You are on page 1of 1

EDITORIAL | DOMINGO 10 DE AGOSTO DE 2008 | El Siglo de Torreón | 7A

Inseguridad
LUIS RUBIO

astó el secuestro y asesinato des- cómo debe enfrentarse el flagelo de la de seguridad. El Cisen es quizá el mejor les cuentan con instancias especializa- alemán Max Weber afirmaba que el

B piadado del joven Fernando Martí
para que todo el mundo político se
desviviera por tener una amplia presen-
cia mediática, pero lamentablemente no
inseguridad. Lo que sí tengo es una se-
rie de preguntas y planteamientos de
sentido común, algunos propios y otros
de terceros, que tienen que ser atendi-
ejemplo. ¿Por qué no imitar ejemplos
exitosos en lugar de inventar, una vez
más, el agua tibia? El espectacular res-
cate de Ingrid Betancourt en Colombia
das en temas graves como el secuestro.
En lugar de resolver el problema, esta
estructura crea vacíos que hacen posible
la proliferación de la delincuencia. Yo no
Gobierno tiene el monopolio de la vio-
lencia. La realidad mexicana prueba
lo contrario: la violencia está hoy en
manos de la delincuencia y por lo tan-
para avanzar hacia la solución del pro- dos y pronto. Aquí van algunos obvios: debería al menos hacernos reflexionar sé cuál es el mejor modelo para noso- to los delincuentes son el verdadero
blema de inseguridad que aqueja al país 1. La inseguridad y los secuestros no que sí es posible, además de necesario, tros, pero me parece evidente que el ac- Estado. Y todo en la sociedad refleja
desde hace dos décadas. La vida de este son un fenómeno nuevo en nuestra so- crear un cuerpo de seguridad competen- tual es totalmente inadecuado: si no otra esa situación, como lo ilustra el debili-
niño y de todos los que, como él, ven cer- ciedad. Sin embargo, las policías, con te, moderno y profesional. cosa, el caso de Fernando Martí debería tamiento de valores esenciales como
cenada o destrozada su vida y, en mu- contadas excepciones, siguen siendo las 4. Pervive una infinidad de mitos so- ser prueba suficiente de que las rencillas la honestidad y la verdad. La decisión
chos casos, la de sus familias, reclama mismas. Cada Administración inventa bre las razones por las cuales no había entre instancias y niveles de Gobierno de la Iglesia de no discriminar limos-
respuestas que vayan más allá de las de- una nueva academia de Policía para ali- inseguridad pública hasta los 80 ó 90; impiden que se atiendan los temas de nas por su origen lo dice todo.
claraciones necias y de la aprobación de mentar a entidades e instituciones poli- cualquiera que sea la explicación, es ob- seguridad pública. Habría que pensar En estos días los ciudadanos he-
más leyes irrelevantes que nadie cum- ciacas corruptas que acaban corrom- vio que las circunstancias de antaño na- en esquemas que trasciendan los tiem- mos podido observar cómo se pavone-
plirá. piendo a los nuevos reclutas. ¿Qué no es da tienen qué ver con las actuales: la po- pos políticos de funcionarios cambian- an nuestros políticos respecto al tema
La inseguridad pública en el país no obvio que urge transformar a esas insti- blación ha crecido, la complejidad del tes. de la seguridad. No resuelven nada,
es producto de la casualidad sino de una tuciones para acabar con la corrupción y entramado social es extraordinaria, la 5. Parece claro que el país necesita pero cómo quieren sacarle raja políti-
estructura institucional inadecuada que la incompetencia de las Policías a todos diversidad política complica las cosas, la una visión de seguridad anclada en más ca al padecimiento ajeno. En algunos
no se reforma, no se atiende y no se los niveles? tecnología le otorga enormes ventajas al inteligencia y menos fuerza bruta; un casos, como los brillantes retenes que
transforma. Seguramente habrá mu- 2. A los políticos, sobre todo a los le- delincuente. Además, nuestro experi- énfasis en atacar la rentabilidad de la in- inventó la Policía capitalina, el resul-
chos argumentos que expliquen los re- gisladores, les encanta proponer nuevas mento democrático no ha sido muy feliz dustria del secuestro; más prevención y tado fue hacerle fácil el trabajo a los
zagos, la descoordinación, la calidad de leyes, en este caso penas más severas, en términos de coordinación policiaca: una atención decidida a las fuentes del secuestradores. Ni la evidencia empí-
nuestras policías, ministerios públicos, para enfrentar la inseguridad. ¿Por qué en lugar de cooperar e intercambiar in- persistente mal desempeño de nuestra rica ha servido para que nuestros go-
sistema penitenciario y jueces, pero es nadie se pregunta qué diferencia harían formación, las instancias políticas com- economía: menos dogmas y más prag- bernantes desarrollen un poco de hu-
evidente que dos décadas de vejación mayores penas cuando prácticamente piten y desdeñan los temas de seguri- matismo. Sobre todo, menos complacen- mildad y dediquen al menos una parte
sistemática de la sociedad no han sido ningún delincuente es capturado? Con dad. Parecería obvio que se requiere cia. de su valioso tiempo a temas como el
suficientes para que gobiernos y legisla- la increíble tasa de impunidad que ca- una nueva concepción institucional y le- 6. No hay tema más fundamental, de la seguridad pública. Por encima
dores, se pongan de acuerdo para en- racteriza a la delincuencia en el país, el gal para atender de manera profesional de esencia, que defina la función de un de los detalles, nuestros políticos
frentar y resolver el problema. El ejem- castigo no hace diferencia alguna; hay los problemas de inseguridad que nues- Gobierno que el de la seguridad públi- quieren el voto de la ciudadanía, pero
plo de Colombia, que en una década se que concentrarse en la calidad de las Po- tros gobernantes han sido incapaces de ca. Tanto en la teoría como en la prác- no quieren atender sus preocupacio-
transformó a cabalidad, debería servir- licías y la efectividad de la procuración resolver. Algunos países tienen siste- tica cotidiana, el Gobierno mexicano, nes y problemas.
nos si no de acicate, sí de argumento pa- de justicia. mas de seguridad centralizados, otros tanto a nivel estatal como federal, ha La seguridad pública es un tema de-
ra acallar a todos aquellos que, debiendo 3. Existen ejemplos de instituciones manejan estructuras híbridas (federal- sido rebasado por la criminalidad y ha masiado importante como para dejarlo
ser responsables, no se responsabilizan. gubernamentales que fueron transfor- estatal) de diverso tipo. En el México de demostrado una absoluta incapacidad en manos de políticos cuya única preocu-
No soy experto en la materia, por lo madas y profesionalizadas, eliminando hoy la seguridad pública es tema del Go- para responder ante lo más esencial pación es su siguiente chamba.
que carezco de ideas grandiosas sobre la corrupción de sus fuerzas policiacas y bierno local, pero las entidades federa- de su responsabilidad. El sociólogo www.cidac.org

RELATOS DE ANDAR Y VER REHILETE
ERNESTO RAMOS COBO JORGE ZEPEDA PATTERSON

Populismo punitivo y muro azul
Camino a elegir on una probabilidad de éxito Entre la demagogia rios usualmente entre los más dé-

ranscribo sin edición alguna un No deseo –sin embargo- ser C de 98.7% es difícil que los
criminales dejen de cometer
y el oportunismo de
Calderón, y las
biles y sin posibilidad de defender-
se. La autoridad suele aplicar “todo

T correo electrónico masivo que
me llegó hace días:
“Les parece si el 6 de septiembre or-
ganizamos una marcha nacional en
malinterpretado. Asumo y
reconozco la seriedad de la
situación, la necesidad
delitos por la simple amenaza de
que pasarán más tiempo en la cár-
cel, en el improbable caso de que
caigan en ese 1.3% por ciento que
propuestas autoritarias
de los exasperados,
la medicina contra
el peso de la ley” a las personas que
les resultan incómodas. Los líderes
de los “macheteros de Atenco”, que
retuvieron a un funcionario duran-
contra de la inseguridad? Comence- imperante de erradicar la recibe una condena. Y es que en la inseguridad podría te horas (desde luego un delito),
mos hoy, tenemos un mes. Se tienen criminalidad, y la urgencia México se reporta sólo uno de ca- salir tan mala como fueron sentenciados a 67 años por
que tomar medidas extremas como de contar con decisiones da ocho delitos (13%) y de los re- la enfermedad. “secuestro equiparable”, como si se
ubicar al ejercito en las calles de las claras y contundentes, que portados sólo el 10% culmina en tratase del “Mochaorejas”.
ciudades mas importantes, penas in- acaben con la impunidad y sentencia. La propuesta del presi- La verdadera justicia entraña
mensamente mas severas a las ac- dente de pedir cárcel a perpetui- involucrado un judicial o su equiva- ausencia de impunidad y aplica-
tuales, enajenación de bienes mate-
la corrupción. Reconozco dad es simple populismo punitivo. lente. Necesitamos mecanismos que ción de la ley que sea justa para
riales a todas las personas, amigos y que es imperante pugnar No sirve, pero se oye bien. aseguren rendición de cuentas, ma- todos. La tragedia por la que pasa
familiares de quienes estén ligados por la estricta aplicación Hace días circula un e-mail yor transparencia, una Policía sujeta la familia Martí merece solidari-
al crimen, telefono nacional de de- del Estado de Derecho, y que que en nombre de “Fernando al escrutinio y a las leyes. dad y comprensión. Pero no deja
nuncias, policia nacional (bien pa- existan penas ejemplares. Martí”, el joven asesinado, convo- Ernesto López Portillo, direc- de ser inquietante que el jefe del
gada y semimilitar), recursos para ca a una marcha para el 6 de sep- tor de Insyde, señala que entre Estado haga una comparecencia
policia cientifica y secreta altamente panfleto que hemos transcrito. Por sí tiembre. Pero también para exigir los especialistas se denomina ante la nación el jueves pasado y
profesionalizada. Al funcionario pu- solo representa la exigencia existen- “medidas extremas como ubicar al “muro azul” (blue wall) la tenden- anuncie la modificación de las le-
blico que este ligado al crimen que se te de recuperar el país por la vía de la Ejército en las calles de las ciuda- cia que instala a las policías en el yes con motivo de este crimen. El
le de cadena perpetua, etc. Vamos, si fuerza autoritaria. Se pide borrar con des más importantes, penas in- centro del sistema de justicia. Los mismo mandatario que anunció
se puede, no solo en el fútbol se tiene mano militar cualquier desorden. En- mensamente más severas a las ac- cuerpos policiacos suelen conver- que la anciana indígena de Zongo-
que gritar esto. Que salga de la Ex- durecer para recuperar. Cueste lo tuales, enajenación de bienes ma- tirse en un muro, un cerco impe- lica había muerto de gastritis, no
planada de CU hasta el zocalo capi- que cueste. Y en los medios se des- teriales a todas las personas, ami- netrable que garantiza un mundo obstante que aún estaba en mar-
talino. y en cada ciudad del país una perdigan por allí, diariamente, ecos gos y familiares de quienes estén de reglas propias. En las demo- cha la investigación.
marcha similar como la ven? Pasen de lo mismo. ligados al crimen…”, cadena per- cracias el sistema de justicia lo En medio del horror e indig-
esto y recuperemos nuestro país, si te Ante la actual coyuntura es impe- petua a cualquier funcionario im- conforman jueces, tribunales, fis- nación que inspira la muerte del
quedas callado ya perdimos, envia rante la inteligente conducción de las plicado. cales, ministerios públicos, aboga- joven Martí, no puedo dejar de
este correo a tus amigos Fernando voces que piden la radicalización del Entre la demagogia y el opor- dos, además de los policías. En las pensar que el acto de Gobierno
Martí Haik”. entorno. Recordemos que, en la ma- tunismo de Calderón, y las pro- sociedades autoritarias, en cam- que presenciamos el jueves tiene
El texto –cuyo autor desconoz- yoría de las ocasiones, son esas voces puestas autoritarias de los exas- bio, los miembros de los cuerpos algo de país bananero. Aunque
co— es en sí una radiografía del país. las sustentadas en el poder económi- perados, la medicina contra la in- de seguridad se convierten en la México se desangra por la insegu-
Trasluce lo que la comentocracia de- co y político, y con la consecuente ca- seguridad podría salir tan mala co- ley. Juzgue usted en cuál nos en- ridad, día a día y desde hace años,
nomina tejido social roto, y contiene pacidad de influir. Recordemos que mo la enfermedad. contramos. el presidente quiso informarle al
implícita una barrera clara: ellos y para ellas mayoritariamente se go- Dar más poder a los cuerpos poli- Como a cualquier otro ciudada- mundo que con esas familias na-
nosotros. Seguramente las letras bierna, y son ellas –principalmente— ciacos sobre la sociedad es una res- no, me indigna que los pocos delin- die debe meterse. Comenzamos a
provienen de un grupo selecto y ci- las únicas escuchadas. Exijamos en- puesta que terminará volviéndose cuentes aprehendidos usen la cár- entender por qué hemos llegado
bernético, una clase pudiente que se tonces al Gobierno Federal mesura, en contra nuestra. Tendría que de- cel como puerta giratoria. Pero hasta aquí.
atreve a hablarse de tú, con la ligere- frialdad e inteligencia en la toma de cirnos algo el hecho de que casi siem- también existe la perniciosa cos-
za de quien pasa la servilleta por la definiciones, aun cuando la oligarquía pre en estos crímenes de horror está tumbre de fabricar chivos expiato- (www.jorgezepeda.net)
mesa para limpiar una mancha. La que lo sostiene le pida lo contrario.
soltura, la dejadez, la radicalización Exijámosle no reprimir y actuar bajo
de las ideas; someter para recuperar. cauces estrictamente institucionales.
Existe un perturbante tono de fami-
liaridad entre los amenazados, pare-
ciendo sus ideas soltadas al vacío en
No hacerlo sería en detrimento de los
avances que en materia de derechos
civiles y libertades ciudadanas ha
Adiós
charla de café, a ver si a alguien le conseguido este país a través de las
parece caminar de CU al Zócalo en décadas. JUAN DE LA BORBOLLA R.
un sábado soleado, tal vez (se omitió No deseo –sin embargo- ser mal-
el dresscode…) vestidos todos de interpretado. Asumo y reconozco la on este artículo me siento en la ración de sus artículos que merecen para un servidor y también si es que
blanco. Pugnan por no quedarse ca-
llados para no perder, porque sí se
puede, (al menos gritar). Piden medi-
das extremas, militarización, penas
seriedad de la situación, la necesidad
imperante de erradicar la criminali-
dad, y la urgencia de contar con deci-
siones claras y contundentes, que
C obligación ética de cerrar un
periodo vital y profesional alta-
mente interesante dentro de mi vida.
Con este artículo dejaré de enviar
la gloria de ser publicados en una pá-
gina editorial de un prestigiado dia-
rio.
El pasado 5 de agosto recibí el in-
los lectores siguen siendo lo pacien-
tes y amables que han sido para con-
migo en todo este tiempo.
Pero creo francamente que aun-
inmensamente más severas (¿inmen- acaben con la impunidad y la corrup- semanalmente los artículos a página merecido honor de ser nombrado rec- que la vocación periodística se lleva
samente?... o sea, ¿bien grandoto- ción. Reconozco que es imperante editorial que durante 29 años estuve tor de la Universidad Panamericana en la sangre, o como se dice en el gre-
tas?), y enajenación (¿enajenación?) pugnar por la estricta aplicación del enviando a diferentes diarios de la re- en su campus de Guadalajara, institu- mio, en las papilas olfativas una vez
de bienes materiales de las personas, Estado de Derecho, y que existan pe- pública y aun del extranjero. ción en la que he colaborado profesio- que se ha impregnado la nariz del
amigos y familiares de quienes estén nas ejemplares. Quizá el único mérito que pueda nalmente desde 1975. olor de la tinta de los talleres gráfi-
ligados al crimen. Uff… vaya punta- Mi preocupación –sin embargo- atribuirme en ese ejercicio periodísti- Ese honor inmerecido me hace cos; entremezclar opiniones persona-
das. Mejor digamos que las letras transita más en el camino de las for- co, es que durante esas 1,508 sema- tomar la determinación que hoy les les publicadas, con responsabilidades
surgen del encono. mas. El equilibrio en nuestras liber- nas nunca fallé en mi compromiso, comento, puesto que creo que en un institucionales que trascienden a mi
Sin embargo, lo más preocupante tades democráticas es línea fina que más que con los editores jefes, con los cargo de tan alta responsabilidad y persona, para afectar a todo un con-
es que el texto es en sí una inocente en caso de romperse terminaríamos pacientes lectores que me distinguie- representatividad institucional ver- junto de muchos miles de alumnos,
carta de presentación de un movi- lamentando. Reprimir acrecentaría ron con la lectura y los comentarios a ter en páginas editoriales de muy re- graduados, profesores, directivos y
miento fascista que gana forma en el descontento y abrirá aún más veces favorables, en muchísimas conocidos diarios, opiniones persona- personal no académico y al buen
nuestro país; es la voz de muchas vo- nuestra principal herida y causa de otras críticos, respecto de las opinio- les, pudiera significar inmiscuir inne- nombre de una institución, es un lujo
ces. Es la voz que simplemente pide nuestros problemas: la desigualdad. nes vertidas en los más de 4,100 artí- cesaria e irresponsablemente a la ins- que no me puedo dar.
arrasar para arreglar las cosas. Re- Es por ello que debemos exigir mesu- culos publicados en ese lapso. titución a la que represento, en mis Agradezco enormemente a tan-
cordemos que los comportamientos ra, frialdad e inteligencia a quienes En respuestas puntuales que di a opiniones periodísticas personalísi- tos editores a los que a lo largo de es-
políticos de corte fascista tienen de- toman las decisiones. Porque en rea- muchas de esas críticas, les hice sa- mas y desde ese punto de vista muy te periodo tuve la suerte de conocer y
nominadores comunes: (i) preocupa- lidad preocupa que desde su frivoli- ber a mis amigos lectores que se to- rebatibles por supuesto. dialogar. Agradezco a los dueños de
ción obsesiva con la decadencia, (ii) dad, y escasa capacidad, los señores maron la molestia de expresar su co- Espero poder cambiar la palabra los casi 20 diarios de toda la república
cultos de unidad, energía y pureza, que nos gobiernan sucumban por po- mentario, que les agradecía significa- con la que titulo este artículos: Adiós; que durante este lapso me abrieron
(iii) colaboración de la élite tradicio- pulismo y propaganda a los influjos tivamente esa expresión negativa por un Hasta luego; si es que los ama- las páginas editoriales para poder
nal para lograr limpieza interna me- fascistas que se escuchan, aun a sa- vertida, pues son de esas opiniones bles editores de los diarios que me emitir mis opiniones regularmente.
diante el abandono de las libertades biendas que sería un retroceso. contrarias de las que un escritor debe han albergado en estos casi treinta Pero sobre todo agradezco a us-
democráticas. Resulta fácil identifi- http://ciudadalfabetos. sacar más experiencias, para procu- años, me reciben nuevamente cuando ted amigo lector su paciencia en la
car esas ideas comunes en el inocente blogspot.com rar a atinar en mejor medida la elabo- termine esta encomienda tan honrosa lectura de mis artículos.