ABCDOSSIER

El Deporte en la Escuela

ABC 15

ABCDOSSIER

El Deporte en la Escuela

La actividad física como práctica social
Son
casi 30. Se los nota contentos y animados. Caminan sigilosamente hacia uno de los rincones del patio del Jardín donde está ubicado el profesor. Él, también en silencio, los espera de espaldas. De repente, mientras avanzan, comienzan a gritar a coro: ¡Oso Dormilón! ¡Oso Dormilón! El profesor, convertido en oso, se da vuelta sorpresivamente; todos corren en diferentes sentidos esquivando al “oso” para no ser atrapados. El oso sólo consigue tocar a dos, que se convierten en sus ayudantes, para seguir atrapando a los otros participantes. La situación y la acción vuelven a repetirse varias veces, hasta que quedan los últimos, que definitivamente se convierten en los ganadores. Juegan, se divierten, reconocen su cuerpo, se vinculan y socializan, se ponen en movimiento. El “Oso Dormilón” es un juego, y también una de las primeras prácticas deportivas que desarrollan los chicos en las clases de Educación Física. La actividad física no sólo beneficia la salud y la calidad de vida de las personas, sino que, además, es un importante factor de desarrollo humano y de integración social. El juego es una forma de interactuar con los otros, es una actividad espontánea, placentera, libre de una utilidad concreta, que guarda un cierto orden impuesto por las reglas. El juego, por lo general, es un camino para llegar al deporte. En consecuencia, la iniciación deportiva comienza ya en las primeras experiencias en que el niño accede a los juegos. “Los juegos motores y los deportes representan prácticas sociales valiosas, dado que su potencial educativo las torna relevantes para la formación integral de los alumnos”, explica el Director de Educación Física de la cartera educativa de la Provincia de Buenos Aires, Alejandro Ricci. Este potencial se pone en evidencia si, a través

de los juegos y el deporte, los alumnos acceden a la comprensión de su corporeidad y el desarrollo de su motricidad, a reafirmarse en su autonomía y libertad, a avanzar en su proceso de personalización, en mejores formas de relacionarse con los otros y en la construcción de una convivencia más democrática, al tiempo que se apropian de los contenidos específicos de la Educación Física. El día de la semana en que los chicos tienen clase de Educa-

ción Física es distinto. Lo es porque les permite un ámbito de aprendizaje ligado al juego en donde todo el cuerpo se pone a prueba en una actividad. “Si las prácticas lúdicas y deportivas se dan en el marco del disfrute de la acción motriz, esa vivencia de alegría, placer y bienestar favorecerá la práctica de esas actividades en forma voluntaria, más allá de lo realizado en la escuela, lo que constituirá una importante contribución para el cuidado de la salud y para una

mejor calidad de vida como ciudadanos”, agrega Ricci. De esta forma, la iniciación deportiva escolar es un incentivo para que los chicos realicen otras actividades similares con amigos del barrio o en el club de la zona, lo que permite ampliar los espacios dedicados al bienestar físico. La Educación Física, en tanto modalidad del sistema educativo de la Provincia de Buenos Aires -como lo establece la Ley Provincial de Educación 13.688-,

Deporte en situaciones especiales
Por Carlos González. Licenciado en Educación Física y Psicólogo Social. Autor de “Motricidad en situaciones especiales”, editado por el Centro de Estudiantes de la Universidad de Morón en 1996. Asesor de la Dirección de Educación Física de la DGCyE.
Alemania, al terminar la Primera Guerra Mundial, un grupo de lesionados de ese conflicto bélico se inició en la práctica deportiva. Al igual que en otras ciudades europeas, nacieron entidades dedicadas a realizar actividades deportivas para personas con discapacidad. Estas instituciones tenían la firme idea de adaptar el deporte para aquellos que vivían con una discapacidad; es decir, se buscaba que salgan a la calle a practicar deportes sencillos, sin competición, y que les sirvieran para relacionarse con los demás. En 1944, el Dr. Guttmann crea en Stoke Mandeville, Inglaterra, el primer centro del mundo para la rehabilitación de personas con discapacidad motora, incorporando plenamente la actividad deportiva al tratamiento, y buscando una mejor calidad de vida. El profesional tuvo la idea de comenzar unos juegos deportivos en su hospital, en coincidencia con la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres en 1948. Este acontecimiento tuvo tal repercusión, que los juegos deportivos comenzaron a celebrarse anualmente y crecieron al punto de organizarse con carácter internacional en 1952. Su lema, que aún hoy tiene vigencia, era: “El objetivo

En

de los Juegos de Stoke Mandeville es unir a los hombres y las mujeres con discapacidad física del mundo en un movimiento deportivo internacional, en el que su sincero espíritu deportivo dará esperanza e ilusión a miles de personas con discapacidad. No puede haber una mayor contribución de las personas con discapacidad a la sociedad que poder ayudarla, a través del deporte, a favorecer la amistad y el mutuo entendimiento entre las naciones”. Pasó bastante tiempo y, sin lugar a dudas, son muchos los hechos que fueron acercando a las personas con necesidades especiales de atención a la escuela y a las actividades deportivas. Los juegos y los deportes son un medio ideal y propicio para que las personas con Necesidades Educativas Especiales (NEE) participen de actividades, se socialicen, se diviertan y sirvan como un medio de enseñanza. Queda claro que el deporte es una actividad que, con ciertas adaptaciones, puede poner en situación de igualdad a todos los que participan del mismo, tengan NEE o no. Y esto le otorga un valor sin igual para lograr inclusión y equidad en el ámbito educativo y comunitario.

ABCDOSSIER
ABC 17

ABCDOSSIER

El Deporte en la Escuela

reconoce ese potencial educativo en los juegos y los deportes y los incorpora como contenidos curriculares. No obstante, cabe aclarar que lo que permite el despliegue de ese potencial educativo son prácticas de la enseñanza y de aprendizaje.

El desarrollo de las competencias motrices
La participación de los alumnos en juegos motores y deportes favorece el logro de competencias motrices si durante su práctica se promueve el desarrollo de las capacidades perceptivas, lógico-motrices, condicionales, coordinativas y expresivas. “El aprendizaje de las actividades lúdicas y deportivas requiere la comprensión de las lógicas internas, la elaboración de esquemas tácticos, la selección estratégica de esquemas y habilidades y la resolución de

problemas motores a través de la ejecución de habilidades motrices básicas y específicas”, comenta el profesor de Educación Física. Desde esta perspectiva, la enseñanza de los juegos y deportes promueve en los niños, adolescentes y jóvenes el desarrollo del pensamiento táctico y esto se convierte en una escuela para la toma de decisiones. “Y eso no es todo, -continúa Ricci- también contribuye a la construcción de la imagen corporal de los alumnos por medio de la aceptación, la autovaloración y la libre expresión”.

Alegría, placer y bienestar
Todo juego tiene sus reglas, sus condiciones y ámbitos de realización. Si los juegos y deportes son presentados por los profesores de Educación Física como situaciones en las cuales

Alrededor de 1.500.000 niños, jóvenes y representantes de la tercera edad participarán este año de los “Juegos Deportivos Buenos Aires La Provincia”. Esta movida deportiva y educacional inicia su etapa local el 16 de junio. La regional será del 1° de septiembre al 31 de octubre y las finales se jugarán la primera quincena de noviembre, en la ciudad de Mar del Plata. Los juveniles podrán anotarse en distintas actividades deportivas, como atletismo, básquetbol, fútbol, gimnasia, natación, rugby y tenis, entre otras. También habrá categorías artísticas, entre las que se cuentan literatura, teatro, coro, danza, artes plásticas, etc. Asimismo, los abuelos tendrán dos categorías, una deportiva y otra artística, con actividades como bochas, dominó, damas, gimnasia, tejo, truco, artes plásticas, tango, literatura, coro. Los Juegos Deportivos Buenos Aires La Provincia se ponen en marcha con la intención de ser los más importantes de la historia, buscando que el deporte y las actividades artísticas sean una herramienta fundamental de contención e inclusión para los jóvenes y abuelos.

Juegos Deportivos

los alumnos puedan afrontar alguna forma de protagonismo y en las que se sientan incluidos, fácilmente se experimenta alegría, bienestar y placer durante su desarrollo. “En la planificación de las clases, los docentes deben plantear propuestas variadas, con diferentes obstáculos a ser superados ya sea desde lo coordinativo, lo condicional, lo motor, lo perceptivo, lógico-motriz o relacional, acorde con las posibilidades motrices de los alumnos”, dice el Director de Educación Física. “Hay que ofrecerle a cada chico la oportunidad de percibir el yo puedo, que tiene notable relevancia para su desarrollo como sujetos de derecho”, agrega. La inclusión debe ser de todos los alumnos, sin excepción. Es por ello que las prácticas lúdicas y deportivas escolares deben realizar las adecuaciones curriculares o de contexto que se precisen, para garantizar la participación de los alumnos con necesidades educativas especiales.

La formación ciudadana
Quienes se disponen a la práctica deportiva comparten un ámbito, los elementos del juego, las reglas, la formación de equipos. Es decir, los juegos y los deportes son un importante medio de socialización. A través de su enseñanza se debe promover el desarrollo de las capacidades sociales y relacionales, que les permiten a los alumnos la incorporación y construcción de normas y reglas, el ejercicio de la solidaridad, la cooperación, el respeto por el otro, la responsabilidad y vínculos con los demás.

18

ABC

El deporte, herramienta formidable de inclusión
no siempre se tiene plena conciencia de las respuestas positivas que puede brindar su práctica en diferentes ámbitos. El deporte y la cultura son factores de inclusión fundamentales y por eso su promoción es esencial en la recuperación integral de la Provincia de Buenos Aires que estamos encarando. En la actualidad, gobernar es incluir, y proponernos llevar experiencias deportivas a cada rincón del territorio provincial para tener una población más sana y más fuerte. Estamos absolutamente convencidos del rol del deporte para mejorar la salud, la educación, la conciencia del trabajo en equipo, el respeto por el adversario y las reglas de juego. Por eso, la mejor inversión social y a futuro que podemos hacer es recuperar los espacios públicos para la práctica del deporte. Mi padre fue dirigente de un club de barrio, por lo tanto sé del esfuerzo de estos ciudadanos que le quitan horas a su familia y a su trabajo para volcarlo a ese espacio social y deportivo. Muchas veces sus instalaciones son utilizadas por los colegios o por otras instituciones y se rompen los vestuarios, los aros, los arcos, el piso y hay que arreglarlos, porque los clubes son un lugar de encuentro cultural, deportivo, social de los vecinos. Nuestro plan contempla la inversión en infraestructura de estas más de mil instituciones básicas del deporte distribuidas por toda la Provincia. La dolorosa realidad indica que alrededor de 500 mil chicos sufren la problemática de la droga y del alcohol. Y un Estado social activo tiene que llegar antes, no después, para remediar las consecuencias que generan estos flagelos. Es en ese sentido que para tener una juventud cada vez más fuerte y motivada queremos rescatar en plenitud el espíritu de los Juegos Deportivos de la Provincia de Buenos Aires. El deporte que se practica en la escuela, en el club, en la cancha del barrio, con amigos, contrincantes o compañeros, es una herramienta formidable de inclusión y socialización que nos ayudará a motorizar la recuperación de nuestra Provincia.

Llevo

al deporte en la sangre y en el corazón. Por eso pretendo volcar desde las distintas responsabilidades institucionales todo lo que fui aprendiendo por mis propias experiencias a lo largo de los años de actividad deportiva. Soy conciente de la influencia positiva que ejerce el deporte desde el punto de vista social, de la formación de valores, y de la relación directa del deporte con las áreas de Educación y Salud. También sé que por diferentes motivos a veces es difícil posicionar esta actividad en las agendas de los gobiernos locales. Por un lado, porque otras prioridades parecen ocupar el lugar del deporte; y, por el otro, porque

Extractos del discurso del Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, en el Primer Encuentro Provincial de Salud, Educación y Deporte, realizado en el Pasaje Dardo Rocha de La Plata.

“Tenemos que lograr que las propuestas que se practican en las escuelas aseguren la adhesión y práctica de valores tendientes a una convivencia democrática”, señala Ricci. Y destaca que es necesario tener en cuenta las actitudes de los alumnos durante las situaciones de juego y observar de qué manera las intervenciones de los docentes favorecen a la reflexión, el análisis, las confrontaciones, los acuerdos y la asunción de compromisos que los mismos alumnos propongan y acuerden para una mejor convivencia. Asímismo, asegura que es preci-

so que en las prácticas escolares “se eviten desafíos lúdicos y deportivos que sólo buscan rendimientos y resultados, a los que acceden unos pocos alumnos, los más talentosos y competentes, dejando a los demás fuera de la participación y con una vivencia frustrante, que los termina desanimando respecto de la actividad motriz en general”. Respecto de la socialización, los juegos y deportes brindan inmejorables oportunidades para la asunción de roles y el desempeño de diferentes funciones en un grupo, junto con situaciones

que ponen en evidencia la necesidad de la construcción, aceptación y respeto por las reglas, favoreciendo el progresivo pasaje a un juego de cooperación genuina.

El cuidado de la salud
Es sabido que el concepto de salud excede el de ausencia de enfermedad. La Educación Física es una disciplina que promueve la formación de actitudes de cuidado del propio cuerpo y de los compañeros, como así también la anticipación y prevención de riesgos. A través del aprendizaje reflexi-

ABCDOSSIER
ABC 19

ABCDOSSIER

El Deporte en la Escuela

vo de juegos y deportes, los alumnos pueden llegar a ser capaces de reconocer las diferentes exigencias de rendimiento que implican según sus formas de práctica, y a diferenciar los beneficios y perjuicios de cada una de ellas, desde el punto de vista de sus posibilidades y limitaciones motrices, la salud y la recreación.

El uso creativo del tiempo libre
El Director de Educación Física Provincial considera que durante su trayectoria escolar los alumnos deben lograr un nivel de competencia lúdico-motriz que les permita practicar juegos y deportes en forma autónoma, en situaciones informales, propias de la vida cotidiana. “Un picado con amigos del barrio, una bicicleteada, una carrera o un juego con pelotas en otra situación que no sea la escolar debe permitirle a los chicos recrearse e integrarse en un grupo de juego, según la circunstancia o lugar donde viven o se encuentran”, agrega. Juegos y deportes no son buenos ni malos en sí mismos. Lo que pone en evidencia su potencial educativo son las condiciones de práctica a través de las cuales se los enseña y aprende. Por consiguiente, el sistema educativo de la Provincia -con la Educación Física como modalidad y a través de la Dirección a su cargo- debe promover que en el ámbito escolar se den las condiciones de práctica que garanticen el aprendizaje del potencial educativo con el que los juegos y deportes pueden contribuir con la formación integral de los alumnos. 20

Salud, Educación y Deporte
El Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; el Director General de Cultura y Educación, Mario Oporto; y el Secretario de Deportes, Carlos Bilardo, participaron del Primer Encuentro Provincial de Salud, Educación y Deporte, que se llevó a cabo en el Pasaje Dardo Rocha, de la ciudad de La Plata. Allí estuvieron presentes los Directores de Deportes y los Directivos de Centros de Educación Física de los 134 municipios de la Provincia. En esa oportunidad, el responsable de la cartera educativa señaló: “Nuestro objetivo primordial es que todos los chicos estén en la escuela. Queremos que además de aprender matemática, lengua, historia, ciencia, también practiquen deportes. Sabemos que los chicos practican deportes fuera de la escuela y eso podemos incentivarlo dentro de ella”. Asimismo anticipó que las escuelas van a permanecer abiertas en aquellas comunidades que tengan algún proyecto deportivo y que necesiten de un espacio para desarrollarlo. “Vamos a trabajar muy fuertemente con la Secretaría de Deportes –enfatizó Oporto-. No hay dos proyectos distintos referidos al deporte, educación física dentro de la escuela y otro fuera de ella; por el contrario, hay un único proyecto que es el de la difusión y promoción del deporte en la Provincia de Buenos Aires”. “Es importante que todos los chicos de todas las escuelas tengan Educación Física y no que les toque a algunos y otros no. Ése es para nosotros un principio de igualdad indispensable”, agregó y, en ese sentido, también consideró que llegar a todos significa “tanto a los que tienen habilidad para el deporte como para los que no la tienen porque todos deben ser educados en el uso del cuerpo y las actividades deportivas”. “La educación física mejora de la educación integral de los alumnos. Es una educación intelectual, corporal, de expresión, de creatividad, de disciplina, de organización, de responsabilidad y eso es lo que queremos para todos los alumnos de la Provincia”, sostuvo el titular del área de Educación del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

ABC

CEF: incluir con propuestas educativas
Desde
el año 1967, la Dirección de Educación Física tiene a su cargo los Centros de Educación Física (CEF), que propician la realización de actividades físicoexpresivas, deportivas, recreativas y sociales dirigidas a niños, adolescentes y adultos. Estos espacios, con una gran convocatoria social, promueven la inclusión social con una propuesta educativa y son un recurso valioso para una utilización productiva del tiempo libre y una mejora de la calidad de vida de los habitantes de la Provincia de Buenos Aires. Los Centros de Educación Física establecen lazos y acciones conjuntas con los municipios a través de sus Direcciones de Deporte o Acción Social, o con la Secretaría de Deportes, instituciones con las cuales organizan en forma sostenida diversos proyectos, tales como Encuentros Deportivos y Recreativos, Colonias de Vacaciones, el Programa de Escuelas Abiertas de Verano y Patios Abiertos. Susana Martino, referente de los CEF en la cartera educativa provincial, sintetizó las funciones de estas instituciones. “Por un lado, las propuestas educativas y deportivas impactan concreta y directamente en corporeidad y motricidad de chicos, adolescentes, jóvenes y adultos; y, por el otro, estos ámbitos promueven la inclusión y la participación, brindando la posibilidad de reorientar las decisiones y fortaleciendo las prácticas sociales para la construcción de la ciudadanía”, dice. Se trata, en definitiva, de promover la reconstrucción de una cultura comunitaria que encuentre modos organizativos propios de participación ciudadana, a través de los cuales todos los miembros puedan expresarse y encontrar lugares adecuados para poder decidir sobre las cosas que los afectan en la vida cotidiana, procurando el sentido de pertenencia institucional. “Ser parte de significa ser reconocido como miembro activo, es resignificar los vínculos con otras personas, es asumir compromisos individual y grupalmente en pos de obtener logros en beneficio de la institución educativa”, agrega finalmente Martino.

"La competencia deportiva es esencial en la etapa formativa"
Si
bien no soy deportista, ni estoy vinculado de manera directa a la educación o a la medicina deportiva, por mi compromiso con el periodismo deportivo he podido comprobar lo esencial que es la práctica de una actividad física en el desarrollo escolar de los niños y jóvenes. El deporte genera un contacto del niño con lugares muy sanos de su vida y, a partir de eso, el crecimiento de la relación con los amigos y con el tejido social que origina mentes sanas en cuerpos sanos, como dice aquella vieja historia. En la etapa formativa hay que ofrecerle al chico una amplia variedad de disciplinas deportivas para que pueda optar por la que le guste, con la que se divierta y de la que disfrute su práctica. Es verdad que el atletismo es la “placenta del deporte”, como dijo alguna vez el gran periodista Miguel Angel Merlo, porque inicia Por Alejandro Apo Periodista deportivo Radio Continental una relación de la persona con una disciplina muy completa, pero para asegurar una práctica continua hay que respetar la elección deportiva que haga el chico. Si bien en las escuelas hay un rotundo triunfo en la elección del fútbol, he encontrado en distintos puntos de la Provincia la pasión por los más variados deportes. El fútbol gana, pero no con la contundencia que tenía antes. Está más repartido, hay mucho voley, mucho básquet, mucho atletismo y el tenis gana cada vez más adeptos. Los buenos ejemplos de los grandes deportistas hacen bien para contagiar entusiasmo por otros deportes y que no solamente el fútbol gane, no porque sea malo -para mí es un deporte hermoso-, sino porque no me gustaría que tapara la pasión por otros deportes. No hay una cosa que entusiasme más a los chicos que ponerse a jugar, y jugar con la actividad física significa iniciarse en una disciplina deportiva. El juego que produce el deporte genera un entusiasmo y adhesión formidables, que mejoran todas las condiciones de la vida de la persona. Si los chicos son bien guiados, aconsejados y se predica con el ejemplo y no sólo con la palabra, la competencia deportiva es esencial en la etapa formativa de los niños y adolescentes. El deporte no es sólo el deporte con sus reglas, sus jugadas y sus goles, puntos, tantos o como diga el reglamento que se llamen. El deporte es también todo lo que circula alrededor: es el vehículo de ideas, son nuestras formaciones, nuestras lealtades, los amigos, los primeros amores, los primeros dolores. A mí me parece que ahí está la escuela del deporte, y que hay que insistir en la escuela del deporte.

ABCDOSSIER
ABC 21

ABCDOSSIER

El Deporte en la Escuela

Actividad física para la salud
Por Dr. Alberto Omar Ricart. Médico. Especialista Consultor en Medicina del Deporte. Consultor en Deportología. Profesor Universitario. Magister en Educación Médica.

Los

actuales conocimientos basados en estudios observacionales no dejan dudas acerca de la importancia del sedentarismo como factor de riesgo independiente de la morbimortalidad cardiovascular, incluso sobre toda causa de muerte. Diversas instituciones científicas reconocen el valor de la actividad física y la promueven como actividad primaria y secundaria de la principal causa de mortalidad, en el mundo y la Argentina (47 por ciento). El sedentarismo es el Factor de Riesgo más prevalente en el mundo, con cifras que oscilan entre el 55 y 90 por ciento de la población total según cada país o región. Datos nacionales recogidos entre 2002 y 2006 en diversas ciudades arrojaron una media de 85 por ciento para los adultos y 54 por ciento para los niños. Como todo Factor de Riesgo, su disminución, o mejor aún, su

erradicación, es tarea ardua y difícil, debiendo comenzar siempre por el diagnóstico preciso y oportuno. A partir de allí se debe proseguir con la determinación de la etapa de predisposición en que se encuentra el paciente/alumno, para recién por último prescribir adecuadamente la cantidad y calidad de Actividad Física a la persona, según sexo, edad, condición física actual, grado de salud y/o enfermedad. Existe coincidencia en que la Actividad Física Saludable debe realizarse dentro del siguiente esquema: • Duración: mínimo 30 minutos diarios, pudiendo ser fraccionado en dos series de 15 o tres de 10 según la edad. • Intensidad: moderada, que implique entre un 50 y 75 por ciento de la frecuencia cardíaca máxima de cada persona, o con una sensación de cansancio de 5 a 7 puntos sobre una escala de 1 a 10.

• Frecuencia: diariamente, o la mayoría de los días de la semana • Modalidad: predominio aeróbico, continuo, con gran participación de masa muscular (3/4 o 2/3). Todos los estudios epidemiológicos demuestran que cumplir con estas recomendaciones reduce significativamente la morbimortalidad, especialmente de origen cardiovascular; si a ello se le suman otras conductas saludables -como nutrición adecuada-, se puede asegurar que el riesgo caería a más de la mitad. La lucha contra el sedentarismo, es difícil y para que sea exitosa debe abarcar varios aspectos o áreas, a saber: 1. Acciones en la comunidad: especialmente que promuevan la actividad física: correcaminatas, marchasa eróbicas, bicicleteadas. 2. Acciones en el ámbito educativo: - Concientización en alumnos y docentes. - Promoción de actividad física y/o deportiva con el fin de crear hábitos perdurables. 3. Acciones en el ámbito científico: discusión en foros, eventos y congresos sobre la temática. Crear espacios para la investigación. Capacitar a profesionales de la Salud y de las Ciencias del Deporte. Sin lugar a dudas que esta iniciativa debe comprometer a todos: docentes, alumnos, dirigentes, investigadores, técnicos, profesionales. Todos pueden y deben aportar algo con el fin de disminuir esta epidemia y, al mismo tiempo, mejorar calidad y cantidad de vida de nuestra comunidad.