You are on page 1of 11

¿Qué vamos a hacer?

Vamos a realizar (o por lo menos a tratar) unos 17 litros de cerveza tipo Ale Inglesa. Existen distintas formas de
realizar cerveza en casa, de hecho en algunos países venden packs pre listos que ya traen casi todo hecho y sólo
se trata de mezclar los ingredientes y esperar a que fermenten., sin embargo,tratare de explicar todo el proceso
completo, incluyendo desde la molienda del grano hasta el embotellamiento, según aseguran los expertos (yo
NO lo soy) esta es la mejor manera de hacer cerveza ya que cuando se utilizan estos packs nunca queda tan
buena.

Esto no pretende convertirte en experto cervecero, ya que sólo explicaremos la forma de hacer cerveza a
grandes rasgos y dista mucho de ser un curso profesional. Los que realmente entienden sobre el proceso de la
cerveza seguramente lo encontrarán muy simple. Pero creo que para empezar esta bien. Además al que le
parezca simple lo invito a enviarme sugerencias para poder mejorarlo.

¿Es peligroso?

Según tengo entendido, y según explican en todas las páginas destinadas al tema que he revisado, no lo es, de
hecho según explican en una de estas páginas lo peor que te puede pasar es que la cerveza se te eche a perder y
no se pueda realizar bien la fermentación con lo cual lo más probable es que empiece a salir un olor fétido (en
ese caso te recomiendo no tomarla). Para asegurarme le pregunté a uno de los miembros del grupo que es
médico y me dijo que no había mayor lo unico es que te de diarrea ejjee.

Ingredientes y Equipo Necesario:

Cebada Malteada (comúnmente conocida como malta): Necesitamos 5 kilos de malta pálida, o si es que
prefieres puedes usar 4,6 kilos de malta pálida y 0,4 kilos de malta tostada (queda mejor

Levadura de Cerveza: Según conocemos existen dos tipos de levaduras de cervezas, las Ale y las Lager. La
levadura tipo Ale (que es la que vamos a utilizar) fermenta a temperaturas de mas o menos 22ºC con lo cual no
necesitas estar refrigerándola sino que basta con que la tengas a temperatura ambiente, esta levadura fermenta
arriba del envase de fermentación (top fermenting yeast). Mientras que la Lager, fermenta mas menos a 10ºC y
fermenta abajo del envase de fermentación. Comercialmente podemos encontrar la levadura de dos formas: en
cultivo líquido puro o en formato deshidratado. Para nuestra receta vamos a necesitar un sobre de levadura de
cerveza tipo Ale, los sobres que se venden por lo general vienen en cantidades para realizar 5 galones de
cerveza (20 litros) es decir es lo justo para nuestra receta.

Lúpulo: el lúpulo es una flor, que se utiliza para darle el aroma y el amargor a la cerveza En todo caso para esta
receta vamos a usar menos de 30 gramos de lúpulo.

Agua Declorada: Necesitamos unos 25 litros de agua declorada, para que se le vaya el cloro al agua lo mejor es
hervirla el día anterior, luego dejarla reposar por toda la noche y ya esta. Aunque si utilizas agua destilada es
mejor, según me dicen esta agua no es cara.

Nevera(Hielera): Una nevera (de esas de camping) ojalá con desagüe en la parte inferior. Tienen que tener una
capacidad de 20 litros.

Densímetro: Un densímetro de 1000 a 1100. El densímetro es un instrumento que sirve para medir la densidad
de los líquidos. También es necesario tener una probeta (o algo que se le parezca) de unos 250 cm3 para poder
utilizar el densímetro.

Un Termómetro de 0º a 100º: Este lo puedes usar en cocina, para medir la temperatura de los vinos y en
muchas otras cosas a parte de hacer cervezas.
Un Bidón de 20 a 25 litros: Yo me compre un bidón plástico con capacidad para 25 litros con tapa ancha (para
facilitar su limpieza) y con una llave ¾ en la parte de abajo (para facilitar sacar el líquido en la medida justa)
El bidon puede ser un garrafon de agua o una cubeta de grado alimenticio.

Una olla grande: De unos 20 litros, lo ideal es que sea de acero inoxidable, o a lo menos que sea enlozada por
dentro, sin embargo si aún no estas seguro de que esta actividad te vaya a gustar y ya tienes en tu casa una de
aluminio, puedes usar esa por ahora. Lo malo del aluminio es que al parecer produce unas reacciones químicas
no deseables con nuestra cerveza. Lo que yo hice la primera vez y me funcionó fue utilizar dos ollas de acero
que habían en mi casa cada una con capacidad de 10 litros.

Dos jarras: De plástico o de vidrio, de mas o menos 1 litro cada una.

Alcohol: Medio litro de alcohol, del que se usa para las heridas, lo vamos a utilizar para desinfectar todos los
utensilios.

Aparato para Picar la Malta: Los granos de malta deben molidos antes de utilizarlos (a menos que hayas
comprados granos ya molidos), la idea no es hacer harina ni tampoco dejar los granos enteros, por lo tanto
puedes utilizar una licuadora, o un palo de amasar para picarlos.

Un Cierre Tipo Airlock para el Bidón: En el bidón es en donde vamos realizar la fermentación de la cerveza,
por lo tanto necesitamos colocar en la tapa del mismo algún sistema que permita salir el gas que se produce,
pero que no deje entrar bacterias a nuestra cerveza. De no conseguir yo he utilizado como un globo (de los de
cumpleaños) que le abro algunos pequeños agujeros con una aguja y luego lo coloco a presión en la tapa de mi
bidón, lo único importante es que te fijes que la boca del globo quepa en la tapa de tu bidón.

Sistema de Enfriado: Necesitamos tener un sistema de enfriado rápido. Existen dos formas para realizar el
enfriado: una es comprarse o construirse una enfriador de cortacorriente y la otra es meter el bidón en un envase
de plástico mas grande lleno de agua con hielo.
El sistema de enfriado cortacorriente se puede comprar en tiendas para laboratorios, son unos aparatos de vidrio
que se utilizan para destilar, pero son caros. La alternativa es construirse uno, mas adelante en el curso te
enseño como construir uno utilizando los siguientes materiales:
6 o 7 metros de manguera que no sea de esas muy finitas (por que va a tener contacto con metal caliente y se
puede derretir)
5 o 6 meros de cañería de cobre de ½”, la que es finita (tiene que caber con soltura dentro de la manguera)
Conectores plásticos (mas adelante en la parte donde enseño a realizar el enfriador vienen mas explicaciones)
El segundo sistema de enfriado es mucho más sencillo y hasta el momento a mi me ha funcionado bien,
consiste en colocar el bidón dentro de un envase o recipiente de mayor tamaño y lleno de agua con hielo,
entonces el agua con hielo rodeará el recipiente con caldo hirviendo y lo hará enfriar rápidamente, recuerda que
sólo necesitamos que la temperatura baje a unos 28º, no mas que eso.

Quizás la lista de materiales te parezca un poco larga y estés pensando que vas a tener que gastar mucha plata
para poder hacer tus cervezas, sin embargo, te recuerdo que una vez que ya tengas todos los implementos, para
hacer cerveza sólo necesitaras la malta, el lúpulo y la levadura, todos ingredientes que aunque sean importados
no son caros, y la producción de cerveza en tu casa te saldrá mas barato y de mejor calidad que comprarla. A
parte de la gran satisfacción que da el poder ofrecerles a tus invitados cerveza hecha por uno mismo. Por algo
se calcula que en USA un 2% de la población realiza cerveza en casa, es decir sólo en USA hay mas de 4
millones de personas haciendo lo que tu vas a hacer.

Manos a la Obra

El proceso de hacer cerveza en casa consta de las siguientes partes:


1. Molienda del Grano
2. Mashing (maceración del grano para extraerle los azucares)
3. Lavado del Grano (o Lauthering)
4. Hervido del caldo (oWort)
5. Enfriamiento del caldo
6. Fermentación
7. Embotellado

Los primeros 5 pasos demoran en total unas 4 o 5 horas, la fermentación dura mas o menos 10 días, el
embotellamiento es rápido, y por último hay que dejarlas embotellas unas 2 semanas antes de tomarlas, a este
proceso se le llama maduración, dicen que si aguantas un mes, queda mucho mejor.

Moliendo el Grano:

Lo primero que vamos a hacer es moler nuestra malta (a menos que ya la hayas comprado molida). Este es uno
de los procesos más importantes para obtener una buena producción. Mientras mejor este molido el grano
mayor será tu producción. Recuerda que esta receta es para 17 litros en promedio, si haces todo bien pueden
llegar a salirte unos 20 litros pero si te salen 12 o menos no te preocupes que es normal, lo importante no es la
cantidad sino la calidad. La cantidad de cerveza que obtengas finalmente va a depender de cuan denso sea el
caldo que obtienes del proceso de maceración del grano y esta variable está en relación directa con cuan bien
este molido el grano (bien no quiere decir que este muy molido sino que este molido adecuadamente) y de la
calidad del agua que utilices.
La idea no es hacer harina del grano ya que si ponemos la harina en agua caliente se nos armaría una pasta que
no nos permitiría extraer ningún jarabe azucarado de la malta. Tampoco se trata de partir el grano uno a uno por
la mitad ya que lo más probable es que dejásemos sin extraer del grano la mayoría de los azucares.
Les adelanto que este grano molido va a cumplir dos funciones, por un lado nos servirá de materia prima para
extraer los azucares pero por otro lado nos servirá de filtro en el proceso de lavado.
En definitiva de lo que se trata es de intentar romper el núcleo del grano haciéndolo trocitos pequeños
intentando no romper la cáscara. La cáscara va a jugar un papel muy importante en la infusión ya que va a
impedir la formación de pelotas de harina, actuando así de filtrante natural y facilitando la extracción. Es por
esto que deberíamos decir aplastar el grano en lugar de moler el grano. En una buena molienda se deben
observar trocitos más o menos blancos del núcleo roto, cáscaras lo más enteras posibles y puede que algún que
otro grano que se nos ha escapado entero, y por qué no, un poco de harina.
Como logramos moler el grano de una manera optima, bueno, existen varias maneras, la mas común y rápida es
utilizando una licuadora, la idea es ir poniendo cantidades pequeñas de grano (mas o menos una tasa a la vez) e
ir procesándolos en la licuadora fijándose que no se nos forme mucha harina en cada vez. La otra forma es
aplastando el grano con un rodillo(de esos para hacer tortillas) contra una tabla, de esta manera se van a ir
quebrando los granos sin romper la cáscara. Y la mas recomendada por los que saben del tema es utilizar una
maquinita que tiene un par de rodillos metálicos paralelos y separados unos milímetros, (aunque nunca he
tratado esta maquinas se parece mucho a la que yo utilizo para hacer pastas). Al hacer girar uno de los cilindros
y dejar caer el grano en el pequeño espacio que queda entre ambos rodillos, este sería arrastrado y aplastado.
Yo en lo personal lo que hago es moler 2/3 del grano en la licuadora y 1/3 con el rodillo.
Al principio el rendimiento que uno obtiene es muy bajo, por lo general siempre hay algo que uno hace mal,
pero no desesperen que con la práctica siempre mejora.

Mashing o Maceración de la Malta:


Bueno ahora vamos a comenzar la etapa del Mashing que no es otra cosa que macerar el grano con agua
caliente con la finalidad de obtener la mayor cantidad de azucares de la malta. Lo primero que vamos a hacer es
calentar unos 20 litros del agua declorada. Mientas tanto deberías ir limpiando la nevera(Hielera). Bueno
cuando el agua llegue a unos 80ºC (usa tu termómetro) entonces sácala del fuego y traspasa sólo 12 de los 20
litros a la nevera (como regla se deben traspasar 2,4 litros por cada kilo de malta, en nuestro caso para 5 kilos
son 12 litros).
¿Porque no traspasamos los 20 litros? porque no sabemos cuan espeso va a ser nuestro caldo, necesitamos como
mínimo un caldo que tenga una densidad de 1030, si nos queda más espeso no hay problema porque después
podemos echarle mas agua y diluirlo, pero si nos queda menos espeso nos puede quedar una cerveza muy
aguada. Es por eso que en esta primera parte conviene no poner mucha agua.
Bueno al traspasar el agua a la nevera esta se debería enfriar un poco, luego metemos el grano y (como el grano
está frió) el agua debería bajar más aún de temperatura, al final la temperatura debería ser mas o menos de unos
67ºC. Se debe revolver bien el grano en el agua con una cuchara de plástico (no recomiendan usar de madera).
Si el agua mezclada con el grano te quedó mas caliente de los 67ºC mantén la tapa de la nevera abierta un rato
para que se enfrié un poco, si por el contrario esta más helada puedes ponerle un poco más de agua caliente para
hacerla subir, sin embargo no es recomendable ponerle mas de un 1 litro extra por lo que te expliqué arriba.
Una vez conseguido esto ya podemos tapar la nevera y empezar a contar los minutos. Hay que esperar unos 90
minutos, que es el tiempo en que se demora en convertir los almidones en azucares, algunos dicen que con una
hora basta pero yo creo que es mejor esperar los 90 minutos, para estar seguro.
También podemos rodear la nevera con algunas toallas a fin de que la perdida de calor sea la menor posible,
esto último es opcional, ya que si la nevera es de buena calidad mantendrá bien el calor sin necesidad de las
toallas. En todo caso es recomendable cada media hora estar midiendo la temperatura, si ha bajado mucho,
quizás sea bueno ponerle un poco más de agua caliente.
Cada vez que eches más agua a la heladera fíjate de echarla de poco y suavemente, sin mover el grano que esta
en la misma, para esto es bueno usar una de esas cucharas grandes que tienen unos hoyitos en el medio (creo
que se llaman espumaderas), de modo de echar el agua lo más esparcida posible, ya te explicaremos el porqué
de esta función cuando lleguemos a la siguiente fase que es el lavado del grano.

Lavado del Grano:


Bueno una vez transcurridos los 90 minutos, ahora lo que vamos a hacer es lo que llaman el Lauthering o
lavado del grano.
Aquí lo primero es ver si tu nevera tiene desagüe o no, si tu nevera tiene desagüe entonces no te hagas mayor
problemas (y simplemente abre el desagüe cuando quieras sacar el líquido) pero si no tiene, entonces vas a
necesitar hacer sifón para poder sacar el liquido desde adentro de la nevera, para eso utilizaremos una
manguerita limpia que vas a poner en el fondo de la nevera y que vas a utilizar para sacar el caldo haciendo
sifón, hacer sifón para los que no saben, es lo que uno hace cuando se queda sin gasolina y necesitas sacar
gasolina de otro auto. Simplemente mete uno de los extremos de la manguera hasta el final de la nevera, y
aspira por el otro lado extremo de la manguera (lo único importante para que funcione es que el extremo que
esta en la nevera, debe estar a más altura que el extremo por donde aspiraste).

Bueno empieza a sacar el líquido de tu nevera, y ve depositándolo en una de las jarras (recuerda que entre los
equipos necesarios habían dos jarras de vidrio o plástico) obviamente estas jarras ya debieran estar bien
limpias. Bueno en este paso vas a necesitar la ayuda de algún compañero(a), porque cuando termines de llenar
la primera de las jarras, tu compañero tiene que reemplazarte con la otra jarra mientras tu echas la primera jarra
de vuelta a la nevera y así sucesivamente unas 10 ó 15 veces (esto se llama recircular el caldo). Recuerda que
cada vez que eches líquido a la nevera debes hacerlo suavemente usando la espumadera o una especia de
regadera, y preocupándote de echarlo bien disperso y por todos lados de la nevera. ¿Porqué? Bueno porque tu
en estos momentos estas realizando una doble función, en primer lugar la cama de granos esta sirviendo de
filtro, fíjate que la primera de tus jarras debe salir bien turbia y con basura, mientras que a medida que la
recirculas va saliendo mas limpia y clara (aunque nunca va a llegar a tener la claridad de las cervezas
industriales, lo cual a mi gusto es mejor) y la segunda función de esta operación es ir sacándole los restos de
azúcar que quedan en algunos de los granos. Si tu echas la cerveza de un solo golpe lo que harías es ir abriendo
zanjas en tu nevera por donde pasaría el agua sin filtrase y sin recoger el azúcar de todos los granos.

Bueno una vez que hayas terminado de recircular el liquido unas 10 o 15 veces, entonces vas a empezar a juntar
el liquido en tu olla (que también ya debería estar bien limpia) mientras haces esto toma en tu probeta una
muestra de tu liquido o jarabe, y utiliza el densímetro para medirle la densidad (llenas tu probeta de jarabe, y
metes el densímetro adentro el mismo va a flotar y te va a indicar la densidad del mismo. Yo aconsejo primero
probar con agua y comprobar que el agua debería tener una densidad cercana a 1000). Como nuestro jarabe es
más espeso que el agua, el mismo debería tener una densidad mayor, cercana a 1080 ó 1090, lo cual quiere
decir que tenemos que agregar bastante más agua (diluirlo) para llegar a los 1040 o 1030 que va a ser la
densidad que necesitamos para nuestro siguiente paso.

Como diluimos nuestro jarabe, bueno agarramos el resto de agua caliente que teníamos (recuerda que sólo
usamos 12 de los 20 litros que habíamos hervido) y empezamos a echarlos suavemente sobre el grano que nos
quedó en la heladera, para después sacarlo por el desagüe y mezclarlo con el resto del jarabe, cada dos o tres
litros que eches ve midiendo la densidad nuevamente y cuando llegue a los 1040 ó 1030 deja de echarle más
agua.

Fíjate que tu densímetro trabaja a una temperatura determinada, y que si tu mides a una temperatura mayor o
menor puede verse afectado el resultado. El mío por ejemplo funciona a 20ºC y por lo tanto cada vez que tomo
una muestra, meto la probeta dentro de una jarra con agua con hielo para llevar el líquido a esa temperatura y
ahí poder medir la densidad. ¿Que haces con las muestras del jarabe que utilizas para medir la densidad?, bueno
tíralas de nuevo a la nevera.
Cuantos litros te van a resultar al final, bueno eso depende de cuan bueno haya sido tu grano, de cuan bien
molido este el mismo y de cuan buena sea tu agua. Tal como dijimos al principio si haces todo bien abras
llegado a tener una densidad de 1040 ó 1030 teniendo unos 20 litros de jarabe, la mayoría de las veces salen
como 15 litros y si te salió menos que eso no te achaques que es normal.
Es importante para el paso que viene que sepas más o menos con exactitud cuantos litros te salieron, yo lo que
hago es una regla de tres en función de la capacidad de la olla. Si la olla tiene capacidad para 25 litros y esta a
la mitad me salieron 12,5 litros. De hecho tengo un palito con las medidas ya marcadas en el mismo, el cual
introduzco hasta el fondo de la olla y me dice cuanto líquido hay.
¿Que se hace con los granos que sobraron? según leí en otra página los mismos sirven de abono para las
plantas.

Hervido del caldo (oWort)

Bueno ya tenemos el líquido en la olla, deberían haber mas o menos unos 20 litros de jarabe de malta en la
misma. Este jarabe de malta es una disolución totalmente dulce, es por eso que debemos contrarrestar o mejor
dicho equilibrar este dulzor con un sabor amargo. Y ahí es donde entra en función el lúpulo
El lúpulo (Humulus Lupulus) es una planta perenne. Los lúpulos incorporan a la cerveza dos matices: el
amargor y el aroma. En las cervezas comerciales de consumo diario prácticamente se prescinde del aroma y
únicamente nos encontramos con un amargor base suave. Por lo que nuestra cerveza casera sabrá mucho mejor.

Hay muchas variedades de Lúpulo con diferentes características. El amargor potencial de un lúpulo se
encuentra principalmente en la cantidad de ácidos alfa que se encuentran en sus flores. Dependiendo de la
variedad, este contenido de ácidos alpha puede ser mayor o menor, normalmente se utilizan aquellos lúpulos
con mayor % de alfa ácidos para conferir el amargor y aquellos con menor % para el aroma final.
La flor de lúpulo también contiene esencias en forma de aceites que aportan el aroma a la cerveza, el problema
es que estas esencias se pierden por evaporación en la cocción progresivamente, por el contrario los alfa ácidos
son poco solubles y a mayor cocción mayor será el amargor transferido a nuestra cerveza.

Es por esto que los lúpulos que van a incorporar el amargor se añaden al principio de la cocción y los que van a
incorporar el aroma se añaden prácticamente en los últimos 5 minutos, a fin de que se evapore la menor
cantidad de esencias posibles.
Para nuestra Ale Inglesa utilizaremos una variedad de lúpulo llamada Golding con 5% de grados alfa.
Utilizaremos el mismo tipo de lúpulo para el amargor y para el aroma (aunque lo ideal es usar un tipo para el
amargor y un tipo para el aroma). Cuanto lúpulo necesitamos? Bueno eso depende del tipo de lúpulo y de la
cantidad de cerveza que tengamos en la olla.

El grado de amargor de una cerveza normalmente se mide en unidades IBU (International Bittering Units).
Podríamos definir las IBU de una cerveza como los miligramos de ácidos alfa en un litro de dicha cerveza. A
cada estilo de cerveza le corresponde un número de IBU's determinado. Para la Ale que estamos elaborando 30
IBU's es un buen número (a mi me gustan un poquito amargas). Por lo tanto luego de hacer los cálculos de
cuanto lúpulo colocar nos dan las siguientes medidas:
Hemos colocado la cantidad de lúpulo a utilizar para el amargor en onzas y en gramos, para evitar tener que
estar haciendo cálculos a última hora.
Ahora falta calcular cuanto lúpulo hace falta para el aroma, recuerda que este lúpulo se hecha la final de la
cocción mientras que los del amargor se echan al principio.

Aquí también se pueden usar formulas complejas sin embargo, algunas personas recomiendan usar un número
mágico: 1 onza (28,4 Grms) de lúpulo por cada 5 galones (18,9 litros) de cerveza, es decir, 1,5 grm de lúpulo
por litro (ojo que aquí se toman en cuenta los litros finales, después de la hora de hervor, y que deberían ser un
10% menos que cuando pusimos la olla a hervir).
En cualquier caso cada uno debe ajustar los valores de lúpulo de amargor y de lúpulo de aroma dependiendo de
sus gustos personales.
Bueno ahora que sabemos cuanto lúpulo vamos a usar colocamos la olla en el fuego con la tapa puesta (sino
tiene tapa no importa), esperamos que hierva y en ese momento le añadimos el lúpulo de amargor. Luego le
quitamos la tapa y lo dejamos hervir por una hora. Cada cierto tiempo (+/- 20 Minutos) revolver con una
cuchara de plástico o una espumadera de acero inoxidable.
Cuando ya hayan transcurrido 55 minutos de hervor añadimos los lúpulos de aroma y los hervimos durante sólo
5 minutos, ya que si no se evaporan las esencias. Con esto hemos completado el ciclo de 60 minutos.

Bueno ya tenemos nuestro caldo o wort listo para empezar el proceso de enfriado y luego de fermentación,
antes de añadirles las levaduras que son las que van a fermentar la cerveza debemos enfriarla este caldo por
debajo de 30º C, ya que la levadura es un ser vivo y echarla en un liquido a 100C sería fatal para ella. Este
proceso de enfriado se debe realizar en el menor tiempo posible, porque tal como este caldo azucarado es un
paraíso para la levadura, también lo es para otros primos mas salvajes como bacterias, levaduras salvajes y
demás hongos que nos pueden convertir nuestra cerveza en un brebaje intragable o en vinagre de cerveza en el
mejor de los casos. Es por esto que nuestra wort debe estar enfriado en el menor tiempo posible para evitar
infecciones no deseadas.
Este enfriado rápido lo vamos a realizar con alguno de los dos métodos de enfriamiento antes mencionados:
enfriamiento contracorriente o colocando el caldo en un envase de mayor tamaño rodeado de agua con hielo.
De esta forma pasaremos un líquido de 108ºC a temperatura ambiente en cuestión de pocos minutos.

Enfriamiento del caldo

Empezamos una nueva fase en la elaboración de nuestra cerveza. A partir de este momento es IMPORTANTE
que cualquier utensilio, herramienta, tubo, recipiente, etc. que entre en contacto con este caldo azucarado y
lupulado que será nuestra cerveza sea lo mas aséptico posible. No se trata de terminar paranoico, pero si somos
capaces de mantener el entorno de trabajo lo mas aséptico posible nuestra cerveza nos quedará mucho mejor.

Como recomendación te aconsejo lavar todo con una solución de agua y jabón de lavar, enjuagar bien todo y
después utilizar alcohol (del que venden en las farmacias) con un poco de agua (mas menos 30% de agua) que
es cuando mejor funciona el alcohol como antiséptico. Luego antes de usar cada instrumento vuelvo a enjuagar.
A todos los instrumentos cerrados como el bidón o el enfriador de cortacorriente, les paso por toda la superficie
interna esta mezcla de alcohol con agua los tapo y no las enjuago sino hasta antes de usarlos.

Bueno antes de seguir con el enfriador, hay ciertas cosas que tienes que hacer o haber hecho antes de empezar
con el enfriado:
Si no conseguiste un airlock y vas a utilizar el globo entonces necesitas tenerlo listo, con los hoyos de alfiler
hechos y ya limpio.

Las levaduras hay que activarlas antes de utilizarlas, este proceso por lo general toma algún tiempo que
depende del tipo de levadura y de la marca de las mismas. Si la levadura que hemos comprado es de tipo
deshidratado debemos rehidratarla antes de mezclarla con el caldo, para ello basta hervir un poco de agua (una
tasa), y dejarla enfriar en un vaso previamente desinfectado. Una vez que el agua este por debajo de 30 C o a
temperatura ambiente le añadimos el sobrecito de levadura seca y agitamos dejándolo reposar unos 15 minutos
para conseguir la rehidratación. Es aconsejable mientras la dejamos reposar taparla con un poco de papel
plástico de este que se usa para los alimentos.
Por el contrario si la levadura la hemos obtenido como cultivo liquido, habrá que seguir las recomendaciones
del fabricante para reactivarla.
Cuando estés realizando el proceso de enfriado saca una muestra de tu caldo y mídele la densidad (recuerda
sacar una cantidad suficiente como para llenar tu probeta o el envase en donde utilizas tu densímetro) esta va a
ser tu densidad inicial y debiera estar entre 1040 y 1050.

Bueno ahora si sigamos con el enfriado, tal como comentamos al principio existen dos formas de hacer el
enfriamiento, una simple y otra un poco mas compleja, aquí vamos a describir las dos por separado cosa que
cada quien lea sólo la que va a utilizar:

Enfriamiento con agua con hielo y un envase de mayor tamaño (mas simple):

Este sistema de enfriado es muy simple, en primer lugar lo que hay es revolver fuertemente el caldo de la olla
con una cuchara plástica cosa que todos los sedimentos queden abajo, luego se traspasa el caldo caliente desde
la olla a el bidón que usaremos para fermentar, sin embargo hay que ir colando el caldo a medida que los
traspasamos al Bidón, yo uso el colador mas fino que hay en mi casa con la finalidad de atrapar la mayor
cantidad de basura y de restos de lúpulo, también siempre dejo el fondo de la olla sin traspasar porque ahí están
las mayores cantidades de sedimentos.
Luego hay que cerrar el bidón y colocarlo en un envase o recipiente de mayor tamaño que este lleno de agua
muy fría con harto hielo. El agua fría rodeara al Bidón y hará que el liquido de adentro se enfrié rápidamente
sin que ambos líquidos se mezclen. Después de unos 8 minutos abre el sifón y mide la temperatura, si la misma
esta cercana a los 25ºC entonces ya esta lo suficientemente fría y lista para el siguiente paso, si estuviera mas
caliente entonces cierra el bidón déjalo en el agua unos minutos mas.

Enfriamiento con cortacorriente.


Para conseguir enfriar un líquido que esta a 100 C hasta temperatura ambiente, vamos a utilizar una técnica
sencilla que consiste en hacer pasar este liquido caliente que esta dentro del tubo por una corriente de agua fría.
Es decir voy a utilizar un intercambiador de calor construido con un tubo dentro de otro. Por el tubo de dentro
voy a hacer circular el caldo caliente y por el de fuera agua de la llave.
Como tubo exterior utilizo una manguera de regar, mientras que como tubo interior, por donde circulará el
caldo caliente utilizo un tubo de cobre (de esos que venden en las ferreterías). La idea es que el agua fría
envuelva al tubo de cobre por donde pasara el caldo caliente pero que en ningún momento haya contacto alguno
entre los dos líquidos. Por otro lado hay que hacer circular los flujos en sentido contrario de forma que el agua
fría de la llave entre en el lado por donde sale el caldo.
Luego hacemos sifón con una de las puntas del tubo de cobre en la olla caliente y la otra punta del tubo de
cobre deposita el caldo ya frío en el bidón de plástico. Es importante colar el caldo antes de hacer sifón o
utilizar un enfriador de corta corriente que tenga algún sistema de colado en el tubo de cobre de lo contrario los
restos de lúpulo taparan el tubo de cobre y proceso no servirá.

Una vez que hayamos finalizado con el enfriado, tendremos en nuestro bidón una cantidad determinad de caldo
listo para ser fermentado y convertirse en cerveza.

Fermentación

Bueno ahora vamos a comenzar uno de los procesos mas importantes en la elaboración de nuestra cerveza
casera, durante la fermentación la levadura transformara el azúcar presente en nuestro caldo en alcohol y en
CO2 dándonos el producto final que conocemos como cerveza.
Tal como mencionamos arriba, existen dos tipos de levadura, la tipo Ale y la tipo Lager. La primera fermenta
en la parte superior del envase, y trabaja a una temperatura de unos 25ºC. La levadura tipo Lager fermenta en el
fondo del recipiente y trabaja a una temperatura aproximada de 10ºC (por eso es que se debe mantener
refrigerada durante todo el proceso de fermentación).
A efectos prácticos se puede hablar de dos tipos de levadura de cerveza, la tipo ALE y la tipo LAGER.
Anteriormente también explicamos que las levaduras se pueden conseguir de dos formas, en cultivo líquido o
puro o deshidratadas.
Pero bueno, sigamos con nuestra cerveza, en el capitulo anterior ya habíamos activado nuestra levadura, ahora
es hora de mezclarla con el wort para que empiece a trabajar.
Una vez que hayamos mezclado la levadura con la wort, cerramos el bidón y empezamos a agitarlo fuertemente
con la finalidad de que se mezclen bien, yo recomiendo agitarla durante unos 5 minutos mas o menos.

Aquí es en donde entra en acción el airlock o en su defecto el globo. Con la fermentación se van a producir
grandes cantidades de CO2, por lo tanto no podemos mantener el bidón herméticamente cerrado porque podría
explotar, es por eso que tenemos que dejar un espacio por donde salga el gas, sin embargo, tampoco podemos
dejar que entren bacterias a nuestro bidón porque nos echarían a perder toda la cerveza. Es por eso que se usan
estos aparatos llamados airlocks, que no son otra cosa que un tubo de plástico con forma de U en donde en la
parte inferior de la U esta lleno de agua, el agua deja salir al gas pero no deja entrar ninguna bacteria.
Tal como mencionamos antes, sino puedes conseguir un airlock utiliza un globo con agujeros hechos con una
aguja, de esta manera colocaras el globo en la boca del bidón y este se doblara haciendo muy difícil que entren
bacterias por esos diminutos agujeros.
Bueno ya tenemos el bidón tapado, ahí se quedara durante 10 dias que es los que dura el proceso de
fermentación. Aunque depende de la levadura que hayamos utilizado y de la temperatura de la casa debiéramos
empezar a observar síntomas de fermentación como a las 10 horas de haber incluido la levadura.
Estos síntomas pueden ser: burbujas de gas en el airlock, burbujas de gas que suben por dentro de la garrafa,
una capa de espuma que empieza a aparecer en la parte superior de nuestra 'wort', agitación interna de toda la
'wort' como si estuviese 'hirviendo' con grandes partículas blanquecinas de levadura circulando por la 'wort', etc.

Suponiendo que todo va bien, se puede hablar de una primera fermentación que dura de 2 a 4 días caracterizada
por su hacer mucha espuma y mucho gas. Transcurrido este periodo de tiempo, la fermentación comienza a
suavizarse y la levadura y los restos de lúpulo comienzan a depositarse en el fondo de la garrafa dejando unos
posos de 3 ó 4 cms de espesor.
Transcurridos los 10 días la cerveza ya está lista para ser envasada en botellas y para dejarla descansar para que
madure. Una forma de saber que la fermentación funcionó es midiendo la densidad de la cerveza. Recordemos
que nuestro wort tenia una densidad entre los 1040 y 1050 antes de meterlo en el bidón (después del proceso de
enfriado). Bueno con la fermentación muchos de los azucares se transformaran en algo mucho mas liviano,
alcohol etílico y gas, por lo tanto la densidad de nuestra cerveza debería ser ahora mucho menor. Una cerveza a
punto de ser embotellada debiera tener una densidad de entre 1,010 y 1,030 (mídela).
Como medimos el alcohol que tiene nuestra cerveza? Bueno como regla general (aproximación) el peso del
alcohol en nuestra cerveza se puede calcular como la disminución de densidad durante la fermentación
multiplicada por 105, y para calcular el % en el volumen multiplicamos la cantidad obtenida por 1,25.
Así, si por ejemplo, partimos de una densidad inicial de 1,050 y terminamos con una densidad final de 1,015
tendremos aproximadamente:

(1,050-1,015) x 105 x 1.25 = 4,6 % de alcohol

Embotellado:

Bueno ya han transcurrido los 10 días que dura el proceso de la fermentación. La densidad de la levadura ya se
ha estabilizado, porque la levadura se ha quedado sin azucares de que alimentarse. Ahora viene el proceso de
embotellar nuestra cerveza para luego dejarla reposar y madurar durante 14 días más y que quede lista para ser
tomada.
Para el embotellado te recomiendo que utilices botellas de las normales, sin tapa rosca y que uses un tapador de
botellas para poder cerrarlas. Si no puedes conseguir un tapador lo leí en una página es que se pueden utilizar
botellas de tapa rosca apretándolas muy bien, pero yo nunca lo he probado.
Puedes utilizar botellas de cualquier tamaño pero te recomiendo que utilices botellas de a litro, ya que siempre
es recomendable no tomarse el conchito que es donde podrían quedar residuos de levaduras y otras basuritas,
por eso es recomendable utilizar envases grandes para dejar los menos conchitos posibles.
Otro aspecto importante es que utilices botellas de cerveza, de estas que son de color ámbar o verdes, según
dicen las de color ámbar son mejores que las verdes.
Una vez mas les recuerdo que tenemos que realizar el embotellado lo mas asépticamente posible. En principio
este proceso no presenta demasiadas dificultades técnicas. Empezaremos por una limpieza escrupulosa de todas
las botellas que vayamos a utilizar en el envasado. Siempre es conveniente preparar algún envase mas de lo
necesario, pues puede que algún envase se nos rompa en el proceso o simplemente no hayamos calculado bien
la cantidad de cerveza a embotellar y nos encontremos sin envases y con cerveza en el bidón.
Para facilitar el despegado de etiquetas y limpieza de botellas es conveniente someter a las botellas a un baño
de agua caliente. También es conveniente utilizar un cepillo largo para arrancar del interior de las botellas
posibles restos secos que se resistan al agua caliente.

Y que pasa con el gas podría preguntar alguien. Bueno si envasáramos la cerveza tal y como está ahora,
obtendríamos una cerveza sin gas, es por eso que a cada botella le pondremos un poco de azúcar disuelta en
agua de manera que las levaduras que este n dormidas produzcan una pequeña cantidad de CO2 en el interior de
la botella.
Cuanta azúcar y cuanta agua? Bueno eso va a depender de tus gustos pero hay que tener cuidado porque si le
pones mucho azúcar se puede llegar a reventar la botella.

Lo mejor es utilizar la siguiente regla:

Para cervezas con:


Poco gas………………………………………….…..….. 5 grms/litro
Gas normal…………………………………………..……6 grms/litro
Mucho gas……………………………………….....……. 7 grms/litro
Peligrosamente Mucho Gas……………………………… 8 grms/litro

Para añadir el azúcar a nuestra cerveza empezaremos por poner medio litro de agua a calentar (de la misma
agua que usamos para la infusión y la cocción, es decir sin cloro y sin exceso de cal). Cuando el agua esta
caliente pero (mas menos 30°) sin hervir, apagamos el fuego y añadimos la cantidad de azúcar necesaria y
removemos con una cuchara limpia hasta que el azúcar este completamente disuelta.
En que cantidad de agua se disuelve el azúcar, bueno para los 17 litros utiliza medio litro de agua, disuelves el
azúcar y luego lo distribuyes en partes iguales en cada una de las botellas.
Una vez que tenemos todas las botellas llenas pasamos al proceso de colocar las corcholatas con nuestro
tapador.
Transcurridos estos 14 días de reposo o de maduración (luego de haberlas tapado) tu cerveza ya esta lista para
ser tomada, algunos expertos aconsejan dejarla reposar 30 días en vez de 14, yo he tratado pero siempre las
abro antes de los 30 días.
Tal como mencione arriba, es aconsejable no tomarse el fondito de la cerveza, ya que ahí se quedaran todos los
residuos que puedan existir. Leí por ahí que es bueno incluso antes de tomarla traspasarla a una jarra, que este
bien limpia y sobretodo bien enjuagada, y servirla desde la jarra, es la mejor forma de tener una cerveza limpia
y llena de espuma.
Si es tu primera vez y te salieron pocos litros, o no te quedo muy buena, no te preocupes que unos siempre
mejora con la practica y uno mejora rápido, de hecho esta es una afición que se transforma en un vicio, cada
vez aprendes mas cosas y cada vez te van saliendo mejores tus cerveza.

Related Interests