Deontologia de la Clonación Humana

¿ Ser Concebido o Ser Fabricado?
Armando López Ramírez armlopez@uv.mx La clonación humana (mejor dicho paraclonación ya que no es una verdadera clonación) re-nacida para resolver entre otras cosas problemas humanos de reproducción, ya se practica en cierta modalidad en la reproducción asistida, en la gemelación artificial, en la congelación de embriones humanos y otros problemas de actualidad, sin embargo al hablar de clonación humana se cae en la fantasía y en el absurdo de querer controlar el código genético de los individuos, de crear individuos al gusto del cliente, de duplicar o replicar seres idos o por irse, etc. Debo de aclarar que estos no son propósitos de la ciencia sino de ciudadanos comunes o del ciudadano con cierta ignorancia del proceso. Aclaremos lo siguiente: 1. Ningún científico(excepto los conductores del Discovery chanel) cree posible el total control de los procesos genéticos en los animales, plantas y el humano, aun estamos en pañales por mucho que se hable de avances. Clonar no es reencarnar. Los individuos son únicos e irrepetibles como resultado de una historia de vida entre el código genético y el medio físico, moral y emocional. Que un individuo se parezca físicamente al progenitor no lo hace el progenitor. Clonar no es copiar ni duplicar, aunque en la mayoría de los casos existe un parecido con el progenitor, no siempre es así ya que el resultado puede ser diferente en color y rasgos y así lo ha dictado la experiencia en clonación y aun con los gemelos.

2.

3.

Hay que tomar en cuenta que cada día es desconcertante y al mismo tiempo fascinante como el funcionamiento celular, el desarrollo embrionario y los genes nos enseñan que todavía hay mucho que aprender ya que los resultados no siempre son los esperados, lo que nos indica lo largo y sinuoso del camino del conocimiento. Para frustración de muchos la vida clonar al estilo de la novela “Un mundo Feliz” de Aldos Huxley esta todavía muy lejos o tal vez inalcanzable. Desde el punto de vista Deontológico*, si la técnica empleada para la clonación se salda con sendos fracasos de mas del 90 % ya que aun es rudimentaria (muertes de seres humanos en estado embrionario) no es aceptable su aplicación argumentando como sentido común el básico respeto al ser humano (aún en estado embrionario), de acuerdo al Código de Ética y Deontología Medica en su articulo 25.1 “no es deontológico admitir la existencia de un periodo en que la vida humana carece de valor, en consecuencia estamos obligados a respetarla desde su comienzo y deber de ser tratado con las mismas directrices éticas aplicadas al ser humano”. Para que llevar a la fabricación de seres con graves anomalías o taras, recordemos que los mamíferos clonados a la fecha han presentado serios problemas de funcionamiento, para que entonces atravesar la barrera experimental animal hacia el ser humano, acaban de sacrificar a “Dolly” por imperfecta (genetica y fisiológicamente), a cuantos humanos habremos de sacrificar en aras de un sueño fantasmal.

Numerosos países europeos tienen prohibida en su legislación la practica de la clonación humana y la Comisión Europea ha expresado igualmente su deseo de prohibir la clonación de seres humanos. Sin embargo en el ámbito estadounidense es mas difícil la prohibición, allí la jerarquía de valores constitucionales es distinta, destacando “la libertad” por encima de otros derechos humanos. Por lo tanto para poder prohibir dicha actividad a nivel federal o estatal debe de probarse que de alguna manera es nociva para los ciudadanos. Mientras tanto Bill Clinton en 1997 prohibió el financiamiento federal a la investigación que persiga la clonación humana. Además como su realización no alcanza ninguna aplicación diagnostica ni terapéutica, su aplicación es a todas luces injustificada. Y aun así deontológicamente no existe justificación alguna sea para obtener medula ósea para un transplante para alguien con leucemia o para tener órganos de repuesto; o para ayudar a personas con problemas de reproducción. Por ahora la opinión general es casi unánime acerca de la prohibición, esperemos que esta sensatez perdure y que desarrollemos objetivos mas nobles que las fantasías y fantasmas. Estoy consciente que en la resolución de problemas médicos se ha empleado como dije anteriormente, pero porque no buscar un camino menos escabroso que el de experimentar con seres y embriones humanos; en la ciencia existen caminos diversos para llegar al mismo lugar. Los procedimientos genéticos con propósitos de raza (es decir racistas) son un atentado a la integridad genética de los individuos, cualquier tipo de eugenesia, que ya ve usted que no falta un dirigente sectario o gubernamental que en aras de su patología psíquica quiera manipular la raza o quiera la creación de seres “especializados” o superseres que serian homúnculos (seres en serie o semi-idénticos), es importante resaltar que los métodos genéticos deben de brindar protección a la dignidad, identidad e integridad del ser humano y debe de tomarse en cuenta que la identidad genética (ontogénica de la especie) es diferente a la identidad personal que se fragua con la historia (ontogénica e individual) e influencia del medio a través del tiempo de vida del individuo. A la vista de la clonación humana se difumina el derecho a nacer como fruto del amor de los padres en una familia, el clon o clonado ¿tendría una familia?. ¿seria consciente de su calidad de clon?, ¿aceptaría su condición de ser fabricado ex profeso y de haber sido manipulado genéticamente? Tenemos aun tiempo para reflexionar. *La Deontología es parte de la filosofia de Kant en el sentido de la mas profunda y natural moral.