PARKINSON Y MEDICINA CHINA Parkinson un estudio en profundidad, desde la Medicina China

Hoy podemos definir la enfermedad de Parkinson en función de los cambios sufridos en las células nerviosas, específicamente en los ganglios basales. La patología consiste en una pérdida y despigmentación de la sustancia nigra, acompañada de cambios bioquímicos en el corpus estriatum, donde se observa la disminución de los niveles de dopamina. La dopamina y la acetilcolina se encuentran en las fibras que conectan el corpus estriatum con la sustancia nigra; en la enfermedad de Parkinson estos neurotransmisores se encuentran en desequilibrio, con un defecto de dopamina, responsable de la disminución de movilidad, y un aumento de la acetilcolina, causa de la rigidez y de los temblores. A pesar de que existen grupos de síntomas (temblores, máscara, etc.) descritos desde muy antiguo en la literatura médica, la enfermedad de Parkinson o el Parkinsonismo no se encuentran definidos como tales en los textos clínicos hasta épocas muy recientes. Esto se explica por dos razones: una histórica y otra conceptual. La histórica es obvia: los factores bioquímicos que influyen en la enfermedad son fruto de descubrimientos relativamente recientes y ajenos, por tanto, a las épocas de codificación y desarrollo de los textos clásicos. La razón conceptual es algo más escurridiza: la MTC ordena los signos y síntomas de acuerdo a un sistema distinto al de la medicina occidental, la diferenciación de síndromes. De acuerdo a esta ordenación, los síntomas del paciente padeciendo Parkinsonismo o enfermedad de Parkinson, entrarían en el grupo de patologías que se define como "Convulsiones", que en MTC incluye numerosos movimientos anormales, como tics, espasmos y movimientos bruscos, incontrolados o extraños. En este grupo aparecen también los síntomas (como movimientos anormales o involuntarios, trastornos en la vocalización) que se observan en ciertos desórdenes cerebrales, pero estas categorías tienen su

etiología propia bien diferenciada (AVC, epilepsia) que nos permite distinguirlos claramente del tipo de trastornos que nos ocupa. Los tics, parte también del grupo de "Convulsiones", se definen de modo parecido en MTC y en Medicina Occidental, de forma que podemos eliminarlos del cuadro de similitudes, en el que restarían así un conjunto de síntomas neurológicos, incluyendo trastornos de la movilidad y presentación de movimientos espasmódicos que, siendo más difíciles de caracterizar, corresponden básicamente a la enfermedad de Parkinson, al Parkinsonismo, o a otros desórdenes neurológicos menos comunes En Medicina China los movimientos involuntarios, los espasmos, en suma, las "convulsiones" en el sentido amplio del término, se relacionan siempre con el fenómeno de Viento Hepático, con el que se asocian las agitaciones extemporáneas y, según sea la etiología, también las parestesias. En "Principios de Medicina" (1565) se dice: "Los temblores por el Viento son (causados) por el Viento penetrando en el Hígado y el Qi de los Canales ascendiendo en rebeldía, lo que produce tics faciales y temblores en los miembros (1). Asimismo, en "Teoría Original de la Medicina" , publicado en la Din. Ming, se dice: " (Los temblores pueden ser causados por) un Qi deficiente que no puede atraer fluidos y Sangre a los tendones y a los Canales para su nutrición; los fluidos y la Sangre no nutren los tendones; Tan y Fuego obstruyendo los Canales y los tendones, impidiendo que los fluidos y la Sangre los nutran; un Qi Original deficiente facilitando la invasión de Factores Patógenos a los Canales, de modo que los fluidos y la Sangre no pueden nutrir Canales ni tendones. Aunque hay muchas causas diferentes, en todas ellas existe la deficiencia de fluidos y de Sangre que no llegan a nutrir los Canales y los tendones" (2) La deficiencia de Sangre y Fluidos en nutrir tendones y Canales, base de la patología que mejor podemos asimilar a la enfermedad de Parkinson, puede ser en sí consecuencia de diversas etiologías, destacando:

‡ La Insuficiencia del Qi ‡ La Insuficiencia de la Sangre ‡ La deficiencia de la Sustancia Basal Renal ‡ La Insuficiencia de Yin Las causas que pueden llevar a la aparición de las desarmonías primarias son múltiples, siendo las más frecuentes: ‡ El estrés emocional, o más precisamente, la gestión estresante de las emociones ‡ La sobrecarga de trabajo, u otros tipos de agotamiento ‡ La dieta 1. Estrés emocional. La frustración, el resentimiento o la ira pueden empezar causando la congestión del Qi Hepático, y esta evolucionar produciendo la desregulación del Yang y su ascenso y preponderancia. Con el tiempo, la congestión también genera Calor, y ambos factores, el Yang Hepático en preponderancia, y el Calor, pueden aliarse y ascender en forma de Viento Hepático, causando el cuadro de Parkinson 2. La sobrecarga de trabajo, u otros tipos de agotamiento. El exceso e trabajo, especialmente de trabajo intelectual, sostenido por años y sin adecuado reposo, debilita el Qi de Riñón, sobre todo el área del Yin Renal. LA MTC considera también que el exceso de actividad sexual debilita el Yin Renal, con lo que si el exceso de trabajo se alía con el exceso de sexo, el Yin Renal se consume aún con mayor rapidez La insuficiencia de Yin Renal comporta la deficiencia de Yin Hepático, pues este depende de aquel, con lo que puede originarse Viento Hepático, pues la deficiencia de Yin implica el descontrol del Yang, y con ello, la posibilidad de ascenso, calor y, en última instancia, Viento. Por otro lado, hablar de deficiencia de Yin Hepático (y, por compartir naturaleza, de Sangre Hepática) significa directamente aludir a una deficiencia en la humectación y en nutrición de los tendones, lo que, combinado con el Viento

Hepático, conduce a los temblores Yin y Sangre comparten origen y naturaleza; la deficiencia de uno implica la insuficiencia de la otra (3). Con la insuficiencia sanguínea aparecen otros síntomas, como parestesias, cefaleas o insomnio, también frecuentes en el cuadro de la enfermedad de Parkinson 3. La dieta. El consumo excesivo de grasas y fritos o dulces (azucarados) conduce a la formación de Tan (4). Con el tiempo Tan desarrolla o se combina con Fuego, especialmente si en la alimentación entran materias picantes o calientes, por ejemplo alcohol Tan y Fuego no causan en sí mismos la sintomatología asociada con la enfermedad de Parkinson, pero colaboran en ella cuando se asocian con el Viento Hepático, lo que es frecuente en personas mayores. Entonces el Tan obstruye los Canales, evitando que Fluidos y Sangre los nutran adecuadamente, y causando así los temblores y la disminución de movilidad Las tres etiologías básicas fácilmente se combinan y concatenan entre sí. Por ejemplo, la congestión del Qi Hepático (por estrés emocional básicamente) suele evolucionar en Insuficiencia de Yin y Sangre de Hígado, insuficiencia esta que facilita y refuerza la tendencia del Qi Hepático a la congestión. Por otro lado, la congestión del Hígado suele conducir a la malfunción del Bazo, con lo que aparece deficiencia en la Sangre (que retroalimentará la Insuficiencia de Sangre Hepática y agravará sus consecuencias) y de Fluidos, algunos de los cuales se estancarán produciendo Tan, que, por su naturaleza obstructiva, consolidará el proceso Estancamiento-Insuficiencia-Estancamiento Por eso lo más usual en clínica es que las diversas etiologías estén presentes en uno u otro grado, aunque con frecuencia su importancia relativa dentro del cuadro específico nos permite orientar el tratamiento de acuerdo a un principio terapéutico nuclear, de entre los cuales los más corrientes son:

y

Predominio de la Insuficiencia de Qi y de Sangre: Paciente generalmente débil, habla poco, temblores pronunciados y calambres en las extremidades, rostro inexpresivo, rigidez cervical, andar descoordinado, dificultad de movimiento, visión borrosa, los síntomas empeora con cansancio o movimiento, etc. Posiblemente presente además lengua pálida, hinchada, con marcas dentales, y tal vez temblor, y el pulso será fino. El principio terapéutico central será: Tonificar el Qi, alimentar la Sangre, vigorizar los canales de conexión (Luo), controlar el Viento

y

Predominio del estado de Tan y Calor o Fuego agitando el Viento: Paciente generalmente obeso, rostro inexpresivo, evita el ejercicio, boca seca, sudoración, mareo, esputos amarillos, sensación de opresión torácica, temblor controlable de los miembros. Típicamente lengua roja con saburra amarilla y pegajosa y pulso tenso, fino y rápido. Escogeremos como principio terapéutico central: Catabolizar Tan, aclarar Calor, contolar el Viento, vigorizar los canales de conexión (Luo)

y

Predominio de la Insuficiencia de Yin de Hígado y Riñón: Paciente delgado, insomne, sueño agitado, cefalea, transpiración nocturna, agitación mental, molestias en cintura y rodillas, cuello y espalda rígidos, adormecimiento miembros, temblor de la cabeza, tendencia a apretar dientes y/o temblor mandibular, temblor amplio de los miembros, calambres, dificultad y torpeza en el andar, expresión vacía, etc.). La lengua suele ser fina, roja, sin capa o con capa escasa y tendencia temblar; el pulso típico es fino y rápido, o flotante y vacío: Alimentar el Yin, controlar el Viento, vigorizar los canales de conexión (Luo)

Naturalmente - y siempre según los criterios de la MTC- cada una de estas etiologías puede presentar, además de los propios de la enfermedad de Parkinson, otros síntomas de importancia diversa, alguno de los cuales, como el insomnio, la depresión o el estreñimiento, pueden afectar notablemente la calidad de vida del paciente, e incluso el desarrollo de la propia enfermedad No se puede aseverar que la MTC consiga curar la enfermedad de Parkinson, pero sí se tiene la experiencia de que el tratamiento acupuntural combinado con la fitoterapia tiene un resultado positivo en retardar, o incluso detener aparentemente el progreso de la enfermedad. Este éxito depende también de la causa principal de la enfermedad, considerándose la Insuficiencia de Yin de Riñón e Hígado como la más rebelde a tratamiento, ya que la MTC considera que el envejecimiento se relaciona íntimamente con esta insuficiencia , con el resultado de que el transcurso del tiempo juega en contra del proceso curativo

Las técnicas usuales empleadas en MTC son: ‡ Corrección, si es preciso, de la dieta, entendiendo "dieta" en su sentido más amplio, es decir, naturaleza de los alimentos y ritmo y cantidad de la ingesta ‡ Proposición de ejercicios especiales que coordinan la respiración con la postura y la gestión energética (Qi Gong) ‡ Acupuntura (y sus asociadas: Moxibustión, Craneopuntura, Auriculoterapia,) ‡ Fitoterapia
A pesar de su importancia y eficacia, no entraremos aquí en la discusión de los dos primeros recursos, entre otras razones por la dificultad que entraña su cumplimiento por parte del paciente En cuanto a la acupuntura, se emplean dos técnicas principales: la acupuntura general y, desde hace algunos años, la craneopuntura. La acupuntura general se basa en las teorías más clásicas de la MTC. Los protocolos concretos dependen del síndrome principal

y del estado específico del paciente, pero suele ser común el uso de puntos que ayudan a eliminar el Viento, como Feng Chi (VB 20), Qu Chi (IG 11), Xiao Chan Xue (Extra, "punto para controlar el temblor"), Wai Guan (SJ 5), Yang Ling Quan (VB34), Tai Chong (H 3). Resulta esencial usar además puntos locales, de acuerdo al miembro más afectado, tales como: Brazo: Qu Chi (IG 11), Shou San Li (IG 10), Wai Guan (SJ 5), He Gu (IG4) Pierna: Bi Guan (E 31), Feng Shi (VB 31), Zu San Li (E 36), Yang Ling Quan (VB34), Jie Xi (E 41), Qiu Xu (VB 40) De acuerdo con el síndrome principal, suelen usarse puntos como: ‡ Insuficiencia de Qi y Sangre: Zu San Li (E36), San Yin Jiao (B6), Guan Yuan (Ren 4), Qu Quan (H 8), Ge Shu (V17), etc. ‡ Tan y Fuego agitando el Viento: Feng Long (E40), Zhong Wan (Ren 12), Pi Shu (V 20), San Yin Jiao (B 6), Yin Ling Quan (B 9), Tai Chong (H3), Da Zhui (D14) , etc. ‡ Insuficiencia de Yin de Hígado y Riñón: Guan Yuan (Ren 4), Shen Shu (V 23), Gan Shu (V 18) Tai Xi (R 3), San Yin Jiao (B 6), Qu Quan (H 8) Tai Chong (H3) , etc. Para la craneopuntura se suele usar el área de la córea del lado opuesto al miembro que tiembla. Esta zona se encuentra partiendo del punto medio de la línea medial (desde entrecejo hasta la protuberancia occipital). El área motora comienza 0,5 cm. tras este punto medio y llega hasta el punto de intersección de la línea que va desde la ceja hasta la protuberancia occipital con la línea del pelo. La zona de la córea es paralela a esta área motora y comienza 1 cm. por delante del punto medio. Puede tratarse el área completa, lo que suele hacerse poniendo dos o tres agujas, pues resulta difícil cubrir la zona con una sola aguja subcutánea. También puede usarse electricidad, a baja frecuencia, y vigilando la posibilidad de efectos rebote.

Resulta imposible presentar en detalle las materias empleadas en Fitoterapia, pues estas son muy específicas y deben acomodarse en todo momento al cuadro concreto del paciente; sólo como orientación, las materias más usuales son:
y

y

y

Síndrome de Insuficiencia de Qi y Sangre: Astragali Membranacei, Rdx., Codonopsis Pilosulae, Rdx., Ginseng, Rdx. Angelica Sinensis, Rdx., Paonia Albae, Rdx., Rhemanniae Glutinosae, Rdx., Ligustici Chuanxiong, Rdx. , etc. Síndrome de Tan y Fuego agitando el Viento: Trichosanthis, Fr., Arisaematis, Rhiz. (praep.), Bambusae, Succus, etc. Síndrome de Insuficiencia de Yin de Hígado y Riñón: Rhemanniae Glutinosae, Rdx., Polygoni Multiflori, Rdx.,Tribuli Terrestris, Fr., Scrophulariae Ningpoensis, Rdx., Corii Asini, Colla, Schisandrae Chinesis, Fr., Testudinis, Plastrum, etc.

Además se emplean siempre materias para extinguir el Viento, como Gastrodiae Elatae, Rhiz., Uncariae, Ram., Margaritiferae, Concha, Ostreae, Concha, Haliotidis, Concha, etc. Independientemente de cual sea el síndrome, se usan tambien en China algunas fórmulas preparadas, como Xiao Chan Wan (Píldora para calmar el temblor), o Ling Jiao San (Polvo de Cornu Antilopis), que pueden emplearse también como adiciones a las fórmulas principales En la China actual, la enfermedad se trata combinando medicamentos sintéticos (anticolinérgicos, L-Dopa, etc) con acupuntura y fitoterapia tradicional, o incluso, de permitirlo el estado del paciente, con ejercicios especiales (Qi Gong). En este tratamiento se atiende tanto al grupo sintomático principal (alteraciones de la movilidad, agotamiento, parestesias, temblores) como a los síntomas más o menos secundarios, como insomnio, estreñimiento, sequedad cutánea o faríngea, u otros que se relacionen con la calidad de vida del paciente. El conjunto se

dirige, pues, más que a la curación, a la detención del proceso de degradación y a la preservación de la calidad de vida, pudiendo afirmarse que este objetivo se consigue razonablemente en una mayoría de casos (Ver Notas 5,6,7,8). En el examen de la experiencia clínica registrada puede apreciarse que al menos un tercio de los pacientes responden manteniendo los síntomas principales estables y reduciendo simultáneamente la medicación de síntesis, incluso llegando, en algún caso a abandonarla. Aproximadamente 60 % muestran una lenta progresión de los síntomas, que se controlan bien con incrementos muy leves de la medicación, inferiores -cuando se ha hecho el ensayo comparativo- a los del grupo de control, y han preservado una calidad de vida aceptable manteniendo bajo control los síntomas accesorios usuales (insomnio, depresión, estreñimiento, etc.). Una minoría de casos, menos del 5%, no parece haberse beneficiado del tratamiento con MTC. Resulta todavía difícil aportar aquí estadísticas aceptables en el contexto occidental, pues algunos de los requisitos necesarios para su elaboración son (como el ensayo de doble ciego) imposibles para la MTC, y otros, como el ensayo con grupos de control, son considerados antiéticos por buena parte de la clase médica china Las posibilidades de éxito del tratamiento se relacionan con:
y

El síndrome nuclear específico: mejor prognosis: Insuficiencia de Qi y Sangre, peor, Insuficiencia de Yin

y

El estado del paciente en el momento de comenzar el tratamiento. La valoración comprende: La instauración de la enfermedad La dependencia de medicamentos El estado general vital del paciente El estado y tendencias de su equilibrio psicoemocional La edad del paciente

1. 2. 3. 4. 5.

y

El estilo de vida del paciente. Peor pronóstico: estilos intrínsecamente estresantes. Cabe añadir aquí el carácter de las situaciones estresantes, que resulta frecuentemente subjetivo

La prevención deriva directamente de las etiologías admitidas. Consideramos que cualquier persona mayor de 50 años que súbitamente comienza a mostrar síntomas como vértigo, rigidez y dificultad creciente en caminar, debería inmediatamente cambiar su estilo de vida, pasando a trabajar menos, evitar la fatiga, cuidar su dieta, evitar emociones intensas y reducir su actividad sexual

CASO CLÍNICO
Varón, 67 años, ocupación intelectual Estado al acudir a consulta: ‡ Inexpresividad y lentitud de movimientos. Fácilmente temblor al esfuerzo o cansancio ‡ Fatiga extrema ‡ Postura libre, no hay temblor perceptible, respiración débil Medicándose con SINEMET PLUS (Levodopa-Carbidopa) y PLURIMEN (Selagilina) Problemas laterales: Insomnio, glaucoma, HTA, gastralgia, todos ellos controlados con la medicación correspondiente En la consulta se aprecian, entre otros parámetros: ‡ Estreñimiento ‡ Astenia lumbar ‡ Rigidez cervical ‡ Sequedad (piel, mucosas, garganta) ‡ Lengua: Trofismo deficiente, color algo oscuro, envejecida, volumen levemente obeso, con grieta central flanqueada por

grietas en cruz, con marcas dentales. Muestra también hidratación excesiva y temblor ‡ Saburra: Blanca, fina, acuosa y viscosa ‡ Pulso: Posición Mano IZQUIERDA Mano DERECHA Profundidad Presencia Calidad Profundidad Presencia Calidad DISTAL Profundo + Normal Normal + Normal / MEDIA M / Prof. ++ (1) M /Superf ++ (1) PROXIM Profundo + / 0 Normal Normal + (1): Blando, desaparece en profundidad, puede pararse por presión moderada Asistido mediante MTC desde 7/02/00, estimado inicialmente como padeciendo Viento Hepático por Insuficiencia de Qi y Sangre en presencia de Tan, se ha ido tratando de acuerdo a esta etiología nuclear y atendiendo sus demandas puntuales, especialmente al control de parestesias, al cansancio y a la calidad de sueño. Durante el proceso se ha ido siguiendo, y en su caso tratando, la Insuficiencia de Yin (relacionada con la Insuficiencia de Sangre y con la edad). A lo largo del proceso el paciente ha mantenido su estado, con remisión de las parestesias, mejorías intermitentes en la fatiga y en calidad del sueño. Además, por decisión propia, ha ido reduciendo la dosis de SINEMET PLUS, hasta declararla casi 0 en el momento de la última consulta (30/10/01), siendo la situación actual: ‡ Sigue tomando PLURIMEN, a dosis muy bajas (1 comp. /día) ‡ Ha dejado casi totalmente el SINEMET PLUS (LevodopaCarbidopa), con resultado que valora como: o POSITIVO: Disminución de las parestesias tanto en frecuencia como en intensidad o NEGATIVO: Agotamiento, sobre todo por la tarde, o después de andar un poco. El agotamiento se traduce en ralentización notable

o NO VALORA, por ser síntomas anteriores al abandono de Levodopa:
y y

y

y

Dificultad de moverse en la cama Dificultad para encontrar postura cómoda para dormir. Sensación de que "debe aprender a ponerse para dormir". La única posición que puede mantener es decúbito prono Estreñimiento: parcialmente lo asocia al SINEMET (LevoCarbidopa) que ha abandonado, pero el estreñimiento persiste Tendencia a quedar bloqueado en un movimiento articular, y desarrollo de miedo a que así suceda

_____________________________________ Notas (1) Lou Ying, 1565, Principios de Medicina (Yi Xue Gang Mu), citado en Wang Quan Yan "Observation on the treatment of 35 cases of Parkinson disease with Chinese Medicine, un Journal of Chinese Medicine, Vol. 27, n° 8, p. 24, según G. Maccioccia, "The practice of Chinese Medicine" (2) Zhu Ji, Original Theory of Medicine (Yi Xue Yuan Li), ibid. p. 24 (3) El término "insuficiencia" o deficiencia no tiene en MTC ningún significado numérico, sino que se refiere al fracaso de un determinado órgano o sustancia en cumplir las misiones que se le suponen. Por ejemplo, cuando se habla de "insuficiencia sanguínea", esto no significa forzosamente alteración alguna de los parámetros que podemos determinar mediante análisis clínico, sino que hemos detectado algún problema en el organismo que podemos atribuir a una deficiencia de trofismo de humectación, funciones ambas que se consideran las principales de la Sangre

(4) Tan (frecuentemente traducido como "flema") es un concepto propio de la MTC que, muy esquemáticamente, implica la presencia de un proceso obstructivo, con o sin materia que lo justifique (5) Avances en el tratamiento de la parálisis agitans en TCM Xiang Ling Wan Journal of Traditional Chinese Medicine N° 17 (2), 148-153, 1997 (6) Estudio clínico de 40 casos de enf. de Parkinson tratados con acupuntura Chen Li Gou Journal of Traditional Chinese Medicine N° 18 (1), 23-26, 1998 (7) Experiencia clínica del Dr. Du Xiao Du Xiao Journal of Traditional Chinese Medicine N° 19 (2), 118-122, 1999 (8) Tratamiento con acupuntura de la enf. de Parkinson. Informe de 29 casos Zhang Xiao Lun / Wang Ling Lin Journal of Traditional Chinese Medicine N° 20 (4), 265-267, 2000 _______________________________________ Bibliografía directamente relacionada: Advanced Modern Chinese Acupuncture Therapy Gang Lin Yin / Zheng Hua Liu New World Press, Beijing, 2000 ISBN 7-80005-558-2/R.046 Aging & Blood Stasis Yan De Xin Blue Poppy Press, Boulder, 1995

ISBN 0-936185-63-6 The Practice of Chinese Medicine Giovanni Maciocia Churchill Livingstone, New York, 1994 ISBN 0-443-043051 Formulas & Strategies D. Bensky / R. Barolet Eastland Press, Seattle, 1990 ISBN 0-939616-10-6 Chinese Patent Medicines Chen Ke Ji Hunan Science & Technology Press, Hunan, 1997 ISBN 7-5357-2047-1/R.386 Well-Known Formulas and Modified Applications Chen Ping Science Press, Beijing, 1999 ISBN 7-03-006553-0/R.357 Chinese Medical Psychiatry B. Flows/ J. Lake Blue Poppy Pres, Boulder, 2001 ISBN 1-845891-17-9 A Practical Dictionary of Chinese Medicine N. Wiseman / Feng Ye Paradigm Publications, Brookline, 1998 ISBN 0-912111-54-2 Fluid Physiology and Pathology in Traditional Chinese Medicine S. Clavey Churchill Livingstone, 1995 ISBN 0-443-04362-0

Scalp Acupuncture and Clinical Cases Jia Shun Fa Foreign Languages Press, Beijing, 1990 ISBN 7-119-01806-X Publicado por Mataifu Etiquetas: Trastornos de neurología y Medicina Clásica Oriental

10/02/09 Pediatría en Medicina Oriental, Algunas ideas
Pediatría en Medicina Oriental, Algunas ideas Principios y un poco de historia La Pediatría, el diagnóstico y tratamiento específico de los desórdenes que aquejan a los niños y niñas desde su nacimiento hasta la pubertad, es una de las primeras especialidades diferenciadas como tales en la China clásica. Libros fundamentales, como el Jin Gui Yao Lue (Zhang Zhong Jin) o el Mai Jing (Wang Su He), fechados hacia el final de la dinastía Han (220 DC) contienen capítulos dedicados específicamente al tratamiento de enfermedades infantiles. En la dinastía Song (960-1126 DC), con la ordenación y formalización del sistema sanitario aparece el primer libro dedicado exclusivamente al tratamiento de enfermedades infantiles, el Xiao Er Yao Zheng Zhi Jue (Recolección de patrones y tratamientos esenciales en Pediatría), escrito por Qi Yi y fechado entre el 1032 y el 1113 DC. Este famoso pediatra presentó la idea de las características diferenciales de la infancia y postuló nuevos métodos de diagnóstico y tratamiento adecuados a ese período, además de ofrecer la descripción detallada de síndromes y tratamientos de algunas enfermedades infantiles corrientes, como sarampión, paperas o varicela. La especialidad continuó desarrollándose durante la dinastía Ming (1368-1644 DC), y sucesivas, transmitiéndose como tal a Japón y Corea, en una evolución permanente que une sin interrupciones la tradición con la actualidad. En la

China de hoy la Pediatría es una especialidad bien establecida, con estudios diferenciados, decenas de textos y su propio departamento en los hospitales. Para sorpresa de muchos occidentales, prácticamente toda la especialidad gira alrededor de la definición y administración de fórmulas herbales, posiblemente porque la Pediatría se relaciona sobre todo con la Medicina Interna, cuyos tratamientos son prácticamente siempre a través de la Fitoterapia. Cierto es que muchos libros de Acupuntura, sobre todo occidentales, contienen secciones relativas a enfermedades infantiles, pero no es frecuente que los niños reciban en China tratamiento acupuntural; primero, por la propia definición de la disciplina, pero también, y muy importante, porque los niños en general odian las agujas. Sin embargo, dada la importancia y la eficacia de la Acupuntura y lo extendido de su práctica en Occidente entre los profesionales de la MTC, es muy necesario contemplar esta herramienta terapéutica en el entorno pediátrico. Existen básicamente dos posibilidades de acupuntura infantil: una, directamente derivada de la acupuntura regular practicada en los adultos, y otra específicamente pediátrica, el Shonishin, método japonés desarrollado desde el S. XVI y que, no sólo se sigue practicando, sino que ofrece la posibilidad de efectuar tratamientos domésticos con un mínimo de formación por parte de los progenitores. No me extenderé en este artículo sobre la acupuntura regular practicada a los niños, pues sus principios y puntos son los mismos que ya conocen los lectores acupuntores, y el núcleo conceptual de su adaptación a la infancia es una correcta diferenciación de síndromes, y, sobre todo, un cuidado exquisito con las dosis.

El tema de las dosis Estamos acostumbrados a pensar sobre las dosis casi exclusivamente en términos de medicación, sea esta sintética o natural. Es necesario -y en Pediatría, fundamental- reconocer que todo estímulo elicita una respuesta, y, por lo tanto, sea cual sea la naturaleza del estímulo (químico, manual, energético, o mecánico) debe ser graduado adecuadamente para producir la respuesta deseada En un gráfico simple, podemos representar estímulo y respuesta en un eje de coordenadas, poniendo, por ejemplo dosis de estímulo en las ordenadas y la respuesta en las abscisas. Partimos de un estímulo 0, al que corresponde, claro, un efecto 0. A medida que aumenta el estímulo (por ejemplo, el tiempo de permanencia de agujas, o el número de manipulaciones), el efecto se va incrementando, hasta llegar a un umbral donde la respuesta es perceptible y/o terapéutica. Seguimos aumentando la dosis, y así va creciendo la importancia de la respuesta« hasta llegar a un punto donde el aumento de dosis ya no produce una respuesta terapéutica, es decir, hemos sobrepasado el umbral de eficacia de la técnica. A partir de aquí, seguir estimulando ya no causa efectos positivos, sino que puede incluso causarlos negativos.

En un paciente adulto tipo, las umbrales de respuesta que definen la banda de eficacia terapéutica óptima están históricamente tan bien definidos, que en muchas escuelas de puntura se ha llegado a fijar tiempos; por ejemplo se supone que la aguja debe permanecer puesta 20 minutos, etc. Además, justo es mencionar que en la mayoría de los casos, la sobredosis acupuntural tiene efectos sólo leves y temporales, como cansancio, ligera cefalea, etc. Todo ello ha contribuido a que, en cierta manera, el tema de la dosis no se suela enfatizar al tratar de acupuntura

Sin embargo los niños (y muchos adultos) presentan un panorama diferente: no solo su umbral terapéutico es más bajo (es decir, reaccionan a dosis menores), sino que la banda de eficacia es más estrecha, saliendo rápidamente el estímulo del área de utilidad y entrando en la peligrosa área de sobretratamiento

En niños la banda de dosis óptima es más pequeña y el umbral terapéutico es más bajo

Además, si el niño está debilitado, o con mucha tensión emocional, o padece una enfermedad grave, el umbral de eficacia será aún más bajo, y la banda de dosis óptima, aún más reducida. Y aquí encontramos una de las características del tratamiento infantil, el efecto negativo del sobretratamiento. En general el sobretratamiento acupuntural no acarrea consecuencias negativas, o estas sólo son temporales; sin embargo, si se sobretrata a un niño, es fácil que evolucione empeorando su condición, o quedando exhausto o angustiado. Es fundamental en Pediatría tener siempre como principio hacer lo menos posible, menos es más. HACER LO MENOS POSIBLE, MENOS ES MÁS

Es pues evidente que, como regla general, no podemos, aplicar a los niños estímulos demasiado fuertes, que fácilmente nos llevarían a sobretratarlo; empleamos métodos suaves, que, produciendo una acumulación más lenta del efecto, nos permiten evaluar las reacciones y graduar adecuadamente las dosis

Un estímulo más bajo permite disponer de más tiempo para evaluar la reacción

COMENZAR SIEMPRE POR UN ESTÍMULO MÍNIMO, IR DE MENOS A MÁS
La idea de aplicar estímulos suaves no es sólo útil en Pediatría, sino siempre que tratemos personas que por su condición, preparación, desarmonía concreta o personalidad, podamos considerar como hipersensibles. Hay que tener además en cuenta que cuanto más seria es la enfermedad, más sensible será el paciente. La dosis en técnicas no medicamentosas puede graduarse controlando tres variables básicas: el tiempo, la intensidad de la intervención, y el tipo de herramientas o útiles que vamos a emplear (agujas, rodillos, dedos, etc.). Las múltiples posibilidades de combinación tiempo-intensidadinstrumento nos darán una enorme flexibilidad en el momento de definir y aplicar la dosis correcta

Métodos usuales de tratamiento no medicamentoso con instrumentos: acupuntura, microestimuladores, Shonishin y otros

En Pediatría, si hay que utilizar agujas, deben ser siempre muy

finas (0,12 mm., por ejemplo), y colocarlas en áreas donde el niño no las note, y, si es posible, ni las vea. Normalmente se coloca muy superficialmente la aguja, se estimula un momentito (¡cuidado con provocar calambres!) y se retira rápidamente. Con una buena técnica es perfectamente posible punzar al niño sin que se de ni cuenta. Siempre, siempre, es fundamental no producir dolor. También pueden usarse microestimuladores, como las bolas de tipo aurículopuntura (siempre que el niño no pueda quitársela por sí mismo), agujas o chinchetas intradérmicas o, con mucha precaución, imanes. Un poco más difíciles de emplear, pero muy eficaces, son otros métodos, como la regulación de Yin/Yang del Dr. Manaka, la moxibustión o la microsangradura. En todos ellos es necesario apreciar el nivel de agresividad que suponen y la dosis de estímulo que representan, adecuando estos parámetros a la constitución del paciente y a la condición patológica que le aqueja La mayoría de las dificultades relacionadas con los métodos de puntura más conocidos pueden obviarse recurriendo al Shonishin, la acupuntura pediátrica japonesa mencionada al principio del artículo. En esta técnica no se suelen usar agujas, sino medios no penetrantes, que se

manipulan sin agresividad, mediante roces o golpeteos

muy suaves y rítmicos, o ligero rascado. Para ello se han desarrollado a lo largo de los años una serie de instrumentos especializados, como el teishin, una especie de punzón destinado a estimular los puntos sin llegar nunca a perforar la piel. Aunque para una versión simplificada del Shonishin también pueden emplearse útiles domésticos, como cucharillas o bastoncillos, es recomendable hacerse al menos con un rodillo y un teishin. En muchos casos resulta útil el teishin con resorte, un verdadero µinstrumento 3 en 1¶ con el que se puede frotar, presionar, golpetear y raspar

Shonishin no es sólo una técnica eficaz y segura a nivel de especialistas, sino que, con ligeras modificaciones, sus bases pueden enseñarse a los progenitores ±o a cualquier adulto

con un mínimo de sentido común- para que prosigan y consoliden los resultados obtenidos en consulta mediante un tratamiento doméstico, o incluso, con un poco más de preparación, sean capaces de tratar muchos de los problemas comunes de la infancia, los que con mayor frecuencia suelen aquejar a sus hijos. Precisamente, junto con Rayén Antón, hemos puesto a punto un curso práctico de cuidado infantil en el que, además de rudimentos de Shonishin, introducimos remedios seguros, eficaces y fáciles para cuidar en casa a los niños, y hemos publicado un manual con el conjunto de estos métodos. Como padre, me resulta difícil imaginar mayor satisfacción que la de cuidar de la salud de mis hijos y ayudarles a recobrarla cuando se altera. Esta idea, como saben los que han tenido la buena voluntad de leer mi primer libro al respecto , fue la que me impulsó a profundizar en el campo de la Pediatría, y es la que nos lleva a organizar los seminarios de cuidado infantil

Cuídalos. Guía práctica de cuidados infantiles. Manuel Rodríguez/ Rayén Antón. La Liebre de Marzo, Barcelona, 2008 Pediatría en Medicina China. Manual clínico. Manuel Rodríguez.La Liebre de Marzo, Barcelona, 2008

Publicado por Mataifu Etiquetas: Pediatría en Medicina Clásica Oriental

Pediatría y acupuntura sin dolor
ACUPUNTURA SIN DOLOR Y PEDIATRÍA

Sería hoy día ocioso promocionar la Acupuntura. No sólo es muy conocido que desde hace miles de años se usa con éxito en China y en el Este asiático para tratar todo tipo de enfermedades, sino que desde los años 70 ha experimentado una difusión importantísima en Occidente, donde se ha erigido como un modo terapéutico real, alternativo o complementario con la medicina convencional. Día a día aumenta el interés por la acupuntura, por sus aplicaciones, por su mecanismo de acción, sus fundamentos científicos, la calidad exigible a los profesionales que la practican, etc., pero, sea cual sea la discusión, lo que ya no se pone en duda es su eficacia. Sin embargo, la acupuntura más practicada en Occidente presenta un problema: las sensaciones asociadas a la punción y la especie de calambre que en determinadas escuelas se considera imprescindible, son desagradables, y resultan muchas veces intolerables para los pacientes« y no digamos para los niños. Afortunadamente esta no es la única acupuntura posible; de hecho, es probable que ni siquiera sea la más validada por la experiencia, pues un estudio detallado de los clásicos nos habla de sensaciones sutiles que poco tienen que ver con el amargo calambre vinculado a la acupuntura más popular, la que sigue el modelo establecido en China en los años 50 cuando el Gobierno de la República Popular necesitaba crear un sistema sanitario µde emergencia¶ capaz de cuidar

de la salud de más de 700 millones de habitantes sumidos prácticamente en la miseria. A pesar de su importancia y difusión este modelo de punción-calambre no es único; la acupuntura es una técnica enormemente rica y con larguísima historia, a lo largo la cual han surgido muchos y muy distintos modelos de aplicación de sus bases fundamentales (energía vital, meridianos, puntos). De entre ellos, el menos agresivo es el modelo japonés, especialmente el denominado Keiraku Chiryo o terapia de meridianos, y dentro de él el método Toyohari, en el que muchas veces los puntos se estimulan sin perforar la piel, con lo que la terapia se convierte en una experiencia agradable para el paciente, en lugar de ser la µtortura china¶ con la que, bromeando, se refieren a la acupuntura muchos de sus pacientes. Este modelo japonés, posiblemente el menos extendido hasta hoy en España, se basa en un exhaustivo estudio y puesta al día de los clásicos, principalmente del Huang Di Nei Jing y, sobre todo, del Nan Jing. Aunque las distintas escuelas de este modelo presentan diferencias apreciables, tienen en común su pragmatismo, el énfasis en no producir reacciones negativas en el paciente, y, cuando hay punción, el uso de muy pocas agujas, muy finas y que se insertan poco o nada. En estas escuelas decimos que "un buen acupuntor debe poder pinchar un gato dormido sin despertarlo" ... y nos entrenamos para ello. Teniendo en cuenta los riesgos y la problemática general inherente a la inserción, resulta particularmente interesante el método Toyohari, donde los instrumentos o agujas prácticamente nunca perforan la piel. En conjunto, el modelo presenta resultados clínicos muy válidos comparables, en todo caso, a los de otros sistemas-, no

causa molestias en el paciente y evita problemas de punción. En cambio hay que reconocer que su aplicación requiere más delicadeza y concentración, su aprendizaje resulta menos fácil que el de otras técnicas, y que se trabaja principalmente con el Qi o energía vital, lo que dificulta relacionar su teoría con las más establecidas de la medicina convencional, aunque puede investigarse a través de campos científicos modernos, como el biofeedback, la información, la comunicación intercelular o las redes no estrictamente neurales, como el tejido conectivo. Es precisamente a partir de la idea de estimular los puntos sin perforar la piel cuando podemos hablar de acupuntura pediátrica. La medicina oriental es enormemente eficaz para resolver los problemas de la infancia, ya que funciona mejor cuanto más pura es la energía (o más limpio está el sistema) de la persona a tratar, pero el modelo de puncióncalambre es unánimemente rechazado por los niños, especialmente si ya han sufrido alguna experiencia clínica. Gracias a métodos como el Toyohari o el Shonishin (variante específicamente pediátrica de la acupuntura) podemos tratar a los niños sin provocar su rechazo; es más la mayoría quieren volver a nuestra consulta, pues el tratamiento les resulta divertido y agradable. Mis años de experiencia clínica me han convertido en un misionero del tratamiento infantil, tanto del practicado por profesionales (para los que publiqué recientemente µPediatría y Medicina China¶, La liebre de Marzo, 2008) como del tratamiento que puede hacerse en casa sin necesidad de conocimientos especializados, sobre el que organizamos cursos y del que hemos publicado también recientemente un manual práctico (`¡Cuídalos!. Manual práctico de técnicas

energéticas para el cuidado infantil¶, La liebre de Marzo, 2008). En resumen, existe la acupuntura sin dolor, y no sólo es muy indicada para los adultos, sino que resulta perfecta para los niños, quienes además reaccionan magníficamente a este tipo de estímulos sutiles. Quiero desde aquí alentar a mis colegas a que extiendan su clínica al ámbito pediátrico, y, como no, animar a los progenitores a que se decidan a tratar a sus hijas e hijos con los métodos orientales, que son seguros, eficaces y sencillos. Publicado por Mataifu Etiquetas: Pediatría en Medicina Clásica Oriental

27/01/09 Una visión de los problemas menstruales
La Ginecología en la Medicina Tradicional China; una visión de los desórdenes menstruales RESUMEN: El artículo presenta un breve resumen de la Ginecología según la MTC, su historia y desarrollo, resaltando algunas de las principales escuelas de pensamiento que han influido en la constitución de la especialidad. Se discute brevemente los conceptos de la MTC sobre fisiología femenina: describiendo primero los Grupos funcionales (Órganos y Canales o Vasos) más influyentes en Ginecología, como Riñón, Bazo, Corazón, Hígado, Chong Mai, Ren Mai, etc., y prestando especial atención a la naturaleza y funciones de los Vasos Bao Mai y Bao Luo, se explica la fisiología de la menstruación y del Factor Sexual, Tian Gui. Clínicamente el trabajo se centra en la menstruación, presentando no sólo su fisiología sino el concepto de las 4 fases según la MTC, mostrando como el clínico moderno puede beneficiarse de este y otros conceptos, como la

definición de la temperatura basal corporal (TBC) para realizar diagnósticos más precisos y tratamientos más eficaces. TABLA DE CONTENIDO Estudio de la Ginecología en M.T.C.

o Historia breve o Condiciones previas usuales
Características fisiológicas de la mujer

o Bao Gong (Útero) o Bao Mai y Bao Luo o Tian Gui o Qi, Xue, JinYe y Jing (Qi, Sangre, Fluidos y Esencia) o Zang-Fu (Vísceras y Entrañas) o Jing Luo
El ciclo menstrual

o Evolución de Qi, Sangre, Yin y Yang durante el ciclo menstrual o Curva de temperatura basal y su interpretación según la M.T.C. o Oportunidades de tratamiento siguiendo el ciclo menstrual · Conclusión

........................... 1. Estudio de la Ginecología en M.T.C. 1.1 Historia breve Como todas las ramas de la M.T.C., la Ginecología tradicional tiene una larga historia. Los primeros registros escritos se encuentran en la Din. Shang (1500-1000 aC), pero ya existen inscripciones en huesos y caparazones de tortuga que se refieren a los problemas del parto. Durante la época de los Estados Combatientes (476-221 aC), en el libro SHAN HAI SHU (Libro de las montañas y los mares) se describen tratamientos herbales para combatir la infertilidad. La Ginecología ya existía como especialidad establecida en esta época, tal como se registra el los SHI JI (Anales históricos), que mencionan al famoso Dr. Bian Que como uno que "trata enfermedades por debajo del cinturón" (dai xia yi), es decir, un ginecólogo. En el SU WEN del HUANG DI NEI JING, aparecen numerosas referencias a la anatomía y fisiología femeninas y al diagnóstico y tratamiento de problemas ginecológicos. Describe las funciones del Útero y sus conexiones con el Corazón y el Riñón vía Bao Mai (Canal de Útero) y Bao Luo (Conector del Útero). El primer capítulo del SU WEN describe precisamente los cambios hormonales que ocurren a la mujer en períodos de 7 años, y los atribuye al florecer y declinar de los Meridianos Ren Mai y Chong Mai. También describe la etiología y tratamiento de la amenorrea y de la menorragia. Durante la Din. Han (206 aC-220 dC) se llamaba a los ginecólogos "médicos del seno" (Ru Yi) o "médicos de mujeres" (Nu Yi). La primera mención de un tratamiento

ginecológico empelando estos nombres describe el tratamiento de una Emperatriz por los Drs. Yi Xu y Chun Yu. El famoso Zhang Zhong Jing hace dos referencias importantes a la Ginecología; por un lado, en su SHANG HAN LUN se refiere a un libro anterior -desgraciadamente desaparecido- titulado TAI LU YAO LU (Medicamentos para Obstetricia), y por otro, en su JIN GUI YAO LUE FANG LUN (Discusión de las prescripciones del cofre de oro) dedica tres capítulos a la Ginecología: "Sobre el embarazo", "Enfermedades postparto" y "Enfermedades diversas de la mujer". Estos capítulos discuten condiciones patológicas como los desórdenes menstruales, leucorrea, gestación y trastornos postparto, presentando más de 30 fórmulas que siguen usándose ampliamente aún hoy, como Wen Jing Tang, Jiao Ai Tang, Dang Gui San, Gan Jiang Ren Shen Ban Xia Tang, Gui Zhi Fu Ling Tang, etc. En el MAI JING (Cánon de los Pulsos, 280 dC) Wan Su He describe pulsos propios de enfermedades femeninas, asimilando y sistematizando información que recoge de textos anteriores, como el NEI JING, el NAN JING (Clásico de las Dificultades) y el JIN GUI YAO LUE LUN, además de añadir sus propios comentarios y experiencia en la Ginecología, describiendo condiciones del pulso que se relacionan con el parto, el aborto, e incluso con las masas abdominales. Durante la Din. Sui, Chao Yuan Fang escribe el ZHU BING YUAN HOU ZHONG LUN (Tratado general de la etiología y sintomatología de las enfermedades, 610 dC), parte del cual trata de Ginecología y obstetricia, describiendo 283 síndromes relativos a trastornos menstruales, leucorrea, gestación, parto y postparto.

En 652 dC Sun Si Miao escribe su QIAN JIN YAO FANG (Recetas [que valen más que] 1000 piezas de oro), obra que dedica tres volúmenes a la Ginecología, incluyendo tratamiento de infertilidad y enfermedades de la gestación, menstruación, leucorrea, etc, con cientos de fórmulas para tratarlas. Observa que no debe usarse un instrumento metálico para cortar el cordón umbilical, lo que hoy sabemos justificado por la facilidad con la que esto puede provocar una infección tetánica. El primer libro sobre Obstetricia, el JING XIAO CHAN BAO (Tesoro de la Obstetricia) aparece en la Din. Tang. Contiene 12 capítulos sobre enfermedades propias del embarazo (como el vómito matutino, las pérdidas extemporáneas y la amenaza de aborto), 4 capítulos sobre dificultades en el parto (incluyendo fórmulas para estimularlo, o como tratar casos de feto muerto) y 25 capítulos sobre trastornos postparto, como tétanos, infecciones puerperales, hemorragias persistentes, retención de orina, galactostasis y mastitis. Durante la Din. Song (960-1279) el Colegio Médico Imperial tenía 300 doctores y estaba dividido en 9 departamentos, uno de los cuales era el de Ginecología y Obstetricia, probablemente fue la primera institución docente especializada en el tema. La especialización llevó a la publicación de numerosas obras, entre las que cabe subrayar FU REN LING FANG DA QUAN (Gran tratado de prescripciones útiles a la mujer), escrito por Chen Zi Ming en 1237, durante la Din. Song del Sur. Este extenso libro trata de más de 260 enfermedades, proponiendo varias fórmulas para cada una de ellas, y ejerció una profunda influencia en el desarrollo de la especialidad en las épocas siguientes.

En la época de las Din. Jin y Yuan (1115 - 1368) aparecen mucha escuelas médicas diferentes, de las que las más importantes son las lideradas por Liu Wan Shu, por Li Dong Yuan, por Zhu Dan Xi y por Zhang Zi He. Liu Wan Shu (1120-1200) propone la teoría del anfitrióninvitado, y su consecuencia: que todo Factor Patógeno se acaba transformando en Fuego (por ejemplo, atribuye la amenorrea a Fuego en Corazón), por lo que prioritariamente propone el uso de hierbas frías en el tratamiento de enfermedades ginecológicas. Propone tratar con mayor atención distintos meridianos según la edad (el de Riñón antes de la pubertad, el de Hígado en mujeres jóvenes, el de Bazo en postmenopaúsicas) y modificar las fórmulas ginecológicas según las estaciones (ej.: Modificaciones sobre SI WU Tang). Li Dong Yuan (1180 - 1251), enfatiza la importancia del conjunto Bazo- Estómago, cuya desarmonía considera la etiología principal de todas las enfermedades, y que en consecuencia siempre debe armonizarse y reforzarse el Jiao Medio. Por ejemplo, en su libro LAN SHI MI CANG (Registro secreto de la cámara de la orquídea) explica que la amenorrea puede ser causada por la deficiencia prolongada del BE, y que para tratarla se debe aclarar el Calor de Estómago, generar Líquidos en el Estómago, y tonificar el Qi y la Sangre. También habla del inflamarse del Fuego Ministerial por la deficiencia del Bazo y del Estómago causando Calor-Humedad que descienden y provocan sangrados uterinos extemporáneos, y propone tratar el problema tonificando el BE y alzando el Qi. La teoría del Fuego Ministerial dará lugar a la del Fuego Yin, que reune una serie de síndromes complejos en los que participan el Bazo, el Estómago, el Hígado y el Riñón, y que constituye un enfoque clave para entender y tratar muchos de los síndromes complicados actuales.

Zhu Dan Xi (1281-1358) mantiene que "El Yang está con frecuencia en exceso y el Yin suele ser deficiente", por lo que aboga por la tonificación del Yin como principio Terapéutico principal (Escuela de Tonificación del Yin) . Por ejemplo, en la prevención del aborto propone Huang Qin y Bai Zhu como dos hierbas importantes, para aclarar Calor y nutrir la Sangre. Zhang Zi He (1156 - 1228): Considerando que todo FP representa un exceso, lidera la Escuela de purgación (diaforesis, vómito y descenso), en la que los tónicos sólo se usan después de haber eliminado cualquier FP. Por ejemplo, en el tratamiento de problemas menstruales propone con frecuencia el vómito y la laxación o la diuresis para eliminar Tan y Humedad estancadas. Los médicos de la Din. Ming consolidaron e integraron estas grandes escuelas de pensamiento, y durante esta época se escribieron numerosos tratados muy importantes sobre Ginecología, como ZHENG ZHI ZHUN SHENG - NU KE (Estándares de diagnóstico y tratamiento de enfermedades femeninas, 1602, Wang Ken Tang), NU KE SHE YAO (Sumario de Ginecología y Obstetricia,1548, Xue Ji) o FU REN MI KE (Secretos de la mujer, Wan Quan), en el que se menciona el papel del varón en la fertilidad, o JING YUE QUAN SHU (Obras completas de Jing Yue, 1624, Zhang Jin Yue), en el que el autor recomienda prestar siempre especial atención a regular la menstruación en el tratamiento de enfermedades ginecológicas, Para ello propone alimentar la Sangre tonificando el Bazo-Estómago y calmar la cámara de la Sangre tonificando el Riñón, órgano que considera como el más importante en el ámbito de la Ginecología.

También se publicaron muchos tratados de Ginecología a lo largo de la din. Qing (1644 -1911), de entre los que cabe destacar la obra de Fu Qing Zhu FU QING ZHU NU KE (Ginecología según Fu Qing Zhu), en la que el autor propone su visión personal -y con frecuencia heterodoxasobre la patogénesis y el tratamiento de enfermedades ginecológicas, proponiendo con frecuencia fórmulas muy diferentes a las de los libros anteriores. Para Fu Qing Zhu, el Riñón es el órgano principal en relación con la Ginecología, y origen de la sangre menstrual que considera que no es "Sangre", sino un fluido precioso que se deriva directamente de la Esencia de Riñón. Hacia el final de la Din Qing llega la Medicina Occidental a China, y hay numerosos intentos de integración con la M.T.C.. Aunque los principales médicos propugnadores de esta integración no escribieron tratados específicos de Ginecología, sí que discutieron en su trabajo problemas ginecológicos y de obstetricia, formulando prescripciones importante. Por ejemplo, Zhang Xi Chun presenta en su obra YI XUE ZHONG ZHONG CAN XI LU (Registro de Medicina China y Occidental combinadas, 1918) prescripciones como Li Chong Tang (Dec. para regular Chong Mai), An Chong Tang (Dec. para calmar Chong Mai), Gu Chong Tang (Dec. para consolidar Chong Mai) o Shou Tai Wan (Píldora para la longevidad del feto). A partir del 1949, la combinación de ambas medicinas se ha enfatizado aún más, y han aparecido nuevos tratamientos de M.T.C. para enfermedades catalogadas como tales según la Medicina Occidental, como el de embarazo ectópico, malposición fetal, miomas o carcinomas. Desde 1959, cuando se abrieron las principales Universidades de M.T.C.

en China, el flujo de textos y publicaciones sobre ginecología no ha hecho más que aumentar.

1.2: REQUISITOS NECESARIOS PARA EL ESTUDIO DE LA GINECOLOGÍA EN LA M.T.C.

Un cierto desorden en la enseñanza de la M.T.C. en Occidente -al menos en España- puede permitir a veces suponer que puede empezarse a trabajar en Ginecología partiendo simplemente de la Teoría básica; no es así. La Ginecología es una especialidad dentro de la M.T.C., principalmente dependiente del área de la Medicina Interna. Esto significa que antes de comenzar su estudio debe tenerse un conocimiento suficiente de los fundamentos de la M.T.C. y de sus sistemas de examen y diagnóstico. Asimismo es necesario dominar adecuadamente la Fitoterapia y la prescripción, pues, para sorpresa de muchos occidentales, en los departamentos de Ginecología en China no se emplean agujas, sino solo hierbas; esto no significa que no se puedan solucionar problemas ginecológicos mediante acupuntura (es más, en Occidente la práctica mixta Acupuntura-Fitoterapia puede ser muy eficaz), sino que, simplemente, en China las especialidades clínicas parten de la Medicina Interna, y no de la Acupuntura, lo que lleva al último requisito para abordar el estudio de la Ginecología: haber estudiado anteriormente Medicina Interna, para familiarizarse con los modos de análisis, diagnóstico y prescripción que la caracterizan.
El estudio de la Ginecología se divide según la M.T.C. en 5 apartados:

y y y

y y

Trastornos menstruales (Yue Jing Bing) Descargas vaginales anormales (Dai Xia Bing) Enfermedades relacionadas con la gestación y el parto (Tai Chan Bing) Enfermedades postparto (Chan Hou Bing) Enfermedades diversas de la mujer (Za Bing)

A pesar del indudable interés de todos ellos, nos centraremos en la menstruación y sus alteraciones, por las razones siguientes:
y

La menstruación es el índice más claro de la salud o la desarmonía ginecológicas, y fundamental por tanto en el análisis y tratamiento de cualquier enfermedad de este tipo.
En muchos trastornos de los demás apartados es preciso comenzar por comprender y en su caso regular la menstruación Los problemas alrededor de la menstruación son los que aparecen con más frecuencia en la práctica clínica en Occidente. Raras veces tendremos que asistir en un parto o seremos llamados como médicos principales en un cáncer uterino El estudio de la menstruación es el primer paso en presentar la forma de la M.T.C. de contemplar los fenómenos del aparato reproductor femenino

y

y

y

2. Características fisiológicas de la mujer 2.1 ÚTERO (Bao Gong)
La mayoría de libros chinos de Ginecología comienzan estableciendo que hombre y mujer son iguales, pero que la mujer tiene útero y que gracias a él menstrua, concibe y da a luz. De entre sus muchos nombres, los más comunes son Bao Gong y Zi Bao (Palacio envolvente, o Envoltura-palacio y Envoltorio del niño). Tiene carácter de órgano extraordinario, pues presenta características de Zang (almacenaje) y de Fu (transformación y descarga). Además se define como el lugar donde la Esencia (Jing) se atesora y esconde (en hombres corresponde al Palacio -o Sala- del esperma, Jing Shi). Es el Mar de la Sangre en las mujeres y el Mar del Qi en los hombres, y corresponde al Dan Tian, o Campo de Cinabrio, de la tradición Daoista. El concepto "Útero" de MTC es más amplio que el de la MO, comprendiendo todo el aparato reproductor femenino: útero, cervix, vagina, trompas, etc. Está conectado directamente con Corazón y Riñón a través de dos vasos especiales: Bao Mai (o Canal de Útero) y Bao Luo (o Conector del Útero), y además con todos los demás Zang-Fu, Meridianos, Qi y Sangre de todo el organismo. Qi y Sangre son la base de las funciones del Útero, y en particular se dice que el Útero es el lugar donde conectan Corazón y Riñón. Aunque como Órgano extraordinario no tiene pareja Biao-Li, su nexo con el Corazón es tan estrecho que a veces juega una función dual similar.

2.2 BAO MAI Y BAO LUO 2.2.1 Bao Mai
Es un Meridiano (Mai) que conecta en realidad el Útero con el Pericardio (Xin Bao), que no se contempla aquí como un Zang separado, sino como el conjunto de vasos que envuelven al Corazón, una extensión y al mismo tiempo protección del Corazón. Se dice que el Bao Mai termina en Pericardio, pero actúa en beneficio del Corazón. Literalmente, se dice que Bao Mai "termina" en Corazón con el mismo término que cuando se habla de otros Meridianos y Zang pero "conecta" con el Útero, con el mismo término con el que se define la conexión con otros Fu, reforzando la idea de la relación Biao-Li entre estos dos órganos.

Bao Mai lleva la Sangre y el Qi del Corazón al Útero. Según el NEI JING (SU WEN), "el fallo en la llegada de la menstruación se debe al cierre del Bao Mai", así que la menstruación procede normalmente cuando el flujo de Qi y Sangre del Corazón descienden y alcanzan normalmente el útero. En la literatura china se discute si Bao Mai y Chong Mai son el mismo Meridiano, pues ambos conectan Útero y Corazón y se les atribuyen las mismas funciones. Como no existen síndromes ni tratamientos específicos alrededor del Bao Mai, puede considerarse que Bao y Chong son dos denominaciones del mismo Meridiano, y que Bao Mai es una denominación empleada particularmente en Ginecología para referirse a un conjunto específico de funciones del Chong Mai.

2.2.2 Bao Luo
Se refiere a la red de vasos de conexión (Luo) que proporcionan al Útero la Esencia Renal. Dice el NEI JING (SU WEN): "Los Bao Luo conectan el útero con el Riñón". La menstruación y la capacidad de concepción dependen tanto de la abundancia de Sangre en el Útero enviada desde el Corazón como de la plenitud de la Esencia enviada desde el Riñón. En conjunto, Bao Mai es la vía de descenso de la Sangre de Corazón al Útero, mientras que Bao Luo representa las vías por las que el Riñón envía Jing y Yin al Útero, pero estas ascienden también vía Bao Mai/ Chong Mai al Corazón y a la parte superior del cuerpo. El Útero, lugar de conjunción de los Bao Mai y Bao Luo, es entonces también crucial en la comunicación entre Riñón y Corazón, o los Jiao Superior e Inferior. Podemos asimismo considerar que los términos Xin Bao Luo y Bao Luo Gong implican una cierta polaridad, arriba (Xin) y abajo (Bao Gong). Debido a estas conexiones, los desórdenes de Corazón y de Riñón (incluyendo su desarmonía) fácilmente desencadenan trastornos ginecológicos. Por ejemplo, un daño al Qi de Corazón, por la pena, por ejemplo, puede producir insuficiencia de Qi y provocar menstruaciones excesivas, o , durante las fases finales de la gestación, donde es común la insuficiencia del Yin Renal, los Bao Luo pueden obstruirse, y el Qi y los Fluidos Renales ser incapaces de alcanzar la raíz de la lengua, causando laringitis.

2.3 TIAN GUI
El término suele traducirse por "Factor sexual", lo que resulta desagradablemente ambiguo o arcaico para el entorno médico occidental. En chino Tian significa Cielo o "Celestial", mientras que Gui es el nombre del décimo de los 10 troncos Celestes, que se corresponde con el Agua del Riñón. Tian Gui puede traducirse, pues como "Agua Celestial", término que adquiere significados diferentes en M.T.C. dependiendo de la escuela específica de pensamiento. La llegada de la menstruación (menarquia y menstruación mensual) se mencionan como "la llegada del Tian Gui", y la menopausia se entiende como "el cese del Tian Gui". Algunas escuelas identifican Tian Gui con el menstruo, otras piensan que es la descarga vaginal acuosa previa a la menstruación, distinción no demasiado importante clínicamente, pues Sangre y Líquidos comparten la misma fuente. Según el SU WEN (2° capítulo), el Tian Gui llega al cumplirse los 14 años (2 x 7), cuando el Qi Renal es exuberante. Para entender esto, es preciso recordar que la Sangre tiene origen tanto en el Cielo Anterior como en el Posterior. Prenatalmente, es la Esencia de Riñón la que proporciona el sustrato para la Sangre, mientras que postnatalmente se crea la Sangre a partir de la parte pura de lo impuro del agua y de los granos (Líquidos y alimentos). Las funciones digestivas del Bazo-Estómago no maduran hasta los 6 años aprox., y a partir de entonces pueden producir un excedente de Qi y de Sangre que se almacena durante el sueño como Esencia adquirida. Esta Esencia adquirida es la que empuja y apoya a la Esencia Prenatal para que lleve el Riñón a su plenitud, sobre los 14 años. Si hay suficiente Esencia, Qi y Sangre, la superabundancia de Sangre se vierte vía Chong Mai hacia el Útero, donde se almacena y se descarga periódicamente como menstruo, lo que se llama la "llegada del Tian Gui", tipo de Agua que se

llama "Celestial" por un lado por su procedencia primera, el Cielo Prenatal, y por otro porque proviene de la Sangre de Corazón, es decir, de "arriba". Como la producción de Sangre depende de Bazo, Riñón, Pulmón y Corazón, el Tian Gui no puede considerarse como dependiente sólo del Riñón o como expresión solo del Jing Renal. El Bazo extrae los Principios Inmediatos de los alimentos y líquidos, enviando lo más puro al Pulmón para que se transforme en Qi, y lo menos puro al Corazón para que este genere Sangre. La frase "zhuo gui xin" (lo impuro se junta en el Corazón) hace referencia a esta función del Corazón. Para que esto suceda el Riñón debe enviar hacia arriba el sustrato de la Sangre, la Esencia, tal como debe enviar Yuan Qi al Pulmón para que actúe como catalizador en la generación de Qi. La Sangre, finalmente, se crea en el Jiao Superior, desde donde es distribuida y descendida para nutrir todo el cuerpo. La acción transformadora del Corazón es la que le da su color rojo (todas las transformaciones son de naturaleza caliente). Según esto, el Tian Gui puede no llegar por:
y y

y

Esencia Prenatal insuficiente Deficiencia de Bazo en producir y enviar Principios Inmediatos a Corazón Deficiencia de Corazón en combinar los Principios Inmediatos procedentes del Bazo con la Esencia procedente del Riñón

A partir del los 35 años, el Qi del Yang Ming empieza a decrecer, y a los 49 el Jing comienza a agotarse; con la debilidad de los dos Cielos, Postnatal y Prenatal, no hay sobreabundancia de Sangre, y el Tian Gui se desvanece. Esta visión del Tian Gui como dependiendo no solamente del Jing Renal, sino del estado del Bazo y, por consiguiente, de su capacidad de producción de Qi y Sangre es apoyada por numerosos textos clásicos, como NU KE ZONG YAO

(Esencias de Ginecología, Zheng Shou) o las obras de Zhang Jing Yue (a.k.a. Zhang Jie Bing).

2.4 QI, XUE, JINYE Y JING (QI, SANGRE, FLUIDOS Y ESENCIA)
Si el menstruo o el Tian Gui representa una sobreabundancia de Sangre, y teniendo en cuenta las interrelaciones entre Sangre, Qi, Líquidos y Esencia, es claro que cualquier trastorno de uno de ellos, o un desequilibrio en sus relaciones, puede acarrear problemas menstruales. Ante todo, Qi es el comandante de la Sangre. Si Qi es débil, no se engendrará ni transformará la Sangre, es decir, un vacío de Qi llevará a un Vacío de Sangre, que puede resultar en menstruaciones escasas, retrasadas, dolorosas o ausentes. Si el Qi falla en su función de contención, entonces podemos tener todo tipo de hemorragias extemporáneas Qi también es quien impulsa la Sangre, de modo que si es insuficiente, esta tenderá a estancarse, produciendo trastornos como dismenorrea o incluso masas patológicas. La Sangre es la Madre de Qi, lo alimenta y transporta. Si la Sangre es deficiente, el Qi pierde su raíz y se mueve erráticamente, llevando a Viento por insuficiencia sanguínea. Si la Sangre se detiene, el Qi se estancará también, lo que puede causar distensión y dolor mamarios y abdominales, PMS o dismenorrea. Si la insuficiencia de Sangre es grave, puede vaciar al Qi y al Yang, y originar hemorragias con sudoración profusa. Sangre y JinYe comparten fuente de modo que si los Fluidos son dañados por fiebre, sudoración profusa, vómito o

diarrea, la Sangre puede resultar dañada o deficiente, lo que puede resultar en menstruación retrasada, escasa o ausente. Si la sangre es consumida o deficiente, los Líquidos se resienten y entran en sequedad, con consecuencias similares. Como Qi es Yang y los JinYe son Yin, si los Líquidos se estancan dificultarán el movimiento del Qi, pudiendo dar lugar a obstrucciones por Tan o por Tan y Humedad, causando menstruación retrasada, o ausente, o menorragia, o metrorragia. Esta obstrucción también pude causar que el Qi no promueva la generación de Sangre, o no la impulse correctamente y esta entre también en deficiencia o en estasis. La Esencia Postnatal viene de la sobreproducción de Qi y Sangre; si estos son débiles, la Esencia Postnatal puede resultar insuficiente para crear y descargar la menstruación. Como Esencia y Sangre comparten fuente (Riñón), si el Jing se vacía, la Sangre puede resultar insuficiente para soportar una menstruación normal. A la inversa, si se pierde sangre, o hay escasez en su producción y transformación, es posible que la Esencia no pueda transformarse y almacenarse, dando lugar de nuevo a menstruación deficiente o ausente, o infertilidad.

2.5 ZANG-FU (VÍSCERAS Y ENTRAÑAS)
Puesto que los Zang Fu engendran y transforman Qi y Sangre, su función es vital para la generación y descarga de la menstruación. Hay CUATRO Zang particularmente importantes en Ginecología: los tres relacionados con la generación de Sangre (Bazo, Riñón y Corazón) y los tres relacionados con el control de la misma (Bazo, Corazón e Hígado).

RIÑÓN: Es el Zang principal con relación a la menstruación Es la Raiz Congénita, con funciones de almacenar SB y Qi, y es la fuente de la reproducción.
Es la base fundamental de Chong Mai y Ren Mai, y controla el feto. Sustancia Basal y Sangre tienen el mismo origen, pueden transformarse una en otra, se generan mutuamente, y son la base de la menstruación. La sangre de la menstruación depende del agua del Riñón. La SB Renal tambien puede transformarse en Qi Renal, y el estado de este se relaciona con la maduración y agotamiento del Tian Gui. A los 14 años el Qi Renal es abundante, lo que estimula la madurez del Tian Gui, y eso, junto con el buen funcionamiento de Ren y Chong Mai, produce la menstruación. El Fuego de Ming Men calienta el útero, hace posible la concepción y se relaciona con el deseo sexual. Tambien origina el Fuego Ministro, tipo de Fuego sin forma que se relaciona con Agua. Es Prenatal, y se forma en la concepción en la confluencia de Ren/Du Mai.

BAZO: Su papel es doble: por un lado genera Qi y Sangre, y por el otro controla que la Sangre circule por sus vías naturales. El Bazo toma y transforma los Principios Inmediatos de los alimentos y los asciende al Corazón, que recibe además el impulso y el Jing del Riñón. El Yang de Corazón (que incluye el Qi de Corazón) transforma en Sangre los que recibe del Bazo y del Riñón, y la envía hacia abajo vía Bao Mai.

El Qi de Bazo, además de proporcionar energía a todos los impulsos y proceso metabólicos, tiene la función específica de contener la Sangre dentro de los Vasos Sanguíneos, o, en un sentido amplio, asegurar que no se produzcan sangrados extemporáneos.

CORAZÓN. Funciones generales:
y y y

Gobierna la Sangre Conecta con Útero via Canal de Útero (Bao Mai) El Yang de Corazón ayuda al Jing de Riñón para formar el Tian Gui

HÍGADO: El Bazo contiene la Sangre en los vasos, mientras el Corazón la mueve y el Hígado la almacena. El Útero se identifica como "Mar de la Sangre" y "Cámara de la Sangre", lo que supone un cierto papel de almacenaje o atesoramiento, por lo que sus funciones se relacionarán muy estrechamente con las del Hígado, que, en efecto, tiene un papel muy importante en la regulación de la menstruación. De hecho, puesto que el Hígado almacena la Sangre, y la Sangre es la manifestación del Jing en las mujeres, se dice que el Hígado es el Zang del Cielo Anterior en las mujeres como el Riñón lo es en los hombres. El Útero recibe principalmente del Hígado ( y a través de Chong Mai) la sangre que almacena. La menstruación ocurre cuando se acumula un exceso de Sangre en el útero, pero este flujo depende del impulso del Qi, cuyos movimientos controla el Hígado. Si el Qi de Hígado entra en hipofunción (se deprime) y/o se congestiona, esto tiene un efecto muy pronunciado en la menstruación, pues estorba el libre flujo y transformación

de la Sangre. Puede decirse que el Riñón y el Corazón alimentan y enriquecen el Útero, pero e Hígado controla su flujo.

PULMÓN La teoría de la M.T.C. no habla del Pulmón con respecto a la menstruación, pues su relación con la Sangre no es tan estrecha. Algunos libros de Ginecología tratan sobre la función de Pulmón de descender la Sangre, y desde luego, los Qi de Corazón y de Pulmón están íntimamente relacionados, pero en Ginecología puede ser útil diferenciar entre las funciones de descenso y difusión de Qi y líquidos propias del Qi pulmonar y las de controlar y mover la Sangre adscritas al Qi cardíaco. Tampoco la teoría de la M.T.C. trata en detalle el papel de los Fu en la menstruación. Sin embargo, dos Fu, el Estómago y el Intestino Grueso podrían merecer un lugar aparte. ESTÓMAGO: Aunque la función del Estómago en la generación de Sangre está incluida en las funciones del Bazo, el Qi rebelde de Estómago puede causar nauseas pre- o perimenstruales, o estar involucrado en la distensión y dolor mamarios. Además el Estómago puede fácilmente sufrir el ataque de un Qi hepático estancado, y generara Calor depresivo en su interior, lo que puede dar hambre desordenado o acné premenstrual. INTESTINO GRUESO: El Intestino Grueso es el órgano más grande del Jiao Inferior; su fluidez se asocia con el flujo normal y suave del Qi y de la sangre en TODO el Jiao Inferior. Si el flujo del Intestino Grueso no es normal, pude producirse

estancamiento de Qi en el Hígado y de Sangre en el Útero, así que, al menos desde el punto de vista terapéutico, el Intestino Grueso debe considerarse. Además, el CalorHumedad descendiendo y acumulándose en el Intestino Grueso puede dañar el Hígado y el Riñón (Intestino Grueso, Metal, es madre de Riñón, Agua), y el Riñón es primordial para el funcionamiento de la menstruación.

2.6 JING LUO (Canales y Colaterales) Constituyen la red de circulación de Qi y Sangre; de los Ocho Vasos Extraordinarios, los cuatro especialmente importantes para la menstruación son Chong, Ren, Du y Dai. Se dice que Chong, Ren y Du se originan en el Útero, mientras que Dai se bifurca desde Ren y sujeta y comunica todos los demás, regulando así el flujo de Qi y de Sangre entre las mitades superior e inferior del cuerpo. Como Tian Gui se origina en la parte superior y luego desciende, la tensión de Dai Mai puede tener un impacto en la menstruación. También si Dai Mai es débil, los líquidos pueden descender demasiado, dando lugar a descargas vaginales excesiva, o Dai Xia. Las transformaciones del Qi en Dai Mai parten del Fuego de Ming Men, que se expresa en el Yang y en las actividades de calentamiento y transformación de Riñón, Bazo, Corazón e Hígado, e indirectamente en Estómago, Intestinos, Vesícula, Vejiga y San Jiao. Desde el punto de vista de la menstruación, los DOS más importantes son Chong y Ren. Chong se conoce como el "Mar de la Sangre" y como el "Mar de los 12 Meridianos". Ren, o Vaso de control, se conoce como el "Mar del Yin". En términos de Ginecología, o al menos con respecto a la menstruación, la relación entre Chong y Ren es que Chong principalmente contiene Sangre, mientras que Ren principalmente contiene Qi, de modo que su relación es la que existe entre Qi y Sangre. Chong alimenta a todos los

canales (recordar que el chino menstruación es "jing", igual que Canal), alimenta al Yang arriba y al Yin abajo. Ren controla el Bao Gong, y ambos dependen de la abundancia de Riñón. Patológicamente, Chong y Ren pueden presentar estado de "bu gu", es decir, carecer de consolidación, "bu tiao" (faltos de regulación), o "sun shang", dañados. Chong y Ren bu gu implica que el Qi de Ren no puede sujetar a la Sangre de Chong. Chong y Ren bu tiao significa que Qi y Sangre no están equilibrados y armónicos, particularmente implica que el Qi no controla como debiera el libre flujo de Sangre. Chong y Ren sun shang significa que Qi y Sangre de ambos Vasos están dañados y débiles, por ejemplo a través de partos demasiado tempranos o numerosos. El papel de Du Mai es algo menos evidente. Se dice que Ren y Du fluyen sin cesar subiendo por la espalda y bajando por el frente, y que Ren es el Mar de Yin y Du el Mar de Yang. Como el ciclo menstrual puede entenderse como un ascenso del Yang Qi durante la primera mitad del ciclo y un descenso de la Sangre Yin durante la segunda mitad, el conjunto del ciclo dependería de la circulación ascensodescenso de Du y Ren Mai. Sin embargo, en Ginecología no se suele tratar mucho de Du Mai, ni para diagnóstico ni para tratamiento, salvo en los casos en que la deficiencia de Yang Qi, de Yang Renal, o de Fuego de Ming Men forman claramente parte del proceso patológico. De los 12 Vasos Principales, los más importantes en Ginecología son los tres Yin y un Yang del pie: Tai Yin del pie (Bazo), Jue Yin del pie (Hígado), Shao Yin del pie (Riñón) y Yang Ming del pie (Estómago). Los Vasos de Bazo, Hígado y Riñón entran en la cavidad pélvica y conectan con Ren, y, por tanto, con el Útero. Muchos consideran que el Vaso de Riñón conecta con Chong Mai a lo largo de su recorrido abdominal. El Vaso de Estómago conecta específicamente con Chong Mai (Punto Qi Chong, E 30), y es importante en la valoración y tratamiento de problemas ginecológicos que se relacionan con las mamas. El vaso de Hígado rodea los genitales, y sus Luo los irrigan.

3. EL CICLO MENSTRUAL Para que la menstruación ocurra y exista posibilidad de concepción, el Qi de Riñón debe ser exuberante, Ren Mai debe fluir libremente, y Chong Mai debe ser pleno. Desde este punto de vista, la menstruación corresponde a un llenarse progresivo del Útero y a su descarga periódica, lo que implica la existencia de ciclos, cuya regularidad se compara con las de las fases de la Luna. Según la M.T.C., el ascenso y descenso de Yin y Yang se hace en cuatro segmentos de aprox. 7 días, durante cada uno de los cuales tienen lugar procesos fisiológicos diferentes. La comprensión de estos procesos y de sus dominancias permitirá aplicar con eficacia las terapias adecuadas.

Visto con más detalle, e incorporando conceptos traídos de la MO, tenemos: Fase 1 o menstrual: Menstruación: El ciclo empieza el día 1, con el descenso de la sangre. Cae el nivel de estrógenos y el de progesterona y se produce la necrosis de las capas compacta y esponjosa del endometrio, desciende la temperatura basal y comienza la menstruación Durante este período la sangre fluye hacia abajo y hacia fuera, y el Útero rebosante se va vaciando. Por eso, durante esta fase, el énfasis está en el libre flujo de la sangre, o, en un sentido más amplio, mantener libre el flujo del Hígado, del Qi y de la Sangre. Aunque haya suficiente sangre, si su flujo no es correcto podemos ver ciclos alargados, menstruación escasa o bloqueada, o dismenorrea. Si el flujo es adecuado, al final del período el Mar de la Sangre está vacío.

En realidad esta fase dura unos 5 días, y la oportunidad terapéutica del período es mover la sangre (si hay amenorrea) o detenerla (menorragia o metrorragia). Fase 2: Fase postmenstrual, folicular, o de Reposición: Durante la segunda semana, o aproximadamente 5 a 7 días después de comenzar la menstruación, la descarga cesa y se empieza a reponer la sangre. El metabolismo se ocupa en producir y transformar más Sangre para reponer la deficiencia relativa de Yin y Sangre que se ha producido. Como Sangre y Yin tienen la misma fuente, el énfasis en esta fase es enriquecer el Yin para alimentar y reponer la Sangre. Desde el punto de vista de la MO, corresponde a la Fase folicular, cuando los folículos crecen y el nivel de estrógenos aumenta bajo la influencia de la foliculoestimulina (hormona foliculoestimulante, FSH). La fase dura unos 7 días, y es el mejor momento para tonificar la Sangre y muy bueno para tonificar Hígado, Riñón y Jing. Oportunidad terapéutica: Alimentar Yin y Sangre de Hígado y Riñón.

Fase 3: Fase de Ovulación: Alrededor de 14 días tras la menstruación, la Sangre normalmente ha sido completamente repuesta. Siguiendo un principio básico de la teoría de Yin-Yang, cuando Yin alcanza su extremo se transforma en Yang, lo que en Ginecología moderna se relaciona con la ovulación y con el aumento de temperatura basal que la sigue. Por tanto, para que se produzca la ovulación, Yin debe transformarse en Yang, y esta transformación necesita sobre todo el impulso y el calor del propio Yang, con lo que en este segmento calentar y vigorizar el Yang es extremadamente importante. Por otro lado, la transformación sólo puede

tener lugar si los mecanismos del Qi funcionan adecuadamente, para lo que es fundamental su libre flujo, que depende del Qi hepático. Así que esta fase depende además del Hígado, pues para su ejecución es preciso que Qi y Sangre fluyan libremente. La fase dura de 1 a 3 días. El ovum se desprende del folículo y se desarrolla el corpus luteum bajo la acción de la luteoestimulina (LH), mientras la temperatura basal sube notablemente. Oportunidad terapéutica: Promover la ovulación nutriendo el Jing Renal. Buen momento para tonificar Hígado, Riñón (Yin y Yang) y Jing.

Fase 4: F. Lútea o Premenstrual: El Yang Qi crece y el Qi de Hígado se mueve en preparación de la menstruación. El cuerpo lúteo crece y secreta progesterona. Desde el día 21 hasta el descenso de la menstruación, el Qi de Corazón debe descender la Sangre hasta el Útero. Como el Hígado es el que controla el flujo -y. por tanto, la posibilidad de empuje- del Qi, es fundamental que su Qi esté libre. Si el Qi de Hígado está deprimido o estancado, puede estorbar los descensos y los movimientos, dando lugar a una serie de trastornos premenstruales, como distensión o dolor mamarios, dolor o distensión abdominal, ciclos irregulares, alteraciones del ánimo o dismenorrea. Además, si el Bazo es débil (lo que es frecuente cuando el Hígado está en preponderancia) puede fallar en contener la Sangre, con lo que puede aparecer menstruación excesiva o temprana. En conclusión, durante esta fase el énfasis es en rectificar y fortalecer el Qi. Es un mal momento para tonificar la Sangre. Al final de la fase cesa la secreción de progesterona, la temperatura cae bruscamente y el endometrio se necrosa, acaeciendo la nueva menstruación.

Oportunidad terapéutica: Tonificar el Yang (si es deficiente) o mover el Qi de Hígado (si está estancado). La consecuencia principal de esta teoría es que al tratar a una mujer podemos aprovechar las oportunidades ofrecidas por el ciclo menstrual y tener en cuenta las distintas necesidades que el período supone. Aunque esto puede aplicarse a otros campos de la Medicina Interna, lógicamente es en Ginecología donde adquiere mayor relevancia. Por ejemplo, es frecuente que la Insuficiencia y la Estasis de Sangre se presenten juntas, y el principio usual de tratamiento sería favorecer la circulación y dispersar la estasis. Como al final de la menstruación la sangre es de por sí deficiente y el cuerpo intenta enriquecer y aumentar Yin y Sangre, el principio podría ser inadecuado en este momento, aunque en realidad su validez deberá valorarse individualmente. En cualquier caso, parecería más lógico acentuar en este momento la tonificación, para poner el énfasis en la movilización hacia el final del ciclo.

3.2 TEMPERATURA BASAL CORPORAL (TBC): Curvas y su interpretación según la M.T.C.
En China hoy se piensa que los cuatro segmentos del ciclo menstrual dependen del Riñón, puesto que por un lado el Riñón es la base del Yin y del Yang de todo el cuerpo, y el Tian Gui depende de la Esencia Renal. En un artículo aparecido en el "Journal of Chinese medicine " en 1992, el Dr. Lian Fang dice: "Los cambios normales en TBC parecen relacionarse con las transformaciones del Riñón Yin y del Riñón Yang. En la fase postmenstrual el Yin Renal va creciendo y la TBC está en fase hipotérmica: en el período intermenstrual el Yin

Renal se transforma en Yang Renal y la TBC sube rápidamente; en el período premenstrual Yin y Yang son ambos exuberantes y la TBC se conserva en estado hipertérmico; en el período menstrual Yin y Yang entran en insuficiencia, y la TBC vuelve al estado de hipotermia". Esto implica que la TBC es función directa del Fuego de Ming Men. En un sentido restringido, el Fuego de Ming Men es el Yang Renal, o Fuego Renal, o Yang Verdadero, pero en realidad interviene en las funciones de muchos otros Zang-Fu, que, en consecuencia, participan del sentido de Fuego de Ming Men en un concepto más amplio. La coincidencia de los períodos establecidos por la M.T.C. con los definidos por la medicina occidental pude tener un efecto significativo en el diagnóstico y tratamiento según la propia M.T.C., pues comparando la TBC de una mujer con la que teóricamente debería ser según la fase de su ciclo, podemos aumentar la precisión del diagnóstico y la eficacia del tratamiento. La curva normal es una curva bifásica con una breve fase de transición que indica la ovulación, siendo el aumento de temperatura la consecuencia de la influencia en el metabolismo de la progesterona secretada por el corpus luteum tras la ovulación, por lo que esta fase hipertérmica se conoce también como fase lútea. La temperatura luego cae entre 12 y 24 horas antes del descenso de la menstruación, debido al cese de la secreción de progesterona. Al descender la cantidad de progesterona en suero, el endometrio se necrosa y se rompe, y comienza la menstruación. La fase hipotérmica, pues, va justo desde poco antes de la menstruación hasta la ovulación, y la fase hipertérmica va desde la ovulación hasta el inicio de la menstruación siguiente El rango de temperaturas normales es: Antes de ovulación: 36,2 - 36,3 Ovulación: Aumenta más de 2 décimas: (36,4 - 36,6)

4. CONCLUSIÓN La Ginecología Tradicional China es una especialidad bien arraigada y que ofrece soluciones prácticas a muchos problemas que en occidente parecen endémicos de la población femenina, como la dismenorrea o la endometriosis. Gracias al esfuerzo de estas últimas décadas, es también una de las especialidades donde la MTC y la MO se están integrando más armónicamente, configurando una disciplina que nos permite estudiar y tratar con eficacia multitud de desarreglos y enfermedades comunes en la práctica clínica. No hay lugar aquí para detallar otros aspectos importantes de la doble visión china-occidental de la Ginecología, como, por ejemplo, la valoración, estudio y tratamiento de la Sangre, y mucho menos podemos entrar en el tratamiento de enfermedades concretas; con esta exposición solo se ha pretendido establecer la carta de validez que en Occidente tiene la práctica de la Ginecología Tradicional China y presentar algunas de las posibilidades que la integración de ambas medicinas ofrece al clínico actual en este campo. ................... BIBLIOGRAFÍA específica principal en lenguas no chinas Obstetrics and Gynecology in Chinese Medicine G. Maciocia Churchill Livingstone, 1998 ISBN: 0-443-054584

The Practice of Chinese Medicine G. Maciocia Churchill Livingstone, 1994 ISBN: 0-443-043051 Handbook of Menstrual Diseases in Chinese Medicine Bob Flaws Blue Popy Press, 1997 ISBN: 0-936185-82-1 Diagnosis of Sterility and its Traditional Chinese Treatment Jin Wei Xin Shandong Science and Technology Press, 1999 ISBN: 7-5331-2339-5 Fulfilling the Essence Bob Flaws Blue Popy Press, 1998 ISBN: 0-936185-48-1 Fire in the Valley Bob Flaws Blue Popy Press, 1999 ISBN: 0-936185-25-2 Acupuncture and Moxibustion Therapy in Gynecology and Obstetrics Hou Jing Lun Beijing Science & Technology Press, 1995 ISBN: 7-5304-1741-X/R.311

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful