CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE ICA SALA MIXTA DESCENTRALIZADA DE CHINCHA EXPEDIENTE : N°2008-533.

DEMANDANTE : YARI LUZ CARMONA PALOMINO
DEMANDADO CAYLLAHUA : EMILIANO JULIO CHANCASANAMPA

MATERIA

: DIVORCIO POR CAUSAL DE VIOLENCIA FISICA Y PSICOLOGICA.

RESOLUCIÓN Nº 11 Chincha, veinticuatro de enero Del año dos mil once.VISTOS: Observándose las formalidades previstas por el artículo ciento treinta y ocho del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial; interviene como Juez Superior Ponente el señor doctor Fidel Zárate Zúñiga; y, I CONSIDERANDO: PRIMERO: DE LA RESOLUCION EN CONSULTA Viene en consulta la Sentencia contenida en la resolución número veinte fechada el diecinueve de octubre del año dos mil diez, corriente a fojas ciento nueve y siguientes, que declara FUNDADA la demanda de fojas treinta y ocho a cuarenta y cuatro interpuesta por doña Yari Luz Carmona Palomino en contra de su esposo Emiliano Julio Chacasanampa Cayllagua y el Representante Legal del Ministerio Público, sobre divorcio absoluto por la causal de Violencia física y psicológica cometida por el cónyuge demandado en agravio de la cónyuge demandante y menores hijas: Yari y Nicoll Chancasanampa Carmona en consecuencia : DECLARARON:

Primero: La disolución del vínculo matrimonial contraído por la demandante Yari Luz Carmona Palomino con el demandado Emiliano Julio Chancasanampa Cayllagua por ante el Registro del estado civil de la municipalidad Distrital de Pueblo Nuevo, provincia de Chincha, departamento de Ica con fecha dos de diciembre del año mil novecientos noventa y dos y para cuyos efectos deberá cursarse el oficio respectivo a la citada Municipalidad Distrital para la anotación que haya ligar así como los partes pertinentes al Registro Personal de los Registros Públicos de esta ciudad y por fenecido el régimen de sociedad de gananciales; Segundo: Ordeno que la tenencia y la patria potestad de las menores Yari Y Nicoll Chancasanampa Carmona continúe siendo ejercida por la demandante en su calidad de madre biológica mientras tanto el padre queda suspendido en su ejercicio; Tercero: Ordeno que el demandado Emiliano Julio Chancasanampa Cayllagua continúe acudiendo a favor de la demandante y de sus dos menores hijas la pensión alimenticia fijada en el expediente Nro. 243-2006 proceso sobre aumento de alimentos seguido por ante el Juzgado de Paz Letrado del distrito de Pueblo Nuevo a quien se le devolverá oportunamente el indicado expediente; Cuarto: se fija un régimen de visitas a favor del demandado respecto de sus menores hijas los días sábados y domingos de nueve a doce del día en el domicilio de la demandante sin externaciòn; Quinto: se ordena al demandado Emiliano Julio Chacasanampa Cayllagua el pago de una indemnización por daño moral a favor de la demandante doña Yari Luz Carmona Palomino ascendente a la suma de Mil Quinientos Nuevos Soles; con lo demás que contiene y es materia de grado.

SEGUNDO.- DE LA CONSULTA: 2.1 “La consulta es un mecanismo legal obligatorio destinado a la revisión de oficio de determinadas resoluciones judiciales, cuya finalidad es la de aprobar o desaprobar el contenido de ellas previniendo el cometer irregularidades, malas prácticas legales o erróneas interpretaciones jurídicas, todas vez que la finalidad abstracta del proceso es la de lograr la paz social en justicia”.1 2.2 En el caso concreto la consulta objeto de la absolución se sustenta en el imperativo que contiene el artículo trescientos cincuenta y nueve del Código Civil, pues tiene que ver con sentencia recaída en proceso sobre divorcio. TERCERO.- ANTECEDENTES: 3.1 Se aprecia de los actuados que mediante escrito de fojas treinta y ocho y siguientes, doña Yari Luz Carmona Palomino plantea demanda sobre divorcio por las causales de violencia física y psicológica, dirigiéndola contra su esposo don Emiliano Julio Chancasanampa Cayllahua y que por tal motivo se declare la disolución del vínculo matrimonial, el fin de la sociedad de gananciales, la patria potestad de las menores hijas a cargo de la recurrente, igualmente la tenencia de las mismas, que se mantenga la prestación alimentaria establecida en el expediente de la materia, con régimen de visitas cerrado, el pago de una indemnización por daño moral, más costas y costos. 3.2 Es contestada por el Ministerio Público según escrito de fojas cuarenta y siete y siguientes, señalando que debe
1

Cas. Nº 2279-99-Callao, publicada en el diario oficial El Peruano el 17 de

setiembre del 2000.

declararse fundada en parte, con el fundamento que no se trata de proceso que tiene como causal el inciso doce del artículo trescientos treinta y tres del Código Civil y que en todo caso ha debido invocarse el artículo trescientos cincuenta y dos del acotado. CUARTO.- EL MATRIMONIO; SU QUIEBRE: 4.1 El artículo cuarto de nuestra Carta Magna protege a la familia y promueve el matrimonio como célula de la sociedad y como tal en principio no pueden ser mal entendidas las normas que contiene el Código Civil con el propósito orientado a su conservación. 4.2 El matrimonio y la familia que protegen la Constitución y el Código Civil, es el de una pareja que con todas las dificultades propias de una convivencia, mantiene su esencia en el amor, la relación sexual, la comprensión y el entendimiento; esto es el afecto y el respeto entre un hombre y una mujer, que en doctrina se denomina “matrimonio sano”, que permite las relaciones de familia basados en la confianza, amistad y afecto recíprocos de sus miembros. Su antítesis es el divorcio que viene a ser la perturbación de esta buena relación que la hiere en niveles profundos que no puede esperarse que la vida en común continúe de acuerdo con la esencia que le dio origen. 4.3 Álex Plácido Vilcachagua dice “La concepción del divorcio como sanción se basa en la idea de que aquel se funda en uno o más incumplimientos graves o reiterados de los deberes conyugales imputables a uno de los cónyuges, que se traduce en la finalidad del matrimonio, por lo que el otro cuenta con interés legítimo para demandar; si no le fuera dable imputarle alguno de los incumplimientos aludidos que la ley denomina como “causales”, faltaría el sustento mismo de la acción. La

concepción del divorcio como remedio se sustenta en la trascendencia de la frustración de la finalidad del matrimonio, en la ruptura de la vida matrimonial, con prescindencia de si uno o ambos cónyuges son responsables de ello, por lo que cualquiera de ellos tiene interés legítimo para demandar. La diferencia sustancial entre la concepción del divorcio sanción y del divorcio remedio reside en que la primera considera que la causa del conflicto conyugal es la causa del divorcio, mientras que la segunda entiende que el conflicto es, él mismo, la causa del divorcio, sin que interesen las causas de ese conflicto…”.2 QUINTO.- EVALUACIÓN DE LA VENIDA EN GRADO: 5.1 Es objeto de consulta la sentencia que obra de fojas ciento nueve y siguientes, la misma que declara fundada la que fuera interpuesta por doña Yari Luz Carmona Palomino por la causal violencia física y psicológica, con los fundamentos que la contiene. 5.2 Al respecto, siguiendo a Alex Plácido Vilcachagua, “La denominada violencia física está referida a los daños corporales que sufre un cónyuge por la acción del otro. La jurisprudencia ha precisado que la violencia física supone crueldad en el trato y se manifiesta mediante maltratos que producen daño material visible. Ello conlleva la intención del cónyuge agresor de hacer sufrir físicamente al otro. La consideración de esta causal es independiente del juzgamiento que procedería realizar en sede penal por las lesiones sufridas, sea por configurar un delito o una falta, por lo que el juez de familia puede resolver la
2

las Causales de Divorcio y Separación de Cuerpos en la Jurisprudencia

Civil; Gaceta Jurídica, octubre del 2008, Pág. 15.

demanda de divorcio por esta causal si llega al convencimiento de la prueba del hecho imputado, lo que evitará la existencia de sentencias contradictorias. La probanza de esta causal consistirá en el examen del estado físico del cónyuge afectado”.3 5.3 Ahora evaluando los de la materia, se advierte de los recaudos de la demanda, copia certificada de procesos anteriores sobre violencia familiar y de aumento de alimentos, que han permitido anexar los expedientes originales, salvo el caso de alimentos que se ha hecho en copia certificada por su estado de ejecución; los procesos en referencia obviamente favorecen un mejor pronunciamiento. Previamente sin embargo debemos señalar que el respectivo matrimonio civil se cumplió el dos de diciembre de mil novecientos noventa y dos, por ante la Municipalidad Distrital de Sunampe, provincia de Chincha, departamento de Ica; que de esta relación provinieron las menores Yari y Nicoll Chancasanampa Carmona, todo ello según las copias de las partidas de matrimonio y de fojas tres, cuatro y cinco, respectivamente; nacimiento de también es

menester destacar que a fojas cuarenta y dos corre una declaración jurada formulada por ambas partes señalando domicilio diferentes y con firmas legalizadas notarialmente, su fecha once de agosto del dos mil tres, mediante la cual hacen mención a la fecha de matrimonio, se anota que se encuentran separados de cuerpo por motivo de maltrato físico y psicológico del cónyuge; que tienen dos hijas menores de nombres Yari y Nicoll, las mismas que permanecen en poder de la madre; que el cónyuge hará entrega mensual de doscientos nuevos soles para la alimentación de dichas menores; que la visita a las mismas
3

Las Causales de Divorcio y Separación de Cuerpos en la Jurisprudencia

Civil, Gaceta Jurídica, octubre 2008.

las hará en horas accesibles y asimismo declara no molestar, ni agredir física ni psicológicamente a la esposa, que de lo contrario ésta persistirá en el divorcio definitivo. 5.4 Siendo así, examinando los acompañados, se verifica del a) Exp. 128-2004 originado con motivo de la denuncia formulada por el Ministerio Público, en fecha quince de noviembre del dos mil cuatro sobre Violencia Familiar por maltrato físico y psicológico, contra Emiliano Julio Chancasanampa Cayllahua, en agravio de Yari Luz Carmona Palomino; se basa en la solicitud de protección inmediata y atestado policial del cual formara parte un certificado médico que arroja un día de atención facultativa por cinco de incapacidad médico legal y otro, que indica dos días de atención facultativa por seis de incapacidad médico legal, por agresiones ocurridas el veintiséis de abril del dos mil cuatro y veinticuatro de junio del mismo año, respectivamente; pero además un informe psicológico que le diagnostica inestabilidad emocional, signos depresivos, sentimientos de miedo hacia el esposo por los continuos maltratos a la que ha sido expuesta; lo cual concluyó con sentencia del diecisiete de noviembre del dos mil cinco que la declara fundada, ordenando al demandado se abstenga de inferir nuevo maltrato físico o psicológico bajo apercibimiento de ley, como se ve de fojas setenta y uno y siguientes del expediente en mención. b) Exp. N° 243-2006, del cual fluye que con fecha cinco de mayo del dos mil seis la accionante formuló demanda de aumento alimentos que culminó con la sentencia de fojas veintiocho de dicho expediente, de fecha dieciocho de julio del dos mil seis que la declara fundada, confirmada por la de vista de fojas cuarenta y ocho y cuarenta y nueve y en consecuencia ordena el aumento del pago de ochenta nuevos soles a noventa nuevos

soles a favor de la cónyuge demandante y de ciento diez nuevos soles a ciento veinte nuevos soles para cada hija, lo que totaliza una entrega mensual de trescientos treinta nuevos soles. c) Exp. 130-2006 promovido por el Ministerio Público sobre violencia familiar por maltrato físico contra el demandado, sustentado en el atestado policial número setenta y ocho de fojas uno y siguientes, en el que se ha recabado un certificado médico que prescribe dos días de atención facultativa, por cinco días de incapacidad legal, dando lugar a la sentencia de fojas cuarenta y dos y siguientes de esa causa, su fecha catorce de noviembre del dos mil seis que la declara fundada por maltrato físico, disponiéndose como medida de protección, el impedimento de acoso a la víctima y como en el caso anterior, ordenando abstenerse el demandado de maltratar físicamente de cualquier forma y circunstancia a la agraviada, bajo apercibimiento de su detención corporal. d) Exp. N° 2008-472 organizado también a instancias del Ministerio Público el veintiuno de julio del dos mil ocho, contra Emiliano Julio Chancasanampa Cayllahua, esta vez en agravio de Yari Luz Carmona Palomino y la menor Yari Chancasanampa Carmona, sobre violencia familiar por maltrato psicológico, al que se recaudan los informes especializados de fojas once y doce, que como apreciación profesional diagnostica para la primera de las nombradas, reacción a estrés agudo asociado a conflictos intrafamiliares –maltrato psicológico moderado; y, para la segunda, que evidencia indicadores de maltrato psicológico; proceso que ha terminado con la sentencia del cinco de noviembre del dos mil ocho de fojas cuarenta y seis a cuarenta y ocho que declara fundada la demanda. Estando a lo anterior, esto es los reiterados pronunciamientos jurisdiccionales condenatorios que revelan la

persistencia de la conducta agresiva del demandado y la incapacidad de enmienda, conducen a determinar que ciertamente la demanda merece ser amparada; máxime cuando por propia declaración, el demandado, al tiempo de formular la declaración jurada del once de agosto del dos mil tres de fojas treinta y dos que se ha enunciado líneas antes, estaba consciente que el apartamiento de hecho de la pareja se producía por maltrato físico y psicológico inferido por su parte a su pareja. 5.5 Por lo demás si bien la patria potestad corresponde a los padres, puede suspenderse cuando como ahora se demuestra el maltrato psicológico en agravio de la menor; por ello deberá continuar tanto como la tenencia a cargo de la progenitora, con el régimen de visitas establecido para que el demandado pueda acceder hacia sus hijas, acorde con lo normado por los artículos setenta y cinco, ochenta y uno, ochenta y cuatro y demás pertinentes del Código de los Niños y Adolescentes; de igual forma corresponde la permanencia de la prestación de alimentos en los términos establecidos en el proceso N° 2432006 seguidos ante el Juzgado de Paz Letrado de Pueblo Nuevo, Chincha; lo mismo que el pago de la indemnización por daño moral acorde con el artículo trescientos cincuenta y uno del Código Civil, en el monto sentenciado toda vez que la accionante no ha probado adecuadamente el perjuicio ni la capacidad económica del contrario; con lo demás que contiene. POR ESTOS FUNDAMENTOS: APROBARON la Sentencia contenida en la resolución número veinte fechada el diecinueve de octubre del año dos mil diez, corriente a fojas ciento nueve y siguientes, que declara

FUNDADA la demanda de fojas treinta y ocho a cuarenta y cuatro interpuesta por doña Yari Luz Carmona Palomino en contra de su esposo Emiliano Julio Chancasanampa Cayllagua y el Representante Legal del Ministerio Público, sobre divorcio absoluto por la causal de Violencia física y psicológica cometida por el cónyuge demandado en agravio de la cónyuge demandante y menores hijas: Yari y Nicoll Chancasanampa Carmona en consecuencia : DECLARARON: Primero: La disolución del vínculo matrimonial contraído por la demandante Yari Luz Carmona Palomino con el demandado Emiliano Julio Chancasanampa Cayllagua por ante el Registro del estado civil de la municipalidad Distrital de Pueblo Nuevo, provincia de Chincha, departamento de Ica con fecha dos de diciembre del año mil novecientos noventa y dos y para cuyos efectos deberá cursarse el oficio respectivo a la citada Municipalidad Distrital para la anotación que haya ligar así como los partes pertinentes al Registro Personal de los Registros Públicos de esta ciudad y por fenecido el régimen de sociedad de gananciales; Segundo: Ordeno que la tenencia y la patria potestad de las menores Yari Y Nicoll Chancasanampa Carmona continúe siendo ejercida por la demandante en su calidad de madre biológica mientras tanto el padre queda suspendido en su ejercicio; Tercero: Ordeno que el demandado Emiliano Julio Chancasanampa Cayllagua continúe acudiendo a favor de la demandante y de sus dos menores hijas la pensión alimenticia fijada en el expediente Nro. 243-2006 proceso sobre aumento de alimentos seguido por ante el Juzgado de Paz Letrado del distrito de Pueblo Nuevo a quien se le devolverá oportunamente el indicado expediente; Cuarto: se fija un régimen de visitas a favor del demandado respecto de sus menores hijas los días sábados y

domingos de nueve a doce del día en el domicilio de la demandante sin externaciòn; Quinto: se ordena al demandado Emiliano Julio Chacasanampa Cayllagua el pago de una indemnización por daño moral a favor de la demandante doña Yari Luz Carmona Palomino ascendente a la suma de Mil Quinientos Nuevos Soles, con lo demás que contiene y los devolvieron. S.S MEZA MAURICIO ZÀRATE ZÙÑIGA LENG DE WONG

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful