El Camino Universal

¿Quiénes somos?
Por Sergio Samuel

¿Quiénes somos?
Somos un grupo de personas que por medio de una sincera búsqueda espiritual hemos llegado a la conclusión de que la gnosis (palabra griega que significa “conocimiento”, o más específicamente “conocimiento” de lo divino) es el camino que lleva a la iluminación, esto es, a la unión con Dios, el supremo ideal de todo ser humano. La Gnosis nos enseña que todos venimos de Dios (el Creador, la Mente Universal, la Fuente) y somos parte de Él, sin embargo el ego (la exaltación del “yo” sobre todo lo demás) nos ha separado, nos ha dividido, nos ha hecho inconscientes de nuestra naturaleza divina, y nos ha mantenido en un estado de ignorancia, soledad, y conflicto que cada vez nos está llevando más hacia a la autodestrucción. La Gnosis nos invita a despertar del sueño del “yo”, del egoísmo, de la separación, y nos lleva entender nuestra naturaleza divina, nuestra unión con Dios, quien vive en cada ser humano por medio de Su espíritu. La esencia de la Gnosis, y del mismo Dios, es el amor, pues solamente el amor nos ayuda a vencer el ego y la ilusión de la separación, y nos permite volver a la fuente sin temor, pues “el amor echa fuera todo temor”, y nos da la confianza de regresar, y entender que Dios no es un hombre anciano, de gran barba blanca, enojado, que habita allá en el cielo esperando castigarnos, sino el espíritu de la verdad, el amor que habita dentro de todos los seres humanos. A pesar de todo, gran parte de la humanidad no está preparada para recibir la Gnosis, pues el ego aun domina a la mayoría, es decir, siguen creyendo que las divisiones y extremismos (nacionalismo, racismo, capitalismo, comunismo, machismo, feminismo, la creencia en un “Dios terrible” que está separado del hombre, la creencia que Dios es un ser humano al que se debe adorar, etc.) son la verdad, y esta visión torcida no les permite aceptar la Gnosis. Es por ello por lo cual durante mucho tiempo la gnosis ha tenido que permanecer oculta, pues las masas ególatras no podían soportarla, y por tanto emprendieron cruzadas contra ella. “Solamente los limpios de corazón pueden ver a Dios” enseñó el Maestro.

Por lo anterior es que la Gnosis no acepta los dogmas de las religiones oficiales, ni los extremismos políticos ni ningún tipo de perversión de la verdad. Hace dos mil años nació el maestro iluminado más grande que ha existido, Jesús de Nazaret, quien predicó la Gnosis, el camino del amor por medio de parábolas y alegorías, y aquellos que amaban la verdad recibieron su enseñanza. Como resultado de su predicación y su valor por defender la verdad fue asesinado por los dirigentes corruptos. Sin embargo Dios lo levantó de los muertos y lo ascendió a los cielos, de donde pronto regresará para acabar con el satánico, materialista, y perverso sistema mundial, e instaurar un gobierno basado en la gnosis, en el amor. No es coincidencia que usted lea esto, no, Dios lo está llamando a salir de la oscuridad y volver a la luz, a regresar a su verdadero hogar, el cual siempre ha buscado, y que pensó, equivocadamente, era el mundo con sus deseos. Tres frases del Maestro describen mejor la misión y fin de la Gnosis que cualquier cosa que podamos escribir y estas son: “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” “El que no ama no ha conocido a Dios porque Dios es amor” “Para que todos sean uno. Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros” (Evangelio de Juan)