You are on page 1of 104

MANU ENTRENA PORTA CAST.

FH8 26/11/01 10:30 Pagina 1

CURSO DE ENTRENADOR
DE INICIACIÓN DE BALONCESTO

Gipuzkoako Foru Aldundia


Diputación Foral de Gipuzkoa PLAN DE TECNIFICACIÓN FEDERACIÓN GUIPUZCOANA
Kultura, Euskara, Gazteria eta Kirol Departamentua DEL BALONCESTO ESCOLAR DE BALONCESTO
Departamento de Cultura, Euskera, Juventud y Deportes DIPUTACIÓN FORAL DE GIPUZKOA (COMITÉ TÉCNICO)
CURSO DE ENTRENADOR
DE INICIACIÓN DE BALONCESTO

Gipuzkoako Foru Aldundia


Diputación Foral de Gipuzkoa PLAN DE TECNIFICACIÓN FEDERACIÓN GUIPUZCOANA
Kultura, Euskara, Gazteria eta Kirol Departamentua DEL BALONCESTO ESCOLAR DE BALONCESTO
Departamento de Cultura, Euskera, Juventud y Deportes DIPUTACIÓN FORAL DE GIPUZKOA (COMITÉ TÉCNICO)
AUTOR:
Escuela Nacional de Entrenadores. Federación Española de Baloncesto
PUBLICA:
Diputación Foral de Gipuzkoa
Departamento de Cultura, Euskera, Juventud y Deportes
Servicio de Deportes
TEXTOS:
Comité Técnico de la Federación Guipuzcoana de Baloncesto
DISEÑO:

ISBN: 84-7907-343-8
D.L.: SS - 1231/01
ÍNDICE 5

PRIMERA PARTE
PERFIL PROFESIONAL ....................................................................................................................................... 8
1. Definición genérica del perfil profesional ............................................................................. 8
2. Unidades de competencia ........................................................................................................... 8
3. Capacidades profesionales ......................................................................................................... 8
4. Ubicación en el ámbito deportivo ............................................................................................ 8
5. Responsabilidad en las situaciones de trabajo ................................................................ 8
6. Objetivos generales de la formación ...................................................................................... 9

ORGANIZACIÓN DEL CURSO


1. Organización temporal ................................................................................................................ 10
2. Normativa ......................................................................................................................................... 10
2.1. Evaluación ........................................................................................................................ 11
2.2. Calificaciones ................................................................................................................. 11

CONTENIDOS
1. Área de formación técnico-táctica ......................................................................................... 12
1.1. Técnica individual ......................................................................................................... 12
1.1.1. Habilidades técnicas de desplazamiento .............................................. 12
1.1.2. Habilidades técnicas de lanzamiento ...................................................... 12
1.1.3. Habilidades técnicas de parar y pivotar
(juego de pies y equilibrio) ........................................................................... 13
1.2. Táctica ................................................................................................................................ 13
1.2.1. Fundamentos tácticos de ataque .............................................................. 13
1.2.2. Fundamentos tácticos de defensa ........................................................... 13
1.2.3. Las paradas y los pivotes ............................................................................. 13
1.3. Reglas de juego ............................................................................................................. 14
1.3.1. Especificaciones del reglamento, en especial,
el de minibasket y pasarela a situaciones
prácticas concretas ........................................................................................................ 14
1.3.2. El entrenador en funciones de árbitro .................................................... 14
1.4. Dirección de equipo ..................................................................................................... 14
1.4.1. Dirección de grupo ........................................................................................... 14
1.4.2. Dirección de partido ........................................................................................ 13
2. Área de didáctica .......................................................................................................................... 14
2.1. Metodología ..................................................................................................................... 14
3. Área de ciencias aplicadas ...................................................................................................... 14
3.1. Salud y desarrollo físico ............................................................................................ 14
3.2. Fundamentos psicológicos ....................................................................................... 15
4. Área de desarrollo profesional ............................................................................................... 15

SEGUNDA PARTE
TÉCNICA INDIVIDUAL
1. Introducción ..................................................................................................................................... 18
2. Habilidades técnicas de desplazamiento .......................................................................... 18
2.1. Sin balón ........................................................................................................................... 18
2.2. Con balón ......................................................................................................................... 19
3. Habilidades técnicas de lanzamiento .................................................................................. 21
3.1. Lanzamiento a canasta .............................................................................................. 21
3.2. Pases .................................................................................................................................. 23
3.3. Recepciones .................................................................................................................... 24
3.4. Habilidades técnicas de parar y pivotar
(juego de pies y equilibrio) ........................................................................... 26
4. Bibliografía ....................................................................................................................................... 27

TERCERA PARTE
ÁREA DE FORMACIÓN TÁCTICA
1. Fundamentos tácticos de ataque .......................................................................................... 30
1.1. Objetivos del ataque ................................................................................................... 30
1.2. Acciones y conceptos específicos del jugador atacante sin balón.
Desplazamientos para la recepción del balón ................................................ 31
1.3. Acciones y conceptos específicos del jugador atacante con balón ...... 32
2. Fundamentos tácticos de defensa ....................................................................................... 35
2.1. Objetivo de la defensa ............................................................................................... 35
2.2. Acciones y conceptos tácticos ............................................................................... 35
2.3. Posición fundamental ................................................................................................. 36
2.4. Defensa del atacante con balón ........................................................................... 36

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
6 ÍNDICE

2.5. Defensa al jugador atacante sin balón .............................................................. 36


3. Las paradas y los pivotes (habilidades motrices de equilibración) ...................... 37
3.1. El pivote ............................................................................................................................ 37
3.2. Las paradas .................................................................................................................... 38
3.3. El salto ............................................................................................................................... 38
4. Bibliografía
....................................................................................................................................... 39

CUARTA PARTE
REGLAS DE JUEGO
1. Introducción a las reglas de juego ....................................................................................... 42
2. Diferencias básicas entre las reglas mini, pasarela e infantil ................................ 42
3. El entrenador en funciones árbitro ....................................................................................... 43

QUINTA PARTE
DIRECCIÓN DE EQUIPO
1. Introducción ................................................................................................................................ 46
2. Dirección de grupo ....................................................................................................................... 46
2.1. Determinación de los objetivos comunes ......................................................... 46
2.2. Actitud y comportamiento del entrenador
en entrenamiento y competiciones ...................................................................... 46
2.3. Establecimiento de las normas básicas de comportamiento
en entrenamiento y competiciones ...................................................................... 47
2.4. Determinación de las relaciones del entrenador con los padres .......... 47
2.5. Temas transversales de la enseñanza del baloncesto ............................... 48
3. Dirección de partido .................................................................................................................... 48
3.1. Limitaciones reglamentarias en la dirección de partido ............................ 48
3.2. Elección de los tiempos muertos ......................................................................... 49
3.3. Determinación de los jugadores de campo no sólo en función
de los criterios de rendimiento .............................................................................. 49
3.4. Elección de los momentos y la forma de proporcionar
los refuerzos positivos y las correcciones a los jugadores de campo ..... 50

SEXTA PARTE
METODOLOGÍA
1. Definición del baloncesto .......................................................................................................... 52
2. Elementos a tener en cuenta en el diseño de la enseñanza del baloncesto .. 52
3. El medio y el jugador ................................................................................................................... 53
4. Actividades y medios para la enseñanza del baloncesto .......................................... 54
5. Factores de ejecución en el aprendizaje del baloncesto ........................................... 55
6. Proceso educativo de la enseñanza del baloncesto .................................................... 55
7. Estilos atencionales en el aprendizaje deportivo .......................................................... 56
8. Métodos de enseñanza .............................................................................................................. 56
9. La enseñanza global del baloncesto por medio de principios generales ........... 57
10. Etapas metodológicas de la enseñanza ......................................................................... 58
11. Evaluación de la enseñanza .................................................................................................. 59
12. Errores más comunes y propuesta de soluciones
en la iniciación del baloncesto ............................................................................................ 60
13. Partes de la sesión de entrenamiento ............................................................................ 61
14. Aplicaciones prácticas ............................................................................................................. 61
15. Bibliografía ..................................................................................................................................... 66

SÉPTIMA PARTE
SALUD Y DESARROLLO FÍSICO
1. Generalidades ................................................................................................................................. 68
2. Crecimiento y desarrollo en las etapas de formación ................................................ 68
2.1. Fases sensibles en el desarrollo de las capacidades físicas básicas ..... 68
2.2. Fases del desarrollo de las habilidades motrices
básicas y específicas ................................................................................................. 71
2.3. Efectos y adaptaciones de la práctica del baloncesto
en las edades de crecimiento ................................................................................ 72
3. Aspectos preventivos en la edad de crecimiento y desarrollo ................................ 74
3.1. Evaluación del estado de salud de los jugadores/as ................................. 74
3.2. Control deportivo, planificación correcta de los entrenamientos
y competiciones ............................................................................................................ 75
3.3. Calentamiento y enfriamiento ................................................................................. 75
3.4. Indumentaria deportiva .............................................................................................. 75
3.5. Higiene personal y de instalaciones .................................................................... 76

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
ÍNDICE 7

3.6. Aspectos básicos de nutrición e hidratación ...................................................77


3.7. Factores que afectan al rendimiento ..................................................................79
4. Lesiones deportivas más frecuentes en la edad de crecimiento y desarrollo ......79
4.1. Esguinces ligamentosos ............................................................................................79
4.2. Distensiones musculares .........................................................................................80
4.3. Tendinitis ...........................................................................................................................80
4.4. Fracturas ...........................................................................................................................81
4.5. Genu valgo .......................................................................................................................82
4.6. Genu varo .........................................................................................................................82
4.7. Cifosis ................................................................................................................................82
4.8. Hiperlordisis lumbar ....................................................................................................82
4.9. Escoliosis .........................................................................................................................82
5. Primeros auxilios básicos .........................................................................................................82
5.1. Aplicación de frío ..........................................................................................................83
5.2. Compresión .....................................................................................................................83
5.3. Elevación ...........................................................................................................................83
5.4. Reposo ...............................................................................................................................83
6. Bibliografía
.......................................................................................................................................84

OCTAVA PARTE
FUNDAMENTOS PSICOLÓGICOS
1. Aspectos psicosociales básicos de la práctica del baloncesto en niños .......... 86
2. ¿Cómo se desarrolla en el ámbito intelectual un niño?,
y ¿cuál es su aplicación en el baloncesto? ..................................................................... 86
3. ¿Cómo se desarrolla la personalidad?
¿Cómo influye en los jugadores de baloncesto? ........................................................... 88
4. ¿Cómo influye el desarrollo social en el jugador de baloncesto? ......................... 89
5. ¿Cómo se desarrolla el autoconcepto del niño? ........................................................... 89
6. ¿Cómo se crea un líder en un equipo deportivo? ......................................................... 90
7. ¿Cómo influye el ambiente externo en el desarrollo
del niño/jugador de baloncesto? .......................................................................................... 90
8. El entrenador ................................................................................................................................... 91
8.1. El entrenador .................................................................................................................. 92
9. Bibliografía ....................................................................................................................................... 92

NOVENA PARTE
LEGISLACIÓN
1. Conocimineto de las estructuras básicas de los clubes deportivos ................... 94
2. Conocimiento básico de las relaciones con
los organismos organizadores de las competiciones ................................................. 95
3. Conocimiento de los plazos y trámites de formalización
de documentación para la competición ............................................................................. 95
4. Conocimiento de la reglamentación de la competición .............................................. 96

DÉCIMA PARTE
ORGANIZACIÓN DEL DEPORTE ESCOLAR EN GIPUZKOA
1. Ley 14/1998, de 11 de junio, del Deporte del País Vasco ..................................... 98
2. Decreto 160/1990 sobre Deporte Escolar ...................................................................... 98
3. E-1 Solución Estructural de Futuro del Deporte Escolar en Gipuzkoa ................. 98
4. Programa de Actividades de Deporte Escolar en Gipuzkoa ...................................... 99
5. Bases de Competición de Baloncesto Escolar ............................................................ 100
6. Régimen Disciplinario ............................................................................................................... 100

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
8 PERFIL PROFESIONAL

PERFIL PROFESIONAL
1. DEFINICIÓN GENÉRICA DEL PERFIL PROFESIONAL
El Entrenador de Iniciación al Baloncesto debe ser capaz de proporcionar un desarrollo de
las capacidades motoras básicas en los niños/jugadores así como fomentar las relaciones y
normas básicas de socialización.

2. UNIDADES DE COMPETENCIA
• Dinamizar, descubrir y posibilitar la práctica del Baloncesto.
• Fomentar los procesos de enseñanza-aprendizaje a través de la actividad motriz que
proporciona el Baloncesto.
• Garantizar la seguridad y el desarrollo de los deportistas.
• Ser capaces de llevar a la práctica las actividades ligadas al desarrollo de la actividad
deportiva programadas y organizadas por técnicos de nivel superior.

3. CAPACIDADES PROFESIONALES
Este técnico debe ser capaz de:
• Utilización adecuada de los recursos y los métodos de enseñanza y evaluación, en función
de la programación general de la actividad.
• Instruir a los alumnos sobre las técnicas y las tácticas básicas del Baloncesto corrigiendo
los errores de ejecución de los participantes.
• Motivar a los alumnos en el progreso de las capacidades motoras y personales.
• Dirigir y acompañar a individuos o grupos durante la realización de la práctica deportiva.
• Garantizar la seguridad y el desarrollo de los practicantes.
• Promover la práctica del Baloncesto.
• Dirigir equipos o deportistas en competiciones deportivas de su nivel.
• Enseñar y hacer cumplir las normas básicas de socialización y del reglamento.
• Enseñar la utilización de los equipamientos y materiales específicos del Baloncesto, así
como su mantenimiento preventivo.
• Evaluar, a su nivel, la progresión del aprendizaje.
• Preparar y supervisar el material didáctico que debe utilizar.
• Interpretar la información técnica relacionada con sus funciones profesionales.
• Conocer el entorno institucional, socioeconómico y legal del Baloncesto.

4. UBICACIÓN EN EL ÁMBITO DEPORTIVO


• Este Entrenador de Iniciación actúa siempre dependiendo de un técnico de nivel superior al
suyo, en el seno de una entidad deportiva relacionada con la modalidad deportiva del
Baloncesto.
• Ejercerá su actividad en el área de la iniciación al Baloncesto.
• Los distintos tipos de empresas o entidades donde pueden desarrollar sus funciones son:
a) Escuelas y centros de iniciación deportiva.
b) Clubes o asociaciones deportivas.
c) Federaciones.
d) Patronatos o servicios públicos deportivos.
e) Empresas de servicios deportivos.
f) Centros escolares (en actividades extracurriculares).

5. RESPONSABILIDAD EN LAS SITUACIONES DE TRABAJO


Este Entrenador de Iniciación actúa bajo la dirección y supervisión general de técnicos y/o
profesionales de nivel superior al suyo, siéndole requeridas las responsabilidades siguientes:
• La enseñanza del Baloncesto como medio del desarrollo integral del individuo (fisiológico,

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
PERFIL PROFESIONAL 9

psicosocial, afectivo, etc.).


• La aplicación de los medios y métodos más adecuados y variados para la realización de la
enseñanza de las capacidades motrices básicas y específicas.
• El acompañamiento y dinamización del individuo o del grupo durante el desarrollo de la
actividad deportiva.
• La seguridad del grupo durante el desarrollo de la actividad.
• El cumplimiento de las instrucciones generales procedentes del responsable de la entidad
deportiva.
• La evaluación básica y control elemental del proceso de enseñanza deportiva, siempre
guiado por un técnico de nivel superior.

6. OBJETIVOS GENERALES DE LA FORMACIÓN


El objetivo de la formación es que los aspirantes obtengan los conocimientos necesarios
para:
• Realizar la iniciación al Baloncesto instruyendo a los alumnos desde las habilidades motrices
básicas hasta las específicas relacionadas con la modalidad deportiva.
• Demostrar los movimientos y los gestos según un modelo de referencia y adaptándolos a las
capacidades individuales de los deportistas.
• Controlar y evaluar la progresión del aprendizaje.
• Corregir los errores de ejecución de los deportistas, preparándoles para las fases
posteriores de tecnificación deportiva.
• Guiar y acompañar a individuos o grupos durante la realización de la práctica deportiva.
• Enseñar y hacer cumplir las normas básicas sociales y de las Reglas Oficiales de Juego.
• Seleccionar, preparar y supervisar el material didáctico.
• Enseñar la utilización de los equipamientos y materiales del Baloncesto, así como su
mantenimiento y conservación.
• Garantizar la seguridad de los practicantes.
• Dirigir a equipos o deportistas en la participación en competiciones deportivas propias de su
nivel.
• Comprender la información técnica relacionada con sus funciones deportivas.
• Conocer el entorno institucional social y legal de la modalidad deportiva.
• Conocer y aplicar la planificación general y las sesiones de entrenamiento en la iniciación.

ORGANIZACIÓN DEL CURSO


En la filosofía de los cursos de Entrenador de Iniciación al Baloncesto se busca un
componente eminentemente práctico, para ello, en la organización de los cursos, el número de
alumnos no supere en ningún caso el número de 30, ya que un número mayor no podría
garantizar la adecuada enseñanza de los contenidos de dicho curso.
En este sentido, serán las propias Federaciones Autonómicas las que velen por el correcto
desarrollo de los cursos responsabilizándose del seguimiento técnico y tramitación de toda la
documentación de dichos cursos, asegurándose el buen funcionamiento y veracidad de los
mismos. Por lo tanto, las Federaciones Autonómicas deberán enviar a la Escuela Nacional de
Entrenadores de la Federación Española de Baloncesto un informe previo a la realización del
curso al menos 15 días antes de la fecha de inicio de dicho curso y en el que deben constar:
(Se adjunta hoja de Informe Previo al final del capítulo).
a) Fechas de realización del curso.
b) Lugar de celebración.
c) Listado de profesores y asignaturas impartidas, así como la titulación de cada uno de ellos.
Igualmente, acabado el curso, y nunca en un plazo superior a 30 días desde su finalización,
dichas Federaciones Autonómicas, deberán enviar un informe a la Escuela Nacional de

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
10 ORGANIZACIÓN DEL CURSO

Entrenadores de la Federación Española de Baloncesto con la siguiente documentación:


d) Informe del Director de Curso, exponiendo el desarrollo del propio curso y las posibles
incidencias si las hubiera.
e) Listado definitivo del profesorado y las asignaturas impartidas, así como la titulación de
cada uno.
f) Listado de los alumnos con las calificaciones de cada uno de ellos por asignaturas.
g) Listado de los alumnos aptos y no aptos.
h) Expediente de cada alumno.
Como norma obligada es que todos los profesores del curso estén en posesión de la
titulación de Entrenador Superior y/o Licenciaturas o Diplomaturas.

1. ORGANIZACIÓN TEMPORAL
El Curso de Entrenador de Iniciación al Baloncesto constará de 45 horas de las cuales 30
serán presenciales y otras 15 no presenciales. El desglose se detalla en el cuadro siguiente.

Mínimos para
enseñanza no
presencial

ÁREAS ENSEÑANZA INSTALACIÓN HORAS PRESEN NO PRESEN

A. DE FORMACIÓN TÉCNICA
Técnica Individual PRÁCTICA CANCHA 8 7 1
Táctica PRÁCTICA CANCHA 8 7 1
Reglas de Juego TEÓRICO/PRÁCTICA AULA/CANCHA 3 2 1
Dirección de Equipo TEÓRICA AULA 3 2 1

A. DIDÁCTICA
Metodología TEÓRICO/PRÁCTICA AULA/CANCHA 7 2 5

A. DE C.C. APLICADAS 7 2 5
Salud y Desarrollo Físico TEÓRICA AULA
Fundamentos Psicológicos TEÓRICA AULA

A. DES. PROFESIONAL
Legislación, gestión y entorno prof. TEÓRICA AULA 1 1

TUTORÍAS 4 4

EXÁMENES 4 4

2. NORMATIVA
Es requisito indispensable que los alumnos que accedan a la realización de este curso
tengan una edad mínima de 16 años cumplidos.
En las clases presenciales se desarrollarán las diversas unidades didácticas relacionadas
con los temas tratados. Además, se destinarán distintas horas de tutorías, dos al iniciar el
curso y dos al finalizar éste.
En las dos horas iniciales de tutorías se realizará la presentación del curso, incluyendo la
presentación del director del curso y del profesorado así como la de los objetivos y filosofía
que se buscan con el desarrollo de dicho curso. El hecho de que se cuente con un número
reducido de alumnos facilita el conocimiento personal de cada uno de ellos. Así mismo, en
esta sesión inicial los profesores expondrán las bases para la realización de un trabajo que los
alumnos deberán realizar a lo largo del curso. Será en esta Tutoría donde se expliquen las
intenciones de la enseñanza a impartir, definiendo a los Entrenadores de Iniciación como
formadores de personas en desarrollo así como formadores de deportistas. Basándonos en
este espíritu, es fundamental formar a los Entrenadores de Iniciación de baloncesto como

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
ORGANIZACIÓN DEL CURSO 11

transmisores de valores sociales y humanos, en los que el respeto, la tolerancia y la diversidad


son elementos básicos de esta enseñanza. Es por ello, que estos Entrenadores de Iniciación
de baloncesto deben conocer que son transmisores de ciertos valores relacionados con la
educación y la moral y por eso mismo deben ser un ejemplo de las mismas para con sus
deportistas, manteniendo un comportamiento ejemplar en entrenamientos y competiciones. No
obstante, la esencia de esta filosofía debe ser tratada en cada una de las asignaturas
impartidas en el curso como nexo de unión entre todas, no siendo un elemento aislado de la
enseñanza del baloncesto de base.
Por otra parte, las Tutorías de final de curso servirán para la presentación de dudas y
cuestiones del alumnado al profesorado referente al trabajo que éstos deberán presentar en
las fechas de examen. Este trabajo se realizará en base en los contenidos impartidos en las
asignaturas de Formación técnico-táctica y metodología y planificación. En este trabajo
conjunto, el alumno deberá presentar un desarrollo práctico de los contenidos técnico-tácticos
adecuándolos a una correcta progresión metodológica, unido a unos elementos evaluativos
propuestos por él mismo, para conocer los resultados del entrenamiento sobre los jugadores.
Será aconsejable que la entrega de estos trabajos por parte de los alumnos se realice sobre
soporte informático.

2.1. EVALUACIÓN
Se realizarán exámenes escritos de todas y cada una de las asignaturas impartidas durante
el curso.
En lo referente a la realización de los exámenes, es recomendable realizar dichos exámenes
unos 10 o 15 días después de las últimas tutorías con el fin de facilitar al alumnado la
realización de los trabajos y el estudio de las asignaturas. Será en estas sesiones de examen
en las cuales los alumnos deberán presentar los trabajos definitivos.
Los exámenes de la asignatura de FORMACIÓN TÉCNICO-TÁCTICA deberán constar de al
menos dos partes: una de realización escrita y otra de realización práctica de forma oral.

2.2. CALIFICACIONES
a) Los alumnos serán APTOS cuando las calificaciones de cada asignatura sea superior a 5
sobre 10.
b) El suspenso en la asignatura de FORMACIÓN TÉCNICO-TÁCTICA conllevará automáticamente
a la repetición del curso completo.
c) En el caso de suspender tan sólo una del resto de las asignaturas y con una calificación no
inferior a 4, este suspenso podrá ser compensado matemáticamente con el resto de las
calificaciones de las demás asignaturas consiguiendo la calificación de APTO.
d) Los alumnos que hubieran suspendido no más de dos asignaturas podrán realizar una
convocatoria de examen extraordinaria en cualquiera de los próximos cursos de Entrenador
de Iniciación al Baloncesto realizados por la misma Federación Autonómica, siendo las tasas
de examen correspondientes al coste de las horas lectivas de las asignaturas suspensas de
dicho curso.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
12 CONTENIDOS

CONTENIDOS
1. ÁREA DE FORMACIÓN TÉCNICO-TÁCTICA

1.1. TÉCNICA INDIVIDUAL


El Entrenador de Iniciación deberá basar su enseñanza en las capacidades y necesidades de
los jugadores (niños). En el entrenamiento de la TÉCNICA, éste, es un momento de evolución y
consolidación de las habilidades motrices básicas y específicas. Estas habilidades específicas
son los recursos técnicos necesarios para el desarrollo del juego. En la enseñanza de la
TÉCNICA son objetivos principales la consolidación de los patrones correctos de ejecución así
como ampliar el abanico de recursos técnicos básicos. Esta enseñanza de la Técnica debe
entenderse como un aprendizaje global junto con la TÁCTICA y la ESTRATEGIA y no como un
elemento aislado del aprendizaje.

1.1.1. HABILIDADES TÉCNICAS DE DESPLAZAMIENTO


a) Sin balón:
1) Conocimiento del medio:
– Distintos tipos de desplazamientos (frontal hacia delante, frontal hacia atrás, laterales,
etc.).
– Cambios de ritmo (arrancadas y paradas).
– Enseñanza de aspectos básicos de la técnica de carrera (tipo de apoyo, longitud entre
apoyos, frecuencia, etc.).
b) Con balón:
1) Cambios de dirección.
– Colocación del cuerpo en el desplazamiento.
– Colocación de las manos. Mano de bote. Mano de protección.
– Colocación del cuerpo, manos y pies en el cambio de dirección.
2) Cambios de ritmo.
– Posición correcta del cuerpo en arrancadas y paradas.
– Colocación adecuada de manos y pies en función del objetivo buscado (Protección del
balón, driblar, avanzar, etc.).

1.1.2. HABILIDADES TÉCNICAS DE LANZAMIENTO


a) Lanzamientos a canasta:
1) Conocimiento de la altura y distancia del aro.
2) Lanzamientos básicos a canasta (sobre carrera y sobre salto vertical).
3) Correcta colocación de la posición previa de lanzamiento. (Pies, piernas, tronco, cabeza y
brazos).
4) Coordinación adecuada de los movimientos en el lanzamiento (correcta sincronía en la
cadena cinética).
5) Adecuada colocación de los distintos segmentos corporales después del lanzamiento.
(especial atención en el brazo, muñeca y dedos de la mano de lanzamiento).
b) Pases:
1) Correcta sujeción del balón.
2) Atención a posición de pies, piernas y brazos en el pase.
3) Formas básicas de pase (dos manos, una mano, picado, etc.).
4) Ejecución correcta del pase (intensidad, altura, dirección).
5) Pase sobre compañero estático y en movimiento.
c) Recepciones:
1) Adecuada colocación del cuerpo en la recepción. (Tronco, piernas, brazos y manos).
2) Recepciones sobre distintas trayectorias, intensidades y alturas.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
CONTENIDOS 13

3) Recepciones en estático.
4) Desplazamiento para recepcionar.
5) Distintas tipos de recepciones: laterales, frontales, oblicuas, etc.

1.1.3. HABILIDADES TÉCNICAS DE PARAR Y PIVOTAR (juego de pies y equilibrio):


a) Distintos tipos de paradas (dos apoyos simultáneos, alternativos,...).
b) Correcta ejecución de pivotes: amplitud, intensidad, pie de apoyo, velocidad del giro, etc.
c) Adecuada colocación de los distintos segmentos corporales para la ejecución del salto.
d) Tipos de saltos: para rebotear, para tirar, para interceptar.
e) Equilibrio después del salto (apoyo de pies y colocación del tronco y piernas).

1.2. TÁCTICA
Entendemos el baloncesto como una situación con naturaleza abierta y cambiante. Por ello,
el concepto de táctica se basa en proceso de percepción de la situación, análisis de la misma
y elección del fundamento técnico (de todos los disponibles por parte del jugador) más
conveniente para la ejecución. La enseñanza de la TÁCTICA, tanto individual como colectiva,
como se verá posteriormente, mantiene una camino paralelo a la técnica, basándose ambas en
una progresión global coherente. Se entiende por TÁCTICA, el conjunto de acciones TÉCNICAS
que se realizan en función del juego. Es decir, la TÉCNICA llevada a la práctica. Por otra parte,
mencionamos la Estrategia como un planteamiento a priori sobre las decisiones a tomar en un
determinado entrenamiento o competición.

1.2.1. FUNDAMENTOS TÁCTICOS DE ATAQUE


a) Objetivos del ataque.
1) Mantener la posesión del balón.
2) Progresar con el balón hacia la canasta contraria.
3) El objetivo prioritario será conseguir lanzar en buenas condiciones.
b) Acciones y conceptos específicos del jugador atacante sin balón. Desplazamientos para la
recepción del balón.
1) Ocupar el espacio.
2) Dificultar las ayudas.
3) Cambios de dirección.
4) Cortes.
5) Acciones y conceptos específicos del jugador atacante con balón.
c) Acciones y conceptos específicos del jugador atacante con balón.
1) Tirar (lanzamiento a canasta).
2) Botar. (desplazamiento del balón).
3) Pasar (lanzamiento a otro compañero, táctica colectiva).

1.2.2. FUNDAMENTOS TÁCTICOS DE DEFENSA


a) Objetivo de la defensa.
b) Acciones y conceptos tácticos.
c) Posición fundamental.
d) Defensa del atacante con balón
e) Defensa al jugador atacante sin balón.

1.2.3. LAS PARADAS Y LOS PIVOTES (Habilidades motrices de equilibración)


a) El Pivote
b) Las Paradas
c) El Salto

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
14 CONTENIDOS

1.3. REGLAS DE JUEGO


1.3.1. Especificaciones del reglamento, en especial, el de minibasket y pasarela a situaciones
prácticas concretas.
1.3.2. El entrenador en funciones de árbitro.

1.4. DIRECCIÓN DE EQUIPO


1.4.1. Dirección de grupo:
a) Determinación de objetivos comunes.
b) Actitud y comportamiento del entrenador en entrenamiento y competiciones. La figura del
entrenador como transmisor de enseñanza de un deporte.
c) Establecimiento de las normas básicas de comportamiento en entrenamiento y
competiciones. (Con los propios compañeros, con los rivales, con los árbitros y con el propio
entrenador).
d) Determinación de las relaciones del entrenador con los padres.
e) Temas transversales de la enseñanza del baloncesto (valores de superación, esfuerzo,
tolerancia, respeto, etc.).

1.4.2. Dirección de partido:


a) Limitaciones reglamentarias en la dirección de partido.
b) Elección de los tiempos muertos.
c) Determinación de los jugadores de campo no solo en función de criterios de rendimiento.
d) Elección de los momentos y la forma de proporcionar los refuerzos positivos y las
correcciones a los jugadores de campo.

2. ÁREA DE DIDÁCTICA

2.1. METODOLOGÍA
• Definición del baloncesto.
• Elementos a tener en cuenta en la enseñanza del baloncesto.
• El medio y el jugador/es en el baloncesto.
• Actividades y medios para la enseñanza del baloncesto.
• Factores de ejecución en el aprendizaje del baloncesto.
• Proceso educativo de la enseñanza del baloncesto.
• Estilos atencionales en el aprendizaje deportivo.
• Métodos de enseñanza.
• Método Tradicional.
• Método Actual del Juego Programado.
• La enseñanza del baloncesto a través de Principios Generales.
• Etapas metodológicas de la enseñanza/aprendizaje del baloncesto.
• Evaluación de la enseñanza/aprendizaje del baloncesto.
• Errores más comunes y propuesta de soluciones en la iniciación del baloncesto.
• Partes de la sesión de entrenamiento.
• Aplicaciones prácticas. Ejercicios y juegos.

3. ÁREA DE CIENCIAS APLICADAS

3.1. SALUD Y DESARROLLO FÍSICO


• Generalidades
• Crecimiento y desarrollo en las etapas de formación:
a) Fases sensibles en el desarrollo de las capacidades físicas básicas.
b) Fases del desarrollo de las habilidades motrices básicas y específicas.
c) Efectos de la práctica del baloncesto en las edades de crecimiento.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
CONTENIDOS 15

d) Adaptaciones del entrenamiento en las edades de crecimiento.


• Aspectos preventivos en la edad de crecimiento y desarrollo.
• Lesiones deportivas más frecuentes en la edad de crecimiento y desarrollo.
• Primeros auxilios básicos.

3.2. FUNDAMENTOS PSICOLÓGICOS


• Aspectos psicosociales básicos de la practica del baloncesto en niños.
• ¿Cómo se desarrolla el niño en el ámbito intelectual y su aplicación al baloncesto?
• ¿Cómo se desarrolla la Personalidad del niño?. ¿Cómo influye en el jugador de baloncesto?
• ¿Cómo influye el desarrollo social en el jugador de baloncesto?
• ¿Cómo se desarrolla el autoconcepto del niño?
• ¿Cómo se crea un Líder en un equipo deportivo?
• ¿Cómo influye el ambiente externo en el desarrollo del niño/jugador?
• El entrenador.

4. ÁREA DE DESARROLLO PROFESIONAL

• Conocimiento de las estructuras básicas de los clubes deportivos.


• Conocimiento básico de las relaciones con los organismos organizadores de las
competiciones.
• Conocimiento de los plazos y tramites de formalización de documentación para la
competición.
• Conocimiento de la reglamentación de la competición.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
16 CONTENIDOS

ESCUELA NACIONAL DE ENTRENADORES

CURSO DE ENTRENADOR DE INICIACIÓN AL BALONCESTO.

INFORME PREVIO:

Federación: ..........................................Fecha: ............................nº de Asistentes: ............


Localidad: ............................................Lugar: ..................................................................
Director del Curso: D. ........................................................................................................
Titulación:..........................................................................................................................

PROFESORES TITULACIÓN MATERIA QUE IMPARTIRÁ

.......................... ............................ TÉCNICA INDIVIDUAL


.......................... ............................ TÁCTICA
.......................... ............................ REGLAS DE JUEGO
.......................... ............................ DIRECCIÓN DE EQUIPO
.......................... ............................ METODOLOGÍA
.......................... ............................ SALUD Y DESARROLLO FÍSICO
.......................... ............................ FUNDAMENTOS PSICOLOGICOS
.......................... ............................ LEGISLACIÓN

Este informe previo deberá presentarse en la Federación Española de Baloncesto al menos


15 días antes de la fecha de incio del curso solicitado.

OBSERVACIONES:

V.º B.º
Escuela Nacional de Entrenadores.

..................a ....................de ............................de 19 ..............

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
ÁREA DE FORMACIÓN TÉCNICA

TÉCNICA
INDIVIDUAL
AUTOR: IGNACIO REFOYO ROMÁN

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
18 TÉCNICA INDIVIDUAL

1. INTRODUCCIÓN
Para la enseñanza de la TÉCNICA INDIVIDUAL nos basaremos en las capacidades del niño
para realizar las acciones técnicas. Estas capacidades se basan en el desarrollo de
habilidades motrices básicas, como son: Habilidades de desplazamiento, de lanzamiento y
recepción y, por último habilidades de giros y equilibraciones, como son los pivotes. En la
enseñanza de la TÉCNICA, es primordial partir desde estas habilidades motrices básicas para
poder llegar a las habilidades motrices específicas que requiere el propio juego. Es, por tanto,
trabajo del entrenador afianzar y consolidar estas habilidades motrices para facilitar
aprendizajes motores posteriores.
También entenderemos que la enseñanza de la TÉCNICA no es un elemento aislado de la
formación del jugador, sino que debemos proporcionar al niño una formación global. Esta
formación global debe entenderse como un aprendizaje conjunto y simultáneo de la TÉCNICA
junto con la TÁCTICA, ya que los dos son elementos indivisibles de las acciones del propio
juego.
En la enseñanza de la TÉCNICA, diferenciaremos entre las habilidades técnicas más
importantes:

2. HABILIDADES TÉCNICAS DE DESPLAZAMIENTO


Son todas aquellas acciones que el niño utiliza para desenvolverse sobre el espacio de
juego. Este espacio no es fijo (campo de ataque y de defensa) y es limitado. Diferenciaremos
entre desplazamientos:

2.1. SIN BALÓN


Este tipo de desplazamiento lo utilizamos, además de conseguir cierta destreza y soltura en
las ejecuciones, lo usamos para el conocimiento del espacio por parte del niño.
a) Distintos tipos de desplazamiento sin balón: Destacaremos los más relevantes:
1) Frontal hacia adelante: Carrera frontal normal. Posteriormente se detallarán las
características para el correcto desplazamiento.
2) Frontal hacia atrás. Desplazamiento de espaldas. Especial atención que el niño mueva la
cabeza de un lado a otro con el fin de poder ver lo que hay a sus espaldas. El primer
apoyo se realiza sobre la punta del pie.
3) Laterales. De entre todos los desplazamientos laterales, elegiremos, por ser el más
aplicable, el desplazamiento defensivo. Se debe realizar con las rodillas flexionadas y con
el tronco ligeramente inclinado hacia adelante. La separación de los pies debe ser
ligeramente superior a la anchura de hombros. El peso del cuerpo debe descansar sobre
la punta de los pies. El desplazamiento se debe realizar intentando mantener siempre la
distancia entre los pies.
b) Cambios de ritmo. Arrancadas y paradas.
1) Entendemos por arrancada el gesto por el cual iniciamos un desplazamiento. Para obtener
una mayor eficacia deberemos tener en cuenta los siguientes puntos:
– Mantener el centro de gravedad los más cercano posible al suelo.
– Trasladar el peso del cuerpo al pie de apoyo en el momento de iniciar el
desplazamiento.
– Movimiento coordinado de los segmentos corporales para facilitar el gesto (brazos y
piernas). Elevar brazo y pierna contraria en el momento de la arrancada.
Con el fin de proporcionar el mayor número de estímulos al niño se pueden combinar las
arrancadas con los desplazamientos, partiendo de diferentes posiciones y combinando
diferentes desplazamientos. Por ejemplo, partir desde posiciones verticales u

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
TÉCNICA INDIVIDUAL 19

horizontales, de frente o de espaldas, estáticas o en movimiento (pequeños saltos) y


desplazarse frontal o lateralmente.
2) En cuanto a las paradas, podemos distinguir dos formas de parar:
– En un sólo apoyo. (Apoyo simultáneo de los dos pies).
– Sobre dos apoyos. (Apoyo alternativo de los pies).
En este sentido proporcionaremos a los niños diferentes estímulos para obligarles a parar
con los dos pies a la vez o elegir el pie del primer apoyo. Obviamente, la parada se
utilizará para facilitar una acción posterior, por que habrá que adoptar una postura
adecuada, pero esto forma parte de la TÁCTICA.
c) Aspectos básicos de la técnica de carrera.
Para Ruiz Pérez (1987), cabe destacar como puntos importantes de la carrera en su forma
madura:
1) El tronco debe estar inclinado ligeramente hacia adelante.
2) La cabeza se mantiene erecta y manteniendo la mirada hacia adelante.
3) Los brazos se balancean ligeramente en el plano sagital, y su movimiento va en oposición
al movimiento de las piernas.
4) La pierna de soporte se extiende y ejerce el impulso.
5) Por el contrario la otra pierna se flexiona sobre la rodilla y realiza el recobro.
6) En el contacto con el suelo, la pierna de apoyo se mantiene flexionada.
7) Control de paradas y arrancadas.
Para facilitar el aprendizaje de elementos básicos de la carrera, como son la amplitud de los
apoyos, los tipos de apoyos y la frecuencia de los mismos. Se proponen los siguientes
ejercicios básicos:
– Carrera con poco desplazamiento y con rápida y pronunciada elevación de rodillas. Pierna
de impulso bien extendida.
– Carrera suave con ligera inclinación del tronco hacia adelante y con las piernas casi
extendidas. El apoyo se realiza sobre la punta de los pies sin llegar a cargar el peso sobre
los talones. Similar a una acción de rebotar sobre la punta de los pies.
– Carrera con gran separación entre los apoyos, extendiendo muy bien la pierna de apoyo
en el momento del impulso y flexionando la cadera hacia adelante en la pierna contraria.
– Carrera con mucha frecuencia entre apoyos y poca amplitud. Llevar los talones a los
glúteos, flexionando las rodillas después del apoyo.
– Combinación de los ejercicios anteriores haciendo que los jugadores mantengan los
apoyos sobre una línea.

2.2. CON BALÓN


En este tipo de desplazamientos incluimos todos aquellos desplazamientos que se utilizan
para trasladar el balón sobre el terreno. Hay que tener en cuenta que este desplazamiento
está limitado por el reglamento. Diferenciaremos entre los Cambios de Dirección y los Cambios
de Ritmo.
a) Cambios de Dirección. Los cambios de dirección se realizan básicamente sobre un pivote,
siendo éste el vértice formado por las dos trayectorias. Como cambios de dirección más
importantes destacamos:
1) Cambio de mano y dirección por delante.
Se detiene la carrera con una parada en dos tiempos adelantando el pie del lado de la
mano que bota, de esta manera se carga el peso del cuerpo sobre la pierna atrasada (pie
de pivote).Se da un bote bajo entre los pies en diagonal hacia atrás (que bote el balón
cerca de la punta del pie retrasado). Se giran los pies (apoyados sobre su parte anterior,
con los talones ligeramente levantados del suelo) y el tronco hacia la nueva dirección.Se
recibe el balón con la otra mano (sin mirarlo, buscándolo con los dedos bien abiertos), a
la vez que se pivota por delante para arrancar en la nueva dirección inclinando la espalda
para meter el hombro interior.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
20 TÉCNICA INDIVIDUAL

2) Cambio de dirección y de mano en reverso.


Se detiene la carrera con una parada en dos tiempos en la que se adelanta el pie
contrario a la mano de bote y se carga el peso del cuerpo sobre ese pie adelantado. Se
pivota hacia atrás con el pie retrasado dejando la cabeza aún sin girar para mantener la
mirada por encima del hombro. Se da un bote bajo entre los pies y hacia atrás con la
misma mano que se venía botando (que bote el balón cerca de la punta del pie que ha
pivotado hacia atrás). Se giran los pies (apoyados sobre su parte anterior, con los talones
ligeramente levantados del suelo) y el tronco hacia la nueva dirección, girando la cabeza
más rápidamente para ver el espacio disponible, mantener el equilibrio y perder de vista el
juego lo menos posible. Se recibe el balón con la otra mano (sin mirarlo, buscándolo con
los dedos bien abiertos) arrancando en la nueva dirección inclinando la espalda para
meter el hombro interior.
b) Cambios de ritmo. En primer lugar destacaremos los puntos importantes en la protección del
balón.
1) Los pies se colocarán uno más adelantado que el otro distribuyendo la mayor parte del
peso del cuerpo sobre el pie adelantado, que será el más cercano al defensor y contrario
a la mano que bota.
2) Las rodillas bien flexionadas, igual que la cadera (los hombros están adelantados), pero la
cabeza bien erguida, facilitando la visión de todo el entorno.
3) El balón, que se bota con la mano más alejada del defensor se llevará al suelo (y se
mantendrá durante el bote) cerca del pie retrasado. La mano que bota recibe e impulsa el
balón sobre su parte superior (bote prácticamente perpendicular al suelo).
4) El brazo libre, se mantiene separado del cuerpo, con el codo ligeramente flexionado, y no
pasivo sino utilizándose en función de los movimientos del defensor. Con ello se cumplen
las dos funciones de protección de la posesión y de contrapeso para mantener el
equilibrio.
5) La posición del cuerpo respecto al defensor puede ir desde estar de frente a él (menor
protección), a formar un ángulo de 45º con el defensor o hasta estar prácticamente de
espaldas a él (mayor protección pero menor visión).
Teniendo en cuenta lo anterior diferenciaremos entre:
• Paradas. Estas pueden ser con los dos pies simultáneamente (de mayor complejidad pero
posibilita cualquiera de los dos pies para el pivote) o con apoyos alternativos (con lo que el
primer pie de contacto se constituye como pie de pivote). En ambas paradas deberemos
tener en cuenta la correcta flexión de rodillas y caderas.
• Arrancadas. Destacaremos las más importantes:
– ABIERTA o DIRECTA. Se sale por el mismo lado del pie que da el primer paso.
– CRUZADA. Se sale por el lado contrario del pie que da el primer paso. Este primer paso se
da cruzando el pie por delante del cuerpo, girando el cuerpo, a la vez que el pie de apoyo
gira sobre su parte anterior (pivota) para orientar el cuerpo en la dirección de salida.
– EN REVERSO. Se realiza un pivote de reverso, cambiando el peso corporal al pie de salida
y arrancando a la vez que el pie de apoyo pivota para orientar el cuerpo en la dirección de
salida.
En las arrancadas se deberá prestar especial atención a:
– Dar el primer bote adelantado y siempre con la mano más alejada del defensor, por la
parte exterior del pie que da el primer paso, pasando el balón rápidamente por encima del
muslo de esa misma pierna. Es decir: en el caso de la salida abierta se botará con la
mano del mismo lado del pie que avanza, y en las salidas cruzada y en reverso con la
mano del lado contrario al pie que avanza.
– Dar el primer paso amplio, manteniendo las rodillas bien flexionadas y haciendo el gesto
explosivo, para ganar la ventaja al defensor.
– Utilizar los hombros: Pivotar girando el tronco para “meter” el hombro interior (el más
cercano al defensor) e inclinar la espalda en la dirección de la arrancada, para mejorar la

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
TÉCNICA INDIVIDUAL 21

velocidad de salida y la protección, y ganar espacio al defensor.


– No mover el pie de pivote hasta que el balón toque el suelo.
– La salida cruzada es la más segura y fácil de ejecutar (y la más habitual), por ser la de
coordinación más natural al botar con la mano contraria al pie de avance.
– La salida abierta es más rápida, pero es más difícil coordinar los movimientos
manteniendo la protección del balón y el equilibrio para no hacer pasos levantando el pie
de pivote antes de soltar el balón.
– La salida en reverso no se aplicará hasta que los jugadores hayan evolucionado
suficientemente en el dominio del balón y de todos los gestos del reverso, y solo se utiliza
en casos muy concretos ante mucha presión de la línea de pase (la línea imaginaria que
va del jugador con el balón, que pasa, al jugador que recibe).

3. HABILIDADES TÉCNICAS DE LANZAMIENTO


3.1. LANZAMIENTO A CANASTA
El lanzamiento a canasta supone el primer objetivo a alcanzar en situaciones atacantes. Es
el único medio por el cual se consigue sumar puntos. Este fundamento, es además, de gran
complejidad de realización por el gran número de grupos musculares implicados y sobre todo
por la necesaria coordinación entre ellos.
Destacar que en las primeras fases de la enseñanza, es importante inculcar a los jugadores
jóvenes, que el lanzamiento a canasta es el resultado final de una acción de juego colectiva
realizada por un jugador individualmente. Es decir, el lanzamiento lo realiza un jugador y el
equipo es el que consigue la anotación.
a) Conocimiento de la altura y distancia al aro.
A nosotros, como personas adultas, y gracias a nuestra experiencia, podemos valorar una
distancia y una altura con una simple mirada breve. Además podemos adecuar nuestros
músculos para que efectúen el impulso adecuado para el lanzamiento con un margen de
error mínimo. Por el contrario, en el caso de los niños esto no sucede así. Su poca
experiencia motriz, su falta de control corporal total y su anatomía cambiante (constantes
cambios de tamaño y peso) hacen que la percepción de la distancia y altura no sea siempre
la correcta. Si a esto añadimos que no siempre consiguen una regulación muscular
adecuada, encontramos que pueden tener algunas dificultades en la precisión del
lanzamiento.
Esto explica el porque la mayoría de los niños alternan lanzamientos con una adecuada
trayectoria con otros de escasa precisión.
Con el fin de facilitar al niño el mayor número de experiencias perceptivas y motoras
relacionadas con los lanzamientos deberemos promover actividades con las siguientes
características:
1) Lanzamientos con diversos balones de diferentes tamaños y pesos.
2) Antes y simultáneamente en el proceso de enseñanza de la técnica del lanzamiento
promover diferentes tipos de lanzamientos: De espaldas, a dos manos, laterales, etc. .
(Fomentando la creatividad de los niños).
3) Diseñar ejercicios de la técnica del lanzamiento a canasta una única limitación de la
altura. (Por ejemplo, sobre una cuerda horizontal atada a ambos aros). A esto podemos
añadir diferentes distancias de lanzamiento con respecto a la cuerda.
4) Y, por supuesto, actividades en las cuales se realice lanzamiento a canasta, adecuando la
técnica del lanzamiento a las capacidades de los niños. Es importante realizar estos
ejercicios de técnica en relación a la distancia adecuada a dichas capacidades ya que una
distancia superior a sus posibilidades desvirtuaría la técnica correcta.
b) Tipos de lanzamientos básicos a canasta.
Dentro de enseñanza de la técnica de lanzamiento nombraremos los lanzamientos básicos

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
22 TÉCNICA INDIVIDUAL

que desarrollaremos con nuestros jugadores.


1) Lanzamientos en Carrera.
– DE FRENTE O BÁSICO.
– LATERAL O DE MEDIO GANCHO.
– EN BANDEJA.
2) Lanzamientos desde Parado.
– SIN SALTO (TIRO LIBRE).
– CON SALTO.
c) Correcta colocación de la posición previa de lanzamiento.
A continuación señalamos los aspectos más importantes a tener en cuenta respecto a la
posición previa de los distintos segmentos corporales antes del lanzamiento.
1) LOS PIES.
La mayoría de los entrenadores opinan que un buen tiro empieza por un correcto apoyo de
los pies. Éstos deben mantener una separación próxima a la distancia entre hombros.
La colocación de los pies es paralela, apuntando ambas puntas hacia el aro, pero no
simétrica, adelantando ligeramente el pie de la mano lanzadora. Así mismo, se debe
liberar a los talones del peso del cuerpo.
2) LAS PIERNAS.
Estas deben mantenerse con una ligera flexión de rodillas, (aprox. 120º) con el fin de
proporcionar el impulso adecuado. Mayor flexión significaría menor explosividad del
movimiento y menor flexión supondría menor impulso.
3) EL TRONCO.
El tronco debe mantenerse ligeramente inclinado hacia adelante, pero con la espalda
recta. La colocación adelantada del pie de tiro provoca una ligera rotación en la cadera
que se mantendrá a lo largo del tronco. No obstante, hay que evitar exagera esta rotación
para evitar que la posición del tronco se sitúe lateralmente al aro.
4) LA CABEZA.
La visión en el lanzamiento juega un papel primordial, por lo tanto, es igualmente
importante una correcta colocación de la cabeza en el lanzamiento.
Esta debe colocarse erguida pero no tensa evitando movimientos laterales o
longitudinales de la cabeza en el momento del lanzamiento. (Hay muchos jugadores que
echan la cabeza hacia atrás como gesto compensatorio del movimiento de brazos hacia
adelante).
La visión debe fijarse en el objetivo (el aro) no en el móvil (el balón). Para mantener dicho
objetivo el mayor tiempo posible a la vista, es imprescindible una correcta colocación de
los brazos.
5) LOS BRAZOS.
Los dedos de la mano de tiro deben colocarse separados, pero no exageradamente, el
peso del balón debe descansar sobre la yema de éstos. El codo del brazo de tiro debe
colocarse por dentro de la línea de hombros, para poder impulsar el balón de abajo hacia
arriba y a la altura del hombro. De esta forma, todas las articulaciones del brazo (brazo
respecto a tronco, antebrazo respecto a brazo y mano respecto a antebrazo) deben formar
un ángulo de 90º. De igual modo hay que evitar que el codo se coloque con una abertura
mayor respecto del hombro.
Según las capacidades del niño, esta colocación puede verse modificada,
fundamentalmente, en la colocación del balón respecto del cuerpo. Una colocación más
baja del balón facilitaría un mayor impulso, pero a su vez una menor velocidad de
ejecución y menor protección.
d) Correcta coordinación de los movimientos en el lanzamiento.
Para conseguir un resultado óptimo deberemos conseguir una correcta coordinación de los
movimientos de todos y cada uno de los segmentos corporales implicados. Es decir, una
correcta sincronía de todos los movimientos. Esta sincronía puede asemejarse a la onda que

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
TÉCNICA INDIVIDUAL 23

realiza un látigo. (Un primer movimiento del brazo desencadena una onda a lo largo del
látigo).
En nuestro caso, este primer movimiento debe comenzar en los tobillos. De esta forma se
irán encadenando movimientos enlazando unos con los anteriores pero teniendo en cuenta
que un movimiento comienza antes que acabe el anterior. La secuencia sería (Torres, A.,
1999):
1) Los tobillos, que al extenderse hacen levantarse del suelo ambos talones.
2) Las rodillas y la cadera, que se extenderán completamente sin llegar a arquear el cuerpo
hacia atrás.
3) El hombro del brazo que lanza, que se extiende levantando el codo hasta que éste llegue
a “apuntar” al aro.
4) El codo del brazo que lanza, que se extenderá completamente.
5) Por último, ser realizará una flexión palmar de la muñeca. Esta flexión debe ser un gesto
explosivo con un recorrido de 180º (lo que normalmente se denomina “golpe de
muñeca”).
Es importante destacar que esta cadena cinética debe realizarse sobre un plano vertical
imaginario. Este plano debe situarse sobre el pie, la rodilla, el hombro y el brazo de
lanzamiento; y a su vez debe pasar por el centro del aro.
e) Adecuada colocación de los segmentos corporales después del lanzamiento.
Especial atención requiere el brazo de lanzamiento. Éste debe quedar estirado por encima
de la cabeza y debe mantenerse en el plano de lanzamiento (sin desviarse hacia los lados).
La muñeca debe mantener la flexión palmar máxima y los dedos deben señalar hacia el
suelo. El brazo que acompaña el tiro no debe cruzarse para evitar golpear al brazo de tiro.
Como se ha referido anteriormente, la cabeza debe seguir erguida y la mirada debe
mantenerse fijada en el aro.

3.2. PASES
a) Correcta sujeción del balón.
El balón debe agarrarse intentando abarcar la mayor superficie posible. Esto se consigue
separando adecuadamente los dedos, especialmente los pulgares y meñiques. El agarre
debe realizarse con firmeza, manteniendo una tensión adecuada con todos los dedos.
Existen dos tipos de agarre: Asimétrico (utilizada para el lanzamiento a canasta) y simétrico
(oponiendo una mano a la otra con el balón en medio de ambas).
b) Posición de pies piernas y brazos en el pase. Técnica de ejecución.
Las dos principales articulaciones que intervienen el pase son el codo y la muñeca. Antes
de la ejecución los codos deben mantenerse flexionados apuntando hacia afuera, por lo que
el balón se mantendrá a la altura del pecho. Para el lanzamiento los codos se extienden,
manteniendo la horizontalidad con el suelo. Finalmente, y a continuación de la extensión de
los codos, se debe realizar una extensión explosiva de las muñecas (parecida a la
ejecutada en el lanzamiento a canasta), quedando las palmas de las manos orientadas
hacia afuera. La coordinación de estos dos gestos debe realizarse como en el lanzamiento a
canasta. (Como en el símil del látigo). No obstante, muchos niños tienen dificultades en la
ejecución, fundamentalmente, por falta de fuerza suficientemente. Por esto, aunque estos
consejos no se adecuan a la técnica correcta en los adultos, si pueden ayudarnos a facilitar
el aprendizaje en nuestros jóvenes jugadores.
En primer lugar: el peso del cuerpo debe descansar en las puntas de los pies. Esto nos
facilitará el impulso hacia adelante. Así mismo, es conveniente mantener una flexión de
rodillas adecuada (120º), que a su vez facilitará también el impulso. Por último, también
facilitará el aprendizaje, si colocamos el pie dominante ligeramente retrasado, adelantándolo
en el momento de la ejecución del pase.
En el siguiente ejercicio se muestra un ejemplo, en el cual se puede enseñar los pasos de
entrada a canasta combinado con la ejecución del pase.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
24 TÉCNICA INDIVIDUAL

Los jugadores se colocan por parejas, uno enfrente de otro a unos 3-4 metros, un balón por
pareja. Uno de los dos tiene el balón sujeto de forma simétrica, manteniendo el pie izquierdo
adelantando respecto al derecho. El jugador con balón debe realizar dos apoyos hacia
adelante con un desplazamiento frontal, adelantando primero el pie derecho y luego el
izquierdo. Antes de volver a apoyar el pie derecho debe lanzar el balón a su compañero.
Después de lanzar el balón se realiza el tercer apoyo, otra vez con el pie derecho. El
compañero que recibe el balón debe retroceder a medida que avance el otro partiendo de
una posición simétrica a éste. Es decir, con el pie derecho adelantado.
Es importante resaltar que, a medida que se van adquiriendo las capacidades físicas, las
habilidades técnicas se deben ir consolidando en su forma más correcta posible.
c) Tipos de pases básicos.
De entre las múltiples formas de pases, destacaremos dos principalmente como formas
básicas: Pase con dos manos y pase con una mano. A esta clasificación, en función de la
ejecución del pasador, hay que añadir otra en función de la trayectoria: Pase picado o pase
directo.
1) Pase con dos manos: La ejecución de este pase ha sido detallada en el punto anterior.
De este tipo de pase podemos destacar dos formas fundamentales: de pecho y sobre la
cabeza.
2) Pase a una mano: Habitualmente parte desde un agarre asimétrico del balón.
Evidentemente, este tipo de pase requiere mayor control del balón por el ejecutante, ya
que el impulso se debe realizar con una mano predominantemente. Dentro de este tipo de
pase destacaremos la posibilidad del pase sobre el bote. Este pase es muy veloz en su
ejecución pero por el contrario es de gran dificultad para los jugadores inexpertos.
d) Aspectos a tener en cuenta en la ejecución.
Uno de los aspectos más importantes en la ejecución del pase es la precisión. Esta
precisión debe ir encaminada a la adecuación de la altura y dirección de la trayectoria. Las
trayectorias del pase, ya sean directos o picados deben acabar a la altura del pecho del
receptor y lo más cercano posible al eje longitudinal del mismo. Esta precisión además
requiere que se realice en un momento determinado. Es decir, en el momento en el cual el
pasador y el receptor están en posición óptima de realizar el pase y la recepción. No
obstante, el intervalo de tiempo de la situación anterior suele ser muy breve por lo cual la
velocidad en la ejecución es primordial.
Esta velocidad incluye además de la velocidad del gesto, la velocidad de desplazamiento del
balón. Una trayectoria recta y tensa favorecerá un menor tiempo de vuelo del balón. Por el
contrario una trayectoria curva, favorece la interceptación del balón por los contrarios.
Todos estos aspectos aumentan en dificultad cuando el pasador y el receptor están en
movimiento. Es entonces cuando el pasador debe adecuar todos los elementos del pase en
función de su velocidad de desplazamiento y de la posición y velocidad del receptor.

3.3. RECEPCIONES
Para conseguir una resultado final óptimo en la ejecución del pase, debemos conseguir una
buena comunicación entre pasador y receptor. Esta comunicación normalmente no es verbal,
sino motriz. Es decir, un desplazamiento o un gesto de un jugador da información al pasador de
cual es la intención del primero. No obstante, estos aspectos se desarrollarán con más
profundidad en el aspecto Táctico de la asignatura.
a) Adecuada colocación del cuerpo en la recepción.
Una correcta recepción facilita enormemente las siguientes acciones atacantes. Por esto
debemos enseñar a los niños a orientar el cuerpo en el momento de la recepción para que,
una vez en posesión del balón, puedan realizar la acción más conveniente en el menor
tiempo posible.
En primer lugar, los brazos deben estar extendidos con las palmas de las manos orientadas
hacia el balón. El cuerpo debe mantener erguido e inclinado ligeramente hacia delante. Las

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
TÉCNICA INDIVIDUAL 25

rodillas deben mantener una ligera flexión de unos 120º. El peso del cuerpo debe reposar
sobre la punta de los pies.
En el momento de la recepción los brazos se deben flexionar amortiguando al balón. De
igual modo, las piernas se flexionan ligeramente para extender ese efecto de
amortiguamiento a todo el cuerpo. Este amortiguamiento debe realizarse desde que el balón
toma contacto con los dedos hasta que el jugador se coloca en posición básica o de triple
amenaza.
b) Recepciones sobre distintas trayectorias del balón.
Como hemos comentado anteriormente, la trayectoria ideal del pase es aquella que
mantiene la tensión idónea, ya sea en trayectoria directa o con bote. No obstante, no
siempre es posible conseguirlo ya que las acciones de los defensores lo impiden. Estas
acciones nos obliga, en algunas ocasiones, a realizar pases bombeados. Este tipo de
trayectorias implica un mayor grado de dificultad de recepción debida, fundamentalmente
por dos razones:
1) Este tipo de trayectorias suele ser más largas que las anteriores, ya que deben superar
algún adversario. La mayor altura y longitud de la trayectoria dificulta en gran medida la
estimación de la trayectoria de caída del balón.
2) Además, el hecho de que el balón cae de una altura superior a la de la cabeza del niño,
hace que éste pierda parte de la visión periférica.
c) Desplazamientos para recepcionar.
Aunque este apartado podría enmarcarse en el punto 1.1 de este capítulo, hemos preferido
introducirlo aquí.
Entendemos fundamentales los aprendizajes que el niño debe realizar para estimar la
trayectoria del balón y adecuar sus movimientos a ésta. El momento en el cual debe realizar
dicho desplazamiento, si fuera necesario, la intensidad e impulso de los apoyos son
elementos básicos de este aprendizaje. En el próximo apartado detallaremos las diferentes
posibilidades de recepción.
d) Distintos tipos de recepciones.
En función de la posición del receptor destacamos dos tipos:
1) Recepción estática.
2) Recepción en carrera. Destacar en este tipo de recepción un detalle importante. Debemos
enseñar a los niños a recepcionar el balón en la fase de vuelo del desplazamiento. Este
detalle nos facilitará realizar dos apoyos después de dicha recepción sin necesidad de
botar el balón. Por el contrario, si el niño recibiera el balón sobre algún apoyo, el
reglamento le limitaría a realizar solamente a realizar un apoyo más antes de pasar o
botar.
En función de la trayectoria del balón.
1) Frontales. Son aquellas en las que le pasador y el receptor se encuentra de frente. Suelen
ser pases paralelos a líneas de banda o fondo.
2) Laterales. Son situaciones de pases sobre desplazamientos paralelos. El desplazamiento
debe hacerse frontalmente y los pases y recepciones de forma lateral.
3) Oblicuas. Estas recepciones suelen realizarse sobre desplazamiento. Fundamentalmente
sobre cortes o en contraataques.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
26 TÉCNICA INDIVIDUAL

3.4. HABILIDADES TÉCNICAS DE PARAR Y PIVOTAR (Juego de pies y equilibrio)


Las paradas y los pivotes son objetivos de aprendizaje primordiales en estas fases de la
enseñanza del baloncesto. Son los aspectos básicos que permiten al niño realizar las demás
acciones técnicas. Un aprendizaje adecuado de las equilibraciones facilitará al niño un mayor y
más veloz aprendizaje de los demás aspectos tratados anteriormente.
a) Distintos tipos de paradas.
La parada sobre un desplazamiento se realiza aprovechando la fase de vuelo del último
apoyo del desplazamiento. Es entonces cuando en la caída de esta fase de vuelo se adopta
la posición básica. En esta parada, las rodillas deben flexionarse con el fin de amortiguar la
caída. El tronco debe mantenerse erguido, evitando excesivas inclinaciones hacia delante. El
primer contacto con el suelo se realiza con los talones, pero a medida que el peso del
cuerpo se va trasladando hacia delante, debido a la inercia, es sobre las puntas de los pies
donde debe descansar éste peso. Es por tanto, la tensión de las articulaciones de cadera,
rodilla y tobillo las que frenan progresivamente la caída.
Las paradas pueden ser:
1) En un tiempo. Cuando los apoyos de los pies se realiza simultáneamente.
2) En dos tiempos. Cuando los apoyos de los pies se realiza alternativamente. (Primero uno
y luego otro).
b) Ejecución de los pivotes.
La acción de pivotar es un giro, que se realiza sobre un eje longitudinal que pasa por la
punta del pie de apoyo o pie de pivote.
En este gesto, el tronco debe permanecer erguido y ligeramente inclinado hacia delante. Las
rodillas deben mantener una flexión 100º - 120º. El peso del cuerpo debe descansar sobre
la punta de los pies (especialmente en el pie de pivote). La distancia de los apoyos de los
pies debe ser ligeramente superior a la anchura de los hombros.
Cuando se realiza el giro, hay algunos niños que tienen dificultad en girar sobre la punta de
los pies. La correcta ejecución de este aspecto es de crucial importancia, no solo para
consolidar un correcto aprendizaje sino para evitar posibles lesiones. Otro aspecto
importante es que cuando se realiza el giro, debemos intentar que el pie de pivote fije el
centro de un círculo y sobre su perímetro se coloque el apoyo del otro pie después del giro.
c) Ejecución de los saltos en baloncesto.
El salto es un aspecto importante en el desarrollo del baloncesto. Estos saltos pueden
realizarse de tres formas fundamentalmente: longitudinalmente, (para desplazamientos
defensivos, recepciones, etc.) y verticales (para tirar, rebotear y recepcionar
fundamentalmente) o combinada (entradas a canasta).
En todo salto apreciamos cuatro fases: carrera, impulso, vuelo y caída. En baloncesto, estas
cuatro fases se ven condicionadas por momento del juego puede variar y la acción a realizar.
No obstante podemos destacar varios aspectos básicos para facilitar el aprendizaje del salto:
• Antes del salto se debe producir una flexión en todas las articulaciones importantes del
miembro inferior descansando el peso del cuerpo en la punta de los pies. Esta flexión
debe realizarse lo más velozmente posible. Al mismo tiempo los brazos deben llevarse
hacia atrás. Inmediatamente después a esta pequeña flexión se debe realizar una
extensión explosiva de las articulaciones del miembro inferior (cadera, rodilla y tobillo),
acompañando este movimiento con el movimiento hacia delante de los brazos.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
TÉCNICA INDIVIDUAL 27

d) Salto en el rebote.
Destacaremos como saltos importantes en el baloncesto, los que se realizan para tirar y
rebotear. En cuanto al tiro, ha sido detallando anteriormente en el apartado de lanzamiento
a canasta. Con respecto al rebote, debemos adecuar los aspectos detallados anteriormente
a las acciones de juego.
En el rebote, ya sea defensivo como ofensivo, los brazos permanecen flexionados por los
codos. Esta flexión de los codos facilita la defensa en caso del reboteador defensivo. La
carrera se ve limitada normalmente a 1 o 2 pasos como máximo y el impulso se realiza con
ambos pies. Evidentemente, los brazos se deben extender hacia arriba en el momento del
impulso.
e) Equilibración después del salto.
Consideramos éste un aspecto importantísimo. En primer contacto con el suelo debe
realizarse con la punta de los pies y al igual que en las paradas, la musculatura del miembro
inferior es la encargada de amortiguar progresivamente la propia caída. Los pies deben
mantener una separación suficiente para facilitar que la proyección del centro de gravedad
sobre el suelo se sitúe entre ambos. El tronco erguido y ligeramente inclinado hacia delante.

BIBLIOGRAFÍA
BALLESTEROS, J.M., ÁLVAREZ, J. Manual didáctico de Atletismo. Madrid. Kapelusz. 1990.
JUNOY SALAS, J. Baloncesto. Madrid. MEC. FEB. 1996.
OLIVERA BETRÁSN, J. 1250 ejercicios y juegos en baloncesto. Barcelona. Paidotribo. 1994
PEYRÓ, R. Manual para escuelas de baloncesto. Madrid. Gymnos. 1991.
PEYRÓ, R. y SAMPEDRO, J. (1979) Pedagogía del baloncesto. Valladolid: Miñon.
RUIZ PÉREZ, L.M., SÁNCHEZ BAÑUELOS, F. Rendimiento Deportivo. Madrid. Gymnos. 1997.
RUIZ PÉREZ, L.M. Desarrollo motor y actividades físicas. Madrid. Gymnos. 1987.
TORRES, A, ARJONILLA, N. Apuntes de Fundamentos Individuales del curso de Técnico
Elemental en Baloncesto. Madrid. ENE. FEB. 1999.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
ÁREA DE FORMACIÓN TÉCNICA

TÁCTICA
AUTOR: IGNACIO REFOYO ROMÁN

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
30 TÁCTICA

Todas las acciones descritas en los Fundamentos Individuales o Técnica Individual se


ejecutan siempre en la práctica en un contexto de juego colectivo. Su aplicación coordinada
entre los jugadores se basa en una serie de principios, que constituyen los Fundamentos
Colectivos o Táctica. Los cuales, de la misma forma que los Individuales, se dividen en dos
grandes apartados, según el equipo tenga la posesión del balón o no: Fundamentos Colectivos
de Ataque y Fundamentos Colectivos de Defensa.
El baloncesto, como deporte colectivo, ofrece al jugador muchas posibilidades, tanto desde
el punto de vista de los contenidos técnicos, como tácticos y estratégicos. Conviene en este
punto precisar la interrelación de los contenidos del juego en la etapa de aprendizaje y
formación del jugador. Es cierto, y cada vez más, que la metodología deportiva moderna se
globaliza en cuanto a evitar que los objetivos estén aislados entre sí, y cada vez más el
proceso de asimilación de una tarea en particular, conlleva otra asimilación paralela: la técnica
no puede aislarse de la táctica. El gesto no puede separarse del uso, del "por qué de su
utilización y sus fines", lo que exige un aprendizaje permanente, en situaciones de juego. El
gesto técnico considerado de forma aislada no es suficiente en el aprendizaje de un deporte.

1. FUNDAMENTOS TÁCTICOS DE ATAQUE


1.1. Objetivos del ataque
El objetivo último en ataque es, desde luego, anotar. Para ello, hay que conseguir primero
tirar, es decir, mantener la posesión mientras se avanza por el campo hasta poder realizar un
tiro, y luego, que el tiro sea acertado y se enceste el balón. Estas premisas, sin duda
obviedades, son, sin embargo, las que guían toda la organización del juego de ataque, pues,
ningún equipo es capaz de conseguir que todas sus posesiones acaben en un tiro, ni mucho
menos, que todos sus tiros acaben encestándose.
Por lo tanto, no se trata tan sólo de mantener el balón y acercarlo a la canasta contraria,
sino de minimizar el número de pérdidas de balón. Y no se trata solo de tirar, sino de realizar
el tiro más fácil y seguro posible, con el que se tenga mayor probabilidad de encestar, teniendo
siempre en cuenta el reglamento y las limitaciones que impone.
Resumiendo, los objetivos del ataque se resumen en:
1. Mantener la posesión del balón, es decir que el jugador sea capaz de tener el balón en sus
manos o botándolo todo el tiempo que quiera, sin perderlo delante de la presión defensiva.
2. Progresar con el balón hacia la canasta contraria, lo cual se conseguirá mediante
desmarques, ofreciendo apoyos en amplitud y en profundidad, para recibir pases o crear
espacios y poder avanzar con el bote.
3. Y una vez que se llega a las cercanías de la canasta, el objetivo prioritario será conseguir
lanzar en buenas condiciones.
Para que todos los fundamentos del juego de ataque tengan verdadera eficacia colectiva, se
requiere que los cinco jugadores estén al tanto de lo que hacen y pueden hacer sus
compañeros en virtud de lo que hace la defensa. Es decir, deben “leer el juego”, leer el propio
ataque y leer la defensa.
Se debe pedir a cada atacante que “mire” a sus compañeros y “vea” cómo se desarrolla el
ataque, para luego actuar en consecuencia. “Mirar y ver”, es decir prestar atención a lo que
realmente ocurre para participar eficazmente anticipándose a lo que puede ocurrir. Así podrán
“pensar” y “decidir” antes de recibir el balón, pues hacerlo al recibir será tarde y romperá el
trabajo colectivo de creación.
Una consecuencia de aprender a “leer el juego” es que se produzca una adecuada
coordinación espacio-temporal entre el movimiento del balón y el de los jugadores. Es decir,
que cada uno esté en el sitio adecuado en el momento adecuado, y que el balón llegue al
jugador adecuado en el momento adecuado.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
TÁCTICA 31

1.2. Acciones y conceptos específicos del jugador atacante sin balón. Desplazamientos para
la recepción del balón.
Una vez explicados ya los movimientos de ataque sin balón desde el punto de vista técnico,
vamos a tratar de analizar estos movimientos desde el punto de vista táctico. Debemos
recordar que en este tipo de movimientos lo importante es la velocidad de ejecución, así como
su perfecta realización, teniendo en cuenta que han de ser movimientos amplios.
El jugador sin balón tiene que trabajar con la idea básica de que un compañero, o él mismo,
pueda obtener el balón en la mejor posición posible para efectuar un tiro o jugar con el balón.
Los movimientos deberán ser amplios, rápidos, buscando siempre posiciones equilibradas,
pero que a la vez, nos permitan movimientos veloces. Los desplazamientos, al efectuar un
corte, deben realizarse en líneas rectas y ángulos.
Podemos afirmar que estas acciones son prácticamente la base de la estructuración de los
sistemas de ataque ya sean complejos o simples, ataques libres, por conceptos o
estructurados, puesto que la acción de los jugadores sin balón aporta una gran contextura al
juego de conjunto.
Son muchos los entrenadores que establecen una serie de premisas para la buena
realizacion de los cortes. Estos movimientos sin balón vendrán determinados, no por una
ejecución mecánica del gesto, sino por un análisis previo de la situación. Situación que vendrá
influenciada por factores como:
1. Los propios compañeros y los espacios que ocupen. Es necesario que exista una gran
coordinación entre el atacante con balón y el resto de atacantes, pues será una buena
sincronización la que aporte un alto porcentaje de tiros a canasta. Una consideración
elemental que nunca se debe olvidar, es que en la realización de estas aciones, el objetivo
es obtener tiros de alto porcentaje, sin despreciar las opciones de los segundos tiros. Esta
misión no sólo depende del jugador que tiene el balón y tira a canasta, sino también del
resto de sus compañeros.
2. La acción de nuestro defensor y el espacio que proteja.
3. La situación del resto de los defensores. Es necesaria ejecutar los movimientos de ataque
en función de los planteamientos de la defensa: no se deben automatizar las acciones por
muy planificadas y estructuradas que éstas sean.
4. La proximidad o lejanía a la canasta. Los cortes más eficaces se realizan de cara al balón y
en sentido de la dirección hacia la canasta.
En general, todos los movimientos de ataque sin balón, deben orientarse teniendo siempre
las siguientes premisas desde el punto de vista táctico:
a) Ocupar el espacio.
Por muy activa que sea una defensa, siempre será el ataque el que mantenga una cierta
iniciativa en el juego y eso le da una ventaja, que lleva necesariamente a la defensa a tener
que recurrir a un sistema de trabajo en equipo para prever las diferentes alternativas. Evitar
esa colaboración defensiva será el objetivo inmediato del ataque.
La defensa siempre tendrá como objetivo el reducir el espacio en el que debe actuar. La
razón de esto es bastante sencilla. Cuanto menor sea el espacio a defender, mayor
intensidad defensiva podrá aplicar y mayores posibilidades tendrá de recuperar el balón. Por
lo tanto, el ataque debe pretender todo lo contrario, es decir, abarcar el mayor espacio
posible, distribuir el espacio. Ello nos lleva a que la parte final de los movimientos debe
prever espacios vacíos.
b) Dificultar las ayudas.
Como consecuencia de lo anterior, gracias a esta distribución de los espacios favorecemos
la acción del jugador con balón, dotándole de espacio suficiente para su actuación. Y al
mismo tiempo, disminuimos las posibles acciones de ayuda del resto de los defensores, ya
que el espacio a cubrir es mayor.
c) Cambios de dirección.
Los cambios de dirección sin balón, son unas acciones que sirven para desmarcarse del

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
32 TÁCTICA

defensor, haciendo creer que vamos a ir hacia un lado, para utilizar otra trayectoria. Los
cambios de dirección llevan implícito un cambio de ritmo, y un cambio de trayectoria. No
siempre se realizan en los cortes, donde puede existir simplemente una arrancada o
cambios de ritmo sorpresivos. Se emplean fundamentalmente ante defensas individuales. En
caso de utilizar estos fundamentos en la realización de los cortes, hay que distinguir cuando
los atacantes se encuentran:
1. En el lado del balón, optando por alejarse del balón o acercándose a éste, cortando a
canasta o alejándose de ésta.
2. En el lado de ayuda, acercándose o alejándose de la canasta, o bien manteniendo el
mismo lado intentando superar a su defensor y conseguir la canasta.
d) Cortes.
La acción básica más simple del jugador sin balón son los cortes. Cuando se llevan a la
práctica de forma coordinada entre los cinco jugadores y sirviendo a los objetivos aquí
expuestos, son el instrumento elemental que utiliza el jugador para cumplir sus objetivos. En
equipos de iniciación serán el instrumento único. Podemos diferenciar los cortes en función
de dónde vengan. Así tenemos:
1. Del lado del balón al lado de ayuda con el objetivo de dividir la zona, crear aclarados,
mover a la defensa, o recibir el balón.
2. Del lado de ayuda al lado del balón, para poder recibir el balón o crear sobrecarga en el
lado del balón.

1.3. Acciones y conceptos específicos del jugador atacante con balón.


a) Tirar (lanzamiento a canasta).
La “amenaza” primordial del jugador con el balón es tirar. Sus otras dos alternativas, pasar
o botar, son, en principio, claramente secundarias, así que, el atacante con balón debe,
normalmente, transmitir siempre a la defensa el peligro inminente de que pueda tirar. Esto
es así, sin duda, porque gracias a él se puede conseguir el objetivo final de todo el juego:
anotar canasta.
Pero claro, hay que tener en cuenta que, dependiendo de las circunstancias del juego, el
jugador con el balón puede encontrarse en muy diferentes situaciones en relación con su
posibilidad de tirar. Es lo que denominamos aquí la “situación de tiro” del atacante en cada
momento.
Es decir, el jugador puede encontrarse en un momento en que, por la distancia a canasta
y/o por la proximidad del su defensor no debe tirar a canasta. En ese caso el jugador puede
optar por pasar el balón o por trabajar individualmente para mejorar su situación de tiro (bien
mediante las fintas, las salidas, los cambios de dirección,…).
Una vez que el atacante consiga crear una buena ocasión de tiro, él es el responsable de
asumir la responsabilidad de efectuarlo. Sus prioridades prácticamente se reducen a una:
Tirar.
Una vez en el sitio y en el momento adecuado, el jugador que asume la responsabilidad de
ejecutar el tiro debe cumplir ciertas condiciones para responder adecuadamente a esa
responsabilidad: se le exige al jugador que al hacerlo, realice un “buen tiro”. Al definir un
“buen tiro” se consideran también diferentes condiciones:
– La recepción y el agarre del balón han de ser buenos (al que el balón “se le escapa” no
se le puede pedir un buen tiro, luego, normalmente, no se puede hacer un buen tiro
inmediatamente después de un mal pase),
– El tirador ha de partir de una adecuada situación de equilibrio (si “se está cayendo” no
puede hacer un buen tiro),
– Especialmente en equipos de formación, se puede exigir al tirador que ejecute el tiro
escogiendo el tipo de tiro apropiado en cada caso y ejecutándolo con la mecánica
adecuada (como por ejemplo, tirar al tablero si está bajo aro, utilizar la mano adecuada en
una entrada…),

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
TÁCTICA 33

– las condiciones físicas y técnicas del jugador, o


– tiempo restante de la posesión o del partido y resultado,
– que la distancia a la canasta sea la correcta según sus características,
– la posición del defensor para tener el suficiente tiempo de tiro,
– que exista la posibilidad de coger el rebote.
En resumen, el entrenador puede dar las pistas para establecer “quién”, “cuándo” y “desde
dónde” puede tirar y el jugador debe interpretar si está en disposición de tirar, si ha
obtenido la ventaja (“ganado el momento”) a su defensor y cómo debe ejecutar el tiro.
1. Tipos de tiros (desde el punto de vista táctico).
Una vez que el jugador ha analizado la situación y ha llegado a la conclusión de que la
mejor opción es realizar un tiro, por último, lo que le queda es decidir qué tipo de tiro
realizar. Esto va a venir determinado fundamentalmente por la distancia a la canasta que
se encuentre y por la distancia del defensor. En general podemos decir que:
1. Jugador próximo a la canasta
Sin un defensor cercano, deberá buscar o bien tiros en bandeja o tiros apoyándose en
el tablero para obtener un tiro con alto porcentaje de acierto. Pero si el defensor está
cerca, deberá utilizar fundamentalmente tiros a una mano, como el gancho, mientras
que con el otro brazo tratará de proteger su lanzamiento. En cualquier caso, en esta
situación, siempre deberá tirar con la mano más alejada de su defensor.
2. Jugador lejos del aro.
En general, en esta situación, el jugador siempre debe optar por realizar un lanzamiento
en suspensión. Evidentemente, en esta situación, deberá utilizar siempre aquella mano
dominante.
b) Botar (desplazamiento del balón).
Tácticamente, botar es un fundamento de uso más restringido que pasar. Resulta muy
importante dejar claro desde el principio que el bote surge como un medio para avanzar por
el campo con el balón controlado. Por lo tanto, su uso debe reducirse a éste, a avanzar por
el campo, tratando desde el principio de eliminar todos aquellos botes que no supongan un
desplazamiento del jugador por el campo. De esta manera, al mismo tiempo, estaremos
eliminando riesgos innecesarios de pérdidas del balón, ya que en definitiva, al botar el balón
estamos perdiendo momentáneamente el control del balón.
Hay que evitar en el juego de equipo que sólo se efectúen tiros después de botar y botar
como único instrumento de creación de la ocasión de tiro. Tanto en el caso del jugador que
bota y bota buscando insistente y aisladamente su propio tiro, como en el caso del jugador
que bota y bota esperando que todos los demás trabajen para que él pueda dar una
asistencia inapelable (errores ambos muy habituales en los equipos de escasa o deficiente
formación).
Como casi siempre, el uso del bote, o mejor dicho, el tipo de bote a utilizar siempre vendrá
determinado por la situación del defensor y por la proximidad o no a la canasta. Lo ideal es
llegar a dominarlo con las dos manos por igual (ya que siempre hemos de botar con la mano
más alejada del defensor para tener mayor protección) y sin necesidad de mirar al balón.
Dependiendo de la situación del juego emplearemos un tipo y otro de bote:
1. El bote de progresión o avance, que sirve para avanzar hasta el campo de ataque (lo que
se suele denominar vulgarmente como “subir el balón”). Cuando nos encontramos
marcados y debemos hacer uso de este tipo de bote, hemos de colocar siempre el cuerpo
como protección.
2. El bote de protección, que sirve para proteger el balón cuando hay un defensa cerca.
3. El bote de velocidad, que se emplea cuando hay mucho espacio por avanzar sin defensa
alguno.
4. En algunas ocasiones, cuando queramos superar a un defensor mediante el bote y
desplazándonos deberemos utilizar los cambios de ritmo y de dirección. El primero de
ellos, mediante el cambio de velocidad en nuestro desplazamiento y en el bote, nos

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
34 TÁCTICA

permitirá alejarnos de nuestro defensor.


5. Con los cambios de dirección, modificamos nuestro desplazamiento saliendo en una
dirección diferente. Es importante destacar que la realización de los cambios de dirección
siempre debe venir marcada por la acción del defensor. Solamente serán necesarios
cuando el defensor evite mi progresión hacia la canasta, evitando de esta manera la
tendencia a realizarlos sin ninguna orientación.
Del mismo modo, el cambio de dirección solamente tiene sentido si nos desplazamos en
el espacio, en una nueva dirección y siempre con la intención de acercarme hacia la
canasta. Al mismo tiempo, al realizar el cambio de dirección deberemos realizar un
cambio de mano, para salir botando en la nueva dirección con la mano más alejada del
defensor, y un cambio de ritmo para tratar de dejar atrás al defensor.
En función de nuestra proximidad a canasta y de la proximidad al defensor utilizaremos un
tipo de cambios de dirección u otro. Así en situaciones lejanas a canasta donde la acción
del defensor suele ser menos intensa, utilizaremos cambios de dirección que nos
permitan realizarlos a gran velocidad como pueda ser el cambio por la espalda. Sin
embargo, en situaciones cercanas a la canasta, donde la acción del defensor será más
intensa, deberemos utilizar cambios de dirección que ofrezcan mayor protección, como
pueda ser el reverso.
c) Pasar (lanzamiento a otro compañero, táctica colectiva).
El baloncesto es un deporte de equipo o de asociación. El pase es el fundamento que hace
que ello sea realidad, ya que permite que el balón vaya de las manos de un jugador a las de
otro (por eso, es necesario que para jugar un partido de baloncesto, al menos hay dos
jugadores en el equipo). En toda acción de pase se ven involucrados el pasador y el
receptor, con sus respectivos defensas. Es uno de los fundamentos, junto con los
movimientos sin balón, cuya ejecución diferencia a los equipos buenos de los mediocres.
El pase no es bueno solo cuando llega a buen término. El pase es una acción entre dos
jugadores, en la cual se transfiere el control del balón de uno a otro. Luego para que sea un
buen pase, debe permitir al jugador que recibe el balón realizar el siguiente movimiento con
la mayor rapidez posible.
Al mismo tiempo, como ya hemos indicado anteriormente, el pase implica un juego de
conjunto, en el que la responsabilidad del pase es conjunta, tanto del pasador como del
receptor. Esto hace que el pasador tenga que valorar la situación del receptor, la distancia,
la proximidad de los defensores, los movimientos del receptor, el tipo de pase a utilizar, la
trayectoria a emplear. Y del mismo modo, el receptor debe valorar donde quiere recibir el
pase indicándolo con la mano más alejada de su defensor, dónde está su defensor, a qué
altura quiere recibir el balón, y que acciones posteriores va a realizar para orientarse hacia
la canasta de un modo u otro. El receptor siempre debe recibir el balón en una situación de
equilibrio que le permita ejecutar otras acciones.
El jugador debe valorar la posibilidad de pasar, luego decidir qué tipo de pase emplear y en
qué momento darlo.
1) Valorar la posibilidad de pasar:
Escogiendo al compañero que está libre o desmarcado, separado de su defensa, y mejor
colocado dentro de la pista para poder ir hacia la canasta o tirar.
2) Decidir qué tipo de pase emplear:
Tipos de pases hay muchos y puede haber situaciones en que más de uno sea
igualmente válido, aunque lo normal es que varíe según el momento específico en que me
hallo. Dependerá de la distancia a la que se encuentre el receptor y de la trayectoria que
deberá seguir el balón en función del camino que obstruya el defensa. Si el defensa tapa
la línea de pase por arriba, se pasará por abajo y al revés. En general, podemos decir
que:
• El pase de pecho es un pase lento que se utilizará en distancias cortas y cuando la
presión defensiva no es muy grande. Son pases de gran precisión.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
TÁCTICA 35

• El pase picado es un pase que permite al receptor percibir mejor la trayectoria del
balón, luego es más aconsejable cuando el receptor va a gran velocidad, como en la
finalización del contraataque. También es un buen pase para superar a un defensa,
como puede ser en una puerta atrás o pases interiores.
• El pase realizado a una mano es un pase mucho más rápido que los anteriores, luego
es bueno utilizarlo ante defensores muy agresivos para tratar de sorprenderlos. Es un
pase para distancias cortas, que se debe ejecutar siempre con la mano más alejada
del defensor. Nos podemos ayudar con un pivote, movimiento del pie, para tratar de
quitarnos la presión defensiva de encima y abrir la línea de pase.
• El pase de béisbol es el pase ideal para recorrer largas distancias, por lo que nos
conviene utilizarlo cuando el receptor está muy lejos, como pueda ser en la salida del
contraataque.
• El pase por encima de la cabeza puede sustituir en casi todas las ocasiones a los
pases de pecho. La ventaja sobre éste estriba en que la posición de la pelota permite
un gesto más rápido de tiro que si la mantenemos a la altura del pecho. Va bien para
dar balones interiores y para desplazamientos del balón de un lado al otro del ataque.
Es válido para distancias mayores que el pase de pecho.
3) Momento del pase.
Hay que pasar en el momento adecuado, ni antes ni después. Teniendo en cuenta el
tiempo que necesita el balón para viajar de una mano a otra, para coordinar el
desplazamiento del receptor con el balón (previendo donde lo va a recibir, para ello el
receptor debe indicar a qué mano debe ir dirigido el pase) o evitar que el defensa tenga
tiempo de interceptarlo.

2. FUNDAMENTOS TÁCTICOS DE DEFENSA


2.1. Objetivo de la defensa
En Baloncesto la posesión del balón es alternativa de por sí, pues el equipo que tiene el
balón no puede mantenerlo más de treinta segundos sin tirar y cuando lo hace ya da la
oportunidad al adversario de obtener la posesión del balón, aunque sea, por lo menos, al
recibir una canasta. Así, el primer objetivo en defensa no es tanto recuperar la posesión del
balón, que es seguro que se recuperará, sino obtener esa posesión antes de que el contrario
consiga tirar. Para ello el jugador puede interceptar un pase; robar un balón en posesión del
contrario; obligar al contrario a cometer pasos, dobles; provocar falta personal en ataque o bien
provocar pasividad del ataque utilizando las reglas temporales de los 30 seg., 10 seg. o 5 seg.
El segundo objetivo de la defensa será el de impedir el avance del rival con el balón hacia
nuestra canasta, o al menos, retrasar esta progresión ocupando siempre la posición intermedia
entre el atacante y la canasta.
El tercer objetivo será la protección de nuestra canasta. Si la defensa siempre debe ser
fuerte, cuando estamos cerca de la canasta ha de ser, si cabe, aún más intensa. Debemos
oponernos a que el atacante penetre y pueda tirar de cerca, obligándolo a efectuar tiros
lejanos o bien a tirar con nuestra oposición, bajando así su porcentaje de aciertos.

2.2. Acciones y conceptos tácticos


Si las acciones y conceptos posibles en ataque eran difíciles de aislar y clasificar, más lo
son los de defensa por su marcado carácter colectivo. Y si en los Fundamentos Individuales de
Ataque había muchos conceptos de marcado cariz táctico individual, en los de defensa más
aún por su absoluta relación con la ubicación del atacante defendido y del balón, y las
opciones disponibles de ese atacante.
En la construcción de una defensa se utilizan multitud de conceptos como lado fuerte y lado
débil; línea balón: por encima y por debajo del balón; distancia en pases; línea de pase;

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
36 TÁCTICA

distancia de tiro; jugador con balón, jugador sin balón; disponibilidad del bote; presionar o
flotar; ayudar, recuperar, cambiar; comunicación: hablar en defensa.
Vamos a aclarar algunos de ellos desde el punto de vista táctico.

2.3. Posición fundamental


La posición de equilibrio, con el centro de gravedad bajo y las piernas separadas, aparece
como obligatoria para una buena y rápida respuesta de desplazamiento ante la acción del
contrario. Pero todo lo demás, es decir, la posición relativa de los pies y de los brazos,
depende de unos factores individuales y de factores colectivos.
Los pies pueden colocarse a la misma altura o con uno de ellos algo más adelantado que el
otro, a veces señalando el lado por el que queremos conducir al atacante, sin que esto sea
una norma fija. En cuanto a los brazos deben servir para tapar líneas de pase, taponar el tiro y
para controlar en lo posible las acciones de bote del oponente.
Lo mismo pasa con la distancia y orientación que guardo respecto al atacante, modificada,
no sólo en base a si el atacante tiene o no el balón, sino también en función de su proximidad
a la canasta y de su posición central o lateral sobre la pista. Todo atacante, y más si tiene el
balón, considera que tener libre la línea recta hacia el aro es uno de los principales objetivos a
conseguir. Por lo tanto, debemos mantener una colocación entre el aro y el oponente, aunque
esta opción pierde importancia a medida que la distancia hacia la canasta aumenta.
Como parece claro, la posición que adoptemos en defensa viene muy determinada por dos
factores: en primer lugar,la posesión o no del balón y; en segundo lugar, la situación de la
canasta. Veamos como influye cada uno de estos factores.

2.4. Defensa del atacante con balón


En la defensa del jugador atacante con balón podemos diferenciar tres situaciones
diferentes, según si el jugador posee todavía la opción del bote, si se encuentra botando o
bien si ha agotado el bote.
Cuando estamos defendiendo al jugador con balón que aún no ha botado debemos valorar la
distancia a la que nos ponemos del atacante, ya que cuanto más cerca estemos del atacante,
le estaremos dando más opciones para botar y menos para tirar o pasar. Y al contrario, cuanto
más lejos estemos del atacante, más facilidad tendrá para tirar o pasar y menor facilidad para
superarnos con el bote. Luego, como primera idea, la posición que adoptemos deberá ser
dinámica y variando constantemente la distancia con respecto a nuestro atacante para crearle
incertidumbre.
Nuestro objetivo será dificultar el tiro y el pase, y evitar que se acerque al aro. Casi nunca
intentaremos robarle el balón, sino más bien provocarle un error. Normalmente adoptaremos
una posición asimétrica en nuestros pies, tratando de orientar el atacante hacia un lado,
generalmente hacia su lado malo o menos hábil.
Una vez que el jugador empieza a botar, la distancia respecto a él se disminuye, tratando de
orientar al atacante con los desplazamientos defensivos hacia el lugar que quería. Nuestro
objetivo será tratar de conseguir que deje de botar cuanto antes. Conseguido esto, nuestra
presión defensiva aumentará considerablemente, ya que en esta situación tan solo puede tirar
y pasar. Sin embargo, no vamos a presionarle con el objetivo de robarle nosotros el balón, sino
con el objetivo de provocar en él algún error al realizar un mal pase o al realizar un tiro con
escaso porcentaje de acierto.
Será en este caso cuando necesariamente el resto de los defensores tendrán que presionar
a sus atacantes.

2.5. Defensa al jugador atacante sin balón


Defender a un atacante sin balón supone ir variando continuamente la intensidad de la
marca. En general, a mayor proximidad al balón y/o a la canasta, mayor intensidad defensiva
deberé aplicar. Y al contrario, cuanto más lejos esté el atacante del balón y/o de la canasta,

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
TÁCTICA 37

menor intensidad defensiva tendré que aplicar.


Siempre debemos pretender que en ningún momento del juego pueda un contrario recibir en
condiciones favorables para completar una posesión de ataque. Esto me obliga a tener siempre
en cuenta dos referencias importante: nuestro atacante y el jugador atacante con balón. En
función de estos parámetros, modificaremos nuestra posición.
Como ya hemos comentado, la colocación del defensor y su intención dependerá de la
situación del atacante respecto al balón y a la canasta. Si el jugador está cerca del balón y de
la canasta, la intención del defensor siempre será evitar que el atacante reciba tapando la
línea de pase con el brazo más cercano al balón, mientras que con el otro brazo controlará los
movimientos del atacante.
Si el jugador atacante está lejos del balón y lejos de la canasta, la intención y posición del
defensor va a cambiar. El defensor se pondrá más alejado de su atacante, con la intención de
reducir el espacio disponible para el ataque, y con la intención de ayudar al defensor del
jugador con balón en caso de que este necesite ayuda porque su atacante lo ha superado.
La separación respecto a su atacante va a venir determinada por las características del
atacante y por la distancia al balón (cuanto mayor sea la separación con el balón, más lejos se
puede colocar el defensor). De esta manera, el defensor puede reaccionar mejor a los posibles
movimientos del atacante sin balón.

3. LAS PARADAS Y LOS PIVOTES (HABILIDADES MOTRICES DE


EQUILIBRACIÓN)
3.1. El Pivote
El pivote consiste en un desplazamiento alrededor de un único punto de contacto con el
suelo, mantenido por el giro sobre la punta de uno de los pies. Este tipo de movimientos se
incluyen en los cambios de dirección, son de aplicación práctica en casi todos los movimientos
del juego ofensivo y defensivo, y lo mismo pasa al hablar de las fintas de recepción, los
cambios de dirección botando,...
Lo que varía de una situación a otra, es fundamentalmente la amplitud del giro. Cuanto
mayor vaya a ser esta amplitud del giro, mayor deberá ser la flexión de las piernas. Pero
independientemente de ésto, el pivote siempre deberá proporcionarnos situaciones de
equilibrio para poder realizar cualquier gesto posterior con eficacia (en función de las acciones
que nos permita el reglamento).
El uso del pivote con balón siempre persigue algún fin técnico-táctico concreto. Este fin
puede ser ofensivo, si me sirve para preparar alguna acción posterior de ataque, ya sea un
pase, un tiro o un bote; o defensivo, si con él eludo el acoso del defensor.
Los pivotes ofensivos se suelen dar hacia adelante, buscando orientar al atacante hacia la
canasta, bien con la intención de equilibrarnos para el tiro o bien con la intención de engañar
al defensor como puede ser el uso de las fintas; o hacia el punto en que se realiza la acción
principal sin balón, preparando el pase. Siempre debemos buscar una posición de gran
equilibrio que facilite mi posterior movimiento de pase, bote o tiro.
Los pivotes defensivos suelen ser de espaldas, tomando una posición bastante abierta de
piernas y perdiendo con el cuerpo la dirección de cara al aro. En estas condiciones es difícil
iniciar una progresión en bote hacia la canasta, luego utilizaremos este tipo de pivotes cuando
el atacante haya agotado el bote y tratará mediante un pase, conseguir posteriormente una
recepción más ventajosa.
Luego de esto, podemos deducir que el pivote se utiliza fundamentalmente con las
siguientes intenciones:
1. Acercar al atacante a la canasta.
2. Equilibrarle en cualquiera de las acciones que realice.
3. Proporcionar líneas de pase a cualquier atacante sin balón.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
38 TÁCTICA

3.2. Las Paradas


Las paradas son gestos motrices que utilizamos para detenernos cuando estamos en
movimientos. El dominio de su lateralidad es obligado, pues tiene aplicación en todos los
fundamentos técnicos, formando parte de respuestas válidas para algunos tipos de
recepciones, pases, movimientos tras el bote, lanzamiento a canasta y desplazamientos
defensivos.
Diferenciamos dos tipos de paradas en función de los apoyos que realice para detenerme. Si
caigo con los dos pies a la vez, es decir, realizo un solo apoyo, estaremos haciendo una
parada en un tiempo. Mientras que si caigo primero con un pie y después con otro, estaremos
realizando una parada en dos tiempos. Es importante que, independientemente de la parada
que utilicemos, el jugador quede flexionado y en una posición de equilibrio que le permita
realizar cualquier gesto posterior.
Cualesquiera de las dos paradas son válidas, aunque su uso va a venir determinado por la
velocidad a la que nos estemos desplazando y en función de la acción técnica posterior que
vayamos a realizar. Parece que la parada en un tiempo presenta alguna ventaja sobre la parada
en dos tiempos, ya que, por un lado, es más rápida de realizar, y por otro, aplicando el
reglamento, no me define ningún pie de pivote si me encuentro con posesión en ese instante,
pudiendo usar indistintamente cualquiera de los dos, aunque sin posiblidad de cambiarlo hasta
completar mi acción. Esto hace que no sea fácil defender a un jugador en esta situación, pues
posee todas las opciones posibles. Por tanto, conviene utilizar la parada en un tiempo para
detenerse tras bote bien para realizar un tiro en suspensión o bien para tratar de hacer un tiro
en aproximación, a través de un pivote hacia el aro.
Sin embargo, en las paradas en dos tiempos, si esta detención en carrera coincide con una
recepción o con un control posicional tras un dribling, debo tener muy en cuenta el reglamento
de juego, pues es el primer pie que toca el suelo, el que queda asimilado a punto fijo para el
pivote posterior que se pueda hacer. Incluso se puede realizar un pivote previo al apoyo del
segundo pie.
Parece por tanto que, las paradas en dos tiempos se van a utilizar siempre que la velocidad
de desplazamiento sea muy elevada (finalización del contraataque), ya que van a
proporcionarnos una situación de mayor equilibrio. Del mismo modo, también las voy a utilizar
cuando necesito modificar mi orientación respecto a la canasta. En las paradas en un tiempo
tendría que modificar esta posición en el aire, lo cual me llevaría a una situación inestable. Sin
embargo, al utilizar la parada en dos tiempos, el primer pie que apoyo me va a servir para
detenerme y para orientarme en la nueva dirección mediante un pivote previo al apoyo del
segundo pie (por ejemplo, en la salida de un bloqueo que necesito orientarme hacia la canasta
para poder tirar).

3.3. El Salto
También el salto está presente en el baloncesto y tiene una gran importancia dentro de un
partido, pues el balón es el objetivo y el causante de la inmensa mayoría de los que se
producen en él. Estos saltos acostumbran a requerir un esfuerzo cercano al máximo, pues hay
que vencer casi siempre la oposición de uno o más contrarios.
Para recuperar un balón mediante un salto, es necesario unir colocación y potencia en el
salto. Es fundamental anticiparse a la acción disuasoria del contrario, lo que supone, a
menudo, adivinar la trayectoria que seguirá el balón.
Es necesario analizar la trayectoria aérea del balón. Toda la información visual, respecto a la
trayectoria aérea de la pelota, se transforma en previsiones motrices para mejorar la situacion
previa al salto. Además, debemos realizar un movimiento de control del contrario más cercano.
La coordinación temporal también es muy importante, pues, si el salto se realiza antes de
tiempo, este será estéril y puede provocar bien la pérdida del balón o faltas personales. Del
mismo modo ocurrirá si se hace demasiado tarde.
Por último, debemos entender el salto como un medio de anticipación. Hay que ir a por el

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
TÁCTICA 39

balón y no esperar que nos caiga en las manos. Para ello debemos hacer coincidir el punto
más alto de la trayectoria aérea con la recuperación del balón.

BIBLIOGRAFÍA
BLÁZQUEZ SÁNCHEZ, D. (1986) Iniciación a los deportes de equipo. Barcelona: Martínez Roca.
JUNOY, J. (1996) La actividad física y deportiva extraescolar en los centros educativos.
Baloncesto. Madrid: M.E.C.
PEYRÓ, R. y SAMPEDRO, J. (1979) Pedagogía del baloncesto. Valladolid: Miñon.
DEL RIO, J.A. (1990) Metodología del baloncesto. Barcelona: Paidotribo.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
ÁREA DE FORMACIÓN TÉCNICA

REGLAS
DE JUEGO
AUTOR: JESÚS FERREIRO

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
42 REGLAS DE JUEGO

1. INTRODUCCIÓN A LAS REGLAS DE JUEGO


Muy probablemente el primer contacto con el mundo del baloncesto de los jugadores,
entrenadores y árbitros, se produce a través del juego del Mini Basquet.
Como su nombre indica la filosofía es la de un juego, pero un juego que con unas reglas
más simples y un material adecuado al físico del niño, le introduce en la competición y en el
deporte del Baloncesto. Es una competición pero cuidando siempre el aspecto educativo y el
desarrollo y formación del niño-jugador.
En esta faceta formativa y educadora los entrenadores y los árbitros han de desempeñar un
papel muy importante. Los entrenadores que son en estas edades el guía a seguir, y cuyo
comportamiento incidirá grandemente en el de los niños, y los árbitros que antes de ser jueces
deben ser educadores que ayuden a corregir los defectos, explicando la infracción cometida y
enseñando de modo práctico las Reglas de Juego.
La progresión y el crecimiento del niño son muy rápidos, por lo que se tiene una competición
intermedia, la competición Pasarela, que sirve de puente entre el Mini Basquet y la
competición adulta. Veamos de forma esquemática las diferencias entre dichas competiciones:

2. DIFERENCIAS BÁSICAS ENTRE LAS REGLAS MINI, PASARELA


E INFANTIL
Desde el punto de vista del material, estas son las diferencias más apreciables entre las
distintas categorías.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
REGLAS DE JUEGO 43

Veamos ahora las diferencias desde la óptica de las reglas de juego:

También es algo diferente del reglamento FIBA, la mecánica de arbitraje en las categorías
Mini y Pasarela. En efecto, al no detenerse el tiempo de juego sonar el silbato del árbitro, se
recomienda que los árbitros realicen una señalización rápida, y que no toquen el balón (basta
con controlar el saque) cuando salga fuera de banda.
Por último vamos a recoger las características más significativas de ambas categorías:

3. EL ENTRENADOR EN FUNCIONES DE ÁRBITRO


Es recomendable que el entrenador complete su conocimiento de las reglas, llegando a
aplicarlas de forma práctica, realizando las funciones de árbitro. No se pretende resumir aquí
la mecánica del arbitraje sino apuntar unos consejos básicos que ayudarán al desempeño de
esta tarea. Si se desea profundizar en esta materia se puede consultar la traducción del
Manual del Árbitro FIBA, publicada por la FEB, donde se pormenorizan todos los detalles que
conforman la Técnica del Arbitraje.
En primer lugar hemos de recordar un axioma básico del arbitraje: “Sin una buena posición,
no puede haber una buena decisión”, y no existe una posición definida y única desde donde se

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
44 REGLAS DE JUEGO

pueda juzgar todo lo que ocurre en el juego. Como norma muy general, el árbitro de cola (el
que sigue al juego) debe situarse a unos dos metros por detrás y a la izquierda del juego con
balón vigilando la “ventana” o espacio entre los jugadores. Si hay ventana, no hay contacto y
por lo tanto no hay faltas. Por otra parte, el árbitro de cabeza (que se sitúa por delante del
juego) debe procurar colocarse en línea con el balón pero sin pasar a la derecha del aro salvo
en situaciones muy definidas.
De esta forma los dos árbitros forman una línea diagonal con el objetivo de mantener a los
diez jugadores en su campo de visión y dependiendo de donde esté el balón uno u otro se
responsabilizará del juego con o sin balón.
Como consejo genérico, se recomienda a un árbitro principiante que las acciones que debe
fundamentalmente vigilar, serán las faltas y las violaciones (sobre todo los pasos). Sobre todo
en las categorías de formación es muy importante no sólo el sancionar estas incorrecciones
para no crear en el jugador el arraigo de un vicio, sino el intentar la explicación de la infracción
para que la comprenda y pueda evitarla en veces sucesivas.
Esperamos que con estos consejos tan básicos, el entrenador al menos pierda el miedo a
realizar esta atractiva y hasta divertida tarea, que es el arbitrar un encuentro de baloncesto.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
ÁREA DE FORMACIÓN TÉCNICA

DIRECCIÓN
DE EQUIPO
AUTOR: CARLOS SAINZ DE AJA

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
46 DIRECCIÓN DE EQUIPO

1. INTRODUCCIÓN
Cuando ponen a nuestra disposición un grupo de jugadores jóvenes, incluso niños, nos
están dando dos grandes responsabilidades: Formarlos y dirigirlos.
Formarlos como personas y jugadores, sabiendo la gran influencia, tanto positiva como
negativa que los entrenadores de equipos en formación podemos ejercer sobre nuestros equipos.
Dirigirlos siguiendo dos principios: Ser respetado y ser creíble.
Y si a esto añadimos que durante la convivencia común vamos consiguiendo que cada vez
les guste más el baloncesto, podremos estar satisfechos con el trabajo que estamos
realizando como Directores de Equipo.
Dentro de la Dirección de Equipo vamos a distinguir dos apartados:
a) Dirección de Grupo.
b) Dirección de Partido.

2. DIRECCIÓN DE GRUPO
Antes de empezar a trabajar con el grupo de jugadores que nos han asignado, tenemos la
obligación de conocer perfectamente en donde estamos. Es decir, como es el sitio donde
estamos entrenando. No es lo mismo un colegio con tradición que un colegio que está
empezando. Tampoco es lo mismo un club que una A.P.A. Tengo que saber que es lo que
quieren de mí y del grupo de jugadores que voy a entrenar. Ver si nos marcan unas directrices
o si, por el contrario, podemos hacer lo que queramos. El conocimiento del medio en el que
nos movemos será básico para poder desarrollar mucho mejor nuestro trabajo. A continuación
veremos los pasos que hay que ir dando para que el grupo llegue a funcionar a la perfección.

2.1. DETERMINACIÓN DE LOS OBJETIVOS COMUNES


Estos objetivos serán distintos dependiendo en donde estemos entrenando. Habrá sitios
donde el principal objetivo sea que los niños vayan a pasar el rato y se diviertan jugando al
baloncesto y otros donde los objetivos estarán más programados a irán evolucionando según
vayan pasando los jugadores de categoría. En un club o colegio donde haya una experiencia y
una tradición, los objetivos nos los marcará el Director Técnico, pieza básica para el buen
funcionamiento de una entidad deportiva y será él quien controle nuestro trabajo con los
jugadores. A la hora de determinar los objetivos, éstos deben de ser comunes para todos. No
estamos en edades de individualizar y marcar distintos objetivos a los integrantes del equipo.
Esto objetivos debe ser no muy difíciles de alcanzar y deberemos tener muy claro cual tiene
que ser el principal objetivo de cada día de entrenamiento:

MEJORAR TODOS LOS DÍAS UN POCO, PERO DIVIRTIÉNDONOS.

Los demás objetivos deben de ser secundarios. Ya habrá tiempo de marcarles el llegar a
metas altas en cuanto a conseguir ganar partidos y campeonatos. El partido debe servirnos en
esta 1ª Etapa de formación como un premio que nosotros les damos a nuestros jugadores por
haber entrenado durante la semana.

2.2. ACTITUD Y COMPORTAMIENTO DEL ENTRENADOR EN ENTRENAMIENTO Y


COMPETICIONES
El entrenador es en estas primeras etapas de la vida deportiva de un jugador más un
profesor que un entrenador, ya que debe de enseñar a los jugadores a iniciarse en el
baloncesto: reglas básicas (pasos, tres segundos, dobles, faltas, etc....), como es el campo de
juego, jugar en equipo, etc.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
DIRECCIÓN DE EQUIPO 47

Para conseguir esto hay que ser muy didáctico, directo y claro hay que explicarles con la
mayor sencillez posible el porqué se pueden hacer unas cosas y otras no. Esto es muy
peligroso debido a que enseñar a un niño a jugar al baloncesto es muy difícil y a veces los
niños se aburren y dejan de asistir.
Para un niño es muy fácil jugar al fútbol, dar una patada, seguir al balón y meter gol, es algo
innato en ellos. Pero, sin embargo, es muy difícil botar el balón, llegar al aro, etc.... Por eso, y
vuelvo a repetir, hay que tener mucho cuidado en el proceso de enseñanza y asimilación de los
primeros conceptos de baloncesto. Los entrenamientos deben de ser muy dinámicos y alegres,
donde el niño se ve que va mejorando.
En cuanto a las competiciones debemos de entrenarles a que el partido es para divertirse,
que a los contrarios hay que respetarlos, que la figura del árbitro les tiene que merecer todo
los respetos, y que el ganar o perder, en estas primeras etapas, no es lo más importante, sino
el que salgan del partido con la impresión de sin han mejorado o no. No hay que dar ninguna
importancia a la clasificación de mi equipo. Por el contrario, a lo que si se debe prestar mucha
importancia es si mis jugadores progresan, si les gusta el baloncesto y que entre ellos reine
un buen ambiente.

2.3. ESTABLECIMIENTO DE LAS NORMAS BÁSICAS DE COMPORTAMIENTO EN


ENTRENAMIENTO Y COMPETICIONES
En cuanto a al entrenamiento, los jugadores desde muy pequeños deben de conocer y tener
muy claras una serie de normas de obligado cumplimiento:
a) Seriedad. En el sentido de que si se apuntan a un equipo se están obligando a asistir a
todos los entrenamientos y partidos.
b) Puntualidad. El entrenamiento comienza a una hora y a esa hora tienen que estar
preparados para empezar a entrenar.
c) Uniformidad. Todos con ropa de entrenamiento (Evitar que los jugadores entrenen con
zapatos, camisas, etc.).
d) Respeto. Para con el entrenador y para con ellos mismos. Cuando el entrenador habla, todo
el mundo atiende. Todos los jugadores son iguales. En estas edades suelen hacer “grupitos”
marcados por estar en una misma clase, por amigos que salen juntos, etc.... El entrenador
deberá unir a su grupo.
En el tema de las Competiciones las normas básicas serán las mismas que las vistas
anteriormente en el Entrenamiento, aunque enfocadas hacia el partido. Seriedad, puntualidad,
uniformidad (ropa de juego igual para todo el equipo) y respeto (para con los contrarios y el
árbitro). Serán las cuatro normas que deberemos de inculcar dentro de los equipos que
estamos dirigiendo. Si lo conseguimos, estaremos sentando las bases de un grupo que en el
futuro será sólido y competitivo.

2.4. DETERMINACIÓN DE LAS RELACIONES DEL ENTRENADOR CON LOS PADRES


Este punto es de vital importancia de cara a que nuestro trabajo se vea recompensado tanto
en el presente como en el futuro. Si los padres y el entrenador caminamos en la misma
dirección todo será perfecto. Si por en contrario, los mensajes que reciben los niños par parte
de sus padres son distintos que los que trasmite el entrenador, las cosas no funcionarán.
El entrenador pondrá las normas que los padres deberán cumplir:
1) El único que habla de cosas técnicas será el entrenador. Los padres animarán al equipo.
2) Respeto total a los árbitros, equipos contrarios y padres de los equipos contrarios, evitando
provocar y caer en provocaciones.
3) Los mensajes que mande el entrenador al equipo serán repetidos por los padres a sus hijos.
4) Aceptar la forma de trabajar del entrenador con sus hijos. Si surge algún problema,
solucionarlo lo antes posible para evitar que vaya creciendo.
5) A los hijos le gusta que sus padres vayan a verles jugar. Deberán de hacer lo posible por ir a
ver los partidos.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
48 DIRECCIÓN DE EQUIPO

6) Inculcar y promover la afición a su hijo por el baloncesto sin llegar a límites pasionales y
nunca anteponiéndolos a los estudios.
El Entrenador tiene que conseguir la cohesión del grupo y para ellos es muy importante la
colaboración de los padres. En estas primeras etapas de formación la figura de los padres es
necesaria de cara a que su hijo quiera seguir haciendo baloncesto y por ello tienen que ser
capaces de aguantar los “pequeños” sacrificios que esto requiere (madrugar los fines de
semana, no poder ir a pasar el día fuera, aguantar e frío, etc.). Si la “química” del grupo
funciona, todos lo llevarán mucho mejor.

2.5. TEMAS TRANSVERSALES DE LA ENSEÑANZA DEL BALONCESTO


A la vez que los niños van aprendiendo a jugar al baloncesto y van mejorando en los
diferentes apartados del juego, hay otra serie de temas que deben ir estrechamente
relacionados con la enseñanza de este deporte. Nos estamos refiriéndo a una serie de valores
que los entrenadores debemos de ir inculcándolos al mismo tiempo que les hablamos de cómo
se bota, pasar o tirar. Valores como:
a) Superación. No tienen que ser acomodaticios. Cada día hay que superarse, ir marcándoles
metas cada vez un poquito más altas. Si se vuelven conservadores dejarán de progresar.
b) Tolerancia. Hay que ser orgulloso y duros pero tienen que ser tolerantes con las cosas y a
las personas. El éxito de un grupo radica en la capacidad para tolerarse que tenga ese
grupo. Si la capacidad es alta, la relación será buena y el rendimiento será positivo.
c) Esfuerzo. Hay que hacerles ver que el progresar, el mejorar, el conseguir resultado cada vez
mejores, no podrá ser posible si no va acompañado de una gran dosis de esfuerzo. La
competencia es cada vez mas alta y en igualdad de aptitudes llegará más lejos el que más
esfuerzo ponga en conseguirlo.
d) Sacrificio. El jugar al baloncesto, les irá, según los jugadores se vayan haciendo mayores,
exigiendo un mayor sacrificio: estudiar a horas intempestivas, no salir con los amigos
siempre que quieran, etc. Un sacrificio dentro del mismo entrenamiento, ya que puede llegar
un momento en el que se vean estancados y pierdan la ilusión. Normalmente esto pasará en
los equipos que de pequeños hayan conseguido muy buen resultado en la competición.
e) Ilusión. Sin ella no se puede hacer ningún deporte. La ilusión nos relaciona con el sacrificio,
si se pierde la ilusión no existe sacrificio, con lo cual el jugador dejará de hacer baloncesto.
Hay que mantener siempre la ilusión en los jugadores, haciéndoles ver que siempre se
puede mejorar y que siempre habrá algún objetivo para el que seguir trabajando.
Se podrían añadir algún tema más como el respeto o la disciplina, pero estos ya los hemos
comentado en páginas anteriores.
Sirva como conclusión a la “Dirección de Grupo” que lo más importante es conseguir por
parte del Entrenador, una buena DINÁMICA de grupo y para ello es necesario que se conjuguen
los distintos apartados que hemos desarrollado.

3. DIRECCIÓN DE PARTIDO
En este curso de Entrenador de Iniciación al Baloncesto, la Dirección de Partido es algo
secundario. Lo más importante en estos equipos de formación es la Dirección de Grupo y todo
lo que le rodea, aunque no está de más el ir conociendo algunos apartados sobre la Dirección
de Partido, que según vayáis pasando niveles se irán haciendo cada vez más importantes.

3.1. LIMITACIONES REGLAMENTARIAS EN LA DIRECCIÓN DE PARTIDO


El Reglamento del Baloncesto es sólo uno, lo que pasa es que en función de cada categoría
y de cada Federación Autonómica hay una serie de Reglas que pueden diferir bastante de una
categoría a otra y de una Federación a otra. Es, por lo tanto, obligatorio para el Entrenador el
conocer a la perfección las Reglas de Juego de la competición en la que estamos jugando. Hay

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
DIRECCIÓN DE EQUIPO 49

aspectos estratégicos que están prohibidos en unas categorías (2 contra 1, defensa en zona,
defensas presionantes en todo el campo, etc.). El entrenador debe saber lo que puede hacer
su equipo y estar muy atento por si el equipo contrario no cumple las Reglas de Juego de la
competición. Tiene que conseguir que su equipo conozca las Reglas del Juego y él será el
encargado de decirles como hay que jugar cada partido.

3.2. ELECCIÓN DE LOS TIEMPOS MUERTOS


Hay que utilizarlos cuando el equipo pierda el control del juego y cuando empiecen a dejar de
funcionar como equipo. En los tiempos muertos debemos recordarles que es lo que tiene que
hacer, que los jugadores recuperen la calma y el estilo de juego propio. Todo ello, dicho de una
manera clara, utilizando frases cortas, no monólogos largos con mil mensajes. Hay que ser, en
definitiva, BREVE, CONCISO Y CLARO.
También podemos utilizar los tiempos muertos para cortar una buena racha del equipo
contrario y para levantarles el ánimo si vemos que nuestro equipo se empieza a dar por
vencido.
El tiempo muerto, en definitiva, debe ser utilizado más como un recordatorio cuando veamos
que no jugamos como entrenamos, que como un arma estratégica.

3.3. DETERMINACIÓN DE LOS JUGADORES DE CAMPO NO SÓLO EN FUNCIÓN DE CRITERIOS


DE RENDIMIENTO
En estas edades nos vamos a encontrar con grupos muy amplios de jugadores. Las
Federaciones, hasta la categoría de Infantil Preferente, permiten equipos de hasta 20
jugadores, pero sólo 12 se pueden inscribir en el Acta de Partido. ¿Qué criterio seguir para
elegir a los jugadores que van a ir a jugar el partido?
Se pueden seguir dos muy distintos:
a) Si el equipo de mi club o colegio de edad superior o inferior tiene también más de 12
jugadores, lo ideal será hacer un 3ER equipo con el objetivo de que los niños jueguen todas
las semanas.
b) Si la primera solución no es posible, habrá que seguir un turno de rotaciones, que sólo se
verá alterado por las lesiones, enfermedades, malas notas,....., que puedan afectar a alguno
de los jugadores que les toque jugar el siguiente partido.
Cuando los jugadores llegan a categoría Infantil de último año ya sólo se pueden hacer 12
fichas, con lo cual nos vamos a encontrar con que haya jugadores que cuando pasan de
categoría puedan jugar con el equipo debido a que la plantilla del equipo se reduce de 20
fichas a 12. ¿Qué hacer ante esa difícil situación?
Hay varias posibilidades, aunque ninguna de ellas es perfecta:
1) Que los jugadores sigan entrenando con el equipo sin poder jugar.
2) Que jueguen en un equipo de categoría superior si tuvieran fichas no cubiertas.
3) Que cada cierto periodo de tiempo se vayan dando de ALTA a esos jugadores y de BAJA a
algunos de los tengan ficha.
Estas situaciones son muy complicadas de resolver y casi nunca dejaremos contentos al
jugador y a su familia.
Lo que si debemos tener muy claro es el criterio que sigamos para confeccionar la lista
definitiva de 12 jugadores. Una vez claro este criterio, lo defenderemos a ultranza, aunque para
los perjudicados les parezca totalmente subjetivo, pero será nuestro criterio y será el que deba
prevalecer.
Una vez afrontamos el partido, tenemos que ver como vamos a distribuir a los 12 jugadores
en los 4 periodos. El criterio más común es el de tener equipos compensándolos en los dos
primeros periodos y jugar con los que en esos momentos creamos que más se lo merecen en
el 3º y 4º periodo. En este “merecimiento” no debe imperar solo la calidad como jugador, sino
que hay otros valores a tener en cuenta: ver como han entrenado durante la semana, si no han
faltado a entrenar, si van bien con las notas, etc.... Es decir, no atenernos sólo a criterios

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
50 DIRECCIÓN DE EQUIPO

deportivos, sino ayudarnos con otra serie de criterios a la hora de que un jugador juegue más o
menos minutos.

3.4. ELECCIÓN DE LOS MOMENTOS Y LA FORMA DE PROPORCIONAR LOS REFUERZOS


POSITIVOS Y LAS CORRECCIONES A LOS JUGADORES DE CAMPO
El mejor momento para decir algo a algún jugador es cuando vemos que está receptivo. Si el
jugador no está receptivo lo mejor es no provocar una situación que al final va a ser tensa y
dura y no vamos a sacar nada de positivo en ella.
Durante los entrenamientos, sólo parar a todo el equipo si lo que vamos a decir es a nivel
general. Si tenemos que reforzar positivamente a un jugador lo haré para que se entere todo el
grupo. De esta manera, el estímulo surtirá más efecto. Si le tenemos que llamar la atención o
le tenemos que hacer una corrección, lo sacaremos del grupo y se lo diremos personalmente
al jugador. No tenemos que poner a los jugadores en ridículo delante de los demás y si alguna
vez queremos que todo el grupo se entere de la actitud negativa de un jugador lo haré en el
momento en el que le pueda ser útil, que le sirva para corregirle y motivarle, no para hundirle y
dejarle en ridículo.
En los partidos, salvo muy contadas ocasiones, siempre seremos positivos con nuestro
equipo y les ayudaré en todo momento. Si no nos ayudamos ni apoyamos los del propio
equipo, nadie nos va a ayudar desde fuera. Ya habrá tiempo durante la semana de decirles a
los jugadores los que hicieron mal.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
ÁREA DIDÁCTICA

METODOLOGÍA
AUTOR: JAVIER SAMPEDRO

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
52 METODOLOGÍA

1. DEFINICIÓN DEL BALONCESTO


El baloncesto ha pasado en su evolución diferentes enfoques para su estudio. Desde el
análisis de la técnica y la táctica como único referente - se pasó a estimar que la acción de
juego debería tener una doble vertiente en el ataque y la defensa y que el juego está
permanentemente interrelacionado entre sus elementos constitutivos - a la actualidad ha
pasado algún tiempo.
El baloncesto como deporte colectivo se caracteriza por tener una sociomotricidad en la cual
intervienen compañeros (C), adversarios (A) en un medio (I) determinado constante en el cual
se desarrolla. La noción de incertidumbre en cuanto a los dos primeros factores es
determinante para su propia definición de categoría, no así en el medio que hay ausencia de
incertidumbre. Pero a su vez, como vemos en el cuadro siguiente es necesario aplicarles el
factor de espacio y de participación para completar su taxonomía.

2. ELEMENTOS A TENER EN CUENTA EN EL DISEÑO DE LA


ENSEÑANZA DEL BALONCESTO
Las piedras angulares dónde descansa el aprendizaje/entrenamiento son.
• Características del sujeto que aprende/entrena.
• Estructura del mini o baloncesto como objeto de aprendizaje/entrenamiento.
• Método utilizado en su aplicación de aprendizaje/entrenamiento.

NIÑO / JUGADOR

ESTRUCTURA
DEL BALONCESTO MÉTODO
UTILIZADO

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
METODOLOGÍA 53

Será necesario conocer con detenimiento las diferentes etapas del desarrollo del sujeto que
aprende/entrena, así como, sus intereses específicos en las distintas áreas: anatómica,
fisiológicas, psicológicas (afectivas, personalidad, etc.), etc.
En cuanto al conocimiento del medio - mini o baloncesto - es imprescindible conocer las
peculiaridades de la acción de juego específica, así como, las condiciones en que se realizan.
El método que se debe de aplicar al programa - en su doble sentido de simple y complejo, y
de forma sucesiva y simultánea - es la tercera condición para completar la buena enseñanza
del baloncesto.
Un diseño más completo para la enseñanza del Minibasquet constaría de:

COMO PROPUESTA RESUMEN SUGERIMOS:


• CAMBIAR LA FORMA DE ENSEÑAR.
• ILUSIONAR - MOTIVAR - INCENTIVAR - CONSTANTEMENTE.
• DESDRAMATIZAR LA COMPETICIÓN.
• NO QUEMAR ETAPAS.

3. EL MEDIO Y EL JUGADOR EN EL BALONCESTO


La siguiente propuesta aunque analítica nos permite una referencia adecuada para realizar
una metodología y una evaluación correcta en la enseñanza. Así mismo, nos permite relacionar
los diferentes elementos que entran en el juego del baloncesto.
a) Nivel 1º. Jugador
b) Nivel 2º. Jugador + medio
c) Nivel 3º. Jugador + medio + móvil

d) Nivel 4º. Jugador + medio + móvil + compañero


e) Nivel 5º. Jugador + medio + móvil + compañero/s

f) Nivel 6º. Jugador + medio + móvil + compañero/s + adversario


g) Nivel 7º. Jugador + medio + móvil + compañero/s + adversario/s.
En esta categoría de situaciones de juego hay unos pasos o bloques de contenidos más
decisivos que otros:
• Del nivel 3º al 4º, es pasar de realizar acciones individuales a tener que realizarlas con
compañero, es decir, ya no sólo depende de un jugador sino de la coordinación con el
compañero que resulta de vital importancia.
• Del nivel 5º al 6º, es pasar de realizar acciones colectivas entre compañeros a tener una
oposición con lo que eso conlleva de realizar ajustes no siempre fáciles de realizar. La
contracomunicación del equipo adversario hace que la situación sea provocadora de cierta
incertidumbre motriz y de decisión.
• Del nivel 6º al 7º, es pasar a la última categoría supuestamente la más compleja es el
baloncesto definido entre el medio (espacio y móvil) y los jugadores (compañero/s y
adversario/s).

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
54 METODOLOGÍA

4. ACTIVIDADES Y MEDIOS PARA LA ENSEÑANZA DEL


BALONCESTO
Las actividades son aquellas que permiten poner en ejecución los contenidos para que estos
puedan desarrollarse. Pueden ser muy variadas para evitar la monotonía, permitirán una
participación activa, y se adecuaran a las características de los alumnos y de la tarea, favoreciendo
sus intereses y necesidades. Están orientadas para conseguir los objetivos programados.
Las actividades en el deporte se agrupan en torno a dos criterios: En función de su relación
con los objetivos a los que sirve. A su vez, el ámbito de actuación: 1. Desarrollo o mejora de
una capacidad ya existente p.e. la velocidad y 2. Objetivo de aprendizaje p.e. cualquier
habilidad específica que no se posee de forma innata como pudiera ser un lanzamiento a
canasta que es necesario enseñar.
El juego desde sus primeras manifestaciones es el medio apropiado para la enseñanza del
baloncesto. No es conveniente ni adecuado iniciar directamente por medio del deporte en
cuestión. Es lógico pensar que por medio de las adaptaciones de los juegos llegaremos al
escalón final del baloncesto como deporte definitivo y final con todas sus exigencias.
Las situaciones para implementar los componentes básicos (la técnica, la táctica y la
estrategia) deben de ser equilibradas entre el juego y las posibilidades de los que aprenden.
En el cuadro siguiente se puede ver los pasos sucesivos de menor a mayor exigencia entre el
juego primario y el baloncesto.

En la práctica en algunas ocasiones estos pasos tan graduales y necesarios no son posible
realizarlos por circunstancias, ya que, no siempre la enseñanza empieza a su debido tiempo
para ir pasando estas etapas una a una.
El primer estadio genérico es el juego como componente lúdico y libre en el que el niño se
manifiesta y voluntariamente satisface su propia necesidad e identidad que va formando con
su experiencia. El objetivo en esta primera etapa se establece en que adquieran gusto por el
mismo juego y su participación en él.
Los juegos genéricos pretenden desarrollar unas habilidades básicas en los niños que van
incluyendo los componentes básicos (elementos técnicos y tácticos) de forma progresiva.
Los juegos se realizan de forma participativa y asumiendo lúdicamente la victoria y la
derrota. Para ello el profesor/entrenador podrá modificar las reglas, el ambiente externo o
contextual de alrededor del equipo.
Por ejemplo, en el juego de los "diez pases" de 5 contra 5 jugadores tienen un gran
contenido táctico a desarrollar, y poca técnica como gesto que aprender. Estos juegos pueden
cambiar de reglas según el fin perseguido - con bote, sin bote, con pivotes, etc. -.
Participamos de la idea de que este mismo juego implementa conceptos tácticos desde la
misma iniciación.
A continuación el minibasquet tienen unas normas adaptadas a las necesidades y
posibilidades de su edad muy interesantes. La intencionalidad de implementar los
componentes básicos (técnica, táctica, y estrategia) es clara. El minibasket tienen una gran
aceptación entre los iniciados y está muy establecido en competiciones organizadas por
federaciones y otras instituciones deportivas.
El baloncesto con reglas pasarela es un paso más posible hacia el deporte definitivo.
Con todas estas posibilidades que nos da estos estadios intermedios se llega al baloncesto
en situación idónea para su perfecta enseñanza/aprendizaje.
A parte de los medios generales vistos anteriormente para la enseñanza del baloncesto el
entrenador/profesor debe de controlar los diferentes estadios en que los jugadores se
encuentran desde la iniciación pasando por el entrenamiento.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
METODOLOGÍA 55

Sería conveniente que el niño/jugador disfrute aprendiendo, entienda su propio aprendizaje


del juego, canalice su autentica posibilidad en el juego, se dé cuenta del valor "colaboración"
del juego, e interprete correctamente la competición y su resultado.

5. FACTORES DE EJECUCIÓN EN EL APRENDIZAJE DEL BALONCESTO


• La naturaleza del ejercicio. Ya sea física, de coordinación o cognitiva.
• Intensidad del ejercicio. En exigencia según su naturaleza.
• El tiempo de actuación y la recuperación. En esta tendremos que tener en cuenta la parcial
entre (juego y juego o ejercicio y ejercicio) y total (entre serie).
• Nivel de oposición de los jugadores adversarios. a) red simétrica o asimétrica (igualdad o
desigualdad numérica de los equipos). b) mayor o menor intensidad en la oposición (defensiva).
• El espacio de actuación. Y su proporcionalidad con el n º de actuantes, ya sea, compañeros
y adversarios.
• Evaluación de la ejecución o grado de realización correcta del juego o ejercicio.

6. PROCESO EDUCATIVO DE LA ENSEÑANZA DEL BALONCESTO


En el proceso educativo de enseñanza de los C.B. del juego en el baloncesto se tendrá en
cuenta:
• Educar al niño/jugador en el “pensamiento táctico de producción autónomo”, buscando e
incidiendo para que posea una buena capacidad de análisis de la situación de juego y
transfiera soluciones a propuestas análogas y diferentes, para que vayan adquiriendo
conocimiento y experiencia (C + E). La enseñanza de la autonomía por parte del niño es uno
de los primeros factores a considerar en la enseñanza deportiva.El proceso de enseñanza
basado en la propuesta constante del propio entrenador y repetida por el jugador es poco
alentador, aunque en un principio y a corto plazo puede dar buenos resultados. Esto puede
suponer una especie de hipoteca para el futuro.
• Este C + E nuevos debe de ser reforzados y sistematizados, con el fin de dar soluciones
actuales - rápidas- a problemas concretos, mediante la practica óptima.
• Debemos de incidir dentro del proceso educativo del niño/jugador ayudándole a que
descubra un sistema de soluciones propio por vía asociativa que será la forma más rápida
de unión entre la percepción de la situación de juego y solución táctica. Simultáneamente
se deben de implementar la vía reproductora (repetitiva de lo realizado anteriormente) y
creadora (con carácter innovador).
• Homogeneización de las tareas propuestas. El baloncesto como deporte de
colaboración/oposición tiene una característica común que es la existencia de un contrario.
Esto nos lleva a tener un cuidado permanente en cuanto a dificultad de la tarea, ya que, no
todos los jugadores tienen el mismo nivel de prestación en las habilidades motrices, por lo

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
56 METODOLOGÍA

cual debemos de homogeneizar ambos equipos o grupos. ¿Cómo podemos hacerlo de forma
que no se perjudique el nivel de aprendizaje de ningún jugador y haya buena participación
entre los integrantes de cada equipo?. Por un lado, realizaremos equipos o grupos de trabajo
equilibrados en cuanto al ámbito de habilidad, y segundo, aplicando sobrecarga de los C.B.J.
y del reglamento a cada jugador para precisamente nivelar las prestaciones. Esta sobrecarga
o adaptación individual de la tarea se realizará adecuándola a su nivel de prestaciones.

7. ESTILOS ATENCIONALES EN EL APRENDIZAJE DEPORTIVO


Es muy importante la correcta utilización de la atención en su dimensión y focos de atención
en las acciones de juego de baja organización y abiertas como son las que se dan en el mini y
baloncesto.
El aprendizaje requiere repetición y atención controlada para poder solucionar las acciones
de juego. Se consigue con:

El estilo de atención de un jugador en una situación de juego con ejemplos podría ser:
• Interno y de foco reducido: Preparación. Repaso mental en un aspecto concreto al realizar la
técnica de un movimiento (batida de un salto para un tiro en bandeja).
• Interno y de foco amplio: Análisis. Detectar la forma de juego del adversario.
• Externo y de foco reducido. Actuación. Concentrarse en el aro al lanzar un tiro libre.
• Externo y de foco amplio: Evaluación. Distinguir un contraataque adversario.

8. MÉTODOS DE ENSEÑANZA
La metodología trata a través de la acción docente de situar los nuevos aprendizajes al
alcance de los jugadores.
La estrategia de la enseñanza/entrenamiento se podría entender como la forma que el
profesor y/o entrenador organiza la progresión del deporte (programa) a enseñar. Definición
adaptada de Delgado Noguera. M. A. (1991).
Es evidente que la filosofía de entrenador tiene que ver mucho con la forma de
enseñar/entrenar los contenidos del deporte en cuestión.
El entrenador/profesor eligirá un estilo de enseñanza en función de su manera de pensar
muy próxima a su convicción personal.
Es cierto que hay caminos distintos para aplicar al proceso de enseñanza/entrenamiento y
que no es menos cierto que los jugadores también tienen unas características determinadas,
ambos aspectos deberán coincidir en un método determinado.
1. MÉTODO TRADICIONAL
Caracterizado por la instrucción directa y la reproducción de modelos técnicos.
a) Ejercicios estereotipados y demasiado analíticos.
b) Imitación total del deporte adulto. El niño es un jugador pequeño.
c) Aprovechamiento de la aptitud física para obtener rendimiento inmediato.
d) Abuso de situaciones de juego parciales de ataque sin defensa y viceversa.
e) El importante es el entrenador y el producto de los jugadores.
f) Búsqueda rápida del perfeccionamiento técnico y táctico.
g) Limitación de las etapas de desarrollo.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
METODOLOGÍA 57

h) Poca claridad en los objetivos a conseguir en cada etapa.


i) Escasa transferencia entre las tareas planteadas y el deporte.
j) Incorrecta utilización del tiempo efectivo de teoría y práctica, así como la utilización de los
criterios y la propia evaluación.
En consecuencia de lo visto anteriormente proponemos un método actualizado que pasamos
a continuación a analizar.
En contraposición a este método obsoleto y caduco se apuesta por el siguiente.
2. MÉTODO ACTUAL DEL JUEGO PROGRAMADO
Basado en la enseñanza por la búsqueda y resolución de problemas.
a) El jugador/niño es el protagonista.
b) Aprendizaje/entrenamiento racionalizado. Juego globalizado. Situaciones próximas a las
reales de juego.
c) Tareas sociomotrices con transferencias.
d) Comienzo simultáneo de la técnica, la táctica y la estrategia motriz y general.
e) Equilibrio entre la adquisición de los aspectos motores y cognitivos.
f) Permanente motivación y metaconocimiento del entrenamiento por parte del propio
jugador (que el niño se dé cuenta de su aprendizaje).
g) Competición bien interpretada desde el comienzo.
h) Correcta asimilación de la responsabilidad individual y colectiva.
i) Interpretación correcta de la universalidad de los distintos roles del juego.
j) Búsqueda de las posibilidades de los jugadores en cuanto a su inteligencia motriz, a
partir de propuestas de situaciones adecuadas, sobre todo, perceptivas y decisionales.
Contribución a la creatividad.
Por ser de naturaleza abierta y baja organización, con oposición directa y en espacio común
con participación simultánea el baloncesto requiere: Reproducción de modelos técnicos y
resolución de situaciones individuales y colectivas actuales. La acción de juego implica que en
la mayoría de los casos la técnica debe de ser adaptada a las características del adversario
directo. La técnica se pone al servicio del propio juego.
Por otro lado, la actualidad de la respuesta táctica viene dada por imperativo de la rapidez
del propio juego.
La estrategia de juego permite en ocasiones prever la acción de juego a realizar facilitando
la respuesta, en la selección y actualidad.
La enseñanza de los componentes del baloncesto (técnica y táctica) se realiza de forma
simultánea desde la iniciación mediante propuestas de aprendizaje también simultáneas. No
compartimos la idea de no enseñar la táctica y la estrategia hasta que se domine la técnica.
Las situaciones de juego concretas también tienen soluciones tácticamente concretas.
La complejidad máxima es el juego completo de todos contra todos un 5 x 5. Esta
complejidad para ser asimilada se realizará mediante situaciones o unidades de aprendizaje
más simple, reduciendo el número de jugadores o realizando situaciones de superioridad
numérica o espacial.
Las propuestas serán acertadas si se establece correspondencia entre la dificultad de estas
y el nivel de capacidad de los jugadores.
Los principios del aprendizaje/entrenamiento de los componentes básicos del juego son el
fundamento de un correcto proceso de formación deportiva. Estos van dirigidos al jugador, al
deporte y a la forma de implementar.

9. LA ENSEÑANZA GLOBAL DEL BALONCESTO POR MEDIO DE


PRINCIPIOS GENERALES
Cada programa debe de tener un diseño específico, adaptado a las peculiaridades. Para
Gervilla (1988) tomado de Parra. J. (1966) el diseño supone un eslabón entre la dimensión

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
58 METODOLOGÍA

teórica de la enseñanza y su práctica, obligando al entrenador/profesor a realizar una


reflexión con detenimiento acerca de los pasos a seguir para llevar a la práctica su modelo
didáctico. Para Medina y Domínguez (1955) el diseño sería el boceto que permite trasladar la
teoría a la práctica, orientando la enseñanza y dándoles unos fundamentos y núcleos de
contenido formativo. Para ellos diseñar es pasar del pensamiento a la acción, partiendo de
las razones, se avalan los procesos y se busca el camino más adecuado para la tarea
formativa.
C.Bayer. (1969). Nos habla de unos principios generales del juego muy interesantes y que
dan solución a la acción de juego de forma global.

Con la aportación de estos principios del juego su simplicidad y la rotunda validez podemos
enseñar/entrenar el baloncesto de forma global con transferencia y gran sentido de juego al
interpretarlo como verdaderamente es el mini y baloncesto.

10. ETAPAS METODOLÓGICAS DE LA ENSEÑANZA


Un diseño de las etapas de formación táctica según el autor sería:
1. Etapa de INICIACIÓN. Obtención del potencial general. De 5 a 8 años. Estas acotaciones en
años de las etapas bien pueden variar de uno a dos años cada uno según maduración, sexo
y nivel de aprendizaje.
a) Capacidad Coordinativa. Habilidades y destrezas básicas. Niño y entorno/medio/móvil.
b) Capacidad Perceptiva/decisional. Se realizan propuestas de analizar la situación de juego
y su correspondiente toma de decisión personalizada.
c) Capacidad de Socialización. Completa su formación con la participación de su/s
compañero/s en situaciones de igualdad y superioridad numérica.
d) Capacidad de respeto a las Normas. El arbitraje es un elemento más del juego y se debe
respetar al máximo a los jueces. Así mismo, a los compañeros y adversarios en todo
momento.
2. Etapa de APRENDIZAJE. Desarrollo de la competencia de juego adaptado y Minibasquet. De
9 a 12 años.
a) Desarrollo de las capacidades condicionales. Sólo como soporte del minibasquet y que se
obtienen con la realización del mismo juego. Se desarrollaran específicamente aquellas
que queden excluidas del propio juego como es la flexibilidad.
b) Desarrollo de los C.B. del juego como proceso (ejecución) y producto (resultado).
c) Desarrollo de las capacidades de competencia sociomotriz básicas del juego de ataque y de
defensa de igualdad y superioridad numérica. 1 x 1, 2 x 2, 3 x 3, etc. y 2 x 1, 3 x 2, 5 x 4.
d) Desarrollo de las capacidades de competición. Tanto de superación personal como
colectiva.
3. Etapa de PERFECCIONAMIENTO. Tendente a la competencia motriz colectiva. De 13 a 16
años (en el caso de jugadores con un desarrollo más avanzado la formación de estos grupos
variaran en uno o dos años).
a) Adquisición de la capacidad condicional. Mejora y desarrollo de sus valores submáximo y
máximos con respecto a su edad.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
METODOLOGÍA 59

b) Perfeccionamiento de los C.B. del juego individuales y colectivos del juego como proceso
(ejecución) y producto (resultado).
c) Desarrollo de los diferentes sistemas y formas de juego colectivo.
d) Fijación de todos los aspectos de la competición.
e) Preparación de cada partido de forma específica. Información del adversario.
f) Evaluación de la competición y debate con los jugadores de los resultados.
g) Perfeccionamiento individual y grupal de nivelación (con respecto al grupo buscando la
homogeneización) de los C.B.J.
h) Trabajo psicológico individual y colectivo para el entrenamiento y la competición.

11. EVALUACIÓN DE LA ENSEÑANZA/APRENDIZAJE DEL


BALONCESTO
Se tratará de medir y posteriormente interpretar aquello que se pretende enseñar/entrenar.
Se intenta conocer el grado de adquisición y desarrollo alcanzado. Se pretenderá acercarse a
los criterios de evaluación, los instrumentos y el momento de la evaluación.
¿Qué, cómo, cuándo evaluar?
Referente a que evaluar diríamos: objetivos y contenidos. Es decir las metas y nivel general
de aprendizaje del jugador y equipo. Por otro lado, estudiaríamos si el programa o contenido ha
sido el adecuado. El programa deportivo a evaluar consistirá en todo aquello que forma parte
de la Acción de juego (lógica interna) y del ambiente externo (lógica externa) y que incide en el
rendimiento deportivo en la competición. Véase el cuadro siguiente.

La evaluación interna es realizada por el propio entrenador y a veces no es todo lo completa


que se quisiera.
La evaluación externa realizada por otro entrenador nos permitirá un conocimiento del
resultado con otra perspectiva y objetividad.
¿Cómo lo debemos de evaluar? Mediante los instrumentos de valoración necesarios por
medio de:
a) Observación sistemática. La propia actividad deportiva es la más conveniente, aunque
también se utilizan competiciones amistosas y simuladas. Se puede realizar
simultáneamente a la vez que la propia competición mediante las anotaciones en una tabla
de registro de las variables e indicadores y a posteriori mediante el vídeo.
b) Test de valoración de los componentes básicos de juego. Mediante la realización de
ejercicios prácticos intentado que sean lo más objetivos posibles.
¿Cuándo se realiza la evaluación? o en qué momento, dependerá del tramo de
enseñanza/entrenamiento que deseemos conocer. Debemos, en el caso de que lo realicemos
directamente mediante la competición/partido no dejarnos únicamente influir por el resultado

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
60 METODOLOGÍA

final. Dependerá a su vez también del nivel de competencia del adversario, planteamiento
estratégico general, etc.
Los instrumentos para evaluar serán los indicadores que nos permitirá obtener información
útil, que nos permitirá emitir un juicio exacto. La observación y toma de datos nos permitirá
obtener información a cerca de lo enseñado.
La evaluación total en el baloncesto es muy difícil realizarla debido a las múltiples variables
e indicadores que entran en escena. El enfoque sistémico que tiene el baloncesto por
naturaleza hace precisamente la evaluación difícil.
La diferencia entre los niveles de entrada y salida será el producto final obtenido del
aprendizaje.
En cuanto a los objetivos perseguidos deberán ser los suficientes en número y nivel a
alcanzar.
El desarrollo del programa será adecuado para conseguir las metas y objetivos propuestos,
ajustado a las edades y a la planificación real.
El resultado de la competición (ganar o perder) no suele ser el mejor índice para evaluar el
proceso de aprendizaje, ya que, en muchas ocasiones los juicios externos de personas poco
entendidas así lo utilizan. Por lo tanto, no nos debemos de dejar llevar por estos juicios y sí
por la evaluación acertada y científica de personas capacitadas.
También los entrenadores debemos de realizar una autoevaluación o evaluación propia por
parte de un colega para saber si el proceso de enseñanza/aprendizaje va por buen camino.
No quemaremos etapas, ni buscaremos un rendimiento precoz. Desde la situación menos
compleja de 1 x 0 a la más compleja de todos x todos hay muchos estadios que recorrer.
En cuanto al ¿Cómo enseñar? Nos estamos refiriendo al método, que será utilizado a través
del juego y el deporte programado visto anteriormente. Se realiza una triple vía de trabajo ya
sea analítico, global y mixto, según convenga en cada situación.
La evaluación medirá y dará una opinión de lo realizado. Su comprobación se realizará
empíricamente mediante la toma de los indicadores de forma cualitativa y cuantitativa de las
sesiones de aprendizaje y entrenamiento.

12. ERRORES MÁS COMUNES Y PROPUESTA DE SOLUCIONES EN


LA INICIACIÓN DEL BALONCESTO
El juego del principiante se caracteriza por lo siguiente:

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
METODOLOGÍA 61

El principiante irá corrigiendo estos errores poco a poco mediante propuestas de situaciones
prácticas de juegos - realizadas por el entrenador - que él mismo racionalizará para ir formando
su propia autonomía de decisiones tácticas.

13. PARTES DE LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO


A la hora de preparar una clase/entrenamiento en edades de iniciación se divide en tres partes.
• Parte Inicial. Desarrollo de la coordinación motriz del propio cuerpo y del elemento principal
"el balón".
• Parte Principal. Desarrollo de los componentes básicos del baloncesto a través del juego
programado. Competiciones y partidos con igualdad y desigualdad numérica.
• Parte Final. La dedicaremos a juegos de familiarización y vuelta a la calma.

14. APLICACIONES PRÁCTICAS


FASE INICIAL (ejemplos de ejercicios)
1. Caminar o correr por el campo y a una señal (visual, auditiva); pararse, cambiar de
dirección, girar, sentarse etc..
2. Caminar por el campo lanzando el balón hacia arriba, hacia abajo, lateralmente, etc.
3. Moverse por el campo haciendo rodar el balón con una u otra mano. Lo mismo con el pie.
4. Lanzar el balón al aire lo mas alto posible y cogerlo.
5. Lanzar el balón contra el suelo lo mas fuerte posible y pasar por debajo el mayor numero
de veces que sea posible.
6. Lanzar el balón hacia arriba con una mano y recogerlo con la misma o cogerla con dos.
7. Los niños corren por el campo. Cuando el entrenador golpea el balón; se paran, cambian el
sentido de la carrera, dan saltos a diferentes alturas vuelven a correr.
8. Apoyar una mano en el suelo y con la otra realizar un giro completo.
9. Lanzar el balón procurando golpear un objeto, un numero escrito en la pared, un balón
puesto en el suelo.
10. Lanzar un balón para que atraviese un aro colocado a diferentes alturas.

EJERCICIOS DE BOTE
1. Cada jugador con un balón. Un balón aparte. Los jugadores divididos en grupos formando
círculos. Los jugadores botan en el sitio y mientras pasan el otro balón al compañero con
el pie. Mano de bote, pie de pase.
VARIANTE: Mano de bote, pie de pase contrario.
Contenido de enseñanza: bote, visión periférica, habilidad y coordinación.
2. Cada jugador con un balón. Los jugadores botan por encima de las líneas que delimitan el
campo y sus zonas. Botan con diferente cadencia según las líneas; líneas rectas a lo ancho
bote normal, líneas rectas a lo largo bote hacia atrás, línea de 6,25 bote ladeado, líneas
que marcan el interior de la zona bote alto, líneas circulares bote bajo.
Contenido de enseñanza; bote en movimiento.
3. Cada jugador con un balón. Los jugadores organizados en filas detrás de la línea de fondo
van botando entre las piernas hasta el medio campo y vuelven.
Contenido de enseñanza; bote en movimiento, coordinación.
4. Cada jugador con un balón. Los jugadores organizados en filas y detrás de la línea de
fondo. Colocamos un número determinado de conos en hilera. Los jugadores sortean los
conos, haciendo slalom, tocan la línea de medio campo y vuelve a su posición. El siguiente
de la fila sale cuando el jugador que está realizando el ejercicio llega a medio campo.
Contenido de enseñanza; bote en movimiento.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
62 METODOLOGÍA

5. Los jugadores divididos en grupos. Cada grupo con un balón. El jugador con balón sale
botando hasta medio campo donde realizan un cambio de mano (definir de que tipo),
volviendo luego al grupo para entregarle el balón al que ahora ocupa la 1ª posición en la
fila. Una vez entregado el balón se coloca al final de la fila y se sienta. El grupo acaba el
ejercicio cuando todos sus componentes están sentados.
Contenido de enseñanza; bote en movimiento.
6. Colocamos a los jugadores divididos en 4 grupos. Colocamos 4 conos en el medio del
campo formando un cuadrado. Los 4 primeros jugadores de cada grupo salen a la vez.
Botando rodean el cono que les corresponde y van botando a la fila siguiente a la
suya.
VARIANTE: En lugar de rodear el cono podemos realizar otro movimiento; cambio de
mano, reverso, etc.
Contenido de enseñanza; bote en movimiento, cambios de mano.
7. Cada jugador con un balón. Colocamos un número determinado de obstáculos por el
campo. Los jugadores van botando libremente y realizan diferentes tipos de cambios de
mano delante de cada obstáculo.
Contenido de enseñanza; bote en movimiento, cambios de mano.
8. Cada jugador con un balón. Los jugadores se colocan detrás de la línea de fondo. Cada
jugador tiene que llegar hasta medio campo o todo el campo con un número determinado
de botes y volver al punto inicial.
Contenido de enseñanza; bote en movimiento, cadencia de bote.
9. Los jugadores colocados por parejas. Cada pareja con un balón. El de delante situado en
una de las líneas que delimitan el campo con las piernas abiertas. El jugador colocado
detrás tiene el balón. En un momento lanza el balón, no muy fuerte, por debajo de las
piernas del primer jugador. Éste, que está mirando arriba en cuanto lo ve, tiene que
cogerlo, llegar botando hasta la línea de medio campo y volver a la posición inicial.
Diferentes finalizaciones; entradas, parada y tiro.
VARIANTE: lanzar el balón por encima de la cabeza finalización; pase, entrada, tiro...
Contenido de enseñanza; bote, velocidad de reacción y visión periférica.
10. Los jugadores divididos en dos grupos. Cada grupo con un balón. Cada grupo colocado
detrás de la línea de fondo debajo de una canasta. El primer jugador de cada fila con el
balón. A la señal los jugadores salen botando hacia la canasta contraria de donde están
colocados. Tienen que convertir la entrada y volver a la canasta de origen para convertirla
también. Una vez ha metido las dos canastas, coge el rebote y pasa el balón a jugador
colocado ahora el primero de la fila y realiza el mismo ejercicio. El ejercicio se acaba
cuando en uno de los grupos todos los jugadores han realizado el ejercicio.
Contenido de enseñanza; bote en velocidad, entradas a canasta, rebote.
11. Los jugadores divididos en dos grupos. Cada grupo colocado detrás de la línea de fondo
debajo de una canasta en posiciones opuestas. Tres balones colocados en medio campo.
Uno enfrente de cada grupo el tercero dentro del círculo de medio campo, justo en la
mitad. A la señal, el primer jugador de cada fila sale corriendo a coger el balón que le
corresponde y botando lo lleva a su fila. Una vez entrega el balón vuelve a por el que queda
en el centro del campo. El primer jugador que lo coge lo lleva botando a su equipo. El otro
jugador tratará de evitarlo. Cada jugador que coge los dos balones tiene un punto. El
ejercicio se acaba cuando uno de los grupos llega al número de puntos determinado o
podemos realizarlo en un tiempo determinado contar el número de puntos.
VARIANTE: Al coger el primer balón terminar en canasta.
Contenido de enseñanza; bote en velocidad, velocidad de carrera, bote de protección,
oposición.
12. Todos los jugadores con balón menos tres. Los jugadores con balón botan por el campo
libremente. Los tres jugadores sin balón tienen que robar el balón. El jugador al que roba el
balón se convierte en perseguido y al que le roban en perseguidor. El ejercicio tiene un

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
METODOLOGÍA 63

tiempo determinado. Al término del ejercicio los jugadores que no tienen el balón tienen
una prenda.
Contenido de enseñanza; bote en velocidad, velocidad de carrera, bote de protección,
oposición.
13. Ponemos normas; no se permiten cambios de mano, hacer cambios de mano cada vez de
diferente tipo...
Contenido de enseñanza; bote control, visión periférica, cambios de mano, movimientos de
pies, oposición

JUEGOS CON BALÓN, COLABORACIÓN Y SIN OPOSICIÓN


BLANCOS Y NEGROS
Dividimos a los jugadores en dos grupos. Todos los jugadores con balón. Se sitúan los
grupos a lo largo línea que divide la mitad del campo. Un grupo en cada campo. Cada
grupo recibe un nombre. Cada vez que el entrenador diga algo relacionado con el nombre
de alguno de los grupos, este se convertirá en perseguidor y el otro grupo en perseguido (o
viceversa). El equipo perseguido tiene que llegar a tocar la línea de fondo.
Podemos determinar el final del ejercicio por tiempo o por puntuación.
Contenido de enseñanza: bote en el sitio, bote en velocidad y la velocidad de reacción.
JUEGO DE LAS CUATRO ESQUINAS
Disponer los jugadores en un cuadrado (un balón cada uno) y un jugador (con balón) en
medio del cuadrado que botando debe de tratar de ocupar el ángulo dejado libre por los
compañeros que a la señal deben de cambiar de posición botando; quien pierda su
posición va al medio y el juego se reanuda. Es importante al inicio determinar el sentido
del desplazamiento; hacia la derecha, hacia la izquierda, libre.
Contenido de enseñanza: bote en el sitio, bote en velocidad, velocidad de reacción.
MOROS Y CRISTIANOS
Dividimos a los jugadores en dos grupos. Todos los jugadores con balón y situados en la
línea de fondo (un grupo en cada línea). Los jugadores de cada grupo se ponen un número
(dependiendo del nº de jugadores que haya). A la señal del entrenador, que es un número,
saldrán los jugadores correspondientes a este número e irán hasta la línea de fondo
contraria. Allí se encontraran con los jugadores del otro grupo todos con sus manos
extendidas. El jugador pega con su mano en una de las palmas extendidas y vuelve
corriendo, se convierte en perseguido, a su grupo. El jugador tocado se convierte en
perseguidor. Si el perseguidor no coge al perseguido queda eliminado.
Podemos determinar el final del ejercicio a tiempo o cuando todos los jugadores de un
equipo queden eliminados.
Contenido de enseñanza: bote en el sitio, bote en velocidad, velocidad de reacción.
JUEGO DE LA MARCA
Dividimos a los jugadores en dos grupos. Cada jugador tiene un pañuelo metido dentro del
pantalón (por detrás). Los dos jugadores de los dos equipos deben recuperar los pañuelos
del equipo contrario.
Podemos determinar el final del ejercicio a tiempo o cuando un equipo recupere todos los
pañuelos del otro equipo.
Contenido de enseñanza: bote en el sitio, bote en velocidad, velocidad de reacción,
movimiento de pies.
JUEGO NAPOLEON
Todos los participantes con balón. Situar en el suelo tantos aros como participantes y
colocar a cada participante dentro de un aro, mientras el jugador denominado Napoleón se
sitúa en medio del campo. A cada jugador se le asigna el nombre de una ciudad o estado.
El juego se inicia a la señal de “Napoleón declara la guerra a...” (nombre de ciudad o
estado) y el jugador nombrado tiene que salir del aro y escaparse por el campo (podemos
poner un tiempo determinado), volviendo luego al aro. Si “Napoleón” lo toca queda

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
64 METODOLOGÍA

eliminado. Los jugadores mientras están dentro del aro, están botando.
Contenido de enseñanza: bote en el sitio, bote en velocidad, velocidad de reacción,
paradas.
OCUPAR EL CASTILLO
Colocamos en el suelo un nº de aros, uno más que nº de niños tengamos. Un balón. Cada
jugador dentro de un aro. El jugador con balón pasa a un compañero y tiene que ir a
meterse al aro que está vacío.
Podemos variar el tipo de pase.
Contenido de enseñanza: pase, pasar y ocupar un espacio vacío, paradas.
BRILE
Dividimos una zona del campo en tres partes. En un lateral hay un participante con un
balón. En el otro lateral hay otro participante sin balón y en la zona media se encuentran
todos los demás. Los jugadores exteriores cazarán a los interiores golpeándolos con el
balón. Los jugadores exteriores pueden mejorar su posición mediante el pase. No pueden
hacer pasos. Los eliminados se colocaran con los exteriores y ayudarán a cazar a los
demás compañeros.
Contenido de enseñanza: pase, paradas, pasar y moverse a ocupar un nuevo espacio.
Colocamos a los participantes en un círculo. A cada participante le asignamos un número.
Uno de los equipos lo formaron el equipo de número impares y el otro de los pares. Cada
grupo con un balón El juego consiste en que uno de los grupos tienen que pasarse el balón
y el otro lo tiene que cazar también mediante pases.
Podemos variar el tipo de pase, el sentido del pase.
Contenido de enseñanza: técnica y rapidez en el pase.
EL ESCUDO
Formamos grupos entre 6 y 8 participantes formando una figura cerrada, cuadrado,
circulo. Un balón por grupo. Uno de los participantes se sitúa en el centro y será “el
escudo”. Otro de los participantes tendrá que escudarse en él para no recibir “los
balonazos “ de los compañeros. “El escudo” no podrá moverse.
Determinamos el final del ejercicio por número de “balonazos” recibidos o por tiempo.
Contenido de enseñanza: técnica y rapidez de pase, movimientos de pies.
LA PAREJA PARADORA
Parejas de jugadores desplazándose con balón, el espacio puede ser todo el campo o un
campo delimitado. Cada pareja tiene un número asignado. A la señal, el número indicado
deja el balón y trata de tocar a cualquier portador de balón. Cambios entre las parejas.
Podemos ir cambiando el tipo de pase.
Contenido de enseñanza: técnica y rapidez de pase, movimientos de pies, velocidad de
reacción.

JUEGO CON BALÓN, SIN COLABORACIÓN Y CON OPOSICIÓN


LA CONQUISTA DE LOS BALONES
Los participantes agrupados por parejas situados en la línea de fondo. Uno de la pareja
defiende al otro, que partiendo de la misma línea que el resto de los jugadores, tratará de
escaparse de su marcador para coger uno de los balones situados en el centro del campo.
Se coloca un balón menos que el número de parejas. Quien se queda sin balón acumula un
punto. Luego se relevan las funciones. El que más puntos acumule, pierde.
Contenido de enseñanza: movimientos ante una oposición, oposición.

JUEGOS CON BALÓN, COLABORACIÓN Y CON OPOSICIÓN


“LOS GUARDIANES”
Dividimos a los participantes en grupos entre 6 y 8. Colocamos algunos objetos dentro de
uno de los círculos que hay dentro de un campo de baloncesto. Dibujamos alrededor del
circulo otro círculo imaginario que forme un pasillo con el circulo inicial donde colocaremos

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
METODOLOGÍA 65

a los guardianes, 2 ó 3, dependiendo del número del grupo y fuera de este segundo círculo
colocaremos a los demás con balón. Estos tienen ante la oposición de los guardianes, que
sacar fuera todos los objetos que hay en el círculo interior.
Contenido de enseñanza: movimientos ante una oposición, oposición.
Formar dos grupos de igual número balón en posesión del entrenador. El entrenador lanza
el balón al aire y el equipo que coja el balón, deberá efectuar pases sin que pierdan el
balón. El equipo que logra los seis pases tiene un punto. Podemos dar alguna norma: el
jugador que recibe no puede pasar al que le ha pasado. El jugador que recibe tiene que
venir de una pantalla.
Contenido de enseñanza: conceptos de ataque y oposición.
EL MOSCÓN
Colocamos a los participantes en grupos de cuatro. Un balón. Dos de ellos se colocan
enfrente y tienen un espacio lateral marcado por conos para moverse. Se pasan el balón
entre ellos tratando de evitar la interceptación del balón por parte del jugador defensor. Un
jugador colaborador trata de entorpecer al defensor, bloqueando los desplazamientos del
mismo.
Contenido de enseñanza: pases, paradas, oposición, iniciación al bloqueo.
LA OCUPACIÓN MUSULMANA
Dividimos un espacio delimitado en tres partes. Colocamos dos jugadores, cada uno en
una parte, con un balón y dejamos una parte vacía. Se pasan el balón entre ellos con la
consigna de que cada vez que pasen se tienen que ir al espacio vacío. Ejercicio para
hacerlo con y sin oposición.
VARIANTE: Aumentamos gradualmente los jugadores, los espacios y colocamos defensores.
Contenido de enseñanza: pase, bote, pasar y buscar espacio libre, oposición.
EL BALÓN FUEGO
Un grupo de cinco jugadores con balón, se sitúa formando un círculo. Dos defensores
tratarán de tocar al jugador con balón o interceptar el pase. Caso de conseguirlo, cambio
de funciones con el atacante que falló su acción.
Contenido de enseñanza; pases con posición.
LOS INTOCABLES
Un grupo de cinco jugadores con balón y cuatro defensores. Un balón. Los jugadores
atacantes en posesión del balón deben pasárselo entre ellos. Los defensores tratan de
interceptar los pases, sin poder en ningún momento contactar con sus oponentes, ni
desposeerles del balón.
Contenido de enseñanza: pases con oposición, colaboración.
DOBLARSE EN DEFENSA
Colocamos a los jugadores en una situación 5c3, en la que los cuatro atacantes exteriores
tratan de pasar el balón al jugador que está situado dentro de un círculo. Los tres
defensores deben de responsabilizarse en sus funciones de salir al jugador con balón y en
la interceptación de los pases dirigidos al jugador situado en el interior del círculo del
defensor que sale a defender fuera tiene que salir del círculo establecido.
VARIANTE: Antes de meter balón interior dar como mínimo un número determinado de
pases exteriores.
Contenido de enseñanza: pases con oposición, colaboración.
EJERCICIO DE FAMILIARIZACIÓN
Dividimos la pista de baloncesto en tres partes. Una central donde los jugadores de cada
equipo deben introducir el balón en el aro móvil que sostienen en alto dos compañeros,
situados en el extremo opuesto respectivo.
Podemos poner reglas; el jugador que recibe no puede pasar al que le ha pasado, se
puede botar un número determinado de botes.
VARIANTE: Colocar un defensor a los jugadores que llevan el aro.
Contenido de enseñanza: pases, coordinación, bote, paradas, lanzamiento, oposición.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
66 METODOLOGÍA

EJERCICIO DE FAMILIARIZACIÓN.
Organizamos situaciones de partido entre dos equipos en donde ambos equipos pueden
atacar indistintamente en los dos aros.
VARIANTE: Limitar el bote para hacer las transiciones más lentas y no dar ventaja al
ataque.
Contenido de enseñanza: pases, coordinación, bote, paradas, lanzamiento, oposición.
EJERCICIO DE FAMILIARIZACIÓN
Organizamos un partido de baloncesto, en el que en el campo de defensa los pases se
realizan con el pie y en el de ataque con la mano.
Ponemos normas; no se puede botar o dar un numero determinado de botes. No se puede
pasar al mimo que te ha pasado. Ocupación de espacios.
Contenido de enseñanza: pases, mano y pie, coordinación, bote, paradas, lanzamiento,
oposición.

BIBLIOGRAFÍA
BAYER.C. La enseñanza de los juegos deportivos colectivos. 1986. Hispano Europea.
Barcelona. Román. J. Sánchez.
TORRESCUSA.L. Guía metodológica de iniciación al balonmano. 1988. FEBM. Madrid.
CONTRERAS.E. El profesor universitario y la evaluación de los alumnos. I.C.E. 1990. Madrid.
CASTEJÓN.J. Evaluación de programas en educación física. 1996.Gymnos. Madrid.
LASIERRA.G.LAVEGA.P. 1015 Juegos y formas jugadas de iniciación a los deportes de equipo.
Paidotribo. 1993. Barcelona.
LÖSCHER. A. Juegos Predeportivos. Paidotribo. Barcelona.
OLIVERA. J. 1250 Ejercicios y Juegos en baloncesto.Vol 1,2 y 3. Paidotribo. 1992.Barcelona.
DELGADO.M.A. Los estilos de enseñanza en la educación física. Propuesta para una reforma de
la enseñanza. 1991. Universidad de Granada. Granada.
RUIZ.L.M. SÁNCHEZ.F. Rendimiento deportivo. Gymnos. 1997. Madrid.
SAMPEDRO. J. PEYRÓ. R. Pedagogía del baloncesto. 1980. Miñon. 2ª edición. Valladolid.
SAMPEDRO.J. Iniciación al fútbol sala. 1994. Gymnos. Madrid.
SAMPEDRO.J. Etapas de formación deportiva. Trainig. Fútbol nº 3. (1996). Valladolid.
SAMPEDRO.J. Fútbol Sala. Las acciones de juego. 1997. Gymnos. Madrid.
SAMPEDRO.J. Bases para el aprendizaje del Minibasquet en las escuelas de formación.
Conferencia para el Instituto del Deporte del Ayuntamiento de Sevilla y Federación Andaluza
de baloncesto. Sevilla. 1998.
SATURNINO DE LA TORRE. S. Cómo innovar en los centros educativos.1998. Editorial Escuela
Española. Madrid.
V.V.A.A. Modelos de innovación educativa en la educación física. U.N.E.D.1996. Madrid.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
ÁREA DE CIENCIAS APLICADAS

SALUD Y
DESARROLLO FÍSICO
AUTOR: ROSARIO UREÑA - IGNACIO REFOYO

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
68 SALUD Y DESARROLLO FÍSICO

1. GENERALIDADES
El profesor Challey Bert definió la Medicina del Deporte diciendo que: “Su fin consiste en
seleccionar, orientar, vigilar y tratar a los deportistas” quedando bien claro que ningún
deportista, cualquiera que sea su edad y sexo pueda recibir la autorización necesaria para la
práctica del deporte de competición sino se le considera físicamente capaz de soportar los
esfuerzos que este exige.
A continuación desarrollaremos aquellos aspectos de la Medicina del Deporte que son útiles
y asequibles a todos los equipos, sin importar su nivel deportivo, con el objetivo de que los
responsables de los mismos (monitores, entrenadores) adquiráis los conocimientos necesarios
que os permitan educar por un lado a los jugadores-as y adoptar las medidas preventivas
sencillas, a la vez que beneficiosas para prevenir lesiones. En caso de que estas se
produzcan, es muy importante vuestra primera actuación para facilitar el diagnóstico y
tratamiento por parte del médico.

2. CRECIMIENTO Y DESARROLLO EN LAS ETAPAS DE FORMACIÓN


En el desarrollo de nuestra práctica deportiva sobre jugadores jóvenes deberemos tener en
cuenta una serie de factores evolutivos que afectan a éstos. Estos factores evolutivos están
en relación con los procesos de crecimiento y maduración de los distintos componentes que
constituyen al ser humano. Los ritmos de crecimiento y la velocidad de maduración de los
diversos sistemas funcionales deben respetarse con el fin de favorecerlos. Una estimulación
prematura de determinados procesos metabólicos podría perjudicar seriamente el desarrollo
del niño.
En la Graf.1 se puede observar los diferentes ritmos de crecimiento en talla y peso desde el
nacimiento a la pubertad.

2.1. FASES SENSIBLES EN EL DESARROLLO DE LAS CAPACIDADES FÍSICAS BÁSICAS


Las Capacidades Físicas Básicas pueden definirse como “los presupuestos motrices de
base sobre los cuales el hombre y el deportista desarrollan las propias habilidades técnicas, y
que son la fuerza, la resistencia, la velocidad y la flexibilidad”. (Zatziorskij, 1974).
El desarrollo de estas capacidades o cualidades físicas influencian de modo determinantes

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
SALUD Y DESARROLLO FÍSICO 69

en las habilidades técnicas, tanto que entre técnica y cualidad física existe una inevitable y
estrecha interdependencia. A la hora de enseñar diversas habilidades técnicas deberemos
tener en cuenta el desarrollo de cada una de estas capacidades físicas en el niño, ya que el
desarrollo de éstas condicionará, inevitablemente, la ejecución del gesto. Conociendo el estado
de desarrollo de cada capacidad física en el niño, los entrenadores podremos proporcionarle
instrucciones adecuadas para la realización de los gestos técnicos. Sería poco coherente, en
nuestra función de formadores, exigirle al niño gestos complejos y de elevada exigencia física,
poco acordes con su nivel de desarrollo físico.

En la Graf. 2 se puede apreciar la evolución de cada capacidad física a lo largo de la vida


del individuo. No obstante, dentro del desarrollo de cada capacidad existen unos periodos o
fases en los cuales el desarrollo de esa capacidad se ve favorecido si se estimula
adecuadamente el organismo. A estas fases se les denomina Fases Sensibles: “Periodo
ontogenético con una predisposición (entrenabilidad en este caso) muy favorable para el
desarrollo de una determinada capacidad física”. Es decir, es más fácil influenciar (estimular)
una capacidad cuando está madurando que cuando ya ha madurado.

a) FASE SENSIBLE EN FUERZA

Dentro de la capacidad física de la fuerza deberemos diferenciar entre:


1) Se puede estimular la potencia desde los 8-12 años y siempre con esfuerzos de baja
sobrecarga y velocidades de ejecución elevada.
2) En cuanto a la fuerza resistencia, se puede empezar a estimular, al igual que la potencia,
desde los 8-12 años y también con esfuerzos de baja sobrecarga, pero con elevado número
de repeticiones.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
70 SALUD Y DESARROLLO FÍSICO

En estas edades el incremento de la fuerza se basa principalmente en mejora de la


coordinación intra e intermuscular no en hipertrofia.

b) FASE SENSIBLE EN VELOCIDAD

En la velocidad deberemos tener en cuenta que:


1) Gracias al desarrollo del músculo esquelético existe una fase sensible para la Velocidad de
Reacción y la Frecuencia desde los 6-7 años a los 11-12 años.
2) Para la Velocidad Gestual, Velocidad Acíclica, la capacidad de Aceleración y la Velocidad
máxima existe una fase para los niños desde los 8 a los 14-15 años, y en las niñas desde
los 8 a los 11-12 años.

c) FASE SENSIBLE EN RESISTENCIA

Para la Resistencia diferenciaremos:


1) Ya que la Resistencia Aeróbica es una capacidad de baja intensidad, ésta se puede entrenar
desde los 5 años (obteniéndose valores de VO2 max. absolutos entre 15-18 años y de VO2
max. relativos entre los 11-13 años).
2) En cuanto a la Resistencia Anaerobia, ésta se podrá entrenar siempre después de la
pubertad.

d) FASE SENSIBLE EN FLEXIBILIDAD

En cuanto a la flexibilidad, deberemos diferenciar la utilización de métodos pasivos (aquellos


en los que no se utiliza ninguna fuerza, ni externa, ni interna al sujeto, para producir el

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
SALUD Y DESARROLLO FÍSICO 71

estiramiento del músculo y el tendón) y los métodos activos (utilización de fuerzas, ya sean
externas o musculares, para el estiramiento del tendón y el músculo).
1) Se pueden utilizar métodos pasivos desde los primeros años de vida hasta la pubertad.
2) Para utilizar métodos activos, encontramos que la fase sensible se sitúa en las niñas desde
los 8 a los 11-12 años y en los niños desde los 8 a los 12-13 años.

2.2. FASES DEL DESARROLLO DE LAS HABILIDADES MOTRICES BÁSICAS Y ESPECÍFICAS


En primer lugar deberemos establecer la definición de habilidad motriz básica. Estas
habilidades motrices básicas se pueden considerar como habilidades motrices comunes a
todos los niños durante su desarrollo (Knapp, 1979) y además, sobre éstas habilidades
básicas se desarrollan aprendizajes motores más complejos (Singer, 1975). Estas habilidades
básicas son, pues, el cimiento sobre el cual se desarrollarán los aprendizajes de las acciones
técnicas más complejas. Evidentemente, no podremos enseñar habilidades más complejas si
el niño no ha adquirido habilidades simples.
Estas habilidades motrices básicas pueden clasificarse en:
a) Habilidades motrices de Locomoción. (Andar, correr, saltar, etc.)
b) Habilidades motrices de No Locomotrices. (Giros, equilibraciones, balanceos, etc.)
c) Habilidades motrices de Proyección, Manipulación y Recepción. (Lanzar, golpear, recepcionar, etc.)

Como vemos en el cuadro 5, las habilidades motrices básicas se desarrollo en el niño desde
los 2 a los 6-7 años. Es en ese momento cuando los estímulos deben ir dirigidos al desarrollo
de estas habilidades sin exigencias mayores. A medida que el niño va madurando va
adquiriendo capacidades que le permiten desarrollar habilidades más complejas. Es importante
insistir en que las correcciones de las acciones técnicas deben basarse en el conocimiento de
las capacidades del niño.
A continuación vemos la progresión en la capacidad de lanzamiento a canasta, partiendo de
la fase de habilidades motrices básicas en la que el niño debe recibir un gran número de
estímulos diferentes (diferentes pesos, tamaños, formas y objetivos). En esta fase no
deberemos centrarnos en un solo tipo de lanzamiento. Posteriormente en la fase de
habilidades motrices específicas, propondremos al niño, además de todos los lanzamientos de

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
72 SALUD Y DESARROLLO FÍSICO

la fase anterior, las posiciones correctas de los segmentos corporales (brazos, piernas,
muñecas, etc.) para el lanzamiento a canasta, pero deberemos tener en cuenta, una vez más
la capacidad de éste para ejecutarlas. Por último, en la fase de habilidades motrices
especializadas, proporcionaremos al jugador las correcciones oportunas para la adquisición de
automatismo y siempre adecuadas a su nivel de capacidad física. Es en este momento en el
cual el jugador debe aprender a utilizar dichos automatismos en situaciones reales de juego.

2.3. EFECTOS Y ADAPTACIONES DE LA PRÁCTICA DEL BALONCESTO EN LAS EDADES DE


CRECIMIENTO
Son cada vez más los jóvenes que practican baloncesto, tanto como ocio como de
competición. Al coincidir con su etapa de crecimiento, esta práctica ocasionan una demanda
energética muy importante. Esta deberá ser suministrada por las diferentes funciones
orgánicas y, principalmente por los sistemas musculoesquelético y cardiocirculatorio. Además
de esta intensidad energética tan elevada, el niño está presente muchas horas en el terreno
de juego y deberá responder cuantitativamente a la demanda de energía que requieren sus
numerosos esfuerzos musculares. Solo en el caso de que pueda hacer frente a estas
exigencias, el niño se desarrollará adecuadamente, y será indispensable asegurar que el niño-a
tiene aptitud para la práctica del baloncesto y descartar cualquier anomalía orgánica o
funcional que ponga en peligro su salud y desarrollo adecuado.
Otra cuestión fundamental que se plantea es valorar el tipo de entrenamiento o competición
adecuados para conseguir un desarrollo y mejora progresivos sin sobrepasar sus límites
fisiológicos. Es evidente que una programación inteligente de las sesiones de entrenamiento y
de la participación en competición es una condición esencial para mantener a los jugadores-as
jóvenes en sus mejores condiciones de salud y desarrollo físico y psíquico.
En el corazón, como en el resto del cuerpo, se producen durante el periodo de crecimiento,
variaciones que progresivamente aumentan sus diversos parámetros biométricos: su peso, sus
ejes, el volumen de sus cavidades y su volumen total. A continuación se exponen
esquemáticamente la evolución de algunos parámetros cardiorespiratorios a diferentes edades.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
SALUD Y DESARROLLO FÍSICO 73

Durante la infancia, los proporciones corporales, la fuerza, la velocidad de crecimiento son


similares entre los jugadores y jugadoras, siendo las variaciones debidas a influencias
genéticas y alimentarias. Es a partir de la adolescencia, y
debido a los cambios hormonales cuando se puede observar
una diferenciación funcional entre los sexos, encontrandose
diferencias en las proporciones corporales, la fuerza, la masa
corporal, la distribución de la grasa, lo que repercutirá en la
respuesta al ejercicio físico y por tanto al baloncesto.
Además del sexo, al planificar los entrenamientos se debe
tener en cuenta el grado de maduración biológica, ya que para
una misma edad las diferencias corporales y funcionales entre
los jugadores-as prepúberes y pospuberes son considerables.
Los efectos y adaptaciones fisiológicas que se producen al
realizar baloncesto son similares cualitativamente en todas
las edades, pero existen algunas diferencias cuantitativas
relacionadas con el crecimiento que es necesario conocer en relación a la planificación del
entrenamiento en edades tempranas.
El consumo máximo de oxígeno (VO2máx) es un indicador de la potencia aeróbica máxima.
Diferentes estudios han demostrado una relación lineal entre la edad y el VO2máx que se
mantiene hasta alcanzar los 18 años de edad en los niños, empezando posteriormente a
descender, mientras en las niñas disminuye desde los 12 años. Antes de la pubertad no se
observan diferencias significativas en su valor en función del sexo, aunque la tendencia es
siempre ser ligeramente superior en los niños prepúberes. Esta diferencia entre los sexos
disminuye si la relacionamos el VO2máx con la masa muscular activa, ya que el rendimiento
deportivo se debe más al desarrollo y maduración muscular que a la edad, por lo que en niñas
el trabajo total realizado permanece estable tras la pubertad, que se caracteriza por un
aumento de peso a expensas del porcentaje de grasa más que el porcentaje de músculo
debido al cambio hormonal.
Existe una estrecha relación entre el consumo de oxígeno durante un ejercicio y el gasto
cardiaco, independientemente de la edad, sexo y grado de entrenamiento.
El gasto cardiaco (GC= Volumen Sistólico x Frecuencia Cardíaca) es menor en el niño que en
el adulto. Este se incrementa con la edad y la estatura, calculándose un aumento de
20ml/min/cm en ejercicios de igual intensidad.
Para un trabajo de igual intensidad y gastos cardíacos similares, se ha podido comprobar
que el volumen sistólico de los niños más pequeños es inferior al de los mayores, y el de las
niñas inferior al de los niños. Este menor volumen sistólico se compensa por una mayor
frecuencia cardíaca para mantener el gasto cardíaco. Es decir, la frecuencia cardíaca es de 30
a 40 latidos mayor en un jugador de 8 años que en uno de 18 al realizar el mismo trabajo
submáximo con el fin de compensar el menor volumen sistólico. La frecuencia cardíaca máxima
permanece estable en niños y adolescentes entre 195-215 lpm (latidos por minuto),
declinándose posteriormente con la edad. En las niñas la frecuencia cardíaca es mayor en
todas las edades y cargas de trabajo.
La presión arterial sistólica y la duración e intensidad del ejercicio están estrechamente
relacionados, siendo los valores más bajos en las edades más jóvenes y en las niñas.
La termorregulación es un factor muy importante para el mantenimiento de un esfuerzo de
intensidad moderada-intensa más allá de 20 a 30 minutos.
Existen diferencias funcionales y morfológicas que hacen que la termorregulación sea menos
eficaz en los niños, teniendo gran importancia ya que la mayoría de entrenamientos y partidos
en estas categorías se llevan a cabo al aire libre y en condiciones muchas veces
desfavorables. Los niños tienen una superficie corporal inferior a la del adulto, lo que implica
un mayor intercambio de temperatura con el medio ambiente que el adulto. El problema se
produce cuando se realiza ejercicio en temperaturas extremas ya que se produce una excesiva

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
74 SALUD Y DESARROLLO FÍSICO

ganancia de calor o perdida de calor en situaciones frías. Además, los niños también presentan
una menor capacidad de sudoración, lo que provoca una menor capacidad para la perdida de
calor por evaporación. También, el niño desde el punto de vista biomecánico presenta una
menor eficacia al andar y correr por lo que, proporcionalmente produce una mayor cantidad de
calor para disipar por unidad de superficie corporal.
Todas estas circunstancias influyen negativamente en el ejercicio prolongado en situaciones
climáticas adversas de temperatura y/o humedad pudiendo provocar situaciones extremas
como un “golpe de calor” o un enfriamiento excesivo, con el riesgo que supone para su salud .
La capacidad de mejora del rendimiento va a depender del estado de forma previo y del
programa de entrenamiento seguido. Es necesario que las variables del entrenamiento
(frecuencia, intensidad y duración) alcancen unos valores mínimos para que se produzcan
cambios sustanciales en la función que se desee mejorar. Por ejemplo, se estima que el
promedio de mejoría del VO2máx está entre el 15 al 25%, alcanzando los niños y jóvenes su
acondicionamiento en periodos más cortos de tiempo respecto a los adultos.

3. ASPECTOS PREVENTIVOS EN LA EDAD DE CRECIMIENTO Y


DESARROLLO
El número de jugadores-as de baloncesto se va incrementando al igual que el número de
lesiones deportivas, que en la mayoría de los casos se acepta con resignación por
considerarlas inherentes a la práctica del baloncesto. Es evidente que una parte de las
lesiones que se producen en entrenamientos y partidos son
inevitables, pero también existen otra gran cantidad que podrían
evitarse y, en caso de producirse, que fuesen menos graves.
A continuación desarrollaremos los aspectos básicos a tener
en cuenta para prevenir un gran número de lesiones:
1) Evaluación del estado de salud de los jugadores-as.
2) Control deportivo. Planificación correcta de los entrenamientos
y competiciones.
3) Calentamiento y enfriamiento.
4) Indumentaria deportiva.
5) Higiene personal y de instalaciones.
6) Aspectos básicos de nutrición e hidratación.
7) Factores que afectan al rendimiento.

3.1. EVALUACIÓN DEL ESTADO DE SALUD DE LOS JUGADORES-AS


La evaluación del estado de salud de los jugadores-as puede dividirse en tres apartados
principales: revisión médica de pretemporada, evaluación durante la temporada y evaluación de
las lesiones que se produzcan.
Analizaremos a continuación los dos primeros:
Revisión médica pretemporada.
Aunque es obligatoria la firma de un médico que indique la aptitud para la practica de
baloncesto de competición, no se lleva a cabo un reconocimiento médico básico en la mayoría
de los casos. Los objetivos de la revisión médica pretemporada son:
a) Determinar si existen defectos o dolencias que puedan constituir un riesgo para el jugador-a
o aumentar sus posibilidades de lesión en la práctica del baloncesto.
b) Alertar al jugador-a sobre cualquier punto débil o desequilibrio para que pueda emprender la
corrección de estos problemas.
c) Determinar si, a pesar de tener problemas declarados, un deportista puede participar con
seguridad sin seguir tratamiento alguno, precisa más pruebas diagnósticas, requiere algún
refuerzo o cualquier otro tipo de ayuda.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
SALUD Y DESARROLLO FÍSICO 75

Una revisión médica de pretemporada en las categorías de base debe incluir como mínimo:
• Una historia exhaustiva (incluyendo historia familiar) de enfermedades pasadas y presentes.
• Una revisión física general, haciendo especial hincapié en el aparato cardio-respiratorio y
locomotor.
• Medición de la peso, talla, Tensión arterial.
• Electrocardiograma basal.
• Pruebas complementarias que se consideren necesarias en función de los hallazgos encontrados.
Tras el reconocimiento médico se debe solicitar un informe donde se indique si es apto o no
para la practica de baloncesto de competición, así como las limitaciones o los aspectos a
tener en cuenta para corregir los puntos débiles detectados, así como las pruebas
complementarias o revisiones que se precisen.
La evaluación durante la temporada tiene el objetivo de observar los efectos y adaptaciones
al entrenamiento y a la competición, detectar de forma precoz estados de sobreentrenamiento
u otras alteraciones que se hayan producido.

3.2. CONTROL DEPORTIVO. PLANIFICACIÓN CORRECTA DE LOS ENTRENAMIENTOS Y


COMPETICIONES
El objetivo de todo entrenador es conseguir que sus jugadores-as vayan mejorando hasta
alcanzar su máximo rendimiento y que este repercuta en los resultados obtenidos. Es muy
difícil determinar la carga ideal de entrenamiento y los tiempos de recuperación necesarios y
más aun en un deporte de equipo como el baloncesto.
Por tanto es fundamental que, desde el principio de vuestra andadura como entrenadores
realicéis controles deportivos y planifiquéis correctamente el trabajo a desarrollar por los
jugadores, siempre teniendo en cuenta: la edad, grado de maduración biológica, sexo, estado
físico y técnico actual, así como los programas específicos de rehabilitación que deben seguir
de forma conjunta e individual.
El realizar controles deportivos de forma periódica os facilitará la planificación correcta y
autoevaluación en caso de observar que los resultados obtenidos no concuerdan con los
objetivos prefijados.

3.3. CALENTAMIENTO Y ENFRIAMIENTO


Numerosos estudios consideran que el calentamiento y la vuelta a la normalidad o
enfriamiento tienen gran importancia desde el punto de vista preventivo.
El calentamiento tiene como objetivo preparar al organismo de forma progresiva para la
actividad que se va a realizar. En los días fríos deberá ser más prolongado. El calentamiento se
puede dividir en dos categorías: general, que consiste en actividades que producen un aumento
general de la temperatura corporal y que son independientes del deporte a realizar, y
específico, que debe imitar a lo que se va a realizar durante el entrenamiento o la competición.
De la misma forma que no debemos iniciar un ejercicio bruscamente, no debemos finalizarlo
de repente, sino de una forma progresiva.
La vuelta a la normalidad se aplica al ejercicio de reducción gradual de la intensidad que
sigue a un trabajo intenso y permite el retorno de la circulación y las funciones corporales a los
niveles previos al ejercicio. Una razón fisiologica importante para los ejercicios de vuelta a la
normalidad es que los niveles de ácido láctico en sangre y músculos disminuyen más
rápidamente durante la recuperación activa que durante la pasiva.

3.4. INDUMENTARIA DEPORTIVA


En este apartado nos referimos a la ropa y calzado deportivo.
La camiseta y pantalón a utilizar deben ser amplios y cómodos, para permitir todos los
movimientos que realizan los jugadores-as. El material recomendable es el algodón, ya que
favorece la absorción del sudor y su perdida por evaporación, facilitando el enfriamiento
corporal. La cantidad de ropa a utilizar dependerá de la climatología. No es aconsejable

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
76 SALUD Y DESARROLLO FÍSICO

entrenar con materiales plásticos ya que lo que favorecen es la pérdida de agua y por tanto la
deshidratación.
El calzado adecuado es un elemento fundamental en la prevención de lesiones, ya que las
presiones crónicas anormales en el pie suelen producir deformidades estructurales
permanentes, así como callos, ampollas, etc. Además de los problemas locales, las zapatillas
mal adaptadas pueden ser el origen de alteraciones mecánicas que afectan al equilibrio postura
total del organismo y pueden provocar lesiones a nivel de articulaciones y partes blandas.
Dado que el esguince de tobillo es la patología más frecuente en baloncesto y su mecanismo
de producción es la inversión brusca del pie al caer o tras un salto, entre las medidas
preventivas se busca aumentar la sujeción del mismo ya sea utilizando zapatillas de caña alta,
vendajes preventivos u órtesis. Diferentes estudios han analizado la influencia del calzado de
mayor sujeción en relación al rendimiento deportivo en baloncesto. Los resultados obtenidos con
zapatillas de mayor sujeción reflejan una limitación en los rangos de prono-supinación y de flexo-
extensión del tobillo, así como un aumento en la trasmisión de los impactos al cuerpo durante la
caída tras un salto vertical. El rendimiento disminuyó, con el calzado de mayor sujeción, tanto
para el salto vertical como para la carrera con cambios de dirección. Como conclusión, un
incremento en la sujeción del tobillo, limita el rango de movimientos del mismo, aumenta la
trasmisión de los impactos y reduce el rendimiento del salto y en la carrera. La protección frente
a los esguinces estará dada por la limitación del rango de pronosupinación, mientras tanto el
aumento de los impactos como la disminución del rendimiento estará influenciada
especialmente por la limitación en el rango de flexo extensión del tobillo.
Las características a tener en cuenta para
la elección del calzado adecuado en cuanto
al diseño y confección son entre otras:
a) Tener un contratalón fuerte que se adapte
bien y se ajuste alrededor del pie.
b) Ser flexible en la parte anterior del pie
donde se doblan los dedos.
c) Tener un tacón bastante alto para los
jugadores con un aumento de tensión en
el tendón de Aquiles.
d) Tener una suela media moderadamente
blanda, pero que no se aplaste con
facilidad.
e) Tener un contratalón lo suficientemente
alto para rodear el pie, pero dejando
espacio para insertar la órtesis si fuera necesario.
f) Estar siempre bien confeccionado.
Los calcetines mal adaptados pueden producir tensiones anormales en el pie, por ejemplo:
los demasiado largos pueden irritar la piel a causa de las arrugas y los demasiado cortos
comprimen los dedos, especialmente el cuarto y quinto. Todos los calcetines de deporte deben
estar limpios, secos y sin agujeros para evitar irritaciones. Los calcetines más adecuados para
la práctica del baloncesto son los de tipo tubular, sin talones y de punto doble, para reducir la
fricción dentro de la zapatilla. Estos deben ser de algodón y deben colocarse sin arrugas.

3.5. HIGIENE PERSONAL Y DE INSTALACIONES


El educar a los jugadores-as respecto a su higiene personal quizás no sea una misión
directa del entrenador y si de la familia, pero dada vuestra influencia en estas categorías es
importante que les aconsejéis sobre los siguientes puntos:
Ducha, después de entrenamientos y partidos. Aunque parezca ridículo, este aspecto no se
cumple en la mayoría de los casos en las categorías de base, ya sea por falta de medios o de
hábito. En este apartado debéis hacer hincapié en que la ducha debe ser de agua templada y

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
SALUD Y DESARROLLO FÍSICO 77

jabón, y darle mucha importancia al secado correcto.


Higiene bucal, ya que las caries son el origen de infecciones que influirán negativamente en
la salud y por tanto rendimiento de los jugadores.
Cuidado de los pies, tanto la limpieza como el secado para prevenir la aparición de hongos.
Cuidado de las uñas, dada la frecuencia de uña encarnada, que se produce cuando el borde
de la uña del pie crece hacia el tejido blando circundante, dando lugar por lo general a una
grave inflamación e infección. Para prevenirla es importante saber como hay que cortarse la
uñas, teniendo en cuenta: la uña se debe recortar de modo que sus márgenes no penetren en
el tejido lateral, debiendo dejarlas suficientemente larga como para que esté separada del
tejido subyacente y lo bastante corta para que no la irriten los zapatillas o los calcetines.
Respecto a la higiene de las instalaciones, debéis exigir un campo de entrenamiento y juego
en buen estado (el pavimento no tenga desniveles, no se adhiera en exceso ni resbale, etc.),
que esté suficientemente aislado de ruidos, corrientes de aire, olores, así como que disponga
de vestuarios y duchas que reúnan las condiciones higiénicas básicas.

3.6. ASPECTOS BÁSICOS DE NUTRICIÓN E HIDRATACIÓN


Existen datos científicos de que la alimentación tiene gran
influencia sobre la salud y el rendimiento deportivo. El
entrenador debe considerar la educación en materia de
nutrición como un medio de conseguir rendimientos óptimos y
prevenir lesiones.
La finalidad de una dieta equilibrada será:
a) Aportar la energía necesaria al organismo para mantener las
funciones corporales en reposo y durante el ejercicio,
favorecer el crecimiento y desarrollo correcto y mantener el peso óptimo.

b) Abastecimiento adecuado de macro, micronutrientes y agua.


c) La distribución adecuada a lo largo del día
Aunque la mayoría de jugadores-as hacen mayor énfasis en la dieta precompetición, lo
realmente importante es mantener unos hábitos correctos que no sea necesario modificar
considerablemente antes de la competición. La dieta diaria de un jugador-a debe aportar: un
55-60% de hidratos de carbono, 25-30% de grasas y un 10-15% de proteínas.
Ejemplo: Una jugador de 50 Kg. que precisa 3000 calorías al día, se aportarán:

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
78 SALUD Y DESARROLLO FÍSICO

Podríamos establecer una ración modelo teórica como sigue:

Dependiendo de las cantidades consumidas se consiguen dietas de mayor o menor


contenido calórico según las necesidades individuales. Combinando los alimentos, se elaboran
menús variados para los diferentes días de la semana.
La distribución de la ingesta de alimentos a lo largo de un día puede variar según horarios entre:

No hay que olvidar que lo importante es mantener unos hábitos alimentarios regulares que
no tengan que ser modificados cuantitativamente o cualitativamente antes de una competición.
Como normas generales para entrenamientos y partidos debemos de tener en cuenta:
a) Comer de 3 a 4 horas antes.
b) Evitar alimentos difíciles de digerir y flatulentos.
c) No probar dietas nuevas antes de una competición.
d) No se debe comer hasta la saciedad, el contenido calórico debe ser de 300-500 calorías.
e) La dieta debe ser rica en hidratos de carbono y de bajo contenido en grasas, proteínas y sal.
f) Ingerir suficiente cantidad de agua.
La correcta hidratación es tan importante como la nutrición para prevenir lesiones y para
alcanzar un rendimiento físico adecuado. En condiciones normales existe un equilibrio hídrico
entre la ingesta y la perdidas de agua, pero en situaciones de ejercicio, la magnitud de las
pérdidas se ve incrementada considerablemente dependiendo de factores tales como:
a) Intensidad y duración del ejercicio.
b) Temperatura ambiental.
c) Humedad relativa del aire.
d) Porcentaje de peso graso.
e) Edad y sexo.
f) Indumentaria deportiva.
g) Estado de hidratación y nutrición previa.
h) Nivel de entrenamiento físico.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
SALUD Y DESARROLLO FÍSICO 79

En general, las pautas de reposición hídrica dependerán de las condiciones ambientales y


duración del ejercicio, debiendo tener siempre un carácter individual. La cantidad de fluidos a
reponer debe estar basada en las perdidas, calculadas mediante la diferencia de peso antes y
después del ejercicio. No hay que esperar a tener sed para beber, ya que se habrá iniciado la
deshidratación. Lo importante es evitar la deshidratación o en su falta iniciar la rehidratación
de forma precoz. En general se puede comenzar con la ingestión de 500-600 ml de agua antes
de la competición o el entrenamiento (15 a 30 minutos), durante los mismos beber entre 150-
250 ml cada 15 a 20 minutos y tras el partido o entrenamientos beber entre 500-1000 ml x
Kg de peso perdido.
En condiciones normales para el baloncesto la reposición de agua es suficiente.

3.7. FACTORES QUE AFECTAN AL RENDIMIENTO


El descanso es imprescindible para cualquier persona, pero más aun para los jugadores-as,
ya que además de sus actividades cotidianas deben realizar una actividad física que requiere
un gran estado de vigilancia. Dentro del descanso, nos referimmos tanto al número de horas
de sueño, que en edades de crecimiento no deben ser menos de 8 horas, así como al
descanso entre ejercicios, entre sesiones de entrenamiento y en las competiciones.
Es frecuente olvidarse en aquellos jugadores que destacan y que juegan en una o más
categorías que está careciendo de los tiempos necesarios de descanso y hay que recordar que
no siempre por entrenar más va a llegar más lejos, ya que lo que estamos favoreciendo es la
aparición de lesiones de sobrecarga. En estas edades y en los jugadores-as de mayor
proyección debemos encontrar un equilibrio que no está en la cantidad sino en la calidad del
entrenamiento.
En las categorías de base además del papel de entrenador tenéis un papel como educadores
muy importantes que debéis aprovechar para aconsejar y enseñar a los jugadores-as sobre los
efectos negativos del alcohol, tabaco y drogas sobre el rendimiento físico y la salud.

4. LESIONES DEPORTIVAS MÁS FRECUENTES EN LA EDAD DE


CRECIMIENTO Y DESARROLLO
En este apartado nos referiremos por un lado a las lesiones más frecuentes en baloncesto y
a las desviaciones posturales, ya que éstas son muy frecuentes en jugadores-as de talla alta y
su detección precoz facilitará su corrección.
Entre las lesiones diferenciaremos entre:
1) Esguinces ligamentosos.
2) Distensiones musculares.
3) Tendinitis.
4) Fracturas.

4.1. ESGUINCES LIGAMENTOSOS


Un esguince es la rotura parcial o total de un ligamento, generalmente debido a un
estiramiento del mismo. Su gravedad varia desde una lesión mínima (Grado I) hasta una rotura
total del ligamento (grado III).

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
80 SALUD Y DESARROLLO FÍSICO

Las zonas más propensas a sufrir esguinces en baloncesto son: tobillos, dedos y rodillas.
Los factores que predisponen a los esguinces, sobre todo los de tobillo y rodilla son entre
otros: sobrecarga de intensidad o tiempo, mala preparación física, insuficiente concentración
durante el entrenamiento o partido, falta de prevención cuando se ha sufrido algún esguince
previo por falta de una recuperación completa.
Los mecanismos de producción más frecuentes de los esguinces de tobillo son: pisar a un
jugador al caer de un salto o pisar mal en la carrera o cambios de dirección provocando en la
mayoría de los casos una inversión y flexión forzada del tobillo.
Cuando se produce un esguince, ya sea durante el entrenamiento o durante un partido, lo
primero que hay que hacer es cesar la actividad y aplicar inmediatamente frío (lo más simple y
fácil es colocar cúbitos en una bolsa de plástico). Posteriormente inmovilizar y elevar la zona
lesionada y acudir al médico, que continuará el tratamiento. Si no se puede ir al médico hasta
el día siguiente, se seguirá aplicando frío (veinte minutos de cada hora).

4.2. DISTENSIONES MUSCULARES


La distensión muscular es un estiramiento y/o rotura de un músculo. Según su intensidad y
la cantidad de fibras que se rompan se puede diferenciar en: primer grado (algunas fibras),
segundo grado (rotura parcial del músculo) y tercer grado (rotura total).
En baloncesto, los músculos más susceptibles de sufrir distensiones son los de las piernas:
isquiotibiales, gemelos, aductores, cuádriceps.
Generalmente, las distensiones se producen en músculos que: no son suficiente elásticos,
por no haber realizado un calentamiento adecuado, estar contraídos por estar expuestos a una
temperatura muy baja, haber sufrido una lesión previa y no haber recuperado perfectamente.
Cuando son de segundo o tercer grado, debido al gran dolor que producen, se para de jugar
o entrenar rápidamente. El problema está en las de primer grado, que, por no producir una
incapacidad funcional total del músculo, puede permitir seguir jugando con “molestias”. Esto
se debe evitar, ya que facilitará que una lesión leve se agrave y necesite un largo tiempo de
recuperación.
Cuando se produce una distensión hay que parar de jugar o entrenar inmediatamente. En los
casos de distensión grave el dolor es tan fuerte que la parada es inmediata, pero en las leves
será el entrenador el que debe de indicar al jugador que pare ya que a veces estos por exceso
de motivación quieren seguir jugando.
Se aplicará un vendaje compresivo no adhesivo si es posible y sobre él se aplicará frío.
Posteriormente acudiremos a un médico para que valore el alcance de la lesión.

4.3. TENDINITIS
Las tendinitis (inflamación de un tendón) están apareciendo cada vez más entre los
jugadores-as jóvenes.
La localización más frecuentes son: en la rodilla y el tobillo (tendinitis rotuliana y aquilea
respectivamente). En general las tendinitis son lesiones por sobrecarga, aunque en algunos
casos pueden producirse de forma aguda. Entre los factores que contribuyen a su producción

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
SALUD Y DESARROLLO FÍSICO 81

destacaremos: falta de calentamiento y pocos estiramientos, zapatillas que absorben mal el


impacto en el suelo, canchas con suelo muy duro, dosificación incorrecta de la intensidad del
entrenamiento en función de la edad y nivel deportivo.

En general las tendinitis se producen por la suma de varios factores, sobre todo en
jugadores jóvenes, a los que a veces se les fuerza a realizar niveles de entrenamiento o
preparación física por encima de sus capacidades fisiológicas. Es importante tenerlo en cuenta
en aquellos jugadores que destacan y juegan o entrenan con más de un equipo.
Cuando un jugador presenta molestias en un tendón o en la zona de inserción del mismo,
debe acudir al médico para iniciar un tratamiento precoz ya que se suele cometer el error de
dejarlo pasar ya que dichas molestias desaparecen cuando se ha calentado. Es importante en
estos casos el detectar los posibles factores predisponentes y actuar rápidamente ya que son
lesiones que son difíciles de curar y tienden a hacerse crónicas.
Si la aparición de la tendinitis es repentina, por un sobreesfuerzo en un partido o un
entrenamiento, se debe aplicar frío y acudir al médico.

4.4. FRACTURAS
Las fracturas son la rotura parcial o total de un hueso. En la mayoría de los casos se
producen de forma repentina por un traumatismo directo o indirecto, por lo que no es fácil
prevenirlas. Últimamente están aumentando las fracturas por sobrecarga, que se producen
como su nombre indica por la suma de numerosos microtraumatismos y son éstas las que se
deben prevenir.
La localización más frecuente de las fracturas son: de
los maléolos del tobillo, de las falanges de los dedos,
de los huesos de la nariz.
Ante la posibilidad de una fractura (aparte de dejar de
jugar, de inmovilizar y poner frío) hay que acudir
rápidamente a un centro médico.
Las desviaciones posturales con frecuencia son una
causa subyacente de lesiones deportivas. La mala
alineación postural puede ser el resultado de asimetrías
unilaterales musculares y de tejidos blandos, o bien de
asimetrías óseas. A causa de ello el jugador-a desarrolla
una mecánica de movimiento de baja calidad o incorrecta.
Dichas desviaciones representan con frecuencia una causa primaria de lesión. Por ejemplo: cierta
lesión de la rodilla puede estar relacionada con asimetría de la pelvis o de la pierna (Síndrome de
la pierna corta). A veces no se hace nada y estas lesiones se cronifican. Dado que estos

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
82 SALUD Y DESARROLLO FÍSICO

problemas se pueden detectar en los jugadores-as jóvenes y se pueden GENU VALGO


corregir mediante programas de entrenamiento dirigidos por personal
médico cualificado, será muy importante que los conozcáis para adoptar
las medidas necesaria que faciliten un desarrollo bilateral y el
mantenimiento del adecuado equilibrio muscular. Diversas de estas
patologías posturales suponen un autentico riesgo para los jugadores-as
ya que les hace más propensos a lesiones específicas. A continuación
destacaremos algunas de estas patologías: genu valgo (piernas en X),
genu varo (piernas en O), cifosis, hiperlordisis y escoliosis.

4.5. GENU VALGO


Es un trastorno ortopédico que representa un serio riesgo para las
articulaciones de las rodillas, ya que la linea que soporta el peso del
cuerpo se lateraliza respecto al centro de la articulación de la rodilla a
consecuencia de la angulación interna del muslo y la pierna. Esto GENU VARO
conlleva que el peso del cuerpo se soporte principalmente en la zona
interna de las superficies articulares, sometiendo así al ligamento
lateral interno a una tensión considerable y haciendo que la
articulación de la rodilla sea más inestable y por tanto más propensa
a sufrir lesiones.

4.6. GENU VARO


Es la deformidad inversa al valgo. La tensión adicional se localiza
en el ligamento lateral externo.

4.7. CIFOSIS
Es una incurvación anteroposterior de la columna vertebral en la
que la convexidad es posterior y se localiza generalmente en la región
dorsal. Los jugadores-as con cifosis suelen tener músculos pectorales
fuertes y desarrollados pero cortos. Será en estos casos muy
importante realizar estiramientos de los músculos pectorales y
potenciar los dorsales.

4.8. HIPERLORDISIS LUMBAR


Es una incurvación anteroposterior anormal de la columna vertebral
en la zona lumbar. Cursa con tensión de los músculos extensores de
la región lumbar y estiramiento de los músculos abdominales. En
estos casos será muy importante potenciar la musculatura abdominal
y estirar la musculatura lumbar.

CIFOSIS
4.9. ESCOLIOSIS
Es una incurvación lateral de la columna vertebral (desviación
respecto a la línea media) y a veces se asocia a una rotación
vertebral. En muchos casos va asociada a una dismetría de los
miembros inferiores, que se corrige colocando un alza correctora en el
calzado de la pierna más corta.

5. PRIMEROS AUXILIOS BÁSICOS


En general, las lesiones descritas anteriormente cursan con
HIPERLORDISIS
inflamación, hemorragia, espasmo muscular y dolor, teniendo gran LUMBAR

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
SALUD Y DESARROLLO FÍSICO 83

importancia el control inicial de estos signos para la evolución posterior de la lesión. Las bases
de la actuación inicial por parte del equipo técnico son: aplicación de frío, compresión,
elevación y reposo.

5.1. APLICACIÓN DE FRÍO


La aplicación de frío es sus diversas forma es un medio muy eficaz en los primeros auxilios.
Para obtener mejores resultados, los paquetes de hielo (hielo triturado o en cúbitos envuelto
en una toalla) deben aplicarse directamente sobre la piel. Las bolsas de gel frío no se deben
de aplicar directamente sobre la piel ya que alcanzan temperaturas mucho más bajas que las
bolsas de hielo.
Uno de los protocolos que se puede seguir consiste en aplicar una bolsa de hielo sobre la
lesión reciente durante 20 minutos y repetirlo cada 1 a 1.5 horas a lo largo del día.
Dependiendo de la gravedad y de la localización de la lesión, se puede aplicar frío de forma
intermitente durante 1 a 72 horas. Por ejemplo: una distensión leve probablemente requiera
una o dos sesiones de 20 minutos, mientras una distensión grave requiera 3 días de
aplicación de frío de forma intermitente.

5.2. COMPRESIÓN
En la gran mayoría de los casos, la compresión inmediata es un importante coadyuvante del
frío y la elevación. La compresión externa de la lesión disminuye
la hemorragia y la formación de hematoma, retrasa la filtración
de líquido al espacio intersticial y facilita su reabsorción. Se
pueden utilizar diversos sistemas de compresión, entre otros
destacar: vendaje elástico previamente empapado en agua y
congelado proporciona tanto compresión como frío a las lesiones
recientes. En las zonas corporales en las que resulta difícil
aplicar una compresión se pueden adaptar almohadillas
recortadas de un trozo de fieltro o de espuma de caucho. Por
ejemplo: un almohadilla en forma de herradura como se muestra
en la figura siguiente colocada alrededor del maléolo, junto con
un vendaje elástico y esparadrapo evita y reduce el edema del tobillo. Aunque el frío se aplica
de forma intermitente, la compresión debe mantenerse durante todo el día. Para dormir lo más
adecuado es retirar el vendaje y elevar la zona lesionada.
Los vendajes elásticos deben colocarse desde la zona distal a la proximal en las lesiones
recientes, ya que evitará la tumefacción de los dedos de las manos o los pies, lo cual puede
complicar la recuperación.

5.3. ELEVACIÓN
Asociada al frío y la compresión reduce la hemorragia interna. La elevación de la zona
lesionada por encima del nivel del corazón disminuye la hemorragia y favorece el retorno
venoso, reduciendo aún más la inflamación.

5.4. REPOSO
El reposo es necesario en las lesiones musculoesqueléticas y se puede conseguir
limitándose a no mover la zona lesionada, o bien inmovilizando con esparadrapo, férulas, yesos
o evitando apoyar con la ayuda de bastones o muletas. Movilizar una lesión de forma
prematura solo consigue aumentar la hemorragia y alargar el tiempo de recuperación.
El reposo no quiere decir que sea total en todas las ocasiones, diferenciándose el concepto
de reposo activo, es decir, que la zona lesionada permanecerá en reposo mientras el resto del
cuerpo seguirá ejercitándose sin afectar a la zona lesionada. Así, por ejemplo: con una lesión
en la mano, el jugador-a lesionado puede seguir realizando preparación física (carrera,
abdominales, flexibilidad, etc.), fundamentos técnicos con la otra mano, etc., siendo el

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
84 SALUD Y DESARROLLO FÍSICO

entrenador el que debe programar el trabajo a realizar orientado por un médico. Es


conveniente, que el jugador-a lesionados, si es posible acudan a los entrenamientos a realizar
su trabajo programado con el fin de mantener sus ritmos de vida iguales, no perder contacto
con el resto de sus compañeros y seguir aprendiendo los ejercicios nuevos.

BIBLIOGRAFÍA
Actualizaciones en Fisiología del ejercicio (Suplemento). Especial monogáfico: Nutrición y
deporte. Conferencias del IX Curso de Fisisología del Ejercicio Aplicada. Escuela de
Medicina de la E.F. y el Deporte. Universidad Complutense. Madrid. 1995.
ARNHEIM, D.D. Fisioterapia y entrenamiento atlético. Causas, respuestas y tratamiento de la
lesiones deportivas. Edit. Mosby/Doyma Libros. 1995.
ARNHEIM, D.D. Fisioterapia y entrenamiento atlético. Fundamentos en patología deportiva. Edit.
Mosby/Doyma Libros. 1995.
ARNHEIM, D.D. Fisioterapia y entrenamiento atlético. Patología deportiva. Edit. Mosby/Doyma
Libros. 1995.
ASTRAND, P.O., RODAHL D. Fisiología del trabajo físico. Ed. Médica Panamericana. Buenos
Aires. 1985.
BENASSY, J. Traumatología deportiva Edit. Toray-Masson. 1977.
BLANCO, A. Temario de oposición secundaria. 16. INDE. Madrid. 1994.
BRIZUELA, G., S. Llana, A.C. Garcia y A. Forner. Calzado para el Baloncesto: su efecto sobre la
amortización de impactos y el rendimiento. Selección, 4(3):146-151. 1998.
DANIEL, N., Kulund, M.D. Lesiones del deportista. Edit. Salvat. 1986.
FERRERO, J.A., J.F. Asensi y V. López Merino. Deporte y programas de actividad física
recomendados en diferentes edades. En: Cardiología deportiva. Edit. Mosby/Doyma
libros.Barcelona. 1994.
GRÖSSER, M., ZIMMERMANN, E., STARISCHKA, S. Principios del entrenamiento deportivo.
Martinez Roca. Barcelona. 1988.
MANNO, R. Fundamentos del entrenamiento deportivo. Paidotribo. Barcelona. 91
MARTIN, D. Proposición de un modelo de entrenamiento para niños y jóvenes. Trad.
Leistungssport. 3. Enero. 1981.
PETERSON, N.C. Lesiones deportivas, su prevención y tratamiento. Edit. Dunitz. 1983.
RUIZ PEREZ, L.M. Desarrollo motor y actividades físicas. Gymnos. Madrid. 1987.
STURBOIS, X. Adaptación cardiocirculatoria y metabólica en el niño atleta no cardiaco. En:
Cardiología del deporte. Edit. Masson.1989.
TERRADOS, N. Como prevenir lesiones deportivas. Medicina del deporte. 1986.
WILLIANS, J.G. Lesiones en el deporte. Edit. Wolfe Medical Publications. 1989.
WILLIANS, J.P. Lesiones deportivas. Edit. Raíces. 1988.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
ÁREA DE CIENCIAS APLICADAS

FUNDAMENTOS
PSICOLÓGICOS
AUTOR: JAVIER SAMPEDRO - ANA SAMPEDRO

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
86 FUNDAMENTOS PSICOLÓGICOS

1. ASPECTOS PSICOSOCIALES BÁSICOS DE LA PRÁCTICA DEL


BALONCESTO EN NIÑOS
En la presente introducción se comentaran los rasgos generales, señalando lo más
significativo sobre los aspectos psicosociales básicos de la practica del baloncesto en niños.
Teniendo en cuenta que el baloncesto como deporte implica desde el punto de vista
psicológico el desarrollo de una actividad en grupo, la oposición competitiva de dos equipos, la
mediación del balón, los esquemas de interacción de distintos jugadores, los espacios y los
tiempos bien definidos: todo esto provoca respuestas comportamentales y emotivas que se
van formando según va desarrollándose el niño. Todas estas situaciones que debe realizar un
buen jugador de baloncesto requiere el desarrollo de la "inteligencia", como remarcó Hermann
diciendo que la inteligencia creativa y la versátil eran factores indispensables para todo jugador
de baloncesto, también se necesita el desarrollo de una "personalidad especifica", incluso
Rossi, generó para cada puesto de juego unos rasgos específicos, por ejemplo, el pivot debería
de ser altruista, tranquilo, introvertido, mientras que el play-maker debería de tener rasgos de
líder, controlando la comunicación, es decir el control del balón.
La personalidad requiere a su vez el desarrollo de la "autoestima", el "autoconcepto", es
decir la formación de una identidad determinada y "autonomía", lo cual repercutirá en la
práctica del baloncesto, y que cuanto más conozcamos del tema más añadirán los
entrenadores a las estructuras psicológicas inmaduras de los niños en la práctica deportiva.
Por último, remarcar la importancia del desarrollo "social" del niño en un deporte de equipo
como es el baloncesto.
No merece la pena comentar el supuesto de lo importante que es un desarrollo motor
“sano“ en toda práctica de baloncesto en niños y adultos.

2. ¿CÓMO SE DESARROLLA EN EL ÁMBITO INTELECTUAL UN


NIÑO? Y ¿CUÁL ES SU APLICACIÓN EN EL BALONCESTO?
La relación inteligencia - deporte es bidireccional, ya que la práctica del deporte mejora
algunos parámetros de la inteligencia (difícil de cuantificar por la falta de métodos de
evaluación y críticas metodológicas) y la mayor eficiencia cognoscitiva permita una mejor
adquisición de habilidades para la práctica deportiva.
La inteligencia evoluciona y se perfecciona de forma progresivamente uniforme y regular
durante toda la edad evolutiva, teniendo su desarrollo máximo entorno a los 16 años (como
mucho un limite máximo de 24 años). Existen muchas teorías evolucionistas que describen los
cambios del individuo respecto de su inteligencia en fases, centrándonos sólo en el marco de
edad que nos ocupa se hará un repaso por las principales teorías; Claparéde distingue de 7 a
12 años el periodo de intereses especiales y objetivos. Piaget desde su teoría genética define
la etapa de operaciones de pensamiento e interindividuales en niños de 2 a 12 años, donde el
niño se prepara y conjuga en "un todo" las reacciones cognoscitivas, lúdicas, afectivas,
morales y sociales.

AUTORES ETAPAS DEL DESARROLLO INTELECTUAL

PIAGET 2-12 años: El niño conjuga como un todo las reacciones cognoscitivas, lúdicas, afectivas,
morales y sociales.
VAYER 5-11 años: se pasa de la acción del cuerpo a la representación
(conciencia).
CLAPARÉDE 7 a 12 años: el periodo de intereses especiales y objetivos.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
FUNDAMENTOS PSICOLÓGICOS 87

Aplicando nociones de esta teoría al baloncesto, podemos comentar lo siguiente; para la


práctica deportiva se requiere un componente básico motor (correr, saltar, desplazar la
pelota...) y presupone también una representación colectiva del significado de sus acciones
(por ejemplo, conseguir encestar un balón), y estos dos componentes se supeditan a unas
reglas del juego. En los 11-12 años se adquiere la concienciación plena de las reglas, tanto de
su valor como de su cumplimiento. El niño a los 7 años se rige por el principio de la
cooperación y a los 12 años codifica las reglas, y su aplicación a situaciones específicas. La
figura del árbitro es también un factor importante, el niño a los 8-9 años cree que el arbitro es
un policía, mientras que a los 11-12 años ya le compara con un director del juego con
posibilidad de equivocarse en la aplicación de las reglas, y ante tal representación del árbitro el
niño reaccionará con agresividad, paciencia, etc, ante distintas situaciones de juego. El
desarrollo de las capacidades cognoscitivas del niño son capacidades necesarias para explicar
el juego y sus reglas.

DESARROLLO INTELECTUAL DEL NIÑO EN ASPECTOS DEL BALOCESTO

7 años 8-9 años 11-12 años 12 años


Principio Árbitro = Policía. Conciencia de Reglas Codifica las
de la cooperación. Arbitro = director (% error). reglas.

NICHOLLS 7-9 años: Atribución causal 9-11 años: Da importancia 12 años: Coordina
al esfuerzo. a sus habilidades causa-efecto
y la de los demás. como los adultos.

COOK Y STIGLE 1974 <12 años: Predomina la influencia del >12 años: Predomina la influencia del
HURN Y HASBROOK 1986 Feedback informativo de padres y del Feedback informativo de los iguales.
resultado.

Vayer define que desde los 5 hasta los 11 años se pasa de la acción del cuerpo a la
representación (conciencia ). Vigosky desde un punto de vista más pragmático demuestra que
el niño para su desarrollo requiere una meta superior a las habilidades del niño para llevarla a
cabo primero con ayuda (Entrenador) y poco a poco la hará el solo: esta última teoría la ha
experimentado todo entrenador generando en el jugador una meta según sus habilidades y
potenciando lo ya adquirido.
En general las teorías del desarrollo cognoscitivo identifican el desequilibrio como el
mecanismo causa fundamental del desarrollo, es decir en el niño hay un intento constante de
adaptarse a la realidad exterior cada vez más compleja, sobre la base de las potencialidades
evolutivas en actos.
Un aspecto especifico y relevante de la inteligencia es el desarrollo de distintas formas de
atribución de éxito-fracaso deportivo, según crece el niño, ya que el niño pequeño es incapaz
de gestionar cognitivamente una situación en toda su complejidad Kun (1977), Rayeski y
Brawley (1983). Incluso Nicholls (1978) distinguió 4 etapas: Los niños de 7-9 años realizan
atribuciones causales focalizadas en el esfuerzo y el resultado (por presión educativa), a los 9-
11 años la noción de habilidad emerge progresivamente y los niños se remiten a ella cuando
existen éxitos asociados a un esfuerzo poco intenso, finalmente a los 12 años aparece una
coordinación cognitiva del resultado y las causas de forma muy parecidas a los adultos. Cook y
Stigle (1974), Hurn y Hasbrook (1986) han estudiado como los niños menores de 12 años
están muy influidos por el feedback informativo y emotivo de los padres y por el resultado,
según sobrepasan los 12 años van aportando más importancia a la comparación de sus
habilidades con sus iguales (con el resto de jugadores de su equipo o de otros).

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
88 FUNDAMENTOS PSICOLÓGICOS

3. ¿CÓMO SE DESARROLLA LA PERSONALIDAD? ¿CÓMO INFLUYE


EN LOS JUGADORES DE BALONCESTO?
En un deporte de equipo tal y como es el baloncesto resulta útil conocer las relaciones de
esta actividad deportiva con la personalidad.
El primer comentario sobre la personalidad en todos los ámbitos de la vida de un niño, es
que comienza a desarrollarse tras el nacimiento, donde ya se puede apreciar distinciones en
sus reacciones motoras, sensoriales incluso en el temperamento. Todos estos aspectos
influirán en como se moverá el niño en el mundo y por lo tanto también tendrá repercusiones
en la práctica del baloncesto. Existen muchas teorías sobre el carácter más o menos
permanente de la personalidad desde las que se decantan por una posición que considera la
personalidad como algo fijo y permanente hasta teorías que creen que la personalidad es
totalmente flexible y por lo tanto imposible de predecir. Como siempre ocurre, los últimos
estudios sobre el tema indican que la teoría que más se adapta a la realidad es la teoría
mixta, donde se confía en que la personalidad posee un carácter fijo y otra parte de ella
susceptible a la modificación. Nosotros nos centraremos en la parte de la personalidad que se
puede modificar dentro de sus limites, claro.
En este tema es fundamental comentar los trabajos de Eysenck y su equipo donde consigue
relacionar aspectos de la personalidad con el aprendizaje motor y sus correspondientes
consecuencias en el deporte. Witkin y col (1977), relacionaron un aspecto más especifico de la
personalidad como es el “Estilo Cognitivo” con el aprendizaje motor, donde los resultados
señalaban varios aspectos: Se pueden distinguir dos grupos de sujetos según desarrollen un
estilo cognitivo u otro, los sujetos dependientes del campo estimular para actuar quedan
fuertemente influidos por el ambiente, perciben de forma más global que los sujetos
independientes de campo. A su vez los sujetos independientes de campo estimular ambiental
están más orientados a acciones impersonales y se muestran más distantes de los demás,
siendo por lo tanto más individualistas contra los sujetos dependientes de campo que se
muestran más sensibles a los indicios sociales y se interesan más por lo que los otros dicen o
hacen. En un experimento relacionado también con el estilo cognitivo McGillivary, W.W confirmó
la hipótesis de que los sujetos con independencia de campo estimular ambiental pueden
identificar la posición en el espacio más rápido y fácilmente que los sujetos con dependencia
de campo. Este último resultado posee relación directa con la práctica de deportes como el
baloncesto, ya que cuando esta en juego la percepción de objetos como son el balón, los
jugadores, etc es preciso adoptar decisiones rápidas. Podemos por lo tanto concluir que la
dependencia vs independencia de campo es una variable relevante en la práctica de un
deporte como es el baloncesto.
Otro factor de personalidad que influye en la practica deportiva es la tesis realizada por
Bakker, F. C. (1981) donde estudió a niños de 12 años y su tendencia estructural en el
proceso de aprendizaje motor, concluyó que los niños buenos estructuradores de situaciones
de juego logran mejores resultados motores que los niños malos estructuradores, porqué los
primeros al estructurar realizan una imagen mas completa. Este estudio se realizó en la tarea
de tiro de precisión pero se podría extrapolar en cierta manera a la situación de tiro libre en
baloncesto.
La evaluación de la personalidad en el deporte, se realizara por medio de test proyectivos,
cuestionarios, test de adaptabilidad o simplemente generar un “problema” y evaluar la forma y
los medios usados por el sujeto para solucionarlo, por ejemplo un jugador debe de generar
una jugada para salir de una presión defensiva del equipo contrario.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
FUNDAMENTOS PSICOLÓGICOS 89

4. ¿CÓMO INFLUYE EL DESARROLLO SOCIAL EN EL JUGADOR DE


BALONCESTO?
El niño no se desarrolla por la sucesión de fases biológicas y abstractas si no que debe
tomarse en la concreción y sistematicidad de las situaciones sociales del mundo infantil. Por lo
tanto, la práctica de un deporte como el baloncesto - deporte de equipo - posee una enorme
influencia en el desarrollo del niño. En un principio en niños ya desde su inicio en la edad
preescolar requiere un amigo para jugar juntos, pero limitándose al juego, más tarde con la
edad el niño se centrará en conocer a los compañeros.
Piaget al igual que con la inteligencia desarrolla una serie de fases de desarrollo social del
niño (aquí aplicado al ámbito deportivo):
A partir de los 6 años y tras pasar la etapa egocéntrica, el niño se empieza a abrir al exterior
ya sea los compañeros, las situaciones sociales, siendo menos impulsivos. Por ejemplo, ya
comienzan a ser capaces de cambiar una recompensa a largo plazo pero con alto valor por otra
de menos valor pero a corto plazo. El resultado de este experimento se podría aplicar a la
planificación de metas deportivas ya sea en los jugadores y de forma personal, como en el
entrenador de niños - de a partir de 6 años - como metas de equipo. Hacia los 7-8 años la
competición deportiva se transforma en un objetivo autónomo que se traduce en una gran
frecuencia de elección de las estrategias competitivas, independientemente de las
consecuencias esperadas. No antes de los 12 años aparecen los hábitos de interacción social,
es decir la capacidad de comprender toda la complejidad del proceso competitivo y una buena
madurez afectiva, Passer (1982), Roberts (1980). De estos estudios surge la critica de la
posibilidad de introducir objetivos competitivos antes de esta edad, Maline (1986).
Por último, se debería exponer en el desarrollo social del niño en el baloncesto desde otro
punto de vista, por lo tanto se pasa de la concepción niño-desarrollo global (molar) en el
deporte a una concepción niño-desarrollo molecular y más especifico del niño con su grupo de
iguales (su equipo). El baloncesto como todo deporte de equipo requiere una armonía y
regulación de la funcionalidad del grupo según se adapte a las exigencias de los miembros
generando una meta común. La relación interpersonal esta ligada a 3 variables:
a) La atracción entre los miembros, es decir la similaridad de valores, creencias y actitudes
deportivas, lo cual le permiten enfrentarse mejor a los conflictos.
b) La indiferencia entendido como rechazo, divergencia cultural ideológica y emocional entre los
miembros de un mismo equipo o entre equipos enfrentados.
c) El conflicto generado en situaciones de alta tensión emocional es un factor motivador y de
cambio, versus la ausencia de conflicto es un síntoma negativo y pasivo.

5. ¿CÓMO SE DESARROLLA EL AUTOCONCEPTO DEL NIÑO?


La evolución del comportamiento de un niño en una situación social, tal y como es la
práctica del baloncesto se explica por leyes del equilibrio (que a su vez se explica por el
desarrollo cognitivo). Estas leyes se van formando en el niño según va creciendo y desarrolla
así el "autoconcepto personal del niño"; El niño de 6 años no esta aún socializado es
demasiado egocéntrico, posee un exceso de su propio punto de vista, no puede enfrentarse a
juegos muy reglados, ha desarrollado una moral heterónoma (concepto de Kölberg), es decir
no ha desarrollado una centralización cognitiva y social. A partir de los 7 años, estando según
Piaget en el estadio de operaciones concretas, aparecen comportamientos sociales, con la
posibilidad de coordinar puntos de vista distintos, concebir la reciprocidad de las acciones y las
intenciones, y por lo tanto ha desarrollado una moral autonomía.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
90 FUNDAMENTOS PSICOLÓGICOS

6. ¿CÓMO SE CREA UN LÍDER EN UN EQUIPO DEPORTIVO?


Un aspecto importante a destacar en el desarrollo psicosocial en los grupos deportivos,
debido a su naturaleza de asociaciones espontáneas es la producción de "líderes". Desde el
punto de vista de los entrenadores hay situaciones complejas donde el liderazgo aporta más
costes que beneficios, por ello los entrenadores deben de buscar el liderazgo óptimo de alguno
de sus jugadores. Los factores a considerar este fin son:
• Variable “personal“ del dirigente. Se supone que esta situación de líder requiere la edad
donde se ha forma la personalidad de forma más consistente (10- 11 años).
Los 5 rasgos que debe de tener todo líder son:
1) Capacidad como inteligencia, prontitud, facilidad verbal, originalidad, y madurez de juicio.
2) Adquisición como nivel de escolaridad, patrimonio de conocimiento, técnicas y curriculum
atlético.
3) Responsabilidad como fiabilidad, iniciativa, tenacidad, autocrítica y deseo de superación.
4) Participación como extraversión, sociabilidad, cooperación, adaptabilidad, humor.
5) Status como posición socioeconómica y popularidad socio-métrica.
6) Estos rasgos, deben de ser sopesados con factores como: nivel mental, estatura,
habilidad, necesidades, intereses de los seguidores y otras variables de situaciones.
• Implicaciones emocionales ligadas al problema de poder.
• Variables externas al líder (presión de juego exigencias que sobrepasan su capacidad).
Todas estas variables generaran una disfunción en las intenciones del líder y genera un
déficit en los requisitos técnicos mínimos para realizar una conducción válida del equipo. Para
evitar esta disfunción es necesario que exista un sistema de guía racional (el entrenador) y por
lo tanto de conocimientos específicos que valgan para orientar positivamente al líder y al grupo
y para evitarles el mayor número posible de errores.
El principal modelo sociológico sobre el liderazgo es el estudiado por Fielder, y confirmado
por Lewin, Krench, Klein entre otros, permite generalizar el problema del liderazgo a la práctica
deportiva:
a) Situaciones y tareas diferentes requieren estilos distintos de liderazgo:
1) Liderazgo dirigido a la tarea o racional (coordinar actividades según roles, elaborar una
política democrática, etc.).
2) Liderazgo hacia las relaciones humanas o socio-emocional (mantener vivos los lazos,
distribuir refuerzos, activar motivaciones comunes, etc.).
La importancia de la tarea no debe hacer olvidar las relaciones interpersonales, sino al
contrario, garantizarlas y fomentarlas. P.e: en un estudio de Fielder, Hartmann y Rudin con
12 equipos de baloncesto de EE.UU., comprobaron que los miembros de los mejores
equipos tendían a renunciar al placer inmediato de una relación interpersonal en beneficio de
un trabajo de equipo eficiente.
b) El líder debe de ser aceptado por el grupo, tener una fuerte posición de poder y una tarea
bien estructurada. La función del líder es buscar la eficiencia del grupo como tal (incluso el
líder es capaz de renunciar a su propia condición o status).

7. ¿CÓMO INFLUYE EL AMBIENTE EXTERNO EN EL DESARROLLO


DEL NIÑO/JUGADOR DE BALONCESTO?
Se recalcará la importancia del ambiente existente del grupo deportivo, formado por la
familia, el grupo de iguales, el público y el grupo de los mass-media.
Existe una relación inversa entre la edad del deportista y el peso de condicionante de la
"familia". De ahí la importancia de que el entrenador este preparado para afrontar el binomio
atléta-familia (no basta con el simple sentido común). Erikson destaca la importancia a partir

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
FUNDAMENTOS PSICOLÓGICOS 91

de los 6 años de la interacción positiva con el ambiente cultural y social circundante


dependiente de las identificaciones infantiles y de los procesos psicológicos. El atleta para
tener una personalidad equilibrada, debe haber disfrutado de un ambiente familiar positivo.
Solo si la necesidad de seguridad inicial ha sido adecuadamente satisfecha, se puede hacer
frente a los problemas del mundo exterior y buscar en él con plena liberta su autorealización.
El deseo que posee el niño, como todo humano, de realizar el propio destino lo lleva a cabo
empeñando lo mejor de sí mismo y persiguiendo con constancia los propios objetivos. Estos
objetivos que se propone el niño están íntimamente relacionados con los factores familiares
(tema de interés por un amplio número de psicólogos) que le rodean y poseen un marcado
carácter motivacional:
Los padres ponen a los hijos en condiciones de desear intensamente la realización de las
tareas confiadas a ellos, les ofrecen a los hijos la posibilidad de hacer frente a situaciones de
competición personal y social, y finalmente demuestran su aprobación y entusiasmo por las
actividades deportivas de sus hijos.
Las relaciones que se crean internamente en un equipo deportivo - como es el baloncesto -
implica principalmente las relaciones entre "iguales" (jugadores) y las relaciones "con el
entrenador".
Todos los grupos deportivos poseen varias funciones como grupos que son: exigencias de
afiliación, identificación e imitación. Todas estas funciones fomentan el Yo del grupo, ofrece
satisfacciones colectivas y sugestivas orientadas al éxito. Pero específicamente el
asociacionismo deportivo se centra en que los jugadores comparten una misma opción
deportiva, que se fomenta por varios métodos:
• Los jugadores inducen valores de grupo por medio del ejemplo.
• Los jugadores inducen valores de grupo por medio de la sugestión.
• Los jugadores inducen valores de grupo por medio del modelado, ya sea entre los jugadores
o con el entrenador de modelo.
Los grupos de pares acaba por cumplir una importante función socio-pedagógica ya que:
• Acostumbra a los jóvenes a asumir responsabilidades en las actividades sociales.
• Proporciona a los jóvenes un apoyo extra, es decir, le distrae de tendencias involutivas
(melancolía, monomanía, agresividad, alienación, etc).
• Combate con éxito las inevitables frustraciones de las aspiraciones individuales y la
despersonalización de las relaciones en el marco urbano.

8. EL ENTRENADOR
La figura del entrenador juega un papel importante en el equipo deportivo, perfeccionando al
atleta, mejorando su rendimiento. A veces el entrenador es el chivo expiatorio de las derrotas.
El rol del entrenador requiere dotes de preparación y de personalidad. El entrenador es al
mismo tiempo técnico, educador, organizador y líder. Un entrenador será buen líder cuando se
olvide de sí mismo y se centre en ser parte integrante de los objetivos del grupo.
Tras esta pequeña introducción sobre el rol de entrenador nos centraremos en algo que nos
interesa más: la relación interpersonal entrenador-jugador.
Los entrenadores pueden ejercer dos tipos de estilos de relación, que le guiaran los
entrenamientos:
• Estilo Autoritario: Basado en la praxis productivista donde el objetivo es el logro de
resultados desarrollando al máximo las potencialidades técnicas y fisiológicas del jugador.
• Estilo Democrático: Tendencia humanística, basado en una acción personalizada, dando
relevancia a la motivación. El entrenador no se conforma con la parte biomecánica y técnica
sino que prioritariamente, intenta ofrecer al jugador una ayuda psicológica para su
autorealización con vistas a los fines propuestos.
La relación entrenador-jugador, en general es ambigua (porque intenta calcar las relaciones

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
92 FUNDAMENTOS PSICOLÓGICOS

tradicionales sociales), y por ello existe una distancia interpersonal basada en una proyección
de los estereotipos sociales.
Algunos autores como Pozzi opina que los jugadores pueden ver al entrenador como un
modelo a seguir (alguien superior) o como lo contrario.
El entrenador se relaciona con sus jugadores de forma que el tipo de relación del entrenador
sea complementada con las necesidades emocionales del jugador y a las exigencias
psicosociales motivadoras (sino existe esta coordinación existirá resultados
contraproducentes).
En la dinámica entrenador-jugador debe evitarse la interacción narcisista, donde el papel de
entrenador excluye la demás relaciones jugador- médico o preparador físico etc, y por lo tanto
se crea una relación morbosamente posesiva.
Así que el entrenador también debe evitar los fenómenos de las relaciones interpersonales:
negativas, aislamientos, oposiciones, disputas, atribuciones y retorsiciones agresivas de
responsabilidad.

8.1. El entrenador:
a) Persona que de forma vital va a formar parte en la iniciación del baloncesto del niño/a. Va a
influir de manera importante para que la actividad deportiva sea presentada de tal forma
que guste de tal manera que haya continuidad.
b) Persona en la cual va recaer todo aquello que el niño/a no encuentra en su familia.
c) Es educador y punto de referencia para el niño/a. Es un buen complemento en la educación.
d) Debe de hacer hincapié en la manera de dirigirse y comunicarse al niño/a en el proceso de
enseñanza. También se guardará un trato igualitario.
e) Será una persona paciente, divertida, dinámica, cariñosa y justa.
f) Es transmisor de actitudes y valores: tolerancia, vida sana, etc.
De igual forma el entrenador debe a modo de CONCLUSIONES:
1) Crear un clima para que el desarrollo del principiante como "persona" y "jugador/a" sea el
adecuado.
2) Adecuar la enseñanza al interés del niño/a de su edad. Se debe de sentir valorizado/a por
su manera de ser y comportarse.
3) Considerar adecuadamente las aportaciones individuales y al equipo.
4) Incentivar la intención en las realizaciones y solo el resultado.
5) Equilibrio entre aprendizaje y diversión.

BIBLIOGRAFÍA
ANTONELLI. F Y SALVANI. A. Psicología del deporte. Miñon. (1982). Valladolid.
BERMEJO. V. Desarrollo Cognitivo. Síntesis Psicología. (1994). Madrid.
CERDÁ. E. Una Psicología de Hoy. Heder. (1967). Barcelona.
DURAND. M. El niño y el deporte. Paidós. (1987). México.
LINAZA. J Y MALDONADO. A. Los juegos y el deporte en el desarrollo psicológico del niño.
Anthropos. (1987). Barcelona.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
ÁREA DE DESARROLLO PROFESIONAL

LEGISLACIÓN
AUTOR: JORGE TAMAYO

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
94 LEGISLACIÓN

INTRODUCCIÓN
Todos y cada uno de los equipos que participan en alguna competición deben atenerse a
unas normas comunes que todos los equipos de esa competición deben cumplir. Estas normas
van encaminadas a garantizar la igualdad de oportunidades deportivas de todos los equipos.
Además, estas normas facilitan la tramitación burocrática inherente a toda competición
organizada. Es decir, establece los documentos que son necesarios presentar para participar,
cuando y como se tienen que entregar dichos documentos, establecimiento del calendario de
competición, etc.
Aunque posteriormente desarrollaremos un organigrama de las estructuras que constituyen
un club deportivo, los entrenadores de iniciación no siempre tendrán a su disposición un
personal especializado dedicado a esta tramitación burocrática, por lo que serán ellos mismos
los que realicen esta tramitación. Por lo tanto, entendemos fundamental en la formación de los
Entrenadores de Iniciación al Baloncesto incluir estos conocimientos básicos sobre los
aspectos burocráticos de las competiciones en las que nuestros equipos participan.

1. CONOCIMIENTO DE LAS ESTRUCTURAS BÁSICAS DE LOS


CLUBES DEPORTIVOS
En cualquier Club, debe existir un organigrama, que dependiendo de la complejidad del Club,
será mas o menos extenso.
La estructura más básica de un Club de baloncesto estaría formada por:
• Junta Directiva: Se encarga de la gestión del Club. Esta gestión atañe a los planos
administrativos, económico, relaciones públicas, etc. (Sí el Club al que nos referimos es un
Colegio, esta Junta puede ser suplida por el Director del Departamento de Actividad Física y
Deportes del Colegio, el Director del centro, etc.).
• Director Técnico: Es el responsable de la dirección deportiva y el puente de unión entre los
entrenadores, jugadores con la Junta Directiva.
• Delegado del Club: Su función es la de ser el contacto con los demás Clubes, federación,
etc. Será el encargado de la tramitación de la documentación con los organismos de
organización de la competición (Comité de competición, comité de apelación, etc). Su
principal función es la comunicación de los horarios de las competiciones, tramitación de
licencias, comunicación de las competiciones aplazadas, etc. (Puede ser sustituido por el
Director Técnico).
• Entrenadores de los distintos equipos.
En Clubes o Colegios con una estructura amplia y muchos equipos compitiendo en las
diversas categorías, debería ser conveniente la existencia de dos Coordinadores. Uno se
encarga de las categorías de Mini e Infantiles. Y el otro del resto de las categorías. No es
necesario mencionar que la comunicación de ambos coordinadores sea imprescindible a la
hora de coordinar coherentemente todos los equipos del club o colegio.
Tampoco nos debemos olvidar y siempre en función de la complejidad de la estructura del
club o el colegio, de añadir al organigrama principal unos organigramas auxiliares de técnicos
deportivos especialistas (preparadores físicos) y de personal médico.
No obstante, somos conscientes de las posibilidades de la mayoría de los clubes o colegios
y que no siempre es posible contar con este personal auxiliar. En ese caso deberemos suplir
estos aspectos: En primer lugar con una formación adicional a los entrenadores para que
puedan desarrollar adecuadamente el aspecto del desarrollo físico en sus equipos. Y en
segundo lugar con la contratación de algún seguro médico que pueda cubrir los tratamientos
por lesiones deportivas.
A continuación exponemos un organigrama posible de la estructura de un club.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
LEGISLACIÓN 95

2. CONOCIMIENTO BÁSICO DE LAS RELACIONES CON LOS


ORGANISMOS ORGANIZADORES DE LAS COMPETICIONES
Las distintas Federaciones Autonómicas son las encargadas de coordinar y gestionar las
distintas Competiciones.
Todos los trámites se realizarán con la Federación correspondiente, y ésta a su vez depende
de la Federación Española, para coordinar todas las competiciones a nivel Nacional.
En cada Comunidad existen diversos tipos de competiciones, además de las propias
organizadas por cada Federación. Estas competiciones deportivas no federativas son:
1) Ligas Municipales: Dependen de los Institutos Municipales de Deportes y/o de los
Patronatos Deportivos Municipales.
2) Ligas escolares: Organizadas por Colegios privados.
3) Ligas de Tiempo-libre: Normalmente son para equipos Senior.
Al principio de temporada es muy importante tener muy claro el nivel de nuestros equipos y
así poder inscribirlos en una determinada competición.
De igual modo, tanto la Junta Directiva como el Director Técnico deben dejar claro cuales
son sus objetivos deportivos y en función de éstos escoger la competición que más se adecue
a éstos.
Una vez determinada la competición en la cual vamos a participar deberemos conocer
cuales son los organismos organizadores de dicha competición. Deberemos conocer, en primer
lugar, la sede social de dicha organización, así como los conductos de comunicación con ellas
y sus horarios de tramitación de documentación. Finalmente, deberemos conocer sus normas
de participación.

3. CONOCIMIENTO DE LOS PLAZOS Y TRÁMITES DE


FORMALIZACIÓN DE DOCUMENTACIÓN PARA LA COMPETICIÓN
Una vez determinada la competición deportiva en la que vamos a competir deberemos tener
claro cuales son los trámites burocráticos a realizar para poder inscribir nuestros equipos en
ella.
Dentro de estos trámites, destacamos como importantes, los plazos temporales de obligado
cumplimiento para la tramitación de los distintos aspectos:
a) Solicitud de inscripción del Club.
b) Inscripción de los diferentes equipos.
c) Presentación de licencias.
Además de estos plazos, que son muy importantes, hay que tener en cuenta otra serie de
tramites y fechas que son necesarios tener muy en cuenta:
1) Sorteo de los grupos y fechas de las distintas categorías.
2) Conocimiento del calendario de cada equipo del club o colegio.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
96 LEGISLACIÓN

3) Fecha de comienzo de la Temporada.


4) Fijar los horarios de celebración de los partidos que se juegan en nuestro propio campo.
Normalmente se hace cada 15 días, o al principio de la temporada se indica una hora fija
para los partidos a jugar en casa.
5) Pagar las cuotas correspondientes a: Inscripción de los equipos, licencias de jugadores,
entrenadores, delegados, etc., seguro medico obligatorio, cuotas de arbitrajes.
También es importante destacar que no todas las competiciones en las que podemos
participar obligan a sus deportistas a realizar un reconocimiento médico que determine que la
actividad deportiva no afectará a su salud. Es nuestra responsabilidad obligar a nuestros
deportistas a realizar dicho reconocimiento médico para evitar males mayores.

4. CONOCIMIENTO DE LA REGLAMENTACIÓN DE LA COMPETICIÓN


Tenemos que tener muy claro al comienzo de la temporada, además del reglamento de juego
propio de cada categoría, las Bases de Competición de la Federación.
En estas Bases se indicará:
1) Condiciones de participación: Tipo de campo, elementos técnicos para la celebración de los
partidos (marcador electrónico, relojes de 30”, etc.).
2) Composición y participación: Numero de equipos, equipos con derecho a participar en esa
competición.
3) Forma de juego: Distribución de los equipos en grupos, fases de las que consta la
competición, clasificación para las finales, ascensos y descensos.
Hay que conocer el reglamento de juego que se va a aplicar en cada categoría. Es normal
que en cada Federación se apliquen distintas normas, como pueden ser: Duración de los
partidos, cambios en juego, defensas permitidas, tiempos muertos, numero mínimo de
jugadores a presentar en categorías inferiores, etc.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
ORGANIZACIÓN DEL
DEPORTE ESCOLAR
EN GIPUZKOA

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
98 ORGANIZACIÓN DEL DEPORTE ESCOLAR EN GIPUZKOA

La normativa básica en materia de Deporte Escolar en el ámbito de la Comunidad Autónoma


Vasca está contenida en la Ley 14/1998 del 11 de Junio de la Cultura Física y el Deporte del
País Vasco y en el Decreto 160/1990 sobre deporte escolar.

LEY 14/1998, DE 11 DE JUNIO, DEL DEPORTE DEL PAÍS VASCO


Se regula en el Título V capítulo I el deporte escolar (artículos 53-56).
Se define el deporte escolar como aquella actividad deportiva organizada que es practicada
por escolares en horario no lectivo durante el período de escolarización obligatorio.
La práctica del deporte escolar será preferentemente polideportiva y no orientada
exclusivamente a la competición.
Los programas sobre deporte escolar serán aprobados anualmente por lo órganos forales de
los territorios históricos y estarán orientados a complementar la educación escolar integrada.
Se deberá promover la integración de la población escolar con minusvalías, con sus
compañeros de estudios.
La práctica deportiva en edad escolar se estructurará básicamente a través de los centros
escolares con la colaboración activa de clubes y agrupaciones deportivas y asociaciones de
padres de alumnos.
Las federaciones deportivas serán las entidades básicamente encargadas de la asistencia
técnica y colaboración en la organización y ejecución de tales programas.
Los ayuntamientos colaborarán fundamentalmente, mediante la cesión de uso de los
equipamientos deportivos municipales, con los centros escolares y con las Diputaciones
Forales, para la ejecución de los programas de deporte escolar.

DECRETO 160/1990 SOBRE DEPORTE ESCOLAR


Este Decreto fue aprobado como norma de desarrollo de la Ley 5/1988 de 19 de Febrero,
de la Cultura Física y del Deporte actualmente derogada. Este Decreto sigue en vigor hasta que
se apruebe otro en desarrollo a la Ley de 1998.
El Decreto reitera los principios establecidos en la Ley 14/1998, de 11 de Junio. Regula las
categorías en las que se organiza el deporte escolar: Prebenjamín, Benjamín, Alevín, Infantil,
Cadete y Juvenil.
Es indispensable para participar en las actividades deportivas, la obtención de licencia de
deporte escolar.
Es obligación de las diputaciones forales asegurar a todos los participantes en las
siguientes modalidades de seguro, como mínimo:
a) Seguro de asistencia sanitaria si no tiene derecho a asistencia en virtud de otro título.
b) Seguro de responsabilidad civil.
c) Seguro indemnizatorio para supuestos de pérdidas anatómicas o funcionales, o de
fallecimiento del participante.
Corresponde a los órganos competentes de los territorios históricos elaborar los programas
de deporte escolar.
Se establecen los ámbitos territoriales para las competiciones de cada categoría.

E-1 SOLUCIÓN ESTRUCTURAL DE FUTURO DEL DEPORTE ESCOLAR EN GIPUZKOA


Tras la aprobación del Decreto 160/1990, de 5 de Junio, sobre deporte escolar, se elaboró
este proyecto para tratar de ofrecer una alternativa a los problemas estructurales que se
observan en el deporte escolar.
El estudio comienza por analizar la situación estructural de ese momento en relación con el
deporte escolar de los centros escolares, federaciones y clubes, ayuntamientos, Diputación
Foral de Gipuzkoa y Gobierno Vasco. Después del análisis se realiza una propuesta para la
estructuración del deporte escolar en Gipuzkoa. Se establece el papel de cada uno de los
colectivos implicados:

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
ORGANIZACIÓN DEL DEPORTE ESCOLAR EN GIPUZKOA 99

DIPUTACIÓN FORAL DE GIPUZKOA:


• Elabora, aprueba y ejecuta programa de deporte escolar en su territorio.
• Asume una función de liderazgo para propiciar la organización del deporte escolar.
• Elabora convenios con las Federaciones.
• Fomenta creación de estructuras de gestión y atención al deporte escolar.
AYUNTAMIENTOS:
• Promueve que los centros escolares estén dotados de suficientes técnicos de deporte escolar.
• Poner las instalaciones deportivas de titularidad pública a disposición del deporte escolar.
• Establecer convenios de colaboración con los centros escolares.
• Impulsar estructura de gestión del deporte escolar del municipio.
• Coordinar el desarrollo de todas las actividades.
• Asesorar técnicos de deporte escolar.
• Coordinarse con otros municipios.
CENTROS ESCOLARES:
• Elaborar el plan de actividades de deporte escolar del centro escolar.
• Organizar y planificar las sesiones de práctica deportiva.
• Impartir las sesiones de práctica deportiva.
• Realizar trabajos administrativos derivados de las actividades.
• Promover la participación de los escolares en las actividades.
• Dotarse de técnicos de deporte escolar.
• Suscribir convenios con clubes deportivos.
• Utilización de instalaciones deportivas propias.
• Desarrollar estructuras para la atención de las actividades de deporte escolar.
• Coordinarse con el resto de centros escolares de la zona.
CLUBES Y FEDERACIONES:
• Federaciones:
– ordenar la modalidad respectiva.
– responsables en su vertiente técnica de las actividades de deporte escolar, mediante
convenio suscrito con la Diputación.
• Clubes:
– labores de asistencia técnica por delegación de las federaciones.
– colaboración con los centros escolares.
Se propone la creación de estructuras en los centros escolares, municipios y en el ámbito
del Territorio Histórico de Gipuzkoa. Al final se hace una referencia a la financiación. Esta
financiación ha de ser compartida por los diferentes sujetos públicos (a través de suscripción
de convenios), los participantes y fórmulas de esponsorización.

PROGRAMA DE ACTIVIDADES DE DEPORTE ESCOLAR EN GIPUZKOA


Cada curso es obligación de la Diputación Foral la aprobación del Programa de Actividades
de Deporte Escolar.
Dentro del programa se incluye:
I. Actividades deportivas.
1. Actividades de promoción.
2. Actividades de competición.
2.1. Formativo-recreativo.
2.2. Iniciación al rendimiento.
3. Actividades de Tecnificación.
4. Otras actividades.
II. Actividades deportivas por categorías: Prebenjamín, Benjamín, Alevín, Infantil, Cadete y
Juvenil.
III.Anexos:
– Cobertura de riesgos.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
100 ORGANIZACIÓN DEL DEPORTE ESCOLAR EN GIPUZKOA

– Régimen de ayudas económicas.


– Premios deportivos.
– Orden Foral que regula procedimiento de concesión de autorizaciones para la organización
de actividades deportivas no incluidas en el Programa de Deporte Escolar.
Orden Foral que regula el procedimiento para resolver determinadas incidencias singulares
que se producen en el desarrollo de las actividades del Programa de Deporte Escolar.

BASES DE COMPETICIÓN DE BALONCESTO ESCOLAR


Cada temporada la F.G.B. envía a los centros escolares las Bases de Competición. En estas
Bases se establece:
• Las competiciones de baloncesto escolar que se organizan.
• La forma de inscripción de los equipos, así como las altas y bajas de los jugadores.
• Forma de juego.
• Normas de juego.
• Fechas de los encuentros.
• Jornada de juego y horario de los encuentros.
• Modificación de fecha, hora o campo de juego.
• Arbitrajes.
• Disposiciones finales.

RÉGIMEN DISCIPLINARIO
• Reglamento Disciplinario aprobado por la Diputación en 1989.
• Orden del Gobierno Vasco de 29 de Julio de 1985 sobre régimen disciplinario de las
competiciones de deporte escolar, con las modificaciones del Decreto 7/1989, de 10 de
Enero, sobre disciplina deportiva y el Decreto 160/1990, de 5 de Junio, sobre deporte
escolar.
En primera instancia es competente el Comité de Disciplina de la federación deportiva y en
segunda instancia el Comité Vasco de Justicia Deportiva. Las decisiones de este Comité son
recurribles ante los Tribunales ordinarios de la jurisdicción contencioso-adsministrativo.

F E D E R A C I Ó N G U I P U Z C O A N A D E B A L O N C E S T O • C O M I T É T É C N I C O
NOTAS:
NOTAS:
MANU entrena CONTRA.FH8 26/11/01 10:30 Pagina 1

Gipuzkoako Foru Aldundia


Diputación Foral de Gipuzkoa
Kultura, Euskara, Gazteria eta Kirol Departamentua
Departamento de Cultura, Euskera, Juventud y Deportes