El Camino Universal

Creencias
Por Sergio Samuel

Creencias
1. Creemos que solamente existe un Dios, quien es el Creador de todas las cosas.

2. Creemos que solamente Dios debe ser adorado, lo que significa que se debe rechazar cualquier tipo de idolatría, esto es, asociarle a Dios algún tipo de intercesor, mediador ó ayudante.

3. Creemos que Dios es Uno, es decir, que no está “dividido” o “conformado” en dos o más personas.

4. Creemos que el ser humano está conformado por cuerpo, alma y espíritu (“chispa divina”).

5. Creemos que el espíritu de Dios (“chispa divina”) habita dentro de cada ser humano, y es este espíritu divino el que persuade al hombre a seguir la verdad. Sin embargo el hombre tiene la libertad de obedecer o resistir, de expandir o disminuir, la presencia del espíritu divino dentro de sí.

6. Creemos que existe un código espiritual/moral/ético, al que llamamos la “La Ley Universal”, y que es la guía divina por la cual se debe regir toda la humanidad.

7. Creemos que existe una serie de “Disciplinas espirituales” que nos ayudan a acercarnos más a Dios y a crecer espiritualmente, y que por tanto deben ser practicadas constantemente.

8. Creemos que el fin supremo del ser humano es la iluminación, es decir, llegar a una genuina conciencia de nuestra unión con Dios y la expansión máxima de Su espíritu en nuestro interior, y que es reflejada exteriormente por una vida recta.

9. Creemos que la iluminación se obtiene por medio de la adoración a Dios, la práctica de las “Disciplinas Espirituales” y la obediencia a la “Ley Universal”.

10. Creemos que existe una “religión verdadera” o “camino universal”, la cual es la esencia de todas las grandes religiones. Sin embargo las grandes religiones han pervertido la pureza de la religión universal añadiendo dogmas separatistas y absurdos que tienen como origen el egoísmo. El Camino Universal es el retorno a esa religión verdadera, purificada de falsos dogmas.

11. Creemos que todos los seres humanos, por el sólo hecho de ser seres humanos, son hijos de Dios, sin necesitar, como enseñan algunas religiones erróneamente, que el hombre haga alguna “conversión”, forme parte de una “raza superior”, o acepte un dogma, para “transformarse” en un Hijo de Dios. Esto nos lleva a la convicción de que todos los seres humanos (sin importar sexo, raza e idioma) son hermanos y por tanto tienen el mismo valor.

12. Creemos que el orden divino se basa en el equilibrio de los extremos (muchos de los cuales hoy son la práctica común de la humanidad [machismo-feminismo, comunismo-capitalismo, sumisión-libertad]).

13. Creemos que el Cristo/Mesías no es una persona sino un estado espiritual, la iluminación, al cual llegó Jesús, y al cual son llamados a llegar todos los seres humanos.

14. Creemos que después de la muerte, el ser humano que se ha perfeccionado, que ha alcanzado la conciencia de Cristo, pasa a un estado espiritual superior, al gozo de la unión con el Uno.

15. Creemos que Jesús es el elegido de Dios para destruir el actual sistema perverso del mundo y traer la Era de Dorada.

16. Creemos que Jesús ha sido el más grande maestro que ha existido, y nos apegamos a sus legítimas enseñanzas, las cuales la Iglesia oficial ha distorsionado.

17. Rechazamos la idea de que Jesús sea “Dios”, el “hijo divino de Dios”, la “segunda persona” de una trinidad etc. Para nosotros Jesús fue solamente un hombre que alcanzó el más elevado grado espiritual, la iluminación.

18. Creemos que en poco tiempo iniciará una Era de Paz mundial, en la cual todos los grandes conflictos mundiales terminarán (pobreza, guerras, injusticia, catástrofes naturales, inmoralidad, etc.), y donde la humanidad alcanzará una conciencia divina (la conciencia de Cristo). El suceso que dará inicio a la Era Dorada será el regreso del elegido de Dios, Jesús, a la tierra.

19. Creemos que en la Era Dorada los justos serán resucitados para recibir la recompensa por su justicia, y que los perversos serán resucitados para recibir el castigo de sus malas obras.

20. Creemos que Satán/Íblis (un ángel poderoso que se rebeló contra Dios antes de que el hombre fuera creado) lucha contra la humanidad, a la cual trata de alejar de Dios y destruir. También creemos que Satán no actúa solo en su lucha contra el hombre sino que lo apoya un grupo de ángeles (demonios) que lo han seguido en su rebelión y los cuales lo consideran su líder. Por lo anterior creemos que el ser humano tiene una lucha constante contra estos espíritus oscuros. Sin embargo, el ser humano que se refugia en Dios y hace el bien no puede ser vencido por Satán y sus huestes. Cuando el elegido de Dios, Jesús, vuelva, Satán y sus huestes serán atados para posteriormente ser destruidos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful