Atte: Policía de Investigaciones de Chile Santiago, 22 de Enero de 2011 Jefatura Nacional de Asuntos Públicos (JENAPU) Código de Área 02 General

Mackenna Nº 1314, Santiago Ref.: Políticas de trabajo con personal externo

Estimados me dirijo a ustedes como representante de la Asociación Escéptica de Chile AECH, para conocer su opinión con respecto al tema de los detectives psíquicos, que en reiteradas ocasiones, han sido objeto de controversia al afirmar públicamente que son parte consultante de la PDI. Mucho de nosotros hemos escuchado o visto en innumerables medios de comunicación, el hecho que cada vez que desaparece una persona o se produce un asesinato, que lindan con lo extraño e insólito, la aparición de ciertos personajes con supuestos poderes especiales que colaboran y ayudan a la policía a esclarecer casos y descubrir pistas que nadie, absolutamente nadie antes que ellos habían imaginado. Creer en poderes extraños y sobrenaturales es propio del pensamiento mágico y de la etapa primitiva de la humanidad; pero encontrarse en la actualidad, con este tipo de pensamiento es verdaderamente preocupante. Puedo entender que algunas personas se crean psíquicas o dotadas de un don especial (la psicopatología y la charlatanería da para todo), pero que instituciones oficiales como la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), que por Ley debe constituirse como organismos científico y técnico, recurra a estas personas en sus investigaciones es algo que como asociación escéptica nos tiene intrigado y necesitamos una declaración oficial. Isabel Cristina Ávila (la psíquica de Chimbarongo) es un claro ejemplo de este tipo de personajes que dice ser parte consultante de la PDI. La aludida manifiesta haber participado en el caso de la pequeña Madeleine McCann con la policía de Portugal y tener fuertes nexos con ustedes y el Ejército de Chile. Afirma incluso la obtención de una medalla al mérito, entregada por el mismísimo General Cheyre, debido a su participación y colaboración en el caso ANTUCO. Hemos escrito tres mails a la PDI, pidiendo nos aclare esta situación puesto que consideráramos como asociación escéptica que existen efectos

nocivos en la participación de estos personajes en las investigaciones y hasta el momento no hemos recibido una respuesta satisfactoria de la Policía . A mí juicio los efectos adversos de los detectives psíquicos son: 1- Entorpecen la investigación de los verdaderos profesionales. 2- Crean falsas expectativas en los familiares de las víctimas. 3- Buscan prensan para vender y ofertarse a sí mismos. (Lo que es su verdadero negocio) Ante estos antecedentes y los hechos expuestos es que solicito a la PDI, un pronunciamiento oficial sobre el tema y una aclaración pública que permita discernir la colaboración o no de estos supuestos detectives psíquicos en las actividades oficiales de la Policía de investigaciones de Chile.

Saludos Cordiales.

Ps. Crystian Sánchez, Presidente de la AECH. Asociación Escéptica de Chile www.aech.cl

Santiago, 22 de Enero de 2011

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful