You are on page 1of 12

AÑO XII

TERCERA ÉPOCA — NÚMERO 135

ARÉVALO—AGOSTO DE 2020
http://lallanura.es

¿Hacia un catálogo cultural único?


Hace muy pocas fechas disfruta- contexto del programa “Life” que, dis- cen ideas que, sin duda, han de tener
mos, en la vecina localidad de Bercial tintas entidades, tales como Confede- cabida en el contexto general.
de Zapardiel, de un extraordinaria con- ración Hidrográfica del Duero, Ayun-
A partir de aquí, nosotros nos ima-
ferencia sobre arqueología en aquel tamiento de Arévalo, Diputación de
ginamos un catálogo cultural único y
término municipal, a cargo de José Ávila, Junta de Castilla y León y otras,
amplio: por supuesto público y vivo.
Francisco Fabián García, arqueólo- apoyan.
Y esto quiere decir actualizable, en el
go territorial de la Junta de Castilla y
Por otra parte, desde nuestra Aso- que tendrían cabida recorridos arqueo-
León. Con verdadero cariño, desgra-
ciación, estamos en contacto con las lógicos, arquitectónicos, históricos,
nó un preciso recorrido por los diver-
personas que nos podrán facilitar ele- naturales, etc.
sos pobladores que, desde la época
mentos documentales y etnográficos
del Calcolítico, hace unos 4500 años, Un catálogo diseñado desde los
que queremos que sirvan para la pre-
hasta el siglo XII en que tuvo lugar la muchos y variados elementos patri-
vista exposición monográfica dedicada
repoblación de estas tierras por gentes moniales que tenemos en nuestra Ciu-
al “Mancebo de Arévalo” que tendrá
del norte de la península ibérica, se dad y en sus alrededores: yacimientos
lugar, si no hay más imprevistos, a par-
asentaron en este lugar. prehistóricos, restos vacceos, villas
tir del mes de septiembre en el Centro
romanas, puentes medievales, molinos
El pasado domingo, 2 de agosto, de Actividades del Mudéjar.
harineros, torres almenaras, despobla-
también tuvimos la ocasión de visitar, Todas estas iniciativas y otras que dos, castillos, ermitas, iglesias, excon-
acompañados por Javier Lumbreras, tenemos en agenda nos dan pie a que- ventos, palacios señoriales, rutas natu-
la exposición «Abierto por obras» que rer ahondar en algunas fórmulas o pro- rales, ríos, lagunas y lavajos, etc.
presenta la propuesta “Collegium”, puestas que deberían servirnos para
un Museo de Arte Contemporáneo en Tenemos calles con mucha historia
enriquecer la oferta cultural y turística
el recinto de lo que fue el colegio del y con muchas historias, tenemos leyen-
de nuestra Ciudad de cara a aquellos
desaparecido convento de los jesuitas das. Tenemos otros personajes además
que nos visitan y, como no podía ser
en Arévalo. de los de siempre, escritores y poetas
de otra forma, de aquellos que podrían
que dejaron impronta en nuestro acer-
visitarnos.
Seguimos, asimismo, pendientes vo cultural. Tenemos todo eso y, sobre
de poder empezar las oportunas acti- Otras personas y entidades, tanto todo, tenemos gente con ganas de ha-
vidades que se quieren realizar en el públicas como privadas, también ofre- cer cosas por Arévalo y para Arévalo.

LópezPascual
pág. 2 la llanura número 135 - agosto de 2020

Actualidad cultural tendrán lugar los días comprendidos


entre el 17 y el 22 de agosto.
De igual forma, desde el 14 de agos-
LópezPascual Visita a la exposición “Abierto por
to, se puede visitar la exposición foto-
obras”. El pasado 2 de agosto, miem-
gráfica “Bercial de Zapardiel: cielo y
bros de la Asociación Cultural “La
tierra” de Antonio Mengs, exposición
Alhóndiga” disfrutaron de una visita
que permanecerá abierta hasta el 30
guiada a la exposición “Abierto por
de septiembre en la sala de exposición
obras” que la Fundación “Adrastus-
temporal “El Pajar de Fausto”.
Lumbreras” inauguró el pasado 22 de
El programa de actividades se comple-
julio en el espacio cultural de la iglesia
ta con una excursión cultural a las vi-
Conciertos en la plaza de la Villa. En de San Martín de Arévalo.
llas de Urueña y Torrelobatón, ambas
los pasados días 24 y 25 de julio, en De la mano de Javier Lumbreras, los
en la provincia de Valladolid, para el
la plaza de la Villa de Arévalo, tuvie- asistentes tuvieron el privilegio de co-
sábado 8 de agosto, así como el con-
ron lugar sendos conciertos organiza- nocer, de primera mano, las propuestas
curso de relatos breves cuyo plazo de
dos por la responsable de Juventud y que este proyecto presenta para la Ciu-
presentación de las obras terminó el
Festejos del Excmo. Ayuntamiento de dad en el contexto cultural que supone
pasado 31 de julio.
Arévalo. El primero de ellos, el viernes la creación de un Museo de Arte Con-
24, corrió a cargo de la banda areva- temporáneo que quiere ser, además,
lense “The FolkBrass Orquestina”, catalizador de las distintas tendencias
un grupo novedoso que está sabiendo culturales, en todos los ámbitos exis-
conjugar, con notable acierto, la mú- tentes en Arévalo.
sica y los instrumentos tradicionales, La exposición, que permanecerá abier-
dulzaina y pito castellano, con saxo, ta hasta mediados del mes de septiem-
trombón y batería, creando una for- bre, puede visitarse de martes a domin- LópezPascual
mula “fusión” curiosa y muy atractiva. go en horario de 11:00 a 14:00 horas y
El concierto resultó todo un éxito. El de 17:00 a 19:45 horas. Sumario:
sábado 25 de julio fue el turno de Víc-
tor Antón, Víctor Correa, Francisco M. 1. Editorial: ¿Hacia un catálogo cul-
tural único?
“Loque” y Daniel García, que confor-
man el grupo “Standars Quartet”, ofre- 2 y 3. Noticias de Cultura y Patrimo-
ciendo al público asistente un excep- nio.
cional concierto de jazz encuadrado en
su propuesta “Música Real 2020”. 4. De cine. Ennio Morricone. Varias
webs de cine.
LópezPascual LópezPascual
5. Ritual de Venus con espectador.
Programa de actividades en Bercial Ricardo J. Gómez Tovar.
de Zapardiel.  Un amplio y comple- 6 y 7. En el año de Miguel Delibes.
to programa de actividades culturales Las Ratas (Fragmento).
ha presentado el Grupo de Estudios
Bercialeños “El Calvache” en la veci- 8. Mutis. José Félix Sobrino.
na localidad de Bercial de Zapardiel. 9. Arévalo, Ciudad Literaria. Segun-
En el pleno del mes de julio. El pa- Conferencias, cine en la calle, expo- do Bragado Jiménez.
sado 31 de julio, viernes, tuvo lugar siciones, concurso de relatos breves,
excursiones, etc. 10. Nuestros poetas: Jaime Gil de
un pleno ordinario del Excmo. Ayun- Biedma, Luis J. Martín García-Sancho
tamiento de Arévalo. Consideramos El pasado 4 de agosto tuvo lugar la
y Pilar Pérez Merinero.
importante destacar que el portavoz conferencia “Bercial de Zapardiel:
del Grupo Popular preguntó si, a tenor 33 años de investigaciones arqueoló- 11. Grupo de Estudios Bercialeños
de la sentencia que hemos conocido gicas y de buenos recuerdos” a cargo “El Calvache”. Grupo de redacción.
recientemente sobre la titularidad de de Francisco Fabián García. El 12 de
agosto, Víctor Coello fue el encarga- 12. Clásicos arevalenses: Fiestas y
la ermita de “La Lugareja”, se ha con- paisajes. Miguel González.
siderado la posibilidad de recuperar el do de impartir la conferencia titulada:
camino de acceso a la misma, termi- “La fauna en el término municipal de
nando así con todos estos años en los Bercial de Zapardiel”. Por otra parte, LA LLANURA de Arévalo.
que no ha sido posible acceder, salvo el sábado 22 de agosto, tendrá lugar Publicación editada por:
la charla “Bercial, Barromán, Fuentes “La Alhóndiga” de Arévalo,
los miércoles, de 13:00 a 15:00 horas. Asociación de Cultura y Patrimonio.
de Año, Madrigal, Mamblas y el Villar Avda. Emilio Romero, 14-B - 05200 Arévalo
LópezPascual
de Matacabras a mediados del siglo lallanuradearevalo@gmail.com
XVIII, según el Catastro de Ensenada; Número 135 - Agosto de 2020
una fotografía en blanco y negro de Depósito legal: AV-85-09
una tierra multicolor” que será ofreci- Diseño y maquetación: “La Alhóndiga”,
da por Antonio Castro Voces. Asociación de Cultura y Patrimonio.
Las proyecciones de cine de verano Imprime: Imprenta Cid.
la llanura número 135 - agosto de 2020 pág. 3

Galérida Ornitólogos información pública que evite erosio- En esta ocasión se ha tenido en cuenta
nar los espacios descritos y la pérdida la positiva experiencia del verano an-
de estos valiosos ejemplares, únicos, terior y lo aconsejable desde el punto
de flora vascular. de vista de la normativa contra el CO-
VID.
Con esta medida, según se pone de
manifiesto en la nota de prensa facili-
tada por la Concejalía de Cultura, “se
pretende ser más eficientes en relación
con las necesidades del conjunto de la
población y visitantes”.

Una nueva planta en el paraje na-


tural de Cantazorras. Se trata de la
denominada Sternbergia colchiciflora
Waldst. & Kit, una planta bulbosa que
Pertenece al grupo de “especies de flo-
ra amenazada”.
En 1986 se menciona por primera vez Fran Durán
en Castilla y León en la localidad va- Los árboles de las urbanizaciones de
llisoletana de Encinas de Esgueva y en “La Amaya” y “PERI-7”. Hace va-
2007 se localiza una segunda pobla- rios años las catalpas que ocupaban los
ción en áreas de la localidad segovia- Galérida Ornitólogos alcorques de la zona conocida como
na de Cuéllar, siendo la de Arévalo la “Amaya y PERI-7” fueron arrancados,
tercera localización. El trabajo de cam- Revista “La Llanura” debido fundamentalmente a las plagas
po se ha realizado entre los meses de de pulgones con que es atacada esta
diciembre del pasado año 2019 y las especie arbórea. El pasado año, des-
primeras fechas de marzo de 2020. de la Concejalía de Medio Ambiente
El grupo “Galérida Ornitólogos de del Ayuntamiento de Arévalo, fueron
Ávila”, que ha sido el encargado de plantados, en dichos alcorques, man-
constatar la existencia de esta nueva zanos, nogales y otros tipos de árboles
planta en el paraje arevalense, ha pues- para suplir a aquellos que habían sido
to en conocimiento, tanto del Excmo. retirados en su momento.
Ayuntamiento de Arévalo como del Consideramos preciso hacer notar que,
Servicio Territorial de Medio Ambien- Horario de verano de la Biblioteca por ser ejemplares jóvenes y por tan-
te de Ávila, el hallazgo de esta especie de Arévalo. A partir del pasado 3 de to tener un tronco fino y débil, dichos
novedosa en la provincia ya que con- agosto, la biblioteca municipal de Aré- árboles, sobre todo los manzanos que
sideran la necesidad de una adecuada valo abrió sus puertas en horario de ve- en este año han dado una cosecha de
protección administrativa real, la re- rano, horario que se extenderá hasta el frutos muy generosa, se han inclinado,
dacción de Planes o medidas adicio- 31 de este mismo mes. Desde la fecha a pesar incluso de disponer muchos de
nales de protección para las especies indicada este espacio municipal estará ellos de tutores, e incluso algunos han
declaradas de atención preferente y un a disposición de los usuarios de 10:00 llegado a romperse.
Plan de Conservación para la especie a 14:00 horas, de lunes a viernes. Entendemos importante que, una vez
declarada como vulnerable, así como Ya el año pasado, atendiendo las de- se han colocado estos árboles, no está
la delimitación geográfica de las áreas mandas de muchas personas, se creyó de más que desde el Área de Medio
de protección con algún tipo de amo- conveniente modificar el horario con Ambiente se lleve un cierto control y
jonamiento específico. Se recomienda, el fin de hacerlo más adaptado a las seguimiento a fin de procurar que di-
además, prohibir el tránsito de cual- temperaturas y al ritmo de vida propios chas plantaciones lleguen, dentro de la
quier tipo de vehículo y la adecuada de la época estival. posible, a buen término.
pág. 4 la llanura número 135 - agosto de 2020

De cine tudios de esta disciplina. Al completar


el curso en solo seis meses, le sugirió
su producción para el cine. A pesar de
ello, tuvo tiempo de firmar, al año si-
que encaminase su formación hacia la guiente, la que muchos consideran su
Ennio Morricone composición. Esto fue lo que hizo al mejor partitura: la banda sonora de
El pasado 6 de julio murió otro de año siguiente, al estudiar con Carlo G. “Érase una vez en América”, la última
los grandes, el músico y compositor Gerofano y Antonio Ferdinandi. producción de su antiguo compañero
Ennio Morricone que tantas y tan be- de colegio Sergio Leone, una banda
Una vez obtuvo el título de trompe-
llas páginas nos ha dejado en sus ini- sonora que muchos consideran como
tista, inició su carrera como composi-
gualables bandas sonoras. la mejor de toda la historia del cine”.
tor, dedicándose particularmente a la
Como ya expusimos en el número música vocal y de cámara. A continuación destacamos algu-
anterior de nuestra Llanura, queremos nas de sus más notables bandas sono-
La suerte quiso que en el año 1961
hacer un pequeño recopilatorio de al- ras de cine:
compusiera su primera banda sonora
gunas de sus obras más señeras y acu- para el filme “Il Federale”, de Lucia- - Por un puñado de dólares. (Ser-
dimos, para ello, a algunas de las pági- no Salce. gio Leone, 1964).
nas de cine que pueblan la Red.
En 1964 comenzaron sus colabo- - La muerte tenía un precio. (Sergio
Antes, sin embargo, permitidnos raciones para Bernardo Bertolucci Leone, 1965).
hacer una breve reseña biográfica de y Sergio Leone. Curiosamente, fue el - El bueno, el feo y el malo. (Sergio
este gran compositor que tantos mi- cine de este último el que le dio fama: Leone, 1966).
nutos de satisfacción nos ha ofrecido la pegadiza melodía de “Por un puña-
poniendo sus grandes temas musicales do de dólares” le reportó una inmensa - Hasta que llegó su hora. (Sergio
al servicio del cine. popularidad y un montón de nuevos Leone, 1968).
“Nació en Roma en 1928. De fami- encargos: Pier Paolo Pasolini y Gillo - Sacco e Vanzetti. (Giuliano Mon-
lia de clase media, su padre era trom- Pontecorvo, entre otros, reclamaron taldo, 1971).
petista y su madre ama de casa, fue el sus servicios. - Novecento. (Bernardo Bertolucci,
mayor de cinco hermanos. Fue com- La creciente actividad cinemato- 1976).
pañero en la escuela de Sergio Leone, gráfica le haría abandonar a finales - Érase una vez en América. (Sergio
para quien, pasados los años, escribió de la década la faceta “culta” de su Leone, 1984).
algunas de sus más brillantes bandas producción, sobre todo a raíz del es-
sonoras. truendoso éxito de la música para “El - La Misión. (Roland Joffé, 1986).
Con diez años se matriculó en el bueno, el feo y el malo”. - Los intocables de Eliot Ness.
Conservatorio de Santa Cecilia para (Brian de Palma, 1987).
A principios de los años 70 del pa-
estudiar trompeta, siendo alumno de sado siglo XX inició su actividad pe- - Cinema Paradiso. (Giuseppe Tor-
Umberto Semproni. Luego formó parte dagógica ejerciendo como maestro de natore, 1989).
de la orquesta de la institución, con la composición en el Conservatorio de - ¡Átame! (Pedro Almodóvar, 1989).
que realizó una gira por el Véneto bajo Frosinone.
la dirección de Carlo Zecchi. - La leyenda del pianista en el océa-
En el año 1983 se convirtió en no. (Giuseppe Tornatore, 1998).
En 1943, viendo las impresionantes miembro del Consejo de Administra-
dotes de Ennio Morricone para la ar- - Los odiosos ocho. (Quentin Taran-
ción de la Asociación “Nuova Con-
monía, el profesor Roberto Caggiano tino, 2015).
sonanza”, dedicada a la música con-
lo animó a iniciar seriamente los es- temporánea, y redujo drásticamente Consulta biográfica

https://www.fotogramas.es
la llanura número 135 - agosto de 2020 pág. 5

Ritual de Venus con espectador


En cuanto se hubo cerciorado de
que el último visitante había abando-
nado el recinto, la Venus fue endere-
zándose hasta alcanzar la posición
erguida que ningún ser humano había
contemplado jamás. Sigilosamente,
para no enturbiar el descanso de las de-
más estatuas, bajó del pedestal que la
sostenía. El patio todavía estaba ben-
decido por el baño de la esplendoro-
sa luz cordobesa. Ese era el momento
preferido del día para Afrodita, pues le
recordaba la luminosidad de la isla de
Paros, donde nació el mármol blanco
que le había dado forma escultórica.
Estaba agradecida por no haber sido
trasladada a latitudes más septentrio-
nales, como Britania o la Germania
Superior, donde le hubiese resultado
mucho más difícil revivir sus orígenes
helénicos con aquella intensidad. En https://thereaderwiki.com/
el patio andaluz que la cobijaba, podía
sentir sin menoscabo el arrullo de las de convivencia. No se llevaba dema- por sus mejillas. Las otras esculturas
olas del Egeo, mientras sus marmóreas siado bien con el león de piedra caliza no advirtieron ese detalle, pero sí lo
proporciones cobraban vigor al absor- ni con la máscara teatral del dios Pan, hizo un joven que, bien parapetado de-
ber los rayos de un sol que no refulgía pues estos le causaban cierta inquietud trás de uno de los arcos que ceñían el
con más ímpetu en el archipiélago de debido a sus facciones agresivas, tan patio, garabateó los siguientes versos
las Cícladas. Aquella hora vespertina opuestas a su carácter afectuoso por en una libreta:
le proporcionaba valiosos instantes naturaleza. El hecho de ser una réplica
No es nuestra Afrodita tan sólida
de paz, además de liberarla de la obli- romana de una estatua griega la había
como su mármol,
gación de ser constantemente obser- dotado de una personalidad a caballo
pues el llanto la desborda como a
vada y capturada en el interior de los entre las dos culturas. Hablaba con Au-
cualquier humano.
pequeños artilugios relampagueantes gusto en griego y con Tiberio en latín,
Sabed, diosa y mujer, que este
con que iban armados los modernos idiomas que conocía a la perfección.
mortal os ama
frecuentadores del museo. Afrodita se Ambos emperadores habían prometido
en vuestra encarnación griega y
desperezó con elegancia. Eran los su- ofrecer en su honor un recital de poe-
también romana.
yos movimientos coreografiados dia- sía a cargo del famoso orador Dioniso
riamente para despertar de su letargo de Roma. El plato fuerte de la función, Imitando la posición encogida de
en posición agachada. Como siempre, que se celebraría próximamente en las su admirada Venus, el joven se acercó
a partir de aquel momento y hasta bien ruinas del teatro cuyo latido aún palpi- hasta el pedestal vacío y depositó so-
entrado el amanecer, llevaría a cabo su taba bajo el museo, iba a ser el Himno bre él la hoja emborronada con su bre-
ritual cotidiano, que consistía en acer- a Afrodita de Safo. La bella estatua se ve poema antes de volver a ocultarse.
carse a conversar plácidamente con los sintió halagada ante semejante honor. No tardaría mucho en perderse entre
bustos romanos de Tiberio, Augusto y La emoción hizo que una lágrima de la multitud de visitantes que estaba a
Livia Drusila, a los que había llegado alabastro fluyera del interior de aque- punto de cruzar el umbral del museo.
a tomar cariño después de tantos años llos ojos expresivos, tan desconocidos
Ricardo José Gómez Tovar
para el mundo, y resbalara dulcemente
pág. 6 la llanura número 135 - agosto de 2020

En el año de Miguel Delibes están tiesos como en enero. En la huer-


ta no queda un mato en pie. ¿A qué vie-
ne este castigo?
La helada negra vino. Dijo, brumosamente, Guadalupe,
el Capataz, al cabo de un rato: De todos los rincones se elevó un
Dos días más tarde, el Triunfo de
rumor de juramentos reprimidos. So-
San Pablo, salió el norte y el tiempo re- – ¿Dónde se ha visto que hiele por
bre ellos retumbó la voz del Pruden
frescó. Los crepúsculos eran más fríos San Medardo?
excitada, vibrante:
y los grillos y las codornices amorti-
Los cuarenta ojos convergieron
guaron sus conciertos vespertinos. Al – ¡Me cago en mi madre! -chilló-.
ahora sobre él y Guadalupe, para ahu-
día siguiente, San Medardo, amainó el ¿Es esto vivir? Afana once meses como
yentar su turbación, apuró el vaso de
viento y, al atardecer, el cielo levantó y un perro y, luego, en una noche…-Se
golpe. Malvino se llegó a él con la
sobre el pueblo se cernió una atmósfe- volvió al Nini. Su mirada febril se con-
frasca y se lo llenó sin que el otro lo
ra queda y transparente. Ya noche ce- centraba en el niño, expectante y ávi-
pidiera. Dijo luego, con la frasca en la
rrada, asomó la luna, una luna blanca y da-: Nini, chaval -agregó-, ¿es que ya
mano, encarándose ya, decididamente,
lejana, que fue alzándose gradualmen- no hay remedio?
con lo inevitable:
te sobre los tesos. Cuando el Ratero y
el Nini llegaron a la taberna, el Chuco, – Eso no. Va para veinte años de la –  Según -dijo el chiquillo grave-
el perro del Malvino, ladraba airada- helada de Santa Oliva, ¿os recordáis? mente.
mente a la luna desde el corral y sus El cereal estaba encañado y seco y en – Según, según… ¿según qué?
ladridos tenían una resonancia crista- menos de cuatro horas todo se lo llevó
lina. El Malvino se descompuso. Dijo: la trampa. – El viento -respondió el niño.
El hechizo se rompió de pronto: El silencio era rígido y tenso. Las
– ¿Qué le ocurre a este animal esta
miradas de los hombres convergieron
noche? – No llegarían a diez fanegas lo que ahora sobre el Nini como los cuervos
Poco a poco, sin acuerdo previo, cogimos en el término -añadió el An- en octubre sobre los sembrados. Inqui-
fueron llegando a la cantina todos los toliano. rió el Pruden:
hombres del pueblo. Entraban disemi- Justito, el Alcalde, desde la mesa
nados, uno a uno, la negra boina ca- – ¿El viento?
del rincón voceó:
pona calada hasta las orejas y antes de –  Si con el alba vuelve el norte
sentarse en los bancos miraban en tor- – Eso ocurre una vez. Un caso así
arrastrará la friura y la espiga salva-
no medrosos y desconfiados. Tan sólo, no volveremos a verlo.
rá. La huerta ya es más difícil -dijo el
de tiempo en tiempo, se sentía el golpe El Antoliano accionaba mucho con niño.
de un vaso sobre una mesa o una airada sus manazas en la mesa inmediata ex-
palabrota. La atmósfera iba llenándose El Pruden se puso en pie y dio una
plicándole al Virgilio, el de la señora
de humo y cuando el Pruden apareció vuelta entre las mesas. Andaba como
Clo, el desastre:
en la puerta, veinte rostros curtidos se borracho y reía ahora como un estúpi-
volvieron a él patéticamente. El Pru- –  Las argayas estaban chamusca- do:
den vaciló en el umbral. Parecía muy das, ¿oyes? Lo mismo que si el fuego
–  ¿Oísteis?  -dijo-. Aún hay reme-
pálido e inseguro. Dijo. hubiera pasado sobre ellas. Lo mismo.
dio. ¿Por qué no ha de salir el vien-
Todo carbonizado.
–  Mucho brillan los luceros, ¿no to? ¿No es más raro que hiele por San
amagará la helada negra? El tabernero llenaba los vasos, y Medardo y sin embargo, está helando?
las lenguas, al principio remisas, iban ¿Por qué no ha de salir el viento?
Le respondió el silencio y, al fon- entrando en actividad. Se diría que me-
do, el enconado y metódico ladrido del diante aquella ardiente comunicación Cesó repentinamente de reír y ob-
Chuco, en el corral. El Pruden miró en esperaban ahora conjurar el peligro. servó en torno esperando el asenti-
torno antes de sentarse y entonces oyó De pronto, dominando las conversa- miento de alguien, pero repasó todos
el juramento del Rosalino, el Encar- ciones, se oyó de nuevo el lastimero los rostros, uno a uno, y no vio más
gado, a sus espaldas y, al volverse, el aullido del Chuco en el patio. que una nube de escepticismo, una tor-
Rosalino le dijo: va resignación allá en lo hondo de las
Dijo el Nini: pupilas. Entonces volvió a sentarse y
– Si yo fuera Dios pondría el tiem-
– El perro ese ladra como si hubiera ocultó el rostro entre las manos. Tras
po a tu capricho sólo por no oírte.
un muerto. él, el Antoliano le decía al Ratero a
Tras la oscura voz del Rosalino, el media voz: «No hay ratas, la cosecha
Nadie le respondió y los aullidos se pierde, ¿puede saberse qué coños
silencio se hizo más espeso y dramá-
del Chuco, cada vez más modulados, nos ata a este maldito pueblo?». El Ra-
tico. El José Luis, el Alguacil, rebulló
recorrieron las mesas como un ca- bino Chico tartamudeó: «La tie… La
inquieto antes de decir:
lambre. El Malvino salió al patio. Su tierra -dijo-. La tierra es como la mu-
–  Malvino, ¿no podrías callar ese blasfemia se confundió con el llanto jer de uno». El Rosalino gritó desde el
perro? quejumbroso del perro y el portazo del otro extremo: «¡Tal cual, que te la pega
Furtivo al entrar. Dijo Matías Celemín, con el primero que llega!». Mamés, el
Salió el tabernero y desde dentro se
resollando como si terminara de hacer Mudo, hacía muecas junto al Furtivo,
oyó el puntapié y el aullar dolorido del
un largo camino: unas muecas aspaventeras como cada
animal en fuga. En la estancia pareció
aumentar la tensión al regresar el Mal- –  Buena está cayendo. Los relejes vez que se ponía nervioso. Matías Ce-
la llanura número 135 - agosto de 2020 pág. 7

lemín voceó de pronto: «¡Calla Mudo, los cristales empañados. Pero nadie se fue un bramido racheado el que sacu-
leche, que mareas!». El Frutos, el Ju- movió aún. Únicamente al alzarse so- dió los campos con furia y las espigas
rado, dijo entonces: «¿Y si cantara el bre el silencio el ronco quiquiriquí del empezaron a pendulear, aligerándose
Virgilio?». Y, como si aquello fuera gallo blanco del Antoliano, el Rosalino de escarcha, irguiéndose progresiva-
una señal, vocearon simultáneamente se puso en pie y dijo: «Venga, vamos». mente a la dorada luz del amanecer.
de todas las mesas: «¡Venga, Virgilio, La Sabina sujetaba al Pruden por un Los hombres, cara el viento, sonreían
tócate un poco!». Agapito, el Peatón, brazo y le decía: «Es la miseria, Acis- imperceptiblemente, como hipnoti-
empezó a palmear el tablero acompa- clo, ¿te das cuenta?». Fuera, entre los zados, sin atreverse a mover un solo
sadamente con las palmas de las ma- tesos, se borraban las últimas estrellas músculo por temor a contrarrestar los
nos. El Justito, que desde hacía dos ho- y una cruda luz blanquecina se iba ex- elementos favorables. Fue el Rosalino,
ras bebía sin parar del porrón, levantó tendiendo sobre la cuenca. Los relejes el Encargado, quien primero recuperó
su voz sobre los demás: «¡Dale, Virgi- parecían de piedra y la tierra crepitaba la voz y volviéndose a ellos dijo:
lio, la que sea sonará!» y el Virgilio ca- al ser hollada como cáscaras de nue- – ¡El viento! ¿Es que no lo oís? ¡Es
rraspeó por dos veces y se arrancó por ces. Los grillos cantaban tímidamente el viento!
«El Farolero» y el Agapito y el Rabino y desde lo alto de la Cotarra Donalcio
Grande batieron palmas y, a poco, el llamaba con insistencia un macho de Y el viento tomó sus palabras y las
Frutos, el Guadalupe, el Antoliano y el perdiz. Los hombres avanzaban cabiz- arrastró hasta el pueblo, y entonces,
José Luis se unieron a ellos. Minutos bajos por el camino y el Pruden tomó como si fuera un eco, la campana de
más tarde, la taberna hervía y las pal- al Nini por el cuello y a cada paso le la parroquia empezó a repicar alegre-
mas se mezclaban con las voces enlo- decía: «¿Saldrá el norte, Nini? ¿Tú mente y, a sus tañidos, el grupo ente-
quecidas entonando desafinadamente crees que puede salir el norte?». Mas ro pareció despertar y prorrumpió en
viejas y doloridas canciones. El humo el Nini no respondía. Miraba ahora la exclamaciones incoherentes y Mamés,
llenaba la estancia y Malvino, el taber- verja y la cruz del pequeño camposan- el Mudo, babeaba e iba de un lado a
nero, recorría las mesas y colmaba los to en lo alto del alcor y se le antojaba otro sonriendo y decía: «Je, je». Y el
vasos y los porrones sin cesar. Fuera, que aquel grupo de hombres abatidos, Antoliano y el Virgilio izaron al Nini
la luna describía sigilosamente su ha- adentrándose por los vastos campos de por encima de sus cabezas y voceaban:
bitual parábola sobre los tesos y los te- cereales, esperaba el advenimiento de – ¡Él lo dijo! ¡El Nini lo dijo!
jados del pueblo y la escarcha iba cua- un fantasma. Las espigas se combaban,
jando en las hortalizas y las argayas. cabeceando, con las argayas cargadas Y el Pruden, con la Sabina sollo-
de escarcha y algunas empezaban ya a zando a su cuello, se arrodilló en el
El tiempo había dejado de existir negrear. El Pruden dijo desoladamen- sembrado y se frotó una y otra vez la
y al irrumpir en la taberna la Sabina, te, como si todo el peso de la noche cara con las espigas, que se desgrana-
la del Pruden, los hombres se miraron se desplomara de pronto sobre él: «El ban entre sus dedos, sin cesar de reír
ojerosos y atónitos, como preguntán- remedio no llegará a tiempo». alocadamente.
dose la razón por la que se encontra- Las ratas.
ban allí congregados. El Pruden se fro- Abajo, en la huerta, las hortalizas Miguel Delibes
tó los ojos y su mirada se cruzó con la estaban abatidas, las hojas mustias,
mirada vacía de la Sabina y, entonces, chamuscadas. El grupo se detuvo en
la Sabina gritó: los sembrados encarando el Pezón de
Torrecillórigo y los hombres clavaron
–  ¿Puede saberse qué sucede para sus pupilas en la línea, cada vez más
que arméis este jorco a las cinco de la nítida, de los cerros. Tras la Cotarra
mañana? ¿Es que todo lo que se os ocu- Donalcio la luz era más viva. De vez
rre es alborotar como chicos cuando la en cuando, alguno se inclinaba sobre el
escarcha se lleva la cosecha? -Avanzó Nini y en un murmullo le decía: «Será
dos pasos y se encaró con el Pruden-: tarde ya, ¿verdad, chaval?». Y el Nini
Tú, Acisclo, no te recuerdas ya de la respondía: «Antes de asomar el sol es
helada de Santa Oliva, ¿verdad? Pues tiempo. Es el sol quien abrasa las es-
la de esta noche aún es peor, para que pigas». Y en los pechos renacía la es-
lo sepas. Las espigas no aguantan la peranza. Pero el día iba abriendo sin
friura y se doblan como si fueran de pausa, aclarando los cuetos, perfilando
plomo. la miseria de las casas de adobes y el
cielo seguía alto y el tiempo quedo y
Repentinamente se hizo un silencio
los ojos de los hombres, muy abiertos,
patético. Parecía la taberna, ahora, la
permanecían fijos, con angustiosa avi-
antesala de un moribundo donde nadie
dez, en la divisoria de los tesos.
se resolviera a afrontar los hechos, a
comprobar si la muerte se había deci- Todo aconteció de repente. Primero
dido al fin. Una vaca mugió plañidera- fue un soplo tenue, sutil, que acarició
mente abajo, en los establos del Pode- las espigas; después, el viento tomó
roso y como si esto fuera la señal espe- voz y empezó a descender de los cerros
rada, el Malvino se llegó al ventanuco ásperamente, desmelenado, combando
y abrió de golpe los postigos. Una luz las cañas, haciendo ondular como un
difusa, hiberniza y fría se adentró por mar las parcelas de cereales. A poco, Luis J. Martín García-Sancho
pág. 8 la llanura número 135 - agosto de 2020

Mutis — Guapa, toma este papel y este


bolígrafo y dibuja lo que quieras.
los intereses de la niña, que hoy será ya
una mujer hecha y derecha y sin duda
habrá olvidado este episodio. Y es que
Un querido compañero me pre- Fue mano de santo. La niña pasó yo para ella solo tuve una relativa im-
guntó recientemente cuál había sido el el resto de la sesión concentrada en portancia durante la media hora en que
momento más importante que yo había el papel, dibujando algo concienzu- se dedicó a dibujar a aquel tipo absur-
vivido en un Juzgado en mis treinta y damente, torciendo mucho la cabeza do, vestido con una capa negra, que de-
muchos años de carrera como aboga- y sacando la lengua, como hacen los cía cosas incomprensibles con mucha
do. Supongo que cuando se va acercan- niños cuando quieren fijar la atención seriedad. Pero aquella niña sí que ha
do la hora de ir pensando en recoger en una tarea delicada. Al terminar la tenido una influencia importante en mi
los bártulos y hacer mutis por el foro vista y despejada la Sala, Su Señoría vida. Se trata de una de esas historias
(nunca mejor dicho) es cuando uno se me pidió que me quedara un momento: mínimas pero germinales, que parecen
hace este tipo de preguntas insolubles, — José Félix, mira lo que ha puesto irrelevantes cuando suceden, pero que
cuyas respuestas suelen venir siempre la niña en el folio que le di… acaban por crecer y crecer hasta adqui-
contaminadas por la vanidad y la nos- rir las proporciones de un destino.
talgia. Él me refirió un importante jui- Bajo el tosco dibujo de un monigo-
cio mediático que había llevado en los te, que sin embargo era evidentemente Hoy, que va llegando uno a su par-
peores tiempos de la banda terrorista mi retrato, la niña había escrito torpe- ticular “Beatus ille”, y ha de empezar
ETA. Yo le contesté contándole la mo- mente, con letras irregulares y temblo- a destruir las toneladas de documentos
desta historia que me propongo relatar rosas: “me abría gustado que serías que constituyen un archivo acumulado
aquí. mi abogado”. Yo, que entonces era durante decenios y rescatar solamen-
joven y arrogante, me limité a soltar te aquellas cosas imprescindibles, me
Sucedió en el Juzgado de Arévalo, una carcajada y abandoné el papel con doy cuenta de que el único papel que
en la segunda mitad de los años ochen- suficiencia sobre la mesa. Creo que de verdad me gustaría haber conser-
ta. Estaba a la sazón de Juez Julián aunque me hubiera llevado el folio en vado lo dejé abandonado displicen-
Senovilla. Recuerdo pocas cosas del la mano, a la salida del Juzgado hubie- temente, sin remedio y para siempre,
pleito en cuestión, creo que se trataba ra hecho con él una bola para arrojarlo aquella mañana de hace muchos años
de un asunto matrimonial. El caso es a la primera papelera de la calle. Así en el estrado del Juzgado de Arévalo.
que en la Sala de Audiencias había una somos los hombres, patéticas criaturas: Un papel con el retrato del monigote
niña de unos ocho o nueve años que se “¡Oh, el hombre, tan elegante el hom- que yo era entonces y el deseo inocen-
encontraba implicada indirectamente bre, con una flor de estiércol en el ojal te de una niña doblemente inocente.
en la suerte del litigio. Yo defendía a la de la solapa! “, escribió León Felipe. Dice mi amigo que chocheo. Es muy
parte contraria. La niña, que tenía una Pues así era yo en aquel tiempo: tan posible, pero lo cierto es que por mi
ligera discapacidad mental, no dejaba elegante, con una flor de estiércol en el parte todo lo demás puede tirarse a la
de moverse, de hablar y de hacer rui- ojal de la solapa trituradora.
dos que perturbaban constantemente la
marcha del juicio. Entonces el Juez se José Félix Sobrino
Quiero pensar que mi intervención
dirigió a ella cariñosamente: profesional no influyó ni un ápice en

https://i.blogs.es/
la llanura número 135 - agosto de 2020 pág. 9

Arévalo, Ciudad Literaria

Equipo de redacción de “La Llanura”.


Arévalo, año de 1926.

radores y poetas que aportan lo mejor


Arévalo, la conocida Ciudad de los Devesa, Andrés Gay San Pedro, Cons-
de ellos mismos.
cinco linajes, en virtud de sus méritos tancio Rodero... todos ellos ya desapa-
literarios, oficialmente hoy, 23 de abril recidos. Después de esta singladura por los
del lamentable año de 2020, goza ya de que fueron y los que hoy son, Aréva-
Poetas ubicados o viviendo en Aré-
un nuevo galardón o blasón que añadir lo, pienso, bien se merece el blasón de
valo fueron Luis López Prieto, Cons-
a su rico escudo heráldico, el de “Muy “La Muy Literaria”.
tantino de Lucas, José Antonio Arribas
Literaria Ciudad de Arévalo”.
y Eduardo Ruiz Ayúcar, entre otros... El guante está lanzado.
Hecha esta salvedad y al objeto de
Poetas más jóvenes, coetáneos Por mi parte, recordar que los pue-
rendir homenaje a todos aquellos que
arevalenses y colaboradores son Luis blos no solo son grandes por su ex-
con sus plumas hicieron posible esta
Felipe Prieto Vara, Adolfo Yáñez, Ri- tensión geográfica o demográfica, los
aventura de la que hoy todos gozamos,
cardo Bustillo (hijo), Emilio Oviedo pueblos son grandes también por su
poetas y escritores arevalenses y co-
Perrino, Andrés Royuela, Francisco cultura.
marcanos, como vivo testigo y juglar
Javier Rodríguez, Ricardo José Gómez
de mis raíces, me voy al recuerdo de Cuando un pueblo tiene la afición
Tovar, Javier de Andrés, Susana Sáez
Eulogio Florentino Sanz, Nicasio Her- por la lectura, por la música, la poesía
Muñoyerro, Félix Sobrino, Juan Mar-
nández Luquero, Julio Escobar Cubo, o el teatro, cuando hace los equilibrios
tín García, Ignacio Martín García...
Marolo Perotas Muriel, Mariano Gil entre fantasía y disparate, solo enton-
Marinas, Emilio Romero Gómez, Del equipo de redacción de “La ces es un pueblo grande. Porque por la
Mamerto Pérez Serrano, Félix Pérez Llanura”: Luis José Martín García- cultura se evita la injusticia, por la cul-
Serrano, Miguel González, Dionisio Sancho, Fabio López, Juan Carlos Ló- tura se hace la convivencia, se es más
Gallego, Maximiliano Clavo, Gerardo pez Pascual, Javier S. Sánchez, Julio feliz y se vive mejor.
Muñoz, Emilio García Vara, Leandro Jiménez, entre otros rapsodas, colabo- Segundo Bragado

PROGRAMACIÓN CULTURAL: Por su parte, el 30 de agosto, domingo, en la misma plaza


de la Villa y a las 21:30 horas, tendrá lugar un espectáculo
Recuperamos el cuadro de actividades culturales que
flamenco que, con el título “Alendoy”, estará a cargo de la
está previsto se realicen en las próximas fechas:
compañía Suena Flamenco.
- El día 15 de agosto, La Coral “La Moraña” celebrará
Estas actuaciones, organizadas por la Concejalía de Cul-
la IV edición de “Música en la calle”. Será a las 21:00
tura del Excmo. Ayuntamiento de Arévalo, se inscriben
horas, en la plaza de la Villa de nuestra localidad.
dentro de la programación de Circuitos Escénicos con la
- El domingo 16 de agosto, a las 21:30 horas, también en colaboración de la Junta de Castilla y León y la Diputa-
la plaza de la Villa, el cuarteto “Lágrimas negras” ofre- ción de Ávila.
cerá un concierto compuesto por una amplia selección
de boleros. Más información en : http://la-llanura.blogspot.com.es/
pág. 10 la llanura número 135 - agosto de 2020

Nuestros poetas Preludio


Mientras la sombra pasa de un santo amor, hoy quiero
poner un dulce salmo sobre mi viejo atril.
Acordaré las notas del órgano severo
al suspirar fragante del pífano de abril.
Noches del mes de junio 
Madurarán su aroma las pomas otoñales;
Alguna vez recuerdo la mirra y el incienso salmodiarán su olor;
ciertas noches de junio de aquel año, exhalarán su fresco perfume los rosales,
casi borrosas, de mi adolescencia bajo la paz en sombra del tibio huerto en flor.
(era en mil novecientos me parece
cuarenta y nueve) Al grave acorde lento de música y aroma,
porque en ese mes la sola y vieja y noble razón de mi rezar
sentía siempre una inquietud, una angustia pequeña levantará su vuelo suave de paloma,
lo mismo que el calor que empezaba, y la palabra blanca se elevará al altar.
nada más Antonio Machado.
que la especial sonoridad del aire
y una disposición vagamente afectiva.
Eran las noches incurables
y la calentura.
Las altas horas de estudiante solo
y el libro intempestivo
junto al balcón abierto de par en par (la calle
recién regada desaparecía
abajo, entre el follaje iluminado) Soneto de la rancia España
sin un alma que llevar a la boca.
Cuántas veces me acuerdo Hay personas de pensamiento fiero
de vosotras, lejanas que embisten, odian, excluyen, censuran,
noches del mes de junio, cuántas veces gente airada de corazón de acero,
me saltaron las lágrimas, las lágrimas como hijos de la victoria maduran.
por ser más que un hombre, cuánto quise Solo hay libertad dentro de su fuero
morir y con gran resentimiento aseguran,
o soñé con venderme al diablo, igual que el violento carcelero,
que nunca me escuchó. que a toda idea contraria trituran.
Pero también
la vida nos sujeta porque precisamente Ellos deben vencer, sin duda alguna,
no es como la esperábamos. tapando a quien les lleve la contraria
Jaime Gil de Biedma. aunque sean escritores ya muertos.
Esa España victoriosa y bajuna,
España trasnochada y reaccionaria,
no perdona a perdedores inciertos.
Luis José Martín García-Sancho.
Contemplando en el claustro de Santa María la Real de Nieva
el capitel de agosto en el calendario agrícola.
Con el mayal al hombro del mes de agosto, en el año romano
contemplando, quiero los granos de mi vida ir machacando,
con dos palos y una fuerte cuerda de ilusiones,
cual hija de labrador que- en esta vida- es mi “diploma humano”.
Y machacar mezclando los granos buenos con los malos
es un error que- aunque parezca sencillo- no comete el labrador.
Que los dulces recuerdos y vivencias son agua bendita para el alma
y se pone tan ufana ella, que impulsa en suavidad su vida entera.
Termina pronto, mocita buena, con firmeza sigue la faena.
Arrastra ya el centeno, y ve trillando ahora en la era.
Deja tus pensares, da vueltas y vueltas; y rauda separa.
Deja los rastrojos, no mezcles de la vida la alegría con la pena.
Pilar Pérez Merinero.
Laguna Rodrigo
(Sta. María la Real de Nieva)
la llanura número 135 - agosto de 2020 pág. 11

Centro de Estudios Bercialeños “El Calvache”


Hace ahora un año, la Asociación cisos que dieran lugar a la inscripción
Cultural “La Alhóndiga de Arévalo” oficial de la entidad en los Registros
participó, en la vecina localidad de Oficiales a partir del acta fundacional
elnortedecastilla.es
Bercial de Zapartiel, en la presentación que se levantó en la presentación de
del Centro de Estudios Bercialeños “El aquel 10 de agosto de 2019.
Calvache”. Se trata este de una entidad
En diciembre de 2019 se convocó
que se localiza en aquella población,
una asamblea extraordinaria que sirvió
que forma parte de la comarca de “La
para proponer las actividades que for-
Tierra de Arévalo”, y que, promovida
marían parte de la programación para
por distintas personas del mismo Ber-
el inmediato año 2020.
cial de Zapardiel, y también de Mam-
blas, Fuentes de Año y Arévalo, entre La programación prevista se plas-
otras, pretende servir para recoger, es- ma en las siguientes líneas:
tudiar, aunar y divulgar el patrimonio
Estudio sobre topónimos. Buscan-
cultural de esa localidad y otras cerca-
do los nombres que han tenido los mientos), superficie, tipos y siste-
nas a ella.
distintos parajes del término muni- mas de cultivo, rendimientos, pro-
La presentación oficial, como de- cipal y los nombres de las calles de ducción agrícola y ganadera.
cimos, tuvo lugar el 10 de agosto de Bercial de Zapardiel, desde 1751
2019 y en ella participaron, además de (Catastro de la Ensenada) hasta el - La organización de la vida
uno de los principales promotores del año 2019. comunitaria: régimen jurídico,
Centro de Estudios, Bruno Coca Are- impuestos y gastos, población,
Estudio sobre localismos. Palabras estructura social, toponimia y ge-
nas, el profesor de Historia Serafín de
utilizadas en nuestra zona geográfi- nealogía.
Tapia y un representante de la Asocia-
ca y cuyo significado solo es enten-
ción “La Alhóndiga”. - La organización económica:
dible íntegramente por la gente que
En aquella presentación se marca- vive o ha vivido en nuestro pueblo industria, medidas, valores y pre-
ron las pautas de trabajo que querían o comarca. cios.
llevarse a cabo a lo largo de los me- Estudio fauna y flora en el térmi-
Estudio genealógico del apellido
ses siguientes y que se fundamentaban no municipal de Bercial de Za-
Arenas en Bercial de Zapardiel de
primordialmente en recopilar estudios pardiel. Mediante este trabajo se
1593 a 2019. Búsqueda de las fuen-
sobre: Historia, Naturaleza y Medio quiere estudiar lo más destacado de
tes documentales en las que pueda
Ambiente, Etnografía, Toponimia, la biodiversidad en el término mu-
encontrarse información sobre los
Genealogía local, Arqueología y otras nicipal de Bercial, donde se inclui-
antepasados relacionados con este
disciplinas que han de servir para con- rán numerosos aspectos de la flora
concreto apellido bercialeño.
formar un compendio lo más completo y la fauna del pueblo. El trabajo
posible relacionado con la localidad y Bercial de Zapardiel en el Catas- incluiría textos descriptivos, imá-
lugares adyacentes. tro del Marqués de la Ensenada. genes, dibujos y planos, para dar a
Estudio del libro original del Es- conocer la riqueza y la diversidad
Los siguientes meses, de agosto a
tado Secular, 1751. A través del de la fauna del término municipal.
diciembre de 2019, sirvieron para ir
texto del Catastro de Ensenada se El estudio se estructurará sobre los
preparando documental, contactando
pretende recopilar la información ecosistemas, las especies vegetales
con personas interesadas en formar
específica correspondiente a: superiores, el medio agrícola y el
parte del Centro de Estudios y forma-
lizando lo necesario para realizar los -La organización del espacio medio acuático.
trámites legales y administrativos pre- (tierras cultivadas y aprovecha- Redacción

La Llanura
pág. 12 la llanura número 135 - agosto de 2020

Clásicos Arevalenses
Fiestas y paisajes
En los albores de Junio, Arévalo
celebra todos los años sus tradicio-
nales Ferias y Fiestas. Es, cuando la
Prima­vera se adorna con sus mejores
galas, como esa novia can­dorosa que
se acerca al Altar para llevar ante Dios
la solemne confirmación de una pro-
mesa.
Es, cuando la Naturaleza, en ple-
na floración, embalsa­ma el ambiente
con sus pinos sangrantes y diversidad
de flores silvestres, entre las que des-
tacan, por su abundancia en la llanura
de Arévalo, los extensos tomillares de
mora­da escarapela con cintas flotan-
tes: estudiantina que, en si­lencio, canta
con un quietismo solemne, la paz de la
cam­piña castellana. En el programa oficial de las Ferias y Fiestas en la Ciudad de Arévalo de junio
Arévalo, como un barco gigantesco de 1951, nos encontramos este excepcional articulito, con poema incluido, de
anclado entre los ríos Adaja y Arevali- uno de los más sensibles y emotivos escritores que haya tenido nuestra Ciudad,
llo, celebra «a bordo» sus tradiciona­les Miguel González.
fiestas, a las que concurren las gentes
labradoras de la comarca para compar- tadas, a hierba fresca de ribera; olor se desliza suavemente
tir, con la «marinería» del «barco» la a campo, a campo de la vieja Castilla lo mismo que una serpiente,
alegría de estos días de fiesta grande. labradora... mientras canta el ruiseñor.
Desde «cubierta» contemplan, con le- Pone sus galas de plata
...Van quedando, en las eras,
gítima satisfacción, la llanura, mar in­ la luna, sobre el cristal
las mieses hacinadas después,
menso de mieses verdes y ondulantes, de la fuente, que desata
pasan por ellas, las yuntas, ya,
promesa de próxi­ma recompensa al su constante serenata nocturnal.
cansadas, y crujen, bajo el peso
trabajo campesino. Y, su endecha, el ruiseñor,
del trillo, las espigas...
en el árbol, junto al río,
La campiña castellana ríe, y espera Llegada la noche, un silencio im- canta... canta con amor
la madurez de su fruto... y el hombre, ponente invade la lla­nura, y, al claro de lo mismo que un trovador,
espera también... luna, se divisan los oscuros mancho- con aire de desafío...
Arévalo ofrece a su colonia vera- nes de pinares lejanos... Sobre el duro ......
niega, que aumenta de año en año, un rastrojo reparan su fa­tiga los segado- Huye el río bajo el puente
paisaje vario, grato y alegre; llanura res... Ladra un mastín en la era... Lue- al ritmo de su rumor.
fértil, pinares extensos, riberas pobla- go, silencio, silencio... Los mozos, so- La luna, coquetamente,
das de hermoso arbolado, auroras aro- bre las mieses trilladas, van quedando se está mirando en la fuente
madas de tomillo, de romero, de bálsa- dormidos mirando a las estrellas, y en mientras canta el ruiseñor.
mo, de pino... esa paz augusta de la noche estival...
Miguel González
En sus crepúsculos de suave poli- Huye el río bajo el puente Programa de Ferias y Fiestas.
cromía, hay olor a mieses recién cor- al ritmo de su rumor; Arévalo, año de 1951.