You are on page 1of 5

Posibles causas al pobre rendimiento académico y la deserción escolar

y qué hacer para solucionar el problema

Toda persona tiene derecho a una educación que propenda al pleno


desarrollo de su personalidad y al fortalecimiento del respeto de los derechos
del hombre y de las libertades fundamentales. Para formar una escuela se
necesitan planteles, estudiantes, maestros, comedores escolares,
bibliotecas, trabajadores sociales, consejeros y orientadores, personal de
mantenimiento y materiales. Si alguno de estos servicios fallan, la escuela
no proveerá el servicio de excelencia que merecen nuestros estudiantes. La
Misión primordial de las escuelas debe ser el transmitir la cultura, destrezas
básicas, valores, creencias sociales y preparación para el trabajo. También
tienen la responsabilidad social ineludible para estimular, instruir, enseñar
valores, conocimientos, destrezas y hábitos. Necesitamos ampliar la oferta
educativa, contar con las condiciones en términos de planta física, material y
equipo; tener el personal suficiente nombrado a tiempo, mejorar el currículo
y hacer de la escuela un centro de convivencia social con la que el alumno
se identifique y que le ayude a resolver problemas, canalizar inquietudes y
encaminar sus metas.

Tan reciente como el año 2003 el Centro de Investigaciones y Política


Pública y la Fundación Biblioteca Rafael Hernández Colón publicaron un
trabajo titulado Abandono Escolar. Según este estudio, cita al Departamento
de Educación reconociendo que el problema de la deserción escolar alcanza
el 51% de los estudiantes que inician la escuela elemental y abandonan la
escuela sin obtener el diploma de escuela superior.
El efecto neto que tiene para la sociedad el estudiante desertor
representa pérdidas anuales de contribuciones sobre ingreso estimadas en
$510 millones. Una situación similar genera el costo anual del crimen
atribuible a la deserción. Las razones principales para dejar la escuela, están
relacionadas con tareas propias del adulto tales como buscar o haber
encontrado trabajo, embarazos o maternidad. Otras razones están ligadas al
ambiente que provee la escuela y hacen de la misma poco atractiva al joven.

Entre las estrategias establecidas tras la investigación se propuso


fomentar la enseñanza como prioridad. La educación debe ser el producto de
la participación e integración de estudiantes, padres, y la comunidad,
compartiendo talentos y recursos. Se espera que este tipo de enseñanza
motive al estudiante hacia ver la educación como alternativa en su rol como
ciudadano.

Se han presentado unas posibles estrategias propuestas por los


superintendentes de escuelas para mejorar el sistema y bajar los niveles de
deserción escolar en las escuelas del país. Este estas están: el atender el
progreso académico y social de los niños, con énfasis en el nivel preescolar y
en forma preventiva en los grados de transición; desarrollar un ambiente
escolar positivo con directores y personal efectivo capaces de brindar
atención a jóvenes en riesgo; establecer expectativas altas en las áreas de
asistencia, aprovechamiento académico y disciplina; seleccionar y adiestrar
maestros receptivos a las necesidades del estudiante en riesgo; coordinar
esfuerzos con los diferentes sectores públicos y privados para desarrollar
programación coordinada.
Tras la Ley del 2001 “No Child Left Behind” se inicio una búsqueda de
indicadores de calidad, exigiéndole a las escuelas el que recopile información
y midan de forma sistemática el aprovechamiento académico de los
estudiantes, esto con el propósito de determinar su efectividad y la de los
maestros.

Las Pruebas Puertorriqueñas (PPAA) han reflejado un bajo


aprovechamiento de los alumnos en las materias de español, matemáticas e
inglés. Por ejemplo, en el área de español (año 2004-05), aproximadamente
el 37% de los alumnos de tercer grado están bajo el nivel de dominio. Esta
situación parece agravarse según nos movemos a otros grados: el 55% de
los alumnos en el sexto grado y el 47% de los alumnos en el undécimo
demostraron tener un pobre dominio de las competencias evaluadas en la
misma área.

Los bajos niveles de rendimiento académico son alarmantes y diversas


posibles razones son las que se dan. Algunos hablan del gobierno, otros de
los problemas sociales, de la administración, de los estudiantes o que la
culpa recae en la poca preparación de los maestros. En este trabajo estaré
realizando una investigación sobre posibles soluciones al problema del bajo
rendimiento académico y los altos niveles de deserción escolar en las
escuelas públicas de Puerto Rico.
Bibliografía

Acosta, J.A. (2009). La economía puertorriqueña ante la globalización: Retos para la


educación. (Documento). PR.

Aponte Roque, A. (1992). Sistema educativo de Puerto Rico trayectoria de


realidades y necesidades. PR: Consejo de Educación Superior.

Constitución de Puerto Rico. (2007). Lexjuris. Recuperado el 20 de octubre de 2010


de http://www,lexjuris.com/lexprcont.htm

Departamento de Educación, Área de Planificación y Desarrollo Educativo, División


Estadísticas, (2004). Matrícula, Bajas y Por Ciento de Bajas en las Escuelas del Sistema
de Educación Nivel Isla: Años Escolares 1070-71 a 1989-90. Hato Rey, Puerto Rico.

Departamento de Educación, Área de Planificación y Desarrollo Educativo, División


Estadísticas, (2004). Bajas en las Escuelas del Sistema de Educación Pública Por Razón
de Baja Fin de Año Escolar 1990-91 al 2001-02. hato Rey, Puerto Rico