyos resultados solo pueden esperarse a décadas vista: Hemos de inculcar nuevamente entre nuestros ciudadanos el amor por las Fuerzas Armadas y por lo que significan, es decir, el deseo que como estado tenemos de perpetuarnos en el tiempo. Y no como estado con un destino manifiesto, ni como una gran potencia, ni como nada raro. Más bien como estado de derecho en el que sus ciudadanos gozan de una serie de libertades que en más de medio mundo son un privilegio cuando no algo totalmente desconocido. O empezamos a hablar abiertamente, sin histerismos de ninguna clase, de nuestras Fuerzas Armadas y de la necesidad real de dotarnos de una institución que nos permita defendernos no solo entre los “mayores” sino en los mismos colegios, o seguiremos por el mismo camino de abandono de la institución por una parte y de ánimos exaltados por otra que tan malos resultados está dando. No se trata de que como se ve en algunas películas norteamericanas, los “comerciales” de tal o cual unidad vayan de instituto en instituto coptando jóvenes que no tienen claro qué hacer con su futuro. Es algo mucho más simple: enseñar a los niños que todo lo que tienen es algo efímero que solo es posible mantener en la medida en la que nuestra seguridad colectiva esté garantizada. Es prioritario enseñar también que no hay derechos sin obligaciones previas... y que incluso “cosas” como servicio militar, si está bien gestionado puede ser algo muy positivo. Pero lo es mucho más alcanzar una situación en la que se pueda hablar y debatir sobre él sin nervios, sin recurrir a las descalificaciones y sin despertar miedos infundados. Es hacia esa dirección a la que apunta la tercera línea de esta particular receta para garantizar el futuro y las capacidades de las FAS. christian d. villanueva lópez
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

► Volver al contenido

Un día cualquiera: 14 de agosto de 1936
Texto: Francisco Pilo Ortiz A primeros de agosto de 1936, la totalidad de la provincia de Badajoz estaba bajo dominio republicano, como era natural dado que la sublevación militar no llegó a tener éxito allí, pero es precisamente en este momento cuando las tropas nacionales inician su marcha hacia tierras pacenses. La rápida intervención y llegada a Mérida y Badajoz, de las tropas de Yagüe iba a provocar un cambio importante no solo en el escenario extremeño, sino en todo el contexto de situación de la Guerra Civil.

envío inicial fue de 12 bombarderos bimotores Savoia SM - 81 italianos, de los que llegan 9, ya que tres se pierden en el viaje desde Italia, y 20 Junkers Ju-52 (para transporte, y, eventualmente, bombardeo) y 6 Heinkel 51 (de caza) por parte alemana. Estos aviones resultarían vitales para las operaciones que estaban por iniciarse en Extremadura. Las fuerzas sublevadas en Andalucía, especialmente en Sevilla, recibieron a primeros de agosto sustanciosos refuerzos del Ejército de África, permitiéndoles tomar la mayor parte de Andalucía. Las fuerzas de África organizadas en columnas móviles fueron eliminando toda resistencia armada, política, o de cualquier tipo. Granada fue reforzada, Huelva tomada. La situación militar, después de los primeros días de confusión, permitía al general Franco dos opciones para lo que él consideraba prioritario en la campaña: la toma de Madrid. Estando en ma◄ Primer plano de la Torre de Espantaperros en el que se aprecian, probablemente, los resultados de los combates. Imagen obtenida de internet.

E

l 29 de julio habían llegado a Marruecos los primeros aviones alemanes e italianos que había solicitado Franco. El

nos nacionales el suroeste de Andalucía, la ofensiva hacia la capital de España podía dirigirse a través de Despeñaperros -con lo cual se seguía una línea más recta-, o bien, dando un mayor rodeo, pero contando con algunas ventajas importantes añadidas, e iniciar desde Sevilla el asalto a la provincia de Badajoz, para, una vez unidas las tropas nacionales, concentrar los ataques sobre el Valle del Tajo. Numerosos documentos prueban que el Estado Mayor republicano creía firmemente que la opción elegida por Franco sería la de Despeñaperros -un error garrafal-, lo que le llevó a fortificar sus defensas en esa área, descuidando y abandonando a su suerte a las tropas de Badajoz. Las graves consecuencias que este error tuvo para los intereses de la República resultarían mayores que la propia tragedia de Badajoz. Dándose cuenta Franco de lo difícil que iba a ser abrirse paso en Despeñaperros, en manos republicanas, las columnas de Yagüe, tomaron la Ruta de la Plata, a través de Extremadura, conquistando todos los pueblos sin apenas resistencia, excepto combates esporádicos, más bien escaramuzas, que los republicanos locales, mal armados, podían ofrecer. Durante el mes de agosto de 1936, sólo el Ejército de África se mo| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

60

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

vía en el sur de España, en clara contraposición a la pasividad de las fuerzas republicanas. No había fuerzas republicanas consistentes y organizadas ni en Andalucía ni en Extremadura y los diversos pueblos y núcleos urbanos, a lo largo de la ruta de marcha, caían uno tras otro sin mayores problemas. Badajoz no iba a ser una excepción. Las fuerzas nacionales se estructuraron según un modelo de columnas móviles, altamente motorizadas, con una composición inter-armas –casi al estilo de un moderno agrupamiento táctico-, con la finalidad de desplazarse rápidamente a través de las vías de comunicación. Poseían escasa capacidad, sin embargo, para moverse por terreno variado fuera de la red de carreteras y caminos, como no fuera a pie. Su objetivo, sin duda, era llegar a Madrid lo antes posible, incluso despreocupándose de las posibles amenazas a sus flancos. La idea del modelo de columnas posiblemente se deba al teniente coronel Yagüe, aunque no desmerezcan en nada sus ejecutores y mandos directos –los tenientes coroneles Asensio y Tella, y el comandante Castejón-, tras su experiencia en la guerra de Marruecos, en donde la organización de columnas para socorrer los fortines y blocaos sitiados por los rifeños, era un procedimiento tradicional. Es posible también que Yagüe –como buen profesional y ávido lector-, hubiera tenido conocimiento del comportamiento y procedimientos de las columnas Celere italianas, en la guerra de Abisinia, y su organización influyese su pensamiento de alguna forma. Juan Yagüe era, sin duda, el mando más capaz del Ejército de África. Sus planteamientos tácticos eran muy imaginativos y dinámicos, y frecuentemente dio pruebas de una inteligencia y creatividad sorprendentes. De alguna manera puede ser considerado como uno de los precursores de la guerra de movimiento o blitzkrieg, que se haría popular en los primeros meses de la Segunda Guerra Mundial. De hecho, el ritmo
61

de avance de las columnas mandadas por Yagüe en su recorrido a través de Extremadura durante agosto de 1936, no tendría equivalente con ninguna guerra hasta la fecha, y tan sólo se vio superado pocos años después, durante la Segunda Guerra Mundial, por las fuerzas acorazadas de la Wehrmacht. Otro aspecto importante, en este contexto, es la importancia que Yagüe concedía al papel del poder aéreo, exigiendo que, al menos, siempre hubiera un avión sobrevolando las columnas. No en vano, llegaría a ser el creador del Ejército del Aire, y primer Ministro del Aire, ya acabada la guerra. Decidido el avance hacia Mérida, por el general Franco, y una vez iniciado éste el 2 de agosto por la columna que manda el teniente coronel Asensio, se llama la atención sobre la fecha del primer enfrentamiento con los republicanos –el 5 de agosto-, ya en la provincia de Badajoz –en la localidad de Los Santos de Maimona-, lo que prueba la rapidez con que se movía la columna del teniente coronel Asensio, llegando a recorrer 170 km. en dos días escasos de marcha. En tan sólo cuatro semanas, Yagüe llegaría a avanzar casi 500 km., quedándose a 100 kilómetros escasos de Madrid, aunque es preciso reseñar que las fuerzas a las que se enfrentó eran solamente milicianos, pobremente armados y mal organizados, y no un ejército regular, aunque de esto solamente se puede culpar a las autoridades y mandos militares de la Republica. Las columnas avanzaban de noche a gran velocidad, con lo cual escapaban a la posible observación y acción de la aviación republicana, que solo hizo acto de presencia de forma esporádica. Yagüe, por el contrario, en su progresión hasta Mérida, y para la toma de Badajoz, contó con un limitado apoyo aéreo a base de 8 aviones Savoia SM-81, italianos, y 9 Junkers Ju-52, alemanes. Además, algunas avionetas civiles del aeroclub de Sevilla, se ofrecieron para realizar misiones de reconocimiento y enlace. Los 9 Junkers Ju-52, de
“Al ocupar los pueblos deben rodearse y evitar el caer en emboscadas o tomar las casas de frente con las bajas numerosas consiguientes; si el enemigo se defiende, aislarlo y la labor metódica
1 - Prólogo por Antonio J. Candil Muñóz.

los 20 que llegaron inicialmente a Tetuán, dejaron de prestar servicio en el puente aéreo del Estrecho para ser agregados, equipados con lanzabombas y ametralladoras, a las fuerzas de Yagüe. Con ellos se organizó una escuadra, puesta a las órdenes del Comandante José Lecea y constituida por tres escuadrillas –de 3 aviones cada una-, al mando de los capitanes Díaz-Trechuelo, Carrillo y Gil de Mendizábal que habrían de actuar como fuerza de bombardeo táctico, en apoyo de las columnas en su avance hacia Madrid. Sabemos que en la orden que Franco emitió el día 12 de agosto, dando instrucciones sobre la forma de actuar de las columnas se dice:

de bombardeo, quema, agujeros en las paredes, etc., darán resuelto el problema sin apenas bajas. Al enemigo no conviene acorralarle, sino dejarle abierta una salida para batirle en ella con armas automáticas emboscadas”.

Y en efecto, en Badajoz rodear la ciudad completamente era imposible debido al río Guadiana, que solamente podía cruzarse por el puente de Palmas, pero los rebeldes tuvieron mucho cuidado en no dañarlo para tener acceso a las carreteras de Portugal y Cáceres (1).
▲ Toma aérea de la ciudad de Badajoz. Se aprecia perfectamente el trazado de las impresionantes murallas y el puente como única salida. Imagen tomada de Internet.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

pREpARAcióN DEL AtAQuE A bADAjoz Maniobras previas de cerco a Badajoz, 13 – 14 de agosto 1936

◄ Captura del desaparecido Cuartel de la Bomba. Estaba ubicado en lo que ahora es la Avenida de Europa.

bía alguna carencia en especial, en las columnas Badajoz en 1936, por sí solo, no era importante estratégicamente hablando. No constituía ningún punto de referencia para nadie, y ciertamente no estaba en los planteamientos de Franco enfrentarse a la República en Badajoz, ni tampoco se le pasó por la mente a nadie en el Ministerio de la Guerra, en Madrid, presentar batalla allí a los sublevados. Únicamente su proximidad a Portugal le confería cierto interés. Las escasas defensas de la plaza eran producto de ese desinterés –como se ha dicho-, y de la falta de intenciones militares, por parte de ambos bandos. Los acontecimientos que sucedieron fueron producto, por tanto, del devenir de la situación, y de la evolución propia de los hechos. El día 11 de agosto de 1936, Mérida es tomada por las columnas sublevadas que al mando del teniente coronel Asensio Cabanillas y el comandante Castejón Espinosa habían salido de Sevilla los días 2 y 3 de ese mismo mes. Al día siguiente, 12 de agosto, llega a la ciudad el teniente coronel Juan Yagüe Blanco para hacerse cargo del mando de ambas columnas, que unificadas pasarían a llamarse Columna Madrid. Obviamente, la intención de Franco al dar la orden de marcha al Ejército del Sur era avanzar lo más rápido posible sobre Madrid, con la evidente intención de conquistar la ciudad, esperando acortar la duración de la guerra. Sin embargo, todos sabemos que no fue así y después de diversos ataques fracasados, a causa de la resistencia que la población de Madrid y las Brigadas internacionales ofrecieron. La premisa de Yagüe y del mando rebelde era avanzar hacia Madrid a marchas forzadas, pero antes, para asegurar la retaguardia, se hacía necesario tomar Badajoz, importante ciudad fronteriza, dotada de impresionantes murallas, guar62

nacionales, ésta no era otra que la información. Prácticamente se avanzó a ciegas, sin saber –las más de las veces-, lo que se podía encontrar al otro lado, improvisando continuamente, y dando pruebas de una gran flexibilidad, virtudes necesarias, sin duda, pero ciertamente arriesgadas. Destaca la inactividad casi total de la República, cuyos mandos militares en Madrid, tenían, sin duda, conocimiento del avance nacional a través de Extremadura, y aún así, tras la toma ya de Mérida, prácticamente no reaccionan nada más que en forma improvisada, apresurada, y sin ninguna coordinación ni plan coherente, organizando un contraataque nuevamente en Mérida el día 14, que no dio ningún resultado por falta de coordinación entre las columnas que lo llevaron a cabo. A las 03.00 horas de la madrugada del jueves 13 de agosto, salen de Mérida en dirección a Badajoz las columnas de Castejón y Asensio, marchando en vanguardia la IV Bandera, a las órdenes del Comandante Vierna. necida por el Regimiento de Infantería Castilla 3, leal a la República, así como por importante elementos de la Guardia Civil, Guardia de Asalto y Carabineros y, sobre todo, era un importante núcleo de concentración de las milicias que habían ido llegando desde los distintos lugares, tanto de Andalucía como de Extremadura, huyendo de las poblaciones que eran tomadas. Contra Badajoz los nacionales acumulaban unas fuerzas del orden de los 3.000 hombres – aproximadamente los efectivos de una brigada disminuida moderna-, pero sin apenas artillería –y de calibre no superior a 75 mm-, escasos zapadores, morteros de calibre no superior a 50 mm, y escasas armas automáticas y ametralladoras, y ninguna defensa antiaérea, aunque tampoco les hiciera falta, a decir verdad, dada la escasa actividad de la aviación republicana. En teoría se iban a enfrentar a una fuerza numéricamente superior, de casi 8.000 adversarios, pero en la práctica no muchos más de 500 efectivos eran los que se opusieron a la entrada de las fuerzas nacionales, dadas las deserciones de los últimos días. De alguna forma, aunque Yagüe no lo sabía a ciencia cierta, la superioridad nacional era total, no solo cualitativamente, sino también cuantitativamente. La toma de Badajoz podía darse por hecha, aunque faltaba materializar el hecho. Y ciertamente, muchas de las bajas podrían haberse evitado con un mejor conocimiento de la situación, y de las defensas de la plaza. Si ha“Teniente Coronel Yagüe a General Franco. Ocupado Lobón, Montijo y Puebla. Sin Novedad. Monto ataque sobre Badajoz. Pido cooperación
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Hacia las 07.00 horas ocupan Lobón casi sin resistencia. Desde aquí llaman por teléfono al Ayuntamiento de Montijo y les conminan a la rendición, amenazando con tomar el pueblo si no son obedecidos, amenaza que surte efecto y es aceptada de inmediato por el Consistorio republicano. El Teniente Coronel Yagüe envía el primero de una serie de telegramas relacionados con el ataque a Badajoz, remitidos al General Franco. Este telegrama decía:
13/8/36. 09.15 HORAS

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

Aviación (2)”

olivar conocido como “Huerta de Don Victoriano” situado en el lado izquierdo de la carretera en dirección a Badajoz, aproximadamente frente a los actuales talleres de Citroën. Sobre las 15.00 horas del día 13, las tropas legionarias y regulares se reagrupan en esta posición y se imparten las órdenes de ataque a Badajoz. Este ataque se llevará a cabo en dos fases: • La primera fase consistirá en una maniobra de tenaza, mediante la cual la V Bandera y el Tabor de Regulares de Ceuta nº 3 de Castejón se desplegarán por la izquierda y bordeando la ciudad por el frente sur, atacarán el Cuartel de Menacho, situado fuera de las murallas y, una vez ocupado, tomarán posiciones. Por su parte la IV Bandera y el Tabor de Regulares nº 1 de Tetuán ocuparán la barriada de San Roque y se establecerán en la zona más cercana a las murallas. • La segunda fase se realizará el día 14 en el que se producirá el ataque, propiamente dicho contra la ciudad. Para ello, el Tabor de Regulares de Ceuta nº 3 y la V Bandera atacarán el baluarte de San Juan donde estaba instalado el Cuartel de la Bomba y aprovechando el paso de puerta Pilar y el de la brecha abierta en la muralla para la prolongación de la actual Avda. de Huelva, situadas a ambos flancos del baluarte, se introducirán en la ciudad y avanzarán a la derecha por la Ronda del Pilar, hasta la Plaza de Toros. Al mismo tiempo, partiendo desde el extremo de la barriada de San Roque, el Tabor de Regulares de Tetuán nº 1 caería a la derecha y siguiendo el curso del Rivillas, protegiéndose en su hondonada, circundaría las murallas de la Alcazaba y asaltaría la Plaza por puerta de Carros (hoy lamentablemente desaparecida) completándose

con este movimiento la maniobra de tenaza. Por último, la IV Bandera atacaría frontalmente la brecha de Trinidad y una vez superada avanzaría por la Ronda del Pilar hasta contactar con la V Bandera en la Plaza de Toros. Durante el avance desde Mérida a Badajoz, la columna fue hostigada en alguna que otra ocasión por la Aviación republicana. Sabemos que en la guerra civil española fue la primera vez que se utilizó a la aviación en ataques y bombardeos masivos contra poblaciones civiles que no eran objetivos militares y, además, la aviación causaba gran pánico entre los soldados que se veían sometidos a sus ataques, mermando así su eficacia. Yagüe lo sabía y por eso durante su marcha desde Mérida a Badajoz y posterior operación militar sobre Badajoz, su principal preocupación consistió en que sus fuerzas fueran apoyadas en todo momento por la Aviación nacional. Antes

de iniciar la maniobra, el Teniente Coronel Yagüe vuelve a solicitar apoyo aéreo en un telegrama dirigido a Franco:
13/08/36. 15.50 HORAS “Teniente Coronel Jefe Columna a General Franco. Ruego envíe urgentemente una escuadrilla para bombardear Badajoz debiendo mantenerse al menos en todo momento y hasta ocupación un aparato en el aire (4)”.

Una vez tomadas estas poblaciones, las columnas continúan hacia Talavera la Real, a donde llegan hacia las 10.00 horas. En esta localidad encuentran alguna resistencia por parte de las milicias organizadas por el alcalde de la población, Mariano Flores, quien, pese a la inminente entrada de las tropas, ordenó ejecutar a más de veinte personas acusadas de simpatizar y apoyar económicamente a los sublevados. Yagüe, mediante otro telegrama, comunica a Franco que ha tomado Talavera la Real y vuelve a solicitarle apoyo aéreo para las operaciones sobre Badajoz:
13/08/36. 11.00 HORAS “Teniente Coronel Yagüe a General Franco. Ocupada a las 10´00 horas Talavera la Real. Sin novedad. Continúa el avance sobre Badajoz. Reitero cooperación intensa de Aviación (3)”

Una vez dictadas las órdenes dio comienzo la operación. La V Bandera y el Tabor de Ceuta caen a la izquierda de su posición, sobrepasan la carretera de la Corte, descienden hacia el Polvorín de San Gabriel, cuya escasa guarnición, compuesta por un oficial y 15 soldados, se rindió sin resistencia, cruzan la carretera de Sevilla y el arro-

Después de ocupar Talavera, las tropas de Yagüe continúan avanzando hacia Badajoz. Unos 5 km. antes de llegar a la ciudad, en la zona conocida como Cerro Gordo, se sitúa la artillería, cuyos sirvientes pasan toda la tarde instalando las piezas en aquel lugar, mientras que el resto de las fuerzas continúan la marcha. Dos km. antes de llegar a la barriada de San Roque, el Teniente Coronel Yagüe instala el Puesto de Mando en un
2 - AGMA. Documentación perteneciente al Cuartel General del Generalísimo. Legajo 344. 3 - AGMA. Documentación perteneciente al Cuartel General del Generalísimo. Legajo 344. 4 - AGMA. Documentación perteneciente al Cuartel General del Generalísimo. Legajo 344.

► La Plaza de Minayo en 1922. Imagen de Internet.

63

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

◄ Cuartel del Regimiento Castilla, en la misma época. Imagen tomada de Internet.

Comandante Vierna que desplace una Compañía de su IV Bandera hasta Lobón, para observar posibles movimientos del enemigo. Para este cometido es designada la 16ª Compañía, que en camionetas parte rumbo a esta localidad, recorriendo la carretera general, sin observar nada extraño, por lo que emprenden el regreso a Badajoz, llegando hacia las 22`00 horas y ocupando posiciones junto a las demás fuerzas. Desde la ciudad se dispara constantemente, gastando munición inútilmente. A este malgasto de munición colaboran activamente dos vehículos blindados - unos camiones blindados de ruedas “Modelo Bilbao 1932” incautados por la Legión en el parque móvil de la Comandancia de la Guardia de Asalto de Sevilla-, que, bajo el mando del Capitán de Caballería Gabriel Fuentes (5), realizan varias incursiones por las inmediaciones de las posiciones republicanas durante gran parte de la noche, pero en contra de lo que algunas fuentes manifestaron después, en ningún momento cruzó la brecha penetrando en la ciudad, pero sí consiguió mantener en vilo a los defensores de esta brecha que cada vez que los blindados se acercaban abrían fuego, sustrayéndose a un descanso muy necesario de cara a la jornada que se avecinaba. Aprovechando la oscuridad de la noche, el Capitán Sáenz Trápaga, Jefe de la 12ª Compañía, sitúa dos ametralladoras Hotchkiss en las últimas casas del barrio, dando frente a las murallas. Estas ametralladoras son colocadas en una casa sobre cuyo solar se alza actualmente una gasolinera, en el cruce de la Avda. Ricardo Carapeto y la Carretera de Sevilla. Con esto logra dos objetivos bien definidos: por un lado cubrir los dos flancos de la línea de ataque en los que había
5 - Este oficial, que posiblemente protagonizó el primer empleo de vehículos blindados de Caballería de la Guerra Civil, al acabar la Guerra retomó su pasión por el caballo en Sevilla como profesor de equitación.

pliegan en perfecto orden y tras retroceder unos metros vuelven a tomar posiciones desde donde hostigan a los legionarios que se ven obligados a luchar casa por casa. La defensa republicana estuvo dirigida por Leandro Gómez Canchales, un carpintero procedente de Andalucía que había llegado a Badajoz en los primeros días de agosto, huyendo ante el avance de la Columna Madrid a la que ahora se enfrentaba, dirigiendo perfectamente la defensa y el repliegue. Esta resistencia causó las primeras bajas en la IV Bandera, pero el abrumador número de atacantes, así como la táctica por éstos seguidas, tomando una calle paralela y atacando por la retaguardia a los grupos de defensores hicieron que éstos, ante el temor a ser cercados yo Rivillas, desde donde avanzan por el eje que forman las actuales barriadas de Antonio Domínguez, Cerro de Reyes y la urbanización Ciudad Jardín, hasta la posición en la que actualmente se encuentran la Residencia Sanitaria Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y el Hospital Materno Infantil, dando vista al Cuartel de Menacho que de manera inmediata es atacado por los regulares. La defensa que se hizo de este Cuartel fue intensa pero breve, ya que la mayoría de sus defensores estaban poco motivados y, por otro lado, tampoco tenían muchas ganas de batirse, hasta el extremo de que fue ocupado solamente por un cabo y cuatros soldados del Regulares. Al mismo tiempo la IV Bandera, con la 16ª Compañía, en vanguardia, ataca la barriada de San Roque, cuyos habitantes habían sido evacuados casi en su totalidad, pero, por el contrario, estaba fuertemente defendida por los milicianos que ocupaban casas y cruces de calles, desde donde efectuaron un violento fuego sobre los atacantes. La 16ª Compañía se despliega en orden de combate y la 1ª Sección, al mando del Teniente
64

Fernando Rodrigo Cifuentes y la 2ª Sección, al mando del Teniente Eduardo Artigas Rivero, penetran en el barrio por su eje central. Se mantiene en reserva la 3ª Sección del Teniente Francisco Canos Fenollosa. En su apoyo marcha, en retaguardia, la 1ª Sección de la 12ª Compañía de ametralladoras del Capitán Sáenz Trápaga que barre el terreno, facilitando así el avance. Esta Sección la mandaba el Teniente Canos. A la derecha de la 16ª Compañía, por las calles Serrano y Macón, marcha el II Tabor de Regulares de Tetuán nº 1, a las órdenes del Comandante Serrano; finalmente cubre la marcha la 2ª Sección de ametralladoras de la 12ª Compañía. Para completar el despliegue, cubre el ala izquierda la 10ª Compañía, reforzada por la 3ª Sección de la 12 Compañía, atacando por la actual Avenida Ricardo Carapeto. La resistencia inicial de los milicianos es muy grande y desde sus posiciones disparan contra los que avanzan, que lo hacen con grandes precauciones y tienen que utilizar bombas de mano para desalojar al enemigo. Aun así, éstos se re-

abandonaran la defensa, con lo que el empuje de los atacantes se hizo más vigoroso y pese a los esfuerzos de Leandro Gómez por reagrupar a los milicianos, la retirada pronto se convirtió en un “sálvese quien pueda” y de manera totalmente desorganizada corrieron hacia la relativa seguridad de la ciudad. En aquellas fechas se estaba construyendo el puente sobre el arroyo Rivillas que une la actual Avda. Ricardo Carapeto con Trinidad, (según otras fuentes, sólo se estaba reconstruyendo ya que durante el invierno de ese año había sido dañado por una crecida del arroyo) y por este motivo había varios montones de grava y bidones de aglomerado en la calzada. Hacia las 17.00 horas la IV Bandera y el Tabor de Regulares ocupan totalmente el barrio de San Roque y sus efectivos toman posiciones en la calle Alfonso XIII y sus inmediaciones, a resguardo del fuego enemigo. Una vez consolidadas las posiciones en esta barriada y en previsión de un ataque por la retaguardia, el Teniente Coronel Asensio ordena al

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

buena visibilidad, en prevención de un posible contraataque de los sitiados, y por otro, mantener un fuego de posición que unidos a los de los blindados del Capitán Fuentes desmoraliza a los defensores. En el Cuartel de Menacho la situación era parecida, produciéndose intensos tiroteos entre esta posición y el Cuartel de la Bomba, construido en el interior del baluarte de San Juan situado a unos doscientos metros, defendido por el primer Batallón del Regimiento de Infantería Castilla nº 3 a las órdenes del Coronel José Cantero Ortega. Gran parte de la oficialidad y clases de este Regimiento simpatizaban con los sublevados y por ese motivo la resistencia del cuartel de Menacho no fue muy enérgica. Este estado de ánimos era similar en el Cuartel de la Bomba, pero la presencia allí del Coronel Cantero, que siempre estuvo junto a sus hombres, mientras que los demás mandos se alojaban en Capitanía General con el pretexto de “reunirse para estudiar la situación”, situado como sabemos a bastante distancia de donde se estaban produciendo las acciones, mantuvo alta la moral de sus subordinados, pero aun así se dieron casos de deserciones. Esa misma noche del 13 al 14, se intensificó la fuga de ciudadanos que aún permanecían en la ciudad, ya que un gran número de ellos, entre los que se podía contar familias enteras, había huido en los días previos, cuando se produjeron los primeros ataques aéreos y acampaban por los campos de los alrededores. Por este motivo se pudo ver como, en solitario o en pequeños grupos, estos ciudadanos amparándose en las sombras de la noche, se dirigían hacia las murallas comprendidas entre los baluartes de Santiago, San José y San Vicente, desde donde saltaban al exterior o salían por las poternas del Matadero y de San Vicente y aprovechando el escaso caudal
6 - AGMA. Documentación perteneciente al Cuartel General del Generalísimo. Legajo 344.

del Guadiana abandonaban la ciudad, huyendo muchos de ellos, para su desgracia en bastantes casos, a Portugal. La causa de salir de la ciudad por ese sector venía dada porque lógicamente era el lugar más alejado de las zonas de fuego y, además, más cercano a la frontera, aparte de que la puerta de Palmas estaba vigilada por un piquete de milicianos que tenían órdenes precisas de evitar fugas. En estas condiciones, con la ciudad asediada y sus defensores prestos a defenderla, transcurrió la noche del 13 al 14 de agosto de 1936. El último telegrama que el Teniente Coronel Yagüe dirige a Franco es para indicarle las condiciones de defensas de Badajoz y darle novedades sobre ataque de la Aviación republicana a su Columna:
13/08/36. 21.25 HORAS “El Teniente Coronel Yagüe a General Franco. Mucho enemigo, flojo pero bien situado en formidables posiciones. Estoy a cien metros muralla. Intentaré entrar esta noche. Mañana amanecer necesito, hasta entrar en plaza, cooperación constante Aviación tirando sobre objetivos que indique Artillería con sus fuegos. Aviación atacó columna. Esto puede evitarse teniendo sobre nosotros un trimotor al que temen. Esto es muy necesario por razones que hoy menciono (6) .”

LA ENtRADA DE LoS NAcioNALES Asalto al cuartel de la bomba. Castejón entra en la ciudad- viernes 14 de agosto de 1936 El amanecer del viernes día 14 de agosto sorprendió a una ciudad en la que los trinos de los gorriones habían sido sustituidos por el seco crepitar de las armas. Una vez más las vetustas murallas de la Alcazába árabe y las gloriosas murallas abaluartadas sentían en sus piedras el impacto de la metralla. De nuevo un ejército pretendía entrar en sus calles y desde dentro, las milicias ciudadanas se aprestaban para la defensa. Atrás quedaban los recuerdos del asedio portugués de 1658, el in-

tenso cañoneo de las tropas de la Gran Alianza en 1705 o los sitios de la Guerra de la Independencia, con su culminación en el ataque inglés en abril de 1812 en el que los ciudadanos de Badajoz recibieron a los “libertadores” con los brazos abiertos y éstos lo agradecieron con las puntas de sus bayonetas. Hasta ahora siempre habían sido fuerzas extranjeras las que atacaron y los pacenses lucharon y murieron por su independencia y libertad, pero esta vez luchaba hermano contra hermano, padre contra hijo y vecino contra vecino. Personas que habían pasado juntas las mismas calamidades y compartido las mismas alegrías y desgracias se disponían a degollarse mutuamen-

Como dato curioso hay que decir que el Santo y Seña de los defensores de la ciudad para esa noche fue U.H.P. y PETRONIO.
► Plano en el que aparecen representados, sobre un plano de Badajoz, la situación y nombre de cada Fuerza y Baluarte. Las principales acciones de estos días tuvieron lugar en la zona inferior de la imagen, entre el Baluarte de Trinidad y la Alcazaba, dejándose los puentes como salida natural a las tropas y milicianos que defendían Badajoz, de forma que pudiesen emprender la huída a Badajoz, en cuyo camino serían sorprendidos. La imagen ha sido obtenido del Blog “Sigue las huellas de Badajoz”.

65

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

◄ Este es el estado de la Alcazaba a día de hoy. Fotografía tomada de Internet. Enlace no disponible.

14/08/36. 06.30 HORAS “Teniente Coronel Yagüe a Jefe de Aviación. Con valor temerario Junker nuestro está volando sobre los tejados de Badajoz elevando enormemente espíritu de columna, ya muy elevado. Bravos aviadores españoles no os expongáis tanto, hay que reservar vidas y aparatos (7)”.

con el apoyo de la Aviación:
14/08/36. 04.30 HORAS “Teniente Coronel Yagüe a General Franco. Ruego me diga con cuántos aparatos contaré y cuántas horas. Es más interesante permanecer constantemente en aire que bombardear y esto hágase en colaboración nuestra Artillería”.

Hacia las ocho de la mañana llegan las tres escuadrillas de aviones nacionales, asignadas a Yagüe. En oleadas sucesivas realizan pasadas en las que bombardean diversos sectores de la ciudad, haciendo hincapié en el Cuartel de la Bomba, la Plaza de Toros y en la Alcazába donde resultaría muy dañado el Palacio de los Duques de Feria. Yagüe, que con la llegada del alba, había podido observar personalmente las características de las defensas de Badajoz, solicita que los aviones centren sus bombardeos en puntos muy específicos de las murallas:
14/08/36. 08.25 HORAS “Teniente Coronel Yagüe a General Franco. Necesito potente acción de Aviación en la brecha este, en la brecha sur, cuartel que está al lado de esta brecha y murallas próximas a estas brechas (8)”.

A las cinco y media de la madrugada del día 14, las piezas del Capitán Luís Alarcón de Lastra situadas, como hemos dicho, en Cerro Gordo, abrieron fuego contra la ciudad. Este fuego artillero cesó pronto y se concentró, sobre todo, en la Plaza de Toros e inmediaciones, donde ya sabemos, había una gran concentración de milicianos y vehículos. Yagüe comunica, mediante otro telegrama, el segundo que emite en la madrugada del día 14, que inicia el ataque a Badajoz y de nuevo vuelve a solicitar apoyo aéreo:
14/08/36. 05.35 HORAS

te en una guerra que ensangrentó nuestro país casi tres años. Guerra cruel e incomprensible, en la que en ambas trincheras se hablaba el mismo idioma y desde las que en muchas ocasiones se lanzaban al ataque al grito de: “¡Viva Franco, Viva España! o ¡Viva la República, Viva España! y soldados de los dos ejércitos murieron con el bendito nombre de España en sus labios. Aquel día 14 de agosto, Badajoz parecía presagiar estos acontecimientos y la sombra del miedo y la muerte gravitaba sobre sus calles. El cálido amanecer veraniego, típico de la ciudad, con sus olores característicos de geranios y claveles en los balcones de calles pavimentadas de adoquines o cantos rodados del río, que los vecinos acostumbraban a regar cada mañana para
66

tratar de mitigar las calurosas horas que se avecinaban, se trocó en el acre olor de la pólvora y los claros regatos de agua se convertirían en pegajosos y rojizos ríos de sangre, sangre derramada por españoles que en la mayoría de los casos iban a morir sin saber por qué. La ciudad no duerme, está rodeada de soldados que tienen que asaltar sus murallas y sus defensores se mantienen a la expectativa. El tiroteo aumenta o disminuye según el nerviosismo de unos y otros. El Teniente Coronel Yagüe analizó la situación para el asalto de la plaza, y guardó todas las precauciones posibles, sabedor que es la posición más difícil de cuantas sus hombres han tomado hasta ahora. Antes de iniciar el ataque decisivo vuelve a preguntar a Franco si contará Las diversas peticiones de apoyo aéreo solicitadas por el Teniente Coronel Yagüe surten efecto y, sobre las seis de la mañana, cuando aún no se habían apagado los ecos de los disparos de la artillería, hace aparición en los cielo de la ciudad un Junkers Ju-52, que vuela tan temerariamente bajo que causa asombro incluso en Yagüe, hombre poco dado a halagos. El modo tan suicida en que vuela el avión hace que Yagüe, sin poder ocultar su admiración, emita otro telegrama al Jefe de la Aviación en Sevilla:
“Teniente Coronel Yagüe a General Franco. En este momento empiezo combate sobre Badajoz. Ruégole cooperación Aviación.”.

Es decir, sobre la brecha de Trinidad (brecha Este), sobre la de la Avenida de Huelva (brecha Sur) y Cuartel de la Bomba y aledaños. Para no errar el tiro y evitar causar daños innecesarios, los aviones vuelan a muy baja altura, de tal manera que el Capitán Francisco Díaz-Trechuelo y Benjumea es alcanzado por un disparo de fusil
7 - AGMA. Caja nº 1295. Armario 18. Legajo 35. Carpeta 17. Folio 36. 8 - AGMA. Documentación perteneciente al Cuartel General del Generalísimo. Legajo 344. | Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

► Puerta del Pilar de Badajoz. Imagen de Internet.

realizado desde tierra. El copiloto, Brigada de Complemento Álvaro Fernández Matamoros-Scott se hace con los mandos del aparato y regresa a Sevilla, pero el Capitán Trechuelo murió durante el vuelo de regreso (9). Poco después, aproximadamente a las 10.00 horas, toman el relevo tres aviones italianos Savoia SM-81, a los que se unen dos Breguet XIX que habían despegado del aeródromo de Elvas (10) y ametrallan las posiciones republicanas. Las órdenes de Yagüe para la operación contemplaron las siguientes misiones para sus unidades: • El II Tabor de Regulares de Tetuán nº 1 dejaría sus posiciones, en el barrio de San Roque y desplazándose en paralelo a las murallas de la Alcazaba, entrarían en la ciudad por puerta de Carros. Desde este punto tomarían “el Castillo” y bajarían hacia Trinidad. • El II Tabor de Regulares de Ceuta nº 3 atacaría el Cuartel de la Bomba con la V Bandera en reserva que desde sus posiciones cubrirían el ataque. Una vez que este Cuartel fuera tomado, las fuerzas deberían penetrar en la ciudad y establecer una línea de ataque que a través de la Ronda del Pilar llegaría hasta la Plaza de Toros, donde harían contacto con la IV Bandera y desde aquí, entrando por el entramado de calles del sector (Arco Agüero, Madre de Dios, Ramón Albarrán, Zurbarán, Pedro de Valdivia y Obispo San Juan de Ribera) avanzarían hacia el centro de la ciudad • Una vez que estas fuerzas entraran en la ciudad, la IV Bandera, con la 16ª Cía. en
67

vanguardia, atacaría frontalmente la brecha de Trinidad, donde en teoría, sus defensores, al tener noticias de la entrada de las tropas por otros sectores, no deberían ofrecer gran resistencia. Cubriría esta carga la 12ª Cía. de Ametralladoras, manteniéndose en reserva la 10ª y 11ª Cías. Una vez conseguida la entrada, esta Bandera se dividiría en dos líneas de penetración Una de estas líneas seguiría el eje de las calles de las Peñas (Concepción Arenal) y Castillo hasta establecer contacto con los Regulares de Tetuán nº 1 en las inmediaciones de la plaza Alta y la otra sería por la Ronda del Pilar hasta contactar con la V Bandera en la Plaza de Toros. Una vez completado este

anillo, todas las tropas avanzarían hacia la plaza de España, donde se reunirían (11). Para poner en práctica este plan, a las 10.30 horas de aquel fatídico viernes 14 de agosto de 1936 se inicia el ataque a Badajoz. El II Tabor de Regulares de Ceuta nº 3, protegido por el fuego de V Bandera, intenta penetrar por puerta Pilar y la brecha de la Avda. de Huelva, situadas ambas entradas en los dos flancos del baluarte de San Juan, desde donde se les somete a un intenso fuego que corta el primer intento de los marroquíes viéndose obligados a retroceder. Por su parte, los Regulares de Tetuán nº 1 salen del barrio de San Roque por la actual calle

Fuencarral y por pelotones cruzan a la carrera el llano de la antigua plaza de armas del Revellín, terreno despejado y perfectamente enfilado desde los baluartes de San Pedro y San Antonio, así como desde la torre de Espantaperros, donde
9 - El funeral se celebró el día 15 en Sevilla al que asistieron, entre otros, Franco, Millán- Astray y Kindelán. Franco le impuso, a título póstumo, la Medalla Militar Individual y la delegación alemana la Cruz del Águila Alemana. 10 - El Gobierno portugués permitió la utilización del aeródromo de Elvas para bombardear Badajoz, según los partes de operaciones que se encuentran en el Archivo Histórico del Ejército del Aire en Villaviciosa de Odón. 11 - Esta maniobra de cerco en el interior de la ciudad dejaba abierto el sector oeste, cuya salida principal la constituían puerta de Palmas y el puente del mismo nombre.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

estaba situada una ametralladora. El cruce de este terreno era lo más peligroso de la operación ya que una vez que consiguieran llegar a la hondonada del arroyo Rivillas, en el punto donde hoy hay una gasolinera, se podían proteger del fuego en esta hondonada y por el talud de la actual carretera de Circunvalación. De manera paulatina las compañías que formaban el Tabor fueron cruzando este tramo, sufriendo algunas bajas debidas, sobre todo, al fuego de la ametralladora situada en la torre de la Atalaya (Espantaperros), que tenía un perfecto campo de tiro sobre ese lugar. Hacia las 10.45 horas hicieron aparición tres aviones republicanos que habían despegado de la base de Getafe (Madrid), dejando caer algunas bombas sobre los Regulares, causando nuevas bajas. También fue atacado el Puesto de Mando de Yagüe que estuvo a punto de ser alcanzado, pero ante el temor a los trimotores nacionales que podían aparecer en cualquier momento, se retiraron rápidamente, dejando a los defensores de Badajoz sin un apoyo muy importante. Una vez que la mayoría de los efectivos del Tabor estuvieron a relativa seguridad en la hondonada, el Comandante Serrano ordena avanzar aguas abajo del cauce del Rivillas hasta su desembocadura en el Guadiana. En previsión de esta maniobra la Aviación nacional había despejado de defensores, como hemos visto, la Alcazába a lo que se añadía la protección del flanco derecho desde el Fuerte de San Cristóbal cuya guarnición, al mando del Capitán López Diéguez, estaba de antemano de parte de los sublevados. No obstante, algunos milicianos ocuparon posiciones en el adarve de la muralla almohade y desde allí batieron la estrecha franja de terreno por la que se desplazaban los regulares, retrasando considerablemente su marcha ya que no alcanzaron puerta de Carros hasta las 15.30 horas, en la que fue asaltada por la 2ª Sección de
68

la 6ª Compañía del Tabor, al mando del Teniente Espinosa. Este retraso en las previsiones de ataque, junto a un tremendo error de apreciación por parte del Teniente Coronel Yagüe, al que enseguida nos referiremos, tuvo enormes repercusiones para el destino de la desdichada ciudad. Los Regulares que intentaban entrar por puerta Pilar se vieron detenidos por los milicianos que defendían el Cuartel de la Bomba, obligándoles a retroceder hasta Menacho. Pero rápidamente volvieron a la carga, cruzando la explanada que separaba ambos cuarteles con gran desprecio a la muerte, y de nuevo fueron detenidos por el imponente fuego de los milicianos, pero esta vez los Regulares lograron instalar dos ametralladoras aprovechando la cuneta de la llamada “Ronda Exterior” que cruzaba entre ambas posiciones, (aproximadamente por donde hoy discurre la Avda. de Pardaleras, Enrique Segura Otaño y Santa Marina), y con ellas batieron las posiciones republicanas en el baluarte de San Juan, logrando que disminuya la intensidad del fuego de éstos. Esta circunstancia fue aprovechada por el Comandante Castejón que ordenó atacar a los legionarios de la V Bandera que hasta ahora se habían mantenido en reserva. La primera Compañía que avanzó fue la 18 a las órdenes del Teniente Francisco de Miguel Clemente. Éste, en vez de intentar entrar por puerta Pilar, ataca directamente al baluarte de San Juan aprovechando una rampa habilitada con anterioridad para facilitar la comunicación entre este Cuartel y el de Menacho que prácticamente llegaba hasta la parte superior del baluarte. Los legionarios, a los que se unieron los Regulares que habían quedado bloqueados en mitad del camino, se lanzan con gran valor contra la rampa y aunque tuvieron algunas bajas consi► Plaza de San Francisco y Parque de Ingenieros, en Badajoz. La imagen, publicada por el diario “Hoy”, Se tomó en 1905 y ha sido obtenida a través de Internet.

guen subir por ella, siendo el primero en hacerlo el Teniente de Miguel. Detrás de él llegan sus hombres, que a la bayoneta logran conquistar la posición. Por esta acción el Teniente de Miguel fue condecorado con la Cruz Laureada de San Fernando. Inmediatamente detrás del Teniente de Miguel llegó el resto de la V Bandera que logra entrar en Badajoz. Eran las 11.45 horas del viernes 14 de agosto de 1936. En aquella época las comunicaciones entre las distintas unidades y el Mando se llevaban a cabo mediante enlaces, es decir, soldados, o incluso oficiales, que llevaban mensajes y órdenes de una posición a otra ya que los sistemas de comunicaciones quedaban generalmente en el lugar donde se establecía el Puesto de Mando y las unidades que intervenían en la acción, lo hacían sin equipos móviles de transmisiones. El Comandante Castejón tenía la obligación de comunicar a su superior la novedad, diciéndole que había entrado en Badajoz y lógicamente tuvo que proceder a ello. La única manera de llevar este parte al Puesto de Mando del Teniente Coronel Yagüe que estaba instalado en las afueras de la barriada de San Roque era a través de un enlace y sin embargo, este mensajero según parece jamás llegó a su destino y, además, no consta

que Yagüe recibiera ningún comunicado del Jefe de la V Bandera. Esta ignorancia del Teniente Coronel Yagüe sobre la marcha de las operaciones marcó el destino de cientos de desgraciados porque uno de los principales motivos de las primeras matanzas de civiles vino dada como venganza por la masacre de la 16ª Cía. ya que si Yagüe hubiera tenido conocimiento de la entrada de Castejón en la ciudad, la carga de esta Compañía no se hubiera producido, al menos en las condiciones en las que se realizó. Por su parte, Castejón, ignorante de que su mensaje no había llegado a su destino, cumplió las órdenes que había recibido con anterioridad, esto es, desplegar sus fuerzas hasta la Plaza de Toros, fuertemente defendida y desde aquí avanzar hacia el centro de la ciudad. Ni se le pasó por la cabeza continuar hasta puerta Trinidad, pudiendo así sorprender por la retaguardia al enemigo. Además, en la calle Pedro de Valdivia encontró gran resistencia por parte de los milicianos que poco antes habían sido desalojados del Cuartel de la Bomba, y que por último tomaron posiciones en el interior del teatro López de Ayala, desde donde continuaron con su tenaz resistencia impidiendo la progresión de los atacantes hacia la Plaza de España.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

EL ASALto A LA bREchA DE LA tRiNiDAD Viernes 14 de agosto de 1936. 14.30 horas Aunque por las causas que fueran, el Teniente Coronel Yagüe no sabía muy bien qué estaba ocurriendo, la realidad es que por un lado, oía perfectamente el intenso tiroteo que se estaba produciendo en distintos sectores de la ciudad y por el otro, no acababa de recibir información de cómo se estaba desarrollando la acción. Sus planes eran tomar la ciudad durante la mañana, sin embargo, el cerco se estaba prolongando más de lo debido y era consciente que sus hombres ocupaban una posición muy delicada, situados en terreno despejado fuera de la ciudad. A esto hay que añadir que ya tenía noticias de la intentona republicana por recuperar Mérida y temía que en cualquier momento se presentaran refuerzos procedentes de los pueblos de los alrededores que atacaran a sus fuerzas, ya de por sí muy fatigadas. Si este ataque se producía, no era descabellado pensar que desde la ciudad se realizara una salida que cogiera a sus fuerzas entre dos fuegos, lo que podría haber supuesto su aniquilamiento. Acuciado por las prisas y con la intención de conseguir entrar cuanto antes en la ciudad (ignoraba que Castejón ya lo había hecho), Yagüe ordenó al Teniente Coronel Asensio que atacase con la IV Bandera de la Legión que, como sabemos, se mantenía en reserva en San Roque. Éste transmitió las órdenes al Comandante Vierna, el cual es consciente de lo que estas órdenes suponían ya que se trataba de un ataque frontal, con el enemigo bien parapetado y la única entrada posible era una brecha de 12 metros bloqueada por una barricada de sacos terreros y gran número de defensores. A esto había que añadir que en los dos bastiones que flanqueaban esta brecha estaban situadas sendas ametralladoras manejadas, no por milicianos inexpertos en el uso de estas armas, sino por soldados de la Compañía de
69

Ametralladoras del Regimiento de Infantería Castilla nº 3, perfectamente adiestrados. Además, en esta posición se encontraban gran número de Carabineros, todos ellos profesionales preparados y disciplinados y, por si esto fuera poco, el terreno por el que tenían que desplazarse también estaba batido por la ametralladora situada en la torre de Espantaperros. Sin embargo, la orden era tajante y no había más remedio que cumplirla. Encargó la misión de actuar como punta de lanza a la 16ª Compañía del Capitán Rafael González Pérez-Caballero que también sabía perfectamente lo que le esperaba ya que durante toda la mañana no había dejado de observar la brecha y sus inmediaciones. Por otra parte, la mayor parte de los efectivos de su Compañía aún no habían visto el terreno por el que tendrían que atacar porque, como se sabe, en la conquista de San Roque esta Compañía había avanzado por el centro de la barriada y después fueron enviados a Lobón, regresando cuando estaba oscureciendo. El Capitán Pérez-Caballero ordenó al Teniente Rodrigo Cifuentes, Jefe de la 1ª Sección que atacase en primer lugar. Las órdenes son muy precisas: “¡Por pelotones y sin recoger heridos. Hay que entrar en Badajoz!”. A las 14.00 horas del día 14 de agosto de 1936, el corneta en 5º año Antonio Alguacil Espinar lanza a la calurosa tarde de agosto las vibrantes notas de “¡¡legionarios a luchar, legionarios a morir!!”. Es la señal de iniciar el ataque; ha llegado el momento del sacrificio supremo, la hora de morir. Todo el mundo teme y rehuye a la muerte, la Legión no sólo no la teme sino que la busca con valor. El Teniente Cifuentes y su Sección se lanzan a la carga por el puente del Rivillas, frente
▲ Dos vistas de la zona de la Puerta de la Trinidad en su estado actual. Fue uno de los puntos críticos del asalto, que costó numerosas bajas a los legionarios debido a su estrechez. La cruz que se ve en la imagen superior conmemora aquel hecho de armas. Imagen: Alberto Velasco Gil.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

◄ Vista de la calle Doblados en la actualidad. A lo largo de esta, una vez pasada la muralla avanzaron los legionarios hacia el centro y la Plaza de España en lo que fueron los momentos más duros del combate, puesto que los defensores estaban bien apostados, la calle es estrecha y en pendiente y aun no se había desmoronado la defensa. Autor: Alberto Velasco Gil.

ven estas escenas mientras apretaban los dientes con rabia y agarran con fuerza sus armas, esperando impacientes la señal de atacar. El Comandante Vierna ordena al Capitán Fuentes que con su vehículo blindado, se desplace por la derecha de la posición y ataque por la antigua carretera de acceso a la ciudad (la que cruza el actual parque de la Legión, entrando en la ciudad a través de puerta Trinidad, en el flanco del baluarte) con la misión de distraer a los defensores que, en efecto, al ver aparecer la tanqueta inician un intenso tiroteo sobre ella. El fragor de la batalla es atronador. Los disparos forman una cacofonía terrible y sobre ellos se perciben claramente los secos estampidos de las bombas de mano que desde las murallas lanzan contra la tanqueta, logrando inmovilizarla. El Capitán Fuentes resulta herido, pero los dos hombres de la tripulación (conductor y ametrallador) logran sacarle y bajo un intenso fuego consiguen milagrosamente alcanzar el Revellín desde donde es evacuado el oficial. Aprovechando la intervención del blindado, el Capitán Pérez-Caballero se pone personalmente al mando de la 2ª y 3ª Sección y gritando: ¡A mí la Legión! se lanza al ataque. Tras él se precipitan sus hombres, atendiendo a la llamada a la que “con razón o sin ella” un día juraron responder. Esta vez Pérez-Caballero no carga directamente sobre el puente sino que se desplaza hacia la izquierda, subiendo por el inicio de la carretera de Sevilla, por la que avanza unos treinta metros antes de bajar hacia el Rivillas. Con este movimiento consigue desenfilarse de la línea de tiro de la brecha y al situarse frente al vértice de unión de las dos caras del baluarte obliga a los defensores a realizar un fuego oblicuo que en cierto modo les deja desprotegidos frente a los disparos de las ametralladoras de la 12ª Cía. Sin embargo, la ametralladora de Espantaperros, cuyos servidores ya tenían tomada la distancia, barre la carretera y sobre la 16ª Cía. cae
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

En esta ocasión la ametralladora de Espantaperros, inexpertamente manejada por milicianos, no causa estragos significativos y aunque disparan largas ráfagas, señal de esa inexperiencia, las balas pasan altas o, por el contrario, se quedan cortas sin alcanzar su objetivo. El Subteniente Francisco Gallego Cantón, que marcha junto a su Jefe en la cabeza del la Sección, es alcanzado y rueda por el suelo gravemente herido. Detrás de ellos los soldados van siendo alcanzados y caen muertos o heridos. Cerca de Cifuentes estalla una bomba de mano que le deja inconsciente. Queda al mando el Sargento José Rodríguez Álvarez que anima sus hombres, los cuales avanzan entre una densa cortina de mismo a la brecha, desde la que llegan gritos de: “¡alerta ya vienen!”, emitidos por los defensores que aprestan sus armas. La única protección la ofrecían los montones de grava. La Sección marcha en “guerrilla”, avanzando los hombres escalonadamente, buscando cualquier protección y no saliendo uno hasta que el otro no está a cubierto para protegerse mutuamente, logrando tomar el puente. Encabezando el ataque avanzan los dos pequeños vehículos blindados del Capitán Fuentes, pero su eficacia es muy limitada, ya que su blindaje es muy escaso y las balas de las ametralladoras y fusiles de los defensores las traspasan y penetran en el interior de los vehículos. De este modo pronto quedaron neutralizados al final del puente. Pero lo peor está por llegar, porque desde el final del puente hasta la brecha hay 100 m. de terreno llano, sin protección y totalmente expuesto al fuego del enemigo. Desde la brecha y las murallas llegan los primeros disparos, aunque no de manera
70

muy intensa, ya que la consigna era dejar que se acercaran. Soldados y carabineros cumplen estas órdenes, no así los milicianos, aunque sus disparos no causan bajas. Los servidores de la ametralladora de la torre de Espantaperros, alertados por estos primeros disparos hacen fuego a su vez, pero sus ráfagas no son muy precisas, sin embargo, Cifuentes se da cuenta de que enseguida tomarán puntería cogiendo a sus hombres de flanco. Retroceder no es posible, el Credo legionario es ¡Luchar hasta vencer o morir!, por esto es el primero en ponerse en pie dando la orden de atacar. Sus hombres se lanzan tras él y comienzan a morir. Desde las murallas y la misma brecha se desata una tormenta de fuego que levanta un muro infranqueable contra el que se estrella la 1ª Sección. Las ametralladoras del baluarte disparan ráfagas cortas y precisas que siegan vidas y el fuego a discreción de carabineros y milicianos barre el terreno.

proyectiles con gran desprecio a la muerte. Cincuenta metros separan a los legionarios de la brecha, cincuenta metros imposibles de superar. Los pocos supervivientes echan cuerpo a tierra y arrastrándose siguen avanzando hacia los brazos de la muerte, a la que ellos llaman novia. A ninguno se le pasa por la cabeza retirarse, la brecha está al frente y es allí a donde tienen que llegar. Se cubren tras los cadáveres de sus camaradas, pero las bombas de mano y los disparos efectuados desde la parte superior de las murallas, a los que ofrecen un gran blanco, van acabando con ellos. La 1ª Sección es prácticamente aniquilada, quedando en el trayecto, muertos o heridos, la mayor parte de sus integrantes. El Capitán Pérez-Caballero ve como los pocos soldados que quedan de la Sección son cazados como conejos y hasta él llegan las risas e insultos de los milicianos mientras van matando uno a uno a los legionarios. El resto de su Compañía, dispuestos para el ataque detrás de él, también

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

un fuego mortal que diezma las filas legionarias. Al mismo tiempo, desde la muralla entran en acción las máquinas del Regimiento de Infantería Castilla nº 3 que causan estragos entre los atacantes. El Capitán Pérez-Caballero es alcanzado en una pierna, pero la herida no reviste importancia y continúa corriendo hacia la hondonada del Rivillas. Poco a poco los hombres van llegando a la margen del Rivillas donde cuerpo a tierra se reagrupan. El Capitán mira a su alrededor y ve que le quedan menos de la mitad de sus efectivos, muchos de ellos heridos. La ametralladora de Espantaperros ha enmudecido. Pérez-Caballero ignora que los Regulares de Tetuán están atacando el Convento de las Adoratrices en el que un pequeño grupo de milicianos se ha hecho fuerte, y sus servidores han huido ante la proximidad del enemigo. Desde la hondonada del cauce del Rivillas quedaba un difícil paso ya que la muralla estaba muy cerca e infranqueable. La única solución era llegar cuanto antes a la brecha y asaltarla. Para proteger esta nueva fase del ataque los legionarios lanzan bombas de mano que aunque no causaron bajas a los defensores crearon una cortina de humo, aunque no muy espesa, que es aprovechada por los atacantes para irse acercando a esta brecha. La maniobra se desarrolla en perfecto y disciplinado orden, los soldados avanzan por escuadras, cubriéndose unas a otras, pero el fuego republicano es incesante y atraviesa la cortina de humo y prácticamente a bocajarro baten el terreno. Pérez-Caballero recibe otra nueva herida en la mano izquierda y cerca de él sus hombres siguen muriendo. Los pocos legionarios que aún pueden conti► Vista de Badajoz desde Cerro Gordo, el lugar en el que se situó la artillería que bombardeba la ciudad para debilitar las defensas y cubrir el avance de las tropas nacionales. Autor: Alberto Velasco Gil.

nuar avanzando marchan tras su Capitán. A su alrededor la metralla silba en el aire y la cadencia de los disparos es aterradora. Las ametralladoras del baluarte continúan su canción de muerte y los legionarios siguen cayendo. Poco a poco logran acercarse a la brecha, donde sacos terreros y montones de adoquines forman una gran barricada, tras de la cual se parapetan los defensores. Cuando están cerca de ella, aunque muy expuestos a los disparos que desde allí se les hace, los legionarios lanzan bombas de mano que al explotar entre los milicianos causan bastantes bajas y siembran el pánico. Este desconcierto es aprovechado por el Capitán PérezCaballero para ordenar el asalto definitivo. Al grito de “Viva la muerte” se lanza contra la barricada seguido por los pocos hombres que le quedan en pie, los cuales, a la bayoneta, irrumpen a través de la brecha y sus gritos de guerra

se imponen al ruido de los disparos. En el momento del asalto, el Capitán recibe una tercera herida en el brazo, pero sabe que debe seguir a la cabeza de sus hombres para que el ataque tenga éxito y sigue corriendo. Al llegar a la barricada es abatido de un balazo en la cabeza el Jefe de la 2ª Sección, Teniente Eduardo Artigas Rivero. Ante esta muestra de arrojo y desprecio a la muerte, los milicianos se retiran de sus posiciones, abandonando sus armas muchos de ellos. Unos pocos intentan resistir, pero caen bajo las bayonetas legionarias. Otros levantan los brazos, intentando, inútilmente salvar sus vidas, pero no se hacen prisioneros, ni tampoco hay tiempo, ya que el terreno aún sigue siendo peligroso porque desde los bastiones laterales carabineros y soldados continúan disparando. Los milicianos emprendieron la huida por las calles Trinidad y Doblados siendo alcanzados por

los legionarios que disparaban sobre ellos causando gran mortandad, especialmente en la calle Trinidad. Bastantes de ellos se refugiaron en la Casa del Pueblo, en la calle Doblados, aunque no tuvieron mejor suerte ya que cuando el resto de la Bandera entró en la ciudad fueron desalojados con bombas de mano y asesinados a medida que iban saliendo. La entrada de la 16ª Cía. de la IV Bandera del II Tercio de la Legión en Badajoz se produjo hacia las 14.30 horas. Junto al Capitán Pérez-Caballero superaron la brecha 17 hombres. Una vez superada la barricada, estos 17 hombres continúan el avance hacia la plaza de San Andrés, dejando su camino lleno de cadáveres de milicianos que se retiraban precipitadamente. Cuando los sobrevivientes de la 16ª Compañía logran superar la brecha el Comandante Vierna ordena avanzar a la Plana Mayor de la 16 Cía. reforzada por la 10ª Cía. con la misión de desalojar de defensores las murallas, los cuales aún ocasionan varias bajas, pero la suerte ya está echada y nada puede detener a los legionarios que irrumpen a través de la conquistada brecha y se despliegan, siguiendo las órdenes de Yagüe, hacia la Plaza de Toros y la Alcazába, donde aún tuvieron que vencer algunos puntos defensivos, haciendo prisioneros a gran número de carabineros y milicianos que a esas alturas estaban totalmente rodeados, sin posibilidad de huir. Poco después entran la 11ª y 12ª compañías, algunos de cuyos efectivos suben las laderas de la Alcazába e irrumpen en ella por la puerta del Alpéndiz, que por aquel entonces se encontraba semienterrada y era de difícil acceso, donde enlazan con los Regulares y cierran el cerco por ese sector. A pesar de que la ciudad prácticamente ya estaba en manos de los rebeldes, algunos milicianos continuaron con una valerosa y desesperada defensa, hasta el punto que, una vez que la 16ª Compañía atravesó la brecha y continuó su avance hacia el centro urbano, la brecha continuó
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

71

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

siendo defendida encarnizadamente por carabineros y milicianos; tal es así que cuando, hacia las 17 horas avanza el resto de la Bandera, el Capitán de la 11ª Compañía, Enrique Feliú Cardona es herido en ambas piernas de tal gravedad que se hizo urgente su traslado a Mérida y desde allí a Sevilla. Mientras, los legionarios de la 16ª Cía. arden en deseos de venganza. Han visto morir a muchos camaradas y ellos mismos han corrido gran peligro, pero ahora la victoria está de su parte, aunque aún no había acabado todo y el peligro acecha detrás de cada esquina. Poco a poco van subiendo hacia la plaza de San Andrés, avanzando con precaución por la estrecha calle Trinidad en previsión de tiradores situados en los tejados. Sus zapatillas se pegan al suelo, donde la sangre de sus víctimas forma un rojizo arroyo que se desliza calle abajo. Algunos milicianos heridos tratan de protegerse en las casas, pero son rematados sobre el terreno. Al desembocar en San Andrés son recibidos por un fuerte tiroteo procedente de la calle Tardío, en la que algunos defensores se han protegido. A consecuencia de estos disparos muere un legionario y otros dos resultaron heridos, no pudiendo continuar. Esta resistencia dura poco tiempo y los milicianos, ante el temor a quedar aislados, abandonan sus armas y se dispersan por distintas direcciones. Desde esta plaza Pérez-Caballero observa cómo en la torre de la Catedral alguien está disparando con una ametralladora contra objetivos que él no puede ver. Deduce que estos objetivos son las avanzadillas de la V Bandera o las del Tabor de Tetuán nº 1, así que apresura la marcha y lo hace por la calle Calatrava (López Prudencio), fuera del alcance de la ametralladora, pero debe hacerlo con precaución ya que desde cualquier esquina pueden ser sorprendidos. Poco a poco los sobrevivientes del asalto a Trinidad se aproximan a la plaza de España.
72

Una vez allí, desde la esquina de la calle Calatrava con plaza de España, el Capitán PérezCaballero comprueba que no se había equivocado ya que desde las distintas calles que desembocan en la plaza, van llegando cada vez más soldados que se protegen del fuego que desde la torre de la Catedral se les hace. En vista de esto comisiona a su enlace para llevar un mensaje al Puesto de Mando de Yagüe en el que le notifica que ha entrado en Badajoz. Badajoz había caído en manos de los nacionales, eran aproximadamente las 16.30-16.45 horas del día 14 de agosto de 1936. Este mismo día 14 de agosto, el General Franco transmite un mensaje a los jefes de los distintos departamentos militares dándoles cuenta de la toma de la ciudad:
“Hoy se ocupó Badajoz entrando fuerzas fuerte reducto de la plaza a las trece horas treinta minutos arrollando enemigo que sufrió numerosas bajas y muchos prisioneros entre ellos Teniente Coronel de Carabineros que dirigía la defensa y Comandante que le secundaba. Columnas Asensio y Castejón al mando Yagüe llevaron peso operación apoyadas eficazmente gloriosa Aviación. Durante operación enemigo atacó Mérida para evitar ataque Badajoz. Tropas Mérida al mando Tella pusieron huida al enemigo con grandes bajas y prisioneros. Avión enemigo fue derribado por fuego ametralladoras en Mérida. Columna Varela ocupó Estación
► Vista actual de la Torre de Espantaperros, notablemente restaurada respecto a la imagen de portada de este artículo, tomada en los años 30. Autor: Alberto Velasco Gil.

Bobadilla (12)”.

las de su mando, resultan invencibles, por lo cual espero que seguirán triunfando siempre, cualquiera que sean los obstáculos que el enemigo trate de oponerles. Combatiendo como ayer y hoy, es segura la salvación de España. Transmítase: De O. De S.E. EL CORONEL JEFE DE ESTADO MAYOR

La caída de Badajoz en manos de los nacionales supuso para éstos una gran victoria tanto a nivel militar como propagandístico. También ese mismo día 14 de agosto Franco felicita al Teniente Coronel Yagüe en los siguientes términos (13):
SEVILLA 14 DE AGOSTO General Franco a Tte. Coronel Yagüe. Badajoz Con la mayor efusión le felicito, como asimismo a todas las fuerzas a sus órdenes, por su brillante y valerosa actuación para llevar a efecto la ocupación de Badajoz, sin que haya sido obstáculo para ello la fortaleza de la Plaza ni la resistencia opuesta por el enemigo, ni a los bombardeos de la Aviación adversaria. Cuando las tropas luchan por la más justa de todas las causas, cual es la salvación de la Patria, y cuando además son tan sufridas y valientes como

Por las acciones durante la marcha desde Sevilla y la posterior toma de Mérida y Badajoz, el Teniente Coronel Asensio, y los Comandantes Vierna y Castejón fueron condecorados con la Medalla Militar. En el caso del Comandante Castejón era la segunda vez que se le concedía la condecoración. La orden de concesión fue publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Defensa Nacional de España, publicación provisional del gobierno nacional, similar a la Gaceta de Madrid.

12 - AGMA. ZH. E. Sur. Rollo 47. Legajo 35. Carpeta 17. Documento 19. 13 - AGMA. E. Sur. Armario 18. Carpeta 27. Legajo 18. Documento 1.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

bADAjoz EN mANoS NAcioNALES La realidad y la leyenda La caída de Badajoz separó a la República de la región de Extremadura. Tras la batalla, el teniente coronel Yagüe se dirigió al norte hacia Madrid y llegó enseguida al valle del Tajo. La batalla de Badajoz siguió patrones que continuaron el resto del verano de 1936: milicianos republicanos tomaban las fortalezas medievales que salpicaban Castilla, sin poder parar ni retrasar el avance de las tropas nacionales de Franco. El Ejército de África probó ser capaz de barrer defensas preparadas por fuerzas enemigas superiores, como no podía ser de menos dada la escasa preparación de éstas, pero a menudo sufrió graves pérdidas. Con la ocupación de Badajoz, y Mérida, fue un hecho el enlace entre los ejércitos nacionales del Norte y del Sur –Franco y Mola-, teniendo asegurado el flanco Oeste con la frontera portuguesa, y con la actitud amistosa del Presidente portugués Oliveira Salazar. El flanco Este, en cambio, resultaba vulnerable, y su defensa, sin apoyarse en accidentes naturales de relieve, quedó confiada tan solo a puestos, y destacamentos aislados, constituidos, esencialmente, a base de fuerzas de la Guardia Civil y voluntarios de Falange. El avance hacia el valle del Tajo, de Yagüe, despreocupándose de los flancos, fue ciertamente un augurio de lo que sería posteriormente la Blitzkrieg en Rusia, o incluso el avance de Patton en Francia, en 1944. La ausencia de acción del Ejército y fuerzas afectas a la República resulta totalmente incomprensible. El avance de Yagüe, no obstante, careciendo de información suficiente, como se había puesto de manifiesto en Badajoz, puede considerarse también como una prueba de valor irresponsable e improvisación. Pero como se ha puesto de manifiesto, a lo largo de la historia militar en numerosas ocasiones, es siempre mejor equivocarse que dudar. La batalla de Badajoz tuvo varias consecuen73

◄ El edificio de Correos visto desde San Francisco, dos de los lugares que también sufrieron fuertes combates a lo largo del asedio. Autor: Alberto Velasco Gil.

propaganda por parte republicana (16), como fueron un artículo de Indalecio Prieto, publicado más tarde en la revista INFORMACIONES, bajo el título “La Plaza de Toros de Badajoz. Circo romano”, o el que poco después, cuando Madrid estaba amenazado por los nacionales –el 27 de octubre de 1936-, se publicó en LA VOZ, falseando la verdad, con un artículo que sobrepasa cualquier capacidad de entendimiento, describiendo ejecuciones masivas a las que asistía un nutrido público, que incluía a sacerdotes, monjas, y mujeres con peineta y mantilla, que aplaudían y supuestamente celebraban los actos, no fueron más que parte de una campaña de desinformación y de desvirtuación de la realidad que subsiste hasta la actualidad. Con el tiempo, en especial tras la muerte de Franco, y además, hoy en día, al amparo de la Ley de la Memoria Histórica especialcias inmediatas: -en primer lugar, promovió una especie de pacto sobre lo sucedido: ya no había marcha atrás; -operativamente, expandió el territorio que los nacionales controlaban, tras enlazar con el territorio bajo el control del general Mola, y que ya cubría desde Galicia a Andalucía occidental; -ciertamente, afectó a la cohesión republicana; -y, sin duda, quizás estimuló la sed de venganza de los republicanos, que vieron, en los sucesos de Badajoz, una especie de legalización de sus propias acciones de represión. A partir del 14 de agosto de 1936, y hasta el momento presente, Badajoz entró en la leyenda, y ahí sigue. Una leyenda que en época de Franco nadie se preocupó de desmentir ni aclarar, y, por tal motivo, ha llegado hasta la actualidad la idea de “La Matanza de Badajoz”. El mismo día 14 de agosto, el teniente coronel Yagüe ordenó el confinamiento de todos los prisioneros –civiles y militares- en la Plaza de Toros, sin duda por ser el espacio más amplio y cerrado, de que se disponía en la ciudad. Al parecer se instalaron focos en los tendidos para iluminar la arena, y esa noche, comenzaron las ejecuciones, muchas de ellas, sin juicio previo. También parece que la plaza de toros se utilizó más bien como lugar de encierro de los prisioneros para su posterior ejecución, al margen de que en los primeros momentos fueran llevados a cabo algunos fusilamientos en ella (14). Según algunos estudiosos, las ejecuciones masivas llevadas a cabo en los primeros meses de la guerra –Badajoz incluida-, obedecerían a una directriz de los generales Franco y Mola, para (15) “purgar el país concienzudamente de todos los elementos rojos”. Esta campaña ha sido denominada como política de exterminio del adversario político, pero no es menos cierto que el otro bando la aplicaba igualmente. Lo que en un principio no fue más que pura
14 - Gutiérrez Casalá, José Luis; La Guerra civil en la provincia de Badajoz. Represión Republicano-Franquista, 2003, pp.771. 15 - “Guerra civil, violencia y construcción del franquismo”, por Michael Richards. Península, 1999, Universidad de Michigan. 16 - La matanza de Badajoz ante los muros de la propaganda, Francisco Pilo, Moisés Domínguez, y Fernando de la Iglesia, 2010.

mente, se ha convertido lo ocurrido en aquellos días de agosto, en una verdadera manifestación de propaganda política, degenerando en manipulaciones, desinformaciones y mentiras, todas ellas apoyadas y potenciadas desde el sector de la izquierda más radical. Partiendo de una verdad trágica, como fue la toma militar de Badajoz, a la que siguió una dura serie de ejecuciones -nadie lo duda-, los pseudoinvestigadores de la memoria histórica actual,

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la toma de badajoz

siguiendo los dictados de intereses egoístas y políticos, se han lanzado sobre aquellos sucesos con una rapacidad, odio, y falsedad, que raya en lo intolerable. Para esas “investigaciones” y, por consiguiente, la publicación de libros, artículos y realización de documentales diversos, cuyo auge se ha hecho muy notorio a raíz de la aprobación de le Ley 52/2007 de 26 de Diciembre, más conocida como la Ley de Memoria Histórica, se dan im-

presionantes cantidades y subvenciones que, año tras año se ven incrementadas, a pesar de la crisis económica. Como consta en las crónicas escritas por el periodista portugués Mario Neves -que en ningún momento indica nada sobre estos sucesos-, y en los días 15 y 16 de agosto visitó la plaza de toros, cosa que hicieron muchos otros periodistas más, en ningún momento hace constar que se estuvieran llevando a cabo esos fusilamientos festivos,

como dejó patente en lo que escribió esos dos días, cuando visitaba la ciudad, limitándose a describir el paisaje desolador que encuentra tras la batalla, con edificios dañados o destruidos a consecuencia de los combates y, por supuesto, cadáveres debido a la inflexible justicia militar, es decir, fusilados sobre el terreno cosa que, evidentemente sucedió y nadie trató de ocultar, sino todo lo contrario, es decir, dieron todas las facilidades para que los periodistas los vieran y

lo publicaran, posiblemente al objeto de lanzar un aviso a quienes pretendieran enfrentarse a las tropas nacionales en el largo camino que les quedaba hasta Madrid. Por lo demás, esas escenas en nada difieren de las que, numerosos testigos, encontraron el 19 de julio de 1936 en el Cuartel de la Montaña, en Madrid, una vez que sus defensores se rindieron, y fueron fusilados más de doscientos jefes, oficiales, suboficiales, y soldados en el patio de dicho cuartel. Y de ello, la Memoria Histórica actual, naturalmente no habla. Posiblemente, las crónicas que más han influido en las actitudes preconcebidas de la actualidad, fueron las que publicó el Chicago Tribune, el día 30 de agosto de 1936, quince días después de la toma de Badajoz, escritas por el periodista norteamericano Jay Allen, que nunca estuvo en Badajoz en esas fechas, limitándose a copiar extractos de otras crónicas ya publicadas en diversos periódicos, aparentando que sí estuvo en la ciudad e, incluso, llegó a inventarse un paseo por las calles de Badajoz, como se ha podido comprobar ya posteriormente. También se han exprimido hasta el agotamiento, unas presuntas declaraciones del entonces teniente coronel Yagüe, en las que a la pregunta del periodista del New York Herald Tribune, John. T. Whitaker (17): “¿Es cierto que en Badajoz mataron a cuatro mil personas?”, se dice que el jefe de la columna Madrid respondió: “Naturalmente que los hemos matado. ¿Qué suponía usted? ¿Iba a llevar 4.000 prisioneros rojos con mi columna, teniendo que avanzar contra reloj? ¿O iba a dejarlos en mi retaguardia para que Badajoz fuera rojo otra vez?”, aunque esas declaraciones nunca
17 - John T. Whitaker, We cannot escape history, Macmillan, New York, 1943, pág. 113

◄ Estado actual del Puente de San Roque, Autor: Alberto Velasco Gil.

74

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

subtítulo del artículo

fueron dichas ni publicadas en ningún periódico de la fecha, sino que posiblemente Yagüe, si acaso, lo manifestara en el entorno del circulo de sus propios subordinados, y desde ahí se ha filtrado a los comentaristas de la época. Según el historiador británico Sir Hugh Thomas, los legionarios fusilaron a todo el que llevaba armas –o señales de haberlas utilizado-, y Badajoz, en verdad, quedó sembrado de cadáveres (aunque dice que posiblemente fueran muchos menos de los 4.000 de los que hablan otros escritores y periodistas). Thomas afirma que la Plaza de Toros se convirtió en campo de concentración –algo absolutamente cierto y probado-, pero duda de la veracidad de las matanzas en la misma. En el libro ya citado La matanza de Badajoz ante los muros de la propaganda (18), se exponen las crónicas de los más de veinte periodistas de diversas nacionalidades (portugueses, franceses, ingleses, americanos, italianos y alemanes) que entraron en Badajoz entre los días 15 y 20 de agosto, para que se pueda comprobar cómo sucedieron aquellos hechos, y qué parte de verdades y mentiras hay en cada una de esas crónicas, y se pueda juzgar libremente, teniendo a disposición no sólo las crónicas ya conocidas, sino otras muchas totalmente inéditas en España hasta hoy. La vuelta a la normalidad en Badajoz exigió, sin duda, severas medidas de rigor. En primer lugar, la retirada de cadáveres y restos de la batalla, y a continuación se estableció un bando para castigar los posibles delitos de saqueo, y hubo que designar nuevas autoridades civiles, así como establecer las necesarias medidas de orden público y confiar a la jurisdicción competente los cientos de prisioneros capturados, constituyéndose al efecto los tribunales militares pertinentes para administrar justicia con arreglo al código de justicia militar, que era de aplicación para tiempo de guerra. Ahora bien, el 15 de agosto, inmediatamente
75

tras la toma de la ciudad, Franco ordenó al teniente coronel Yagüe (19), dejar en Badajoz las fuerzas indispensables para asegurar su control, y continuar la progresión desde Mérida hacia Madrid, por lo que la represión y fusilamientos que tuvieron lugar a partir de entonces, no fueron protagonizados por las fuerzas militares, y todo indica que fue la Guardia Civil, y con toda probabilidad, los elementos militarizados de Falange, quienes llevaron a cabo las ejecuciones. A propósito de las ejecuciones, y supuestas matanzas masivas, llama la atención, no obstante, que desde Madrid hubiera silencio absoluto. El ambiente en la capital era, es vano ocultarlo, de pesimismo caótico, lo que se percibía tanto en la prensa como en los comunicados oficiales. Realmente hasta después de la toma de Mérida, no se hablaba para nada de la guerra en Extremadura, ni se informaba de la situación. Únicamente cuando la columna Madrid llega a Navalmoral de la Mata, hacia el 17-18 de agosto, resulta imposible seguir ocultando la información. Todas las alusiones a las matanzas y fusilamientos de Badajoz, hechas en la España republicana son bastante posteriores a la ocupación de la ciudad, y suponen, ciertamente, un esfuerzo del aparato de propaganda comunista, seguramente dirigido desde Moscú, con la finalidad de desprestigiar a Franco y a la sublevación militar. A la mañana siguiente de la toma de Badajoz, las tropas de Yagüe ya estaban rumbo a Madrid,
► Una imagen actual de la Catedral de Badajoz, cuya puerta, que protagoniza esta imagen, fue bombardeada para poder así neutralizar el último reducto de los milicianos en su desesperada y valiente defensa de Badajoz. Autor: Alberto Velasco Gil.

de nuevo en el frente de Mérida, cumpliendo las ordenes de Franco. Obviamente, la matanza de la Plaza de Toros de la que se habla, no la pudieron hacer los Regulares ni la Legión, porque no estaban. Tampoco quizás, porque no la hicieron los falangistas, se habían formado todavía. Lo que Luis Marzal

Albarrán , quien fue designado a tal efecto. Algunos observadores ocasionales opinan que fue también el capitán Marzal quien fusiló o ejecutó al coronel Cantero y al comandante Alonso, del Regimiento Castilla, aunque después de todo, bien pudiera haber sido que estos oficiales hubieran sido asesinados por los propios milicianos, incluso antes del ataque nacional el mismo 14 de agosto. ■

se hizo, lo hizo inicialmente la Guardia Civil, en un principio al mando del capitán

18 - La Matanza de Badajoz ante los Muros de la Propaganda, por Francisco Pilo, Moises Dóminguez, y Fernando de la Iglesia, Editorial Libros Libres, 2010. 19 - La Marcha sobre Madrid, Coronel Martínez Bande, Servicio Histórico Militar, pag. 46

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

► Volver al contenido

► Volver al contenido

Y la espada de Israel asombró al mundo
Texto: Antonio J. Candil Muñóz Los acontecimientos que se produjeron en las primeras horas del 5 de junio de 1967 asombraron al mundo entero y la actuación de la Fuerza Aérea israelí quedó grabada para la historia como una acción maestra que, todavía hoy, se enseña en numerosas escuelas de estado mayor de las fuerzas aéreas en todo el mundo como ejemplo de operación perfecta de aplicación del poder aéreo. Cuando mucho más tarde, en 1981, la Fuerza Aérea israelí destruyó en una operación tan magistral como inesperada -sin mediar declaración de guerra ni hostilidades previas entre los dos países- la planta de energía nuclear iraquí de Osirak, Israel fue objeto de fuertes críticas y airadas protestas en gran parte de los medios de comunicación de casi todo el mundo. Sin embargo, en 1991, cuando se desencadenó la Guerra del Golfo, ese mismo mundo agradeció en silencio la acción desarrollada por la Aviación israelí, que ciertamente contribuyó en forma decisiva a impedir que el régimen de Saddam Hussein contase con el arma nuclear diez años más tarde. Quizás el presente hubiera sido muy diferente sin la fulminante actuación israelí y no sólo hubiera peligrado la existencia misma del propio Estado de Israel sino que todo el Golfo Pérsico, Arabia Saudí y la propia seguridad occidental se habrían visto seriamente amenazadas. Hoy por hoy, no obstante, siguen sin atisbarse perspectivas de paz estable y duradera en la región, y tanto árabes como israelíes continúan sin encontrar el sendero del entendimiento y de la cooperación. Mientras tanto, la Fuerza Aérea de Israel continúa vigilante y continua siendo, sin duda, uno de los factores esenciales para la seguridad del estado israelí. uNA ojEADA A LoS oRígENES La Fuerza Aérea israelí se organizó en el seno del Haganah dos semanas antes de que las Naciones Unidas votasen la partición de Palestina en 1947, y comenzó con 11 avionetas ligeras Piper Cub y poco más de veinte pilotos que habían volado con la Royal Air Force británica durante la Segunda Guerra Mundial. No se disponía de ninguna base aérea y solamente se podían utilizar los aeródromos civiles de Haifa y Lod. Con estos pocos medios se logró, no obstante, mantener las comunicaciones entre los diferentes enclaves israelíes sitiados por los árabes, se consiguió establecer una corriente de abastecimiento, lanzando víveres y municiones en paracaídas, y, en ocasiones, con medios de fortuna se llegó incluso a apoyar el ataque de las fuerzas terrestres, contribuyendo a desorganizar y rechazar los ataques de fuerzas árabes muy superiores en número. Pero la contribución más importante de aquel grupo de aviadores idealistas con sus pobres aviones fue, esencialmente, la de poner los cimientos de lo que sería un día una de las fuerzas aéreas más eficaces del mundo. Pasados los primeros momentos de la confrontación entre árabes e israelíes, y a medida que se hizo patente que los ejércitos árabes -Líbano, Siria, Irak, Arabia Saudita, Jordania y Egipto-,
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

77

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

se aprestaban a invadir Israel, uniéndose a los palestinos, se hizo un gran esfuerzo por adquirir material y equipo en otros países. A tal efecto, y con objeto de burlar el embargo de armas decretado en Palestina, se crearon un sinfín de empresas fantasmas en todo el mundo que por procedimientos increíbles llegaron a adquirir una variada gama de aviones de combate. Al mismo tiempo se consiguió reclutar un heterogéneo cuadro de pilotos con experiencia en la Segunda Guerra Mundial -Judíos y Gentiles, idealistas y aventureros, voluntarios y mercenarios-, que proporcionaron un increíble espíritu y ambiente a la naciente fuerza aérea del Estado de Israel. El 14 de mayo de 1948 el Estado de Israel fue una realidad y al día siguiente numerosos enclaves y pueblos del naciente estado fueron atacados desde el aire. Con rapidez y reaccionando ante la amenaza se constituyó el Primer Escuadrón de Caza que, equipado con los cuatro primeros cazas Messerschmitt 109G - S199 Avia en denominación checa-, que se habían recibido de Checoslovaquia, contribuyó a frenar el avance de las tropas egipcias y derribó a algunos DC-3 Dakota egipcios enviados a bombardear Tel-Aviv. Enseguida se recibieron más aviones -Spitfire Mk.IX y P-51D Mustang- que constituyeron el músculo de la nueva fuerza aérea, asi como North American Harvard T-6 Texan, que se revelaron muy eficaces como bombarderos en picado, e incluso en julio de 1948 tres Flying Fortress Boeing B-17G, que aprovechando su vuelo de llegada desde Checoslovaquia llegaron a bombardear El Cairo, Rafah y El Arish, antes de llegar a Israel, y posteriormente Damasco. La guerra aérea llegó pues, a los países árabes, e ironías de la historia, los pilotos israelíes, formados en la RAF, volando cazas Messerschmitt 109, derribaban cazas Spitfire, en servicio con la aviación egipcia. El final de la Guerra de la Independencia -como se denomina en la historia israelí a este
78

primer conflicto-, llegó en enero de 1949, cuando la presión británica alcanzó su punto culminante y se acordó un alto el fuego tras producirse un encuentro entre una patrulla aérea de la RAF y una patrulla israelí sobre el desierto del Negev, dentro del espacio aéreo de Israel, y cinco Spitfire británicos fueron derribados. A consecuencia de este incidente, el mismo día, el Mando británico envió una fuerza de búsqueda y rescate compuesta por cazas Mosquito y Hawker Tempest, con el resultado de que un Tempest resultase también derribado por cazas del 101 Escuadrón -como ahora se denominaba el Primer Escuadrón de Caza-, provocándose una fuerte y contundente reacción política británica que desembocó en un alto el fuego inmediato. Uno de los pilotos que se distinguió en este último incidente de la guerra fue Ezer Weizman quien, más tarde, llegaría a ser Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea y, posteriormente, Ministro de Defensa. En total, 15 aviones egipcios y 2 sirios fueron derribados entre mayo de 1948 y enero de 1949, pero la victoria en el aire no vino gratuitamente y un total de 31 aviadores israelíes perdieron la vida. Algunos cayeron en combate y otros fueron victimas de accidentes debidos a la dudosa calidad del material, que dada su procedencia en muchos casos no estaba bien revisado, pero el resultado fue que el espacio aéreo de Israel estaba defendido y asegurado por primera vez en la historia. La paz de 1949 no fue duradera y, de hecho, la
▲ Un Messerschmitt S-199 Avia en el museo de la Heyl ha-Avir, en Hatzerim. Curiosamente, los aparatos diseñados por aquellos que casi habían terminado con el pueblo de Israel sirvieron años después para garantizar al dominio aéreo de la incipiente nación hebrea. Este es uno de los escasos ejemplares que se conserva, con los colores de la Fuerza Aérea Israelí. Los S-199 eran una variante de los Bf-109 construidos por Skoda en Checoslovaquia. ► Los cazabombarderos franceses Vautour también fueron de gran utilidad, en este caso, en misiones de apoyo a tierra.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

actuación coordinada de las fuerzas de Egipto, Jordania e Irak, y por la necesidad de mantener abierto el Estrecho de Tiran y el tráfico naval en el Mar Rojo, se decidió a lanzar una ofensiva en el Sinaí, coordinadamente con la acción conjunta anglo-francesa. La campaña en el Sinaí se inició el 29 de octubre de 1956 con la ocupación del Paso de Mitla por fuerzas paracaidistas israelíes, que se lanzaron desde 16 aviones DC-3 Dakota escoltados por 10 cazas Gloster Meteor de la Fuerza Aérea israelí, al tiempo que 12 cazas Dassault Mystère IV recientemente adquiridos en Francia, patrullaban a lo largo del Canal de Suez. Esta acción había sido precedida por una espectacular misión llevada a cabo por 4 cazas convencionales P-51 Mustang, todavía en servicio, que cortaban las lineas de comunicación egipcias, volando a 5 m. de altura sobre el suelo y arrancando con sus alas y hélices los cables telefónicos que comunicaban entre sí las unidades terrestres egipcias desplegadas en el Sinaí. Durante las primeras 48 horas del conflicto se contabilizaron 164 combates aéreos, casi siempre entre cazas egipcios MiG▲ El General Moshe Dayan, ataviado con su inconfundible parche negro, fue uno de los principales responsables de que las IDF se hayan convertido en la máquina militar que son a día de hoy. Además de destacar como militar, también sirvió al estado de Israel en diferentes periodos como Ministro de Agricultura y de Asuntos Exteriores. Su única “mancha” se produjo con su actuación en las primeras horas de la guerra del Yom Kippur.

SE gEStA LA toRmENtA Hacia 1960 se detectó un intenso programa de rearme, con ayuda soviética, en Egipto, Siria e Irak, principalmente. Israel intentó obtener nuevas armas y aviones en los Estados Unidos, especialmente cazas F-4 Phantom, pero los temores de la Administración Kennedy, primero, y Johnson después, en provocar una desestabilización en Oriente Medio y un desequilibrio en el balance de poderes regionales, bloquearon los intentos israelíes de obtener armamento. Francia se convirtió, en consecuencia, en el primer proveedor de las fuerzas armadas israelíes y así se adquirieron cazas Super Mystère -comparables al F-100 Super Sabre o al MiG-19-, que fueron los primeros aviones de combate supersónicos en entrar en servicio con la Fuerza Aérea israelí. En 1962 Israel recibió los primeros cazas Mirage III CJ, uno de los cuales precisamente el 14 de julio de 1966 -día de la Fiesta Nacional francesa-,

derribó el primer caza MiG-21, convirtiéndose la Fuerza Aérea israelí en la primera aviación de combate que derribaba el primer caza de último modelo soviético en servicio conocido. A pesar de las dos derrotas sufridas en 1949 y 1956, la actitud árabe no se moderó y a la hostilidad de las naciones hubo que añadir además el terrorismo propugnado desde el fanatismo religioso musulmán que declaraba la guerra santa contra Israel y que ya entonces comenzaba a recurrir al terrorismo como uno de sus recursos. En 1967 el Presidente Nasser volvió a cerrar al tráfico naval israelí el Estrecho de Tirán y expulsó
▼ En la imagen, también en el museo de la Fuerza Aérea Israelí en Hatzerim, podemos ver un Mirage IIIC con 13 victorias en su haber. Estos aparatos fueron, desde su recepción, la mejor herramienta de que dispuso Israel contra los cazas de origen soviético que equipaban a sus enemigos. De hecho, ellos fueron los primeros aviones que lograron derribar un Mig-21.

15 y Mystère israelíes, pero también entre De Havilland Vampire egipcios y Dassault MD-450 Ouragan israelíes. En los ataques a tierra participaron una mezcla heterogénea de aviones convencionales y de reacción, incluidos los B-17 y T-6. Un total de 9 aviones egipcios fueron derribados por la aviación israelí que, en total, durante el conflicto perdió 15 aparatos, principalmente a causa del fuego antiaéreo. La guerra acabó pronto debido al ultimátum de la URSS y a la presión norteamericana sobre Londres y París, con el resultado de la casi total destrucción de la aviación egipcia en el suelo por los ataques de las fuerzas aéreas francesa y británica. La Fuerza Aérea israelí, que había neutralizado por completo a las unidades terrestres egipcias en el Sinaí, emergió del conflicto como el pilar esencial de las fuerzas armadas israelíes.
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Guerra de la Independencia no fue sino la primera de una serie de guerras arabe-israelíes que se producirían con los años. En 1956 las relaciones establecidas con la Unión Soviética y el Pacto de Varsovia por el gobierno egipcio del Presidente Nasser habían propiciado el rearme de las fuerzas militares árabes y la amenaza contra Israel era patente. La decisión de nacionalizar el Canal de Suez, tomada por el Presidente Nasser en julio de 1956, provocó una intervención militar anglo-francesa e Israel, alarmado por una posible
79

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

del Sinaí a los observadores de la misión de paz de las Naciones Unidas. Hacia el 20 de mayo de 1967, Egipto procedió a decretar la movilización de sus fuerzas y desplegó unos 100.000 hombres con más de 1.000 carros de combate en las fronteras de Israel. El 30 de mayo Egipto y Jordania firmaron un pacto de defensa mutua, continuación del ya existente con Siria y el 31 de mayo tropas iraquíes desplegaron en Jordania como apoyo de las fuerzas jordanas. Todas las naciones árabes implicadas en la crisis, menos Jordania, habían venido estableciendo estrechos lazos con la Unión Soviética y habían recibido enormes cantidades de armamento y equipo. Las fuerzas árabes acumuladas sumaban más de 250.000

soldados, unos 2.000 carros de combate y 700 aviones de primera linea. Israel, por su parte, había recibido considerable apoyo de los Estados Unidos y de Francia. La guerra era inevitable e Israel parecía enfrentarse a su más grave crisis. Ante tal situación el nuevo Ministro de Defensa israelí, General Moshe Dayan, advirtió de que la única solución era lanzar un ataque preventivo con la máxima sorpresa lo antes posible, en primer lugar contra Egipto y luego contra las demás naciones, aprovechando la general confusión y desorganización que se produciría entre las fuerzas árabes. Las fuerzas israelíes se habían movilizado discretamente desde hacia varias semanas y todos los preparativos se habían llevado a cabo.

EStALLA LA guERRA: opERAcióN FocuS
“Nos hemos quitado un gran peso de encima, un peso asfixiante, y nos hemos librado de él” general moshe Dayan, ministro de Defensa israelí, 5 de junio de 1967

previstos, a las 07.45 horas del día 5 de junio de 1967, y en una operación de tres horas de duración, bajo las ordenes del General Mordechai Hod, la Fuerza Aérea de Israel lanzó un ataque preventivo con objeto de neutralizar la Fuerza Aérea egipcia. En oleadas de 40 aviones cada una -a base de cazabombarderos Mystère y cazas Mirage III-, la aviación israelí despegó de sus bases y, como si de un ejercicio de rutina se tratase, los aviones se dirigieron hacia el Mediterráneo, procurando ser claramente detectados por los radares egipcios; en conformidad con la práctica habitual, pronto perdieron altitud para escapar del radar pero, en esta ocasión, en vez de dirigirse hacia la costa, viraron al S. hacia territorio egipcio. Volando a altitudes entre 30 y 500 pies (¡10 y 200 m. aproximadamente!), completamente invisibles a los radares egipcios, los primeros aviones israelíes aparecieron simultáneamente sobre 9 bases egipcias. En sólo 7 minutos sobre cada base, suficientes para una pasada de bombardeo y tres o cuatro pasadas de ametrallamiento, los objetivos fueron completamente destruidos. El momento del ataque, y en detalle la hora exacta a la que se inició, había sido escogido con toda precisión considerando que sería cuando la mayor parte de los jefes de unidad se encontrarían todavía en sus coches oficiales, trasladándose desde sus domicilios a sus destinos, como así ocurrió realmente. Por otra parte, el secreto fue total, en Israel muy pocos miembros del gobierno habían sido informados del plan y solamente algunos generales habían sido sumariamente in◄◄ Misil SAM-2 “Guideline” soviético, en el frente egipcio, capturado por las tropas israelíes en el Sinaí. La captura de estas piezas reportó notables conocimientos a la incipiente industria bélica israelí. ◄ Zion Karasanti, Yitzhak Yifat and Haim Oshri, tres de los paracaidistas israelíes que participaron en la guerra de los Seis Días, poco después de lograr capturar Jerusalem. Esta imagen fue tomada por David Rudinger. Arcivho original, pinchando aquí.

En junio de 1967 Israel se encontraba haciendo frente a una situación de preguerra con prácticamente los ejércitos de todos los países árabes movilizados y preparados en sus fronteras, mientras las emisoras de radio en Damasco, Beirut, El Cairo, y Bagdad anunciaban la inminencia de la guerra. Ante esta situación, y conforme a los planes

80

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

formados. En total la Fuerza Aérea israelí llevó a cabo dos acciones sucesivas de 80 minutos cada una, con una pausa de 10 minutos entre ellas, y algo más de 500 salidas, para aniquilar a la aviación egipcia. Los resultados sobrepasaron considerablemente a las expectativas del General Hod: de un total aproximado de 340 aviones de combate en servicio con la Fuerza Aérea egipcia, 309 fueron destruidos en el suelo, incluyendo la totalidad de 30 bombarderos de largo radio de acción Tupolev Tu-16 Badger, 27 bombarderos de alcance medio Ilyushin Il-28 Beagle, 12 Sukhoi Su-7 Fitter, 90 cazas MiG-21 Fishbed, 20 MiG-19 Farmer, 25 MiG-17 Fresco y otros 32 aviones de transporte y helicópteros, y lo más decisivo de todo, cerca de 100 pilotos egipcios muertos. La aviación israelí perdió 19 cazas. En menos de tres horas la Fuerza Aérea de Egipto había dejado de existir, e Israel pudo concentrarse de inmediato en el apoyo a las operaciones terrestres y en reaccionar contra los demás enemigos que amenazaban sus fronteras. Ese mismo día, sin saber todavía lo que había sucedido en Egipto y creyendo los optimistas comunicados de victoria que emitía Radio El Cairo, las fuerzas aéreas jordanas, sirias e iraquíes iniciaron sus operaciones ofensivas contra Israel, demostrando así la veracidad de la información israelí sobre la inminencia de un ataque y poniendo de manifiesto la oportunidad de la decisión israelí de lanzar un ataque preventivo. Hacia el mediodía del 5 de junio, la Fuerza Aérea siria atacó posiciones israelíes en el Lago Tiberíades, la base aérea israelí de Megiddo y la refinería de Haifa, sin grandes efectos, pero desencadenando un ataque fulminante de la aviación israelí, ya recuperada de sus acciones sobre Egipto, que destruyó la mayor parte de las bases sirias, incluyendo instalaciones de la Fuerza Aérea en Damasco, y un total de 32 MiG-21, 23 MiG-15 y MiG-17, y 2 Il-28, es decir más de
81

las 2/3 partes de la fuerza operativa aérea siria. La aviación jordana, que había atacado también, destruyendo un avión de transporte Noratlas en la base de Kfar Sirkin, fue aniquilada igualmente, perdiendo 22 cazabombarderos Hawker Hunter, 6 aviones de transporte y varios helicópteros. Tras atacar la Fuerza Aérea iraquí la ciudad israelí de Natanya, la aviación israelí, volando cerca de 500 millas sobre Jordania, atacó la base iraquí de Habbaniyah, cerca del oleoducto de Kirkuk, destruyendo un considerable número de aviones en el suelo. En total, al anochecer del segundo día de guerra -6 de junio-, un total de 416 aviones árabes y 25 bases aéreas habían sido destruidos. La fuerza aérea árabe había desaparecido; Israel había perdido un total de 46 aviones en combate, con 24 pilotos, y del total de aviones árabes destruidos, sólo 58 habían sido derribados en el aire. La victoria había sido aplastante y la Fuerza Aérea israelí se había ganado a pulso un puesto de gloria en la historia de la aviación militar. El plan de ataque había sido ejecutado brillantemente pero el suspense en en el Estado Mayor del Aire israelí mientras se desarrollaba la operación había sido increíble, y los primeros 45 minutos de la operación habían parecido una eternidad en el Cuartel General de las Fuerzas Aéreas israelíes, donde los generales Dayan, Rabin y Weizman se habían reunido junto al General Hod. La tensión solo se disipó cuando hacia las 10.30, el General Hod se dirigió hacia Moshe Dayan y le informó: “ La Fuerza Aérea egipcia ha dejado de existir ”.
► En la siguiente imagen, se aprecia el estado en el que quedó un aeródromo egipcio tras el ataque israelí, plagado de restos de aparatos e instalaciones destruidas. Además, como curiosidad, podemos apreciar la sombra de un Mirage III de la Fuerzas Aérea de Israel en la parte inferior derecha de la imagen. En total, al anochecer del segundo día de guerra -6 de junio-, un total de 416 aviones árabes y 25 bases aéreas habían sido eliminadas, permitiendo a Israel una notable ventaja en las subsiguientes operaciones terrestres que se demostraría crucial.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

DESARRoLLo DE LA opERAcióN La Operación Focus comenzó realmente a las 07.10 del 5 de junio de 1967 cuando 16 aviones de entrenamiento Fouga Magister de fabricación francesa despegaron del aeródromo de Hatzor, utilizando frecuencias de radio utilizadas sobre los cazabombarderos Mystère y Mirage y simulando el vuelo de estos aviones, comenzaron a volar de acuerdo con la rutina de las patrullas habituales. 4 minutos más tarde, los verdaderos cazabombarderos Ouragan dejaban la base de Hatzor, seguidos 5 minutos después por un escuadrón completo de cazas Mirage III desde la base de Ramat David y por 15 cazabombarderos Vatour más desde Hatzerim. A las 07.30 había en el aire casi 200 aviones. La orden dada por el General Hod decía: “Que el espíritu de los héroes de Israel os acompañe,.....Desde Josué al Rey David, a los Macabeos y a todos los combatientes en 1948 y en 1956,....de todos ellos debemos sacar la energía y el valor para combatir contra los egipcios que amenazan nuestra seguridad, nuestra independencia, y nuestro futuro. Volad, atacad al enemigo, destruidlo y dispersadlo por el desierto de forma que Israel pueda vivir seguro en su territorio durante las próximas generaciones”. El silencio radio se aplicó de forma absoluta. Todas las comunicaciones eran visuales. Siendo el objetivo no otro que el de alcanzar la costa egipcia sin ser detectados, la orden era que incluso en caso de avería o fallo mecánico no habría llamadas de auxilio, el avión que tuviera problemas debería estrellarse en el mar. Los objetivos eran perfectamente conocidos por los pilotos, se sabía casi la localización exacta de cada avión egipcio, su numeración y hasta el nombre de cada piloto enemigo. Los egipcios, por su parte, habían hecho muy poco por proteger y ocultar su despliegue. Los aviones estaban concentrados por tipos y modelos, cada uno en su base, permitiendo a los israelíes el fijar priorida82

des en sus blancos. Aunque se habían hecho previsiones para construir refugios protegidos, ninguno se había construido realmente, los aviones estaban aparcados al descubierto sin más protección que algunos sacos terreros en algún caso. Asumiendo que Israel estaba a la defensiva, los MiG de defensa aérea habían efectuado ya sus vuelos de rutina de madrugada y acababan de regresar a sus bases hacia las 08.15 hora local. En el aire a esa hora solamente había 4 vuelos de entrenamiento –ninguno era con aviones armados-, y dos vuelos de aviones de transporte –ambos 2 aviones Ilyushin-14-, uno con el Mariscal Amer, primer vicepresidente y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y al Jefe de las Fuerzas Aéreas, y otro que transportaba al Jefe del Contraespionaje, al Primer Ministro iraquí, y a un consejero soviético.

Los aviones israelíes no pasaron, sin embargo, completamente desapercibidos. Un radar de la defensa aérea jordana, cerca de Jerash, detectó los movimientos israelíes. Este sistema de vigilancia, suministrado a Jordania por una empresa británica, era uno de los equipos más avanzados y modernos desplegados en todo Oriente Medio y hacia las 08.15 detectó con toda claridad lo que estaba sucediendo. El oficial de servicio dio la alarma y emitió la palabra clave para advertir de un ataque y advirtió al Ministerio de Defensa en Amman. La palabra clave era Inab, en árabe, Guerra. El Ministerio de Defensa jordano avisó al Ministerio egipcio en El Cairo y allí no se hizo nada. Los egipcios habían cambiado el día antes sus códigos y la palabra clave permaneció sin descifrar. Nadie avisó a nadie.

Entretanto los aviones israelíes se aproximaron a sus objetivos. Israel había lanzado todos sus recursos a la batalla, haciendo lo que en el fútbol americano se llama un “Ave María”, todos los jugadores a un solo punto y la portería indefensa. Apenas había quedado una docena de aviones en Israel para defender el espacio aéreo. El Jefe del Estado Mayor, General Rabin, había tomado previsiones para atacar con comandos y fuerzas especiales los aeródromos egipcios en caso de fallo del ataque aéreo. Cuando los aviones israelíes llegaron a sus objetivos, el cielo estaba totalmente despejado, la visibilidad era excelente y el viento prácticamente nulo. Los aviones subieron hasta unos 9.000 pies e iniciaron su picado. Se aproximaron por patrullas de a 4 y atacaron en parejas, haciendo cada uno 3 pasadas –si acaso 4-, la primera para lanzar las bombas y el resto para ametrallar el objetivo. La prioridad establecida en los objetivos fue, primero destruir las pistas, después los bombarderos, y por último los cazas. Por primera vez se utilizaron bombas Durandal contra los pistas; estas bombas desarrolladas conjuntamente con los franceses –y designadas así en recuerdo de la espada del héroe épico Roldán-, abrían cráteres de 5 m. de diámetro y casi 2 m. de profundidad. Al finalizar el ataque de la primera oleada, hacia las 08.00, 4 bases en el Sinaí y 2 en Egipto habían sido completamente destruidas y unos 200 aviones eliminados, la mitad del poder aéreo egipcio. Los aviones egipcios fueron sorprendidos en tierra contra todo pronóstico, de una manera increíble, resultando presa fácil para los cañones de 30 mms y misiles aire-aire de los cazas israelíes; en la base de Luxor, al O. del canal de Suez, un bombardero Tupolev Tu-16 Badger cargado de bombas en su aparcamiento hizo explosión,
◄ La Fuerza Aérea demostró unas capacidades sobresalientes en todo momento combinando operatividad, eficacia y audacia a partes iguales.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

alcanzando la onda expansiva al caza israelí que lo había destruido, desintegrándolo prácticamente en el aire. Los propios israelíes estaban asombrados. Nadie podía imaginar que un escuadrón de cazabombarderos de la época pudiera ser capaz de neutralizar una base aérea completa, ni que la relación de bajas infligidas al enemigo llegase a ser del 100% en la mayoría de los casos. En todas las hipótesis se había contemplado la posibilidad de que los árabes reaccionasen y de que pudieran llegar a derribar aviones israelíes, hasta casi un 25% de la fuerza empleada. Los pilotos israelíes tenían orden de reservar al menos 5 minutos de combustible y un tercio de la munición de cañón para el combate aire-aire. No tuvieron necesidad de ello ni tampoco recibieron un fuego antiaéreo significativo. La totalidad de las 100 baterías antiaéreas egipcias desplegadas y todos los asentamientos de misiles tierra-aire soviéticos SA-2 Guideline –unos 27 lanzadores-, tenían orden específica del mismísimo Comandante en Jefe egipcio Mariscal Amer de no abrir fuego por temor a derribar aviones propios. Solamente en El Cairo unas baterías de cañones antiaéreos abrieron fuego por su cuenta, temiendo su mando ser llevado ante un consejo de guerra por desobedecer una orden. El alcance del éxito obtenido con la primera oleada se mantuvo en secreto el máximo tiempo posible por parte israelí, con objeto de dar tiempo a completar toda la operación y poder lanzar la ofensiva terrestre para aprovechar el triunfo antes de que la ONU pudiese imponer un alto el fuego. A las 08.1, Dayan ordenaba el avance de las fuerzas acorazadas israelíes en el desierto del Sinaí. Mientras tanto la segunda oleada había alcanzado ya sus objetivos: 14 bases aéreas restantes y todos los emplazamientos de radares egipcios. Aunque ya no se contaba con el factor sorpresa la resistencia fue moderada y limitada sobre todo a
83

fuego antiaéreo. En total fueron unas 164 salidas en un tiempo de 100 minutos con 107 aviones destruidos, 17 estaciones de radar destruidas y el resto neutralizadas, y solamente 9 bajas. Sin duda el hecho más sobresaliente de la Guerra de los Seis Días fue la ofensiva aérea con la que la guerra se inició, breve y fulgurante pero decisiva como nunca se podía haber imaginado. Las acciones aéreas que tuvieron lugar durante la campaña aérea fueron sin duda las acciones militares más sobresalientes de toda la guerra y ciertamente hicieron posible la victoria terrestre. A pesar de todo, la decisiva victoria obtenida en la Guerra de los Seis Días -como se denomina a la fulgurante campaña de 1967-, sólo le sirvió a Israel, en definitiva, para ganar tiempo. Quedaba aún mucha sangre por derramar antes de conseguir la esperanzadora calma que hoy se da en parte de las fronteras de Israel. La brillante y breve campaña aérea proporcionó a Israel superioridad aérea total y permitió que la Fuerza Aérea pudiese dedicarse por completo a apoyar tácticamente a las fuerzas terrestres. La ofensiva aérea no fue en ningún caso el fin ni el Estado Mayor General israelí se conformó con el éxito obtenido; la destrucción de la aviación árabe era necesaria para facilitar la ofensiva terrestre y para completar la victoria. Le tocaba el turno ahora a la infantería y a los carros para completar esa victoria y para conseguir derrotar y desterrar lejos de las fronteras al enemigo que amenazaba la supervivencia del Estado de Israel. La aplicación más pura del concepto alemán de la guerra relámpago –la blitzkrieg-, se había iniciado de nuevo más de 25 años después en Oriente Medio.
▲ Los combates en el frente sirio fueron probablemente los más duros de todo el conflicto ► En el las operaciones en la zona del Golán, se emplearon con diversa fortuna carros ligeros franceses modelo AMX-13.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

opERAcióN “RED SHEET”
“Vamos a penetrar profundamente en el despliegue del adversario, todo lo que podamos, sin mirar ni atrás ni a los flancos” general israel tal, inspector del Arma Acorazada de israel, 5 de junio de 1967

desde entonces, agravadas por la rivalidad entre las superpotencias y por el fervor nacionalista, han desembocado en guerras y confrontaciones en las que se han puesto una vez más de manifiesto las lecciones aprendidas en el pasado. Israel tiene poderosas razones para adoptar y asimilar los procedimientos militares de la antigua Wehrmacht. Al igual que Alemania, Israel es una potencia esencialmente terrestre rodeada de enemigos potenciales que, mucho más violentamente que en el caso alemán, solo buscan la destrucción del pequeño estado nacido en 1948. Las limitaciones territoriales existentes así como su baja población hacen que no haya lugar para el error ni margen para la equivocación. Por ello los carristas del Arma Acorazada de Israel (Israel Armored Corps- IAC) se encuentran entre los más temidos y mejores del mundo.

ANtEcEDENtES En 1967 la situación político-estratégica era tal que Israel se vió obligado a tomar la iniciativa y lanzar un ataque preventivo como nunca se había visto. Egipto y Siria, sobre todo, habían alcanzado un volumen de fuerzas verdaderamente impresionante, pero por desgracia para ellos, la masa de fuerzas disponible no respondía a criterios de calidad paralelos y aunque las cifras estaban a su favor, la realidad era muy distinta y además no había casi ninguna coordinación. Mientras el Ejército egipcio ocupaba posiciones de defensa estática en el Sinaí que hipotecaban seriamente cualquier posibilidad de maniobra, las fuerzas sirias carecían de entrenamiento e instrucción para la guerra mecanizada. Jordania poseía el mejor ejército, tras largos años de instrucción y adoctrinamiento con los británicos, pero sus fuerzas eran muy escasas y carecía prácticamente de una

aviación efectiva. Gracias a generales del calibre de Israel Tal y algún otro, el Arma Acorazada israelí estaba considerada como el Arma decisiva de las Fuerzas israelíes. Prácticamente la mayoría de sus 800 carros –una mezcla bien combinada y mantenida de Centurion británicos modernizados, M-48 Patton y M-4 Sherman norteamericanos e incluso AMX-13 franceses-, estaban organizados e integrados en brigadas acorazadas, con una proporción suficiente de infantería mecanizadamotorizada sobre transportes acorazados de personal M-113 e incluso “carriers” M-3 semiorugas norteamericanos, que databan de la Segunda Guerra Mundial.

En las décadas que han seguido al fin de la Segunda Guerra Mundial, el mundo no ha cesado de ser escenario de confrontación entre los humanos y aunque con carácter general lo más extendido han sido conflictos irregulares en los que la guerrilla, y las operaciones irregulares, eran la norma siendo el fusil de asalto Kalashnikov AK-47 el arma más empleada, el carro de combate ha continuado siendo el arma principal del combate terrestre. Sin embargo su papel ha sido discreto, incluso en conflictos de alta intensidad como Corea y Vietnam. Por ello no deja de ser una ironía más de la historia que la nación que mejor ha conservado el espíritu de la Blitzkrieg tal y como el Ejército alemán la puso de moda, haya sido no otra que Israel, cuyos pensadores y estrategas militares, muchos supervivientes del Holocausto, han adoptado conscientemente las tácticas y procedimientos de sus verdugos. A través de la historia, el desierto ha sido con frecuencia el escenario de tremendas batallas y confrontaciones en las que la propia naturaleza del medio geográfico ha exigido al hombre un alto tributo, tanto físico como mental, lo que lo ha configurado como uno de los teatros de operaciones de mayor complejidad. Desde 1945 hasta nuestros días ha habido pocos períodos en los que no se haya dado un conflicto de mayor o menor intensidad en las arenas de los desiertos; principalmente las confrontaciones han tenido lugar en Oriente Medio. La partida de la antigua potencia colonial y la creación del nuevo estado de Israel, en 1948, han dado rienda suelta a tensiones que hasta entonces permanecían aletargadas y que
84

LA guERRA coNtRA Egipto Una carrera hacia el Canal de Suez Tras la Operación Focus –cuyo resultado fue no otro que la neutralización de las fuerzas aéreas árabes-, la idea era la de lanzar una operación terrestre fulminante cuyo esfuerzo principal iría dirigido esencialmente contra el Ejército egipcio desplegado en el Sinaí, considerado la amenaza más inmediata y temible para la supervivencia del Estado. Las posiciones defensivas egipcias –y su despliegue-, en el desierto del Sinaí respondían totalmente al modelo defensivo soviético y estaban basadas principalmente en torno a una serie de puntos de apoyo de nivel compañía y centros de resistencia de batallón protegidos con obstáculos pasivos –alambradas- y campos de minas, que incluían carros de combate de tipo más antiguo como los T-34/85 y JS-3 Stalin, ocultos en posiciones en desenfilada de casco
◄ Un carro de combate M-48 A2 israelí deja tras de sí un poblado en llamas...

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

que asomaban únicamente la torre y por tanto ofrecían un blanco mínimo y que actuarían sobre todo como defensa contracarro. El teatro de operaciones del Sinaí había cambiado poco desde la guerra de 1956 : la parte norte era una zona costera esencialmente arenosa, con una carretera principal y una linea de ferrocarril paralelas a la costa; el sector central era un terreno ondulado cruzado por numerosas carreteras secundarias y pistas; y la zona sur, esencialmente montañosa. Egipto, sin embargo, habia invertido considerables recursos desde 1956 en transformar todo el NW de la península en una zona densamente fortificada que pudiera servir de base para atacar a Israel.

En junio de 1967 las fuerzas egipcias desplegadas en el Sinaí sumaban 5 divisiones de infantería y 2 divisiones acorazadas, casi 100.000 hombres con unos 1.000 carros de combate y varios centenares de piezas de artillería. Las unidades de infantería estaban desplegadas a lo largo de las principales avenidas de aproximación, cerca de la frontera con Israel, mientras que los carros de combate tenían sus posiciones de partida más retrasadas, en el sector central, y cubriendo también el flanco S. del frente. En el sector N. desplegaba la 20ª División de Infantería, una unidad palestina, que defendía la zona de Gaza, reforzada con una brigada acorazada egipcia con 50 carros Sherman, y con la 7ª

División de Infantería, una unidad de formación reciente, más al S., cubriendo el sector desde Rafah a El Arish. A lo largo de la principal via de aproximación en el sector central desplegaba la 2ª División de Infantería, reforzada con una brigada acorazada, en una zona intensamente fortificada entre Kusseima y Abu Ageila, incluyendo el centro de resistencia de Um-Katef; esta división estaba considerada como la mejor del Ejército egipcio. La 3ª División de Infantería desplegaba en segundo escalón, dando profundidad al despliegue, mientras que en el S. se encontraba en posición la 6ª División de Infantería Mecanizada, también reforzada con una brigada acorazada más, a lo largo del eje Kuntilla-Themed-Nakhle. Las divisiones acorazadas desplegaban en profundidad y constituían la reserva estratégica del teatro : la 4ª División Acorazada –una unidad de élite dotada con los carros soviéticos más modernos-, estaba concentrada entre Bir El-Tamade y Bir Gafgafa, con su centro logístico en el Sinai; la División Shazli, denominada así por su general –el General Saad el Din Shazli-, y constituida por una brigada acorazada, una brigada de operaciones especiales y una brigada de artillería, se habia adelantado cerca de la frontera con Israel, con objeto de penetrar rápidamente y cortar las comunicaciones con el puerto israelí de Eilat. El Mando Sur del Ejército israelí, dirigido por el General de División Yeshayahu Gavish, disponía de tres divisiones acorazadas bajo el mando de los generales Israel Tal, Avraham Yoffe y Ariel “Arik” Sharon, que llegaría a Presidente de Israel. El concepto de la operación concebido por el General Gavish consistía en penetrar en las defen◄ Un joven Ariel Sharon posa junto a miembros de su unidad y a Moshe Dayan, de quien ya hemos hablado. A la postre, Sharon alcanzaría las más altas dignidades dentro del Estado de Israel, llegando a ocupar diversos cargos, entre ellos, el de Presidente como cabeza del Likud. En la actualidad sigue en estado vegetativo desde hace ya cuatro años. original, pinchando aquí.

sas egipcias según tres ejes diferentes –uno para cada división-, y profundizar en el despliegue adversario de acuerdo con tres fases sucesivas : • En la primera fase se trataría de penetrar en los sectores norte y centro, destruyendo las posiciones defensivas y envolviendo a las fuerzas egipcias desplegadas en el Sinaí. • En la segunda fase la finalidad era penetrar en profundidad en el Sinaí. • La tercera fase perseguía alcanzar los pasos de los montañas del Sinaí, ocuparlos y cercar al Ejército egipcio para impedir su retirada hacia el Canal de Suez y aniquilarlo posteriormente. Por parte egipcia también el veterano carro soviético T-34 tuvo un notable papel. Los de la foto resultaron destruidos por la aviación israelí en el Sinaí. El Mando egipcio fue sorprendido por completo ya que no esperaba un ataque frontal israelí. La división acorazada del General Tal debía asaltar y penetrar en la zona fortificada de Rafah-El Arish mientras que la división de Ariel Sharon ocuparía la zona de Um-Katef –Abu Ageila, ambas llevando a cabo el esfuerzo principal de la ofensiva israelí según dos ejes. La división del General Yoffe –en el centro del despliegue israelí-, penetraría entre los ejes norte y centro, a traves de las dunas, e impediría cualquier intento egipcio de coordinación o de paso de refuerzos entre la 7ª y la 2ª divisiones egipcias, ambas bajo los ataques directos del doble esfuerzo principal israelí. En realidad la división del General Yoffe lo que iba a hacer no era sino una variante de la clásica maniobra de paso de escalón conocida y enseñada en la mayor parte de escuelas de mando y estado mayor del mundo occidental. Posteriormente la idea era ciertamente la de envolver a todas las fuerzas egipcias desplegadas en el Sinaí, impidiendo su retirada, para lo cual las
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

85

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

tres divisiones acorazadas israelíes empleadas hasta el momento debían ocupar la linea definida por todos los pasos de salida del Sinaí. Una vez completada la aniquilación del Ejército egipcio se avanzaría hasta el canal de Suez, con la idea de conquistar el puerto de Sharm-el-Sheikh, que controlaba el acceso al propio canal y al Mar Rojo, y cerraba la salida al mar abierto desde el puerto israelí de Eilat. Las divisiones israelíes seguían de alguna forma el modelo de organización occidental aplicado en lineas generales y venían a tener cerca de 15.000 hombres cada una, sobre la base de una estructura ternaria de tres brigadas, si bien con sus particularidades que las hacían diferentes entre sí. La división del General Tal contaba con 2 brigadas acorazadas –una, la 7ª, -sin duda la mejor unidad del Ejército israelí-, dotada con un batallón de 66 carros americanos M-48 A2 Patton, con cañón de 90 mms, y otro batallón de 58 Cen-

turion británicos, con cañón L7 de 105 mms, al mando del Coronel Samuel Gonen, mientras que la otra brigada, la 60ª al mando del Coronel Menachem Aviram, disponía de 86 carros AMX-13 y M-4 Sherman, todo un disparate logístico!!-, más una brigada paracaidista, la 35ª, al mando del Coronel Rafael Eitan, haciendo de infantería mecanizada, y una unidad ligera tipo batallón para misiones de reconocimiento y exploración para el conjunto de la división. ¡ En total unos 250 carros de combate, de 4 tipos diferentes ! La división del General Sharon era más fuerte en infantería que en carros, y disponía de una brigada de infantería mecanizada, una brigada paracaidista sobre vehículos acorazados, y una sola brigada acorazada, con un batallón de carros Sherman y otro de Centurion, lo que totalizaba unos 150 carros de combate, si bien disponía en cambio de más artillería asignada y de zapadores. La división del General Yoffe era quizás la más homogénea, con

dos brigadas acorazadas, dotadas exclusivamente con carros Centurion, unos 200 carros en total. Como reserva, el Mando israelí había situado una brigada acorazada independiente más en la zona de Kuntilla para dar profundidad al despliegue y acción del General Sharon. Otra brigada mecanizada reforzada había sido dispuesta a lo largo de la franja de Gaza y en el centro de Israel se había dispuesto una brigada paracaidista para actuar en cualquier punto del Sinaí en donde fuese necesario. En total el General Gavish disponía de algo más de 70.000 hombres con cerca de 800 carros de combate. La ofensiva se inició tan pronto como se supo que la neutralización efectiva de la aviación egipcia había tenido lugar, hacia las 0800 del 5 de junio, penetrando la 7ª Brigada Acorazada –del Coronel Samuel Gonen-, en la zona de Rafah desde el NE, cerca de la localidad de Khan-Yunis, entre lo que eran los límites de zona de acción de las divisiones egipcias 20ª -la división palestina-, y 7ª, evitando hábilmente los campos de minas, pese a lo cual, según recuerdan los israelíes, pareció que el infierno se abría y recibían fuego desde todas las direcciones. La resistencia fue tenaz –la primera baja de la brigada fue un vehículo semioruga M-3 alcanzado por un impacto directo de un carro T-34, muriendo todos sus ocupantes-, especialmente por parte de la 20ª División, y pronto la 7ª Brigada había perdido 6 carros y 35 oficiales. Al mismo tiempo la brigada paracaidista del Coronel Rafael Eitan, reforzada con un batallón de carros, en una maniobra audaz que flanqueó la zona fuertemente defendida de Rafah, giró hacia el N. y a través de las dunas, siguiendo la costa atacó las posiciones egipcias desde la retaguardia, penetrando en el sector defendido por la
◄ Panzer PzKpfw IV H probablemente de los que llegaron transferidos por España y que vieron aquí el final de sus días. Original, pinchando aquí.

11ª Brigada egipcia –equipada con carros pesados JS-3 Stalin con cañón de 122 mms., los más potentes de todo Oriente Medio-, procediendo a su neutralización, y ocupando por completo toda la zona al S. de Gaza. El Coronel Gonen, entretanto, siguió avanzando hacia el O., eliminando a una brigada de infantería egipcia, de la 7ª División, reforzada con un batallón de carros T-34, en una maniobra clásica en la que mientras su batallón de carros Centurion fijaba por el fuego, los carros M-48 maniobraban de flanco y desde el N. y desde el S., aniquilaban al adversario, abriendo por completo el camino hacia El-Arish, adonde llegaron ya en la noche entre el 5 y 6 de junio. Más de 40 carros egipcios habían sido destruidos con casi 2.000 muertos y heridos. Durante el 6 de junio la división del General Tal continuó la progresión hacia el O. siguiendo casi la linea de la costa hacia Kantara, ya en el Canal de Suez. En ese momento las pérdidas israelíes eran de 28 carros, 66 muertos y 93 heridos. La división de Ariel Sharon debía de penetrar según un eje desde la zona central de Nitzana, al SO de Beersheba, hacia Ismailía. Este eje era vital ya que desde él radiaban todas las carreteras que iban hacia el N., hacia El-Arish, y hacia el S., hacia la península del Sinaí. El principal obstáculo era la zona densamente fortificada de Um-Katef, en la que se encontraba atrincherada la 2ª División de infantería egipcia. En total, y según tres lineas defensivas desplegadas en profundidad, se encontraban 16.000 hombres, con 80 cañones contracarro y 90 carros de combate , no solo T-34 sino también algunos más modernos T-54. El ataque inicial israelí, nocturno, comenzó hacia las 10.00 PM del 5 de junio, precedido por el fuego de 6 grupos de artillería de 105 y 155 mms., que en 20 minutos lanzaron más de 6.000 proyectiles sobre Um-Katef, y fue encabezado por un grupo táctico mecanizado, que logró penetrar en el sector oriental de las posiciones egipcias, pero no
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

86

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

sería sino hasta la mañana del 6 de junio cuando toda la zona quedó consolidada en manos israelíes tras toda una noche de serios combates y una audaz maniobra en la que al anochecer del 5 de junio, tras el apoyo artillero, un batallón de paracaidistas helitransportado, en una hábil maniobra aeromóvil, llevó a cabo la neutralización del despliegue artillero egipcio. La limpieza y eliminación de todas las resistencias parciales llevó aún todo el día 6, pero el camino ya estaba abierto para penetrar en el Sinaí. Así, mientras las divisiones de los generales Tal y Sharon fijaban a las fuerzas egipcias en el N. y centro, la división del General Yoffe se aprestaba a llevar a cabo lo que el Mando egipcio consideraba una tarea imposible : penetrar profundamente hacia el centro, hacia la zona de Jebel Libni e impedir cualquier movimiento transversal y el refuerzo entre las fuerzas egipcias. Unidades acorazado-mecanizadas de la división de Yoffe, avanzaron a razón de 35 millas en 9 horas a través de un desierto de arena y dunas a lo larg o de los ejes septentrional y central, alcanzando la zona de Bir Lafah al atardecer del 6 de junio, en donde se posicionaron a la espera del enemigo con los carros en desenfilada de casco. En Bir Lafah tuvo lugar una de las mayores batallas de carros de toda la campaña, resultando aniquiladas una brigada acorazada y una brigada mecanizada egipcias, y quedando definitivamente sellada la suerte del Ejército egipcio en el Sinaí. Cuando se cumplió el segundo día de combates en el Sinaí, las principales fuerzas egipcias habían sido o neutralizadas o aniquiladas y las fuerzas israelíes avanzaban imparables hacia la principal concentración de unidades acorazadas egipcias que constituían todavía el mayor núcleo de resistencia que cerraba el paso hacia el Canal de Suez. La división del General Tal encontró alguna resistencia el 7 de junio a unas 10 millas del Canal, al E. de Kantara, que fue eliminada
87

tras tener lugar algunos combates de carros a distancias máximas, y al amanecer del 8 de junio –el cuarto día de guerra-, las tropas israelíes llegaban al Canal a pesar de las órdenes emitidas desde Tel-Aviv que exigían detenerse a no menos de 12 millas de las orillas. En el centro del Sinaí, no obstante, tuvo lugar la mayor batalla de toda la guerra en el desierto, que asestaría el golpe de gracia a las fuerzas egipcias, al concentrarse la división del General Tal y la división del General Yoffe sobre el Paso de Mitla, en donde finalmente también convergían los elementos avanzados de la división del General Sharon. Todas las carreteras y pistas que llevaban al Paso de Mitla, se vieron atiborradas de vehículos y tropas pertenecientes a la 3ª División de Infantería, a la 6ª División Mecanizada, a la División Shazli, y a la 4ª División Acorazada. La Fuerza Aérea israelí, que tenía superioridad aérea absoluta, pudo dedicarse por completo a atacar cuanto objetivo terrestre estuvo a su alcance. El espectáculo era dantesco, cientos de vehículos de todos los tipos ardían y bloqueaban el paso, convirtiendo todo el Paso en una gigantesca trampa. El total de bajas egipcias en el Sinaí fue estimado en 15.000 muertos, cerca de 6.000 prisioneros –500 de ellos oficiales-, y casi 600 carros de combate destruídos –y 200 capturados-, junto con 10.000 vehículos adicionales más de todos los tipos. Israel sufrió la pérdida de 300 muertos,1.000 heridos y 61 carros destruidos. Con el Ejército egipcio prácticamente anulado, y en la otra orilla del Canal, y la Fuerza Aérea virtualmente aniquilada, un alto el fuego, en términos próximos a lo solicitado por la ONU, entró en vigor el 8 de junio, dando un considerable respiro a las Fuerzas israelíes, haciendo posible completar la tarea en otros frentes.
► Los jordanos contaban con 2 baterías de cañones norteamericanos de largo alcance “Long Tom” de 155 mms. Enlace original aquí.

LA guERRA coN joRDANiA Operación Látigo / “Whip”) La guerra con Jordania se llevó a cabo sobre un escenario muy diferente al del desierto del Sinaí, pero sobre todo en ciudades y lugares de gran significado religioso para musulmanes, cristianos y judíos. La naturaleza del terreno que venimos llamando la Orilla Occidental está estructurada en torno a una cadena montañosa que va de N. a S. al E. de la cual hay un brusco desnivel hacia el rio Jordán y más hacia el S., el terreno desciende abruptamente aún más hacia el Mar Muerto. Desde esta zona hay muy pocos pasos hacia la costa, pero sin embargo hacia el O. El terreno es comparativamente fácil y en algunas zonas, controladas por Jordania, la artillería jordana podía batir la costa que está a distancias entre 8 y 10 millas, incluyendo ciudades y localidades israelíes como Natanya, Herzliya y la misma capital, Tel Aviv. Más al S. estaba el corredor que llevaba a

Jerusalén, flanqueado por unas colinas fortificadas en poder de las fuerzas jordanas. A diferencia de lo que ocurriría unos días más tarde en el frente sirio y de lo que había ocurrido con Egipto, Israel no tenía ninguna intención de entablar una guerra con Jordania y de hecho había enviado varios mensajes en tal sentido al Rey Hussein, y solamente se atacaron las bases aéreas jordanas una vez que la Fuerza Aérea hachemita inició las hostilidades al mediodía del 5 de junio, ya cuando los aviones israelíes habían regresado de sus incursiones sobre Egipto. El resultado no fue otro que dejar también a la Fuerza Aérea jordana fuera de combate. El dispositivo militar jordano, esencialmente defensivo, estaba organizado en torno a dos sectores de defensa, uno al N. que comprendía esencialmente la región de Samaria, con las ciudades de Nablus, Tulkarem y Jenin, y otro, al S., que coincidía básicamente con lo que había sido el Reino de Judea, y se extendía desde Ramallah

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

hasta Jerusalén y Hebron. Las fuerzas disponibles consistían en 8 brigadas de infantería y 2 brigadas acorazadas –la 40ª y la 60ª-, éstas últimas constituyendo una reserva móvil centralizada a caballo del valle del Jordán. De todas ellas, 3 brigadas de infantería defendían el sector N., otras 2, en Judea, defendían la zona de Jerusalén, y una más protegía las colinas de Hebron, al S. de Belén. Al E. del río Jordán desplegaban las 2 brigadas de infantería restantes, mientras que la 40ª Brigada Acorazada estaba orientada a intervenir hacia el sector N. y la 60ª cubría una posible zona de acción hacia Jerusalén. Al mando de estas fuerzas estaba el General de División Mohamed Ahmed Salim. Además había que contar con una división acorazada iraquí que estaba desplegada en la región NE de Jordania, como símbolo de la participación y contribución de Irak a la causa árabe. Cada brigada jordana disponía de un grupo

de artillería, en algunos casos a base de obuses británicos de 25 libras, y en otros, norteamericanos de 105/23 mm., y como artillería de reserva general, los jordanos contaban con 2 baterías de cañones norteamericanos de largo alcance “Long Tom” de 155 mm. que podían batir bien Tel Aviv, bien la base aérea de Ramat David, en el N. de Israel. El Ejército jordano, a diferencia de los demás ejércitos árabes que se inspiraban en el modelo soviético, estaba modelado al estilo del Ejército británico, según las tradiciones transmitidas desde los tiempos de la Legión Árabe de Sir John Glubb, y era altamente eficiente aunque no contase con equipo y material del mismo nivel que Israel y los demás países árabes. Básicamente sus fuerzas acorazadas disponían de carros M-47 y M-48 norteamericanos, con motor de gasolina, y cañones de 90 mm. –los mismos que equipaban al Ejército español de aquellos días-, y Centurion británicos de la versión inicial, también con motor de gasolina y cañón de 17 libras (84 mms.), junto con TOA,s M-113 norteamericanos para equipar un batallón de infantería mecanizada. En total los jordanos disponían de unos 270 carros de combate y 150 piezas de artillería. Frente al despliegue jordano, los israelíes contaban con unidades de dos mandos de la Fuerzas de Defensa de Israel: el Mando Central, a las órdenes del General de División Uzi Narkiss –un general graduado en l’École Militaire del Ejército francés-, que disponía de 6 brigadas de infantería, una de ellas –la 16ª, llamada la Brigada Etzioni-, tenía 8 batallones –y unos 50 carros Sherman-, compuestos principalmente por reservistas y
▲ El Presidente israelí Levi Eskhol visita un hospital militar. Original, aquí. ◄ Una pareja de vehículos ligeros de procedencia jordana capturados por Israel. Enlace original, pinchando aquí.

desplegaba en la ciudad nueva de Jerusalén, y el Mando Norte, a las órdenes del General David Elazar, que era responsable de asegurar la defensa frente a Siria, Líbano y Jordania, y podía aportar, por lo tanto, solo una brigada más que cubría Nazaret. Como reserva se contaba con una división acorazada, con 2 brigadas, al mando del General Elad Peled, que desplegaba en el centro de Galilea. Además y para un caso de emergencia extrema se podía contar también con la 10ª Brigada Mecanizada Harel y parte, asimismo, de la 55ª Brigada de Paracaidistas, al mando del Coronel Mordechai “Motta” Gur. La guerra en tierra con Jordania casi sorprendió a Israel ya que en las primeras horas del 5 de junio, el Primer Ministro israelí Levi Eskhol había enviado un mensaje a través del representante de la ONU en Jerusalén al Rey Hussein, garantizándole que si Jordania no intervenía en los combates, Israel, por su parte, no iniciaría ninguna hostilidad. Sin embargo a las 11.00 am del 5 de
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

88

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

junio, la artillería jordana abrió el fuego sobre las ciudades de Tel Aviv y Jerusalén, y la infantería de la Brigada Hittin cruzó la frontera ocupando lo que era hasta entonces zona desmilitarizada en Jerusalén. La artillería israelí respondió al fuego y la 16ª Brigada se enfrentó a la Brigada jordana Hittin en la zona desmilitarizada. La zona de Jerusalén en litigio –en manos jordanas-, había sido fuertemente fortificada desde la guerra de 1948 y los jordanos, en alguna manera al estilo de lo que los sirios habían llevado a cabo en el Golán, habían llevado a cabo obras y construido toda una serie de bunkers, trincheras y obstáculos protegidos con campos de minas y alambradas, para impedir que las fuerzas israelíes pudiesen llegar a ocupar la Ciudad Vieja y cortar las comunicaciones entre Jerusalén y Ramallah. La responsabilidad de la defensa de la Ciudad Vieja recaía en la 27 Brigada de la Legión Árabe, que contaba con refuerzos de la Brigada Hittin, que estaba encaminándose desde Hebron, y asimis-

mo con un batallón de carros de combate de la 60ª Brigada, desplegado justo a las afueras de Jerusalén. Para Israel uno de los objetivos estratégicos vitales –según el punto de vista del Mando Central-, era la conservación del Monte Scopus, enclave dominante de Jerusalén, ocupado por una guarnición de control de la ONU, y del que dependía el aislamiento o la liberación de la ciudad. Cuando hacia las 13.10 pm del día 5 la Fuerza Aérea israelí completó la aniquilación de la Fuerza Aérea jordana, quedó patente para el propio Rey Hussein que no podía ya contar con Egipto y que aquello era solo el comienzo de lo que iba a ser la réplica israelí. Efectivamente, la Fuerza Aérea israelí comenzó a atacar objetivos terrestres y un escuadrón de aviones de entrenamiento avanzado Fouga Magister atacó a la 40ª Brigada Acorazada, en marcha desde el puente Damya sobre el río Jordán, neutralizando al menos un batallón de carros y destruyendo un

convoy de municionamiento, anulando en alguna manera ya toda capacidad de combate efectiva de aquella brigada. Durante la tarde del día 5, la Fuerza Aérea israelí destruyó prácticamente todas las lineas de comunicaciones jordanas, así como el principal centro de comunicaciones radio en Ramallah e igualmente el Cuartel General de las Fuerzas en la Orilla Occidental fue obligado a retirarse a la Orilla Oriental. Los objetivos iniciales de Israel fueron, en primer lugar, eliminar la amenaza de la artillería jordana de largo alcance, para posteriormente extirpar toda posibilidad de amenaza sobre Jerusalén, y ocupar el Monte Scopus. La idea de liberar por completo el corredor hacia Hebron también estaba en el aire. A primeras horas de la tarde del 5 de junio la Brigada Mecanizada Harel, al mando del Coronel Ben Ari, avanzó por el corredor de Jerusalén y tras intensos combates, hacia medianoche ocupaba ya una zona desde la que se controlaban las carreteras que iban hacia Latrun al O., hacia Ramallah al N,, hacia Jericó al E., y hacia Jerusalén al S. Al mismo tiempo, de las brigadas de infantería disponibles, la que desplegaba en Lod había ocupado Latrun, incluida la zona del monasterio, y la carretera Latrun-Ramallah estaba por completo en manos israelíes. La 55ª Brigada de Paracaidistas ya puesta al completo a las órdenes del Mando Central, recibió ordenes de entrar en Jerusalén, lo que completó tras violentos combates hacia las 08.00 del día 6 de junio, avanzando paso a paso junto con unidades de la 16ª Brigada, reforzadas con carros de combate, estableciendo contacto con el Monte Scopus y dejando libres ya las comunicaciones con la ciudad, entrando en la Ciudad Vieja a través de la Puerta de San Estebán hacia las 09.50. Posteriormente hacia las 10.15 el General Narkiss, junto con el Rabino de Jerusalén y el General Bar Lev,
◄ Los veteranos carros Sherman combatieron duramente en los Altos del Golán frente a Siria.

se unieron al Coronel Gur para llevar una pequeña pero emotiva ceremonia de acción de gracias por la liberación de Jerusalén ante el Muro de las Lamentaciones. La guerra contra Jordania se completó con la conquista de la Orilla Occidental, llevada a cabo en dos batallas principales: Jenin y Nablús, en las que prácticamente quedó completada la aniquilación de la fuerza militar terrestre jordana. A las 20.00 pm del 7 de junio, Israel y Jordania aceptaban la entrada en vigor de un alto el fuego impuesto por la ONU. Jordania perdió casi la mitad de su territorio y sufrió más de 3.000 bajas –entre muertos, heridos y desaparecidos-, 117 carros de combate y casi la totalidad de sus aviones de combate resultaron destruidos. Israel, por su parte, sufrió casi 3.000 bajas igualmentelo que revela la dureza de los combates mantenidos-, y perdió 112 carros de combate. Ningún avión de combate israelí fue derribado.

EL FRENtE SiRio Los Altos del Golán Los Altos del Golán constituyen una meseta de casi 45 millas de longitud que va desde el Monte Hermón en el N. hasta el valle del Yarmuk en el S. Hacia el E. la meseta sube discretamente hacia las llanuras de Damasco y hacia el O. la meseta, con una altura media del orden de los 500 m. sobre el nivel del mar, domina el valle del Huleh, el lago Tiberíades y prácticamente todo el N. de Israel hasta la frontera con el Líbano, y el valle del Jordán. Toda la zona está salteada por elevaciones de origen volcánico entre las que sobresale la denominada Tel Abu Nida, con una altitud de unos 1.800 m., que domina por completo la ciudad siria de Kuneitra. Desde casi la creación del Estado de Israel,
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

89

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

Siria habia venido fortificando la zona del Golán, llenándola de bunkers, asentamientos de artillería, carros de combate en posiciones de tiro – algunos de estos carros eran obsoletos Panzer PzKpfw IV H alemanes transferidos por España, que vieron aquí el final de sus días-, y todo tipo de armas de tiro con puntería directa e indirecta, con las que dominaba todo el territorio bajo el acuerdo de alto el fuego con Israel. Las fortificaciones construidas eran de gran solidez y estaban guarnecidas permanentemente por el Ejército sirio que, de cuando en cuando, abría fuego con casi total impunidad sobre los asentamientos de colonos israelíes, impidiendo el desarrollo de una vida normal y pacífica en casi todo el valle del Jordán. Sin embargo, desde el inicio de las operaciones el 5 de junio, la actitud siria dio muestras de una gran prudencia y si bien desde el punto de vista propagandístico, el gobierno de Damasco estaba naturalmente alineado con Egipto, la realidad es que las unidades terrestres sirias no llevaron a cabo ninguna acción de gran alcance, manteniéndose a la defensiva. El 5 de junio, aparte de las acciones aéreas que produjeron la aniquilación de la Fuerza Aérea siria, la artillería llevó a cabo un incesante cañoneo de las posiciones israelíes en todo el confín de Galilea pero sin que se iniciase ninguna maniobra de avance terrestre, ni que, a pesar de las promesas efectuadas, ninguna gran unidad siria acudiese a Jordania. Las fuerzas sirias estaban organizadas en tres sectores defensivos de entidad división cada uno. En los Altos del Golán, al O. de Kuneitra, desplegaban 8 brigadas de infantería, con tres brigadas en primer escalón, y otras tres en retaguardia. Aparte desplegaba una fuerza móvil de reacción constituida por 2 brigadas acorazadas y 2 brigadas mecanizadas, que se situaban también a caballo del eje central de Kuneitra. Cada brigada de infantería siria disponía de un batallón de carros
90

T-54/T-55 y de un batallón de cañones de asalto autopropulsados Su-100 soviéticos. Frente a este despliegue se encontraba el Mando Norte del Ejército israelí, bajo las órdenes del General de División David Elazar, que disponía de 3 brigadas acorazadas y 5 brigadas de infantería. El Alto Mando israelí dudaba en lanzar la ofensiva contra Siria, dado el apoyo político y militar que la Unión Soviética proporcionaba al gobierno de Damasco, pero ante la creciente presión de las poblaciones israelíes en Galilea, una vez aniquilado el Ejército egipcio en el Sinaí y rechazadas las fuerzas jordanas de la Orilla Occidental, se dió la orden de atacar al General Elazar. Así, al alba del 9 de junio y con un intenso apoyo aéreo, las fuerzas israelíes iniciaron su avance, procediendo a aniquilar una tras otra las posiciones fortificadas sirias avanzadas mediante el fuego con puntería directa de los carros de combate. El retraso israelí en iniciar la acción ofensiva en el frente sirio podía estar justificado por numerosas razones, pero hoy se sabe que fue una decisión personal del General Dayan que obedecía sobre todo a razones políticas. Efectivamente, desde el 8 de junio había entrado en vigor una orden de alto el fuego permanente de las Naciones Unidas y aplicable tanto al frente egipcio como al jordano, pero para Israel la entrada en vigor de un alto el fuego en el Golán significaría una vez más consolidar una situación que daba ventaja a Siria y que le permitiría seguir hostigando impunemente desde las alturas a las poblaciones israelíes en el valle del Jordán. Había que conseguir un alto el fuego una vez que los Altos del Golán estuviesen en manos israelíes. El concepto de operación puesto en ejecución por los israelíes contemplaba efectuar el esfuerzo principal en la zona norte de los Altos, median▲ ► El desierto quedó plagado de material soviético destruido o abandonado. En las fotos un SU-100 jordano (arriba) y carros T-54 y Su-57-2 antiaéreos (abajo).

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

historia belica
► Volver al contenido

la guerra de los seis días

te un ataque combinado de medios acorazados e infantería a través de una zona tan escarpada que había sido tan solo fortificada ligeramente por los sirios, considerando que un ataque en esta dirección era inviable. Si este esfuerzo tenía éxito abriría el camino a un avance en fuerza de unidades acorazadas hacia Kuneitra desde el N. Al mismo tiempo estaban previstos una serie de ataques secundarios y maniobras de diversión en la zona S. con la finalidad de abrir un paso hacia el Golán a través de los accesos desde Jordania. El esfuerzo principal corrió a cargo de fuerzas de entidad división al mando del General de Brigada Dan Laner, adjunto al General Elazar. Estas fuerzas estaban constituidas por una brigada acorazada, al mando del Coronel Albert Mendler –quien se había trasladado a toda prisa desde la zona del Sinaí-, con apoyo de máquinas de ingenieros y bulldozers de zapadores, y por una brigada de infantería, la Brigada Golani, al mando del Coronel Yona Efrat. En segundo escalón, a modo de reserva, se situaba una brigada acorazada, al mando del Coronel Bar Kochva, recién trasladada del frente de Jordania. Inicialmente la brigada acorazada del Coronel Mendler –con algún refuerzo de infantería mecanizada sobre carriers semiorugas M-3 de la Brigada Golani-, frue avanzando hacia el E. y el NE. del Golán según dos columnas encabezadas por sendos destacamentos de zapadores, con los bulldozers sin protección, seguidos por carros de combate Centurion y los M-3 de la infantería. Todos los bulldozers fueron alcanzados por el fuego enemigo, tres resultaron destruídos y algunos llegaron a perder sucesivamente varias tripulaciones –que hubo que reponer-, antes de completar su misión. A pesar de ello el avance resultó imparable, lo que no obsta para que los combates fueran de una violencia fuera de lo habitual y la resistencia siria fuera extremamente feroz. Las bajas israelíes fueron muy altas y el batallón de carros de la Brigada Mendler que encabezó el ataque perdió
91

casi la totalidad de sus carros. Al amanecer del 10 de junio, las fuerzas israelíes controlaban los Altos del Golán y avanzaban hacia Kuneitra con dos brigadas acorazadas y una mecanizada desplegadas todas ellas en un único escalón, desde Mansoura a Wasset. Hacia las 14.00 la Brigada Acorazada Mendler ocupaba Kuneitra sin resistencia alguna y las fuerzas sirias comenzaban a volar sus posiciones y a retirarse, abandonando su material, ante los ataques cada vez más intensos de la Fuerza Aérea israelí. Al mismo tiempo algunas unidades de la Brigada Golani, en una operación helitransportada ocupaban uno de las alturas del Monte Hermón. Gradualmente se fue consolidando un perímetro defensivo que garantizaba una linea de seguridad aceptable para el Estado Mayor israelí, dominando toda la meseta de Damasco e impidiendo así que desde el Golán se pudiera volver a atacar impunemente más a las poblaciones del Valle del

Jordán. Hacia las 18.30 del 10 de junio entraba en vigor el alto el fuego impuesto por la ONU entre Israel y Siria. Israel estaba ahora seguro. La Guerra de los Seis Días ha pasado a la historia como una gran victoria de Israel, comparable a aquellas grandes epopeyas escritas en el Antiguo Testamento por Sansón, David, o Josué. Sin embargo no es fácil comparar la actuación de los diversos ejércitos árabes con el israelí, a pesar de la clara superioridad mostrada por éste último y de que, indudablemente, lo hizo mucho mejor, entre otros motivos por el hecho tan sencillo de que fue el que ganó la guerra. Entre los árabes parece haber suficiente evidencia de que los jordanos fueron los que combatieron mejor, a pesar de su inferioridad en medios y equipamiento. Los sirios, aunque opusieron una feroz resistencia, no dieron pruebas de una alta eficacia combativa, posiblemente por su falta de motivación política. Las tropas egip-

cias combatieron bien a título individual, pero las cualidades de sus mandos resultaron pobres en extremo. Las principales razones por las cuales podemos justificar la superioridad israelí, tanto de sus tropas como de sus mandos, podemos atribuirlas a que los jefes israelíes, esencialmente y de forma generalizada, demostraron mayor flexibilidad, agresividad y dinamismo. Su doctrina táctica resultó más adecuada y el pensamiento israelí supo sacar mejor partido de todas las ventajas tecnológicas que le proporcionaba su armamento, de fabricación occidental. Pero podemos considerar tres factores primordiales por los cuales se explica la victoria israelí : en primer lugar por la obtención del factor sorpresa, en segundo lugar por la consecución de la superioridad aérea, y finalmente, por su superioridad táctica en el empleo del Arma acorazada. Desde el punto de vista de la tecnología, varias armas o sistemas de armas hicieron su aparición en cierta escala durante la Guerra de los Seis Días. El más importante fue sin duda el empleo de los misiles antiaéreos y antitanques, que mejorarían sensiblemente sus capacidades en el futuro inmediato. Una nueva generación de carros soviéticos –T-54/T-55-, hizo su aparición, mientras que el empleo de los M-48 norteamericanos y Centurion británicos, desembocaría directamente en la introducción de la llamada segunda generación de carros occidentales, representada por los M-60, Leopard 1, AMX-30 y Chieftain. Sin embargo, quienes obtuvieron mejor provecho de las lecciones aprendidas fueron posiblemente los soviéticos y los propios árabes, haciendo una gran verdad del hecho de que “los Ejércitos solamente aprenden con la derrota”. La Guerra del Yom Kippour en 1973 –la siguiente guerra árabeisraelí-, lo demostraría. ■
◄ El Coronel Mordechai Gur observando el Templo de Jerusalén. Original, pinchando aquí.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Novedades
► Volver al contenido

lectura destacada

LAS REgLAS DEL ViENto
Cara y cruz de la Armada Española del siglo XVI carlos canales y miguel del Rey

Si existiera el libro a la carta, en el que el lector decide los temas a tratar, el índice de contenidos, la bibliografía que quiere que el escritor utilice, el formato, las fotografías o los mapas, en definitiva todo, mi libro ideal sobre la Armada Española en el siglo XVI, sin duda, se parecería mucho a este exquisito volumen. Un libro elegante, con una presentación para mi gusto de lujo. Con un índice de contenidos de lo más organizado, con maravillosos mapas a todo color y desplegables, ¡a doble página! Además, está basado en una profusa documentación que hace que este manual, me atrevería casi a calificarlo de enciclopedia, sea un libro de referencia para el tema del que trata: los años decisivos del siglo XVI en que se conforma por primera vez en la Historia el potencial de las Armadas, la posibilidad de extender la guerra y llevarla al mar y con capacidad de decidir la supremacía de unas potencias sobre otras y lo más importante, con barcos solamente impulsados por el viento. Batallas que se resuelven en el mar a cañonazo limpio y usando el viento como motor. Esto cambió el mundo en su proyección geoestratégica ya que los paises se dieron cuenta que con auténticas escuadras se podía extender la guerra en tierra y llevar las fornteras más allá del mundo conocido en la época. En esos pocos años se pusieron las bases de los combates navales ya que hasta ese momento no se habían producido en esas condiciones. Ahora los tenemos muy vistos, pero hasta el asalto de los españoles a las islas Terceiras, esos combates usando naves mancas, (sin remos), y los vientos como fuerza motriz fue totalmente pionera. La navegación cambia su proyección y desde ese momento cambian las tornas. Hasta ese momento los barcos eran en su concepción mercantes y algunos se artillaban para poder usarlos en labores bélicas. Como punto de partida en estos años la concepción de los navíos se proyectan como arma básica quedando en un segundo plano el desarrollo de barcos mercantes, esto se vería ya perfectamente reflejado en el siglo XVII. Los españoles estuvieron estudiando las mareas y los vientos durante muchos años, y eso les dió una ventaja estratégica sobre el resto de naciones. Nadie se atrevía a llegar más allá de las Azores, nadie excepto los españoles que con su ciencia, investigación, y arte marinero que pusieron
92

de manifiesto y establecieron ”Las reglas del viento”. Impusieron su total superiodidad en el Océano Atlántico. La organización de las flotas, los tipos de barcos, los sectores en los que navegaba cada una, todo eso no se hace de la noche a la mañana. Para poner orden y organizar algo tan descomunal como unos dominios transoceánicos de los que todos; franceses, holandeses o ingleses en las Indias, o los berberiscos y turcos en el Mediterráneo quieren sacar tajada, hay que tener mucha voluntad, muchos marinos extraordinarios, muchos años de investigación y mucha gente dispuesta a aventurarse. Pues todo eso está plasmado formidablemente en este libro. Como decía antes, un libro que yo ya lo tengo como libro de cabecera, de consulta a nivel enciclopédico sobre los tipos de barcos de la época: Galeones, Carracas, Urcas, Carabelas... Sobre los tipos de flotas, sobre los ilustres marinos y exploradores, sobre las políticas reinantes, sobre las guerras llevadas a cabo, sobre la influencia de los descubrimientos tecnológicos, sobre la incursión de la incipiente Infantería de Marina y tantas y tantas cosas que pasaron en esos años decisivos. Son tantos los datos de todo tipo que aparecen en este volumen que es imposible explicarlo en esta reseña. Libros que traten en profundidad la famosa Invencible hay unos cuantos, pero la Historia Naval del siglo XVI es algo más que la Invencible. Para llegar a la Invencible antes se dieron unos condicionantes históricos y un desarrollo tecnológico de las flotas que al final propiciaron la fallida expedición, pero no todo queda ahí. Hay un antes y un después y esos tiempos históricos son la base y desarrollo del contenido del libro. Una edición increíblemente bien cuidada, con un papel de alta calidad, con unas láminas, mapas y dibujos extraordinarios. Retratos, banderas, cuadros, esquemas,biografías, datos completos de las distintas flotas en liza…. De verdad, no tiene desperdicio.


iSbN: 9788441426429 Edición: 1ª Editorial: EDAF Añ: 2010 ciudad: MADRID

Novilis

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

Novedades
► Volver al contenido

lecturas recomendadas

michAEL WittmANN Y Villers Bocage, 1944 Javier Ormeño iSbN: 9788492714117 Edición: 1ª Editorial: Almena Año: 2010

hiStoRiA NAVAL DE LA gRAN guERRA Mateo Mille iSbN: 9788492400607 Edición: 1ª Editorial: Inédita Año: 2010 ciudad: BARCELONA (…) El único objetivo de la guerra naval es la destrucción de la flota del adversario para poder disfrutar tranquilamente de lo que se ha denominado “dominio del mar” y que no es, en resumen, sino su aprovechamiento, sin reacción enemiga, como vía de comunicación. Al menos eso dice la teoría y sostiene Mateo Mille, porque en la práctica, la Grand Fleet y la Hochsee Flotte casi nunca se acometieron como cabría esperar. El autor considera que sólo se dieron cuatro batallas navales en la Primera Guerra Mundial; de encuentro, Coronel y Jutlandia y, de persecución, Malvinas y Dogger Bank. Sin embargo lo que venció definitivamente a la Escuadra alemana fue la inactividad, la falta de decisión de los mandatarios germanos y, al final, el viento revolucionario que soplaba del Este. Por aquel entonces la primera potencia mundial (industrial, colonial y naval) era el Imperio Británico; el II Reich era la segunda potencia naval pero aspiraba a más y, desde luego, no se lo iban a poner fácil ni los británicos ni sus aliados europeos de la Entente Cordial. Y se preguntarán ustedes ¿qué tiene entonces de singular este conflicto naval que no se haya dado en anteriores “guerras mundiales”? Pues fundamentalmente tres particularidades: la Revolución industrial; los avances tecnológicos y armamentísticos y una flota de guerra “moderna” que era carísima de crear y mantener, pues como bien apunta el capitán de fragata Mille; Las pólvoras no han dejado capital disponible para los sueros.

gRAVELiNAS 1588 Los Tercios de Felipe II Alberto Raúl Esteban iSbN: 9788492567249 Edición: 1ª Editorial: Tempus Año: 2010 ciudad: BARCELONA

 El 13 de julio de 1558 tuvo lugar en la costa

bRAVE mEN La batalla de Normandía Ernie Pyle iSbN: 9788492567249 Edición: 1ª Editorial: Tempus Año: 2010 ciudad: BARCELONA “Cuando llegamos allí, las cabezas de playa ya habían sido tomadas y la lucha se había desplazado unos tres kilómetros tierra adentro. Todo lo que quedaba en la playa eran algunos tiroteos y fuego de artillería, además del alarmante estallido aislado de una mina que lanzaba por los aires un géiser de arena marrón; esto y una gigantesca y penosa acumulación de ruinas y destrucción a lo largo de kilómetros de costa.” Pensaréis que estamos ante otro libro más sobre el Día D. Otro libro más que vuelve a contar las mismas cosas que ya se han contado en tantos otros libros. Los hechos son los hechos, efectivamente este libro cuenta otra vez lo ocurrido antes, durante y después del Día D. Lo que tiene de diferente y atractivo es el autor, su visión y forma de contar la guerra. Ernie Pyle fue uno de los más prestigiosos corresponsales de guerra que escribió a lo largo del conflicto, desde que los EEUU entraron en guerra. Estuvo en el Norte de África, pasando por Italia, Francia y finalmente cubrió el frente del Pacífico, donde murió en 1945 alcanzado por disparos japoneses en una isla cercana a Okinawa. La cercana forma de escribir, teniendo siempre en mente a los lectores para los que se dirigían sus relatos, el público norteamericano del Washington Daily News, que tenía a sus chicos lejos de casa, en la guerra, entregando sus vidas. Esa visión y formato de escritura es lo que hace totalmente atractivo este relato.
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

ciudad: Madrid

Cruz de Caballero con Hojas de Roble y Espadas, placa de asalto acorazado en plata, Cruz de Hierro de 1ª y 2ª clase, y más de 130 carros destruidos en su historial de combate. Michael Wittmann, leyenda viva durante la guerra y transformado en mito tras su muerte en Normandía en agosto de 1944, es para mi uno de los grandes combatientes de la última gran guerra. En este magnífico libro monográfico, el autor, Javier Ormeño Chicano, nos acerca a la vida de armas de Wittmann, un hombre que fraguó su merecida fama a base de humildad y trabajo en equipo, premisas aprendidas en su aprendizaje en la escuela de Bad Töldz, y que tan magníficos resultados le dio como comandante de su propio blindado. El libro, el cual me ha recordado en buena medida, tanto en aspecto como en calidad, a los publicados por Osprey Publishing, es un repaso historiográfico por todos los escenarios en los que combatió éste interesante personaje. En el Frente del Este, Kursk, Tcherkassy y Rostov entre otros. Wittmann luchó con igual valía y arrojo en ambos frentes, gracias en parte a las magnificas tripulaciones de las que se rodeó en todo momento, destacando como no podía ser de otra manera a su fiel artillero, Balthasar “Bobby” Woll, portador también de la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro gracias a su habilidad innata como tirador...
93

de Flandes la batalla de Gravelinas en la que se enfrentaron tropas que el autor denomina como “hispánicas” contra tropas francesas. Las tropas hispánicas estaban al mando de Lamoral de Egmont y las tropas francesas al mando del Condestable de Termes. Esta batalla tuvo lugar con posterioridad a la de San Quintín en el contexto de la guerra que mantuvieron desde 1547 hasta 1559 los Reinos de España y Francia ya con Felipe II al mando de la Corona Española y destacado en la propia región de Flandes; fue la última victoria que tuvo en vida el Emperador Carlos. Esta batalla ha estado tradicionalmente menos estudiada que la de San Quintín de la que se considera un episodio menor con un personaje común: el general de Caballería Lamoral de Egmont. Según el autor hay pocas fuentes directas para elaborar una narración veraz de los hechos (solo hay cartas de un protagonista directo, el Mariscal de Thermes, y de un protagonista indirecto como era el Duque de Saboya) y los testimonios indirectos no permiten trazar un desarrollo inequívoco de los hechos. La mayor parte del libro describe los movimientos del francés Duque de Guisa contra el general español Luis Filiberto de Saboya, vencedor de San Quintín, movimientos que culminan con la conquista francesa de la plaza inglesa de Calais. Después de esta conquista el frente se estabiliza entre las tropas francesas e hispánicas entre Flandes este, Luxemburgo y la Champaña.

Carta de ajuste
► Volver al contenido

al césar lo que es del césar

sentimos a menudo decepcionados con la actitud de algunos “compañeros” del mundillo -vamos a llamarlo de la información, ya digitalizada, ya analógica-, que olvidan lo que debería ser el juramento hipocrático de dicha profesión: respeto a la información, veracidad, imparcialidad... ¡y hasta compañerismo!. En suma, bonitas palabras que cuando no se aplican, convierten lo que se escribe en pura propaganda o, si se prefiere, simple publicidad comercial. Algo que no es nuevo, en ningún caso, y que en otras épocas ya existió y aun hoy se recuerda como lo que no hay que hacer: Der Völkischer Beobachter, en la Alemania nazi, Pravda, en la URSS, y también Arriba, El Alcázar y Mundo Obrero, en la España de otros tiempos. Ya sabemos que la España actual está poblada de “agoreros” que ahora se suman al carro del poder en ejercicio y cuyo seudónimo solo responde a poder cambiar de línea de actuación cuando cambie el ejecutivo, continuando así al abrigo del sol que más caliente. Triste, tener que escribir así, pero es obvio que tiene que haber de todo; venderse siempre ha sido la profesión más antigua de la humanidad. Mucha suerte, y felices sueños. Desde estas páginas digitales hacemos otra cosa -y se entiende que no guste a aquellos que solo aceptan ser adulados y aplaudidos-. No entendemos aquello de las tempestades a que se refieren algunos, ni lo de los motoristas… seguramente son añoranzas de la época franquista, o mejor dicho, stalinista, y mucho menos aún lo del follón por la venta potencial de carros de combate del Ejército español a Arabia Saudí. ¿Qué follón? ¿Por qué? El “follón” no lo ha provocado EJÉRCITOS, sino aquellos que lo han organizado y tratado de ocultar de alguna manera, difundiendo, para salir al paso de la información simple y llana
94

L

os que -aun sin pretender serlo-, de alguna forma tenemos alguna vocación periodística y nos gusta escribir, nos

a decir que no hay nada seguro y que, por algún

Al CEsar lo que es del CEsar
Porque a buen entendedor...
aparecida y publicada en estas páginas, y que ni siquiera hacía comentarios. Noticias ambigüas y poco claras, presentando una posible operación de grandes “genios” económicos, industriales y financieros, tan falsa y poco creíble que no se ha tenido más remedio que puntualizar lo que sí está claro y se sabe, y no aquello que, efectivamente, no se sabe. No sabemos el alcance de la trama que ha planteado, ya el Gobierno, ya el Ministerio de Defensa, pero sí sabemos lo que no es verdad ni posible, y eso, a fecha de hoy, no lo ha desmentido nadie, ni el órgano oficial de propaganda gubernamental, ni ninguno de los agoreros de turno. Como dijo Antonio Machado en su Juan de Mairena; “La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero”. No sabíamos que se haya provocado histerismo con nuestra información; La histeria, quizás, es la que le ha entrado a algunos que utilizan nombre de mujer como seudónimo a la hora de escribir en algunas revistas, y sin duda a la Sra. Chacón y a su fiel Constantino, que se apresuran

motivo poco claro, ven peligrar su jugada. Naturalmente que no hay nada seguro, y ello se debe al cúmulo de falacias vertidas por la propaganda gubernamental. La primera falacia que vierten ahora los agoreros es -nuevamente-, que se trata de una operación de apoyo a la industria por parte del Ejército español. ¡Qué cosas hay que leer! ¿A qué industria? ¿A la alemana? ¿A la norteamericana? ¿A ambas? Dejemos las cosas claras una vez más; El carro Leopard 2, E o A6 o HEL –sea cual sea su versión-, no es español. La denominación E responde al modelo elegido por el Ejército español, eso sí, y ha sido diseñada por la empresa alemana KMW (Krauss Maffei Wegmann), siguiendo los requerimientos operativos del EME, en su día, con los cuales se pudo firmar –por parte del Ministerio de Defensa- un contrato, el 31 de diciembre de 1998, con la antigua y desaparecida SBB, incluso antes de que ésta hubiera ni siquiera acordado con la empresa alemana un contrato comercial o de transferencia de tecnología. Este acuerdo, como se ha expuesto por personas que vivieron los entramados de todo el proyecto, se produjo seis meses después, acordándose el detalle de la producción que correspondería a la industria española, y que, en ningún caso, superaría el 60 % del volumen de tecnología del carro. Hasta aquí los hechos básicos. Pero hay más, el contrato y los acuerdos consecuentes estipulaban claramente lo que se podía hacer y lo que no se podía hacer. En primer lugar, el contrato y la cooperación abarcaban solamente los carros -de combate y de recuperación- a adquirir por el ET (incluida aquí también la llamada periferia del sistema: apoyo logístico integrado, simuladores, munición...). Y esto no
◄ En el punto de mira... Un ejemplo muy gráfico que no solo se refiere a los carros. Enlace al archivo original, pinchando aquí.

| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

carta de ajuste
► Volver al contenido

al césar lo que es del césar

era todo ya que, cuando se ultimó la privatización de toda la antigua Empresa Nacional Santa Bárbara a favor de General Dynamics (GD), la empresa alemana –con el apoyo de su gobierno, a la sazón el canciller Schröeder-, impuso unas
▼ El término “Ágora”, bien se refiera a la archiconocida película cuyo tema central es la libertad de pensamiento y de opinión frente a la opresión del gobiernos, religiones y de los poderosos en general o bien haga referencia al espacio central de las polis griegas utilizado además de para el comercio, para la vida política -democrática- de la polis, no parece un buen pseudónimo para quien solo dice aquello que le marcan... Aunque quizá nuestro amigo prefiera tipo de democracia con un concepto de ciudadano muy restringido, o el nombre sea una advertencia, en este caso, de como terminó la legendaria Hypatia, de la que hemos elegido este hermoso cuadro, de Charles William Mitchell. Enlace a la imagen original, pinchando aquí.

condiciones draconianas a la nueva GD-SBS para seguir adelante con el proyecto. Condiciones que rayaban si se quiere en lo ridículo e inaceptable, pero que ahí están y fueron aceptadas: Sendos muros con barreras de seguridad en las factorías de Alcalá de Guadaira y Trubia, que separan todo lo que tiene que ver con el Leopard del resto de la producción de la empresa, y que ningún norteamericano –si es que hay alguno-, ni personal no autorizado puede cruzar, y que controlaban funcionarios alemanes destacados expresamente a ese efecto. Por eso se dice lo que se dice, y que ninguna información gubernamental contempla. Otro ejercicio falaz que se presenta es el de si resultaría tan raro detraer carros en producción para el ET para una buena operación exportadora, argumentando qué es lo que hacen otros países y qué es lo que hizo Italia ofreciendo la rápida entrega de vehículos Lince para España. Repetimos que no se ve donde está la buena operación exportadora, por lo ya expuesto, pero además, traer a colación el caso de Italia aquí no es sino maniqueísmo del primer nivel ya que el MRAP Lince sí es un producto italiano, fabricado por una empresa italiana y no tienen que pedir permiso a nadie para venderlo a otro país aliado y amigo: Los beneficios de la venta revierten en Italia obviamente, todo lo contrario del caso español. Y si se quiere discutir aspectos más de fondo vayamos a ello ¿Vamos a deshacernos de unos cuantos carros de combate Leopard 2E del ET para poner en marcha el hipotético programa del futuro vehículo acorazado 8x8? Es una buena idea, propia de los “genios” que mantienen a España sumida en lo más profundo de la crisis económica -y sin visos de salir de ella-, cuando otros países con los que queremos medirnos, empiezan a despegar y salir poco a poco de la misma. Por la misma razón podríamos suprimir otras unidades, vacantes y programas, y sustituirlos por otros... ¿Dónde está aquí el ahorro y la gran ventaja eco-

nómica de la operación? Es el chiste ya contado en algún medio de vender el coche para comprar gasolina. Y, efectivamente, como dicen los agoreros, ¿dónde está la realidad de las verdaderas necesidades de equipamiento de las Fuerzas Armadas? ¿En el FSCT? ¿En el siempre futuro A400M? Solo recordar aquí que cuando se puso de manifiesto la urgente e imperiosa necesidad de nuevos vehículos blindados para las misiones internacionales, se tardaron DOS AÑOS largos en equipar con ellos a las tropas... Tardanza debido a la incapacidad de los órganos de contratación del Ministerio de Defensa y de la nueva y “fantástica” empresa GD-SBS que no pudo, una vez más, cumplir con los plazos del contrato, sobre un producto que, naturalmente, no era suyo tampoco, pero en el que se inmiscuyó gracias a los favores de algunas autoridades. Hay -y estamos muy de acuerdo con algunos medios-, aspectos que no se han filtrado a la luz pública, como el de qué empresa podría ser el contratista principal de la posible venta. Alguien ha dicho ya que es INDRA -e incluso KMW- y no GD-SBS, un plato de mal gusto que alguno va a tener que asimilar. Pero ¿Qué se podía esperar? GD-SBS es una mala empresa. Ya lo dijo un antiguo Director de Armamento y Material del Ministerio, y lo dijeron un Ministro, y un Secretario de Estado –ahí están sus declaraciones en los Diarios de Sesiones del Congreso de los Diputados-, pero ahí están también los resultados habidos con el vehículo RG-31, y todos los que ahora acuden a defender y postularen favor de GD-SBS lo han escrito. ¿Cómo iban a querer los saudíes contratar con GD-SBS? Estamos seguros de que los alemanes les habrán disuadido de ello. Otra cosa es llevarse a precios de 1998 los carros españoles. Todo es posible y si alguien piensa que este hipotético contrato puede supone una deseada y nueva aproximación hispano alemana en ma-

teria de Defensa, habría que preguntarse porque hubo, si es que la hubo, una separación alguna vez. Claro está que fue una decisión de un gobierno del PP, pero no por ello no celebrada por los mismos que ahora ven bien un nuevo cambio de rumbo. Hay que estar con el que manda, en aras de la libertad de expresión. Y en aras de esa libertad de expresión no se puede entender que se considere que no resulte ni prudente ni oportuno hablar de este hipotético contrato por el momento. ¿O solo puede hablar de él el órgano de propaganda gubernamental, y en la forma que le plazca? La noticia se dio cuando se supo (1 de Octubre para ser exactos) –alguien ya avisó de ello-, pero los comentarios y editoriales se produjeron cuando “oficialmente” se hizo pública. Las “alegrías” en la información han sido las que son: dar cifras astronómicas sobre el contrato y hacer cábalas sobre los inmensos beneficios para la industria “española”,…etc… por parte de esos pseudoperiodistas o informadores-aduladores. En cualquier caso, la transferencia de 50 o 100 carros de combate del ET a un tercero no tiene mayor importancia. Estamos seguros de que tanto Constantino como la Sra. Chacón se librarían de todos los carros de combate si pudieran. Para ellos son solo “tanques” casi con significados de otros tiempos. Tiene importancia la “alegría” con que se hace. Si se transfiere un batallón de carros, o dos, en el fondo lo que se está diciendo es que sobran una o dos de las actuales brigadas, con su personal correspondiente -y perfectamente puede ser así-. Pero no sin que medie una revisión de la defensa y una transformación del Ejército, cada vez más necesaria y de la que nadie habla. Al César lo que es del César… Estamos seguros de que esta saga continuará.■

José Luís García Benavides
| Revista Ejércitos | Septiembre de 2010 | Nº 8 |

95

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful